IMG-LOGO

Biografía

Pierce Brosnan

Pierce Brosnan

67 años

Pierce Brosnan

Nació el 16 de Mayo de 1953 en Navan, Co. Meath, Irlanda

Encanto de las islas

01 Abril 2005

Ha triunfado sobre todo como agente 007. Pero Brosnan no ha querido encasillarse y cuenta con una filmografía bastante interesante.

Fecha de nacimiento: 16 de mayo de 1953.
Lugar: Nava, County Meath (Irlanda).
Estatura: 1'88 m.
Ojos: azules.
Cabello: negro.
Estado civil: casado.

Infancia

No tuvo una infancia demasiado feliz, ya que se separó de sus padres cuando tenía un año. Su padre Thomas abandonó a la familia, y su madre tuvo que marchar a Londres para trabajar de enfermera. Pierce quedó al cuidado de sus abuelos, Philip y Kathleen, en su Irlanda natal. A los diez años, cuando sus abuelos fallecieron, se trasladó a Londres junto a su madre.

Teatro

A los dieciséis años abandonó los estudios e ingresó en el prestigioso London Drama Center. Tras su periodo de formación, hizo sus pinitos en obras como Fulimena y Wait Until Dark, ambas de Zeffirelli y representadas en el York Theatre.

Televisión

Ha participado en media docena de series de televisión. Comenzó en seriales como The Manions of America (1981) o The Nancy Astor (1982), por el que fue nominado al Globo de Oro al mejor actor. Pero fue su papel protagonista en Remington Steele (1983), el que le hizo famoso y le dio notoriedad mundial.

Cine

Debutó en 1980 con el thriller El largo viernes santo, de John MacKenzie. Posteriormente su carrera se limitó a papeles en películas de bajo postín, del tipo El cuarto protocolo (1987), La secta de los falsarios (1988), El cortador de césped (1992) o Hilo mortal (1992). Destacó algo más en la divertida Señora Doubtfire (1993) y en la romántica Un asunto de amor (1994). El estrellato le vino de la mano de Martin Campbell, quien le dirigió en la primera de sus películas de James Bond, GoldenEye (1995). Brosnan logró un agente 007 con un glamour y una elegancia que no se recordaban desde Sean Connery. Hasta el momento ha encarnado otras tres veces al famoso agente británico: El mañana nunca muere (1997), El mundo nunca es suficiente (1999), Muere otro día (2002). Con esta última entrega se embolsó más de 16 millones de dólares. Pero Brosnan ha procurado no encasillarse y ha protagonizado otras notables películas, como Un pueblo llamado Dante's Peak (1997), Robinson Crusoe (1997), El secreto de Thomas Crown (1999), Búho gris (1999), El sastre de Panamá (2001), Evelyn (2002) o la reciente Hasta que la ley nos separe. Próximamente le veremos en la movidita El gran golpe (2004).

Familia

Como irlandés y católico, Pierce Brosnan es un tipo muy familiar. Se ha casado dos veces: la primera en 1980 con la actriz Cassandra Harris, que falleció de cáncer en 1991; y la segunda en el 2001 con la también actriz Keely Shaye Smith. Tiene en total cinco hijos, tres de ellos fruto de sus matrimonios y otros dos adoptado.

Filmografía
False Positive

2020 | False Positive

Lucy y Adrian llevan tiempo intentando tener un hijo sin conseguirlo. Finalmente,deciden buscar ayuda en el doctor Hindle, especialista en fertilidad. Después de unas semanas tomando hormonas, Lucy se somete a una inseminación artificial que funciona con éxito. Con tanto éxito que Lucy queda embarazada de trillizos. Unos días después, el doctor les informa de que llevar a cabo un embarazo de estas características puede poner en riesgo la salud tanto de los niños como de la madre, por lo que Lucy y Adrian deben decidir cuál quieren que viva y cuál no. Al mismo tiempo, Lucy empieza a sufrir una serie de alucinaciones. Le cuesta distinguir lo que es real de lo que no. Poco a poco, a medida que avanza el embarazo, el mundo de Lucy se va transformando en una terrorífica pesadilla en la que no puede fiarse ni de su propio marido.

Festival de la Canción de Eurovisión: La historia de Fire Saga

2019 | Eurovision Song Contest: The Story of Fire Saga

Lars Erickssong vive en un pueblecito de Islandia, y quedó huérfano siendo niño en los 70. Triste, muy triste, le devolvió la alegría escuchar a ABBA cantar “Waterloo” en Eurovisión, y se prometió algún día competir en este popular concurso musical. Le acompaña desde la infancia en el sueño Sigrit Ericksdottir, y nunca ha tenido tiempo de confesarle su amor, pues cualquier relación romántica le distraería de la meta primordial, que el tándem Fire Saga llegue a la cima. Un cúmulo de casualidades conducirá a la pareja hasta Edimburgo representando a Islandia en Eurovisión. Ahí el representante de Rusia, Alexander Lemtov, podría acabar robando el corazón a Sigrit, y también la cantante griega Mita podría hacer lo propio con Lars. Comedia romántica con prometedor punto de partida, y que encantará a los fans de Eurovisión en su amable mirada paródica. Aunque podía haber sido mucho más divertida y redonda de lo que es. Will Ferrell, protagonista que coescribe el guion, probablemente es el gran artífice de sus muchas frases alusivas a los genitales, bastante cargantes. Algunas ideas, como la conclusión del “boat party” que posibilita que Fire Saga compita en Eurovisión obligan a suspender la incredulidad en exceso, para hacerse idea, hasta la posible existencia de los elfos, también planteada en el film, resulta más fácil de aceptar. De todos modos el film dirigido por David Dobkin (lejos ya de su esfuerzo dramático de El juez, y más cerca de títulos como El cambiazo o De boda en boda) resulta simpático, al pintar el ambiente rústico islandés, y la óptica de los dirigentes que buscan un ganador para su país, o el ambiente y coreografías típicos de Eurovisión, incluida una canción grupal, que posibilitan el cameo de muchos rostros que reconocerán los seguidores más frikis del evento musical. Hay momentos graciosos en las desastrosas actuaciones de Fire Saga, y Ferrell y Rachel McAdams resultan creíbles como peculiar pareja, al igual que el metrosexual cantante ruso interpretado por Dan Stevens. La presencia de Pierce Brosnan como huraño padre de Lars se diría un guiño a su presencia en la saga Mamma mia!, mientras que se incluyen algunos intérpretes islandeses y suecos como Jóhannes Haukur Jóhannesson, Mikael Persbrandt y Ólafur Darri Ólafsson, por aquello de que no se diga que...

5/10
Falsa evidencia

2018 | Spinning Man

Evan Birch es un hombre de familia, felizmente casado, que trabaja como profesor en la universidad. Cuando una joven desaparece, su esposa empieza a sospechar de él, pues es habitual que Evan estreche demasiados lazos con sus alumnas. A esas pesquisas se unen las sospechas del detective de la policía Malloy. Entretenido thriller dirigido por el sueco Simon Kaijser, con amplia experiencia televisiva, que juega bien las bazas del supuesto "falso culpable" sembrando la duda durante todo el metraje. Basado en el libro de George Harrar, aquí todo gira en torno a la investigación del caso y al hostigamiento que sufre el sospechoso, un tipo magníficamente interpretado por Guy Pearce en una buena elección de casting. El veterano Pierce Brosnan hace un trabajo sólido en esta especie de duelo de personalidades. Y el resto del reparto incluye algunos rostros conocidos, como el de Minnie Driver en el papel de la esposa de Birch o el de la joven en alza Odeya Rush.

5/10
Mamma Mia! Una y otra vez

2018 | Mamma Mia! Here We Go Again

Diez años después de la película Mamma mia! y veinte después del musical creado para los escenarios por Catherine Johnson, inspirada en las canciones del grupo sueco Abba, llega esta secuela-precuela –que ambas condiciones presenta la cinta–, a través de una trama sencilla, simple excusa para el divertimento, las canciones y las coreografías, y el empeño, conseguido, por hacer que el espectador se sienta bien, porque triunfa el amor. Tras la muerte de su madre Donna, Sophie ha planificado la reapertura de su hotel, situado en Kalokairi, una idílica y perdida isla griega. Pero su amado Sky, arquitecto, está en Nueva York, y seguramente no se presentará en la inauguración, además de que le ha salido trabajo en la Gran Manzana; tampoco es previsible que se presenten dos de su tres padres –nunca supo cuál de los tres hombres a los que amó Donna es su padre biológico–, ni su abuela americana, excéntrica, una bruja. Pese a todo no ceja en los preparativos, a los que ayudan las otras dos componentes de Dynamo y amigas de Donna, Tanya y Rosie, y que están coordinados por Fernando, un gerente que es una joyita. El relato de esa puesta a punto se entrelaza con la narración de cómo una jovencita Donna recién graduada que viaja por Europa conoció a Harry, Sam y Bill, y llegó a la preciosa isla helénica. Ambas líneas acaban confluyendo en el clímax, pensado con inteligencia, un canto, nunca mejor dicho, a la maternidad. En esta ocasión el guión corre a cargo del también director Ol Parker, conocido sobre todo por los libretos de El exótico hotel Marigold y su secuela, y por Ahora y siempre, cinta romántica con enferma terminal. Aunque también figura acreditada Johnson, la autora del musical, y Richard Curtis, especialista en tramas ligeras que tocan el “cuore”, como Love Actually. Y captan la idea ligera, que es celebrar la “joie de vivre”, la “alegría de vivir”, algo a lo que contribuye poderosamente la selección de las canciones y su inserción en la narración de modo que no aparezcan postizas; ahí la intervención de Benny Andersson y Björn Ulvaeus se muestra también de enorme importancia. Todos los temas funcionan muy bien, aunque brilla especialmente la escena correspondiente a “Waterloo”, que transcurre en París, con Lily James y Hugh Skinner, de fantástica coreografía. También destaca el arranque de “When I Kissed the Teacher”, que transforma una formal ceremonia de final de curso en la universidad, en una auténtica fiesta. Parker sabe además ser visualmente elegante en algunas transiciones entre presente y pasado, o salvar distancias entre personajes, como las que separan a Amanda Seyfried y Dominic Cooper cuando cantan “One of Us”. Otro de los pasajes que eleva el corazón, es el de la llegada de una muchedumbre en barco, que se dirige a la inauguración del hotel, mientras escuchamos “Dancing Queen”. Con reparto de lujo, donde repiten muchos de los actores del film original, unos tienen mayor presencia que otros, pero todos da la impresión de que se lo han pasado en grande con sus apariciones; hasta Meryl Streep se ha apuntado a la fiesta, mientras que la presencia novedosa de Cher casi a los postres, sirve para que escuchemos su potente chorro de voz. De todos modos, si alguien brilla con especial intensidad en el film, ésa es Lily James, la versión juvenil de personaje de Streep: la actriz tiene la pasta de una auténtica estrella, canta y baila muy bien, y encarna a la perfección el idealismo ingenuo que se deja llevar por los sentimientos y por su afán de disfrutar de lo que le ofrece la vida, una óptica algo superficial, pero coherente con la idea de entretenimiento en que consiste el film. También están bien Jeremy Irvine, Josh Dylan y Hugh Skinner, Jessica Keenan Wynn y Alexa Davies, que ofrecen las composiciones jóvenes de los personajes de Pierce Brosnan, Stellan Skarsgård y Colin Firth, Christine Baranski y Julie Walters. Y Andy García sabe conceder empaque a su latino personaje.

