IMG-LOGO

Biografía

Roman Osin

Roman Osin

Roman Osin

Premios: 1 Festival de San Sebastián

Ganador de 1 premio

Filmografía
Mortal

2020 | Mortal

Una película noruega que promete más de lo que da, al seguir la línea de crear una particular historia de superhéroe, con unos superpoderes ligados a los dioses de la mitología nórdica, que en Marvel ha servido para crear el universo de Thor. Los propios noruegos ya han abordado el tema en la serie Ragnarok. Sigue a Eric, estadounidense de origen noruego, que en busca de sus ancestros ha terminado viviendo solo en un bosque, tras provocar un pavoroso incendio en el que murieron varias personas. Todo tiene que ver con unos superpoderes que posee, y que parece incapaz de controlar. De hecho, la policía le detiene tras matar accidentalmente a un joven que le estaba provocando. Trata de entenderle y ayudarla la joven psiquiatra Christine, que acaba de obtener el título y que está impactada por el inesperado suicidio de uno de sus pacientes. Aunque el punto de partida de la película dirigida por André Øvredal puede enganchar, el caso es que el guion coescrito con Geoff Bussetil y Norman Lesperance, va deslizándose por cauces rutinarios y previsibles, con comportamientos y vacilaciones de los personajes poco verosímiles, con los que poco pueden hacer el trío compuesto por Nat Wolff, el “superhéroe”, Iben Akerlie, la psiquiatra, y Priyanka Bose, un veterano policía local. Así que todo queda en un conjunto de efectos visuales, rayos y truenos, y objetos deformados. Especialmente insatisfactorio es el tonto desenlace, con unos servicios secretos estadounidenses comandados por una afroamericana que parecen el colmo de la estulticia.

4/10
Historias de miedo para contar en la oscuridad

2019 | Scary Stories to Tell in the Dark

Una pequeña localidad de Estados Unidos, en 1968, cuando el ex vicepresidente republicano Richard Nixon está a punto de enfrentarse en las elecciones al demócrata Hubert Humphrey. En Halloween, la joven aspirante a escritora Stella Nicholls, y sus amigos, llevan a Ramón, emigrante mexicano que les ha salvado de unos matones, a una auténtica mansión encantada, donde se supone que una tal Sarah envenenó a varios niños. Allí, Stella encontrará un libro, donde se escriben solos relatos con final trágico que se convierten en realidad. Creador en 2016 de la serie animada Trollhunters, inspirándose en experiencias personales de su infancia y otras fuentes, Guillermo del Toro quizás se sentía en deuda con el realizador noruego André Øvredal, responsable del falso documental Trollhunter, con el que no guarda relación, salvo por la presencia de las mismas criaturas fantásticas. Es posible que por esta razón haya decidido apadrinar su segundo trabajo estadounidense (tras la interesante La autopsia de Jane Doe), en este film en el que el mexicano ejerce como productor y creador de la historia original. Parte de una serie de libros, compuestos por historias independientes de terror, de Alvin Schwartz, que publicó el primero en 1981. En realidad el punto de partida del guión sirve como excusa para ir enlazando pequeños relatos de miedo procedentes de estos volúmenes, aunque también se introducen elementos de It (aquí también los protagonistas forman una pandilla juvenil, y se despierta la nostalgia con una ambientación del pasado, en este caso sesentera) y de las películas de los 80 de Amblin presentadas por Steven Spielberg. De La noche de los muertos vivientes, que los protagonistas contemplan en un autocine en el arranque, se hereda el afán de salpicar un relato fantaterrorífico de ciertas lecturas políticas, pues de aquí se deducen sobre todo una crítica a la Guerra de Vietnam –los jóvenes de la época eran reclutados en masa para acudir al frente– y también se habla de la discriminación hacia los emigrantes mexicanos, habiéndose filmado en la era Trump. Mantiene el interés del espectador, con una buena ambientación, y algún que otro susto bien construido, como el de la criatura bajo la cama. El reparto juvenil, encabezado por Zoe Margaret Colletti (desconocida con cierta experiencia en filmes como Annie) logra dar la suficiente entidad a sus personajes como para que preocupen al espectador. Encarna a su progenitor el carismático Dean Norris, cuñado de Walter White en Breaking Bad, que tiene una presencia muy secundaria.

