IMG-LOGO

Biografía

Gabriel Byrne

Gabriel Byrne

70 años

Gabriel Byrne

Nació el 12 de Mayo de 1950 en Dublín, Irlanda
Filmografía
ZeroZeroZero

2020 | ZeroZeroZero | Serie TV

Dura e impactante miniserie basada en el libro libro "CeroCeroCero. Cómo la cocaína gobierna el mundo" del especialista en mafia y narcotráfico Roberto Saviano, del que se llevó con éxito al cine Gomorra. El título alude a una droga purísima, o sea, libre de impurezas, cuya presencia sería cero, pero también parece una referencia al nihilismo de las personas que se meten en este “negocio”, que ignoran el valor de palabras como “corazón” y “amor”, e incluso de las “leyes”, para ellos cómo máximo existen unas “reglas” según las cuales toca moverse para asegurar la supervivencia y la prosperidad económica. Sigue la pista a los distintos actores del mundo de la droga, vendedores en Monterrey, México, intermediarios que transportan la mercancía, y compradores en Gioia Tauro, en la Calabria italiana. También se presta atención a las fuerzas policiales y al ejército en México, donde algunos de sus miembros acaban integrando fuerzas paramilitares que libran las guerras a las órdenes de los cárteles, sicarios no muy diferentes a los “soldados” de la mafia italiana. De modo que los personajes principales están relacionados con estos escenarios. En Italia está don Minu, anciano jefe de la familia La Piana, cuyo nieto Stefano quiere hacer los negocios a su manera, según la dinámica de los nuevos tiempos, lo que lleva al enfrentamiento. En Monterrey cobra protagonismo Manuel Contreras, soldado del ejército que sirve a los hermanos Leyra, que lideran el cártel. Y luego está la familia Lynwood, sobre todo los hermanos Emma y Christ, este con una enfermedad degenerativa heredada de su madre, que se encargan de mover la mercancía de México a Italia oculta en latas de conserva de aspecto inofensivo en grandes “containers”. La serie es trepidante, con mucha acción y violencia, bien dirigida por los directores internacionales fichados al efecto, el italiano Stefano Sollima, con experiencia en el tema tratado gracias a Sicario. El día del soldado, el argentino Pablo Trapero al que acredita El Clan, y el danés Janus Metz, que dirigió un capítulo de la segunda temporada de True Detective. La serie se diría la respuesta de Amazon Prime Video al Narcos de Netflix, con la que comparte bastantes rasgos, también cierto carácter global y el respeto a los idiomas que se suponen que se hablan en los distintos sitios donde transcurre la acción, en este caso incluso Mali. Aunque está muy bien ejecutada, deja cierto mal sabor de boca por la falta de moral de los personajes, resulta imposible encontrar a alguien que mueste algo parecido a la integridad. Impacta el uso pervertido de la religión para adormecer la conciencia, y el recurso a los cerdos para deshacerse de personas incómodas. El reparto está muy bien, con muchos actores desconocidos, los que más suenan son los del ámbito anglosajón, pero incluso aquí

6/10
Chicas perdidas

2020 | Lost Girls

Primera película de ficción –aunque basada en hechos reales– de la especialista en documentales Liz Garbus, responsable de títulos como What Happened, Miss Simone?, por el que fue nominada al Oscar. Describe los esfuerzos de Mari Gilbert en mayo de 2010 para que la policía se tome en serio la desaparición de su hija prostituta Shannan, de 24 años, poco después de estar con un cliente en una urbanización privada del Estado de Nueva York, y tras hacer una llamada a urgencias que tardó cerca de una hora en ser atendida. El caso lleva al descubrimiento de los cadáveres de otras jóvenes, pero la investigación avanza torpemente. El film adapta el libro escrito por Robert Kolker, y se agradece que no se omita la responsabilidad que corresponde a cada uno, la negligencia policial, por un lado, y, al menos al final, las posibles omisiones de una madre soltera con tres hijas desbordada por un horario de trabajo que no le facilita las cosas, y por el trastorno bipolar de su hija que le llevó a entregarla a servicios sociales. La trágica muerte de la madre en 2016, por hechos que no se cuenta en el film, hacen aún más triste el caso si cabe. Aunque con una hermosa fotografía de Igor Martinovic de la playa y zonas pantanosas, que ayuda a crear la atmósfera precisa, y un buen trabajo interpretativo –Amy Ryan como madre coraje, y Gabriel Byrne como gris policía están muy bien–, sin embargo narrativamente el film resulta algo confuso. Quizá con la justificación de que el caso no se ha resuelto, y que tampoco se quiere entrar en el juego de las especulaciones, figuras como la del doctor que llamó a Mari Gilbert, y la del vecino Joe Scalise, resultan un tanto confusas, y la narración queda algo coja. También llama la atención que quite hierro a la dedicación a la prostitución, una actividad que sin duda degrada a quien la ejerce, y se presta a los abusos y adicción del que recurre a ella.

5/10
La guerra de los mundos

2019 | The War of the Worlds | Serie TV

Una historia de gente común que se enfrenta a circunstancias extraordinarias. Poco a poco, descubrirán que son algo más que víctimas en una guerra despiadada. Y es que, el ataque de los alienígenas contra la Tierra no es arbitrario: sembrarán sus semillas ante los ojos de los supervivientes.

Hereditary

2018 | Hereditary

Toni Collette tiene un sexto sentido a la hora de escoger películas de terror, pues fue la madre en el film más popular de M. Night Shyamalan. Aquí amadrina con Gabriel Byrne –ambos encabezan el cartel y figuran como productores ejecutivos, lo que significa que deben haber renunciado a su caché para apoyar el proyecto– la ópera prima del hasta ahora cortometrajista Ari Aster, que escribe y dirige. La actriz interpreta a Annie, aficionada a construir maquetas en miniatura, de familia adinerada, con un marido esforzado y dos hijos, uno en la complicada adolescencia que se pirra por las chicas y la marihuana, y la pequeña, de peculiar apariencia física por enfermedad, que elabora dibujos macabros o fabrica peculiares juguetes. Al fallecer la abuela, el clan se muda al caserón donde ésta vivía, pero Annie tiene dificultades para superar no tanto la pérdida, sino más bien la vida tan dura que le dio la matriarca, así que se apunta a un grupo de apoyo. Cuando acontece de sopetón una tragedia aún más terrible, el dolor se vuelve inhumano, pero Joan –una compañera de la terapia– le ofrece una antigua invocación, en un lenguaje desconocido, para hablar con los muertos… El guión imita los filmes de terror de finales de los 60 y los 70, elaborados poco a poco, pues dosifica la intriga, manteniendo al espectador pegado a la butaca, y finalmente ata todos los cabos; trae a la memoria sobre todo La semilla del diablo, y otros trabajos de Roman Polanski, El exorcista, de William Friedkin y varios largos de Brian de Palma. También logra construir muy bien a los personajes, por lo que gran parte del metraje funciona como un drama, de hecho hasta un momento dado apenas aparecen elementos sobrenaturales. Advierte del riesgo de reprimir las emociones, un problema que puede llevar al desmoronamiento familiar, y cavila sobre el sentimiento de culpa, cuidado con hacer algo mal que a la larga sale caro. Se engrandece con los trabajos de la citada Toni Collette, que incluso ha mejorado con los años, en un papel complejo, y a la joven Milly Shapiro, en su debut en cine tras triunfar en los escenarios de Broadway con “Mathilda”. Su personaje resulta inquietante, pero al mismo tiempo humano, tiene ante sí un futuro prometedor. Por su parte, Gabriel Byrne y Ann Dowd no se salen demasiado de su registro habitual, aunque tampoco hace falta. Técnicamente memorable, Hereditary está compuesta por travellings lentos que consiguen inquietar al espectador, con ayuda de unos espeluznantes efectos de sonido, y la perturbadora banda sonora del poco conocido Colin Stetson. Juega mucho a introducir en el plano elementos que confunden, a veces figuras amenazadoras, otras sólo objetos inofensivos, como un abrigo doblado que no parece normal. Gracias a todo eso se consiguen algunas secuencias que ponen los pelos de punta; destaca quizás una sencilla, en la que un desconocido sonríe a la niña mientras se despide del féretro de su abuela.

