IMG-LOGO

Biografía

Jennifer Garner

Jennifer Garner

48 años

Jennifer Garner

Nació el 17 de Abril de 1972 en Houston, Texas, EE.UU.

Mujer de armas tomar

07 Enero 2003

Hace unos meses era prácticamente una desconocida, pero el papel de Elektra, en Daredevil, la  ha convertido en la heroína de acción del momento.

Con la serie Alias, que a nuestro país llegó tarde, Jennifer Garner ya había llamado la atención por su capacidad para resultar convincente en los momentos dramáticos, por su indudable atractivo, y al mismo tiempo por ser capaz de repartir estopa a diestro y siniestro sin necesidad de recurrir a especialistas en la mayoría de las escenas. Y encima, es lo suficientemente inteligente para que no se le haya subido a la cabeza esto de la fama. “La mayor satisfacción que me ha traído ser popular es que mis padres estén orgullosos de mí. Lo mejor fue que salí en la revista “Parade”, que viene con el periódico del domingo, de modo que todos en la iglesia lo han visto, y mis padres están contentos”, explica humildemente Garner.

Nacida el 17 de abril de 1972 en Texas, la actriz se trasladó cuando era muy pequeña junto con su padre, ingeniero químico, su madre, profesora de inglés, y sus dos hermanas, a Charleston, una pequeña localidad de Virginia. Durante su etapa escolar daba clases de ballet, disciplina en la que ya despuntaba con su talento. Cuando finalizó en el instituto, comenzó la carrera de Química, pero pronto se dio cuenta de que su verdadera vocación era el arte dramático, por lo que abandonó sus estudios iniciales y se matriculó en interpretación, en la Universidad de Denison. Una vez licenciada, trabaja como camarera en un restaurante, mientras impulsa su carrera teatral, y al final, consigue algún que otro papel en pequeñas obras teatrales. En 1990, se muda a Los Angeles, donde interviene como secundaria en diversas series televisivas de éxito, como Ley y orden y Spin City. También obtiene pequeños papeles en películas de renombre, especialmente en Desmontando a Harry, Washington Square (La heredera) y Pearl Harbor. Su papel más largo lo realiza para Colega, ¿dónde está mi coche?, una comedia descerebrada para adolescentes que aún así obtuvo cierto éxito. Su intervención televisiva más recordada la realiza en Felicity, en la que le asignan un personaje secundario que interviene en varios episodios. Durante el rodaje se enamoró de uno de los protagonistas, Scott Foley, que en aquel momento era toda una celebridad. “Cuando empecé a salir con él, la gente se creía que yo era su agente, y me daban sus tarjetas”, recuerda Jennifer.

No cabe duda de que iba a ser un hombre decisivo en su vida, pues contraería matrimonio con él en el año 2000 (aunque las últimas informaciones chismosas apuntan a que la pareja se ha separado), y porque le trajo bastante suerte en el terreno profesional. Poco después de conocerle, Scott le habló de una serie en proyecto en la que él iba a ejercer de productor, que había sido escrita por J.J. Abrams, creador también de Felicity, y en la que ella encajaba cual guante como protagonista. Se trataba de Alias, una serie que convirtió a Garner en toda una estrella en Estados Unidos. Deseaba tanto el papel, que antes de someterse a una prueba, inició un curso intensivo de artes marciales. “Llamé al tipo que tenía el anuncio más grande en las páginas amarillas, el maestro Yu, porque su escuela no quedaba muy lejos de mi casa. Creo que trató de matarme, porque me hacía subir y bajar las escaleras diez veces. Me hacía estar horas dando puñetazos mientras me gritaba ‘Pégale al tigre, Jennifer, pégale al tigre’. Pero por alguna razón continué asistiendo, y cuando me llamaron para la audición, ya era cinturón amarillo de segundo grado”, recuerda Jennifer.

Su personaje en la serie es Sydney Bristow, una universitaria que además de hacer frente a los problemas típicos de los estudiantes, como presentar los trabajos a tiempo, también es agente de una organización llamada SD-6. Cuando descubre que la organización no depende de la CIA, como ella creía, se convierte en una doble agente con triple vida. “Me impresiona la facilidad con la que interpreta las escenas dramáticas, y que además esté en excelente forma física, y sea capaz de rodar ella misma los combates, vistiendo ajustados trajes de plástico. No le faltará trabajo en el futuro”, declaró sobre ella el mismísimo Quentin Tarantino, que intervino en un episodio doble interpretando a un supervillano.

A continuación, Spielberg le ofreció el papel de Cheryl Ann en Atrápame si puedes. Aunque había hecho pruebas para Daredevil antes de protagonizar Alias, el éxito de la serie convenció finalmente a los productores de que era la actriz adecuada para el papel de Elektra. Teme quedarse encasillada, así que Jennifer Garner quiere demostrar al público sus cualidades para la comedia en El sueño de mi vida, una especie de versión femenina de Big que la actriz rueda en la actualidad. Su personaje es una chica de 13 años que inesperadamente se transforma en una treintañera. Sus siguientes proyectos son Glamorama, adaptación de una novela de Brett Easton Ellis a cargo de Roger Avary y Happy Endings, diez historias tragicómicas cruzadas en las que también intervienen Ray Liotta y Lisa Kudrow. Su personaje en Daredevil ha tenido tan buena aceptación, que se habla de un spin-off, una película protagonizada por Elektra, que se rodaría en 2005.

Filmografía
Con amor, Simon

2018 | Love, Simon

Simon Spier, estudiante de secundaria de Atlanta, no ha dado a conocer su homosexualidad, ni a sus padres, Emily y Jack, ni a su pequeña hermana, Nora, ni a sus inseparables amigos, Nick, Leah y la recién llegada Abby. Pero empieza a intercambiar mails anónimos con un compañero del instituto que ha confesado ser gay en un blog online. En la biblioteca pública, otro chico, Martin, lee por accidente los correos, cada vez más íntimos, circunstancia que aprovecha para chantajear a Simon, de cara a que le ayude a conquistar a Abby. Adaptación de la novela “Simon vs. the Homo Sapiens Agenda”, de Becky Albertalli, dirigida por Greg Berlanti, asociado sobre todo a series televisivas como Everwood, Arrow y The Flash. Ha sido bien recibida por la comunidad LGBT, pues supone un paso más allá en la ‘normalización’ del cine de homosexuales, pues un gran estudio, Fox, ha colocado a uno como protagonista de lo que vendría a ser la típica comedia romántica para adolescentes. Recuerda sobre todo a las películas sobre inadaptados dirigidas por John Hughes en los 80, como La chica de rosa, y El club de los cinco, donde los protagonistas buscaban su propia identidad, aquí con un personaje central que tendría una sexualidad diferente. Por tanto, Con amor, Simon, hereda los defectos de éstas, básicamente propensión al ‘sentimentalismo’ facilón, ligereza premeditada, tópicos a mansalva y exceso de giros, a veces poco creíbles (¿hace falta extorsionar al protagonista para recibir su ayuda, no resultaría más eficaz pedírselo?). Pero también las virtudes, como personajes con una enorme capacidad para que el público más joven se sienta identificado (casi todos chicos en busca del amor de su vida) o tratamiento de temas de actualidad, en este caso el lado oscuro de las redes sociales. Hasta sus detractores reconocerán que tiene un buen reparto, encabezado por el joven Nick Robinson, que triunfó con Jurassic World. Le apoyan nuevos valores y los veteranos Josh Duhamel (padre con arco de evolución amplio) y Jennifer Garner, a la que le corresponde un discurso materno de apoyo total a su hijo, en lo que coincide con el de Call Me By Your Name. Está muy bien resuelto el número musical, que da pie a una escena surrealista.

