IMG-LOGO

Biografía

John Cassavetes

John Cassavetes

59 años ()

John Cassavetes

Nació el 09 de Diciembre de 1929 en Nueva York, EE.UU.
Falleció el 03 de Febrero de 1989 en Los Ángeles, California, EE.UU.

Premios: 1 Festival de Berlín

Solo ante el peligro

10 Enero 2007

Su nombre es sinónimo de cine independiente. John Cassavetes es de esos hombres que se puso el séptimo arte por montera, y decidió hacer las películas que él quería. Al menos a la hora de dirigir.

Neoyorquino con ancestros griegos, John Cassavetes nació un 9 de diciembre de 1929, pero no llegó a cumplir los 60 años. Una cirrosis segó su vida en 1989: le gustaba beber, y no le afectaba... aparentemente. Su hígado sufrió el castigo, y tuvó que decir adiós tempranamente a su esposa de toda la vida, la actriz Gena Rowlands, con la que hizo diez películas, y a sus tres hijos, que siguieron sus pasos cinematográficos con mayor o menor fortuna, Nick, Alexandra y Zoe.

Con inquietudes actorales tempranas, Cassavetes estudió en la Academia Americana de Artes Dramáticas de Nueva York. Su sólida formación para la escena, le valió pequeños papeles en teatro y televisión a lo largo de la década de los 50. Estas tareas las compatibilizó con la de impartir clases de interpretación a aspirantes a actores. Precisamente de un ejercicio de improvisación con sus alumnos, realizado en su apartamento, nació su primer film como director: Shadows (1959), estandarte del cine independiente, hecha con escasos medios pero con muchas ganas, y que al pintar personajes cotidianos y sus conflictos con un realismo desgarrado poco visto hasta la fecha, se acercaba al ‘cinéma verité’. Cassavetes nunca abandonaría su faceta de actor. Al igual que Orson Welles, intervenir en un film actuando le proporcionaba la necesaria financiación de las películas que dirigía. Y entregó interpretaciones en filmes populares, los más llamativos sin duda Código del hampa (1964), Doce del patíbulo (1967) –que le valió una nominación al Oscar– y La semilla del diablo (1968).

Las experiencias del cineasta de dirigir para un estudio resultaron insatisfactorias. Too Late Blues (1962) y Ángeles sin paraíso (1963) le dejaron un regusto amargo, le faltaba libertad de movimientos. La segunda, por ejemplo, supuso desavenencias con el productor, Stanley Kramer, que la remontó a su gusto. A partir de ese momento la apuesta por el cine independiente era una completa realidad, y los guiones los escribiría él.

El aire ‘casual’ de sus películas contribuyó a la leyenda de que las películas de Cassavetes eran improvisadas. No era cierto. Como dijo Peter Falk, que repitió en cinco de sus filmes: “¿Quién diablos puede improvisar unas líneas tan buenas?”. El cineasta manejaba un guión, y la mayor parte de las frases eran suyas, pero aquello tenía el aspecto de ser la vida misma, tan penetrante era su análisis de la psicología humana, y por eso algunos pasajes parecían espontáneos, como si la cámara los hubiera atrapado por puro azar.

En Faces (1968) pintó a un matrimonio en descomposición, y las compensaciones que se busca cada cónyuge fuera de su relación. Ello le supuso una nominación al Oscar por el guión, más otras dos para los actores secundarios. Maridos (1970) mostraba a un grupo humano afectado por la muerte de un amigo; fue el primer film que, además de escribir y dirigir, coprotagonizó. Insistió en el análisis de las relaciones amorosas en Así habla el amor (1971). El camino estaba maduro para Una mujer bajo la influencia (1974), uno de sus trabajos más sólidos, acerca de un matrimonio que tiene que salir adelante, con sus hijos, a pesar de la locura de ella; en este film las candidaturas a la estatuilla dorada asomaron en las categorías de director y actriz, extraordinaria Gena Rowlands.

Menos interés tuvo el thriller The Killing of a Chinese Bookie (1976), donde el protagonismo corría a cargo de Ben Gazzara, otro habitual de Cassavetes, en seis de sus filmes intervino. En cambio Noche de estreno (1977), apasionante exploración del alma humana en el mundo del teatro, y que durmió en una estantería casi diez años por falta de distribuidor, es uno de los grandes filmes de su autor, del que son deudores cineastas como Pedro Almodóvar y su arranque de Todo sobre mi madre.

Gloria (1980) fue concebida como una trama comercial, que Cassavetes propuso a su amigo Peter Bogdanovich. Finalmente la dirigió él mismo. Thriller realista sobre un niño testigo del asesinato de su familia, y protegida por una vecina nada modosita, el film tenía fuerza, Gena Rowlands mereció su segunda nominación al Oscar. Probar fortuna en la dirección teatral dio pie a Corrientes de amor (1984), mientras que la comedia Un hombre en apuros, su último film, lo asumió por hacer un favor a su buen amigo Peter Falk. Precisamente éste hizo un perfecto resumen de los intereses cinematográficos de Cassavetes: “Cada una de sus película trata siempre de lo mismo. Alguien dijo ‘El hombre es Dios en ruinas’, y John veía las ruinas con una claridad que usted y yo no podríamos soportar.”

Ganador de 1 premio

Filmografía
Corrientes de amor

1984 | Love Streams

7/10
El íncubo

1982 | Incubus

Galen, un pueblecito de Nueva Inglaterra, en Estados Unidos. Comienzan a aparecer cuerpos de mujeres que han sido violadas salvajemente. La policía no se explica quién o quiénes han podido hacer algo así. El doctor Sam Cordell acaba por pensar que de algún modo esos crímenes tienen algo de sobrenatural y pueden estar relacionados con las extrañas pesadillas del joven Tim, a la sazón el novio de su hija Jenny. El director británico John Hough (Encóndete y tiembla) logra insuflar interés en este film rodado con poco presupuesto pero con mucho oficio. Aunque el tema de El íncubo no está exento de morbo y se regalan algunas imágenes sexuales gratuitas, las escenas de los ataques están bien planificadas y resultan intrigantes, así como el terrorífico desarrollo de la trama, con un John Cassavetes muy convincente como protagonista, quince años después de rodar La semilla del diablo. Y hay un bueno y sorprendente final.

