IMG-LOGO

Biografía

Miguel Ángel Silvestre

Miguel Ángel Silvestre

38 años

Miguel Ángel Silvestre

Nació el 06 de Abril de 1982 en Castellón de la Plana, España

El Duque de Castellón de la Plana

20 Octubre 2010

Pocos son los actores españoles capaces de levantar tanta pasión entre sus seguidoras. Miguel Ángel Silvestre provoca auténticas aglomeraciones allá donde va, como si fuera un miembro de The Beatles. Le está costando demostrar que además de un chico “guaperas”, también tiene cabeza y mucho talento como actor y está llamado a realizar brillantes interpretaciones.

Nacido el 6 de abril de 1982 en Castellón de la Plana, la primera gran pasión de Miguel Ángel Silvestre fue el tenis. Estaba destinado a convertirse en jugador profesional hasta que sufrió una lesión durante un torneo en Hungría, que le imposibilitó continuar practicando este deporte. Decidió estudiar fisioterapia, como su hermana, pero una tía suya le hizo descubrir el mundillo del teatro y supo qué era lo que quería hacer con su vida. Estudió en diversas academias interpretación, expresión corporal y baile moderno.

En 2002, Miguel Ángel Silvestre ganó el título de Míster Castellón. Debutó en la televisión con un papelillo en un episodio de Mis adorables vecinos, y poco después se convirtió en secundario habitual de la serie Motivos personales. Su aspecto atlético propició que le contrataran para dos películas ambientadas en el mundillo del boxeo, A golpes, donde era secundario, y La distancia, prometedora cinta de Iñaki Dorronsoro que Silvestre protagonizó. El chico apuntaba maneras interpretando a Daniel, púgil condenado a prisión por un crimen que no había cometido.

Pero su lanzamiento al estrellato le sobrevino cuando protagonizó Sin tetas no hay paraíso, versión española de una serie televisiva colombiana que literalmente arrasó, en la que interpretaba a Rafael “El Duque”, narcotraficante temido y muy reconocido. Desde entonces, sus seguidoras se concentran en sus apariciones públicas para jalearle al grito de “Duque”. Tras dos temporadas, temiendo un encasillamiento definitivo, decide dejar la serie, en busca de nuevos proyectos en cine.

Así, interpreta un doble papel en Reflections, rodada en inglés donde compartía cartel con Timothy Hutton. Para capturar a un asesino en serie, un agente de la Europol (Timothy Hutton) requiere la ayuda del hermano pequeño del sospechoso, pues ambos fueron concebidos en una clínica de fertilidad y tienen un ADN muy similar. Silvestre salía airoso del reto de encarnar a los dos hermanos físicamente idénticos.

Además, apoya al joven realizador Eduardo Chapero-Jackson interpretando a un gasolinero en el corto The End. El cineasta le ha dado un papel importante en Verbo, su debut en el largo, que narra el viaje iniciático de una adolescente de extrarradio. Silvestre interpreta también a uno de los protagonistas de La trampa de la luz, comedia romántica de Alfonso Arau, donde es un mudo, novio de una lavandera que ha sido filmada mientras se baña en el río en los tiempos de los inicios del cine, lo que desata un gran escándalo. Silvestre ha protagonizado también Alakrana, serie de dos capítulos en la que se convierte en el patrón del pesquero vasco secuestrado por piratas somalíes.

Filmografía
30 monedas

2020 | 30 monedas | Serie TV

La tragedia del padre Vergara, un exorcista, boxeador y ex convicto exiliado en una parroquia de un pueblo remoto de España. Quiere olvidar y ser olvidado, pero sus enemigos lo encontrarán muy pronto… Cuando Vergara es relacionado con una serie de fenómenos paranormales ocurridos en el pueblo, Paco, el ingenuo alcalde y Elena, una inquieta veterinaria, tratarán de desvelar los secretos de su pasado y el significado de la antigua moneda que Vergara mantiene oculta. Poco a poco, este insólito trío de héroes se encontrará inmerso en una conspiración global: la batalla por el control de las treinta monedas por las que el apóstol Judas Iscariote traicionó a Jesús de Nazaret, unas reliquias malditas pero poseedoras de un poder inimaginable. Una conspiración que llegará hasta el mismo corazón del Vaticano y que amenaza el orden mundial establecido.

Sky rojo

2020 | Sky rojo | Serie TV

La historia de tres prostitutas que huyen del club de alterne en el que vivían tras dejar a su proxeneta gravemente herido y con medio cuerpo paralizado. Una cubana, una argentina y una española emprenden un viaje por carretera sabiendo que, después de lo que han hecho, están muertas. Con varios delitos graves a sus espaldas por los que no pueden acudir a la policía, y con los sicarios del proxeneta pisándoles los talones, sólo les quedan dos opciones: huir o plantar cara a sus perseguidores y contraatacar.

