IMG-LOGO

Biografía

Claudia Cardinale

Claudia Cardinale

82 años

Claudia Cardinale

Nació el 15 de Abril de 1938 en Túnez, Túnez

Premios: 1 Festival de Berlín

La virtud hecha mujer

09 Abril 2008

Son muchas las virtudes ‘cardinales’ de la que ha sido uno de los ‘bellezones’ más voluptuosos e impresionantes del cine europeo, junto con Sophia Loren. Como en el caso de la actriz romana, Claudia Cardinale no es sólo una de las ‘maggiorattas’ más espectaculares que ha pasado por las pantallas, sino también una actriz de nivel que ha dado sobradas muestras de talento a las órdenes de Fellini, Visconti, Comencini y Sergio Leone, que también es otro de los más ilustres directores italianos, aunque su apellido no acabe en ‘i’.

Aunque sus padres eran italianos, Claude Josephine Rose Cardin nació en Túnez, el 15 de abril de 1939. Creció allí, con sus ocho hermanos, y cuando era adolescente ganó un concurso de belleza tunecino, que le dio cierta popularidad, por lo que empezó a pensar en que tenía posibilidades de triunfar en el cine. Antes que nada, decidió adquirir formación, en el prestigioso Centro Sperimentale di Cinematografia de Roma. Según se comenta, aunque no está del todo aclarado, un suceso muy trágico marca esta etapa de su vida, pues cuando tenía 17 años, al parecer fue víctima de una violación. Como consecuencia de la misma, dio a luz a Patrick, su hijo mayor. La entonces jovencísima CC no se dejó amedrentar por las dificultades para compaginar su recién adquirida maternidad con el trabajo, e inició su carrera en el cine con un papel secundario en Goha, de 1958, el mismo año en el que triunfaba a nivel internacional con Rufufú, uno de los grandes títulos de la comedia italiana, donde era la hermana de un tipo tan celoso que ni la dejaba salir de casa.

Convertida en la actriz de moda, 1960 fue el año de CC, pues intervino en tres filmes de primera, El bello Antonio, de Mauro Bolognini, La chica con la maleta, de Valerio Zurlini, y sobre todo Rocco y sus hermanos, uno de los grandes títulos de Visconti, aunque su papel, como esposa del hermano mayor de Rocco, es bastante breve.

Durante la década de los 60, CC se consagró como una de las grandes del cine de su país, con títulos como Fellini 8 y 1/2, donde era la musa que inspiraba al director interpretado por Marcello Mastroianni. Uno de sus mejores trabajos es El gatopardo, nuevamente de Visconti, aunque esta vez le da más cancha, en su papel de Angelica, la hija de un nuevo rico, a punto de contraer matrimonio con el sobrino de Fabrizio di Salina, el noble decadente que protagoniza la cinta. Éstas y otras películas europeas (Las pícaras doncellas, Cartouche, La chica de Bube) le abrieron las puertas de Hollywood, donde rodó La pantera rosa, El fabuloso mundo del circo, Los profesionales y No hagan olas, entre otras. Como nunca fue muy fluida en inglés, no llegó a consagrarse en Estados Unidos, por lo que se concentró en su carrera europea.

En 1966 se casó con Franco Cristaldi, productor que le había dado sus primeras oportunidades en el cine. Pero no tardó en divorciarse, y emparejarse con Pasquale Squitieri, director de spaghetti-westerns de segunda fila, con quien tuvo una hija.

