IMG-LOGO

Biografía

Stephen Rea

Stephen Rea

73 años

Stephen Rea

Nació el 31 de Octubre de 1946 en Belfast, Irlanda del Norte, Reino Unido

Talento irlandés

10 Agosto 2011

Stephen Rea se trabaja duramente todos sus papeles. A pesar de su inmenso talento, parece concentrarse especialmente en el teatro, y en cine ha destacado sobre todo a las órdenes de Neil Jordan.

Nacido el 31 de octubre de 1946 en la capital de Irlanda del Norte (Reino Unido), Graham Rea –su nombre real– es hijo de un humilde conductor de autobuses, presbiteriano y republicano. Estudió Filología inglesa en la Queen's University, de Belfast, y posteriormente descubrió su vocación teatral.

Tras estudiar interpretación en el Abbey Theatre School, en Dublín, Rea se integró en Focus Company, compañía en la que tenía como compañeros a Colm Meany y Gabriel Byrne, dos actores dublineses predestinados a estar junto con él mismo entre los más ilustres actores irlandeses de finales del siglo XX.

Durante los 60 y 70, Rea combinó las tablas con numerosas series televisivas, como I Didn't Know You Cared. Debutó en el cine con un pequeño papel en Cry of the Banshee, que protagonizó Vincent Price. Rea se casó con Dolours Price, polémica miembro del IRA, implicada en un atentado con bomba. Price fue la madre de sus dos hijos, pero posteriormente se divorció de ella en 2003.

El periplo profesional de Rea cambió por completo después de ser reclutado por Neil Jordan para el prometedor debut del realizador, Danny Boy, donde era un saxofonista que se convertía en testigo del asesinato de su manager. Su trabajo era tan brillante y lleno de matices, que Jordan le adoptaría como actor fetiche. Volvió a contar con él como novio que el día antes de su boda recibe la visita de una vengativa mujer de su pasado, en la impactante cinta de terror En compañía de lobos.

El papel más importante de Rea a las órdenes de Neil Jordan fue sin duda el protagonista de Juego de lágrimas, un terrorista que inicia su particular camino hacia la redención cuando llega a hacerse amigo de un sargento negro al que su grupo ha secuestrado. Éste le pide que si muere vaya a ver a su novia. Por su sentido y realista trabajo, en un personaje que experimenta una transformación radical, Rea obtuvo una nominación al Oscar al mejor actor (el film se hizo con el relativo al guión original), y además, se convirtió en toda una estrella internacional.

Pero Rea no logró sacarle tajada a su fama, a pesar de algún papel impecable, como el de militar que investiga una serie de asesinatos en Ciudadano X, el abogado de Angie, el marinero taciturno de la interesante Entre dos mares Li, el fotógrafo de Vogue en Prêt-à-Porter (de lo menos interesante de Robert Altman), etc. Tienen gran difusión entre el gran público prácticamente sólo sus nuevas colaboraciones con Jordan: Entrevista con el vampiro, Michael Collins, Contracorriente (1997), In Dreams (Dentro de mis sueños), El fin del romance y Desayuno en Plutón.

Rea parece más interesado por el teatro que por el cine, y aunque rueda a buen ritmo, nunca ha dejado de interpretar obras como las que escribe su buen amigo Sam Shepard, con quien rodó el western Blackthorn. Sin destino, a las órdenes del español Mateo Gil. A lo largo del siglo XXI ha sido también el detective de V de Vendetta, abogado en El buen pastor y el cardenal Richelieu en la fallida El mosquetero.

Filmografía
No hables con extraños

2020 | Harlan Coben's The Stranger | Serie TV

Una serie inquietante y perturbadora. Adam Price es un hombre felizmente casado, padre de dos hijos, abogado, las cosas parecen irle bien. Pero un día se le acerca una extraña con gorra de béisbol y sonrisa luciferina, y le cuenta algo increíble: en un momento de crisis matrimonial, su esposa fingió durante meses un embarazo con un falso vientre, y la pérdida final del bebé. Cómo sabe tal cosa es un misterio, pero la semilla de la desconfianza está sembrada en Adam. Al mismo tiempo, una juerga juvenil nocturna ha terminado con uno de los participantes, Dante, en estado de coma, unos hechos que investiga la policía. Por otra parte, Adam no es el único al que la extraña desvela secretos inconfesables. Una mujer recibe la desagradable noticia de que su hija graba vídeos pornográficos por dinero. Adaptación en formato serial de la novela homónima del autor de best-sellers Harlan Coben, logra atrapar con su original premisa, con persona corriente que ve cómo su existencia pacífica comienza a tambalearse, nuestra zona de confort es más frágil de lo que pensamos. Da una vuelta a la idea evangélica de que la verdad nos hace libres, mostrando también la faceta de creadora de problemas que escapan a nuestro contro. La intriga funciona, y los actores, algunos tan solventes como Richard Armitage y Stephen Rea, lo hacen bien. Aunque, como suele ocurrir con las tramas sorprendentes que empiezan con el listón alto, cuando hay que ofrecer explicaciones, el interés se deshincha en parte.

6/10
Flesh and Blood

2020 | Flesh and Blood | Serie TV

A punto de cumplir 70 años, la viuda Vivien sorprendre a sus hijos confesándoles que se ha enamorado de Mark, un médico de cabecera jubilado. Los tres hermanos empezarán a sospechar que el matrimonio de sus padres no fue tan idílico como creían, sobre todo cuando empiecen a surgir secretos del pasado que desconocían. Recelosos de Mark, empezarán a investigar quién es este señor que ha robado la atención de su madre. En paralelo, la vecina Mary, que lleva 40 años junto a la familia, va a implicarse en los hechos más de cerca de lo normal en una relación de amistad.

La viuda

2019 | Greta

Frances aún no ha superado la reciente muerte de su madre, está distanciada de su padre y ha dejado Boston para irse a vivir al piso de su amiga Erica en Manhattan. Un día encuentra un bolso en el metro y, al ver la identificación de su dueña, Greta Hideg, decide acercárselo a su casa. Pronto se entablará entre ellas una cordial relación, pues Greta resulta ser una viuda que tiene a su hija en París y se siente sola, mientras que Frances necesita el cariño materno que le falta. Al irlandés Neil Jordan suelen interesarle las historias donde nada es lo que parece o donde las identidades son más bien sinuosas, ahí están Juego de lágrimas, Entrevista con el vampiro o La extraña que hay en ti. En el caso que nos ocupa es fácil darse cuenta de que la encantadora viudita francesa Greta esconde una personalidad diferente y no va a ser precisamente dulce y cariñosa, algo que el saber hacer de Isabelle Huppert va a transformar en una pesadilla terrorífica. Tras el gancho del bolso –acertado punto de partida– el guión sigue derroteros clásicos en donde el engaño, la tensión y la intriga van creciendo exponencialmente hasta el correcto desenlace. De camino se hace referencia a la vulnerabilidad generada por las carencias afectivas y se regalan un par de momentos sanguinolentos, aunque en general la violencia está bastante contenida. Otra cosa es la verosimilitud. El acoso de Greta a la ingenua Frances adquiere a veces tintes casi fantásticos, parece que la viuda tiene algo así como el don de la ubicuidad, véase la escena en que persigue a Erica y va enviando fotos a velocidad de crucero. La profesionalidad de la policía queda a la altura del betún y por supuesto se incluyen reacciones de los personajes que no resultan demasiado veraces, lo cual se adecúa a ese tipo de películas en que el espectador se pregunta: ¿pero qué hace? ¿es tonta o qué? Por otra parte, justo es reconocer que las jóvenes actrices Chloë Grace Moretz (The Equalizer) y Maika Monroe (It Follows) hacen un eficiente trabajo resaltando sus caracteres totalmente contrapuestos.

