IMG-LOGO

Biografía

Richard Matheson

Richard Matheson

87 años ()

Richard Matheson

Nació el 20 de Febrero de 1926 en Allendale, New Jersey, EE.UU.
Falleció el 23 de Junio de 2013 en Calabasas, California, EE.UU.

Leyenda del fantaterror

15 Noviembre 2006

Para los apasionados del género fantástico y la ciencia ficción, Richard Matheson ha sido sencillamente uno de los grandes. El autor de "Soy leyenda" y "El increíble hombre menguante" falleció el domingo, 23 de junio de 2013, a los 87 años.

La noticia la ha dado a conocer Ali Marie Matheson, hija del insigne escritor. "Mi amado padre falleció ayer, en la residencia familiar, rodeado de las personas que amaba. Era divertido, brillante, cariñoso, generoso, creativo y el padre más maravilloso del mundo (...). Sé que ahora estás contento y con salud en un lugar maravilloso lleno de amor y alegría", escribió en la red social Facebook. Según algunas publicaciones, el novelista llevaba tiempo luchando contra una larga enfermedad.

Nacido en Allendale, Nueva Jersey, el 20 de febrero de 1926, Richard Burton Matheson era hijo de inmigrantes noruegos. Tras combatir como soldado de infantería durante la II Guerra Mundial, se licenció en periodismo por la Universidad de Missouri.

Richard Matheson empezó en el terreno del fantástico publicando el relato corto de terror "Nacido de hombre y mujer", en la revista Magazine of Fantasy and Science Fiction, sobre un niño deforme encerrado por sus padres en el sótano. Poco después, el escritor se estableció en California, donde se casó con Ruth Ann Woodson, el 1 de julio de 1952. El matrimonio tuvo cuatro hijos, tres de los cuales (Chris, Richard Christian y Ali) son también escritores y guionistas.

Entre 1950 y 1971, Matheson se prodigó en la escritura de relatos cortos, casi siempre del género fantaterrorífico. Tras debutar en el campo de la novela, con “Someone is Bleeding”, de 1953, obtiene un enorme éxito con la segunda, El increíble hombre menguante, que dio lugar al primer largometraje basado en uno de sus textos, dirigido por Jack Arnold, que contó con el propio Matheson para escribir la adaptación.

Como guionista, fue autor de La caída de la casa Usher, adaptación del relato de Edgar Allan Poe que filmó Roger Corman, con Vincent Price. Repitió con Corman-Price en El péndulo de la muerte, Historias de terror y El cuervo (1963), también de la serie Poe. En televisión se convirtió en un mito con sus episodios para la icónica En los límites de la realidad, y también por el capítulo "El propio enemigo", de Star Trek: la serie original, donde una avería del teletransportador dividía al capitán Kirk en dos versiones de sí mismo, una buena y otra malvada.

Su libro más versionado en la pantalla es Soy leyenda, que aparte de la adaptación protagonizada por Will Smith dio lugar a El último hombre sobre la Tierra, con Vincent Price, y a la excelente El último hombre... vivo, con Charlton Heston. John Hough llevó al cine La leyenda de la mansión del infierno, con Pamela Franklin y Roddy McDowall como parapsicólogos en una mansión encantada.

Una de sus historias dio lugar a El diablo sobre ruedas, la legendaria cinta iniciática de un jovencísimo Steven Spielberg, que contó con él como guionista. Curiosamente, Matheson también intervino en el guión de Jaws 3-D: El gran tiburón, indigna secuela del conocido film de terror acuático del Rey Midas de Hollywood. Además, en la serie producida por este cineasta Cuentos asombrosos se adaptaron tres relatos suyos.

Robin Williams protagonizó Más allá de los sueños (1998), de Vincent Ward, adaptación de su novela sobre un hombre que después de morir habita en un paraíso con la forma de uno de los cuadros de su mujer, de la que no quiere separarse. La fallida La caja, de Richard Kelly, parte de uno de sus cuentos, así como la amena Acero puro, un film de combates de robots que protagonizó Hugh Jackman.

Filmografía
Un tiro por la culata

1990 | Loose Cannons

Un duro policía de Washington D.C. está atravesando una mala racha en su vida: acaba de perder a un compañero y amigo, y su esposa le ha abandonado. Pero lo que peor lleva es su nueva misión: invetigar una sangrienta matanza a orillas del lago Michigan con la ayuda del loco sobrino de su jefe. Comedia algo floja que está protagonizada por el dúo Gene Hackman (Sin Perdón) y Dan Aykroyd (Granujas a todo ritmo), lo que, sin duda, mejor funciona en la película.

