IMG-LOGO

Biografía

André Dussollier

André Dussollier

74 años

André Dussollier

Nació el 17 de Febrero de 1946 en Annecy, Haute-Savoie, Francia
Filmografía
Tanguy, le retour

2019 | Tanguy, le retour

Una pequeña mentira

2019 | Fourmi

El guionista francés Julien Rappaneau ha alcanzado una filmografía suficientemente notable como para que ya no nos refiramos a él como el hijo de Jean-Paul Rappaneau. En 2015 decidió emular a su progenitor y debutó como director con la estimable Rosalie Blum, una comedia dramática sobre la soledad y la necesidad de ser amado. En su segunda película, Una pequeña mentira, consolida su buen hacer tras las cámaras con una historia entrañable y sencilla sobre el amor entre un padre y su hijo y demuestra que sabe tocar la fibra y que lo suyo son las historias optimistas que hacen ser mejores a las personas. Desde que se cerró la fábrica donde trabajaba, Laurent no levanta cabeza. Recién separado de su mujer, malvive en casa de su tía y se pasa el día bebiendo. Su hijo Théo le adora pero nada parece ayudar a Laurent a cambiar de vida. Cuando un ojeador del Arsenal acude a un pequeño partido de fútbol en el pueblo, Théo, que es la estrella local, es finalmente rechazado. Sin embargo, como quiere ilusionar a su padre inventa la noticia de que ha sido elegido para jugar en el club londinense. Una pequeña mentira es la adaptación la gran pantalla del cómic “Dream Team”, obra de los españoles Mario Torrecillas y Artur Laperla, escritor e ilustrador respectivamente. Estamos ante una comedia dramática, amable y con encanto, donde el alma es el jovencito Théo –alias "Hormiga"–, de doce años, que rebosa bondad y responsabilidad. Resulta conmovedor cómo a pesar de las decepciones sigue creyendo en su padre, mientras todos a su alrededor lo dan por perdido. Hay un amor genuino, cuestión que nos queda clara ya desde la primera escena de la espera infructuosa. Y aunque a primera vista parezca un tema secundario, se toca así el mundo de la preadolescencia desde una perspectiva muy comprensiva: tanto el protagonista, como su amiga Romane y su colega friki son jovencitos con sus traumas y sus frustraciones, sus limitaciones y tristezas. Precisamente lo más llamativo del guión de Rappeneau es esa mirada afectuosa hacia los jovenzuelos, porque más que del amor de un padre por su hijo de lo que aquí se habla es ante todo de lo que el amor de un hijo puede hacer por su padre. Está bien medido el desarrollo de la historia, los leves hechos que hacen cambiar, las buenas influencias e incluso el pequeño toque casi capriano que dará lugar al giro final en el partido de fútbol. El director mima bastante a sus personajes, un puñado de hombres, mujeres y niños de buen corazón. Ahí están en primer lugar François Damiens en el papel del padre, su cansada madre (Ludivine Sagnier), la dulce y bondadosa trabajadora social (Laetitia Dosch), el entrenador (André Dussollier) e incluso el nuevo compañero de la madre (Nicolas Wanczycki). Todos ellos, junto con los amigos del protagonista, tienen su lugar importante en la trama y participan equilibradamente en la historia de Théo, bien interpretado por Maleaume Paquin.

6/10
A fondo

2016 | À fond

La familia de Tom y Julia, con sus hijos pequeños Lison y Noé, y con la inclusión a última hora de Ben, el padre de Tom, se dispone ha pasar unos días de vacaciones lejos de París. Tom está especialmente ilusionado con su nueva furgoneta Medusa, un vehículo inteligente en donde todo está informatizado. Pero al poco de comenzar el viaje, la electrónica de la furgoneta se bloquea y Tom comprueba con horror que no puede frenar ni bajar la velocidad de 130 km/h. Alocada y ligera comedia francesa escrita y dirigida por Nicolas Benamou, que halló cierta repercusión con su anterior film, Se nos fue de las manos, aunque tampoco fuera la séptima maravilla del mundo. En A fondo ofrece una trama amable y más o menos divertida protagonizada por una esperpéntica familia que sufre todo tipo de calamidades, al hilo de la premisa que ya disfrutamos con la movidita Speed. También aquí la acción –esa furgoneta que no puede frenar– está igualmente muy presente, pero el tono es tan paródico, con acumulación de pasajes de humor tan absurdo que puede agotar. Los personajes caen bien, pero les falta entidad y un poco de mesura. En este sentido el abuelo, bien interpretado por el veterano André Dussollier, está demasiado salido de madre y parece excesivamente tontorrón, y algo similar ocurre con la pasajera invitada o con la ridícula inspectora de policía obsesionada con el ping-pong. Y al trabajo esforzado del competente José Garcia le falta gracia. En general, el espectador se sonreirá en unas cuantas ocasiones, pero apenas asomará una carcajada. Seguramente lo más divertido sean las catástrofes que le suceden al perseguidor de la familia, un gitano con una inusual cualidad para atraer todo tipo de desgracias.