5/10
Counterpart

2018 | Counterpart | Serie TV

Puede que el muro de Berlín cayera en 1989, pero existe otro elemento, una puerta, en esa ciudad, que separa dos mundos parecidos pero diferentes. Howard Silk es empleado de Naciones Unidas, que trabaja en una extraña organización que gestiona el muy restringido tránsito entre esos dos mundos con personas idénticas, pero que a partir de cierto momento empezaron a seguir trayectorias diversas. A pesar de su dedicación profesional durante 30 años en comunicación y sus deseos de promocionarse, nunca ha pasado de ser un gris funcionario. Para colmo de males, su querida esposa Emily fue atropellada hace unas semanas y está en coma. Cuando por enésima vez su superior le ha negado el anhelado ascenso, algo ocurre. Una mujer ha llegado desde el otro lado, y para atraparla cuentan con la ayuda de alguien muy especial, que exige de modo indispensable la colaboración de Howard. Fantástica serie de intriga fantástica, al menos en su prometedor primer episodio, que dirige Morten Tyldum, que antes entregó con buen pulso The Imitation Game (Descifrando Enigma). Está creada por Justin Marks, cuyo principal logro hasta la fecha es el guión de una notable versión de El libro de la selva. Está muy lograda la enigmática atmósfera que envuelve la narración, en la que desconocemos algunas de las piezas para entender el mundo desdoblado, la entrega de información está convenientemente dosificada. E interesa esa organización, en la que parecen importar poco las personas, lo que cuenta es mantener el orden, cierto status quo. De ahí que el protagonista, J.K. Simmons, haga un extraordinario trabajo, primero como hombre aplastado por el sistema, que debe conformarse con lo que le dejan hacer, y luego, sorprendentemente, como alguien resuelto y dinámico. De este modo se explora una idea muy sugestiva, el modo en que forjamos nuestro destino con las acciones y decisiones que tomamos, y los corsés, externos o internos, que nos ponemos o nos ponen, y que nos paralizan.

7/10
Black '47

2018 | Black '47

Siglo XIX. El hambre asola los páramos de Irlanda. Las familias mueren de inanición y de frío, incapaces de alimentarse y resguardarse debido a las altas rentas que imponen los dominadores ingleses por medio de los dueños de las tierras, irlandeses que ven cómo sucumbe su propia gente. En esta situación regresa a su casa Feeney, un soldado que ha combatido al lado de los británicos en países orientales. Comprobará cómo su familia ha perecido y no soportará que la injusticia quede impune. Notable película dirigida por el irlandés Lance Daly, que demostró una extraordinaria sensibilidad al entregar la delicada Kisses. Vuelve Daly a centrarse en las gentes de su tierra natal para ambientar una durísima historia en la época de la llamada Gran Hambruna (1845-1849), cuando la población local de irlanda disminuyó en un 25%, debido al millón de muertos de hambre y a otro millón de emigrantes. Presenta la historia un personaje poderoso, lacónico, implacable en la lucha, que determinará enfrentarse al opresor por el único medio de que dispone. Funciona la relación con el "cazador inglés" encargado de capturarle, dos enemigos que tienen mucho en común. De ritmo creciente, asistimos a las andanzas del protagonista, dejando un rastro de cadáveres, con momentos de gran intensidad y violencia, aunque siempre Daly es comedido en pantalla. Destaca la escena que tiene lugar en el cuartel. La ambientación está sumamente cuidada y se saca mucho partido del paisaje bellísimo y sumamente hostil de la isla. El plantel de actores es formidable, comenzando por dos actores australianos: el menos conocido James Frecheville (Animal Kingdom) y el excelente y atormentado poli Hugo Weaving. Les secundan con oficio los ingleses Stephen Rea y Jim Broadbent.

7/10
Guerra y paz

2016 | War and Peace | Serie TV

Miniserie de lujo de la BBC británica, que adapta la inmortal obra de Lev Tolstoi "Guerra y paz", repetidamente tentada por el cine y la televisión, con versiones como la de King Vidor y Sergei Bondarchuk. La acción transcurre en la época de las guerra napoleónicas, cuando el emperador pretende conquistar Rusia y convertirse en el amo del mundo. En tal tesitura seguimos principalmente las tribulaciones de Pierre Bezukhov, bastardo de un conde que ha heredado inesperadamente ese título, idealista pero eternamente inadaptado, dulce e incapaz de hacer valer su voluntad; de la encantadora Natascha, bondadosa pero ingenua, con poca experiencia del mundo e integrante de la aristocrática familia Rostov, que conocerá importantes dificultades económicas por culpa de la imprudencia de su hermano Nikolai; y de Andrei Bolkonsky, hijo de un príncipe, muy determinado y presto para acudir a la guerra. Las trepidaciones de la historia afectarán de modo decisivo a estos personajes y a los que les rodean, ya nunca serán los mismos ante las pruebas que deben atravesar, y quizá del dolor y el sufrimiento extraigan valiosas lecciones. Tom Harper, hombre de la casa –para BBC dirigió varios episodios de la serie Peaky Blinders– demuestra que puede manejarse en un proyecto de gran envergadura, la producción es ambiciosa, e incluye bastantes escenas de batallas, de bailes y otras reuniones sociales, que resuelve bien. Y la adaptación corre a cargo de Andrew Davies, también con amplia experiencia televisiva para la BBC, él es el creador de The House of Cards, y se las ha visto antes con desafíos literarios debidos a Charles Dickens (La pequeña Dorrit), Jane Austen (Orgullo y prejuicio), Boris Pasternak (Dr. Zhivago) y Evelyn Waugh (Retorno a Brideshead). Quizá con ésta última su Guerra y paz comparte cierta simplificación del complejo original, aquí también toma una estructura básica –lo que sería un triángulo amoroso, el amor no confesado de Pierre a Natascha, quien prefiere an Andrei–, las concesiones a los desnudos, bastante ridículas y superfluas, y las cuestiones filosóficas y morales de fondo quedan un poquito diluidas (por fortuna, a pesar de todo, prevalecen, al fin y al cabo, Tolstoi es mucho Tolstoi). Con un reparto maravilloso, donde destacan sobre todo Paul Dano y Lily James, aunque todos están formidables, hasta los de menor presencia, se compone un cuadro grandioso acerca de la naturaleza humana, con sus virtudes y defectos, los deseos de hacer el bien y la búsqueda egoísta y rastrera del propio interés en pugna, y siempre la capacidad del perdón, pedido o concedido, que mejora a los que lo ponen por obra.

7/10
Dickensian

2015 | Dickensian | Serie TV

Tony Jordan, creador de la recordada serie de ciencia ficción Life on Mars, se luce de nuevo con esta cuidada producción de BBC, que homenajea la obra del gran Charles Dickens, en veinte episodios de media hora. Entremezcla las peripecias de varios personajes del celebérrimo escritor, que viven en el mismo barrio victoriano de Londres. El día de Nochebuena, el huraño prestamista Jacob Marley, socio del igualmente miserable Mr. Scrooge, pide a Fagin, jefecillo del hampa, los servicios de la prostituta Nancy, a la que golpea salvajemente. Poco después, Marley aparece asesinado en un callejón. Se ocupa del caso el inspector Bucket, que pertenece al departamento de investigación detectivesca recientemente creado por la policía. Mientras, Amelia Havisham se lleva una enorme sorpresa, pues su difunto padre le ha legado todas sus posesiones, mientras que a su hermano Arthur sólo le deja un pequeño porcentaje de la fábrica de cerveza familiar. Éste se busca un cómplice, el joven sin escrúpulos Meriwether Compeyson, para tratar de recuperar lo que piensa que es suyo. Tan impecable como la mayoría de productos de ficción de la televisión pública británica, cuenta con un diseño de producción que derrocha amor por la obra del homenajeado. Igual ocurre, con los guiones, gran parte de ellos obra del propio creador, que se distinguen por sus numerosas referencias. El lector medio tiene la sensación de 'cazar' sólo algunas, como la presencia del avaro Scrooge, de "Cuento de Navidad", Fagin, antagonista de "Oliver Twist", la emblemática Miss Havishan que tanto hizo sufrir al protagonista de "Grandes esperanzas", pero en su juventud, cuando parece una mujer feliz, y el inspector Bucket, pionero de los detectives literarios, de "Casa desolada". Pero posiblemente un experto encontraría muchísimos más guiños. De diálogos ingeniosos (atención al encuentro del policía con Mr. Scrooge), Dickensian sabe captar la atención a la manera del propio Dickens, que al serializar sus novelas en prensa, tenía que acabar con un giro que dejara al lector deseoso de más. Y cuenta con un reparto que no tiene desperdicio, en el que sobresale el veterano Stephen Rea (Bucket).

