IMG-LOGO

Biografía

Jeff Daniels

Jeff Daniels

65 años

Jeff Daniels

Nació el 19 de Febrero de 1955 en Athens, Georgia, EE.UU.
Filmografía
El catcher espía

2018 | The Catcher Was a Spy

Película basada en hechos reales, que a priori suenan a sugestivos, pero que al menos tal y como se desarrollan, resultan finalmente algo insulsos. El título original suena a juego de palabras, "The Catcher Was a Spy" se parece mucho a "The Catcher in the Rye", o sea "El guardián entre el centeno", la famosa novela de J.D. Salinger, con la que el film no tiene nada que ver. La trama sigue la trayectoria del enigmático jugador de béisbol Moe Berg, que durante la Segunda Guerra Mundial trabaja en el OSS, el servicio de inteligencia estadounidense, como espía, en una cuestión muy delicada, el desarrollo de la bomba atómica por parte de los alemanes, donde sería pieza clave el célebre físico ganador del premio Nobel Werner Heisenberg. A Berg le toca averiguar hasta que punto el científico tiene desarrollada la investigación, y su grado de cooperación con los nazis, pues en determinados supuestos, su misión sería asesinarle. El guión corre a cargo de Robert Rodat, a partir de la obra de Nicholas Dawidoff, lo que parecía una buena opción dada su experiencia en libretos de corte histórico como los de Salvar al soldado Ryan, El patriota, y más recientemente, Kursk. Pero se pone tanto el acento en la personalidad misteriosa de Berg –imposible saber si es homosexual o bisexual, y por qué parece incapaz de comprometerse o empatizar con alguien, sus alardes de intelectualidad acaban conformando una actitud impostada algo irritante– y en su cometido secreto –¿será capaz de intentar matar a alguien a sangre fría?–, que no se cubren las expectativas, el espectador acaba con la sensación de que le han estafado. También puede haber pesado  en el resultado final insatisfactorio la personalidad del director Ben Lewis, que escribió y dirigió Las sesiones, y a quien parecen interesar la psicología indescifrable y sexualmente ambigua de ciertos personajes. Sea como fuere, lo que se cuenta, o el magnífico reparto de actores en pequeños papeles, no bastan para dar suficiente consistencia y solidez a la historia, que se acerca a la nadería.

5/10
The Looming Tower

2018 | The Looming Tower | Serie TV

Miniserie basada en el libro de Lawrence Wright, que muestra la hoja de ruta que siguió Osama Bin Laden hasta llegar a los trágicos atentados del 11 de septiembre de 2001. Vertebrada a través de la Comisión de Investigación del Senado de 2004, para saber cómo pudieron llegar a ocurrir los hechos, presenta desde su arranque la rivalidad entre agencias, especialmente la CIA y el FBI, que teóricamente deben compartir información, pero que para salvaguardar su independencia, y también por celos y rivalidad, no cumplen con lo previsto, uno de los motivos de que se pillara a Estados Unidos con la guardia bajada en los ataques terroristas, empezando por el terrible sufrido por su embajada en Nairobi (Kenia) en 1998. En esta falta de cooperación se pone el acento sobre todo en la CIA, que no entregó información solicitada por el FBI. Figuran acreditados como cocreadores Alex Gibney –célebre por sus documentales sobre temas controvertidos como el escándalo Enron, el dopaje de Lance Armstrong, WikiLeaks, o los casos de sacerdotes pederastas– y Dan Futterman –guionista nominado al Oscar por Truman Capote–, experto en partir de casos reales, que conceden a su narración un tono atravesado de verismo, aunque en este caso se trate de una dramatización con actores; eso sí, en bastantes pasajes se recurre a metraje auténtico. La serie se sigue con interés, pues hay un enorme esfuerzo de producción, y se aporta mucha información, entregada ordenadamente. Recuerda a esfuerzos recientes en esta línea con Manhunt: Unabomber –el criminal que enviaba bombas por correo postal– y Show Me A Hero –corrupción política en Yonkers–. Quizá pesa al principio que los abundantes datos de la complicada trama ahoguen el lado humano de los personajes, aunque se trata de dibujarlos adecuadamente, por ejemplo a John O’Neill, agente del FBI experto en Bin Laden, y de vida familiar desarreglada, que confía en un agente de origen libanés, Ali Soufan, para recabar información en árabe. Jeff Daniels y Tahar Rahim son los actores que se encargan de insuflarles vida, y están muy bien, igual que el resto del acertado reparto. Uno de los aspectos de interés que incluye la trama es la fe de los personajes, O'Neill es católico al que la Biblia ayuda, aunque no sea muy coherente en ciertos aspectos personales de su vida, sí le ayuda en momentos de zozobra y en la búsqueda de la verdad. Mientras que Ali ofrece el rostro humano del islam, frente a las interpretaciones torcidas que guían a los sicarios de Al-Qaeda, que ni siquiera han leído el Corán. También se aborda lo complicado que es conciliar el trabajo en las agencias de seguridad con una vida familiar normal. Choca la insistencia y explicitud de las escenas de sexo, algo que no viene a cuento.

6/10
Godless

2017 | Godless | Serie TV

1880. Alice Fletcher, joven viuda, vive con su hijo mestizo y su suegra india en una casa apartada unos kilómetros de La Belle, pequeña población de Nuevo México. Una noche un hombre herido aparece en sus tierras. Se trata de Roy Goode antiguo compañero de correrías de Frank Griffin y su banda, treinta asesinos sanguinarios buscados por las autoridades que están dejando un rastro de muerte por todo el territorio. Griffin va en busca de Goode y allá por donde pasa amenaza con asesinar a cualquier persona que le dé cobijo. Vibrante serie del oeste de tan sólo siete capítulos, de una hora de duración cada uno, que ejemplifica las dificultades para vivir y convivir en el oeste americano a finales del siglo XIX. La historia del pueblo en donde se desarrolla la acción comienza con una premisa impactante: todos los hombres han perecido en un accidente en una mina, con lo que, con unas pocas excepciones, La Belle es un lugar únicamente habitado por mujeres. Esto da un aire inquietante a la situación, el desamparo es grande, más tratándose de un territorio hostil, alejado de la civilización, lleno de bandidos y aprovechados sin escrúpulos, y con un futuro que no invita a hacerse ilusiones de prosperidad. Entretenida, con la intriga bien dosificada, con creciente aliento épico y realismo a la hora de mostrar situaciones y caracteres, Godless es una serie de calidad considerable que, entre otras cosas, reivindica el papel femenino en el mundo del western. Narrativamente la acción lleva a diversos escenarios: la casa de Alice Fletcher (Michelle Dockery), donde se aloja Roy Goode (Jack O'Connell), las correrías sangrientas de Frank Griffin (Jeff Daniels) y su banda, la misión de búsqueda del sheriff Bill McNue (Scoot McNairy), la labor de su hermana Mary Agnes (Merritt Wever) al frente de la comunidad, la vida en el pueblo y las relaciones entre las mujeres. Presenta el guión unos formidables personajes, reales y poliédricos, se describen bien sus itinerarios vitales, sus dudas e intimidades, siempre bajo una siniestra atmósfera de desconfianza, efecto de una existencia dura, donde el futuro es una constante amenaza. Pero poco a poco también brillarán sentimientos de amor, de inocencia y pureza, de camaradería, de justicia, de agradecimiento y la capacidad para descubrir el bien oculto, la valentía, la honradez y la generosidad de las personas más allá de prejuicios sociales. Cuidada formalmente –pegadiza la banda sonora de Carlos Rafael Rivera–, con un memorable clímax final, hay en Godless mucho de eso a lo que lleva un mundo sin Dios (esa sempiterna espera a que llegue el predicador), también sin apenas leyes humanas sobre las que apoyarse. Aparte de lógicos desórdenes morales a los que eso conduce, la principal consecuencia es esencialmente la violencia, mucha violencia e injusticia que el director y guionista Scott Frank (Caminando entre las tumbas, Logan) muestra gráficamente pero evitando las más veces el regodeo desagradable. El plantel de actores es formidable y todos ellos hacen impecables trabajos, aunque hay que destacar quizá la maléfica composición de Jeff Daniels.

7/10
La serie Divergente: Leal

2016 | The Divergent Series: Allegiant

Tercera entrega de la saga distópica surgida de las novelas de Veronica Roth. El sistema de facciones que imperaba en Chicago ha caído, pero el ser humano no escarmienta, y en el nuevo orden imperante la nueva lideresa Evelyn no duda en ordenar ejecuciones sumarias. De modo que un pequeño grupo en el que no faltan Tris, Cuatro y Peter no duda en ignorar sus órdenes de no intentar saltar la muralla que rodea la ciudad. Al otro lado van a encontrar un paisaje desolador, pero también a los miembros de una sociedad más avanzada, representada por la Agencia, que responde ante un misterioso Consejo. Su líder, David, les explicará que han formado parte de un experimento que trata de superar el desastre que supuso en el pasado la manipulación del mapa genético humano. Aunque a estas alturas puede haber cierta saturación de películas juveniles que nos pronostican un futuro aún más desolador que el presente, Robert Schwentke, que ya dirigió el anterior film Insurgente, entrega una cinta muy entretenida, repleta de acción, y con un apabullante diseño de producción. De modo que a la ciudad en ruinas se suman escenarios del páramo del exterior, y de las instalaciones ultraavanzadas de la Agencia. Además, los efectos visuales del sistema de vigilancia, las esferas y los drones, tienen su punto. Por supuesto se encuentran presentes las ideas del liderazgo, las debilidades que todas las personas acarreamos, y los ideales por los que vale la pena luchar, y que están ligados a la libertad y a la no discriminación hacia ninguna persona. Son planteamientos ligados a lo que está bien y a lo que está mal, a aquello tan importante de que el fin no justifica los medios, al lado oscuro del relativismo moral. A los actores ya presentes en los anteriores filmes –entre ellos los eficaces Shailene Woodley y Theo James, más el fantástico Miles Teller– se suma un inquietante Jeff Daniels, que algo parece ocultar tras su beatífico paternalismo y sus deseos de un mundo más puro.

