IMG-LOGO

Biografía

Ruby Dee

Ruby Dee

91 años ()

Ruby Dee

Nació el 27 de Octubre de 1922 en Cleveland, Ohio, EE.UU.
Falleció el 11 de Junio de 2014 en Nueva Rochelle, Nueva York, EE.UU.

Una veterana de cine

22 Febrero 2008

Ruby Dee dedicó más de sesenta años al cine. En su madurez profesional le llegó el premio gordo en forma de nominación al Oscar. Falleció el 11 de junio de 2014.

Ruby Dee nació en Cleveland (Estados Unidos) el 27 de octubre de 1924. Tras más de sesenta años de carrera, ha recibido el mayor de los reconocimientos tras haber sido nominada al Oscar a la mejor actriz de reparto por su trabajo en American Gangster. Con 83 años es la nominada al premio de mayor edad después de la entrañable anciana de Titanic Gloria Stuart, que fue nominada con 87.

Dee colecciona casi una centena de títulos en sus más de seis décadas de carrera. Debutó en cine cuando sólo tenía quince años en What a Guy. A partir de ese momento, compaginó televisión y cine casi al cincuenta por ciento. Así, sin ser actriz habitual de ninguna serie, ha pasado por títulos tan emblemáticos como Las chicas de oro o CSI: Las Vegas, al igual que por diversos telefilmes como Una tormenta de verano (2000), de Robert Wise. En cualquier caso, la carrera de Dee ha estado marcada por los papeles secundarios, del mismo modo que su vida lo ha estado por su familia. Ahora es viuda, desde que su marido murió en 2005. Un matrimonio que se prolongó desde 1948. Juntos tuvieron tres hijos y una carrera en común, pues Ossie Davis también era actor.

En la filmografía de Rudy Dee destacan títulos como Un rayo de luz (1950), bajo la dirección de Joseph L. Mankiewicz, en un pequeño papel, o The Tall Target (1951), de Anthony Mann, donde fue una esclava empleada como criada. Con su marido coincidió en varias películas como Gone Are Days (1963) o Black Girl (1972), que el propio Ossie dirigió.

Sidney Poitier la eligió para su debut como director en el western Buck y el farsante (1972). También fue secundaria para Paul Schrader en El beso de la pantera (1982), y para Spike Lee trabajó por partida doble en los dramas de contenido racial Haz lo que debas (1989) y Fiebre salvaje (1991), donde fue la mujer de su marido en la vida real. Su trabajo ha continuado como un incesante goteo por títulos como Causa justa (1995), donde compartió cartel con Sean Connery y Laurence Fishburne. Una completísima vida laboral que alcanzó su culmen con el personaje de la madre de Frank Lucas en la cinta de Ridley Scott American Gangster. La veterana actriz compuso a la adorable mamá de un gángster que, por un lado, teme por su hijo por el tipo de vida que pueda estar llevando, pero que a la vez se alegra pues no desea nada más que el bienestar de su familia. El dulce personaje creado estuvo a la altura de su hijo en la ficción, Denzel Washington, con quien mantuvo unos emotivos cara a cara en la película.

Filmografía
Mil palabras

2012 | A Thousand Words

Mil Palabras: El charlatán Jack McCall (Eddie Murphy) dice lo que sea preciso con tal de cerrar un trato. Pero tras deformar la verdad con un gurú espiritual, repentinamente descubre que su vida depende de un árbol mágico de mil hojas... una por cada palabra que puede pronunciar. Ahora Jack ha de parar de hablar e inventarse los modos más increíbles de comunicarse o se irá para siempre. Descubre por qué Mil Palabras es una comedia divertida y optimista que tiene todo: “gran reparto, muchas risas y diversión a lo grande”