4/10
21 noches con Pattie

2015 | 21 nuits avec Pattie

Cinta adscrita al realismo mágico, que mira con un punto de humor muy desinhibido la desazón vital que atraviesan en la actualidad tantas personas. El punto de partida es el viaje de Caroline a un remoto pueblecito de sur de Francia, su madre Isabelle –localmente conocida como Zaza–, con la que apenas tenía relación –la dejó al cuidado de sus abuelos siendo niña, y siempre estaba viajando–, acaba de morir inesperadamente. Mientras está haciéndose cargo de los arreglos funerarios se encuentra con que el cadáver de Zaza ha sido robado, y surgen todo tipo de hipótesis, mientras se ve obligada a prolongar su estancia. Lo que significa una inmersión en un curioso mundo hedonista, que le haría recuperar el gusto por el placer sexual que habría perdido. Su particular guía es Pattie, una mujer que si no es ninfómana le falta poco –altamente promiscua con los hombres, habla de su experiencia sexual con detalle casi pornográfico–, y allí va tratando con distintos personajes que le invitan a fantasear sobre lo ocurrido, como el que parece un antiguo amante de su madre, y tal vez su padre, aunque también podría ser un chiflado necrófilo. Los hermanos Arnaud y Jean-Marie Larrieu vuelven a armar tras El amor es un crimen perfecto una trama con elementos desconcertantes, que invitan a preguntarse quién está más muerta, si Zaza o Caroline. Aunque no nos engañemos, su propuesta no entra en grandes vericuetos intelectuales, más bien parece una especie de juego o una broma, con abundantes elementos de comedia, que muchos espectadores encontrarán de dudoso gusto, al menos la insistencia en las perversiones sexuales resulta un tanto agotadora. Sin duda que los guionistas y realizadores se muestran habilidosos a la hora de hilar su discurso, conviven el realismo y la fantasía, el humor y el punto dramático, en cuidadoso equilibrio. E Isabelle Carré aguanta el protagonismo, y eso que acechan sobre todo dos actores, André Dussollier y Karin Viard, para robarle las escenas en que sus personajes cobran peso con sus respectivos excesos. Destaquemos también el trabajo de Laurent Poitrenaux, el gendarme, de breve presencia pero con indudable personalidad.

5/10
Grandes familias

2015 | Belles familles

Tras años de ausencia de Francia, Jerôme regresa a París con su novia china, con idea de anunciar a su madre viuda y a su hermano su próxima boda. Es un viaje relámpago, pues la pareja, colegas de trabajo, tienen pendiente una importante reunión de negocios en Londres. El caso es que Jerôme se entera que los planes de venta de la gran casa familiar en el campo están paralizados por un contencioso judicial del que se ocupa su amigo de la infancia Piaggi. Así que viaja sólo ahí, en lo que será una especie de regreso al pasado para afrontar el trauma de la relación con su padre, que nunca le mostró demasiado afecto. El encuentro con la querida de su progenitor, que tiene una hija, complicará las cosas. No se ha prodigado demasiado en la dirección de películas Jean-Paul Rappeneau después de cautivar a medio mundo con su Cyrano de Bergerac, de 1990. Después sólo ha hecho tres películas no muy apasionantes, y entre la que nos ocupa y la anterior media una docena de años. Ha sido con 83 años cuando Rappeneau ha decidido que aún tenía algo que decir, en relación a la familia, y lo ha hecho colaborando con sus hijos Martin, compositor, y Julien, coguionista. El caso es que esta historia de líos familiares, donde nadie es perfecto, a priori prometía, pero el cineasta estira la trama en exceso, e incluye extremos poco creíbles para justificar relaciones románticas, la más increíble que la hija de la querida de su padre, no sea también hija de su padre, sino de algún anónimo personaje, lo que permite jugar con un posible enamoramiento de Jêrome sin caer en el incesto. Aunque algo larga, la cinta es medianamente agradable, y tiene un ritmo aceptable y un reparto apañado, encabezado por Mathieu Amalric. Pero le falta chispa, resulta anodina, y algunos trucos de guión son demasiado obvios.

5/10
Amar, beber y cantar

2014 | Aimer, boire et chanter

Yorkshire. Tres matrimonios ensayan una obra teatral con un grupo amateur. Pero andan preocupados por George, un conocido común al que sólo le quedan tres meses de vida. Último trabajo del sobresaliente cineasta de la Nouvelle Vague francesa Alain Resnais, que falleció en 2014 a los 91 años tras la proyección en el Festival de Berlín, donde ganó el premio FIPRESCI de la Crítica Internacional y el premio Alfred Bauer. Adapta la obra teatral "Life of Riley", de Alan Ayckboum, de quien también llevó al cine Smoking, no Smoking y Asuntos privados en lugares públicos. Resulta bastante llamativo que a su avanzadísima edad, el autor de Hiroshima, mon amour aún tenía ganas de experimentar. Construye así una adaptación que no sólo no disimula su origen teatral, sino que se desarrolla en el escenario de la obra que se está ensayando, frente a decorados de cartón piedra. Cuando acaba cada escena, los personajes salen del escenario para dar paso a la siguiente. El relato se sostiene gracias al impecable trabajo de los seis actores que defienden el texto en pantalla, los habituales del cine del realizador Sabine Azéma, Sandrine Kiberlain, Caroline Silhol, André Dussollier, Hippolyte Girardot, Michel Vuillermozl, que interpretan en francés, a pesar de que dan vida a personajes ingleses. Aunque a nivel temático está presente el dolor ante la desaparición por un ser querido, acaba siendo más ligera de lo que promete, y se centra en la intriga creada alrededor de la figura de George, mujeriego pero buen amigo, que jamás aparece en escena, y en las crisis conyugales que provoca su habilidad para la seducción.