Narcos (3ª temporada)

2017 | Narcos | Serie TV

1993. Aunque Pablo Escobar ha caído, el narcotráfico sigue más vivo que nunca en Colombia, a través de la actividad del Cartel de Cali, dirigida con mano férrea y exquisitas maneras empresariales por Gilberto Orejuela y los hermanos Rodríguez. Aunque tan criminales y desalmados como Escobar en el manejo de la cocaína, su estilo es diferente, de hecho se les conoce como "los caballeros de Cali", pues evitan que la violencia que practican tenga demasiada exposición, lo suyo son los negocios. Tan es así que han llegado a una suerte de acuerdo con la recientemente empezada presidencia de Bill Clinton para desmantelar su imperio en un plazo de seis meses, lo que les garantizaría una condena carcelaria mínima, y un placentero retiro con la fortuna que han amasado, que todavía puede adquirir un tamaño mayor en el tiempo que les queda. Pero a los hombres de la ley, como el agente de la DEA Javier Peña, que fue decisivo para la caída de Escobar, no les caen en gracia estos tejemanejes, se les escapa la política de altos vuelos que ve indeseable que los narcos financien a las FARC, los guerrilleros que combanten a las autoridades democráticas de Colombia. Y tratan de aprovechar esos seis meses en que Gilberto y compañía son fugitivos de la justicia. Una vez desaparecido de Narcos el carismático personaje de Pablo Escobar, cabía pensar que sus creadores Carlo Bernard, Chris Brancato y Doug Miro se encontraran más limitados. Pero saben mantener un ritmo narrativo excelente y despertar el interés por la nueva organización, que ya competía con la de Medellín en las otras temporadas, y por los criminales que pululan en ella, algunos ya conocidos como el homosexual Pacho, interpretado Alberto Amman, otros recién incorporados como el eficaz contable interpretado por Javier Cámara, o el experto en seguridad que desea dejar atrás su servicio a los mafiosos. La idea de algún modo es jugar con la "clase" de estos personajes, aunque basta una mirada mínimamente atenta para detectar la misma depravación e inmoralidad, por ejemplo con la poligamia festiva de Gilberto. Como ocurrió en las otras temporadas, se está atento también a los que están del lado de la ley, aquí con la voz en off de Peña, muy bien interpretado nuevamente por Pedro Pascal, donde no faltan los tipos de dudosa moral en el ejército colombiano o en la CIA. Aunque no se escatima el sexo y la violencia, claramente hay más contención en estos episodios, en coherencia con la "elegancia" de los narcotraficantes de Cali.

6/10
Velvet

2014 | Velvet | Serie TV

Alberto Márquez y Ana Ribera se han querido desde niños, pero las barreras sociales les separan. Él es el hijo mayor de Rafael, dueño de las madrileñas galerías Velvet de alta costura, y destinado a continuar el negocio familiar. Ella, huérfana, vive con su tío Emilio, jefe de dependientas, y se ha convertido en modista. Tras años sin verse porque Alberto fue enviado a Londres a estudiar, con idea de que olvidara a Ana, su regreso en 1958 para la presentación de la colección de la nueva temporada reavivará la llama del amor. Ramón Campos, Gema R. Neira y Teresa Fernández Valdés entregan una serie cortada -nunca mejor dicho, en una serie sobre el mundo de la moda- por el mismo patrón que Gran Hotel. Situadas ambas series en épocas parecidas, y con aire folletinesco asumidamente popular, presentan las diferencias de clase capaces de imposibilitar un amor -aunque aquí ella la de más baja extracción social-, un negocio familiar con dificultades económicas, un estilo glamouroso, personajes de rasgos semejantes, y algunos secretos familiares con muertes incluidas, que añaden algo de intriga. En cualquier caso la fórmula en su arranque funciona. Velvet supone un importante esfuerzo de producción, y el primer episodio tiene una estructura narrativa con flash-backs bien trabado, aunque se abusa de la partitura musical, y un recrearse excesivo en algunas escenas que parecen mirarse el ombligo. El reparto es excelente, tanto en lo relativo a los veteranos -José Sacristán, Aitana Sánchez-Gijón, Tito Valverde- como en los jóvenes -Miguel Ángel Silvestre, Paula Echevarría, Cecilia Freire-, en los principales como en los secundarios, e incluso en la figuración.

