IMG-LOGO

Biografía

Ted Levine

Ted Levine

63 años

Ted Levine

Nació el 29 de Mayo de 1957 en Bellaire, Ohio, EE.UU.
Filmografía
The Report

2019 | The Report

Recién graduado en derecho en Harvard, el joven y ambicioso Daniel J. Jones tiene ante sí un futuro muy prometedor. Pronto pasa a formar parte del Comité de Inteligencia del Senado de Estados Unidos. Y la senadora demócrata que preside ese comité, Dianne Feinstein, le encomienda que trabaja en un informe sobre las prácticas de interrogación y detención de sospechosos de terrorismo por parte de la CIA, que se adoptaron tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. Serán años de trabajo, en que un pequeño equipo de personas debe revisar millones de documentos que podrían evidenciar que los servicios secretos estadounidenses acudieron a la tortura para sonsacar a los prisioneros, conculcando su dignidad y derechos más elementales. La postura de la Agencia consiste en señalar que esos métodos de interrogación mejorada habrían logrado información sustancial sobre atentados, y salvado muchas vidas, pero las conclusiones de Jones no corroboran esta idea. Scott Z. Burns, director y guionista al que le gustan las historias basadas en hechos reales, que cuestionan la pragmática y cínica idea de que “el fin justifica los medios” –suyos son los libretos de Efectos secundarios, sobre la industria farmacéutica, y The Laundromat. Dinero sucio, sobre la crisis financiera y los paraísos fiscales–, se mueve como pez en el agua con esta historia que describe minuciosamente la investigación de Jones, y los obstáculos con los que se encuentra, en la CIA, en la Casa Blanca con las administraciones de Bush y Obama, e incluso con su valedora Feinstein, que trata de hacerle ver que a veces hay que llegar a fórmulas de compromiso. También se recuerda varias veces que Jones puede convertirse en un nuevo Edward Snowden, considerado por muchos como un traidor, y que está reclamado por la justicia estadounidense, por filtrar información sobre el programa de vigilancia casi universal que realizaba la CIA. La narración es casi de estilo documental, de hecho nada llegamos a saber de la vida privada de Jones, interpretado por Adam Driver, ni de los otros personajes, más secundarios, ya sea la senadora a la que da vida Annette Bening, los directores y agentes de la CIA, o de los detenidos sometidos a tortura. El desafío del film es lograr que este enfoque no resulte tedioso, y en gran parte lo logra, aunque sea inevitable enterrar al espectador con abundantes datos que pueden serle de difícil digestión. La idea es no dejar duda acerca de la inmoralidad de la tortura, que se muestra con imágenes ciertamente desagradables, incluidas las ya tristemente célebres de ahogamiento simulado. Y mostrar las dificultades para lograr que la verdad salga a la luz, aunque resulte vergonzante; sin dejar de preguntarse si no hay aspectos sobre los que resulta un enfoque más prudente hacer borrón y cuenta nueva. El film tiene la honradez de señalar cómo los obstáculos para reconocer y publicar los errores provienen del campo demócrata y republicano, y deja un resquicio de esperanza recordando que el informe final contó con el respaldo de Feinstein y el republicano John McCain.

6/10
Jurassic World: El reino caído

2018 | Jurassic World: Fallen Kingdom

Cuando el volcán de la isla Nublar entra en erupción, los dinosaurios resucitados del abandonado Parque Jurásico –que ahora campan a sus anchas– están condenados a volver a extinguirse. Por eso la ex gerente de las instalaciones, Claire Dearing, se ha convertido en activista, y con otros compañeros del Grupo de Protección de Dinosaurios trata de influir en que los políticos asignen fondos para salvar a las criaturas. Contacta con ella el misterioso Eli Mills, que trabaja para el moribundo potentado Benjamin Lockwood, socio de Hammond, el ya fallecido responsable de traer a estos seres de nuevo a la vida, un tipo obsesionado con su jovencísima nieta, tras la muerte en accidente de coche de su hija. Le proponen a Claire que viaje de nuevo a la ínsula, si puede ser llevando consigo a su ex novio, el cuidador Owen Grady. Su objetivo sería rescatar al máximo número de especies para ponerlas a salvo. La prueba de fuego para el español Juan Antonio Bayona, ya que se trata de su largometraje de mayor presupuesto, y tiene como padrino al gran referente de su cine, Steven Spielberg, cuyo estilo sabe imitar a la perfección, basta fijarse en una subasta iluminada al estilo de Encuentros en la tercera fase, o en las peripecias de Chris Pratt, que recuerdan a la saga de Indiana Jones. Acompañado de colaboradores habituales como el montador Bernat Vilaplana y el director de fotografía Óscar Faura, el realizador español logra una factura perfecta, luciéndose por ejemplo en el largo plano con el que ilustra una huida en uno de los vehículos esféricos vistos en la entrega anterior, o en la vibrante secuencia de la erupción. El realizador también sabe llevarse el relato a su terreno, dando importancia a la niña encarnada por la eficiente debutante Isabella Sermon, aunque por una vez no hay madre, ya que se trata de una huérfana. Tiene –eso sí– como cuidadora a Geraldine Chaplin, actriz fetiche de sus películas, de nuevo como mujer sabia, a la que conviene escuchar. Ambas están acompañadas de un estimable reparto, repitiendo en la saga Bryce Dallas Howard, el carismático Chris Pratt, y en una breve intervención el carismático Jeff Goldblum, que estuvo presente en las dos primeras entregas, las que firmó el mismo Rey Midas, otra vez como el matemático Ian Malcolm, firme seguidor de la Teoría del Caos. Por lo demás, Justice Smith, protagonista de la serie The Get Down, aporta el toque cómico, y se ha recurrido a algún actor de primera fila para dar entidad a papeles muy secundarios, como Toby Jones –subastador de dinosaurios–, James Cromwell –el millonario Lockwood–, Rafe Spall –empleado de este último que parece ocultar algo– y sobre todo la niña Isabella Sermon, pese a que no había hecho ni siquiera un spot de televisión antes de ponerse ante la cámara. Quizás no llegue al nivel de Jurassic World, la anterior entrega, pero tiene el mérito de adentrarse por caminos nuevos en la saga. Vuelve a versar sobre el hombre jugando a ser Dios, pero añade a sus predecesoras un mensaje ecológico, y  una advertencia en torno al peligro de que los intereses económicos se antepongan a las vidas humanas.

