IMG-LOGO

Biografía

Laurence Fishburne

Laurence Fishburne

58 años

Laurence Fishburne

Nació el 30 de Julio de 1961 en Augusta, Georgia, EE.UU.

Sobrevivir a Morfeo

19 Agosto 2015

Todos conocen su rostro serio y enigmático, sus gafas de sol futuristas, sus aires proféticos. Un día Laurence Fishburne se tomó la pastilla roja y desde entonces no ha vuelto a ser el mismo. ¿Se habrá convertido para siempre en su propio personaje? 

La vida artística de Fisbhurne se inició con una anécdota inolvidable. Después de varias apariciones en producciones televisivas, el actor de 14 años quería brillar en la gran pantalla a toda costa. La oportunidad se le presentó con Apocalypse Now de Francis Ford Coppola, pero era demasiado joven como para trabajar ahí. “Qué tontería” debió pensar, porque Laurence mintió sobre su edad y le salió bien: interpretó al joven marinero Mr. Clean en una de las mejores películas bélicas de la historia.

Con Coppola volvió a colaborar en dos obras anteriores al declive del italoamericano: La ley de la calle y Cotton Club, aunque también estaría en Jardines de piedra. En esa época también trabajó con un Steven Spielberg a punto de cumplir los 40 años en El color púrpura. Cuando terminó la década de los 80 ya había participado en un buen número de películas como actor secundario. Su cara se iba haciendo cada vez más conocida; no tardaría en conseguir personajes protagonistas.

La década siguiente se presentaba como una época prometedora para el actor. En 1992 protagonizó La cara sucia de la ley, un thriller en el que un policía se infiltra en una banda de narcotraficantes y es seducido por la droga. Al año siguiente fue el esposo de Tina Turner en el biopic de la famosa cantante Tina. Por este papel fue nominado al Oscar a mejor actor. Gracias a esta película y al prestigio que estaba obteniendo, Laurence no tuvo problemas en conseguir papeles importantes en un buen puñado de cintas. En busca de Bobby Fischer, Othello, Semillas de rencor, Causa justa o Hampones fueron algunas de ellas.

En 1997 protagonizó Horizonte final, una exitoso film de ciencia ficción que reventó las taquillas en Estados Unidos. Quizás por esto los hermanos Wachowski pensaron en él para el papel de Morfeo en Matrix. La pastilla roja fue para Fisburne una bendición y una tortura. Se convirtió en una de las caras más conocidas de Hollywood, admirado por los fanáticos de la ciencia ficción. Nunca antes había obtenido tanto éxito. Pero a qué precio... Resultaba difícil verlo y no decir “¡Mira es Morfeo!”.

Después de la famosa trilogía Laurence protagonizó algunas películas como Asalto al distrito 13 o Fingers, ataque terrorista. Sin embargo, los papeles por los que se le recordará después de Morfeo han sido secundarios. Como policía en Mystic River, como doctor en Contagio, como agente de seguridad en 21: Black Jack.

Para recuperar el protagonismo, Laurence ha tenido que trabajar en televisión. Sus personajes en CSI: Las Vegas y Hannibal le han permitido tener más minutos en pantalla y demostrar que todavía no está acabado. Hay vida más allá de Morfeo.

Filmografía
John Wick: Capítulo 3 - Parabellum

2019 | John Wick: Chapter 3 - Parabellum

John Wick ha sido expulsado de The Continental, el hotel donde todos los mafiosos conviven en armonía, por haber roto la principal regla del lugar: matar. Declarado “incomunicado” por la organización mafiosa conocida como Alta Mesa, esto significa que nadie puede ayudarle a escapar, so pena de ser considerado también un traidor. Además, se ofrecen catorce millones de dólares por su cabeza, por lo que numerosos cazadores de recompensas tratarán de detenerle, mientras huye a la desesperada por las calles de Nueva York. John Wick (2014), dirigida por el hasta entonces especialista de cine de acción Chad Stahelski, lograba cierta frescura, pese a ser un refrito del cine de acción de serie B ochentero y las producciones orientales. El mismo cineasta se hizo cargo de la segunda entrega, John Wick: Pacto de sangre, más espectacular, aunque menos rompedora, y ahora de la tercera. Esta vez, las secuencias de acción parecen aún más elaboradas, si cabe, con los mejores profesionales ejecutando números que parecen imposibles, con retoques digitales que no se notan y un protagonista, Keanu Reeves, que parece haber estado implicado en parte de las mismas sin recurrir lo mínimo posible a los dobles. Por ejemplo, una persecución en moto deja boquiabierto al espectador, al igual que una en la que los personajes se lanzan cuchillos. Se abusa de la violencia explícita, aunque en cierta medida ésta se ve aligeradas por golpes de humor en muchos casos mejores que el de algunas comedias actuales de Hollywood. Por ejemplo, provoca hilaridad un instante en el que el personaje central vuelve a colocar en el estante de la biblioteca un libro de cuentos rusos con el que acaba de atizar a lo burro a varios adversarios. Quizás tantos mamporros resulten un poco interminables al público más exigente, que tendrá ‘la osadía’ de quedarse con las ganas de un mayor desarrollo de los personajes, y algo de trama, de hecho salvo porque desvela que el protagonista se formó con unos criminales rusos, apenas aporta nada a lo ya visto. Reeves consigue hacer expresivo a su lacónico personaje, pese a la falta de diálogos, en la línea del mejor Clint Eastwood en sus westerns con Sergio Leone. Por lo demás, aparecen brevemente diversas estrellas que suplen con carisma lo poco que se sabe de sus papeles, como Ian McShane, Laurence Fishburne, Anjelica Huston y Halle Berry.

5/10
Dónde estás, Bernadette

2019 | Where'd You Go, Bernadette

La historia de Bernadette Fox (Cate Blanchett), una exitosa mujer de Seattle que lo tiene todo: un marido fiel y una hija brillante. Cuando desaparece inesperadamente, su familia se embarca en una emocionante aventura para resolver el misterio de a dónde podría haber ido. Basada en el éxito de ventas de Maria Semple.

Ant-Man y la Avispa

2018 | Ant-Man and the Wasp

Scott Lang, más conocido como Ant-MAn, permanece en arresto domiciliario tras haber colaborado en Alemania con el Capitán América, mientras el agente del FBI Jimmy Woo mantiene la esperanza de que colabore revelando el paradero del doctor Hank Pym y su hija Hope, que con su traje de superpoderes adopta la forma de La Avispa. En realidad ignora dónde se encuentran, pero ambos contactan con él cuando tiene un extraño sueño que podría ser la clave para dar con la esposa y madre Janet a la que perdieron tiempo atrás, cuando se sacrificó desafiando las leyes de la mecánica cuántica hasta adquirir el tamaño de partícula subatómica, y así evitar la explosión de un arma nuclear. Hank está desarrollando en un laboratorio, que puede ocultar dándole “tamaño bolsillo”, un túnel cuántico que podría devolverle a Janet, desaparecida durante casi 30 años. Peyton Reed sorprendió con Ant-Man, una de superhéroes Marvel que rompe un patrón de películas de tipos con poderes que empieza a ser cansino. Con esta secuela prueba que ese film no fue fruto de la casualidad, la fórmula funciona, y aquí vuelve mejorada y aumentada-reducida, según sea el caso. Lo que tiene bastante mérito cuando uno ve en los títulos de crédito que han participado hasta siete personas en la escritura del guión. Ant-Man y la avispa exhibe una trama bien armada, donde hasta tres grupos de personas muestran interés en hacerse con el túnel cuántico –el doctor, su hija y Scott; Fantasma y su protector-rival del doctor, que trata de resolver el desfase cuántico de la primera; y un grupo de mafiosos traficantes de armas–, más un cuarto y un quinto de propina, el FBI, torpes, y los componentes de la empresilla de Scott, estupendos secundarios. Y están además los núcleos familiares que pueden coincidir con los mencionados grupos o solaparse. Por lo demás, hay un ritmo trepidante en un argumento que no se para un momento, en que es vital controlar el túnel cuántico, y despistar al contrario. Y aquí dan muchísimo juego los efectos visuales, donde conviven lo grande y lo pequeño, con las imágenes de agrandamiento y encogimiento en medio de las persecuciones, que funcionan a la perfección, resulta una gozada verlas. La película es ejemplar en el uso de los efectos, que no consisten en puro embarullamiento, sino que están al servicio de la trama. También los de Fantasma, o los viajes cuánticos, que quizá a ratos quieren rendir homenaje, salvando todas las distancias, a 2001, una odisea del espacio. Un trama de este tipo, pura diversión, no exige interpretaciones memorables. De todos, todos se esmeran y parecen haber disfrutado con la función, incluso los actores más secundarios. En cualquier caso hay que destacar la escena en que Scott debe ejercer de antena de Janet, las interpretaciones de Paul Rudd, Michael Douglas y Evangeline Lilly en ese momento son fantásticas, se evita el ridículo y se ofrece cumplida diversión, una tónica, el sentido del humor, muy presente, sin empalago. Otro actor que proporciona abundantes risas es Michael Peña, prueba de la pujanza de los actores hispanos en Hollywood.

7/10
Mula

2018 | The Mule

Una película basada en hechos reales, describe el singular camino a la redención de Earl Stone, un octogenario experto en cultivar flores, ocupación que le ha llevado a recorrer a lo largo y a lo ancho los Estados Unidos, pero al precio de descuidar a su familia, esposa, hija, nieta, de los que se ha distanciado. En tiempos de internet su negocio se va al traste, pero casi por casualidad, le reclutan de un cártel mexicano para transportar droga, porque es la tapadera perfecta, además de un conductor seguro, con un historial sin multas. Acepta un encargo, y no más, sin querer saber muy bien lo que transporta, pero luego viene otro, y otro, y otro... El dinero viene muy bien para ayudar a las necesidades de ancianos, algunos veteranos de Corea, como él, e incluso a esa familia a la que ha perdido. Entretanto Colin Bates, un agente del FBI, con ayuda de su compañero Trevino, pisan los talones al cártel, y desean asestarle un golpe identificando y deteniendo a Tata, el sobrenombre de la "mula" que más kilos de cocaína está moviendo en este momento. Clint Eastwood dirige y protagoniza una agradable, inteligente y nada complaciente historia, que le va como anillo al dedo, y que en parte es complementaria de Gran Torino, de hecho comparte guionista, Nick Schenk. Aunque si ahí encontraba a una nueva familia tras la alienación producida con la suya, en la película que nos ocupa se trata de valorar lo que ha perdido, arrepentirse y aprovechar, tal vez, una segunda oportunidad. Estamos además ante una nueva reivindicación de la ancianidad y la experiencia de la vida, la posibilidad de poder tomar aún decisiones, y de aceptar la responsabilidad por las propias acciones, la vida sigue, y "aunque tengas 99 años, deseas cumplir 100". Rodada casi al mismo tiempo que otra película de cineasta legendario de edad similar, con personaje que se salta la ley y basada en hechos reales, The Old Man & the Gun, está claro que Eastwood gana la partida sobradamente a Robert Redford, su film es superior. La cinta, rodada con el elegante clasicismo que caracteriza al cine de Eastwood, donde convive el drama con leves apuntes humorísticos que dinamitan la omnipresente corrección política, presenta una gran humanidad en la definición de los personajes que pululan alrededor de Earl, y que se encuentran en tres campos, fundamentalmente: el familiar, donde destacan la esposa, Dianne Wiest, la hija, Alison Eastwood, y la nieta, Taissa Farmiga; el del narcotráfico, donde a pesar de ser unos mafiosos, matones sin demasiados escrúpulos, les dota de rasgos humanizadores, ya sea el jefe del cártel de la vieja guardia, Andy García, o las "niñeras" a los que da sabios consejos a pesar de sus malos modales; y el policial, donde tienen cierta magia las escenas que comparten Eastwood y Bradley Cooper, pues ambos podrían estar tropezando en la misma piedra del descuido familiar. Inclusos los más secundarios, e incluso sin diálogo, están muy bien perfilados, con actores bien seleccionados para interpretarlos.