7/10
La Bella y la Bestia

2014 | La belle et la bête

Continúa la tendencia a versionar cuentos en cine y televisión, piénsese en las casi coetáneas adaptaciones de “Blancanieves”, “Hansel y Gretel”, “Caperucita Roja”... o en la serie que aúna un montón de cuentos Érase una vez. Ahora le toca el turno al relato de Jeanne-Marie Leprince de Beaumont (1711–1780), que sedujo previamente al surrealismo de Jean Cocteau en 1946, y a los animados estudios Disney en 1991. Christophe Gans, cineasta muy visual pero excesivo –piénsese en El pacto de los lobos–, se autocontrola con una historia de sugestiva imaginería, que subraya bien el sacrificio de Bella para salvar a su familia, y la evolución en el trato con su captor Bestia. Sin que se invente la pólvora, funcionan la estructura de cuento narrada por una mamá a sus niños al estilo La princesa prometida y los flash-backs en la mansión, con elegantes transiciones del presente al pasado. El director demuestra inteligencia creando algo de intriga acerca de cuál será el aspecto de Bestia, y los villanos capitaneados por el español Eduardo Noriega tienen su gracia. Aunque los reyes de la función actoral son Léa Seydoux (La vida de Adèle) y el siempre inquietante y ambiguo Vincent Cassel (Promesas del Este).  

5/10
Diplomacia

2014 | Diplomatie

Ejemplar adaptación de la obra de teatro de Cyril Gely, quien recrea lo acontecido durante la noche del 24 al 25 de agosto de 1944, en los aposentos del general nazi Dietrich Von Choltitz, gobernador de París, situados en el Hotel Maurice. Recibirá la visita del cónsul sueco Raoul Nordling, el cual le pedirá que renuncie a ejecutar los planes de Hitler de destruir París. La llegada de las tropas aliadas es inminente, la ciudad está perdida para los nazis, las cargas de explosivos están diseminadas por todos los lugares emblemáticos... Sólo falta la orden del general para hacer saltar todo por los aires. El alemán Volker Schlöndorff, ganador del Oscar y la Palma de Oro de Cannes por El tambor de hojalata, relata uno de los sucesos más recordados de la II Guerra Mundial. El propio director, junto con Gely, ha escrito el guión cinematográfico y gracias a una pulcra planificación y a un ritmo excelente compone una película que atrapa desde el primer minuto, y eso que no se desliga de su origen teatral, pues se trata casi completamente en una larga conversación entre dos personas en un espacio interior. Pero es que los diálogos son ejemplares, verosímiles y enjundiosos a un tiempo, y logran definir poco a  poco los caracteres opuestos de los dos personajes protagonistas. Más claro parece el de Von Choltitz, un militar para quien la obediencia es la virtud sobre la que ha basado su vida, mientras que Nordling da muestras de ser un dialogante nato, más ambiguo, dispuesto a utilizar todas las artimañas dialécticas para evitar el desastre. Al contrario que en la memorable película ¿Arde París?, donde René Clément trataba el mismo tema pero centraba su argumento en la actividad de la resistencia francesa en torno a la rendición nazi en París, aquí lo puramente bélico, la acción, brilla prácticamente por su ausencia, y Schlöndorff se fija únicamente en los dos protagonistas, en el modo de cambiar una decisión que sería trascendental en el futuro. Es por eso que la película funciona gracias a unas interpretaciones espléndidas, en donde sería muy difícil decir quien está mejor, si André Dussollier (Nordling) o Niels Arestrup (Von Choltitz).

7/10
Impardonnables

2011 | Impardonnables

Francis (André Dussollier) es un escritor que se traslada a Venecia para poder escribir. Allí conoce a Judith (Mélanie Thierry), su agente inmobiliaria, de la que se enamora y con la que comienza una relación. El problema es que Judith esconde un secreto que no quiere contar a Francis. Sospechas y falta de confianza son temas que le van como anillo al dedo al cine de André Téchiné, de parsimoniosa narrativa. Pero en esta adaptación de la novela de Philippe Djian la cosa deriva hacia el morbo y no acaba de interesar demasiado. Buen elenco actoral.

5/10
Micmacs

2009 | Micmacs à tire-larigot

Bazil es un tipo que ha tenido muy malas experiencias con las armas. Su padre era militar y murió al pisar una mina antipersona cuando Bazil era todavía un niño. Y por si eso fuera poco, ya de adulto, Bazil recibe una bala perdida mientras está trabajando en su videoclub. Los cirujanos deciden dejar la bala alojada en su cerebro porque temen que el paciente muera al extraerla. Con su trabajo perdido, sin casa y sin familia, Bazil se convertirá en vagabundo y conocerá a unos curiosos personajes que se alojan en una especie de caverna subterránea, elaborada a base de desperdicios. Entre todos forman una gran familia y Bazil les pedirá ayuda para sabotear a las dos principales empresas de fabricación de armas. Así, Bazil y sus amigos pergeñarán una serie de maniobras para que las dos corporaciones se destruyan entre ellas. Regreso a la dirección de Jean-Pierre Jeunet, sin lugar a dudas uno de los talentos visuales más prestigiosos del cine, tal y como ha demostrado en películas como Delicatessen o Amelie. En este caso, elabora también un guión con mucha metralla (nunca mejor dicho), que arremete explícitamente contra el negocio armamentístico actual de las potencias occidentales, causantes de terribles guerras y tragedias personales en todo el mundo. Pero, por supuesto, Jeunet narra su historia a modo de cuento, pleno de humor y con algunos momentos creativos muy brillantes –como el del partido de fútbol con mina antipersona–, de modo que el espectador se entretiene con continuos gags visuales, herederos del 'slapstick' del cine mudo. Sin embargo, ese aire ligero que envuelve toda la trama también tiene su contrapartida, pues en general no se genera tensión alguna y la acumulación de pequeños episodios puede aburrir, mientras que la imaginería gótica y la fotografía colorista del director ya no es suficiente para mantener la atención, pues no sorprende como en sus primeros filmes. El reparto está lleno de rostros familiares, con protagonismo para Dany Boon (Bienvenidos al norte), pero también con la presencia del actor fetiche de Jeunet, Dominique Pinon, o de comediantes de altura como André Dussollier, Julie Ferrier y Yolande Moreau. Todos están bien en sus papeles, aunque quizá falte más nitidez en la caracterización de algunos personajes, así como la inclusión de alguna trama amorosa que hubiera contribuido a redondear y completar el conjunto.