3/10
En los límites de la realidad (1983)

1983 | Twilight Zone: The Movie

Admiradores de la serie Dimensión desconocida (1959-1964), Steven Spielberg y Joe Dante decidieron producir una película que englobase el espíritu de la misma mediante cuatro episodios. Todo comienza con un antológico prólogo –filmado por el propio Landis– donde dos amigos van en coche por una desértica carretera, recordando series clásicas de televisión. A partir de aquí se suceden los episodios: - El primero, también de Landis, tiene como protagonista al actor Vic Morrow (que falleció durante el rodaje por un accidente de helicóptero), como un tipo racista que recibirá su merecido al viajar en el tiempo y ser perseguido por negro, judío y vietnamita. - El segundo, de Spielberg, narra de forma sentimental cómo un hombre viaja por los asilos ofreciendo a los ancianos una nueva oportunidad de ser jóvenes. - El tercero, dirigido por Joe Dante, cuenta cómo un niño con superpoderes es capaz de extraer a los dibujos animados de la televisión al mundo real. - El último, y más talentoso, tiene a George Miller en la dirección y muestra cómo el aterrorizado pasajero de un avión (magnífico John Lithgow) ve con estupor cómo un maléfico duende está destruyendo el ala del aparato.

6/10
Tiburón 3

1983 | Jaws 3-D

Otra secuela más de aquel gran clásico de Steven Spielberg. En esta ocasión, la película gira en torno a la apertura de un gigantesco parque acuático con algunas atracciones instaladas bajo un lago artificial que se comunica con el mar. La tragedia está asegurada. Uno de los seres marinos más peligrosos del reino animal ha vuelto, pero, como era de esperar, no se le ha recibido con los brazos abiertos. Sin embargo, el film parece casi una broma cinematográfica: efectos especiales muy pobres y un horrible guion. Sorprende ver a un actor como Dennis Quaid (El día de mañana) a la cabeza del reparto.

3/10
En algún lugar del tiempo

1980 | Somewhere in Time

Richard es un escritor que encuentra una foto antigua de una bella mujer durante la estancia en un hotel. Se trata de la actriz Elisa MacKenna. A partir de ese momento, Richard se obsesionará con encontrarla, y decide asistir a unas sesiones de hipnosis con el fin de viajar en el tiempo, hasta principios de siglo XX, y dar con ella. Film fantástico con mucho romanticismo, protagonizado por el guaperas de Christopher Reeve, que aprovechaba el tirón de la celebridad conseguida por Superman. Le da la réplica una tan bella como correcta Jane Seymour (La Doctora Quinn). El guión es obra de Richard Matheson, quien adapta con acierto su propia novela. Gustará sobre todo a los más románticos.

6/10
Crónicas marcianas

1980 | The Martian Chronicles | Serie TV

Adaptación de la emblemática obra de Ray Bradbury, que se articula en torno a las expediciones, los colonos y los marcianos. Los distintos relatos están bien trabados, y aunque los efectos visuales no sean memorables, el conjunto de la dirección artística es bastante razonable. Ayuda a ahondar en la naturaleza humana y sus anhelos de felicidad, aunque también en la capacidad de autoengaño y destrucción. Dan que pensar los padres que se empeñan en creer que un marciano que ha adoptado el aspecto de su hijo es de verdad su hijo; o los misioneros y colonos que en su deambular por Marte recuerdan a la época del descubrimiento y ocupación de América.

6/10
La leyenda de la mansión del infierno

1973 | The Legend of Hell House

Un viejo millonario contrata a tres personas para que acudan a la llamada "Casa del infierno", un lugar en donde los espíritus parecen campar a sus anchas y que en el pasado ha sido escenario de innumerables muertes violentas. El viejo pretende descubrir de una vez por todas si hay vida después de la muerte. Se darán cita, Florence Tanner, una médium mental; Benjamin Fisher, médium físico; y el Dr. Barrett, un científico que no cree en espíritus y que llegará acompañado de su esposa. El escritor Richard Matheson adapta su propia novela para este film de terror cuyos planteamientos han quedado bastante trasnochados. El tema del espiritismo y de la explicación de ciertos fenómenos como pura física se despachan con llamativa frivolidad, y el desenlace deja mucho que desear. Lo mejor es la creación de la inquietante atmósfera de la casa, llena de habitaciones recargadas hasta el extremo.