7/10
El alienista

2018 | The Alienist | Serie TV

Adaptación en forma de serie televisiva de la novela policíaca de intriga de Caleb Carr. Ambientada en el Nueva York de finales del siglo XIX, describe las investigaciones llevadas a cabo por el doctor alienista, experto en patologías mentales, Laszlo Kreizler, mente científica y racional, al que ayuda su buen amigo, más apasionado sentimental, John Moore, ilustrador en publicaciones como el New York Times. Ambos ponen el foco en unos truculentos crímenes, con repugnante puesta en escena, cuyas víctimas son prostitutos o simplemente chavales a los que les gusta ponerse ropa de mujer. Como personas de poder podrían haberse relacionado con las víctimas, de baja condición social, muchos agentes de la policía hacen la vista gorda. Pero Kreizler, asistido por Moore, y con el visto bueno del comisario Roosevelt, estudia lo ocurrido por su cuenta con ayuda de dos hermanos gemelos forenses, y con una secretaria de Roosevel, la única mujer que trabaja en el cuerpo de policía. Se trata sin duda de una producción ambiciosa, realizada con abundancia de medios, que recrea una Gran Manzana moralmente degradada, que hace pensar en Gangs of New York, o en la serie The Knick. El modelo de la pareja investigadora remite sin disimulos a Sherlock Holmes y el doctor Watson, aunque puestos al día con una invitación a la tolerancia en los gustos sexuales, y a la reprobación de los poderes fácticos o los eclesiásticos, encarnación del más rancio oscurantismo, o de la corrupción pura y dura. Mientras que lo desagradable de los crímenes, es una vuelta de tuerca a los clásicos de Jack el Destripador, pero acorde con el hiperrealismo contemporáneo, más en la línea del thriller nórdico o de títulos como El silencio de los corderos, con personajes sádicos y retorcidos. Entre los nombres que han intervenido en la serie, destacan los de cineastas ilustres, que ejercen de guionistas, Cary Fukunaga y John Sayles. También hay caras conocidas en el reparto, Daniel Brühl, Luke Evans, Dakota Fanning, aunque sus personajes resultan demasiado fríos y estirados, es difícil empatizar con ellos.

5/10
Sacrificio de leyenda

2016 | Bleed for This

Basada en la increíble historia real de uno de los campeones de boxeo más carismáticos de la historia, Bleed for this se centra en Vinny Pazienza (Miles Teller), nativo de Rhode Island y más conocido como “The Pazmanian Devil”. Cuando un accidente casi mortal le deja con el cuello roto y con el pronóstico de que posiblemente no pueda volver a andar, Vinny se alía con el entrenador Kevin Rooney (Aaron Eckhart) y protagoniza un triunfante regreso al ring.