5/10
Las malas hierbas

2009 | Les herbes folles

A Marguérite Muir le roban el bolso. George Palet encuentra su cartera en el parking de un centro comercial. Y se desata un deseo irracional en este cincuentón casado y sabelotodo por conocer a esa mujer de su misma edad, que tiene un carnet de piloto privado. Así que a pesar de entregar su hallazgo en la comisaría, comienzan las llamadas telefónicas de uno y otra, una serie de encuentros y desencuentros, el anhelo de la aventura.En vísperas de cumplir noventa años, el francés Alain Resnais demuestra ser un maestro del cine. Sólo alguien de su categoría es capaz de tomar esta trama ligera y caprichosa, como una mágica composición musical, y entregar un maravilloso film, divertimento que al tiempo sienta cátedra sobre el estado anímico de tantos, cansados de su aburrida vida, no en balde llega a decir en un momento el protagonista “Estoy cansado de esta mierda de vida”.El director adapta con excelente pulso una novela de Christian Gailly y la dota de una maravillosa musicalidad, maneja perfectamente una fotografía muy luminosa y quemada. E igual se atreve a usar profusamente la voz en off de un narrador y distintos personajes, que a jugar a la intriga de quién es quién, y a las dudas de hasta qué punto es todo una fantasía, a hacer una declaración de amor por la lectura y el cine, o a usar la aventura de volar como metáfora de un utópico estado de dicha absoluta. Otro símbolo potente son las hierbas, más locas que malas –la precisión corresponde al título original–, que se empeñan en crecer de modo sorprendente en el asfalto.En Las malas hierbas hay toda una serie de decisiones estéticas brillantes –no mostrar el rostro de Marguérite en los primeros minutos de cinta en que compra zapatos y le roban, la visita de los policías con sus preguntas a George reverberando con un eco que parece no tener fin...–, riesgos que se puede permitir quien tiene un perfecto dominio de la narración fílmica. Los actores, y de modo especial André Dussollier y Sabine Azéma, apoyan a la perfección la motivación de unos personajes que, según el director, “despliegan una vitalidad increíble en lo que puede considerarse una carrera hacia el error”.

7/10
No se lo digas a nadie

2006 | Ne le dis à personne

Alex se quedó viudo tras el terrible asesinato de su esposa Margot. Ocho años después y con el recuerdo de ella siempre presente, el hombre recibe un correo electrónico que le avisa con el rótulo 'No le digas a nadie'. Al abrirlo sale la perturbadora imagen de Margot mirando de frente, en medio de una multitud que camina de un lado para otro en la calle. Guillaume Canet filma un interesante thriller mezclado con un tono romántico. El protagonista es un hombre obsesionado con la muerte de su esposa y la imagen de ella a través de un anónimo e-mail es el principio de una correcta intriga que se mantiene hasta el final. El ferviente deseo del protagonista por recuperar el amor perdido no hace más que añadir cotas de suspense a la historia. François Cluzet (El húsar en el tejado) protagoniza el film junto a Marie-Josée Croze (La escafandra y la mariposa) o Kristin Scott Thomas que, a pesar de ser británica y de haber triunfado en Hollywood, se afincó en Francia hace muchos años, país en el que ha participado en varias películas como Amour et confusions o Hace mucho que te quiero. El film ganó cuatro prenios César en 2007 y un premio de la academia británica al mejor film extranjero, entre otros galardones.

7/10
Asuntos privados en lugares públicos

2006 | Coeurs

El octogenario maestro del cine francés Alain Resnais se hace de rogar teniendo en cuenta que desde su gran éxito On connaît la chanson, de 1997, sólo había rodado una película, Pas sur la bouche, inédita en muchos países, entre ellos España. Con esta adaptación de la obra teatral “Private Fears in Public Places”, de Alan Ayckbourn, el cineasta ganó el León de Plata al mejor director en Venecia en 2006, mientras que Laura Morante se hizo con el premio Pasinetti a la mejor actriz. Entrecruza las andanzas de media docena de vecinos del barrio parisino de Bery, que se interrelacionan a partir de la cita de Thierry, un maduro agente inmobiliario, con Nicole, a la que le enseña un piso en esa zona. Thierry, que vive con una hermana mucho más joven que él, se siente atraído por su compañera de trabajo en la inmobiliaria, Charlotte, una mujer teóricamente muy religiosa. Ésta, en sus ratos libres, acepta cuidar a un enfermo terminal cascarrabias, a petición de su hijo, Lionel, que la deja a su cargo mientras trabaja como barman. Uno de sus clientes, que le usa como confidente, es Dan, que bebe de más para olvidar que le han echado del ejército, suceso que amenaza con dar al traste a su relación con Nicole (la mujer anteriormente citada que buscaba piso). Laura Morante (Nicole) borda su papel, breve pero intenso, de novia desencantada que no acaba de encontrar al hombre ideal. Además, esta comedia dramática se engrandece aún más con la presencia, entre otros actores de primera, de Pierre Arditi y la esposa del propio cineasta, Sabine Azéma, que ya habían demostrado su química en dos redondos filmes del realizador: On connaît la chanson y Smoking, no smoking. El texto teatral tiene su interés, pues a través de diálogos de gran calidad abarca un amplio abanico de asuntos. Trata sobre todo de la tenacidad, para resolver las situaciones difíciles de la vida, como en el caso de la mujer que tiene que cuidar al anciano que ahuyenta a sus enfermeras tirándoles la cena encima, o el del soldado expulsado que, incapaz de aceptar su situación, se refugia en el alcohol. Aborda también la soledad de unos personajes que parece que no acaban de encontrar a quién contar sus problemas. Y ofrece apuntes sobre los anuncios de contactos amorosos, el alcoholismo y la fe. Pero no profundiza en nada, y el personaje de Sabine Azéma, la mujer católica que tiene una doble moral y se dedica al ‘striptease’ se antoja bastante disparatado, si se realiza un análisis a posteriori. Y es que cualquier defecto que se le pueda señalar a esta película, sólo sale a la luz cuando ha terminado la proyección. Durante el visionado, todo es convincente, gracias a los actores, y al dominio maestro del lenguaje fílmico del veterano Resnais. Esa iluminación que cambia mágicamente para dar lugar a una conversación ‘especial’, esos muros que desaparecen por arte de magia para dar lugar a un encuadre mejor, y otros toques de autor fascinarán a los más cinéfilos.