7/10
The Honourable Woman

2014 | The Honourable Woman | Serie TV

Cuando eran niños, Nessa y Ephra Stein fueron testigos de cómo su padre, empresario armamentista aficando en Israel, era asesinado por un exaltado palestino. Ya adultos han decidido aparcar los odios ancestrales y canalizar la cooperación entre judíos y palestinos mediante una fundación que promueve instituciones educativas y la implantación de la fibra óptica en Gaza. Pero por supuesto los fanatismos siguen campando en una y otra parte, además de que los proyectos de los Stein mueven mucho dinero en forma de lucrativos contratos que algunos ansían alcanzar, lo que mantiene atentos a los servicios secretos como el MI6 y la CIA. El secuestro de un crío, hijo de la niñera de Ephra, será un movimiento más para tratar de influir en el modo en que los Stein dirigen su organización. Miniserie británica de la BBC escrita, dirigida y producida por Hugo Blick, está concebida como una densa trama de espionaje, aderezada de elementos traumáticos relativos a secretos de la familia protagonista, que intentan dar una visión amplia y poliédrica del conflicto palestino-israelí. El guión es complejo, porque narrativamente da saltos temporales al pasado y al presente, con algunos elementos dramáticos enmarañados en exceso, incluso en algún momento rozando el folletín, a pesar del buscado estilo realista y el tono cínico que se observa en los espías, sobre todo en el compuesto por Stephen Rea. Tiene mérito el trabajo actoral de Maggie Gyllenhaal como la mujer honorable del título, pues sabe imprimir a su personaje los rasgos de alguien joven, pero que ya está curtida por la vida y por sus deseos altruistas a los que toca chocar con la dura realidad.

6/10
Menú degustación

2013 | Menú degustació

El barcelonés Roger Gual debutó como realizador cinematográfico junto al argentino Julio D. Wallovits con la imaginativa Smoking Room, de 2002. Desde entonces sólo ha entregado un largometraje como director en solitario, Remake, de 2006. Esta vez se pone al frente de una coproducción hispano-irlandesa. Menú degustación hace honor a su título porque es una película muy coral y por tanto ofrece una agrupación de pequeños platos. Mar, una prestigiosa chef, ha decidido cerrar su restaurante en la cima de su éxito. A la última cena del local acude un variopinto grupo de comensales que tuvieron que reservar mesa un año antes. En ese tiempo, una condesa anciana ha enviudado, mientras que Marc y Rachel –un médico y una novelista de éxito– se han divorciado. También están presentes un editor prepotente que va con unos amigos, dos empresarios japoneses que pretenden fichar a la cocinera, acompañados de su asistente española, y un extraño individuo que cena solo y no para de hablar por el móvil. Inspirada en el cierre de El Bulli, de Ferrán Adrià, el célebre cocinero ha ejercido como asesor culinario del film. Tragicomedia que sorprende por su optimismo y sus dosis de romanticismo, quizás Menú degustación podría haber dado más de sí, pues promete reflexiones más sólidas sobre el paso del tiempo y las relaciones matrimoniales (dos personas pueden encajar o no, al igual que los ingredientes de una receta), que se quedan finalmente en poca cosa. Pero Menú degustación se sigue con enorme interés, y cuenta con acertados trabajos del conjunto del reparto, del que destacan los veteranos Stephen Rea (el solitario) y Fionnula Flanagan (la condesa), así como la española Vicenta N'Dongo (la chef). Incluso la siempre provocativa Marta Torné está contenida por una vez y tiene su gracia. El film cuenta también con pequeñas apariciones de Santi Millán, como presentador televisivo y de Nancys Rubias, el conjunto musical liderado por el popular Mario Vaquerizo.

5/10
Stella Days

2012 | Stella Days

Underworld: el despertar

2012 | Underworld Awakening

Kate Beckinsale regresa a la saga de acción creada por su marido, Len Wiseman, que dirigió las dos primeras entregas. En esta cuarta ha preferido ejercer como productor y guionista, para centrarse en el remake de Desafío total (Total Recall), donde también tiene como protagonista femenina a la británica. Tras la precuela, Underworld: La rebelión de los licántropos, donde la presencia de Beckinsale era testimonial, parecía que la serie daba a su fin, pero los resultados en taquilla no fueron malos, lo que ha obligado a Wiseman y compañía a tejer una nueva vuelta de tuerca que estire el chicle. Así, esta vez los humanos han descubierto que existen los vampiros y licántropos enfrentados desde tiempos inmemoriales. Atemorizados, intentan exterminarles. Selene, la guerrera vampírica, acaba en coma, y se despierta en un sofisticado laboratorio de Antigen, una megacorporación. Descubrirá que han pasado doce años, que los hombres lobo han quedado debilitados y apenas salen a la superficie, que todo indica que su amado Michael ha fallecido, y que mientras estaba en coma dio a luz a una niña. En Antigen no parecen dispuestos a dejarla huir con su hija, ya que la están estudiando para crear una vacuna que impida que los humanos se conviertan en vampiros o licántropos. No aporta nada nuevo, pero por otro lado tampoco engaña a nadie. Ofrece secuencias de acción a mansalva, con muchos efectos especiales con los que, entre otras cosas, se ha creado un megalicántropo alterado genéticamente que le pondrá las cosas difíciles a la protagonista. Ésta no parece haber evolucionado a pesar de la experiencia maternal, pues Beckinsale sigue en forma corriendo de un lado a otro, enfrentándose a enemigos durante todo el metraje y poco más. Tiene como antagonista nada menos que a Stephen Rea, que se lo toma en serio en la medida de lo posible. Dura poco, 88 minutos, pero se tarda aún menos en olvidarla. En suma, todo va en la línea de Resident Evil, otra franquicia de mujer guerrera con otro matrimonio de actriz-director al timón.

4/10
Hombre lobo: la bestia entre nosotros

2012 | Werewolf: The Beast Among Us

Enésima revisitación del mito del hombre lobo, rodada directamente para el formato doméstico; se le nota demasiado las costuras televisivas, aunque ello la emparente a la serie B propia del cine de terror primitivo. Un grupo de aldeanos, atemorizados por los estragos que causa una extraña criatura licántropa, trata de detenerla, ayudado por un grupo de expertos cazadores. Resulta bastante rutinaria, y evidentemente más modesta que la reciente incursión en el tema que protagonizó Benicio del Toro, también propiciada por Universal. Los personajes son bastante planos, aunque Stephen Rea da un poquillo de lustre a su interpretación de un médico que sabe que los hombres lobo son bastante peligrosos.

