IMG-LOGO

Biografía

Emmanuelle Devos

Emmanuelle Devos

56 años

Emmanuelle Devos

Nació el 10 de Mayo de 1964 en Puteaux, Hauts-de-Seine, Francia
Filmografía
Perfumes

2020 | Les parfums

La relación entre una experta creadora de perfumes y su chófer. Un choque entre dos personas que pertenecen a dos mundos totalmente diferentes.

Dove non ho mai abitato

2017 | Dove non ho mai abitato

La número uno

2017 | Numéro une

Emmanuelle Blachey forma parte del consejo de administración de una importante empresa del sector energético. No ha sido fácil llegar hasta ahí en un mundo dominado por hombres, pero su buen hacer profesional, y la magnífica relación que ha forjado con los clientes chinos, han obrado el milagro. Casada y con dos hijos, casi todo su tiempo lo absorbe el trabajo. Y mayor presión si cabe le va a tocar soportar cuando un lobby feminista le propone concederle su apoyo para la presidencia de una empresa de aguas del C40, el índice que marca la cotización bursátil en Francia. Pues se anuncia una lucha sin cuartel frente al candidato favorito, donde el juego sucio estará a la orden del día. La guionista y directora Tonie Marshall vuelve a contar una historia de mujeres tras su celebrada Venus, salón de belleza, de 1999. Aunque algo premiosa y con alguna caída de ritmo, tiene la virtud de mostrar las dificultades que puede atravesar una mujer para alcanzar el poder empresarial, y hacerlo sin caer en el cliché y los estereotipos. De modo que los obstáculos que surgen en el camino de Emmanuelle hacia su objetivo son semejantes a los que se encontraría un hombre, si tuviera un rival que apetece el mismo puesto. Pero ser vista como una mujer, en vez de simplemente como una persona adecuada o no para un trabajo, introduce un elemento distorsionador –la condescendencia masculina, el apoyo de un grupo pro derechos de la mujer incluida la paridad–, que pone las cosas más cuesta arriba. De todos modos que Marshall coescribe con otras dos mujeres, Raphaëlle Bacqué y Marion Doussot sabe ampliar el lienzo, y mostrar sobre todo la deshumanización del mundo empresarial, con el habitual reduccionismo a luchas de poder y obtención de contratos millonarios, dondee hablar chino o seguir sus espantosos gustos enológicos es pura estrategia comercial, no hay empatía, camaradería, amistad. El cinismo y la crueldad están a la orden del día, todo vale, y sólo ciertas líneas rojas hacen que los personajes se pregunten adónde van. El contraste entre el entorno de las oficinas, los foros empresariales y las comidas de trabajo, y las visitas al padre enfermo en el hospital, o el fin de semana familiar junto al mar, indican a las claras el precio que está pagando por escalar a la cúspide de la profesión. De la despersonalización habla también el juego de la directora con la cámara, en que con frecuencia un personaje está enfocado y no el resto, a veces incluso cambia el foco, pero siempre permanecerá alguien borroso, igual que en los reflejos de los cristales de la oficina, o veremos planos generales de los rascacielos, que se asemejan a colmenas. Se nota que Marshall es actriz, pues mima a sus personajes, bien perfilados, y el conjunto del reparto está muy bien. Destaca Emmanuelle Devos, protagonista indiscutible, pero también, entre los hombres, Sami Frey, su padre en la ficción, John Lynch, su esposo, y Richard Berry, el empresario implacable; y entre ellas, parte del lobby feminista, la casi octogenaria Francine Bergé, Suzanne Clément y Anne Azoulay.

6/10
Moka

2016 | Moka

Frank & Lola

2016 | Frank & Lola

Frank, aspirante a chef que trabaja como cocinero en un restaurante, se enamora de Lola, una chica joven y guapa. Su relación es intensa y ambos van a vivir juntos, pero al poco tiempo Lola se acuesta con otro hombre y la relación se desmorona. Lo peor es que parece que no se trata de un simple desliz sino que todo proviene de un turbio pasado que Frank está dispuesto a descubrir. Sórdido film escrito y dirigido por el desconocido Matthew Ross, que narra una historia turbulenta y viciosa de amores y relaciones sexuales, que poco tiene que ver con la felicidad. La culpa de que el resultado no sea un completo desastre es que cuenta con un reparto estelar, con actores que son capaces de sacar adelante escenas de gran intensidad, como la del encuentro en París entre Michael Shannon y Michael Nyqvist. De todas maneras, todo es enrevesado y enfermizo y no acaba de interesar demasiado.