6/10
Lemming

2005 | Lemming

Los lemmings parece ser que son unos animalitos que se desplazan en grupo en una dirección determinada, hasta que a veces acaban cayendo por un precipicio. Al parecer no se suicidan, sino que su muerte se produce porque sufren una intensa desorientación. En este thriller, el director Dominik Moll usa estos roedores como metáfora de aquellas personas ofuscadas, que corren el riesgo de precipitarse al vacío.  Los lemmings habitan en el ártico, en algunas zonas del continente americano y en Asia. Sería imposible encontrarse uno en Francia, como le ocurre a Benedicte, la protagonista femenina. Benedicte Getty se topa con uno de estos animales, moribundo, en las cañerías del agua de su nueva casa, a donde se ha trasladado porque su marido, Alain, ha empezado a trabajar en el desarrollo de una revolucionaria cámara de vigilancia, capaz de desplazarse por el aire. Una noche, los Getty invitan a cenar al nuevo jefe de Alain y su señora, pero ésta acude a la cita visiblemente enojada, pues acaba de enterarse de las continuas infidelidades de su marido.  Dominik Moll, director Harry, un amigo que os quiere, parte de un planteamiento prometedor. Además crea una atmósfera inquietante, compone algunas secuencias de gran tensión y aprovecha las esforzadas interpretaciones. Pero su film se desinfla progresivamente por giros de guión surrealistas y desconcertantes, que sin conseguirlo quieren parecerse al cine de David Lynch. El film tiene menos humor que el anterior trabajo del director, y su visión de las relaciones conyugales y el fantasma de la infidelidad acaba siendo excesivamente oscura.

4/10
Asuntos pendientes

2004 | 36 Quai des Orfèvres

Film policíaco que por su aire ‘casual’ bien podría haber sido rodado en los 70, dicho sea sin ningún ánimo peyorativo. Permite un duelo actoral entre  Daniel Auteuil y  Gérard Depardieu, aunque el mostacho que luce este último se nos antajo más falso que un ‘judas’ de plástico. Dos carismáticos policías parisinos, Leo y Denis, andan enfrentados por más de un motivo. No sólo aspiran ambos a suceder al actual jefe de la policía judicial, sino que rivalizan por la misma mujer. Al acudir al encuentro de una fuente, que podría ayudarle a desarticular una banda de delincuentes y ganar puntos para el ascenso, Leo es involucrado a su pesar en un crimen del que es testigo. Nadie tendría por qué saberlo, pero Denis observa todos sus pasos...

6/10
Agentes secretos

2004 | Agents Secrets

Thriller a la francesa, protagonizada por el matrimonio en la vida real de los actores Vincent Cassel y Monica Bellucci. Sigue una operación del servicio secreto francés, en la que los agentes descubren la traición de sus propios jefes. El film tiene cierto interés, aunque su ritmo se acerca peligrosamente en algunos momentos a lo plúmbeo. Asegura el director que su modelo han sido las pelis de espías americanas de los 70, del estilo de Los tres días del cóndor y Marathon Man, pero se queda lejos de la altura de esos títulos.

4/10
Largo domingo de noviazgo

2004 | Un long dimanche de fiançailles

Decir Jean-Pierre Jeunet es decir preciosismo fotográfico, personajes tan ricos como estrambóticos, gags carcajeantes próximos al slapstic del cine mudo y desfachatez visual a la hora de mostrar crudeza u obscenidad sin perder ni por un instante el aire mágico de la fábula imaginaria. Todo eso lo tenía esa obra magistral que se llamaba Amelie, y que le granjeó el aplauso de la crítica y el público de todo el mundo. Ahora, el director francés vuelve a usar idéntica fórmula con una historia muy distinta, más sórdida y monocromática, pero con la misma e inestimable colaboración de la luminosa Audrey Tautou, una actriz de una candidez y expresión en la mirada fuera de lo común. La historia, adaptación de la novela del francés Sébastien Japrisot, se centra en el amor hiperrromántico de Mathilde por Gilles. Ambos se separaron cuando él marchó a luchar a las trincheras en la Primera Guerra Mundial. Al cabo del tiempo Mathilde recibe la noticia de su muerte, ya que, tras ser sometido a consejo de guerra junto a otros cuatro compañeros, Gilles fue abandonado en tierra de nadie. Mathilde viaja, investiga y remueve cielo y tierra para dar con el paradero de su amor. Pese a que las noticias nunca son halagüeñas, ella no desespera de encontrarle vivo. Junto Mathilde el espectador es testigo poco a poco del puzzle de los acontecimientos, y, mientras tanto, otras curiosas historias y personajes entran en juego. Entre el drama y la comedia, la historia no pierde nunca el aire del cuento romántico, en especial en las estampas idílicas en la casa de los tíos, aunque también destaca el naturalismo con que Jeunet rueda las secuencias de guerra, muerte y sexualidad. Entre los intérpretes no falta el buen hacer del actor fetiche del director, Dominique Pinon.

