IMG-LOGO

Biografía

Mireille Enos

Mireille Enos

44 años

Mireille Enos

Nació el 22 de Septiembre de 1975 en Houston, Texas, EE.UU.

Una fuerte determinación

16 Febrero 2012

Tiene nervio. Hay que seguir la trayectoria de Mireille Enos, que podría despegar en cine después de protagonizar con talento en la pequeña pantalla The Killing, una apasionante serie policiaca.

Mireille Enos nació en Texas, Houston, Estados Unidos, el 22 de septiembre de 1975. La cuarta de cinco hermanos en el seno de una devota familia mormona, ella misma estudió en la Universidad Brigham Young de esta confesión religiosa, y allí ganó una beca que le permitió prepararse para actuar, siguiendo así los pasos de dos de sus hermanos mayores. Con tal background, parecía la candidata perfecta para estar en la serie de HBO sobre un mormón y sus tres esposas Big Love, donde dio vida a dos hermanas gemelas, Kathy y Jodean Marquart, en la cuarta y quinta temporadas.

La carrera actoral de Enos se ha desarrollado principalmente en la televisión y los escenarios de teatro. Casi siempre su presencia en la pequeña pantalla ha sido en roles de escasa entidad, en episodios de Sexo en Nueva York, Doctoras de Filadelfia, Rescue Me, Sin rastro, Numb3rs y CSI: Miami, entre otras series. En teatro ha participado en obras como la comedia “The Female of the Species”, de Joanna Murray-Smith, y “¿Quién teme a Virginia Woolf?”, de Edward Albee, por la que fue nominada al Tony.

Su gran, grandísima oportunidad, ha venido de la mano de la Sarah Linden de The Killing (serie), donde asume el papel protagonista de una inspectora de policía de Seattle, madre separada de un hijo adolescente, que investiga de modo obsesivo la misteriosa muerte de una joven en plena campaña electoral a la alcaldía de la ciudad. Su aspecto y determinación recuerdan sobremanera a la Jennifer Garner de Alias, y la actriz da muestras de su enorme capacidad interpretativa, sobre todo en un episodio en que se deja momentáneamente de lado el caso que vertebra la serie para reflejar la angustia de Linden cuando desaparece su hijo. La actriz asegura que no quiso ver la serie original danesa para componer con más libertad a su personaje, que le gusta porque es complejo: “Es madre. A veces, una mala madre, otras veces, buena. Es una profesional, increíblemente buena en su trabajo. Intenta cooperar con su compañero. Está prometida. En eso a veces tiene más éxito, a veces menos. Es profundamente reservada. Pero también es una chica realmente normal.”

Casada desde 2008 con el también actor Alan Ruck, con quien tiene una hija –rodó el piloto de The Killing (serie) estando embarazada de cuatro meses–, puede que haya llegado al fin la oportunidad de transitar por la pantalla grande, pues hasta ahora sólo había aparecido fugazmente en Siempre a tu lado (2001). Serán roles secundarios, pero se la podrá ver en The Gangster Squad, que protagoniza Ryan Gosling, con pesos pesados como Sean Penn y Nick Nolte, y en Guerra Mundial Z, que protagoniza Brad Pitt.

