IMG-LOGO

Biografía

Anthony Mann

Anthony Mann

60 años ()

Anthony Mann

Nació el 30 de Junio de 1906 en San Diego, California, EE.UU.
Falleció el 29 de Abril de 1967 en Berlín, Alemania

Paisajes, montañas, itinerarios...

13 Enero 2012

Es uno de los grandes del western, destacó en el cine negro, y tiene algún título notable en el terreno del cine histórico y bélico. Se le considera uno de los más importantes artesanos del Hollywood clásico, pero Anthony Mann es mucho más que eso, es uno de los grandes autores de la segunda generación de realizadores americanos, aquellos que no trabajaron en el cine mudo, a la altura de Robert Aldrich o Nicolas Ray.

Nacido el 30 de junio de 1906, en San Diego (California, EE.UU.), Emil Anton Bundsmann –nombre real del cineasta–, era hijo de un emigrante austríaco y una georgiana de familia judía, ambos profesores de filosofía. En un primer momento, el joven tenía la intención de convertirse en actor. Cuando su familia se fue a vivir a Nueva York, aprovechó para presentarse a pruebas para intervenir como secundario en montajes del circuito off-Broadway.

En una obra, llamó la atención del poderoso productor David O. Selznick, que decidió contratarle como director de casting y buscador de talentos. Cuando éste se embarcó en la épica búsqueda del reparto de Lo que el viento se llevó, Mann se encargó de dirigir la filmación de numerosas pruebas de aspirantes.

Posteriormente ascendió a ayudante de dirección, al servicio del especialista en comedias Preston Sturges, con el que colaboró en varias, entre ellas la irrepetible Los viajes de Sullivan. Encantado con su labor, Sturges le animó a emprender su propia carrera como realizador. Paramount le dio la oportunidad de debutar con la comedia criminal Dr. Broadway, con la condición de que la terminara en 18 días. Su primer título importante es sin duda El gran Flamarion, una historia criminal con Erich Von Stroheim interpretando a un tirador que actúa en espectáculos.

Por aquella época se especializó en film noir, de serie B, y en concreto está considerado uno de los representantes más ilustres del docu-noir, que trataba el género con un estilo realista muy próximo al documental. En este terreno destacan La brigada suicida y Ejecutor. Otro de sus primeros trabajos es El reinado del terror, que aunque en esencia es un film de aventuras históricas en la época de la Revolución Francesa, también tiene tono de cine negro.

Demostró su valía para el western con la inolvidable Winchester 73, con James Stewart, originalísima cinta que sigue los pasos de un rifle que pasa de mano en mano. Los resultados fueron tan satisfactorios, tanto para el realizador como para el actor, que formaron 'matrimonio' profesional en otros cuatro impecables títulos del oeste. En Horizontes lejanos, Stewart encarna a Glyn McLyntock, pistolero que conduce una caravana para redimirse de su carrera como pistolero. Colorado Jim está protagonizada por el violento Howard Kemp, en busca de un forajido por el que pagan una sustanciosa recompensa que usará para comprar nueva tierras y olvidar que su ex novia se fue con otro y se quedó con las suyas. En Tierras lejanas, Stewart se mete en la piel del antipático Jeff Webster, que en la nevada Alaska intenta vender ganado, vengar a su mejor amigo y olvidarse de una mujer de antaño. Por último, en El hombre de Laramie, el actor interpreta a Will Lokhart, un antiguo militar que investiga quién vendió las armas a los indios que mataron a varios soldados, entre ellos su hermano. En todas se repiten temáticas, la huida del pasado, la búsqueda de venganza, etc. y adquieren especial relevancia los escenarios abiertos en los que transcurre la acción, lo que entusiasmaba al maestro de críticos André Bazin: "Dadle a Mann un paisaje, una montaña y un itinerario. Y ya tendremos una obra maestra".

Mann y Stewart estuvieron a punto de repetir en un sexto western, en concreto en La última bala, pero finalmente Mann se dio cuenta de que el guión era bastante mediocre, por lo que abandonó el proyecto, lo que dejó a Stewart en manos del muy inferior realizador James Neilson.

