saltar al contenido principal

Biografía

Rob Marshall

14/07/2015
(Madison, Wisconsin, EE.UU., 17/10/1960)
El cine como espectáculo
Rob Marshall

Hay quien entiende el cine como una fiesta estética, como un deleite audiovisual repleto de luces y música que no tiene por qué reflejar la realidad. Rob Marshall es uno de esos hombres que convierte las películas en espectáculos donde la música y la coreografía tienen un papel fundamental. 

Rob Marshall debutó en la industria audiovisual con Annie, una película para televisión que adaptaba el musical de Charles Strouse y Martin Charnin. La cinta contaba la historia de una niña de fuerte voluntad que se escapaba de un orfanato para buscar a sus padres. Pese a que no era una gran producción, y que el guion tenía lagunas, los bailes y la música llamaron la atención de la crítica y el público. Rob, que había trabajado como coreógrafo, demostró ya en su debut que sus virtudes estaban muy ligadas al espectáculo y a la teatralidad.

Tres años después estrenó Chicago, otra adaptación –esta vez para el cine- de un musical de teatro. Aquí todo era mucho más grande que en su trabajo anterior. Renée Zellweger, Catherine Zeta-Jones y Richard Gere a sus órdenes. Los años 20, el jazz, el crimen. Las apariencias, el enredo, la mentira. ¿Podría haber mejor combinación para un director amante de la ostentación? Todo estaba en el lugar correcto para que Rob pudiese convertir la historia de dos mujeres encarceladas en un musical de éxito. Humor negro, drama de prisión y juzgados, el sueño de una joven cantante: todo en uno. La película recibió 13 nominaciones a los Oscar, entre ellas una a mejor director. Y se llevó 6, incluido el de mejor film del año.

Tras demostrar su capacidad para dirigir una gran producción, tuvo la oportunidad de abordar un trabajo todavía más ambicioso con Memorias de una geisha, que adaptaba una novela de Arthur Golden. Esta película no era un musical, pero en ella la banda sonora, la puesta en escena y el baile tenían una gran importancia. Gran parte de encanto de esta obra reside en su aspecto estético, que nos traslada a otro mundo, a otra cultura. No podríamos entender esta historia de amor sin escenas tan magnéticas y refinadas como la de la danza di Sayuri: la ambientación habla por sí sola.

Después llegó Nine, otro musical en el que Rob tuvo la oportunidad de dirigir a un reparto impresionante: Daniel Day-Lewis, Marion Cotillard, Kate Hudson, Nicole Kidman, Penélope Cruz… La crítica fue dispar, pero la película fue nominada a cuatro Oscar. Dos años más tarde, Rob abordó la cuarta entrega de Piratas del Caribe, una saga que intentaba recuperar el nivel de su primera entrega. El resultado fue irregular: visualmente potente e impecable, argumentalmente mediocre. El director no logró subsanar los fallos de un guion carente de chispa e interés. Lo mismo ocurrió en Into the Woods, una obra estéticamente potente, bien narrada, pero que pierde interés al no aportar una historia de calidad.

Rob Marshall se ha consagrado como un buen director que domina a la perfección el arte del espectáculo y la puesta en escena. Sus producciones siempre aseguran un gran disfrute visual, pero la calidad argumental de estas depende de los guiones en los que él nunca participa. Así, su filmografía se presenta como irregular e impresionante a la vez: cuando dirige una buena historia está a nivel de Oscar, cuando no, sus películas se quedan en mera fachada. 

Trabajos destacados

Filmografía

Director

Director (7 títulos)
2018 | Mary Poppins Returns
estrella
8
2014 | Into the Woods
estrella
5
2011 | Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides
estrella
5
4
Nine
2009 | Nine
estrella
6
2005 | Memoirs of a Geisha
estrella
7
2002 | Chicago
estrella
8
1999 | Annie
estrella
5

Guionista

Guionista (1 títulos)

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


© ESTRENOS 21, S.L. Todos los derechos reservados. 2006-2019 Contacto