6/10
18 años después

2003 | 18 Ans Après

La francesa Coline Serreau ha dirigido y escrito una continuación de su mayor éxito a escala internacional, Tres solteros y un biberón, que transcurre 18 años después, exactamente los que transcurrieron entre los rodajes de ambas cintas. Repiten los actores originales, y se incorpora al reparto la hija de la propia cineasta, la debutante Madeleine Besson. Ella es la actriz que interpreta a Marie, aquella niña adoptada por tres solterones, y que se ha convertido en toda una mujercita. Tras aprobar el examen de bachillerato, Marie abandona temporalmente a sus padres adoptivos, y se dispone a pasar el verano en el sur de Francia con su madre, que tras pasar años en Estados Unidos, ha contraido matrimonio con un californiano. Por su parte, los solteros han pasado todo este tiempo educando a la niña, y no han tenido tiempo para estabilizar sus vidas. El paso a la madurez es el tema central de esta comedia, de tono amable, y en la que cada secuencia hace referencia a la primera parte. Aunque no alcanza la frescura del original, algunos golpes de humor son muy acertados, y los personajes están llenos de humanidad.

4/10
¡Que te calles!

2003 | Tais-toi!

Dos ladrones unen sus fuerzas tras coincidir en la cárcel. Una vez fuera intentarán recuperar un botín escondido que uno de ellos robó al criminal que sedujo a su mujer. Ellos dos son Quentin, un tipejo bastante pesado que no para de hablar, y Ruby, un hombre totalmente diferente, que prácticamente no dice ni mú. El responsable de la divertidísima La cena de los idiotas escribe y dirige este simpático film, que no alcanza la altura de otras de sus comedias. Más allá de la trama, lo mejor de ¡Que te calles! es precisamente el difícil equilibrio de los caracteres opuestos encarnados por los actores Gérard Depardieu (Quentin) y Jean Reno (Ruby).

5/10
Tanguy ¿Qué hacemos con el niño?

2001 | Tanguy

Un matrimonio maduro. Con hijo único. La criatura tiene ya 28 años, pero está apalancada en casa, con papá y mamá. Se supone que está a punto de terminar su tesis en chino –Tanguy es un chico inteligente, sí señor–, y que entonces se instalará en Pekín. Pero el tiempo pasa, y Tanguy siempre encuentra una excusa para no dejar el hogar. Hartos, deseosos de poder disfrutar lo que les queda de vida haciendo sus propios planes, sus padres deciden utilizar procedimientos expeditivos para que el niño se vaya. Divertida comedia francesa firmada por Etienne Chatiliez (La vida es un largo río tranquilo), que muestra un punto de partida muy típico en los tiempos que corren. El director se basa en un artículo que leyó en la prensa: una mujer italiana había echado de casa a su hijo de 31 años, pero éste la demandó y tuvo que readmitirle bajo su techo. El film se presta a gags hilarantes, un poco al estilo de La guerra de los Rose.

5/10
Vidocq

2001 | Vidocq

En el París prerrevolucionario de 1830 se encadena un triple asesinato. Pura rutina para Vidoq, el más afamado detective de Francia, si no fuera por la alta posición de las víctimas y la extraña forma en que se producen sus muertes. Cuando está a punto de atrapar al asesino, Vidocq pierde la vida en el intento. Mientras la ciudad llora tan gran pérdida, su mayor admirador, el periodista Etienne Boisset, trata de reconstruir sus últimos pasos. Así monta un puzzle de depravación inconcebible, tras el cual está el Alquimista, personaje legendario que cobra monstruosa realidad gracias a la sangre de jóvenes vírgenes. La primera escena ya avisa de emociones fuertes: lucha espectacular entre un enmascarado y su perseguidor. Aún no sabemos nada, aunque reconocemos a Gérard Depardieu, a la sazón Vidocq, antes de ser tragado por las llamas de un gigantesco horno… ¿Acaso no lo veremos más? Pitof no nos roba ese placer. Al contrario, nos lo devuelve una y otra vez con un conjunto de flashbacks, en una trama de muchos matices que va subiendo en intensidad. Ya inoculado en el espectador la intriga maquiavélica, no hay marcha atrás, la fuerza del film nos arrastra por truculentas vidas, por burdeles y fumaderos de opio, por las calles lúgubres de un París “fantástico”, enfatizado todo con el uso de la tecnología digital. Así, una acción trepidante, llena de ritmo entre pasado y presente, salpicada de contrapicados, cenitales, planos subjetivos, finísimo estilismo, claroscuros y demás brujerías fruto del alto conocimiento de las nuevas técnicas de Pitof, se pone al servicio de la historia para dejar boquiabierto al más pintado. Puesta en escena brillante que no oculta, sin embargo, una estructura narrativa lineal pensada para los más despistados, lo cual no quiere decir exenta de sorpresas. Por lo demás, el reparto cumple con lo encomendado en la función, destacándose, por inhabitual, una Inés Sastre de exótica oriental de pega.

