IMG-LOGO

Biografía

Russell Carpenter

Russell Carpenter

Russell Carpenter

Premios: 1 Oscar

Oscar
1998

Ganador de 1 premio

Filmografía
Noelle

2019 | Noelle

xXx: Reactivated

2017 | xXx: Reactivated

El deportista extremo convertido en agente encubierto del gobierno Xander Cage ha fingido su muerte para garantizarse un exilio tranquilo. Tras el asesinato de su mentor, Augustus Gibbons, por unos tipos que han robado un sofisticado artilugio conocido como la Caja de Pandora, decide volver al servicio activo con el fin de recuperarla. Para ello recluta a un grupete de variopintos colaboradores. En su momento de mayor popularidad, Vin Diesel se permitía el lujo de rechazar secuelas de sus grandes éxitos, por lo que no estuvo en A todo gas 2, ni en xXx, estado de emergencia. Una vez que se quedó sin posibilidades de elegir, retomó la saga automovilística en la tercera, y no ha parado de protagonizar nuevas secuelas. Ahora prueba la misma jugada con esta otra franquicia, en cuya segunda parte tuvo como sustituto a Ice Cube. Curiosamente, este regreso de un Xander Cage al que pocos esperaban de nuevo tiene al frente a un director de oficio, D.J. Caruso, responsable de La conspiración del pánico. Pero éste, consciente de que maneja un guión tan estereotipado como poco creíble, ha decidido tomarse el proyecto a guasa, con secuencias cercanas al surrealismo, como las apariciones del futbolista brasileño Neymar, que demuestra que no se va a ganar el dinero como actor cuando deje el balón. Tampoco parecen estar trabajando en serio ilustres secundarios, como Toni Collette, o Samuel L. Jackson, único actor que ha estado presente en las tres entregas. Los que estén dispuestos a seguir la broma, así como los fans incondicionales pasarán el rato más o menos, a base de artificiosas secuencias de acción, que podrían haber sido un poco más novedosas. Pero aporta muy poco a sus predecesoras.

4/10
Ant-Man

2015 | Ant-Man

El doctor Hank Pym, temeroso de que sus investigaciones sobre reducción de personas y objetos, comprimiendo distancias atómicas, pudieran ser utilizadas indebidamente, se retiró asegurando que no había alcanzado resultados satisfactorios. Para pasan los años y su discípulo Darren Cross, un tipo sin demasiados escrúpulos, está muy cerca de lograr lo mismo que su mentor. Asociado con su hija Hope, Pym decide confiar en Scott Lang, un habilísimo ladrón recién salido de la cárcel, separado y con una hijita, que quiere llevar una vida honrada: enfundado en un traje muy especial, y con la inesperada complicidad de unos poderosos insectos, las hormigas, deberá llevar a cabo una misión que desbarate los planes de Cross. El universo de los superhéroes Marvel sigue expandiéndose en las pantallas de cine, y en este caso, grata sorpresa, la adaptación de “Ant Man”, personaje de cómic creado por Stan Lee, Jack Kirby y Larry Lieber, tiene su punto novedoso, no se limita a servir la habitual ración de escenas de acción y sofisticados efectos especiales. Por supuesto que ésta no falta, y además rayando la perfección técnica, sobre todo en el magnífico clímax; pero siempre ayudando a una historia bien trabada, que combina de modo muy equilibrado el abundante sentido del humor, el clasicismo de la serie B, el toque familiar con niña incluida y las típicas historias de robos sofisticados. En la apuesta por la comedia se nota la mano del propio protagonista, Paul Rudd, que también ha recibido crédito como coguionista, el actor hace el ganso de un modo muy natural, y contagia su aire de pringadillo a la banda con la que debe infiltrarse en un edificio, de la que forman parte actores como Michael Peña, o a sus socios en la aventuras, padre e hija encarnados por Michael Douglas y Evangeline Lilly. Pero no le concedamos a Rudd todo el mérito de las risas, pues en el guión también han participado Edgar Wright (Arma fatal) y Joe Cornish (Attack the Block), y que pergeñaron juntos el libreto de Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio. Se nota su aportación y el ritmo conseguido es agilísimo, además de que los golpes de humor, a veces arriesgados por su descoloque, funcionan. Por su parte, las bromas y guiños en torno a los Vengadores y resto del universo Marvel harán las delicias de los fans. Resulta curioso constatar cómo pueden funcionar personajes sencillos, cuando están bien descritos, sus escenas aportan algo, y los actores que los encarnan están bien escogidos. A este respecto, además de a los ya citados, cabe mencionar a los encargados del villano de la función, Corey Stoll, de la ex y la hija del protagonista, Judy Greer y la pequeña Abby Ryder Fortson, del nuevo papá, Bobby Cannavale, y del empresario sin escrúpulos, Martin Donovan. Hasta un director que en el pasado no había entregado películas como para tirar cohetes –lo mejor de Peyton Reed hasta la fecha era una comedia, Abajo el amor–, está a la altura del material que tiene entre manos.

