Decine21
La sombra del poder
6 /10 decine21

La sombra del poder

State of Play

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
Temas relacionados:
6 /10 decine21

Crítica

Periodismo riguroso

Periodismo riguroso

A la redacción del Washington Globe llegan para ser cubiertas dos historias en apariencia inconexas, ocurridas en la ciudad capitolina. Por un lado, la muerte de un ladrón de poca monta y las heridas casi mortales de un repartidor de pizzas, a manos de un tirador profesional. Por otro, la muerte de Sonia Baker, investigadora para el congresista Stephen Collins, arrollada en el metro. Este último suceso tiene diversas connotaciones: Stephen tenía una relación extramarital con la difunta, quien estaba reuniendo pruebas en su investigación de la principal empresa privada contratista del Ministerio de Defensa; y el periodista del Globe Cal McAffrey es el mejor amigo de Stephen y de su esposa Anne. McAffrey se ocupa del primer caso, pero echará una mano a la novata Della Frye, que se ocupa del escándalo político.

Adaptación de la miniserie de la BBC creada en 2003 por Paul Abbott, ha contado con un curtido equipo de guionistas, especialistas en intrigas con visos de gran conspiración: Matthew Michael Carnahan (La sombra del reino), Tony Gilroy (Michael Clayton) y Billy Ray (El espía); a lo que se suma un director al que le gustan las tramas políticas, Kevin Macdonald (El último rey de Escocia). El resultado es un entretenimiento de gran calidad, con una madeja argumental lo suficientemente enrevesada para captar la atención, y lo suficientemente inteligible para que el espectador no se pierda.

El film se esfuerza en rendir un sincero homenaje a lo mejor de la profesión periodística, que trata de desvelar la verdad por muy escandalosa que resulte, lo que la emparenta con títulos como Todos los hombres del presidente, un referente claro. Así, Cal es un reportero de la vieja escuela, que busca los hechos, contrasta la información, maneja bien las fuentes; su fobia a las nuevas tecnologías –tiene un ordenador antediluviano– es una pose frente a las facilidades blogueras, capaces de decir inmediatamente cualquier cosa de modo irresponsable, sin la preocupación de la verdad que contengan o el daño que puedan hacer, y la presión aumentada por la primicia. Funciona bien el contraste con la novata –que potencialmente representa el peligro de decadencia de la profesión–, el equipo de apoyo de Cal, y la figura de la editora, donde se diría que la composición de Helen Mirren homenajea a Katharine Graham, mítica figura del Washington Post.

Hay inteligencia en el modo en que se imbrica la intriga política y la investigación periodística, con lo estrictamente personal, que afecta a Stephen y Cal, una amistad puesta a prueba por dos complicados triángulos amorosos, y por el telón de fondo de un grupo paramilitar de aviesas intenciones, y por los tejemanejes de los politicastros, que en vez de servir al público, sirven a su propio interés. E incluso hay espacio para la sorpresa. Aunque puede haber pasajes discutibles –el interrogatorio en el motel, por ejemplo–, en general se dota a la narración de una densidad adecuada, con tiempo para que los personajes se nos aparezcan como de carne y hueso, principalmente los compuestos por Russell Crowe (extraordinario, como siempre), Ben Affleck (correcto) y Robin Wright Penn (estupenda en su breve pero intenso papel). Hay además buenos pasajes de acción e intriga, donde se logra sorprender, algo no tan sencillo cuando un espectador hastiado de efectos especiales, cree haberlo visto ya todo: sin parafernalia digital, funcionan bien por su suspense la escena del hospital y la del garaje subterráneo.

Últimos comentarios de los lectores

José Montalbán - Hace 4 meses

Con mirada e ilusión de niño me dispuse a ver "La sombra del poder".

Enfrenta dos formas de hacer periodismo. La antigua, representada por el vitalmente desordenado Cal McCaffrey (Russell Crowe) y la moderna, representada por la bloguera Della Frye (Rachel Adams).

Cal sólo sirve información constrastada, fiable. Trabaja con fuentes que confían en él. Es fiel a los códigos de su profesión y a sus lectores. No traiciona sus fuentes y pondera la influencia de una noticia en la vida de sus protagonistas.

Della, por contra, en el ejercicio de su profesión, es más tecnológica y menos relacionada. Se fía de su preparación y de su intuición. Los sentimientos de los demás y la verdad final no son su prioridad. En su blog, a veces, no hay tiempo para contrastar.

Cal narra el submundo del crimen. Della, la alta política y, como en cualquier ámbito laboral, las relaciones personales que se cuecen día a día o que se dice que se cuecen.

La conexión entre diferentes sucesos les lleva a trabajar juntos. Al principio, enfrentados. Pero enseguida se dan cuenta de que, dada la maraña de relaciones personales, han de colaborar. La honestidad de Cal y su mejor conocimiento de las personas implicadas es la brújula que orienta su acción.

Cuando hay corrupción en la política, que aparezca el crimen hacia el dinero y hacia las personas, es cuestión de tiempo.

Como en otras, la película es una contemplación de la habilidad innata de Russell Crowe para encarnar íntimamente el carácter de los personajes que interpreta. Quizás, este don le venga de sus padres y alguno de sus abuelos, que ya tuvieron trabajos alrededor del cine. Su interpretación sustenta un tanto por ciento muy elevado de la película..

Ben Affleck no alcanza este nivel. Y Rachel Adams, contrapunto aquí del actor de Nueva Zelanda, representa un papel poco definido y más subordinado.

Los otros actores secundarios cumplen muy dignamente su papel. En especial, Jeff Daniels como político corrupto que mantiene una apariencia de respetabilidad. Helen Mirror, en cuanto directora del Washington Globe, resulta más improbable. Cabría esperar que su lenguaje fuera más depurado. Quizás sea cuestión solamente del doblaje en español.

En fin, estamos ante un thriller que se sigue bien aunque que no deja entenderlo todo. Lo cual, tampoco es necesario.

Mi valoración, 8/10. Mi mujer también la valora con un 8/10.

Hemos Visto - Hace 6 años

Un gran argumento, un tanto desaprovechado con el afán de meter más y más tramas de corrupción y secretos.


http://hemosvisto.blogspot.com/2014/12/la-sombra-del-poder.html

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Últimos tráilers oficiales