5/10
Mi vida es mía

1981 | Whose Life Is It Anyway?

Un escultor sufre un trágico accidente de coche que le provoca una parálisis total de su cuerpo. Tras el paso del tiempo, y al no encontrar ningún aliciente a su vida, inicia un juicio para que el hospital deje de atenderle y así poder morir ya que, como bien dice su título original "su vida le pertenece". Adaptación de la obra teatral de Brian Clark –que él mismo convirtió en guión–, sobre la eutanasia. Lo mejor es que, dentro del tono deprimente de su trama, está impregnada de un soterrado humor negro por parte del inmóvil protagonista. Toda la carga de la película la lleva Richard Dreyfuss, que está soberbio en un complicado papel donde no puede mover su cuerpo, y sus diálogos con las enfermeras y el médico que le atiende (John Cassavetes) resultan bastante ingeniosos.

6/10
La furia

1978 | The Fury

Peter Sandza, intenta encontrar a su hijo, que tiene poderes psíquicos y ha desaparecido sin dejar rastro. Como no tiene pistas, decide recurrir a una joven que tiene ls mismos poderes que el chico. Ésta le explica que su hijo ha sido capturado por una siniestra agencia gubernamental.  Brian De Palma realizó una nueva incursión en el cine de terror, tras el gran éxito de Carrie, también sobre poderes psíquicos. Aunque se parece demasiado a su antecesora, y de que el guión por momentos resulta poco creíble, es una cinta amena, de ritmo trepidante, con una notable banda sonora de John Williams. A pesar de su madurez, Kirk Douglas resulta creíble en las secuencias de acción.

6/10
Objetivo: Patton

1978 | Brass Target

Un grupo de colaboradores del general George S. Patton planifica asesinarle para encubrir el robo de una enorme cantidad de oro. Film de acción bélica con un reparto de primera fila, que logra crear cierta intriga.

5/10
Noche de estreno

1977 | Opening Night

Una de las mejores películas de John Cassavetes, intenso acercamiento al mundo del teatro, lo que se esconde tras las bambalinas. Sorprendentemente, no logró estrenarse en salas una vez terminado. El film se centra en una compañía teatral que prepara el estreno de una obra en Nueva York representándola en una pequeña sala de provincias. La protagonista es una celebérrima actriz, a la que la trama -que aborda el paso del tiempo, el envejecimiento- parece haber tocado de un modo especial su fibra sensible, algo intensificado por la muerte accidental en un atropello de una admiradora suya. Ello conduce a que las representaciones de ensayo dan pie a improvisaciones que no son del gusto de la autora de la obra y el director, y a choques con uno de los actores. Sin duda que la elección del título de la obra ficticia que se representa, "La segunda mujer", no es casual. John Cassavetes presenta "otra mujer bajo la influencia", que cree ver fantasmas, y que aparece desquiciada, anhelante de amor, autodestructiva. Gena Rowlands y John Cassavetes protagonizan un verdadero 'tour de force' en el tramo final del film, una escena sostenida por los recursos de sus personajes para improvisar, en la noche del estreno neoyorquino. Se puede ver haciendo un cameo a Peter Bogdanovich, buen amigo del matrimonio Cassavetes, y que definió su trabajo en esta película como "la anti Eva al desnudo". Son fácilmente reconocibles las influencias de este film en Pedro Almodóvar, de modo particular en Todo sobre mi madre (el accidente de la fan bajo la lluvia), aunque también la idea del fantasma de Volver podría remitir a esta gran obra de Cassavetes.

8/10
Pánico en el estadio

1976 | Two-Minute Warning

Un importante partido de liga de fútbol americano. Un francotirador armado con un rifle está situado en un lugar estratégico, dispuesto a sembrar el pánico. Su plan es dar avisos cada dos minutos, tras los cuales disparará a quien le venga en gana. Los grupos de operaciones especiales tratarán de detenerle. Película con múltiples personajes (no falta un carterista, o un sacerdote), que crea tensión a partir de eso tan peligroso que se llama pánico colectivo, donde basta que un par de personas se asusten para que el miedo se contagie a un grupo completo. Charlton Heston y John Cassavetes dan vida a dos de los polis.

5/10
Mikey and Nicky

1976 | Mikey and Nicky

Nick es un judío que ha empezado a ejercer como matón de manera oficial. Aunque aún realiza pequeños encargos pronto se mete en problemas y su vida corre peligro. Para solucionarlo llama a su mejor amigo, Mikey, para que le ayude a ocultarse y averiguar la identidad de la persona que le quiere ver muerto. Drama urbano que cuenta como protagonistas a los actores Peter Falk (Una princesa prometida) y John Cassavetes (Noche de estreno). La película es entretenida y el reparto hace un buen trabajo.

6/10
Capone

1975 | Capone

Reconstrucción de la carrera criminal de Al Capone, desde que empieza a escalar posiciones en el submundo del hampa. Ben Gazzara interpretó al protagonista, acompañado de un joven Sylvester Stallone.

4/10
Colombo (2ª temporada)

1972 | Columbo (2ª Season) | Serie TV

Colombo, el detective de la gabardina, de voz grave que le gusta el tabaco de mascar, vuelve con más capítulos. Volverá a resolver todos los casos de crímenes mediante sus argucias e ingenio, siempre enmascarados por ese aire despistado. Peter Falk se mete en la piel del teniente Colombo en esta segunda temporada, donde 'Estudio en negro', 'La selva del invernadero', o 'Un partido crucial', son algunos de los títulos.