6/10
La autopsia de Jane Doe

2016 | The Autopsy of Jane Doe

En un pequeño pueblo de Virginia, Tony Tilden y su hijo, Austin, ejercen como médicos forenses. Tras un día tranquilo, el sheriff les lleva el cadáver de una joven no identificada, por lo que la denominan Jane Doe. Aunque no presenta signos de violencia exterior, al abrirla para practicar la autopsia realizarán descubrimientos inauditos… Tras conseguir cierta repercusión internacional con su film fantástico rodado con cuatro perras, Trollhunter, el noruego André Øvredal ha dirigido en Reino Unido un film de presupuesto más desahogado que cuenta con dos protagonistas reconocidos en todo el mundo, Emile Hirsch y Brian Cox, que elevan el nivel con su buen hacer. El realizador sabe manejar el suspense, utiliza de forma modélica el sonido y controla muy bien el ritmo, con lo que consigue un planteamiento inquietante a pesar de la sencillez argumental, y de que la acción transcurre casi por completo en una sola localización. Pero a partir del segundo tramo, irrumpen de forma brusca elementos fantásticos antes ausentes, lo que desconcierta un poco al espectador. Desde ese momento abusa también de los sustos facilones. El conjunto se eleva por encima de la media de las producciones fantaterroríficas, pero podría haber sido más redondo, y además sus excesos sangrientos lo alejan de la mayor parte del público, pues… ¡no todo el mundo se anima a una experiencia de visionado que recuerda a asistir en primera fila a una autopsia!

4/10
El último beso del káiser

2016 | The Exception

Generación Z

2015 | The Rezort

Melanie sufrió un trauma cuando de niña fue testigo de la conversión de sus padres en zombis. Años después, la pandemia que causó esta tragedia e hizo estragos entre la población está controlada, por lo que Melanie acude a un parque temático donde adinerados turistas pueden pasear entre muertos vivientes y disparar contra ellos. Se ha sobreexplotado tanto en los últimos años el subgénero zombi que después de transformarlos en hiperveloces (28 dias después), usarlos como metáfora política (La tierra de los muertos vivientes) o convertirlos en objeto de parodia (Zombies Party), ya resulta difícil sorprender a los espectadores con nuevas ideas. Pero este pastiche que viene a ser Parque Jurásico con zombis, pero sin el talento de Steven Spielberg, ni siquiera se esfuerza por introducir algún elemento con un mínimo de frescura. Steve Barker, autor de la poco conocida Avance del más allá, está al frente de esta coproducción hispano-belga-inglesa cuyas pretensiones de crítica social y su intrínseca reflexión sobre la futilidad de la venganza quedan diluidas por un guión bastante mediocre y previsible. El británico Dougray Scott se esfuerza por dar algo de lustre a un reparto de segunda fila, que por otro lado lo tenía bastante difícil para sacar adelante a unos personajes tópicos.