6/10
Marte (The Martian)

2015 | The Martian

Ridley Scott dirigió en los principios de su carrera dos clásicos de la ciencia ficción, Alien, el octavo pasajero, con ribetes de terror, y Blade Runner, emparentada con el cine negro. Mucho más recientemente, revisitó el territorio Alien con Prometheus. Aunque la historia que Marte (The Martian) sea ficción, la película tiene más de ciencia que de fantasía, pues imagina con gran realismo un futuro próximo en que gracias al programa espacial Ares de la NASA, una misión tripulada ha llegado con éxito a Marte. Una intensa tormenta de arena obliga a partir precipitadamente del planeta, y atrás queda el botánico Mark Watney, al que sus compañeros con la comandante Melissa Lewis al frente han dado por muerto a causa de un accidente. Craso error, pues Mark sobrevive, y deberá arreglárselas solo con mucho ingenio y sangre fría, manteniendo la esperanza de poder comunicar con la Tierra en algún momento, antes de que sea demasiado tarde y se agoten sus reservas de alimento y oxígeno. Sin duda estamos ante la mejor película que se ha rodado sobre el planeta rojo, cuyo desarrollo está atravesado de verosimilitud, sin que para alcanzar este logro se pague el precio de aburridas –al menos en el contexto de un film que debe ser dinámico– explicaciones científicas, las que hay están introducidas con gran habilidad. Su trama de supervivencia espacial extraterrestre la emparenta con las también muy logradas Apolo 13 y Gravity. El guión de Drew Goddard –con una carrera forjada en tramas algo fantásticas en series televisivas como Buffy, cazavampiros, Alias y Perdidos y que escribió los libretos de Monstruoso y Guerra Mundial Z–, que adapta una novela de Andy Weir, está muy bien trabado. Utiliza bien el recurso del vídeodiario que mantiene Mark para justificar su voz en off y explicar su modo de resolver los mil y un problemas que lleva aparejada su soledad en Marte. Todo el primer tramo en que contamos con un solo actor, el siempre eficaz Matt Damon, está muy bien sostenido, su dramática situación se suaviza con algún detalle de humor, y el modo en que se las ingenia para disponer de más alimentos, o buscar la comunicación con la Tierra, destila inteligencia, resulta creíble. Incluso la presencia de música disco a lo largo del metraje se introduce con sentido. Algunos riesgos, como mantener fuera de la pantalla casi todo el tiempo a gran parte del atractivo reparto, y darles paso cuando sólo la narración lo requiere, son valientemente asumidos. Con el gratificante resultado de que cuando finalmente vemos a los otros miembros de la misión, nos identificamos con sus pesares y alegrías, y con el sacrificio que exige su trabajo. Verdaderamente las piezas del puzzle encajan bien, el seguimiento de las acciones desde la NASA y el centro de control, o la presentación de la reacción mediática, tienen su justo sitio. Y se logra que cada personaje secundario despierte interés. En general, sostener la trama con la omnipresente idea de que hay que afrontar los problemas sin miedos paralizantes es algo que funciona. Hablar a estas alturas de la pericia de Ridley Scott en la puesta en escena, siendo un director con más de una veintena de títulos a sus espaldas, la gran mayoría proyectos de gran envergadura, resulta casi una “boutade”. El cineasta británico vuelve a demostrar su enorme fuerza visual, su sentido de la planificación y del montaje, empezando por la tormenta de arena del principio, y también en las escenas espaciales, el magnífico clímax que parece casi una escena de gimnasia artística más allá de las estrellas.

8/10
Steve Jobs

2015 | Steve Jobs

Inteligente adaptación de la voluminosa biografía autorizada del fundador de Apple, donde su autor Walter Isaacson gozó de acceso a Steve Jobs, y libertad para dar su punto de vista entrevistando a los principales personajes de su vida, antes de su prematura muerte por el cáncer. El hábil guión de Aaron Sorkin –creador de El ala oeste de la Casa Blanca, y guionista de otro acercamiento biográfico a un empresario de las nuevas tecnologías, Mark Zuckerberg de Facebook, en La red social– evita seguir manidas estructuras al uso, en simple orden cronológico, desde su nacimiento hasta su muerte, con algún elemental flash-back. Aquí, aunque sigue una estructura clásica de tres actos –que facilitaría, por cierto, una hipotética adaptación teatral–, lo hace alrededor de la presentación de 3 productos importantes para la trayectoria de Jobs: el Macintosh de 1984, el NeXTcube de 1988 cuando había sido expulsado de la compañía por él creada, y el iMac de 1998, en su regreso, por así decir, a "casa". El gran mérito del film, que dirige Danny Boyle con un dinamismo comparable a la de la mencionada El ala oeste, consiste en condensar en esos 3 momentos, gracias a unos diálogos inteligentes, y a una buena definición del resto de los personajes, la personalidad y trayectoria vital de Steve Jobs, encarnado por un magnífico Michael Fassbender, verdaderamente transfigurado en el genial, singular y con frecuencia insoportable protagonista, por su personalidad cerrada, maniática y arrolladora, capaz de crear a su alrededor el famoso "campo de distorsión de la realidad" que se le solía atribuir. Hay un increible esfuerzo de condensación a la hora de aportar datos sobre Jobs, pero lo importante, más que apabullar con información, es ofrecer un retrato cabal, plausible, de ese gran empresario flautista de Hamelín, innovador y visionario, pero que como los productos Apple se caracteriza también por una arquitectura cerrada, por la que tiene serias dificultades de comunicación y empatía con las personas que tiene a su alrededor. Algo en lo que se incide a la hora de hablar de su hija Lisa, a la que no reconocía inicialmente –y a la que vemos crecer en el film–, y al modo despreciativo de referirse a su antigua novia y madre de su hija, Chrisann. O de las relaciones de sus colaboradores, como el ingeniero Woz o el presidente de la compañía John Sculley, hace falta gente con mucho aguante como su fiel colaboradora Joanna Hoffmann para no abandonar el barco, y buscarse a otro jefe. Estos personajes –y otros– están muy bien compuestos por Seth Rogen, Jeff Daniels, Kate Winslet y compañía.

7/10
Dos tontos todavía más tontos

2014 | Dumb and Dumber To

Harry Dunne necesita urgentemente un trasplante de riñón. Convencido de que la única que puede salvarle la vida es la hija que supuestamente tuvo con una antigua conquista, Fraida Felcher, de cuya existencia acaba de enterarse, se embarca junto a su viejo amigo Lloyd Christmas en un viaje para encontrar a la muchacha, que asiste a un congreso de mentes prodigiosas. Con su primera película, Dos tontos muy tontos, los hermanos Farrelly inauguraron en 1994 lo que se ha dado en llamar Nueva Comedia Americana, cuya principal seña de identidad podría definirse como un ataque sistemático al buen gusto y a las barreras de la corrección política. Por aquel entonces, sus películas –especialmente su posterior trabajo Algo pasa con Mary, la cumbre de su filmografía– al menos gozaban de cierta frescura. Pero los italoamericanos murieron de éxito, pues como su estilo se extendió prácticamente al conjunto del género cómico, llegó un momento en el que no destacaban. Las inenarrables Los tres chiflados y Movie 43 –una de las peores películas de la historia, en la que dirigieron varios segmentos– indican la decadencia de su modelo. En un intento desesperado de recuperar el público perdido, los Farrelly vuelven a sus orígenes con una continuación tardía –se ha rodado dos décadas después– de su propia ópera prima, que ya tuvo una execrable precuela en 2003, Dos tontos muy tontos. Cuando Harry encontró a Lloyd, realizada por otro equipo técnico y artístico. El público no pedía ni mucho menos Dos tontos todavía más tontos, pero parece que estos realizadores ya no saben qué hacer. Esta vez los Farrelly logran algún gag aislado que funciona (el arranque, la búsqueda de la casa de la hija a través de una dirección postal en un sobre), lo que ya es mucho en comparación con sus últimos trabajos. Pero el 90 por ciento de Dos tontos todavía más tontos consiste en una agotadora sucesión de sus recursos de siempre –escatología, surrealismo y humor físico– muy poco inspirada. También abundan los autohomenajes al original. En general, todo ofrece la sensación de que ya se ha visto en la primera parte, de la que se retoma el esquema de road movie. Por Jim Carrey parece que no ha transcurrido el tiempo, aunque hoy en día el espectador ya está muy cansado de su repertorio de muecas. Y lo cierto es que resulta un poco triste contemplar al pobre Jeff Daniels, ya visiblemente envejecido, regresar a sus raíces 'tontunas' cuando aspiró recientemente al Globo de Oro al mejor actor dramático televisivo por su trabajo en The Newsroom. Su interpretación viene a ser como descubrir a un amigo adulto fracasando estrepitosamente en sus intentos de hacer reír a los niños haciendo el tonto en una fiesta de cumpleaños. Por su parte, la madura Kathleen Turner consigue darle cierta gracia a su papel de antiguo bellezón en decadencia física, demostrando una gran capacidad para reírse de sí misma.

