IMG-LOGO

Biografía

Héctor Colomé

Héctor Colomé

70 años ()

Héctor Colomé

Nació el 25 de Octubre de 1944 en Córdoba, Argentina
Falleció el 28 de Febrero de 2015 en Madrid, España

Gigante de la escena y secundario del cine

07 Septiembre 2006

El actor argentino afincado en España desde hace décadas Héctor Colomé falleció en Madrid como consecuencia del cáncer, a los 71 años, el 28 de febrero de 2015.

 

Nacido en Córdoba (Argentina) el 25 de octubre de 1944, Héctor Buffa Colomé estudió Económicas y Teatro en la Universidad Nacional, antes de dedicarse a la profesión actoral. Le quitó el apellido "Buffa" en los carteles el productor de la obra con la que debutó en Madrid, porque le sonaba mal, pero fue tan enorme el éxito de público y crítica que obtuvo el actor que decidió quedarse en Héctor Colomé, pese a que le causó un disgusto a la familia de origen italiano de su padre.

Obtuvo numerosos éxitos en títulos como "Absalón" y "Redondela", aunque los aficionados al teatro recuerdan especialmente su larga trayectoria en el seno de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, cuando estaba al frente Adolfo Marsillach, cuando demostró su enorme versatilidad con títulos como "La gran sultana", donde fue un memorable pícaro, o "Fuenteovejuna", en la que bordó al temible Comendador. Posteriormente, realizó excelentes trabajos con Juan Carlos Pérez de la Fuente, en "La fundación", "San Juan" y sobre todo "La visita de la vieja dama".

En cine y televisión fue secundario habitual. Encarnó a un falangista maquiavélico en La hora de los valientes, de Antonio Mercero, a Fernando el católico en Juana la loca, de Vicente Aranda, y apareció en series como Amar en tiempos revueltos, donde daba vida a un empresario en silla de ruedas. También se convirtió en habitual del cine de su hijastro, Daniel Sánchez Arévalo, pues Héctor Colomé estaba unido desde los años 90 a la madre del popular realizador, la actriz Carmen Arévalo. Interpretó al padre del protagonista de Azul oscuro casi negro, y al cabeza del clan de La gran familia española. Su último trabajo en la pantalla fue un doctor en [REC] 4: Apocalipsis.

Filmografía
[Rec] 4 Apocalipsis

2014 | [REC] 4 Apocalipsis

Tras dirigir conjuntamente [Rec] y [Rec] 2, Paco Plaza y Jaume Balagueró se han ocupado en solitario, el primero de [Rec] 3 Génesis, y el segundo de [Rec] 4 Apocalipsis. Esta última recupera a la emblemática Ángela Vidal, que no aparecía en la anterior. Así, en [Rec] 4 Apocalipsis la intrépida reportera es rescatada del bloque de edificios barcelonés donde se desató una terrible epidemia que convierte en las personas en brutales zombies. Despierta en un barco petrolero junto con otros supervivientes de la plaga para ser examinada por un siniestro grupo de científicos militares. El autor de la excelente Los sin nombre demuestra mayor solvencia que su compañero, Plaza, y el film funciona mejor que su inmediato predecesor, con el que comparte que se abandona la cámara en mano original, por lo que la realización es más convencional. El barco donde transcurre la acción da pie a una inquietante ambientación, deudora de filmes como Alien, el octavo pasajero y La cosa. [Rec 4] Apocalipsis recupera la tensión de la primera entrega, aligerada por puntuales golpes de humor. Digno y correcto producto que no tiene nada que envidiar a las secuelas de otros éxitos del cine de terror de Hollywood, [Rec 4] Apocalipsis funciona. Se disculpan así en cierta forma algunos errores, como que en el tramo final acumule un exceso sangriento en la línea del cine gore, y que los secundarios (especialmente el informático de a bordo Ismael Fritchi, el maquiavélico Héctor Colomé, y la anciana desorientada que sirve de contrapunto cómico María Alfonsa Rosso) exhiban un nivel mayor que Manuela Velasco y Paco Manzanedo, que sostienen el mayor peso de la trama.

