IMG-LOGO

Biografía

Temuera Morrison

Temuera Morrison

59 años

Temuera Morrison

Nació el 26 de Diciembre de 1960 en Rotorua, North Island, Nueva Zelanda
Filmografía
Dora y la ciudad perdida

2019 | Dora and the Lost City of Gold

Simpática cinta familiar de aventuras, que se inspira en la famosa serie educativa infantil Dora exploradora. Produce Walden Media, especializada en cine con valores, y que respaldó tres películas basadas en Las crónicas de Narnia. Sigue a esta niña, que vive con sus padres arqueólogos en la jungla peruana. Cuando ya es una adolescente, consideran que es oportuno que vaya al instituto a la ciudad, mientras ellos siguen explorando tratando de dar con la mítica ciudad perdida de los incas Parapata. Allí Dora se reencuentra con su primo Diego, pero su naturalidad y franqueza chocan con la rutina y crueldad de unos chavales que van a su bola. De todos modos, por su condición de “outsiders” acaba formando una pandilla improbable con Diego, la estirada empollona Sammy y el friki Randy, sobre todo cuando son secuestrados por los villanos de turno, que quieren localizar a los padres de Dora, ya que creen que han encontrado finalmente Parapata y sus tesoros. Por suerte les rescata Alejandro, al parecer un viejo amigo de sus padres. La cinta viene a ser un cruce de En busca del arca perdida con Los Goonies, pero aderezado con muchos guiños a la serie didáctica donde aparecía Dora, lo que da pie a muchas bromas, con los personajes aportando datos y explicando conceptos, e incluso hablando a cámara. También, sin complejos, se da paso a personajes como el mono Botas y otros animales hechos con ordenador, y hasta hay un pasaje de dibujos animados. En el reparto están algunos de los actores latinos más populares del momento, Isabela Merced, Michael Peña, Eva Longoria y Eugenio Derbez, y en la versión original se usa con frecuencia el español, todo un reconocimiento a la contribución hispana a la cultura estadounidense. Dirige James Bobin, que antes firmó las cintas familiares Los Muppets y Alicia a través del espejo.