7/10
Maniac

2018 | Maniac | Serie TV

Nueva York, en un futuro cercano. A Owen, que padece esquizofrenia, su familia le extorsiona para que mienta en su declaración para favorecer a su hermano en un juicio por acoso sexual. Maltratada por su madre, que se siente culpable por la muerte en accidente de su hermana, Annie ha perdido la capacidad de conectar con otras personas. Los caminos de ambos convergen cuando ambos se presentan voluntarios para un experimento de una empresa farmacéutica, que en tres fases les enfrenta a sus traumas mediante realidad virtual. Pintaba bien esta miniserie de Netflix, pues se ocupa de los diez capítulos Cary Fukunaga, que ya dirigió para la compañía la interesante Beasts of No Nation, y que ha sido cocreador de lo que define como un proyecto muy personal, junto a Patrick Somerville (The Leftovers). También porque cuenta con un buen plantel de actores. La idea central podía dar juego, como parece en los primeros minutos, en los que todo indica que será una reflexión sobre los efectos de la soledad, y la necesidad de conectar con otros seres humanos. Sin embargo, su estética retro-futurista –ciencia ficción con aparatos que parecen arcaicos– carece de frescura. Por otro lado, no acaba de dar con el tono, a ratos parece una comedia alocada bastante paranoica, pero otras veces quiere parecer poesía surrealista, al estilo de Olvídate de mí. Sólo funcionan algunos apuntes dramáticos, y sus paralelismos iniciales con “Don Quijote de la Mancha”, cuando parece que el protagonista masculino tiene similitudes con el ingenioso hidalgo, mientras que su compañera podría ser una especie de Sancho. Al final no se le saca jugo a esta idea. Acaba siendo un suplicio en cuanto muestra los mundos inventados que visitan los protagonistas, uno similar a “El Señor de los Anillos”, otro al estilo de James Bond, etc., pues apenas hacen avanzar la acción. Resulta significativo que por ejemplo Fukunaga introduzca, en el capítulo nueve, un largo plano secuencia de acción que recuerda al aplaudido segmento similar en su serie True Detective. Aunque demuestra el mismo dominio técnico, no logra hacer vibrar al espectador igual, ya que para entonces está completamente desconectado de la trama. Pese a su eficacia habitual, tanto Jonah Hill como Emma Stone sobreactúan, pero ni la mitad que Justin Theroux como el doctor. En cualquier caso, resulta especialmente cansina una exageradísima Sally Field, que pese a su veteranía esta vez fracasa estrepitosamente. Se salva más o menos Gabriel Byrne, aunque su personaje aparece poco. Por suerte, el propio Fukunaga ha avisado de que no rodará una segunda temporada, y todo apunta a que no tendrá un sustituto que lo haga por él.

4/10
Lies We Tell

2017 | Lies We Tell

Carrie Pilby

2016 | Carrie Pilby

Nadie quiere la noche

2015 | Nadie quiere la noche

Película inspirada en personajes y hechos reales, en los alrededores de la última expedición del estadounidense Robert Peary para llegar al Polo Norte en 1908. Cuenta la peripecia de su esposa Josephine, que se planta en uno de los campamentos base, y se empeña en acercarse a las proximidades del lugar donde se encuentra él tratando de cumplir su meta. Algo desaconsejado por todos los exploradores del lugar, por ser la peor época del año, se acerca el invierno polar. Pero ella, tozuda, ordena al guía Bram Trevor que se ponga al frente de este nuevo grupo, del que también forman parte dos esquimales. Tras diversas penalidades Josephine llega a una cabaña donde conoce a Allaka, una mujer esquimal inuit, que le va a deparar unas cuantas sorpresas. Isabel Coixet vuelve a rodar en inglés con un atractivo reparto encabezado por Juliette Binoche, y en el que están también Gabriel Byrne y Rinko Kikuchi. Los tres componen bien sus personajes, y nos creemos sus nacionalidades, aunque se traten realmente de una francesa, un irlandés y una japonesa. Su película fue además escogida para inaugurar el Festival de Berlín en 2015. El guión lo firma Miguel Barros, y su temática existencialista conecta con su anterior libreto para Mateo Gil en el western Blackthorn, ambas historias transcurren en la frontera en un mundo salvaje, que se aleja de lo que llamamos civilización. A pesar del meritorio y duro rodaje en tierras heladas con bajísimas temperaturas, y del gran trabajo actoral en torno a unos personajes fuertes, sobre todo de Binoche y Kikuchi, el film es irregular. Resultan reiterativos los momentos en que Josephine se comporta, a pesar de su enorme determinación, como una mujer "fina", dispuesta en todo momento a aparecer con aspecto impecable y hacer gala de su puritanismo. De modo que el choque, primero con Bram, de vuelta de casi todo, que no quiere cruces en su vida, y luego con Allaka, la inocencia de la vida sencilla en comunión con la naturaleza, también se diría compuesto de escenas que abundan siempre en lo mismo. Es cierto que la trama depara un par de sorpresas, que ayudan a sostener el interés, y que subyuga la fotografía de la nieve helada, metáfora del nihilismo y la sencillez frente a la sofisticación impostada. Pero en general el ritmo es cansino, el viaje del espectador se hace demasiado largo, y no parece válida la excusa de que también la protagonista pasa por ese agotamiento que acaba aproximándola a Allaka. La historia propuesta por Coixet en esta ambiciosa producción de Mediapro es hermosa, y el film contiene puntos de interés, pero, insistimos, no es redondo.

5/10
El amor es más fuerte que las bombas

2015 | Louder Than Bombs

Poco después de que su esposa dé a luz, el joven Jonah regresa a la casa familiar, donde su padre, Gene, convive con Conrad, el hermano adolescente, con motivo de la exposición que se prepara sobre su madre, la reputada fotógrafa de guerra Isabelle Reed, que murió en accidente de tráfico. Su progenitor, preocupado por el carácter difícil e introvertido de su hijo pequeño, descubrirá un importante secreto de la fallecida. Al chico danés Joachim Trier le falta muy poco, un 'von', para tener el mismo apellido que el director de cine más prestigioso del momento de su país. Su tercer trabajo, tras Reprise y Oslo, 31 de agosto, primero que rueda por completo en inglés, con reparto conocido a nivel internacional, también está cerca de la gloria. Una pena que no remate, pues el cineasta coloca muy bien las piezas, ya que construye unos personajes muy humanos, y su forma de contar la historia, dosificando los datos, mediante imaginativos planos, suple de sobra la falta de originalidad de un guión con puntos en común con Los descendientes. Aborda asuntos como el vacío por la pérdida de un ser querido, o las dificultades en la comunicación familiar. En Más fuerte que las bombas se agradece la recuperación para el cine de Gabriel Byrne, más centrado en los últimos tiempos en series como En terapia y Vikingos, que conmueve como cabeza de familia bloqueado por las circunstancias, en secuencias como aquélla en la que se suma a un videojuego online como intento desesperado de conversar con su hijo. Se ha elegido bien al resto del reparto, con Jesse Eisenberg (el hermano mayor), la veterana Isabelle Huppert (la fallecida en flash-backs), David Strathairn (compañero de profesión de esta última), Amy Ryan (una profesora), y el menos conocido Devin Druid (un adolescente conflictivo).

6/10
Los 33. Una historia de esperanza

2015 | The 33

La historia de los 33 chilenos que quedaron atrapados en la mina San José, del desierto de Atacama, tras el derrumbe ocurrido el 5 de agosto de 2010, que tuvo un enorme impacto mediático en todo el mundo. Patricia Riggen dirige la versión cinematográfica de lo ocurrido, con un reparto plagado de estrellas internacionales. Ha sido criticada sobre todo en Chile, por dejar en buen lugar al ministro de minería (de derechas) Laurence Golborne, y por haber sido filmada en Colombia, país natal de la realizadora, en inglés. También se puede argumentar que repite los tópicos del cine catastrofista, y que al tener tantos protagonistas, no puede abarcarlos todos, se centra en unos pocos y no acaba de perfilarlos con detalle. Sin embargo, la realizadora construye un sólido relato, que engancha a pesar de que la mayoría de espectadores conocerán el desarrollo de la historia. Incluye alguna breve denuncia a la codicia de la empresa minera, que a pesar de conocer las malas condiciones de la mina seguía explotándola, pero acierta al centrarse sobre todo en el drama humano, tanto de los propios mineros, como de sus familiares, que esperan noticias en el exterior. Habiendo firmado algún título para el público destinado al público creyente, como Los milagros del cielo, la responsable de la cinta hace hincapié en la fe de los personajes, elemento clave que les ayudó a mantener la esperanza en una situación tan extrema. Como resultado, consigue emocionar en algunos tramos, como, en el ascenso de Álex, el primero en salir. Entre los actores destaca Rodrigo Santoro, convincente ministro, Juliette Binoche, sufrida hermana de uno de los atrapados, el gran Gabriel Byrne, ingeniero a cargo del rescate, Mario Casas, joven atrapado a punto de ser padre, y curiosamente Antonio Banderas, como Mario, líder carismático de los mineros, pues por una vez el malagueño se mete en un film decente en los últimos años. La película está dedicada a la memoria del compositor James Horner, que en uno de sus últimos trabajos se luce con una partitura dinámica de aires latinos.