6/10
Así habla el amor

1971 | Minnie and Moskowitz

Minnie, una mujer acomodada de mediana edad, sufre una depresión. Empieza a mejorar cuando conoce a Seymour Moskowitz, un desastrado y solitario aparcacoches, que le ayuda cuando un tipo con el que ha concertado una cita a ciegas la está maltratando. El padre del cine independiente estadounidense, John Cassavetes (Opening Night, Una mujer bajo la influencia) dirige este drama que apuesta por el amor, entre personajes de distintas edades y nivel intelectual, náufragos existenciales que coinciden en el escapismo de la rutina diaria a través de las películas de Humphrey Bogart, lo que se convierte en toda una declaración de principios del director, acerca de determinado tipo de cine. Excelente y desgarrada interpretación de Gena Rowlands, esposa del cineasta.

6/10
Maridos

1970 | Husbands

Tres amigos maduros y con familia, se reúnen con ocasión del deceso de un cuarto, con el que pasaron inolvidables momentos. La ocasión les sirve para mirar atrás, y a todos les embarga la sensación de que su vida no ha sido lo que hubieran deseado. Hasta el punto de que dan vueltas a la idea de emprender una especie de huida hacia no se sabe dónde. Interesante film sobre la inmadurez del siempre interesante John Cassavetes, que dirige, firma el guión y coprotagoniza con unos estupendos Peter Falk y Ben Gazzara.

6/10
Si hoy es martes, esto es Bélgica

1969 | If It's Tuesday, This Must Be Belgium

Un grupo de turistas recorre siete países europeos, a un ritmo frenético, pues el viaje sólo dura 18 días. La rapidez provoca que pierdan la noción del país en el que están. Charlie Cartwight –el guía– tiene amantes en diversos países, pero en esta ocasión se siente atraído por Samantha Perkins, una bella viajera que forma parte del grupo. Divertida parodia de los viajes organizados, con un divertido título que resume la esencia de la película. Rodada en numerosas localizaciones (Italia, Suiza, etc.), cuenta con un sólido reparto internacional.

5/10
Las Vegas, 1970

1969 | Gli intoccabili

Un ex-presidiario al que le gusta actuar en solitario planea un gran golpe: atracar el Casino Royal de Las Vegas. Lo que ignora es que el gran local es propiedad de la peligrosa mafia de la zona. Drama ambientado en el mundo de la noche donde la mafia y los casinos tienen un importante papel. Se trata de una película de gángsters que no termina de funcionar aunque tenga ciertos aspectos interesantes. Estuvo nominada a la Palma de Oro a mejor película en el Festival de Cannes en el año 1969.

5/10
Alexander the Great

1968 | Alexander the Great

Film sobre la vida del conquistador Alejandro Magno, uno de los más grandes militares de la historia, fallecido a los 32 años. Producido por la televisión y con protagonismo para William Shatner, el famoso Capitán Kirk de Star Trek: la serie original, el film presenta a Alejandro en su campaña de Persia en donde encuentra la oposición de algunos miembros de su ejército, como Karonos. Rodada en 1964, esta película nació como episodio piloto de una serie, luego fue guardada y no vio la luz hasta cuatro años más tarde, cuando eran más conocidos algunos de sus intérpretes.

4/10
La semilla del diablo

1968 | Rosemary's Baby

El joven matrimonio Woodhose, interpretado por Mia Farrow y John Cassavetes, alquila un espacioso apartamento en el viejo edificio Brandford, que tiene mala fama por una serie de sucesos ocurridos en el siglo pasado. Según se acomodan y arreglan su apartamento, la vida de los Woodhose es invadida por unos extraños vecinos, los Castevet. Una serie de misteriosos desastres comienzan a ocurrir a su alrededor. Esto lleva a la desesperación a Rosemary Woodhose, que trata de convencer a Guy, su marido, para que abandonen la casa. Una muchacha recogida por los Castevet se lanza sin motivo por una ventana, un actor que competía por un papel con Guy se queda ciego... Entretanto, Rosemary ha quedado embarazada, y los Castevet comienzan a tratarla con tanta solicitud que parece su propia hija. Rosemary está cada vez más extrañada, pero Guy parece verlo todo con normalidad. A medida que se acerca el día de su alumbramiento, Rosemary está más convencida de que los Castevet dirigen una secta diabólica que quiere arrebatarle a su hijo. El veterano productor William Castle compró los derechos de la novela "El bebé de Rosemary", de Ira Levin, que cae en manos del máximo dirigente de la Paramount, Robert Evans. Este encuentra en el prometedor Roman Polanski al director adecuado. Polanski era por entonces un joven judío polaco, admirado por El cuchillo en el agua (1962) y Repulsión (1965). Polanski construye una de las mejores películas de terror de todos los tiempos. Trata el tema del demonio con seriedad y sin efectismos. Narrada con gran habilidad, en un ambiente claustrofóbico que contagia al espectador de inmediato. No muestra el miedo explícitamente, sino que lo sugiere con mucha audacia. Al demonio sólo se le entrevé en algunos sueños de Rosemary, y en ningún momento se ve a su diabólico hijo. Una película imprescindible, emocionante y cautivadora, pero sólo recomendable para un público que sepa con lo que se va a encontrar.

6/10
Doce del patíbulo

1967 | The Dirty Dozen

Los años de la Segunda Guerra Mundial. Doce presidiarios, tipos duros donde los haya, se redimirán con una increíble acción contra los nazis. Clásico por antonomasia del cine de acción bélica, la idea de un oficial aliado problemático, entrenando a unos hombres más problemáticos aún, carne de presidio, está perfectamente desarrollada. Resulta magnífico el reparto de hombres duros, y queda para el recuerdo la `lección´ aprendida de memoria acerca de los pasos que deben seguir para asaltar el cuartel nazi. Éste fue un decorado que se construyó ex profeso para el film.