4/10
Felices sueños

2016 | Fai bei sogni

Turín, 1969. Massimo vive una infancia idílica unido sobre todo a su madre. Pero una noche se despierta con un grito… Algo ha sucedido, aunque no le explican bien de qué se trata. Nadie le desvela qué ha sido de su progenitora, hasta que su severo progenitor le lleva a ver a un sacerdote que al fin le aclara que “ha decidido irse al cielo”. La explicación no le convence. 30 años después, se ha convertido en un prestigioso corresponsal de guerra que cada día observa todo tipo de horrores en conflictos como el de Sarajevo, pero aún está marcado por la incomprensible pérdida familiar… Enfrentarse a la venta de la residencia familiar revivirá el pasado. Pese que a sus 77 años supera la edad de ilustres compatriotas que han optado por el retiro, como Bernardo Bertolucci, el realizador italiano Marco Bellocchio muestra su buen hacer con la adaptación de “Me deseó dulces sueños”, novela autobiográfica de Massimo Gramellini, de enorme éxito en su país. Ha escogido a un reparto de primera, encabezado por Valerio Mastandrea, conocido sobre todo por dar vida a un hijo muy distinto, que renegaba de su madre, en La prima cosa bella, y que tiene al lado a intérpretes tan solventes como la francesa Bérénice Bejo, ideal como doctora que ayuda al protagonista con sus crisis de ansiedad. Recupera como no podía ser de otra manera a su actor fetiche, Roberto Herlitzka, sublime como sacerdote que ofrece una notable lección filosófica al personaje central, en uno de los momentos más logrados. El veterano realizador ofrece una lección de cine en su puesta en escena, en principio clásica, pero fresca, marcada por un tono lírico y melancólico, una sugerente fotografía de Daniele Ciprì que subraya los elementos nostálgicos, y un montaje que para mostrar las partes del pasado que explican el presente se apoya en flashbacks muy bien enlazados mediante paralelismos temáticos y visuales. Duro drama en torno a la dificultad de superar el dolor, por otro lado también muestra que las tragedias pueden tener un lado positivo (magnífico el segmento en el que el protagonista triunfa en el periodismo con una carta sobre el amor maternofilial). Describe también la rebeldía de quien no pudiendo aceptar lo ocurrido llega a inventarse una figura demoníaca imaginaria a la que jura lealtad. Consciente de que a su avanzada edad no se puede determinar si rodará más, el cineasta parece que quiere cerrar una filmografía que comenzó con un film que en varios elementos parece el extremo opuesto. Felices sueños tiene puntos en común con su ópera prima, la durísima e impactante Las manos en los bolsillos, de 1965, también sobre una familia burguesa desestructurada. Pero allí la despreocupación de la madre devenía en asesinato.

7/10
La ley

2014 | La loi, le combat d'une femme pour toutes les femmes

Otoño 1974, el Presidente francés Valéry Giscard d’Estaing le encarga a su Ministra de Sanidad, Simone Veil, una sobrecogedora tarea: sacar adelante la ley del aborto. Durante tres días, deberá defender su texto delante de los parlamentarios con una tenacidad ejemplar. Diane, una joven periodista, hace de este hecho el sujeto de su primera investigación, y en el transcurso de la misma descubrirá un cambio considerable en el estatus social de la mujer.