6/10
Vampire Academy

2014 | Vampire Academy

Adaptación del primer volumen de la saga de seis libros de Richelle Mead, destinada al público adolescente. Dirige Mark Waters, que cuenta con experiencia en este terreno, pues ya llevó al cine la novela juvenil Las crónicas de Spiderwick. Vampire Academy tiene como protagonista a Rose Hathaway, una 'dhampir' (mitad vampiro y humana) que ha consagrado su vida a defender a su mejor amiga, la inocente princesa Lissa Dragomir, que pertenece a la especie de los 'moroi' (vampiros no violentos), y está amenazada por los letales 'strigoi'. Ambas jóvenes han huido de la institución educativa en la que están internadas, pero el guardaespaldas Dimitri Belikov consigue capturarlas y enviarlas de vuelta. Resulta evidente que Vampire Academy trata de recuperar elementos de otras franquicias de éxito, hasta el punto de que la trama parece una mezcla entre Crepúsculo y Harry Potter, por la presencia de vampiros, rígidos internados, poderes mágicos, amores juveniles. Por desgracia, el guión del hermano mayor del realizador, Daniel Waters (Batman vuelve) parece no tomarse demasiado en serio la poco estimulante mitología propuesta en la saga, y sus diálogos nunca resultan naturales. Se entiende que el film se haya estrellado estrepitosamente en Estados Unidos pese a que tiene detrás a los astutos hermanos Weinstein. En el amplio reparto de Vampire Academy se salvan la joven protagonista, Zoey Deutch (Hermosas criaturas) y el veterano Gabriel Byrne, tan expresivo como es habitual en el rol de una especie de príncipe vampiro que ha contraído una gravez enfermedad. Por contra resultan claramente sobreactuadas en esta ocasión Olga Kurylenko –la directora de la academia– y Joely Richardson –Tatiana, reina de los vampiros–.

4/10
Vikingos

2013 | Vikings | Serie TV

La cadena especializada en documentales History Channel obtuvo un enorme éxito con la miniserie Hatfields & McCoys, dramatización del enfrentamiento entre familias más conocido de la historia estadounidense. Ahora, el canal se arriesga con Vikingos, su primera serie dramática abierta, que puede tener diversas temporadas, si bien se han comenzado rodando 9 episodios para comprobar la reacción del público. La acción de Vikingos transcurre en el siglo VIII. Ragnar, carismático granjero que vive con su esposa y sus dos hijos, sueña con aventurarse por el océano en dirección hacia el oeste. Pero el conde Haraldson, líder local, no quiere arriesgarse, y decide que las expediciones de barcos vayan únicamente a los destinos habituales. Así las cosas, Ragnar organizará por su cuenta una expedición a bordo de un novedoso barco diseñado por su amigo Floki. Entre los hombres que van con ellos está Rolo, en teoría gran amigo de Ragnar, pero que se ha fijado en la esposa de éste. Vikingos cuenta con correctos guiones de su creador, Michael Hirst, responsable de Los Tudor, y del libreto de filmes históricos como Elizabeth. Se arriesga al mostrar a los protagonistas con rigor, como unos violentos saqueadores, capaces de asesinar a monjes desarmados de un convento, o de quemar libros por pura ignorancia. Aún así, Hirst logra que el publico sintonice con el protagonista, Ragnar Lothbrok, figura semilegendaria sobre la que apenas se conservan datos biográficos, al que describe con mayor humanidad que sus compañeros. Realiza un correcto trabajo en este rol protagonista el australiano Travis Fimmel, que ya fue el protagonista de Tarzán, la serie televisiva de 2003. Le acompaña un ajustado reparto en el que destacan el veterano Gabriel Byrne, como el despótico conde Earl Haraldson, y Gustaf Skarsgård (hijo de Stellan Skarsgård y hermano de Alexander Skarsgård) como el visionario medio loco Floki.

6/10
El tiempo de los amantes

2013 | Le temps de l'aventure

En el viaje en tren de Calais a París, Alix, actriz de teatro de 43 años, coincide en el vagón con un hombre maduro por el que se siente inmediatamente atraída. El sentimiento es mutuo, porque las miradas se cruzan entre ellos varias veces. Llegados a su destino, Alix, tras acudir a una prueba de casting para un papel, cederá al impulso de volver a verse con el desconocido. Le encontrará en un funeral en la Iglesia de Santa Clotilde, al cual sabe que él ha asistido. Jérôme Bonnell escribe y dirige una película leve pero interesante, atípica en su planteamiento, aunque responda al clásico “flechazo” de toda la vida. En otras manos podría haber resultado episódica y anodina, pero no ocurre eso aquí, a pesar de que retrata una historia que acontece en unas pocas horas y se asienta en una situación inesperada, casual, para los propios personajes. Logra Bonnell transmitir autenticidad en cuanto a las vicisitudes por las que atraviesa la protagonista, pues a nadie escapa que Alix pasa por un momento delicado y que ese día puede determinar toda su vida. Poco a poco la conocemos, la entendemos, y Emmanuelle Devos (El hijo del otro) sabe aportar intensidad y cotidianidad a un tiempo y demuestra ser una magnífica actriz. Bonnell maneja bien la situación entre los desconocidos, miradas, levísimos gestos de complicidad, y sabe mostrar la química existente más allá de los encuentros sexuales. También acierta al huir de diálogos que resultarían impostados, aportando muchos silencios, con una banda sonora suave pero densa y muy presente, humus perfecto para narrar su historia. Por su parte, el actor de la mirada triste, de los oscuros ojos hundidos, Gabriel Byrne (Muerte entre las flores), se convierte en un perfecto partenaire de Devos, aunque su papel sea menos esencial.

6/10
Londres: Distrito criminal

2013 | All Things to All Men

Londres. Riley es un experto ladrón. Será contratado para llevar a cabo o un golpe perfecto. Pero entonces se verá atrapado entre dos fuerzas contrarias: la policía y una banda mafiosa. Discreto aunque correcto thriller criminal, cuyo guión es sin embargo un tanto soso y no acaba de atrapar. Lo mejor para el debutante George Isaac es sin duda el espléndido reparto de rostros de prestigio.

4/10
I, Anna

2012 | I, Anna

El capital

2012 | Le capital

Un cineasta con las señas de identidad del griego afincado en Francia Costa-Gavras estaba obligado a tratar una crisis económica donde su país de origen ha dado tanto que hablar. Lo hace en El capital, con una historia escrita por él en colaboración con Jean-Claude Grumberg y Karim Boukercha, partiendo de la novela de Stéphane Osmont, y demuestra el dominio narrativo del veterano curtido ya en mil batallas cinematográficas, no en balde rueda el film a punto de cumplir los 80 años. Costa-Gavras asegura que “nos hemos convertido en rehenes de los mercados y de la coyuntura”. Y por ello sigue en El capital la trayectoria de Marc Tourneuil, un tipo al que precisamente las circunstancias -un cancer de próstata del presidente- le colocan en la cúspide del Banco Phenix. Aunque se supone que se encontrará en tal posición muy poco tiempo, el ambicioso Marc nadará entre tiburones -los miembros franceses del consejo de administración, los agresivos accionistas americanos de Miami...- para así agarrarse a su poltrona, y ello con el propósito de lograr lo único que parece valer la pena en este mundo: dinero, dinero, dinero. El sólido director logra atrapar con su mirada cínica el vértigo del poder, habla de juego sucio y puñaladas traperas. No falta en El capital algún personaje que denuncia tales excesos -el episódico personaje del tío de Marc-, o la ejecutiva experta en el mercado asiático que advierte de los peligros de cierta operación de adquisición de un banco en Japón; pero serían como “enanos” en medio de una dinámica imposible de alterar, porque en gran medida se han dejado fuera los referentes éticos o morales. El modo compulsivo en que el casado Marc se mueve, atraido por una despampanante top model, puede rozar lo grotesco, pero habla al fin de eso que llega a decir su personaje, “son como niños”; y él no quiere dejar de probar esa “golosina”; y ello aunque sepa que su esposa es mil veces más valiosa, pero al final es sólo una pieza de su partida de ajedrez, aunque se trate de la dama. Puede sorprender ver como protagonista en El capital a un actor cómico, Gad Elmaleh, conocido por títulos como El juego de los idiotas, pero resulta perfecto en el papel protagonista, y como él mismo recuerda, Costa-Gavras fue justo el que recurrió al comediante Jack Lemmon para una de sus mejores películas, la dramática denuncia política Desaparecido.

6/10
Leningrado

2009 | Leningrad

1941. Kate Davies es una periodista inglesa que durante el terrible cerco de Leningrado en la Segunda Guerra Mundial, queda atrapada en la ciudad. Sus compatriotas la creen muerte y ella tendrá que sobrevivir en ese infierno. Contará con la ayuda de Nina, una joven idealista. El ruso Aleksandr Buravskiy escribe y dirige esta historia bélica, de coraje y supervivencia, para la que ha contado con un reparto bastante notable, encabezado por Mira Sorvino (Poderosa Afrodita) y con otros rostros de la talla de Armin Mueller-Stahl o Gabriel Byrne. Anteriormente el propio director ya había contado la historia con varios de los actores, pero en formato de serie televisiva. El resultado es entretenido.