6/10
Atentado en el estadio

2018 | Final Score

Un ex militar deberá hacer frente a un difícil reto cuando ha de evitar una matanza en un estadio de fútbol con más de treinta mil espectadores, pues una banda terrorista amenaza con estallar una bomba exigiendo un rescate. Rutinario thriller de acción que sin embargo se ve con cierto interés gracias a la presencia de una platea de actores solventes, capitaneados por Pierce Brosnan. Esta vez a quien le toca repartir estopa es al forzudo Dave Bautista.

5/10
The King's Daughter

2017 | The King's Daughter

The Son

2017 | The Son | Serie TV

Canción de Nueva York

2017 | The Only Living Boy in New York

Tras sus dos incursiones en el blockbuster con The Amazing Spider-Man y The Amazing Spider-Man 2: el poder de Electro, el realizador Marc Webb ha regresado a un cine más intimista con Un don excepcional, y esta cinta de iniciación amorosa juvenil, con puntos en común con (500) días juntos, su brillante debut. Tiene como protagonista a Thomas Webb, que se llama así no como referencia al director, sino que por lo visto se pretende homenajear a Charles Webb, autor de la novela en la que se basó El graduado, de temática similar, de hecho, este personaje acaba de graduarse, por lo que busca ocupación. En realidad quiere ser escritor, pero se opone su dictatorial padre, al frente de una potente editorial, que le consigue una cita con una solicitada orientadora, para asesorarle a este respecto. Mientras trata de conquistar a Mimi, la chica de sus sueños, descubre que su progenitor mantiene una aventura extraconyugal con una mujer con la que el chico también acaba liándose. Le confesará tan estrambótica historia a un enigmático vecino, un hombre maduro y desaliñado. Aborda las relaciones familiares, y la necesidad de encontrar apoyo, de abrirse a otras personas, pero los personajes resultan un poco lejanos tal y como están descritos; no ayudan los insulsos diálogos del guionista Allan Loeb (La era del rock). Les da algo de vida un ilustre plantel de actores, sobre todo roba la función Jeff Bridges, por su enorme carisma, pero están muy bien escogidos también los padres, Pierce Brosnan y Cynthia Nixon, o la amante, Kate Beckinsale, así como el joven actor principal, Callum Turner, que hasta ahora ha desarrollado su carrera como secundario. Y Webb dirige con frescura, lo que al menos logra que se visione con cierto agrado.

5/10
El extranjero

2017 | The Foreigner

Quan Ngoc Minh es un ciudadano chino que regenta un restaurante en Londres. Será testigo directo de la muerte de su única hija en un atentado terrorista, reivindicado más tarde por componentes del IRA. Su tragedia le deja muy tocado anímicamente, pero eso no impide a Minh acudir hasta la saciedad a las autoridades policiales para exigir que se haga justicia. Harto de esperar y con la sospecha de que el viceministro de Irlanda del Norte Liam Hennessy –ex miembro del IRA– sabe más de lo que dice, marchará a Belfast para hacerle una visita. Entretenida película de Martin Campbell, un director que conoce a la perfección el oficio de hacer pasar un buen rato al respetable, como ha venido demostrando en filmes como La máscara del Zorro, Límite Vertical o Casino Royale. Ofrece aquí un thriller actual, con sus buenas dosis de acción, de drama y de cierta intriga, con implicaciones políticas que actualizan la cuestión del nacionalismo irlandés, después de 20 años de paz tras la guerra terrorista abierta entre el IRA y el gobierno británico en la isla. El guión de David Marconi (Enemigo público) toma como material base una interesante novela de Stephen Leather, quien expone el doble juego emprendido por algunos políticos de Belfast. En este sentido, hay realismo en el retrato de los personajes, modelo del cual es el viceministro interpretado sólidamente por Pierce Brosnan, personas que encarnan con sus ambiguas ideas una situación social aún inestable, en donde quedan patentes las dificultades para cicatrizar heridas y restañar los daños provocados por la violencia, así como el oportunismo propiciado por el trabajo político. También destaca en esa visión seria de El extranjero el personaje interpretado por Jackie Chan, que da muestras de estar en una forma envidiable a sus 63 años. Su composición de hombre de a pie, padre desolado hasta el extremo, le aporta un tono mucho más dramático del habitual, algo que también se comprueba en la verosimilitud de las escenas de acción y las peleas cuerpo a cuerpo.

6/10
Amenazados en la red

2016 | I.T.

Un empresario multimillonario se ve envuelto en un problema mayúsculo cuando decide despedir a su consultor de tecnología y éste decide vengarse acechándolo a él y a su familia. Pierce Brosnan desempeña el papel de Mike Regan, el propietario y gerente de la multinacional que entra en el macabro juego de uno de sus ex empleados que hace uso de la tecnología para invadir la privacidad de él y su familia. El resultado es un thriller criminal, con dosis dramáticas, que ofrece alguna reflexión interesante pero que acaba resultando más convencional de lo esperado.

4/10
Deseo peligroso

2016 | Urge

En una isla paradisiaca unos jóvenes se disponen a pasar unos días de asueto. Conocerán a un tipo misterioso, dueño de un club nocturno, que les invitará a probar una nueva droga. Las cosecuencias del estupefaciente es que desinhibe totalmente al consumidor, por los que los jóvenes empezarán a dar suelta sus instintos más primarios, lo cual puede costarles la vida. Thriller más que discreto que reúne un apañado grupo de actores, de rostros conocidos, encabezados por Pierce Brosnan en el papel del propietario del club. Lógicamente ofrece escenas un tanto extremas, pero el resultado queda por debajo de las expectativas.

4/10
Golpe de estado

2015 | No Escape

La familia Dwyer se traslada en avión a un país asiático, donde el padre Jack va a trabajar en una empresa de depuración de aguas. Pero justo la noche de su llegada se produce el asesinato del primer ministro y el país queda sumido en el caos más violento. A primera hora de la mañana Jack se da cuenta de que él y los demás extranjeros son objetivos de los revolucionarios, que empiezan a asesinar a mansalva. Desde ese momento Jack tendrá como obsesión escapar y poner a salvo a su familia, cosa que parece materialmente imposible. Trepidante film, modélico en su concepción “familia atrapada sin posibilidad de escapar”, que supone sin duda el mejor trabajo hasta la fecha de su guionista y director John Erick Dowdle (Así en la Tierra como en el infierno). Aunque hay una leve aunque explícita mención a la culpabilidad de occidente respecto a la situación injusta de muchos países de asiáticos, el guión ha sido depurado hasta el extremo para no perderse en berenjenales políticos, sentimentales o simplemente discursivos. Aquí hay los mínimos pespuntes –se supone que estamos ante un golpe de estado en Tailandia– para que la trama resulte absolutamente verosímil y el realismo contundente de la situación transmita la idea de que únicamente un milagro podrá salvar a esa familia de ser asesinada. El ritmo de Golpe de estado es enorme (los hechos suceden en un único día) y la puesta en escena realista, con profusión de primeros planos y cámara en movimiento (pero sin agotar) logran que la sensación angustiante no desaparezca ni un minuto del metraje. Hay escenas potentes, como la del salto al tejado o la de la motocicleta entre la masa revolucionaria. Por encima de la autoconservación, funciona además la obsesión natural de unos padres por salvar a su prole, cuestión apuntalada varias veces por Erick Dowdle. También se evita certeramente el peligro de derivar la historia hacia un film de acción al estilo agentes especiales, de modo que la inclusión del personaje interpretado por Pierce Brosnan brilla sólo lo justo. Los actores están formidables, especialmente los padres: un Owen Wilson en un papel muy alejado de sus típicas comedias, y una aterrorizada Lake Bell (El chico del millón de dólares).