6/10
Aquaman

2018 | Aquaman

1985, Maine. Un farero encuentra a una mujer inconsciente arrastrada por las olas. Resultará ser Atlanna, princesa del reino submarino de Atlantis, que ha huido de un matrimonio no deseado. Con los años el amor entre el farero y la princesa les dará un hijo, Arthur. Treinta años después el rey de Atlantis, Orm, pretende reunir bajo su mando a todos los reinos submarinos, proclamarse Amo de los Océanos, y declarar la guerra al mundo terrestre. La princesa Mera, su prometida, solicitará entonces la ayuda de Arthur, el único ser que puede impedirlo. Primer largometraje que adapta las aventuras del personaje de Aquaman, que apareció por primera vez en los cómics de DC en 1941. Creado por Paul Norris y Mort Weisinger, más tarde el personaje protagonizaría sus propias historias en los años 50 y poco después se haría célebre al ser parte de la Liga de la justicia. Que el hábitat del superhéroe sea el acuático ha impedido sin duda durante muchos años un traslado convincente a la pantalla, algo que ahora es ampliamente posible gracias al dominio de los efectos especiales. Aquaman se une así a sus colegas de DC –Batman, Superman, Wonder Woman, El escuadrón suicida– para repartirse la taquilla comiquera con sus rivales de Marvel. Poco a poco las fuerzas se equilibran. El director James Wan, que hasta el momento había sobresalido en el género del terror (Saw, Expediente Warren, Insidious), aparca los sustos para ofrecer esta vez un espectáculo lleno de acción y fantasía, que da poco respiro durante las más de dos horas de metraje. Tras una leve presentación en la superficie, pronto seremos trasladados al fondo del mar en donde las conspiraciones y los enfrentamientos darán comienzo. La trama alternará entonces sin descanso escenarios terrestres –desierto del Sáhara, Sicilia– y acuáticos –Atlantis, Reino de la Fosa–, hasta la apoteósica batalla final en el fondo del océano. Quizá la primera parte del film sea la más floja, en donde se pasa rápidamente de un personaje a otro sin apenas detenernos, generando un prólogo submarino que es un batiburrillo ligero y poco claro. Los diferentes reinos del mar y sus reyes respectivos se muestran con simples brochazos e incluso los piratas de la primera escena no parecen poseer demasiada entidad. Pero el guión de David Leslie Johnson-McGoldrick y Will Beall se recompone correctamente al cabo de los minutos cuando la trama avanza por caminos más tradicionales, que retrotraen a las grandes obras épicas de la mitología: el héroe ha de cubrir varias etapas en la búsqueda del tridente de Atlan, una especie de vellocino de oro para cuya posesión hay que superar una serie de pruebas. Hay además elementos que recuerdan otros seres mitológicos, como la aparición del gigantesco Karathen, una especie de monstruoso Kraken imposible de abatir. Todo el film es un despliegue desmedido de efectos especiales. El estilo de éstos es poco realista, algo que ya podemos apreciar en la sorpresiva e inicial escena guerrera de Nicole Kidman, y que luego se constata especialmente en el ambiente submarino, en donde a ratos parece que estamos ante dibujos animados, tal es el juego de luminiscencias, reflejos de colores y cabriolas que las criaturas ejecutan en el medio líquido. Lamentablemente este aparato visual va en detrimento de la concepción de los personajes, que en general están muy pobremente perfilados. Por ejemplo, se echan de menos más escenas del entrenamiento infantil y juvenil del protagonista, de su crecimiento, de sus conflictos. Pero también ocurre eso con los demás personajes. Además, por si eso fuera poco, la espectacularidad de luces y relámpagos marinos es inversamente proporcional a la tensión y la intriga que provocan. Y también puede resultar agotador el enfrentamiento entre Orm y Aquaman, que recuerda la interminable batalla a puñetazos entre Superman y el general Zod en El hombre de acero. Quizá por eso la mejor secuencia sea la persecución en Sicilia. La banda sonora, potentísima, está muy presente, e incluye algunas versiones de canciones modernillas que dan el pego, aunque entre todas ellas destaca el tema de los créditos "Everything I Need", de Skylar Grey. Entre tanta parafernalia técnica, lógicamente las interpretaciones tienen escaso recorrido, aunque es justo afirmar que Jason Momoa cumple con creces. Es un magnífico Aquaman, una mole de músculo con un punto de humor que en general cae bien, pese a que no es precisamente un actor shakespeareano. Nicole Kidman y Amber Heard, en sus más limitados papeles también hacen un correcto trabajo.

6/10
Ocupación

2018 | Occupation

Un pueblecito perdido en Australia. Mientras se celebra un partido de rugby sufren un ataque aéreo desde el cielo. ¿Serán terroristas? ¿Usan drones? ¡Nooo! Se trata de extraterrestres belicosos con aviesas intenciones. Un grupo variopinto de lugareños, y una familia que estaba de paso, deberán aparcar diferencias y hacer piña para hacer frente a la amenaza. Pura serie B, dirigida y escrita por el desconocido Luke Sparke, donde poco importa que los agresores sean marcianos o zombis, y en que los personajes estereotipados son bastante intercambiables. Se puede ver si uno no exige demasiado, pero todo es rutinario y lo hemos visto mil veces. El mensaje de que una amenaza o peligro puede unir a las personas, es muy real, sin duda.

4/10
Rescate en Osiris

2016 | The Osiris Child

En un mundo de colonización interplanetaria, un ex enfermero convertido en vagabundo tendrá que ayudar a un teniente militar a rescatar a su hija en medio de una gran crisis global.

Blanco humano 2

2016 | Hard Target 2

Wes Baylor es un luchador experto en artes marciales que ha decidido retirarse. Sin embargo, no puede resistirse a acudir a Tailandia para una última pelea por un suculento premio de un millón de dólares. Pero las cosas no serán tan fáciles cuando llega hasta allí. En realidad le han engañado y Wes se convertirá en el blanco humano de una cacería en la selva. Con una botella de agua y una bolsa de rubíes intentará llegar hasta la frontera, aunque para eso tenga que ir aninquilando a los cazadores. De planteamiento similar al Blanco humano protagonizada por Jean-Claude Van Damme en 1993, este film es un vehículo de acción a mansalva destinado a uno de los actores de moda en el cine de artes marciales, Scott Adkins, que ha trabajado en entretenidas peliculas como Ninja o El gringo y que logra cierta empatía con el espectador. Está acompañado por Robert Knepper y Rhona Mitra, que aúpan un poco más el resultado.