5/10
En terapia

2008 | In Treatment | Serie TV

Original, brillante y exitosa serie, producida por Fox y creada por Rodrigo García (Cosas que diría con sólo mirarla), que narra la vida cotidiana en la consulta de un psiquiatra. Éste es Paul, un tipo astuto que sabe hacer muy bien su trabajo y es considerado un experto en su oficio. Cada día de la semana recibe a sus pacientes y atiende sus problemas: la joven y atractiva Laura, el militar Alex, la gimnasta Sophie y el matrimonio formado por Jake y Amy. Curiosamente también el psiquiatra visita a una colega mayor para seguir su propia terapia. La novedad de la serie es que cada día de la semana, el espectador es testigo de la terapia que imparte ese día al doctor, de modo que vamos siguiendo una a una las sesiones y las diferentes evoluciones de los pacientes. Mucho tiene que ver con la calidad de esta serie dramática la presencia del protagonista, encarnado a la perfección por ese fabuloso actor llamado Gabriel Byrne (Sospechosos habituales). Entre el reparto que va apareciendo también hay varios nombres conocidos, como los de Dianne Wiest (Balas sobre Broadway), Embeth Davidtz (Junebug) o Melissa George (Alias), entre muchos otros.

7/10
Aritmética emocional

2007 | Emotional Arithmetic

El holocausto y sus consecuencias han dado pie casi a todo un subgénero cinematográfico. A él pertenece esta película canadiense de Paolo Barzman, un director bregado sobre todo en televisión, en series como Cazatesoros y La zona muerta. Aquí adapta una novela de Matt Cohen, donde Melanie, una mujer judía que vive en una granja en el campo con su marido, profesor universitario jubilado, recibe una noticia inesperada. Jakob, el hombre que la salvó a ella y a Christopher en 1945, cuando ambos eran niños, en el campo de paso de Darcy, en Francia, está vivo. No acabó en Auschwitz, pero sí en el gulag soviético. Conmovida, Melanie acoge en su casa al ahora anciano Jakob, a quien acompaña, por sorpresa, Christopher. Estamos ante una de esas historias de tipos traumatizados, que se sostiene gracias a un reparto excepcional (Susan Sarandon, Christopher Plummer, Gabriel Byrne, Max von Sydow), que ayuda a hacer creíble lo que resulta bastante inverosímil. No hay mucha habilidad en la introducción de breves flash-backs en blanco y negro de la época del campo; tampoco se entiende esa especie de historia de amor frustrado entre Melanie y Christopher, y los elementos de locura –se quiere presentar cómo el dolor ha afectado a los personajes– tienen un punto disparatado que no está bien hilado en la trama. Suenan pretenciosas las palabras, repetidas en dos ocasiones –“Si me preguntas si creo en Dios, debo preguntarte ‘¿Cree Dios en mí?’”–, y a las que dan ganas de apostillar, “¿debería?”. Quizá lo más sugerente es el momento en que se descorre levemente el velo de cinismo del marido, para señalar el sufrimiento de las personas que parecen no tener derecho a sufrir, al compararse con las que han sufrido horrores del calibre del holocausto y el gulag.

4/10
Jugando sucio

2006 | Played

Entretenido thriller cuyo planteamiento no deja de tener su atractivo por muchas veces que lo hayamos ya visto. Ray Burns es un mercenario duro e inteligente que acaba de salir de la cárcel. La cuestión es que a ese desagradable lugar llegó como consecuencia de un crimen que no había cometido. Ahora, ya en libertad, sólo piensa en encontrar a los responsables, le cueste lo que cueste. La búsqueda le llevará a las mafias de ladrones de los bajos fondos londinenses. Dirige el film Sean Stanek y sin duda lo más destacable es el magnífico plantel de actores, con los eficaces Val Kilmer, Gabriel Byrne y An­thony LaPaglia.

3/10
Jindabyne

2006 | Jindabyne

Adaptación de un relato del estadounidense Raymond Carver, ya abordado por Robert Altman en Vidas cruzadas, donde encadenaba varias historias del autor. El australiano Ray Lawrence, que sorprendió con Lantana, donde la intriga era mera excusa para bucear en el alma de variopintos personajes, vuelve a hacer lo mismo en este film, cambiando el entorno de la América profunda del relato original por el de Australia, lo que le sirve para incorporar un tema más, el del racismo y falta de integración de los aborígenes. Al tiempo, queda de manifiesto el alcance universal de lo imaginado por Carver. El cineasta, con firmes trazos impresionistas, cuenta el hallazgo del cadáver de una joven aborigen por unos excursionistas, que deciden seguir con sus planes de pesca como si no pasara nada, y comunicar su descubrimiento al regresar. Esta falta de sensibilidad, que les lleva a la restricción mental de no pensar que puede haber una familia muy, muy inquieta, por la tardanza en regresar de un ser querido, y que les lleva a atar el cuerpo a un árbol para que no se lo lleve la corriente del río, como si de un saco de patatas se tratara, tendrá su contrapartida a la vuelta. Pues su actitud despierta las razonables iras de los familiares de la difunta, que fue asesinada, y de la inestable esposa de uno de los pescadores, que no entiende tan fría actitud. El film cuenta con una increíble atmósfera (por ejemplo, en las breves apariciones del asesino, o en los encuentros entre australianos anglosajones y aborígenes) y los grandes trabajos de Gabriel Byrne y Laura Linney, marido y mujer en el film. Y ofrece una notable reflexión acerca de la dificultad que conlleva el poner buena cara ante los afanes cotidianos de la vida corriente, sobre todo cuando se presentan los sinsabores. Ello lo encarna a la perfección el personaje de Byrne, distanciado de su esposa, y que parece revivir en esa excursión “extraordinaria”, que le permite alejarse de aquello que para él es motivo de frustración y cansancio mental. El hecho de que los peces piquen casi como por arte de magia, acentúa ese anhelo inefable de felicidad, que no se sabe cómo colmar.

8/10
Wah-Wah

2005 | Wah-Wah

1959. Ralph Compton narra las vicisitudes familiares en la zona del este del sur de África, lo que luego sería Swazilandia, justo en una época convulsa en donde las tropas británicas están a punto de abandonar el lugar. La historia responde de algún modo a la autobiografía del director Richard E. Grant, actor en películas como La edad de la inocencia o El pequeño vampiro, que aquí debuta en los apartados de guión y dirección, narrando sus recuerdos de infancia. La película, agradable de ver, cuenta con un sólido reparto y con una excelente banda sonora del compositor Patrick Doyle.

6/10
Asalto al distrito 13

2005 | Assault On Precinct 13

31 de diciembre, fun, fun, fun. Marion Bishop, peligroso mafioso que ha asesinado a un policía, es trasladado en un furgón policial con otros delincuentes de poca monta: el yonqui Beck, la pandillera Anna, y el timador Smiley. Pero se ha desatado una tormenta de nieve que impide circular por la carretera, de modo que recalan en la comisaría del distrito 13 de Detroit, a punto de cerrar porque se ha quedado anticuada. Sólo queda allí un puñado de policías al mando del sargento Jake Roenit, oficial traumatizado por una operación fallida. De repente, dos enmascarados atacan a los guardias del autobús. Es el comienzo del ataque de un grupo de tipos que no son lo que parece. Frente a tanta versión estadounidense de los grandes éxitos del cine de terror japonés, en esta ocasión es un cineasta francés, Jean-François Richet (eso sí, coproducido por EE.UU.) el que moderniza un título de culto del cine yanqui de los 70, Asalto a la comisaría del distrito 13, de John Carpenter. Y aunque las comparaciones son odiosas, lo cierto es que Richet compone una vistosa cinta de acción, que sólo se parece al original en el punto de partida y en el nombre de algunos personajes, y que agradará hasta a los incondicionales de Carpenter. Aunque tienen al estereotipo, los espléndidos actores entregan unas composiciones creíbles. Y aunque la historia tiene poco fondo, más allá de la crítica a la corrupción policial, el acabado técnico es modélico, el ritmo trepidante, y la fotografía tenebrista ayuda a crear una atmósfera claustrofóbica.

6/10
El puente de San Luis Rey

2004 | The Bridge Of San Luis Rey

Adaptación de la célebre novela de Thornton Wilder, escrita en 1927. En el Perú del siglo XVII, el puente del título se rompe y cinco personas que se encontraban en él caen al abismo. Detrás del argumento se plantea la pregunta de si fue el azar, la providencia o la actuación de las personas quien provocó el desastre. La película indaga acerca de por qué esas personas concretas se encontraban en el puente, a través de la crónica de sus vidas. Sobresale la ambientación y el magnífico reparto internacional, con mención especial para la española Pilar López de Ayala.

