IMG-LOGO

Biografía

David Arnold

David Arnold

David Arnold

Filmografía
Drácula

2020 | Dracula | Serie TV

En un convento húngaro, la hermana Agatha interroga a Jonathan Harker, abogado británico que ha llegado hasta allí en un estado lamentable. Éste relata que dejó por unos días a su amada Mina con el fin de trasladarse a Transilvania, para ayudar en cuestiones de papeleo al Conde Drácula, que planea mudarse a Inglaterra. Pero éste le retiene en el castillo, donde irá perdiendo la salud poco a poco y descubrirá que otra persona también parece estar prisionera en su interior. Mark Gatiss y Steven Moffat triunfaron con Sherlock, memorable adaptación modernizada del personaje ideado por Arthur Conan Doyle. Ahora, escogen a otro de los más conocidos personajes creados a finales del siglo XIX, para otra serie producida por BBC, que sigue los mismos patrones, lo que quiere decir que parten del original literario pero introducen numerosas modificaciones, algunas muy originales, sobre todo que aquí la sangre de sus víctimas permite que el vampiro absorba los conocimientos de éste. Se han quedado con muchos elementos de las mejores versiones de la pantalla, por ejemplo con los colmillos llenos de sangre que lucía Christopher Lee en las películas producidas por la británica Hammer, el lado seductor y una apariencia muy similar a la de Frank Langella en Drácula (1979), de John Badham, el humor de El baile de los vampiros, de Roman Polanski, y la capacidad de rejuvenecimiento o el gusto por llevar gafas de sol, de Drácula, de Bram Stoker, dirigida por Francis Ford Coppola. Los responsables de la serie –culpables de la consagración de Benedict Cumberbatch– vuelven a apoyarse en actores de primera. El danés Claes Bang, que protagonizó The Square, logra no desmerecer frente a sus numerosos predecesores en la piel del vampiro transilvano, pues combina muy bien la apariencia aristocrática del personaje con su lado animal, y aporta ciertas gotas de sarcasmo que funcionan muy bien (Es usted un monstruo. Y usted abogado, nadie es perfecto). Junto a eficaces secundarios como John Heffernan (Espías desde el cielo), aquí como Harker, se corona como reina de la función Dolly Wells, hasta ahora vista en papeles muy secundarios como Woney, amiga de toda la vida en la saga de Bridget Jones, que borda a Sor Agatha, una monja sin fe y deslenguada. No acaba de funcionar la explicación de que el conde tema a los símbolos religiosos pese a su ateísmo –se ha tratado de adecuar al personaje a la moda de los tiempos que corren–. Funcionan mejor el primer capítulo, con fragmentos que provocan terror (sobre todo las partes de Harker explorando el castillo), y el segundo, que transcurre íntegramente a bordo del Demeter, el barco que ya en la novela de Stoker trasladaba al protagonista a Reino Unido, que el tercero y último, un tanto deslavazado. Pese a que parece una obra cerrada, no resultaría sorprendente que si triunfa se rueden más entregas.

6/10
Good Omens

2019 | Good Omens | Serie TV

Azírafel, ángel que vigila la puerta del este del Jardín del Edén, conoce al demonio Azirafel, en el Paraíso, pero éste se convierte en la serpiente que tentó a Eva. Con el paso de los años se hacen amigos, tras lo que trazan un plan para evitar la destrucción del mundo cuando llegue el Apocalipsis, tutelando al Anticristo. Cuando éste llega a la Tierra por una confusión acaba habiendo un intercambio de bebés, por lo que acaba siendo educado por una familia inglesa de lo más corriente. Adaptación televisiva en seis capítulos de la irreverente novela coescrita en 1990 entre el gurú de los comics Neil Gaiman (American Gods), que ejerce como productor y guionista, y el ya fallecido Terry Pratchett, creador de libros cómicos como la saga de “Mundodisco”, más apreciado en el mundo anglosajón, por los numerosos juegos de palabras de sus libros, aunque no le faltan seguidores en el resto del mundo. Ha habido varios intentos de llevar el volumen al cine; entre otros autores interesó a Terry Gilliam, lo que no resulta del todo sorprendente, pues su humor irreverente y surrealista remite a los Monty Python, formación a la que éste perteneció al principio de su carrera, en títulos como la polémica La vida de Brian. Esta versión audiovisual resulta bastante fiel al material original, se ha añadido algún elemento innecesario y poco más. Visualmente tiene tramos potentes, y tienen gracia algunos golpes de humor, siempre negro, y bastante británico. Pero esta parodia del apocalipsis (básicamente parece una versión cómica de La profecía, de Richard Donner) no da para tantos episodios, acaba agotando, y sus giros acaban dando lugar a situaciones demasiado disparatadas, lo que acaba desinteresando al espectador de los personajes. La voz de Dios (Frances McDormand), en función de narradora, ofrece un discurso que resulta reiterativo, o que trata de subrayar el humor de pasajes que carecen de gracia. En el apartado actoral, Michael Sheen (Aziraphale) y Andy Tennant (Crowley) sostienen la mayor parte del metraje, pero pese a su carisma y la química entre ambos, resultan sobreactuados en demasiados pasajes. Aunque brilla algún actor, sobre todo la pizpireta Adriá Arjona (la bruja Anatema), se desaprovecha no sólo a la citada McDormand (que se limita a locutar), sino también a Jon Hamm (el arcángel Gabriel), Benedict Cumberbatch (que le pone la voz a un Satán que apenas sale), Brian Cox (como Muerte, uno de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, que ni siquiera muestra su rostro), o Miranda Richardson (la episódica casera de un veterano cazador de brujas).

4/10
Sherlock (4ª temporada)

2017 | Sherlock | Serie TV

Tras la sorprendente y momentánea incursión de Sherlock y Watson en la época victoriana, en el especial navideño de La novia abominable, ambos retornan a la época actual con los tres episodios que constituyen la cuarta temporada de la serie, y donde se combinan los casos misteriosos a resolver, con la posible sombra tras ellos del inmortal enemigo Moriarty, y la vida hogareña del doctor, que va a ser padre de una niña. La nueva tanda de episodios de la serie creada por Mark Gatiss y Steven Moffat a partir de los personajes y obra de Conan Doyle mantienen el buen nivel, con un ritmo trepidante donde están presentes las nuevas tecnologías –Sherlock es un auténtico adicto al móvil, resolviendo casos on line de modo asombroso–, y esa intuición que va a la velocidad del rayo del genial detective. La moderna combinación de intriga y humor contenido funciona, en el primer episodio, a cuento de unos misteriosos bustos de escayola de la que fuera primera ministro británica, Margaret Thatcher. También hay opción para la sorpresa al final del primer episodio, un inesperada giro dramático que no es cuestión de desvelar, y que pone a prueba la amistad de Sherlock y Watson, por tanto también la capacidad interpretativa de Benedict Cumberbatch y Martin Freeman para hacernos creer el modo en que evolucionan sus personajes.

6/10
Sherlock: La novia abominable

2016 | Sherlock: The Abominable Bride | Serie TV

Entretanto llegaba la 4ª temporada de Sherlock, se estrenó este episodio independiente algo juguetón, pues nos encontramos a los protagonistas, no en la habitual época actual, sino en la victoriana donde les imaginó Arthur Conan Doyle, lo que acaba teniendo, cómo no, una explicación, todo lo disparatada que se quiera, pero que se acepta como una pequeña broma para los fans, y permite ver dos universos paralelos y alternativos. El caso que deben resolver Holmes y Watson tiene que ver con una novia suicida, que de modo fantasmal se aparece a su viudo con aviesas intenciones, hecho intrigante que el racional detective se niega a aceptar. No es de los mejores capítulos protagonizados por Benedict Cumberbatch y Martin Freeman, pero se deja ver.