4/10
Blackthorn. Sin destino

2011 | Blackthorn. Sin destino

  Mateo Gil, coguionista habitual de Alejandro Amenábar en títulos como Tesis o Ágora, debutó como realizador en 1999 con el thriller Nadie conoce a nadie. Más de una década después vuelve a ejercer como director de largometraje, en un proyecto que sigue pudiéndose calificar como cine de género, aunque esta vez su cinta es mucho más ambiciosa, pues se trata de un western, y además, uno de esos que pueden calificarse como "de hechuras clásicas". Para hacer el salto mortal más difícil todavía, Gil invoca el nombre sagrado de Dos hombres y un destino, un gran clásico del género, pues su film es una especie de curiosa secuela tardía. Según se aclara al comienzo, investigadores lograron encontrar la tumba donde se supone que fueron enterrados los forajidos Butch Cassidy y Sundance Kid tras su supuesta muerte durante un enfrentamiento con el ejército boliviano. Pero sus cuerpos no estaban allí. En Blackthorn, un envejecido Butch Cassidy ha aprovechado que fue dado por muerto junto con Sundance, pero que en realidad ambos lograron escapar, para permanecer escondido durante 20 años sin que la justicia le busque. Pero se entera de que ha fallecido una mujer con la que tuvo un idilio en el pasado, fruto del cual nació un niño, y Cassidy decide volver a Estados Unidos con él. Por el camino se encuentra con Eduardo Apocada, ingeniero español que ha robado una gran cantidad de dinero de la mina en la que trabajaba, y que es perseguido. A pesar de los enormes riesgos tomados por Mateo Gil, y de que no resiste la comparación con el film de George Roy Hill, su cinta funciona. No es capaz de hacer grandes alardes de dirección, pero la cinta está bien llevada, y aunque no cuenta con una producción impresionante, su reconstrucción de los comienzos del siglo XX es lo suficientemente aceptable. Gil ha contado con un gran reparto. Se luce el legendario Sam Shepard, interpretando a Cassidy, y llevándoselo a su terreno, en lugar de imitar al insuperable Newman, lo que hubiera sido un error. Curiosamente, resulta ser un excelente contrapunto el irregular Eduardo Noriega, que realiza uno de sus mejores trabajos y hasta demuestra un enorme sentido del humor riéndose de cierto anuncio televisivo suyo muy popular. Noriega brilla en la versión original con sus diálogos en inglés y español. También es necesario mencionar a Magaly Solier (Amador) en un pequeño papel, y sobre todo a Stephen Rea, sorprendente como cónsul honorario borrachín. Llama la atención que a pesar de ser uno de los guionistas españoles más reputados, en esta ocasión Gil parta de un libreto ajeno, que supone el debut de Miguel Barros, autor del documental Los sin tierra. El texto tiene bastante calidad, en su recuperación de los temas clásicos del western, como el compañerismo, la libertad y sobre todo la moral y la justicia. Trata además la cinta sobre el regreso a las raíces, la necesidad de compañía y la búsqueda de una familia. Además, incluye muchos elementos que apasionarán a los amantes del western, como la referencia a la agencia de detectives Pinkerton. Haya sido buscado o no, existe en la cinta un subtexto metacinematográfico muy interesante. El viejo forajido podría interpretarse como un símbolo del cine clásico, de ése que ya no se hace, porque los tiempos han cambiado y ahora todo vale con tal de ganar dinero.  

6/10
The Shadow Line

2011 | The Shadow Line | Serie TV

Nothing Personal

2009 | Nothing Personal

Primer largometraje de cine de la directora danesa Urszula Antoniak, también autora del guión. Hasta el momento, Antoniak tenía en su currículum un corto,  y algún trabajo televisivo. Antoniak ha logrado cierta repercusión, pues por ejemplo obtuvo los premios a la mejor opera prima, actriz y la Mención Especial del Jurado en el Festival de Locarno, entre otros premios internacionales. La debutante Antoniak apunta maneras. Narra el encuentro entre dos personajes de los que apenas ofrece datos. Anne, se quita el anillo de casada, deja sus muebles en la calle para que los recojan los transeuntes, y abandona Holanda. Acaba recorriendo con una mochila una zona rural de Irlanda. En su periplo llega casualmente a una casa en medio de la nada, en la que vive Martin, un tipo solitario que a pesar del malhumor de la chica, le propone darle alojamiento y comida a cambio de que trabaje en las tareas domésticas. Pero acuerdan no hacerse ningún tipo de preguntas personales. El punto de partida tiene su interés, y se centra en el encuentro entre los dos personajes heridos, que se ayudan mutuamente. Reflexiona sobre la soledad, y la necesidad de contacto humano. La realizadora ha contado con dos actores de excepción, el veterano Stephen Rea y la completa desconocida Lotte Verbeek, que a pesar de su poca experiencia, logra sacarle muchos matices a su personaje, una mujer aparentemente muy ruda pero llena de humanidad. Ambos monopolizan el 90 por ciento del film, y son su labor disimulan su tono un tanto pretencioso, y que al final resulta más ligera de lo que promete.

5/10
Espías

2009 | Espion(s)

Vincent es un joven brillante que vive encerrado en sí mismo ignorando el camino que le marcaban sus exitosos estudios y trabajando como mozo de equipajes en el aeropuerto. De tanto en tanto, entre maleta y maleta, Vincent y su amigo Gérard acostumbran a sustraer alguna que otra cosa...hasta que un día Gérard muere víctima de una explosión mientras hurga en la maleta de un diplomático sirio. El diplomático huye sin dejar rastro y la Dirección de Vigilancia del Territorio francesa (DST) acorrala a Vincent proponiéndole un trato difícil de rechazar: no irá a la cárcel si colabora con los servicios secretos franceses y británicos en la búsqueda de los hombres implicados en la explosión.

Kisses

2008 | Kisses

Dylan y Kylie son un chico y una chica que lindan ya con la adolescencia. Ambos son vecinos en un suburbio de Dublín. Dylan es un chaval más bien introvertido, que sufre la violencia doméstica de su padre. Kylie es más extrovertida, pero vive atormentada por los abusos a que le somete su tío. Un día ambos no aguantan más y deciden escaparse a la ciudad. Preciosa película escrita y dirigida por Lance Daly, que destila el aroma de las grandes piezas artísticas. En este caso se trata de una pequeña pieza –sólo 72 minutos– pero que raya a grandísima altura: una especie de cuento de Navidad urbano que nos introduce en las atormentadas mentes de unos niños que sufren los males de los adultos, pero cuyos corazones aún rebosan esperanza y vitalidad, al tiempo que se van adentrando en las tragedias de la vida. La relación entre Dylan y Kylie es magnífica, sutil, de una ternura infinita. Formalmente la película está muy cuidada, con un tratamiento fotográfico espléndido, también en su cambio del blanco y negro al color, y la ambientación nocturna de Dublín, por donde deambulan los protagonistas, queda equilibradamente realzada por las imágenes contemplativas al compás de las canciones de Bob Dylan. Los chavales hacen un trabajo maravilloso.

7/10
La cosecha

2007 | The Reaping

El thriller de inspiración religiosa dio buenos resultados en Seven. Algo parecido pretenden los responsables de esta cinta, muy alejada en cuanto a calidad del film de David Fincher. Katherine Winter es una antigua misionera, especializada en desmontar supuestos milagros, ofreciendo razones científicas a sucesos que parecen inexplicables a simple vista. Un día, un tipo le pide ayuda para investigar un extraño suceso que ha ocurrido en Haven un pueblo sureño, donde el río parece haberse convertido en sangre. A partir de su llegada, en el lugar parecen reproducirse las diez plagas que según el Antiguo Testamento asolaron Egipto. A pesar de que le han dado un guión bastante plano, Hilary Swank es tan buena actriz que logra hacer creíble a su personaje, una mujer en crisis de fe, tras la muerte de su esposo y su hija a manos de un fanático religioso. Tampoco decepciona el veterano Stephen Rea, en un breve papel. Ambos elevan en cierta medida el nivel de una cinta que apuesta demasiado por la sucesión de efectos especiales. Y es que parece que el único objetivo del especialista en acción y cine fantástico Stephen Hopkins consiste en mostrar lo bien que los técnicos de efectos especiales son capaces de recrear las citadas plagas, con resultados no aptos para los espectadores más sensibles. Como se puede suponer, los protagonistas sufren una lluvia de ranas, una invasión de insectos, granizo mezclado con fuego, terribles sarpullidos, execrables langostas, etc. Y eso es todo el espectáculo: mucho ruido y pocas nueces.