4/10
Matar o morir (Peppermint)

2018 | Peppermint

Riley North concilia su trabajo en un banco con la dedicación a su hija, Carly, y a su esposo Chris. Como la familia no llega a fin de mes, el marido baraja unirse a un amigo suyo en un plan para estafar a un capo de la droga. Pero aunque se echa atrás en el último minuto, el mafioso no se lo toma demasiado bien, así que ordena asesinarle, junto a la niña. El desconsuelo de Riley aumenta hasta límites insospechados cuando constata que pese a que la policía tiene claro quiénes son los culpables, no se les puede condenar. A Jennifer Garner se le da muy bien la acción, como demostró en Alias, la serie que la convirtió en una celebridad. Sin embargo, no suelen reclutarla para el género, quizás por el desastre en las taquillas que supuso Elektra, no por culpa suya, sino por un mal guión. A sus 46 años la recupera para este terreno Pierre Morel, realizador que hizo lo propio con un maduro Liam Neeson en Venganza, film que también resucitó el género de vigilantes urbanos, al estilo de Charles Bronson en El justiciero de la ciudad. Aquí se ofrece la variante femenina, en tiempos del #MeToo. La protagonista sale airosa del reto, pues exhibe una excelente forma física, como si el tiempo no hubiera pasado, pero también demuestra sus habilidades para los momentos dramáticos, logrando que el espectador empatice con su personaje, por ejemplo en una secuencia en la que ayuda a una niña, con la que logra conmover. Su trabajo es lo mejor en un largometraje que sin embargo flaquea por otros sitios, pues sin ir más lejos los secundarios no están a la altura, Juan Pablo Raba (Narcos) compone un villano tópico, mientras que John Gallagher Jr. (The Newsroom) no resulta convincente como el detective que lleva el caso. Además, a las peleas y tiroteos les falta algo de frescura. Pero lo que verdaderamente desespera es un guión de Chad St. John (Objetivo: Londres) bastante pobre, con frases muy limitadas, estilo “pon a esta perra en una caja antes del amanecer”, y que omite muchas de las partes interesantes del relato, a las que se alude en noticieros o frases sueltas, por ejemplo el entrenamiento con el que el personaje central pasa de madre a experta en lucha, la muerte de algunos de sus enemigos, o la forma en la que se convierte en el ángel de la guarda del barrio en el que se esconde. Es como si a ratos, este escritor no tuviera ganas de trabajar.

5/10
Camping

2018 | Camping | Serie TV

Kathryn McSorley-Jodell ha organizado unos días de camping para celebrar el cumpleaños de su amigo Walt. Y ha invitado a varias parejas amigas, la condición es que no traigan niños, aunque ellos se han traído el suyo. A pesar de que Kathryn está obsesionada con la organización, y tiene una cuadrícula con todas las actividades que van a realizar, el caos pronto asomará al plan. Decepcionante serie cómica creada por Lena Dunham y Jenni Konner, responsables de la serie Girls. Se trata de la adaptación de la serie homónima británica de Julia Davis, y al menos en el episodio piloto vienen a confirmar lo que ya uno empezaba a sospechar: que estas chicas son un bluff, subidas a la cresta de la ola por razones que se me escapan, en su afán transgresor y gracietas de tipo sexual que carecen de cualquier tipo de chispa. Hay escasa gracia en que uno traiga una nueva novia, en que las anfitrionas sea una extraña pareja paleta lésbica, o en que Kathryn se empeñe en escamotear las esterillas de las otras tiendas. Da pena ver embarcada a Jennifer Garner en esta acampada pretendidamente divertida, y contemplar a Juliette Lewis convertida en una parodia de sí misma, dando vida siempre a mujeres absolutamente chifladas y sin planteamientos vitales dignos de ese nombre. Falta ingenio, ritmo, visión, y sobran groserías y diálogos muy alejados de la vida real.

3/10
The Tribes of Palos Verdes

2017 | The Tribes of Palos Verdes

Siete vidas, este gato es un peligro

2016 | Nine Lives

El hiperactivo magnate y empresario Tom Brand descuida la vida familiar, su esposa Lara y su hijita Rebecca apenas gozan de su compañía, mientras que el hijo David, que le ayuda en el trabajo, se encuentra eclipasado por su poderosa personalidad. Su deseo de construir el edificio más alto del mundo en Nueva York peligra por otro proyecto que se prepara en Chicago, y tanto le ocupa el tema la cabeza que está a punto de pasar por el alto el cumpleaños de Rebecca y su deseo de tener un gato. In extremis compra al enigmático Grant, que tiene una tienda de mascotas, un felino. Y por un extraño encantamiento, mientras Tom sufre un accidente que le deja en coma, su alma pasa a residir en el minino de su niña, lo que hará ver la vida de un modo diferente. De entrada, se trata de un amable entretenimiento familiar, en la línea de títulos como Big y Ponte en mi lugar. Pero la cosa no acaba de funcionar, una vez planteada la trama todo se torna reiterativo, reduciéndose lo que se ofrece a una serie de trompazos, bromas fáciles del tipo "donde las dan, las toman" a modo de cura de humildad, conspiraciones del malo de turno, y advertencias de Grant acerca de cómo superar la situación. El reparto con Kevin Spacey, Jennifer Garner y Christopher Walken prometía más diversión, y al conjunto le falta un poco más de picardía para encandilar a los adultos, y menos tontunez, a estas alturas meterse con George W. Bush en un gag duplicado parece no venir demasiado a cuento.

4/10
Los milagros del cielo

2016 | Miracles from Heaven

Reconstrucción de la historia real de Annabel Beam, niña de diez años que vive feliz con sus padres y sus dos hermanas, en una granja de Texas. Cuando empieza a vomitar continuamente y se le hincha el estómago, los médicos piensan en un primer momento que se trata de una dolencia menor. Pero los problemas se prolongan, así que tras un exhaustivo análisis se determina que sufre un extraño trastorno digestivo que no tiene cura, aunque un carismático doctor residente en Boston ha logrado algunos avances… La mexicana Patricia Riggen (Los 33) dirige esta cinta de bajo  presupuesto, que algún sector desdeñará a priori alegando su convencionalismo, falta de presupuesto y que a pesar de la dureza de su temática irradia un optimismo que no está en estos tiempos de moda. Pensada sobre todo para el público creyente, mantendrá en vilo a  cualquiera que le dé una oportunidad, pues la cineasta sortea todos los obstáculos con un entusiasmo contagioso. Jennifer Garner demuestra su profesionalidad como madre abnegada, superada por las circunstancias, con un personaje perfilado con cierta profundidad, que atraviesa una crisis de fe. Le da bien la réplica la niña Kylie Rogers. También se lucen los secundarios, sobre todo John Carroll Lynch, pastor protestante que atiende a la familia, Queen Latifah, camarera que se convierte en inesperado apoyo, y Eugenio Derbez, médico eminente que sabe ganarse con simpatía a sus infantiles pacientes. Los tres aportan humor con el que se desahoga por momentos la enorme tensión dramática.