Violette

2013 | Violette

Violette Leduc es una mujer emocionalmente débil, hija bastarda, vivió episodios oscuros en el pasado y persigue una estabilidad amorosa en la Francia de entreguerras. Verterá sus emociones más vivas en una novela que resume su estado existencial, titulada “La asfixia”. Fascinada por los escritos de una mujer llamada Simone de Beauvoir, conseguirá llegar hasta ella para pedirle su opinión. A los pocos días, Beauvoir le empujará a seguir escribiendo y recomendará su obra para ser publicada. Será el comienzo de una larga relación laboral con muchos altibajos e inseguridades, a lo largo de la cual cada una irá encontrando su sitio en la literatura y el pensamiento. Acercamiento a la vida de Violette Leduc (1907-1972), escritora francesa con cierta influencia en su época pero que el tiempo ha ido poco a poco relegando al olvido. Leduc fue famosa por provocar escándalo con sus novelas eróticamente explícitas, que hablaban de bisexualidad, lesbianismo e incesto. La película incide sobre todo en la amargura de su vida –pues siempre se sintió abandonada en cuestiones amorosas, frustraciones que trasladaba a sus novelas y memorias- y especialmente en el amor que sentía por la que entonces era la gran revolucionaria feminista de Francia, Simone de Beauvoir. Aunque la autora del “El segundo sexo” no correspondió a ese enamoramiento sí pudo apreciar sin embargo el talento de Violette con la pluma y alentó decididamente su carrera literaria, presentando sus obras a Albert Camus o Jean Genet y haciendo posible su publicación en la entonces puntera editorial Gallimard. El film de Martin Provost (Séraphine) resulta un poquito discursivo y avanza a menudo tediosamente. Indudablemente, su interés estriba en que retrata la época en que se produjo la explosión del feminismo radical, considerado éste como la liberación sexual y laboral de la mujer, algo que derivaba en una reivindicación del erotismo femenino sin barreras de género. Algo, a la vista está, heredado en años posteriores. Todo este tema queda muy claro en el film, aunque el director es comedido y prefiere contar a mostrar, lo cual se agradece. Pero la película no es para nada redonda. La puesta en escena es demasiado tristona, decadente, remarcando la posguerra como un momento de penuria muy poco atractivo. No ayuda además el diseño de producción, que huye de los grandes espacios y nunca muestra calles reconocibles del París de la época o al menos la vitalidad de esa ciudad, su efervescencia, sus gentes. Le falta realismo, porque Provost tan sólo filma a los personajes de su historia, de modo que acaba concediendo a su película un cierto aire teatral, apolillado, que la empequeñece. Las actrices Emmanuelle Devos (Violette Leduc) y Sandrine Kiberlain (Simone de Beauvoir) hacen un esforzado trabajo, pero igualmente sus caracteres y ademanes resultan tan excesivamente serios y faltos de empatía que pierden humanidad.

4/10
El tiempo de los amantes

2013 | Le temps de l'aventure

En el viaje en tren de Calais a París, Alix, actriz de teatro de 43 años, coincide en el vagón con un hombre maduro por el que se siente inmediatamente atraída. El sentimiento es mutuo, porque las miradas se cruzan entre ellos varias veces. Llegados a su destino, Alix, tras acudir a una prueba de casting para un papel, cederá al impulso de volver a verse con el desconocido. Le encontrará en un funeral en la Iglesia de Santa Clotilde, al cual sabe que él ha asistido. Jérôme Bonnell escribe y dirige una película leve pero interesante, atípica en su planteamiento, aunque responda al clásico “flechazo” de toda la vida. En otras manos podría haber resultado episódica y anodina, pero no ocurre eso aquí, a pesar de que retrata una historia que acontece en unas pocas horas y se asienta en una situación inesperada, casual, para los propios personajes. Logra Bonnell transmitir autenticidad en cuanto a las vicisitudes por las que atraviesa la protagonista, pues a nadie escapa que Alix pasa por un momento delicado y que ese día puede determinar toda su vida. Poco a poco la conocemos, la entendemos, y Emmanuelle Devos (El hijo del otro) sabe aportar intensidad y cotidianidad a un tiempo y demuestra ser una magnífica actriz. Bonnell maneja bien la situación entre los desconocidos, miradas, levísimos gestos de complicidad, y sabe mostrar la química existente más allá de los encuentros sexuales. También acierta al huir de diálogos que resultarían impostados, aportando muchos silencios, con una banda sonora suave pero densa y muy presente, humus perfecto para narrar su historia. Por su parte, el actor de la mirada triste, de los oscuros ojos hundidos, Gabriel Byrne (Muerte entre las flores), se convierte en un perfecto partenaire de Devos, aunque su papel sea menos esencial.