7/10
Devolver al remitente

2015 | Return to Sender

Miranda Wells es una enfermera que vive sola en un chalet de una pequeña ciudad. Sueña con ser cirujana, pero sus esperanzas se truncan cuando es salvajemente violada por un hombre en su propia casa. Tras ese momento, aunque aparentemente hace vida normal, algo se rompe en su interior. Thriller dramático, con pertinaz atmósfera de inquietud, cuyo guión es simple, muy poco original. Salva la función la todoterreno Rosamund Pike, en papel muy suyo, de mujer que esconde algo detrás de su bella sonrisa y su rostro angelical. La película debía de presagiar malos resultados, pues se estrenó directamente en formato doméstico.

4/10
La estación de las mujeres

2015 | Parched

Película india de corte feminista, apoyada en la producción por Estados Unidos y Reino Unido, que podría verse como la variante de ese país de Mustang, esta segunda ambientada en Turquía y respaldada por Francia. En efecto La estación de las mujeres, que también tiene detrás a una directora, Leena Yadav, sigue sobre todo a cuatro mujeres de la zona rural de Gujarat, que buscan la felicidad en un entorno social muy opresivo, donde resulta muy difícil ejercitar la libertad, hasta la decisión de comprar un televisor para entretenerse cuando los maridos trabajan temporalmente de camioneros debe ser aprobada por el consejo de ancianos varones. Cinta de sentimientos, que celebra la camaradería femenina como recurso indispensable para avanzar en un mundo donde la modernidad pide a gritos un cambio de actitud en los machistas usos sociales, saca a la luz mil y una humillaciones sufridas con motivo de un matrimonio concertado, la dificultad de tener hijos, o el desprecio hacia quien se dedica a bailar y satisfacer a los hombres. Aunque atravesada de humanidad y de un colorismo exótico bien fotografiado por el oscarizado Russell Carpenter, pesa en exceso el algo obvio tono discursivo. Está muy bien el reparto, donde mandan, claro está, las mujeres.

5/10
Caza bajo el sol

2014 | Beyond the Reach

Jobs

2013 | Jobs

Con La red social David Fincher dejó bien alto el listón en el subgénero de los biopics de jóvenes genios del mundo de la informática. Desde la estructura del guión hasta los movimientos de cámara, pasando por la arriesgada banda sonora de Atticus Ross y Trent Reznor, todo iba en sintonía con el novedoso negocio creado por el protagonista, Mark Zuckerberg, fundador de Facebook. Resulta inevitable acordarse de aquel film a la hora de visionar Jobs, biografía del fundador de Apple, rodada poco después del fallecimiento de éste, el 5 de octubre de 2011. Sobre todo porque el libretista de aquel film, Aaron Sorkin, prepara su propia versión, basándose en el completo volumen sobre el personaje escrito por Walter Isaacson. Por su parte, Joshua Michael Stern, responsable de El último voto, es un cineasta correcto pero no tan brillante como Fincher. Tampoco el debutante libretista Matt Whiteley apunta el talento de un Sorkin. Realizan un trabajo digno, centrándose en hacer accesible la historia de Steve Jobs, de la misma forma que éste hizo asequible la informática a todos los públicos. El film pinta bien sus relaciones profesionales, sobre todo con el introvertido pero genial ingeniero Steve Wozniak, el financiero Mike Markkula, y John Sculley presidente de Pepsi que pasó a ser CEO de Apple. De la misma forma, describe bien su paso de joven rebelde amante del LSD a emprendedor revolucionario. Pero por contra, Jobs pasa un poco de largo por las relaciones del protagonista con sus padres adoptivos, sus parejas y todo lo que tenga que ver con su vida personal. Se dedica algo de metraje para contar lo que supuso para él tener una hija inesperada en su juventud, Lisa, a la que tardó en reconocer, pero finalmente esta subtrama sabe a poco, no se le saca el suficiente partido. La interpretación de Ashton Kutcher como Steve Jobs no provoca ni frío ni calor. No desentona, está bien caracterizado, pero tampoco realiza un trabajo brillante. Resultan mucho más eficaces Matthew Modine (Sculley) y Dermot Mulroney (Markkula) porque se les ha asignado personajes de cierta complejidad. Por contra, Jobs desaprovecha por completo a actores potentes como James Woods, en la piel de un decano universitario, o Lesley Ann Warren, como la madre adoptiva del personaje central. Ha sido muy crítico con el film el auténtico Steve Wozniak, que asegura que no han captado del todo la forma de ser de Steve Jobs. En el film está su capacidad negociadora, su enorme creatividad, su mal genio, pero quizás no capta del todo su carisma, así como su forma de manipular la realidad para entusiasmar a su favor a todo el que estaba a su alrededor.