Little Boy

2015 | Little Boy

Un pueblecito estadounidense en los años de la Segunda Guerra Mundial. A sus 8 años Pepper Flynt Busbee, apodado ‘Little Boy’ por su pequeña estatura, vive una infancia idílica, apoyado sobre todo en la enorme conexión con su padre, James, con el que comparte aventuras en su tiempo de juegos y disfruta de los comics de su héroe, el mago Ben Eagle. Pero James debe dejarle, así como a la madre, Emma, y al hermano mayor, London, para luchar con los nipones en Filipinas. Cuando le declaran desaparecido en combate, el chico mantendrá su convicción de que su progenitor regresará, en parte gracias a los consejos del padre Oliver, que le explica que la fe mueve montañas, y que para fortificarla puede seguir una serie de pasos, entre ellos hacerse amigo del único japonés del lugar, al que todos consideran un enemigo excepto el propio sacerdote. El “Little Boy” de los directores mexicanos, Alejandro Monteverde, demostró que sin medios, sin experiencia, ni maestría técnica, podía hacer llegar su mensaje pro vida a muchos espectadores con la sólida Bella, que a pesar de su modestia triunfó a nivel internacional. Pero el lema del personaje central de su nuevo film, “tú puedes conseguirlo”, parece autobiográfico. A base de fuerza de voluntad y tenacidad ha mejorado sustancialmente en su segundo trabajo como realizador y guionista, que aborda precisamente la superación personal, y también la amistad, los lazos familiares, el lastre que supone el rencor y la necesidad de reconciliarse con el presunto enemigo, y la infancia espiritual. Pero sobre todo es un film sobre el poder de la fe, temática que aborda con complejidad, ofreciendo puntos de vista opuestos, por lo que llegará a un público más variado que su ópera prima, que convencía sobretodo a los predispuestos a ello. Sigue siendo un film optimista, pero no oculta que la vida tiene sus momentos duros y difíciles, con secuencias realmente emotivas. Continúa teniendo una tendencia sensiblera, pero ésta queda muy enmascarada por el tono de fábula infantil del relato. Técnicamente ha avanzado un enorme trecho, quizás remite a otras películas (inevitable pensar en Salvad al soldado Ryan con la visita de un enviado del ejército con malas noticias), pero sus planos han adquirido potencia, y su ambientación resulta más que sugerente en su mezcla de nostalgia con ensoñaciones infantiles. Existen dos puntos en los que Monteverde ha recorrido la distancia del niño que se convierte en adulto, en primer lugar en sus diálogos, antes demasiado explicativos, y pesados, ahora ágiles e ingeniosos. Pero sobre todo en la dirección de actores, pues ahora saca provecho del reparto de estrellas internacionales, en el que brilla Emily Watson, como la abnegada madre, pero también Ben Chaplin, como mago y héroe del niño protagonista, Michael Rapaport, un idílico progenitor, Tom Wilkinson, un razonable y eficaz sacerdote, y hasta la pequeña aparición de Eduardo Verástegui, como otro cura, mucho más torpe, resulta acertada, pues en su visión poliédrica el cineasta viene a reconocer que sí, que en la Iglesia Católica no todo puede ser acertado, aunque prevalezca una visión positiva y amable. Hasta el habitualmente histriónico cómico Kevin James funciona como pretendiente de la presunta viuda. Pero sin duda, el rey de la función es Little Boy, el sorprendente Jakob Salvati, que a pesar de su corta edad tiene una amplia experiencia sobre todo en series, pues ha llegado a intervenir en Mad Men.

7/10
The Bridge (2ª temporada)

2014 | The Bridge | Serie TV

Big Game (Caza mayor)

2014 | Big Game

Curioso y entretenido producto familiar de aventuras, coproducción europea con grandes figuras internacionales, en especial Samuel L. Jackson. La historia cuenta el valor de un adolescente, cuando el presidente de los Estados Unidos cae en un bosque al ser derribado el Air Force One. El joven le ayudará a ser rescatado.

4/10
No me perteneces

2014 | Child of Grace

Katie, una niña de 9 años, vive en la caravana de su padre, con el que viaja constantemente de un lado a otro. Un día, descubre un cartel con su foto, que indica la desaparición de Nathalie, una niña que coincide con su descripción, raptada cuando estaba en el coche de su madre. A pesar de su corta edad, intuye que ha sido engañada. Aunque el arranque de este telefilm impacta, el desarrollo es un tanto convencional. En cualquier caso, sirve como entretenimiento ligero.

4/10
Juego sucio en Las Vegas

2014 | Gutshot Straight

Jack es un jugador de póker que, debido a las deudas, se ve involucrado cada vez más y más en una vida de juergas, juego y obtención de dinero rápido. Sin embargo, se dará cuenta de que quizá no esté solo, quizá alguien mueve los hilos y él se encuentra a merced de un tinglado mayor. Thriller de acción de muy poco recorrido, pero que entretiene por la variedad de los acontecimientos y por la presencia de varios rostros conocidos, habituales del género, entre ellos Steven Seagal, Vinnie Jones, Stephen Lang y Tia Carrere. No está mal para tratarse de una película de medio pelo.