CC acabó la década de los 60 de forma gloriosa, con títulos como la memorable Hasta que llegó su hora, de Sergio Leone, pero en los 70 su carrera se desinfló progresivamente. Esos años, se salvan pocos títulos, como la amena El clan de los marselleses, junto a Jean-Paul Belmondo, Confidencias, de Visconti ­­–donde su presencia es anecdótica–, Jesús de Nazaret, de Franco Zeffirelli, donde era la mujer adúltera, y poco más. A pesar de todo ha seguido en activo durante toda su vida, con títulos como Fitzcarraldo, de Werner Herzog, su último gran trabajo, pues a partir de ahí encadenó series televisivas desiguales y subproductos cinematográficos de baja calidad. De convicciones políticas progresistas, CC se ha involucrado en diversas causas humanitarias. También ha hecho sus pinitos como escritora, pues ha publicado sus memorias, ‘Moi Claudia, Toi Claudia’, y el libro ‘Mes Étoiles’, sobre sus relaciones con los directores y compañeros de reparto con los que ha trabajado.

Ganador de 1 premio

  • Oso de Oro honorífico
Filmografía
Todos los caminos conducen a Roma

2015 | All Roads Lead to Rome

Maggie (Sarah Jessica Parker), una madre soltera, viaja a Italia con su hija adolescente, que pasa por una época de rebeldía. Ya en el país transalpino, disfrutando de la Toscana se reencontrará con un antiguo amor. Amable comedia romántica de argumento rutinario y desarrollo poco original, que, sin embargo, cuenta entre su mejor baza con el trabajo de un reparto internacional sobradamente conocido, que incluye a la legendaria estrella italiana Claudia Cardinale.

4/10
Effie Gray

2014 | Effie Gray

Película inspirada en hechos reales un tanto morbosos, describe el matrimonio infeliz de la joven y poco experimentada escocesa Effie Gray con el crítico de arte y erudito en mil cuestiones, entre otras la pintura de los prerrafaelitas, John Ruskin. Cuando Effie viaja ilusionada con su marido tras la boda a la casa de Londres donde vive con sus padres, descubre que John no es quien pensaba que era: se muestra muy raro y le niega de un modo asombroso el débito matrimonial; además, los sobreprotectores progenitores, sólo preocupados de la carrera de su hijito, le hacen la vida poco menos que imposible. El film, que cuenta con guión de Emma Thompson, quien se reserva un pequeño papel como confidente de Effie, tiene interés para documentar una determinada época y la atmósfera donde se desenvolvió la escuela prerrafaelita, con pintores como John Everett Millais, protegido de Ruskin, y que se sentirá atraido por Effie, aunque no quiere traicionar la confianza de su mentor. En ese sentido, el tratamiento visual del film imita sin duda a esos cuadros, y resulta muy atractivo, junto a los pasajes en Venecia. La principal debilidad de la película es que, una vez planteada la dificultad matrimonial, junto a la impasibilidad inhumana de Ruskin y la paciencia colmada al fin de su esposa, todo es un dar vueltas a lo mismo de un modo un tanto cansino, no hay excesiva progresión. De modo que también la interpretación de los principales actores, Dakota Fanning y Greg Wise, te deja frío.