5/10
La gran familia española

2013 | La gran familia española

Las familias no son exactamente como en las películas. Aunque sean musicales tan estupendos como el de Siete novias para siete hermanos. Sin embargo el patriarca de una familia sublimó tanto esa película, vista de joven, que quiso formar una familia numerosa a su imagen y semejanza, aunque se quedó en cinco hijos varones. Ahora el más pequeño, con apenas 18 años, va a ser el primero en casarse, siguiendo el idealismo paterno. La casualidad ha querido que la fecha elegida para la boda coincida con la final del Mundial de Fútbol de Sudáfrica, a la que ha llegado inesperadamente nada menos que España. El evento familiar servirá para encarar cuestiones soslayadas como por qué la madre dejó el padre, el paro y la depresión de Adán, la huida a África de Caleb, la cortedad mental de Benjamín, el complejo de inferioridad de Daniel o el autoengaño de Efraín. Daniel Sánchez Arévalo, director y guionista, entrega con La gran familia española su cinta más conseguida. El cineasta se mueve en el resbaladizo terreno de juego del ingenio artificioso, pero hay que reconocerle su capacidad para el regate y el cambio de ritmo y tono, cuando es el momento entrega pasajes dramáticos y su particular reflexión sobre lo que es o no es la familia en la desorientada sociedad actual, o pasa al humor de buena ley o incluso al romanticismo puro y duro. Quien esperara por el título una especie de disección sobre la España contemporánea y sus ilusiones colectivas, tal vez quede algo defraudado, el Mundial es un atractivo telón de fondo para la narración, pero nada más. Sin embargo, sí sería un reflejo de cómo son algunas familias en las películas... del momento actual. Aunque no todo encaje como debiera, incoherencias que siempre cabe atribuir a las de una sociedad en crisis, donde la verdad, saber o no saber, no acaba de considerarse como algo que nos hace libres. Ciertamente estamos ante un trabajo en equipo, todos los actores tienen su peso, sería difícil señalar a alguien como el principal. Y sus personajes son amables, se dejan querer; a pesar de sus miserias y sus confusiones, son buena gente. Antonio de la Torre sigue demostrando su capacidad camaleónica como el primogénito Adán, y deja muy buen sabor de boca Roberto Álamo, con su entrañable Benjamín.

5/10
Carta a Eva

2012 | Carta a Eva | Serie TV

Juana Doña, Carmen Polo y Eva Perón. Una comunista, la esposa de Franco y Eva, la inconfundible Evita. Tres mujeres que entrecruzan sus vidas durante la visita oficial de Eva en una España aislada del mundo en el mes de junio de 1947. Detrás de la pompa del recibimiento hay una preparación faraónica, negocios ocultos, batallas en la corte del “Caudillo” y la posibilidad de salvar una vida humana. Después de esta visita, ninguna de ellas volverá a ser la misma.

Los días no vividos

2012 | Los días no vividos

Puesta de largo del madrileño Alfonso Cortés-Cavanillas, hasta el momento realizador televisivo y cortometrajista. Los días no vividos se enmarca en una oleada de films apocalípticos surgidos en torno al año 2012 por las profecías mayas, como Melancolía, 2012, 4:44 Last Day on Earth o la también española Fin. Así, tras despertar de una noche de borrachera, David se entera por las noticias de la televisión de que el fin de mundo tendrá lugar la próxima madrugada, según ha confirmado la NASA. Muchos han abandonado la gran ciudad, para pasar sus últimas horas en un lugar más tranquilo, otros se dan al alcohol y aunque las televisiones dejan de emitir, una cadena ofrece en directo las oraciones del Papa con los fieles desde el Vaticano. David decide pasar su última noche con su amigo Jaime y con Eugenio, el padre de éste. Al grupo se incorpora Silvia, una atractiva mujer que vagaba por Madrid después de que el vuelo que tenía que llevarle de vuelta a Barcelona se haya suspendido, y que David –que se siente muy atraído por ella– recoge de la calle. Sorprende que Los días no vividos, ópera prima de presupuesto más que modesto, esté tan correctamente realizada, con una fotografía y edición impecables. Hasta la música del poco conocido Luke Richards 'da el pego', sobre todo a la hora de acentuar los momentos de mayor dramatismo y tiene un par de efectos especiales sencillos pero eficaces. Además, Cortés-Cavanillas resulta ser un competente director de actores, con convincentes trabajos, sobre todo por parte de Ingrid Rubio (un tanto desaparecida del cine, últimamente más centrada en la televisión), Javier Godino (que llamó la atención como malvado en El secreto de sus ojos), y un gran actor de las tablas desaprovechado en medios audiovisuales, el argentino Héctor Colomé, que brilla como borrachín del bar. Desentona algún secundario, que baja temporalmente el nivel. En la línea de Lars Von Trier, en Los días no vividos Cortés-Cavanillas usa únicamente los elementos de ciencia-ficción como desencadenante de elementos dramáticos, y se centra en los personajes. Pese a sus caídas de ritmo, tiene su interés su análisis de la generación de los españoles próximos a los cuarenta, caracterizados por su falta de perspectivas, que ante el apocalipsis carecen de asideros, por problemas como la desestructuración familiar y la pérdida de la fe religiosa. Destaca por su valor metafórico una conversación en un supermercado en el que una mujer madura le pregunta a una de las protagonistas porqué los de su edad se llevan comida congelada, incluso en el fin del mundo, cuando no se va a estropear.