6/10
El hijo del otro

2012 | Le fils de l'autre

Cuando Joseph se hace la revisión médica previa a su incorporación al servicio militar israelí, un análisis de sangre saca a la luz una inesperada noticia: no es hijo de sus padres, sino que fue intercambiado accidentalmente al nacer por Yacine, un bebé palestino, en medio del caos por un intenso bombardeo en la zona donde estaba el hospital. En ambos chicos y sus familias surge la confusión y la crisis de identidad, pues el error obliga al trato entre quienes hasta entonces han mantenido en el mejor de los casos las distancias, cuando no el odio y los prejuicios. Casi al mismo tiempo que Hirokazu Koreeda rodaba De tal padre, tal hijo, Lorraine Lévy hizo esta película con el mismo punto de partida. Las diferencias más evidentes se encuentran en la edad de Joseph y Yacine, que al ser mayores son más conscientes de lo ocurrido, y en el contexto sociopolítico, que permite una exploración sugerente de la sinrazón del conflicto de Oriente Medio. Con un didactismo inteligente y nada cargante queda claro que ser hijo de alguien va más allá de los lazos de la sangre, aunque éstos sean importantes. Y que el contexto amoroso donde mejor se sobrellevan las situaciones duras de la vida lo ofrece la familia, allí hay un lugar donde restañar desgarrones y heridas. Se suele decir que para entender al otro, lo mejor es ponerse en su lugar, “calzarse sus zapatos” dicen los angloparlantes. Esta película es un canto a la esperanza que aplica literalmente este principio: de golpe, de la noche a la mañana, tu hijo, tu hermano, uno mismo, ya no es judío o palestino, sino lo contrario. Y el rechazo y la inquina alimentados durante años resultan sorprendentemente zarandeados, afectados de modo irremediable. El hijo del otro es una invitación a superar los miedos por elevación, atreviéndose a conocer al otro, lo que lleva al descubrimiento de que es mucho más lo que une -la humanidad, valores universales como el deseo de un futuro mejor y el amor a los otros- que lo que separa -casi siempre situaciones heredadas, que no deberían considerarse inamovibles-. La directora y coguionista Lorraine Lévy entrega sin duda su mejor película, en la que se nota su sensibilidad femenina en el magnífico desarrollo psicológico de los personajes, los dos chicos protagonistas -bien Jules Sitruk y Mehdi Dehbi-, las madres -sensacionales Emmanuelle Devos y Areen Omari-, los padres -Pascal Elbé y Khalifa Natour- y el hermano de Yacine -Mahmud Shalaby-.

7/10
Rue Mandar

2012 | Rue Mandar

La permission de minuit

2011 | La permission de minuit

Cómplices (2009)

2009 | Complices

En la vida real, como en Complices, los jóvenes sacan a los “cuarentones” varios cuerpos de ventaja. Con la convicción de que su amor puede imponerse a todos los obstáculos, Rebecca (Nina Meurisse) y Vincent (Cyril Descours) vuelan en todos los sentidos, codiciosos de placeres, inhalando el perfume de libertad que desprende el dinero ganado con el sudor de su cuerpo. El de Vincent, de Rebecca, el de ambos. Es precisamente ante el cuerpo sin vida de un joven a las orillas del Ródano donde comienza la investigación de los inspectores Karine Mangin (Emmanuelle Devos) y Hervé Cagan (Gilbert Melki), dos solteros de mediana edad unidos por el uniforme y por un tipo de vagabundeo sentimental, dos profesionales más liberados de los demonios del resto de gente que de sus propios tormentos.