5/10
El pabellón de los oficiales

2001 | La chambre des officiers

Si la cara es el espejo del alma, el teniente Adrien y sus compañeros del pabellón de oficiales del hospital de Val de Grâce la llevan clara. En 1914, en los prolegómenos de la Gran Guerra, un obús estalla junto al apuesto Adrien. Ni tiempo de disparar una bala tiene. El resto de la contienda lo va a pasar convaleciente. Su rostro y el de otros pacientes ha quedado horriblemente desfigurado. Aceptar la realidad de que su aspecto físico va a espantar a toda persona que trate de ahora en adelante, se convierte en durísima prueba. François Dupeyron, ganador de la Concha de Oro por ¿Qué es la vida?, adapta la novela homónima de Marc Dugain. Con algunos pasajes de frío academicismo, junto a otros en que se requiere un estómago a prueba de bombas, el film contiene también momentos muy hermosos, que describen los estrechos lazos que unen a los oficiales, sus crecientes deseos de vivir, y el cuidado de las enfermeras. Una de las escenas más emotivas se produce cuando los protagonistas descubren una presencia femenina en el lugar, que también sufre heridas de guerra. Al final la belleza va mucho más allá de las apariencias.

6/10
Un crimen en el paraíso

2001 | Un crime au paradis

Jojo y Lulu. Marido y mujer. Se llevan a matar. En la granja donde viven, “El paraíso”, se hacen todo tipo de perrerías, al estilo de las que acontecen en La guerra de los Rose. Pero es ella la más cruel y mezquina, pues él, en el fondo, es un pobre hombre, que se casó con la persona equivocada. Un día, viendo en la tele a un famoso abogado criminalista, a Jojo se le ocurre una idea: acudir al despacho del picapleitos, y sonsacarle cuáles serían las circunstancias atenuantes que lograrían su absolución en el hipotético caso de que asesinara a su esposa. ¿Será capaz Jojo de acometer tal empresa? Después de La cena de los idiotas, el divertido Jacques Villeret y el director Jean Becker vuelven a trabajar juntos en una animada comedia, repleta de humor negro y un poquito de ternura. A partir del clásico francés de Sacha Guitry La poison, Becker y su guionista, Sébastien Japrisot, actualizan la trama y le insuflan mucha, mucha frescura. Merece ser resaltada la escena en que Jojo se entrevista con el abogado (el divertido André Dussollier, que también aparecía en La cena), un prodigio de diálogos y dobles sentidos que provoca en el espectador la deseada carcajada.

5/10
La fortuna de vivir

1999 | Les enfants du marais

Francia, años 30. Marismas del río Loire. Allí viven, modestamente, Garris y Riton, amigos inseparables. El primero, soltero, está a punto de encontrar su gran amor. El otro, casado, y con varios críos, es buen tipo pero siempre acaba metido en líos; él es la razón de que Garris aguante la vida en las marismas: para sacarle de apuros. Uno es la pelea que mantiene con un boxeador profesional, que promete venganza. La amistad entre Garris y Riton, dos personajes con un aire de Quijote y Sancho Panza, es puesta a prueba en varias situaciones comprometidas. Pero su lealtad mutua resulta inquebrantable. Jean Becker, que adapta una novela de Georges Montforez, rodea a los dos protagonistas de tipos entrañables, amigos también: Amedée, soñador y devorador de libros, enamorado inconfeso de una viuda; Tane, el maquinista del tren; y Pépé, un anciano rico, dueño de una próspera fábrica, que logró salir de la miseria de las marismas, pero que no ha abdicado nunca de sus convicciones. Gozada de película. Canto a la amistad –con todo lo que conlleva: generosidad, sacrificio, perdón, dedicación de tiempo...– y a la 'joie de vivre', manifiestada en el disfrute de las pequeñas cosas de la vida. El film, contado desde la óptica de la hija pequeña de Riton, conjuga comedia y melodrama, con un ritmo delicioso, muy de Jean Renoir, en medio de un hermoso entorno rural. La magnífica definición de personajes facilita el éxito de pasajes conmovedores, como el formidable final.

7/10
On connaît la chanson

1997 | On connaît la chanson

Simon está enamorado de una atractiva mujer. Pero ella, a su vez, se fija en el jefe de Simon. Alain Resnais mezcla las peripecias de variopintos personajes, con canciones populares francesas.

6/10
Historia de un pobre hombre

1997 | Romanzo di un giovane povero

El coronel Chabert

1994 | Le Corônel Chabert

Basada en la célebre novela de Honoré de Balzac. Narra la historia de un hombre que llega a París afirmando ser el Coronel Chabert, que en su día fue declarado muerto en la batalla de Eylan. De ello hace diez años. Ahora que ha regresado, ve que lo ha perdido todo: posición, fortuna, e incluso su propia mujer, ahora casada con otro hombre. Incluso se le niega su propia identidad. Chabert está dispuesto a luchar para que se le reintegre todo aquello que ha perdido; así que comienza un complicado procedimiento legal. Estamos ante un magnífico film dirigido por Yves Angelo, que recoge integramente el espiríritu de la novela original. La recreación histórica de la Francia postnapoleónica está cuidadosamente elaborada. También destaca la oscura fotografía de Bernard Lutic, en consonancia con la historia de un hombre que, en definitiva regresa de la muerte. En el reparto destaca el siempre magistral Gérard Depardieu, quien asume el reto de dar vida a este enigmático personaje literario.

6/10
El pequeño apocalipsis

1993 | La petite apocalypse

Comedia no demasiado afortunada de Costa-Gavras, se desarrolla en torno a una fiesta que un matrimonio da en su casa, y a la que acude al ex marido de ella, que se encuentra muy incómodo. Tanto que se encierra en una habitación provocando un pequeño estropicio que los demás interpretan como una intentona fallida de suicidio. Adaptación de la novela de un autor polaco, el cineasta griego no atina a aunar diversión y crítica social.