3/10
The Bridge

2013 | The Bridge | Serie TV

El cadáver de una mujer aparece partido por la mitad en el puente fronterizo de El Paso, que separa Estados Unidos de México. Mejor dicho, aparecen dos mitades, superior e inferior, de los cadáveres de dos mujeres, macabramente presentadas, con las que el asesino intenta enviar un mensaje, pues una corresponde a una jueza americana partidaria de la mano dura contra la inmigración, la otra a una de las muchas chicas mexicanas que suelen desaparecer en Juárez. Dos policías muy distintos deberán colaborar en la resolución del caso, que apunta a un siniestro serial killer: por parte de Estados Unidos la inspectora Sonia North, soltera, inteligente y capaz, pero bastante asocial, no es precisamente una relaciones públicas profesional; por parte de México el inspector Marcos Ruiz, tipo algo cachazudo y con bastante sentido común, aunque de vida familiar ajetreada, pues impenitente mujeriego, tiene tres hijos y ha pasado por dos matrimonios. Adaptación americana de Bron, una exitosa serie escandinava, está claro que de los países nórdicos europeos está surgiendo una literatura y un cine que aprovecha sórdidos asesinatos e investigaciones sociales para poner en solfa con inteligencia las supuestamente avanzadas sociedades del bienestar, y el modelo es trasladable a otros países occidentales. Lo hemos visto en los casos de Wallander, Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres y The Killing, y lo volvemos ahora a constatar con The Bridge, que tiene la feliz idea de situar la trama original en la frontera de EE.UU. y México -sin duda una geografía de más contrastes que la que ofrecen Suecia y Dinamarca-, siguiendo la tradición de historias fronterizas de tanta raigambre en América, y poniendo sobre el tapete temas de tanta actualidad como la inmigración ilegal, los cárteles, la corrupción policial, la explotación de mujeres, la alta criminalidad, etc. El episodio piloto lo dirige con buen tino el mexicano Gerardo Naranjo, está claro que el responsable de Miss Bala es garantía de cierto realismo a la hora de esquivar tópicos sobre su país. De modo que en una hora se sientan las bases de una trama intrigante -presentación de los policías en el puente, el tipo que retiene a una mexicana, el tipo que muere de un infarto y su desengañada viuda, el coche bomba...-, y existe muy buena química a la hora de juntar caracteres policiales contrapuestos, encarnados por dos estupendos actores, la alemana Diane Kruger y el mexicano Demián Bichir. La pena es que una trama prometedora por combinar cuestiones de hondo calado como el drama de la inmigración con las convenciones del thriller y los dramas personales decae un poco cuando los responsables de la serie optan por seguir un camino muy trillado, el de la motivación de la venganza. De todos modos está por encima de la media, y el reparto es excelente.

5/10
Shutter Island

2009 | Shutter Island

Verano de 1954. Teddy y Chuck, agentes del FBI, acuden a Shutter Island, una apartada isla de la bahía de Boston, donde tiene su sede Ashecliffe, un centro psiquiátrico para criminales peligrosos. La paciente-prisionera Rachel se ha fugado del modo más misterioso, y a pesar de que los guardias han rastreado hasta el último rincón de la isla, no han dado con ella. En realidad la presencia de Teddy en la isla no es casual: él mismo, veterano de la Segunda Guerra Mundial, solicitó que le asignaran el caso, pues sospecha que en ese particular manicomio se realizan experimentos comparables a los perpetrados por los criminales nazis. Inteligente adaptación de la novela de Dennis Lehane a cargo de Martin Scorsese, que maneja un buen guión de Laeta Kalogridis. El título de la filmografía de Marty que más se parece al que nos ocupa tal vez sea El cabo del miedo, pero por fortuna Shutter Island es muy superior. El director italoamericano sabe crear desde el primer momento un ambiente opresivo muy adecuado, a lo que ayudan mucho esos cielos encapotados que anuncian tormenta y los sonidos de la partitura musical. De modo que se desarrollan bien, dentro de una atmósfera gótica con elementos de terror y cine negro, las dudas de dónde radican los límites de locura y cordura que proporcionan nuestros traumas y construcciones mentales, del alcance que puede tener una conspiración de proporciones colosales, del tratamiento que necesita una mente enferma. Hay sorpresas narrativas que no es cuestión de desvelar, preparadas sin trampa ni cartón, y los personajes son sólidos, no hay villanos de opereta ni héroes sin fisuras. Aunque puedan venir a la cabeza enseguida títulos inolvidables de manicomios, como Alguien voló sobre el nido del cuco, el cinéfilo Scorsese menciona otras referencias clásicas que le han guiado en su notable film: El gabinete del doctor Caligari, Laura, Retorno al pasado, El proceso... Sin duda que son influencias que están ahí, aunque también se podrían mencionar títulos de Alfred Hitchcock como Recuerda y De entre los muertos (Vértigo). Se trata de la cuarta ocasión en que trabajan juntos Martin Scorsese y Leonardo DiCaprio. Este último sigue confirmando su estatura interpretativa, su personaje se mueve en un delgadísimo filo de navaja con enorme soltura, su composición está muy matizada. Le apoya un notable reparto, de esos que obligan a quitarse el sombrero.