6/10
Wakefield

2016 | Wakefield

Draft Day

2014 | Draft Day

Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso

2014 | Alexander and the Terrible, Horrible, No Good, Very Bad Day

Simpática comedia familiar, basada en los libros de Judith Viorst. Sigue a Alexander Cooper, un chaval que en vísperas de su 12º cumpleaños ha tenido un día horrible, a diferencia de sus padres y sus tres hermanos, a los que todo parece irles de maravilla, profesionalmente, con la novia soñada a punto de acudir a la fiesta de graduación, o con el papel protagonista de una función escolar de "Peter Pan". En tal tesitura, pide un deseo de cumpleaños, que los demás tengan una jornada espantosa, para que se enteren, y que él en cambio, tenga un buen día. Para su sorpresa, el deseo empieza a convertirse en realidad. La cinta que dirige Miguel Arteta, entronca con cintas como Big o Ponte en mi lugar, en que por arte de magia, las cosas suceden de un modo diferente al acostumbrado. También, en lo referente a sentirse diferente al resto de la familia, el pequeño Alexander nos puede hacer pensar en el niño Kevin de Solo en casa. En cualquier caso la sencilla trama permite orquestar un buen puñado de situaciones cómicas, algunas muy físicas, a la vez que surgen los buenos sentimientos de todos los componentes del clan Cooper, como no podía ser menos. Hay acierto en la selección de los actores adultos, la encantadora Jennifer Garner y el tronchante Steve Carell, sublime cuando trata de encandilar a unos jóvenes tipo Steve Jobs que le quieren fichar para que diseñe un videojuego. En cuanto a los poco conocidos chavales, cumplen sobradamente, especialmente Ed Oxenbould, que como Alexander debe soportar gran parte del peso narrativo de la película.

6/10
Hombres, mujeres & niños

2014 | Men, Women & Children

Mientras el Voyager sale del sistema solar, y manda su última fotografía de la Tierra en 2012, un diminuto punto azul sobre fondo oscuro, un grupo de padres y adolescentes de instituto desamorados trata de sobrellevar su infelicidad en tiempos de internet y mensajes de texto. Y ahí anda Tim, con su padre –la madre les abandonó y se fue a California con un hombre–, que ha dejado el equipo de fútbol americano y anda enganchado a los videojuegos; le hace tilín Brandy, una chica sensible pero a la que controla su sobreprotectora madre Patricia, que la ata corta con el ordenador y el móvil, todo un mundo de podredumbre, a su entender; en lo que algo de razón podría tener si nos atenemos al caso del "teenager" Chris, tan enganchado a las perversiones porno de internet que ya no responde a estímulos sexuales ordinarios, cuyo padre lo sabe en parte porque comparte sus aficiones, lo que le lleva a él y a su esposa a caer en la infidelidad; también está Hannah, que sueña con ser actriz, y su madre soltera comercia con su imagen sexy en internet de modo poco responsable, por decirlo suavemente; y luego está Allison, próxima a la anorexia para gustar a su chico, con el que acabará acostándose mientras sus padres están en la inopia, como puede suponerse. Adaptación de una novela de Chad Kultgen, de entrada se agradece que en esta historia coral se ahonde en los síntomas de una sociedad enferma, que nunca estuvo más conectada gracias a la tecnología, y a la vez, y paradójicamente, más desconectada emocionalmente a la hora de entender al prójimo y cultivar la capacidad de amar desinteresadamente. Se trata de un film que visto por un público maduro, tal vez sirva para desplegar un abanico de temas para el debate entre padres, profesores y adolescentes. El problema estriba en la cortedad de miras, una pobre comprehensión antropológica, al final todo se reduce a saber que somos poco más que polvo de estrellas –la cita de Carl Sagan como pozo de sabiduría–, y una apelación a que deberíamos hacernos la vida lo más amable y llevadera posible. En tal sentido la deprimente película de Jason Reitman no resulta del todo satisfactoria, se mete el dedo en la llaga y poco más, apenas se deja algún resquicio a la esperanza, aunque algo es algo, y al menos no se anda con paños calientes a la hora de señalar el actual deterioro moral. Lo cierto es que el cineasta arrancó su carrera con fuerza, gracias a tres películas muy redondas, Gracias por fumar, Juno y Up in the Air, pero luego, pese a que aborda siempre temas de interés –hay que reconocerle que nunca es frívolo–, su cine se ha desinflado un tanto con Young Adult, Una vida en tres días y el film que nos ocupa. Una lástima porque en general dirige con personalidad, e integra adecuadamente los recursos de internet, videojuegos y mensajes, además de saber escoger y dirigir a los actores, aquí están muy bien los desconocidos jovencitos y unos adultos contenidos y en su sitio, como Adam Sandler.

5/10
Nunca es tarde

2014 | Danny Collins

“Nunca es tarde”, (Danny Collins) nos cuenta como un veterano rockero, al que da vida Al Pacino, sigue viviendo una desenfrenada vida de músico, con drogas y una novia mucho más joven que él. El día de su 64 cumpleaños, su vida dará un giro de 360 grados cuando encuentre una carta escrita por un joven John Lennon, que le hará replantearse ciertos aspectos de su vida. En ese momento se dará cuenta que siempre hay una primera vez para una segunda oportunidad, iniciando un duro viaje lleno de emociones y sentimientos donde, el amor es lo único que importa. Inspirada en hechos reales la película cuenta con una estupenda banda sonora con música de John Lennon.

Dallas Buyers Club

2013 | Dallas Buyers Club

La historia auténtica de Ron Woodroof, un electricista de vida promiscua, con fama de “machote”, que en 1986 queda estupefacto cuando los médicos le diagnostican que tiene sida -“una enfermedad de maricas”, a su entender- y que sólo le resta un mes de vida. Tras la incredulidad viene la desazón, y luego un verdadero deseo de aferrarse a la existencia, primero con AZT obtenido clandestinamente, y luego, dada su alta toxicidad, buscando medicamentos alternativos, lo que pondrá en su contra a la industria farmacéutica y a los reguladores de nuevos fármacos cuando trata de darles una amplia difusión entre los enfermos seropositivos. Con un guión de Craig Borten, que entrevistó largamente a Woodroof antes de su fallecimiento, para luego trabajar en equipo con Melisa Wallack, el film desprende autenticidad en casi todo su metraje, la excepción serían algunos de los pasajes en que se arremete contra los agentes sanitarios y reguladores, que resultan un tanto convencionales, aunque al menos se intenta no convertirlos en villanos de opereta, y se pone el dedo en llagas interesantes del mundo médico, que pueden dificultar el tratamiento de los enfermos, como la burocracia o los intereses económicos. El canadiense Jean-Marc Vallée, que ya abordó una historia real en La reina Victoria, cuenta con garra su historia, aunque tambiéndescarnadamente, sobre todo en las reiterativas escenas sexuales. Matthew McConaughey hace un buen trabajo, no sólo por su demacrado aspecto al estilo Christian Bale en El maquinista, sino porque hace creíble el arco de transformación de su personaje, en relación a su egoísmo y a sus prejuicios, pues acaba viendo personas en los homosexuales y empleando su dinero en ayudar a otros enfermos. También resulta muy convincente Jared Leto como el travesti Rayon, al que Woodroof llega a apreciar.