6/10
Sherlock (3ª temporada)

2014 | Sherlock | Serie TV

Tercera temporada de la excelente serie de la BBC sobre los personajes creados por sir Arthur Conan Doyle y trasladados a los inicios del siglo XXI, de nuevo enfrentados a casos intrigantes y al inmortal enemigo y némesis de Sherlock Holmes, Moriarty. La acción arranca tras el suicidio de un Sherlock Holmes afectado por la presión mediática en un difícil caso, y un doctor John Watson que ha pasado dos años hecho fosfatina, aunque está a punto de rehacer su vida con una mujer a la que ama, la encantadora Mary. Pero lo cierto es que Sherlock no murió, sino que con ayuda de su hermano Mycroft fingió su muerte, y ahora va a volver para una importante amenaza terrorista que se cierne sobre Londres en torno a la famosa fecha del “Remember, remember...” de Guy Fawkes, el 5 de noviembre. De nuevo queda claro que esta ficción televisiva es de lo mejor que ha surgido en los últimos años. El ritmo es trepidante, y la complicidad entre los personajes perfecta, con la mezcla perfecta de emoción, humor e ironía. Surgen nuevas ideas, como la de la novia de Watson y la aparición de unos anodinos padres de Sherlock, manteniendo las constantes de la excelente química entre la mente cerebral del detective y la emotividad a flor de piel de su amigo el doctor. El montaje es muy inteligente y moderno, bien apoyado en la música inquietante y la fotografía tenebrista, y el primer episodio juega con eficacia a diversas versiones de como Sherlock pudo salvar la vida cuando cayó del vacío. Benedict Cumberbatch y Martin Freeman se han hecho con sus personajes, a los que encarnan con gran naturalidad, bien respaldados por secundarios como Una Stubbs, la señora Hudson, o Mark Gatiss, además de guionista, es el hermano de Sherlock, además de la recién llegada Amanda Abbington, eficaz amor de Watson.

7/10
Sherlock (2ª temporada)

2012 | Sherlock | Serie TV

Convertir las aventuras literarias del estrafalario y brillante Sherlock Holmes en un thriller cargado de acción y humor ambientado en el Londres del siglo XXI, era un proyecto arriesgado que quizás sólo podría haber llevado a buen puerto la BBC . La prestigiosa productora británica sorprendió en 2011 con la primera temporada de Sherlock, una serie de tan solo tres capítulos, de 90 minutos de duración cada uno. Aquella narraba los inicios de una amistad, la del doctor Watson y la del detective Sherlock Holmes, dos desconocidos que de manera fortuita acababan compartiendo piso y aventuras. Tras el aplauso de público y crítica, la segunda entrega era una cuestión de tiempo. En la segunda temporada se mantienen el buen nivel de los guiones, el interés de las tramas y la riqueza de unos personajes al alza. De nuevo la fórmula se repite con éxito, tres episodios en los que unos supertecnológicos Holmes y Watson investigan complicados y enrevesados casos, que sólo la tenacidad y la perspicacia del detective, con la ayuda de su (a veces) inocente colaborador (a quien da vida un genial Martin Freeman), pueden resolver. La acción nunca se detiene, corre a la misma velocidad con la que piensa Holmes (brillantemente interpretado por Benedict Cumberbatch, al que se ha visto en El topo). Éste con tan solo mirar a una persona, ver cómo se mueve y va vestida es capaz de descubrir su personalidad y hasta sus más recónditos secretos. A lo largo de los nuevos episodios correrán mil y un peligros intentando descubrir quién chantajea a la mismísima Isabel II, o averiguando si en realidad existe el “sabueso de Baskerville”. Inspirados en la obra de Sir Arthur Conan Doyle, Sherlock es un producto fresco, cargado de ironía, arriesgado y con unos personajes tan complejos que siempre sorprenden. Las tramas están muy elaboradas y los giros argumentales abundan en todos y cada uno de los capítulos. En esta segunda temporada a los intérpretes protagonistas se les ha unido la compañía de conocidos actores británicos, como Lara Pulver (Spooks) y Russell Tovey (Being Human), ambos con papeles muy relevantes que vienen a aumentar la calidad de una serie que con sólo una temporada consiguió 25 premios, entre ellos el BAFTA al mejor drama y al mejor actor secundario para Freeman. Casi nada.

7/10
Paul

2011 | Paul

Graeme y Clive, creadores británicos de un cómic que no conoce ni Tarzán, están cumpliendo el sueño de su vida: acudir a ComiCon, la famosa convención de cómic y cultura pop en San Diego, Estados Unidos, para recorrer después en caravana, en plan turista, el Área 51 y demás lugares de supuestos avistamientos de ovnis y encuentros con extraterrestres. No cuentan con que se van a topar justamente con un alien, prisionero del gobierno yanqui durante décadas, y que espera, con su ayuda, volver al fin a casa. Divertida comedia pergeñada por el dúo de actores y guionistas británicos Simon Pegg y Nick Frost. Maneja la cámara otro especialista en el género, pero americano, Greg Mottola. El resultado combina con bastante acierto los estilos de humor anglosajón de uno y otro lado del Atlántico. Si en otras ocasiones estos cineastas han parodiado las historias policiales (Arma fatal) o las pelis de zombies (Zombies Party), ahora el blanco de sus bromas son los frikis y las películas de ciencia ficción, con menciones expresas a los trabajos de Steven Spielberg -Encuentros en la tercera fase y E.T., el extraterrestre-, George Lucas -la saga de La guerra de las galaxias- y Barry Sonnenfeld -Men in Black, que a la postre se basaba en un cómic-, guiños que harán las delicias del aficionado, aunque exigen cierto grado de complicidad. El trío de cineastas maneja bien los tópicos extraterrestres, explotando cómicamente con acierto la imagen de Paul, un alienígena que no responde a los estereotipos al uso, ni en vertiente belicosa ni en vertiente 'venimos en son de paz'. En línea con su estilo iconoclasta que trata de no ser cruel, ponen en su punto de mira con ironía a agentes del gobierno, paletos de diverso fuste y fundamentalistas, un padre y su hija. Existe cierto coraje en criticar, con humor, algo que cada vez se instalando más en la percepción de la opinión pública, la idea de que una amistad masculina entre dos hombres sólo puede ser una relación gay; en cambio falta contención en el ataque desaforado a los fundamentalistas cristianos, en que se da carta de naturaleza a cierto cientifismo mientras se desacreditan las creencias religiosas.

6/10
Las crónicas de Narnia: La travesía del Viajero del Alba

2010 | The Chronicles of Narnia: The Voyage of the Dawn Treader

Continúa la Segunda Guerra Mundial, y Edmund Pevensie querría alistarse para emplear todo su valor adquirido en Narnia. No será así, pues es menor de edad, pero a cambio volverá con su hermana Lucy a este fantástico lugar. Les acompaña su insoportable primo Eustace, típico sabihondo que no cree en cuentos de hadas. Su entrada en Narnia por el mar les hace reencontrase con Caspian, ahora rey. Y aunque en sus dominios reina la paz, ha emprendido una expedición a unas misteriosas islas donde antaño desaparecieron siete nobles caballeros. Tercera entrega de “Las Crónicas de Narnia” del escritor británico C.S. Lewis, tras Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario y Las crónicas de Narnia: El príncipe Caspian. Cambia el director –Michael Apted reemplaza a Andrew Adamson, que retiene un crédito como productor–, y también la compañía asociada a la productora Walden Media –Fox ha reemplazado a Disney, que irónicamente para una saga donde la fe es tan importante, no ha creído en su continuidad tras la acogida algo fría de Caspian frente a su predecesora–. El resultado, servido también en 3D, es más que notable, gracias a un impresionante dinamismo, una asombrosa serie de escenas de acción y brillantes efectos visuales que no desdibujan los trazos de una trama sólida, con personajes y conflictos interesantes. El combate entre el dragón y la serpiente de mar es espectacular, pero también está muy conseguida la escena de entrada en Narnia, francamente original, y muy fiel al libro en que se basa. De algún modo Edmund y Lucy asumen los papeles de sus hermanos Peter y Susan, ya demasiado mayores para viajar a Narnia –aunque una simpática ocurrencia de guión permite recuperarlos en un par de secuencias–, los chicos han crecido y son más maduros. Lo que no quita para que ellos y Caspian sufran tentaciones en sus puntos más flacos, los complejos que les atenazan. Mientras, el neófito Eustace ocuparía un poco el papel que Edmund desempeñaba en el primer film, pero además es un excelente contrapunto cómico, propicia los momentos más graciosos, aparte de la ‘hermosa amistad’ que desarrolla con el ratón Reepicheep. El guión de Christopher Markus, Stephen McFeely y Michael Petroni es muy fiel al espíritu cristiano de su fuente, Lewis, algo que se constata en el majestuoso león Aslan, que guía a los chicos por el camino del bien, y asegura que en el mundo real pueden encontrarle con otro nombre.