4/10
La conspiración del silencio

2014 | Im Labyrinth des Schweigens

Año 1963. El joven e idealista fiscal Johann Radmann sueña con casos importantes en los tribunales de Frankfurt, pero de momento se ocupa de cuestiones menores, como los delitos de tráfico. Hasta que un día se cruza en su camino Simon Kirsch, judío que ha renocido a uno de sus verdugos en Auschwitz, ahora profesor de primaria, sin que nadie rechiste. Sus colegas de la fiscalía miran a otro lado cuando trata de presentar una denuncia, pero Johann, respaldado por el fiscal jefe Fritz Bauer, y con el apoyo del periodista Thomas Gnielka, inicia una investigación. Pronto el campo de sus pesquisas se expande, pues cientos de miles de personas murieron en ese campo de exterminio donde trabaja ocho mil personas. Y la idea es poner en pie una acusación que permita acusar a una serie de ciudadanos "corrientes", que participaron activamente en los asesinatos, sería la primera ocasión en que los propios alemanes juzgan los crímenes nazis, y ayudaría a la memoria histórica, no cerrar los ojos al horror. Aunque nacido en Milán, Giulio Ricciarelli ha desarrollado su carrera en Alemania como actor, y ahora, tras firmar varios cortos, debuta en el largometraje con una trama basada en interesantísimos hechos históricos, que ha coescrito con Elisabeth Bartel. La dirección es de hechuras clásicas, quizá sin excesiva personalidad, pero lo que se cuenta es tremendamente sugerente y sirve para plantear diversas cuestiones. Un pulido ayudado por alguien más veterano podía haber ayudado, pues se nota que el director está encariñado con algunos personajes, como el fiscal jefe o la secretaria, y se repiten los planos, muy expresivos de sus sentimientos, pero que acaban siendo reiterativos. Al protagonista se le pueden reconocer rasgos a lo Frank Capra, caballero sin espada algo ingenuo, que empieza a descubrir una verdad que ignoraba por completo. Y su viaje de descubrimientos y autodescubrimiento, no se encuentra exento de obstáculos, los principios por los que se ha guiado siempre, "verdad, justicia, humanidad", corren serios riesgos, sobre todo cuando pisa inseguro en el tercero, pues estremecido por el horror se obsesiona con capturar a Josef Mengele, y juzga con estrema dureza los fallos de los otros, sin reconocer los propios ni advertir, como le dice un colega fiscal un poco a lo Billy Wilder, que "nadie es perfecto". Por supuesto que, además de ofrecerse el punto de vista del protagonista, y lo que supone una investigación procesal, se incide en el relato de los horrores y la dificultad de los supervivientes para pasar página; y en la carga de culpa de los que, de un modo u otro vivieron esos años, y tiene su parte variable de responsabilidad, también en su cínico pasar página de algunos. Producción alemana, vuelve a llamar la atención la falta de complejos para mirar al pasado, y ello sin caer en victimismos, justificaciones o la práctica de la autoflagelación. El film incluye una subtrama romántica que produce sentimientos contrapuestos; por un lado resulta bastante previsible, pero por otro Ricciarelli sale airoso de ciertas ideas como la de la metáfora de la chaqueta rota. Aunque a ratos Alexander Fehling parece demasiado blando para el papel protagonista, el actor logra sostenerlo y hacer creíble su mezcla de ingenuidad y maduración a la fuerza.

6/10
El inventor de juegos

2014 | The Games Maker

Iván Drago es un chaval que no está hecho para la acción. Aunque su padre le empuja a salir de su cuarto, a hacer deporte al aire libre, a él le gustan más los juegos de mesa, la tranquilidad de su habitación. Porque su imaginación es desbordante. Y gracias a ella resultará ganador de un concurso de invención de juegos entre más de 10.000 participantes. Recibirá por ello el sello de la Compañía de los Juegos Profundos y a partir de ese momento su vida será una continua aventura. Cuarta película como director del argentino Juan Pablo Buscarini (Pérez, el ratoncito de los sueños), especialista en cine para todos los públicos. En este film ofrece un derroche de imaginación y no cabe de duda de que el planteamiento de la historia –adaptación de una novela de Pablo De Santis– es a priori muy atractivo; sin embargo, a medida que se van sucediendo los minutos también la reiterada acumulación de elementos, de enigmática información, de personajes, de palabras y explicaciones, deviene en atolondramiento, de modo que al espectador se le hace difícil dilucidar el objetivo de esa montaña rusa de sucesos en que se convierte El inventor de juegos. Quizá ha faltado mesura en el guión. El film puede disfrutarse, por supuesto, como un rocambolesco conjunto de aventuras fantásticas según donde tenga lugar cada episodio –en el sórdido colegio, en la enigmática ciudad de Zyl, en los dominios feriales de Morodian–, pero esa limitada lectura iría claramente destinada a los más pequeños, mientras que para los adultos la abigarrada narración es fácil que derive en algo confuso y esquemático. Por eso, lo mejor del film es seguramente la cuidada ambientación de los escenarios, con unos decorados a la altura de una narración fantástica que traslada el mundo de los juegos infantiles a los objetos reales. La iluminación y los colores tienen así mucho protagonismo. En cuanto a las interpretaciones, el chaval debutante David Mazouz hace un brillante trabajo y se le puede augurar un buen futuro, pero también destacan las composiciones del manipulador Joseph Fiennes y del veterano Edward Asner.