3/10
The Newsroom (3ª temporada)

2014 | The Newsroom | Serie TV

Will McAvoy y MacKenzie McHale andan de preparativos para su boda, pero la actualidad informativa manda, y durante varios días apenas dormirán por la necesidad de cubrir informativamente el atentado en la maratón de Boston del 15 de abril de 2013, siendo muy cuidadosos en lo que emiten, tras el escándalo Genova, donde metieron la pata hasta el fondo. La ACN sigue con problemas de audiencia, y una empresa podría pensar en comprar la cadena. Quizá aumente el número de espectadores la filtración de un montón de dossieres secretos del gobierno, que llegan a manos de Neal Sampat, pero ante la posibilidad de un delito de espionaje, el FBI irrumpirá en las oficinas del canal televisivo. Tercera y última temporada de The Newsroom, donde se nota de nuevo la buena mano de Aaron Sorkin, que construye historias sólidas sobre el mundo de la información televisiva, cruzando la realidad noticiable reciente con la ficción de la cadena y los que trabajan en ella. Buenos diálogos, a los que corresponden buenas interpretaciones, más interesantes dilemas éticos y elementos como la pujante fuerza de las redes sociales, las nuevas tecnologías, y una trama inspirada en Snowden, configuran una serie sólida, que se ve con gusto.

6/10
The Newsroom (2ª temporada)

2013 | The Newsroom | Serie TV

Después de haber ofendido al Tea Party y a los republicanos -aunque él mismo se declara de ese partido- Will McAvoy y su televisión, la ACN, sufren un boicot, lo que se nota especialmente a la hora de acceder a información en la campaña para designar al candidato presidencial. Una dudosa operación militar con armas químicas, conocida en clave como Génova, obliga a los miembros del equipo de noticias a conseguir fuentes que la confirmen. La moralidad y legalidad de los drones, o el movimiento "ocupa Wall Street" ocupan la actualidad informativa. Y mientras cada uno sigue con sus problemas sentimentales, Will y Mackenzie con la especialista en chismorreos Nina de por medio, Maggie traumatizada por su estancia en África, y su ruptura con Jim, a la que se suma un vídeo viral en YouTube, etc, etc. Aaron Sorkin sigue demostrando una gran habilidad para la escritura de guiones basados en la actualidad, como demostrara en El ala oeste de la Casa Blanca, con diálogos bien perfilados. Aunque quizá en esta segunda temporada de The Newsroom introduce demasiados elementos próximos al culebrón, y carga las tintas contra todo aquello que huela a conservador, con menos sutileza que en otras ocasiones. En cualquier caso engancha, y saca el máximo partido al inspirado reparto, donde sobresalen Jeff Daniels y el veterano Sam Waterston.

6/10
Looper

2012 | Looper

Futuro no tan lejano. En el año 2072 cometer asesinatos e irse de rositas resulta complicado, el ADN deja una huella que permite enseguida capturar a los criminales. De modo que se recurre a enviar a las víctimas al pasado, al año 2042, a través de una máquina del tiempo, donde les aguardan los “loopers”, que los matan y se deshacen de los cadáveres. Joe ejerce tal profesión con fría eficacia, sabe que lo hará hasta el día en que le envíen a sí mismo para lo que se denomina “cerrar el bucle”. Tras matar a su versión del futuro tendrá 30 años para retirarse con el dinero adquirido como “looper”. A no ser que... Singular muestra de ciencia ficción, aunque también con elementos de cine negro, este film de Rian Johnson, guionista y director, es coherente con su filmografía previa, Brick y Los hermanos Bloom, títulos arriesgados, visualmente fascinantes, un tipo de historias alambicadas pero sugerentes, que recuerdan al trabajo de Christopher Nolan. En Looper juega con las paradojas de los viajes temporales, pero el mismo cineasta bromea con el tema a través de uno de sus personajes, diciendo algo así como “no te voy a hacer un diagrama ahora para explicarte todo”. De modo que lo importante al final narrativamente son los dilemas morales de un personaje (Joseph Gordon-Levitt), que a través de su otro yo (Bruce Willis), empieza a cuestionarse sus crímenes, de modo que cuestiones como el determinismo y el libre albedrío, la solución no-violenta de los problemas y la confianza en los otros, afloran a lo largo del metraje, hasta alcanzar un final sorprendente e impactante. Aunque haya mucha acción, y una violencia a ratos gratuita y poca contenida, hay que decir a favor de Looper que existe un buen guión, donde se logra trenzar con la columna vertebral de la lucha por la propia supervivencia una inesperada subtrama de tipo mesiánico a la inversa. Hay además un buen perfilado de personajes, donde además de los actores ya citados brilla Emily Blunt como madre soltera, e incluso un fugaz Paul Dano.

6/10
The Newsroom

2012 | The Newsroom | Serie TV

El reputado guionista Aaron Sorkin (El Ala Oeste de la Casa Blanca, La red social), regresa a la televisión, a una de las grandes por cierto (HBO), para ofrecer un drama sobre el mundo del periodismo en la serie The Newsroom. Protagonizada por unos estupendos Jeff Daniels y Emily Mortimer, los dos sublimes, la serie narra el día a día en una redacción de informativos en la que todo son prisas y la audiencia junto a los intereses empresariales y políticos mandan por encima de la moral y la calidad de información. En este estado de la situación, MacKenzie McHale (Mortimer) llega a la redacción como nueva productora ejecutiva pretendiendo crear unos informativos diferentes donde las historias y la forma de contarlas sea lo que verdaderamente importe. Con un planteamiento tan idealista, especialmente con los tiempos que corren para el periodismo, chirría un poco la voluntad tanto de la productora como del resto del equipo que en seguida aceptan la proposición de hacer algo nuevo, diferente y arriesgado. Pero este inico susceptible de contemplarse con escepticismo, se deja de lado inmediatamente de la mano de unos protagonistas de arrebatodora fuerza, capaces de engatusarte con su decidida forma de actuar. El buque insignia de la cadena, Jeff Daniels que interpreta al presentador estrella Will McAvoy, es un tipo altivo, seguro de sí mismo y que mantuvo en el pasado una relación con su productora. Sorkin nos lo traza perfectamente, al mismo tiempo que abre una veta en su personalidad para acentuar ricos matices, donde es posible, como en todo buen personaje, descubrir vericuetos de su carácter, su lado más positivo y aquellos defectos propios de quien se ha curtido en mil batallas con no pocas heridas. En él llama la atención el cambio, la capacidad de reciclarse en pos de una buena causa relacionada con su pan de cada día. Aunque con ciertas dudas, McAvoy decide seguir la pauta de su compañera para impulsar un giro profesional complejo y que supone un desafío para todos. Y así se convierten en los abanderados de un periodismo diferente, de calidad, cercano a la gente y a los intereses de ésta, que lucha contra los poderes que dominan la sociedad y por supuesto a los medios de comunicación. Con un ritmo frenético, diálogos brillantes, estupendas interpretaciones y la narración de noticias que realmente han ocurrido, The Newsroom se convierte en una propuesta interesante, entretenida y distinta en cada capítulo, en la creación de expectativas y nuevos estímulos.

6/10
Quad

2011 | Quad

Howl

2010 | Howl

Rob Epstein y Jeffrey Friedman son conocidos fundamentalmente por El celuloide oculto, documental que analizaba el tratamiento de la homosexualidad, a veces de forma muy velada, a lo largo de la historia del cine. En esta ocasión, reinciden en la temática gay, con una cinta dramática en torno a la figura del célebre poeta homosexual Allen Ginsberg, destacado representante del movimiento 'beat'. Los cineastas reconstruyen el juicio al que fue sometido el librero y editor de Ginsberg, Lawrence Ferlinghetti, por divulgar el poema "Howl", la principal obra de este autor, que se recuerda especialmente por su frase de apertura: "He visto a las mejores mentes de mi generación destruidas por la locura". La fiscalía consideraba obsceno el poema por su crudo y explícito lenguaje, sobre todo en la estrofa "que se dejaron follar por el culo por santos motociclistas, y gritaban de gozo", una clara celebración de la promiscuidad homosexual, aunque en la película se enfoca como defensa de la libertad en general. El film tiene su interés, por su tema central: la creación artística en tela de juicio, sus límites éticos, etc., aunque se deduce finalmente que “todo vale”, y que la libertad debe prevalecer sobre todo, lo que sería bastante discutible. Además, el asunto que se trata ha quedado desfasado, en la medida en que en la sociedad occidental hoy no se procedería contra un autor por un poema de esas características. No es una obra fácil, pues no se trata de un biopic, sino que parece exactamente un documental sobre este episodio que a falta de imágenes reales de lo que ocurrió, está compuesto a base de reconstrucciones dramatizadas de las mismas. Es una buena jugada por parte de los realizadores, pues trascienden de su público habitual –los documentales tienen una repercusión limitada–, sobre todo al recurrir como protagonista a un actor de moda, James Franco, que realiza un gran trabajo encarnando a Ginsberg. También tienen una gran presencia David Strathairn –el fiscal– y Jon Hamm (Mad Men), como abogado defensor. Por desgracia, la cinta acaba siendo reiterativa y premiosa. Se salvan los sugerentes fragmentos con el texto de la obra de Ginsberg acompañado de correctas animaciones.