Coco, de la rebeldía a la leyenda de Chanel

2009 | Coco avant Chanel

Gabrielle Chanel, más conocida como ‘Coco’ Chanel, es un auténtico icono de la moda, un personaje carismático que cambió para siempre el vestuario femenino del siglo XX, además de ser la creadora del celebérrimo perfume Nº 5 que sustituía al pijama de Marilyn Monroe. La durísima vida de Mademoiselle Chanel daba bastante juego para un biopic. De hecho, ha habido otros filmes sobre su vida, como Coco Chanel (1981). En muy poco tiempo han salido casi a la vez tres títulos sobre la diseñadora: Coco Chanel & Igor Stravinsky, de Jan Kounen, la televisiva Coco Chanel, de Christian Duguay –con Shirley MacLaine interpretando a la protagonista de anciana– y ésta que dirige Anne Fontaine, responsable de Nathalie X. Como avisa claramente su título original, ‘Coco avant Chanel’ (Coco antes de Chanel), se trata de una aproximación al personaje en los años previos a su consagración en el mundo de la moda. La directora comienza con un prólogo que narra su internamiento en un orfanato, tras la muerte por tuberculosis de su madre, cuando ella tenía 12 años. Su padre se desentendió por completo de ella, aunque nunca perdió la esperanza de que fuera a visitarla. Convertida en una veinteañera, Gabrielle intenta triunfar como cantante en un cabaret de mala muerte, donde interpreta una canción de cuyo estribillo (“Qui a vu Coco dans l´Trocadero”) surge su célebre apodo. Allí conoce al adinerado vividor Étienne Balsan, que se convierte en su amante y protector, e introduce a Coco en la alta sociedad, a pesar de que mantiene con ella una relación agridulce. Mientras sigue estando apoyada por él, Coco hace sus pinitos como modista, y se enamora de uno de sus socios, el jugador de polo británico Arthur ‘Boy’ Capel. La directora Anne Fontaine despliega una refinada puesta en escena y ha coescrito un guión –a partir de un libro biográfico de Edmonde Charles-Roux– que traza un hábil paralelismo entre la lucha de la protagonista por abrirse camino en un mundo de hombres, y su visionaria habilidad para quitar de sus diseños inútiles ornamentos –plumas del sombrero, corsés...– que convertían a la mujer así vestida prácticamente en un mero objeto decorativo, ya que imposibilitaban su movilidad. Además, la directora ha dado con una actriz principal, Audrey Tautou, de extraordinario parecido físico con la protagonista de joven, y facilidad para dar vida a personajes tan poco convencionales como la que inmortalizó en Amélie. Está a su altura el resto del reparto, que cuenta con actores eficaces como el francés Benoît Poelvoorde (Balsan) y el italoamericano Alessandro Nivola (Capel). Por desgracia, la narración se limita a profundizar en el triángulo amoroso, de interés bastante limitado. La estrafalaria personalidad de Balsan, que tan pronto se siente atraído por Coco Chanel, como se deja de interesar por ella, permite a su amante que se vaya con ella unos días o se arrepiente de su decisión, resulta un poco chocante, pero no sostiene un metraje cercano a las dos horas. El ritmo es bastante premioso y decepcionará a quienes busquen un retrato histórico del mundo de la moda, ya que éste apenas aparece reflejado en un emotivo desfile final, donde unas modelos lucen varios de los vestidos emblemáticos de Chanel.

4/10
Crónica de una mentira

2009 | À l'origine

La historia de Paul, un auténtico estafador que se presentaba como constructor de una carretera que debía atravesar varios pueblos de la Francia rural. Su 'modus vivendi' sufre un shock cuando conoce a una alcaldesa, hacia la que empieza a verse atraído.Ingenioso film, quizá demasiado largo, que compitió en Cannes y logró 11 nominaciones a los César.

6/10
The French Kissers

2009 | Les beaux gosses

Hervé es un chico de catorce años que vive en plena efervescencia adolescente. Su vida, como la de todos sus compañeros de instituto, está dominada por la hormonas, de modo que sólo piensan en la chicas y en cómo relacionarse con ellas. Hervé sabe que no es muy agraciado y le cuesta captar la atención de las chicas, pero sus deseos libidinosos y su ansia de amor quedará satisfecha cuando la simpática Aurore se encapriche de él. En su debut como guionista y director, Riad Sattouf logró el Premio César a la Mejor Opera Prima gracias a este fresco y desenfadado retrato sociológico del mundo desnortado de la adolescencia, cuando las hormonas y la falta de sensatez guían los deseos y las primeras experiencias de su mundo sexual y amoroso. La historia que nos cuenta el film tiene muy poco calado de fondo, más allá de la reflexión que pueda producir su lastimosa visión de la juventud, dominada hasta el extremo por la frivolidad y carente de modelos éticos adultos; y en la forma tampoco se ofrece una elección demasiado “elegante” (por llamarla de alguna forma), pues el leguaje continuamente soez y las situaciones escabrosas llegan a generar cansancio en el espectador, aunque tengan siempre un tono de patético humorismo. Por lo demás, lo más destacado es la realista puesta en escena y el tono natural que transmite el trabajo del reparto, un grupo de chicos y chicas que realizan una convincente composición, en especial el protagonista, Vincent Lacoste.