5/10
Esto es la guerra

2012 | This Means War

Joseph McGinty, conocido como McG, se supone que era la gran esperanza blanca de Hollywood -o una de ellas- cuando cambió los videoclips por el cine con Los ángeles de Charlie, que a pesar de su ligereza recaudó una millonada. Pero luego McG se ha ido desinflando, pues la secuela no tuvo tanto éxito, mientras que Terminator Salvation no estuvo a la altura de lo que se esperaba. Mientras produce numerosas series, ahora se ha decantado en cine por una comedia romántica de presupuesto ínfimo en comparación con su entrega de la saga de los cyborgs asesinos. En Esto es la guerra, Lauren Scott, una soltera que trabaja en una revista de defensa de los consumidores, ha triunfado como profesional, pero se siente sola. Su amiga Trish le inscribe en una web de búsqueda de parejas, gracias a cual conoce a Tuck, un joven aparentemente ideal. Poco después, en un videoclub, entabla una conversación con un hombre atractivo que se llama Franklin Delano Roosevelt, aunque todos le conocen como FDR. Lauren se siente incapaz de decidirse, aunque ignora que ambos son muy amigos y que trabajan juntos como intrépidos agentes de la CIA. No resulta fácil mezclar acción y comedia romántica en la línea de Sr. y Sra. Smith, que no acababa de funcionar en ninguno de los dos géneros. En Esto es la guerra ocurre lo mismo, además de que todo parece irreal. Además, el guión es una sucesión de lugares comunes que aporta poco. Por suerte, se apoya en el trabajo de Reese Witherspoon, Chris Pine y Tom Hardy, que aunque no se esfuercen mucho, sí que logran darle cierta simpatía a sus personajes. Además, carece de pretensiones, y algún momento tiene su gracia.

4/10
Titanic 3D

2012 | Titanic 3D

En el centenario del hundimiento del Titanic, y quince años después de la película que le cubrió de Oscar, James Cameron reestrena su obra sobre el malhadado barco y su eterna historia de amor en 3D. Y la cosa funciona. Después de haber resucitado y dado vida comercial al formato tridimensional con Avatar, Cameron reflota su supertaquillero film pasado al 3D, y lo menos que puede decirse es la tercera dimensión le da aún más espectacularidad. Cierto que al no haber sido rodada originalmente en 3D, en algunos planos podría uno decir que la tridimensionalidad no supone una gran aportación, pero el balance es muy positivo y el director puede considerarse justificado en su empresa porque es un título que ha hecho historia, y la novedad no supone una simple forma de intentar hacer más caja. Revisitar el film ayuda además a profundizar en las razones por las que este film llegó y seguirá llegando a todo tipo de públicos. No estamos ante una simple película catastrofista, sino que James Cameron urdió un sólido guión tremendamente popular, del que sorprende que no obtuviera siquiera la nominación al Oscar. Arrancar la historia con una expedición que rescatas restos del Titanic del fondo del mar en la actualidad, sirve para introducir el mcguffin del paradero de un valioso collar, nos trae la nostalgia de la Rose anciana y anticipa una explicación de cómo se hundió el barco, antes de que lo veamos en vivo y en directo. La historia de amor de Jack y Rose –unos estupendos Leonardo DiCaprio y Kate Winslet que han sabido labrarse solidísimas carreras actorales–, pertenecientes a distintas clases sociales, pero próximos en temperamento y sensibilidad, es atractiva, y se perdonan a tal respecto los rasgos folletinescos del novio ofendido y egocéntrico. Todo se despliega con una gran habilidad, y verdaderamente el espectador tiene la impresión de estar dentro del Titanic y no en un gran decorado. A partir de la colisión con el iceberg uno comprueba que el despliegue de Cameron para mostrar la tragedia, visualmente y con las reacciones de una pléyade de personajes, sigue teniendo la misma fuerza que en el momento del estreno original del film Titanic, allá por 1997.

7/10
Un pedacito de cielo

2011 | A Little Bit of Heaven

Marley (Kate Hudson), una hermosa joven y prometedora publicista de Nueva Orleans, ha vivido toda su vida sin creer en el amor, sorteando las relaciones y evitando involucrarse sentimentalmente. Pero cuando de forma inesperada su médico (Gael Garcia Bernal) le diagnostica una grave enfermedad, su vida da un giro de 360 grados, dando lugar al inicio de un gran amor.

Killers

2010 | Killers

Rutinaria comedia de acción, a pesar del atractivo de la pareja protagonista, Katherine Heigl y Ashton Kutcher. Repite un poco el esquema de la casi coincidente en el tiempo Noche y día, de chica normal que conoce a guapetón mozo que resulta ser un asesino de los servicios secretos, que eso sí, sólo mata a "los malos". Jen se enamora de Spencer cuando está de vacaciones con sus padres en Niza, y acaban casándose. Él deja su peligroso oficio, que ella desconoce por completo, pero pasados tres años de felicidad el pasado de Spencer sale a su encuentro, y junto con su esposa se ve envuelto en una "ensalada" de tiros. Robert Lutekic ha hecho bastante comedia (Una rubia muy legal, La cruda realidad), pero no demasiado memorable, más acertado estaba en el thriller 21: Black Jack, su mejor film. Aquí desarrolla la trama a trompicones, con continuas bromas verbales acerca de sexo, y escenas de acción y peleas resueltas sin gracia. Es sintomático de lo limitado del guión el último tramo, donde se acumula la gente que trata de matar al matrimonio protagonista, y eso que la peli apenas dura hora y media. Podían haber dado más juego los padres de la chica: Tom Selleck aún tiene un punto pero la alcohólica de Catherine O'Hara es plana y sin gracia.