5/10
La extraña vida de Timothy Green

2012 | The Odd Life of Timothy Green

Cindy y Jim reciben con enorme dolor la noticia de que no pueden ser padres. Viven en Stanleyville, un pueblecito precioso, son buenas personas, jóvenes y sanas, y su mayor deseo era tener un hijo. Ahora, en su desconsuelo imaginan cómo habría sido ese niño, qué cualidades tendría, cómo sería... Su sorpresa será mayúscula cuando al despertar después de una noche de tormenta encuentren a un chavalín en su casa. Dice llamarse Timothy y en realidad procede del jardín, en donde la noche anterior el matrimonio había enterrado una caja con las características de su hijo ideal. Diríase que Timothy ha salido del huerto como un vegetal más –incluso tiene hojas en las piernas–, y lo más increíble es que les llama papá y mamá. Tras las dos notables Retrato de April y Como la vida misma, el director Peter Hedges repite detrás de las cámaras para volver a sus tema predilecto: la familia. La extraña vida de Timothy Green es una bella historia sobre las relaciones paternofiliales y el amor familiar, pero con un salto significativo respecto a los otros dos filmes, pues aquí el elemento fantástico es clave. Y al fin la narración acabará trascendiendo el relato –prerrogativa de los grande cuentos– para convertirse en una hermosa y optimista fábula acerca de cómo ha de ser el amor de los padres por los hijos, pues han de aprender a educar bien, aceptando las limitaciones de los niños, cediendo a veces, dejando el espacio necesario para que los hijos puedan crecer libremente y comprendan correctamente el cariño de sus padres. También es un modo eficaz de hablar de la vida como un don y de que hay que aprovechar las propias cualidades para hacer felices a los demás. Respira toda la película una inusitada ternura, que en algún momento puede ser excesiva, pero que a la vez queda salvada por la sencilla atmósfera de cuento familiar en el que –y así se dice explícitamente– todas las cosas son posibles. Es cierto que bajo la agradable perspectiva de relato fantástico se abusa quizá del planteamiento inicial, un hecho tan prodigioso que rechina un poco, y también que en algunos momentos, el tiempo narrativo resulte desconcertante, al igual que la mayoría de las reacciones de los diferentes personajes ante la presencia de un niño que ha salido de la nada. De cualquier forma, esos simplismos definen los propios límites de la película, aunque también amplían por otro lado el horizonte de su público a los más jóvenes. Además, para contar su relato familiar Hedges elige un entorno casi de cuento de hadas, un pueblecito rural que vive de una pequeña fábrica de lápices (lo cual ya parece sacado de la mente de los hermanos Grimm) y que, dentro de las normales discordias, goza de mucha camaradería entre los habitantes. En el aspecto formal destaca sin lugar a dudas la idílica fotografía del maestro John Toll (Braveheart, La delgada línea roja), especialmente en sus preciosistas imágenes otoñales del bosque y sus alrededores. En cuanto al reparto es una buena noticia volver a ver en plena forma a Jennifer Garner, muy bien secundada Joel Edgerton, mientras que el trabajo del chaval protagonista, CJ Adams, funciona.

6/10
Arthur

2011 | Arthur

Arthur, heredero de una gran fortuna empresarial gobernada por su madre, se comporta como un niño grande sin asumir responsabilidad alguna, hasta el punto de que sigue cuidando de él y sacándole de líos su vieja niñera: por si fuera poco, su vida de auténtico playboy que abusa del alcohol, llena de caprichos con mujeres y emociones fuertes, provoca con frecuencia titulares escandalosos en los periódicos. Como su madre no está dispuesta a consentir ni un exceso más, le plantea un ultimátum: deberá casarse con la responsable mujer de negocios Susan para así sentar la cabeza; en caso contrario, lo desheredará. Tal disyuntiva asoma justo cuando Arthur cree haber encontrado su verdadero amor en Naomi, un espíritu libre, sensible y sensato, una mujer atenta a las necesidades de los demás, empezando por las de su anciano progenitor. Fallido remake de Arthur, el soltero de oro. El film ochentero fue en su momento un fenómeno, pero la versión que entrega Jason Winer resulta un tanto rancia. Se le quiere dar un aire de cuento de hadas, deliciosa comedia romántica y tal, y al tiempo, hacer contenidas “gracietas” zafias, que no funcionan. Resulta curioso porque la intención es hacer algo a lo grande en lo que a esfuerzo de producción se refiere -la escena inicial con el protagonista enfundado en un traje de Batman y conduciendo el batmóvil, el pasaje de la Estación Central neoyorquina para usa y disfrute exclusivo de la pareja enamorada...- y la cosa se queda pequeñita, muy pequeñita. Russell Brand es uno de los cómicos de moda, pero aquí como protagonista no tiene gracia, quizá se siente encorsetado en su personaje. Tampoco parece sentirse cómoda Helen Mirren como niñera, en un personaje convertido en mujer, en la película original el papel era para el gran e impasible John Gielgud. En general los actores parecen un poco perdidos en una historia que se ha querido adaptar a los nuevos tiempos sin demasiado acierto.

3/10
Butter

2011 | Butter

Historias de San Valentín

2010 | Valentine's Day

El español Fernando Palacios tuvo la misma idea con su comedia romántica El día de los enamorados, de 1959, que por su éxito tuvo una continuación titulada Vuelve San Valentín. Encadenaban ambos filmes las peripecias de variopintos personajes el 14 de febrero. Como esas películas no tuvieron ninguna repercusión internacional, no resulta probable que hayan sido la inspiración de esta comedia romántica de Garry Marshall, el director de Pretty Woman, que sin embargo sí parece haber tenido muy presente Love Actually, que entrecruzaba historias en torno al día de Navidad de muchos personajes, interpretados por grandes actores británicos. Historias de San Valentín repite la jugada con famosos actores americanos y sustituye Londres por Los Ángeles. Reed Bennett (Ashton Kutcher), dueño de una floristería que va a tener mucho trabajo en San Valentín (el día en que realiza más ventas), le pide a su novia, Morley (Jessica Alba), que se case con él y ésta acepta. Sin embargo, Bennett empieza a darse cuenta de que en realidad la mujer de su vida es su mejor amiga, Julia, que ha encontrado por fin a un hombre serio y responsable, el Dr. Harrison Copeland, después de numerosos desengaños con impresentables. El tal Dr. Bennett entra en la tienda de Reed y le encarga que le envíe discretamente flores a Julia, pero también a su esposa, puesto que está casado. También tienen gran importancia una mujer madura, que le cuenta un secreto del pasado a su marido, un niño que encarga en la floristería un ramo para la persona de la que está enamorado, una mujer que combina su trabajo de recepcionista-secretaria con la atención a una línea erótica, un célebre jugador de fútbol, y una capitana del ejército que vuela en avión a Los Ángeles aprovechando un permiso para encontrarse con “el hombre” de su vida. No llega a la altura de su referente británico, pues la guionista Katherine Fugate (El príncipe y yo) carece del ingenio de Richard Curtis. Así, guarda pocas sorpresas, y parece planificada con tiralíneas en su pretensión de representar a todos los rangos de edad (hay niños y jubilados), diversas minorías étnicas, y hasta una pequeña historia homosexual forzada, para contentar a todo el público. El nivel de las historias es irregular, pues algunas son un poco “facilonas”. Sin embargo, sus pequeñas y evidentes pinceladas en torno a la fidelidad, la sinceridad y el miedo al compromiso funcionan. Logra su objetivo de entretener, sobre todo por el “glamouroso” reparto, que por ejemplo reúne a Julia Roberts (la militar) con su “sobrinísima” Emma, una joven que se plantea perder la virginidad con su novio. Destaca Jennifer Garner, que le pone bastante pasión a su personaje de mujer desengañada, Anne Hathaway (la telefonista erótica) y el siempre sorprendente Jamie Foxx, como periodista deportivo forzado a hacer un reportaje sobre San Valentín. Tienen menos presencia pero demuestran su solvencia Topher Grace, Jessica Biel, Kathy Bates, Jessica Alba, Shirley MacLaine y Queen Latifah. Algunos diálogos derrochan simpatía (“si encuentras a una mujer demasiado buena para ti, cásate con ella”), y un par de referencias metacinematográficas tienen su gracia, cuando el hombre lobo que mostraba pectorales en Luna nueva, Taylor Lautner, declara que no quiere quitarse la camiseta en público porque le da vergüenza, o el momento en que la veterana Shirley MacLaine acude a una proyección de su vieja película Hot Spell.