American Gangster

2007 | American Gangster

Década de los 60. Acaba de morir Bumpy Johnson, un gángster negro, muy respetado en el Harlem neoyorquino. De modo inesperado va a tomar las riendas de la sucesión Frank Lucas, el hombre que fue su chófer durante años, y que observando calladamente y encargándose de mucho trabajo sucio, ha aprendido el oficio. Lucas empezará a construir un auténtico imperio del narcotráfico, comprando heroína sin intermediarios en el sudeste asiático, y aprovechando los transportes militares estadounidenses, metidos de lleno en la guerra de Vietnam; hasta el punto de que se coloca en una posición de dominio frente a la tradicional mafia italiana. Entretanto Richie Roberts es un duro e íntegro policía, que trabaja en la calle y estudia derecho en clases nocturnas. Aunque su vida familiar presenta un cuadro desastroso, en lo que se refiere a su trabajo profesional es concienzudo, y sortea las muchas tentaciones para ceder a corruptos trapicheos policiales. Al incorporarse a la unidad antidroga, los caminos de los dos hombres acabarán, inevitablemente, cruzándose. Intenso film de Ridley Scott con guión de Steven Zaillian, dos pesos pesados del cine actual en sus respectivos campos de dirección y escritura de libretos. Quizá lo único que quepa decir en su contra es que todo suena a sabido. Basado en hechos reales, logra plasmar con buen tino la trayectora de ambos antagonistas, que aunque con códigos morales muy distintos, no son tan diferentes como podría creerse. Porque la idea, un poco al estilo de Heat, es trazar ciertos paralelismos entre policía y gángster, pues los dos manejan cierto código de conducta; y señalar en la aproximación de personajes que Richie no es perfecto –resulta demoledora la escena de la vista judicial en que la ex esposa le acusa de utilizar su ética profesional como coartada de su descuido del hogar–, mientras que la frialdad asesina de Frank –que mata sin piedad y no se cuestiona acerca de las vidas que destroza prestándose al tráfico de drogas– convive con el deseo de dar de comer a los de su clan y de cierto “orgullo negro”. Resulta fácil mencionar referencias cinematográficas en la composición de estos dos personajes. Richie recuerda a otro personaje real, Serpico, a la hora de moverse en un ambiente de corrupción en la policía, y es citada explícitamente French Connection (Contra el imperio de la droga); mientras que el comportamiento glacial de Frank, que intenta mantener unida a la familia, retrotrae al Michael Corleone de la saga de El padrino. Y aunque sin duda que dominan la función Russell Crowe y Denzel Washington, justo es señalar que hay múltiples personajes, matones, policías, familia, bien atrapados con los justos trazos del guión y por un estupendo reparto. Estamos ante una historia complicada de producción, tanto por la necesidad de recrear en el Nueva York actual el de finales de los 60, principios de los 70, como a la hora de ofrecer el marco del combate de boxeo de los pesos pesados, o mostrar la Tailandia de donde procede la heroína que da pie a “Blue Magic”, las codiciadas dosis de un material puro cien por cien. Una trama como la que se comenta es difícil que no sea sórdida y violenta. Hay momentos sencillamente brutales, aunque Scott juegue con el fuera de campo; y resultan desagradables, por degradantes, las escenas del lugar en que se prepara la droga, donde las mujeres son obligadas a trabajar desnudas para que no sustraigan parte de la mercancia. El director es bien conocido por la factura visual de sus trabajo, y aquí tiene unas cuantas buenas ideas. Los levísimos copos de nieve que flotan en el aire en muchas escenas refuerzan el tema de esa otra “nieve” llamada heroína; es bueno la secuencia del asalto, de suspense incrementado por el niño que juega con un balón; o ese juego con la puerta de la iglesia, casi al final, donde parece señalarse que el mafioso ha sido expulsado definitivamente de un paraíso al que no tenía derecho.