4/10
El diablo sobre ruedas

1971 | Duel

David, un viajante de comercio que ha discutido con su mujer y que conduce con prisa  intenta adelantar a un camión que se cruza en su camino. A partir de ese momento sufre el acoso interminable de aquel vehículo. A los 24 años y tras algunos episodios de series, Steven Spielberg rodó este telefilm, por el que fue aclamado como uno de los más prometedores talentos de la época, y que se estrenó en cine en España. El guión, de Richard Matheson (Soy leyenda), se inspira en un pequeño accidente que éste tuvo  con un camionero.

7/10
De Sade

1969 | De Sade

Perseguido por la policía y acusado por su escritura ofensiva, el Marqués de Sade se esconde en una vieja mansión abandonada. Esta película repasa la vida de DeSade de la niñez a la madurez. Cargada de alto contenido sexual, esta cinta francesa tuvo una mala acogida para la época en la que fue estrenada ya que contaba las fechorías de un amante de las mujeres y el sexo.

3/10
La novia del diablo

1968 | The Devil Rides Out

Preocupados por su amigo Simon, al que hace días que no ven, el duque de Richleau y Rex Van Ryn acuden a su casa. Allí encuentran las señales de lo que podría ser una reunión de adoradores del diablo. Efectivamente ése es el motivo de la ausencia de su colega Simon, quien está a punto de recibir su bautismo satánico, al igual que la joven Tanith, por la que Rex se siente inmediatamente atraído. Interesante película de terror de la productora Hammer que trata de frente el tema del satanismo, de la presencia real del diablo en la vida humana. Aunque los conjuros y las palabras no resulten muy convincentes, que se diga, el conjunto es solvente pues el tema está tratado con seriedad, en términos más religiosos que esotéricos. Destaca sin duda el protagonismo de Christopher Lee en el papel del duque, por una vez con un personaje que lucha contra el mal con denuedo, mientras que Charles Gray es el siniestro oponente.

5/10
Héroes corrientes

1967 | The Young Warriors

Te espera la muerte, querida

1965 | Fanatic

Patricia viaja con su prometido desde Norteamérica hasta Inglaterra. Una vez allí, Patricia se separa de él para visitar a la madre de su antiguo novio, que murió trágicamente. Pero lo que se supone que iba a ser una visita de cortesía se convertirá en una pesadilla. La anfitriona del lugar, la señora Trefoile, resulta ser una fanática religiosa que ha perdido completamente la cabeza, hasta el punto de que la vida de Patricia puede correr peligro. Entretenido producto de la productora británica Hammer, que tiene su punto fuerte en las interpretaciones de las dos actrices protagonistas, sobre todo en el de la veterana Tallulah Bankhead. El agobiante guión es obra del reconocido novelista del género Richard Matheson (Soy leyenda, El último escalón), quien en este caso adapta una novela ajena. Como secundario destaca un casi debutante Donald Sutherland, que aquí encarna a un joven retrasado.

4/10
La comedia de los terrores

1964 | The Comedy Of Terrors

Acuciado por las deudas, el propietario de una funeraria decide acelerar la muerte de sus potenciales clientes, con ayuda de siniestros sicarios. El director de La mujer pantera mezcla terror con humor negro.

4/10
El último hombre sobre la Tierra

1964 | The Last Man on Earth

Tras un mundo postapocalíptico que ha convertido a sus habitantes en unos seres vampíricos por culpa de un virus, el doctor Robert Morgan (Vincent Price) ha logrado sobrevivir conservando su humanidad. Cuando logra curar a una mujer gracias a una transfusión de su sangre, Morgan comienza a pensar que quizá haya alguna esperanza. Aunque primero tendrá que luchar por su propia supervivencia. Primera –y más paupérrima– de las adaptaciones de la inquietante novela de Richard Matheson, “Soy leyenda”, después reconvertida en El último hombre... vivo (1971) con Charlton Heston en el papel principal. En el 2007, Will Smith tomó el relevo en la nueva versión, Soy leyenda.