5/10
A puerta fría

2012 | A puerta fría

«¿Cuándo empezó a joderse todo?», se pregunta Salva en la barra del bar del hotel donde se celebra la feria más importante del sector. De vendedor estrella a un paso del despido si en dos días no cierra al menos doscientas unidades. «¿Qué coño ha cambiado, Carmelo, que yo no me he enterado?». Sentado junto a él, Carmelo, su antiguo jefe. Ambos contemplan atónitos el relevo generacional y la deslealtad de un sector que se muestra indiferente con aquellos que fueron imprescindibles.

14 de abril. La República

2011 | 14 de abril. La República | Serie TV

Juntos para siempre

2011 | Juntos para siempre

25 Kilates

2009 | 25 Kilates

Kay es una joven timadora que sobrevive robando coches con una amiga. Durante uno de sus golpes está a punto de ser detenida por un guardia civil, pero escapa gracias a la intervención de Abel, un tipo que pasaba por allí, y que resulta ser un cobrador profesional de deudas, que usa métodos violentos para ello. Kay se enamora de Abel, con el que inicia un idilio, al tiempo que ayuda a su padre a robar unos diamantes a unos policías corruptos que le han pedido que los venda. Esforzado pero fallido thriller que supone el debut como director de Patxi Amezcua, coguionista de El viaje de Arián, de Eduard Bosch. De tono violento, el director parece haber encontrado su inspiración en el Tarantino de Reservoir Dogs. En un panorama de cine español marcado por la mediocridad y la recurrencia a temas como la guerra civil, se agradece que el tal Amezcua intente hacer una película de género, pero las buenas intenciones no son suficientes. Es indudable que tiene cierto talento visual, que podría dar lugar a películas de interés. También se agradece que intente aportar algo de fondo a la narración, porque sus personajes solitarios, marginales y amorales intentan buscar apoyo en las relaciones familiares, lo que podría haber dado mucho más de sí. Kay siente necesidad de estar con su padre, aunque éste es un pobre diablo que se empeña en tirar su vida a la basura, mientras que Abel fue abandonado por su mujer, e intenta poder sacar adelante a su hijo, cuidado por los abuelos... Pero Amezcua es incapaz de sacar interpretaciones creíbles a sus actores, algunos de ellos con posibilidades, como los protagonistas, Francesc Garrido y Aida Folch. En general, el reparto intenta que parezcan espontáneas sus frases, pero suenan impostadas. Además, a pesar de que el presupuesto es mínimo, se empeña en componer un par de secuencias de acción que no funcionan, y habrían quedado mucho mejor ‘en off’.

4/10
23-F: Historia de una traición

2009 | 23-F: Historia de una traición | Serie TV

Drama que combina la ficción con hechos históricos sobre la intentona golpista en España el 23 de febrero de 1981. La idea es que 30 años después de lo ocurrido, un militar condenado en el juicio posterior recibe la visita de un supuesto compañero, que le traicionó en la trama.

5/10
Flores negras

2009 | Flores negras

Antes de la caída del Muro de Berlín, un espía de la República Federal Alemana, llamado Michael Roddick recibe la misión de obtener una lista de nombres de una poderosa organización secreta llamada Sicomoro. Pero Roddick fracasa en su misión y la mujer que le tenía que pasar la información muere, dejando en su apartamento a su hija Elena. Como consecuencia de ello, él y su colega Peter son despedidos del servicio y deciden llevarse a la niña y criarla por su cuenta. Veinte años después Roddick ha rehecho su vida, regenta un restaurante y vive feliz con Elena. El pasado queda atrás, o eso cree él, porque un día un antiguo compañero aparece para reclamar la famosa lista. El director David Carreras, que debutó con éxito en el largo hace cuatro años, certifica con Flores negras que Hipnos sólo fue un comienzo prometedor y que puede hacer las cosas bastante bien en el futuro. Desde luego destaca el tono frío y descarnado de este thriller a la antigua usanza, lleno de intrigas, muertes, ajustes de cuentas, personajes inquietantes y mentiras. La frivolidad brilla por su ausencia. Carreras recrea de forma verosímil el mundo y la atmósfera densa del espionaje en la Guerra Fría –quizá ya de por sí un poco mitificada– y traza su continuidad hasta los tiempos actuales, en donde las intrigas y sus consecuencias siguen existiendo, aunque sus hombres fuertes ahora tengan quizá cara de corderitos o de políticos filántropos. La trama es simple, simplísima, pero está entregada a pequeñas e insuficientes dosis, de modo que al espectador se le ofrece una escasa y confusa información para componer el puzzle. Aunque quizá no sea esto del todo una virtud, pues el interés por crear una intriga partiendo de los elementos en juego puede fácilmente confundirse con una torpe y desmadejada narración. Algo de eso ocurre. De cualquier forma, hay seriedad en la historia que se cuenta, lo cual está subrayado por la sobria y eficiente puesta en escena, y por una paleta de colores muy sombría, siempre con profusión de negros y fotografía virada a colores fríos y oscuros. También hay una cuidada galería de personajes, si no muy atractivos sí lo suficientemente convincentes y ambiguos para generar interés. Flores negras no dice mucho (el viejo tema de que el pasado siempre te acompaña y poco más), pero se ve sin aburrimiento. Y desde luego destaca sobremanera el reparto internacional del que se ha rodeado el director, comenzando por el poco expresivo actor austriaco Tobias Moretti en un meritorio papel protagonista, hasta el veterano Maximilian Schell, pasando por la siciliana Maria Grazia Cucinotta y los españoles y siempre eficaces Eduard Fernández y Marta Etura.