3/10
La cruda realidad

2009 | The Ugly Truth

  Abby es una productora de televisión, cuyo programa no acaba de despegar entre la audiencia. Aunque buena profesional y atractiva, tampoco acaba de encontrar a su ‘media naranja’, entre otras cosas por uno de sus defectos: le encanta tener el control. Pero su vida va dar un vuelco cuando su jefe contrata al impresentable Mike, que se ha hecho famoso en la televisión local por un consultorio sentimental de carácter machista, donde las relaciones hombre-mujer acaba reduciéndolas a sexo. Aunque sus ideas sean políticamente incorrectas, el fichaje de Mike dispara los índices de seguimiento de los espectadores. Comedia romántica según el clásico esquema de guerra de sexos, a lo que se suman los consejos amorosos del ‘celestino’ Mike a Abby para conquistar a su atractivo vecino; pero con el lastre de que la palabra ‘elegancia’ brilla por su ausencia en muchos momentos. Sigue así Robert Luketic un poco los derroteros de los hermanos Farrelly o de Judd Apatow, de chistes guarros –hay uno que es una variación pobretona de aquel célebre de Meg Ryan en un restaurante en Cuando Harry encontró a Sally, que por cierto, en 1989 se consideraba el no va más del atrevimiento, cómo han cambiado los tiempos–, para arrojar un mensaje tan elemental como el que sigue: en las relaciones sentimentales, hay un término medio entre la visión romántica y racional de Abby, y la terrenal y genital de Mike. Ciertamente destaca algún momento divertido, y Katherine Heigl y Gerard Butler tienen cierta química, pero falta sentido del ritmo, y la zafiedad acaba matando el encanto.  

4/10
21: Blackjack

2008 | 21

Película inspirada en un caso real. Ben es un brillante estudiante del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), que aspira a que le concedan una beca para estudiar medicina en Harvard, algo que por su modesta posición económica no se puede costear. Tiene dos amigos algo “colgadetes”, con los que está diseñando un robot para presentar a un importante concurso. Pero les empezará a dar esquinazo cuando un profesor advierte su mente preclara, y le propone unirse a un grupo muy especial de estudiantes. La idea es hacer dinero en los casinos de Las Vegas apostando fuerte al black jack, un juego donde es posible ganar sin dejar las cosas al azar, si se conchavan varias personas, que deben llevar el recuento mental de las cartas que el croupier ha repartido, y comunicarse con gestos y palabras casuales. Ben se resiste inicialmente, pero necesita el dinero, y además formar parte del grupo le permitirá conocer mejor a Jill, una chica que le hace tilín. Hasta la fecha Robert Luketic había destacado sobre todo en la comedia romántica, con la exitosa Una rubia muy legal, y la más bien fallida La madre del novio. Ahora, con producción de Kevin Spacey, que se reserva además el papel del profesor mentor de los chicos jugadores, se lanza a una película de lo que es casi un subgénero, el del mundo del juego. El resultado es un buen entretenimiento, con la clásica moraleja de que la distancia entre “la cima del mundo” y “el más hondo de los abismos” puede no ser tan grande, y que el vértigo del lujo y el dinero pueden conducir a la pérdida de algo mucho más valioso, como es la amistad. Todo dentro de un planteamiento trepidante, elegante y clásico, con la emoción de que los jugadores pueden ser pillados en cualquier momento, pues un veterano controlador del casino está ojo avizor; y con las chispas que surgen de los inevitables choques de egos, sobre todo entre personas tan inteligentes. No faltan además las sorpresas, y quizá al armazón narrativo sólo quepa reprocharle un giro brusco que dan los personajes en una noche malhadada. Soporta el peso de la película un valor en alza, Jim Sturgess, visto brevemente en Las hermanas Bolena y con más protagonismo en el musical beatleniano Across the Universe. Su personaje tiene un aire de persona lista pero tímida, capaz de controlar sus emociones, que recuerda, también por el físico, a la composición de Tobey Maguire de Peter Parker para la trilogía de Spider-Man.

6/10
Despierto

2007 | Awake

La publicidad de esta película advierte que "narra un terrible suceso quirúrgico conocido como 'percepción intraoperatoria'. No es recomendable para aquellas personas que vayan a ser intervenidas quirúrgicamente en breve". Y la advertencia, ciertamente, es adecuada, porque el film hace referencia al hecho de permanecer sensible y despierto ("awake"), aunque totalmente paralizado, durante una operación a corazón abierto, lo cual no es muy agradable que se diga. Clay Beresford (Hayden Christensen) es un joven multimillonario que ha heredado el imperio empresarial de su padre. Vive con su madre (Lena Olin), una mujer de negocios que preside su familia y sus empresas con mano firme. Pero la salud de Clay es frágil, pues debido a una dolencia de corazón necesita un transplante cuanto antes si quiere salvar la vida. Las desavenencias con su madre se ponen de manifiesto cuando Clay decide que le operará su gran amigo el Dr. Harper (Terrence Howard), mientras que su madre desprecia a ese "medicucho" y exige para él al mejor cirujano. Para colmo, ella no sabe nada de la relación amorosa de su hijo con Sam (Jessica Alba), la secretaria de su madre, una relación que es seria hasta el punto de que la noche en que le anuncian a Clay que hay un corazón disponible, éste decide no esperar más y casarse con ella. El británico Joby Harold debuta en el cine con esta inquietante película de difícil catalogación. No es propiamente un thriller, ni una película de terror o intriga dramática, sin embargo tiene mucho de todos esos géneros, y también elementos fantásticos e incluso si se quiere también unas gotitas de gore (los gritos del paciente cuando le abren el esternón no son muy agradables). Y hay que reconocerle a Harold que no se ha conformado con alargar simplemente un planteamiento más o menos desasosegante, en donde se pueden ver las influencias de Ghost y de un mítico episodio hospitalario de Alfred Hitchcock presenta, sino que el guión –también escrito por él– ofrece dos o tres giros sorprendentes, quizá algo rebuscados pero en general bien urdidos y coherentes con la trama, que llevan el argumento hacia la vertiente criminal y ayudan a que el interés no decaiga por completo. El reparto está correcto. 