7/10
Survivor

2015 | Survivor

La norteamericana Kate Abbott se traslada desde Estados Unidos hasta Londres para trabajar en el Departamento de Estado. Será la única superviviente de un colosal atentado y entonces todas las sospechas recaerán sobre ella. Kate deberá demostrar su inocencia y descubrir a los culpables. Rutinario thriller de acción, cuyo guión sin embargo está bien urdido para mantener el interés y además cuenta con una sólida dirección del competente James McTeigue (V de Vendetta). Ayuda también que el reparto es tan solvente como era de esperar, dado que cuenta con variados rostros conocidos.

5/10
Mejor otro día

2014 | A Long Way Down

En la noche de final de año, Martin (Pierce Brosnan), un exitoso presentador televisivo cuya vida se ha convertido en un desastre pretende saltar desde lo alto de un edificio. No es el único. Se supone que la fecha y el lugar son como un imán para los potenciales suicidas, pues por ahí se dejan ver Maureen (Toni Collette), dedicada en cuerpo y alma a cuidar a su hijo paralítico; Jess (Imogen Poots), una jovencita a la que no hace caso su padre, un célebre político; y J.J. (Aaron Paul), integrante de una banda musical, al que han diagnosticado un cáncer. Contra pronóstico surge una peculiar amistad y un pacto; no volverán a intentarse quitar la vida hasta el día de San Valentín, y puede que entretanto encuentren motivos para amar la existencia. El novelista Nick Hornby ha sido adaptado al cine con bastante fortuna en títulos como Fuera de juego, Alta fidelidad y Un niño grande. El film que nos ocupa tiene un arranque prometedor, que promete un humor surrealista a la hora de describir cómo se estrechan los lazos en lo que podríamos denominar “club de los suicidas vivos”. Desgraciadamente el cineasta francés Pascal Chaumeil, que ha rodado antes algunas comedias agradables pero no memorables –Los seductores, Llévame a la luna–, se atasca en esta incursión tragicómica en el cine rodado en inglés, pues no logra emocionar todo lo que debiera en las cuitas de los personajes que les empujan al suicidio –en algunos casos están muy desdibujados, quizá quienes más tienen algo parecido a un personaje son Toni Collette e Imogen Poots–, y tampoco acaba de decantarse por la línea del disparate cuesta abajo y sin frenos. Así las cosas, el resultado es irregular, con algunos momentos intensos –los que tienen lugar en la azotea de un edificio especialmente, y algún pasaje relativo a algún personaje– que no bastan para sostener con firmeza todo el entramado narrativo.  

5/10
El marido de mi hermana

2014 | How to Make Love Like an Englishman

El prestigioso pero excéntrico profesor de Poesía Romántica de Cambridge Richard Haign, lleva una vida bohemia marcada por sus idilios temporales con algunas de sus jóvenes alumnas, a las que encandila citando a Byron mientras les quita la ropa. Una de ellas, la adinerada estadounidense Kate, le anuncia que va a tener un hijo suyo, y aunque acepta casarse con ella e iniciar una nueva vida en su país natal, se enamora de Olivia, una novelista a la que conoce por casualidad. Ésta resulta ser... ¡hermana de Kate! Le falta chispa a los filmes dirigidos por Tom Vaughan, responsable de Algo pasa en Las Vegas y Medidas extraordinarias, que tampoco logra remontar el mediocre guión de esta comedia romántica de baja intensidad, que confirma que el subgénero languidece en Hollywood en los últimos años. Predecible, poco fresca y descuidada, tiene incluso la mala suerte de que se estrena en España una semana antes que la francesa 3 corazones, con un punto de partida similar (un tipo descubre que la mujer de la que está enamorado casualmente es hermana de su esposa), pero en clave de drama, mucho mejor resuelta. Como se podía predecir, Pierce Brosnan da la talla como británico cínico y caradura, pero casa mal en pantalla con Salma Hayek (Olivia) y Jessica Alba (Kate), sobreactuadas hasta el descontrol. Quizás el mayor atractivo sea contemplar el trabajo en pequeños papeles de las viejas glorias Malcolm McDowell y la galardonada con el Oscar por su papel de sordomuda en Hijos de un dios menor Marlee Matleen.

4/10
La conspiración de noviembre

2014 | The November Man

Peter Devereaux es un antiguo activo de la CIA, que se retiró del servicio tras una misión en Montenegro, en donde uno de sus hombres, Mason, no acató sus órdenes, lo que motivó la muerte de un niño inocente. Años después, un antiguo jefe de la Agencia, extraoficialmente, le pide ayuda para extraer a una antigua conocida, Natalia, que ha recabado en Moscú información comprometedora de un líder ruso emergente, antiguo militar, Arkady Federov. La operación vuelve a salir mal, y de nuevo Mason está en el ajo, lo que empuja a Devereaux a llegar hasta el final en lo relativo a Federov, al tiempo que ajusta cuentas con su antiguo hombre, lo que le llevará a viajar a Belgrado, en la antigua Serbia. Una película de espías a la antigua usanza, a pesar de que ya no hay guerra fría, y de que no faltan las imágenes y seguimiento por satélite, los drones y los ordenadores, tan omnipresentes en los nuevos tecnothrillers. El tema no es completamente novedoso para su director, el australiano Roger Donaldson, que casi 20 años antes rodó No hay salida. Y curiosamente cuenta con un antiguo 007 en la pantalla, Pierce Brosnan, y con una chica Bond de la última hornada, Olga Kurylenko. Sin embargo, las cuestiones políticas a que alude el film –crímenes de guerra, el enfrentamiento bélico entre Rusia y Chechenia– no dejan de ser menciones de escaso calado a la hora de dar verdadero peso a la trama. Aunque la película resulta entretenida, el resultado es bastante desigual. Conspiración de noviembre empieza bien, y más de la mitad de la cinta, sin inventar la pólvora, mantiene el interés, con un Deveraux frío e implacable, y la sensación de peligro inminente que no cesa, más persecuciones que quitan el resuello. Pero cuando empiezan algunas "sorpresas" sobre el pasado del personaje de la Kurylenko, y el punto flaco de nuestro agente Brosnan, la cosa se desinfla hasta extremos alarmantes, lo que lleva a un final de esos que se cabe describir como "final por derribo", o sea, hay que colgar el cartel de "apaga y vámonos". La verdad es que se habría agradecido un remate un poco más trabajado.

5/10
The Coup

2013 | The Coup

Una familia americana, trasladada al sudeste asiático por motivos laborales, se ve de pronto inmersa en un violento golpe de estado en el que los ciudadanos extranjeros son asesinados de forma indiscriminada. Tendrán que buscar la forma de sobrevivir en medio del caos.

Un golpe brillante

2013 | The Love Punch

La comedia de robos ha dado mucho juego en el cine, con grandes títulos como El quinteto de la muerte, Rufufú o la española Atraco a las tres. El londinense Joel Hopkins trata de recuperar el espiritu de los clásicos del género, especialmente de los filmes de los 60 Cómo robar un millón y La pantera rosa (a la que alude uno de los diálogos) en Un golpe brillante, tercer largo que escribe y dirige tras Jump Tomorrow y Nunca es tarde para enamorarse. En Un golpe brillante, Richard, divorciado que mantiene una excelente relación con su ex, Kate, ha planeado una feliz jubilación. Pero las acciones de su empresa caen en picado por culpa del nuevo dueño, un tiburón de las finanzas, que la ha hundido para sacar tajada. Con ayuda de Kate, y de un matrimonio de amigos, planea robar un valioso collar de diamantes que el causante de su desgracia le ha regalado a su prometida. Se agradece que Un golpe brillante tenga un tono más o menos amable, y también que apueste por la unidad familiar y que denuncie las prácticas empresariales abusivas al margen de la ley. Incluso puede servir como entretenimiento ligero para un espectador que tenga un día de pocas exigencias, y se conforme con ver lo bien que se conservan en su madurez Pierce Brosnan y Emma Thompson y poco más. Pero acumula clichés, y el director parece haber dado a los actores carta blanca para que suplan las carencias del libreto intentando hacer reír infructuosamente a base de gestos exagerados. El caso más extremo es el del gran Timothy Spall, desperdiciado en un personaje fácilmente suprimible del guión.  

4/10
Amor es todo lo que necesitas

2012 | Den skaldede frisør

Tras ganar un merecidísimo Oscar a la mejor película extranjera con la redonda En un mundo mejor, la danesa Susanne Bier –también autora entre otros títulos de Hermanos y Después de la boda– cambia radicalmente de localizaciones, pues Amor es todo lo que necesitas transcurre casi por completo en majestuosas localizaciones de Italia. Cuando parece a punto de ganar la dura batalla contra el cáncer, Ida sufre un inesperado revés al descubrir in fraganti a su marido con otra. A pesar de la desesperación que le invade, decide acudir como tenía previsto a la boda de su hija en la pequeña ciudad italiana de Sorrento. Mientras conduce al aeropuerto colisiona con el coche de un amargado individuo. Resulta ser Philip, el padre del novio, un hombre amargado por la pérdida de su esposa, por el que sin embargo Ida empezará a sentirse atraída durante los preliminares de la ceremonia. Pierce Brosnan viaja a un idílico lugar europeo rodeado de mar para una boda filial. Aunque esta vez el actor no canta, casi se diría que Amor es todo lo que necesitas es el reverso de Mamma Mia!, porque con elementos que en otras manos habrían dado lugar a un film frívolo y ligero, quizás a una comedia romántica de las más bobaliconas, Susanne Bier construye un film sólido. En comparación con su filmografía precedente, viene a ser lo más parecido a un divertimento que quizás pueda llegar a rodar la danesa, que empezó su carrera con el dramón Te quiero para siempre y desde entonces ha dejado poco espacio a la carcajada. Pero aunque logra hacer reír en ocasiones, tiene un trasfondo de drama que da pie a la reflexión sobre las relaciones familiares, la enfermedad, la infidelidad y la necesidad del amor. Viene a ser como si la realizadora quisiera demostrar que su dominio de la realización da de sobra para rodar secuencias de comedia, pero no desea olvidar que la vida también es trágica. Quizás Amor es todo lo que necesitas no llega a ser tan redonda como las anteriores películas de Susanne Bier, pero ésta lleva al espectador hacia donde quiere con maestría. No sólo Brosnan está a años luz de otros de sus trabajos, más real y humano que de costumbre. Le rodea un reparto de lo más ajustado, en el que sobresale Trine Dyrholm, una de las grandes del cine escandinavo, cuyo personaje protagonista, Ida (fuerte frente a la enfermedad, pero necesitada de cariño), tiene muchos más matices y presencia en pantalla que aquella esposa separada del médico que interpretó en el anterior trabajo de la cineasta.