Filmografía
Good Omens

2019 | Good Omens | Serie TV

Azírafel, ángel que vigila la puerta del este del Jardín del Edén, conoce al demonio Azirafel, en el Paraíso, pero éste se convierte en la serpiente que tentó a Eva. Con el paso de los años se hacen amigos, tras lo que trazan un plan para evitar la destrucción del mundo cuando llegue el Apocalipsis, tutelando al Anticristo. Cuando éste llega a la Tierra por una confusión acaba habiendo un intercambio de bebés, por lo que acaba siendo educado por una familia inglesa de lo más corriente. Adaptación televisiva en seis capítulos de la irreverente novela coescrita en 1990 entre el gurú de los comics Neil Gaiman (American Gods), que ejerce como productor y guionista, y el ya fallecido Terry Pratchett, creador de libros cómicos como la saga de “Mundodisco”, más apreciado en el mundo anglosajón, por los numerosos juegos de palabras de sus libros, aunque no le faltan seguidores en el resto del mundo. Ha habido varios intentos de llevar el volumen al cine; entre otros autores interesó a Terry Gilliam, lo que no resulta del todo sorprendente, pues su humor irreverente y surrealista remite a los Monty Python, formación a la que éste perteneció al principio de su carrera, en títulos como la polémica La vida de Brian. Esta versión audiovisual resulta bastante fiel al material original, se ha añadido algún elemento innecesario y poco más. Visualmente tiene tramos potentes, y tienen gracia algunos golpes de humor, siempre negro, y bastante británico. Pero esta parodia del apocalipsis (básicamente parece una versión cómica de La profecía, de Richard Donner) no da para tantos episodios, acaba agotando, y sus giros acaban dando lugar a situaciones demasiado disparatadas, lo que acaba desinteresando al espectador de los personajes. La voz de Dios (Frances McDormand), en función de narradora, ofrece un discurso que resulta reiterativo, o que trata de subrayar el humor de pasajes que carecen de gracia. En el apartado actoral, Michael Sheen (Aziraphale) y Andy Tennant (Crowley) sostienen la mayor parte del metraje, pero pese a su carisma y la química entre ambos, resultan sobreactuados en demasiados pasajes. Aunque brilla algún actor, sobre todo la pizpireta Adriá Arjona (la bruja Anatema), se desaprovecha no sólo a la citada McDormand (que se limita a locutar), sino también a Jon Hamm (el arcángel Gabriel), Benedict Cumberbatch (que le pone la voz a un Satán que apenas sale), Brian Cox (como Muerte, uno de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, que ni siquiera muestra su rostro), o Miranda Richardson (la episódica casera de un veterano cazador de brujas).

4/10
Hanna

2019 | Hanna | Serie TV

Año 2003, algún lugar remoto de Rumanía. Una intrépida pareja orquesta un plan en la noche para irrumpir en las instalaciones de lo que parece un hospital, y llevar a una niña recién nacida, su hija. Descubiertos sufren una persecución a resultas de la cual la madre muere. Años después la adolescente Hanna vive aislada con su padre Erik en un remoto bosque, donde le ha enseñado prácticas de supervivencia y autodefensa. Pero vivir así no es natural, ella siente necesidad de saber qué hay más allá de los confines de lo que ha sido su hogar, relacionarse con otras personas, descubrir un amor más allá del filial, tener amigos. Y su padre nunca ha sido claro acerca de por qué hay una gente “mala” que quiere matarles. David Farr, que firmó con Seth Lochhead el guión de Hanna, entretenida película dirigida por el eficaz Joe Wright, expande la idea de ese film con una serie que ayuda a profundizar en los temas planteados, a la vez que ofrece un dinámico thriller, repleto de espectacular acción. Se mantiene la idea de organización secreta que manipula genéticamente a personas por nacer, para mejorar sus aptitudes y convertirlas en potenciales agentes y soldados terriblemente letales. Y se ahonda sobre todo en las necesidades afectivas y de pertenencia a una familia y a una comunidad. A tal efecto funciona muy bien la relación que Hanna establece con una chica de su edad, Sophie, de vacaciones en Marruecos con su familia, que presenta rasgos de desestructuración; lo que invita a preguntarse en qué familia hay más problemas, en la extrañísima de Hanna, con padre taciturno que desvela poco a la joven de su pasado a la vez que le proporciona una peculiar educación, o la de Sophie, con padres que se pelean constantemente e chica adolescente que va a su aire, con ganas de fiesta, ligues e insatisfacción contante. La desconocida Esme Creed-Miles toma el relevo de Saoirse Ronan como chica de aspecto frágil e inofensivo, pero que demuestra poder cuidarse ella solita tras la preparación recibida de su padre, mientras que Mireille Enos y Joel Kinnaman son los que asumen los roles que Cate Blanchett y Eric Bana hacían en el original.