7/10
John Wick. Pacto de sangre

2017 | John Wick: Chapter Two

Tras vengarse de la muerte de su esposa y de su perro, el antiguo asesino a sueldo John Wick intenta regresar a la tranquilidad de su retiro. Pero un líder mafioso le hará una oferta que no podrá rechazar, así que irá a Roma para matar a la hermana de éste, que una vez desaparecida ocupará su sillón en una organización de capos. Tras varios años de capa caída, Keanu Reeves logró un extraordinario éxito en taquilla, sobre todo en Estados Unidos, con John Wick. Supuso el debut como realizador de Chad Stahelski, coordinador de especialistas de Matrix. El dúo vuelve a hacer tándem en la secuela, a la que se ha apuntado también –para un papel muy secundario– Laurence Fishburne, que fue Morfeo en la saga de ciencia ficción. Si en la anterior ya se notaba demasiado la procedencia del realizador, esta segunda parece concebida para enseñársela a los de su gremio, pues consiste en una sucesión de interminables secuencias de acción, y poco más. Quienes se aburran si éstas duran más de tres minutos no encontrarán mucho más en el film. Salvo por un par de golpes de humor, los diálogos son bastante lacónicos, por lo que se desaprovecha a actores tan solventes como Ian McShane, John Leguizamo o Bridget Moynahan. Si Reeves se hubiera rapado el pelo, John Wick. Pacto de sangre no se diferenciaría demasiado de cualquier film de Jason Statham, y si se deja coleta parecería una de Steven Seagal. Para alegría de los incondicionales, el final parece dejar abierta la puerta a una tercera entrega.

4/10
La última bandera

2017 | Last Flag Flying

Notable drama sobre las heridas que arrastran los veteranos de guerra en la sociedad estadounidense. Larry "Doc" Shepherd visita a dos de los compañeros con los que sirvió durante la guerra de Vietnam. Sal Nealon es un tipo que vive al día, que regenta un bar, con la boca muy grande, dice todo lo que le pasa por la cabeza. Richard Mueller es pastor en una iglesia baptista, que ha sentado la cabeza tras una vida agitada. El motivo del reencuentro no puede ser más lúgubre: el viudo Doc va a enterrar a su único hijo, muerto en acto de servicio en Bagdad, Irak, poco antes de la captura de Sadam Husseim. El polifacético Richard Linklater adapta una novela de Darryl Ponicsan, quien también coescribe con él el libreto. Se trata de una trama que es un verdadero regalo para los tres actores principales, Steve Carell, Bryan Cranston y Laurence Fishburne, que están perfectos en sus papeles. Por el dibujo de situaciones e interactuaciones entre ellos, sería perfectamente trasladable al teatro, aunque el director sabe imprimir a la narración estimables cualidades fílmicas, también cuando el film se convierte en una suerte de road-movie. Realmente estamos ante una sugerente reflexión acerca del sentido de la vida, que invita a pensar que las cosas ocurren por algún motivo, y que siempre hay tiempo para el reconocimiento de las culpas, el perdón y hacer lo correcto. El modo en que discurre todo está muy bien planteado, porque poco a poco conocemos las circunstancias de lo ocurrido en Vietnam e Irak, de modo que la reunión después de tanto tiempo, aunque sea por un motivo bien triste, se presenta como oportunidad única para reparar errores y crecer como personas. Por otro lado, la mirada al lado oscuro de la guerra, incluidos los intereses bastardos de los que mueven los hilos, aunque decididamente crítica, está hábilmente contenida, se evita la tentación panfletaria. El film muestra, en los dramas personales, un delicado equilibrio, pues existe espacio para la risa y para la lágrima, y el choque de personalidades –el bruto Sal, con su lenguaje procaz y sus modos nada delicados, frente al pastor que todo lo ve con mirada sobrenatural tras su encuentro con Jesús, tiene como puente al roto Doc, que debe encajar la muerte de su hijo– está manejado con rara perfección. Una gratísima sorpresa, con tres extraordinarios personajes principales, y un buen cuadro de secundarios, que lo hacen muy bien.

7/10
Passengers

2016 | Passengers

Tras muchos años en estado de hibernación, Jim Preston se despierta en una astronave que le lleva a un planeta virgen donde con el resto de pasajeros formará una colonia. Pero algo ha salido mal, pues pronto se da cuenta de que está solo, el resto de compañeros sigue en sus cápsulas. Descubre que se ha adelantado 90 años, y desconoce cómo volver a dormirse. Aunque el vehículo cuenta con comodidades y robots que le sirven la comida, al cabo de un tiempo Jim se encuentra desesperado, por la soledad, por lo que baraja reanimar a Aurora Lane, una atractiva escritora, para que le haga compañía. Por desgracia, esto significa estropearle la vida, pues no hay marcha atrás… El noruego Morten Tyldum se consagró a nivel internacional con la notable Descifrando Enigma, que le supuso una candidatura al Oscar. Pero este film supone un paso atrás en su carrera, sobre todo por el guión de Jon Spaihts (Prometheus), que tiene un buen arranque, con ciertos toques de humor, que abre un abanico de posibilidades, pues podría haber dado lugar a reflexiones de altura sobre las consecuencias del aislamiento y la incomunicación. Y si no, en un ameno film de ciencia ficción. Pronto la acción se estanca de tal forma que quedan desaprovechados el magnetismo en pantalla de Chris Pratt, y los esfuerzos de Jennifer Lawrence, que en esta ocasión no da con su personaje. Pero aún más a los personajes de Michael Sheen, un camarero cibernético, Laurence Fishburne, un oficial, que no aportan nada, y sobre todo a un Andy García tan anecdótico que el espectador llega a preguntarse si se ha recortado mucho el metraje inicialmente pensado.

4/10
Batman v Superman: El amanecer de la justicia

2016 | Batman v Superman: Dawn of Justice

Por salvar a su adorada Lois Lane, Superman se ve involucrado en un incidente con terroristas que le obliga a comparecer en el Senado. Por su parte, Bruce Wayne, millonario que combate el crimen como Batman, observa con recelo las actividades del hombre de Krypton, porque le considera en cierta manera responsable del derrumbe de su edificio, acontecido mientras el superhéroe se enfrentaba al general Zod, peligroso archivillano procedente de su mundo. Mientras tanto, el maquiavélico Lex Luthor conspira en la sombra. Le ha caído un encargo demasiado complejo a Zack Snyder, pues este film nació como secuela de su trabajo anterior, El hombre de acero, de nuevo con el mismo reparto, encabezado por Henry Cavill, pero también se vende como el enfrentamiento entre los dos personajes más emblemáticos de la editorial DC, Batman y Superman, y aparecen otras creaciones de la casa para tender un puente con The Justice League Part One, que se estrena en 2017, y la segunda parte de la misma, prevista para 2019. Acaban saliendo demasiadas cosas, y el que mucho abarca, poco aprieta... Le habría venido mejor un tono desenfadado y tipo cómic, similar al del modelo que se trata de imitar, Marvel Los Vengadores, que el que tiene, en la línea de la trilogía del Hombre Murciélago dirigida por Christopher Nolan, aquí productor ejecutivo, mientras que repite uno de los guionistas de la misma, David S. Goyer, que ha escrito el libreto con Chris Terrio (Argo). Demasiada tono hiperdramático y poco sentido del humor para un film que mezcla alienígenas, amazonas que luchan con espada, etc. También sobran algunos diálogos pretenciosos, que tratan de aportar simbología teológica a lo que en el fondo es un entretenimiento distendido. Pero nadie quedará decepcionado, pues ofrece mucha acción, efectos sofisticados, una ambientación sugerente, y una esmerada banda sonora compuesta por Hans Zimmer. También tiene nivel el reparto, con algún veterano que le da lustre a papeles sobre el papel un tanto simples, en los casos de Holly Hunter, Laurence Fishburne, Diane Lane y Kevin Costner, mientras que Amy Adams deslumbra como es habitual, el citado Cavill cumple, Ben Affleck no es un Batman tan desastroso como temían los fans, y como mucho se puede decir que a pesar de sus esfuerzos Jesse Eisenberg no acaba de dar con el tono, su Lex Luthor tiene un toque psicótico alejado del que interpretó Gene Hackman que no convence. Por salvar a su adorada Lois Lane, Superman se ve involucrado en un  incidente con terroristas que le obliga a comparecer en el Senado. Por  su parte, Bruce Wayne, millonario que combate el crimen como Batman,  observa con recelo las actividades del hombre de Krypton, porque le  considera en cierta manera responsable del derrumbre de su edificio,  acontecido mientras el superhéroe se enfrentaba al general Zod,  peligroso archivillano procedente de su mundo.  Mientras tanto, el  maquiavélico Lex Luthor conspira en la sombra.En principio viene a ser la secuela de El hombre de acero, de nuevo  con Zack Snyder en la realización, y Henry Cavill como Superman, pero  también se ha aprovechado la coyuntura para enfrentarle a Batman, con  el que forma el dúo de personajes más emblemáticos de DC. Y además, a  Warner le interesa que el film sea un puente con The Justice League  Part One, que se estrena en 2017, y la segunda parte de la misma,  prevista para 2019, que viene a imitar la jugada de Marvel Los  Vengadores, con diversas películas entrelazadas entre sí.Con estas directrices dictadas desde la productora, se acaban  mezclando demasiados elementos y personajes, algunos desaprovechados,  como Wonder Woman, superheroína que parece que pasaba por allí. Además  a Snyder, y a los guionistas Chris Terrio (Argo) y David S. Goyer (El  caballero oscuro) les ha faltado un poco de humor, pues tratan de  imitar el tono el tono de tensión dramática extrema de los films del  hombre murciélago de Christopher Nolan, acreditado como productor  ejecutivo, pero sin mantener su realismo, es más manejando situaciones  muy de cómic juvenil, con alienígenas, amazonas que luchan con espada,  etc.Pero nadie quedará decepcionado, pues se le da al público la acción  prometida, efectos sofisticados, una ambientación sugerente, y una  esmerada banda sonora compuesta por Hans Zimmer. También tiene mucho  nivel el reparto, con algún veterano que le da lustre a papeles sobre  el papel un tanto simples, en los casos de Holly Hunter, Laurence  Fishburne, Diane Lane y Kevin Costner, mientras que Amy Adams  deslumbra como es habitual, Henry Cavill deslumbra, Ben Affleck no es  un Batman tan desastroso como temían los fans, y eso sí, el otras  veces estupendo Jesse Eisenberg no acaba de dar con el tono, su Lex  Luthor tiene un toque psicótico alejado del que interpretó Gene  Hackman que no convence.

6/10
Raíces

2016 | Roots

Miniserie de A&E, que adapta de nuevo la novela "Roots: The Saga of an American Family", de de Alex Haley, que ya dio lugar a uno de los grandes éxitos televisivos de todos los tiempos.

Acorralados

2016 | Standoff

Una veterano atribulado verá una oportunidad para encontrar una salida a su existencia cuando decide proteger a una niña de doce años de un sanguinario asesino, tres presenciar la pequeña un asesinato. Protector y asesino tendrán una guerra, física y mental, sin cuartel. Los actores Thomas Jane y Laurence Fishburne protagonizan este violento producto de acción, con mucha dosis de thriller dramático, de juego psicológico. Tras las cámaras se sitúa el debutante Adam Alleca, quien escribió el libreto del film de terror La última casa a la izquierda. El resultado es estiloso, aunque la historia no sea lo que se dice muy agradable.