5/10
Lo mejor de Eva

2012 | Lo mejor de Eva

Mariano Barroso comenzó dirigiendo con fuerza, con la prometedora Mi hermano del alma y la redonda Éxtasis, pero después desgraciadamente su carrera se ha ido hacia abajo. Los lobos de Washington, Kasbah y Hormigas en la boca no acababan de funcionar, además de que tuvieron una carrera comercial mucho peor. Seis años después de esta última, Barroso vuelve al largometraje con un thriller de carga erótica al estilo de Instinto básico y tantos sucedáneos que proliferaron en el cine americano sobre todo en los 90. Eva, una brillante juez, ha dejado en segundo plano su vida personal para dar prioridad a su profesión. Deberá instruir el caso del asesinato de una bailarina de striptease cuyo principal sospechoso es Peña, conocido empresario anteriormente absuelto de diferentes casos de corrupción. Una noche llega a su casa Rocco, gigoló que supuestamente se ha equivocado de dirección, pero que en realidad tiene muchísima información sobre el caso... Resulta una buena jugada comercial emparejar a Leonor Watling con Miguel Ángel Silvestre, por su indudable tirón, al tiempo que son dos actores solventes. Barroso arranca con cierta fuerza y si bien su intriga no resulta muy sorprendente, genera el interés del espectador lo suficiente. Además, el elenco de secundarios está bien escogido, y tiene una factura impecable, pues aspectos como la fotografía de David Omedes (Todo lo que tú quieras) son de primer orden. Sin embargo, y aunque el desarrollo se sostiene durante la mayor parte de Lo mejor de Eva, hacia el tramo final el realizador se empeña en reiterar los encuentros apasionados en la cama de los protagonistas, lo que logra estancar el film. Y después sobreviene un final apresurado, tan poco convincente que la siempre impecable Leonor Watling no parece tomárselo en serio. La sensación final del espectador no es positiva.

4/10
Alacrán enamorado

2012 | Alacrán enamorado

Julián forma parte de un grupo de neonazis –una especie de familia adoptiva, pues su verdadero hogar es un infierno–, aunque su pensamiento intelectual no es excesivamente elaborado. La amistad con Luis y las arengas de Solís, el líder que nunca se mancha las manos, alimentan sus prejuicios, pero lo que de verdad desearía es llegar a ser un gran boxeador. Después de que sus colegas monten una bronca monumental en el gimnasio que entrena, es invitado a no regresar. Pero vuelve de noche a disculparse, y el gerente del local le readmite, lo que no agrada para nada a Carlomonte, el entrenador. El chico se esfuerza, y encuentra una “familia” aún más atractiva ahí, e incluso para su sorpresa empieza a verse atraído por una chica mulata, Alyssa, que se ocupa de limpiar el local. Carlos Bardem coescribe en Alacrán enamorado el guión que adapta su propia novela, y asume un papel, el del perdedor entrenador Carlomonte. Ha contado con el respaldo en la producción de su archifamoso hermano Javier Bardem, que también interpreta un personaje menor. Tras la cámara un director prometedor, Santiago Zannou, que filma su cinta más comercial de planteamiento, tras El truco del manco y La puerta de no retorno. No es Alacrán enamorado una gran película. Su condición de fábula paradójica sobre las distintas caras de los prejuicios resulta un tanto obvia, y abundan los pasajes reiterativos de lo que parece un relato breve muy alargado. Tiene actores guapillos, Álex González y Miguel Ángel Silvestre, pero eso no basta, resultan demasiado monolíticos en su desconcierto y rabia vitales. El amor casi animal de Julián por Alyssa lo es todo menos romántico, y hasta la bienintencionada crítica a las actitudes xenófobas puede verse lastrada por la presencia de Javier Bardem, actor que precisamente por sus posicionamientos políticos, realizados públicamente con acritud, genera rechazo en gran parte del público español.