4/10
Sixty Six

2006 | Sixty Six

Coincidiendo con la final del Campeonato del Mundo de fútbol de 1966, en el que Inglaterra se proclamó selección ganadora, asistimos a la vida cotidiana de una familia judía y en concreto a lo que rodea a la entrada en sociedad del joven Bernie y a su fiesta de Bar Mitzvah. Se trata de una apañada y divertida comedia dramática, repleta de personajes raros, muy bien ambientada en la época y rodada a buen ritmo por Paul Weiland (Por amor a Rosana). Las situaciones surrealistas hablan de la desorientación personal con un importante toque de humor. Destaca la presencia de la 'burtoniana' Helena Bonham Carter.

5/10
River Queen

2006 | River Queen

Nueva Zelanda, 1868. Una guerra de conquista de los británicos. Sarah, la hija de un colono, se ha enamorado de un nativo maorí. Fruto de su relación nacerá un niño, pero el padre fallece de una enfermedad. Dejada atrás por su familia, Sarah se esfuerza en educar a su hijo, pero éste será secuestrado por los maoríes, que le educan como uno de los suyos. Sarah hará lo inenarrable para dar con el paradero de su hijo; incluso poner sus dotes de curandera al servicio del lider maorí rebelde. El neozelandés Vincent Ward (The Navigator. Una odisea en el tiempo, Más allá de los sueños), con una corta filmografía tras de sí, se ha asegurado un puesto entre los cineastas con inquietudes, que no se conforman con contar cualquier cosa. Aquí describe el desgarro de unos personajes –Sarah (Samantha Morton) y su hijo, pero también su amigo irlandés que combate para los ingleses (Kiefer Sutherland), y el maorí explorador (Cliff Curtis)–, que ven su corazón y su lealtad divididos entre dos culturas diversas, que quieren obligarles a tomar partido. Con un aire tranquilo, que recuerda en parte a El nuevo mundo de Terrence Malick, Ward plantea una historia dramática que, aunque algo plomiza, interesa. La cosa está enmarcada en un precioso paraje selvático, por el que discurre el río Wanganui al que alude el título del film. Parece que el rodaje fue problemático, porque la actriz principal enfermó, y por las rarezas de Ward, que no terminó el rodaje, y quien ya en el pasado, con su libreto de Alien 3, desconcertó a sus productores.

5/10
V de Vendetta

2006 | V for Vendetta

La acción se desarrolla en un hipotético futuro, en que Inglaterra se ha convertido en un estado totalitario. Evey, una joven que rompe el toque de queda impuesto por el gobierno, está a punto de ser violada por un grupo de `dedos´ (así se conoce a los agentes de policía). Finalmente es rescatada por un individuo que oculta el rostro tras una aparatosa máscara. Como imagina que si vuelve a su casa será detenida, Evey se oculta en el refugio de su salvador, que se hace llamar simplemente `V´. Éste toma el canal de televisión, para enviar un mensaje a la población apelando a la desobediencia civil; y anuncia que volará el parlamento, como paso simbólico cara al derrocamiento de la tiranía. El inspector Eric Finch se encarga de perseguir a `V´. Los hermanos Wachowski, creadores de Matrix, avalan con su guión el debut como director de James McTeigue, asistente de dirección en los tres títulos de la saga. En la misma línea, combina una ambientación sombría, con aparatosas coreografías de combates. Aunque se trata de un thriller futurista de acción, también es una crítica de los regímenes totalitarios, en la línea de clásicos de la ciencia ficción como Un mundo feliz o 1984. Alan Moore, creador del cómic en que se basa la cinta, quedó bastante descontento con el resultado final, a pesar de que es la mejor adaptación de una de sus obras. Desencantado, el exageradísimo Moore acusó McTeigue de que el film era una apología del terrorismo. En cualquier caso, da que pensar sobre la manipulación informativa, la corrupción política, la tiranía, la violencia, la responsabilidad social de los ciudadanos y otros temas de interés. Del reparto destaca Natalie Portman, que tuvo que raparse el pelo por exigencias del guión, mientras que Hugo Weaving, conocido por su papel de agente Smith en Matrix, al que no se le ve la cara, se luce sobre todo con su potente voz, como apreciarán quienes vean la película en versión original. También resulta bastante convincente Stephen Rea, que consigue que el público empatice con su personaje, un honrado policía.

6/10
Tara Road

2005 | Tara Road

Dos mujeres desconocidas a ambos lados del atlántico deciden intercambiar sus casas durante una temporada. Ambas pasan por diferentes crisis: la americana Marilyn no supera la muerte de su hijo de 15 años, lleva varios meses fuera de órbita y su matrimonio se tambalea; por su parte, la irlandesa Ria –casada y madre de dos hijos– acaba de enterarse de que su marido va a tener un hijo con otra mujer. Así las cosas, Marilyn se trasladará a Tara Road, la casa de Dublín de Ria, mientras que ésta intentará ahogar sus penas en la mansión de Marilyn en Nueva Inglaterra. Como se ve, el planteamiento del film es casi idéntico al de otra película de mayor éxito titulada The Holiday (Vacaciones), protagonizada por Kate Winslet y Cameron Díaz, en los papeles de europea y yanqui respectivamente. En el caso que nos ocupa, sin embargo, la historia tiene tintes mucho más melodramáticos, aunque poco a poco la cosa se vuelve más equilibrada. Gillies MacKinnon, director de la estupenda Pure, se limita aquí a trasladar de modo convencional a la pantalla la novela de Maeve Binchy. El montaje por acciones paralelas no es novedoso y el desarrollo es previsible hasta la exageración, aunque eso no quita que las interpretaciones sean solventes y se intente huir del tópico hasta cierto punto (no hay milagritos ni tampoco príncipes azules). Además, alguna escena logra emocionar, al menos tímidamente, como la que tiene lugar en el comedor de la casa de Dublín, cuando uno de los hijos de Ria consuela a Marilyn por la pérdida de su hijo. Por lo demás, sorprende el gran plantel de secundarios y lo poco aprovechados que están. Entre ellos destaca la jovencita Sarah Bolger, a la que ya vimos en la excelente En América.

4/10
Desayuno en Plutón

2005 | Breakfast On Pluto

Película de Neil Jordan en la línea de Contracorriente, no en balde se basa en una novela del mismo autor, Pat McCabe. Cuenta la historia de Patrick (también conocido como Patricia) Braden, un travesti que fue abandonado por su madre al nacer, a la puerta de la casa de un sacerdote, su padre por un desliz. Criado sin una ni otro, el joven tiene una crisis de identidad, quiere averiguar quién es. El film está impregnado adrede de una atmósfera malsana y surrealista, completamente disparatada, y algo hermética para el gran público. De este modo el director irlandés parece alejarse de sus trabajos más comerciales en Hollywood (Entrevista con el vampiro, Michael Collins) para adentrarse en sendas más complejas y minoritarias.

4/10
Asesino

2004 | Control

Un peligroso psicópata es juzgado y condenado a muerte. En el último momento, unos agentes del gobierno impiden que sea ejecutado, para probar con él una droga que supuestamente rehabilita a los asesinos. Pero él se escapa del laboratorio y acude a vengarse del tipo por culpa del cual le detuvieron. Ray Liotta interpreta al asesino protagonista de este thriller con toques de ciencia ficción, de prometedor punto de partida que recuerda a La naranja mecánica, de Kubrick.