5/10
NO-DO

2008 | NO-DO

Francesca y Pedro, un matrimonio que arrastra un hecho traumático, se van a vivir al campo a un antiguo caserón que fue residencia de verano de un obispo recién fallecido. En el pasado el lugar era un orfanato que se convirtió en foco de peregrinaciones marianas, pues unas niñas decían que se les aparecía la Virgen. Como se trataba de los años del franquismo, los hechos sobrenaturales, donde podría haber intervenido el maligno, fueron filmados por técnicos del NO-DO, el famoso NOticiario DOcumental que se exhibía en salas antes de las películas. En efecto, de un modo ultrasecreto, estos técnicos trabajaban al servicio de la Iglesia. Disparatada película de terror, que se diría un cruce entre El orfanato y El exorcista. Dirige el canario Elio Quiroga (La hora fría), quien asegura que el Vaticano esconde en algún sótano filmaciones que evidencian hechos milagrosos. Sea como fuere, y aunque seguramente no pretende ser ofensivo, su película evidencia un desconocimiento bastante notable de la Iglesia católica, con pasajes tan ridículos como aquel en que el padre Miguel dice "aquí no se puede entrar bajo pena de excomunión", para a continuación hacerlo él con sus dos acompañantes, sin que tal pena parezca importarles un comino; también hace aflorar la sonrisa la escena en que, de nuevo el padre Miguel, explica a sus curitas candidatos a "abogados del diablo" en procesos de canonización, los tres tipos de milagros que existen: los fraudes, los 'buenos', y "el tercer supuesto", el tipo más peligroso. Resulta curioso que el diablo y los exorcismos no salgan a colación jamás, cuando parece lo propio, y falta naturalidad, hasta en el primer encuentro entre Pedro y el padre Miguel, en que ni siquiera se saludan. Quiroga crea una inquietante atmósfera en un par de escenas, pero lo cierto es no logra engarzar la historia del NO-DO con la del matrimonio en que ella tiene conversaciones con una niña al más puro estilo El sexto sentido. Y tiene gracia el truco visual de convertir la película en color a metraje antiguo en blanco y negro, aunque su uso sea caprichoso en exceso. Es una pena, porque podía ser una película de género al menos presentable, pero resulta deslavazada, juega a las conspiraciones y secretos tipo El código Da Vinci, y desaprovecha totalmente a Ana Torrent. La actriz se esfuerza, pero verdaderamente, lo de ir bautizando niños muertos y luego explicarlo, no lo sostiene ni la mejor de las divas.

3/10
Bienvenido a Farewell-Gutmann

2008 | Bienvenido a Farewell-Gutmann

El cine español le ha cogido gusto a las historias dramáticas que tienen como escenario el mundo de la empresa, tal es el caso de Casual Day, Mataharis o El método. Esta última contiene varios puntos en común con Bienvenido a Farewell-Gutmann, pues la trama se centra en la lucha por ascender en el escalafón o conseguir un puesto de trabajo en la empresa. Adela, Lázaro y Fernando trabajan en el departamento de recursos humanos de la importante compañía farmacéutica Farewell-Gutmann. Su inmediato superior ha fallecido y los tres aspiran a conseguir el puesto vacante de director, para lo cual son llamados para entrevistarse con un tal Lúger, hombre siniestro en contacto con el dueño de la empresa A su vez, el trío de aspirantes llevará a cabo las entrevistas pertinentes para ocupar la plaza del recién ascendido. El planteamiento del film no es novedoso aunque a priori tenga su interés, pues la selva empresarial es un ámbito adecuado si se desea mostrar el interior de las personas, sus anhelos secretos y sus miserias. Sin embargo, hay que ofrecer algo más que un dibujo deprimente de los protagonistas, pues de lo contrario la trama corre el peligro de quedarse en pura anécdota. Y aquí ocurre justamente eso: se dibujan tres patéticos personajes, llenos de defectos e incluso de hondas lacras personales –abandono del hijo enfermo, alcoholismo, chantaje y obsesión sexual, robo, adulterio– para estructurar una historia anodina que no despierta en ningún momento el interés del espectador. El problema central es seguramente la total falta de empatía que generan los personajes, un error demasiado grave del debutante guionista y director Xavi Puebla. Acentúa este defecto el tono desconcertante de la película: uno no sabe si sonreír o llorar, de modo que acaba por suspender el juicio y distanciarse anímicamente de lo que ve. Hay algunos aciertos del guión, como el paralelismo entre las entrevistas que realizan los tres aspirantes y aquéllas en las que son ellos los entrevistados. Es como un circo, un juego de engaños, envidias e intereses. También se nota un esfuerzo al sacar a relucir las distintas personalidades en las entrevistas, como en la subtrama del joven epiléptico (excelente Sergio Caballero), quizá la más lograda. De todas maneras, todo el conjunto se resiente también del aspecto visual, claramente deficiente. Se echa en falta una mayor audacia en la planificación, aquí muy poco original, excesivamente sosa y monótona. El ambiente agobiante de la oficina recuerda a Smoking Room, pero esta vez la puesta en escena se torna demasiado irreal, kafkiana, con esa hilera interminable de puertas cerradas y esos pasillos desiertos que no se sabe a qué vienen.