4/10
Los amantes pasajeros

2012 | Los amantes pasajeros

El vuelo de la compañía aérea Península despega desde Madrid en dirección a México. Pero por problemas con el tren de aterrizaje deberán abortar el viaje. Durante varias horas se mantendrán volando por el espacio aéreo español a la espera de tener luz verde para un aterrizaje de emergencia. Con el fin de evitar problemas, la mayoría de los pasajeros han sido drogados convenientemente. El piloto es un bisexual que está enrollado con uno de los tres azafatos homosexuales que completan la tripulación, junto con el copiloto, éste también con líos de género. Entre los pasajeros están una dominatrix de alto standing, un pobre tipo que huye de una chica enferma, una vidente medio tarada que quiere perder la virginidad, un misterioso hombre de negro, un empresario corrupto y una pareja de recién casados. Todos tendrán sus minutos de historia. Dentro del surrealista y disparatado universo de Pedro Almodóvar Los amantes pasajeros es a la comedia lo que La mala educación es al drama. En otras palabras, estamos ante una de las peores películas del director manchego, al menos de los últimos tiempos. Fracasa estrepitosamente en su intento por encontrar la tecla para meterse al público en el bolsillo, cosa que es la verdadera especialidad de Almodóvar y la clave de su éxito. Sin ese don para llegar a la gente, sus argumentos estrafalarios, erótico-festivos y rebuscadamente inverosímiles se vienen abajo. Y aquí ocurre justamente eso. La trama de toda la película es un monumento a la ligereza, la zafiedad, la exageración del mundo de locas homosexuales y conversaciones vanas de portera, tan típico de su filmografía; pero al contrario que otras veces en Los amantes pasajeros nada adquiere consistencia, todo es anecdótico, trivial, tonto: al final el espectador tiene la sensación de haber estado viendo una gigantesca nada, un conjunto de sketches televisivos de muy baja ralea, montañas de chistes verdes, ejercicio de locazas que en otros tiempos darían que hablar y hoy en día no producen risa, sino más bien aburrimiento. Es como si Almodóvar hubiera querido regresar a los 80, con una bomba de frescura escandalosa, y el trasnochado experimento le hubiera explotado en la cara. Hay lógicamente algunos momentos, contados, en que es imposible no sonreírse (o reírse de la pura vergüenza), tales son las esperpénticas situaciones “amaneradas”, así como ciertos coscorrones a las corrupciones del poder y de los negocios que funcionan momentáneamente. También destaca, claro, el numerito musical, por lo insólito y artificioso de la ocurrencia, y ese aire kitch del conjunto, con la luminosa fotografía de colores claros, limpios, de pintura warholiana. Pero, al fin, todo es tan demente y ridículo que ni un impresionante elenco de actores y actrices de enorme renombre –hay cameos hasta de Antonio Banderas, Penélope Cruz y Paz Vega– es capaz siquiera de evitar la catástrofe de la vacua y procaz farsa que inunda cada uno de los minutos del film. Y, si hay que salvar algo, el trabajo de Blanca Suárez en las pocas tomas de exteriores sería una buena opción.

2/10
The Pelayos

2011 | The Pelayos

A principios de los 90, Gonzalo García-Pelayo adquirió notoriedad en los medios de comunicación porque había diseñado un método con el que con ayuda de su familia había ganado millonadas en los casinos. Consistía en aprovecharse mediante un programa informático basado en la estadística de los mínimos defectos de fabricación de las mesas de la ruleta, que dan ventaja a unos números con respecto a otros. Eduard Cortés (La vida de nadie) lleva al cine la interesante historia del clan de los Pelayo. El guión de The Pelayos, coescrito por el propio Cortés con el especialista en series en catalán Piti Español, le da el protagonismo a Iván, uno de los cinco hijos de Gonzalo, que aspira a triunfar como músico. Mientras espera su oportunidad, se deja convencer por su progenitor para reclutar entre los suyos un equipo que apueste día tras día, siguiendo estrechamente sus intenciones, en un casino que dirige un duro individuo conocido como La Bestia. Uno de los primos de Iván, Alfredo, pondrá en peligro la operación tras embelesar a una atractiva croupier del local. El realizador aprovecha el interés que despierta de por sí la historia real, y se luce con una factura técnica impecable y moderna, con dinámicas secuencias de las apuestas. The Pelayos tiene a su servicio un buen reparto, con la presencia destacada de Lluís Homar (el patriarca), Daniel Brühl (su hijo) y Miguel Ángel Silvestre (excelente como tipo brutote y primario, aunque no ha demostrado ser capaz de interpretar otro papel). Acaba convirtiéndose en rey de la función Eduard Fernández, que convierte a la Bestia en un villano carismático con clase. Por contra, le falta dramatismo a las historias personales de los personajes, y tampoco consigue la tensión deseada en los momentos cumbre. Además, suena a ya vista en otras cintas del subgénero del mundillo del juego, sobre todo en la superior 21: Black Jack, basada en una historia real muy similar.