4/10
El despertar

2004 | The I Inside

Tras una experiencia próxima a la muerte, Simon Cable (Ryan Phillippe) se despierta en el hospital con amnesia. Se han borrado de su memoria los recuerdos de los dos últimos años de su vida, incluyendo los detalles de su boda, la muerte de su hermano y un accidente de coche que casi resulta fatal. Su médico, el Dr. Newman (Stephen Rea) intenta ayudarle a reconstruir los hechos. No resultará fácil, especialmente cuando su mujer, Anna (Piper Perabo), no sólo parece odiarle sino que cree firmemente que fue el responsable de la muerte de su hermano. Simon también descubre que ha estado manteniendo una relación con la misteriosa Clair (Sarah Polley). Un encuentro con una misteriosa figura enmascarada sirve para llevar a Simon dos años atrás en el tiempo y a otra estancia en el hospital. Ya no está en una habitación privada, no está casado y no existe un médico llamado Dr. Newman. Tan pronto como intenta aceptar el cambio de realidad se ve empujado de nuevo en el tiempo. La única conexión entre estos dos periodos en el hospital es la presencia un paciente llamado Travitt (Stephen Lang).

MiedoPuntoCom

2002 | FearDotCom

Un audaz detective de policía y una guapa doctora del Ministerio de Sanidad investigan unas extrañas muertes relacionadas con el mundo de internet. Los cadáveres aparecen con raras marcas en los ojos, como si no hubieran podido soportar lo que han visto. La presencia de Stephen Dorff (Blade) y Natascha McElhone (Solaris) enriquece esta película de terror adolescente que no ofrece mucha verosimilitud en su virtual planteamiento. Algunas escenas macabras erizan los pelos.

3/10
El mosquetero

2001 | The Musketeer

Singular versión de las novelas de Dumas, más centrada en la figura de D'Artagnan, aquel muchacho provinciano dispuesto a ingresar en los míticos mosqueteros y, en esta ocasión, también pendiente de vengar la muerte de sus padres. Puesto que a Athos, Porthos y Aramis se les muestra en decadencia y apartados de la acción, el joven debe ocuparse casi en solitario de desbaratar los planes de Richelieu. Basándose muy libremente en los textos originales, el veterano Peter Hyams (El fin de los días) construye un espectáculo de acción moderna al estilo de Matrix. Frente al eficaz Justin Chambers (D'Artagnan) y a renombrados actores como Stephen Rea (Richelieu) o Mena Suvari (la criada de la reina), brilla especialmente Tim Roth en su papel de Febre, sicario del cardenal, auténtico villano de la función. También destaca Catherine Deneuve, como la reina, personaje con mayor presencia que en otras ocasiones.

4/10
El fin del romance

1999 | The End of the Affair

Adaptación de la celebérrima novela de Graham Greene. Situada en Londres durante los inicios de la Segunda Guerra Mundial, describe la relación adúltera entre Sarah Miles, una mujer casada y aburrida de su gris marido Henry, y el escritor Maurice Bendrix. La aventura amorosa de ambos es muy apasionada, pero el bombardeo de su nidito de amor cambiará las cosas de un modo inesperado. Neil Jordan (Juego de lágrimas, Entrevista con el vampiro) ha optado por ser muy gráfico al mostrar las andanzas de los protagonistas en la alcoba. Pese a todo, es fiel al espíritu de la novela de Greene, mostrando la fe católica atormentada de Sarah, que es testigo de un auténtico milagro que no nos parece oportuno desvelar aquí. La historia está bien narrada, y tiene un plantel de actores maravilloso: Fiennes, Moore y Rea están soberbios; además tiene la virtud de plantear con cierta hondura los dilemas morales de los personajes. 

5/10
In Dreams (Dentro de mis sueños)

1999 | In Dreams

Treinta años atrás un pueblo quedó cubierto por las aguas de un pantano. En la actualidad, muy cerca, vive Claire, una ilustradora de cuentos infantiles casada con Paul, y que tiene una hijita. Esta mujer tiene pesadillas recurrentes en las que ve la terribles acciones de un asesino de niñas. De hecho una de sus visiones coincide con el auténtico hallazgo del cadáver de una chica en el pantano. La policía muestra incredulidad cuando Claire habla de sus extrañas pesadillas, pero ella está aterrorizada, sobre todo porque la próxima víctima podría ser su propia hija. Neil Jordan vuelve a contar una historia de terror psicológico (aunque también haya su ración de sangre) donde los sueños y el psicoanálisis tienen cierta presencia. Recuérdese a este respecto sus films En compañía de lobos, Entrevista con el vampiro o Contracorriente. Logra una historia con algunos momentos inquietantes, que se apoya bien en el magnífico trabajo de Annette Bening y Stephen Rea. Quizá cuando la presencia del psicópata se hace más real, el film baja en intensidad, pero en conjunto tiene cierta gracia.

5/10
Siempre locos

1998 | Still Crazy

Años 90. Vuelve la pasión por la música de los 70. Tony Costello cree que es la oportunidad para tratar de reunir a los antiguos integrantes del grupo Strange Fruit, y grabar un disco con las viejas canciones. Todos han sentado más o menos la cabeza (lejos quedan los desenfrenos con la droga y el sexo), pero echan de menos la pasión por la música, las vibraciones que comunicaban al público. Intensa película, donde Brian Gibson combina la nostalgia con la fuerza de una buena historia. Personajes bien perfilados (uno de ellos, encarnado por el estupendo Stephen Rea), música de calidad, humor... Un título a descubrir, que tuvo dos candidaturas a los Globos de Oro, una a la mejor película en categoría de comedia.

6/10
Contracorriente (1997)

1997 | The Butcher Boy

Irlanda a principios de los 60. Francie Brady es un chico despierto y vitalista. Un entorno familiar difícil (su padre es un alcohólico, su madre una desequilibrada), combinado con sus fantasías infantiles (series televisivas, pelis de ciencia ficción, juegos de indios y vaqueros), el pánico a la era nuclear, e incluso su formación religiosa, conforman un peculiar cóctel explosivo que mina su salud psíquica. El pequeño Brady comienza a culpar de todas sus desgracias a la señora Nugent, engreída mujer del pueblo a la que hace la vida imposible. Como resultado de su creciente locura, empieza a resquebrajarse la amistad de Francie con su fiel compañero de juegos Joe. Neil Jordan (Juego de lágrimas, Michael Collins) insiste en historias sobre Irlanda, su tierra natal. Ahora se basa en una compleja novela de Pat McCabe. Hay que reconocer que el director logra meterse en la mente enferma del niño protagonista, y mezcla con sabiduría humor y horror. La locura del chaval protagonista (estupendo Eamonn Owens) se explica en parte por el comportamiento egoísta de los adultos que tiene alrededor. El film es duro y algo extrafalario. Los delirios religiosos (que incluyen apariciones de la Virgen) pueden ser discutibles, aunque se procura cierto respeto; el último de ellos, emotivo, deja abierta una pequeña puerta a la esperanza. El apartado visual, con toques surrealistas, y la partitura musical, son espléndidos, y apoyan con eficacia la historia.

6/10
Impacto mortal (1997)

1997 | Double Tap

En medio de una operación del FBI contra la mafia irrumpe un pistolero que acaba con todos los criminales excepto con uno: una mujer, que es una policía infiltrada. Resulta que el asesino está especializado en matar mafiosos y gente de esa calaña. Tiros a todo trapo en este film que protagoniza Stephen Rea, el actor fetiche de Neil Jordan.