7/10
Come Fly with Me

2010 | Come Fly with Me | Serie TV

 Después del éxito mundial de Little Britain, Matt Lucas y David Williams regresan con más de 40 nuevos personajes desternillantes en la comedia más vista del año en Reino Unido. Todo puede suceder en un aeropuerto… cuando Melody y Keeley te hacen el check-in, te sirve un café Precious Little mientras escuchas la conversación de Simon y Jackie Trent, pilotos de GreatBritain Air y matrimonio con problemas, vuelas con Omar Baba, el jefe de la compañía de bajo coste FlyLo al que le faltan chalecos salvavidas, y revisa tu equipaje Ian Foot, el patriótico jefe de la Oficina de Inmigración.

Sherlock

2010 | Sherlock | Serie TV

Watson es un bloguero y veterano médico del ejército que se ha quedado cojo tras pasar por la Guerra de Afganistán, y cuya vida carece de rumbo. Necesitado de un lugar donde vivir, un amigo le presenta a un curioso personaje con el que podría compartir piso: Sherlock Holmes. Éste es una especie de “friqui” dotado de un prodigioso talento para la deducción, que es capaz de adivinar que Watson ha estado en el ejército, busca piso y no es hijo único con sólo echarle una mirada... Asombrado ante la agilidad mental de su nuevo amigo, Watson le echará una mano cuando el inspector Lestrade, de Scottland Yard le pida ayuda para esclarecer una serie de aparentes suicidios relacionados entre sí. BBC conmemora el 80 aniversario de la muerte de sir Arthur Conan Doyle con una miniserie de tres episodios –posiblemente habrá más– que adapta a los tiempos actuales a su personaje más conocido, Sherlock Holmes, sin duda una de las creaciones literarias más llevadas a la pantalla. La serie tiene como creadores y guionistas a Mark Gatiss y Steven Moffat, conocidos por la versión moderna de Doctor Who, aunque el segundo también actualizó otro personaje clásico en la serie Jekyll, y es uno de los guionistas de Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio, de Steven Spielberg. La serie logra conjugar elementos de comedia con un tono típico de thriller, y cuenta con una atmósfera sombría y un montaje dinámico. Incorpora muy bien la presencia de las nuevas tecnologías, como los teléfonos móviles, en tramas muy acordes con las obras originales de Conan Doyle. Además, acierta con los protagonistas, Martin Freeman (futuro protagonista de “The Hobbit”) como un Watson lacónico y melancólico, y Benedict Cumberbatch, que encarna a un Sherlock tan superdotado como estrafalario. El primer episodio “Estudio en rosa”, homenajea a “Estudio en Escarlata”, la primera novela del personaje.

7/10
Pago justo

2010 | Made in Dagenham

Dagenham, Inglaterra, 1968: en la fábrica de coches Ford local, Rita O’Grady (Sally Hawkins) es una de las 187 mujeres en una plantilla de 55.000 hombres. Enfrentándose a una oposición abrumadora en este ”mundo para hombres”, Rita une a todas sus compañeras de trabajo para luchar por un sueldo equitativo - una postura que desafía el statu quo empresarial, pone en peligro su matrimonio y a la larga conllevará un precio trágico. Pero con el apoyo del delegado sindical (Bob Hoskins) la secretaria de trabajo del gobierno (Miranda Richardson), las mujeres causan sensación en todo el país, sirviendo de catalizador para un momento decisivo de la historia.

Morning Glory

2010 | Morning Glory

Becky es una joven y ambiciosa productora televisiva, recién despedida por recortes de gastos en su empresa. No pasa nada, porque una cadena nacional en horas bajas necesita en Nueva York a alguien de su perfil para elevar la audiencia de un programa matutino. Lejos de desanimarse por una tarea que parece imposible, decide rescatar a Mike, un mítico presentador de la pequeña pantalla, ocupado en no hacer nada tras ser relegado del telediario que presentaba. Aunque el viejo divo no se muestra cooperativo, Becky reinventa el programa todo el tiempo, casi a la desesperada, para evitar la cancelación del mismo. Cabía esperar algo mejor de Roger Michell, el director de Notting Hill. Quizá no el colmo de la comedia sofisticada y con ingenio, pero sí al menos algo de coherencia en la estructura narrativa. Porque la verdad, es imposible saber en este film si se aboga por la telebasura, el sano entretenimiento o la información rigurosa; si todo vale para conquistar la audiencia; si la dedicación compulsiva al trabajo debería ser evitada por todos los medios. Se dirá que la cinta señala al justo medio de la virtud, y que a la postre es “just entertainment”, pero en fin, esto no acaba de mostrarse con un mínimo de consistencia. De modo que quedan los actores, que despiertan simpatía. Rachel McAdams debe esforzarse por sostener la película, algo demasiado duro para su juventud, aun reconociendo su entusiasmo y energía. Algo le pasa a Harrison Ford, que no acaba de acertar al elegir películas, siempre sus personajes con el gesto malhumorado, que no sabemos si es también el del actor, cansado del oficio. Y un poquito-muchito se desaprovecha a Diane Keaton, que en todo caso se lo pasa en grande haciendo “la gansa” en unos cuantos sketches locos destinados a aumentar el número de espectadores que siguen su programa.

4/10
Little Britain USA

2008 | Little Britain USA | Serie TV

Serie nacida como consecuencia del éxito de la versión británica. Es algo parecido a un spin-off, aunque los protagonistas no han abandonado la serie original. Así que se trata más bien de una ampliación de oferta. Matt Lucas y David Walliams escriben y protagonizan tanto la versión británica como la norteamericana. La versión norteamericana conserva el mismo tono ácido con la realidad circundante -en este caso la norteamericana- que la original. El amigo David Schwimmer -Ross Geller en Friends- es uno de los directores de esta versión a la americana.

