IMG-LOGO
The Laundromat: Dinero sucio
5 /10 decine21

The Laundromat: Dinero sucio

The Laundromat

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

The Laundromat: Dinero sucio

Cuando sus idílicas vacaciones sufren un giro inimaginable, Ellen Martin (Meryl Streep, ganadora de un Óscar) comienza a investigar una póliza de seguros falsa que le lleva a un laberinto de dudosas transacciones que podrían vincularse a un bufete de abogados de la Ciudad de Panamá y a su interés en ayudar a los ciudadanos más ricos del mundo a acumular fortunas aún mayores. Los encantadores y trajeados socios fundadores Jürgen Mossack (Gary Oldman, ganador de un Óscar) y Ramón Fonseca (Antonio Banderas, nominado a un Globo de Oro) son expertos en los métodos mediante los cuales las empresas ficticias y las cuentas offshore ayudan a los ricos a prosperar. Además, están a punto de mostrarnos que el dilema de Ellen tan sólo insinúa la evasión de impuestos, los sobornos y otros despropósitos ilegales en los que incurren los ricos para apoyar el corrupto sistema financiero mundial. Nos mostrarán que el dilema de Ellen sólo insinúa la evasión de impuestos, los sobornos y otros despropósitos ilegales a través de los que los súper ricos incurren para apoyar el corrupto sistema financiero mundial.

5 /10 decine21

Crítica

¿Heredarán los mansos la Tierra?

¿Heredarán los mansos la Tierra?

Película-denuncia de las debilidades del liberalismo económico, que permite la creación de productos financieros para que los ricos sean más ricos, no evadiendo impuestos, que sería un delito, sino eludiéndolos, que viene a ser lo mismo, al menos moralmente, pero que no estaría castigado por la leyes. Para ello parte del escándalo real de los papeles de Panamá, en que el dinero de muchísimos inversores se colocaba en empresas pantalla a través del bufete de abogados, con sede en ese país, Mossack Fonseca.

El esquema que utiliza el guión de Scott Z. Burns, a partir del libro de Jake Bernstein, copia el esquema de la bastante más lograda La gran apuestaJay Roach acertó, y repitió fórmula en la también interesante El vicio del poder–, con un relato entre surrealista y cínico, donde los narradores son los abogados Jürgen Mossack y Ramón Fonseca, interpretados por Gary Oldman y Antonio Banderas. Éstos explican con desparpajo su forma de ganar dinero, presentándose como víctimas, ellos no habrían hecho nada malo, sólo seguir las reglas que el sistema permite y tolera, y de las que gente "decente" se aprovecha sin problemas.

El film, dirigido por Steven Soderbergh, está estructurado en torno a una enumeración de secretos a voces de cómo aprovechar las debilidades del capitalismo, donde los sobornos y la corrupción moral se ofrecen a la vista como una senda natural a seguir. Ello desde el arranque, en que el trágico accidente de un barco conlleva la indemnización nula para las víctimas, porque las responsabilidades habrían derivado de una empresa a otra, hasta que al final nadie se hace cargo de nada.

Aunque la narración se sigue con interés, la sensación de calco de La gran apuesta, y cierto estilo descuidado, desfavorece el resultado final. Quien ayuda a elevar el interés es una sorprendente Meryl Streep, que en el último tramo del film sorprende al espectador con una inesperada pirueta interpretativa.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.