5/10
Todo es silencio

2011 | Todo es silencio

El veterano José Luis Cuerda vuelve a adaptar una novela de Manuel Rivas, 13 años después de La lengua de las mariposas. El escritor y periodista coruñés se ha encargado personalmente del guión adaptado. Todo es silencio transcurre en dos tiempos. Comienza en 1969, cuando Fins y Brinco, dos niños de Noitía, un pueblo costero, rivalizan por atraer la atención de Leda. Los tres preadolescentes ayudan ocasionalmente a algunos de sus vecinos a descargar la carga de Mariscal, cabecilla de una red de contrabandistas y cacique local, que tiene comprada hasta a la pareja de la Guardia Civil que vigila la zona. El segundo segmento transcurre 20 años después, cuando Fins regresa al lugar convertido en agente de narcóticos, y se encuentra que Brinco ha tenido un hijo con Leda y se ha convertido en uno de los más destacados componentes de la cuadrilla de Mariscal. Un personaje cinéfilo de Todo es silencio, que a ratos intenta recuperar el tono de los westerns clásicos, comenta en un momento dado que sólo hace falta John Wayne y un caballo para rodar una película. Se podría decir metafóricamente que José Luis Cuerda cuenta con su John Wayne –un reparto plagado de eficaces actores como Juan Diego, Chete Lera y Miguel Ángel Silvestre– y hasta dispone de caballo, tal y como se conoce popularmente a la heroina, droga que le proporciona al realizador una temática –el narcotráfico en Galicia– de enorme interés. Y sin embargo, con estos elementos, Cuerda no hilvana una película, o al menos no una demasiado redonda. Uno de los principales problemas son los diálogos que le proporciona Manuel Rivas, con frecuencia larguísimos, más literarios que cinematográficos. Por regla general los actores no parecen conversar entre sí, sino que cada uno suelta una especie de monólogo que le hace parecer desconectado del resto del elenco. Mientras que algunos de los actores salen al paso, como los anteriormente citados, a otros como Quim Gutiérrez o Celia Freijeiro se les atragantan sus textos. Aunque en Todo es silencio José Luis Cuerda describe lugares y ambientes con encanto que despiertan la nostalgia, como la escuela abandonada de los indianos o la cantina local, fracasa por completo con los estallidos repentinos de violencia que tratan de imitar lejanamente la fórmula de El padrino. ¿Por qué se ha metido en camisa de once varas el responsable de El bosque animado al pretender narrar una historia que incluye un tiroteo y por momentos debería tener tono de thriller? El salto temporal no está conseguido, porque se supone que apenas ha cambiado nada en el escenario de la acción, pero es que efectivamente, no parece que hayan transcurrido dos décadas, sobre todo porque la ambientación viene a ser más o menos la misma, y varios personajes siguen estando exactamente igual. Además, algunos fragmentos son tan tópicos que rompen el dramatismo, como los hippies descubiertos por los niños bañándose desnudos y dando rienda suelta a sus pasiones en la playa, o el sacerdote que en sus contadas apariciones sólo parece preocuparse por aquellos que le donan dinero, aunque éste proceda de la delincuencia. Pero el principal escollo de Todo es silencio viene a ser su falta de intensidad dramática. Pese a que se toma mucho tiempo para describir que Fins, Brinco y Leda han estado unidos desde su infancia, no parece que les afecte demasiado lo que les ocurre de adultos.

4/10
La trampa de la luz

2010 | L'imbroglio nel lenzuolo

1905, el cinematógrafo ha alcanzado el sur de Italia, y pone el miedo entre la gente, a la que le parece una trampa diabólica. Lo llaman o ´imbroglie din t´o lenzuolo - El truco en la Hoja, con sábanas blancas que se utilizan para la proyección.

Alakrana

2010 | Alakrana | Serie TV

Reconstrucción del drama vivido por los 36 tripulantes del atunero Alakrana, secuestrados por piratas fuertemente armados el 2 de octubre de 2009, cuando faenaban cerca de las costas de Somalia. La historia conmocionó a la opinión pública española y se vivieron momentos de gran tensión, como cuando los piratas anunciaron su intención de ejecutar a algunos de los tripulantes. El reparto está encabezado por el popular Miguel Ángel Silvestre (Sin tetas no hay paraíso), acompañado de actores tan solventes como Carlos Hipólito y Fernando Cayo. Inicialmente pensada para su estreno en cine, esta producción ha acabado estrenándose como serie televisiva de dos capítulos.