5/10
Increíble, pero falso

2009 | The Invention of Lying

El mundo, tal y como lo conocemos en la actualidad, pero con una 'pequeña' diferencia: la gente no miente, dice siempre lo que piensa. Lo cual no significa, ni mucho menos, que la gente sea buena, pues suelta lo que le ronda por la cabeza, por terrible y ofensivo que pueda parecer, sin consideración hacia las personas que tenga delante. En tal tesitura Mark es un cuarentón gordito, enamorado de Anna, quien no le toma en serio, pues piensa que no está a su altura; ni física ni profesionalmente, pues él es un guionista de cine a punto de quedarse sin empleo. El caso es que en un momento de apuro, en que necesita dinero para pagar el alquiler, dice la primera mentira de la historia. A partir de entonces se da cuenta que él es la única persona del mundo capaz de no decir la verdad, lo que empieza a utilizar en su favor, para prosperar en el trabajo y hacerse rico. Reconozcámoslo. La premisa de esta película escrita y dirigida por el tándem Ricky Gervais-Matthew Robinson es original, y da lugar a escenas hilarantes, un poco al estilo de Atrapado en el tiempo, donde también surgen las dudas al protagonista de qué uso debe dar al peculiar 'don' de la mentira. Por ejemplo, tendrá claro que no puede mentir para conseguir el amor, se trata de algo demasiado valioso para hacer trampas. Ideas como que las películas consisten en tipos que leen, ya que no existen actores que puedan fingir una ficción, tienen su gracia. En cambio, lo que es una mentira 'piadosa' –decir en el lecho de muerte a su madre que le espera una felicísima vida eterna–, no resulta tan problemático para el protagonista, que a modo de nuevo Moisés contará ocurrencias sobre el bien y el mal a la gente, supuestamente comunicadas por 'El hombre del cielo'. En estos pasajes el film adopta una línea comparable a Como Dios, pero late en el fondo una idea peligrosa, por mucho que se quiera invocar el tono de comedia disparatada de la película para justificarla: la religión es mentira, un invento para consolarse ante la nada a la que todos estamos destinados. Sin duda que tal planteamiento puede ahuyentar, como es lógico, al público creyente. Y es una pena tal enfoque 'seudoteológico', al igual que algunas bromas verbales sobre sexo que no pegan mucho en un film que podía ser, simplemente, la típica fabulilla divertida. Cierto es que algún momento la narración se atranca, pero la simpatía de Ricky Gervais –también protagonista– y de su amada Jennifer Garner ayudan a que la cosa al menos no agote, lo que no es poco en tiempos en que la comedia resulta muy poco imaginativa.

5/10
Los fantasmas de mis ex novias

2009 | Ghosts of Girlfriends Past

Enésima variación del "Cuento de Navidad" de Charles Dickens, aquí transmutado en comedia romántica con boda de por medio, y situado en un contexto contemporáneo. Ah, y no transcurre en Navidad.  Sigue al impresentable fotógrafo de moda Connor, mujeriego empedernido, que no cree en el amor ni por supuesto en el matrimonio. Pero va a acudir a la boda de su hermano Paul, lo que propicia un reencuentro con su ex novia Jenny. A sus declaraciones nada oportunas acerca del matrimonio seguirá la aparición de su fallecido tío Wayne, que le anuncia la visita de los fantasmas de las novias pasadas, presentes y futuras, que le mostrarán el mal camino por el que anda, y lo que le aguarda. Tal perspectiva puede ayudar a rectificar. Como es bien sabido, el cuento de Dickens es universal, y marca un patrón que si se respeta, da resultados aceptables por muy torpe que el adaptador de turno sea. En esta ocasión Mark Waters (Chicas malas, Ponte en mi lugar) logra resultados discretos, más que nada por la incoherencia propia de quien quiere "nadar y guardar la ropa", algo de lo que se resiente la narración, a la que falta solidez, pese a la brillantez de algún gag. Así, por supuesto que quiere apostar por el amor verdadero y tal, pero a la vez busca la complicidad acomodaticia con un estilo de vida superficial, donde sólo se piensa en sexo, en acostarse con quien sea; y esto es como buscar la cuadratura del círculo. El reparto de guapetones incluye a Matthew McConaughey y Jennifer Garner, mientras que Michael Douglas se lo pasa en grande encarnando al casquivano tío Wayne.

5/10
Juno

2007 | Juno

Juno es una jovencita de dieciséis años. Un día decide tener su primera experiencia sexual con un chico del instituto, el buenazo y tranquilo Paulie. Y Juno queda embarazada. Tras desechar el aborto como alternativa, decide, con la aquiescencia de su padre y de su madrastra, dar al bebé en adopción. Para tal propósito elige a Vanessa y Mark Loring, un matrimonio joven, de buena posición económica, que anhela con ansia tener un hijo. En su anterior film, Gracias por fumar, Jason Reitman demostró tener mucho seso en la mollera al tratar un tema tan manido como el tabaco y sus peligros, sin caer en simplicidades de cara a la galería y entregar un film original y de irónico humor, crítico ante el cinismo y la hipocresía, muy lejos de la superficialidad. En su segundo film no defrauda la expectativa generada y entrega una historia entrañable y positiva, aunque se expone con un planteamiento muy serio y de indudable actualidad: las relaciones sexuales prematuras entre adolescentes. Con ese aire independiente, alegre y algo gamberro, con lenguaje procaz y situaciones peliagudas pero sin perder nunca el rumbo, Reitman habla del amor y del compromiso, y también del respeto, la libertad, y la responsabilidad ante los propios actos, cosas que nada tienen que ver con las apariencias, como lo demuestra la estupenda familia de Juno. Pero el film es realista y nada moralizante respecto a que algunas situaciones problemáticas no tienen una solución maravillosa ni pueden arreglarse con decisiones tomadas a la ligera. La galería de personajes creados por la guionista debutante Diablo Cody es muy rica. Y Reitman sabe definirlos en pantalla con una o dos pinceladas certeras, como a los padres de Juno. También hay momentos de comedia bien resueltos, como el varapalo a la enfermera de la ecografía o algunos chispeantes diálogos. Y se agradece de veras que algún “peligroso derrotero” que podría haber dado al traste con la historia esté virtuosamente esquivado, como la amistad entre Juno y Mark. Pero por encima de cualquier aspecto brilla extraordinariamente la interpretación de la menudita Ellen Page, una joven actriz que encandiló en su día en Wilby Wonderful y que luego bordó su terrorífico papel en Hard Candy. Su adolescente Juno es sencillamente magistral, entrañable, malévolamente divertida, de una mordaz inteligencia que te desarma, rápida y nada afectada. Todo un personaje.