5/10
Hannibal (2ª temporada)

2014 | Hannibal | Serie TV

Segunda temporada de esta serie oscura y cautivadora, cargada de impactantes revelaciones y juegos psicológicos entre sus protagonistas. Will Graham (Hugh Dancy) se encuentra encerrado en un manicomio, acusado de los crímenes de Hannibal Lecter (Mads Mikkelsen). Ahora que Will ha descubierto al verdadero Hannibal, se enfrenta a una lucha por probar su estabilidad mental y por convencer a los más cercanos a él de que es inocente. Jack Crawford (Lawrence Fishburne) tiene que ocuparse de sus propios sentimientos hacia Will, tratando de entender si realmente su protegido es o no un asesino. Buscando respuestas, Jack recurre al hombre en quien aún puede confiar: Hannibal Lecter. Con Will encerrado, Hannibal se convierte en el nuevo asesor de los casos que se le presentan. Mientras, Hannibal se debate entre su propia defensa y su deseo de seguir cerca de Will, a pesar del consejo de su psiquiatra Bedelia du Maurier (Gillian Anderson) para que se mantenga alejado. Las macabras relaciones entre los personajes continúan evolucionando de un modo inesperado en una temporada que mostrará que nada volverá a ser lo mismo.

Rudderless

2014 | Rudderless

La señal

2014 | The Signal

Nick –joven estudiante del Instituto Tecnológico de Massachusetts– viaja con Haley, su novia, y Jonah, su mejor amigo, al desierto de Nevada, siguiendo la pista de Nomad, un misterioso hacker con el que mantienen una especie de juego. Pero cuando llegan hasta la instalación militar en la que éste se esconde, acaban siendo capturados. Conviene no saber demasiado del argumento de este film de factura 'indie' con la que William Eubank, hasta ahora únicamente autor de un largometraje, el desconocido Love, demuestra que se puede rodar un ameno film de ciencia ficción sin necesidad de presupuestos astronómicos y sin abusar de los efectos especiales. Dosifica tan bien la intriga que quizás pueda resultar decepcionante al final, pues después de levantar enormes expectativas, todo resulta ser mucho más ligero de lo esperado, y no demasiado original. Pero básicamente sorprende su fresca factura visual, muy en la línea del cine de Mike Cahill (Otra Tierra), y se esmera por describir a los personajes con humanidad. Esto da pie a interpretaciones más o menos eficaces de Brendon Thwaites (el príncipe de Maléfica), Olivia Wilde y el veterano Laurence Fishburne.

5/10
¡Vaya patrulla!

2014 | Ride Along

Durante los dos últimos años Ben, el vigilante del instituto (Kevin Hart), ha estado tratando de demostrar al detective James (Ice Cube) que es mucho más que un adicto a los videojuegos que no se merece a su hermana. Cuando por fin aceptan a Ben en la academia de policía, James le invita a patrullar y hacer que pase auténtico terror para así demostrarle que no tiene lo que se necesita.

Black-ish

2014 | Black-ish | Serie TV

Hannibal (serie)

2013 | Hannibal | Serie TV

El agente especial del FBI Will Graham tiene un don especial para empatizar con las personas, es capaz de ponerse completamente en su lugar, pensar como ellos piensan. Su jefe, el agente Jack Crawford le considera especialmente valioso para atrapar asesinos psicópatas, aunque también le preocupa su fragilidad mental, meterse en la cabeza de un criminal pasa factura. Por ello recaba el punto de vista profesional del prestigioso doctor Hannibal Lecter; ignora que ha ido a pedir ayuda al asesino psicópata más peligroso de todos. Serie televisiva basada en los personajes creados por Thomas Harris en la novela “Dragón rojo”, y que en el cine arrasaron gracias a Anthony Hopkins, Jodie Foster y Jonathan Demme. Aquí se describe cómo llegaron a conocerse Will Graham y Hannibal Lecter, y el modo en que el segundo, interesado por el primero como “ejemplar” digno de consideración científica, le desafía con sus actos, propios del narcisista que se cree superior a todos. El jovenzuelo Hugh Dancy es la elección para dar vida al estresado Graham, mientras que un actor danés en alza, Mads Mikkelsen, da el salto definitivo a la escena internacional con el reto de resistir las comparaciones odiosas con Hopkins. En el piloto de la serie da muestras de aguantar el tirón.

6/10
El hombre de acero

2013 | Man of Steel

Warner trató de recuperar la franquicia del primer superhéroe de la historia del cómic en 2006 con Superman Returns, de Bryan Singer, que ni convenció ni obtuvo la recaudación que se esperaba. Ahora, la productora le confía el carismático personaje al realizador Zack Snyder, que ha adaptado para la pantalla los comics 300 y Watchmen. Además, El hombre de acero cuenta con el respaldo como productor nada menos que de Christopher Nolan, que ha obtenido altas cotas de calidad con Batman, la otra gran creación de DC. Si Singer trató de crear lazos con los anteriores filmes del personaje, Snyder y Nolan van en la línea de romper por completo con todo lo anterior, en sintonía con El caballero oscuro. Así, la trama conserva elementos ya vistos pero es sustancialmente diferente. Aconsejado por su padre adoptivo en la Tierra, que teme el miedo de la población a lo que no entiende, Clark Kent ha decidido mantener sus poderes en secreto, en la medida de lo posible, aunque cuando tiene ocasión no puede evitar echar una mano a escondidas para salvar vidas, al tiempo que recorre el mundo en busca de pistas sobre sus orígenes. Por ejemplo, ayuda a la avispada periodista del Daily Planet Lois Lane, que inicia una investigación para determinar quién es su extraño salvador. Pero la llegada de la astronave alienígena del general Zod, al mando de un grupo de siniestros supervivientes del planeta Krypton, del que también procede Kent, pondrá a este en un dilema ético. Zod exige a los terrícolas que se entregue el superhombre que habita en secreto entre ellos, hijo de su antiguo enemigo, o de lo contrario destruirá el planeta. Varios son los aciertos de El hombre de acero, especialmente un guión tan sólido como este metal (discúlpese el chiste fácil), elaborado por David S. Goyer, colaborador habitual de Nolan en la saga del murciélago, que parte de un argumento desarrollado conjuntamente entre ambos. Desde luego existe una enorme habilidad a la hora de darle frescura a la historia, y de sortear tópicos del género superheroico y del personaje, como la capa oculta no se sabe muy bien cómo debajo de la camisa, la cabina para cambiarse, etc. Los cinéfilos más veteranos reconocerán que Goyer ha usado de forma muy inteligente un esquema típico del western, estilo ‘forajidos que llegan a un pueblo’ (Solo ante el peligro, Río Bravo), maniobra que da un aire muy clásico al relato a pesar de que aquí los enfrentamientos se resuelvan con secuencias de muchos efectos especiales. También funciona muy bien el tono, tremendamente trágico, al estilo de los filmes de Nolan, subrayado por la intensa banda sonora de Hans Zimmer. A diferencia de lo que ocurría en las otras adaptaciones de las peripecias de Supermán, aquí hay poco espacio para el humor, y cuando lo hay (por ejemplo, en la forma que elige el personaje para vengarse de un camionero sin escrúpulos, o en las inspiraciones celestiales de Jor-El a Lois Lane) se introduce de forma sutil para no estropear la enorme tensión dramática que han logrado las imágenes. Los tintes fantásticos de la historia no rompen el realismo, pues aquí no vale todo (no hay besos que hagan olvidar a la chica la identidad secreta del héroe, giros alrededor de la tierra que hacen que el tiempo vaya hacia atrás, ni otras licencias de fantasía ingenuas y poco creíbles de anteriores largometrajes). La historia de El hombre de acero, que reflexiona sobre temas como la moralidad y el sacrificio, acaba convirtiéndose en una interesante fábula sobre la capacidad del ser humano para alcanzar grandes logros, y superar sus limitaciones, si se siguen los modelos adecuados. Curiosamente, en esta versión cobran más importancia que nunca los paralelismos con el Evangelio presentes en mayor o menor medida en las anteriores cintas y en los comics originales creados por Jerry Siegel y Joe Shuster (curiosamente ambos eran judíos). Esta vez, se recalca que el protagonista ha sido enviado a la tierra por su padre ‘celestial’ con el objetivo de que sirva con sus actos como un modelo para los humanos, éste permanece 33 años–el dato se llega a repetir por si alguien no lo ha pillado– oculto –limitándose a realizar pequeños milagros– antes de salir a la luz pública, y para subrayar el carácter espiritual-religioso del relato, cuando se plantea ofrecer su vida para salvar a la humanidad, recurre a un sacerdote cristiano que le ofrece un inteligente consejo. El hombre de acero apuesta por el individuo corriente del mundo, o sea el que no es un superhombre. Así, adquieren más valor que en otros filmes de superhéroes las heroicidades humanas, y las hazañas ‘corrientes’ de un científico, un grupo de militares y la periodista Lois Lane resultan claves para resolver la situación, con el apoyo de su aliado sobrenatural. Un reparto de primera fila aprovecha que los personajes son de carne y hueso, todos ellos –tanto los protagonistas como los más episódicos– muy bien definidos. Destaca un esforzado Russell Crowe como el padre planetario de Supermán, Jor-El, con más papel que nunca, pues su espíritu está muy presente a lo largo del metraje, pero también realiza un trabajo igual de bueno Kevin Costner, como el padre terrícola, un hombre honesto que recomienda sensatez y discreción. Existen valiosos trabajos en roles secundarios de Diane Lane –la madre adoptiva–, Laurence Fishburne –como Perry White, el astuto editor jefe del periódico– y sobre todo de Michael Shannon, actorazo de títulos como Take Shelter, que defiende muy bien al villano de la función, obsesionado hasta la locura por salvar a su planeta. Los protagonistas también vuelan alto (nunca mejor dicho). Amy Adams compone sin duda a la mejor Lois Lane que se ha visto en una pantalla –y ha habido muchas–, una periodista comprometida en esclarecer la verdad que no duda en arriesgarse si hace falta. También Henry Cavill (que ha trabajado en títulos como la serie Los Tudor) supera a sus predecesores, pues compone un Supermán que sigue un enorme recorrido emocional, mucho menos plano que el bonachón ingenuo que encarnó el (justamente recordado y admirado, pero menos meritorio) Christopher Reeve, y que llega incluso a llorar, de forma creíble. Por supuesto, el público más ‘palomitero’ saldrá entusiasmado. El hombre de acero tiene un ritmo dinámico, rico en acción, con grandes dosis de espectacularidad en secuencias como las persecuciones en Krypton, el incendio en la plataforma petrolífera, el combate en Kansas y el brutal enfrentamiento final en Metrópolis, que se esfuerzan por lograr cierta originalidad.

6/10
Colonia V

2013 | The Colony

Tras una bajada generalizada de las temperaturas en la Tierra, los supervivientes a la debacle se refugian en subterráneos. Pero aparecen unos feroces caníbales difíciles de detener. Típica producción apocalíptica que al menos cuenta con un solvente reparto.