4/10
Hacks

1997 | Hacks

Brian trabaja en televisión y recibe el encargo de escribir un largo proyecto. Completamente falto de inspiración, comienza a agobiarse pues no tiene ni idea de lo que va a escribir. En este período de improductividad está cuando ve un extraño encuentro amoroso en un balcón al lado de su casa. La inspiración parece que le acaba de llegar... Como curiosidad decir que los televisivos Jason Priestley y Lisa Kudrow tienen pequeños papeles en esta película. Fue en la década de los noventa cuando se hicieron famosos gracias a las series Sensación de vivir y Friends, respectivamente. Hacks también es conocido por el título con el que se comercializó en vídeo, "Sink or Swim".

4/10
Trojan Eddie

1996 | Trojan Eddie

Michael Collins

1996 | Michael Collins

El irlandés Neil Jordan escribe y dirige un film que había anhelado hacer durante años. Un cuadro de la independencia de su país, a través de los rasgos y motivaciones del carismático líder Michael Collins. La película describe sus actuaciones, desde el levantamiento de Pascua de 1916 hasta su muerte en atentado terrorista, en 1922, en circunstancias no aclaradas. Jordan fustiga sin contemplaciones el dominio británico sobre la isla, de modo que los atentados promovidos por Collins se presentan como la única manera de obtener la independencia. Sin ahorrar crudeza al mostrar estas acciones violentas, el director las rodea de un aura romántica, al estar dirigidas sobre todo hacia las fuerzas de ocupación, y porque se contraponen con las duras represalias de los ingleses, como la matanza del estadio, una de las secuencias mejor resueltas del film, de gran belleza plástica. Jordan da con la estructura narrativa idónea. Marca con precisión los avatares históricos, como señales en el camino, que guían el relato. Y a la vez insufla vida a los caminantes de la historia: Michael Collins, generoso y legendario (magnífico Liam Neeson, premiado en el Festival de Venecia); Eamon de Valera (Alan Rickman), primer presidente irlandés, político y al que se presenta como envidioso del carisma de Collins; Harry Boland (Aidan Quinn), cuya amistad con Collins se resiente por una disputa amorosa y diferencias políticas; Ned Broy (Stephen Rea), espía en campo británico; Kity Tiernan (Julia Roberts), con el corazón dividido entre Boland y Collins... La humanidad y señas de identidad de los personajes enriquecen la narración, evitando que caiga en la fría exposición de hechos. Afirma el director que su película es "simplemente, una lección de historia". Pero es inevitable plantearse si es posible un cine histórico. ¿Hasta dónde ha de sujetarse a los hechos ciertos conocidos? ¿Con qué margen se cuenta para la conjetura? Jordan, además de tomar partido por la causa irlandesa, carga las tintas en la utilización política de Collins por De Valera en las negociaciones con los ingleses, y arroja la duda sobre la posible implicación del presidente en el asesinato de Collins. El director narra una epopeya, y todos los elementos del film apuntan en tal dirección. Pero la puesta en escena, prodigiosa, conjuga a la perfección drama intimista con acción. Los movimientos de masas están perfectamente coreografiados, el suspense de la entrada en una fortaleza inglesa es sobrecogedor; y a la vez, está la soledad del héroe, sus dudas, bien reflejadas en imágenes. La fotografía de Chris Menges da un maravilloso y realista aire de época, gracias a una rica paleta de grises, azules, verdes y marrones; la partitura de Elliot Goldenthal contribuye al aire épico. La narración en montaje paralelo de algunas escenas —una serie de atentados nocturnos, el asesinato de Collins— son de un vigor formidable. El León de Oro a la mejor película en el Festival de Venecia 1996 está plenamente justificado.

7/10
Entre dos mares Li

1995 | Between the Devil and the Deep Blue Sea

Un barco de carga llega al abarrotado puerto de la ciudad de Hong Kong. Allí, uno de los miembros de la tripulación, Noko, se ve obligado a pasar unos días en la ciudad, esperando el cobro de su salario. Noko es un hombre solitario e introvertido, que ahoga sus penas en opio. En su dilatada espera, un día conoce a Li, una niña que vive en una chabola flotante, y que mantiene a sus abuelos y a un hermano pequeño a base de limpiar las cubiertas de los barcos atracados en la bahía. Entre el taciturno Noko y Li surge una profunda amistad. Basada en la novela de Nikos Kavvadias, Marion Hänsel nos narra esta apasionante y conmovedora historia de amistad, que surge en un lugar sórdido como puede serlo este siniestro puerto de carga de la ciudad de Hong Kong. Inocencia, encanto y amistad son los valores que sobresalen con fuerza en este film interpretado por Stephen Rea y Ling Chu.

6/10
Citizen X

1995 | Citizen X

Entre 1982 y 1990 Viktor Burakov (Stephen Rea), médico forense ruso, investiga una serie de muertes de jóvenes de ambos sexos, que parecen coincidir en el autor. Para descubrir al asesino deberá enfrentarse a las dificultades que le pone un burócrata comité de hombres del partido comunista, que no está dispuesto a admitir que en su país pueda estar actuando un ‘serial killer’; eso sólo puede darse en el decadente mundo occidental. A pesar de los obstáculos y gracias a su tenacidad, el forense se ganará el respeto de sus subalternos, y hasta el del FBI, además del apoyo del coronel Fetisov (Donald Sutherland), un hombre que ha aprendido a conducirse por los tortuosos senderos de la política comunista. Basado en un hecho real, Chris Gerolmo, el guionista de Arde Mississippi, escribe y dirige una película inquietante. A pesar de rodar para la televisión por cable, lo cual se traduce en algunos momentos de planificación bastante convencional, ha habido un notable esfuerzo de producción. Además, casi siempre, una historia interesante y una dirección aceptable suelen dar una buena película. Aquí tenemos una trama policíaca de interés, en la que se muestra con detalle la investigación que lleva a resolver un caso; en ella no se obvian los aspectos escabrosos del caso, que se narran con alguna crudeza, sobre todo en la confesión del asesino. Pero son los personajes, de carne y hueso, los que logran atrapar al espectador; es notable el dibujo que se hace de la relación entre médico y militar –espléndidos Rea y Sutherland–, con algunos momentos muy emotivos. Max von Sidow encarna en una breve aparición al psiquiatra, y Jeffrey Demunn a un patético asesino.

7/10
Lumière y compañía

1995 | Lumière et compagnie

Un grupo muy numeroso de directores, entre los que destacan Theo Angelopoulos, Vicente Aranda, Spike Lee o Liv Ullmann, se reúnen para rodar una película cada uno, con una características muy definidas: utilizando cámaras de la época de los hermanos Lumiere, con una duración de 52 segundos como máximo, empleando la luz natural y sin usar más de tres tomas. Esta peculiar iniciativa se llevó a cabo en 1995, como homenaje a los 100 años que cumplía el cine. El resultado es un insólito y desigual experimento.

4/10
Entrevista con el vampiro

1994 | Interview with the Vampire

En San Francisco, un extraño personaje interpretado por Brad Pitt decide contarle su vida a un joven y ambicioso periodista, interpretado por Christian Slater. Le habla de cómo conoció a Lestat (Tom Cruise), hace más de doscientos años, un vampiro del sur de Norteamérica, que le convirtió en uno de los suyos. Lestat intenta introducirle en su cruel y agónica vida, pero el personaje de Pitt es un vampiro con sentimientos, que se plantea la moralidad de los terribles actos que cometen sus "colegas". Nueva vuelta de tuerca en el género de terror, llevando hasta nuestros días las películas de vampiros, en este caso unos vampiros muy humanizados. La película está llena de glamour por la interpretación de Pitt y Cruise. Destacan a su vez los papeles de una jovencita Kirsten Dunst, inolvidable en su papel de niña vampiro, y de Antonio Banderas, en el trabajo que le introdujo definitivamente en el cine norteamericano. La película , que puso de moda el género en Hollywood, narra una historia en la que tienen cabida todos los sentimientos humanos, pero desde el punto de vista de unos seres inmortales y despiadados. Está basada en la sugerente novela de Anne Rice, que escribe el guión, y dirigida por Neil Jordan con máxima eficacia.