4/10
La madre del novio

2005 | Monster-In-Law

La guionista Anya Kochoff cuenta que “según el dicho, cuando te casas con un hombre te casas con su familia. Y no me lo creía hasta que me casé.” Y en efecto, el punto de partida de este film es la tradicional animadversión que suele surgir entre suegra y nuera, elevada al cubo para recorrer caminos de alocada comedia, donde por supuesto hay sitio también para el romanticismo. O sea, un poco en la línea de Los padres de ella y secuela, aunque sin forzar tanto la máquina. El film sigue la pista a Charlotte, una atractiva mujer harta de que le organicen citas a ciegas con ‘hombres ideales’. Pero finalmente aparece Kevin, el hombre de sus sueños… siempre que su posesiva madre no haga demasiado acto de presencia. Y recién despedida de su trabajo como popular presentadora televisiva (está ya mayor, le dicen), lo peor que le podría pasar ahora es perder a su ‘pequeñín’. De modo que su intención es convertirse en la peor de las suegras posibles, haciendo la vida imposible a Charlotte, con idea de que ésta desista de sus planes matrimoniales. Jennifer López reincide en el género de la comedia romántica, que le dio resultados bastante aceptables en Sucedió en Manhattan y ¿Bailamos? Como novio, tiene enfrente al televisivo agente de la CIA en Alias Michael Vartan. Aunque, no nos engañemos, el principal gancho del film es volver a encontrarnos, tras 15 años de ausencia en la pantalla, con Jane Fonda.

5/10
Noel

2004 | Noel

Chazz Palminteri es conocido sobre todo por su faceta de actor duro, pero aquí se pone tras la cámara para contar varias historias cruzadas en vísperas de Navidad. La publicista que sufre porque su madre padece alzheimer, los novios que rompen, el camarero tronado, el tipo cuya mayor ilusión es pasar las fiestas… ¡en un hospital! Todo sirve para componer una galería de tipos humanos interesante, encarnados por un magnífico plantel de actores, donde se deja ver nuestra ‘Pe’ Cruz.

5/10
Los ángeles de Charlie. Al límite

2003 | Charlie's Angels: Full Throttle

Tres mujeres muy hermosas, en una película de acción. Tomando como gancho una vieja serie de televisión. Sin importar excesivamente la línea argumental. Ése es el concepto que había detrás de Los ángeles de Charlie, que tuvo tal éxito que enseguida las tres actrices principales se pusieron de acuerdo para protagonizar la secuela. En esta ocasión las chiquillas tienen que recuperar unos anillos que contienen información sobre el programa de protección de testigos del FBI: la vida de miles de personas que cambiaron de identidad tras testificar podría estar en peligro. ¿Cuáles son las novedades de esta entrega? Que la mala es una ángel caída, a la que da vida una recuperada Demi Moore. Que el padre de Lucy Liu es, ¡sorpresa!, John Cleese, que protagoniza los mejores gags del film. Que John Bosley tiene un hermano, ¡sorpresa!, negro, al que da vida Bernie Mac (Bill Murray no quiso repetir su papel). Que aparece en un breve cameo una antigua ángel de la serie de TV, Jaclyn Smith (parece que el resto de ángeles de la serie no quisieron o no sintieron que fueran a ser suficientemente recompensada por reasumir sus personajes). Lo demás son muchas escenas de acción, un humor asumidamente tontorrón, y la voz cantarina y jovial de Charlie dando instrucciones a sus angelitos.

3/10
Amor ciego

2001 | Shallow Hal

Hal es el típico salido. Piensa en ligar a todas horas, y su canon de belleza responde a las chicas modelo portadas de revista. Como además de grosero y torpe, no es precisamente un Adonis, lo tiene un poco difícil. Pero un día se topa en el ascensor con un gurú de la autoayuda. Y tras una sesión de hipnosis algo ocurre: ya no se fijará en el físico de las chicas, sino en su belleza interior. De modo que jovencitas que son como un callo, a él le parecen auténticos bombones. Hasta el punto de enamorarse de Rosemary, una chica muy maja y de gran corazón, pero que desplaza un considerable tonelaje de grasa. Y es que él la ve con el aspecto de la dulce Gwyneth Paltrow. Nueva gansada a cargo de los hermanos Farrelly, que tanto nos hicieron reír con Dos tontos muy tontos y Algo pasa con Mary. Aquí se ponen un poco más trascendentes que de costumbre, al jugar con el concepto de belleza, demasiado manoseado en los tiempos que corren. De modo que el superficial Hal, interpretado por Jack Black en su primer papel protagonista, va a encontrar a una chica de ensueño, pero no la que él creía.