5/10
El cuervo (1963)

1963 | The Raven

Antológica comedia negra que reunía tres de los nombres más aclamados en el cine de terror como Boris Karloff, Peter Lorre y Vincent Price, motivo más que suficiente para que esta pequeña producción se convirtiese en un auténtico clásico. Pero es que además están acompañados de un joven y ya histriónico Jack Nicholson, y de las bellezas Hazel Court y Olive Sturgess. Una personal adaptación de un poema que Poe escribió en 1842 tras un encuentro con Charles Dickens. Obsesionado por la muerte de su esposa, el mago Craven (Price) quiere conseguir una pócima que resucite su cuerpo. Para ello debe enfrentarse al poderoso brujo Scarabus (Karloff) que, según parece, tiene retenida el alma de la muerta. Es entonces cuando se produce un implacable duelo entre ambos hechiceros.

8/10
Historias de terror

1962 | Tales of Terror

Adaptación en 3 partes de 4 de los más famosos relatos de terror de Poe: "Morella", "El gato negro", "El tonel de amontillado" y "El caso del Sr. Valdemar". Intervienen diversos mitos del terror como Corman, Matheson, Price, Lorre y Rathbone. Ahí es nada... 

4/10
El péndulo de la muerte

1961 | Pit and the Pendulum

Adaptación de un relato de Edgar Allan Poe, donde de nuevo Corman retoma a los colaboradores que había tenido para la exitosa La caída de la casa Usher (1960): el guionista Richard Matheson, el actor Vincent Price, el director de fotografía Floyd Crosby, el director artístico Daniel Haller y el compositor Les Baxter. Se trata de una macabra historia en torno a un castillo controlado por el descendiente de un inquisidor, que mantiene intactos en su mazmorra los instrumentos de tortura de aquella época, entre ellos el terrible péndulo de la muerte. Con poco dinero Corman creó un gran ambiente de terror en una trama de obsesión romántica difícil de calibrar hoy en día. Destaca la presencia, siempre estimulante, de la británica Barbara Steele, a partir de aquí musa del cine de terror de serie B (o Z). Esta novela de Poe ya había sido llevada al cine en Francia en 1909 y 1913, y volvería a ser versionada en Estados Unidos como El pozo y el péndulo en 1990.

7/10
La caída de la casa Usher

1960 | House of Usher

Un caballero acude a visitar el caserón de Roderick Usher, amigo de la infancia, un artista con problemas de salud, que vive con su hermana, también delicada. Roderick le cuenta a su invitado que desde hace muchos años, una maldición afecta a su familia. Roger Corman inició su serie de adaptaciones libres de obras de Edgar Allan Poe, con esta versión de uno de los relatos favoritos del autor, junto con 'Lieia'. Aunque se aparta muchísimo del original, toca temas propios de la obra de Poe y del romanticismo artístico: la decadencia, la enfermedad, la muerte, la superstición, las situaciones insólitas y sobrenaturales. Corman, rey de la serie B, maneja un presupuesto bastante reducido, y aún así consigue una ambientación fantasmagórica y sugestiva, a la altura de su precedente literario. Lo mejor, el modélico guión del novelista Richard Matheson y la inquietante interpretación de Vincent Price, actor fetiche de Corman, como Roderick Usher.

6/10
El increíble hombre menguante

1957 | The Incredible Shrinking Man

Las películas sobre científicos que acaban siendo víctimas de sus propios experimentos tienen una larga tradición, a veces con ilustres referentes literarios. Ahí estan para demostrarlo los casos del Dr. Frankenstein o el Dr. Jekyll y Mr. Hyde, los experimentos de El hombre invisible o la terrorífica historia de La mosca. En esta tradición se enmarca todo un clásico del género, entre la ciencia ficción y el terror, El increíble hombre menguante. En este caso las críticas se dirigen a los peligros derivados de la era atómica. El protagonista, Scott Carey, sufre los efectos de verse expuesto a una nube radioactiva. Para su desgracia, el bueno de Scott empieza a encoger paulatinamente de tamaño. Su mujer intenta ayudarle, y le hace una acogedora casa de muñecas. Pero la situación es horrible, y animales antes inofensivos como un gato o una araña, e instrumentos como unas tijeras, se convierten en elementos muy peligros cara a la supervivencia cotidiana. El film lo dirige Jack Arnold, con un guión del célebre escritor Richard Matheson, que adapta su propia novela. Fue el primer trabajo importante para el cine de Matheson, quien más tarde se convertiría en prolífico guionista de la mítica serie televisiva En los límites de la realidad, además de intervenir posteriormente en otros productos televisivos de misterio con formato parecido, o firmar el guión de El diablo sobre ruedas, de Steven Spielberg. Historia modesta, actores poco conocidos, efectos especiales repletos de ingenuidad (aunque en alguna ocasión se acude a las inevitables retroproyecciones, la mayoría de las veces el truco consiste en hacer decorados con los objetos mucho mayores que su tamaño real, entre los cuales se mueve el actor Grant Williams)... Y sin embargo, ah, la magia del cine, el conjunto funciona a la perfección, de modo que el film se ha convertido en un pequeño clásico. Más tarde la idea de personajes reducidos de tamaño se emplearía en filmes como Viaje alucinante, El chip prodigioso, Cariño, he encogido a los niños y La llave mágica. Aunque esa es otra historia, que debe ser contada en otra ocasión…