3/10
Canciones de amor en Lolita's Club

2007 | Canciones de amor en Lolita's Club

Vicente Aranda se ha centrado en los últimos años en el cine de época, pues ha rodado seguidas Juana la loca, Carmen y Tirante, el Blanco. Como esta última decepcionó incluso a sus incondicionales, el veterano realizador ha decidido recurrir nuevamente al escritor Juan Marsé, cuyas novelas han dado pie a varias de sus películas más renombradas: La muchacha de las bragas de oro, Si te dicen que caí y El amante bilingüe. Al parecer, esta nueva novela del escritor fue concebida en primer lugar como guión cinematográfico, por encargo de Fernando Trueba, pero finalmente dio lugar a una novela, que ha sido la más criticada de toda su bibliografía. Raúl, un violento policía con problemas de alcoholismo y amenazado por ETA, es expedientado y suspendido durante unos meses tras golpear brutalmente a unos motoristas que acosaban a mujeres árabes. Decide volver a la casa de su padre, donde vive también su hermano gemelo Valentín, un discapacitado psíquico de gran corazón. Valentín se ha enamorado de Milena, una prostituta que trabaja en Lolita’s Club, un prostíbulo de lujo. Allí, le tienen como chico de los recados, y las meretrices se han encariñado con él. Como a Raúl no le hace ninguna gracia que se aprovechen de su hermano, acude al local, dispuesto a llevárselo y romper su relación con Milena. Pero ésta le causa una grata impresión. El esforzado Noriega no resulta convincente en su doble papel, pues como Raúl, el policía bruto, se limita a poner cara de enfado, mientras que cuando interpreta a Valentín, el discapacitado, parece estar muerto de risa. Le acompaña Flora Martínez, protagonista de Rosario Tijeras, que parece haber sido escogida por sus generosas curvas, más que por sus nulas cualidades interpretativas. Se salva algún secundario con talento, como Héctor Colomé –padre de los protagonistas– y la jovencísima Yohana Cobo –una de las prostitutas–. Como todas las novelas de Marsé, ésta tiene también contenido literario, pues se trata de una búsqueda de la bondad y el amor en un terreno tan desfavorable como el sórdido submundo de la prostitución. Pero Aranda, en su línea habitual, sitúa esta temática en un segundo plano, y se centra en la obsesión sexual de los dos hermanos por Milena. Queda así una película bastante plana, con muchas secuencias subidas de tono, en la línea de Aranda: mucha carne y poca ‘chicha’.

2/10
Pudor

2007 | Pudor

Adaptación de la novela homónima de Santiago Roncagliolo, a cargo de los hermanos David Ulloa (forjado en teleseries) y Tristán Ulloa (actor en filmes como Mensaka). El film describe a cinco miembros de una familia –el matrimonio (Alfredo y Julia), una hija adolescente, un niño, el abuelo–, que a pesar de vivir bajo el mismo techo están, básicamente, solos. A Alfredo le han diagnosticado una enfermedad terminal, pero no se atreve a decírselo a Julia, de la que se encuentra muy distanciado. Ella cree que su marido ya no la quiere, y se ha empezado a deslizar por una peligrosa espiral de fantasías que pueden acabar conduciéndole a ninguna parte; la hija siente una atracción lésbica por su prima; el niño cree ver fantasmas; el abuelo no ha digerido todavía la muerte de su esposa. En crisis y sin nadie al que acudir, se enfrentan, es un decir, a los problemas que les aquejan. Los hermanos debutantes en la dirección demuestran cierto estilo tras la cámara, en la concepción de algunas escenas y su planificación, en la construcción dramática, en la dirección de unos actores muy entonados. Momentos como esa especie de catarsis brutal, en que marido y mujer se tiran los trastos a la cabeza delante de los hijos, resultan poderosos. Y aun así, el conjunto se resiente por una desorientación de fondo, compartida con los personajes, con un final algo forzado, que conduce a los personajes a una unión en la soledad. El título puede ser algo equívoco, pues existe un pudor natural, que se refiere a no compartir la propia intimidad con extraños, que resulta perfectamente legítimo. El film se refiere más bien a la desconfianza y la soledad, que conducen a la incapacidad de abrir el corazón a quien nos ama y nos puede ayudar.