7/10
Salvation Boulevard

2011 | Salvation Boulevard

La maldición de Dark Lake

2011 | Bag of Bones | Serie TV

Basada en la novela homónima de Stephen King, Un saco de huesos (también conocida como La maldición de Dark Lake) ofrece exactamente lo que cabe esperar de un producto de terror con toques sobrenaturales. Su protagonista, Pierce Brosnan es su principal reclamo y no “decepciona”, ofrece como siempre una batería –limitada– de posturas, gestos faciales y en definitiva la misma dosis de sobreactuación a la que ha acostumbrado a los espectadores de sus películas. Pero en este caso poco podría hacer aunque declamase a Shakespeare como los ángeles, ya que hablamos de una serie cargada de tópicos, en torno a un extraño misterio del pasado que afecta a un grupo de personajes en la actualidad. Y lo que tiene que hacer Brosnan está en el manual básico de cualquier actor: ser encantador, llorar, amar y matar. Teniendo en cuenta que el agente 007 mata igual que llora o se toma un martini, sólo tiene que poner tres expresiones diferentes. Y basta. Interpretaciones a un lado, la miniserie (dos capítulos de hora y veinte de duración aproximadamente) a priori cuenta con todos los requisitos del género y en una obra del especialista del terror Stephen King. La historia está protagonizada por la pareja perfecta. Él es un escritor de Best sellers, Mike Noonan y ella, Jo Noonan, la mejor esposa del mundo. Se ayudan, se apoyan y se adoran, pero un día ella sufre un fatídico accidente y fallece, y él descubre que estaba embarazada. Sumido en una profunda tristeza decide irse a la casa del lago, en la que ella pasó mucho tiempo mientras él escribía en la ciudad. Allí, cómo no, empiezan a pasar cosas extrañas. Música que comienza a reproducirse en mitad de la noche, vasos que se rompen, imanes de letras en la nevera que reproducen mensajes inquietantes, visiones de su difunta mujer... Un gran número de elementos -más que vistos por cierto- van guiando a Noonan hacia el descubrimiento de una macabra historia sucedida en el pasado. La resolución del misterio no aporta nada nuevo, no disgusta del todo, aunque los elementos que aderezan la historia no acaban de cuadrar, incluso llegan a chirriar, como cuando una anciana decrépita le propina un puñetazo a Brosnan y le hace caer por un acantilado. Eso después de verlo correr y ponerse en forma por el bosque. No cuela. De todas maneras, la serie tiene un pase (sólo uno), porque es cierto que la tensión se mantiene y algún sobresalto provocará en el sofá. Como producto menor, se deja ver.

5/10
Tentación en Manhattan

2011 | I Don't Know How She Does It

Tras la discreta acogida por parte del público de la excelente Historia de un crimen, sobre la relación de Truman Capote con los asesinos que le inspiraron para escribir "A sangre fría", Douglas McGrath cambia por completo de registro, y dirige una comedia romántica sin muchas pretensiones. Parte de un guión de Aline Brosh McKenna, que basándose en su propia experiencia personal escribió El diablo viste de Prada. En esta ocasión, McKenna adapta el libro de Allison Pearson que se editó en España como "La vida frenética de Kate". Casada y con dos hijos y también prolífica guionista, y aunque parte de un libro ajeno, se intuye que McKenna ha puesto también en esta ocasión mucho de sí misma en el libreto. Kate Reddy, ejecutiva de éxito de una importante empresa de gestión financiera, se ve obligada a hacer auténticos malabarismos para atender a su marido, arquitecto, y a sus hijos, a los que casi no puede ver por sus constantes viajes. Su situación se vuelve más complicada cuando tiene que ocuparse de un nuevo proyecto profesional junto con Jack Abelhammer, un tipo tan refinado como atractivo. Como pasa mucho tiempo con Jack, entre ellos surge cierta atracción, por mucho que Kate ni se plantea la infidelidad... Se puede argumentar en contra de esta cinta que todo es convencional, y excesivamente rutinario y previsible, y que el conflicto apenas despierta tensión dramática. Además, los personajes son claros clichés, y todo parece montado como vehículo de lucimiento facilón en torno a Sarah Jessica Parker, que viene a interpretar a una prolongación de su Carrie Bradshaw de Sexo en Nueva York con la variante de que se ha convertido en madre. McGrath, cuyo mayor logro es que ha sido uno de los pocos guionistas con los que ha colaborado Woody Allen, en concreto en Balas sobre Broadway, aspira también a retratar a neoyorquinos típicos con una puesta en escena que quiere recordar lejanamente a la de las películas del genial realizador y actor. No llega ni mucho menos a la altura, pero aunque se aparta del cine de su modelo en el tono, se agradece que sea extremadamente positivo en sus reflexiones sobre la conciliación entre trabajo y vida laboral. El film es poca cosa, pero contiene un sentido alegato a favor de la maternidad. Además, Sarah Jessica Parker es un actriz solvente, con gracia para la comedia y está rodeada de actores eficaces, como Pierce Brosnan (Abelhammer), Greg Kinear (el marido), la actriz de Mad Men Christina Hendricks (compañera de trabajo y amiga) y el inolvidable actor de Cheers y Frasier Kelsey Grammer (el gran jefazo).

5/10
Recuérdame

2010 | Remember Me

Consagrado como estrella juvenil, llega el momento de que Robert Pattinson explote su tirón en producciones que vayan a apasionar especialmente a sus numerosas seguidoras. Es el caso de esta historia de amor adolescente, con la que el “vampiro” de Crepúsculo demuestra que sabe escoger muy bien los proyectos en los que se involucra. Tiene como director a Allen Coulter, uno de los directores habituales de la serie Los Soprano, que sorprendió con Hollywoodland. Además, le acompañan secundarios de lujo. Coulter sabe dar bastante interés a un argumento trilladísimo en el subgénero adolescente. Tyler, joven rebelde neoyorquino, acepta el reto que le propone su compañero de piso, ligarse a una atractiva, joven, Ally, que es la hija del policía con el que tuvieron un encontronazo. El plan es conseguir que ella se enamore de él, para después abandonarla como venganza hacia su progenitor. Como es de suponer, el chico descubre que conecta muchísimo con ella, sobre todo porque tienen en común que ambos arrastran el trauma de la pérdida de un ser querido. El realizador Allen Coulter logra transmitir bastante bien el dolor que han sufrido en el pasado los protagonistas, y además, le saca tajada a la parte más interesante del guión, en torno a la necesidad de afecto, y las relaciones familiares como apoyo para superar el sufrimiento. Pattinson demuestra que no es sólo una cara bonita, sino que es un actor convincente, y está bien secundado por Emilie de Ravin (Claire de Perdidos), y un elenco de buenos actores. Destaca el todoterreno Chris Cooper, que resuelve el papel más difícil, el padre violento de Ally. Lena Olin está tan bien como de costumbre, aunque su papel tiene esta vez poco peso, y Pierce Brosnan sorprende muchísimo, en un registro difícil, como padre más preocupado por sus negocios que por sus hijos. Todas estas virtudes permiten pasar por alto que el guión es bastante rutinario, y que el giro final resulta demasiado efectista e innecesario. 

5/10
El escritor

2010 | The Ghost Writer

El ex primer británico Adam Lang prepara la publicación de sus memorias con ayuda de un 'negro'. Pero éste aparece ahogado en la costa estadounidense, cerca de donde Lang tiene una espléndida mansión. Todo apunta a una muerte accidental, y pronto llega el relevo, otro 'negro' dispuesto a dar forma a las parrafadas escritas por el político. El comienzo de su labor coincide con una convocatoria del Tribuna Internacional de La Haya para Lang, por supuestos crímenes de guerra durante la guerra de Irak. El 'premier' retirado despotrica contra los medios y lo que parece una traición de su ministro del Foreign Office, quien cuestiona la postura de Lang en este delicado tema. Mientras, el 'negro' se ve inmerso en una atmósfera artificiosa, donde Lang parece estar perpetuamente actuando, mientras su amargada esposa Ruth le echa en cara su infidelidad con una secretaria.Adaptación de un best-seller de Robert Harris, el propio autor ha coescrito el guión con Roman Polanski, el director del film. El resultado es un thriller político apasionante, con una atmósfera de conspiración que se prolonga durante todo el metraje, un logro muy meritorio. En manos de otro director la trama de El escritor podía ser absolutamente convencional, pero el cineasta polaco da con el tono –no en vano, ha entregado filmes encomiables de este género, como Chinatown y Frenético–, al que ayuda una inteligente paleta de colores donde domina el gris, cielos siempre cubiertos, con predominio de la lluvia. Polanski logra que nos identifiquemos con el punto de vista del protagonista -un entonado Ewan McGregor-, un escritor acostumbrado a hacer anónimamente un trabajo que suele ser anodino, pero que de pronto se ve inmerso en una complicada maraña de intereses. La sensación de indefensión y falta de control de los acontecimientos es permanente, con lo que la emoción del riesgo está presente en todo momento. Como resulta obligado en un film de este tipo, hay espacio para la sorpresa, pero también para la acerada crítica política, donde tanto Estados Unidos como Gran Bretaña quedan bastante malparados, los primeros como torpes manipuladores en el escenario de la política internacional, la segunda como títere manejado por su poderoso aliado. Es verdad que hay algún truco de guión 'facilón' -sobre todo el viejecillo pescador, cuya opinión invita a dudar acerca de la causa de muerte del primer 'negro'-, pero en líneas generales resulta llamativa la alta calidad de este título netamente comercial; el reparto es impecable, y el modo visual en que resuelve algunos pasajes -por ejemplo, el desenlace-, justifica que Polanski se hiciera merecedor del premio al mejor director en el Festival de Berlín.