7/10
Código del hampa

1964 | The Killers

Dos sicarios son contratados para asesinar a un ex piloto de carreras llamado Johnny North, pero cuando lo hacen, la víctima en cuestión no opone resistencia, lo que hace sospechar a Charlie, uno de los asesinos. Junto a su compañero iniciará una investigación para conocer el pasado de Johnny, y poco a poco irá descubriendo la mafia que se esconde detrás de todo. Basándose en un relato de Ernest Hemingway, Don Siegel dirige este thriller que tiene muchas de las características del cine negro: matones, asesinos, mujeres fatales... La cinta tiene un ritmo ágil, con uso de flashbacks y suspense 'in crescendo'. Lee Marvin (La taberna del irlandés) protagoniza la historia en un papel idóneo para el actor. Por su parte,  Angie Dickinson (La jauría humana) es la novia de Ronald Reagan en ésta, última película del que fuera presidente de los Estados Unidos. La música la pone John Williams.

5/10
Virgin Island

1959 | Virgin Island

Evan y Tina están deseosos de llevar una vida diferente a la de las grandes ciudades. Deciden irse a vivir en un isla. Correcto drama que aboga por un estilo de vida más cercano a la naturaleza. John Cassavetes y Sidney Poitier realizan grandes trabajos.

5/10
Más rápido que el viento

1958 | Saddle the Wind

La relación de dos hermanos en el viejo Oeste. Uno ha sentado la cabeza y se ha establecido como granjero, pero el más joven, acompañado de su novia, tiene ganas de bronca, es de gatillo fácil. Entretenido western cuyo guión es de Rod Serling, conocido por la mítica serie de ciencia ficción En los límites de la realidad. Destaca en el reparto John Cassavetes.

5/10
Donde la ciudad termina

1957 | Edge of the City

Drama social que supuso el debut de Martin Ritt, uno de los grandes directores del cine americano. Alex ha abandonado el ejército encontrando trabajo en la construcción del ferrocarril, donde traba amistad con un joven de color. Sin embargo, el jefe de la obra –con conexiones con la Mafia– no está nada conforme con tener a éste de empleado por los problemas raciales que pudiese ocasionar, así que provoca un accidente donde el muchacho muere. Alex, que conoce la verdad, duda si enfrentarse con su jefe o no hacer nada al respecto. Poderosa película, rodada en blanco y negro y con escaso presupuesto, con un inquietante tono de cine negro y tres memorables interpretaciones a cargo de John Cassavetes, Sydney Poitier y Jack Warden. Sus similitudes con La ley del silencio son más que evidentes. Su inquietante ambiente también viene marcado por una violenta partitura de Leonard Rosenman, quien volvería a colaborar con Martin Ritt en Los mejores años de mi vida (1983).

8/10
Una cuestión de suerte

1956 | You Got to Have Luck | Serie TV

Un preso se fuga de la cárcel oculto en un canasto de la lavandería. Encontrará refugio en una casa solitaria, donde la esposa se ha quedado sola en casa. La mujer, rehén a su pesar, trata de mantener la cabeza fría, aunque la tosquedad del otro no facilita las cosas. John Cassavetes interpreta a la perfección al fugado, su personaje da verdadero miedo. Mientras que la actuación de Marisa Pavan se puede apreciar mejor en un segundo visionado, una vez conocida la sorpresa final de este episodio de la serie televisiva Alfred Hitchcock presenta en su primera temporada.

6/10
Crimen en las calles

1956 | Crime in the Streets

Los “Hornests” es una banda de delincuentes juveniles que operan en las calles sin importarles demasiado la presencia de la policía. Su líder es el inestable Frankie. Cuando un miembro de su banda es arrestado, decide asesinar al vecino que le denunció. El hermano de Frankie, un buen muchacho llamado Richie, se entera de sus planes y se lo comunica a un asistente social, que intentará hacer todo lo posible para que un nuevo crimen no tiña de nuevo de sangre las calles. Dinámico film con una trepidante partitura de jazz de Franz Waxman, que cuenta con un gran pulso narrativo y un magnífico reparto con John Cassavetes, Sal Mineo y James Withmore al frente. El film supuso también el debut como actor de Mark Rydell, quien después se convertiría en un sólido director con títulos como La zorra (1968), La rosa (1979), En el estanque dorado (1981) y Entre dos amores (1994).

7/10
Un hombre en apuros

1986 | Big Trouble

Esta comedia fue el último trabajo como director de John Cassavettes. Arkin es un agente de seguros que quiere reunir el dinero necesario para mandar a sus tres hijos a estudiar fuera. Para ello, se mete en un plan para cobrar la póliza de un seguro de vida, pero, una serie de acontecimeintos inesperados hacen complicar las cosas. 

6/10
Corrientes de amor

1984 | Love Streams

7/10
Gloria

1980 | Gloria

Jack Dawn y su familia son asesinados por poseer unos documentos que traerían problemas a una banda de mafiosos. Antes de morir, Jack le traspasa dichos informes a su hijo pequeño de seis años, Phil, el cual se queda a cargo de su vecina Gloria. Ella, que fue novia de un mafioso, tendrá que huir con el crío, pero en algún momento deberá enfrentarse a la banda. John Cassavetes (Ángeles sin paraíso) dirige un gran thriller que mantiene la tensión hasta el final. Contiene un buen guión, genial ritmo de acción y una fotografía inquietante de la ciudad de Nueva York. Gena Rowlands, esposa del director y protagonista en Noche en la Tierra o El diario de Noa, lleva todo el peso de la historia en un papel de mujer valiente y escurridiza con un punto maternal. Gran film que tuvo una nueva versión en 1999, protagonizada por Sharon Stone.