4/10
Contagio

2011 | Contagion

Beth vuelve de un viaje de negocios en Hong Kong. Llega con tos y una buena jaqueca, que atribuye al jet lag. Pero enferma gravemente y muere, en apariencia de una meningitis. Ante el estupor de su marido Mitch, su hijo también fallece. No son casos únicos. Una epidemia de dimensión mundial empieza a hacer estragos por todas partes, lo que obliga a los científicos a competir en un carrera contra el reloj para dar con una vacuna que detenga un virus tan letal como lo fue en el pasado la gripe española. Y hay reacciones de todo tipo, desde el bloguero que denuncia un complot del gobierno y la industria farmacéutica, al abandono que padecen determinados países menos favorecidos, o a la tentación de alertar del peligro a los más allegados en vez de pensar en el bien común. Segunda colaboración del guionista Scott Z. Burns con Steven Soderbergh tras ¡El soplón!. La película, por su abundancia de personajes secundarios -¡qué gran reparto!-, de los que se muestran sus reacciones ante una situación extrema, se encuadra dentro del subgénero catastrofista, pero hay que reconocer que Soderbergh sabe inyectarle cualidades especiales. Juega mucho el director con un ritmo endiablado, donde partitura musical y sonidos múltiples extraños contribuyen a una atmósfera desasosegante e incómoda muy adecuada. Sin duda que el desarrollo de una carrera fílmica que se mueve entre lo más o menos experimental y lo comercial, le ha ayudado a lograr aquí el perfecto “mix” que configura un film diferente que atrapa. Acierta Soderbergh en no bombardearnos con una sobredosis de momentos límite. Sabe reflejar bien las reacciones globales, mostrar el despliegue mediático y preventivo, o los efectos del virus, pero con medida. Y se fija en la humanidad de los personajes, quizá incidiendo sobre todo en la debilidad, en cómo se sobrepone el instinto de supervivencia a otras actitudes más heroicas. Por supuesto, los científicos, cada uno a su modo, hace un gran trabajo, incluso con el riesgo de la propia vida, y hasta existe el siempre difícil camino de la rectificación, pero se echan en falta más reacciones generosas -apenas vislumbramos a una monjita asistiendo a un enfermo-, frente a la elemental de velar por los tuyos, o la decididamente egoísta de buscar sacar tajada de una situación de pánico.

7/10
Ten un poco de fe

2011 | Have a Little Faith

Un anciano rabino, Albert Lewis, encomienda a Mitch una misión para cuando él ya no esté: que pronuncie el sermón en su funeral. La sorpresa de Mitch es grande porque es un hombre descreído y no entiende que el rabino le haya encargado eso a él. Sentido e interesante telefilm de la cadena norteamericana Hellmark, cuyo guión se basa en el libro de Mitch Albom, a su vez inspirado en hechos reales. A través de una historia dramática y bien hilvanada ofrece una interesante reflexión acerca de las creencias religiosas en una época de descreimiento. Ayuda sin duda a que el resultado interese la presencia de actores de renombre, como Laurence Fishburne, Bradley Whitford o el veterano Martin Landau en el papel del rabino. Dirige Jon Avnet (Tomates verdes fritos), a quien la emotiva historia le cuadra a la perfección

5/10
CSI: Las Vegas (10ª temporada)

2010 | C.S.I. | Serie TV

Una joven actriz de Hollywood muere en un accidente tras conducir bajo los efectos del alcohol. El Dr. Raymond Langston y su equipo descubren evidencias de que en realidad se trata de un asesinato. Nuevos casos de los agentes que ahora están bajo las órdenes del Dr. Raymond Langston, interpretado por Laurence Fishburne.

6/10
CSI: Las Vegas (11ª temporada)

2010 | CSI: Las Vegas | Serie TV

Nuevos capítulos del Departamento de Homicidos de Las Vegas, capitaneado por el Dr. Langston. Protagonizada por Laurence Fishburne, esta temporada cuenta con un cameo muy especial, el del cantante Justin Bieber, que encarna a Jason McCann, un adolescente problemático que será acusado de dos explosiones en un entierro.

5/10
Predators

2010 | Predators

Poco después de ser reclutado por Hollywood, Robert Rodriguez escribió de forma espontánea, sin que los propietarios de los derechos le contrataran previamente, un guión para una secuela de Depredador. Su trabajo se quedó archivado hasta hace poco, cuando algún ejecutivo de Fox ha decidido resucitar la franquicia y llamar a Rodriguez. Éste se encontraba inmerso en otros proyectos, pero decidió ejercer de productor, y dejarle la realización a Nimród Antal, responsable de Blindado y Habitación sin salida. Royce, mercenario estadounidense, es lanzado en paracaídas sobre una jungla situada en un lugar desconocido. No recuerda cómo llegó hasta allí. Pronto se reencuentra con otros individuos similares que también sufren amnesia y que deciden seguir sus directrices, tomándole como una especie de líder. Descubrirán que son perseguidos por los Predators, siniestros alienígenas, y que en la zona habita Noland, un veterano marine que lleva años evitando a los cazadores. Quinta aparición cinematográfica de los Predators, tras Depredador, Depredador 2, Alien vs. Predator y Alien vs. Predator 2. Transcurre en la jungla como la primera parte, la única realmente interesante de toda la saga. Pero Nimród Antal no tiene el talento de John McTiernan, el director original, por lo que es incapaz de disimular que no se aporta nada nuevo a la saga, y que el guión es totalmente hueco y carente de sorpresas. Ofrece más o menos el suspense y la acción esperados, y tiene a sus órdenes actores con oficio, como Adrien Brody, que resulta lo suficientemente creíble en un inusitado registro de héroe de acción, y el siempre eficiente Laurence Fishburne (el marine Noland).

4/10
Blindado

2009 | Armored

Se diría que esta película se inspira en el caso del Dioni –que robó el dinero de su propio furgón– y en la comedia Atraco a las tres, de no ser porque sus responsables posiblemente desconozcan ambos antecedentes. Se trata del nuevo thriller del especialista Nimród Antal, que tras despuntar con el film húngaro Kontroll, rodó en Estados Unidos la prometedora Habitación sin salida. Todas sus películas transcurren en espacios cerrados, ya sea el metro, un motel o en este caso un furgón blindado. Ty Hackett, veterano de la guerra de Irak, consigue un trabajo como guardia de seguridad en una empresa dedicada al transporte de dinero en furgonetas blindadas. Hackett necesita dinero urgentemente porque sus padres acaban de morir, dejándole un montón de gastos impagados, la hipoteca de la casa y el deber de cuidar a su hermano pequeño. Cuando el banco está a punto de desahuciarle, Ty decide aceptar la oferta que le propone su superior, el oficial jefe Michael Cochrane, que ha tejido un plan que ejecutarán entre varios compañeros. Consiste en quedarse con una gran cantidad del dinero que van a transportar, y fingir que han sido víctimas de un atraco. El planteamiento tiene su interés, por el dilema moral en que se ve envuelto el protagonista, obligado por las circunstancias a plantearse traspasar la barrera de la ley. Además, el tal Nimród Antal rueda con cierta contundencia visual, y tiene a sus órdenes a grandes actores. Destaca Matt Dillon, convincente como “cerebro” de la trama, y sobre todo Lawrence Fishburne, en un papel de brutote descerebrado que nada tiene que ver con Morpheo, el personaje por el que más se le recuerda. Pero todo se va al traste por culpa de un desarrollo efectista, con momentos poco creíbles. Los villanos son demasiado idiotas, lo que arruina la tensión deseada.

4/10
Torturado

2008 | Tortured

Un agente infiltrado del FBI se enfrenta a una dura prueba cuando un gran capo de la droga lo contrata para interrogar a su contable. Torturar hasta conseguir una confesión, es una dura tarea que pondrá a prueba la profesionalidad del infiltrado. Esta película rescata un tema muy cinematográfico que muestra la dureza y complejidad de la vida del infiltrado. Las personas que viven dos vidas aparecen en numerosos títulos como Donnie Brasco e Infiltrados.

4/10
CSI: Las Vegas (9ª temporada)

2008 | C.S.I. | Serie TV

Al final de la temporada anterior, Warrick se libraba de la acusación de haber asesinado a Lou Gedda y se iba a celebrarlo con sus amigos a un bar. Pero Jeffrey McKeen, ayudante del sheriff, dispara a quemarropa a Warrick, que muere en el acto. Grissom se reencuentra con Sara Sidle, que le ofrece su ayuda, y el forense reúne a su equipo para remover cielo y tierra con tal de aclarar este asesinato. Temporada de cambios, ya que abandona la serie William Petersen (Grissom), y le sustituye Laurence Fishburne, como el Dr. Raymond Langston. Otra baja es la de Gary Dourdan (Warrick), mientras que la actriz Jorja Fox reaparece en varios episodios.

6/10
21: Blackjack

2008 | 21

Película inspirada en un caso real. Ben es un brillante estudiante del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), que aspira a que le concedan una beca para estudiar medicina en Harvard, algo que por su modesta posición económica no se puede costear. Tiene dos amigos algo “colgadetes”, con los que está diseñando un robot para presentar a un importante concurso. Pero les empezará a dar esquinazo cuando un profesor advierte su mente preclara, y le propone unirse a un grupo muy especial de estudiantes. La idea es hacer dinero en los casinos de Las Vegas apostando fuerte al black jack, un juego donde es posible ganar sin dejar las cosas al azar, si se conchavan varias personas, que deben llevar el recuento mental de las cartas que el croupier ha repartido, y comunicarse con gestos y palabras casuales. Ben se resiste inicialmente, pero necesita el dinero, y además formar parte del grupo le permitirá conocer mejor a Jill, una chica que le hace tilín. Hasta la fecha Robert Luketic había destacado sobre todo en la comedia romántica, con la exitosa Una rubia muy legal, y la más bien fallida La madre del novio. Ahora, con producción de Kevin Spacey, que se reserva además el papel del profesor mentor de los chicos jugadores, se lanza a una película de lo que es casi un subgénero, el del mundo del juego. El resultado es un buen entretenimiento, con la clásica moraleja de que la distancia entre “la cima del mundo” y “el más hondo de los abismos” puede no ser tan grande, y que el vértigo del lujo y el dinero pueden conducir a la pérdida de algo mucho más valioso, como es la amistad. Todo dentro de un planteamiento trepidante, elegante y clásico, con la emoción de que los jugadores pueden ser pillados en cualquier momento, pues un veterano controlador del casino está ojo avizor; y con las chispas que surgen de los inevitables choques de egos, sobre todo entre personas tan inteligentes. No faltan además las sorpresas, y quizá al armazón narrativo sólo quepa reprocharle un giro brusco que dan los personajes en una noche malhadada. Soporta el peso de la película un valor en alza, Jim Sturgess, visto brevemente en Las hermanas Bolena y con más protagonismo en el musical beatleniano Across the Universe. Su personaje tiene un aire de persona lista pero tímida, capaz de controlar sus emociones, que recuerda, también por el físico, a la composición de Tobey Maguire de Peter Parker para la trilogía de Spider-Man.

6/10
Bobby Z.

2007 | The Death and Life of Bobby Z

Un antiguo marine, Tim, ha ido a dar con sus huesos en la cárcel. Pero los agentes de la agencia antidroga le ofrecen un trato inusual. Resulta que Tim es “igualico, igualico” que un narcotraficante, el mítico Bobby Z. Y don Huertero, otro narco, mexicano, tiene prisionero a un agente. Así que la ocasión la pintan calva para hacer un intercambio: los federales recuperan a su hombre, y Tim quedaría libre, aunque el modo en que se arregle con don Huertero es cosa suya. Tim acepta el trato, pero desde el primer instante es como si se hubiera montado en una montaña rusa, donde debe fingir ante tipos peligrosos y antiguas amantes. Incluso ante un chaval que se supone que es su hijo. Típica película de acción, a la que hay que agradecer su absoluta falta de pretensiones. La firma John Herzfeld, que antes hizo 2 días en el valle y 15 minutos, no precisamente dos obras maestras. La cosa no engaña, ni lo pretende, en ningún momento. Estamos ante una sucesión de situaciones completamente inverosímiles, encadenadas una detrás de otra, mera excusa para mostrar persecuciones y explosiones a granel; y en los 'paraísos' de los narcos, una colección de 'tías buenorras', piscinas y yates, ya se sabe. Verdaderamente parece una película de hace 20 ó 30 años, de tipos duros y tópicos que traspasan sobradamente la frontera del ridículo. La presunta paternidad del protagonista, enlazada luego con que otro personaje podría ser abuelo de la criatura, te hacen reír, por no llorar. Los actores, Paul Walker, Laurence Fishburne, Joaquim de Almeida, parecen ser plenamente conscientes de donde se han metido, así que se limitan a plegarse al guión y a cobrar su cheque.