7/10
Percy Jackson y el ladrón del rayo

2010 | Percy Jackson & the Olympians: The Lightning Thief

Con este film da comienzo lo que puede llegar a ser una saga de gran envergadura, al estilo de las comenzadas por Harry Potter y la piedra filosofal, Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario o Crepúsculo. Tienen en común todas ellas que provienen de novelas de éxito, que están protagonizadas por jóvenes adolescentes y audaces y que basan el atractivo de sus historias en la aventura, la acción y los mundos que van más allá de lo que ven nuestros ojos. En concreto la historia de Percy Jackson y el ladrón del rayo está concebida por Rick Riordan, un texano de 45 años que trabajó durante años de profesor de mitología. De hecho, esas experiencias fueron el inicio de las aventuras del joven Percy, protagonista hasta el momento de una serie de seis libros. Percy Jackson vive en Nueva York, junto a su madre y su padrastro, un tipo deleznable al que no puede ni ver. Es un chaval despierto, al que le encanta pasar tiempo bajo el agua y que tiene un fiel amigo llamado Grover, que necesita muletas para caminar. Pero Percy no acaba de encajar en la escuela por culpa de una especie de dislexia... Un día, durante la visita a un museo, sufre el ataque de su profesora transformada en una horrible criatura. Percy se libra gracias a la aparición del Sr. Brunner, quien le explica que le buscan porque Percy es un semidiós, hijo de Poseidón y de una humana, y todos los dioses del Olimpo creen que él ha robado el rayo de Zeus. Si no quiere que se desate una terrible guerra entre los dioses, que acabaría con el mundo, Percy tendrá que recuperarlo antes de diez días. Contará con la ayuda de Grover, que en realidad es un sátiro, y de la bella Annabeth, hija de la diosa Atenea. La historia –dirigida sobre todo al público juvenil– es enormemente entretenida, y hay que reconocer en Riordan una grandísima capacidad inventiva y un loable esfuerzo por hacer llegar a los jóvenes los clásicos de la mitología griega. Detrás de la cámara se sitúa Chris Columbus, un experto director que ya sabe lo que es dar el campanazo en esto de las sagas, pues él dirigió las dos primeras entregas de Harry Potter. Aquí cuenta, es cierto, con un material de partida excelente, pero en todo momento sabe cómo manejarlo sin perder el norte, dosificarlo y entregarlo con inusitado atractivo, lleno de ritmo, aportando la justa dosis de comedia, acción y relación entre los innumerables personajes. Lógicamente, el tono es juvenil y poco dado a la profundización y algunos personajes están más conseguidos que otros, pero en general todo el conjunto está hábilmente construido –también los apabullantes efectos especiales, obra de Industrial Light & Magic– y completa una imaginería mitológica que abre un mundo de posibilidades para el futuro. Gran parte seguramente del buen resultado de esta historia de aventuras para todos los públicos es el reparto con el que ha contado Columbus, un numeroso grupo de actores y actrices de renombre que miman sus pequeños papeles. Destacan entre ellos Pierce Brosnan como el centauro Quirón y una fascinante Uma Thurman como la malvada Medusa. El trío protagonista es menos llamativo, aunque Logan Lerman (El tren de las 3:10) logra mantener el tipo, que no es poco.

6/10
El mejor (The Greatest)

2009 | The Greatest

Emotivo film que supone el debut en la dirección de Shana Feste (1976), que también ha escrito el guión, y que obtuvo buenas críticas en el Festival de Sundance. Para darse a conocer, la directora de Los Ángeles ha perfilado una historia que camina por lugares transitados e incluso convencionales, pero que resulta interesante y se ve con agrado, dentro de lo trágico de los hechos que se narran. Tras pasar la primera noche juntos, inmediatamente después de conocerse, los jóvenes Bennett y Rose sufren un aparatoso accidente, a consecuencia del cual Bennett muere. Los padres de Bennett –el hijo perfecto, bueno y simpático– y su hermano pequeño Ryan acogen la noticia con intenso dolor, pero cada cual vive la desgracia a su manera. La dificil aceptación de la ausencia y el sufrimiento que conlleva, así como la tirantez de la convivencia en la familia, se acentúan cuando Rose se presenta un día en casa de los Bennett y dice que está embarazada. Rodada con clasicismo, ritmo correcto y un tono general de buenos sentimientos (lo cual no tiene por qué ser malo), hay en la película un acertado modo de mostrar las diferentes reacciones ante la pérdida inesperada. Y aunque esos sentimientos sean quizá demasiado arquetípicos sin duda son de gran ayuda para conocer a los personajes e interesarse por la evolución de su estado. Para hacer posible la interacción con el espectador Shane Feste ha tenido la suerte de contar con tan buenos intérpretes como Susan Sarandon o Pierce Brosnan (aunque la escena del llanto no convence), pero la película hubiera perdido muchos enteros sin la presencia de la expresiva dulzura de la actriz Carey Mulligan (Una educación), que está espléndida en su papel de Rose.

5/10
Mamma mia!

2008 | Mamma mia!

En 1999 se estrenó en Londres el musical Mamma Mia!, escrito por Catherine Johnson, que tiene el mérito de haber encajado como un guante en una trama imaginativa varias de las canciones de Abba más reconocidas, con algún divertido retoque en las letras. Su labor es tan brillante que un espectador que no hubiera escuchado al famoso grupo sueco creería que se trata de temas originales. Casi una década después, la propia Johnson se ha encargado del guión en la versión cinematográfica, que también cuenta con Phyllida Lloyd, la misma directora que el montaje teatral. Donna es una madre soltera que ha criado en solitario a su hija Sophie en Kalokari, una idílica isla griega, donde regenta un pequeño hotel. Sophie está a punto de casarse, y siempre ha querido saber quién es su padre, por lo que ha decidido enviar invitaciones a tres tipos que visitaron la isla veinte años atrás. Según el diario de su madre, que Sophie ha encontrado por casualidad, no se sabe cuál de ellos es realmente su progenitor. Al parecer, Donna mantuvo relaciones con los tres en un corto período de tiempo. El hombre de negocios Sam Carmichael, el banquero Harry Bright y el aventurero y escritor Bill Anderson llegan a la isla más o menos a la vez que las dos grandes amigas de Donna, Rosie y Tanya, que formaban con ella en el pasado el grupo Donna and the Dynamos. La citada Phyllida Lloyd tiene una intachable reputación como directora de escena, no sólo por sus montajes teatrales, sino sobre todo por su trabajo en la ópera. Sin embargo, es una debutante en el cine, y se nota. Sus imágenes no tienen la fuerza de otros musicales recientes, y al final pierde muchísimo fuelle, pues el ritmo cae por un par de secuencias que no aportan demasiado y se hacen pesadas. A pesar de todo, el film funciona, principalmente porque las famosas canciones dan pie a números divertidos, que se siguen con una sonrisa en la boca. Están mejor ellas, sobre todo las Dynamos (las veteranas Julie Walters –inolvidable profesora de Billy Elliot (Quiero bailar)– y Christine Baranski –secundaria de títulos como El misterio von Bulow–) y la propia Meryl Streep (Donna), que no sólo realiza una buena interpretación, sino que además demuestra tener buena voz. No están tan bien dotados para el canto los tres posibles padres (Stellan Skarsgård, Pierce Brosnan y Colin Firth), pero están muy bien escogidos para sus personajes. Como tienen que cantar menos, dan el pego. Algunos números musicales son excelentes. Destaca ‘Mamma Mia’ –cuando Donna descubre a sus ex y se los imagina tal y como eran en el pasado–, ‘Chiquitita’ –con las Dynamos tratando de animar a Donna–, ‘Slipping Through My Fingers’ –con Donna ayudando a su hija a vestirse y dándose cuenta de lo mucho que ha crecido– y sobre todo ‘Does Your Mother Know’ –que suena cuando una de las Dynamos rechaza a un joven pretendiente en la playa–. La directora cuenta con buenos bailarines y coreografías efectivas que sabe utilizar. La cinta lanza una mirada nostálgica a los años en que sonaban las canciones de Abba, o sea la década de los 70, marcada por el espíritu de mayo de 68, el permisivismo sexual e incluso la tolerancia con las drogas. Pero lo hace desde el punto de vista de unos personajes que han madurado, y que han dejado esa época atrás. Además, la trama también puede interpretarse en clave crítica hacia esa época, pues muestra también sus consecuencias negativas. La hija de Donna se siente dolida por no haber tenido un padre y está a punto de casarse precisamente para que sus futuros hijos no tengan el mismo problema.