6/10
La princesa Caraboo

1994 | Princess Caraboo

En la Inglaterra de 1817, una pareja de granjeros encuentra a una muchacha de curiosos rasgos, que se expresa en un idioma incomprensible. Acusada ante los tribunales de mendicidad, logra hacerse entender, afirmando ser la hija de un rey de la costa de Java que tras ser raptada por un grupo de piratas consiguió escapar arrojándose al agua. Sus exquisitos modales y encanto personal logran seducir a la alta sociedad británica. Solo un escéptico periodista duda de la autenticidad de su historia. Divertida comedia romántica dirigida por Michael Austin, en la que abundan los enredos, las situaciones equívocas y las aventuras, todo ello hilvanado con mucha inteligencia y elegancia. Un excelente reparto y una gran dirección artística hace que estemos ante un film realmente exquisito, especialmente apropiado para pasar una agradable velada familiar.

5/10
Angie

1994 | Angie

Angie, una joven italoamericana de Brooklyn, trabaja en una revista. Convive con Vinnie, un fontanero algo tosco. El descubrimiento de que ella se ha quedado encinta produce sentimientos contrapuestos. Por un lado, Vinnie se ilusiona con la criatura y con la idea de casarse. Pero ella se da cuento que lo que se avecina es serio, y que en realidad no ama a su pareja, la relación no tenía una base firme; en cambio, un abogado le hace tilín. La australiana Martha Coolidge adapta una novela de Avra Wing sobre los altibajos de las relaciones sentimentales. Pesa en exceso el elemento sentimental, pero la historia se sostiene por el atinado reparto y la visión optimista de valores como la maternidad y la familia.

5/10
Prêt-à-Porter

1994 | Prêt-à-Porter

La moda está de moda: diseñadores y modelos acaparan espacio en los medios de comunicación. Robert Altman aprovecha este tirón para realizar un film coral, en el que numerosos personajes se reúnen en París para mostrar o ver las últimas creaciones de temporada. Sus historias se entrecruzan en un modo de contar recurrente en el director de Nashville o Vidas cruzadas, con un reparto plagado de estrellas, pero desaprovechado. ¿Qué le falla al film de Altman? Algo bastante importante: el guión. No hay un sustrato sólido, capaz de vertebrar dos horas largas de película, que se reducen a una colección de anécdotas sueltas. La dificultad de vender al espectador una película como ésta es patente en la publicidad que la acompañó en su estreno: ésta trata de convertir Prêt-à-Porter en un film policíaco, cosa que, desde luego, no es. Por otra parte, Altman da una visión corrosiva y amoral del mundo de la pasarela, al que acusa sin tapujos de frivolidad: sorprende por ello que muchos profesionales de la moda hayan colaborado en el film. Fiel a su marcado pesimismo, el director no salva a ningún personaje de la quema que organiza; ésta se completa con un exceso erótico final, que pretende ser ingenioso. Ante tal ambiente degradado –simbolizado de modo agotador con excrementos de perro– Altman parece decir que sólo cabe encogerse de hombros y decir: “Así son las cosas”.

4/10
Juego de lágrimas

1992 | The Crying Game

Un sargento británico de raza negra es secuestrado por la organización terrorista IRA, con la finalidad de canjearlo por un compañero que se encuentra en la cárcel. Durante el confinamiento, el secuestrado entabla amistad con uno de los terroristas, al que le pide que vaya a ver a su novia si algo malo le ocurriera. A partir de este momento la trama experimenta un sorprendente giro. Neil Jordan, dirige este film que se hizo con el Oscar de la Academia en la categoría de mejor guión original. Se trata de un inquietante thriller con sorpresas inesperadas y magnífica banda sonora, con el que Jordan reflexiona sobre la violencia y las carencias afectivas. Cuenta, además, con una elaborada puesta en escena, que hace que la trama no decaiga en ningún momento, sin olvidar una "sorpresa" final. La interpretación corre a cargo de sólidos actores tales com Stephen Rea, Miranda Richardson, Jaye Davidson y Forest Whitaker.

6/10
La vida es dulce

1990 | Life Is Sweet

Desventuras de una familia inglesa modesta, el matrimonio y dos gemelas jovencitas. El padre, cocinero, piensa en remozar una vieja caravana como puesto de comida ambulante; la madre trabaja en una guardería y vendiendo ropa infantil; y de las dos hijas gemelas, una trabaja como fontanera y viste como un chico, y la otra no se aclara, es anoréxica y siempre está protestando de todo; lo que hace que ambas sean muy diferentes, pues una es sensata y trabajadora y la otra es rebelde y se muestra enfadada con el mundo. Mike Leigh dirige este drama que en ocasiones tiene puntos de humor, pero la historia no engancha demasiado por esa visión algo irreal que da de la familia, y los personajes son, por momentos, caricaturescos y absurdos. No obstante, cuenta con la bella música de Rachel Portman (Sólo tú, Emma, Aprendiendo a vivir, Chocolat).

5/10
Danny Boy

1982 | Angel

Vigoroso debut en la dirección del irlandés Neil Jordan, en un film producido por John Boorman. Sigue las andanzas de una orquesta de baile donde sobresale Danny, que toca el saxo, y la vocalista Annie. En una de sus habituales veladas, una sordomuda adolescente fascina a Danny por su inocencia, y le deja pasar con él. Terminado el espectáculo, Danny aguarda que se reúna con él Annie, pero en cambio aparece la sordomuda. Ambos van a ser testigos del asesinato del manager del grupo, que se niega a pagar a una banda que le extorsiona; los criminales, encapuchados, descubren a la chica y la mata, lo que deja el alma rota a Danny. La policía busca su cooperación para dar con los culpables, pero Danny, que no deja de preguntarse el porqué de lo ocurrido, iniciará la venganza por su cuenta.Asombra el poderío visual -espléndida fotografía de Chris Menges- y narrativo desplegado por Jordan, poco habitual en una 'opera prima'. El cineasta saca todo el partido al que se convertiría en su actor-fetiche, Stephen Rea, que compone a la perfección su papel de ángel vengador; hay matices en su desconcierto por el asesinato de la chica, y son magníficos los pasajes musicales con él al saxo, o las canciones interpretadas por Veronica Quilligan, una de las cuales da título al film. En la atmósfera típica de cine negro, Jordan reconocía una deuda con el cine de Nicholas Ray; pero lo singular es que tal aire lo combina, de modo asombroso, con una iluminación propia de musical, aparte de que abundan los pasajes de canciones y jazz. No obstante carga un poco el fatalismo desesperanzado de la cinta, de modo especial en la relación del protagonista con una viuda, que adquiere un desconcertante tinte trágico. Está presente además ese peculiar elemento sobrenatural que impregna otras cintas de Jordan, no sólo por la imaginería católica -el Sagrado Corazón-, sino por el 'milagroso' desenlace. Y hay inteligencia en no insistir en el ambiente político de violencia, sólo una pintada del IRA apunta a que la banda criminal está vinculada a este grupo terrorista.

6/10
Un viaje desde el corazón

1998 | This is My Father

Un profesor de mediana edad descubre antiguas fotos de su madre que le convencen de que ella no le dijo toda la verdad sobre quién fue su padre. Hasta entonces creía que éste era un pescador francés, pero resulta que podría ser un granjero irlandés. Puesto que su madre, muda y paralítica, no le ofrece ninguna respuesta, decide viajar a Irlanda, acompañado de su sobrino, para buscar a su verdadero progenitor. Paul Quinn debuta como director con esta película en la que ha involucrado a sus hermanos: el actor Aidan Quinn y el director de fotografía Declan Quinn. En pequeños papeles aparecen actores de renombre como John Cusack, James Caan y Brendan Gleeson.

4/10

Últimos tráilers y vídeos