4/10
La feria de las vanidades

2004 | Vanity Fair

La huérfana Rebecca Sharp, hija de un pobre artista y una cantante francesa, que ha sido educada en una academia para señoritas, se ha propuesto ascender en la escala social a cualquier precio. Su primer paso es un puesto de gobernanta en la casa de un excéntrico noble, donde con astucia adquiere ascendencia sobre las hijas de la familia, el joven heredero Rawdon y una tía rica. Cuando se le presenta la oportunidad de abandonar el campo e instalarse en Londres, donde podrá dar rienda suelta a su encanto en sociedad, no lo duda. Sin embargo, toda su ingenio y atractivo no parece suficiente para que Becky logre su propósito… La Becky Sharp de La feria de las vanidades es la más poderosa creación del escritor decimonónico William Makepeace Thackeray, un personaje femenino parecido a los que harían célebre años más tarde a la norteamericana Edith Wharton, como la Undine Spragg de "Las costumbres del país". En su novela, el escritor inglés acertó al retratar, con mirada crítica, una sociedad anquilosada donde la cuna y el dinero de las personas definían una posición social inamovible. La india Mira Nair (La boda del monzón) adapta la obra con estilo y demuestra su buen hacer como directora de actrices, con una especial tendencia a la ambientación exótica, preciosista y cuidada hasta el detalle. Y aunque es cierto que el extenso guión quizá no refleje con la maestría del original los intereses de los protagonistas, cuyas actitudes pueden resultar algo ambiguas, la labor del reparto es notable. La rubia Reese Witherspoon (¡qué gran actriz!) dota a la ambiciosa protagonista de un encanto poco común, y entre los secundarios destacan Romola Garai y Rhys Ifans (el despiporrante Spike de Notting Hill), quienes componen una entrañable pareja, anómala en una época de ambiciones, secretos y apariencias.

6/10
Shade, juego de asesinos

2003 | Shade

Stevens, “The Dean”, un jugador de póker famoso entre los jóvenes aspirantes a “buscavidas” de la ciudad, se gana la vida participando en partidas ilegales de los bajos fondos de Los Ángeles. Con ayuda de dos cómplices tramará un plan para “desplumar” a un poderoso mafioso, al que retarán a una partida que intentarán amañar. Pero antes necesitan conseguir dinero para apostar con él. Stallone intenta recuperar el público perdido con este thriller sobre perdedores, para el que se ha rodeado de un reparto de auténtico lujo. Supone el debut de Damian Nieman como director y guionista.

4/10
Spider

2002 | Spider

Con su habitual elegancia siniestra, el canadiense David Cronenberg nos propone un desasosegante viaje al interior de la mente de un esquizofrénico. Dennis Cleg, conocido como Spider por su extraña afición a tejer telas con hilos, como si de una araña se tratase, está a punto de ser dado de alta, tras pasar años en una institución psiquiátrica. Pero antes tiene que recluirse una temporada en un hospicio. Allí es ignorado por la gobernanta, lo que provoca que no se tome la medicación que le impedía recordar los trágicos sucesos de su infancia que le empujaron a la locura. Cuando era un muchacho de mente frágil, su madre fue asesinada por su padre, que la reemplazó por una prostituta. No se trata de una película convencional, su atmósfera es oscura y propia del cine de terror, y obviamente resulta imposible identificarse con el protagonista, pero tampoco con ningún otro personaje. Sin embargo, el espectador quedará atrapado por su original narrativa, que poco a poco le va alertando para que se pregunte: ¿es cierto lo que estoy viendo o producto de la mente enfermiza del protagonista? Interpretar a tan singular personaje suponía todo un reto, del que sale airoso el siempre impresionante Ralph Fiennes.

5/10
Ghost Ship. Barco fantasma

2002 | Ghost Ship

La tripulación de un barco especializado en remolcar buques, acude en busca de un lujoso transatlántico abandonado, que ha sido visto a la deriva, y que según las leyes internacionales pertenecerá a quien lo encuentre. Descubren que los tripulantes originales han muerto violentamente, y que varias presencias fantasmales rondan por el lugar. Cinta ambientada en un barco tipo “Titanic”, del director de 13 fantasmas, que como aquella ha sido producida por Dark Castle, una compañía especializada en terror, creada por Robert Zemeckis y Joel Silver. El punto fuerte lo constituye la atmósfera fantasmal y los efectos especiales; en este apartado se nota que Beck fue, antes de director, responsable de efectos visuales en títulos como Indiana Jones y la última cruzada.

4/10
Los últimos días de Emmett Young

2002 | Emmett's Mark

Un poli acaba de saber que le quedan pocos días de vida. De modo que, para no sufrir una agonía, contrata un asesino que debe matarle cuando menos se lo espere. Entretanto se dedicar a resolver un caso. Original thriller, cuya trama da un vuelco cuando el protagonista descubre que, en el caso que investiga, la víctima en potencia es… ¡él! El semidesconocido Scott Wolf (Tormenta blanca) da a su detectivesco personaje un adecuado aire de inocencia.

4/10
Canone inverso - Making Love

2000 | Canone inverso - Making Love

El fin de los días

1999 | End of Days

Jericho Cane es un antiguo policía, amargado desde que su mujer e hija murieron a manos de unos delincuentes. Su encuentro con un mendigo chiflado le hace caer en la cuenta de que el fin del mundo puede estar cerca, si no impide que una mujer conciba al Anticristo. A mamporros con el diablo. Así cabe definir el regreso de Arnold Schwarzenegger al cine de acción. El guión trata de atinar con la fórmula capaz de combinar la pura acción, con elementos de thriller al estilo Seven o elementos diabólicos que remiten a El exorcista. Quizá la mejor secuencia sea aquella en que el diablo (Gabriel Byrne) tienta a Jericho, escalofriante sin necesidad de acudir al efectismo de turno. Aunque el film presenta algunos elementos casi cómicos –un grupo de cardenales en torno a un Papa en silla de ruedas en lo que parece, casi, una reunión de la 'Cosa nostra'; los sótanos de una parroquia ocupados por un montón de curas trabajando en sus ordenadores para impedir el nacimiento del Anticristo; los pintorescos miembros de la secta de "los caballeros Vaticanos"; el diablo acostándose con toda mujer que se pone a tiro…–, su director, el competente Peter Hyams (Capricornio Uno, Atmósfera cero, Timecop), procura darle la mejor consistencia posible. De modo que el entretenimiento está más que asegurado.

4/10
Stigmata

1999 | Stigmata

Una joven que no cree en Dios tiene en el cuerpo los estigmas de la Pasión de Cristo. La causa es un rosario que estuvo cerca de una estatua que lloraba lágrimas de sangre. Un sacerdote investiga el caso y empieza a descubrir la terrible presencia del demonio, a pesar de las trabas que la burocracia vaticana pone a sus indagaciones. Como la chica es bastante atractiva, el cura termina rendido a sus encantos. Película que podríamos denominar de “fantasía religiosa”. El director, el poco conocido Rupert Wainwright, se apoya en una trama inventada, que especula sobre la existencia de un misterioso evangelio perdido, que pondría en peligro la continuidad de la Iglesia, la institución, dicho sea de paso, más antigua del mundo. En el reparto destacan Patricia Arquette como la chica estigmatizada y Gabriel Byrne como sacerdote investigador.

5/10
El hombre de la máscara de hierro

1998 | The Man in the Iron Mask

En 1698 un misterioso prisionero ingresó en la prisión parisina de La Bastilla, oculto su rostro tras una máscara. Falleció en 1703. Hasta aquí, la historia. Más allá, la leyenda. Leyenda que imaginó a un malvado Luis XIV que mantenía a su hermano gemelo encarcelado. Así evitaba que le disputara el trono. El relato de Randall Wallace (guionista oscarizado por Braveheart, que debuta en la dirección) combina elementos de Alejandro Dumas con otros novedosos. Presenta a Luis XIV caprichoso, cruel y mujeriego, reverso de Philippe, su hermano gemelo, que conserva una inocencia no estropeada por los años de reclusión. Leonardo DiCaprio hace el doble papel con increíble soltura. No le ha hecho mella la posible esquizofrenia de encarnar a la vez a un héroe y a un villano. Los cuatro mosqueteros que sirven al rey tienen una edad, notan el paso de los años. Estos personajes crepusculares recuerdan a la Robin y Marian, donde Sean Connery encarnaba a un Robin Hood con canas. Tienen sus manías, achaques y secretos. Como dice Wallace, “no están en su mejor momento. Les embarga el desencanto y el cinismo, y les agobian sus problemas personales. Pero sienten el impulso de volver a la pasión por el honor”. En la tradición de las aventuras de capa y espada, abunda la acción. Magnífica la carga final de los mosqueteros en defensa de su verdadero rey, y la emocionante escena del baile. E imponente el marco de los auténticos castillos franceses de Fontainebleau, Vaux-Le Vicomte y Manoir du Logis.