4/10
Las marmotas

1993 | Les marmottes

El 24 de diciembre los Klein se disponen a cenar todos juntos para celebrar la Nochebuena y hacer honor a su apodo, "Las Marmotas", unos animales que destacan por ser muy familiares. Durante los días que pasan juntos se verá que no es todo tan idílico como se piensan. Situaciones demasiado exageradas que en ocasiones cansan con problemas ridiculamente existenciales.  

5/10
Un corazón en invierno

1992 | Un coeur en hiver

Stéphane, asociado con Maxime, regenta un taller donde fabrica y arregla violines con increíble virtuosismo. El mimo que pone en su trabajo no oculta un corazón gélido, en invierno como reza el título, que tal vez se heló cuando fracasó su matrimonio. Ahora conoce a una violinista con talento, Camille, y parece que surge el enamoramiento mutuo. Pero si bien ella es capaz de poner toda la carne en el asador, él, encerrado en su egoísmo, parece cavilar dentro de sí, como considerando que el amor es incapaz de llenar su vida. Claude Sautet cuenta con sensibilidad su historia, magnífico estudio psicológico de los dos personajes principales, interpretados con verismo por Daniel Auteuil y Emmanuelle Béart. El film es una espléndida muestra de sabiduría del uso del matiz narrativo, y la música de Ravel acompaña bien en algunas escenas. Ganó el León de Plata en Venecia en 1992.

8/10
Fréquence meurtre

1988 | Fréquence meurtre

Jeanne es una celebérrima terapeuta, que tiene un programa radiofónico donde los oyentes llaman pidiendo consejo. Lo que ignoran sus fans es que ella misma se somete a terapia desde que, siendo niña, sus padres fueron brutalmente asesinados. Una inesperada llamada en antena va a despertar los demonios del pasado, y Jeanne deberá pedir ayuda a su hermano mayor Frank, al que también afectó el trauma, y que es superintendente de la policía. Adaptación de una de las obras del escritor de misterio Stuart Kaminsky. Dirige Élisabeth Rappeneau, hermana del también director Jean-Paul Rappeneau. La estructura, a lo Agatha Christie, consiste en dar con el culpable del crimen de antaño, que fue adjudicado a un tipo que acaba de salir de prisión. Correctos trabajos de Catherine Deneuve y André Dussollier en un film previsible.

4/10
Mélo

1986 | Mélo

Un matrimonio sufre una crisis al reaparecer un antiguo amigo violinista. Argumento minimalista, escenario reducido a lo indispensable, y el ir y venir de los personajes, en que despiertan antiguos sentimientos, al tiempo que se alimentan frívolamente otros nuevos. Con estos mimbres un director emblemático de la "nouvelle vague", Alain Resnais, entrega una obra ligera en la que pasa mucho y no pasa nada. Protagoniza la "musa" del cineasta, Sabine Azéma.

6/10
Tres solteros y un biberón

1985 | 3 hommes et un couffin

Tres solteros y un biberón

El amor ha muerto

1984 | L’amour à Mort

6/10
El amor por tierra

1984 | L'amour par terre

Película muy del estilo de Jacques Rivette (La duquesa de Langeais), un poco parsimoniosa y literaria. La historia se centra en el mundo del teatro, y en concreto en un autor que decide que los actores de su última obra, Charlotte, Emily y Silvano, interpreten también la siguiente. Pero para ello deberán trasladarse a una casa durante una temporada para ensayar los textos, y sólo conocerán el desenlace en la representación final. Entretanto en la casa escuchan extraños sonidos... Film muy estudiado, con encuadres de escuela y sólidas interpretaciones.

6/10
La buena boda

1981 | Le beu mariage

Una entrega más de la serie "Comedias y proverbios" de Rohmer, sobre la perplejidad amorosa. Cuenta las vicisitudes de Sabine, que busca marido a toda costa tras romper con su amante, un tipo casado.

6/10
Llueve sobre Santiago

1979 | Il pleut sur Santiago

Película denuncia de tono casi documental, recrea el golpe de estado llevado a cabo por Augusto Pinochet en 1973, que supuso el derrocamiento de Salvador Allende, cuyas ideas socialistas radicales eran vistas como una ameneza por las clases medias y altas. No es demasiado valiosa fílmicamente, pero tiene el valor de haber sido realizada en un momento muy cercano a los hechos en que se basa, y tiene conocidos actores europeos en el reparto.

5/10
Perceval le Gallois

1978 | Perceval le Gallois

En plena Edad Media, Perceval es un joven ingenuo que deja por una vez de estar bajo el amparo de su protectora madre, para ir en busca de aventuras. Su escaso juicio y sentido común no le ayudarán a solucionar los problemas. Eric Rohmer se tomó un descanso tras su ciclo de 'cuentos morales' y dirigió este film basado en la novela "Perceval, el cuento del Grial", obra inacabada de Chrétien de Troyes. Con un antihéroe como protagonista, unas armaduras de juguete y unos decorados propios de un teatro escolar, el director rodó un film con una temática y realización que nada tenía que ver con su filmografía. Para algunos puede parecer una gran obra; para la mayoría, demasiado "rohmeriana".

4/10
Una chica tan decente como yo

1972 | Une belle fille comme moi

Un sociólogo tiene en marcha una investigación con trabajo de campo sobre mujeres criminales. Conocerá a la supuesta asesina Camille, de cuya inocencia cada vez está más convencido. Adaptación de una novela de Henry Farrell en clave de comedia a pesar de sus dosis de intriga. François Truffaut se toma el film como lo que es, un historia ligera, puro divertimento.

6/10

Últimos tráilers y vídeos