5/10
El juego del matrimonio

2007 | Married Life

Tercer largometraje del director Ira Sachs cuyo film Forty Shades of Blue logró en 1995 el Gran Premio del Jurado en el Festival de Sundance. Aquí escribe y dirige una historia peculiar, entre el drama y el thriller –aunque en ocasiones todo parezca una comedia–, sobre las vicisitudes de un matrimonio de clase media en la Norteamérica de finales de los 40… Aunque el relato no es áspero ni desagradable, sí es insulso, pues se trata de una película carente de humor, nada romántica, con una visión cínica y poco atractiva de la vida matrimonial, donde sólo parece haber egoísmo edulcorado. El director parece decir algo así como que el matrimonio no da la felicidad, pero “esto es lo que hay”. Y, claro, quien dice vicisitudes, dice adulterio. Porque la cosa va de eso. Tras muchos años de matrimonio, Harry quiere a su esposa Pat, pero no está enamorada de ella (¡Oh Dios mío, qué espanto!). Total, que se enamora de la jovencita Kay y planea una vida idílica con ella. Harry le confiesa muy seriamente su adulterio a su mejor amigo, Richard, un vividor incapaz de asentar la cabeza... hasta ahora, es decir hasta que Harry le presenta a Kay. Y mientras que Harry y Kay prosiguen su relación, Richard comienza también a hacerle visitas a la amiguita de Harry. En fin, las cosas comienzan luego a ponerse oscuras, pues ya se sabe que la pasión ciega el intelecto... De lo mejor del film es la cuidadosa ambientación de los años 40 del siglo pasado. Los personajes tienen el misterioso aire del cine negro de aquellos años, con las gabardinas, los sombreros, las lluvias nocturnas, los secretos, la mujer fatal de rubios cabellos, los exteriores urbanos grises, los interiores hogareños de color pastel, etc. Sin embargo, pese al atractivo envoltorio la historia carece de interés real y todo suena a creación artificial y un poco episódica, quizá debido a la pobre definición de los personajes y sus relaciones, y a la torpeza de un guión sin garra. Y eso que el reparto es realmente bueno: Chris Cooper, un actor capaz de bordar reversos malévolos; el galán Pierce Brosnan; la esposa abnegada Patricia Clarkson; y la joven bombón Rachel McAdams. Una lástima.

4/10
Chantaje

2007 | Butterfly on a Wheel

En su enésimo intento para desencasillarse como Remington Steele y James Bond, Pierce Brosnan interpreta a un personaje siniestro, que se esconde en el coche del matrimonio formado por Neil y Abby, que se dirigen a celebrar el aniversario del jefe de él, que trabaja en una empresa de publicidad. El personaje de Brosnan aparece de improviso, les apunta con una pistola y les explica que la niñera con la que han dejado a su hija es una cómplice suya que la ha secuestrado, y que no dudará en matarla, a no ser que ellos hagan todo lo que les ordene durante unas horas. Para que comprueben que tienen a la niña, les pasa un teléfono móvil, con el que pueden escuchar su voz. Así que a Neil y Abby no les queda más remedio que someterse a las pruebas más humillantes, como sacar todo el dinero de su cuenta, para entregárselo a su captor, o llevarle en mano al jefe de una empresa de la competencia un sobre con papeles comprometedores que acabarán con la carrera de Neil... Brosnan cumple más o menos, así como sus compañeros de reparto, Maria Bello y Gerard Butler, que empieza a sonar tras el éxito de 300. Pero a pesar de todo, el cineasta británico Mike Barker, que demostró su talento con A Good Woman, parece un pez fuera del agua en el terreno del thriller, como si le hubieran encargado un film que no le interesa, y no consigue imprimirle dinamismo ni tensión. El guión es otro intento de sorprender al espectador con giros supuestamente inesperados, que acaban resultando poco convincentes, lo que empaña su supuesto fondo sobre el sacrificio pro bienestar de la familia. El título en español, Chantaje, es infinitamente menos atractivo que el original, Butterfly on a Wheel (la mariposa en la rueda), tomado de una obra del poeta Alexander Pope, y que hace referencia a la destrucción brutal de una criatura delicada.

4/10
Enfrentados

2006 | Seraphim Falls

Aunque no acaba de despegar de nuevo, el western se resiste a morir en el siglo XXI. Surgen títulos regularmente, algunos de gran calidad, como Open Range, El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford o la excelente serie Deadwood. Aborda el género ahora el cineasta David Von Ancken, hasta ahora dedicado a series como The Shield.  Cinco años después de la Guerra Civil, Morsman Carver, antiguo coronel confederado, recluta a varios hombres para que le ayuden a capturar a Gideon, que fue oficial del ejército del norte. Carver está obsesionado con capturar a su objetivo, por motivos poco claros. Le localizan en una zona aislada, y logran alcanzarle con un disparo, pero éste se tira al río. Convencido de que no ha muerto, Carver advierte a los suyos de que sigan tras él, o no cobrarán lo prometido. Von Ancken narra la historia sin recurrir apenas a los diálogos, y la acción se desarrolla por completo en grandes espacios naturales. Recupera un tema que ha sido tratado muchas veces en clave de cine del oeste, la venganza y sus consecuencias deshumanizadoras, y que ha dado lugar a clásicos memorables. Lo mejor es la dimensión humana que alcanzan los protagonistas, capaces de cometer mezquindades, pero también algún que otro acto noble. Los interpretan con convicción los dos protagonistas, Pierce Brosnan y Liam Nesson, aunque está un tanto desaprovechada –como casi siempre– Anjelica Huston. Desde la aparición de su simbólico personaje, casi al final, el tono se vuelve alegórico y pretencioso, dando lugar a un desenlace bastante fallido. Además, al espectador le queda la sensación de que el desarrollo ha abusado de tópicos hasta el punto de que en algunos fragmentos la acción se vuelve previsible.

4/10
Matador

2005 | The Matador

Julian Noble es un asesino profesional que ejecuta a sus víctimas con la precisión de un mecanismo de relojería. Pero está solo, no tiene amigos, nadie a quien confiarse. Su única diversión es acostarse con desconocidas, habitualmente prostitutas. Algo deprimido, coincide en un bar de la capital de México con Danny Wright, un vendedor que espera cerrar un importante negocio. Ambos congenian, aunque Danny advierte que hay algo raro en su nuevo amigo. Lo que se confirma cuando ambos acuden a una corrida de toros, y Julian cuenta al otro su profesión. De la incredulidad pasará al espanto, pero ello no impedirá que sus lazos se estrechen. Original comedia, con abundante humor negro, escrita y dirigida por el desconocido Richard Shepard. Pierce Brosnan le toma el punto a un papel inesperado, donde conviven la seguridad del profesional, un lado decididamente salvaje, y la fragilidad de quien no se siento satisfecho consigo mismo, por sus carencias afectivas. Si Shepard hubiera rebajado un tanto el tono procaz de algunas secuencias, rozaría la perfección; pero prefiere derivar por sendas `tarantinianas´, y no tomarse demasiado en serio lo que cuenta. El cineasta sabe jugar la carta del suspense, pues en un momento dado surge la duda de hasta qué punto se estrecharon los lazos de Julian y Danny en México, si el segundo cedió en sus convicciones morales para asegurar su futuro profesional y familiar. Greg Kinnear sobresale como el vendedor ingenuo, y Hope Davis encarna con solidez a su esposa. Ella está impagable cuando ejerce como anfitriona del asesino en su hogar.

6/10
El gran golpe (2004)

2004 | After The Sunset

Tras su último y espectacular robo, Max Brudett (Pierce Brosnan), ladrón de joyas, se retira a una isla de las Bahamas con su bella cómplice Lola (Salma Hayek). Por su parte, el agente del FBI Stan Lloyd (Woody Harrelson) lleva años intentando cazar a Brudett, y piensa que todavía planea robar un gran diamante. Thriller sobre ladrones sofisticados y que tiene lugar en escenarios exóticos. El resultado es irregular debido a un desarrollo demasiado convencional y que suena a mil veces visto. Además, pesa demasiado el tono frivolo y excesivamente cómico de lo que se narra, con lo cual la verosimilitud se resiente.

4/10
Hasta que la ley nos separe

2004 | Laws of Attraction

Audrey y Daniel son dos prestigiosos abogados, especialistas en casos de divorcio. Sobre todo a la hora de dilucidar el reparto de bienes, ellos siempre son los mejores a la hora de lograr que sus clientes se lleven la mejor parte. Hasta ahora nunca se habían enfrentado en un tribunal. Pero la separación de un adinerado matrimonio hace que a cada uno le toque representar a una de las partes. Y existe un punto en el que no parece haber acuerdo posible. ¿Para quién será un castillo de cuento de hadas sito en Irlanda? Más allá del litigio que sostiene la trama, este film sirve para describir a los dos abogados, de caracteres diametralmente opuestos y que, sin embargo, por aquellas extrañas leyes de la química amorosa, acaban atrayéndose. Julianne Moore da vida a una mujer que tiene su vida perfectamente ordenada y bajo control; o eso cree, pues en realidad es muy insegura, sobre todo en lo que se refiere a dar y recibir amor; mientras que Pierce Brosnan es un tipo instintivo, que se deja llevar por la intuición, caótico y a lo que parece incapaz de sentar la cabeza. Con tal pareja, la guerra de sexos está servida, de modo que Peter Howitt se las compone para entregar una agradable comedia, que apuesta decididamente por el amor en el matrimonio para toda la vida. Una receta nada corriente en tiempos donde las iniciativas legislativas abogan por el llamado 'divorcio exprés'.