4/10
El rey Escorpión 3: Batalla por la redención

2012 | The Scorpion King 3: Battle for Redemption

El rey Escorpión ya no es el que era. Desde que perdió a su querida mujer hechicera su reinado se vino abajo, y sin metas por las que seguir luchando vive como un mercenario, vendiendo su poderosa musculatura al mejor postor. Lo que le viene de perlas al rey Horus, en disputa con su taimado hermano Talus por el poder, y que encima se quiere apoderar del valioso libro de los muertos, que pertenece a Ramusan. El monarca contrata sus servicios, aunque le obliga a tener como compañero al no demasiado delicado Olaf. Tercera entrega de las andanzas del personaje spin-off de la saga de La momia. Se trata de una serie B sin demasiadas pretensiones, puro peplum con guerreros de poderosa musculatura dándose de mamporros o ejercitándose en las artes marciales. Hay un humor escatológico en las conversaciones de colegas entre el antaño rey Escorpión y Olaf, chicas peleonas deudoras de Xena, la princesa guerrera, y una trama básica donde el protagonista debe buscar la redención para así recuperar su dignidad real perdida. En el reparto los rostros más conocidos son los de Ron Perlman y Billy Zane, con personajes menores bastante caricaturescos, sobre todo el segundo. Los “reyes” de la función son sin duda Victor Webster y Bostin Christopher.

4/10
Green Lantern (Linterna Verde)

2011 | Green Lantern

Linterna Verde es uno de los personajes más importantes de la editorial DC, aunque para los no lectores de comics no es tan conocido como Batman y Supermán, los pesos pesados de la compañía. El primer Linterna Verde fue creado por Bill Finger y Martin Nodell en 1940, aunque su encarnación más conocida, el piloto de pruebas Hal Jordan nació en 1959 de la mano de John Broome y Gil Kane. Con tanta cinta de superhéroes que se estrena, era bastante predecible que tarde o temprano llegara a las pantallas la adaptación al cine. Los Linterna Verde son un cuerpo de paz formado por diferentes vigilantes, de planetas y razas distintos, que patrullan cada uno su cuadrante del universo, con ayuda de un anillo de poder que le confiere extraordinarios poderes. Uno de ellos está a punto de morir en el Planeta Tierra tras ser perseguido por el amenazador Parallax, un ser que pone en peligro la paz cósmica. El anillo del Linterna Verde elige un sustituto y vuela hasta él. Éste resulta ser Hal Jordan, un piloto de pruebas que debe encontrar la valentía suficiente para derrotar a Parallax. Aporta muy poco al género, ya que repite todos los tópicos sin darles ninguna vuelta de tuerca: existe un tipo que repentinamente adquiere poderes asombrosos y una gran responsabilidad, se ha enamorado de una mujer a la que debe conquistar, tiene que hacer frente a su némesis... El mercado está tan abarrotado que resulta difícil encontrar elementos originales. Además, juega en contra de esta cinta su abuso de los escenarios virtuales y los efectos digitales por ordenador, pues algunos pasajes parecen de animación, y resulta difícil aceptar la mezcla con personajes humanos. Sin embargo, tiene un buen reparto, ya que Ryan Reynolds le da cierta humanidad a su personaje y resulta tener buen 'feeling' con la joven Blake Lively (Gossip Girl). El film tiene secundarios de altura como Tim Robbins y Mark Strong, desconocido como uno de los Linterna Verde. Aunque no llega a la altura de otros de sus films, Martin Campbell (007 Casino Royale, La máscara del Zorro) dirige con el suficiente pulso. El tema central es el miedo, y la capacidad humana para sobreponerse a él y lograr sus objetivos.