6/10
Enemigo público

1998 | Enemy of the State

Un congresista es asesinado. En el crimen está implicado un alto funcionario de la Casa Blanca. Una cámara ha grabado los hechos y la información va a parar, casualmente, a manos del abogado negro Robert C. Dean. A partir de ese momento su vida se convierte en un infierno: sufre una persecución implacable con los medios de espionaje más sofisticados. El Gran Hermano imaginado por el novelista George Orwell, que vigila todos los movimientos de los ciudadanos, tiene una versión ultratecnológica en este film. Con el espionaje a través de satélites de comunicación y ordenadores, cualquiera diría que la intimidad personal es sólo un bonito recuerdo del pasado. Tony Scott firma un sólido film, que le acerca a la altura de otro de sus trabajos importantes: Marea roja. Logra crear una atmósfera inquietante de perpetuo acoso, y apenas deja respiro al espectador a lo largo del metraje. La arriesgada resolución del film –se podía haber caído en el mayor de los ridículos– demuestra que Scott tiene talento, y que lo usa cuando quiere. Los actores están estupendos: Will Smith hace un buen papel dramático, mostrando que tiene más dotes que las puramente cómicas; a Gene Hackman le basta su fuerte presencia para crear un estupendo espía, que recuerda a su memorable personaje de La conversación, de Francis Ford Coppola.

6/10
Polish Wedding

1998 | Polish Wedding

Una familia polaca en Detroit. El matrimonio, y cuatro hijos. Hala es una jovencita, que empieza a vivir sus primeras aventuras amorosas. Por lo cual se queda embarazada, con el consiguiente escándalo familiar. Aunque no es que el patriarca sea precisamente un dechado de virtudes, pues mantiene una relación extraconyugal. Película tragicómica, lo mejor es el reparto. Curiosamente, la directora tuvo un bebé mientras perfilaba la historia, lo cual, quizá, le sirvió de inspiración.

4/10
Armados de poder

1997 | Weapons Of Mass Distraction

Dos magnates de los medios de comunicación intentan que sus televisiones gocen de los más altos niveles de audiencia y sus periódicos sean los más vendidos. Su ciega ambición les conduce a una loca guerra de medios. Uno de los magnates, Lionel Powers (Gabriel Byrne), intenta comprar un equipo de fútbol profesional que también desea su eterno rival, Julian Messenger (Ben Kingsley). A este no le sienta muy bien la jugada y lo que hasta entonces había sido una sana competitividad profesional se convierte en odio personal. En primer lugar Messenger emprende una campaña de difamación de su oponente, a la que éste responderá con todos los medios a su alcance. Seguirán todo tipo de chantajes e intrigas políticas que acabarán destruyéndolos a los dos. Apasionante sátira de la competitividad actual entre los modernos grupos de comunicación, que se puede extrapolar a la realidad de cualquier país. Dos grandes actores son los protagonistas de esta divertida comedia. Gabriel Byrne es un actor cada vez más en alza, como demuestran títulos como Muerte entre las flores. Ben Kingsley hace mucho tiempo que demostró su solvencia protagonizando títulos como Gandhi y La lista de Schindler. El filme está muy bien dirigido por Stephen Surjik sobre un guión de Larry Gelbart.

4/10
Smila, misterio en la nieve

1997 | Smilla’s Sense of Snow

El arranque es sobrecogedor. A mediados del siglo pasado, un meteorito cae en las heladas tierras de Groenlandia. Un desesperado esquimal trata de esquivar la muerte jaleando a los perros de su trineo, mientras le persigue una incontenible avalancha de agua y nieve. Más tarde, en la época actual, la muerte de un niño esquimal en extrañas circunstancias promete una intriga en la mejor tradición del cine de Alfred Hitchcock. La investigación que realiza Smila, vecina del niño muerto, se narra con lentitud desesperante. Muchos hilos narrativos quedan sueltos, de modo que la verosimilitud de la historia mengua por momentos. Si Julia Ormond es relativamente creíble, no puede decirse lo mismo de los personajes, torpemente dibujados, de Gabriel Byrne y Richard Harris. En cambio Vanessa Redgrave, en brevísima aparición, brilla con luz propia. Se echa de menos al prometedor Bille August de Pelle el conquistador y Las mejores intenciones. Parece que el director danés tiene mejores aptitudes para las historias de corte bergmaniano que para el genuino suspense.

3/10
El final de la violencia

1997 | The End of Violence

Un productor de cine que debe su fortuna a las películas violentas, vive en una espectacular finca a las afueras de Los Angeles. De pronto, de modo misterioso, su vida se ve amenazada por dos misteriosos desconocidos. Él huye, receloso de su mujer, que cree que le oculta algo. Los dos desconocidos mueren asesinados, pero el crimen ha quedado registrado en vídeo: un sorprendente laboratorio experimental, situado en una colina, viola la intimidad de las personas grabando en cinta todo tipo de sucesos. La excusa es un genérico "por el bien de toda la sociedad". El alemán Wim Wenders demuestra que es perfectamente posible unir el género del thriller (la emoción persiste a lo largo de toda la película) con la invitación a reflexionar. El film parte de la violencia que fabrica un productor cinematográfico (lo encarna un entonado Bill Pullman) para llegar hasta una violencia real, que afecta al protagonista. Recuerda el planteamiento al interesante título de Lawrence Kasdan, Grand Canyon, el alma de la ciudad. El director no escamotea los horribles efectos que engendra la violencia, y explica sin malabarismos cómo está motivada por el egoísmo, el desprecio del individuo, la crueldad. Y dibuja con acierto el interesante personaje de la esposa del protagonista (encantadora Andie MacDowell), que desde una posición frívola se asoma al abismo del mal.

7/10
Frankie y las estrellas

1996 | Frankie Starlight

Frankie, un enano, logra la publicación de su biografía, que se convierte en un best-seller. Una serie de flash-backs entrelazan lo narrado en el libro con su historia actual. Este film irlandés es una curiosa mezcolanza de realismo –las dificultades de Frankie por su condición física, sobre todo a la hora de salir con chicas– con momentos mágicos –la afición del protagonista por las estrellas, la curiosa personalidad de Bernardette, su madre–, que funciona sólo parcialmente. Noel Pearson, productor de Mi pie izquierdo, ha querido involucrarse de nuevo en un film de interés humano. La historia que dirige Michael Lindsay-Hogg, a partir de la novela "El enano astrónomo" de Chet Raymo, posee momentos atractivos. Gabriel Byrne compone bien a Jack, el oficial de aduanas, esposo y padre, que tiene un escarceo amoroso con Bernardette, para luego recapacitar y convertirse en figura paternal de ella y su hijo; Corban Walker y Alan Pentony interpretan muy bien a Frankie, adulto y joven; la relación Frankie-Emma cobra atractivos e inesperados derroteros. A cambio hay otros aspectos del film peor resueltos: el personaje de Matt Dillon, algo traído por los pelos, o el de Anne Parillaud, la madre, demasiado extravagante; el shock que sufre Emma, al descubrir el romance de Jack, su padre, poco verosímil…

4/10
Encantado de matarte

1996 | Trigger Happy

Vic es el jefe de una peculiar familia de mafiosos, que se dan la puñalada por la espalda a las primeras de cambio. Después de una temporada en un sanatorio mental, Vic regresa con nuevos bríos para poner orden en la familia. Lo primero que descubre es que su chica, Gracia, a quien dejó al cuidado de Mick, mantiene una apasionado romance con éste. Rita, una mujer de armas tomar, es la hermana de Gracia y la novia de Mick. Por supuesto, no le hace ninguna gracia que su novio Mick le engañe con su hermana Gracia. Para colmo de males, Ben se ha puesto al frente de los negocios de Vic, y no está dispuesto a devolver el mando a su jefe. A la vez, el ambicioso Jake está tramando un plan para eliminar a Vic y a Ben y quedarse así como único jefe de la familia. Vic va a tener que trabajar duro si quiere poner orden en su familia y en sus negocios. Una divertida comedia que parodia el mundo de la mafia. Utiliza un humor bastante ácido, y el cinismo está presente en cada uno de los personajes. Cuenta con una estupenda plantilla de intérpretes. Algunas situaciones contienen unos brillantes diálogos, que seguro mantendrán entretenido al espectador.

4/10
Buffalo Girls

1995 | Buffalo Girls

Calamity Jane es una mujer que se enfrenta a los peligros del Oeste como cualquier hombre. Decide unirse a los integrantes de un circo que realizan una gira por todo el territorio. Entre los miembros de la compañía figuran nombres míticos como Bill Hickok y Buffalo Bill. Sin embargo, su experiencia no resulta del todo satisfactoria, por lo que decide juntarse con la propietaria de un burdel y lanzarse a la aventura para convertirse en personas independientes. Tras el éxito de varias películas del oeste como Sin perdón o Bailando con lobos, los años 90 vieron el resurgir del género, y una nueva tanda que incluyó títulos como Tombstone. La leyenda de Wyatt Earp. En un intento de aprovechar el tirón comercial del cine del oeste, el realizador Rod Hardy lo mezcló con la trama de otro de los grandes éxitos de la época, Thelma y Louise. Así, presenta a sus dos heroínas como unas precursoras del feminismo que intentan sobrevivir en el ambiente violento donde tienen lugar sus peripecias. Así, la película se anunció como ‘el primer western que presenta el oeste americano vivido por las mujeres de su tiempo’. Del ilustre reparto destaca la ambivalente Anjelica Huston, hija del realizador John Huston.