5/10
Nueva York para principiantes

2008 | How to Lose Friends & Alienate People

Sidney Young es un peculiar periodista, dueño de una revista independiente en el Reino Unido. Su cometido es dar una visión distinta de los famosos más famosos del panorama internacional. Para ello quiere entrar en sus vidas, acudir a las fiestas a las que ellos van, e incluso convertirse en el amante de alguna. Pero nunca recibe invitación para acudir a ningún evento y es expulsado de todos en los que intenta colarse. Un buen día, el director de una importante revista norteamericana decide darle la oportunidad de escribir sobre famosos en su publicación. Un sueño hecho realidad para Sidney… Nueva York para principiantes pretende ser una crítica de parte del sistema periodístico actual, vendido a los intereses y deseos de las celebridades. Todo lo que critica esta comedia ocurre y es lamentable, por lo que no se entiende muy bien que al final, el protagonista, Young, reportero cutre del corazón, parezca un modelo a imitar. Además, el guión acumula problemas y puntos sin sentido. Por ejemplo, no se entiende por qué el personaje de Jeff Bridges, en la cumbre del mundo de la comunicación, contrata al patoso de Young, por mucho que el libreto insista en que se siente identificado con él. Y si se acepta que lo contrate, ¿por qué no lo despide cuando no da una a derechas? Tampoco acaba de resultar coherente que un tipo que se comporta de forma tan idiota tenga los estudios y conocimientos que se supone que tiene. Tampoco está bien enlazada la aparición del padre de Young, mientras que el ‘numerito’ en el que tiene que cuidar del perro está muy visto, pues recuerda a numerosas comedias recientes, en las que el personaje cuida de la mascota de alguien, y ésta resulta herida o muere. Aparte de estos sinsentidos varios, Nueva York para principiantes se deja ver. Simon Pegg no es el tipo más gracioso el mundo, pero no está mal. Le da una buena réplica Kirsten Dunst, que lleva un tiempo algo perdidilla. También es recalcable Megan Fox, que hace una parodia de sí misma: joven y sexy actriz con no mucho cerebro –o al menos eso parece- que acaba de alcanzar la fama. Y es que el reparto está plagado de nombres conocidos, lo que no ha de servir para dar por hecho que se trata de un peliculón. Entre estos nombres populares hay que destacar a Gillian Anderson. La agente Scully de Expediente X compone perfectamente a la publicista de Fox y resulta divertida en su odioso personaje.

4/10
Quantum of Solace

2008 | Quantum of Solace

Continúa el preceso de humanización de Bond, James Bond, en la nueva etapa de la franquicia del agente secreto, propiciada por la incorporación de Daniel Craig a la hora de encarnar al personaje, y del trío Paul Haggis-Neal Purvis-Robert Wade en la elaboración de las tramas. La cosa arranca apenas una hora después de los acontecimientos narrados en 007 Casino Royale, con Bond roto de dolor por la muerte de Vepper, la mujer de la que se había enamorado; 007 ha vuelto a convertirse en un hombre de hielo, que sólo piensa en vengarse, lo que no hace mucha gracia a M. En cualquier caso la organización a la que se enfrenta el MI6 es superpoderosa, pues logra infiltrar agentes incluso en los propios servicios secretos británicos, que quizá sólo operen despues de años de servicio aparentemente leal. Como es de imaginar, Bond irá dando brincos de un punto a otro del planeta, para enfrentarse a una conspiración que implica a generales golpistas de Bolivia, y a millonarios empresarios del sector de la energía con aparentes preocupaciones ecológicas. En el camino se encontrará con la hermosa mujer de turno, en este caso Camille, quien comparte con 007 la motivación de la venganza. Está claro que el tándem de productores Michael G. Wilson-Barbara Broccoli se siente muy seguro del cambio de rumbo emprendido por la saga, de lo que parece un síntoma la arriesgada elección de un director improbable para el film, Marc Forster (Monster's Ball, Descubriendo Nunca Jamás, Cometas en el cielo). El realizador es consciente de que se cuenta con él para insuflar vida a los personajes, dentro de lo que permite el molde Bond, y que a la vez tiene que entregar impactantes secuencias de acción. El resultado está a la altura de lo esperable, aunque quizá cabía esperar de Foster algo más emocionante en lo que a lo dramático se refiere. Diríase que la saga de Bourne ha creado escuela, ése parece el modelo a seguir. Y junto a los toques de humanidad, tenemos esas escenas impactantes que el espectador aguarda, de entre las que sobresale la persecución por los tejados de Siena, que culmina en el interior de la cúpula de una iglesia en restauración. En el reparto, Craig sigue afianzándose como Bond humano. Para casi todos los actores, la cosa es pura diversión, desde Judi Dench, a Giancarlo Giannini, o el hispano Fernando Guillén Cuervo. Olga Kurylenko es la chica Bond para la ocasión, se diría que las pelis de la acción se la rifan (ahí están Hitman y Max Payne), y aquí, además de belleza, aporta cierto toque de fragilidad a su personaje.

6/10
Arma fatal

2007 | Hot Fuzz

El director y escritor Edgar Wright y el guionista y actor Simon Pegg fueron reclutados por Tarantino y Rodriguez para filmar un gracioso falso tráiler de Grindhouse, gracias a que lograron cierto éxito con Zombies Party, inspirado subproducto que parodiaba el cine de terror. La pareja, procedente de las telecomedias británicas, aplica en esta ocasión el mismo humor mordaz al género policíaco. El propio Simon Pegg interpreta al protagonista, Nicholas Angel, el mejor agente de la policía londinense. Es capaz de detener cada día a una cantidad cuatro veces mayor de delincuentes que cualquiera de sus compañeros. Éstos están hartos de que les haga quedar como inútiles, por lo que al final sus superiores deciden mandarle lejos, a Sandford, un pueblo tranquilo, donde nunca se cometen delitos. Cuando llega, le asignan un compañero con el que patrullar las calles, Danny Futterman, un forofo del cine de acción, obsesionado con Dos policías rebeldes II y Le llaman Bodhi. De repente, empiezan a ocurrir extraños accidentes mortales, pero Nicholas sospecha que se trata de una cadena de asesinatos más o menos disimulados. Como algunas comedias clásicas inglesas introduce elementos costumbristas y describe numerosos personajes secundarios, típicos del ámbito rural británico. Están interpretados por un inmejorable plantel de secundarios, en el que destacan Jim Broadbent, Timothy Dalton, Paddy Considine y Bill Nighy. Tras el primer giro de guión, el film deja un poco de lado el tono de comedia y se convierte en una cinta de intriga al estilo de las novelas de Agatha Christie. A pesar de lo difícil que es cambiar de género en medio del metraje para cualquier director que no sean los hermanos Coen, la cosa funciona, pues el guión dosifica muy bien la intriga, y las piezas encajan. Y tras el segundo punto de giro, otro cambio, en esta ocasión, hacia el cine de acción, con cierto tono gamberrete, cercano al gore, aunque más o menos se contienen. 

5/10
007 Casino Royale

2006 | Casino Royale

Nueva aventura del agente 007, con licencia para matar. Y de nuevo siguen los esfuerzos de los impulsores de la saga para adaptar un héroe con algunos rasgos ‘políticamente incorrectos’ al nuevo milenio. Lo que significa, vale, que James Bond sigue seduciendo a las mujeres, pero éstas tienen buena cabeza, y son capaces de mantener una conversación inteligente con 007, incluso dejándole con la palabra en la boca. En esta ocasión se retoma libremente “Casino Royale”, una novela de Ian Fleming que había sido llevada a la pantalla en clave paródica, en una de las dos entregas no oficiales de Bond. Tras un prólogo en blanco y negro que se diría diseñada para dejar claro que el nuevo Bond, Daniel Craig, es tan duro como el que más, la acción se traslada a África, donde hay una de esas escenas de persecución con mucha pirotecnia, de las que dejan sin resuello. Y a partir de ahí ya podemos meternos en harina: la idea es dejar sin fondos al villano de turno, que realiza crimenes terroristas por encargo. Porque Cifra tiene la mala costumbre de jugar en el casino, y por un problemas con sus acciones de bolsa, necesita urgentemente 'pasta gansa', pues en caso contrario su vida corre serio peligro. Para dejarle fuera de juego, nunca mejor dicho, Bond simula ser un experto en póker. Le ayuda un enlace francés, y su ayudante en la misión Vesper. Gracias a un guión en que ha participado el mismísimo Paul Haggis (Crash), la clásica película de acción Bond cobra más entidad (aunque tampoco exageremos), gracias a unos personajes más esbozados de lo habitual (Bond resulta ser vulnerable y capaz de amar, quién lo iba a decir), y a unos diálogos y situaciones pergeñados con ingenio. Aunque hay algún pasaje disparatado (Bond dispuesto a darse un masaje cardíaco a sí mismo), en general el film funciona. Y que la fidelidad conyugal –en sentido bastante amplio, que quede claro– resulte ser un valor en una película de 007 cabe calificarlo casi de revolucionario. Aunque tuvieramos a un Bond casado y enamorado en 007 al servicio secreto de su majestad.