4/10
Spartacus: Dioses de la arena

2011 | Spartacus: Gods of the Arena | Serie TV

El joven Batiatus está a punto de suceder a su padre al mando de su escuela de gladiadores de Capua. Gannicus es el campeón, un hombre ávido de sangre y de mujeres. Pero entrarán en liza otros luchadores, al tiempo que se incrementarán las intrigas de Lucrecia, mujer de Batiatus. Tras la primera temporada de Spartacus: sangre y arena, el actor protagonista, Andy Whitfield, cayó gravemente enfermo de cáncer. Mientras estaba en tratamiento, los productores decidieron filmar una precuela de seis episodios, Spartacus: Dioses de la arena, donde se muestren los comienzos de la casa de Batiatus. En ella se muestra la misma puesta en escena, y la misma explicitud en el tratamiento del sexo y la violencia.

4/10
Todo incluido

2009 | Couples Retreat

Película fallida que pese al gancho inicial acaba naufragando y desperdiciando las posibilidades narrativas que tenía de llegar a buen puerto. La cosa se queda al final en una comedieta, previsible y más o menos amable, que juega con chistes groserillos en torno a las vidas amorosas de cuatro parejas de amigos. De las cuatro parejas, la formada por Dave y Ronnie es claramente la más estable, pues son felices, se quieren de veras y tienen dos hijos. Ellos son claramente el matrimonio fuerte de su cículo de amigos y los más influyentes. Luego están los distanciados Joey y Lucy, con una hija adolescente y una relación muy fría entre ellos; y también el recién separado Shane y su joven novia Trudy. Cierran el grupo Jason y Cynthia, un matrimonio exteriormente perfecto, pero que está a punto de romperse por la falta de hijos. Precisamente es esta última pareja quien propone a sus amigos que vayan todos a pasar unas vacaciones idílicas a unas islas paradisiacas. El lugar es increíble y ofrece miles de posibilidades de diversión, por lo que acabarán aceptando. Sin embargo, al llegar al lugar se ven obligados a seguir a rajatabla un extraño e incómodo programa de terapia matrimonial a cargo de un experto en crisis de pareja. Como está concebida como una comedia muy ligera, tampoco es para tomársela muy en serio. Eso la salva un poco, aunque no del todo. Porque sea como fuere lo que ofrece el director debutante Peter Billingsley es muy superficial, los personajes son esquemáticos y poco originales, y la falta de ideas en el argumento resulta excesiva. Da la sensación de que la cosa podía dar para mucho más, y es muy sintomático que los pocos momentos graciosos sean de referencia puramente sexual (el recibimiento en la playa, el masaje, la clase de yoga). En fin, que es una pena que el apañado reparto no pueda brillar como quisiera. Las simpáticas Malin Akerman (27 vestidos) y Kristin Davis (Sexo en Nueva York), y el competente Vince Vaughn (Separados), son lo más destacable y hacen lo que pueden con gran profesionalidad.

3/10
Persecución extrema 2

2009 | The Marine 2

Debut como actor del luchador de "wrestling" Ted DiBiase Jr. El debutante encarna a un marine que está de vacaciones con su mujer. Asisten a una exclusiva fiesta con tan mala suerte que unos terroristas irrumpen en el lugar y toman varios rehenes entre los que se encuentran la esposa del protagonista. Sobra decir que el marine tendrá que valerse por sí mismo para convertirse en el héroe de la historia. La película no es un calco perfecto de su antecesora -Persecución extrema- pero casi. La primera entrega también estuvo protagonizada por un luchador de "wrestling" -John Cena- y su personaje también tenía que salvar a su mujer que había sido secuestrada.