5/10
No nos moverán

2012 | Won't Back Down

Dos madres solteras viven en las afueras de Pittsburgh, en una zona degradada socialmente. Ambas se dan cuenta de que el futuro de sus hijos es muy poco halagüeño debido a la escuela pública de la zona, en donde los alumnos salen prácticamente sin saber leer. Entre las dos –una de ellas es profesora– se propondrán cambiar la escuela y para ello tendrán que sudar la gota gorda, convencer a profesores, sindicatos, etc. Interesante film basado en hechos reales que muestra cómo el amor es capaz de trasladar montañas. No nos moverán toma partido por la educación como base para mejorar la sociedad, por muy difícil que parezca. El resultado, previsible, es también emotivo y eficaz, aunque quizá sobran algunos minutos de metraje. Hay muy buen reparto, pero destacan sin duda los dos trabajos de las actrices protagonistas, una vitalista Maggie Gyllenhaal y una sufridora Viola Davis.

5/10
Neds

2010 | Neds

Un ned es un "non-education delincuent", nombre de jóvenes pandilleros de baja extracción social que acaban envueltos en sórdidas historias de tipo criminal. El guionista y director Peter Mullan fija su atención en el adolescente John McGill. Estamos en el Glasgow de 1973, y John es un chico sensible e inteligente que procura mantenerse alejado de las compañías problemáticas, su deseo es descollar en el instituto y estudiar una carrera universitaria. Pero las cosas no son tan sencillas. Su padre es un borracho. Tiene un hermano, Bernie, que abandonó el hogar para convertirse en matón, y de hecho John le pedirá ayuda para librarse de la presión de un chico que trata de amedrentarle. Este primer tramo del film es vigoroso, y Mullan lo lleva con habilidad, un poco al estilo Ken Loach, pintando bien ese mundo educativo rígido de los años 70. La película se le complica al fatalista Mullan desde el momento en que John ve cómo todos los elementos juegan en su contra, en su deseo de convertirse en un ciudadano de provecho. Entonces empieza a deslizarse por la pendiente que le conduce al que parecía su destino natural, la de chulito pandillero, sólo que con un punto psicótico bastante acusado y no exento de violencia. Aquí las cosas se  descontrolan, parece que él director no sepa cómo concluir su historia, su recurso a las simbólicas y leoninas imágenes finales se nos antojan truco barato de prestidigitador, que ve que se le termina el tiempo y que debe terminar su número como sea. Sobresale el trabajo del protagonista, Connor McCarron, mientras que el inconformista Mullan se ha reservado el papel de odioso padre. Resultan curiosas las oníricas imagen de John peleándose con un crucificado, que no vienen demasiado a cuento, y que obligan a preguntarse acerca de qué problema tiene con la religión quien también dirigiera Las hermanas de la Magdalena.