6/10
Amazing Grace

2006 | Amazing Grace

Cine histórico de calidad, en la mejor tradición inglesa. Narra la titánica lucha conducida por William Wilberforce (1759-1833) en el Parlamento británico durante más de quince años, para lograr la abolición de la esclavitud. El film combina la narración en dos tiempos: la actualidad, que mostraría a un Wilberforce cansado, porque pese a las adhesiones logradas no ha alcanzado sus objetivos, y el pasado, en que se nos muestran sus primeras y juveniles escaramuzas oratorias en el parlamento, cuando sueña con su amigo William Pitt en cambiar las cosas en tantos órdenes, incluido el del tráfico de esclavos. Le sirve de inspiración John Newton, negrero arrepentido que lleva ahora una vida religiosa, y que compuso como acción de gracias el conocido himno que da título al film, "Amazing Grace", donde se dice aquello tan hermoso y tan evangélico de "Yo antes era ciego, y ahora veo". Michael Apted, que ya ha tratado antes historias auténticas –piénsese en Gorilas en la niebla– se pone completamente al servicio de ésta, poderosa, y sabe manejar bien el guión que le ofrece Steven Knight (Promesas del Este, Negocios ocultos). En efecto, funciona la narración en dos tiempos y están bien trenzados los sólidos mimbres de que se compone. Así se incide en el horror de la esclavitud; se muestran con tino las intrigas políticas y los duelos en la Cámara; se habla del dilema del protagonista entre una carrera política o una vida al servicio de Dios, donde tal vez puedan ser perfectamente conciliadas ambas posibilidades; y se entrega la historia romántica, que permite además algún leve desahogo de comedia. El reparto es excelente, aunque ciertamente los actores cuentan con unos sólidos personajes y sus relaciones interesan. Ioan Gruffudd demuestra que sabe hacer algo más que Los 4 fantásticos, y está rodeado de un magnífico elenco de secundarios: los veteranos Michael Gambon y Albert Finney, además de Toby Jones, Ciarán Hinds, Rufus Sewell, Youssou N'Dour, Benedict Cumberbatch, Romola Garai, cuyos rostros, si no también los nombres, sonarán seguramente al espectador avisado. Al igual que el título, esta película es una "asombrosa gracia", muy emotiva, perfecta para conmemorar el bicentenario de la esclavitud en Gran Bretaña.

7/10
Venus

2006 | Venus

Ser o no ser, he ahí el dilema. Maurice es un anciano actor, que lo ha sido todo, en el escenario y en la pantalla. Pero… ¿y en la vida? Ahora mismo, sólo es solicitado para breves papeles, en que su personaje, inevitablemente, muere. Epicúreo impenitente, para él el sentido de la vida es el placer, o eso declara. Aunque llena más su existencia la amistad con otro viejo actor, Ian, o las visitas intermitentes a su esposa, a la que dejó hace muchos años, con varios niños a cuestas. Un aliciente con tintes de vértigo asoma a esa vida, a la que se diría que sólo le aguarda la muerte. Se trata de la joven Jessie, hija de una sobrina de Ian, hacia la que Maurice alimenta una pasión, entre adolescente y de viejo verde, no exenta de ternura, pero decididamente insuficiente. El intérprete entrado en años alimenta su trato, fascinado por la belleza propia de una Venus, aunque espiritualmente se trate de una joven caprichosa y malcriada, muy pegada a lo material, que arrastra un trauma precoz. No es una pieza maestra, pero es una película de interés y con personajes bien definidos, curioso choque generacional, y muestra de cómo dos visiones muy materialistas de la vida pueden acabar encontrando cierta afinidad, cuando trascienden su obsesión por lo inmediato y efímero. Aunque el camino pueda ser largo y complejo. Sin duda, a la hora de apuntar distintos modos de enfocar la ancianidad, no es casual el detalle de una pequeña fotografía de Juan Pablo II en un ‘pub’, en el que se detiene la cámara, como de refilón, en un par de escenas. Hanif Kureishi, guionista de algunos de los filmes tempranos de Stephen Frears, entrega un guión sólido a Roger Michell, para quien escribió la irregular The Mother. El cineasta vuelve al mundo de los actores recogido en Notting Hill, pero con un tono sombrío y un enfoque muy diferente. Nos pinta Michell las limitaciones de la ancianidad, que Peter O'Toole encarna de modo maestro, y el deseo vano de la eterna juventud. La desconocida Jodie Whitakker resulta toda una sorpresa, por su variedad de registros, desde su pasotismo inicial, a algo parecido al amor y a la preocupación por el otro. El director opta por un estilo realista, pegado al terreno, sin concesiones al sentimentalismo. Y apunta a esa sed de ‘algo más’ que todos deseamos apagar, a veces sin saber cómo.

6/10
Stoned

2005 | Stoned

Aproximación a la trágica (y patética) vida de Brian Jones, uno de los fundadores de The Rolling Stones en 1962, que murió ahogado en su piscina de Sussex en 1969, cuando sólo tenía 27 años. Forma parte así del fúnebre club de músicos que murieron a la misma edad, como Jimi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison, Kurt Cobain o Amy Winehouse. La película tiene muy poca profundidad y tan sólo se centra en la érratica existencia de un tipo muy rarito: sus relaciones sexuales (mostradas con explicitud), su dependencia de las drogas y el alcohol, su difícil y tirante relación con los demás miembros fundadores de la banda (Mick Jagger y Keith Richards, sobre todo) o su turbulento amor por Anita Pallenberg, que acabó por dejarlo para unirse a Richards. Para explicar de algún modo su muerte se introduce en la historia un personaje real, Frank (Paddy Considine), un albañil que realizó algunas obras en la casa de Jones y que al parecer estuvo relacionado con su muerte.

3/10
Cuatro hermanos

2005 | Four Brothers

Los Mercer son cuatro hermanos adoptivos, cuyas vidas transcurren por separado desde hace tiempo, cada uno sigue su camino. Jeremiah es un hombre de negocios, Bobby, un joven impulsivo, Angel se ha convertido en padre de familia y Jack es músico y trata de triunfar en el mundo del rock. Son tipos duros, criados en la calle, que habrían acabado convertidos en delincuentes, de no ser por Evelyn Mercer, una carismática mujer que se hacía cargo de pequeños huérfanos de Detroit, y que formó con ellos una auténtica familia. Durante un atraco en una tienda, la señora Mercer es tiroteada y muere. Tras el funeral, Bobby propone a sus hermanos buscar a los culpables y tomarse la justicia por su mano. John Singleton, director afroamericano responsable de Shaft y A todo gas 2, reincide en el género policíaco. Como suele ser habitual en su filmografía, está muy presente el tema racial, pues en esta ocasión los protagonistas son dos blancos y dos negros. Cuenta como protagonista con Mark Wahlberg, con quien le une una relación de amistad, aunque nunca habían trabajado juntos. El guión es ligero y convencional, pues repite el típico esquema de cualquier película de venganzas, aunque añade algún toque de crítica social y pequeñas pero acertadas reflexiones sobre la importancia de la familia. Pero a Singleton le interesa sobre todo componer secuencias de acción, tan curiosas como el tiroteo de la casa, en que las balas destruyen brutalmente las paredes.