4/10
River Queen

2006 | River Queen

Nueva Zelanda, 1868. Una guerra de conquista de los británicos. Sarah, la hija de un colono, se ha enamorado de un nativo maorí. Fruto de su relación nacerá un niño, pero el padre fallece de una enfermedad. Dejada atrás por su familia, Sarah se esfuerza en educar a su hijo, pero éste será secuestrado por los maoríes, que le educan como uno de los suyos. Sarah hará lo inenarrable para dar con el paradero de su hijo; incluso poner sus dotes de curandera al servicio del lider maorí rebelde. El neozelandés Vincent Ward (The Navigator. Una odisea en el tiempo, Más allá de los sueños), con una corta filmografía tras de sí, se ha asegurado un puesto entre los cineastas con inquietudes, que no se conforman con contar cualquier cosa. Aquí describe el desgarro de unos personajes –Sarah (Samantha Morton) y su hijo, pero también su amigo irlandés que combate para los ingleses (Kiefer Sutherland), y el maorí explorador (Cliff Curtis)–, que ven su corazón y su lealtad divididos entre dos culturas diversas, que quieren obligarles a tomar partido. Con un aire tranquilo, que recuerda en parte a El nuevo mundo de Terrence Malick, Ward plantea una historia dramática que, aunque algo plomiza, interesa. La cosa está enmarcada en un precioso paraje selvático, por el que discurre el río Wanganui al que alude el título del film. Parece que el rodaje fue problemático, porque la actriz principal enfermó, y por las rarezas de Ward, que no terminó el rodaje, y quien ya en el pasado, con su libreto de Alien 3, desconcertó a sus productores.

5/10
La venganza de los Sith

2005 | Star Wars: Episode III - Revenge of the Sith

En 1977, una siniestra presencia abrumaba a los cinéfilos desde la pantalla, acompañada del fuerte sonido de su respiración, en La guerra de las galaxias. Casi tres décadas después, por fin se desvela cómo alguien tan prometedor como Anakin Skywalker, cuya infancia y adolescencia se han contado en los episodios I y II, se transforma en el malvado Darth Vader. La acción comienza tres años después de las Guerras Clon, cuyo inicio se narró en El ataque de los clones. Resulta que un miembro del senado, el canciller Palpatine, ha sido aparentemente secuestrado por el Conde Dooku y el general Grievous, líderes del ejército de androides separatista que se enfrenta a los caballeros jedi. Pero Obi-Wan y su fiel discípulo Anakin acuden al rescate. Agradecido, Palpatine se hace amigo del joven Anakin, con quien mantiene profundas conversaciones sobre las supuestas ventajas del lado oscuro de la fuerza. Finalmente, Palpatine nombra a Anakin representante del senado galáctico en el Consejo de los Jedi. A éstos, Anakin no les ha contado que su adorada Padme Amidala, por quien haría cualquier cosa, está a punto de dar a luz. El joven jedi ignora que se ha convertido en una pieza fundamental en los planes de Palpatine, que ha puesto en marcha una conjura para acabar con la democracia galáctica. Un puente entre dos mundos, que ata los filmes originales con los nuevos, última pieza del rompecabezas galáctico que aunque no depara ninguna sorpresa, aclara por fin las dudas que han quedado en el aire hasta el momento. Si los dos episodios anteriores, aunque vistosos, decepcionaron a los apasionados de la saga, George Lucas recupera el equilibrio de la fuerza y se reconcilia finalmente con ellos en un episodio que restablece el nivel, ofrece grandes dosis de espectacularidad acompañada de un ritmo trepidante y ata con mayor o menor habilidad todos los cabos sueltos de las películas anteriores. Entre los numerosos hallazgos de esta entrega, destaca el vistoso arranque, con una batalla de naves que deja muy atrás a las de las películas clásicas por la complejidad de los modernos efectos especiales. El enfrentamiento entre Anakin y Grievous es una de las mejores secuencias de acción de la serie. Sin duda, la tensión dramática ha ido "in crescendo", y estamos ante el episodio más oscuro de la nueva trilogía, y el único de toda la serie calificado para mayores de 13 años en Estados Unidos. Como bien saben los seguidores, se trata de una tragedia que narra el triste destino final de Anakin. “Estamos ante la primera película verdaderamente adulta de toda la saga”, ha llegado a decir el productor Rick McCallum, que asegura que “todos los que han tenido la paciencia suficiente para llegar hasta aquí se darán cuenta de que ha valido la pena”. Pocas incorporaciones en el reparto, salvo en el caso de Keisha Castle-Hughes, en su breve interpretación de Apailana, la nueva reina de Naboo. Los ya conocidos, como Natalie Portman, Hayden Christensen, Ewan McGregor o Samuel L. Jackson cumplen, aunque el punto fuerte del film no son las grandes interpretaciones actorales ni los diálogos, sino las vistosas secuencias de acción y efectos especiales. Todos los planos cuentan con algún que otro retoque, y existen personajes creados digitalmente, como el citado general Grievous. De hecho, todo el rodaje con los actores concluyo en 53 días, pero hubo que esperar más de año y medio para que terminara la compleja postproducción, con el añadido de efectos.