5/10
Mr. Magorium y su tienda mágica

2007 | Mr. Magorium's Wonder Emporium

En plena metrópoli moderna existe una extraordinaria tienda de juguetes destinada a hacer las delicias de cualquier niño dispuesto a disfrutar y a soñar. Se trata de la tienda mágica de Mr. Magorium, un lugar alucinante donde los juguetes son distintos a los habituales, por la sencilla razón de que tienen vida propia. Por fuera parece una casita de cuento al estilo Hansel y Gretel, y por dentro la agitación que reina en la enorme juguetería es fenomenal; allí es imposible aburrirse, hay bolas de goma que se mueven sin cesar, pescado fresco, monos, muñecos que se mueven, libros mágicos… Acompañan especialmente al propietario la dulce Molly Mahoney, una jovencita que sueña con ser alguien especial en el mundo de la música, y el pequeño Eric, un chavalín muy salado con poca facilidad para hacer amigos. Pero Mr. Magorium, que nació en 1764 y por tanto en 2007 tiene la nada desdeñable edad de 243 años, piensa que ya ha vivido suficiente y ha llegado la hora de “irse”. Y ha decidido dejar su legado a Molly. Con tales planes y para poner algo de orden legal en sus negocios contrata a un ejecutivo soso llamado Henry Weston, incapaz de “ver” las maravillas que hay en la tienda. Imaginativa y agradable película, ideal para las fiestas navideñas y las soñadoras mentes infantiles, escrita y dirigida por Zach Helm, quien anteriormente triunfó con el guión de Más extraño que la ficción. La idea de partida es atractiva: una tienda que es como el sueño imposible de todos los niños. Y Helm apunta algunas ideas interesantes, como la de que es necesario creer para ver, y la de que si uno no confía en sí mismo jamás podrá hacer realidad sus sueños. También destaca el enfoque nada traumático que se le da al tema de la muerte, un hecho que sin dejar de ser triste, queda expuesto como el fin natural del ser humano y parte integrante de la vida. Sin embargo, aun con sus aspectos positivos y amables, el conjunto se resquebraja por la poca consistencia argumental, pues todo se apoya en un conflicto de escasa entidad. Y da la sensación de que se le ha sacado muy poco partido a los demás aspectos del film, tanto a los efectos especiales como a los personajes, especialmente a Magorium, que resulta poco trabajado y es interpretado con pobre originalidad por un Dustin Hoffman en horas bajas. Además es del todo incoherente la resolución de la crisis del personaje interpretado por Natalie Portman, cuyas cuitas personales resultan cuando menos confusas y algo tontas, por decirlo de algún modo. Probablemente lo mejor del film sea la presencia del pequeño Eric, quien aporta frescura a la trama y ofrece algunos momentos logrados, como la divertida conversación a través del cristal o su parlamento en las oficinas del abogado.

5/10
El regreso (The Return)

2006 | The Return

La que regresa es Sarah Michelle Gellar, que sigue en el candelero tras la cancelación de Buffy, la cazavampiros, la serie que la hizo famosa. Lo que no consigue es apartarse del género fantástico y de los monstruos y fantasmas, pues en cine sólo ha destacado hasta ahora con Sé lo que hicisteis el último verano, Scream 2, El grito 2, Scooby-Doo y las secuelas de estos dos últimos títulos. En esta ocasión, la cazavampiros interpreta a Joanna Mills, una joven atormentada por terroríficas pesadillas, relacionadas con un traumático suceso de su infancia, y en las que aparece de forma recurrente una chica asesinada en LaSalle, un pueblecito de Texas. Aunque no le va mal en su trabajo como viajante de comercio, Joanna tiene pocos amigos, y se ha ido distanciando cada vez más de su padre (Sam Shepard). Además, le persigue un ex novio violento. Un día, decide aprovechar que su empresa tiene negocios con un empresario de LaSalle, para de paso investigar si el asesinato de la muchacha de sus malos sueños ha ocurrido de verdad. Escrito y dirigido por Asif Kapadia, el film supone el debut en Hollywood del cineasta británico, que con su opera prima, El guerrero, llamó la atención de la crítica internacional y ganó el premio a la mejor fotografía en el Festival de San Sebastián de 2001. Como ocurrió en su momento con otros compatriotas como Paul Greengrass o el legendario Hitchcock, las majors se han apresurado a contratarle. Sin embargo, la jugada no le ha salido del todo bien, pues el film ha obtenido unas críticas pésimas en Estados Unidos y una recaudación mediocre. No resulta del todo extraño. Kapadia sabe dirigir a la cazavampiros, convincente en su papel, así como el veterano Sam Shepard. Además, imprime cierta tensión, y logra algún que otro susto efectivo. Pero mantiene el interés sólo por momentos, debido a la escasa fuerza del guión, escrito por el mismo realizador.