8/10
American Gangster

2007 | American Gangster

Década de los 60. Acaba de morir Bumpy Johnson, un gángster negro, muy respetado en el Harlem neoyorquino. De modo inesperado va a tomar las riendas de la sucesión Frank Lucas, el hombre que fue su chófer durante años, y que observando calladamente y encargándose de mucho trabajo sucio, ha aprendido el oficio. Lucas empezará a construir un auténtico imperio del narcotráfico, comprando heroína sin intermediarios en el sudeste asiático, y aprovechando los transportes militares estadounidenses, metidos de lleno en la guerra de Vietnam; hasta el punto de que se coloca en una posición de dominio frente a la tradicional mafia italiana. Entretanto Richie Roberts es un duro e íntegro policía, que trabaja en la calle y estudia derecho en clases nocturnas. Aunque su vida familiar presenta un cuadro desastroso, en lo que se refiere a su trabajo profesional es concienzudo, y sortea las muchas tentaciones para ceder a corruptos trapicheos policiales. Al incorporarse a la unidad antidroga, los caminos de los dos hombres acabarán, inevitablemente, cruzándose. Intenso film de Ridley Scott con guión de Steven Zaillian, dos pesos pesados del cine actual en sus respectivos campos de dirección y escritura de libretos. Quizá lo único que quepa decir en su contra es que todo suena a sabido. Basado en hechos reales, logra plasmar con buen tino la trayectora de ambos antagonistas, que aunque con códigos morales muy distintos, no son tan diferentes como podría creerse. Porque la idea, un poco al estilo de Heat, es trazar ciertos paralelismos entre policía y gángster, pues los dos manejan cierto código de conducta; y señalar en la aproximación de personajes que Richie no es perfecto –resulta demoledora la escena de la vista judicial en que la ex esposa le acusa de utilizar su ética profesional como coartada de su descuido del hogar–, mientras que la frialdad asesina de Frank –que mata sin piedad y no se cuestiona acerca de las vidas que destroza prestándose al tráfico de drogas– convive con el deseo de dar de comer a los de su clan y de cierto “orgullo negro”. Resulta fácil mencionar referencias cinematográficas en la composición de estos dos personajes. Richie recuerda a otro personaje real, Serpico, a la hora de moverse en un ambiente de corrupción en la policía, y es citada explícitamente French Connection (Contra el imperio de la droga); mientras que el comportamiento glacial de Frank, que intenta mantener unida a la familia, retrotrae al Michael Corleone de la saga de El padrino. Y aunque sin duda que dominan la función Russell Crowe y Denzel Washington, justo es señalar que hay múltiples personajes, matones, policías, familia, bien atrapados con los justos trazos del guión y por un estupendo reparto. Estamos ante una historia complicada de producción, tanto por la necesidad de recrear en el Nueva York actual el de finales de los 60, principios de los 70, como a la hora de ofrecer el marco del combate de boxeo de los pesos pesados, o mostrar la Tailandia de donde procede la heroína que da pie a “Blue Magic”, las codiciadas dosis de un material puro cien por cien. Una trama como la que se comenta es difícil que no sea sórdida y violenta. Hay momentos sencillamente brutales, aunque Scott juegue con el fuera de campo; y resultan desagradables, por degradantes, las escenas del lugar en que se prepara la droga, donde las mujeres son obligadas a trabajar desnudas para que no sustraigan parte de la mercancia. El director es bien conocido por la factura visual de sus trabajo, y aquí tiene unas cuantas buenas ideas. Los levísimos copos de nieve que flotan en el aire en muchas escenas refuerzan el tema de esa otra “nieve” llamada heroína; es bueno la secuencia del asalto, de suspense incrementado por el niño que juega con un balón; o ese juego con la puerta de la iglesia, casi al final, donde parece señalarse que el mafioso ha sido expulsado definitivamente de un paraíso al que no tenía derecho.

7/10
Las colinas tienen ojos

2006 | The Hills Have Eyes

Remake del film homónimo de terror de Wes Craven, y debut en Hollywood del francés Alexandre Aja, con tan sólo 27 años, y que confiesa ser un rendido admirador del cine de miedo de Craven. La historia arranca con una familia que viaja en caravana con vistas a llegar a la típica reunión con toda la parentela. En medio de ninguna parte, el tipo que regenta una estación de servicio les aconseja que tomen un atajo. Y en mala hora, deciden escucharle. Tras unos kilómetros, revientan todas las ruedas de la caravana. Están en medio del desierto y por ahí no pasa un alma. La alternativa de ir andando puede llevar varias horas. En realidad, la pesadilla no ha hecho más que empezar. El film se centra en el acoso que sufre la familia, a manos de unas criaturas espantosas, que resultan ser víctimas de experimentos radioactivos del pasado llevados a cabo por el ejército. Comenta Aja que “la idea de hacer una película de terror y supervivencia sobre una familia y no sobre un puñado de adolescentes era muy atractiva. (…) Creo que habrá espectadores que se podrán sentir identificados con la madre, otros con la hermana, el hermano o el yerno; y la experiencia es siempre mucho más real más perturbadora cuando te preocupas de verdad por la suerte de los personajes.” La duda de una historia de estas características reside en quién se salvará. Porque los distintos componentes del clan van cayendo como moscas y, ya se sabe, no siempre los que parecen más intrépidos son los que acaban salvando el pellejo. El film es una película de alta tensión, con buen ritmo, pero de una hiperviolencia exagerada y gratuita. Y la versión en DVD se anuncia “sin censura” lo que significa que la cosa va todavía a más.