5/10
Un lugar donde quedarse

2009 | Away We Go

Burt y Verona han decidido unir sus vidas, formar algún día una familia. Aunque ella no quiere oír hablar de la palabra 'matrimonio'. Las cosas se aceleran cuando Verona descubre que está embarazada. A la hora de sacar adelante su hogar, contaban con la ayuda de los padres de Burt, que no viven lejos de su casa en Colorado. Pero reciben la noticia de que se van a vivir dos años a Europa. Como nada les liga a Colorado, deciden visitar a parientes y amigos en distintas ciudades (Fénix, Tucson, Wisconsin, Montreal, Miami), tratando de ver cuál sería el mejor lugar para echar raíces. Lo que les permite ver con nuevos ojos las distintas situaciones familiares, e interrogarse con más seriedad acerca de cuál debería ser su proyecto de familia. Pequeña película de Sam Mendes sobre el desafío de formar y sacar adelante una familia, un tema recurrente en su filmografía, de modo meridiano en American Beauty y Revolutionary Road. Aquí, a pesar del tono ligero del guión de Dave Eggers y Vendela Vida, que sigue un esquema que recuerda a Flores rotas de Jim Jarmusch, no se trata con menos rigor la cuestión, aunque sí con más optimismo. De modo que se pintan las relaciones de pareja con las contradicciones propias de la modernidad. Así, puede haber más franqueza al hablar de su vida íntima, pero también mayor zafiedad; y botón de muestra elocuente de las abundantes paradojas es la decisión sentimental de Verona de no casarse -Burt sí querría-, aunque el compromiso de permanecer juntos, hasta que la muerte los separe, aparezca bastante firme, desde luego más que el de algunos matrimonios a los que visitan en su periplo de búsqueda del lugar donde quedarse a que alude el título. En tal sentido el 'catálogo' de familias mostradas es interesante: están los padres mediocres e insensibles, que no temen herir la sensibilidad de sus hijos con comentarios inoportunos y nada constructivos; aquéllos cuya fortuna permite seguir un estilo de vida falsamente espiritual, con originalidades que les permiten creerse más o menos superiores; el matrimonio amigo de Montreal, que no pudiendo tener hijos -ella ha pasado por dos abortos naturales-, han llegado a adoptar hasta cinco retoños; y el hermano al que de pronto su mujer ha dejado, y que sabe que nunca podrá dar a su hijo la educación completa que merece, por la ausencia materna. Son distintas 'fotos' de la vida conyugal, y de las responsabilidades que conlleva la paternidad y la maternidad, que hacen madurar a los protagonistas -atinados John Krasinsky y Maya Rudolph-, para tomarse muy en serio el futuro que les aguarda.

6/10
Paper Man

2009 | Paper Man

La sombra del poder

2009 | State of Play

A la redacción del Washington Globe llegan para ser cubiertas dos historias en apariencia inconexas, ocurridas en la ciudad capitolina. Por un lado, la muerte de un ladrón de poca monta y las heridas casi mortales de un repartidor de pizzas, a manos de un tirador profesional. Por otro, la muerte de Sonia Baker, investigadora para el congresista Stephen Collins, arrollada en el metro. Este último suceso tiene diversas connotaciones: Stephen tenía una relación extramarital con la difunta, quien estaba reuniendo pruebas en su investigación de la principal empresa privada contratista del Ministerio de Defensa; y el periodista del Globe Cal McAffrey es el mejor amigo de Stephen y de su esposa Anne. McAffrey se ocupa del primer caso, pero echará una mano a la novata Della Frye, que se ocupa del escándalo político. Adaptación de la miniserie de la BBC creada en 2003 por Paul Abbott, ha contado con un curtido equipo de guionistas, especialistas en intrigas con visos de gran conspiración: Matthew Michael Carnahan (La sombra del reino), Tony Gilroy (Michael Clayton) y Billy Ray (El espía); a lo que se suma un director al que le gustan las tramas políticas, Kevin Macdonald (El último rey de Escocia). El resultado es un entretenimiento de gran calidad, con una madeja argumental lo suficientemente enrevesada para captar la atención, y lo suficientemente inteligible para que el espectador no se pierda. El film se esfuerza en rendir un sincero homenaje a lo mejor de la profesión periodística, que trata de desvelar la verdad por muy escandalosa que resulte, lo que la emparenta con títulos como Todos los hombres del presidente, un referente claro. Así, Cal es un reportero de la vieja escuela, que busca los hechos, contrasta la información, maneja bien las fuentes; su fobia a las nuevas tecnologías –tiene un ordenador antediluviano– es una pose frente a las facilidades blogueras, capaces de decir inmediatamente cualquier cosa de modo irresponsable, sin la preocupación de la verdad que contengan o el daño que puedan hacer, y la presión aumentada por la primicia. Funciona bien el contraste con la novata –que potencialmente representa el peligro de decadencia de la profesión–, el equipo de apoyo de Cal, y la figura de la editora, donde se diría que la composición de Helen Mirren homenajea a Katharine Graham, mítica figura del Washington Post. Hay inteligencia en el modo en que se imbrica la intriga política y la investigación periodística, con lo estrictamente personal, que afecta a Stephen y Cal, una amistad puesta a prueba por dos complicados triángulos amorosos, y por el telón de fondo de un grupo paramilitar de aviesas intenciones, y por los tejemanejes de los politicastros, que en vez de servir al público, sirven a su propio interés. E incluso hay espacio para la sorpresa. Aunque puede haber pasajes discutibles –el interrogatorio en el motel, por ejemplo–, en general se dota a la narración de una densidad adecuada, con tiempo para que los personajes se nos aparezcan como de carne y hueso, principalmente los compuestos por Russell Crowe (extraordinario, como siempre), Ben Affleck (correcto) y Robin Wright Penn (estupenda en su breve pero intenso papel). Hay además buenos pasajes de acción e intriga, donde se logra sorprender, algo no tan sencillo cuando un espectador hastiado de efectos especiales, cree haberlo visto ya todo: sin parafernalia digital, funcionan bien por su suspense la escena del hospital y la del garaje subterráneo.

6/10
Traidor

2008 | Traitor

Roy Clayton y Max Archer –agentes del FBI– investigan una serie de atentados de radicales islámicos, que han hecho estallar artefactos explosivos en la Costa del Sol española y otros lugares del globo. Interrogan al principal sospechoso, Samir Horn, un devoto musulmán negro, criado en Chicago, que fue oficial del ejército, pero ahora parece estar relacionado con los terroristas. Ignoran que Horn ha sido víctima de las circunstancias y que está muy lejos de ser un despiadado asesino... Jeffrey Nachmanoff –guionista de El día de mañana– dirige este thriller que también ha escrito él mismo a partir de una idea original del cómico Steve Martin (paradójicamente el mismo Steve Martin de Doce en casa, si bien se trata de un film dramático de mayor calado que sus típicas comedias). Estamos ante una producción de factura muy televisiva, y una puesta en escena convencional, que repite muchos elementos de otros recientes filmes sobre terrorismo islámico, como Syriana y Red de mentiras. Asímismo, los personajes están muy desdibujados, y probablemente no se sostendrían de no ser porque están interpretados por grandísimos actores, como Don Cheadle, Guy Pearce y Jeff Daniels, que muestran una vez más su enorme solvencia. A pesar de todo es un título de interés, con un ritmo aceptable y sorpresas y giros de guión, que aunque no son precisamente inesperados, sí que resultan eficaces. Aportan gran realismo algunos detalles como la forma que tiene el personaje de Don Cheadle de dejar mensajes a los terroristas, o el escalofriante plan para poner en marcha un atentado que conmocione a la opinión pública. Sus pequeñas notas sobre el sacrificio y el heroísmo anónimo aportan algo de fondo. Además, resulta en cierta manera original el hecho de que el personaje de Don Cheadle, el que tiene más peso en la trama, sea un musulmán muy piadoso, que siente la necesidad de rezar antes de los momentos difíciles. Su visión pacifista es muy positiva, alejada de los extremistas que usan el Corán como coartada para justificar tremendos actos de barbarie.

6/10
Mama's Boy

2007 | Mama's Boy

Título indy, que sigue a un joven cerca de la treintena, que vive con su madre en lo que considera una existencia pacífica, casi perfecta. Pero ella conoce a un hombre estupendo, y la sombra de un posible matrimonio planea sobre la artificial vida llevada hasta ese momento. La película se ve con agrado gracias a su estupendo reparto, con varios expertos en el terreno de la comedia, como son Diane Keaton, Jeff Daniels y Jon Heder, conocido éste sobre todo por su papel en Napoleon Dynamite.