4/10
Orgullo y prejuicio

2005 | Pride & Prejudice

Cinco, eran cinco, las hijas del matrimonio Bennet: Elizabeth (más conocida como Lizzy), Jane, Lydia, Mary y Kitty. Su madre, la sra. Bennet, está obsesionada con buscarles un adinerado marido cuanto antes, lo que solucionaría sus problemas económicos, pero Lizzy, una joven de carácter independiente, se lo toma con más tranquilidad, respaldada por su padre. Un día, el señor Bingley, un joven rico y soltero, se instala en una mansión cercana a la residencia de los Bennet, una ocasión de oro que la madre no piensa dejar escapar. Durante una recepción que Bingley ofrece a sus nuevos vecinos, parece fijarse en Jane, la hermana mayor, mientras que Lizzy conoce a su amigo Darcy, un tipo apuesto, pero orgulloso, hosco y lleno de prejuicios, que aparentemente no muestra ningún interés por las mujeres “de clase inferior”. Aunque se desata cierta química entre Lizzy y Darcy, cada vez que se ven no paran de discutir. Un primo lejano de Lizzy, Collins, pide su mano, pero ésta le rechaza. Poco después, Bingley se marcha a Londres sin avisar, rompiendo el corazón de Jane, y Lizzy piensa que Darcy está detrás de este asunto. Como existen adaptaciones excelentes de la célebre novela de Jane Austen, una nueva revisión desataba todo tipo de ‘prejuicios’. Pero puede sentirse ‘orgulloso’ de su trabajo el director Joe Wright, que debuta en el largometraje tras un par de cortos y episodios de series. Parte del mérito pertenece a la desconocida guionista Deborah Moggach, que ha sabido condensar en un guión cinematográfico una novela extensa, con muchos personajes complejos, y el exquisito dibujo del alma femenina característico de Austen. Aunque no está acreditada, parece ser que le echó una mano Emma Thompson, ganadora del Oscar por el guión de Sentido y sensibilidad, adaptación de otra novela de Austen. El director describe las costumbres de las diferentes clases sociales de la época, aprovecha la convincente ambientación, y se luce en numerosas ocasiones, como en un elaboradísimo baile filmado en un único plano secuencia, y en la escena en que Lizzy da vueltas sobre un columpio, como metáfora del paso del tiempo. A pesar de que el director estuvo a punto de no contratarla, porque le parecía demasiado atractiva para su papel, Keira Knightley muestra una vez más su talento, al igual que secundarios tan lujosos como Brenda Blethyn, Donald Sutherland y Judi Dench, en un papel tan breve como intenso.

7/10
Mi socio Mickybo y yo

2004 | Mickybo And Me

Interesante película irlandesa, adaptación de la obra teatral de Owen McCafferty, acerca de la amistad en los años 70 entre dos chavales, Mickybo y Jonjo. Los dos chicos de Belfast, después de salir del cine, se convierte en grandes admiradores de los célebres bandidos del viejo Oeste Butch Cassidy y Sundance the Kid. Y siguen tanto a sus héroes, que encarnaron Paul Newman y Robert Redford, que les imitan realizando pequeñas fechorías, y soñando con huir a Australia. Y es que en el entorno familiar de ambos hay algunos problemillas. Aunque bien arropados por actores adultos de prestigio, como Julie Walters, los reyes de la función son los chicos protagonistas, unos estupendos John Joe McNeill y Niall Wright.

5/10
La fuerza del valor

2003 | I Am David

David, un niño de doce años internado en un campo de concentración comunista en Bulgaria, recibe una interesante propuesta de unos internos. Ellos le ayudarán a escapar, para que entregue una importante carta en Copenhage. Con poco más que un mendrugo de pan, el chico recorrerá toda Europa. De vez en cuando recibe ayudas inesperadas, como la de un extraño individuo que le aconseja que no hable con nadie, o de una cariñosa anciana, en Suiza. Adaptación fíllmica de una exitosa novela de Anne Holm sobre la infancia, la fuerza de voluntad y la iniciación a la vida. El reparto incluye actores de auténtico lujo, como Jim Caviezel (protagonista de La pasión de Cristo) o la veterana Joan Plowright.

5/10
El guerrero

2001 | The Warrior

Un guerrero, que sirve a un señor de la guerra en la India feudal. Con frecuencia debe recurrir a la violencia para lograr que los pueblos de la zona aporten sus tributos. Pero la visión de una niña desvalida le conmueve en lo más hondo: decide dejar las armas, pero su señor no está demasiado conforme. Emotivo film de tintes pacifistas, del director inglés de origen indio Asif Kapadia, sabe conjugar sabiamente drama y aventura épica.

5/10

Últimos tráilers y vídeos