También colaboraron en otras tres películas que no pertenecían al género: Bahía negra (sobre dos buscadores de petróleo), Strategic Air Command (en torno a un oficial de la Aviación) y Música y lágrimas, (biografía de la figura de la música Glenn Miller). Sin Stewart, Mann rodó varios westerns de primera, como La última frontera, El hombre del oeste y Cimarron. Destaca especialmente La puerta del diablo, con Robert Taylor como indio navajo que a pesar de haberse convertido en héroe luchando en la Guerra de Secesión sufre el acoso racista de un abogado que pone a todo el pueblo en contra suya. Fue uno de los primeros westerns que defendía la perspectiva de los indios, pero quedó ensombrecido porque se estrenó casi a la vez que la famosa Flecha rota, que tuvo mucho más éxito.

Durante el rodaje del drama sobre un aspirante a tenor Dos pasiones y un amor, adaptación de una obra de James M. Cain, se enamoró de una de las secundarias, una joven en alza española llamada Sara Montiel. Tras abandonar a su esposa, Mildred, con la que tenía una hija, se acabaría casando con Sara Montiel en articulo mortis, porque el realizador había sufrido un infarto, y los médicos temían por su vida.

Cuando estaba con la actriz, Mann rodó en España El Cid, uno de sus títulos más conocidos, con Charlton Heston como el heroico caballero de Vivar. Según Sara Montiel el productor, Samuel Bronston, le ofreció a ella el papel de Doña Jimena, pero prefirió recomendar a Sophia Loren. El realizador se divorció de la manchega en 1963.

De nuevo junto a Bronston y Loren, Mann se encarga de la notable La caída del imperio romano. Le siguió un buen film de aventuras bélicas, Los héroes de Telemark, con Kirk Douglas y Richard Harris como miembros de la resistencia noruega que deben impedir que los nazis desarrollen la bomba atómica.

Otro infarto acabó con la vida del gran Anthony Mann en plena faena, mientras rodaba Sentencia para un dandy, el 29 de abril de 1967 en Berlín. El actor Laurence Harvey se encargó de terminar la cinta.

Filmografía
Sentencia para un dandy

1968 | A Dandy in Aspic

La película que cierra la filmografía de Anthony Mann, de quien bien puede decirse que 'murió con las botas puestas', pues no llegó a terminar el rodaje. El cineasta se adentró en el género de espías al contar cómo Alexander Eberlin, un agente ruso infiltrado en los servicios secretos británicos, recibe un insólito encargo: eliminar al espía infiltrado, o sea, a sí mismo. Sus colegas le han confundido con su contacto en Londres, Pavel. Eberlin está metido en un buen lío, y en Berlín piensa en pasar al otro lado del Muro, mientras juega un juego del ratón y el gato donde él es un simple peón en manos de los rusos, en el que nada es lo que parece, y donde aparece una joven y frívola fotógrafa llamada Caroline paa enredar todavía más las cosas. Se trata de un film de Mann poco conocido, rodado con estilo, y que merecería mayor atención de la que le han prestado los estudiosos. El director juega con los ángulos de cámara, tiene un estupendo apoyo en la banda sonora de Quincy Jones, y el reparto, sobre todo Laurence Harvey, transmite esa frialdad que se supone a los profesionales del espionaje. El novelista Derek Marlowe adapta su propia novela, que subraya con ironía cómo los espías son puros instrumentos de los intereses de sus respectivos países. El final reserva varias sorpresas de buena ley.

6/10
Los héroes de Telemark

1965 | The Heroes of Telemark

II Guerra Mundial. Los alemanes están a punto de crear la bomba atómica. El mayor Knud recluta al profesor Pedersen, para que le acompañe, con un pequeño grupo de soldados noruegos en una misión desesperada. Deberán sabotear una fábrica de agua pesada, material que los nazis necesitan para su bomba. Kirk Douglas protagoniza este clásico del cine bélico, inspirado libremente en hechos reales. Su científico pragmático y mujeriego, contrasta con el héroe de la Resistencia encarnado por Richard Harris, aunque ambos se entregan generosamente a la causa de la justicia y la lucha contra la tiranía. Anthony Mann es el encargado de reconstruir este episodio acontecido en 1943, que cambió el curso de la guerra. Lo hace combinando sabiamente géneros, hay espacio para la aventura, el espionaje, la acción y el bélico. Destaca la escena de apertura del ataque del convoy nazi, que no desemerecería de las viejas películas de Bond, y el clímax en el ferry, rebosante de suspense. También son muy bellos los pasajes de persecución de esquí en las montañas nevadas.

