La ignorancia de la sangre - Película - decine21
IMG-LOGO
La ignorancia de la sangre
2 /10 decine21

La ignorancia de la sangre

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

La ignorancia de la sangre

Javier Falcón, jefe de Homicidios de Sevilla, debe resolver dos asuntos distintos en poco tiempo. Por un lado, las consecuencias inmanejables de un caso de espionaje en el que está involucrado personalmente: un viejo amigo suyo se infiltró en un comando terrorista islámico, y ahora el comando pretende reclutar a su hijo adolescente para la causa. Por otro lado, Falcón se enfrenta al secuestro de un niño por cuya liberación la mafia rusa, a la que está investigando, le exige que pague un precio demasiado alto.

 

2 /10 decine21

Crítica

La muerte del mafioso

La muerte del mafioso

Hubo un tiempo en que Manuel Gómez Pereira podía presumir de pertenecer al selecto y reducido club, junto a Pedro Almodóvar y pocos más, de los realizadores que daban dinero en las taquillas, gracias a sus comedias ligeras con cierta frescura. Pero la gran aventura de Desafinado acabó con la productora Lolafilms, y a partir de ahí, pasó a ser minoritario. El cineasta había coqueteado con el thriller en los numerosos guiños a Alfred Hitchcock de Boca a boca, y hasta rodó un film presuntamente de este género, Entre las piernas, donde como deja bien claro su título tenía más importancia el erotismo que el suspense. Ahora, lo intenta de nuevo con La ignorancia de la sangre, adaptación de la novela homónima de Robert Wilson.

Javier Falcón, inspector de Homicidios que mantiene un idilio con una madre viuda, investiga la muerte en accidente de tráfico de un gángster ruso que tenía en su poder un disco duro con importante información. Dos facciones de la mafia presionan al policía para que lo entregue, hasta el punto de que una de ellas secuestra al hijo de su novia. Paralelamente, un amigo de Falcón le pide ayuda porque a su hijo quieren reclutarle para una cédula de terroristas islámicos.

Tenía Gómez Pereira un presupuesto relativamente holgado y los suficientes elementos para que La ignorancia de la sangre funcionara con fluidez, pues de hecho, todo lo que tiene que ver con Juan Diego Botto tratando de rescatar in extremis al niño capta la atención del espectador, así como su dilema de renunciar a sus principios morales por amor. Si se hubiera potenciado esta parte y reducido a pavesas todo lo demás (lo que habría sido un mero ‘macguffin’ para Alfred Hitchcock) otro gallo nos cantara.

Pero el productor Gerardo Herrero le ha colado a su guionista habitual, el argentino Nicolás Saad (Silencio en la nieve, Atlas de geografía humana), que en esta ocasión no realiza una eficiente adaptación del texto literario, donde su autor tenía más espacio para desarrollar subtramas que aquí poco aportan.

Por ejemplo, una escultora cuya hermana desaparecida ha sido obligada a prostituirse, se podría suprimir sin que nadie lo echara de menos. Y es que parece que el libretista quiere denunciar demasiados asuntos: la trata de blancas, el crimen organizado ruso, el terrorismo islámico... Quizás por eso, sus diálogos dan la impresión de querer condensar muchas páginas de novela, y por eso resultan farragosos y poco naturales. Otras veces, los personajes lanzan grandes parrafadas en ruso o árabe sin subtítulos, como si el director odiase a los espectadores (al menos en la copia exhibida para la prensa).

Por todas estas razones, el otras veces eficaz Juan Diego Botto parece más desorientado que el investigador que interpreta, y en cuanto a Paz Vega, por lo visto resulta más conveniente exhibir su anatomía que conseguir que parezca coherente su personaje de madre desconsolada porque la vida de su retoño está en juego.

Además, algunos detalles de la puesta en escena de La ignorancia de la sangre resultan risibles, por ejemplo, que el móvil del protagonista le avise ‘discretamente’ con letras gigantes de que le está llamando el CNI.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.