7/10
Behold My Heart

2018 | Behold My Heart

Mi cena con Hervé

2018 | My Dinner with Hervé

Danny Tate es un reportero en horas bajas por culpa del alcohol, que entre otras cosas ha destruido su matrimonio. Ahora lleva un mes sobrio y en su revista le dan una segunda oportunidad, debe entrevistar al célebre escritor Gore Vidal, pero al precio de escribir también una pequeña pieza sobre Hervé Villechaize. Se trata del actor francés enano que alcanzó la popularidad por su pequeño papel en la cinta de 007 El hombre de la pistola de oro, y sobre todo, por la longeva serie televisiva La isla de la fantasía, que coprotagonizaba con el actor mexicano Ricardo Montalbán. Asumir ambos encargos el mismo día en Los Ángeles resulta no ser compatible, y tras enfurecer a Vidal por llegar tarde a su entrevista, deberá conformarse con el tiempo que le dedica Hervé, lo que resulta ser una experiencia catártica. Proyecto muy personal de Sacha Gervasi, con filmografía breve pero intensa, es el guionista de La terminal y el director del documental Anvil. El sueño de una banda de rock, sus mejores trabajos. Aquí se basa en una experiencia propia, Danny Tate viene a ser su “alter ego”, pues él entrevistó en efecto a Hervé, lo que se plasma en la foto polaroid que se nos muestra al final de la película. Y ha logrado embarcar en el proyecto a Peter Dinklage, admirador de Hervé, al que puede entender perfectamente, las dificultades por su estatura las ha compartido también él; el trabajo del popular actor de Juego de tronos, incluso imitando su marcado acento francés, es destacable. Todos los actores están bien escogidos, incluidos los secundarios, Andy García interpretando a Montalbán, Mireille Enos como la mejor amiga de Hervé, y David Strathairn como su agente. También tiene mérito la composición de Jamie Dornan, confrontando sus demonios del alcohol, y la necesidad de pasar página. La película tiene un sabor agridulce, donde acaba prevaleciendo la amargura: porque a pesar de que los lazos entre Danny y Hervé se estrechan, hay un pesimismo de fondo, un nihilismo donde sólo cabe disfrutar brevemente de la vida, a veces con una promiscuidad desaforada y sin sentido, sobre todo cuando fallan las conexiones afectivas y no se encajan las decepciones. Cuando no existe un proyecto de vida, y las oportunidades se esfuman, cabe escoger la peor de las salidas, parece señalar un film que no juzga a las personas, se limita a mostrar sus acciones y decisiones.

6/10
Philip K. Dick's Electric Dreams

2017 | Philip K. Dick's Electric Dreams | Serie TV

Serie antológica compuesta de diez episodios basados en relatos cortos de Philip K. Dick, el prestigioso autor de ciencia ficción responsable de "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?", que dio pie al mítico film Blade Runner. De hecho, el título englobador "Electric Dreams", "Sueños eléctricos", es una alusión a las historias imaginadas por Dick a partir del título de esa obra. El planteamiento, de historias sorprendentes de anticipación con final rompedor, conecta con otros populares seriales televisivos, como Alfred Hitchcock presenta, Dimensión desconocida, Cuentos asombrosos, o, más reciente, Black Mirror. Los diez episodios cuentan con directores, guionistas y actores diferentes, por lo que el interés de las historias es desigual, algunos entusiasmarán más que otros, también según gustos o humor cuando se ven. En cualquier caso, se trata de fábulas de advertencia, que nos proponen situaciones con una humanidad cada vez más deshumanizada, que corre el riesgo de perder sus rasgos de identidad con una tecnología cada vez más perfecta, pero que nos puede hacer olvidar nuestra singularísima e irrepetible condición personal, quiénes somos, de dónde venimos, adónde vamos. Y lo que se cuenta trata de adaptarse a las circunstancias de los comienzos del siglo XXI, no podemos olvidar que muchos relatos originalmente fueron escritos hace más de 50 años, cuando no había móviles, internet, etc, etc. Tampoco era entonces tan abrumadora la presión en pro de la diversidad sexual. En "Real Life", se nos presenta una historia donde el escapismo a través de la realidad virtual conduce a no distinguir cuál de dos posibles vidas es la verdadera. "The Conmuter" nos habla de una parada no prevista en un tren, que conduce a Timothy Spall a un mundo de felicidad demasiado perfecta. En "Impossible Planet" una anciana con la cara de Geraldine Chaplin ahnela volver a la romántica e idílica Carolina del Norte de su niñez, aunque la Tierra es un planeta radioactivo. Un científico anodino al que da vida Steve Buscemi podría ver cómo cambia su vida si acepta los planes de una mujer sintética para rebelarse contra el sistema en "The Crazy Diamond". "Kill All Others" habla con acidez de la manipulación de los políticos, con una lideresa a la que encarna Vera Farmiga, que invita a matar a los diferentes, mientras que los "borregos" no se cuestionan nada. También habla con fuerza de la manipulación, en este caso a cuento de la amenaza terrorista, "Safe & Sound", hasta el punto de que va a sufrir una relación entre madre (Maura Tierney) e hija (Annalise Basso). Y "The Hood Maker" habla de una sociedad controlada por policías que usan los poderes telepáticos de algunos de sus agentes, y que se rebelan con unas misteriosas máscaras. Tu padre (Greg Kinnear) tal vez no sea tu padre, propone la inquietante "Father Thing", una curiosa variación muy lograda sobre el clásico La invasión de los ladrones de cuerpos. "Autofac" alerta acerca de los peligros del consumismo. También en "Human Is", un marido militar (Bryan Cranston) vuelve cambiado de la batalla.