5/10
O gebo e a sombra

2012 | O gebo e a sombra

El artista y la modelo

2012 | El artista y la modelo

La Francia pirenaica ocupada, en los años de la Segunda Guerra Mundial. El anciano escultor Marc Cros compone su obra en el campo, en una cabaña, lejos del mundanal ruido. Antaño su musa era Léa, su esposa; pero ahora encuentra la inspiración en Mercè, una joven española huida de los campos de refugiados de la guerra civil, a la que concede abrigo y dinero a cambio de que pose desnuda para él, en busca de atrapar y plasmar en piedra la idea perfecta para una obra maestra. Fernando Trueba aúna fuerzas con el octogenario guionista Jean-Claude Carrière, quien ha desarrollado su carrera junto a cineastas de la talla de Luis Buñuel, Volker Schlöndorff, Milos Forman o Louis Malle. La idea de El artista y la modelo es recoger con la precisión del entomólogo el trabajo del artista, idealmente abstraido de los avatares históricos de su tiempo, para crear algo bello y hermoso a partir de una modelo. Rodada en blanco y negro, sin partitura musical y con sonidos naturales muy trabajados, se procura ante todo la sobriedad, con una parsimonia no apta para todos los espectadores. Por ello no se nos aturulla con detalles innecesarios sobre los personajes, de modo que las apariciones de un miembro de la resistencia, los niños curiosos, la sirvienta de pueblo, el marmolista, o el oficial alemán, están muy medidas; incluso da la sensación de que con el cura los coguionistas se han mordido la lengua para no distorsionar el dibujo del edén donde el artista crea. Y pese a todo... Jean Rochefort hace un gran trabajo actoral en El artista y la modelo, el intérprete se encuentra en plena forma con sus 82 años. La historia exige los desnudos de Aida Folch, y es evidente que no hay gratuidad en las escenas al efecto, la idea es mostrar la belleza del cuerpo femenino en esa chica sencilla que inspira, sin empalagos o buscando la comercialidad. Los pasajes de la modelo posando y el artista creando se repiten hasta la extenuación, pueden cansar, aunque sea con la intención de envolver al espectador en una determinada atmósfera. Algunas piezas encajan mejor –el alemán que no responde al estereotipo–, otras no tanto –el fugitivo del maquis–. ¿Puede permanecer impertérrito el artista ante su modelo? ¿Hay en la vida algo más para el artista que crear arte? ¿Se puede ser buena persona sin comprometerse? Algunas de estas preguntas aletean en el film, suavemente, y sin respuesta clara; y tal vez así deberían haber permanecido, planteadas sin el brusco final, inesperado, casi irracional; o tal vez demasiado racional, pero definitivamente sin eso tan importante llamado amor.

6/10
Un balcón con vistas al mar

2010 | Un balcon sur la mer

Astérix en los Juegos Olímpicos

2008 | Astérix aux jeux olympiques

Tercera entrega cinematográfica en imagen real de Astérix, el irreductible galo creado por Uderzo y Goscinny. Aunque repite Gérard Depardieu en el papel de Obélix, el film no cuenta con la presencia del cómico Christian Clavier, que interpretó a Astérix en las dos partes anteriores. Ha sido sustituido por Clovis Cornillac (Héroes del cielo), al que hasta ahora prácticamente sólo conocen en Francia y que no recuerda ni por asomo al héroe de las viñetas. El ‘notición’ es el regreso al cine de Alain Delon, que aunque ha rodado alguna producción televisiva, está ausente de la gran pantalla desde Los actores (2000). Al veteranísimo actor le ha correspondido encarnar a Julio César. El argumento toma algunas cosas del cómic homónimo, pero en general la adaptación es bastante libre. Aquí, Alafólix, un joven de la aldea de Astérix, se ha enamorado de la princesa griega Irina, pero el padre de ésta pretende que se case con Bruto, que en esta película, para desesperación de historiadores, es hijo de Julio César. Por una serie de circunstancias, Irina convence a su padre de que debe casarse con alguien valeroso, por lo que le propone que entregue su mano al ganador de los Juegos Olímpicos, a punto de celebrarse. A la competición se presenta Bruto y también Alafólix. A éste le acompañan sus convencinos Astérix, Obélix, el druida Panorámix y el bardo Asurancéturix. Aunque sólo pueden participar los griegos, y de forma excepcional los romanos, Astérix argumenta (curiosamente, esto sí estaba en el cómic) que ellos son teóricamente romanos, pues la Galia ha sido conquistada por Roma, salvo su aldea, claro, que resiste ahora y siempre al invasor. El amplísimo presupuesto deviene en lujosa ambientación y depara la suficiente espectacularidad en los decorados, así como unos efectos especiales convincentes. De hecho, a nivel visual, recuerda mucho a los cómics, es decir, que han conseguido hacer lo más difícil. También es positivo que se puede interpretar como denuncia de la corrupción en el deporte y apología del juego limpio. Por desgracia, el humor sutil del guionista Goscinny ha sido sustituido por chistes facilones. Especialmente prescindibles son las frases de Alain Delon tomándose a broma a sí mismo (estilo “soy emperador por mis propios méritos y no le debo nada ni a Rocco, ni a sus hermanos” o “me han dado el César al mejor emperador”). Su autosaludo imperial ‘Ave, moi’ (Ave, yo mismo) está calcado de Ser o no ser, de Lubitsch. Los cameos llegan a resultar agotadores al final, pues cuando todo ha acabado aparecen por allí casualmente Zinedine Zidane, Jamel Debbouze, de nuevo repitiendo su papel de Numérobis, que interpretó en Astérix y Obélix: Misión Cleopatra, y otros personajes que montan una especie de show que no viene a cuento.