7/10
Acero puro

2011 | Real Steel

El canadiense Shawn Levy se convirtió en punto de referencia de la industria con Noche en el museo, que arrasó en las taquillas. En Acero puro continúa en el terreno del cine familiar, y de los sólidos efectos especiales, en un film de tono un poco más dramático. Adapta libremente un relato corto del maestro del género fantástico Richard Matheson, que ya dio lugar a "Steel", un recordado episodio de En los límites de la realidad que protagonizó Lee Marvin. Charlie Kenton fue un tenaz boxeador hasta que los humanos fueron reemplazados en el ring por pesados robots que se destrozan a puñetazo limpio. Desde entonces, sobrevive manejando baratos robots con los que combate por dinero en pueblos perdidos. Tras perder al último de sus púgiles destrozado por un toro con el que se enfrentaba en singular liza, Kenton se hace cargo durante un verano de Max, su hijo, al que apenas conoce pues hasta entonces ha vivido todo el tiempo con su madre, prematuramente fallecida. El chico encuentra casualmente en un vertedero de chatarra a un viejo robot concebido como sparring, que demuestra tener actitudes para el combate... Producen Acero puro nada menos que Robert Zemeckis y Steven Spielberg, que como realizador versionó a Matheson en su debut, El diablo sobre ruedas, y que se involucra de nuevo en una historia de robots, después de la saga de Transformers. Sin embargo, se trata de un producto muy diferente, que se aleja del gran espectáculo y de la destrucción masiva de edificios. Estaría más cerca de los clásicos del cine pugilístico, ya que en realidad parece una mezcla de Campeón y Rocky, con la diferencia de que los combates los realizan los robots, lo que le da cierta frescura. El todoterreno Hugh Jackman sale del paso con nota, como siempre, en un papel de perdedor muy en plan El buscavidas, y cuenta para darle la réplica con un niño actor resultón, Dakota Goyo, que fue Thor de pequeño, y que resulta convincente como chaval más maduro en muchos aspectos que su padre. También cumple el elenco femenino, encabezado por Evangeline Lilly (Kate de Perdidos) y Hope Davis, en un breve papel. Una vez más, Levy logra con Acero puro un producto atractivo y ameno para un 'target' muy amplio, con pequeñas notas sobre la responsabilidad familiar, las relaciones paternofiliales, y sobre todo la capacidad del ser humano de superarse a sí mismo. También tienen su valor sus críticas a la reconversión del deporte en espectáculo donde todo vale con tal de ganar de dinero.