6/10
The Catch

2016 | The Catch | Serie TV

Serie televisiva de la ABC, amadrinada por Shonda Rhimes, la creadora de Anatomía de Grey y Scandal. Responde al esquema de películas de robos sofisticados, al seguir a la investigadora privada Alice Vaughan, que se lleva el sorpresón del siglo cuando, en vísperas de su boda con un tipo muy atractivo, éste desaparece no sin antes "limpiarle" su cuenta corriente y robarle la lista de sus clientes con intenciones poco claras. En ese momento Alice advierte que en realidad no sabía nada de su prometido –por supuesto, el nombre que le dio era falso–, y deberá poner todo su empeño –con la ayuda de sus sofisticados ayudantes– en limitar los daños a la reputación de su agencia y a su orgullo personal y profesional. Quizá el punto que da más juego en esta serie es que, pese a sus engaños y rivalidad, la pareja protagonista se sigue queriendo, con lo que se desata una particular relación amor-odio en la tradición de la guerra de sexos. Pero la puesta en escena "marchosilla", con división de la pantalla en viñetas al estilo de la película Hulk de Ang Lee resulta artificial, y los personajes secundarios caen en el estereotipo, apenas están definidos. Destaca la protagonista Mireille Enos, vista en otra serie superior, The Killing.

5/10
Sabotage

2014 | Sabotage

John Beacher y su equipo especial del DEA, la brigada antinarcóticos, aprovecha un golpe a los capos de la droga para "distraer" un millón de dólares deslizándolo por unas tuberías. Pero cuando van a recuperarlo se encuentran con que el dinero ha volado. Por si fuera ésta poca desgracia, todos son investigados, pues el FBI ha detectado que falta el dinero que ellos habían burlado. Cuando finalmente quedan exonerados, son unos apestados del cuerpo, y encima, comienzan uno a uno a ser brutalmente asesinados, todo apunta a que los responables del cartel robado han preparado una terrible venganza. Investigará el caso una detective de la policía de Atlanta. El experto en cine policial David Ayer vuelve a la carga después de la estimable Sin tregua. Pero se diría que esta vez no lleva consigo aquello llamado credibilidad, el esfuerzo por tratar con cierto realismo el trabajo cotidiano de los agentes del orden. Asociado en el guión con Skip Woods (La jungla: Un buen día para morir), opta por una historia poco creíble de una violencia brutal, un grotesco guiñol con tripas colgantes que se dirían más propias de una cinta gore. Y ello para ofrecer una trama sin referente moral alguno, donde a los personajes les mueve el dinero, la venganza o las sensaciones adrenalíticas y hormonales, y poco más. El giro final, supuesta sorpresa por la que entendemos el comportamiento del personaje de Arnold Schwarzenegger, y cómo sus planes no han resultado exactamente del modo en que había previsto, suena a tomadura de pelo. Es de esas películas a las que el adjetivo de "innecesaria" les viene al pelo. No se sabe qué interés puede tener narrar esta salvaje historia, aunque esté rodada con el oficio innegable que tiene Ayer.

4/10
Cautivos

2014 | The Captive

El relato de la desaparición de la pequeña Cassandra, convenientemente desestructurado en el tiempo, ocho años separan los acontecimentos más antiguos de los actuales. La niña, muy alegre y estupenda patinadora, desaparece de la furgoneta familiar un gélido día de invierno, cuando Matthew, el padre, entra en un "diner" de carretera. Su esposa Tina es incapaz de perdonarle, no entiende que dejara sola a Cassandra, mientras que la policía que investiga los casos de corrupción de menores, no demuestra ser muy delicada a la hora de interrogar al matrimonio, sobre todo porque en sus declaraciones Matthew exhibe algunas inconsistencias, al tiempo que salta con su carácter volcánico. Atom Egoyan es un excelente creador de atmósferas –la nieve, el patinaje, la carretera, dan mucho juego–, y la cuestión de una red de pornografía infantil en internet parece encajar con los temas sórdidos de algunas de sus películas, que él procura siempre tratar con cierta elegancia; desde luego, la idea de que una niña inocente acabe colaborando con unos desaprensivos resulta innegablemente perturbadora, y los cibercrímenes pedófilos que implican a niños están de rabiosa y triste actualidad. Precisamente por estos alicientes cabe decir que el film decepciona, lo cual no significa que carezca de interés. El espectador probablemente permanecerá pegado a su asiento, preguntándose cómo va a resolverse todo, y quizá en un cineasta normalito uno acabaría juzgando que la película no está mal. Pero Egoyan es mucho Egoyan, y aquí sólo le vemos como artesano un tanto perezoso en el dibujo de los personajes, y sobre todo en la concepción del desenlace, al que le falta un poco de chispa. Si con Condenados (Devil's Knot) parecía corregirse tras la decepcionante Chloe, aquí vuelve advertirse que los añorados tiempos de Ararat quedan demasiado atrás.