4/10
Y ahora... damas y caballeros

2002 | And Now... Ladies and Gentlemen...

Valentín, un romántico atracador, tiene la idea de dar la vuelta al mundo. Anda un poco desorientado vitalmente, y ha pensado en devolver a cada una de sus víctimas lo que les arrebató. Al sentido de culpa suma algunos momentos de amnesia. Se cruzará en su camino una cantante de jazz de piano-bar, Jane, que anda un poco deprimida. Y surgirá la mutua atracción. Claude Lelouch le pone ganas a esta historia romántica con su punto de consciente absurdo. Destaca el trabajo de la pareja protagonista, Jeremy Irons y la cantante auténtica Patricia Kaas.

5/10
Richest, belles, etc

1998 | Richest, belles, etc

Una niña sola en un gran hotel durante la ausencia de su rica y famosa madre intenta entender lo que significa ser una mujer. Para ello recorrera un camino entrevistando a varias mujeres para llegar a comprenderlo.

4/10
El hijo de la Pantera Rosa

1993 | Son of the Pink Panther

La excusa para que Blake Edwards retomara la saga de 'La pantera rosa' fue inventar un hijo a Clouseau, Roberto Benigni, fruto de su relación con una mujer a la que ayudó en El nuevo caso del inspector Clouseau.

2/10
588 rue paradis

1992 | 588 rue paradis

Drama que transcurre en la mencionada calle del título, y que narra la historia de unos personajes envueltos en diversos avatares de la vida donde cabe tanto el dramatismo como el humor. La película puede considerarse una continuación de Mayrig, film en el que ya coincidieron con el director los actores Omar Sharif y Claudia Cardinale, al que ahora se suma Richard Berry. El protagonista, ya mayor y con una carrera como realizador, prosigue en este film narrando sus recuerdos entremezclándolos con su vida presente. La atmósfera es envolvente y cálida. Hay que decir que 558 rue paradis fue la última película para cine de Henri Verneuil (1920-2002), notable realizador que, aunque nació en Turquía, se nacionalizó francés y en Francia desempeñó la mayor parte de su carrera, si bien sus dos películas más internacionales son las que hizo con Anthony Quinn: La hora veinticinco (1967) y Los cañones de San Sebastián (1968).

4/10
Mayrig

1991 | Mayrig

Guión del propio director Henri Verneuil basado en su propia novela, y que transcurre durante el genocidio del pueblo armenio. De hecho, el primer genocidio considerado como tal sucedió en Armenia durante la Primera Guerra Mundial. Aprovechando esta circunstancia, el Imperio Otomano deportó forzosamente a miles de ciudadanos armenios, calculándose que, entre 1915 y 1917, masacró a más de un millón de personas de esta nacionalidad. Un odio racial que se había alimentado durante años y que tuvo su culminación en este periodo de la historia. El cine ya había tocado el tema en títulos no muy conocidos como Nahapet, de Henrik Malyan (1977), historia de un hombre que perdió a toda su familia en el ataque turco a su pueblo; y la producción soviética Karot, de Frunze Dovlatyan (1990), que relata el sufrimiento de un armenio superviviente de la masacre turca que, quince años después, vive en la parte controlada por la URSS. Años después, el cineasta Atom Egoyan volvería sobre el tema con la excelente Ararat.