7/10
Noche de estreno

1977 | Opening Night

Una de las mejores películas de John Cassavetes, intenso acercamiento al mundo del teatro, lo que se esconde tras las bambalinas. Sorprendentemente, no logró estrenarse en salas una vez terminado. El film se centra en una compañía teatral que prepara el estreno de una obra en Nueva York representándola en una pequeña sala de provincias. La protagonista es una celebérrima actriz, a la que la trama -que aborda el paso del tiempo, el envejecimiento- parece haber tocado de un modo especial su fibra sensible, algo intensificado por la muerte accidental en un atropello de una admiradora suya. Ello conduce a que las representaciones de ensayo dan pie a improvisaciones que no son del gusto de la autora de la obra y el director, y a choques con uno de los actores. Sin duda que la elección del título de la obra ficticia que se representa, "La segunda mujer", no es casual. John Cassavetes presenta "otra mujer bajo la influencia", que cree ver fantasmas, y que aparece desquiciada, anhelante de amor, autodestructiva. Gena Rowlands y John Cassavetes protagonizan un verdadero 'tour de force' en el tramo final del film, una escena sostenida por los recursos de sus personajes para improvisar, en la noche del estreno neoyorquino. Se puede ver haciendo un cameo a Peter Bogdanovich, buen amigo del matrimonio Cassavetes, y que definió su trabajo en esta película como "la anti Eva al desnudo". Son fácilmente reconocibles las influencias de este film en Pedro Almodóvar, de modo particular en Todo sobre mi madre (el accidente de la fan bajo la lluvia), aunque también la idea del fantasma de Volver podría remitir a esta gran obra de Cassavetes.

8/10
El asesinato de un corredor de apuestas chino

1976 | The Killing of a Chinese Bookie

Curioso acercamiento de John Cassavetes al thriller, aunque con su estilo pelín farragoso con momentos para la improvisación. El film sigue la pista a Cosmo Vittelli, dueño de un garito nocturno donde 'actúan' chicas ligeras de ropa. En uno de sus trapicheos Cosmo queda al descubierto en un casino con una importante deuda de juego. Para saldarla, unos mafiosos le piden que elimine a un oriental. Se trata de una trampa, pero con lo que no contaban era con que Cosmo cumpliera con su parte del trato. No es el mejor film realizado por Cassavetes, y de hecho se estrelló en taquilla. Hay que reconocerle su esfuerzo por cambiar de género, y el modo en que están rodadas las escenas de suspense, de estupenda fotografía nocturna. Pero en general domina un estilo plomizo, que no casa bien con la historia.

5/10
Una mujer bajo la influencia

1974 | A Woman Under the Influence

Una familia católica, modesta, el matrimonio y tres hijos pequeños. Él, Nick, trabaja duro en una explotación minera al aire libre. Ella, Mabel, tiene problemas mentales. Una de sus crisis se va a desatar después de que Nick no pueda acudir a tiempo a pasar una noche íntima con su esposa, aprovechando que los niños se van a quedar en casa de los abuelos maternos. La rotura de una cañería le obliga a quedarse en el trabajo, y ella, contrariada, sale de noche, y liga con un desconocido. A ésta seguirá una cadena de pequeñas y grandes actuaciones de la frágil Mabel fuera de lugar, que obligarán incluso a su reclusión en un centro psiquiátrico. John Cassavetes ofrece un minucioso y conmovedor cuadro de lo duro que puede ser el desequilibrio mental de la madre en un hogar. Los miembros de esa familia se quieren sinceramente, pero no tienen el control sobre el problema que les aqueja, que a veces les obliga a recorrer los caminos que no quisieran, por los atajos equivocados. El film muestra cómo las buenas intenciones no bastan para ayudar, como se constanta en la fiesta que preparan los amigos de la familia cuando Mabel vuelve a casa. La película tiene una fuerza enorme porque Cassavetes tiene claro lo que quiere contar, y al tiempo confía en sus actores a la hora de desarrollar a sus personajes. Si Peter Falk está fabuloso como el marido y padre de familia sufriente, Gena Rowlands como su esposa está sencillamente sublime. La composición que entrega está llena de matices, no hay lugar para el histrionismo. Igual pasa a la ternura y al comedimiento, como a la pura excentricidad, o la explosión histérica de su humor. Los familiares –hijos, padres…– y compañeros de trabajo conforman un marco sólido y realista, sus reacciones torpes de atención y de embarazo, resultan creíbles, muy ajustadas. La cámara en mano ayuda a crear el buscado verismo, y la música se utiliza con increíble talento. La escena final, de recuperada ‘normalidad’, revela la increíble inteligencia de un gran cineasta.

8/10
Colombo (2ª temporada)

1972 | Columbo (2ª Season) | Serie TV

Colombo, el detective de la gabardina, de voz grave que le gusta el tabaco de mascar, vuelve con más capítulos. Volverá a resolver todos los casos de crímenes mediante sus argucias e ingenio, siempre enmascarados por ese aire despistado. Peter Falk se mete en la piel del teniente Colombo en esta segunda temporada, donde 'Estudio en negro', 'La selva del invernadero', o 'Un partido crucial', son algunos de los títulos.

6/10
Así habla el amor

1971 | Minnie and Moskowitz

Minnie, una mujer acomodada de mediana edad, sufre una depresión. Empieza a mejorar cuando conoce a Seymour Moskowitz, un desastrado y solitario aparcacoches, que le ayuda cuando un tipo con el que ha concertado una cita a ciegas la está maltratando. El padre del cine independiente estadounidense, John Cassavetes (Opening Night, Una mujer bajo la influencia) dirige este drama que apuesta por el amor, entre personajes de distintas edades y nivel intelectual, náufragos existenciales que coinciden en el escapismo de la rutina diaria a través de las películas de Humphrey Bogart, lo que se convierte en toda una declaración de principios del director, acerca de determinado tipo de cine. Excelente y desgarrada interpretación de Gena Rowlands, esposa del cineasta.

6/10
Maridos

1970 | Husbands

Tres amigos maduros y con familia, se reúnen con ocasión del deceso de un cuarto, con el que pasaron inolvidables momentos. La ocasión les sirve para mirar atrás, y a todos les embarga la sensación de que su vida no ha sido lo que hubieran deseado. Hasta el punto de que dan vueltas a la idea de emprender una especie de huida hacia no se sabe dónde. Interesante film sobre la inmadurez del siempre interesante John Cassavetes, que dirige, firma el guión y coprotagoniza con unos estupendos Peter Falk y Ben Gazzara.