5/10
Si decido quedarme

2014 | If I Stay

El día en que espera la llegada de la carta que le informe de si ha sido o no admitida en la escuela Juilliard de Nueva York, Mia Hall –estudiante del último año de instituto y virtuosa del violonchelo– sufre un grave accidente de tráfico mientras viaja con sus padres y su hermano. Ella misma presenciará atónita los acontecimientos posteriores desde un plano distinto de la realidad, mientras su cuerpo se debate en el hospital entre la vida y la muerte. Además de sus demás familiares, acusará el golpe extraordinariamente Adam, su novio rockero. Hay películas que suenan a mil veces vista. Quizá la trama sea original y el desarrollo contenga puntos o material novedoso, pero el espectador tiene la sensación de que ya sabe de qué va y, lo que es peor, presiente cómo va a terminar. Algo así sucede con Si decido quedarme, adaptación del best-seller de Gayle Forman. Se trata de una historia muy sentida que exalta el amor juvenil y narra sucesos trágicos que hablan del límite entre la vida y la muerte, de lo inesperado del dolor y de las decisiones que forjan el destino, de la fuerza del amor y también de la vida después de la muerte. Sin embargo, hay también en el meollo del film una idea muy de moda, pero igualmente discutible: que somos los seres humanos quienes no se sabe con qué poderosa fuerza interior decidimos sobre nuestra vida y nuestra muerte. Es un enfoque romántico, bonito y literario, qué duda cabe, pero que resulta inevitablemente presuntuoso y, por supuesto, un poco falso... El director R.J. Cutler (especialmente conocido por su trabajo en The September Issue), rueda bien y se apoya con esmero en una magnífica fotografía de John de Borman (Un gran día para ellas). Debido a lo lacrimógeno de la historia, decide contar su película por montaje paralelo, seguramente para no cargar demasiado las tintas, de modo que por un lado se muestra el pasado de Mia, su enamoramiento de Adam, sus vaivenes afectivos, la relación con sus padres, sus dificultades a la hora de decidir su futuro; y por otro, el espectador es testigo del presente trágico, mientras ella está en coma, entre la vida y la muerte, acompañado por sus seres queridos en el hospital. Por lo demás, el enfoque un tanto “new age” es inevitable en este tipo de películas, en donde se muestran de algún modo los dos planos de la vida, el material y el inmaterial con una espiritualidad muy blandita. Los actores están bien, especialmente la protagonista Chloë Grace Moretz, que hace un excelente trabajo, creíble, pero también destacan Mireille Enos en el papel de madre y el veterano Stacy Keach en el de abuelo.

5/10
The Killing (serie, 3ª temporada)

2013 | The Killing | Serie TV

Sarah Linden (Mireille Enos; Guerra Mundial Z) ha dejado su puesto como detective y trabaja como vigilante de seguridad. Por su parte, Stephen Holder (Joel Kinnaman) ha ido adquiriendo cada vez más responsabilidades dentro del departamento de policía. Los destinos de ambos se volverán a cruzar tras descubrir una serie de horribles asesinatos, que parecen estar conectados con un caso que llegó a obsesionar a Linden hace varios años. La agente tendrá que rememorar episodios traumáticos de su vida que creía haber dejado atrás.

Condenados (Devil's Knot)