5/10
Tritones. Más allá de ningún sitio

2007 | Tritones. Más allá de ningún sitio

El capitán Mayo y parte de su tripulación llevan 15 años viviendo en una isla después de que su submarino naufragara. El gobierno de Castilla y León los encuentra y los trae de vuelta a casa. Y es que el actual consejero de la Marina castellano-leonesa tiene para ellos una importante misión. El capitán Mayo y los suyos embarcan en una nueva versión del submarino Tritón para dirigirse a América, en lo que ellos creen que es un viaje para emular a Cristóbal Colón. Refrescante comedia española hecha a la americana. Podría haber dado más de sí, pero aún así, se agradece que el cine patrio opte por un tipo de comedia ajeno a ciertos títulos cómicos mediocres que se hacen en este país. Ya el planteamiento es disparatado. Lo de la Marina de Castilla y León y un submarino navegando por el Duero, resulta simpático y hace que el espectador tenga ganas de ver en qué acaba todo. Los chistes son continuos, tanto dentro como fuera del submarino. Resulta especialmente gracioso el momento en que el submarino tiene problemas en el triángulo de las Bermudas, así como la duración de su viaje –sólo 3 días más que el de Cristóbal Colón–, y todo lo que sucede en el hall del edificio de la Marina. Aunque hay algún que otro chiste facilón de corte zafio, por lo general se trata de un humor apropiado para todos los públicos. A pesar de no ser la película más divertida de la historia, es inevitable verla con una sonrisa por lo valiente de su propuesta. Julio Suárez Vega ya había hecho un corto llamado Estirpe de tritones en 1993. Años después, volvió a contar con los dos actores principales para desarrollar la historia en la actual Tritones. Se trata del segundo trabajo del cineasta tras A galope tendido, cinta donde ya dio muestras de querer ofrecer otro tipo de comedia que busca ser una mezcla entre el “Made in Spain” y el “Made in USA”. El día que lo consiga, seguro que presentará una divertidísima película que siente precedente en el género en España.

5/10
Azul oscuro casi negro

2006 | Azul oscuro casi negro

Cuando su padre sufre un infarto cerebral, Jorge le sustituye como portero de un edificio, al tiempo que saca adelante sus estudios para ser economista. El hermano mayor, que está en la cárcel, le pedirá un extraño favor: el de dejar embarazada a una chica, también presa, de la que él se ha enamorado. Mientras tanto, el mejor amigo de Jorge sufre un trauma al descubrir que su padre mantiene relaciones sexuales con otro hombre. Primer largometraje del madrileño Daniel Sánchez Arévalo, que describe con eficacia una pluralidad de personajes. Aunque algunas subtramas son claramente fallidas, la emotiva historia de superación personal del protagonista es bastante destacable.

3/10
El penalti más largo del mundo

2005 | El penalti más largo del mundo

Fernando, treintañero gris que trabaja como reponedor en un supermercado, ejerce como portero suplente de un equipo de fútbol de tercera regional. Por sus características físicas, poco atléticas, el  entrenador no le ha sacado a jugar ni un sólo minuto en toda la temporada, a punto de terminar. Su equipo se proclamará campeón, si gana el último partido. Pero en el último minuto, el portero titular se lesiona, y el árbitro pita penalti en contra. En las manos de Fernando está la posibilidad de parar el balón y convertirse en un héroe, pero un grupo de hinchas indignados invade el campo. El árbitro retrasa el lanzamiento una semana, pero los jugadores tienen que ser los mismos, incluido el portero...  Durante esos siete días, Fernando se hará querer: por ejemplo, conseguirá que salga con él Cecilia, hija del entrenador, y la chica de sus sueños. Ganador del Goya al actor revelación por Días de fútbol, Fernando Tejero cambia la portería del bloque de edificios de la serie Aquí no hay quien viva por la de un campo de fútbol de barrio. Supone el segundo trabajo, tras Hombres felices, del cineasta madrileño Roberto Santiago. Él mismo se ha encargado del guión, basado en un relato corto hilarante del argentino Osvaldo Soriano, y que ha cortado a la medida del protagonista, cuya espontaneidad y gracia natural mueven por sí mismas a la risa. Esta circunstancia, ciertos toques de cine social, un par de situaciones ingeniosas (la comida con el jefe, o la secuencia en la que Cecilia acaba en la nevera), y el hecho de que evite casi siempre el sendero fácil del humor zafio, imperante en el actual cine español, permiten pasar por alto que el argumento es sencillo, y más ligero que el aire.

