Decine21
La casa Gucci
6 /10 decine21

La casa Gucci

House of Gucci

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
1 2 1 0 2 0

Reparto

Sinopsis oficial

Inspirada en la impactante historia real del emporio familiar tras la legendaria firma de moda italiana, nos descubre, a lo largo de tres décadas de amor, traición, decadencia, venganza y, en último término, asesinato, el verdadero significado de un apellido, su valor y lo lejos que puede llegar una familia para hacerse con su control.

6 /10 decine21

Crítica La casa Gucci (2021)

Familia e imperio

Familia e imperio

La historia de la familia Gucci –procedentes de la Toscana italiana y creadores del conocido imperio de la moda que toma el nombre de su apellido–, a lo largo de las tres últimas décadas del siglo XX, y que se vio trágicamente sacudida por el asesinato de Maurizio Gucci, nieto del fundador, en 1995. Parte del libro de Sara Gay Forden, convertido en guión por Roberto Bentivegna y Becky Johnston. Detrás de la cámara está Ridley Scott, que como es habitual ejerce también de productor, aunque en esta ocasión le acompaña en la tarea su esposa Giannina, que fue la que insistió en hacerse con los derechos del libro de Forden.

Patrizia Reggiani trabaja en la empresa familiar de camiones que regenta su padre. En una fiesta conoce a Maurizio Gucci, hijo de Rodolfo y sobrino de Aldo, propietarios de la empresa de la moda Gucci. Se trata de un joven tímido, que estudia para abogado, no le atrae en exceso vincularse al imperio de su familia. Al saber con quien está hablando, Patrizia volverá a hacerse la encontradiza, y entre enamorada de él y del patrimonio familiar, acaban casándose, con la oposición de Rodolfo, e incluso renunciando a la herencia. Pero Patrizia está demasiado fascinada por el mundo de lujo y riqueza alrededor de los Gucci, y con la complicidad de Aldo reconducirá a Maurizio hacia los negocios de la familia, sobre todo porque Paolo, el hijo de Aldo, con delirios de gran diseñador, no parece el hombre indicado para tomar las riendas de Gucci en el futuro.

La película está concebida al modo de una intriga renacentista o de la mafia, donde la fascinación por el poder y la riqueza hacen que se descuiden los lazos familiares, que acaban deteriorándose sin remedio, mientras las traiciones y decepciones se suceden, de modo que recomponer lo echado a perder se vuelve tarea harto difícil. El deseo de control del propio destino puede llegar a extremos ridículos, como el confiar en las predicciones de una pitonisa televisiva, las supersticiones no desaparecen en los tiempos modernos.

No estamos ante una película redonda. Pero se agradece el intento. Se logra al menos el objetivo de entregar una saga bastante sólida, donde podemos entender las fortalezas y las flaquezas de sus protagonistas. La pena es que hay a veces flecos en su evolución, por ejemplo en el matrimonio Maurizio-Patrizia, comparable al de Michael-Kay en El padrino; en el caso que nos ocupa la complejidad es mayor, y no se logra atrapar completamente el motivo de algunos cambios de actitudes, el salto es algo abrupto. También entre los primos Maurizio y Paolo cabe la comparación padrinesca, donde el segundo sería, naturalmente, Fredo, y el enfoque funciona.

Una película sobre el mundo de la moda reclama glamour, y no le falta al film en lo relativo a la recreación de tiendas, desfiles, vestuarios y complementos, fiestas, grandes mansiones, recreación de una época reciente. Además se logra ofrecer una foto bastante completa de la situación empresarial y de prestigio de Gucci, con la aparición de imitaciones y la evolución para poder brillar en un mundo de la moda tan competitivo. Aunque figura acreditado Harry Gregson-Williams como compositor de la banda sonora, ésta la componen sobre todo canciones pop y música de ópera que quiere subrayar el “mood” del momento, según sea ligero, trágico o bufo.

El reparto es de esos que merecería ser reconocido en su conjunto, con su buen hacer logran disimular a veces la poca definición de algunos rasgos de sus personajes. Resulta asombrosa la labor de maquillaje, especialmente con un Jared Leto, estupendo e irreconocible como Paolo. Lady Gaga brilla como mujer arribista, que quiere imponer su visión en un negocio que no es el suyo; y Adam Driver entrega una composición que invita a pensar en un mundo interior que nunca acaba de revelarse. Son grandes los veteranos Al Pacino y Jeremy Irons como los hermanos Gucci, y verles compartir una escena es un auténtico regalo, Irons recuerda al lord Marchmain de Laurence Olivier de Retorno a Brideshead, donde él daba vida a Charles Ryder.

Últimos comentarios de los lectores

Sergio Alvarado - Hace 1 mes

En esta ocasión si estoy de acuerdo con la reseña, recomentar este filme por algunas escenas como la del díalogo entre los dos grandes, lo bien que describe el gramour, la caida de una prestigiosa famlilia toscana, el amor, y lo cruel y sórdido del mundo de los negocios multimillonarios de la moda. Al parecer por sus orígenes italianos existío un interes particular e intervención por parte de la esposa del director.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Estrenos Películas

Últimos tráilers oficiales