7/10
La caída del imperio romano

1964 | The Fall of the Roman Empire

Narra el comienzo de la decadencia del poderoso imperio romano, que caería definitivamente en el siglo V. Nos cuenta los enfrentamientos entre las legiones romanos y los invasores bárbaros, cada vez más numerosos. La parte oriental del imperio representada por Bizancio, empieza a rebelarse, y quedaría como un vestigio del gran imperio hasta el siglo XV, en que es conquistada por los turcos. Al mismo tiempo, se suceden las intrigas y las conspiraciones por hacerse con el poder de un débil y corrupto senado. Una gran producción característica de Samuel Bronston, rodada en España. Cuenta con un brillante reparto, encabezado por Sophia Loren, que realiza una interpretación notable. El director, Anthony Mann, un experto narrador, combina la espectacularidad de las imágenes, con una historia trágica y un ambiente envolvente. Una película atractiva, indispensable para los grandes aficionados al cine histórico.

5/10
El Cid

1961 | El Cid

Cuenta la mítica historia de Rodrigo Díaz de Vivar, El Cid. Uno de los máximos héroes castellanos interpretado por Charlton Heston. El Cid se debe enfrentar a los moros para reconquistar la Península. Para ello cuenta con su propio arrojo y su decisión, y con la valentía de su ejército de caballeros. Cuenta la leyenda que era capaz de ganar una batalla después de muerto, y así sucedió con la conquista de Valencia. Además, le da fuerzas el amor de su esposa Doña Jimena, interpretada por la bella Sophia Loren. Una de las grandes películas épicas del Hollywood de las grandes producciones, con Samuel Bronston al frente. Dirigida con maestría por Anthony Mann, famoso por sus brillante lista de westerns. Destacan Tierras lejanas (1954), El hombre de Laramie (1955) y El hombre del oeste (1958). El Cid la rodó en España, al igual que La caída del imperio romano (1963). Tiene una gran fuerza narrativa que contagia enseguida al espectador. Las escenas de batallas son espectaculares, con un enorme despliegue de medios. Para disfrutar verdaderamente con el cine.

6/10
Cimarrón

1960 | Cimarron

Espectacular western que se apuntó a las tendencias de películas gigantes capaces de competir con la irrupción en los hogares americanos de la televisión. De aliento épico indudable, marcó los siguientes trabajos de Anthony Mann en esa línea, como El Cid y La caída del imperio romano. Se basa en una novela de Edna Ferber llevada ya al cine en 1930 con notables resultados, entre otros el Oscar a la mejor película. La misma idea inspiraría muchos años después el film Un horizonte muy lejano. El film describe la famosa carrera de Oklahoma, a la que fueron invitados los colonos dispuestos a poblar un amplio territorio, mediante la repartición de tierras a quien primero llegara a ellas en una competición. Entre los participantes destaca un tipo de turbio pasado, que al fin ha sentado la cabeza y creado un hogar; y personajes arribistas y ambiciosos. A modo de película río se describen los múltiples problemas surgidos en ese período de colonización, y tras la primera parte, más vibrante, se presentan otras cuestiones de corte melodramático, como la lucha por el petróleo, la cuestión política y la creación de un diario. Fue el último western de Mann, y Glenn Ford se ajustó muy bien al clásico héroe de lejano Oeste.

6/10
La pequeña tierra de Dios

1958 | God's Little Acre

Anthony Mann (Colorado Jim) ofrece un extraño drama familiar a través de la historia de un granjero y sus dos hijos, obsesionados por hallar un tesoro en las tierras de su propio jardin. Destaca Robert Ryan.

6/10
El hombre del Oeste

1958 | Man Of The West

Arizona. 1874. El antiguo forajido Link Jones ha rehecho su vida. Convertido en tipo respetable, sus vecinos le confían seiscientos dólares, para que viaje en tren a la ciudad, y contrate a una maestra. Uno de los grandes westerns de Anthony Mann, el director de Winchester 73. Aunque en su día pasó algo desapercibida, se trata de una admirable lección de cine que, segun Godard, “parece reinventar el género en cada plano”. Un envejecido Gary Cooper (moriría tres años después) cimenta su leyenda y borda la interpretación de un hombre que no logra escapar de su pasado, pese a sus intentos por llevar una vida pacífica.

7/10
La colina de los diablos de acero

1957 | Men in War

Durante la guerra de Corea, el teniente Benson se ve obligado a formar equipo con el teniente Montana, Mann describe los aspectos más negativos de la guerra, adelantándose a filmes como Apocalypse Now.