5/10
Obaba

2005 | Obaba

Desde su debut en Tasio (1984), el navarro Monxto Armendáriz se ha situado como uno de los guionistas-directores más destacados de nuestro país. En su filmografía brillan especialmente Historias del Kronen (1995) y Secretos del corazón (1997), sólidos dramas en los que Armendáriz lograba transmitir íntimos sentimientos personales en medio de una ambientación costumbrista muy lograda. Y en Obaba, misterio, sentimiento y costumbrismo, quizá las tres características más comunes de su cine, no sólo vuelven a estar presentes sino que se convierten en el verdadero motor de la película. Lourdes es una joven de veinticinco años que, cámara en mano, se dirige al pueblo de Obaba con la intención de realizar un reportaje para la universidad. Allí, en medio de las montañas, irá descubriendo diferentes episodios en la vida de sus habitantes, mezcla de leyendas y sucesos reales, que ejercen sobre su imaginación una atractivo insuperable, casi mágico. De ese modo, conocerá de primera mano las misteriosas historias de la maestra que esperaba cartas amor que jamás llegaban, del niño enamorado de una chica alemana, del hombre trastornado que habla solo, del lugareño cuyo cerebro fue horadado por un lagarto… La película adapta algunas de las narraciones recogidas en Obabakoak, la obra más famosa del escritor vasco Bernardo Atxaga. Es más que elogiable el esfuerzo de Armendáriz por intentar trasladar a la pantalla, con fluidez y elegancia, el aire entre misterioso y mágico del texto original. Pero también es cierto que el espectador comprueba la dificultad de la empresa al certificar que el digno resultado final no esconde del todo algunas caídas de ritmo y de tensión narrativa. Lo mejor, junto con las caracterizaciones de Pilar López de Ayala y Eduard Fernández, son la realista puesta en escena y la cuidadísima ambientación rural, la cual se ve claramente favorecida por la sobresaliente fotografía del experto Javier Aguirresarobe.

5/10
Juana la Loca

2001 | Juana la Loca

1496. La infanta Juana parte rumbo a Flandes. Sus padres, los Reyes Católicos, han concertado su matrimonio con Felipe el Hermoso. Ella emprende el viaje temerosa. Es la primera vez que sale de España, y teme no llegar a amar a su futuro marido. Temor infundado, pues verle y sentirse atravesada por las flechas del amor, es una misma cosa. Lo malo es que hay amores que matan, o que vuelven a la gente loca, o al menos celosa y obsesiva. Y es lo que le va a ocurrir a la enamorada Juana. Aunque se hablaba de que Vicente Aranda iba a basarse en la obra de Tamayo y Baus que inspiró Locura de amor –dirigida por Juan de Orduña–, el director ha preferido tamizarla con sus personales ideas del amor, los celos y el sexo que impregnan toda su filmografía. Ello respetando los hechos históricos en gran medida, y apoyándose sobre todo en el magnífico trabajo de la actriz protagonista, a la que le toca cargar sobre sus hombros todo el peso de la película. Tarea difícil, pero de la que sale airosa Pilar López de Ayala, que logró desbancar en los Goya a la mismísima Nicole Kidman. El esfuerzo de producción ha sido enorme, pero vestuarios y decoración logran el milagro de que viajemos en el tiempo a las cortes de Flandes y Castilla.

3/10
Policías, en el corazón de la calle

2000 | Policías, en el corazón de la calle | Serie TV

El inspector jefe Héctor Ferrer dirige una comisaría de Madrid. Serio y adicto al trabajo, considera que sus hombres son como de la familia, sobre todo Manuel, más conocido como el Ruso, su mano derecha. También tiene a sus órdenes al arriesgado Carlos Gándara, y la subinspectora Lucía Ramos, enamorada de éste último. Serie televisiva española, emitida entre 2000 y 2003. Los primeros capítulos cuentan con la presencia de la actriz Ana Fernández, si bien abandonó pronto la serie. Aborda todo tipo de temas relacionados con la delincuencia, como las drogas, la corrupción, y los asesinatos. El presupuesto es bastante amplio, en comparación con series similares, y cuenta con grandes actores, como Josep Maria Pou.

4/10
Petra Delicado

1999 | Petra Delicado | Serie TV

Adaptación televisiva de los casos de la singular mujer policía Petra Delicado, creada por Alicia Giménez Bartlett. Desde luego, y aunque sólo hubo una temporada, convertir en pareja a Ana Belén y Santiago Segura supuso un audaz riesgo.