7/10
La sombra del reino

2007 | The Kingdom

Un escenario político post 11-S. Un terrible atentado terrorista sacude a la colonia occidental de una empresa petrolífera en Riad, Arabia Saudí, con más de cien muertos. Entre las víctimas se encuentran dos agentes del FBI. De modo que, aunque la política oficial de Estados Unidos es la de no interferir en la investigación que llevan a cabo las autoridades saudíes, el agente especial Fleury, amigo de uno de los muertos, mueve los hilos necesarios para que finalmente pueda acudir un equipo de tres hombres y una mujer a cooperar con las autoridades locales. Investigarán buscando evidencias en el escenario del crimen, tratando de superar las inevitables susceptibilidades que surgen por ambas partes. En muy poco tiempo Matthew Michael Carnahan ha logrado colocar dos guiones donde se tocan temas como Oriente Medio, el entendimiento de culturas y el terrorismo: el de este film, y el de Leones por corderos. En ambos casos demuestra sensibilidad e inteligencia al proponer temas de calado dentro de tramas capaces de interesar a un público amplio. Aquí, con la mirada más superficial, tenemos la clásica historia de investigación policial, donde uno de los motivos que impulsa a los agentes de la ley es el deseo de venganza ante una flagrante y horrorosa injusticia; pero tal historia, que por cierto pega un ingenioso quiebro bien avanzado el metraje, sirve también para pintar el choque de culturas, representado por dos hombres honrados con "backgrounds" diferentes: Fleury, el agente negro, y Ghazi, el militar que al principio hace de "niñera" de los americanos; cuando aprenden a conocerse, y ver en el otro al hombre íntegro y amante de su familia y su país, su colaboración se estrecha, también porque ha surgido algo muy parecido a la amistad. Por supuesto también hay espacio para criticar la discriminación de la mujer en el mundo árabe, o métodos como la tortura en los interrogatorios; pero también hay una contrapartida al hablar de la burocracia en el lado estadounidense, y la perpetua mirada al "qué dirán" los medios de comunicación si hacemos esto o aquello, en vez de intentar hacer, simplemente, lo correcto. Peter Berg (Friday Night Lights) sabe dotar al film de un ritmo muy ágil, maneja bien una nerviosa cámara en mano, y se luce en la emboscada de la autopista, o en el asalto a una casa nido de terroristas. El reparto se revela muy acertado, desde Jamie Foxx a una Jennifer Garner que sabe poner cara de sufridora como nadie, pasando por el siempre eficaz Chris Cooper, o los palestinos Ashraf Barhom y Ali Suliman, fichados tras su gran trabajo en Paradise Now. Respalda la producción Michael Mann, e impacta ese final en que las palabras pronunciadas en los dos bandos en contextos diferentes hablan de ese impulso primario y que ciega, de la venganza aniquiladora, que cree resolver las cosas aunque, en realidad, no resuelva nada.

6/10
Las vueltas de la vida

2006 | Catch and Release

En vísperas de su boda, Gray pierde a su querido novio, que a modo de "despedida de soltero" se había ido a practicar deporte de riesgo. La joven se queda destrozada, pues el hogar donde debía haberse celebrado la boda se ha convertido ahora en velatorio. Además Fritz, uno de los mejores amigos del difunto, tiene la desvergüenza de "montárselo" en el cuarto de baño con una de las camareras que atiende el refrigerio del velatorio. En realidad el dolor de Gray no ha hecho más que empezar. Pues va a descubrir que su prometido tuvo un hijo con otra mujer, además de llevarse el chasco de que su suegra le pide un anillo familiar que el fallecido le había regalado. Pobre Jennifer Garner, se diría que no hay para ella vida después de su exitosa serie televisiva Alias. El film que nos ocupa es un completo disparate, lleno de personajes frívolos e inmaduros, que no tienen las más remota idea de que hacer con sus vidas. Quiere ser emotivo en más de un momento, y no lo consigue. Otras veces pretende hacer reír, y "de eso nada, monada". Además, el "viaje" que propone no lleva a ninguna parte, no hay marcado un rumbo fuerte capaz de vertebrar la historia. Y se acumulan las situaciones improbables –otra que da pena es Juliette Lewis de masajista cargada de "energías positivas"- y las revelaciones y descubrimientos -la confesión de Gray una noche, tras probar la comida "natural" de la masajista–, que rebasan sobradamente el listón del ridículo.

2/10
Alias (5ª temporada)

2005 | Alias | Serie TV

Sydney recibe la inesperada noticia de que se ha quedado embarazada. Esto ocurre al tiempo que empieza a sospechar que hay algo raro en el pasado de su amado agente Michael Vaughn, el padre de la criatura. Y descubre que podría tratarse de un agente doble. Mientras, Jack, padre de Sydney, teme que ésta sea traicionada por Irina Derevko, su madre. Última temporada de la serie que ha consagrado a Jennifer Garner, y la hizo ganadora de un Globo de Oro en 2002. Una importante novedad es la aparición de una nueva organización criminal.

5/10
Alias (4ª temporada)

2005 | Alias | Serie TV

Sydney Bristow es expulsada de la CIA sin contemplaciones...O eso parece. En realidad, así se encubre la creación de un nuevo grupo e operaciones 'sucias' que nadie debe conocer, que podrán realizarse gracias a la información de Sloane. A primera vista tiene un siniestro parecido con el SD-6 de antaño, aunque se denomina APO (Authorized Personal Only). Cuarta temporada de la serie de J.J. Abrams, de quien se espera mucho en M.I:3. Entre los personajes nuevos está Nadia, hija de Sloane e Irina.

5/10
Elektra

2005 | Elektra

Daredevil, la película, nos dio a catar, aunque fuera más bien fugazmente, al personaje malhadado de Elektra. Ahora, encarnada por la misma actriz, y con protagonistmo absoluto, vuelve la heroína, que acaba de regresar de la muerte. Pero regresar de la muerte no significa ser ajena a ella, y de hecho Elektra se ha convertido en una fría asesina profesional, que ejecuta los crímenes que le encargan sin pestañear un segundo. Pero el último trabajito que le han encomendado, matar a un padre y a su hijita, no es tan sencillo. Sobre todo porque el corazoncito de Elektra está volviendo a funcionar, la chica es humana después de todo. Rob Bowman es conocido sobre todo por la serie televisiva Expediente X. Su trayectoria en la pantalla grande, que incluye la versión fílmica de las aventuras de los agentes Scully y Mulder, no ha sido en cambio como para tirar cohetes. Aquí se aplica a la tarea de hacer atractivas las aventuras del personaje de cómic de Marvel, apoyándose en la indudable belleza de Jennifer Garner, actriz conocida por la serie Alias, y en las dotes de la chica para las escenas de acción. Como secundario de lujo, se deja ver Terence Stamp.

4/10
El sueño de mi vida

2004 | 13 Going On 30

En esta vida hay muchas personas aquejadas de síndrome de Peter Pan, que se niegan a crecer y asumir sus responsabilidades. A Jenna Rink, una chavala de 13 años, le pasa todo lo contrario. Sus amigas se burlan de ella, es tímida, etc. Y cree que la cosa sería muy distinta si fuera una mujer hecha y derecha. Un poco de magia, producto de un deseo expresado el día de su cumpleaños, va a hacer realidad su sueño. Un buen día se despierta en un moderno apartamento, con un bien desarrollado cuerpo serrano, y con un tipo que se supone es su novio, o algo así, pululando por allí. Jenna va a descubrir que trabaja en una revista, y que se supone que es capaz de poner zancadillas a todo el mundo para triunfar en la vida. Así descubrirá que su inocencia infantil tiene más de un atractivo, mientras que los adultos fácilmente caen, víctimas de su cinismo y sus ambiciones. Big, en género femenino, Jennifer Garner sustituyendo a Tom Hanks. Algo de eso hay, aunque la idea de poner a un niño o un adolescente en el cuerpo de un adulto no es nueva, como probó la reciente Ponte en mi lugar. La pareja de guionistas Josh Goldsmith y Cathy Yuspa hacen variaciones sobre el conocido tema, y permiten así a la televisiva Garner (conocida sobre todo por su Sydney Bristow de la serie Alias) tener su primer papel protagonista en la gran pantalla, a la espera del inminente estreno de Elektra, donde retoma el papel de la superheroína que ya encarnó en Daredevil. Y demuestra que además de la acción, la comedia encaja bien con su aspecto risueño. Para los mitómanos de El Señor de los Anillos, decir que en este film pueden ver la auténtica cara de Gollum-Smeagol: Andy Serkis es el jefe de la protagonista.