6/10
Faces

1968 | Faces

Film dirigido por John Cassavetes el mismo año en que protagonizó La semilla del diablo. Básicamente se centra en un matrimonio en descomposición, que ha dejado que se apague su amor. Él busca consuelo en compañía de prostitutas, y últimamente se ha encariñado de una con la que podría entablar una relación más estable; ella también explora un desahogo en la misma línea, acudiendo a fiestas con jovencitos, y compartiendo con sus amigas la compañía de un gigoló. Con sobrio verismo, fotografía en blanco y negro y mucha cámara en mano, Cassavetes atrapa retazos de vidas mediocres e insatisfechas, de las que se diría que ya no puede manar ni una gota de amor. Las risas huecas no son capaces de ocultar el llanto que va por dentro de unos patéticos personajes. El cineasta cita al inicio explícitamente La dolce vita de Federico Fellini, y ciertamente se encuadra en un movimiento renovador del Séptimo Arte, que intentaba aproximarse con honradez a los desconciertos amorosos del ser humano. Algo que fue reconocido por la Academia de Hollywood, que nominó al film en tres apartados, incluido el de mejor guión original. El rodaje fue casi en su totalidad en la propia casa de Cassavetes, con los medios imprescindibles, y el reparto aceptó cobrar un porcentaje de los posibles beneficios, que al final fueron un buen pico, pero cuya cuantía no prometía mucho inicialmente. Sobre sus planteamientos fílmicos afirmaba Cassavetes que “nunca nada es tan claro como se ve en el cine. La mayor parte del tiempo la gente no sabe lo que hace –y me incluyo–. No saben lo que quieren o lo que sienten. Solamente en las películas se sabe bien cuáles son los problemas y cómo resolverlos (...) El cine es una investigación sobre nuestras vidas. Sobre lo que somos. Sobre nuestras responsabilidades –si las hay–. Sobre lo que estamos buscando.” Cassavetes fichó a Lynn Carlin, que fue nominada al Oscar por su papel, de un modo muy singular, prueba fehaciente de su categoría como persona. Fue la época en que había formado una compañía de producción con Robert Altman. Por entonces Carlin era secretaria de Altman, y debido a un desengaño amoroso ella había intentado suicidarse; por eso Altman la despidió, y aquello molestó tanto a Cassavetes que rompió su asociación con él y contrató a Carlin para un papel que la actriz, sencillamente, borda, y que supuso su debut en la pantalla.

7/10
Ángeles sin paraíso

1963 | A Child Is Waiting

En un colegio para niños deficientes mentales, la nueva profesora de música se encariña de un joven al que sus padres no visitan desde hace tiempo. Este duro pero conmovedor melodrama es uno de los primeros largometrajes de John Casavettes, y el primero de los muchos que rodó con su mujer, la excepcional actriz Gena Rowlands, como secundaria.

6/10
Shadows

1959 | Shadows

“La película que acaban de ver es fruto de una improvisación.”. Así concluye este film, que supuso el debut en la dirección del actor John Cassavetes, entonces conocido sobre todo por su intervención en producciones televisivas. Rodado en blanco y negro en Nueva York con planos muy expresivos, desprende, en efecto un aire ‘casual’, de mostrar ‘la vida misma’ sin tapujos. La cosa nació precisamente a partir de las clases de interpretación que daba el incipiente cineasta, a modo de un ejercicio muy especial. Y los que participaron en él no podían imaginar que acabaría proyectándose en salas de cine, hasta convertirse en estandarte del cine independiente. Punteada muy adecuadamente con música de jazz y medidos fundidos a negro, la película consiste en una informal colección de momentos de ‘La gran manzana’, de situaciones que implican a personajes de la vida nocturna, que buscan un ligue o hacen números musicales en determinados garitos, y que se prestan a improvisar diálogos. Dentro de las ‘sombras’ que atrapa Cassavetes destacan las de un romance iniciado entre un tipo blanco y una mujer color ‘café con leche’; cuando él descubre a los hermanos de ella, cuyo color es más ‘café’ que ‘leche’ se desata el drama, los prejuicios racistas, soterrados, que él no puede evitar que afloren, con la consiguiente humillación de ella. Ello propicia los mejores pasajes del film, que desprenden un dolor contenido, muy lejos del sentimentalismo barato.

6/10
Atrapada entre dos hombres

1997 | She's So Lovely

Maureen está muy enamorada de su marido Eddie, pese a sus claros desequilibrios mentales, que le llevan con frecuencia a la violencia; eso sí, nunca contra ella. De resultas del arrebato contra un vecino que, bebido, quiso propasarse con Maureen, Eddie es recluido en un psiquiátrico, con el consentimiento de su esposa. 10 años después sale a la calle, cuando ella ha formado un hogar con otro hombre y dos niñas, una de Eddie, que no conoce a su padre. Tras Volver a vivir, Nick Cassavetes recupera un guión de su padre John, prueba palpable de que su carrera trata de seguir la misma senda. Sin embargo hay diferencias estilísticas. John Cassavetes evitaba la afectación en sus films mediante la frescura que proporciona una cierta improvisación. Su hijo se ata más a la historia que cuenta, lo que pesa en el abrupto salto temporal: cambio de ambientes marginales al de una casa de clase acomodada, transformación de los personajes... Sobre todo el de Maureen, que no visitó nunca a su marido, y del que hemos de creer, sin embargo, que ha mantenido siempre su amor. La historia, que por la representación de una situación familiar compleja recuerda a La buena estrella del fallecido Ricardo Franco, tiene fuerza, el hálito de unos seres complejos, cotidianos, cuyo amor es real. Se mueven no sólo por pulsiones sexuales, sino por el afecto a la persona entera, con sus virtudes, que se aprecian, y con sus defectos, que se buscan erradicar. Otros interesantes temas en segundo plano vienen de la amistad con los dueños de un bar, o de la profesionalidad sin rutinas en el difícil mundo de la psiquiatría. El reparto resulta acertadísimo; y es de justicia resaltar el gran trabajo de Sean Penn, justamente recompensado en Cannes.