3/10
Las malas hierbas

2009 | Les herbes folles

A Marguérite Muir le roban el bolso. George Palet encuentra su cartera en el parking de un centro comercial. Y se desata un deseo irracional en este cincuentón casado y sabelotodo por conocer a esa mujer de su misma edad, que tiene un carnet de piloto privado. Así que a pesar de entregar su hallazgo en la comisaría, comienzan las llamadas telefónicas de uno y otra, una serie de encuentros y desencuentros, el anhelo de la aventura.En vísperas de cumplir noventa años, el francés Alain Resnais demuestra ser un maestro del cine. Sólo alguien de su categoría es capaz de tomar esta trama ligera y caprichosa, como una mágica composición musical, y entregar un maravilloso film, divertimento que al tiempo sienta cátedra sobre el estado anímico de tantos, cansados de su aburrida vida, no en balde llega a decir en un momento el protagonista “Estoy cansado de esta mierda de vida”.El director adapta con excelente pulso una novela de Christian Gailly y la dota de una maravillosa musicalidad, maneja perfectamente una fotografía muy luminosa y quemada. E igual se atreve a usar profusamente la voz en off de un narrador y distintos personajes, que a jugar a la intriga de quién es quién, y a las dudas de hasta qué punto es todo una fantasía, a hacer una declaración de amor por la lectura y el cine, o a usar la aventura de volar como metáfora de un utópico estado de dicha absoluta. Otro símbolo potente son las hierbas, más locas que malas –la precisión corresponde al título original–, que se empeñan en crecer de modo sorprendente en el asfalto.En Las malas hierbas hay toda una serie de decisiones estéticas brillantes –no mostrar el rostro de Marguérite en los primeros minutos de cinta en que compra zapatos y le roban, la visita de los policías con sus preguntas a George reverberando con un eco que parece no tener fin...–, riesgos que se puede permitir quien tiene un perfecto dominio de la narración fílmica. Los actores, y de modo especial André Dussollier y Sabine Azéma, apoyan a la perfección la motivación de unos personajes que, según el director, “despliegan una vitalidad increíble en lo que puede considerarse una carrera hacia el error”.

7/10
Un cuento de Navidad (2008)

2008 | Un conte de Noël

Junon Vuillard, madre de familia francesa de clase media-alta, padece una grave enfermedad, que en el pasado también sufrió un hijo que falleció prematuramente. Junon está necesitada de un transplante de médula ósea, aunque tiene muchas posibilidades de que éste no sirva de nada. La familia decide reunirse en Navidad, en un caserón que les pertenece, donde también acudirá Henri, un hijo conflictivo que siempre se metía en líos. Su hermana Elizabeth, reputada autora teatral, aceptó pagarle sus deudas –por las que había sido llevado a juicio– a cambio de que no volvieran a verle jamás. En la práctica, Henri ha quedado prácticamente desterrado, pero acepta volver con su nueva novia, ante la enfermedad de la madre, y también ha decidido someterse a las pruebas que determinarán si es un donante compatible. Arnaud Desplechin – director francés desconocido fuera de su país – es el responsable de este drama sobre las relaciones familiares. Parte de una estructura curiosa, pues está dividido en capítulos que comienzan con los personajes reencuadrados en círculos negros como en las películas mudas. Aunque se trata de un drama descarnado, Desplechin ha optado por suavizarlo ligeramente, con oportunos golpes de humor y algún detalle surrealista que acaba resultando, eso sí, un tanto pretencioso. Se decanta Desplechin casi siempre por un tono poético en su tratamiento de los desencuentros familiares y la reconciliación. Por ejemplo, compara el regreso del hijo pródigo a su familia con el transplante de médula que necesita la madre, un órgano que tiene muchas posibilidades de ser rechazado por el resto del organismo, pero es la única esperanza de salvación. Estamos ante un film de grandes contrastes. Momentos descarnados dan paso rápidamente al humor; la banda sonora está compuesta por temas de estilos muy distintos; a veces los personajes se tratan con crudeza (la hija que destierra a su propio hermano, la madre que asegura que no le guarda rencor a la nuera, porque le ha quitado precisamente al hijo que no quiere) pero también hay lugar para varios momentos emotivos y entrañables. A pesar de que dura dos horas y media, el ritmo tiene cierta agilidad –gracias al imaginativo montaje–, y los personajes van ganando en matices, por lo que se sigue con interés. Como es una historia coral, propicia el lucimiento de todos los actores, aunque sobresale el veterano Jean-Paul Roussillon –el patriarca–, la ilustre Catherine Deneuve y su hija en la vida real, Chiara Mastroianni.