3/10
Los 4 fantásticos y Silver Surfer

2007 | Fantastic Four: Rise of the Silver Surfer

Reed ‘Mr. Fantástico’ Richards y Susan ‘Mujer invisible’ Storm están a punto de casarse. Sin embargo, algo inquietante acecha sobre la ciudad y amenaza con impedir la boda, ya que extraños apagones y cambios de temperatura se están produciendo por todo el mundo. La alta cúpula estadounidense acude al jefe de "Los 4 fantásticos" –que ahora forman una especie de empresa especializada en salvar a la humanidad– para que investigue. Éste da largas al alto mando pero cuando está teniendo lugar su boda se produce un fundido de energía en la ciudad. La culpa la tiene un extraño alienígena de color plateado que a bordo de una especie de tabla de surf está produciendo cráteres por toda la corteza terrestre. La razón: el planeta Tierra va a ser destruido. Segunda película sobre los cuatro amigos con superpoderes, basada en el cómic de Marvel creado por Stan Lee (que cuenta con un divertido cameo en el film). Como en Los 4 fantásticos, el tono de esta segunda película es suave y poco tenebroso, adecuado para una mentalidad infantil y no tanto para adultos, aunque el guión incluye algunos chistes verdecillos… La historia es simple (literalmente se trata de salvar el mundo) y centra su atención en el equilibrio entre la boda de Reed y Susan, el cumplimiento de sus responsabilidades como superhéroes y la catástrofe que amenaza a la Tierra. Las escenas de acción son escasas y no demasiado espectaculares, y en su lugar se introducen otros elementos dramáticos y cómicos entre Susan y el alienígena, Mr. Fantástico y el malvado Victor Von Doom, e incluso entre el frívolo John ‘Antorcha humana’ Storm y Ben ‘La cosa’ Grimm, más amigos que nunca. En general, el film es agradable, a ratos divertido, y aunque carece de suficiente intensidad no dista demasiado del estilo del cómic original.

4/10
Akeelah contra todos

2006 | Akeelah and the Bee

Akeelah, una niña negra apasionada de las palabras, decide presentarse al Scripps National Speeling Bee, el concurso nacional del deletreo. Le anima el director de su colegio, situado en una zona deprimida. El ambiente escolar, donde cualquiera que descuella se convierte en un bicho raro, y algunos problemas familiares –es huérfana de padre, que murió por culpa de una bala perdida, la madre se desloma para sacar a la familia adelante, un hermano frecuenta malas compañías...–, son obstáculos reales para lograr su objetivo, pero a base de tenacidad, y ayudada por un entrenador y un montón de amigos, logrará llegar a la gran final. Todos sus vecinos seguirán emocionados sus intervenciones por televisión. Emotivo drama que describe los concursos de deletrear palabras, muy populares en Estados Unidos, tema tratado también por La huella del silencio y el documental Spellbound. Laurence Fishburne y Angela Bassett vuelven a reunirse, muchos años después de encarnar al matrimonio Turner en Tina. Fishburne es, además, productor de la cinta, y se diría influido por En busca de Bobby Fischer en su determinación por respaldar la cinta. En efecto, el actor intervenía también en ese film como experto de ajedrez –aquí lo es en lengua–, y hay un buen puñado de temas comunes, sobre todo el de que el afán de ganar y competir no debería ir en detrimento de la amistad y del "jugar limpio", que el amor importa más que una copa de hojalata; también se habla de los padres que se proyectan en sus hijos a la hora de alentar su victoria, olvidando que son personas a las que, por encima de todo, deben dar amor. El film cuenta con un buen puñado de momentos destacados, pero destaca la parte final del concurso, en que sólo quedan dos participantes.

6/10
Fingers: ataque terrorista

2006 | Five Fingers

Martijn, un joven holandés banquero, es secuestrado en Marruecos cuando estaba tratando de poner en marcha un programa de entrega de alimentos a personas necesitadas. Se despierta en un lugar desconocido, seguramente en un país africano, hostigado por Ahmat, un terrorista. Tras matar al hombre que le acompañaba, le interroga acerca de cuestiones que Martijn asegura desconocer. Aunque poco a poco observamos que el secuestrado oculta algo. Película post 11-S, claustrofóbica y dura por las torturas que le toca padecer a Martijn -le arrancan los dedos del título, para que hable-, sólo salimos del lugar del encierro en breves flash-backs en los que vemos al secuestrado con su novia. Sigue el esquema de filmes de interrogatorios, con juego del ratón y el gato. Aunque algo reiterativa, la trama tiene un algo intrigante que se resuelve en inesperado final, que en el fondo no lo es tanto. Destaca el trío protagonista, Ryan Phillippe-Laurence Fishburne-Gina Torres.

5/10
Misión imposible III

2006 | Mission: Impossible III

Probablemente el mejor film de la saga basada en la vieja serie televisiva, con permiso de Brian De Palma y John Woo, los directores de las dos películas anteriores. J.J. Abrams, que ha revolucionado el panorama televisivo gracias a las series Alias y Perdidos, traslada el esquema de la primera a este film. Es decir, humaniza por fin al hierático Ethan Hunt, del cual en las otras entregas apenas sabíamos otra cosa sus increíbles habilidades como agente secreto. Aquí Abrams y su habitual equipo de guionistas Alex Kurtzman y Roberto Orci nos presentan a un Ethan que desea llevar una vida normal. Ha conocido a la mujer de su vida, y van a casarse. Pero una última misión, el rescate de una agente a la que entrenó personalmente, complica sus buenos deseos. Tom Cruise, productor y protagonista, acierta con el film. Y se lo pasa en grande, interpretando sin dobles algunas de las escenas más arriesgadas. Personajes bien esbozados y la dicotomía clásica del espía, obligado a llevar una doble vida, y al que le cuesta confiar en los demás, ayudan a configurar una trama interesante, donde la añoranza por ser como los demás deviene en sólida columna vertebral. A esto se suma un villano de altura –el oscarizado Philip Seymour Hoffman–, un ritmo endiablado, y unas escenas de acción magníficamente diseñadas. El rescate en la fábrica, con la persecución de helicópteros entre molinos de viento, el modo en que Ethan se cuela en el Vaticano, el ataque en el puente, o el espectacular salto de edificio a edificio, demuestran que en el cine de acción todavía se puede innovar.

6/10
Bobby

2006 | Bobby

6 de junio de 1968. Elecciones primarias para la presidencia del partido demócrata. La atmósfera social está muy revuelta por problemas como la guerra de Vietnam o la cuestión racial. Robert Kennedy cuenta con muchas papeletas para ganar en el estado de California, clave para ser finalmente el candidato presidencial, que debería batirse con Richard Nixon. El Ambassador Hotel se ha convertido en el cuartel general de RFK, que en unas horas podría estar celebrando una victoria que le catapulte a la Casa Blanca. Con este telón de fondo político de esperanza e incertidumbre, somos testigos de las historias cruzadas de múltiples personajes relacionados con el hotel: el ex manager del lugar, jubilado; el actual manager, que vive una aventura con una telefonista; su esposa, que trabaja en el salón de peluquería y manicura; el jefe de cocinas, que por una actitud racista es despedido ese día; los pinches de la cocina, uno de los cuales está muy emocionado por el partido de béisbol que se juega ese día; una joven pareja, que se casa ese día para de este modo evitar que él sea destinado a Vietnam; algunos jóvenes implicados en la campaña de Bobby, desde futuros políticos a muchachos que tienen su primera experiencia con la droga; la actriz-cantante alcohólica y su cansado esposo; la pareja madura, donde ella esconde su inseguridad a base de cuidar su apariencia... Notable film bien trabado por Emilio Estevez, director y guionista, y que se reserva un pequeño papel. Se citan en el metraje dos películas, Grand Hotel y Bonnie and Clyde, y no es una mención casual. La estructura y marco del film remiten al clásico de Edmund Goulding, y el otro título anticipa la ensalada de tiros que va a constituir su clímax. Aunque la narración arranca de un modo premioso -hay muchos personajes y subtramas que introducir-, lo cierto es que Estevez las dota de espléndida intensidad dramática, sobre todo porque estamos ante seres de carne y hueso, con inquietudes que podemos entender; y cada pequeña 'tragedia' alcanza su momento álgido, en que detectamos grandeza y miseria. Un reparto de maravillosos actores, espléndidamente escogido, con personajes que les vienen como anillo al dedo -algunos ciertamente arriesgados, como el de tres grandes actrices que se enfrentan al problema de su edad, Demi Moore, Helen Hunt y Sharon Stone- contribuyen, cada uno desde su pequeña parcela, a la gran estatura de este film.

7/10
Asalto al distrito 13

2005 | Assault On Precinct 13

31 de diciembre, fun, fun, fun. Marion Bishop, peligroso mafioso que ha asesinado a un policía, es trasladado en un furgón policial con otros delincuentes de poca monta: el yonqui Beck, la pandillera Anna, y el timador Smiley. Pero se ha desatado una tormenta de nieve que impide circular por la carretera, de modo que recalan en la comisaría del distrito 13 de Detroit, a punto de cerrar porque se ha quedado anticuada. Sólo queda allí un puñado de policías al mando del sargento Jake Roenit, oficial traumatizado por una operación fallida. De repente, dos enmascarados atacan a los guardias del autobús. Es el comienzo del ataque de un grupo de tipos que no son lo que parece. Frente a tanta versión estadounidense de los grandes éxitos del cine de terror japonés, en esta ocasión es un cineasta francés, Jean-François Richet (eso sí, coproducido por EE.UU.) el que moderniza un título de culto del cine yanqui de los 70, Asalto a la comisaría del distrito 13, de John Carpenter. Y aunque las comparaciones son odiosas, lo cierto es que Richet compone una vistosa cinta de acción, que sólo se parece al original en el punto de partida y en el nombre de algunos personajes, y que agradará hasta a los incondicionales de Carpenter. Aunque tienen al estereotipo, los espléndidos actores entregan unas composiciones creíbles. Y aunque la historia tiene poco fondo, más allá de la crítica a la corrupción policial, el acabado técnico es modélico, el ritmo trepidante, y la fotografía tenebrista ayuda a crear una atmósfera claustrofóbica.

6/10
Matrix Revolutions

2003 | The Matrix Revolutions

Matrix, film iniciador de la saga compuesta de tres películas, hizo historia en el campo de los efectos especiales, y supo plantear un buen puñado de cuestiones interesantes, que le hacen ocupar un puesto relevante en el cine de ciencia ficción: el mundo de apariencias en que podemos vivir; la rebelión de las máquinas; la necesidad de ser salvados; el Elegido, mesías de reminiscencias judeocristianas. Cuesta creer a los hermanos Wachowski cuando afirman que siempre tuvieron la idea de una trilogía. Porque los otros dos filmes nacen con una profunda herida: desde el punto de vista argumental, no aportan nada nuevo. Son, eso sí, películas entretenidas, bien rodadas, con espectaculares escenas de acción: en la que nos ocupa, destacan la invasión de los centinelas, con engendros mecánicos de rara perfección, y el combate final bajo la lluvia, entre Neo y el agente Smith, de proporciones épicas. ¿Qué cuenta la entrega final? Los peligros de aniquilación siguen acechando a Sion, la ciudad de los rebeldes, última esperanza para la humanidad. El virus informático del agente Smith continúa pululando, multiplicado por mil, y apareciendo en los lugares más insospechados. El hamletiano Neo duda, sin saber qué hacer, y el Oráculo no acaba de aclarar las cosas. La enamorada Trinity cuida, por supuesto, de su amado. Y así discurren las cosas, con alguna novedad, como la existencia de una especie de limbo entre la realidad y Matrix; el concepto recuperado de sacrificio, decisivo en el cumplimiento de la misión del Elegido; la bidireccionalidad entre lo real y lo virtual, los deseos de existir de verdad, que pueden tener los personajes que se mueven en el segundo entorno; la alianza con las máquinas para luchar contra software corruptor. Un batiburrillo de conceptos, más o menos ingenioso como rompecabezas, aunque sin la perfecta coherencia del film original.