3/10
The Lookout

2007 | The Lookout

La vida de Chris, un joven de talento y gran deportista, cambia brutalmente como consecuencia de un accidente de tráfico en el que pierden la vida varios amigos suyos. Intenta llevar una vida normal, con su empleo como conserje y limpiador en una oficina bancaria, pero debido a su trauma y a ciertas lesiones cerebrales, sufre pérdidas de memoria, ataques de ira e inseguridad. Su mejor amigo es Lewis, un ciego inteligente y mayor que él, con quien comparte piso. Su vida transcurre monótona hasta que un día en un bar se hace amigo de un tipo llamado Gary, que dice conocerle del colegio. Con ayuda de una seductora mujer, Gary le convencerá para que le ayude a atracar el banco donde trabaja. Scott Frank, reputado guionista de Minority Report, La intérprete y El vuelo del Fénix, escribió esta película hace casi una década para DreamWorks. Desde entonces, el libreto pasó por muchas manos, y directores de renombre como Sam Mendes o David Fincher estuvieron a punto de involucrarse en el proyecto, e incluso se habló de que Leonardo DiCaprio iba a ser el protagonista. La cosa no acababa de cuajar y finalmente pasó a otra productora, Miramax, que le ofreció al propio Scott Frank la posibilidad de debutar como director. Se trata de un thriller dramático de bajo presupuesto sin muchas pretensiones, que a pesar de todo ha sido muy bien recibido por la crítica en Estados Unidos. Hay algunos titubeos en el desarrollo del guión y el primer acto se alarga innecesariamente. Quizá uno tiene la sensación de que la historia podría haber dado para mucho más: el meollo de los hechos se desencadena demasiado rápido y la intensidad se resiente. De todas formas, el resultado es más que correcto. No cuenta con grandes estrellas en el reparto, pero sí con actores tan solventes como Joseph Gordon-Levitt, en alza tras Brick, y con un Jeff Daniels -muy logrado en el papel de ciego- que demuestra ser un actor casi siempre desaprovechado, aunque ha interpretado papeles de entidad en películas como Las horas y Buenas noches, y buena suerte.

5/10
Historia de un crimen

2006 | Infamous

Nuevo acercamiento a la figura del novelista Truman Capote, prácticamente simultáneo al del film Truman Capote, que le valió a su protagonista Philip Seymour Hoffman el Oscar al mejor actor. Justamente éste es el principal handicap de la interesante película escrita y dirigida por Douglas McGrath (Emma): que había una demasiado próxima en el tiempo, lo que hacía difícil que entre los espectadores hubiera avidez por tomar "doble ración" del escritor. Porque aunque los enfoques pueden ser diferentes (la fuente de Bennett Miller era la biografía de Gerald Clarke, la de McGrath la de George Plimpton), ambos filmes se estructuran, como no podía ser de otra manera, alrededor de la confección de la obra maestra de Capote, su libro "A sangre fría", sobre el horrible asesinato de una familia de granjeros en Kansas a mano de dos tipos que acabaron siendo condenados a la pena capital. Partiendo de ahí, se insertan elementos que ayudan a conocer la biografía de Capote, proporcionados por el propio personaje, o por sus conocidos, en forma de declaraciones a un supuesto programa televisivo, una novedad esto último en el film que nos ocupa. Hay que subrayar el maravilloso reparto de este film, con un Toby Jones verdaderamente transfigurado en Capote, una inteligente Sandra Bullock como su amiga Harper Lee, y un sorprendente Daniel Craig como uno de los asesinos. McGrath subraya convenientemente el marcado narcisismo de Capote, pero al tiempo se esfuerza en humanizarlo para que el espectador empatice mejor con él. Acierta al describir sus numerosas extravagancias y su irresistible afición al cotilleo, y el modo en que finalmente se gana la confianza de un cerrado entorno rural con sus anécdotas de Hollywood, una de las mejores escenas del film. Hay detalles finos, como aquel en que el sheriff recibe la noticia de que han atrapado a los dos asesinos: el egocéntrico Capote se alegra por sí mismo y su libro, pero él mismo detecta lo mezquino de su reacción espontánea y, maravilloso matiz, rectifica al felicitar al que ya puede llamar su amigo. Como ocurría en el film de Miller, se subrayan ciertos paralelismos biográficos entre Capote y Perry Smith, uno de los asesinos. Pero la impresión es que McGrath se toma excesivas licencias al pintar su relación, como la del supuesto enamoramiento homosexual entre ambos, y una agresión física en la celda, a punto de transformarse en violación. De alguna manera parece querer justificar la posterior sequía creativa de Capote con lo que sería un amor truncado, lo que no deja de ser, como mucho, una hipótesis.

8/10
¡Vaya vacaciones!

2006 | RV

Agobiado porque el ritmo de la vida moderna apenas le deja disfrutar de su familia, Bob Munro planea unas vacaciones en Hawaii. Pero finalmente resulta que su jefe le necesita para una reunión en Colorado. Munro oculta ese dato a sus familiares, y en vez de ir a la prevista Hawaii, les convence para pasar unos días en autocaravana, viajando por todo el país. Así trabajará en secreto en un informe para su jefe. Barry Sonnenfeld demostró su talento con películas como La familia Addams, Men in Black o Cómo conquistar Hollywood. En esta ocasión parte de un guión más sencillo, sin pretensiones, pero que defiende de forma positiva la necesidad de la comunicación familiar. Robin Williams se luce en algunos momentos cómicos, como cuando imita el habla barriobajera para defender a su hijo.

5/10
Una historia de Brooklyn

2005 | The Squid and the Whale

Cruda historia de una familia desestructurada, el matrimonio y dos hijos, cuyas fisuras se evidencian ya en la escena de arranque, en que están jugando un partido de dobles de tenis. Tanto Joan como Bernard Berkman son intelectuales, escritores de prestigio que se han labrado una sólida carrera literaria. Pero su formación cultural no parece bagaje suficiente para imprimir una clara dirección a sus vidas, ni para orientar a sus retoños Walt y Frank. Hasta el punto de que deciden divorciarse, y tener la custodia compartida de sus hijos, acordada de modo muy ‘civilizado’. La ruptura no hace más que evidenciar el egocentrismo de los padres y la desorientación de unos hijos que no saben por quién tomar partido, y cuya sexualidad incipiente discurre por senderos poco nítidos. Noah Baumbach escribe y dirige un film inspirado en la experiencia personal del divorcio de sus padres, aunque con los elementos de excentricidad que ya imprimió en su anterior trabajo como guionista, Life Aquatic, que firmaba el también ‘rarito’ Wes Anderson. Y aunque demuestra ingenio en la concepción de situaciones y en la creación de personajes –el guión estuvo nominado al Oscar–, le puede un malsano enfoque ‘pasado de rosca’, desnortado, tal vez para señalar que nunca se sabe por dónde puede llevarnos la vida. Hasta tal punto que el final es casi un ‘no final’: los días llegarán uno detrás de otro, y no se sabe lo que podrán deparar. Lo mejor es el trabajo de Laura Linney, una de las grandes actrices actuales.

6/10
Buenas noches, y buena suerte

2005 | Good Night, And Good Luck

Estamos en los 50, la etapa más dura del comité de Actividades Antiamericanas, promovido por el senador Joseph McCarthy, que ve comunistas por todas partes. Multitud de personas son juzgadas con argumentos sensacionalistas del senador, muchas veces sin pruebas. Funcionarios públicos pierden su empleo y directores y guionistas de Hollywood, acusados por sus propios compañeros, son incluidos en las tristemente célebres listas negras, circunstancia que les impide trabajar. Cunde el pánico entre la población. Pero alguien se atreverá a cuestionar a McCarthy. Se trata de Edward Murrow, pionero de la televisión, director y presentador del programa 'See it Now', de la cadena CBS. Murrow, famoso porque después de comentar sus impresiones se despedía con la frase “buenas noches y buena suerte”, se fijó en un caso claramente injusto, el de un piloto del ejército destituido por la única razón de que su madre y su hermana, en algún momento, acudieron a reuniones del partido comunista. Murrow y su equipo elaboraron un programa sobre este asunto, y posteriormente emitieron una declaración del propio senador, que había reclamado su derecho de réplica. George Clooney es hijo de un presentador televisivo, se hizo famoso con la serie Urgencias y reflexionó sobre el mundillo de la pequeña pantalla en Confesiones de una mente peligrosa, su prometedora opera prima. Confeso admirador de Murrow, Clooney era el hombre adecuado para adaptar al cine su enfrentamiento con el senador. Y lo hace con un estilo sobrio, cercano al documental, con una estupenda fotografía en blanco y negro, sin concesiones a secuencias sentimentales forzadas. Clooney denuncia el abuso de poder y homenajea al medio televisivo, que se usa habitualmente para entretener –casi narcotizar– con productos de evasión, pero que si se usa bien puede servir para garantizar la libertad de los ciudadanos. Los críticos estadounidenses trazaron paralelismos entre el film y la actualidad de su país, pero en realidad Clooney realiza una apología intemporal de la libertad de expresión y el periodismo bien hecho. No obtuvo ningún Oscar, a pesar de las seis nominaciones con las que contaba. El siempre efectivo David Strathairn encarna a Murrow, mientras que Clooney se ha reservado un papel secundario, el del fiel colaborador del protagonista: Fred Friendly.