7/10
Un lugar maravilloso

2004 | The Beautiful Country

Uno de los hechos menos conocidos en relación con la guerra del Vietnam es que algunos soldados americanos experimentaron sinceros flechazos hacia mujeres vietnamitas, que les llevaron incluso al matrimonio. Este sensible film describe los esfuerzos del joven Bihn, considerado como “menos que polvo” por ser hijo de padre americano, por encontrar a su progenitor, del que no han vuelto a saber nada desde la retirada de EE.UU. de su país años atrás. Hans Petter Moland concibe la trama como la descripción de un largo viaje con mil penalidades, que permitirá al protagonista conocer no sólo a su padre, sino a sí mismo.

5/10
Blueberry

2004 | Blueberry

En el lejano Oeste, Mike Blueberry procura que cicatricen sus heridas afectivas, tras la muerte de su novia. Sheriff en el pueblo de Palomito, encierra en prisión a un excéntrico personaje, que asegura ser un barón alemán, y que a punto está de ser linchado por la gente, cuando descubren en su poder un arma de un paisano que fue misteriosamente asesinado. Prosit logra embaucar a Jimmy McClure, el mejor amigo de Blueberry, para que le deje en libertad, con la promesa de que le guiará hasta un tesoro escondido. Ambiciosa adaptación al cine del célebre cómic francés, inventado por Jean-Michel Charlier (guionista), y Jean Giraud (ilustraciones) en 1964. El despliegue de medios es sencillamente apabullante. Aunque quizá los amantes de la viñeta no acaben de reconocer en la película del holandés Jan Kounen (Dobermann) al amado héroe del viejo oeste. Pues el cineasta utiliza como excusa los libros 'La mina del alemán perdido' y 'El espectro de las balas de oro' para dar vueltas al misticismo, un tema que le ocupa desde hace años, y que aborda en el film desde la óptica de los chamanes indios. Lo que asegura Kounen –“Nunca se me habría ocurrido un film parecido, he tenido que olvidarme de todo y dejarme poseer por él”– da idea de que para él lo más importante es el aspecto extrasensorial, el intentar comunicar lo que considera una experiencia mística. De hecho admite que el cómic le atrajo por la personalidad del dibujante, Giraud, del que le interesan sobre todo los dibujos sidodélicos que firma con el seudónimo de Moebius.

4/10
El ataque de los clones

2002 | Star Wars: Episode II - Attack of the Clones

Anakin Skywalker está ya crecidito. Diez años han pasado desde que corriera la célebre carrera de vainas, período durante el cual ha sido adiestrado en el manejo de la fuerza por su maestro, el caballero jedi Obi-Wan Kenobi. La fuerza es poderosa en el joven Anakin, pero a la vez se nota en él una buena dosis de rebeldía. Esto se hace patente cuando debe perseguir a un misterioso personaje que atenta contra Padmé Amidala, momento en el que arriesga con valor, pero alocadamente, su vida. Para colmo, su reencuentro con Padmé toca su corazoncito. El chico se enamora perdidamente, a pesar de que los caballeros jedi deben permanecer célibes, para servir mejor al lado luminoso de la fuerza. Las amenazas de grupos separatistas están poniendo a la galaxia y su república al borde del colapso. Intrigas en el Senado, donde Padmé defiende la causa de la paz, parecen hacer inevitable la confrontación. Mientras Obi-Wan investiga una oscura trama, que está llevando a la creación de un poderoso ejército de clones, Anakin se convierte en guardaespaldas (y en algo más, el muy pillín) de Amidala. La amenaza fantasma fue uno de los filmes más esperados de los últimos tiempos. No en vano, se trataba de retomar una de las sagas míticas de la historia del cine. Por ello, por las expectativas, aunque el resultado no fue perfecto, a George Lucas se le perdonó la cosa. Pero no podía fallar una segunda vez. El cineasta lo sabía, y por ello se ha esforzado con un film más movidito y complejo, con muchísimos guiños a los incondicionales de La guerra de las galaxias. Donde vemos a Anakin deslizarse poco a poco por las oscuridades de la fuerza, conocemos un poco más del emblemático Boba Fett, y vemos a Jar Jar Binks retirado a un discreto segundo, e incluso tercer plano. Lucas hasta se arriesga con una historia de amor, a la que sólo se puede reprochar el despiste del consejo jedi, incapaces de darse cuenta de que Anakin bebe los vientos por Amidala. Y vemos en acción a los moradores de las arenas, en una escena de destrucción que tendrá su imagen reflejada en el conocido Episodio IV, ahora rebautizado como Una nueva esperanza. Por cierto que la entrada en un bareto también retrotrae a la escena del saloon de la primera película de la saga.