5/10
Daredevil

2003 | Daredevil

A diferencia de héroes que pueden trepar por las paredes, como Spiderman, Matt Murdoch es un hombre normal, y además es ciego. Su único poder excepcional consiste en que los residuos radiactivos que le dejaron ciego en un accidente, le proporcionaron un nuevo sentido, que como un sónar le permite percibir formas y movimientos a través de las vibraciones de los sonidos. El asesinato de su padre, un púgil que se niega a amañar un combate para la mafia, marcará a Murdoch, que a partir de entonces decide dedicar su vida a la justicia en dos frentes. Por un lado, estudia derecho y abre un bufete en la Cocina del Infierno, conflictivo barrio de Nueva York donde ha vivido siempre. Además, harto de comprobar que algunos delincuentes escapan a los tribunales, decide tomarse la justicia por su mano adoptando la personalidad de Daredevil, un héroe callejero  enmascarado. Los aficionados al popular cómic de Marvel pueden estar tranquilos con esta adaptación, porque la han rodado auténticos entusiastas del superhéroe. Además de algún productor que se autodefine como “enciclopedia del personaje”, el más incondicional es el propio director. El debutante Mark Steven Johnson confiesa que a los diez años esperaba horas junto al kiosco a que llegara el último número. Otro tanto sucede con el protagonista, Ben Affleck, seguidor del personaje de toda la vida, que incluso había escrito una introducción para los cómics escritos por su amigo el director Kevin Smith. No faltan vistosos efectos especiales, una banda sonora que recopila a grupos de moda, un guión típico del género superheroico, escrito por el propio director, y diseños muy originales del mundo del personaje. Pero está claro que el aspecto más cuidado es la acción. Precisamente, los dos grandes momentos de la cinta lo son por su espectacularidad, más que por su tensión dramática. Se trata de un combate en un bar y otro en una catedral. Por supuesto, hay un mítico coreógrafo de artes marciales de Hong Kong, en este caso Cheun Yan Yuen, que también ha hecho lo propio en Los ángeles de Charlie y Matrix Reloaded. Con su asesoramiento, Ben Affleck y algunos de los secundarios hicieron ellos mismos la mayoría de secuencias peligrosas, sin apenas recurrir a dobles.

5/10
Alias (3ª temporada)

2003 | Alias (3ª Season) | Serie TV

Siguen las andanzas de la agente de la CIA Sydney Bristow, que arranca con la heroína despertando en Hong Kong tras haber sido abducida. Ha transcurrido un lapso de dos años en que han pasado muchas cosas como la boda de su colega y novio Michael. Así arranca la tercera temporada de esta serie de éxito con Jennifer Garner como protagonista.

5/10
Alias (2ª temporada)

2002 | Alias (2ª Season) | Serie TV

La agente doble Sydney Bristow busca a Vaughn, su supervisor, y la única persona en la que ha confiado durante mucho tiempo. En su desaparición parece estar implicada Irina, la madre de Sidney, y su peor enemiga, que incluso ha llegado a disparar a sangre fría a su hija en un hombro. El aliado de Irina, Khasinau, busca en Barcelona lo que llaman "la Biblia", un completo manual de operaciones. Irina terminará entregándose a la CIA, aunque pone como única condición que sólo le explicará todo lo que sabe a su hija. Así comienza esta nueva tanda de 22 episodios de la serie que ha consagrado a la atractiva Jennifer Garner, coprotagonista de Daredevil. Lena Olin, actriz de cintas como Mr. Jones o Hollywood: departamento de homicidios, interpreta a la madre de la protagonista. Aunque mantiene la mezcla de intriga y acción de la primera temporada, hay cambios sustanciales en la trama.

4/10
Atrápame si puedes

2002 | Catch Me If You Can

Steven Spielberg cineasta lo ha probado prácticamente todo. Dotado de indudable talento y dueño por méritos propios de una posición privilegiada en el paisaje hollywoodiense, puede hacer lo que se le antoje. Así se explica su decisión de dirigir esta comedia ligera de ladrón sofisticado y con encanto, que no se parece a nada de lo que había hecho antes, y que en principio estaba destinada a ser realizada por el artesano Gore Verbinski. El film parte de hechos reales, recogidos en las memorias de Frank Abagnale Jr. Este singular personaje, reconvertido con los años en agente de la oficina americana de lucha contra el fraude, llegó a figurar entre los más buscados por el FBI por sus estafas monetarias cuando era un adolescente. El hecho de que sus delitos no supusieran daño físico para las personas, unido al ingenio con que los perpetró, facilita la labor del guionista Stephen Nathanson, que alimenta una corriente de simpatía hacia Frank, aunque sin buscar disminuir la gravedad de sus acciones. Más bien presenta los elementos que pudieron empujarle por el mal camino. Entre ellos ocupa lugar principal la decepción del divorcio de sus padres, a los que tenía idealizados. El intento frustrado de una fuga imposible de Frank, ya detenido, anticipa las dificultades de su captura nada más empezar la película. Sigue entonces, en flash-back, la narración de los años locos de Frank, desde su adolescencia truncada. Y abundan las escenas de comedia, en que despliega su talento para el fingimiento; pero vemos también el atractivo que el dinero y el sexo ejercen en él, una frívola vida de playboy que, piensa, es necesaria para cumplir el proyecto de reunir a sus padres. Y cuando advierte que ellos no son lo que él quisiera, busca sin saberlo figuras paternas sustitutivas: sobre todo, su tenaz perseguidor, con quien vive un juego del ratón y el gato, y que a veces es la única persona con quien puede sincerarse. Leonardo DiCaprio resulta perfecto como el eterno adolescente, mientras Tom Hanks carga con aplomo sobre sus hombros un papel incómodo, de tipo reservado y refugiado en su trabajo.

6/10
Pearl Harbor

2001 | Pearl Harbor

El 7 de diciembre de 1941 el mundo entero se estremeció cuando la aviación japonesa descargó toda su furia contra la base estadounidense de Pearl Harbor, en Hawai. Cerca de 3.000 personas perdieron la vida y el ataque significó la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. Ahora 60 años después estos hechos se recogen en la filmación más cara llevada a cabo por una sola productora. Para lograr los mejores resultados se contrató al director Michael Bay, un auténtico especialista en películas de acción de gran presupuesto, artífice de éxitos como Armageddon o La Roca. El guión corre a cargo del reputado Randall Wallace y narra la historia de Rafe (Ben Affleck) y Danny (Josh Hartnett), dos amigos de la infancia que aprendieron a volar en aviones fumigadores y que pasado el tiempo entran a formar parte del cuerpo de pilotos del Ejército del Aire de los Estados Unidos. Ambos van a parar a la base de Pearl Harbor, y allí Rafe se enamora de Evelyn (Kate Beckinsale), una bella enfermera que sirve a la Marina. Pero Rafe es un atrevido idealista y no duda en alistarse en el Escuadrón del Águila, un grupo internacional que junto a los pilotos británicos plantaron cara en el aire a los alemanes durante la Batalla de Inglaterra. Se trata de una misión extremadamente arriesgada. Él lo sabe: la diferencia entre un combate real y la vida de un soldado en Hawai es abismal. Y por eso mismo no ha contado con Danny, cuya vida quedará asegurada en los tranquilos parajes de Hawai, y el cual, en compañía de Evelyn, esperará el feliz regreso de su mejor amigo. Pero, por entonces, los japoneses ya planean un ataque que cambiará la historia de Estados Unidos y del mundo entero. La película es una demostración del poderío cinematográfico de Hollywood. Las escenas bélicas son de una verosimilitud soberbia. Hay planos a un tiempo espectaculares y terribles, como el del portaviones hundiéndose con una agónica carga humana en su interior. Entre Ben Affleck y Josh Hartnett (¡vaya descubrimiento de actor!) hay la química suficiente como para encender la pantalla durante la primera hora. Y es que, en el fondo, por encima de las escenas de acción, de factura insuperable, Pearl Harbor es una película sobre la amistad y la lealtad, el valor y el patriotismo. Vamos, que al final uno tiene tentaciones de exclamar a pleno pulmón: “God Bless America”.