7/10
Mi mejor amigo (2005)

2005 | Because Of Winn-Dixie

Opal, una niña solitaria, adopta un perro huérfano al que pone por nombre Winn-Dixie, como el supermercado donde se lo encuentra. Traumatizada porque su madre la abandonó cuando tenía tres años, y su padre, predicador protestante, se ha vuelto arisco desde entonces, Opal apenas tiene amigos. Pero sus vecinos se acercarán a ella para admirar al perro, lo que le facilitará conocer a mucha gente. El cineasta chino, oriundo de Hong Kong Wayne Wang es un renombrado director de películas arriesgadas, de sabor independiente, como Smoke y Blue in the Face, últimamente centrado en producciones más comerciales, como Sucedió en Manhattan. En esa línea se sitúa esta cinta familiar sobre la comunicación, la familia y la amistad. Mezcla elementos surrealistas, con gags protagonizados por el can protagonista, y subtramas melodramáticas de contenido humano. En cualquier caso, el punto fuerte es el reparto, que incorpora al todoterreno Jeff Daniels, a la jovencísima Annasophia Robb, y a Eva Marie Saint, veterana protagonista de Con la muerte en los talones.

6/10
Héroes imaginarios

2004 | Imaginary Heroes

Tras una desgracia familiar, los Travis afrontan la situación de muy distinta manera. Ben, el padre, empieza a actuar como si no conociera a nadie, y Sandy, la madre, no hace más que fumar porros y desentenderse de sus dos hijos, en especial de Tim, un adolescente desorientado al que siempre han considerado la oveja negra. Más que interesante drama, de aires independientes, que expone los problemas de una familia y sus verdaderos traumas, que se irán conociendo poco a poco a lo largo de la historia. La cinta está salpicada con toques de un humor ácido que despierta la sonrisa, pero también hay otros de gran intensidad emotiva. El reparto encabezado por Jeff Daniels (Volando libre) y Sigourney Weaver (Las seductoras) está sobresaliente.

6/10
Las cinco personas que conoces en el cielo

2004 | The Five People You Meet in Heaven

Eddie, un veterano de guerra de 83 años, vive separado de la gente que amó. Pasa sus días de rutina cuidando los caballos de Ruby Pier, un parque de atracciones en un lugar apartado de la costa. Eddie busca justificar su vida -exhausta de sorpresas- ahora que está cerca de su fin. Una mañana diferente a todas, un accidente en una cabalgadura tiene como víctima a una niña de 5 años. Frente a una muchedumbre horrorizada, Eddie intenta salvar su vida. Lo último que él ve es la cara de la niña asustada envuelta en dolor y lágrimas. Lo último que siente son las manos de la niña en él. Después, un flash cegador de luz y silencio, y Eddie despierta en un desconocido lugar llamado Cielo. Pero no está sólo. Cinco personas le esperan para conocerle. Algunas son amables. Otras distantes y extrañas. Su intención es mostrarle a Eddie el sentido de la vida mostrándolo como sus propias vidas y sus propias muertes han formado parte de su camino de una forma que el nunca sospechó. El viaje de Eddie está a punto de comenzar.

Testigo ocular

2003 | I Witness

Un activista de una organización pro derechos humanos investiga el asesinato de 27 personas, cuyos cuerpos fueron hallados en un túnel. Thriller que describe el ambiente fronterizo entre EE.UU. y México.

4/10
Dioses y generales

2003 | Gods and Generals

El histórico episodio de la Guerra Civil Americana contado desde la perspectiva del protagonista, general Thomas Jackson, interpretado por Sthepen Lang. El espíritu de unos hombres que lucharon por su país y sus principios patrióticos son lo que identifican el tono de la película. Por otro lado, las escenas de batallas repletas de figurantes y las luchas valerosas cuerpo a cuerpo es lo más destacado de la cinta. Ronald F. Maxwell se basa en un libro de Jeff Shaara. Tras Gettysburg (1993), miniserie que contaba una de las batallas más sanguinarias de esta guerra, el director quiso volver a llevar la historia a la pantalla en esta superproducción, con un gran plantel de estrellas, donde, a parte de Lang, destaca Robert Duvall, Jeff Daniels, Keith Allison o Mira Sorvino.

7/10
Las horas

2002 | The Hours

La filosofía vital de Virginia Woolf en tres tiempos y a lo largo de unas horas, a través del devenir de tres mujeres. Una de ellas es la propia escritora, retirada en su casa a las afueras de Londres en 1929, mientras escribe 'La señora Dalloway', una de sus obras emblemáticas: apática y deprimida, temerosa de la servidumbre, cuyo rostro se ilumina con la visita de su hermana y sus sobrinos. Las horas de las otras dos, a quienes influye de modo decisivo la lectura de la novela de Woolf, transcurren en 1949 y 2001: Laura Brown es una mujer casada y con un hijo, ama de casa aburrida a punto de estallar, pese a su fachada de “feliz mujer americana”; la otra, Clarissa Vaughan, tocaya de la heroína imaginaria de Woolf, vive con una mujer: se separó de su marido, prestigioso poeta enfermo de SIDA, también bisexual, y su vida se encuentra plegada a numerosos convencionalismos. El guión de David Hare adapta con fidelidad la novela de Michael Cunningham, ganadora del Premio Pulitzer. Y su puesta en escena por Stephen Daldry (Billy Elliot (Quiero bailar)) hace que la narración fílmica de tres historias paralelas, donde los ecos de una resuenan en la otra, parezca sencilla. Ello es gracias en parte a unas transiciones muy meditadas, que hacen buen uso de temas e imágenes comunes; y al trabajo interpretativo en su conjunto (todos los personajes tienen más o menos peso específico), en especial de ese trío de féminas encarnadas con poderío por Nicole Kidman, Julianne Moore y Meryl Streep. A nadie puede extrañar que la película, de factura impecable, haya acaparado nueve candidaturas a los Oscar, y que al fin Kidman se haya hecho con la preciada estatuilla a la mejor actriz.

8/10
Deuda de sangre

2002 | Blood Work

Terry McCaleb es un duro detective de homicidios, que durante la persecución de un asesino en serie, sufre un infarto. Pasará varios años en el dique seco, hasta que se le practica un trasplante de corazón. Decidido a llevar una vida tranquila, se ve moralmente obligado a aceptar un último trabajo: el que le encarga la hermana de la donante del corazón, y que consiste en atrapar al hombre que la asesinó. A partir de la novela de Michael Connelly, adaptada por Brian Helgeland (ganador de un Oscar por su guión adaptado de L.A. Confidential), Eastwood dirige un entretenido film policíaco, con una investigación bien descrita, y unas cuantas sorpresas que mantienen la atención del espectador. Si bien el romance de McCaleb se ve venir, y chirría un tanto (está mucho mejor definida la relación casi maternal con Anjelica Huston que la que se inicia con la desconocida Wanda de Jesus), hay un acierto en la definición inicial del personaje de Jeff Daniels, vecino del detective, perdedor con aires de divertido y vago “colega”. Menos creíble en su transformación en el último tramo del film, lo que conduce a un desenlace que tiene algo de opereta, y que recuerda al trazado por Martin Scorsese en El cabo del miedo.

5/10
La pesadilla

2000 | Chasing Sleep

Película de tintes kafkianos, curioso “ejercicio de estilo”. Inmersos en una atmósfera claustrofóbica, somos testigos de la angustia de Ed (Jeff Daniels), profesor y novelista fracasado cuya mujer ha desaparecido. ¿Estamos en la realidad o en una pesadilla? Esos policías tan amables, el competente psicólogo, la alumna complaciente... ¿quieren ayudar o son una panda de torturadores mentales? No lo sabemos ni tampoco importa. Compartimos la desorientación del protagonista, que no sabe de dónde viene ni adónde va.

3/10
Reglas del juego

2000 | Cheaters

Película basada en un hecho real, que al menos se aleja de los tópicos al uso del cine de profesores e institutos. En 1995 el profesor Plecki da clases en un instituto público de una zona deprimida de Chicago. Como todos los años, se encarga de preparar un equipo para participar en el campeonato de decatlon intelectual, un concurso de conocimientos con varias fases, local, estatal y nacional. Los chicos, seis participantes y un suplente, se preparan esforzadamente, y todo hace suponer que nos encontramos ante el típico film de superación, en que los chicos, a base de tesón, ganarán el certamen, o al menos llegarán muy lejos. Pero la trama da un quiebro notable cuando un miembro del equipo logra las respuestas del concurso anticipadamente. Tras algunos titubeos, deciden aprovechar la oportunidad de hacer trampas, pues consideran que el sistema es injusto -un colegio privado ha ganado diez años seguidos el decatlon; ellos parten con ventaja, piensan-; pero no contaban con los celos del miembro suplente del equipo, que envidia la popularidad de los otros. Hay que reconocer a esta producción televisiva de la HBO cierto punto de originalidad, con algunos quiebros narrativos que atrapan el interés del espectador. Pero su posición acerca de la moralidad de las acciones de profesor y alumnos es, cuando menos, ambigua: la justificación para trampear que parece defender, algo cínica, se agarra como a un clavo ardiendo a los privilegios que concede un sistema injusto, lo que propicia la moral del éxito a cualquier precio. En cualquier caso el film arroja elementos para el debate, ofrece una trama atractiva, y contiene un puñado de buenas interpretaciones.