6/10
Evelyn (2002)

2002 | Evelyn

Desmond Doyle, pintor de brocha gorda, casado y con cinco hijos. Demasiado aficionado al alcohol y sin trabajo fijo. Su mujer abandona el hogar con su amante y no deja dirección. Ante situación tan precaria, a Ley de la Familia irlandesa obliga a que los chavales, cuatro niños y una niña, la Evelyn del título, sean enviados a instituciones religiosas de caridad. Entretanto Desmond trata de enmendar su vida: dejará de beber y buscará empleo. Y aunque no nade en la abundancia, lo conmovedor de su caso facilita la asistencia de tres prestigiosos abogados, que lucharán para que el padre recupere la custodia de sus hijos. Film basado en hechos reales y producido por Pierce Brosnan, el último 007 del universo mundo, que se reserva el papel del padre. Dirige la conmovedora peli el australiano Bruce Beresford, que cuenta en su filmografía con las estupendas Gracias y favores y Paseando a miss Daisy. El espectador más duro no evitará alguna lagrimita, sobre todo cuando la niña Sophie Vavasseur entra en escena.

6/10
Muere otro día

2002 | Die Another Day

Con cuarenta años de vida en la gran pantalla, Bond, James Bond, el agente británico supersecreto con licencia para matar, sigue en plena forma. Eso sí, adaptado a los tiempos políticamente correctos que corren en su film oficial número 20, lo que significa que M, su jefa, es una mujer de armas tomar; y que las chicas Bond le dan un par de lecciones antes de sucumbir a sus garras seductoras. En esta ocasión, 007 acude a una misión muy peligrosa a Corea del Norte (un país que, junto al Irak de Sadam Hussein, se presta a ser presentado como villano, debido a su tiránico líder: otra cosa es que EE.UU aplique las mismas medidas que a los iraquíes para pararles los pies). Tras una persecución superespectacular, Bond cae prisionero. Es torturado durante casi un año, y finalmente canjeado por otro prisionero. De vuelta a casa, con su prestigio por los suelos (creen sus malpensados superiores que ha dado nombres de compañeros agentes), decide investigar un poquillo por su cuenta: lo que le lleva a escenarios tan dispares como Hong Kong, Cuba (en realidad, Cádiz) e Islandia. Y a tratar con Gustav Graves, un magnate de los diamantes, y con su eficiente ayudante, el bomboncillo Miranda Frost; a verse las “cambiadas” caras con sus conocidos coreanos; a conocer a una fogosa agente de la CIA, de nombre Jinx; y a tratar de desarmar el proyecto Ícaro, que podría destruir el planeta en un periquete. La saga sigue fiel a los elementos que definen al personaje de Ian Fleming (agente elegante y seductor, chicas sexys, armas sofisticadas…), a lo que se suman abundantes guiños a títulos anteriores. De todos modos, el neozelandés Lee Tamahori no evita caer en la tentación de usar toda la parafernalia que la tecnología actual pone a su alcance. Trama cuidada o efectos visuales, he ahí el dilema de gran parte del cine actual.

5/10
El sastre de Panamá

2001 | The Tailor of Panama

Adaptación de la novela de John Le Carré, en cuyo guión él mismo ha participado. Narra la llegada al Panamá de la era “postrecuperación-del-canal” de Andy, espía que trabaja en su propio provecho y sólo, como posible efecto secundario no deseado, en el de su país, el Reino Unido. En el país centroamericano contacta con un sastre que puede ser una buena fuente de información. Y empieza a exprimirle sin que le importe demasiado si lo que le cuenta es verdad o no. Vuelta de tuerca a la idea imaginada por Graham Greene en Nuestro hombre en La Habana de espía que inventa una información increíble. Sólo que el film entregado por Le Carré y John Boorman tiene menos sentido del humor y una visión bastante más cínica del ser humano. Así, el personaje de Pierce Brosnan, Andy, cae antipático: su obsesión por el dinero y el placer (sexo que remacha lo animal que es Andy) no ayudan a hacerlo amable. Más cercano resulta el personaje del sastre, encarnado por Geoffrey Rush: las dudas acerca de la mentira sobre la que ha edificado su vida familiar tienen su interés.

5/10
Búho Gris

1999 | Grey Owl

Años 30. Archie Búho Gris espera en su camerino el comienzo de una función-conferencia; este indio es uno los principales activistas ecologistas que hay sobre la faz de la tierra. Un periodista se le acerca, asegurando que lo sabe todo sobre él. Comienza entonces, remontándose al pasado, el relato de la apasionante vida de Búho Gris. Un tipo solitario, trampero y cazador, que vivía en medio de un enorme bosque, en las montañas del Norte de Ontario. Un día cambia su vida al conocer a Anahareo en el pueblo donde suele comprar provisiones para el invierno. Ella es de origen indio, pero su padre renegó de sus ancestros para occidentalizarse. Ahora Anahareo quiere rastrear en las tradiciones de los indios, y piensa que nadie mejor que Búho Gris para guiarle en su personal búsqueda. Aunque al principio Búho Gris marca las distancias –se muestra arisco y nunca cuenta nada personal–, pronto nace una atracción mutua. Richard Attenborough es un auténtico especialista en retratar la vida de personajes reales: Winston Churchill (El joven Winston), Ghandi (Gandhi), Charles Chaplin (Chaplin), los escritores C.S. Lewis (Tierras de penumbra) y Ernest Hemingway (En el amor y en la guerra)... Aquí se inspira en un personaje menos conocido pero no menos real que ellos. Y con la ayuda de su guionista habitual, William Nicholson, procura trazar los rasgos más importantes de Búho Gris. El mayor mérito del guión es conjugar la vida personal del protagonista, su historia romántica, con un atractivo mensaje de defensa de la naturaleza. Mientras buceamos en los secretos de Búho Gris, contemplamos cómo la gente empieza a darse cuenta de que es necesario preservar el medio ambiente a toda costa.

6/10
El secreto de Thomas Crown

1999 | The Thomas Crown Affair

Thomas Crown es un caprichoso multimillonario, que lo tiene todo. Pero no le basta. Su hobby, por llamarlo de alguna forma, consiste en robar valiosas obras de arte. Hasta ahora sus golpes siempre han quedado impunes. Pero puede que haya encontrado un rival a su altura. Su nombre, Catherine Banning, una hermosa investigadora que debe recuperar uno de los cuadros robados por Crown. El caso es que en el juego del ratón y el gato que ambos se traen entre manos, en que no se sabe cuál es el papel de cada uno, surge el inevitable romance. John McTiernan, recién salido del rodaje de El guerrero nº 13, se embarcó en esta aventura de ladrones de guante blanco, donde uno de los grandes activos es la atractiva pareja protagonista que conforman Pierce Brosnan y Rene Russo. Una de las escenas más impactantes sucede al final del film, donde un robo y un montón de gente con sombrero bombín provocan un divertido caos.

6/10
El mundo nunca es suficiente

1999 | The World Is Not Enough

Un atentado ha terminado con la vida de Sir Robert King, y su bella hija, Elektra, corre el peligro de seguir sus pasos. A no ser que 007 se emplee a fondo para protegerla, al tiempo que va tras la pista del sanguinario terrorista Renard (un alocado Robert Carlyle, con una bala alojada en el cerebro), que ha trazado un plan para hacerse con el control mundial del negocio del petróleo. James Bond cuenta, en su lucha contra el mal, con la ayuda de la más improbable experta en ingeniera nuclear de la historia: la doctora Christmas Jones. La fórmula James Bond –personaje creado por Ian Fleming, que tiene casi 40 años de historia en celuloide– es sencilla, conocida y eficaz en su propósito de entretener. Un villano trata de apoderarse del mundo mundial, y el superespía 007, elegante y ligón, hace lo imposible para evitarlo. En sus aventuras utiliza los más variados artilugios, proporcionados por Q, un genial inventor de armas y vehículos ultrasofisticados e hipersecretos. La serie se ha ido adaptando a los tiempos, y si ya no quedan muchos comunistas a los que combatir (la guerra fría ya es historia), siempre quedan terroristas, chiflados y magnates de las nuevas tecnologías capaces de proporcionar nuevos argumentos. Como es habitual en la serie ‘bondiana’ la secuencia con que arranca el film es espectacular. Una persecución en Bilbao, junto al célebre museo Guggenheim, que empalma casi sin solución de continuidad con otra de lanchas, alucinante, en las aguas del Támesis. Hay además momentos de acción increíble como la persecución sobre la nieve o las explosiones en los oleoductos. El ritmo es trepidante, y es difícil no perder el resuello en algún momento del film, que firma un inesperado Michael Apted (Nell, Acción judicial).

5/10
Un amor por descubrir

1998 | The Nephew

Tony Egan, un campesino irlandés, recibe una carta de su hermana, que acaba de fallecer en Estados Unidos. En ella le pide que acoja a su hijo Chad, que transporta sus cenizas para descansar en la tierra de sus antepasados. Tony descubre con sorpresa que su sobrino es mulato. Y el inicio de un romance entre Chad y la hija de un rival de Tony, servirá para abrir viejas heridas que habían permanecido ocultas. Pierce Brosnan, archiconocido por dar vida al agente 007 James Bond, produce esta película irlandesa. El intérprete no ha querido acaparar protagonismo, pero se ha reservado un pequeño papel. El film, drama costumbrista, con hermosa fotografía y música celta, se adentra en los secretos que todo pueblo guarda, acerca de sus habitantes. Tiene también un pequeño papel en la actriz Sinéad Cusack, la esposa en la vida real de Jeremy Irons.

4/10
Un pueblo llamado Dante's Peak

1997 | Dante's Peak

Un lugar ideal para vivir. Cerca hay un volcán, pero está extinguido hace años, no hay de qué inquietarse. ¿Seguro? Un experto volcanólogo persuade a la alcaldesa del pueblo acerca del peligro; pero no todos los concejales están dispuestos a escuchar las advertencias. Film catastrofista, con buenos efectos especiales, donde la inicial incredulidad recuerda a Tiburón.