6/10
Límite vertical

2000 | Vertical Limit

Dos hermanos montañeros no han vuelto a hablarse desde la muerte de su padre en una escalada. Peter tomó entonces una decisión trágica: cortar la cuerda que les unía a los tres, para salvar su vida y la de su hermana Annie; el alto precio pagado fue la muerte de su padre . Años después coinciden casualmente en la ascensión del K2. Ella acompaña a un millonario que tiene el caprichito de subir el pico de marras. Como puede imaginarse, algo sale mal, de modo que Peter acude al rescate de la hermanita. Dice el director Martin Campbell: “Olvídate de la montaña, de la nieve... Límite vertical es un drama que podría desarrollarse en un lugar plano, y seguiría siendo un fantástico film sobre el amor, la familia y el valor.” Nosotros añadimos: ya, pero las escenas de montaña y avalanchas, que son para quitar el hipo y descargar adrenalina, no se ven en un drama cualquiera.

5/10
Abierto hasta el amanecer 3

1999 | From Dusk Till Dawn 3: The Hangman Daughter

El temible forajido Johnny Madrid escapa de prisión pocos días antes de ser ejecutado. Con ayuda de Reece, una compinche, secuestra a Esmeralda, la hija de su verdugo, y se refugia con su banda en una posada. Los extraños inquilinos del lugar piensan que Esmeralda es la mujer que según una profecía está destinada a convertirse en una princesa. Esta tercera entrega de la saga iniciada por Robert Rodriguez es una precuela de la cinta original. El film cuenta el origen de los temibles vampiros que aterrorizaban a los protagonistas. Para ello, nos retrotrae al México de 1900, lo que le da pie a mezclar el género de terror con el western, en una cinta repleta de secuencias de acción al estilo de Desperado. Toma el relevo como director P.J. Pesce (Beckett. Sombras del pasado).

2/10
Seis días y siete noches

1998 | Six Days, Seven Nights

Robin dirige una revista femenina. Su ritmo de trabajo, frenético, le impide tomar unas vacaciones. Pero su novio de toda la vida logra convencerla al fin; pasarán una semana en una exótica isla, en lo que desean sea un prólogo de su futura boda. Pero un imprevisto obliga a Robin a hacer un breve viaje, con tan mala suerte que su avioneta se estrella. Queda aislada en una isla desierta con la única compañía del rudo piloto que la conducía. Ivan Reitman (Los cazafantasmas, Peligrosamente juntos) tiene en el punto de mira La reina de África, o, más cercana en el tiempo, Tras el corazón verde. Aislamiento, piratas, guerra de sexos... son temas comunes. Ivan Reitman y sus guionistas se han esforzado en urdir una trama divertida, ágil, en que dos caracteres muy distintos terminan enamorados. El film es amable, y con un punto más de ingenio y sutileza en diálogos y gags sería perfecto. Funcionan mejor las discusiones elegantes, de diálogos atropellados, que el humor perezoso basado en dobles sentidos. Es la esforzada pareja protagonista (estupendos Harrison Ford y Anne Heche) la que sostiene con eficacia toda la película.