5/10
Alias

2001 | Alias | Serie TV

Sydney Bristow es una joven universitaria, guapa e inteligente… que oculta bajo la tapadera de un banco una ocupación nada corriente: es espía del SD-6. En teoría, se trata de una agencia que depende de la CIA; pero después de que su novio es asesinado (Sydney ha roto la regla de no comunicar a nadie su trabajo secreto), descubre que la gente para la que trabaja son, en realidad, el enemigo. De modo que, como agente doble, aceptando en apariencia bien la muerte de su amado como gajes del oficio, comienza a trabajar, esta vez, sí, para la CIA. La serie creada por J.J. Abrams renueva el viejo género de espionaje con ideas originales, que obligan a la protagonista a adoptar diversas identidades, que la hacen dudar de ella misma. En parte porque su propio padre es, también, un espía, que no se sabe bien con qué cartas juega. Jennifer Garner logró la popularidad gracias a su papel, que le permitió acceder a ser coprotagonista en Daredevil.

6/10
Colega, ¿dónde está mi coche?

2000 | Dude, Wheres My Car?

Una noche de juerga y desenfreno. Dos colegas se lo pasaron en grande, parece ser, pero... no saben donde dejaron su buga. Y para colmo, en su interior están los regalos de cumpleaños de sus respectivas novias... que andan bastante enfadadillas. Total, que si no encuentran el bólido lo llevan claro. La búsqueda les va a deparar una aventura alucinante. Nueva comedia teen, de “protas” no demasiado espabilados. Situaciones disparatadas y humor de trazos gruesos buscan la risa cómplice del espectador en línea con títulos como Viaje de pirados o el cine de los hermanos Farrelly.

2/10
Terremoto en Nueva York 2

1999 | Aftershock: Earthquake in New York

Extenso telefilme de casi tres horas de duración, que narra los momentos desesperados que sufre la ciudad de Nueva York ante un terremoto devastador. Miles de personas mueren y la destrucción es enorme. El alcalde y el jefe de los bomberos deberán tomar medidas de emergencia para que la tragedia no acabe con toda la ciudad. La película se 'vendió' como si fuera una secuela de Terremoto en Nueva York, un rutinario telefilme producido el año anterior y de mucha menos calidad. En este caso, la historia es por completo diferente, y el guión adapta la novela de Chuck Scarborough. Además, el reparto es excelente, con nombres de prestigio como Tom Skerritt (El río de la vida), Jennifer Garner (Daredevil), Rachel Ticotin (Desafío total) o el menos conocido Charles S. Dutton (Honeydripper).

4/10
Desmontando a Harry

1997 | Deconstructing Harry

Harry es un escritor con éxito de agitada vida sentimental. Su vida inspira sus libros, lo que irrita a los implicados. Y se interroga, con escepticismo, sobre Dios y el judaísmo, las relaciones hombre-mujer y la sexualidad, los hijos... Sustitúyase Harry por Woody Allen, escritor por director, libros por películas. Imposible dejar de ver a Allen en su obra, que ahora describe a un escritor que se siente más cómodo con los personajes que crea que con los del mundo real. El reparto es envidiable, la historia tiene aspectos originales. El juego entre realidad e imaginación, con distinto tratamiento fotográfico, funciona bien. Con chispazos de genio, el director repite sus temas de siempre, adobados de amargura y erotismo. Y el humor crece en negrura, como en la cruel historia de los padres de Harry. No faltan ideas ocurrentes, como la del actor desenfocado, al que nadie ve con nitidez, o la visita al infierno.

7/10
Mr. Magoo

1997 | Mr. Magoo

Salto a la pantalla grande, y con actores de carne y hueso, del famoso Mr. Magoo de los dibujos animados. Se trata de un personaje que no ve más allá de sus narices, semejante al Rompetechos del genial dibujante español Francisco Ibáñez. El creador Stephen Bosustow y el dibujante Peter Burness fundaron en 1941 la UPA (United Productions of America) para hacer sus propios dibujos animados. Curiosamente, ambos procedían de los estudios Disney, que han sido finalmente los que rodaron esta versión cinematográfica de las aventuras de Mr. Magoo. Quincy Magoo es un anciano multimillonario que no ve ni torta. Un día llega a su poder una valiosa joya robada. Un trío de codiciosos ladrones tratan de hacerse con ella. La película tiene un montón de gags que juegan con la corta vista del protagonista. ¡Atentos al momento en que Magoo se mete en un sarcófago egipcio creyendo que es una cabina! La acción a troche y moche está garantizada gracias a Stanley Tong, director procedente de Hong Kong.

3/10
Washington Square

1997 | Washington Square

Catherine Sloper perdió a su madre al nacer. Su padre, un severo médico, quedó roto por esta muerte. Y motivo añadido de mortificación es para él ver cómo su Cathy, al crecer, se convierte en una joven poco agraciada, tímida y asustadiza, con un deseo casi enfermizo por complacerle. Al aparecer en escena Morris Townsend, mozo apuesto sin profesión ni patrimonio, con la intención de cortejar a Cathy, el doctor se pone en guardia. Incapaz de creer que nadie pueda amar a su hija —él tampoco lo hace—, pone todos los medios para evitar el posible enlace. Como medio de presión amenaza con desheredar a su hija de la fortuna que le aguarda a su muerte. De ese modo, está convencido, ahuyentará al que cree un aprovechado. Adaptación de una novela de Henry James, casi coincidente en el tiempo con las de Retrato de una dama y Las alas de la paloma. La ambientación es magnífica, y la secuencia de arranque, brillante; pero Agnieszka Holland se enfrenta a las comparaciones con la versión de William Wyler, La heredera (1949), verdadera obra maestra. De modo que a su película, correcta en líneas generales, los defectos se le notan más, y las virtudes las descubre uno ya presentes, casi siempre, en el film de Wyler. Aparte de echar en falta algunas de ellas. Algo parecido a lo ocurrido con Sabrina (Billy Wilder, 1954), que conoció un innecesario remake de Sydney Pollack en 1995. El film de Holland insiste, pues, en la crueldad de un padre que desprecia a su hija, y en la poquedad de ella, incapaz de juzgarle mal. Sólo se abren sus ojos por la actitud de él con su primer y único amor. Luego está la ambigüedad de Morris, donde se juega al desconcierto sobre si ama a Cathy o sólo persigue su dote; la nueva versión introduce una variante —deja caer que el doctor Austin también se habría casado, pobre, con su rica mujer—, que explicaría en parte su intransigencia con él: pero suena a falso. En cuanto a la tía Lavinia, la incondicional valedora en emparejar a Cathy y Morris, sigue siendo el personaje de buena voluntad, aunque torpe; pero Holland añade a su condición de casamentera un amor platónico, no manifestado pues lo sabe imposible, por el pretendiente. Las mayores novedades del enfoque de Holland provienen de su toque feminista, que ayuda a suavizar el sabor amargo de la historia. La directora saca lustre a los personajes de mujeres, algunos ciertamente pequeños, pero en los que se observa una gran lucidez. Y en el desenlace se revela que la protagonista —una Jennifer Jason Leigh algo exagerada al principio, aunque poco a poco se entone— ha madurado, hasta el punto de saber tomar una decisión con libertad plena.

5/10

Últimos tráilers y vídeos