6/10
Monk (2ª temporada)

2003 | Monk | Serie TV

Nuevos casos para el detective de San Francisco. Segunda temporada de este detective venido a menos por el asesinato de su esposa. Hubo un tiempo en que Adrian Monk era un avispado investigador, pero ahora le tiene miedo a todo y se ha convertido en un personaje obsesivo lleno de manías y tics. Hay capítulos con casos completamente delirantes, aunque la interpretación del gran Tony Shalhoub vuelve a ser lo mejor de la serie. Atención a su colección de caretos.

5/10
Wonderland (2003)

2003 | Wonderland

Reconstrucción del trágico “crimen de Wonderland”, así llamado por la avenida de Los Ángeles donde dos matones y sus parejas fueron golpeados hasta la muerte, en un ajuste de cuentas. El caso provocó un gran impacto en la opinión pública, porque uno de los sospechosos era John Holmes, famoso actor porno ya retirado, con problemas económicos y adicto a las drogas. El film se centra en Holmes, interpretado por Val Kilmer, y cuya desgraciada vida inspiró la muy superior Boogie Nights. Se ofrecen diferentes perspectivas de lo ocurrido, al estilo de Rashomon.

4/10
La verdad sobre Charlie

2002 | The Truth About Charlie

Reggie descubre, tras la muerte de su esposo, que éste llevaba una doble y peligrosa vida. Remake de la maravillosa Charada de Stanley Donen, donde Audrey Hepburn, Cary Grant y Walter Matthau son sustituidos por Thandie Newton, Mark Wahlberg y Tim Robbins. Las comparaciones son siempre odiosas, pero Jonathan Demme, el director de El silencio de los corderos, se esfuerza por mantener el tipo, aunque el tiro le sale más bien por la culata. Dedica el film a su sobrino Ted, también director, fallecido en el año 2002.

2/10
Monk

2002 | Monk | Serie TV

Divertida serie protagonizada por un pecualiar ex agente de polícía. Monk vive en San Francisco y fue allí donde vivió el trágico asesinato de su esposa. Abandonó la policía y ahora trabaja de detective privado. Pero Monk ya no es el mismo; ahora su cuerpo y su mente son presa de un trastorno obsesivo compulsivo, que le arrastra hacia un colección de fobias fuera de lo común. Exitosa y divertida serie criminal protagonizada por el comediante Tony Shalhoub. Ganadora de varios premios Emmy.

5/10
Evolution

2001 | Evolution

Risas a costa de la ciencia ficción. El planteamiento de Evolution es, sin duda, ingenioso: la colisión de un meteorito en la tierra, que alberga una célula alienígena, capaz de evolucionar a la velocidad del rayo; y así tenemos vegetación exuberante, dinosaurios, homínidos... que propician enseguida el disparate. No falta por supuesto la caricatura de unos militares que imponen un imposible secretismo, y que a la hora de abordar la crisis actúan con la delicadeza de un elefante paseando por una cacharrería. Con escenas visualmente espectaculares (la que acontece en un centro comercial, con un animal prehistórico revoloteando, es antológica), el pato lo pagan los personajes, algo esquemáticos. Orlando Jones carece del gancho de un Will Smith y David Duchovny hace lo que puede por adaptarse al género de la comedia (lo consiguió, con más acierto, en la romántica Hechizo del corazón); sólo la carismática Julianne Moore, un pedazo de actriz, salva, con su poderosa presencia, el capítulo interpretativo. El apartado de los efectos especiales es notable. Phil Tippett, que creó los bichejos de Parque Jurásico y Starship Troopers, creó cientos de criaturas para reflejar distintos estadios evolutivos: seres pluricelulares, anfibios, reptiles, pájaros... de indudable originalidad.

4/10
A todo gas

2001 | The Fast And The Furious

Brian (Paul Walker) es un poli loco del motor. Le encantan los bólidos y él mismo tiene un “buga” preparado por él que no tira nada mal. Por las noches se une a un grupo de gente como él a los que les encanta correr con sus coches por las calles de Los Angeles. Pero lo hace por trabajo, no por placer. Pues busca a unos ladrones que pertenecen a ese mundillo de la velocidad. Pronto se hace amigo de Dominic Toretto (Vin Diesel). Lo malo es que quizá esté relacionado con el caso que investiga. Carreras a todo trapo. La emoción de los motores puestos al límite, con sonido ensordecedor, la adrenalina disparada y la música a tope. Y por su fuera poca cosa, también hay tiempo para enamorarse. Rob Cohen, que ya filmó con Sylvester Stallone automóviles destrozados en Pánico en el túnel es el responsable de la cinta.