4/10
Los ángeles de Charlie (2000)

2000 | Charlie's Angels

Tres chicas detective. Son inteligentes, dinámicas, resueltas... e increíblemente guapas. Se llaman Natalie, Dylan y Alex, y las tres trabajan para Charlie, un misterioso jefe al que nunca han visto el rostro. Les ayuda en sus andanzas Bosley, un tipo torpe y simpático. En esta ocasión las habilidades de los ángeles con las artes marciales y los disfraces son requeridas para un caso muy especial: dar con Knox, un genio de la informática que ha sido secuestrado, autor de un sofisticado programa informático de identificación por medio de la voz. Si tal programa cayera en las manos equivocadas, aquello podría ser una auténtica catástrofe. No nos engañemos. El guión de Los ángeles de Charlie no es exactamente el propio de una película “de tesis”. Esto es entrenimiento puro y duro, para disfrutar devorando palomitas. Estamos ante un argumento mínimo que sirve de excusa perfecta para ver a las tres actrices protagonistas, Cameron Díaz, Drew Barrymore (ésta también productora de la película) y Lucy Liu, mostrando su belleza, sentido del humor y habilidad en las escenas de acción. La película supone el debut de su director, experto en publicidad y videoclips, que oculta su nombre completo, Joseph McGinty Nichol, bajo el más misterioso de McG. Estamos ante una adaptación de la vieja serie televisiva, que renueva el concepto totalmente: tenemos tres mujeres del siglo XXI, que recurren a modernas tecnologías, sexys a tope, y que se lo pasan en grande repartiendo estopa con artes marciales, al más puro estilo Matrix.

4/10
Negociador

1998 | The Negotiator

Danny Roman es negociador de la policía en casos de toma de rehenes. Gran profesional pero amante de asumir riesgos, a sus compañeros no les agrada tal actitud en un trabajo en que se hallan en juego vidas humanas. Esto sale a la superficie cuando Roman es incriminado en un asesinato. Todas las pruebas apuntan hacia él, y su equipo le deja en la estacada. De modo que, desesperado, toma varios rehenes en un edificio federal. En el tiempo que dure esta situación límite tratará de demostrar su inocencia y descubrir quién le ha traicionado. Sólo se fía de Chris Sabian, negociador de otra comisaría, partidario de la violencia sólo como último recurso, y al que conoce sólo de oídas . Podía ser una película de acción más. Con un poquito de suspense, traidor inesperado, etc. Sin embargo F. Gary Gray logra un apasionante thriller, sin lugares comunes. El secreto: un buen guión, de personajes bien perfilados, donde cada escena lleva a la siguiente, con buena dosificación de enfrentamientos dialécticos, sorpresas y acción. La dirección es destacable. Con una fotografía casi siempre nocturna, mantiene una tensión y atmósfera claustrofóbica durante casi todo el relato, dando sólo los respiros, pocos, que considera oportunos. Muy efectivo se muestra en la resolución del film, de eficaz sobriedad, donde no falta –y no es la primera vez en el film– la sorpresa.

6/10
El dinero es lo primero

1997 | Money Talks

Franklin Hattchet es un delincuente de tres al cuarto, que es confundido con el organizador de la espectacular fuga de un importante contrabandista de diamantes. Acosado y perseguido por todos, acude a un periodista para que le ayude a esclarecer el equívoco; éste verá en la historia de Hattchet la posibilidad de hacer el reportaje de su vida. Brett Ratner (Hora punta) dirige esta espectacular comedia de acción, cuyo reparto encabezan un veterano Charlie Sheen (Platoon, Wall Street) y el gracioso Chris Tucker. Persecuciones automovilísticas y todo tipo de explosiones se suceden a lo largo del film, a un ritmo trepidante. Especialmente divertida es la escena de la subasta, que sin lugar a dudas supone un homenaje a la célebre secuencia del film Con la muerte en los talones de Alfred Hitchcock.