5/10
Verbo

2010 | Verbo

Sara es una adolescente inteligente y sensible, que no entiende el mundo del siglo XXI en que le ha tocado vivir. Sus padres no la entienden ni llegan a ella. Uno de sus mejores amigos se pasa el día entero jugando con la consola. En clase le explican cosas de interés cuestionable. Y le deprime el trabajo de su padre, derribando casas para construir nuevos edicicios inhumanos, sin personalidad. En cambio se siente tremendamente atraída por los graffitti que cubren paredes y suelos del barrio, firmados por un tal Lírico, que le invitan a descubrir la belleza del mundo. Eduardo Chapero-Jackson debuta en el largo después de destacar con buenos y premiados cortometrajes como Alumbramiento. En su haber hay que reconocerle unas señas de identidad y un mundo propios, de modo que en su trama, una especie de fábula, se empeña en decir algo, eso tan denostado por algunos críticos llamado “mensaje”, y lo hace dirigiéndose a la gente joven, tan amuermada en la sociedad occidental. Lo hace con un planteamiento a lo Matrix, donde muestra a personas que viven una vida que no es vida. Y su formato de cuento también le emparenta con Frágil, de Juanma Bajo Ulloa, que también abordaba el hastío ante ciertos planteamientos vitales. El director y guionista es muy crítico con ciertas existencias vacías, de modo que entiende que ante situaciones sin aparente salida alguien pueda plantearse la salida en falso del suicidio. Pero a continuación denosta esa solución errada de quitarse la vida, para hablar de la necesidad de afrontar los problemas, con una actitud valiente y hasta quijotesca, la alusión explícita a la genial obra de Miguel de Cervantes no es en absoluto casual. Y a pesar de todo... Chapero-Jackson no entrega una película redonda. Visualmente es deslumbrante, y audaz que al mismo tiempo que cuida imágenes y efectos defienda el recurso al verbo, la palabra rimada, la frase musical. Pero también resulta a ratos pretencioso y acaba cayendo en la vacuidad que denosta. Quizá sea paradójico decirlo, pero el formato de corto le habría venido mejor a esta película. Porque al final parece que haya un esfuerzo por alargar la cosa lo suficiente para que sea un largo, con las pruebas por las que pasa Sara, o la asistencia de los mentores. Y el mentado “mensaje” se queda, y perdón por el fácil juego de palabras, “corto”. Una apuesta por vivir la vida plenamente que no se sabe en qué consiste, como tampoco cuáles son las ayudas con las que se cuenta, pues no son desde luego las prestadas por padres y profesores, apenas se vislumbra el apoyo de un compañero y las propias fuerzas interiores. De hecho hay una extraña historia escuchada en clase, la del monje herético, cuya mención por dos veces en el film parece tratar de justificar la autonomía moral, cada uno ha de dictarse sus propias normas a la hora de actuar.

5/10
3:19

2008 | 3:19

3:19 plantea la idea de que la vida está compuesta de un cúmulo de casualidades. Nada puede hacer el ser humano para controlar su destino cuando todo parece estar en manos del azar. Esta premisa se acerca al espectador de la mano de un grupo de tres jóvenes y su relación con el mundo. Pues estas casualidades parecen dirigir todo cuanto tienen, desde el amor, a la muerte. Esta película que pretende hacer reflexionar al espectador, está protagonizada por Miguel Ángel Silvestre, rostro de moda de la televisión española. El actor tiene encandilado al público femenino gracias a su papel de el Duque en la serie Sin tetas no hay paraíso.

4/10
Zhao

2008 | Zhao

Zhao fue adoptada en China por un matrimonio español. Ahora es una chica joven que vive con su novio, Martín. Pero la vida de Zhao cambia radicalmente cuando pierde a sus progenitores en un accidente de coche. Comienza a plantearse preguntas sobre sus orígenes y sobre sus raíces y empieza a madurar una serie de ideas que puede que cambien su vida para siempre. El mayor atractivo de esta película financiada por la Generalitat Valenciana es la presencia de Miguel Ángel Silvestre como Martín. Y no porque sea lo mejor del film, sino porque gracias a su papel de el Duque en la serie Sin tetas no hay paraíso ha alcanzado fama a nivel nacional. Sin embargo se trata de un film lleno de imágenes preciosistas demasiado pretenciosas y de una agotadora voz en off. En general todo es inane y vacuo, una pena, porque el tema del escaso aprecio a las niñas en China -que son fácilmente abandonadas por sus padres- podía haber dado pie a una reflexión, que aquí se queda en apunte casi anécdotico.

4/10
Reflections

2008 | Reflections

Un joven es detenido después de que la policía haya comprobado que su ADN coincide con el encontrado en los escenarios de varios crímenes cometidos por un asesino en serie. Todo apunta a su culpabilidad, pero el asunto da un giro de 180º cuando se produce un nuevo asesinato con las mismas características, mientras él está detenido. Cinta protagonizada por el ahora popular Duque de Sin tetas no hay paraíso. Miguel Ángel Silvestre comparte cartel con el norteamericano Timothy Hutton, alguien de quien el español puede aprender mucho.