5/10
Wild Wild West

1999 | Wild Wild West

El viejo Oeste. Dos agentes especiales del gobierno son requeridos por el presidente Ulysses Grant, ante la inexplicable desaparición de los científicos más reputados del país. James West, un juerguista nato que siempre la está armando, es muy eficaz; y Artemus Gordon destaca como maestro del disfraz, además de ser ingenioso inventor de todo tipo de artilugios para enfrentarse al crimen. Sus investigaciones les conducen hasta un general sudista de pasado dudoso, muy bien relacionado con el malvado doctor Arliss Loveless, un tetrapléjico que pretende derrocar al presidente. Una ayuda inestimable para enfrentarse al villano se la proporciona Rita Escobar, una joven que se mueve en el círculo de Loveless por motivos desconocidos. Adaptación a la pantalla grande de una vieja serie televisiva de los años 60, una especie de James Bond cómico que se mueve por el salvaje Oeste. Barry Sonnenfeld (Men In Black, La familia Addams. La tradición continúa, Cómo conquistar Hollywood) disfrutó de Jim West en sus años mozos, y para modernizar la serie acudió a su amigo Will Smith, con quien ya trabajó en Men in Black. Éste aporta su característico sentido del humor, igual que su compañero de armas, Kevin Kline. Kenneth Branagh compone a un malvado histriónico, muy alejado de sus típicos papeles shakesperianos. Mientras que la nota sexy del film la pone Salma Hayek.

5/10
Flubber y el profesor chiflado

1997 | Flubber

Robin Williams es el clásico sabio chiflado: genial con sus inventos, pero increiblemente despistado. Tan absorto anda en sus experimentos que por tercera vez consecutiva olvida que tiene hora en la iglesia para casarse con su novia de toda la vida. Aunque la robot Webbo, con personalidad femenina y secretamente enamorada del profesor, ha tenido algo de culpa esta vez. Y también su investigación acerca de Flubber, una sustancia que podría ser una fuente de energía revolucionaria. Delirante comedia para toda la familia, con unos efectos especiales que tienen como protagonista a Flubber, materia verde y viscosa que da lugar a escenas muy vistosas. Destaca el número musical con partitura de Danny Elfman, un derroche de diseño visual y sonoro. Estamos ante una razonable puesta al día de Un sabio en las nubes, que en 1961 protagonizó Fred MacMurray. El guión ha corrido a cargo de John Hughes, responsable de películas familiares de éxito como Solo en casa y Daniel el Travieso. Su director, Les Mayfield, también domina el campo como demuestra la entrañable Milagro en la ciudad. Robin Williams se mueve a sus anchas con un papel de niño grande, del estilo de los que borda en Jack, Hook y Jumanji.

4/10
Heat

1995 | Heat

Una sofisticada banda de ladrones realiza un robo de enorme audacia. Neil McCauley (Robert De Niro), su cabecilla, es un hombre inteligente, que prefiere evitar crueldades innecesarias, pero de una gran frialdad que cultiva a propósito. Por ello trata de evitar implicarse demasiado a fondo en sus relaciones con las personas: para estar libre de ataduras. El golpe recién cometido lo investiga Vincent Hanna (Al Pacino), un concienzudo policía, a quien su excesiva implicación en el trabajo causa problemas afectivos: se ha divorciado en dos ocasiones, y su esposa actual, a pesar del amor que le profesa, comienza ya a estar algo quejosa. Michael Mann escribe y dirige un film complejo, tanto de estructura como de producción y realización. El director había demostrado su capacidad para conjugar espectáculo de acción e historia de interés humano en El último mohicano. Mann vuelve aquí por los mismos derroteros, pero con mayor acierto, gracias también a unos cuantos momentos intensos, muy bien planificados. No sólo es capaz de coreografiar los robos y persecuciones con la misma o mayor efectividad que cualquier “jungla de cristal”, sino que sabe introducirlos en una historia de entidad, en la que se dibujan dos personajes principales: el ladrón y el policía, los cuales, a pesar de estar en bandos opuestos, tienen más de un punto en común. La idea de introducir un improbable encuentro entre los dos, antes del enfrentamiento final, se revela audaz y eficaz para mostrar esa proximidad. Sin duda que la presencia de dos actores enormes, De Niro y Pacino, contribuye a elevar éste y otros momentos del film. Y es que uno de los grandes aciertos de la película es el muy meditado reparto. A pesar de algunas pegas en personajes poco dibujados –un negro que trata de reinsertarse, la hijastra del policía–, la película funciona muy bien en líneas generales. Hay violencia, pero no regodeo en la misma, y un tratamiento casi siempre contenido de lo morboso. Varias subtramas están desarrolladas con acierto, ya sean las más puramente policíacas, o las que presentan a unos delincuentes y policías en los que late el deseo de llevar una vida familiar normal: poder estar con alguien, compartir lo bueno y lo menos bueno... Pero se trata de personajes con sentimientos contradictorios. Un trabajo para servir a la sociedad, puede no llenar la vida propia y de los que la rodean... El deseo de dejar un determinado estilo de vida no es fácil... Pueden no lamentarse determinados comportamientos bajo el escudo de un sentido fatalista de la vida... El sentimiento de venganza puede dar al traste con decisiones previas... Al final siempre llega en la vida el momento de optar, y cuando a Nel se le presenta –uno de los momentos más excitantes del film no le resulta nada fácil. Dante Spinotti ha fotografíado la película. A él se debe una atractiva visión nocturna de Los Ángeles, iluminada como un maravilloso y enorme árbol de Navidad. También se revela como muy importante su función en la secuencia del clímax, que transcurre en un aeropuerto, y en el que el constante encendido y apagado de las luces para el despegue y aterrizaje de aviones se convierte en una buena metáfora del mundo de luces y sombras en que se mueven los protagonistas.