4/10
Titanic

1997 | Titanic

Durante meses, el rodaje de Titanic fue el más comentado por la prensa especializada. Y lo que se decía no era bueno: retrasos en el rodaje, supe­ración del presupuesto, discusiones de la productora con el director, una intoxicación alimentaria, algún accidente, condiciones draconianas de trabajo... Y pese a todo, el Titanic no se hundió. Arrasó en taquilla, arrasó en los Oscar, y ahora se dispone a arrasar en el mercado del vídeo. ¿Cuál es el secreto? A posteriori es fácil de­cirlo: el equilibrio de una poderosa historia de amor con la especta­cular recreación del naufragio del barco. Titanic nació de la afición de James Cameron por el submarinismo. El director afirma que al sumergirse donde se hundió el Titanic “aquello me tocó emocionalmente”. Escribió entonces una historia con una idea clara: no sería la típica de catástrofes. Quería una historia de amor inolvidable, del estilo de Doctor Zhivago de David Lean. No era la primera vez que la tragedia del Titanic se recreaba en la pantalla. Existían El hundimiento del Titanic de Jean Negulesco, Oscar al mejor guión, y La última noche del Titanic de Roy Ward Baker, de estilo documental. El film se inicia con un buscador de tesoros en barcos idos a pique, que inicia la exploración submarina más apasionante de su vida en los restos del mítico Titanic. El hallazgo del dibujo de una joven, milagrosamente conservado, le conduce a una anciana centenaria que afirma ser la retratada. Comienza el relato de un recuerdo maravilloso, un amor de juventud no compartido con nadie, que tuvo como marco el malhadado barco que en 1912 se llevó al fondo del mar 1500 personas. El centro de la trama lo constituye el intenso amor entre dos jóvenes: Jack, inmigrante artista y aventurero, y Rose, rica y con perso­nalidad. Por amor ambos sacrifican todo: expectativas sociales e incluso la propia vida. Jack y Rose están encarnados por Leo­nardo DiCaprio y Kate Winslet. El trato desigual de los pasajeros en su salvamento habla de las diferencias de clase, tan marca­das entonces, y no supera­das hoy. Junto a la solidaridad, el amor a los seres queri­dos y la fe para prepararse a morir, está presente el pánico y sus peores efectos. Y persiste el simbolismo del barco con respecto a la tonta vanidad humana: “El relato del hun­dimiento del Titanic –dice Came­ron– es una adver­tencia sobre los peligros del mal uso de la tecnología. Consi­derada en sí misma, no es ni buena ni mala. El problema viene del uso que los seres humanos hacen de ella. Ahora, a las puertas del tercer milenio, hay que tener cui­dado con los nuevos icebergs con los que pueden estrellarse los futuros avances tecnológicos.” El film es un hito del cine monumen­tal, de prodigiosos logros en el apar­tado técnico. Con desbor­dante fuerza visual, Cameron ofrece imágenes poderosas, como las transiciones de presente a pasado a través del casco herrumboso del barco hundido, que se convierte en la flamante nave recién botada. Las escenas del choque del Titanic con el iceberg, con las consiguientes rotura y hundi­miento, son de inusitado realismo. Y el mar, siniestra tumba flotante, deja en el es­pectador una huella indeleble. Cameron buscó autenticidad. Lo que se ve en la panta­lla transmite al espectador la sensación de estar allí, ya sea junto a los restos del naufragio –el director filmó los auténticos restos bajo el mar– o en el viaje inaugural. El detallismo llevó a construir una maqueta de la nave de dimensiones casi idénticas a las originales. Se reprodujeron con fidelidad cubiertas, salas de primera clase, escotillas, escaleras y pasillos... Los efectos visuales contribuyeron al realismo. Para las escenas de mar abierto se usó una maqueta más pequeña que la mencionada; el equipo de efectos introdujo per­sonajes filmados previamente que, multiplicados digitalmente y con el tamaño adecuado, simulaban 2000 personas en cubierta. Aguas del mar, cielo estre­llado y el aliento de los personajes por la gélida temperatura, se crea­ron muchas veces por ordenador y se logró un ensamblaje perfecto, imposible de advertir. Las imáge­nes del barco partiéndose con los viajeros cayendo al mar son asom­brosas. El presu­puesto del film aumentó en un 45%, hasta plantarse en 200 millones de dólares. Cameron hizo el gesto de renunciar a su sueldo como director y a su porcentaje de taquilla: quería ver su film terminado a toda costa. Y llegó el estreno. Las 3 horas y cuarto de duración no hicieron mella en un público, que se rindió ante una historia de dimensiones colosales, con romance incluido. El miedo al fracaso ya es historia. La película, sólo en cine, recaudó más de 1.800 millones de dólares en todo el mundo, 600 de ellos en EE.UU.

7/10
La llave mágica

1995 | The Indian in the Cupboard

Omri es un niño de nueve años que, por un misterioso conjuro mediante el que convoca a una extraña fuerza mágica, consigue que su pequeño indio de juguete cobre vida cuando lo mete en un armario. Juntos se verán envueltos en una fantástica aventura, en la que vivirán momentos inolvidable y deberán sortear toda clase de peligros. Una deliciosa película para el público infantil, que mezcla con habilidad el mundo fantástico con el mundo real. El guión es de la afamada Melissa Mathison, autora de E.T., el extraterrestre (1982). Emotiva y repleta de acción, el resultado es muy atractivo. Plantea temas como el amor, la amistad, e incluso la muerte, con profundidad. Los efectos especiales son muy brillantes.

5/10
Mentiras arriesgadas

1994 | True Lies

Superproducción de aventuras y acción a la mayor gloria de un Arnold Schwarzenegger que película a película demuestra que es bastante más que un conjunto de músculos. En este caso encarna a Harry Tacker, un hombre que lleva una doble vida: es uno de los mejores espías del gobierno norteamericano, pero su esposa Helen (Jamie Lee Curtis) cree que es un simple vendedor de ordenadores. Aunque Helen le considera un hombre convencional, aburrido y con pocas aspiraciones, la verdad es que Harry es muy diferente, lo tiene todo: es inteligente, audaz, valiente, fuerte e increíblemente hábil en el manejo de las armas y la lucha cuerpo a cuerpo. Pero en esta aventura increíble en la que tendrá que dar caza a unos terroristas se terminará para siempre su doble vida. James Cameron (Aliens, el regreso, Terminator) firma una de las películas de acción más espectaculares de los útlimos años, a la que no le faltan golpes de humor y toques de glamour. Impresionante.