6/10
Cazador de forajidos

1957 | The Tin Star

Western psicológico con guión de Dudley Nichols, que describe la típica relación entre dos hombres, uno experimentado de la vida, el otro con mucho todavía por aprender. Ellos son un cazarrecompensas, antiguo hombre de la ley (Henry Fonda), y el recién nombrado sheriff de un pueblo del lejano Oeste (Anthony Perkins). El film, dirigido con aplomo por Anthony Mann, tiene bastantes elementos arquetípicos del género, como el hombre justo asesinado por la espalda, que obliga al personaje que está de vuelta de todo a reaccionar. Este justiciero implacable tiene además la admiración de un niño, hijo de una viuda, al estilo de lo que ocurría en Raíces profundas.

6/10
Dos pasiones y un amor

1956 | Serenade

Una mujer adinerada oye cantar a un trabajador en su viñedo, y detecta en él un talento especial. Pondrá su fortuna a su disposición, para convertirlo en estrella, al tiempo que inician una relación amorosa. Pero ella es una mujer veleidosa, que pronto se aburre, y busca emociones en brazos de otro hombre. Lo que afecta al aspirante a tenor, locamente enamorado de ella. Adaptación de la obra de James M. Cain "Serenata", donde se veía el amor por la música del autor de novela negra. Algunas complicaciones de la trama, como su componente homosexual, dificultaron su traslación a la pantalla. Además, Cain no estaba muy conforme con el protagonismo de Mario Lanza, pese a su talento como cantante, y veía más a alguien del estilo de Humphrey Bogart. Anthony Mann no hizo uno de sus mejores trabajos, pero la ocasión le permitió conocer a la que pronto se convertiría en su esposa, la española Sara Montiel.

5/10
Strategic Air Command

1955 | Strategic Air Command

6/10
Desierto salvaje

1955 | The Last Frontier

Tres tramperos son atacados por los indios, a resultas de lo cual se quedan sin las pieles duramente conseguidas a lo largo del año. No tienen más remedio que acudir a un fuerte y conseguir trabajo como exploradores. Pero el coronel que está al mando es un hombre resentido y de cabeza dura, y encima uno de los tramperos se ha enamorado de su esposa, que se siente sola. La guerra de celos está servida. No es éste uno de los mejores westerns de Anthony Mann, pero la frontera y el triángulo amoroso son temas con las suficiente fuerza para sostener el film. Las escenas de combate con los indios están muy bien resueltas.

5/10
El hombre de Laramie

1955 | The Man from Laramie

Uno de los grandes westerns de Anthony Mann, protagonizado por su actor habitual James Stewart. Reconocía el director que en su quinto año de colaboración con el actor "retomé situaciones y temas llevándolos al paroxismo". Su personaje, Will, tiene una idea fija en la cabeza: vengar la muerte de su hermano a manos de los apaches, de la que culpa a los hombres que les proveyeron de armas de fuego. Pero en el camino atraviesa la propiedad de un Waggoman, un ranchero, y sus hombres, como castigo, lo arrastran por el suelo y queman su carreta. Will decide ponerse al servicio de Kate, propietaria de otro rancho y rival de Waggoman. Con guión de Philip Yordan y espectacular cinemascope, que realza la belleza del paisaje, Mann sigue fiel a la violencia seca típica de sus westerns, y al héroe solitario que trata de hacer justicia por su cuenta. Pero además recoge una galería de personajes muy bien retratados, donde destacan el inútil y malvado hijo del patriarca ranchero, y el capataz que sí tiene las cualidades que un padre desearía en su retoño. También están bien definidos los intereses amorosos de los personajes. Entre las impactantes escenas de El hombre de Laramie destaca la de Donald Crisp cabalgando locamente para vengar la muerte de su hijo, al modo de un Príamo clamando por su querido hijo Héctor.

7/10
Tierras lejanas

1954 | The Far Country

Jeff Webster es un cowboy solitario, decidido a vender, con la ayuda de su socio Ben, un rebaño de ganado en las agrestes y hostiles tierras del Yukon, en donde se asientan los buscadores de oro. Pero sus intenciones se toparán con los intereses de un sheriff que se ha hecho dueño del lugar. Uno de los westerns que el director Anthony Mann rodó con el gran James Stewart, entre los que destacan Horizontes lejanos y Colorado Jim. En este caso, no estamos ante un film memorable, pero sí resulta sumamente entretenido y ya quisieran muchos alcanzar la maestría narrativa de Mann. El guión es del gran Borden Chase.