5/10
George Washington: la leyenda

2000 | The Crossing

Lección de historia. El film, ambientado en la guerra de la independencia americana, narra uno de los hechos decisivos en la consecución de la ansiada libertad: el cruce del rio Delaware en la Navidad de 1776, por tropas mandadas por George Washington. Jeff Daniels da vida al carismático general, que con el tiempo sería el primer presidente de los Estados Unidos.

5/10
Mi marciano favorito (1999)

1999 | My Favorite Martian

Como un pulpo en un garaje. Así de despistado se encuentra un ingenuo marciano cuya nave se ha estrellado en la Tierra. A pesar de sus increíbles poderes, que le ayudan a adoptar el aspecto de un humano para pasar desapercibido, su desconocimiento de los terrícolas le lleva a meterse en un montón de líos. Cuando un reportero de televisión llamado Tim le acoge en su casa, cree tener ante sus ojos el trabajo de su vida. Comedieta amable, en la línea de Flubber y el profesor chiflado, tiene un conjuntado reparto (con el Jeff Daniels de Dos tontos muy tontos) y unos efectos especiales alucinantes.

4/10
Destinos cruzados

1999 | All the Rage

Llevar armas puede ser arriesgado, sobre todo cuando cualquiera puede accdeder a ellas. Siete personas desconocidas tendrán que enfrentarse a esta dura realidad. Comedia absolutamente disparatada plagada de personajes estrafalarios y paranoicos, con una puesta en escena que se ha quedado un tanto pasada de moda. Se disfruta sobre todo porque cuenta con un elenco interpretativo de primer orden, lleno de rostros conocidos.

5/10
Pleasantville

1998 | Pleasantville

David y Jennifer son dos hermanos en los años 90. Viven con su madre, divorciada. De los problemas familiares cada uno se evade a su modo. Ella, gracias a su promiscuidad sexual. Él, siguiendo en televisión la serie en blanco y negro Pleasantville, de los años 50, que presenta una vida idílica en que todo marcha bien, y donde la mayor preocupación de los personajes es saber si las tortitas de mamá no estarán demasiado hechas. Una noche los hermanos discuten por el programa que quieren ver en televisión. De modo sorprendente se ven transportados al mundo de Pleasantville: ellos pasan a ser los hijos de la familia protagonista. Pronto van a revolucionarlo todo, pues los habitantes del pueblo van a descubrir que el mundo no es, exactamente, como creían. Gary Ross, guionista y director, había escrito anteriormente Big y Dave, presidente por un día. Desde el punto de vista artístico y técnico, el film es memorable –la idea de que el color vaya haciéndose presente, poco a poco, en Pleasantville, es buena y da lugar a imágenes preciosas–; pero en el plano de las ideas (aun estando bien pensado el intento de matizar el lugar común de que “cualquier tiempo pasado fue mejor”) resulta quizá algo simplista. ¿Qué hace de Pleasantville un lugar tan “horrible”? Ross lo resume en dos cuestiones: lo ignoran todo sobre el sexo y no leen libros. A esto se añade un enfrentamiento racista entre personajes en blanco y negro (los que se resisten a enfrentarse con su libertad y sentimientos) y coloreados (liberados por arte, cultura y sexualidad).

7/10
No pierdas el juicio

1997 | Trial And Error

Bienvenidos a una comedia loca y entretenida. Charles Tuttle (Jeff Daniels) es el clásico hombre que lo tiene todo: juventud, un futuro prometedor, un trabajo brillante y la perspectiva de casarse además con la hija del jefe. Sin embargo, días antes de que se celebre la boda, ha de viajar a un pueblo perdido por motivos de trabajo. Allí, él no sabe que sus amigos le estarán esperando para hacerle vivir una despedida de soltero tan loca y extraña que cambiará su vida para siempre. Desternillante comedia que hace alarde de las enormes cualidades cómicas del ingenuo Jeff Daniels. Un guión bien trabado, rico en gags y escenas originales, es el logro de la película, aparte claro está de la presencia de la guapa modelo Charlize Theron (Celebrity), que comenzaba a dar muestras de su buen hacer interpretativo.

4/10
101 dálmatas (Más vivos que nunca)

1997 | 101 Dalmatians

Una diseñadora de moda, con ayuda de dos colaboradores secuestra a todos los cachorros de dálmata que han nacido en la casa de una de sus empleadas. Lograda versión en vivo y modernizada de la clásica película de animación de Walt Disney. La puesta en escena es ágil y conserva parte de la magia y el humor del original. Fue todo un éxito, de tal manera que incluso se pusieron de moda los objetos relacionados con la película. Todo el reparto está magnífico, sobre todo Glenn Close –en el papel de la malvada Cruella De Vil–, y el trabajo con animales y muñecos es de gran calidad. El resultado es un filme muy ameno y repleto en su desarrollo de abundantes valores ecológicos y familiares.

5/10
Volando libre

1996 | Fly Away Home

Amy es una niña que tras perder a su madre, se marcha con su padre a vivir a una granja de Canadá. Tras la tragedia, Amy solo encuentra consuelo encerrándose en sí misma, pero cuando encuentra un nido de gansos y decide criarlos en su hogar, la niña descubrirá de nuevo la alegría de vivir. Preciosa película familiar que es todo un canto de amor a la naturaleza y a los animales. Destaca la fotografía y las coreografías aéreas de los pájaros. El film está lleno de valores referentes a la familia y a la amistad. Protagoniza la cinta Jeff Daniels (La fuerza del cariño) y Anna Paquin, que ganó un Oscar por El piano. Muy recomendada para los más jóvenes de la casa.

6/10
2 días en el valle

1996 | 2 Days In The Valley

El valle de San Fernando, en Los Angeles, está habitado por un conjunto de habitantes peculiares. De manera misteriosa y repentina, una serie de crímenes hacen cundir el pánico en la zona. Nadie sabe quien puede ser el causante de las muertes, pero todos sospechan de todos. Los crímenes se siguen sucediendo, y cada muerte es más cruel que la anterior. Los vecinos del valle de San Fernando se sienten trastornados, y esto les empuja a iniciar una serie de complejas relaciones entre ellos, en medio del temor y del recelo. Un thriller lleno de truculencia, en el que se mezclan la violencia, la acción y el erotismo. Cuenta con un atractivo reparto, en el que destaca la presencia del sugerente Jeff Daniels. El argumento es original, mantiene la intriga y alcanza algunos momentos de aceptable tensión.

4/10
Speed

1994 | Speed

Jack Traven es un joven pero eficiente agente del Departamento Especial de Policía de Los Ángeles que, de repente, debe enfrentarse al mayor reto de su carrera: la aparición de un peligroso psicópata que se dedica a poner bombas en lugares públicos. Uno de esos explosivos lo coloca en un autobús, y estallará si la conductora disminuye la velocidad a menos de 50 millas por hora. El policía se cuela en el interior del vehículo y para solucionar el problema, debe desplegar toda su imaginación, con la ayuda de la inteligente conductora, que consigue no perder la calma. Uno de los títulos más espectaculares de los 90, pura acción que se desarrolla a toda velocidad. El director Jan De Bont era un reputado director de fotografía que había trabajado al servicio de Paul Verhoeven en filmes como Instinto Básico o Los señores del acero. Con este filme, y gracias a su espectacular éxito, inició una carrera imparable que le llevaría a firmar títulos como Speed 2 o Twister. Asímismo, este filme supuso la consagración de Sandra Bullock, que se convertiría en una de las actrices más taquilleras en poco tiempo con sus trabajos en Mientras dormías o La red. Keanu Reeves (Mi Idaho Privado) dio un inesperado giro en su carrera del drama hacia el cine de acción y salió airoso de la prueba.

5/10
Dos tontos muy tontos

1994 | Dumb And Dumber

Lloyd (Jim Carrey) es un conductor de limusinas, y Harry un peluquero para perros. Los dos están completamente chiflados y se verán envueltos en un montón de aventuras, a causa de un maletín que una cliente de Lloyd se dejó olvidado. Ambos emprenden un viaje con la intención de devolverlo a su legítima dueña, sin ocurrírseles siquiera abrirlo para averiguar su contenido. Si lo hicieran descubrirían que en su interior hay un millón de dólares. Alocada comedia protagonizada por dos genios del género: el gesticulante Jim Carrey (La Máscara) y el tronchante Jeff Daniels. La química entre los dos es perfecta, y si bien es cierto que predomina un humor "marrón", que en ocasiones puede parecer de mal gusto, y un exceso de muecas y gesticulaciones por ambos intérpretes, lo cierto es que el cóctel funciona a la perfección. El resultado es un film que provoca en todo momento la carcajada del espectador. Existen a lo largo de la película un sinfín de ingeniosos "gags"; baste mencionar el del búho, o la secuencia final que cierra el film.