2013 | Devil's Knot

Película basada en dramáticos hechos reales, que han dado pie a abundante bibliografía más varios documentales como West of Memphis, producido por Peter Jackson. El 5 de mayo de 1993 tres niños de ocho años de West Memphis, Arkansas, no volvieron a sus casas. Tras la denuncia de su desaparición, sus cadáveres lacerados aparecieron en una zona pantanosa. La policía, que inicialmente no se mostró diligente, sufrió indudables presiones políticas y mediáticas para dar con los culpables. Acabaron deteniendo a tres adolescentes, uno de los cuales confesó su culpabilidad, aunque luego se retractó y el valor de su testimonio se puso en entredicho, por ser retrasado mental. De todos modos en el imaginario colectivo caló la idea de que los crímenes estaban ligados a cultos satánicos, y el interés de uno de los acusados por estas prácticas encajaba en el perfil de culpable que “el pueblo” necesitaba. El film utiliza como hilo conductor al detective Ron Lax, que ayuda a los abogados de los acusados a reunir pruebas que al menos les libren de la pena capital. Atom Egoyan vuelve a recrear la atmósfera de una comunidad herida por el dolor que provoca la muerte de niños inocentes, tema que abordó con maestría en El dulce porvenir. Aunque aquí domina más la parte de intriga y drama judicial. Cuenta con un sólido guión de Scott Derrickson y Paul Harris Boardman -el canadiense de origen armenio sigue sin filmar guiones propios-, y aunque no muy novedosamente, recrea bien el día fatídico de los crímenes, y las actuaciones policiales y judiciales posteriores. De modo que se siembran con talento dudas sobre lo que ocurrió, para subrayar en la intensa escena final que cierra la película, compartida por Colin Firth y Reese Witherspoon, que al menos tenemos datos para saber qué papel jugaron en los hechos los llamados “Tres de Memphis”. Junto al conflicto dramático crucial –los padres a los que se les arrebatan los hijos–, se suman otros –el porvenir de los acusados–, y la crítica al sistema policial y judicial en lo relativo a la investigación y al manejo de las pruebas. Ideas como caza de brujas, prejuicios, calmar a la opinión pública, acaban pesando más que el deseo estricto de hacer justicia, algo verdaderamente terrible. Después de Mud, resulta una agradable sorpresa ver de nuevo a Witherspoon inmersa en una cinta arriesgada, con otro papel secundario que le permite desplegar su talento interpretativo.

6/10
Guerra Mundial Z

2013 | World War Z

Guerra Mundial Z adapta al cine la novela homónima de Max Brooks, hijo del cineasta Mel Brooks, publicada en 2006, que goza de gran consideración entre los apasionados del fantástico. El film ha pasado por diversas dificultades, al desbordarse el presupuesto (ha costado mucho más de lo inicialmente previsto), y alargarse el rodaje más allá de lo programado. Gerry Lane (Brad Pitt), empleado de la ONU, sobrevive con su mujer y sus hijos al advenimiento de una plaga que convierte a los contagiados en una especie de zombies violentos. Mientras su familia se queda a salvo en una embarcación militar, sus superiores envían a Lane a un viaje por diferentes ciudades, en busca de información que pueda ser útil para atajar la pandemia, que hace estragos a lo largo y ancho del globo. El film modifica radicalmente el tono documental y periodístico del libro y su carácter coral, pues está compuesto por los testimonios de numerosos personajes de diferentes puntos del planeta. Se le otorga todo el protagonismo al tal Gerry Lane, que allí se limitaba a recoger testimonios, pero ahora se convierte en un héroe activo que debe solucionar la situación. Marc Forster, capaz de salir airoso de filmes sencillos como Descubriendo Nunca Jamás (posiblemente su mejor trabajo) y superproducciones de acción al estilo de Quantum of Solace, logra un ritmo dinámico y secuencias bastante frescas a pesar de la sobreexplotación de los últimos años del subgénero zombie. Guerra Mundial Z acumula momentos de gran intensidad, como la huida inicial de la familia del protagonista, la invasión de infectados de Jerusalén, la lucha por la supervivencia en un avión, etc. Los efectos especiales están muy cuidados y evita los excesos sangrientos del cine de muertos vivientes, optando acertadamente por sugerir en lugar de mostrar. Guerra Mundial Z tiene algo de fondo, en torno a la importancia de la familia y cuenta con un gran trabajo del siempre eficiente Brad Pitt. Le rodean secundarios correctos a pesar de ser en general muy desconocidos salvo alguna excepción (Matthew Fox o David Morse intervienen en pequeños papeles). Pero se nota que es un film problemático. Tras los primeros pases de prueba, Paramount llegó a la conclusión de que el tramo final no acababa de funcionar. Se contrató a dos nuevos guionistas, Damon Lindelof, uno de los responsables de Perdidos, y Drew Goddard, que lo reescribieron, y se volvió a llamar a los actores para rodar nuevas secuencias. Se desconoce cómo acababa inicialmente Guerra Mundial Z, pero el desenlace definitivo parece metido con calzador, no acaba de funcionar, y hasta los diálogos parecen menos trabajados que los del resto del film. Se sale del cine con la sensación de que esta superproducción tiene grandes hallazgos pero podía haber dado mucho más de sí.