6/10
Unspoken

2008 | Unspoken

Una película sobre las cosas que no se dicen, y que destruyen por dentro. El film sigue a un matrimonio, Lukas y Grace. Él es inspector de hacienda, ella está en casa. Parecen personas equilibradas, aunque Lukas debe armarse de paciencia con las personas que debe inspeccionar; ella afronta el accidente de un vecino con una actitud eficaz pero cerebral, que no deja de sorprender. A medida que transcurre la narración se advierte que existen grietas en esa relación -hasta visualmente se nos dice, con una bien grande en techo de su casa-, y una razón es la desaparición de la hija cinco años atrás. En vez de compartir su dolor, cada uno revive su pena a diario en pequeños detalles -un teléfono que suena, y donde nadie habla, quiere el padre creer que es una llamada de su hija, que no se atreve a decir nada; cuando una antigua compañera pregunta por ella, la madre evita explicar que ignora el paradero de su hija-, que no cuenta a su cónyuge. Tan frágil convivencia acabará por llegar a una situación límite. La guionista y directora belga Fien Troch cuenta su historia crípticamente, de hecho el títulos parece tener un doble sentido: hablaría de la incomunicación matrimonial, pero también del modo de abordar la historia, donde el espectador debe adivinar quiénes son sus personajes y lo qué les ocurre. Ello hace algo arduo el visionado, aunque logra elevar el dramatismo de determinados pasajes.

4/10
Ceux qui restent

2007 | Ceux qui restent

De latir mi corazón se ha parado

2005 | De Battre Mon Coeur S'est Arrêté

Tom sigue los pasos de su padre, que se dedicaba al negocio inmobiliario, usando métodos sucios para ganar dinero rápido. Pero en realidad aspira a convertirse en pianista, como su madre. Con el fin de preparar una prueba, contrata a una mujer china, virtuosa del piano, con la que sólo puede comunicarse con la música, pues ella no sabe ni jota de francés. Romain Duris, protagonista de Una casa de locos compone un personaje inmoral, desencantado, sin perspectivas vitales, que encuentra una oportunidad de redención, a través de la música. El film recoge asuntos de actualidad, como la especulación inmobiliaria y la inmigración en Europa.

3/10
La moustache

2005 | La moustache

Reyes y reina

2004 | Rois et reine

Reyes y reina es una sucesión de historias paralelas que se desarrollan en torno a dos personajes principales: Nora e Ismael. Este “collage” argumental sirve para reflexionar sobre la relación que existe entre los dos protagonistas, ella encargada de una galería de arte y él violinista. La película estuvo nominada a siete premios César de la Academia de Cine francesa, aunque, finalmente, sólo se llevó un galardón a casa. El afortunado fue Mathieu Amalric, reconocido con el premio al mejor actor.

5/10
Rois et reine

2003 | Rois et reine

La ‘reina’ del título es Nora, una treintañera que dirige una galería de arte y está a punto de casarse con un hombre muy adinerado. Pero su viaje a Grenoble para reunirse con su hijo Elias, que está de vacaciones con su padre (o sea, el abuelo del chico), sirve para recordar a los ‘reyes’ de Nora: además de su hijo y su padre, está Pierre, el padre del chico, ya fallecido, e Ismaël, recluido para observación en un centro psiquiátrico. En esos días saldrán a la luz oscuros secretos de familial Como es típico en el cine de Arnaud Desplechin, el director presta mucha atención a las relaciones familiares complejas. Y logra mantener el interés, a pesar del excesivo metraje, también gracias a las interpretaciones de Emmanuelle Devos y Mathieu Amalric, entre otros.

5/10
Es más fácil para un camello...

2003 | Il est plus facile pour un chameau...

Federica es una chica forrada de dinero, pero, al contrario de los que pudiera pensarse, a ella no le basta ser rica para ser feliz. Está a menudo deprimida con la vida que lleva y encima tiene serios problemas vitales con su novio, que quiere formar una familia. Si a eso se une la llegada inesperada de un antiguo amante y las tensas relaciones que mantiene con su familia, entonces es fácil comprender que Federica se deje llevar por la imaginación cuando quiere fantasear con la felicidad… La actriz italiana Valeria Bruni Tedeschi debuta en la dirección con este aceptable melodrama, coescrito también por ella, que hace hincapié en el vacío que reina en gran parte de la sociedad actual.