7/10
Colorado Jim

1953 | The Naked Spur

James Stewart da vida a un veterano de la guerra de secesión americana. Tras la contienda ha perdido su rancho y a su novia. La recompensa ofrecida por la captura de un peligroso criminal (Robert Ryan) le brinda la posibilidad de emprender una vida nueva, por lo que decide participar en esta "caza del hombre". A lo largo de la persecución se le une una chica (Janet Leigh), y más tarde dos cazadores de recompensas, con los que termina enfrentándose. Anthony Mann dirige este western, hoy considerado un clásico, y lo hace uniendo los elementos más visuales del género con un retrato introspectivo de los personajes. En especial hay que destacar el trabajo de James Stewart, que obtiene una interpretación memorable de este antiguo soldado metido por necesidad en el oscuro oficio de cazador de recompensas. La película fue nominada al Oscar por su guión y consiguió el aplauso unánime de la crítica.

7/10
Bahía negra

1953 | Thunder Bay

Historia de dos buenos amigos, buscadores de petróleo, en que su ávido afán por dar con el 'oro negro' convulsiona la vida tranquila de un pueblecito de pescadores. El hecho de que se enamoren de dos lugareñas complica aún más las cosas. Título menor de aventuras de Mann, anterior a Gigante a la hora de abordar las ambiciones que se mueven en torno al petróleo, con uno de sus protagonistas habituales, James Stewart. Hay un importante despliegue de producción para mostrar los campos de producción petrolífera, y la impactante escena de la tormenta está muy elaborada.

5/10
Música y lágrimas

1953 | The Glenn Miller Story

Aparte de 5 westerns, el director Anthony Mann y su actor fetiche, James Stewart, filmaron esta biografía del músico de jazz Glenn Miller, célebre director de Big Band en los años 30 y 40. Músicos como Louis Armstrong se interpretan a sí mismos.

6/10
Horizontes lejanos

1952 | Bend of the River

Un pistolero que quiere alejarse de su pasado decide incorporarse a una caravana de granjereros que viaja camino de Oregón. Con la ayuda de otro compañero del "gremio" consigue mantener sanos y salvos a todos los miembros de la expedición, que consiguen llegar a su destino. Una vez allí se trata de comenzar una nueva vida, aunque eso no será fácil pues para empezar, pues ni siquiera tienen para comer. Una de las películas más destacadas dentro de las varias colaboraciones que mantuvieron el director Anthony Mann (Colorado Jim) y el actor James Stewart. Buenos personajes, acción de la buena y grandes interpretaciones. Pertenece al film la célebre frase "Nunca debimos abandonar el Mississippi", pronunciada por un simpático capitán de barco.

7/10
The Tall Target

1951 | The Tall Target

6/10
Winchester 73

1950 | Winchester 73

Mítica película del oeste y la mejor de todas las que rodó el gran James Stewart con el director Anthony Mann, entre las que se encuentran otras maravillas como Horizontes lejanos y Colorado Jim. Aquí la historia comienza en Dodge City, pueblo del sheriff Wyatt Earp, donde tiene lugar un concurso de tiro. El mejor pistolero se llevará como premio un Winchester 73, el mejor rifle de repetición jamás diseñado, cuyo valor es incalculable. El concurso lo gana Lin McAdam, pero el otro finalista le roba el botín y escapa. Lin irá tras él, y no sólo por el famoso rifle, sino porque tiene serias deudas pendientes con ese hombre, que se hace llamar Dutch Henry Brown. La trama se desarrolla por historias paralelas y sigue, por una parte, el itinerario del rifle, que va cambiando de manos, y por otra, la persecución de Dutch por parte de Lin, además de mostrar de paso las vicisitudes de una joven llamada Lola, interpretada con enorme delicadeza por Shelley Winters. Entre medias habrá hasta una vibrante escaramuza con los indios sioux (con un sorprendente Rock Hudson a la cabeza), cuyo jefe caballo loco acaba de aniquilar a Custer en Little Big Horne. La película, rodada en un excelente blanco y negro, tiene un guión soberbio, obra del gran Borden Chase, un ritmo trepidante, y una interpretación fantástica de Stewart. El duelo final en la sierra es memorable.