6/10
The Box

2009 | The Box

Tercer largometraje de Richard Kelly, considerado un director de culto por los amantes de las excentricidades cinematográficas desde que rodó Donnie Darko, en 2001. Desde entonces sólo ha dirigido la poco difundida Southland Tales, y escribió el guión de Domino, para Tony Scott. Esta vez, Kelly –también guionista– ha tomado como punto de partida el cuento corto “Botón, botón”, del maestro del género fantástico Richard Matheson, si bien su trama está muy alargada y reinterpretada. Norma (profesora) y su marido Arthur (ingeniero de la NASA), son un matrimonio normal, padres de un niño, que un día oyen sonar el timbre de su vivienda unifamiliar. Al abrir la puerta, no hay nadie, pero les aguarda una misteriosa caja que alguien les ha dejado. Contiene un artefacto que no se sabe muy bien qué es, y anuncia la visita inminente de un tal Arlington Steward. Éste se presenta a la hora señalada, habla con Norma y le explica que si pulsa el botón de tan curioso aparato ocurrirán dos cosas: alguien a quien no conoce morirá, y ella recibirá un millón de dólares. Lógicamente, a Norma y a su marido les aterra acabar con la vida de un ser humano, pero el millón de dólares les ayudaría a pagar deudas... Como en su cine anterior, Kelly sigue fiel a su estilo, claramente deudor de David Lynch. Y es que logra momentos inquietantes con un tono surrealista similar al del director de Terciopelo azul, la secuencia del amenazador alumno que quiere ver el pie lesionado de su profesora. Varios elementos están descaradamente tomados de Carretera perdida, como la conversación terrorífica telefónica de Cameron Díaz con Frank Langella, o el paquete misterioso que los protagonistas reciben en su casa. Pero estos fragmentos de impacto no son suficientes para sostener una trama que acaba siendo demasiado críptica y poco creíble pues, ¿cómo puede aceptar el espectador que los protagonistas tienen problemas económicos –por eso se ven obligados a pulsar el botón– si viven en una casa de lujo y conducen un coche carísimo? El reparto es desigual. Mientras que Frank Langella mantiene su nivel habitual como el escalofriante y carismático Arlington Steward, la especialista en comedias románticas Cameron Díaz no acaba de resultar creíble en un thriller, y tanto ella como el otro actor principal, James Marsden, se limitan a poner una cara de circunstancias muy seria que no resulta convincente. Todos estos defectos diluyen sus críticas –procedentes del cuento de Matheson– al egoísmo humano y a la insolidaridad, pues el dilema moral al que se enfrentan los protagonistas va perdiendo interés conforme el espectador se distancia de los hechos que suceden en la pantalla.

4/10
Soy leyenda

2007 | I Am Legend

La humanidad está de enhorabuena. Parece. Porque los científicos liderados por el doctor y coronel Robert Neville han desarrollado un retrovirus que parece ser el remedio definitivo contra el cáncer. Pero tres años después, en 2010, el panorama es muy diferente. La mayor parte de los hombres ha muerto a causa del virus de marras, y los infectados que viven son una especie de zombies rabiosos, que no deben exponerse a la luz, y que atacan a los pocos supervivientes sanos. En tal tesitura, Neville es el único hombre sano que queda en la zona cero de la infección, un Nueva York desolado. Sólo tiene como compañía a un perro pastor alemán, Sam, y cada día radia un mensaje dirigido a posibles supervivientes, para que se reúnan con él en cierto muelle de la ciudad; pero nunca nadie acude a la cita. En esos tres años de soledad, Neville ha continuado investigando para hallar una posible solución a la enfermedad que ha desatado; y de un modo muy disciplinado, ha ideado medios para combatir la forzada soledad y la tentación de la desesperanza.Notable adaptación de la clásica obra de ciencia ficción de Richard Matheson, que en sendas versiones cinematográficas anteriores tuvieron el protagonismo de Vincent Price y Charlton Heston, dos actores que han frecuentado el género fantástico. Ahora es otro amante del género, Will Smith (Men in Black, Yo, robot), quien acepta el reto de permanecer solo en pantalla gran parte del metraje. Y sale airoso, atrapa con matices la situación extrema de su personaje, con momentos estupendos como en su esfuerzo por cultivar "la vida social" en el videoclub. En una lograda conjunción de interpretación, guión y dirección, se consigue insuflar humanidad y dramatismo a la trama, no estamos sólo (que también) ante una espectacular cinta futurista y catastrofista con estupendos efectos especiales. Además de la cuestión de la soledad, también se apuntan los límites de la ciencia, su pretensión de ser causa de esperanza para el hombre; y la ayuda y la necesidad de la fe, para sobrellevar situaciones que, simplemente, nos superan. En esa línea se apunta el miedo a un futuro incierto, una idea que parece explotada por muchas películas recientes de zombies, como 28 días después y su secuela, 28 semanas después.La estructura narrativa del film lleva a intercalar la soledad neoyorquina del protagonista, y sus enfrentamientos con los terroríficos zombies, con flash-backs que reconstruyen cómo se ha llegado a la situación actual, y que subrayan la terrible pérdida de Neville, la ausencia de su querida familia. Hay un gran acierto en introducir enseguida las escenas de la desolación de Nueva York, su sobrecogedor estado de abandono.