4/10
Dead Man

1995 | Dead Man

Un hombre llamado William Blake (¿guiño al célebre poeta romántico?) llega al Oeste para trabajar en una fábrica. Pero allí el director de la empresa ya ha contratado a alguien en su puesto. Más tarde, diversas aventuras convierten a Blake en un forajido. Dentro de la filmografía independiente del norteamericano Jim Jarmusch, este western se encuentra entre lo más rarito. Rodado en blanco y negro, y plagado de personajes estrafalarios, contiene pasajes tan magnéticos como incomprensibles. Destaca el pequeño papel del veterano Robert Mitchum y los punteos minimalistas de Neil Young.

6/10
La verdadera historia de Hamlet, Príncipe de Dinamarca

1994 | Prince of Jutland

Corre el siglo VI en Dinamarca. Amled es el joven y alegre príncipe del país, que no sospecha el peligro que se cierne sobre su padre. El rey Harvendel y su esposa Geruth están orgullosos de su hijo y de la bonanza de su reino. Pero el malvado Fenge ha elaborado un maquiavélico plan para ascender al trono por métodos sanguinarios. Durante una jornada de cacería, Amled descubre a un grupo de soldados que pretende ejecutar a un criminal. Amled trata de detenerles y en ese momento descubre horrorizado que el hombre al que van a quitar la vida es su padre, el rey. Amled consigue huir y se hace pasar por loco. Corre a poner sobreaviso a su madre pero antes jura solemne venganza contra su tío Fenge y sus seguidores. Se supone que es la historia real, narrada en las crónicas danesas, en la que se inspiró William Shakespeare para escribir su inmortal obra. Está bien dirigida por el prestigioso Gabriel Axel, que ya consiguió el Oscar a la mejor película extranjera por la espléndida El Festín de Babette. La historia mantiene la tensión desde el principio y supone una visión distinta y curiosa de los hechos.

6/10
Mujercitas (1994)

1994 | Little Women

Narra la historia de cuatro hermanas, interpretadas por Winona Ryder, Trini Alvarado, Kirsten Dunst y Claire Danes, que viven felices junto a sus padres. La vida familiar se ve perturbada cuando su padre es llamado a filas, y tiene que incorporarse enseguida para luchar en la Guerra de Secesión. Las cuatro hermanas y su madre, interpretada por Susan Sarandon, deben enfrentarse solas a la vida. Cada una tiene un carácter diferente, pero se llevan de maravilla. Introduciéndonos en su vida, conocemos la sociedad de Estados Unidos a mediados del siglo XIX, las costumbres y la forma en que se desarrollaban las relaciones. Una entrañable película basada en la famosa novela de Louisa May Alcott. Realiza una eficaz recreación de la época a través de estas cuatro jovencitas. Pone de relieve los valores positivos del amor familiar y la honestidad. Cuenta con actrices de primera línea, como la entonces emergente Winona Ryder o la portentosa Susan Sarandon.

6/10
Sospechosos habituales

1994 | The Usual Suspects

¿Quién es Keyser Soze? ¿Se trata de un mito, el diablo como le define uno de los personajes? ¿O bien es alguien real, este supuesto rey del crimen, del que nadie conoce su verdadera identidad? Estos interrogantes surgen una y otra vez durante la investigación del incendio en extrañas circunstancias de un barco, en el que murieron más de una veintena de personas. Verbal Kint (Kevin Spacey), que logró salvar la vida en la tragedia, declara ante la policía. Y conocemos a través de un largo flash-back cómo él y otros delincuentes llegaron a formar una banda por ser… sospechosos habituales, convocados con frecuencia por la policía en ruedas de reconocimiento. El misterioso Keyser Soze les hizo una oferta que no podían rechazar, aunque para la mayoría de ellos iba a tener fatales consecuencias. Formidable y complejo rompecabezas, capaz de romper todos los esquemas del espectador, y en el que todas las piezas acaban encajando. El interrogatorio practicado por Kujan, el policía al que da vida Chazz Palminteri, sirve para mostrar un juego del gato y el ratón, en el que no se sabe quién de los dos, Verbal o Kujan, hace el papel de “gato”. El guionista Christopher McQuarrie urdió una trama sencillamente sorprendente, y el luego director de X-Men, Verano de corrupción y Superman Returns, Bryan Singer (que entonces tenía 29 añitos), se las arregló para hacer una traslación perfecta a la pantalla. El Oscar al guión no sorprendió a nadie: además de que la estructura es perfecta (Tarantino seguiría una línea no muy diferente con Pulp Fiction), los diálogos, con sus réplicas y contrarréplicas, rebosan ingenio. Y la construcción del personaje siempre ausente y presente, Keyser Soze, que parece uno de esos poderosos corruptos que tan bien supo describir Orson Welles, se revela como una idea formidable. El relato de cómo afrontó la violación de su mujer y el secuestro de sus retoños es como para erizar los pelos a cualquiera. El film cuenta con un reparto casi enteramente masculino, muy bien seleccionado: Stephen Baldwin (quizá el menos conocido de los hermanos actores Baldwin), Gabriel Byrne, Benicio Del Toro, Kevin Bacon (brillante en Homicidio en primer grado), Kevin Spacey (que se llevó el primer Oscar de los dos que tiene, e inició una brillantísima carrera), Chazz Palminteri (que ya había brillado como gángster en Una historia del Bronx y Balas sobre Broadway), Pete Postlethwaite… hicieron un magnífico trabajo. Si Byrne ya había llamado la atención en filmes de gangsters como Muerte entre las flores, el film fue la ocasión de que otros rostros empezaran a asomar en la pantalla: Postlewaite brillaría con luz propia sobre todo en En el nombre del padre y Tocando el viento, y Del Toro se llevaría un Oscar años después por su composición de poli mexicano en Traffic.

8/10
Un golpe del destino

1994 | A Simple Twist Of Fate

Abandonado por su mujer, Michael se ha convertido en un ser huraño. Hasta que adopta a una niña cuya madre acaba de morir. El agradable Steve Martin es el actor principal y guionista de esta moderna y amable adaptación de una novela de George Eliot.

4/10
Traición al jurado

1994 | Trial by Jury

Una joven divorciada, madre de un niño de siete años, es convocada para formar parte de un jurado. Aunque fácilmente podía haber esquivado este cometido, no lo hace por considerarlo un deber cívico. Su confianza en las instituciones se resquebraja cuando es amenazada por los secuaces del mafioso que está siendo juzgado. No sabe a dónde acudir, y ha de acceder a provocar disensiones entre el jurado para que no acuerden el veredicto de culpabilidad. Sino, algo le ocurrirá a su hijo. La película tiene una primera parte, desarrollada en el juzgado, que al menos se sostiene. Pero desde el momento en que la joven recibe en casa la visita del acusado, con propósitos nada honestos, aquello traspasa ampliamente los límites del ridículo. El clímax es pobre y poco creíble. Lo que es de lamentar si se tiene en cuenta el estupendo reparto con que contaba Heywood Gould. El director parece haber querido dar una visión inquietante del mundo de la justicia y del crimen, pero se queda en nada.

4/10
Una mujer peligrosa

1993 | A Dangerous Woman

Martha (Debra Winger) es una joven extraña, algo retrasada, que vive con su tía Frances (Barbara Hershey). En sus vidas comienzan a acumularse acontecimientos. Martha es despedida de la tintorería donde trabaja. Frances participa en la campaña electoral de Steve, un político local del que es amante. Colin, un forastero, se ofrece a reparar el porche de la casa de Frances, destrozado por la engañada esposa de Steve. Stephen Gyllenhaal (El país del agua) consigue dar unidad al guión de su esposa Naomi Foner (Un lugar en ninguna parte). Pero la historia está tan traída por los pelos, el director la conduce con tal exasperante lentitud, es a veces tan descarnada... Resulta curioso que Kathleen Kennedy, productora habitual de Spielberg, se haya involucrado en el proyecto, poco comparable a otros en los que ha participado. Sin duda que lo más atractivo es el personaje central, muy bien interpretado por Debra Winger. A pesar de que Martha es brusca, destacan su sinceridad, su amor a la verdad y a la justicia, su lealtad. Ello puede verse en el suceso que desencadena su despido: no puede dejar de decir a un cliente que su chaqueta no ha sido lavada en seco, aunque eso suponga enfrentarse con su jefe. Precisamente esa inocencia algo inconsciente es la que atrae irresistiblemente a Colin. Pero dará lugar también a trágicos sucesos.

4/10
La asesina

1993 | Point of No Return

Remake del film francés Nikita. Y nunca mejor dicho, pues sigue casi al pie de la letra la película de Luc Besson. Maggie es una joven drogadicta, un verdadero gato salvaje, que es dada oficialmente por muerta. Sin embargo, una agencia del gobierno supersecreta, la entrena para convertirla en una fría asesina. Su adiestramiento tendrá efectos imprevisibles, pues junto a la habilidad para la acción afloran los buenos sentimientos. Aunque la idea es buena,y se pretende narrar la redención de la protagonista, preside la historia un tono amoral. No hay lugar para buenos y malos, todos son víctimas del sistema, y cada uno ha de hacer individualmente lo que pueda. La película cuenta con trepidantes escenas de acción, bien resueltas por John Badham (Fiebre del sábado noche, Juegos de guerra). Y permite el lucimiento de la guapa Bridget Fonda, aunque su relación sentimental, demasiado elemental, no está bien desarrollada.