7/10
Sin escape (ganar o morir)

1993 | Nowhere Run

Acción a todo trapo en la que el actor belga Van Damme vuelve a demostrar una vez más sus dotes de hombre de acción. En este caso da vida a Sam Gillen, un fuera de la ley que no duda en ayudar a quien lo necesita. Tras protagonizar una escapada audaz de un furgón policial, Gillen busca desesperadamente un lugar donde ocultarse. En su huida llegará hasta la casa de la viuda Clydie (Rosanna Arquette), la cual también está en apuros: un grupo de empresarios se propone arrebatarle sus tierras. La llegada de Sam Gillen será definitiva, ya que, al darse cuenta de la injusticia que quieren cometer, no dudará en tomar la justicia por su mano para ayudar a la viuda. Magníficas secuencias de acción desenfrenada, música de Mark Isham y dos grandes actores forman este cóctel explosivo. Encantará a los incondicionales de la acción.

5/10
El último forajido

1993 | The Last Outlaw

Acabada la Guerra de Secesión, un grupo de soldados sudistas se dedica a atracar bancos. Les lidera el coronel Graff, que ha perdido la razón y piensa que la guerra continúa. Geoff Murphy, responsable de Intrépidos forajidos, vuelve al western con un producto de lo más convencional, aunque cuenta en el reparto con actores bastante solventes. Destaca el trabajo de Mickey Rourke como el demente Graff.

4/10
El silencio de los corderos

1991 | The Silence of the Lambs

Se busca a un asesino psicópata. ¿Qué mejor ayuda para la agente Clarice que la de un asesino psiquiatra? El doctor Hannibal Lecter está encerrado en una prisión de máxima seguridad, pues tiene la malísima costumbre de comerse a sus víctimas. Una agente novatilla, Clarice Starling, cuenta con su asesoramiento para detener al criminal "Buffalo Bill", que secuestra y asesina a mujeres jóvenes y rollizas con un propósito muy, muy peculiar. Este inquietante thriller, adaptación de la novela de Thomas Harris, arrasó en taquilla y se llevó los cinco Oscar más importantes (película, director, guión, actor y actriz principales). El silencio de los corderos fue la película que lanzó al estrellato a Anthony Hopkins, hasta entonces poco conocido pese a una trayectoria notable. Jodie Foster preparó su papel consultando con una auténtica agente del FBI, que le habló de la agencia, y de la presencia de la mujer allí.

8/10
Amor perseguido

1990 | Love at Large

A Harry Dobbs, un detective privado, le encarga una bella pero inestable mujer que vigile a su esposa, que quizá la esté engañando. Harry se pone a ello, ignorante de que él mismo está siendo seguido por Stella, otra detective, pues su celosa novia tampoco está muy segura de su fidelidad. El enredo se complica aún más cuando Harry descubre que su objetivo es bígamo. Alan Rudolph escribe y dirige un "divertimento" ligero que homenajea al cine negro en clave de suave e irónica comedia, donde nada es lo que parece, y aunque nunca pasa nada, sí pasa. Su reparto es muy competente y mantiene el interés, aunque en el fondo lo que se cuenta sea una nadería. Lo que a la postre era el punto de partida sobre el que juega el cineasta.

5/10
Con su propia ley

1989 | Next of Kin

Truman Gates deja su hogar en los Apalaches para convertirse en agente de policía en Chicago. Tras el asesinato de su hermano a manos de un gángster, tratará de encontrar a los culpables. Patrick Swayze y Liam Neeson protagonizan un film que promete en su arranque, pero acaba siendo excesivamente convencional.

4/10

Últimos tráilers y vídeos