5/10
Las mujeres perfectas

2004 | The Stepford Wives

Joanna y Walter son un matrimonio en crisis. Ella era una profesional triunfadora, pero de pronto la han despedido y el mundo se le ha caído encima. Para superar sus diferencias, ambos acuerdan mudarse a la idílica ciudad de Stepford, a una zona residencial luminosa, de grandes mansiones, donde los hombres son muy felices, y las mujeres siempre están guapas y bien maquilladas, lucen perpetuas sonrisas, y tienen la casa a punto en todo momento. Y a pesar de tanta aparente dicha, Joanna y otros recién llegados están con la mosca detrás de la oreja: porque ese ‘mundo feliz’ parece un poquito de plástico, se diría que hay gato encerrado. Adaptación de la inquietante novela de Ira Levin, ya llevada al cine en 1975 por Bryan Forbes, pero a la que en esta ocasión se le da un inesperado toque de comedia y crítica social. De modo que la ciencia ficción lindante con el terror prácticamente desaparecen, y el film queda en una serie de gags, algunos graciosos, en que se pretende señalar que la mujer debe evitar caer en dos posibles extremos: la dedicación hiperactiva al trabajo, que lleva a descuidar el hogar, o la entrega exclusiva a las tareas domésticas, sobre todo si el marido es incapaz de valorarla. Destaca el reparto estelar, encabezado por Nicole Kidman.

4/10
Little Britain

2003 | Little Britain | Serie TV

Serie nacida de un programa radiofónico. El sistema es el mismo, un capítulo de 30 minutos de duración compuesto por distintos sketches cómicos. A través de personajes perturbados a la par que peculiares, la serie critica de forma mordaz a Gran Bretaña. Matt Lucas y David Walliams protagonizan este programa interpretando a un abanico de personajes, y además se encargan del guión.

6/10
A todo gas 2

2003 | 2 Fast 2 Furious

Vuelta al mundo de los automovilistas temerarios. Como recordamos del primer film, el poli Brian OConner amaba tanto la velocidad y los motores, que acababa perdiendo su placa. Pero el chico es tan hábil al volante, que la pasma de Miami debe recurrir a él, para infiltrarse y deshacer un turbio negocio de importanción-exportación. Tan bueno es el ex poli, que puede escoger compañero de faena: y el elegido es Roman Pearce, un delincuente al que Brian ayudó a enchironar. Un tercer aliado es la inevitable “chica”, Monica Fuentes, una agente que lleva tiempo infiltrada en la citada banda, como amante del jefe. Por supuesto, Monica no tardará en hacer tilín a Brian. A falta de Vin Diesel, que no quiso hacer esta secuela (parece ser que Universal, que no se fiaba mucho del carácter cambiante del actor, encargó dos guiones, uno con él y otro sin él, “por si acaso”), bueno es Paul Walker, que se convierte en rey de la función. Y entre las caras femeninas, belleza latina al canto: Eva Mendes, que ya tuvo su papelito en Training Day (Día de entrenamiento) y que también se apuntó al El mexicano de Antonio Banderas.

4/10
Muere otro día

2002 | Die Another Day

Con cuarenta años de vida en la gran pantalla, Bond, James Bond, el agente británico supersecreto con licencia para matar, sigue en plena forma. Eso sí, adaptado a los tiempos políticamente correctos que corren en su film oficial número 20, lo que significa que M, su jefa, es una mujer de armas tomar; y que las chicas Bond le dan un par de lecciones antes de sucumbir a sus garras seductoras. En esta ocasión, 007 acude a una misión muy peligrosa a Corea del Norte (un país que, junto al Irak de Sadam Hussein, se presta a ser presentado como villano, debido a su tiránico líder: otra cosa es que EE.UU aplique las mismas medidas que a los iraquíes para pararles los pies). Tras una persecución superespectacular, Bond cae prisionero. Es torturado durante casi un año, y finalmente canjeado por otro prisionero. De vuelta a casa, con su prestigio por los suelos (creen sus malpensados superiores que ha dado nombres de compañeros agentes), decide investigar un poquillo por su cuenta: lo que le lleva a escenarios tan dispares como Hong Kong, Cuba (en realidad, Cádiz) e Islandia. Y a tratar con Gustav Graves, un magnate de los diamantes, y con su eficiente ayudante, el bomboncillo Miranda Frost; a verse las “cambiadas” caras con sus conocidos coreanos; a conocer a una fogosa agente de la CIA, de nombre Jinx; y a tratar de desarmar el proyecto Ícaro, que podría destruir el planeta en un periquete. La saga sigue fiel a los elementos que definen al personaje de Ian Fleming (agente elegante y seductor, chicas sexys, armas sofisticadas…), a lo que se suman abundantes guiños a títulos anteriores. De todos modos, el neozelandés Lee Tamahori no evita caer en la tentación de usar toda la parafernalia que la tecnología actual pone a su alcance. Trama cuidada o efectos visuales, he ahí el dilema de gran parte del cine actual.

5/10
Nunca más

2002 | Enough

Hay que escoger muy bien antes de contraer matrimonio, y Slim cree haber dado en la diana. Se casa con un rico contratista, que a primera vista es el tipo ideal. Sin embargo, lo que parece un sueño se rompe el día en que Slim intercepta la llamada de una amante, y encima, al recriminarle, el marido la emprende a porrazos con la pobre. La sufrida Slim huye de casa con su pequeña hija, pero él la persigue por todo el país. Sufre mucho Jennifer López en este trabajo, dirigido el responsable de Gorilas en la niebla. Aunque arranca como un drama sobre los maltratos familiares, en realidad esto es una excusa para lo que acaba siendo un thriller en toda regla. La popular actriz y cantante está bien arropada por dos actores correctos: Bill Campbell (Rocketeer) y Juliette Lewis (Asesinos natos).

3/10
Al límite de la verdad

2002 | Changing Lanes

Viernes Santo en Nueva York. Gavin, abogado en un bufete de postín, tiene un importante caso ante los tribunales: muchos dólares están en juego. Doyle, perdedor nato, ex alcohólico: separado de su familia, aspira a a reunirse con ellos algún día; todo depende de una cita con el juez. Los destinos de los dos hombres, nunca mejor dicho, chocan: sus automóviles colisionan, por lo cual el primero pierde unos importantes documentos, y el otro llega tarde a su decisiva reunión. Comienzan 24 horas de auténtico calvario: los papeles extraviados obran en poder de Doyle, que culpabiliza a Gavin de su mala suerte y los retiene. La pregunta que se plantea es: ¿llegará tras la pasión y muerte, la resurrección? Cambio de tercio del director de Persuasión y Notting Hill. Roger Michell ofrece una historia urbana, que al abordar el creciente estrés de los protagonistas recuerda a Un día de furia: las desgracias se acumulan una tras otra conformando una enorme bola de nieve que aplasta y conduce a decisiones terribles. Un aspecto interesante abordado en el film es la necesidad de orientación que todo ser humano tiene a la hora de tomar decisiones: casi todos los personajes que giran alrededor de Gavin y Doyle otorgan su consejo, ejercen de guías, para bien o para mal: las esposas de ambos, la ex amante y compañera de despacho, los socios del bufete, el sacerdote confesor, el asesor del banco, el gurú de alcohólicos anónimos…

6/10
Stargate SG-1 (6ª temporada)

2002 | Stargate SG-1 (6ª Season) | Serie TV

Los integrantes de SG-1 se enfrentan al poderoso Aphophis, de quien logran escapar a duras penas. Además, descubren que un viejo conocido, Teal'c, no es el mismo de siempre porque Aphophis le ha lavado el cerebro. En la quinta y sexta temporada de la serie aparece Jonas Quinn, nuevo miembro del SG-1 mientras que Daniel Jackson se enfrenta a su destino.

4/10
Baby Boy

2001 | Baby Boy

Jody tiene veinte años, y es padre de dos niños que tienen madres distintas. Uno podría creer que con tal bagaje tiene que ser un tipo maduro. Nada de eso. No tiene trabajo, alimenta quimeras imposibles y todavía vive con su mamá. Pero la vida misma le va a proporcionar un par de lecciones. John Singleton vuelve al cine social afroamericano de Los chicos del barrio que le dio justa fama.