4/10
A contraluz

2008 | A contraluz

Recopilación de los tres impactantes cortos de Eduardo Chapero-Jackson, multipremiado director que ha logrado que sus dos primeros trabajos hayan sido preseleccionados para los Oscar, mientras que el segundo de ellos, Alumbramiento, obtuvo el premio UIP al Mejor Corto Europeo en el Festival de Venecia. Esta retrospectiva deja claro que Chapero-Jackson tiene un brillante futuro, por su esmerada dirección de actores, su aprovechamiento de los medios técnicos (la música y la fotografía), y sus interesantes elecciones temáticas. Contracuerpo –su ópera prima– es un oscuro relato que trata el problema de la anorexia. Una muchacha adelgaza más y más kilos, hasta que logra meterse en el interior de un maniquí. Éste es trasladado por unos mozos de almacén que lo llevan a una tienda de ropa. Así acaba siendo exhibida en el escaparate. Chapero-Jackson logra imágenes de gran intensidad, como la colección de básculas que la protagonista ha clavado en la pared, que llevan escrita la cifra de los kilos que ésta ha ido perdiendo. La fascinación que el anoréxico maniquí parece despertar en una niña que pasa junto al escaparate funciona como metáfora de la nefasta influencia de los ideales estéticos equivocados que rigen en la actualidad. Esmeradísimo trabajo de la actriz Macarena Gómez, que parece realmente afectada por la lacra que sufre su personaje. En Alumbramiento –su mejor trabajo–, Chapero-Jackson narra la última noche de una anciana enferma, que se verá rodeada por sus familiares en los momentos previos a su inminente muerte. Inspirado en la muerte de sus abuelos, a los que dedica el corto, el realizador ha sabido captar el miedo de los parientes, las dudas, los intentos de aceptar lo que va a ocurrir, la despedida de los seres queridos y la nostalgia. Destaca el momento en que los personajes rememoran una canción que la moribunda entonaba años atrás a los niños. Filma Chapero-Jackson con contundencia y sobriedad, sin recrearse en sentimentalismos artificiales. El reparto es excelente, con una sobrecogedora interpretación de Mariví Bilbao, que aunque es más conocida por su registro cómico de la serie Aquí no hay quién viva, resulta muy convincente como anciana a punto de fallecer. Por último, The End es un mediometraje de 30 minutos rodado en inglés, y que se estrenó con ocasión de la Expo del agua de Zaragoza, en 2008. No desentonaba allí, puesto que muestra las duras consecuencias a las que podría llevarnos la sequía, y la desertización en un futuro próximo. Una familia viaja en coche por una carretera estadounidense. Son testigos de un robo de un camión cisterna que transporta agua, cuyos autores les roban la única botella que tienen, y su vehículo, dejándoles a su suerte en el desierto. Al director se le ha dado bastante bien construir un film muy personal, a pesar de que tenía que cumplir una curiosa condición: rodar un western. Tan singular premisa nace del premio recibido en Almería por Contracuerpo, que ofrecía ayuda económica para otro trabajo del director siempre y cuando se circunscriba a este clásico género. Y Chapero-Jackson ha cogido del cine del oeste el tono, los personajes, el asalto a una diligencia –que en este caso es el citado camión– y sobre todo los tiroteos, pese a que en realidad es de ciencia ficción apocalíptica, en la línea de Mad Max, con ideas de Waterworld. Esmeradas interpretaciones de un reparto que cuenta con el mismísimo Miguel Ángel Silvestre, convertido en un fenómeno de masas por su papel de ‘Duque’ en la serie Sin tetas no hay paraíso.

6/10
The End

2008 | The End

Mediometraje de 30 minutos rodado en inglés, y que se estrenó con ocasión de la Expo del agua de Zaragoza, en 2008. No desentonaba allí, puesto que muestra las duras consecuencias a las que podría llevarnos la sequía, y la desertización en un futuro próximo. Una familia viaja en coche por una carretera estadounidense. Son testigos de un robo de un camión cisterna que transporta agua, cuyos autores les roban la única botella que tienen, y su vehículo, dejándoles a su suerte en el desierto. Al director se le ha dado bastante bien construir un film muy personal, a pesar de que tenía que cumplir una curiosa condición: rodar un western. Tan singular premisa nace del premio recibido en Almería por Contracuerpo, que ofrecía ayuda económica para otro trabajo del director siempre y cuando se circunscriba a este clásico género. Y Chapero-Jackson ha cogido del cine del oeste el tono, los personajes, el asalto a una diligencia –que en este caso es el citado camión– y sobre todo los tiroteos, pese a que en realidad es de ciencia ficción apocalíptica, en la línea de Mad Max, con ideas de Waterworld. Esmeradas interpretaciones de un reparto que cuenta con el mismísimo Miguel Ángel Silvestre, convertido en un fenómeno de masas por su papel de ‘Duque’ en la serie Sin tetas no hay paraíso.