6/10
El ataque de la mujer de 50 pies

1993 | Attack of the 50 Ft. Woman

Remake de una vieja serie B de ciencia ficción de los años 50. Nancy, una joven sureña con problemas con su padre y su marido, recibe la visita de un platillo volante que deja caer sobre ella una lluvia radioactiva. La mujer irá creciendo poco a poco hasta alcanzar la nada desdeñable altura de 15 metros. Ha llegado la hora de vengarse de los que la han maltratado. Como se ve, la trama es una pequeña tontería para que Daryl Hannah pasee palmito, y para ofrecer el consabido espectáculo de efectos especiales. Para nostálgicos de esas pelis del género fantástico de la guerra fría...

4/10
Blanco humano

1993 | Hard Target

Primera película norteamericana del director de Hong Kong especializado en cine de acción John Woo. La trama es hipersimple. Unos tipos se dedican a organizar cacerías humanas. Las víctimas son antiguos combatientes sin familia. Los clientes, gente con dinero en busca de emociones fuertes. Todo va como la seda hasta que una joven descubre la muerte violenta de su padre, que se había convertido en un vagabundo. A descubrir la verdad le ayudará otro hombre sin hogar: Jean-Claude Van Damme. Lo que más sorprende en el film de Woo es su particular estética de la violencia, concebida como una coreografía de ballets muy particulares. Las explosiones, los saltos, las persecuciones, el modo de vaciar el cargador de un arma, mostrados al ralentí, con música adecuada, y localizaciones originales, resultaron en su momento novedosos, y no especialmente desagradables. Quizás esto es lo que motivó a Sam Raimi -alguien de la misma cuerda- a ejercer funciones de "padrino". Aunque no sea decir demasiado, puede asegurarse que ésta es la mejor película de Van Damme, ha sabido unirse al director adecuado.

4/10
Cementerio viviente 2

1992 | Pet Sematary II

Durante el rodaje de una de sus películas, la famosa actriz Renée Hallow, muere electrocutada bajo extrañas circunstancias. Su hijo, Jeff Matthews, estaba presente, y la muerte de su madre supone un duro golpe para él. Jeff se va a vivir con su padre, que es veterinario en un pequeño pueblo llamado Maine. Una vez allí, descubre un antiguo cementerio indio, y oye hablar de una misteriosa leyenda. Se hace amigo de Drew, el hijastro del sheriff del lugar, un tipo primitivo y testarudo que maltrata a su familia. Jeff y Drew acuden al cementerio indio para enterrar a su perro, que resucita al día siguiente con ansia de sangre, tal y como cuenta la leyenda. Discreta pero efectiva segunda entrega de El cementerio viviente, basada en la obra homónima del reputado escritor de best-sellers Stephen King. Cuenta con todos los ingredientes de una película de terror, además de con la intriga y el suspense característicos de King. Para adeptos al género.

4/10
Arma perfecta

1991 | The Perfect Weapon

Un experto en artes marciales regresa a su casa con intención de llevar una vida tranquila. Sin embargo, la muerte de su maestro le empujará a cobrarse una sangrienta venganza. Vehículo de acción total para el lucimiento del maestro de kárate metido a actor Jeff Speakman (El experto). Gustará sólo a los incondicionales del género.

3/10
Libertad para morir

1990 | Death Warrant

En la cárcel de Harrison están teniendo lugar una serie de mistriosos asesinatos. El oficial Louis Burke se infiltrará como un preso más para averiguar quién es el responsable de las muertes. Film de acción carcelaria al más puro estilo Jean-Claude Van Damme, con sus dosis de intriga, chulería y mamporros a mansalva. Cuenta, eso sí, con un apañado guión de David S. Goyer (Blade, Batman Begins), que logra que la historia no decaiga con los minutos sino que vaya creciendo en interés.

5/10
Solar Crisis

1990 | Solar Crisis

Critters 2

1988 | Critters 2: The Main Course

Los Critters siguen vivos y vuelven al pueblo de Kansas para aterrorizar a sus habitantes. Mientras el cazarrecompensas Charlie regresa del espacio para exterminarlos, los vecinos urden un plan para acabar con ellos. Así pues, deciden dirigir a estos terribles seres hacia una fábrica de hamburguesas para que sacien su apetito, y una vez agrupados, hacer explotar la central. Pero esto no será tarea fácil. Secuela de Critters, más descarada que aquella, y vuelta de tuerca a la trama de esas desagradables criaturas voraces. En esta ocasión se reagruparán en un especie de enorme pelota con dientes. De nuevo, más terror con humor y alguna que otra secuencia asquerosilla sin mayores pretensiones que reírse de lo malo y de la muerte.

3/10

Últimos tráilers y vídeos