4/10
El adversario

2002 | L'Adversaire

Una de las tres películas –entre ellas destaca la española La vida de nadie– basadas en la historia real de un tal Jean-Claude Roman, que simulaba ante su familia y amigos tener un empleo estupendo, cuando en realidad estaba en el paro y su vida entera era una enorme mentira. Lo que distingue la versión de Nicole Garcia, en teoría, es que se trata de la versión más fiel a los hechos reales. En el reparto tiene protagonismo absoluto Daniel Auteuil como el gran mentiroso.

4/10
Lo más cercano al cielo

2002 | Au plus près du paradis

Fanette, una madura mujer, se reencuentra con Bernard, antiguo amigo de cuando ambos eran estudiantes. Ambos conversan y recuerdan a Philippe, el primer amor de Fanette. Poco después, el recuerdo de Philippe conduce a Fanette a ver su película romántica favorita, Tú y yo, con la cita de Cary Grant y Deborah Kerr en el Empire State. Cuando Fanette viaja a Nueva York, por un asunto de trabajo, recibe una carta de alguien que podría ser Philippe, y que quiere citarse con ella en el Empire State. Película romántica francesa que no acaba de funcionar. Se salva el veterano William Hurt, que no es capaz de remontar la falta de inspiración de la cinta.

5/10
Lee mis labios

2001 | Sur mes lèvres

Carla tiene una pequeña sordera, pero eso no le impide realizar su trabajo de secretaria de una manera eficiente y responsable, ya que tiene gran habilidad para leer los labios. Su aspecto desaliñado, añadido a su deficiencia es la razón por la que sus compañeros la discriminan. Pero un día, Paul aparece en busca de trabajo. Es un joven que acaba de salir de prisión, por lo que tampoco gusta demasiado a los que están a su alrededor, pero entre él y Carla surgirá una relación especial. Tres premios César acaparó este peculiar thriller de Jacques Audiard, donde la actriz Emmanuelle Devos se llevó uno de ellos, mientras que el protagonista, Vincent Cassel, se tuvo que conformar con la nominación. La historia de dos marginados que deciden vengarse de aquellos que les ofendieron es el núcleo de la historia, en la que destaca una ácida crítica al machismo oficinil y a las manipulaciones empresariales.

4/10
Peut-être

1999 | Peut-être

Fábula futurista 'a la francesa', o lo que es lo mismo con cierto mensaje de por medio. Su director, Cédric Klapisch, había realizado anteriormente tres comedias de bastante éxito popular, por lo que se le ve un poco perdido ante este nuevo reto donde mezcla fantasía, aspectos dramáticos y una moraleja familiar compleja de asimilar. Debido a su alto coste en cuestión de decorados y efectos visuales para recrear el París del futuro, la película pasó por algunos problemas de producción, y sólo la intervención de la Warner pudo hacer que se completase. Todo comienza el día de fin de año de 1999, cuando un joven que se niega a tener un hijo con su novia viaja en el tiempo y se encuentra a sí mismo 70 años después. Una vez allí descubre que debe volver al pasado y tener el bebé si no quiere que todo el futuro se desmorone.

5/10
Consentement mutuel

1994 | Consentement mutuel

El matrimonio de Romain (Richard Berry) y Jeanne (Anne Brochet) llega a su fin, aunque su divorcio es amistoso. Ambos se han puesto de acuerdo en cómo educar a su hija Madeleine (Adrienne Winling). Pasará a vivir normalmente con su madre y cada dos fines de semana con su padre. Al principio todo parece fácil, pero cuando Romain empieza a utilizar su habilidad para manipular y envenenar Jeanne se desmorona. Es un drama psicológico que muestra la debilidad de las personas ante la persuasión. Muy bien interpretada por un Richard Berry que encarna a un hombre con una mente enferma y retorcida, capaz de todo por destruir a su esposa.

5/10
Los patriotas

1994 | Les patriotes

Entretenido thriller de Eric Rochant que sigue la pista del parisino Ariel Brenner, que a los 18 años viaja a Israel donde es captado por el Mossad. Convenientemente adiestrado, regresará a su país con la misión de recabar información de un científico experto en energía nuclear.

6/10

Últimos tráilers y vídeos