6/10
Mystic River

2003 | Mystic River

Jimmy, Dave y Sean, compañeros de la infancia, vieron cómo su amistad se truncaba bruscamente la mañana en que dos tipos, simulando ser policías, se llevaron a uno de ellos. Los abusos sexuales que padeció Dave le marcaron de por vida; y aunque casado y con un hijo años después, le quedan claran secuelas; Jimmy, siguió el camino de la delincuencia, aunque tras una temporada en prisión, trata de regenerarse y de sacar adelante a su familia; por último, Sean se ha convertido en policía. Y precisamente un caso criminal, el asesinato de la hija de Jimmy, fuerza de nuevo el contacto de los otrora amigos. Clint Eastwood es un excelente director. Tiene además su propia productora, Malpaso, y un equipo de técnicos (Lennie Niehaus, música, Joel Cox, montador, Henry Bumstead, diseñador de producción…), con los que viene repitiendo de película en película. O sea, cuenta con un preciso mecanismo de relojería para poner en marcha, realizar y empaquetar películas impecables. Es el caso de Mystic River, un film intenso, con un guión bien vertebrado de Brian Helgeland, adaptación de la novela homónima de Dennis Lehane, donde todo encaja y que disimula bien algunas trampas, como la inexistencia de coartada para Dave, el repentino hallazgo de unas pruebas incriminatorias. Eastwood rueda a las mil maravillas, con ritmo brioso, sin empantanarse; con ideas visuales efectivas. El film es pesimista y duro, pero su violencia es sobre todo psicológica, y se evitan las truculencias al tratar los abusos sexuales. Película masculina, alguno la tacharía quizá de machista, pues las mujeres tienen escasa presencia, y se comportan de modo poco inteligente: la excepción es la esposa de Sean, con sus llamadas silenciosas al móvil. Clint Eatwood no actúa, pero hace actuar a sus actores con maestría. Medido reparto que ha dado a Sean Penn el primer Oscar de su carrera, el rebelde actor está perfectamente secundado por un plantel de campanillas: Tim Robbins, Kevin Bacon, Laurence Fishburne. Y aunque las mujeres tengan menos peso, Marcia Gay Harden y Laura Linney se las arreglan para dar a sus personajes una tercera dimensión.

7/10
Matrix Reloaded

2003 | Matrix Reloaded

La espera de la segunda parte de Matrix se hizo larga, desde el primer impacto sufrido allá por 1999. Pero, ¡feliz tardanza!, ya que los avispados Andy y Larry Wachowski ofrecen aquí una traca de vueltas y revueltas en la historia, acción a raudales, nuevos y sugerentes personajes, tecno-filosofía ecléctica de alta confusión y clones de ese maniquí con gafas que decía que los seres humanos éramos “una enfermedad, un cáncer de este planeta, una plaga, y nosotros somos la cura” (al tipo debió de gustarle su frase porque ahora se reproduce más que las pecas en verano). Pero no va a ser tan fácil atrapar a Neo, un Elegido que todavía mantiene dudas acerca de su destino, pero que ha perfeccionado tanto sus poderes que ahora se siente como pato en el agua repartiendo estopa a los elegantes agentes (pregunta filosófica: ¿por qué los malos van siempre hechos un pincel?­­). Pero hablemos de la historia. Sión, la única ciudad libre del planeta, situada a muchos kilómetros de la superficie, está amenazada. Las máquinas la han detectado y 250.000 “calamares” se acercan a ella a velocidad vertiginosa. Ante esa perspectiva, Morpheo, convertido ya en una especie de gurú espiritual, acallará a las masas prometiéndoles la victoria: ¿Y si la profecía fuera cierta y mañana terminara la guerra? Para ello, como siempre, habrá que contar con Neo, quien tendrá que llegar hasta el “El arquitecto”, el individuo que ha creado y controla matrix. La película es a todas luces espectacular. Reúne secuencias de acción tan excesivas y apabullantes que dejan a su antecesora en paños menores, y entre ellas los quince minutos de persecución en la autopista y la superpelea de Neo enfrentándose a 100 agentes Smith son algo nunca visto. Hay además ideas asombrosas, como el pasillo creado en matrix, el cual, además de un golpetazo en la retina del espectador, supone un hallazgo extraordinario para explicar en imágenes la realidad virtual. Por el contrario, es posible que los más críticos no queden del todo conformes con una ciudad de Sión, que había levantado demasiadas expectativas y quizá no alcance el nivel esperado, y es que una extraña orgía a cámara lenta le birla indudablemente parte de su aureola épica y la asemeja demasiado a una discoteca delirante. Por último, un aviso para navegantes: conviene agilizar al máximo nuestras conexiones neuronales para captar al vuelo el sentido de frases del tipo: “No viniste aquí para tomar la decisión. Ya la habías tomado. Estás aquí para tratar de entender por qué la tomaste”. Y eso sólo por poner un ejemplo, porque para comernos el tarro nada como el sorprendente desenlace, que, ¡oh desolación!, hará que nos preguntemos de nuevo: ¿Pero qué es Matrix?

6/10
Biker Boyz

2003 | Biker Boyz

Acelerada cinta de acción sobre dos ruedas, que reúne a varios actores afroamericanos de tirón, como Orlando Jones (Evolution), Derek Luke (Antwone Fisher) y, sobre todos, Laurence Fishburne. El mítico Morpheo de Matrix interpreta esta vez a Smoke, un veterano campeón de motocicletas de competición, cuya supremacía en los circuitos se ve amenazada por la llegada de un joven piloto que acapara victorias.

4/10
Osmosis Jones

2001 | Osmosis Jones

Frank ingiere sin saberlo un virus llamado Thrax. En el interior de su cuerpo va a librarse una batalla a muerte para eliminarlo. Lidera la acción un intrépido glóbulo blanco llamado Osmosis Jones, especialistas en cargarse virus malévolos. El film dirigido por los hermanos Farrelly combina la acción real con la animación. La trama dentro de un cuerpo humano recuerda a títulos como Viaje alucinante y El chip prodigioso.

4/10
Compromiso de sangre

2000 | Once In The Life

Con este film debutó en la dirección hace cinco años el actor Laurence Fishburne, conocido sobre todo por su Morfeo de Matrix. El film narra las desventuras de dos hermanastros que apenas se han visto, ambos delincuentes, uno recién salido de la cárcel. Los dos deciden dar un golpe juntos, tal vez por eso de confratenizar, que nunca viene mal. El caso es que uno demuestra tener un gatillo demasiado rápido, y las cosas no harán más que complicarse. La trama ofrece la enésima pregunta acerca de si le resulta posible a un criminal regenerarse, enderezar el rumbo torcido. Difícil cuestión.

4/10
Matrix

1999 | Matrix

Final de milenio. Neo es un profesional de la informática, que dedica todo su tiempo libre a los ordenadores. Un día le llega una extraña comunicación: tiene la oportunidad de conocer a Morpheus, un mítico personaje para cualquier cibernauta que se precie, y que le puede introducir en un mundo inesperado y cuya existencia jamás se le ocurrió imaginar. Pero basta que Morpheus intente el contacto para que Neo empiece a sufrir una persecución implacable. Nada es lo que parece. He aquí una premisa que ha inspirado con frecuencia la narración fílmica. Los hermanos Larry y Andy Wachowski (Lazos ardientes) la agarran fuerte para convertirla en marco de una inspirada trama de ciencia ficción. No es el único film reciente que maneja esta idea (piénsese en títulos como Abre los ojos, eXistenZ y, más lejano en el tiempo, Desafío total); pero Matrix sabe atornillarla aún más. Que los Wachowski jueguen con la idea de qué es realidad y qué sueño o ficción se revela muy acertado en los tiempos que corren. Tanta gente lleva una vida anodina que no es vida… Sin ideales y amores duraderos, encerrados en el caparazón del propio egoísmo, con la mente narcotizada por paraísos que se revelan limitados… ¿No nos estarán escamoteando “la buena vida”? Necesitamos la redención, y en el film el “candidato” a mesías responde al nombre de Neo. Matrix sigue una inspiración cristiana (obviamente no literal) al plantear esta redención: señales y profecías, un elegido y una misión, “milagros”, y hasta lo que podríamos llamar un “bautizo”. No falta el Judas traidor o las autoridades que quieren acabar con el elegido. Por no hablar del anagrama “Neo”, de “One”, “el Uno”. Además, se advierte de cómo, a veces, las máquinas pueden apagar el espíritu humano: no debemos olvidar la grandeza y, ¡oh, paradoja!, la pequeñez del hombre. Con lo dicho hasta ahora, el film puede parecer una elucubración mental, a la que hay que procurar asistir con la cabeza despejada. Pues bien: sí y no. Hay que fijar la atención para seguir el argumento, que depara abundantes giros y sorpresas. Pero, a la vez, los directores han sabido conjugar esa historia, sólida y bien contada, con el entretenimiento. Resulta que se puede traspasar a la gran pantalla, con acierto, la estética de los juegos de ordenador, gracias a una acción deslumbrante y un uso imaginativo de los efectos especiales… ¿Hay quién dé más?

8/10
Horizonte final

1997 | Event Horizon

Año 2047. La nave Lewis & Clark es enviada a Neptuno para establecer contacto con la Event Horizon, una nave que ha permanecido perdida durante siete años en el espacio. Al mando de la operación se encuentra el doctor William Weir, el científico que diseñó la problemática nave: en efecto, su moderna forma de propulsión puede dar lugar a la formación de agujeros negros. Mientras el equipo que dirige el capitán Miller explora la Event Horizon, una serie de extrañas pesadillas comienza a afectar a los miembros de la tripulación. El nombre de la nave, Event Horizon, viene de un término astronómico. Se conoce como "event horizon" al punto en que la luz y la materia son absorbidos por el inmenso campo gravitacional de un agujero negro. Algunos científicos juegan con la idea de que los agujeros negros podrían ser portales a una galaxia lejana. El film que comentamos juguetea igualmente con esta hipótesis. Según explica el director, Paul W.S. Anderson (Mortal Kombat), la Event Horizon está diseñada "como una catedral de la ciencia. De ahí su forma de crucifijo que sigue la forma de Notre Dame de París. De hecho introducimos los planos de la catedral en un ordenador y les dimos la vuelta, consevando los elementos góticos. Los motores de la nave son las torres, las antenas son las gárgolas y las vidrieras nos sirvieron de referencia para el interior de hierro y acero. Su apariencia es tecnomedieval". El film está cercano al género del terror, y de hecho Anderson asegura que, para diseñar las escenas de los pasillos de la nave, se inspiró en el clima de terror de El resplandor, el film de Stanley Kubrick en el que un viejo hotel es casi un personaje más. Otra referencia evidente es Alien, el octavo pasajero. Entre los actores, destacan los siempre carismáticos Sam Neill y Laurence Fishburne.