8/10
Side Street

1950 | Side Street

6/10
Las furias

1950 | The Furies

T.C. Jeffords es el dueño del rancho “las furias”. Allí vive junto con sus dos hijos, Clay, sin mucho carácter, y Vance, una joven ambiciosa. Jeffords trata de echar de sus tierras a una familia de mexicanos, cuyo primogénito es muy amigo de su hija.  Western psicológico de Anthony Mann centrado en la tormentosa relacion entre el padre (Walter Huston) y su hija (Barbara Stanwyck).

7/10
La puerta del diablo

1950 | Devil's Doorway

Lance es un veterano de la Guerra de Secesión americana, que ha luchado con los soldados de la Unión y ha logrado la Medalla de Honor del Congreso por su valor. Sin embargo, al regresar a su pueblo no es recibido con demasiada alegría por ciertas personas influyentes. La causa se debe a que Lance es un indio de la tribu de los navajos y es dueño de en unas tierras muy fértiles de Wyoming, muy deseadas por los ganaderos. Cuando intentan arrebatárselas pedirá ayuda a una joven abogada, la bella señorita Masters. Estupendo western dirigido por el magnífico Anthony Mann (Winchester 73), que incide una vez más sobre la injusticia cometida contra los nativos norteamericanos. Robert Taylor compone con grandeza a un heroico protagonista.

6/10
El reinado del terror

1949 | Reign of Terror

Film ambientado en los años de la revolución francesa, aunque el interés de Anthony Mann es más el contar una gran aventura de buenos (D'Aubigny y su enlace Madelon) contra villanos (el sanguinario dictador Robespierre). La cuestión es que D'Aubigny suplanta a un tal Duval, con el propósito de ganarse la confianza de Robespierre y quitarle un libro negro con los nombres de todas las personas que desea que acaben en el cadalso. Con fotografía de fuerte sabor impresionista, el film no dista mucho de títulos como La Pimpinela Escarlata.

7/10
Incidente en la frontera

1949 | Border Incident

Dos agentes, uno estadounidense, el otro mexicano, colaboran en un caso de introducción de inmigrantes ilegales en California, para uso y disfrute del ranchero Owen. El estadounidense se infiltrará en la banda para desbaratar sus planes. Anthony Mann demuestra su buen hacer en la planificación y el encuadre en una película de género, donde uno de los protagonistas desaparece inesperadamente a mitad de la función, una sorpresa que se anticipó al truco de Alfred Hitchcock en Psicosis.

5/10
Justa venganza

1948 | Raw Deal

Joe, recién fugado de la cárcel con ayuda de su novia Pat, tiene idea de reunirse con el gángster que le traicionó. Le mueve el afan de venganza, y el deseo de recuperar un dinero. Film de serie B de Anthony Mann.

5/10
Desesperado

1947 | Desperate

Un camionero recién casado se envuelto sin querer en un robo en el que muere un policía. Capturado uno de los ladrones, es condenado a la silla eléctrica. Para salvarlo, sus compinches intentan un plan a la desesperada: obligar al camionero a que se autoincrimine; en caso contrario, su esposa pagará las consecuencias. Interesante film de Anthony Mann, donde la pareja protagonista padece la doble presión de la policía y los delincuentes. Rodado para RKO, tiene un ritmo envidiable.

6/10
La brigada suicida

1947 | T-Men

Dos agentes del Departamento del Tesoro aúnan esfuerzos para acabar con una banda de falsificadores de billetes. Para ello se infiltran en una organización criminal sita en Detroit, con un apetitoso cebo: aseguran tener unas planchas estupendas para fabricar billetes falsos. De los primeros filmes de entidad de Anthony Mann, contó con la colaboración del Departamento del Tesoro, y de hecho la película arranca como si se tratara de un documental. La psicología de los personas es bastante elaborada para un film de género; destaca además la escena del asesinato de un gángster, que está tomando un baño turco.

6/10
El último disparo

1947 | Railroaded!

Duke y Cowie son dos ladrones que pretender atracar la peluquería de Clara, novia de Duke, utilizando a ésta como gancho. En el asalto, un policía y compañero de Duke aparece y le disparan, por lo que Duke culpa de los hechos a Steve Ryan, el propietario del coche que han robado. El detective Mickey Ferguson investigará el caso. Drama policíaco dirigido hábilmente por Anthony Mann y con unas interpretaciones aceptables. John Ireland (El valle de la venganza), Hugh Beaumont, Ed Kelly y Sheila Ryan completan el reparto.