7/10
Una tormenta de verano

2000 | A Storm in Summer

Dirigida por Robert Wise, responsable de Sonrisas y Lágrimas, cuenta la historia de Abel, un gruñón y viejo propietario de una charcuteria que vive enfrentado a todos sus vecinos. Con él vive su perezoso sobrino Stanley, y la relación de ambos no es muy buena. El chico decide alojar durante el verano a un niño necesitado, todo esto sin consultar a su tío. La película fue estrenada en televisión y protagonizada por Peter Falk (La princesa prometida), Ruby Dee y Andrew McCarthy. Es un film muy emotivo, con escenas que llegan a tocar la fibra y que habla sobre como una persona, en este caso un niño, puede ablandar hasta el corazón del adulto más cascarrabias.

6/10
Unos peques geniales

1999 | Baby Geniuses

Por si no has entendido el titular de esta película, "Ga, ga, gu, ga, ji" significa, en lenguaje de bebé, algo así como "Esta película es superguay". Bromas aparte, esta comedia sigue la pista a la siniestra doctora infantil Elena Kinder –una recuperada Kathleen Turner–, que trabaja con niños prodigio de corta edad, con la idea de entender el lenguaje propio de los bebés, y así aprovecharse de sus privilegiados cerebros. Pero Sly, un chavalín de dos años, le va a complicar las cosas, a la vez que descubre que tiene... una hermanita gemela. Puede parecer una comedia... y desde luego que lo es, con momentos muy divertidos, y un buen puñado de efectos especiales de los que se explica su elaboración en la versión DVD. Pero el guionista y director Bob Clark va más allá al decir que "siempre he visto la película como una obra sobre la moralidad, con su conflicto entre el bien y el mal. Hay un conflicto entre el punto de vista fascista, obsesivo y deshumanizado de la doctora Elena y la aproximación al estudio de los bebés expresada por sus sobrinos Robin y Dan". Sea como fuere, uno de los grandes méritos del film es el trabajo con bebés. Aquí se recurrió a los trillizos Fitzgerald, que mostraron una gran expresividad, y que tenían unas reacciones y modos de comportarse muy naturales.

6/10
El hada novata

1997 | A Simple Wish

Anabel es una niña cuyo sueño dorado es conocer a su hada madrina. Cuando tiene el gusto de hacerlo, se encuentra con la sorpresa de que en realidad es un "hado madrino", que responde al nombre de Murray, y que tiene poca facha de mago. Pronto la pequeña Anabel descubre que Murray es bantante novato en las lides de la magia, por no decir, francamente, torpe. Divertida película para toda la familia, que cuenta con una villana de excepción: Kathleen Turner, que encarna a una malvada bruja. Mara Wilson, la encantadora niña de Matilda y Milagro en la ciudad, le da perfecta réplica.

4/10
Causa justa

1995 | Just Cause

Sean Connery interpreta a un prestigioso abogado que pone en juego su carrera y su integridad física por la defensa de un condenado a muerte. Connery cree en la inocencia del condenado, interpretado por Blair Underwood, pero debe demostrarlo en un tiempo límite. Para ello deberá introducirse en un mundo confuso, en el que suceden algunos hechos inexplicables, y en el que se verá en peligro su propia familia. Un emocionante thriller que mezcla la acción real por la supervivencia, con la acción en defensa de la justicia. Sean Connery está muy convincente en su papel, al igual que Laurence Fishburne y el enigmático Ed Harris. El abogado interpretado por Connery defenderá a su cliente en un acto de orgullo, en el que complicará su propia vida.

4/10
Apocalipsis

1994 | The Stand | Serie TV

Miniserie de terror y misterio de cuatro largos capítulos, basada en una novela muy exitosa escrita por el especialista Stephen King, quien aquí también escribe el guión y se reserva un pequeño papel. Debido al escape de un virus de un laboratorio, la mayoría de la población muere. Entre los supervivientes lo hay que buscan a la llamada "madre Abigail" con la idea de lograr fuerza para salvar a la humanidad, y también los que se alinean con el satánico Flagg. La serie narra, con logrados efectos especiales, la confrontación entre el bien y el mal. Convincente Gary Sinise (Apolo 13).