4/10
El mosquetero

2001 | The Musketeer

Singular versión de las novelas de Dumas, más centrada en la figura de D'Artagnan, aquel muchacho provinciano dispuesto a ingresar en los míticos mosqueteros y, en esta ocasión, también pendiente de vengar la muerte de sus padres. Puesto que a Athos, Porthos y Aramis se les muestra en decadencia y apartados de la acción, el joven debe ocuparse casi en solitario de desbaratar los planes de Richelieu. Basándose muy libremente en los textos originales, el veterano Peter Hyams (El fin de los días) construye un espectáculo de acción moderna al estilo de Matrix. Frente al eficaz Justin Chambers (D'Artagnan) y a renombrados actores como Stephen Rea (Richelieu) o Mena Suvari (la criada de la reina), brilla especialmente Tim Roth en su papel de Febre, sicario del cardenal, auténtico villano de la función. También destaca Catherine Deneuve, como la reina, personaje con mayor presencia que en otras ocasiones.

4/10
Stargate SG-1 (5ª temporada)

2001 | Stargate SG-1 (5ª Season) | Serie TV

Los integrantes de SG-1 se enfrentan al poderoso Aphophis, de quien logran escapar a duras penas. Además, descubren que un viejo conocido, Teal'c, no es el mismo de siempre porque Aphophis le ha lavado el cerebro. En la quinta y sexta temporada de la serie aparece Jonas Quinn, nuevo miembro del SG-1 mientras que Daniel Jackson se enfrenta a su destino.

4/10
Zoolander

2001 | Zoolander

Galardonado durante tres años seguidos con el máximo trofeo del mundo de la moda, Derek Zoolander ve peligrar su posición como modelo preferido de los diseñadores cuando entra en escena un duro competidor. Se trata de Hansel, un atlético rubio que practica deportes de riesgo, por lo que el público más joven se siente identificado con él. Desenfadada comedia que aprovecha sus ingeniosos gags para lanzar "alguna" que otra crítica acertada a la superficialidad de algunos sectores de la moda, y al exagerado culto al cuerpo que nos invade. En su tercer trabajo como realizador, Ben Stiller no se rebaja demasiado al humor escatológico de algunas comedias actuales que él mismo suele protagonizar, y demuestra su habilidad innata para la sátira. Se rodea de un reparto de correctos comediantes, como su amiguete Owen Wilson (Shanghai Kid. Del este al oeste), su querido padre, Jerry Stiller y la atractiva Milla Jovovich (Juana de Arco). El retrato del mundillo del prêt-à-porter gana en credibilidad por los múltiples cameos de famosos como David Bowie, Natalie Portman o Winona Ryder.

4/10
Shaft

2000 | Shaft

El detective Shaft tiene lo que hay que tener. Sus métodos son algo heterodoxos, pero en un ambiente de violencia y corrupción policial hay que echar a los casos un par de narices. Es lo que hace cuando Walter, un joven rico “hijo de papá”, se carga a un negro sin ningún motivo. Mientras trata de reunir pruebas, el tipo se larga a otro país. Al cabo de dos años vuelve y Shaft le echa el guante. Pero el caso se las trae, pues la principal testigo del caso se encuentra en paradero desconocido. La película retoma el personaje del detective Shaft, un clásico del cine denominado “blackexplotation”, que dio un film innovador de Gordon Parks en 1971. Con un guión donde ha intervenido el célebre Richard Price, seguimos la investigación de un hombre sin complejos a la hora de buscar hacer justicia. Es de justicia destacar la ambientación (debida a esa gran directora artística llamada Patrizia Von Brandenstein) y el look del personaje (con ropa elegantísima de Armani).

6/10
El mundo nunca es suficiente

1999 | The World Is Not Enough

Un atentado ha terminado con la vida de Sir Robert King, y su bella hija, Elektra, corre el peligro de seguir sus pasos. A no ser que 007 se emplee a fondo para protegerla, al tiempo que va tras la pista del sanguinario terrorista Renard (un alocado Robert Carlyle, con una bala alojada en el cerebro), que ha trazado un plan para hacerse con el control mundial del negocio del petróleo. James Bond cuenta, en su lucha contra el mal, con la ayuda de la más improbable experta en ingeniera nuclear de la historia: la doctora Christmas Jones. La fórmula James Bond –personaje creado por Ian Fleming, que tiene casi 40 años de historia en celuloide– es sencilla, conocida y eficaz en su propósito de entretener. Un villano trata de apoderarse del mundo mundial, y el superespía 007, elegante y ligón, hace lo imposible para evitarlo. En sus aventuras utiliza los más variados artilugios, proporcionados por Q, un genial inventor de armas y vehículos ultrasofisticados e hipersecretos. La serie se ha ido adaptando a los tiempos, y si ya no quedan muchos comunistas a los que combatir (la guerra fría ya es historia), siempre quedan terroristas, chiflados y magnates de las nuevas tecnologías capaces de proporcionar nuevos argumentos. Como es habitual en la serie ‘bondiana’ la secuencia con que arranca el film es espectacular. Una persecución en Bilbao, junto al célebre museo Guggenheim, que empalma casi sin solución de continuidad con otra de lanchas, alucinante, en las aguas del Támesis. Hay además momentos de acción increíble como la persecución sobre la nieve o las explosiones en los oleoductos. El ritmo es trepidante, y es difícil no perder el resuello en algún momento del film, que firma un inesperado Michael Apted (Nell, Acción judicial).

5/10
Godzilla

1998 | Godzilla

Niko Tatopoulos, un célebre biólogo especialista en los efectos de las radiaciones nucleares en seres vivos, debe dar su opinión sobre una misteriosa criatura que ha atacado de modo bestial a un barco japonés. Se trata de un enorme bicho con aspecto de animal prehistórico, que ha sufrido mutaciones por un experimento nuclear francés. El animalito, de enorme poder destructivo, ha decidido montarse un "nidito" en la ciudad de Nueva York. Lo cual motiva el pánico general de la población. El alcalde se ve obligado a organizar la evacuación de la ciudad. Mientras, el ejército trata de localizar al monstruo para destruirlo. Y Audrey Timmonds, una aguerrida periodista, que fue novia de Niko, ayudada por su fiel cámara, trata de conseguir el reportaje de su vida. ¡Bienvenido a un film que mezcla acción, ciencia ficción y género catastrofista! Viene servido por los alemanes Roland Emmerich y Dean Devlin, responsables de aquel film supertaquillero y superpatriotero llamado Independence Day. Si lo que deseas es disfrutar de unos efectos especiales superespectaculares, insertos en una trama entretenida, estás de suerte. Pues hay secuencias alucinantes, en que el bicho derriba todo tipo de edificios. Junto a los muchos destrozos, y a la maqueta del monstruo, destacan los efectos especiales en que aparece la numerosa prole de Godzilla. Las escenas en el interior del Madison Square Garden son de una asombrosa perfección, y dieron una nueva vuelta de tuerca a los films con amplia presencia de saurios.

4/10
Stargate SG-1 (2ª temporada)

1998 | Stargate SG-1 (2ª Sesaon) | Serie TV

La segunda temporada arranca cuando el SG-1 ayudado de Bra'tac tiene que evitar que Apophis y su hijo Klorel, lleguen a la Tierra y la dominen. Cuando consiguen escapar, Daniel queda atrapado en la nave, que está a punto de explotar, y el resto del equipo, a bordo de dos planeadores de la muerte, no sabe como regresar a la Tierra. Segunda entrega de la serie Stargate SG-1, que se centra en las aventuras de un equipo de militares y científicos, miembros de un proyecto ultrasecreto de las Fuerzas Aéreas de los EE.UU.