6/10
Corrientes de amor

1984 | Love Streams

7/10
Gloria

1980 | Gloria

Jack Dawn y su familia son asesinados por poseer unos documentos que traerían problemas a una banda de mafiosos. Antes de morir, Jack le traspasa dichos informes a su hijo pequeño de seis años, Phil, el cual se queda a cargo de su vecina Gloria. Ella, que fue novia de un mafioso, tendrá que huir con el crío, pero en algún momento deberá enfrentarse a la banda. John Cassavetes (Ángeles sin paraíso) dirige un gran thriller que mantiene la tensión hasta el final. Contiene un buen guión, genial ritmo de acción y una fotografía inquietante de la ciudad de Nueva York. Gena Rowlands, esposa del director y protagonista en Noche en la Tierra o El diario de Noa, lleva todo el peso de la historia en un papel de mujer valiente y escurridiza con un punto maternal. Gran film que tuvo una nueva versión en 1999, protagonizada por Sharon Stone.

7/10
Noche de estreno

1977 | Opening Night

Una de las mejores películas de John Cassavetes, intenso acercamiento al mundo del teatro, lo que se esconde tras las bambalinas. Sorprendentemente, no logró estrenarse en salas una vez terminado. El film se centra en una compañía teatral que prepara el estreno de una obra en Nueva York representándola en una pequeña sala de provincias. La protagonista es una celebérrima actriz, a la que la trama -que aborda el paso del tiempo, el envejecimiento- parece haber tocado de un modo especial su fibra sensible, algo intensificado por la muerte accidental en un atropello de una admiradora suya. Ello conduce a que las representaciones de ensayo dan pie a improvisaciones que no son del gusto de la autora de la obra y el director, y a choques con uno de los actores. Sin duda que la elección del título de la obra ficticia que se representa, "La segunda mujer", no es casual. John Cassavetes presenta "otra mujer bajo la influencia", que cree ver fantasmas, y que aparece desquiciada, anhelante de amor, autodestructiva. Gena Rowlands y John Cassavetes protagonizan un verdadero 'tour de force' en el tramo final del film, una escena sostenida por los recursos de sus personajes para improvisar, en la noche del estreno neoyorquino. Se puede ver haciendo un cameo a Peter Bogdanovich, buen amigo del matrimonio Cassavetes, y que definió su trabajo en esta película como "la anti Eva al desnudo". Son fácilmente reconocibles las influencias de este film en Pedro Almodóvar, de modo particular en Todo sobre mi madre (el accidente de la fan bajo la lluvia), aunque también la idea del fantasma de Volver podría remitir a esta gran obra de Cassavetes.

8/10
El asesinato de un corredor de apuestas chino

1976 | The Killing of a Chinese Bookie

Curioso acercamiento de John Cassavetes al thriller, aunque con su estilo pelín farragoso con momentos para la improvisación. El film sigue la pista a Cosmo Vittelli, dueño de un garito nocturno donde 'actúan' chicas ligeras de ropa. En uno de sus trapicheos Cosmo queda al descubierto en un casino con una importante deuda de juego. Para saldarla, unos mafiosos le piden que elimine a un oriental. Se trata de una trampa, pero con lo que no contaban era con que Cosmo cumpliera con su parte del trato. No es el mejor film realizado por Cassavetes, y de hecho se estrelló en taquilla. Hay que reconocerle su esfuerzo por cambiar de género, y el modo en que están rodadas las escenas de suspense, de estupenda fotografía nocturna. Pero en general domina un estilo plomizo, que no casa bien con la historia.

5/10
Una mujer bajo la influencia

1974 | A Woman Under the Influence

Una familia católica, modesta, el matrimonio y tres hijos pequeños. Él, Nick, trabaja duro en una explotación minera al aire libre. Ella, Mabel, tiene problemas mentales. Una de sus crisis se va a desatar después de que Nick no pueda acudir a tiempo a pasar una noche íntima con su esposa, aprovechando que los niños se van a quedar en casa de los abuelos maternos. La rotura de una cañería le obliga a quedarse en el trabajo, y ella, contrariada, sale de noche, y liga con un desconocido. A ésta seguirá una cadena de pequeñas y grandes actuaciones de la frágil Mabel fuera de lugar, que obligarán incluso a su reclusión en un centro psiquiátrico. John Cassavetes ofrece un minucioso y conmovedor cuadro de lo duro que puede ser el desequilibrio mental de la madre en un hogar. Los miembros de esa familia se quieren sinceramente, pero no tienen el control sobre el problema que les aqueja, que a veces les obliga a recorrer los caminos que no quisieran, por los atajos equivocados. El film muestra cómo las buenas intenciones no bastan para ayudar, como se constanta en la fiesta que preparan los amigos de la familia cuando Mabel vuelve a casa. La película tiene una fuerza enorme porque Cassavetes tiene claro lo que quiere contar, y al tiempo confía en sus actores a la hora de desarrollar a sus personajes. Si Peter Falk está fabuloso como el marido y padre de familia sufriente, Gena Rowlands como su esposa está sencillamente sublime. La composición que entrega está llena de matices, no hay lugar para el histrionismo. Igual pasa a la ternura y al comedimiento, como a la pura excentricidad, o la explosión histérica de su humor. Los familiares –hijos, padres…– y compañeros de trabajo conforman un marco sólido y realista, sus reacciones torpes de atención y de embarazo, resultan creíbles, muy ajustadas. La cámara en mano ayuda a crear el buscado verismo, y la música se utiliza con increíble talento. La escena final, de recuperada ‘normalidad’, revela la increíble inteligencia de un gran cineasta.