6/10
El último escalón

1999 | Stir of Echoes

Tom es un tipo normal y corriente. Una noche él y su mujer dan una fiesta. Vienen unos amigos, y entre risas y bromas Tom se deja hipnotizar por Lisa. Después de ese experimento, nada vuelve a ser como antes. Tom ha desarrollado sus facultades extrasensoriales, y empieza a ver muertos y a sacar a flote extrañas obsesiones. La cosa parece tener que ver con un terrible secreto que oculta un pacífico vecindario. Se ha comparado a El sexto sentido, pero no alcanza la altura de este título y está más cercana a Poltergeist, por lo de las casas encantadas. El último escalón adapta una novela de Richard Matheson, el autor que más ha influido a Stephen King en su estilo narrativo, lo que es decir bastante. Matheson explica que su deseo era “combinar el misterio de un asesinato con una historia sobrenatural”. Como protagonista podemos ver a Kevin Bacon, que presta a su personaje un aire sospechosamente siniestro.

6/10
Más allá de los sueños (1998)

1998 | What Dreams May Come

Chris (formidable Robin Williams) ha jurado amor eterno por su esposa Annie. No quiere separarse de ella nunca. Pero llega uno inevitable: la muerte. Chris pasa de este mundo al otro, y se encuentra en un paraíso con la forma de uno de los hermosos cuadros pintados por su mujer. Pese a lo maravilloso que es el cielo, la fuerza de su amor lleva a Chris a iniciar una búsqueda inasequible al desaliento, de nombre Annie. Pocos filmes tratan de la muerte de modo tan directo y hondo. Acostumbrados a una media de 4 cadáveres por película, no nos planteamos: ¿qué fue de esos personajes?, ¿adónde han ido a parar?, ¿acabó la vida para ellos?. De esto y más trata Más allá de los sueños, film valiente, difícil, fascinante. A la medida estructura se añade una emotiva historia romántica, y algún detalle de humor que alivia la seriedad de lo tratado. Sería un error juzgar la visión de la eternidad del film desde una ortodoxia pura y dura. Vincent Ward dirigió antes The Navigator. Una odisea en el tiempo, original película sita en la Edad Media, donde un niño, para salvar a la humanidad de la peste, debe coronar una catedral con una cruz; y Mapa del sentimiento humano, interesante peregrinaje espiritual. Aquí, con una novela de Richard Matheson, explora conceptos universales: muerte; retribución, premio o castigo, por las obras que uno realiza; amor a los seres queridos; y, cómo no, dolor y felicidad, extremos no tan lejanos como podría pensarse. Recuerda la exposición del amor humano a la fuerza y desgarro de la estupenda Tierras de penumbra. Y es muy sugerente la idea de que cada uno se crea su propio infierno o cielo (y habría que añadir purgatorio, pues aunque no se la llame así, ésa es la situación en que se halla uno de los personajes). En cambio, Ward opta por no abordar las relaciones del hombre con Dios: ¿un tema para otra película?

6/10
En algún lugar del tiempo

1980 | Somewhere in Time

Richard es un escritor que encuentra una foto antigua de una bella mujer durante la estancia en un hotel. Se trata de la actriz Elisa MacKenna. A partir de ese momento, Richard se obsesionará con encontrarla, y decide asistir a unas sesiones de hipnosis con el fin de viajar en el tiempo, hasta principios de siglo XX, y dar con ella. Film fantástico con mucho romanticismo, protagonizado por el guaperas de Christopher Reeve, que aprovechaba el tirón de la celebridad conseguida por Superman. Le da la réplica una tan bella como correcta Jane Seymour (La Doctora Quinn). El guión es obra de Richard Matheson, quien adapta con acierto su propia novela. Gustará sobre todo a los más románticos.

6/10
La leyenda de la mansión del infierno

1973 | The Legend of Hell House

Un viejo millonario contrata a tres personas para que acudan a la llamada "Casa del infierno", un lugar en donde los espíritus parecen campar a sus anchas y que en el pasado ha sido escenario de innumerables muertes violentas. El viejo pretende descubrir de una vez por todas si hay vida después de la muerte. Se darán cita, Florence Tanner, una médium mental; Benjamin Fisher, médium físico; y el Dr. Barrett, un científico que no cree en espíritus y que llegará acompañado de su esposa. El escritor Richard Matheson adapta su propia novela para este film de terror cuyos planteamientos han quedado bastante trasnochados. El tema del espiritismo y de la explicación de ciertos fenómenos como pura física se despachan con llamativa frivolidad, y el desenlace deja mucho que desear. Lo mejor es la creación de la inquietante atmósfera de la casa, llena de habitaciones recargadas hasta el extremo.