4/10
Una historia diferente

1997 | A Life Less Ordinary

El éxito de Trainspotting lanzó al trío británico Danny Boyle (director), John Hodge (guionista), Andrew Macdonald (productor) a filmar su primera película americana, una historia romántica y optimista, abierta a la trascendencia. Y que, sin embargo, conecta con la visión desencantada del mundo de los otros films de Boyle. A su manera, los dos protagonistas responden al perfil de jóvenes con pobres horizontes vitales. Robert, un perdedor, trabaja en una empresa de limpieza, pero su ilusión sería escribir guiones de cine. Su despido y sustitución por un robot, es un shock. Desesperado, amenaza a su jefe y se lleva a su hija Celine, con intención de pedir un rescate. En cuanto a Celine, rica y mimada, tiene caprichos tan peligrosos como el tiro a la manzana con un sufrido criado debajo. Tras muchos novios que no le han satisfecho, decide añadir algo de emoción a su vida facilitando a Robert su secuestro. Si perdedores son en el film los seres humanos, lo mismo cabría aplicar a los ángeles Jackson y O’Reilly, y a su jefe, el arcángel Gabriel; en su concepción antropomórfica, en clave humorística, es visible su cansancio de ayudar a los humanos en sus continuas crisis matrimoniales. En su nueva tarea, lograr que Robert y Celine se enamoren, las dificultades les llevan a considerar la paciencia de Dios con los hombres, y a pensar que quizá los tiene demasiado descontrolados. Pues la ayuda celestial a los protagonistas no impide su libertad. Aunque aventuras y desventuras sean alocadas, y recurran a la violencia paródica, las domina un tono que tiende a ser amable, y que posibilita la declaración final –sobre un fondo en que se retroproyectan diversos sucesos acontecidos en el film–, en que los protagonistas hablan explícitamente de su confianza en la providencia divina. Sin ser sesuda –tiene un tono ligero, a veces algo frívolo y sensual, siempre con sentido del humor–, la película habla de que es alcanzable la felicidad entre un hombre y una mujer, y de las ayudas insospechadas que uno puede recibir. Boyle menciona dos referencias para su film: A vida o muerte (Michael Powell, 1946) en el tratamiento celestial, y Sucedió una noche (Frank Capra, 1934) en la relación de él y ella. No está mal para alguien a quien se relaciona siempre con directores modernos (Quentin Tarantino, Stanley Kubrick, Martin Scorsese, David Lynch). Para presentar el cielo se opta por una óptica moderna –los ángeles podrían ser ejecutivos de una empresa moderna–, con presentación visual en que domina el color blanco, en vestuario, mobiliario y luz. La relación de Robert y Celine, aun dentro de esa visión contemporánea, remite a los clásicos. Se juega bien con el contraste de personalidades que caracterizan Ewan McGregor y Cameron Díaz: él algo tímido y poco decidido, ingenuo, con escasa imaginación, víctima del capitalismo; ella resuelta e ingeniosa, cansada de su vida de niña consentida. Existe la tan manida química entre los dos actores, y los momentos de humor –y drama– funcionan perfectamente. Las llamadas para pedir el rescate, o el modo en que esquivan a un vecino curioso, son modélicos.

6/10
Stargate SG-1

1997 | Stargate SG-1 | Serie TV

El coronel Jack O'Neill capitanea el equipo de un proyecto secreto del ejército estadounidense. Su misión consiste en utilizar un invento extraterrestre, hallado en la Tierra, el Stargate, que permite el desplazamiento entre planetas. A lo largo de sus viajes se encontrarán con aliados y enemigos, e investigarán el origen del extraño artefacto. Richard Dean Anderson, conocido por su papel en MacGyver, protagoniza esta serie de televisión muy apreciada por los incondicionales de la ciencia ficción, y plagada de referencias a la mitología egipcia, escandinaba e hindú. Se supone que esas mitologías se fundaron cuando las civilizaciones antiguas tomaron a los extraterrestres por dioses.

4/10
El mañana nunca muere

1997 | Tomorrow Never Dies

James Bond entra de lleno en el mundo de las nuevas tecnologías. Un magnate de la comunicación (Jonathan Pryce) pretende hacerse con el mundo siguiendo el lema de que "quien tiene la información tiene el poder". Con acción y un punto de humor, Pierce Brosnan, con la inestimable ayuda de Michelle Yeoh (Tigre & Dragón) se encargará de impedir los siniestros planes del malvado... Además aparece como chica Bond Teri Hatcher, antes de convertirse en estrella con la Susan Meyer de Mujeres desesperadas.

6/10
Independence Day

1996 | Independence Day

Un día llegan a la Tierra unas gigantescas naves espaciales. En un principio la población aguarda con esperanza que los visitantes vengan en son de paz, pero esto se torna en desesperación cuando se dan cuenta de que las naves atacan el planeta lanzando rayos destructivos en las mayores ciudades del mundo, y destruyendo edificios emblemáticos como el Pentágono. Sin embargo, algunos supervivientes planean un ataque masivo contra los alienígenas. El presidente de los Estados Unidos escapa como puede de la destrucción de la Casa Blanca. Mientras tanto, un científico genial descubre un método para combatir informáticamente a los invasores, y un piloto intenta salvar su vida tras sobrevivir a un combate aéreo. Uno de los mayores éxitos de taquilla del cine norteamericano. El realizador Roland Emmerich (Soldado Universal) planteó la historia de forma muy humorística y distendida, excepto en los momentos en que se retrata la tragedia. Tal vez por esta razón pensó en Will Smith (conocido por la comedia televisiva El príncipe de Bel-Air) para el papel principal. Junto a él, Jeff Goldblum repite el mismo papel de científico que hacía en Parque Jurásico y Bill Pullman deja atrás su típico papel en películas románticas como Mientras dormías para dar vida al mismísimo presidente de los Estados Unidos, que encabeza en su aeroplano hacia la victoria a las tropas resultantes de la unión de todo el mundo.

5/10
Los últimos guerreros

1995 | Last Of The Dogmen

En pleno siglo XX Lewis Gates (Tom Berenger), el mejor cazador de recompensas que se pueda encontrar, es contratado para dar caza a tres fugitivos. Siguiendo su rastro se desplaza a las Rocosas, una región árida, con un clima implacable y de difícil acceso. Su sagacidad le hace llegar a la conclusión de que los fugitivos han sido asesinados. Cuando se dispone a regresar, descubre una aunténtica flecha Cheyenne, como las de antes. La antropóloga Lillian Sloan (Barbara Hershey), le ayudará a buscar los indicios de una tribu que parecía extinguida desde la matanza de Sand Creek, en 1864. Una atractiva película, que juega con una posibilidad basada en informes históricos reales. La pareja protagonista, Tom Berenger y Barbara Hershey, realizan con eficacia sus intepretaciones. Aparte del sugerente argumento, y del notable desarrollo de la película, llaman la atención los excepcionales paisajes naturales de las Rocosas Canadienses.

4/10
Stargate, puerta a las estrellas

1994 | Stargate

Un grupo de científicos, junto con el joven doctor Daniel Jackson y el coronel Jack O'Neil, investigan un extraño aparato que han encontrado en unas excavaciones. Se trata de una 'puerta' misteriosa que desean atravesar. Cuando lo hacen, son trasladados a un inhóspito paraje con pirámides, situado a años luz de la Tierra y poblado con humanos que hablan una lengua distinta y tienen sus propias leyes. Exitoso producto de ciencia ficción con James Spader (Lobo, Boston Legal) y Kurt Russell (Tango y Cash) de protagonistas. La acción viene acompañada de fabulosos efectos especiales que gustarán al espectador. Dirige el especialista en macroproductos Roland Emmerich (Independence Day, Godzilla). El film fue el precursor de las series de televisión Stargate SG-1 y Stargate: Atlantis.

6/10

Últimos tráilers y vídeos