6/10
Sin tetas no hay paraíso

2008 | Sin tetas no hay paraíso | Serie TV

Un barrio popular madrileño. Catalina, estudiante de secundaria, y Jesús, que trabaja en una fábrica, viven con su madre Fina, el padre les abandonó. Ella se siente acomplejada por el tamaño de su pecho, a pesar de su belleza; y Jesús se va a quedar sin trabajo, por lo que piensa ganarse un dinero en carreras de autos clandestinas. Por otra parte, en la zona opera un joven narcotraficante conocido como el Duque, amigo de la infancia de Jesús. A sus fiestas lleva jovencitas de buen ver para agradar a sus socios. Sin él saberlo, Catalina, que se siente atraído por el Duque, acude a una de las fiestas, y se gana un enemigo, un narco colombiano. Por otra parte Torres, inspector de policía, investiga la muerte de una prostituta en la que está involucrado el Duque.Teleserie convertida en un fenómeno de masas, ha servido para lanzar al estrellato, al menos en España, a sus jóvenes intérpretes Amaia Salamanca y Miguel Ángel Silvestre. Se basa en la novela de Gustavo Bolívar Moreno, y maneja múltiples subtramas. Se juega con la ingenuidad de Catalina, o simplemente Cata, con los negocios turbios del Duque en plan "padrino" hispano, y con el misterio de por qué Torres tiene tanto interés en la investigación de la prostituta. Una de las cosas que refleja el film es la fascinación por el lujo y la buena vida de tanto jovencito, plasmado en las amigas de Jessie que se convierten en señoritas de alterne al principio, y enseguida en algo muy parecido a prostitutas.

4/10
Sin tetas no hay paraíso (2ª temporada)

2008 | Sin tetas no hay paraíso | Serie TV

Catalina cree que el Duque es el causante de sus males. Sus sentimientos hacia él son contradictorios. Por un lado quiere vengarse de él, pero también se da cuenta de que sigue enamorada de él. Por su parte, el Duque intenta reconquistar a Catalina, y entiende que el verdadero obstáculo que les separa es que está inmerso en el submundo del narcotráfico. Segunda entrega de la versión española de la serie colombiana. Adaptada a la realidad española, ha sido uno de los grandes hitos de la televisión en España.

4/10
La distancia (2006)

2006 | La distancia

Daniel, un boxeador condenado a prisión por un asesinato que no cometió está a punto de salir. Pero un misterioso individuo le amenaza con presentar pruebas en su contra, si no asesina, esta vez sí, a otro recluso. Daniel acaba matándole brutalmente, y al salir se encuentra con la antigua novia del fallecido, por la que se sentirá bastante atraído. Prometedor debut del español Iñaki Dorronsoro que filma un thriller pugilístico que enlaza con títulos clásicos como Nadie puede vencerme , de Robert Wise. Filmada con brillantez, estilo propio y actores solventes (destaca Luppi, interpretando al entrenador), Dorronsoro se enreda en la última parte, y se excede en secuencias de sexo que recuerdan a thrillers eróticos del estilo de Instinto básico.

5/10
Vida y color

2005 | Vida y color

España, 1975. Fede es un chaval de catorce años que está atravesando el momento crítico del paso de la niñez a la adolescencia, justo en la época en que España también se acerca a un nuevo episodio de su historia. En la paupérrima barriada donde vive, Fede tiene pocos amigos y con frecuencia es objeto de escarnio por parte de los niñatos de su vecindario. Sólo está a gusto con Sara, una chica de su edad, y con su abuelo. Una serie de acontecimientos lúgubres, dramáticos e inolvidables, se sucederán en la vida del protagonista. Santiago Tabernero debuta en la dirección con esta historia costumbrista de la España pobre y profunda, cuyo guión es también obra suya. No es nuevo mirar la historia a través de los ojos ingenuos de infancia, pero Tabernero huye con sabiduría del sentimentalismo facilón y adjudica a cada uno de los personajes entidad dramática. Este realismo no está reñido con algún tópico justificado –franquismo y antifranquismo– y con una visión misteriosa y magnificada, a veces truculenta, del mundo de los adultos, como una versión suavizada de las tragedias rurales al estilo Pascual Duarte o Los santos inocentes. El trabajo de los actores es meritorio y la fotografía de José Luis Alcaine verdaderamente excelente.

6/10

Últimos tráilers y vídeos