3/10
Gettysburg (1993)

1993 | Gettysburg

En Gettysburg, un lugar extenso del estado de Pensilvania, se produjo en 1863 –el 1, 2 y 3 de julio– una de las batallas más sangrientas de la Guerra Civil Americana. El conflicto supuso un giro en la Guerra de Secesión, pues triunfó el ejército unionista y por consiguiente significó la primera gran derrota por parte de los confederados. De todas maneras, los términos 'triunfo' y 'derrota' dejan de tener sentido ante un enfrentamiento que fue una verdadera carnicería, pues los dos ejércitos quedaron mermados. En concreto murieron más de 52.890 hombres, 22.140 unionistas y 30.750 confederados. Fue la más terrible batalla que ha habido jamás en territorio estadounidense. El monumental film de Ronald F. Maxwell relata, durante más de cuatro horas, ese sangriento episodio bélico, para lo cual adapta una novela de Michael Shaara, ganadora del Premio Pulitzer. El director empapa la historia de un brillante tono épico y de unos personajes muy heroicos, dentro de una ambientación muy cuidada y con una solemne banda sonora de Randy Edelman, presente en todo momento. Con un reparto encabezado por Tom Berenger, Martin Sheen, Jeff Daniels o Sam Elliott, la película cumple sobradamente con sus expectativas y da como resultado un producto muy notable, y aunque las escenas de acción no son todo lo realistas que cabría esperar hay algunos momentos verdaderamente memorables, como la defensa de la colina Little Round Top por parte del coronel Joshua Chamberlain. En 2004 Robert Child realizó un film del mismo título, aunque no alcanzó ni por asomo el nivel de éste.

7/10
¿Dónde está la pasta?

1992 | There Goes the Neighborhood

Willis Embry, psicólogo de una prisión, sabe dónde está escondido el botín de un convicto recientemente fallecido: bajo la casa de Jessica. Para entrar en ella, decide hacerle la corte a Jessicca, pero ésta, que acaba de divorciarse, no quiere saber nada de hombres. Las cosas se complican, cuando a esta carrera por el dinero se sumen dos presidiarios fugados, y unos vecinos curiosos. Jeff Daniels (Dos tontos muy tontos) protagoniza esta alocada comedia. Le acompañan en el reparto Catherine O'Hara (Solo en casa) y Hector Elizondo. Bill Phillis dirige el film y es también el autor de la historia. La codicia por el dinero y los diferentes caracteres de los personajes dan ocasión a diversas situaciones de enredo y a locas persecuciones que provocarán la carcajada del espectador.

5/10
Huida a través del tiempo

1992 | Timescape

Ben Wilson no olvida la trágica muerte de su mujer. Su vida ha cambiado por completo y ahora se dedica a educar lo mejor posible a su hija, Hillary. Acude casi todos los días a una pequeña pensión, y ahí conoce a Reeve, un extraña mujer, que resulta ser un ente inmortal que ha estado presente en varias catástrofes ocurridas en el país. Curiosa película de ciencia ficción que logra atrapa al espectador. Se trata del debut en la dirección de David Twohy, quien más tarde daría el salto a la fama gracias a Pitch Black.

6/10
Una bruja en Nueva York

1991 | The Butcher's Wife

Una mujer que goza del don de la clarividencia, se casa con el que cree es el hombre de sus sueños, un carnicero. Pero puede que no haya visto tan bien en esta ocasión. Comedieta de embrujo claramente fallida, y en la que el pelo rubio no le pega ni con cola a Demi Moore. Para pasar el rato si uno no exige demasiado.

4/10
Aracnofobia

1990 | Arachnophobia

Una especie rara de araña que proviene de una selva exótica llega a parar a una pequeña localidad de Estados Unidos e instala su nido en el granero de una familia recién llegada. El arácnido pronto se reproduce y comienza a picar a los habitantes de la zona causándoles la muerte. El Dr. Ross Jennings, dueño del granero y que casualmente tiene aracnofobia, empezará a investigar. Clásica y más que entretenida producción de Steven Spielberg donde abunda el misterio, la aventura y un poquito el terror. La película juega con el pavor extremo a estos bichos unido a la posibilidad de que que sean mortalmente dañinos. Destaca el buen hacer de Jeff Daniels (Volando libre) y la divertida aparición del fumigador John Goodman (Los Picapiedra).

6/10
Aquí te pillo, aquí te mato

1990 | Welcome Home, Roxy Carmichael

Dinky Rossetti vive con sus padres adoptivos en Clyde, Ohio. Pero se entera de que en realidad es hija de Roxy Carmichael, una celebridad local que antes fue un tanto pendenciera. Dinky es también rebelde, pero el chico más guapo de la zona, Gerald, ve en ella algo especial. Comedia romántica juvenil dirigida por Jim Abrahams, célebre por sus comedias despiporrantes, al estilo Aterriza como puedas o Hot Shots! La que nos ocupa no cuenta con un guión de Abrahams y no alcanza el mismo nivel pero se deja ver. Además tiene entre su reparto a una por entonces inocente y adorable Winona Ryder.

5/10
La casa de Carroll Street

1988 | The House on Carroll Street

Estados Unidos, 1951. Emily Crane, fotógrafa de la revista Life, es destituida por negarse a dar nombres de supuestos comunistas al Comité de Actividades Antiamericanas, presidida por el senador McCarthy. A partir de ese momento seguirá vinculada a grupos de izquierda, y se dedicará a acompañar a una dulce viejecita. Un día escucha una conversación procedente de la casa de al lado, según la cual se da cuenta de que allí hay una organización que pretende introducir criminales nazis en Estados Unidos. Entretenido thriller con las justas dosis de intriga y que cuenta con la presencia de una por entonces sex symbol Kelly McGillis (Único testigo). En este sentido, el director Peter Yates (Bullitt) se excede en el elemento mórbido y voyeur, lo cual no quita para que la trama se siga con interés.

5/10
Días de radio

1987 | Radio Days

Lejos del diván, Woody Allen hila fino para crear un maravilloso tapiz de entrañables historias en torno a la radio de los años 40. Nunca el genio de Manhattan ha destilado con tanto cariño y comicidad la chispa de la adolescencia y la nostalgia. Imborrable en su autorretrato como Joe Needleman, un pícaro chaval que fantasea con su sexy profesora de sexto. Lúcida y encantadora.

6/10
Algo salvaje

1986 | Something Wild

Una chica “terremoto” revoluciona la rutinaria vida de un hombre de negocios. Este film puso en el candelero a Jonathan Demme (el de El silencio de los corderos) y a la posteriormente señora Banderas, Melanie. El director demostró su talento para la comedia con este homenaje a La fiera de mi niña. Acompañan a Melanie Griffith, Jeff Daniels y Ray Liotta.

3/10
Se acabó el pastel

1986 | Heatburn

Una historia sobre la vida matrimonial de una pareja magníficamente interpretada por Meryl Streep y Jack Nicholson. Rachel (Streep) escribe sobre cocina en una revista de Nueva York. Mark (Nicholson) es columnista en un periódico de Washington. Cuando se conocen, el flechazo surge enseguida entre ellos. A pesar de que Mark siempre ha tenido una opinión reservada sobre el matrimonio, se casan, compran una casa y, poco después, tienen una hija, a la que llaman Annie. Todo parece funcionar de maravilla en sus vidas hasta que Rachel descubre que Mark ha mantenido un romance mientras ella estaba embarazada. Basada en la exitosa novela de Nora Ephron, de contenido en parte autobiográfico. Ella misma adaptó el texto para la película. Un crudo análisis sobre el significado del matrimonio y sus exigencias morales. El peso de la película lo llevan estos dos magníficos actores, dirigidos con sobriedad por Mike Nichols.

5/10
La rosa púrpura del Cairo

1985 | The Purple Rose of Cairo

Años de la Depresión. Cecilia se evade de la realidad en el cine. Cautivada por el actor de una peli, la ve una y otra vez. Un Woody Allen mágico y cinéfilo.

7/10
La fuerza del cariño

1983 | Terms of Endearment

Cuenta la difícil relación entre una madre y su hija, interpretadas de manera sublime por Shirley MacLaine y Debra Winger respectivamente. Ambas tienen un curioso vecino, antiguo astronauta, que se ha convertido en un desvergonzado mujeriego y en un borracho, personaje que le viene a Jack Nicholson como anillo al dedo. La vida de la madre y la hija está narrada de forma real y convincente, lo que provoca una tremenda emotividad. Una película que tuvo un gran éxito de crítica y de público. Cuenta de manera muy sobria una historia sencilla y llena de sentimientos. Gira en torno a la psicología de tres personajes, tratados con ternura, e interpretados con maestría. Un retrato de verdaderos sentimientos y de relaciones humanas, que llega enseguida al corazón de cualquiera.

7/10
Ragtime

1981 | Ragtime

Ragtime fue nominada a ocho Oscar de la academia. Es la historia de un pianista de color que, tras ser insultado, no para hasta conseguir justicia. Así pasará de ser un ciudadano pacífico a ser revolucionario e iracundo. Su historia afecta a una acaudalada familia neoyorquina. Este film, adaptación de una novela de E.L. Doctorow, trata el orgullo negro, racismo y liberalismo blanco durante la primera década del siglo XX. El director checo afincado en Estados Unidos Milos Forman logra un espléndido dibujo de una época fundamental en la historia de los Estados Unidos. La música tiene una enorme presencia, y James Cagney nos regala una espléndida interpretación, casi ya en el ocaso de su carrera.

6/10

Últimos tráilers y vídeos