5/10
Speed 2

1997 | Speed 2: Cruise Control

Durante un crucero de placer por el Caribe, Annie Porter y su nuevo novio --otro policía-- se ven envueltos en el secuestro del trasatlántico en que viajan. Su viaje al paraíso se convierte en poco tiempo en una tragedia, pues un perturbado genio de la informática se hace con el mando del crucero, poniéndolo a toda velocidad, por lo que se avecina el desastre total. Sin embargo, Annie y el chico intentan escapar para detener el crucero, salvar a los pasajeros y, si es posible, poner a los terroristas en manos de las autoridades. Lo mejor son las angustiosas secuencias de acción y efectos especiales, bien rodadas por el especialista Jan De Bont (que comenzó como director de fotografía en las películas del realizador Paul Verhoeven y que posteriormente dio el salto a la dirección con filmes como Speed, Twister o La guarida). El resto es divertido, y aunque no llega a la calidad de la primera parte, se trata de una digna continuación. Sandra Bullock repite el papel que le consagró como una de las actrices más sobresalientes de los noventa. Junto a ella, Jason Patrick realiza una convincente actuación; pero quien realmente destaca es el todoterreno Willem Dafoe (Platoon, Posibilidad de escape), en un papel de malvado, labor que ya había hecho con audacia en el cine en un par de ocasiones, entre las que destaca Calles de fuego.

2/10
Broken English

1996 | Broken English

Nina (Aleksandra Vujcic) es una joven croata que ha conseguido escapar junto a su familia de la guerra yugoslava. Consigue llegar a Nueva Zelanda y allí planea empezar una nueva vida. Encuentra trabajo como camarera, y así conoce a Eddie, del que enseguida queda embarazada. Con la necesidad urgente de dinero, y presionada por su familia, se entera de que si acepta casarse con una refugiado que necesite obtener la nacionalidad, puede tener una buena recompensa. Pero su padre se entera de su embarazo y de sus planes, y la encierra en casa. Sólo el amor de Eddie puede salvarla. Una película del boyante cine neozelandés. Con intensidad y exotismo narrativo, cuenta los problemas de dos jóvenes con nacionalidades tan diferentes, cuyo único lenguaje es el amor.

4/10
Barb Wire

1996 | Barb Wire

Barb Wire (interpretada por Pamela Anderson) es la dueña de un bar. Ella es una mujer fría que vive en un futuro no muy lejano en el que la tecnología se usa para conseguir las más sofisticadas armas y el país está en guerra civil. Varios hombres se disputan su amor, pero ella no pierde el tiempo con ellos. Tras su triunfo televisivo con la serie Los vigilantes de la playa, la actriz Pamela Anderson dio el salto a la pantalla grande con este filme, que adapta un cómic de la editorial Dark Horse. Aunque explota excesivamente su físico, la actriz resulta creíble en la piel del personaje, que había alcanzado un gran éxito en los Estados Unidos.

2/10
La isla del Dr. Moreau

1996 | The Island of Dr. Moreau

Tercera versión de la clásica novela de H.G. Wells, donde un científico loco habita en una isla experimentando con seres humanos a los que transforma en animales salvajes. Anteriormente se habían rodado La isla de las almas perdidas (1932) y La isla del Dr. Moreau (1977), ésta última con Burt Lancaster como científico. Ahora el protagonismo recae en Marlon Brando, a quien pesaban años y kilos en una interpretación indigna de su trayectoria donde lo mismo aparecía con la cara pintada de blanco como ofrecía un pase de trajes horrorosos con un enano subido a su hombro. Él solito se bastó para enfangar una película ya de por sí bastante espesa, confusa e histérica, que dejaba el prestigio de la novela por los suelos. Por las imágenes también andaban algo despistados: Val Kilmer, la salvaje Fairuza Balk y Ron Perlman, quien no necesitaba maquillaje.

2/10
Guerreros de antaño

1994 | Once Were Warriors

En los suburbios de Auckland, la vida no es fácil. Allí, una mujer lucha para conseguir una vida mejor para sus hijos. Pero sus sueños se ven truncados en una sociedad donde sólo parece imperar la ley de la selva. El film nos adentra en la vida actual de una de las etnias más numerosa de Nueva Zelanda: los maoríes. Violencia, amor y desarraigo son los ingredientes de esta impactante historia. Lee Tamahori dirige esta producción de Nueva Zelanda, apoyado en la interpretación de Rena Owen, Temuera Morrison y Mamaengaroa Kerr-Bell, que realizan un increíble trabajo. El resultado es una película que vale la pena ver, y que nos alejará por un momento de las superproducciones norteamericanas.

4/10

Últimos tráilers y vídeos