8/10
Así habla el amor

1971 | Minnie and Moskowitz

Minnie, una mujer acomodada de mediana edad, sufre una depresión. Empieza a mejorar cuando conoce a Seymour Moskowitz, un desastrado y solitario aparcacoches, que le ayuda cuando un tipo con el que ha concertado una cita a ciegas la está maltratando. El padre del cine independiente estadounidense, John Cassavetes (Opening Night, Una mujer bajo la influencia) dirige este drama que apuesta por el amor, entre personajes de distintas edades y nivel intelectual, náufragos existenciales que coinciden en el escapismo de la rutina diaria a través de las películas de Humphrey Bogart, lo que se convierte en toda una declaración de principios del director, acerca de determinado tipo de cine. Excelente y desgarrada interpretación de Gena Rowlands, esposa del cineasta.

6/10
Maridos

1970 | Husbands

Tres amigos maduros y con familia, se reúnen con ocasión del deceso de un cuarto, con el que pasaron inolvidables momentos. La ocasión les sirve para mirar atrás, y a todos les embarga la sensación de que su vida no ha sido lo que hubieran deseado. Hasta el punto de que dan vueltas a la idea de emprender una especie de huida hacia no se sabe dónde. Interesante film sobre la inmadurez del siempre interesante John Cassavetes, que dirige, firma el guión y coprotagoniza con unos estupendos Peter Falk y Ben Gazzara.

6/10
Faces

1968 | Faces

Film dirigido por John Cassavetes el mismo año en que protagonizó La semilla del diablo. Básicamente se centra en un matrimonio en descomposición, que ha dejado que se apague su amor. Él busca consuelo en compañía de prostitutas, y últimamente se ha encariñado de una con la que podría entablar una relación más estable; ella también explora un desahogo en la misma línea, acudiendo a fiestas con jovencitos, y compartiendo con sus amigas la compañía de un gigoló. Con sobrio verismo, fotografía en blanco y negro y mucha cámara en mano, Cassavetes atrapa retazos de vidas mediocres e insatisfechas, de las que se diría que ya no puede manar ni una gota de amor. Las risas huecas no son capaces de ocultar el llanto que va por dentro de unos patéticos personajes. El cineasta cita al inicio explícitamente La dolce vita de Federico Fellini, y ciertamente se encuadra en un movimiento renovador del Séptimo Arte, que intentaba aproximarse con honradez a los desconciertos amorosos del ser humano. Algo que fue reconocido por la Academia de Hollywood, que nominó al film en tres apartados, incluido el de mejor guión original. El rodaje fue casi en su totalidad en la propia casa de Cassavetes, con los medios imprescindibles, y el reparto aceptó cobrar un porcentaje de los posibles beneficios, que al final fueron un buen pico, pero cuya cuantía no prometía mucho inicialmente. Sobre sus planteamientos fílmicos afirmaba Cassavetes que “nunca nada es tan claro como se ve en el cine. La mayor parte del tiempo la gente no sabe lo que hace –y me incluyo–. No saben lo que quieren o lo que sienten. Solamente en las películas se sabe bien cuáles son los problemas y cómo resolverlos (...) El cine es una investigación sobre nuestras vidas. Sobre lo que somos. Sobre nuestras responsabilidades –si las hay–. Sobre lo que estamos buscando.” Cassavetes fichó a Lynn Carlin, que fue nominada al Oscar por su papel, de un modo muy singular, prueba fehaciente de su categoría como persona. Fue la época en que había formado una compañía de producción con Robert Altman. Por entonces Carlin era secretaria de Altman, y debido a un desengaño amoroso ella había intentado suicidarse; por eso Altman la despidió, y aquello molestó tanto a Cassavetes que rompió su asociación con él y contrató a Carlin para un papel que la actriz, sencillamente, borda, y que supuso su debut en la pantalla.

7/10
Shadows

1959 | Shadows

“La película que acaban de ver es fruto de una improvisación.”. Así concluye este film, que supuso el debut en la dirección del actor John Cassavetes, entonces conocido sobre todo por su intervención en producciones televisivas. Rodado en blanco y negro en Nueva York con planos muy expresivos, desprende, en efecto un aire ‘casual’, de mostrar ‘la vida misma’ sin tapujos. La cosa nació precisamente a partir de las clases de interpretación que daba el incipiente cineasta, a modo de un ejercicio muy especial. Y los que participaron en él no podían imaginar que acabaría proyectándose en salas de cine, hasta convertirse en estandarte del cine independiente. Punteada muy adecuadamente con música de jazz y medidos fundidos a negro, la película consiste en una informal colección de momentos de ‘La gran manzana’, de situaciones que implican a personajes de la vida nocturna, que buscan un ligue o hacen números musicales en determinados garitos, y que se prestan a improvisar diálogos. Dentro de las ‘sombras’ que atrapa Cassavetes destacan las de un romance iniciado entre un tipo blanco y una mujer color ‘café con leche’; cuando él descubre a los hermanos de ella, cuyo color es más ‘café’ que ‘leche’ se desata el drama, los prejuicios racistas, soterrados, que él no puede evitar que afloren, con la consiguiente humillación de ella. Ello propicia los mejores pasajes del film, que desprenden un dolor contenido, muy lejos del sentimentalismo barato.

6/10
Gloria (1999)

1999 | Gloria

Gloria es una mujer fuerte y dura, que se ha movido siempre entre maleantes. Recién salida de la cárcel, y por azares de la vida, debe proteger a un chiquillo de unos asesinos. Se trata de un grupo de mafiosos que ha matado a toda su familia, pues el padre tenía información comprometedora sobre sus actividades delictivas. Ahora creen que es el crío quien podría incriminarles. Sharon Stone osa romper con su imagen "glamourosa", y encarna a una mujer vulgar, cuyos instintos maternales se despiertan al ver al indefenso chaval. Bien dirigida por Sidney Lumet, el resultado es una entretenido "remake" de un film de 1980, con dos personajes vigorosos (Gloria y Nicky, el crío). Además hay buenos momentos de acción, como el de la vibrante persecución automovilística.

5/10

Últimos tráilers y vídeos