4/10
Un policía y pico

1993 | Cop & ½

El pequeño Devon, testigo de un asesinato, se niega a declarar si no acceden a su petición de convertirse en policía. Acaba emparejado con el veterano Nick McKenna. Como otras muchas estrellas en decadencia, Burt Reynolds aceptó emparejarse con un niño, en una comedia con pocas pretensiones, pero de tono amable.

4/10
Fiebre salvaje

1991 | Jungle Fever

Fliper Purify, arquitecto negro casado, inicia una relación extraconyugal con su secretaria blanca, una chica de origen italiano que debe cuidar de su padre. Ambos deciden contar la verdad con funestas consecuencias, ya que la mujer de Flipper le echa de casa, y el padre de ella, un hombre racista, acaba golpeándola. Tras Haz lo que debas, Spike Lee reincide en la cuestión racial en uno de sus mejores trabajos del inicio de su carrera. Excelente reparto encabezado por Wesley Snipes, en uno de sus papeles más logrados.

6/10
Lady Day: The Many Faces of Billie Holiday

1990 | Lady Day: The Many Faces of Billie Holiday

Billie Holiday es una de las grandes estrellas del jazz de todos los tiempos. Tuvo una vida turbulenta, con una infancia muy dura, un estrellato fulgurante, unas relaciones personales complicadas y una severa adicción a las drogas. Pero Lady Day (así se le llamaba) tenía una voz como jamás se ha vuelto a ver en el mundo del jazz. No era alta, ni baja, ni poderosa, ni llena de registros, ni limpia... Era, sencillamente, sentimiento en estado puro. Una vocecilla que sonaba como un lamento imposible de olvidar. Temás míticos como "Strange Fruit" forjaron su leyenda. Este documental de una hora de duración, incluido en la serie "Masters of American Music", ofrece numerosas entrevistas con músicos y cantantes que la conocieron. Se centra sobre todo en su vida profesional y no indaga demasiado en su faceta privada. Recoge asimismo algunas actuaciones memorables que han quedado guardadas para siempre en películas antiguas. La calidad de la imagen es muy mejorable, pero el conjunto es de visionado obligado para los amantes del jazz.

6/10
Amor perseguido

1990 | Love at Large

A Harry Dobbs, un detective privado, le encarga una bella pero inestable mujer que vigile a su esposa, que quizá la esté engañando. Harry se pone a ello, ignorante de que él mismo está siendo seguido por Stella, otra detective, pues su celosa novia tampoco está muy segura de su fidelidad. El enredo se complica aún más cuando Harry descubre que su objetivo es bígamo. Alan Rudolph escribe y dirige un "divertimento" ligero que homenajea al cine negro en clave de suave e irónica comedia, donde nada es lo que parece, y aunque nunca pasa nada, sí pasa. Su reparto es muy competente y mantiene el interés, aunque en el fondo lo que se cuenta sea una nadería. Lo que a la postre era el punto de partida sobre el que juega el cineasta.

5/10
Haz lo que debas

1989 | Do the Right Thing

En el barrio neoyorquino de Bed-Stuy se dan cita todas las culturas; sin embargo no se llevan demasiado bien unas con otras. Los negros odian a los italianos, éstos a los puertoriqueños, éstos a su vez a los coreanos, que odian a los americanos y a los judíos. Sal (Danny Aiello) es el dueño de una pizzería. Pese a los problemas que tiene con la vecindad se resiste a abandonar el barrio. Como empleado tiene a un joven negro llamado Mookie (Spike Lee), que se dedica a repartir las pizzas por el barrio, lo que aprovecha para visitar a los amigos, charlar con su hermana o tener romances con su novia portoriqueña. Sin embargo, un día de un verano particularmente caluroso un detalle insignificante, da como fruto una desproporcionada reacción de violencia, destrucción y muerte en la que todo el barrio saldrá perjudicado. Spike Lee, un director comprometido con la vida de los marginados, firma una película nada convencional, con un reparto eficaz, que ofrece una valiente y conseguida reflexión acerca de la convivencia y el racismo, quizá algo pesimista.