5/10
El mañana nunca muere

1997 | Tomorrow Never Dies

James Bond entra de lleno en el mundo de las nuevas tecnologías. Un magnate de la comunicación (Jonathan Pryce) pretende hacerse con el mundo siguiendo el lema de que "quien tiene la información tiene el poder". Con acción y un punto de humor, Pierce Brosnan, con la inestimable ayuda de Michelle Yeoh (Tigre & Dragón) se encargará de impedir los siniestros planes del malvado... Además aparece como chica Bond Teri Hatcher, antes de convertirse en estrella con la Susan Meyer de Mujeres desesperadas.

6/10
Robinson Crusoe (1997)

1997 | Robinson Crusoe

Adaptación de la célebre novela de Daniel Defoe, sobre un náufrago en una isla desierta, y su relación con viernes. El protagonismo es para el entonces Pierce "007" Brosnan, mientras que Ian Hart encarna brevemente a Defoe.

4/10
El amor tiene dos caras

1996 | The Mirror Has Two Faces

Melodrama sentimental notablemente dirigido por la polifacética Barbra Streisand. Rose (Barbra Streisand) y Gregory (Jeff Bridges) llevan vidas paralelas como profesores de universidad. Mientras que Rose busca un amor apasionado que cambie su rutina diaria, Gregory, lejos de querer enamorarse, sólo quiere una compañera en la vida. La relación entre ambos llegará a formar una sólida amistad, tras la cual decidirán llevar a cabo un extraño acuerdo: un matrimonio sin sexo. Pero, como suele ocurrir, la vida les sorprenderá y Rose y Gregory se darán cuenta de que el amor no tiene reglas... Las magníficas interpretaciones de un estupendo reparto y el elocuente guión de Richard LaGravenese componen un cuadro a la vez realista e ideal sobre el poder del amor. Comedia que disfrutarán sobre todo los románticos empedernidos.

4/10
Mars Attacks!

1996 | Mars Attacks!

Tim Burton dirige esta comedia de ciencia ficción, que constituye una parodia a la vez que un homenaje a las viejas películas de ciencia ficción de serie B. Burton imprime a toda la película una estética kitsch, inspirada en una colección de cromos de los años sesenta editada por Topps, un fabricante de chicles. Mars attacks! narra la invasión de la tierra por unos extraños marcianos, que no dudan en hacer fosfatina a todo ser viviente que se les pone por delante. Para hacer frente a esta situación, la humanidad cuenta con un disparatado presidente de los Estados Unidos, interpretado por Jack Nicholson, al que acompaña una cursi primera dama a la que da vida la siempre genial Glenn Close. Con este pretexto argumental Burton, aprovecha para criticar la política, el mundo de la televión, la familia tradiciónal americana., el ejército... y lo hace con un humor mordaz y corrosivo. Cuenta para ello con un reparto amplísimo de estrellas: así, a las mencionadas anteriormente hay que añadir un Michael J. Fox, Pierce Brosnan, Danny DeVito entre los actores principales.

6/10
GoldenEye

1995 | GoldenEye

Las vacaciones de James Bond son interrumpidas debido al robo de un sofisticado helicóptero de la OTAN. Detrás del hecho se esconde Janus, una poderosa y corrupta organización rusa que pretende adueñarse del futuro de la humanidad. Enfundado en el traje de 007, Pierce Brosnan tendrá que lidiar con la mafia rusa y con bellas mujeres como Famke Janssen o Izabella Scorupco. Ahí es nada.

6/10
Un asunto de amor

1994 | Love Affair

Revisitación de la inolvidable historia de amor de Tú y yo, llevada al cine en dos ocasiones por Leo McCarey, en 1939 y 1957. La comparación con estos dos filmes se hace odiosa, a pesar de los esfuerzos del guión de Warren Beatty y Robert Towne. La idea de recontar el encuentro maravilloso en un viaje y la no-cita en Nueva York tres meses después, sólo se entiende viendo a la pareja protagonista, el propio Beatty y Annette Benning, que estaban viviendo su particular y definitiva historia de amor tras su boda dos años antes, que hacía, al fin, sentar la cabeza al primero. La película puso cierre final a la carrera en cine de Katharine Hepburn, por entonces ya enferma, y a la que convenció personalmente Beatty para que abandonara su retiro e hiciera su pequeño papel.

4/10
Señora Doubtfire

1993 | Mrs. Doubtfire

Tras divorciarse de su mujer, Daniel Hillard, un alocado e inusual padre, busca el modo de pasar más tiempo con sus tres hijos, ya que no ha recibido la custodia. Para ello, decide disfrazarse, con una peluca y maquillaje, de un ama de llaves inglesa, la Señora Doubtfire, y se ofrece para cuidar de los chicos y realizar las tareas del hogar. De todos modos, el engaño no durará mucho y además, le causará más de un altercado. De la mano de Robin Williams, las risas están aseguradas, en esta loca y divertida película que la convirtió en una de las comedias de mayor éxito de todos los tiempos.

6/10
Hilo mortal

1992 | Live Wire

La creación de un nuevo y sofisticado explosivo pone en jaque a Estados Unidos. Debido a las dificultades para investigarlo, el experto en explosivos del FBI Danny O'Neill será designado para la misión. De él depende detener a una organización terrorista que amenaza la seguridad del país. El actor irlandés Pierce Brosnan protagonizó esta película de acción tres años antes de enfundarse el smoking de James Bond en GoldenEye. Tiene momentos entretenidos y cuenta con un solvente plantel de actores. Tras las cámaras se sitúa un experto en el género, Christian Duguay (El arte de la guerra).

4/10
Asesinato

1991 | Murder 101

Charles Lattimore es un profesor al que acusan de asesinato. El hombre intentará demostrar su inocencia.

Mister Johnson

1990 | Mister Johnson

En la África de los años 20 habita un peculiar personaje conocido como Mr. Johnson (Maynard Eziashi, que gano un Oso de Plata al mejor actor en el Festival de Berlín), un norteamericano con el alma inglesa y la piel negra. Pendenciero y ladrón, falsifica libros para que su amigo el juez acabe su carrera, tiene que devolver a su mujer por no haberla pagado a la tribu donde la adquirió, y monta fiestas dentro del almacén donde trabaja. Basada en la novela de Joyce Cary, se trata de una película algo intrascendente y movida por un afán paisajístico algo abusivo, que sirve para lucimiento de su director de fotografía Peter James. Al menos está dotada de una narración ágil y distendida por parte de Beresford, que incluso niega cualquier atisbo sentimental a su personaje. Además, ayuda que esté continuamente aderezada por un humor algo cínico.

5/10
La gran estafa (1989)

1989 | The Heist

Neil (Pierce Brosnan) ha dado con sus huesos en la cárcel por culpa de una cruda traición de la mujer que amaba y de su mejor amigo. Después de cuatro años entre rejas, donde ha aprendido a sobrevivir en las condiciones más duras, Neil no piensa en otra cosas que no sea la venganza. Ya en libertad, descubre que la vida no ha cambiado, aunque él ya no es el tipo inocente y confiado que fuera antes de ser condenado a prisión. Los dos traidores disfrutan ahora de los beneficios que pertenecían a Neil. Ambos regentan un hipódromo llamado Ocean Down, que produce dinero a espuertas. Neil medita un plan, y en vez de utilizar el castigo físico, decide saborear con inteligencia su venganza. Se trata de una de las primeras películas del James Bond de los años 90, Pierce Brosnan, conocido por su serie televisiva Remington Steele. Un emocionante thriller que cuenta con una atractiva historia de ambición, recelos y, por supuesto, venganza.

4/10
La secta de los falsarios

1988 | The Deceivers

Una secta misteriosa está sembrando el terror en la India. matan a todos aquellos que se opongan a sus decisiones. Un inspector de impuestos británico descubrirá lo que está pasando y decidirá llegar hasta el final para eliminar a los culpables. Mezcla de thriller y de film de aventuras, que gana cierto atractivo al estar ambientado en las tierras exóticas de la India. Protagoniza Pierce Brosnan, que acababa de triunfar con Remington Steele, antes de convertirse en James Bond. Tras las cámaras, Nicholas Meyer (El día después).

4/10
El cuarto protocolo

1987 | The Fourth Protocol

Un agente de la KGB, el comandante Petrofsky recibe la importante misión de introducirse en Inglaterra para montar una devastadora bomba atómica, pieza por pieza. Mientras, un misterioso agente ruso muere en una persecución, y entre sus ropas, los agentes ingleses descubren un disco de plutonio, que se utiliza para la fabricación de la bomba atómica. El prestigioso autor de best-sellers Frederick Forsyth adaptó como guionista una de sus más famosas novelas de espionaje, para este filme, que cuenta con el veterano Michael Caine (La huella, El hombre que pudo reinar) como protagonista. Junto a él, un jovencísimo Pierce Brosnan, años antes de que se convirtiera en el protagonista de la saga de James Bond.

6/10
Remington Steele

1982 | Remington Steele | Serie TV

La detective Laura Holt se siente subestimada por ser mujer, así que inventa un supuesto jefe, Remington Steele, que acabará encarnando un tipo misterioso. La serie que hizo famoso a Pierce Brosnan.

5/10
El largo viernes santo

1980 | The Long Good Friday

A un próspero mafioso se le complican las cosas al estallarle tres bombas. Alguien le quiere muerto y dar al traste con su organización, y no tiene ni idea de quién se trata. Bob Hoskins ofrece uno de sus mejores trabajos como el gángster que tiene la mosca tras la oreja, mientras Helen Mirren compone a la perfección a su amante y socia criminal. El artesano John Mackenzie dirige con un estilo seco, sobrio y enérgico, muy británico, esta incursión de tono realista a los bajos fondos londinenses.

6/10

Últimos tráilers y vídeos