6/10
The Killing (serie, 2ª temporada)

2012 | The Killing | Serie TV

En Seattle no sale el sol. No lo ha hecho desde que se tuvo noticia de la desaparición de la joven Rosie Larsen tras una fiesta en el instituto al que acudía. Desde el primer momento la detective Sarah Linden, junto a su ayudante Holder, se han encargado de las pesquisas policiales que apuntan en varias y opuestas direcciones. Tras una primera temporada que concluyó con el concejal Richmond acusado del asesinato de la joven, la segunda arranca con importantes novedades. Richmond es víctima de un tiroteo por parte de un allegado de la familia Larsen; la detective Linden decide abandonar el caso y mudarse a otra ciudad junto a su hijo; la madre de Rosie se fuga de casa y el padre tiene que luchar por encontrar al verdadero asesino de su hija y mantener a sus hijos alejados de los focos de la prensa y del acoso de alguien que pretende como mínimo asustarles. Se trata de un remake de una serie danesa, que goza al igual que la original del beneplácito de la crítica y del público. Por muchos motivos. El argumento es uno de ellos. La historia puede recordar a la narrada por la mítica Twin Peaks de David Lynch, a finales de los 80, sobre el asesinato de una joven en extrañas circunstancias. Y es que en este caso, como en aquél, las pesquisas policiales y las consecuencias del asesinato son mucho más importantes para la serie que la recreación del mismo hecho luctuoso. El fatal final de Rosie Larsen afecta a una familia destrozada, a los policías que se encargan de su caso (sus vidas se desmoronan por la magnitud del caso) y a todos aquellos que la conocían, especialmente a uno de los principales sospechosos, el concejal Richmond. Todo esto en un Seattle casi en penumbra, en el que la noche se apodera de las escenas, en medio de la lluvia, emergiendo rasgos distintivos del mejor cine negro. Fría, en ocasiones justificadamente lenta, plagada de personajes complejos con muchos problemas personales y totalmente creíbles, bien caracterizados, especialmente el de Sarah Linden interpretado por la convincente Mireille Enos. The Killing es un soplo de aire fresco que renueva el género policíaco acercándolo a las novelas y las películas clásicas con personajes atormentados y ambientes desoladores.

7/10
Gangster Squad (Brigada de élite)

2012 | Gangster Squad

Los Ángeles, 1949. La ciudad se halla bajo una ola criminal debido al dominio de la mafia. El sanguinario Mickey Cohen ha decidido eliminar al antiguo capo de la zona, Dragna, y asciende como la espuma sembrando de violencia las calles. Su plan es convertirse en amo y señor de toda la costa oeste de Estados Unidos, y para conseguirlo ejercerá todo su poder de persuasión: asesinato, extorsión, soborno, etc. El incorruptible jefe de policía, Parker, está harto de tener las manos atadas y decide crear en secreto una brigada para acabar con Cohen. El duro inspector John O'Meara, de los pocos que se ha atrevido a actuar en el territorio del mafioso, será el elegido para liderar el grupo: escogerá a sus propios hombres y podrán actuar fuera de la ley. El director de Bienvenidos a Zombieland ofrece una espléndida recreación de la ciudad de Los Ángeles inmediatamente después de la II Guerra Mundial. Se nos traslada a una ciudad de ensueño, que parece salida de las novelas de Raymond Chandler. Grandes sedanes negros, bellas mujeres, música de jazz, gabardinas y sombreros Stetson, balas y metralletas. El tema y el escenario remiten a un film con el cual es imposible eludir comparaciones: L.A. Confidential. La corrupción campea en todos los estamentos de la sociedad: policías, políticos, jueces, etc. Los asesinatos y el crimen están a la orden del día y los pocos policías honrados han de actuar con contundencia. La otra referencia clara es Los intocables de Eliot Ness, donde también un policía sin mancha creaba su equipo para encerrar a Al Capone, en ese caso en Nueva York. Como fusión de estas dos películas, el atractivo de Gangster Squad (Brigada de élite) es innegable y Ruben Fleischer filma como los ángeles (nunca mejor dicho) esa ciudad a donde tanta gente llega para cumplir un sueño y acaba encontrando una pesadilla. A este respecto, algunas secuencias son fantásticas, como la presentación de O'Meara, un poli tan noble como rudo y tendente a la violencia (como el Bud White de L.A. Confidential) que actúa bajo la poderosa presencia de un estupendo Josh Brolin. Desde luego uno de los distintivos de este film es su explícita violencia. La escena inicial es una declaración de principios de lo que vamos a ver. A lo largo de la historia las balas vuelan con inusitado realismo, los huesos crujen a cada puñetazo, la sangre mana a borbotones. Paradójicamente, a la vez hay algo que resta entidad al resultado: un cierto aire de ligereza y simplicidad en su desarrollo, al estilo cómic. De hecho, no hay más que fijarse en el personaje de Mickey Cohen para remitirnos a viñetas del tipo Dick Tracy. La composición mafiosa del siempre un poquito sobreactuado Sean Penn es aquí demasiado exagerada, no hay un solo plano en que no se desmadre con una mueca o un aspaviento de desequilibrado psicópata. El toque cercano también a los videojuegos lo explicita Fleischer con planos muy visuales, como esos barridos para despachar las redadas policiales o el exceso de congelados y ralentizaciones, véase el tiroteo en el hall del hotel. De cualquier forma, aunque Gangsters Squad (Brigada de élite) es un film poderoso, visualmente contundente, hay cierta falta de hondura en las relaciones entre los personajes. Se insinúan buenos mundos interiores, pero sólo se incoan, y la trama se centra casi exclusivamente en actuaciones trepidantes, en pura acción policial. Quedan así un poco en el aire la amistad y compenetración entre O’Meara y Wooters (sobresaliente otra vez Ryan Gosling), apuntada en un par de momentos de conversación (magnífico ese diálogo en la cocina entre Wooters y la mujer de O'Meara); la relación casi filial entre los polis interpretados por Robert Patrick y Michael Peña; o la presencia del bombón de turno interpretado a la perfección por Emma Stone, pero que no supera en densidad la comparación con la Lynn Bracken de Kim Basinger. Todas estas carencias, que no son las únicas, se deben a un guión quizá no defectuoso pero sí escaso, como incompleto, de modo que el espectador se queda con la sensación de que aquí había una historia, unos actores y un presupuesto para crear una obra maestra, cosa que no se ha conseguido.