4/10
Hampones

1997 | Hoodlum

Corre el año 1934 en el neoyorkino barrio de Harlem. El crack de la bolsa de 5 años atrás ha afectado mucho al barrio: gente honrada ha perdido todos sus ahorros. Para conseguir dinero, la gente confía en las apuestas, controladas por la mafia. Se cruzarán las vidas de tres importantes gángsters: Bumpy (magnífico Laurence Fishburne), que poco a poco asciende en el escalafón del hampa; Dutch Schultz, el holandés, de temperamento agresivo (un eficaz Tim Roth); y Lucky Luciano, de origen italiano (al que presta su encanto Andy García). La película está inspirada en hechos reales. Ellsworth "Bumpy" Johnson (1906-1968) fue un importante gángster negro, que en la década de los 30 hizo de Harlem un lugar imprescindible en el "negocio" del juego y las apuestas clandestinas. El film resiste bien la comparación con títulos clásicos del cine de gángsters: Chicago, años 30, Scarface, el terror del hampa, Los intocables de Eliot Ness... Hay una magnífica reconstrucción de época, que transmite el típico glamour de este tipo de títulos: trajes, sombreros, armas, automóviles... Y una fotografía que retrotrae perfectamente a los años 30. La trama interesa, y abundan los tiros y crueldad típicos en este tipo de films. El reparto se revela acertadísimo.

5/10
Fugitivos encadenados

1996 | Fled

Dos presos, uno negro y otro blanco, escapan de la cárcel y tienen que eludir a la poli. El problema de su huida es que no se pueden ni ver. Especie de remake en clave de comedia de Fugitivos (1958), que no alcanza ni mucho menos el listón de aquélla. Este film cuenta con acción a raudales varios toques de humor.

4/10
Semillas de rencor

1995 | Higher Learning

En la Universidad de Columbus se dan cita estudiantes de las más diferentes nacionalidades y razas. Tres jóvenes recién llegados se dan cuenta de que se encuentran en un auténtico polvorín a punto de estallar. Grupos de neonazis se enfrentan a radicales negros, homosexualidad y lesbianismo. Violencia, racismo e intolerancia se juntan en esta Universidad, que corre el riesgo de convertirse en un campo de batalla. John Singleton dirige este film aleccionador sobre la convivencia multirracial, que cuenta con un eficiente reparto. Destacan Laurence Fishburne, Omar Epps, Kristy Swanson e Ice Cube.

5/10
Malas compañías

1995 | Bad Company

Es ésta una película inusual y provocativa que cuenta con dos de los actores más inquietantes del panorama cinematográfico: Laurence Fishburne (Causa Justa, The Matrix) y Ellen Barkin (Melodía de seducción). Nelson Crowe (Laurence Fishburne) es un agente secreto del gobierno que tiene que realizar una difícil y arriesgada misión, la de infiltrarse en la mayor organización de espionaje industrial. Allí formará equipo con la sensual y dura Margaret Welles (Ellen Barkin), una mujer obsesionada con su carrera. Juntos deberán chantajear, sobornar e incluso asesinar para conseguir hacerse con el control de la compañía. Película dura sobre el espionaje moderno, con unas buenas interpretaciones y eficaces dosis de suspense. Para habituales de la vida dura.

4/10
Othello (1995)

1995 | Othello

El británico Oliver Parker (Un marido ideal) dirige esta fiel adaptación de la obra de Shakespeare sobre el demonio de los celos. Destaca Kenneth Branagh (Yago) y el hecho de que Otelo esté interpretado por un actor negro, Laurence Fishburne.

6/10
Causa justa

1995 | Just Cause

Sean Connery interpreta a un prestigioso abogado que pone en juego su carrera y su integridad física por la defensa de un condenado a muerte. Connery cree en la inocencia del condenado, interpretado por Blair Underwood, pero debe demostrarlo en un tiempo límite. Para ello deberá introducirse en un mundo confuso, en el que suceden algunos hechos inexplicables, y en el que se verá en peligro su propia familia. Un emocionante thriller que mezcla la acción real por la supervivencia, con la acción en defensa de la justicia. Sean Connery está muy convincente en su papel, al igual que Laurence Fishburne y el enigmático Ed Harris. El abogado interpretado por Connery defenderá a su cliente en un acto de orgullo, en el que complicará su propia vida.

4/10
En busca de Bobby Fischer

1993 | Searching For Bobby Fischer

Josh Waitzkin es un niño de siete años, superdotado para el ajedrez. Podría tratarse del nuevo Bobby Fischer, que fue insólito campeón en 1972. Josh es un chico normal, y le gusta jugar con los chavales de su edad. Pero su padre, periodista deportivo, se toma muy en serio el don de su hijo. Y el chico pasa de jugar con 'frikis' en el parque, a tener un profesor particular, el superexperto Pandolfini, que le pondrá el listón demasiado alto. Un film emocionante y tierno, que merece la pena en todos los sentidos. A través de la inocente mirada de un niño, el film describe la presión de sus padres y profesores para que dé lo máximo de sí mismo, y plantea además los límites de la infancia y el choque frontal del mundo de juegos de ésta, con el competitivo mundo de los adultos. Muy bien narrada, con brillantes interpretaciones y un ritmo que mantiene la tensión sin forzar al espectador. Destaca el tono épico y las virtudes del crío protagonista. 

7/10
Tina

1993 | What's Love Got To Do With It

Dirigida por Brian Gibson, esta obra está basada en el libro autobiográfico "Yo Tina", de Tina Turner y Kurt Loder. Se trata de un recorrido por la verdadera historia de esta superestrella del rock norteamericano y mundial. Con sólo 19 años conoce al carismático músico Ike Turner y comienza una carrera vertiginosa hacia el éxito. Pero diversos problemas personales y matrimoniales la condujeron al borde del abismo. Sin embargo, con coraje y decisión, Tina logró hacer borrón y cuenta nueva y recomenzar una carrera que aún hoy en día no ha hecho más que ascender. Historia magníficamente narrada, con buenas interpretaciones y una música verdaderamente magistral. Imprescindible para los incondicionales de esta estrella de la música moderna.

5/10
La cara sucia de la ley

1992 | Deep Cover

Russell Stevens (Lawrence Fishburne) es un policía de armas tomar. Se crió en un ambiente criminal. Su padre era un atracador y un drogadicto, y murió asesinado ante sus ojos. A pesar de todo, Russell decidió enfrentarse a la delincuencia, y se puso del lado de la ley. Tiene entre manos una arriesgada misión, en la que debe infiltrarse en la peligrosa organización de Antón Gallegos, un poderoso traficante de droga de Los Angeles. Pero una vez dentro del grupo de delincuentes, Russell tendrá que luchar también contra sí mismo y contra su turbulento interior. Una película de acción policial, en la que todo gira a disposición del lucimiento de Lawrence Fishburne. Se aprovecha de los clichés más utilizados del género. Dirige el cineasta de color Bill Duke.

4/10
Los chicos del barrio

1991 | Boys N the hood

La vida es dura en los suburbios de cualquier gran ciudad. Lo es mucho más en una ciudad como Los Angeles, donde la miseria se mezcla con el glamour y las limusinas. La acción nos sitúa en uno de estos suburbios de Los Angeles, habitado en su totalidad por personas de color. Un grupo de amigos tratan de salir adelante de la mejor manera posible, pero no es fácil mantenerse al margen de la violencia, las drogas y el crimen. En este peligroso mundo es donde están obligados a conocer la amistad y el amor, porque nadie les ha dado a elegir. Una alabada película de este comprometido director, que anda en la línea de otro famoso director de color: Spike Lee. Tiene un claro propósito realista de denuncia social. Un atractivo retrato del panorama vital de un grupo de jóvenes en una zona poco favorecida de Los Angeles. Diálogos mordaces y efectivos, y una acción constante que engancha desde el principio al espectador.

5/10
Acción judicial

1991 | Class Action

Un proceso judicial enfrenta a un padre y a su hija como abogados, pues cada uno defiende a una de las partes. Él es un veterano letrado que ha dedicado su vida a la defensa de las libertades civiles, sobre todo a aquellos casos en los que un individuo se encontraba desprotegido frente a una poderosa multinacional o frente al estado. Por contra, ella es una recién licenciada que acaba de ser contratada por un gran bufete de abogados, uno de los más prestigiosos de San Francisco. Michael Apted es un reputado realizador de títulos como Gorilas en la niebla. En esta ocasión firma un thriller judicial que combina a partes iguales, la intriga sobre el caso que están investigando, con el drama de la relación entre el padre y la hija. El mérito reside no sólo en la imaginativa puesta en escena, sino también en el guión de Carolyn Shelby, Christopher Ames y Samantha Shad, que sabe dosificar con mucha soltura todas las sorpresas y los elementos dramáticos. La música, muy renovadora para un filme de este género, es obra del maestro James Horner, autor de grandes partituras para filmes como Willow. Pero la mayor parte del peso de la cinta recae en los dos protagonistas, probablemente los ideales para encarnar a los personajes que interpretan. El veterano Gene Hackman (Sin perdón) contrasta sus consagradas cualidades interpretativas con la espontaneidad de la joven, pero aun así poseedora de muchas tablas Mary Elizabeth Mastrantonio (Abyss, Robin Hood, príncipe de los ladrones).

6/10
El valor del honor

1990 | Cadence

Bean es un soldado que ha sido sorprendido borracho dentro de una base militar estadounidense en Alemania. Como castigo será recluido en una cárcel llena de reos negros. En su única película como director, el actor Martin Sheen adapta una novela de Gordon Weaver. Además de reservarse un papel, el debutante tras las cámaras dirige a dos de sus hijos: Charlie Sheen en el papel protagonista y el menos conocido Ramon Estevez.

5/10
El rey de Nueva York

1990 | King of New York

Violento film de Ferrara. Un señor de la droga, recién salido de la cárcel, trata de recuperar el control de las calles neoyorquinas. El enfrentamiento con la poli y las otras bandas está servido.

4/10
Danko: Calor rojo

1988 | Red Heat

El capitán Iván Danko (Arnold Schwarzenegger) es un policía de la antigua Unión Soviética temido por todos. Es fuerte, duro e implacable. Es capaz de coger una piedra ardiendo y hacerla añicos entre sus dedos. Tiene unos músculos de acero y una puntería infalible. Domina a la perfección las más depuradas técnicas de defensa y ataque. Por el contrario, el sargento Art Ridzik (James Belushi) es un tipo desordenado, indisciplinado y bastante pasado de rosca. No confía en absoluto en la técnica ni en las fórmulas clásicas policiales. Lo suyo es romper las reglas. Ambos deben formar un equipo para detener a una peligrosa organización de terroristas soviéticos, que pretende sembrar el terror en Nueva York. Aunque sus caracteres son antagónicos y su forma de actuar es totalmente distinta, les une su profesionalidad y su sentido del humor. Thriller ligero y entretenido sobre dos detectives de culturas diferentes y enfrentadas, que aprovechan la "Perestroika" para hacerse amiguetes. La acción es realmente trepidante y está bien condimentada con momentos de humor, en una mezcla que el cine norteamericano no se cansa de explotar. La banda sonora está compuesta por James Horner, autor de las partituras de Braveheart, Leyendas de pasión o Titanic, entre muchas otras.