2/10
La hora de los valientes

1998 | La hora de los valientes

Madrid, noviembre de 1936. Primeros y cruentos compases de la guerra civil. En un bombardeo la joven Carmen pierde a toda su familia. Destruida su casa, vaga sin rumbo, no sabe adónde ir. Manuel, celador del Museo del Prado y gran admirador de la obra de Goya, además de ingenuo anarquista, salva un autorretrato del maestro, el lugar no se ha librado de los efectos de un ataque, coincidente con los preparativos para trasladar las principales obras de arte a Valencia. Una y otro se encuentran en el metro, y Manuel, compadecido de Carmen, le hace hueco en la pensión que regenta su tía Flora. Aunque Manuel desea devolver el cuadro, el ambiente de represión de la retaguardia, y en general, el caos de una ciudad con los artículos de primera necesidad racionados, impiden que pueda hacerlo, de modo que se convierte en su fiel custodio. Aunque un huésped de la pensión, que opera en el mercado negro, echa el ojo al autorretrato. Aunque el tiempo pasa, y los españoles deberían ser capaces de mirar a su pasado con perspectiva histórica y sin ira, la realidad es que cuesta hacerlo, también en el cine. En el caso que nos ocupa, el director y coguionista Antonio Mercero, con su habitual colaborador Horacio Valcárcel, hacen un esfuerzo por orquestar un punto de vista equilibrado, donde se recuerda que se cometieron tropelías en uno y otro bando. Al transcurrir la mayor parte de la narración en el Madrid republicano, se abordan los registros y delaciones, y la persecución religiosa con asesinatos de sacerdotes, pero también se menciona por ejemplo la ejecución del marido de Floro en la represalia sangrienta de Badajoz, ocurrida en el lado nacional. Y se pintan situaciones típicas en tiempos de guerra, como el mercado negro y la usura, donde los que tienen negocios de almoneda se enriquecen aprovechando la penuria ajena. En esta ambiente, se propone el arte como expresión de lo imperecedero, por encima de odios e ideologías destructoras. Las intenciones son loables, pero el desarrollo de la película es irregular. Funciona bien a la hora de plantear la trama y las vicisitudes de los personajes, con buenos momentos como el del registro en que podrían encontrar el cuadro. Pero una vez se afianza la atracción amorosa entre Carmen y Manuel, no se sabe muy bien por dónde tirar, y la marcha del segundo al frente no tiene la necesaria fuerza. La presencia de niños, sobre todo Pepito, hijo de Flora, sirve para apuntar como los chavales pueden convertir en juego inocente incluso los horrores de la guerra, como cuando simulan un fusilamiento. De todos modos, la secuencia en que encuentran una bomba no está bien resuelta, su inclusión resulta bastante forzada; lo mismo cabe decir del desenlace, homenaje incluido al cuadro de los fusilamientos de mayo. Hay acierto en la definición de los personajes, con buenos trabajos de Gabino Diego y Leonor Watling, pero también de Adriana Ozores como la digna viuda –ganó el Goya a la mejor actriz de reparto–, de Luis Cuenca como el simpático abuelo Melquíades, e incluso de los que encarnan a los más villanos de la función, Héctor Colomé y Josep Maria Pou.

6/10
Tu nombre envenena mis sueños

1996 | Tu nombre envenena mis sueños

Un detective se reencuentra con un conocido en el día del entierro de un ingeniero. Ambos esperan reecontrase con la bella hija del fallecido, pues ella puede tener la clave de un misterioso asesinato que tuvo lugar en 1942. Mezcla de cine negro y thriller de amores complicados, con referencias a la atmósfera de la guerra civil española, es lo que ofrece Tu nombre envenena mis sueños, film dirigido por la prestigiosa Pilar Miró (Teresa de Jesús) a partir de la novela homónima de Joaquín Leguina. El reparto principal es notable.

4/10
Libertarias

1995 | Libertarias

El 19 de julio de 1936, en Barcelona, María (Ariadna Gil), una joven novicia aterrorizada por la violencia que ha desatado la guerra, huye de su convento. Va a parar a un prostíbulo, donde un grupo de milicianas anarquistas irrumpen con el fin de reclutar a las mujeres para la revolución. María no tiene otro camino que unirse a ellas, y pronto pasa a ser la protegida de Pilar (Ana Belén). Así se forma un curioso y variopinto grupo de milicianas, que partirán hacia el frente de Aragón. Pronto se darán cuenta de que en la guerra no sirve su entusiasmo idealista. Al principio de la Guerra Civil la gente creía en la prosperidad y en el buen fin de la revolución anarquista. Los personajes de la película transmiten esta idea, y tratan de reflejar los probables valores del anarquismo, la valentía de las mujeres guerrilleras, y la supervivencia por encima de todo del amor, la amistad, la libertad y la solidaridad. Una ambiciosa producción española, con escenas espectaculares y un plantel artístico de lujo, en la que Vicente Aranda no esconde tampoco su tendencia partidista, su odio a la religión y su rechazo de cualquier norma moral.

3/10
Redondela

1987 | Redondela

Cuatro mil toneladas de aceite desparecen de un deposito de la empresa Reace, en Vigo. El abogado Gil Robles empieza a investigar el asunto, pero los testigos que pueden arrojar algo de luz al caso empiezan a morir. El director y guionista Pedro Costa (Una casa en las afueras) dirige esta crónica sobre un suceso real acaecido en España en 1972. Corrupción empresarial y asesinato sembrados con un guión algo plano, con muchos diálogos y personajes en torno a la investigación, que no acaba de interesar demasiado, pese al interesante reparto.

4/10

Últimos tráilers y vídeos