6/10
El beso de la pantera

1982 | Cat People

Irena (interpretada por Nastassja Kinski) es una atractiva joven que empieza a sentir su sexualidad. Paralelamente, encuentra su primer amor, pero la pasión se convertirá en tragedia. Ella y su único pariente vivo, su hermano, son víctimas de una maldición de la familia, según la cual sólo pueden realizar el acto sexual entre ellos. El reputado guionista de Taxi Driver y Toro salvaje, Paul Schrader se pasó a la dirección donde comenzó a destacar con títulos de alto contenido erótico, como American Gigolo. En esta ocasión adapta una terrorífica y morbosa historia de Dewitt Bodeen, para lo que contó con los más avanzados efectos especiales. La música corre a cargo del mítico Giorgio Moroder, mientras que el exitoso tema central fue interpretado por David Bowie.

5/10
Buck y el farsante

1972 | Buck And The Preacher

Buck (Sidney Poitier) es un antiguo oficial de caballería del ejército de la Unión. Con el fin de la guerra, se ha convertido en un experto guía de ex esclavos que se dirigen hacia el oeste, en busca de nuevas tierras y de un futuro próspero. En uno de sus viajes se cruza con un predicador farsante, interpretado por Harry Belafonte, que mezcla al bueno de Buck en sus planes. Buck debe enfrentarse con un grupo de pistoleros blancos, llamados los Jinetes Nocturnos, cuya misión es evitar que los negros se marchen hacia el norte. De este modo, pretenden conservar la barata mano de obra para sus tierras. Las complicaciones para Buck no han hecho más que comenzar. Se trata de la primera película de Sidney Poitier como director. Un western con un planteamiento original, que aporta al género la presencia de actores de color, a la vez que entretiene. La acción y la aventura a través del salvaje oeste están aseguradas.

4/10
El balcón

1963 | The Balcony

Mientras varios cliente de un club nocturno pasan el rato sin preocuparse por nada, en la ciudad estalla una revolución que conduce a la ejecución de la monarquía y de los miembros del gobierno. De esta manera, los clientes del prostíbulo se verán obligados a asumir el papel de los dirigentes asesinados. Adaptación de la obra homónima del autor francés Jean Genet. Este drama, que en algunas escenas roza el tono cómico, cuenta una extraña historia que entretiene hasta el final de la película. Está protagonizada por Peter Falk, Lee Grant y Shelley Winters.

5/10
Un lunar en el sol

1961 | A Raisin in the Sun

Walter Lee Younger es un joven con problemas económicos que intenta salir adelante con su familia. Se ve obligado a vivir en un piso pequeño junto con su esposa, su hijo, su hermana y su madre. Un día, recibe dinero de forma inesperada. Sidney Poitier protagoniza un drama, que entre otros temas trata las consecuencias del racismo, tema omnipresente en la filmografía de Sidney Poitier.

5/10
Donde la ciudad termina

1957 | Edge of the City

Drama social que supuso el debut de Martin Ritt, uno de los grandes directores del cine americano. Alex ha abandonado el ejército encontrando trabajo en la construcción del ferrocarril, donde traba amistad con un joven de color. Sin embargo, el jefe de la obra –con conexiones con la Mafia– no está nada conforme con tener a éste de empleado por los problemas raciales que pudiese ocasionar, así que provoca un accidente donde el muchacho muere. Alex, que conoce la verdad, duda si enfrentarse con su jefe o no hacer nada al respecto. Poderosa película, rodada en blanco y negro y con escaso presupuesto, con un inquietante tono de cine negro y tres memorables interpretaciones a cargo de John Cassavetes, Sydney Poitier y Jack Warden. Sus similitudes con La ley del silencio son más que evidentes. Su inquietante ambiente también viene marcado por una violenta partitura de Leonard Rosenman, quien volvería a colaborar con Martin Ritt en Los mejores años de mi vida (1983).

8/10
The Tall Target

1951 | The Tall Target

6/10

Últimos tráilers y vídeos