5/10
Jardines de piedra

1987 | Gardens of Stone

El film cuenta la incorporación del joven idealista Jackie Willow al Cuerpo de Guardia del Cementerio de Arlington, que se encarga de la labor de enterrar y rendir honores a los soldados caídos en el combate. Trabajo no falta en Arlington, pues son muchos los combatientes que mueren en la guerra de Vietman. El deseo de Jackie es abandonar este destino e incorporarse a la lucha contra el "vietcong". De su instrucción se ocupa Clell Hazard, un veterano sargento, antiguo camarada de su padre. Film dirigido por Francis Ford Coppola, que ya había tocado el tema de la guerra de Vietnam, con anterioridad, en su mítica Apocalypse now. Aunque una y otra película no guardan ninguna similitud entre sí, ya que enfocan la guerra desde perspectivas muy diferentes: en el fragor del combate, una, desde la retaguardia, en casa, la otra. También estéticamente son muy distintas: contrasta la riqueza de las imágenes de la primera, con la frialdad y sobriedad de esta. La película cuenta con las interpretaciones de James Caan, Anjelica Huston y James Earl Jones. Durante el rodaje murió en accidente un hijo de Coppola; las numerosas escenas fúnebres del film fueron un doloroso recordatorio del hecho para el director.

5/10
Cherry 2000

1987 | Cherry 2000

En una sociedad futura, las máquinas y los robots están a la orden del día. Sam, un joven ejecutivo llega a casa como todos los días y encuentra a su guapa esposa con la casa recogida, la cena en la mesa y con cuerda para rato para una noche de pasión. Pero en realidad no es su esposa, sino una fabulosa 'Cherry 2000', una atractiva androide que aunque no tiene inteligencia, siempre está a servicio de su amo. Pero la máquina sufre una avería, y Sam debe ir a comprar recambios. Para ello, debe viajar hasta la Zona 7, un lugar peligroso dominado por la violencia y la corrupción, pero durante su travesía contará con la ayuda de Edith Johnson, una implacable cazadora. Cinta de ciencia-ficción y primera película de su director Steve De Jarnatt, que ha continuado su carrera en televisión. Salvo la presencia de una guapa Melanie Griffith o el talento de Laurence Fishburne, la historia no tiene ni demasiado tirón, ni gancho para encandilar al espectador. Se puede criticar el hecho de pintar una sociedad donde los humanos sean sustituidos por máquinas como si tal cosa.

3/10
Pesadilla en Elm Street 3

1987 | A Nightmare on Elm Street 3: Dream Warriors

Ha pasado el tiempo, pero la matanza llevada a cabo en el barrio de Elm Street no se olvida. Nancy Thompson es ahora una brillante psicóloga que estudia el sueño en sus pacientes. Debido a que Freddy Krugger anda suelto y sigue haciendo de las suyas en los sueños de sus víctimas, la joven está decidida a acabar con él y para ello, analiza a sus pacientes mediante una terapia. Los niños a los que trata, serán capaces poco a poco de ampliar capacidades físicas como si se tratara de poderes. ¿Puede ser esta la solución para acabar con Krugger? Vuelta de tuerca a la saga de terror más conocida de todos los tiempos, donde Heather Langenkamp recupera el papel del primer film. Debut en el cine de Patricia Arquette (Stigmata).

4/10
Quicksilver

1986 | Quicksilver

Jack trabajaba en el mercado bursátil, pero tras un error descomunal tiene que emprender un nuevo rumbo en su vida. Lo que supone trabajar en una empresa de mensajería que utiliza bicicletas para evitar los habituales atascos que sufre San Francisco. Allí Jack se enamorará y hará nuevas amistades, y hasta puede que sus conocimientos profesionales de antaño le sean de alguna utilidad. Esforzado film que se fundamenta en la idea de que uno siempre puede rehacer su trayectoria vital. El problema es que una vez presentado el nuevo trabajo y ambiente del protagonista, la cosa pierde fuelle, falta una dirección clara a la historia. Buen trabajo de Kevin Bacon.

4/10
El color púrpura

1985 | The Color Purple

Ambientada en Estados Unidos, en el sur rural. Whoopi Goldberg interpreta a una joven muchacha negra, obligada por su padre a casarse con un hombre odioso al que no quiere. Sólo encuentra consuelo en su hermana, a quien escribe puntualmente, aunque sus cartas de respuesta sean retenidas por su malvado marido. Una de las películas de contenido serio más prestigiosa de Steven Spielberg, artífice de El diablo sobre ruedas (1972), Tiburón (1975), En busca del arca perdida (1981) o E.T., el extraterrestre (1982). Una historia emotiva, intensa y lírica ante la que no pueden evitarse las lágrimas. Narra una vida melodramática, en la que se muestran en carne viva los sentimientos fundamentales del ser humano. La dirección es soberbia, y las interpretaciones de Whoopi Goldberg, Danny Glover y Oprah Winfrey, sobresalientes. Algunas escenas han pasado a la historia del cine, por su maestría y sutileza. Está basada en la novela homónima de Alice Walker, ganadora del Premio Pulitzer. A pesar de contar con un montón de nominaciones al Oscar, el film se fue sin ninguna estatuilla a casa, era la época en que no se toma en serio a Spielberg.

6/10
Cotton Club

1984 | The Cotton Club

Nueva York, finales de la década de los 20. Dixie Dwyer es un trompetista de jazz que por casualidad salva a un importante mafioso de un intento de asesinato. Atrapado entre diferentes facciones del hampa, se enamora además de la amante del mafioso en cuestión, Vera. Las cosas mejoran cuando el mítico dueño del Cotton club, Owney Madden, le echa una mano para triunfar como actor de Hollywood. Francis Ford Coppola retorna con este film al cine de gángsters que tan buenos resultados le ha dado en la saga de El padrino. De hecho, hay una escena de montaje paralelo, un baile de claqué al que acompañan varios crímenes, que sigue la pauta de la célebre secuencia del bautismo en la película de la familia Corleone. Además, el film es casi un musical, con célebres temas de jazz, numeros de claqué, bailarinas fantásticas y ese ambiente de ensueño en el Harlem del mítico club nocturno Cotton Club.

7/10
La ley de la calle

1983 | Rumble Fish

Uno de los mejores trabajos del maestro Coppola, con una sabia utilización de la fotografía en blanco y negro, y leves detalles en color. El más pequeño de dos hermanos toma como modelo al mayor, que ha sido el líder de una pandilla de gamberros juveniles. Una relación inspirada en la mantenida entre el director Francis Ford Coppola y su hermano mayor August. Los protagonistas realizan los mejores trabajos de sus carreras.

6/10
Yo soy la justicia

1982 | Death Wish 2

Charles Bronson arrasó entre los amantes de la acción, con su papel de tipo que se toma la justicia por su mano. Éste fue su mayor éxito, sobre un padre de familia obstinado por encontrar a los violadores de su hija.

5/10
Apocalypse Now

1979 | Apocalypse Now

Tres años de rodaje, un tifón, la hipoteca de sus propiedades, la sustitución del protagonista Harvey Keitel por Martin Sheen, el infarto de éste, una crisis matrimonial finalmente resuelta… No es fácil distinguir las dificultades reales del rodaje de Apocalypse Now con la leyenda que le confirió aura de título maldito. Se dijo que un desequilibrado robó material rodado y lo devolvía “por entregas”, en forma de trocitos calcinados; Peter Biskind afirmó que los cadáveres del refugio de Kurtz, procedentes en teoría del instituto anatómico forense, eran en realidad cuerpos de tumbas profanadas. Eleanor Coppola, esposa de Francis, escribió en su diario: “Es horrible advertir que alguien a quien amas se adentra en el centro de sí mismo y se enfrenta a sus temores, temor al fracaso, a la muerte, a volverse loco. Hasta ahora no había podido aceptar que el hombre al que amo, mi marido, el padre de mis hijos, pudiera mentir, traicionar y ser cruel con la gente a la que quiere.” Se producía un inquietante paralelismo entre Coppola y los personajes principales de Apocalypse Now. La idea del film surgió de John Milius, al que ayudó George Lucas en un primer tratamiento. Pero cuando Coppola asumió la historia, le dio un vuelco decisivo: no sería un título bélico al uso, sino una meditación sobre la degradación del espíritu humano. Tomar como columna vertebral “El corazón de las tinieblas” de Joseph Conrad, ayudó a dar carta de naturaleza a estas intenciones. En el libro de Conrad, el protagonista inicia un largo viaje a un África ignota, para aclarar el modo en que Kurtz explota una mina de diamantes. La búsqueda, el encuentro, el intento de comprender las motivaciones del otro, serían los mimbres con que Coppola confeccionaría su personal cesto acerca de las luces y sombras del espíritu humano. Resulta reduccionista decir que Apocalypse Now es una película sobre Vietnam. Va más allá: podría ser cualquier guerra, y podría no hablar de guerra alguna. Habla de actos humanos y sus consecuencias. De la posibilidad de hacer el bien y el mal. De las dudas y la tendencia a juzgar al otro. Coppola lo explicó con claridad: “Quería hacer un film sobre las grandes cuestiones planteadas por esta guerra (…), cuestiones vastas, filosóficas. Como el concepto de moral, del bien y del mal, que uno encuentra cada vez que trata un tema donde hay gente que cree ser muy buena, muy moral, y que hacen cosas que parece que están muy mal.” Algunos comentaristas tacharon los diálogos de ampulosos. Son los mismos que prefieren el mensaje directo del ataque de los helicópteros al son de “La Cabalgata de las Walkirias” (magnífica, sin duda) al esfuerzo intelectual que exige el discurso lúcido e incoherente (se da esta paradoja) de un coronel Kurtz envuelto en la negrura de las sombras (como don Vito Corleone en El padrino). Las reflexiones de Willard, servidas con voz en off, en que se interroga sobre su misión, acabar con Kurtz (“No podía creer que quisieran enterrar a este hombre; casi mil condecoraciones”, “Ese hombre tiene la mente clara, pero el alma deshecha”); o los intentos de Kurtz de expresar el estado de su alma, las dudas que le acometen… son esfuerzos notables por descender al abismo en que puede caer el hombre. 

8/10
Compromiso de sangre

2000 | Once In The Life

Con este film debutó en la dirección hace cinco años el actor Laurence Fishburne, conocido sobre todo por su Morfeo de Matrix. El film narra las desventuras de dos hermanastros que apenas se han visto, ambos delincuentes, uno recién salido de la cárcel. Los dos deciden dar un golpe juntos, tal vez por eso de confratenizar, que nunca viene mal. El caso es que uno demuestra tener un gatillo demasiado rápido, y las cosas no harán más que complicarse. La trama ofrece la enésima pregunta acerca de si le resulta posible a un criminal regenerarse, enderezar el rumbo torcido. Difícil cuestión.

4/10
Compromiso de sangre

2000 | Once In The Life

Con este film debutó en la dirección hace cinco años el actor Laurence Fishburne, conocido sobre todo por su Morfeo de Matrix. El film narra las desventuras de dos hermanastros que apenas se han visto, ambos delincuentes, uno recién salido de la cárcel. Los dos deciden dar un golpe juntos, tal vez por eso de confratenizar, que nunca viene mal. El caso es que uno demuestra tener un gatillo demasiado rápido, y las cosas no harán más que complicarse. La trama ofrece la enésima pregunta acerca de si le resulta posible a un criminal regenerarse, enderezar el rumbo torcido. Difícil cuestión.

4/10
Compromiso de sangre

2000 | Once In The Life

Con este film debutó en la dirección hace cinco años el actor Laurence Fishburne, conocido sobre todo por su Morfeo de Matrix. El film narra las desventuras de dos hermanastros que apenas se han visto, ambos delincuentes, uno recién salido de la cárcel. Los dos deciden dar un golpe juntos, tal vez por eso de confratenizar, que nunca viene mal. El caso es que uno demuestra tener un gatillo demasiado rápido, y las cosas no harán más que complicarse. La trama ofrece la enésima pregunta acerca de si le resulta posible a un criminal regenerarse, enderezar el rumbo torcido. Difícil cuestión.

4/10

Últimos tráilers y vídeos