6/10
Big Love (5ª temporada)

2011 | Big Love | Serie TV

En la noche de las elecciones, el nuevo Senador del Estado Bill Henrickson conmociona Utah revelando que es polígamo. Tiempo después, la familia de Henrickson se siente incómoda ante la hostilidad de su vecindario, los trabajadores de Home Plus, compañeros del casino, los estudiantes de los colegios de sus hijos, e incluso otros polígamos que tratan de mantener su vida intima de forma privada. Mientras tanto, en Juniper Creek, Alby Grant regresa de su autoimpuesto exilio en el desierto con ganas de venganza. Quinta y última temporada de la serie sobre el hombre polígamo con tres esposas. Mantuvo el nivel de las entregas anteriores.

5/10
The Killing (serie)

2011 | The Killing | Serie TV

Sarah Linden, inspectora de la policía en Seattle, está a punto de abandonar el servicio porque se traslada a otra ciudad junto a su pareja y su hijo. Pero el hallazgo del cadáver de una adolescente en el maletero de un coche de la campaña electoral de un candidato a alcalde trastoca sus planes. Aplaza una y otra vez su traslado, obsesionada por el caso, lo que afecta a su vida personal. A la vez le toca cargar con el policía que debe reemplazarle, Stephen Holder, cuya actitud algo indolente le saca de sus casillas. Estupenda serie televisiva que versiona la original danesa creada por Søren Sveistrup. Es deudora de la novela y cine negros nórdicos, estillo Wallander y Salander, pero también de una serie televisiva emblemática acerca de un asesinato enigmático, el Twin Peaks de David Lynch, aquí Rosie Larsen vendría a sustituir a la mítica Laura Palmer. Se manejan bien los distintos grupos de personajes y sus entornos, que básicamente son los policías, la familia de la víctima, y el candidato a alcalde y su equipo. Se ha contado con cineastas de prestigio como la polaca Agnieszka Holland, que saben combinar la intriga principal con los dramas personales de los personajes, sus dificultades para afrontar el día a día. Los actores hacen un gran trabajo, destacando sobre todo Mireille Enos y Joel Kinnaman.

7/10
Big Love (4ª temporada)

2009 | Big Love | Serie TV

Bill abre por fin las puertas del Casino Blackfoot, su nuevo negocio. Adeleen revela a Nicki un escandaloso secreto, mientras Lois ofrece a Frank participación en  sus finanzas. Además, J.J llega por fin a un acuerdo con Cara Lynn. En esta temporada, Bill Henrickson tendrá aspiraciones políticas. Además, Bella Thorne ha dejado la serie. Su papel de Tancy lo interpreta Jolean Wejbe.

5/10

Últimos tráilers y vídeos