4/10
El último hombre... vivo

1971 | The Omega Man

Un científico sobrevive a la guerra nuclear, pero parece el único humano que sigue vivo, y le acosan unos mutantes. Excelente adaptación de la novela de Richard Matheson, que advierte de los peligros del futuro.

7/10
Cold Sweat (Los compañeros del diablo)

1970 | Cold Sweat

Un ex convicto llamado Joe vive tranquilamente en la Riviera francesa cuando se ve involucrado en un asunto de drogas por culpa de unos traficantes que secuestran a su esposa (una Liv Ullmann algo perdida en este tipo de papeles). Producción europea de aventuras según la novela "Ride the Nightmare" de Richard Matheson, autor de algunas de las mejores historias de ciencia ficción de todos los tiempos llevadas al cine, como El increíble hombre menguante (1957) y Soy leyenda (2008), entre otras. Lamentablemente, en esta ocasión ni la novela –ni mucho menos la película– están a la altura de su talento. Para dar mayor empaque al largometraje se contrató al director Terence Young, célebre por sus películas sobre el agente 007, y se escogió a Charles Bronson como protagonista. Curiosamente, ambos volverían a trabajar en sus dos siguientes proyectos, Sol rojo (1971) y Los secretos de la Cosa Nostra (1972).

4/10
Héroes corrientes

1967 | The Young Warriors

El último hombre sobre la Tierra

1964 | The Last Man on Earth

Tras un mundo postapocalíptico que ha convertido a sus habitantes en unos seres vampíricos por culpa de un virus, el doctor Robert Morgan (Vincent Price) ha logrado sobrevivir conservando su humanidad. Cuando logra curar a una mujer gracias a una transfusión de su sangre, Morgan comienza a pensar que quizá haya alguna esperanza. Aunque primero tendrá que luchar por su propia supervivencia. Primera –y más paupérrima– de las adaptaciones de la inquietante novela de Richard Matheson, “Soy leyenda”, después reconvertida en El último hombre... vivo (1971) con Charlton Heston en el papel principal. En el 2007, Will Smith tomó el relevo en la nueva versión, Soy leyenda.

5/10
El increíble hombre menguante

1957 | The Incredible Shrinking Man

Las películas sobre científicos que acaban siendo víctimas de sus propios experimentos tienen una larga tradición, a veces con ilustres referentes literarios. Ahí estan para demostrarlo los casos del Dr. Frankenstein o el Dr. Jekyll y Mr. Hyde, los experimentos de El hombre invisible o la terrorífica historia de La mosca. En esta tradición se enmarca todo un clásico del género, entre la ciencia ficción y el terror, El increíble hombre menguante. En este caso las críticas se dirigen a los peligros derivados de la era atómica. El protagonista, Scott Carey, sufre los efectos de verse expuesto a una nube radioactiva. Para su desgracia, el bueno de Scott empieza a encoger paulatinamente de tamaño. Su mujer intenta ayudarle, y le hace una acogedora casa de muñecas. Pero la situación es horrible, y animales antes inofensivos como un gato o una araña, e instrumentos como unas tijeras, se convierten en elementos muy peligros cara a la supervivencia cotidiana. El film lo dirige Jack Arnold, con un guión del célebre escritor Richard Matheson, que adapta su propia novela. Fue el primer trabajo importante para el cine de Matheson, quien más tarde se convertiría en prolífico guionista de la mítica serie televisiva En los límites de la realidad, además de intervenir posteriormente en otros productos televisivos de misterio con formato parecido, o firmar el guión de El diablo sobre ruedas, de Steven Spielberg. Historia modesta, actores poco conocidos, efectos especiales repletos de ingenuidad (aunque en alguna ocasión se acude a las inevitables retroproyecciones, la mayoría de las veces el truco consiste en hacer decorados con los objetos mucho mayores que su tamaño real, entre los cuales se mueve el actor Grant Williams)... Y sin embargo, ah, la magia del cine, el conjunto funciona a la perfección, de modo que el film se ha convertido en un pequeño clásico. Más tarde la idea de personajes reducidos de tamaño se emplearía en filmes como Viaje alucinante, El chip prodigioso, Cariño, he encogido a los niños y La llave mágica. Aunque esa es otra historia, que debe ser contada en otra ocasión…

7/10

Últimos tráilers y vídeos