4/10
Escapada al sur

1992 | Into the West

Un abuelo cuenta una historia a sus nietos irlandeses Tito y Ossie, la leyenda de 'Tirnanog', un precioso caballo blanco. Los niños vivirán con su propio caballo una fantástica aventura mientras sus padres arreglan la relación con el abuelo. Drama familiar con tintes de aventura protagonizado por Gabriel Byrne (Sospechosos habituales), Ellen Barkin (Ella nunca se niega) y David Kelly (Charlie y la fábrica de chocolate). Destaca la bella fotografía de los paisajes irlandeses a cargo de Newton Thomas Sigel (Tres reyes, X-Men).

6/10
Cool World. Una rubia entre dos mundos

1992 | Cool World

Jack Deebs (Gabriel Byrne) es un dibujante que, por una serie de circunstancias, da con sus huesos en la cárcel. La única forma que encuentra para evadirse del tedio de la prisión, es dibujando un mundo de dibujos al que llama "Cool World". Sus dibujos los protagoniza una voluptuosa rubia llamada "Holli Would", interpretada por Kim Basinger. Pero Jack se mete tanto en el mundo de sus personajes, que acaba siendo absorbido por "Holli Would". La chica quiere seducirle, pensando que así podrá convertirse en una persona real, y dejar de ser un dibujo animado. Pero un detective humano que vive en "Cool World", interpretado por Brad Pitt, se encarga de avisar a Jack de que está prohibido tener relaciones sentimentales con los dibujos. Las cosas se complican cuando "Holli Would" toma por fin forma humana y se pasea por Las Vegas. Una mezcla entre la comedia y el thriller policiaco, que combina las interpretaciones reales con los dibujos animados. Aunque la trama es algo tonta, y algunas situaciones no tienen mucho sentido, resulta entretenida y curiosa.

5/10
Muerte entre las flores

1990 | Miller's Crossing

Años de la prohibición. Dos bandas, una liderada por un irlandés, la otra por un italiano, pelean por dominar una ciudad innombrada. En medio de la refriega está Tom Reagan, que en principio trabaja para Leo, el irlandés. Pero se le ocurre tontear con Verna, la chica de su jefe, lo que tiene las previsibles consecuencias. Para acabar de enrevesar las cosas está Bernie, hermano de Verna, y por lo que parece, un traidor redomado. Probablemente la mejor de las películas firmadas por los hermanos Coen. Toman lo mejor de la novela negra –Dashiell Hammett sobre todo– y del cine gangsteril, y lo tamizan con una puesta en escena barroca y abundantes dosis de humor negro (las escenas del italiano con su hijo son memorables). A la magnífica dirección y recreación de época, y a los violentos tiroteos, se suman las interpretaciones. Destaca Gabriel Byrne como el lacónico Tom, que mide cada uno de sus pasos para lograr sobrevivir.

8/10
Náufragos

1990 | Haakon Haakonsen

Hakon es un joven chaval que se verá inmerso en una intrépida aventura cuando entre a trabajar como grumete en un buque británico. Tras naufragar en las costas de una remota isla del Pacífico tendrá que hacer todo lo posible para salvar a sus compañeros y además evitar la muerte a manos de un grupo de piratas. Simpática película de aventuras basada en una novela de O.V. Falck-Ytter y escrita y dirigida por el danés Nils Gaup, tres años después de su espléndida Pathfinder, el guía del desfiladero. Se trata en este caso de una narración bastante clásica con tono juvenil y familiar, donde las peripecias de los protagonistas son continuas, aunque también pueden resultar emn general algo blandas. El resultado mejora con la interpretación de Gabriel Byrne como el villano de turno, mientras que en el aparato técnico destaca la banda sonora de Patrick Doyle.

6/10
El Courier

1988 | The Courier

Val, un mensajero de Dublín, descubre que está siendo utilizado por un traficante de drogas para repartir mercancía y recaudar dinero. Contra él planea una venganza especial, pues es el principal responsable de la muerte de un amigo drogadicto. Dirigidas por dos jóvenes debutantes irlandeses -que han contado con el apoyo de Neil Jordan en la producción-, esta película muestra la ilusión y el cuidado de una primera obra, que no está lograda. En la narración, algo enrevesada, han optado por un tono fesíta, que la distingue de otros filmes policíacos; el pesimismo y la falta de soluciones sí son, en cambio, puntos en común. Destaca la buena resolución de alguna secuencia, como la de la trampa tendida al traficante. La banda sonora incluye temas de grupos irlandeses atractivos. Entre los intérpretes, algo fríos, destacan Gabriel Byrne y Patrick Bergin.

4/10
Julia y Julia

1987 | Giulia e Giulia

 Julia es una mujer que no se ha recuperado tras la muerte de su marido. Está deprimida y su vida se ha convertido en una continua agonía. Pero entonces ocurre algo extraordinario: ahora Julia vive en dos mundos, un con su marido vivvo y un niño y otro en el que sigue llorando su ausencia. Ella, confundida, tendrá que elegir en cuál quedarse. Melodrama italiano que mezcla realidad y fantasía en el que la protagonista busca la superación de la muerte. 

5/10
Gothic

1986 | Gothic

Alucinada ficción, creada por el director iconoclasta Ken Russell (La guarida del gusano blanco), y que imagina los sucesos que tuvieron lugar en velada que pasaron Percy B. Shelley, Mary Shelley, Claire Clairmont y el Dr. Polidori, en la casa del poeta romántico Lord Byron. La reunión, efectivamente, tuvo lugar en la realidad, y de hecho originó dos novelas hoy consideradas clásicos del terror: "Frankenstein o el moderno Prometeo", de Mary Shelley, y "El vampiro", de Polidori. Russell cuenta con un reparto bastante logrado para ofrecer una película muy gótica, llena de imágenes grotescas, que tiene lugar dentro de una enorme mansión, con cortinajes, pasillos interminables, galerías, candelabros, armaduras, etc. No hay duda de que visualmente, el director se las apaña para impactar, y cuando quiere algo más, entonces no duda en crear imágenes oníricas e inquietantes, nacidas del interior de los sueños de los personajes. El film es como una invocación de los miedos que los personajes tienen en el subconsciente, mostrados con las dosis de morbo, sexo y pesadilla tan propias de Russell.

4/10
Wagner

1983 | Wagner | Serie TV

Biopic del genial músico alemán, con un reparto excepcional. La miniserie describe el activismo político de Wagner (en la revolución de 1848), o su rivalidad profesional con Meyerbeer. La fotografía es del maestro de la luz Vittorio Storaro.

6/10
Hanna K.

1983 | Hanna K.

Las tribulaciones de una abogada en Israel, que lleva una mala racha en medio de un triángulo amoroso, lo que le lleva a tomar la decisión de abortar al bebé que espera, de cuya paternidad no está muy segura. Pero el viaje a París para llevar a cabo su propósito es pospuesto cuando un terrorista palestino, al que defendió en el pasado sin conocer esta faceta, le pide que se encargue de representarle ante los tribunales. Costa-Gavras se sumerge en una historia demasiado complicada de manejar para no herir susceptibilidades, aunque encaja sin duda en el cine político por el que es reconocido.

5/10
Excalibur

1981 | Excalibur

Con Merlín como guía, esta historia nos cuenta cómo Arturo nace de Igrayne, que fue violada por Uther Pendragon, que antes asesinó al marido de ésta, el duque de Cornualles. El mago Merlín conduce a Arturo a los secretos del dragón, que le aconsejará sobre su forma de actuar. Tras el sufrimiento de su duro aprendizaje, Arturo une la tierra bajo su dominio, desde Camelot, en torno a la Tabla redonda. Pero las complicaciones surgen cuando su esposa, Ginebra se enamora de su mejor caballero, Lancelot, y se destruye la unión de Camelot. Se trata de una síntesis de los mitos artúricos basada en la obra de sir Thomas Malory. El rey Arturo fue un caudillo bretón que puso en jaque a los invasores sajones en el siglo V, antes de ser expulsados a Bretaña. En 'La morte d'Arthur', sir Thomas Malory, en el siglo XV, enfatizó la acción de esta gesta, rescatando otros mitos bretones y convirtiéndola en una de las leyendas occidentales más famosas. La película está permanentemente envuelta en un logrado tono onírico, como de mágica somnolencia, que transporta al espectador a la época artúrica. Es una de las más reconocidas películas del inquietante John Boorman. Trevor Jones es el responsable de la música, con fragmentos de Wagner y del Carmina Burana, de Carl Orff.

6/10

Últimos tráilers y vídeos