5/10
The Bamboo Blonde

1946 | The Bamboo Blonde

Louise es la rubia cantante de un club nocturno regentado por Eddie. Una noche conoce al piloto de bombarderos Patrick, y éste queda prendado de ella, hasta el punto de que sus compañeros pintan en el morro de su B-29 la cara de Louise. Como si de un mágico talismán se tratara, las misiones bélicas son a partir de entonces coronadas con el éxito. Algo que Eddie aprovecha para promocionar su club. Film menor de propaganda bélica a cargo del todoterreno Anthony Mann, sirve además de vehículo de lucimiento para la cantante Frances Langford.

5/10
Strange Impersonation

1946 | Strange Impersonation

Una investigadora química prueba sobre sí misma los efectos de un nuevo método da anestesia. Lo que tiene extrañas consecuencias en su vida, pues de pronto todo parece irle mal. Film hecho con cuatro dólares por Anthony Mann, desarrolla una curiosa atmósfera de pesadilla a cuento de la científica que se pasa de la raya. El modo de resolver la trama -todo acaba siendo una simple pesadilla- no resulta demasiado original.

5/10
Una rubia afortunada con suerte

1946 | The Bamboo Blonde

La rubia cantante de un club nocturno da suerte a los pilotos durante la guerra. Film de propaganda de Anthony Mann, sirve de vehículo de lucimiento a la cantante Frances Langford.

6/10
Dos en la oscuridad

1945 | Two O'Clock Courage

Digno cine de intriga a cargo de Anthony Mann. Patty está a punto de atropellar a un tipo con amnesia. Decidirá ayudarle, pero el descubrimento de que el otro es sospechoso de asesinato despierta sus dudas.

5/10
El código del amor

1945 | Sing Your Way Home

Un corresponsal de guerra americano en París lleva de vuelta a casa a un grupo de chavales comediantes. Y usa un peculiar código en sus actuaciones para transmitir información. Una rareza, sin duda, en la filmografía de Anthony Mann.

5/10
El gran Flamarion

1945 | The Great Flamarion

Flamarion es un tirador que exhibe su puntería en un espectáculo de variedades. Trabaja junto a un joven matrimonio, y ella se aprovecha para seducir a Flamarion y planificar el asesinato de su esposo, con vistas a fugarse con su amante, que desde luego no es Flamarion, un tipo ya mayor. Cuando caiga en la cuenta de que le han tomado el pelo, Flamarion pondrá en marcha una venganza. Sin ser el film más memorable de Anthony Mann, el cineasta entrega algunos pasajes memorables, exprimiendo el talento de Erich von Stroheim como intérprete de personajes decadentes, en la escena de la espera interminable de su amada.

5/10
Extraños en la noche

1944 | Strangers in the Night

Durante la guerra el sargento Johnny ha mantenido el ánimo en parte gracias a la correspondencia que mantenía con Rosemary, una chica a la que nunca ha visto. De vuelta a casa con un permiso, intenta conocerla, pues cree amarla. Pero su madre le viene con excusas, asegurando que lleva un tiempo fuera. En realidad, Rosemary es un personaje inventado por su supuesta madre. Anthony Mann maneja una historia intrigante, sobre todo por el manipulador personaje de la madre, que para lograr la atención de los demás ha recurrido a inventarse a sí misma y a su hija. Además, visualmente, esta producción de Republic tiene la fuerza del mejor género negro.

5/10
My Best Gal

1944 | My Best Gal

5/10
Nobody's Darling

1943 | Nobody's Darling

5/10
Dr. Broadway

1942 | Dr. Broadway

5/10
Moonlight in Havana

1942 | Moonlight in Havana

5/10
Ven tras de mí

1949 | Follow Me Quietly

Harry Grant, teniente de policía, está obsesionado con atrapar a un peligroso asesino. Richard Fleischer, conocido por producciones de lujo como Los vikingos, compone un sólido thriller de serie B.

5/10
Desesperado

1947 | Desperate

Un camionero recién casado se envuelto sin querer en un robo en el que muere un policía. Capturado uno de los ladrones, es condenado a la silla eléctrica. Para salvarlo, sus compinches intentan un plan a la desesperada: obligar al camionero a que se autoincrimine; en caso contrario, su esposa pagará las consecuencias. Interesante film de Anthony Mann, donde la pareja protagonista padece la doble presión de la policía y los delincuentes. Rodado para RKO, tiene un ritmo envidiable.

6/10

Últimos tráilers y vídeos