5/10
Un hombre enamorado

1987 | Un homme amoureux

Crónica sobre las vueltas y revueltas del amor. Sigue a un cineasta americano que pretende rodar su nueva película en los estudios de Cinecittà en Roma. Allí vive un romance con una ayudante, lo que evidentemente le distancia de su mujer, más cuando al acabar la filmación, se van los amantes a París, donde ella tiene a su madre enferma. Film que inauguró el Festivan de Cannes de 1987, se reduce a una mirada reiterativa a la pasión amorosa incontenida. El protagonismo corresponde principalmente a Peter Coyote y Greta Scacchi.

4/10
Enrico IV

1984 | Enrico IV

Durante una fiesta medieval, en la que todos los asistentes se disfrazan, un tipo se viste como el rey Enrico IV. Al caerse del caballo, se golpea en la cabeza, lo que le causa una grave lesión. Además, se vuelve loco y piensa que en realidad es el rey Enrico IV. Marcello Mastroianni ofrece una cuidada interpretación de un personaje complejo, por su demencia, en esta lograda adaptación del texto teatral de Luigi Pirandello.

5/10
El rufián

1983 | Le ruffian

Simpática comedia de aventuras escrita y dirigida por José Giovanni, a partir de su propia novela. Quiere ser también un homenaje al cine que hacían ciertos actores en los 60, y que sexagenarios en los 80, demostraban estar todavía en cierta forma física y con ganas de diversión, o al menos ese parece el caso de Lino Ventura. El actor da vida a Aldo, que sobrevive al asalto de una mina de oro en Canadá. Sabiendo que parte del cargamento que se deseaba robar acabó en el fondo de una catarata, vuelve los ojos a los compinches de aventuras del pasado, o sea su vieja amiga la Baronesa (Claudia Cardinale), y el piloto de carreras Gérard, ahora paralítico (Bernard Giraudeau), casado con la dulce Eleanore, que querría que su viejo amigo no le metiera en líos. Acaban viajando a Canadá, gracias a la financiación de la Baronesa. La quiere sigue el estilo de Indiana Jones a la francesa, o sea, es una reivindicación en toda regla de la aventura como catarsis para la rutina cotidiana, lo que invita a ser vista con ojos amables. Pero no deja de ser algo irregular y deslavazada, al mezclar situaciones muy variadas que poco tienen que ver entre sí, como el posible salto desde la torre Eiffel en París. Ennio Morricone vuelve a demostrar con su partitura su genio musical.

5/10
Fitzcarraldo

1982 | Fitzcarraldo

La historia de un visionario amante de la ópera, empeñado en llevar este noble arte a lo más profundo de la selva peruana. Para ello debe amasar una fortuna en el negocio del caucho, y emprender la tarea, que suena a simple locura, de trasladar un barco por las montañas. Werner Herzog repitió, en este largo film de belleza casi salvaje, las ideas de la obsesión y del viaje por parajes selváticos, abordadas en Aguirre, la cólera de Dios. Lo hizo con una trama dominada conscientemente por la desmesura, que tuvo un rodaje problemático; de hecho el actor principal previsto, Jason Robards, fue reemplazado por Klaus Kinski, el actor que más se asocia a la carrera del cineasta; y Mick Jagger también quedaría fuera del film.

6/10
La piel

1981 | La pelle

Polémica –cómo no– incursión de Liliana Cavani en la postguerra italiana, más en concreto en la actuación de los soldados norteamericanos en las ciudades de Nápoles y Capri. En realidad se trata de hilvanar como se pueda una serie de historias con el denominador común de la guerra, muy bien ambientada con reminiscencias de cierto barroquismo del más puro estilo Fellini. Eso sí tiene algunos momentos francamente desagradables como el del soldado con las tripas fuera, el partisano espachurrado por un tanque y las torturas a los perros. Marcello Mastroianni encarna al escritor Curzio Malaparte (autor de la novela que da origen al film), quien en su papel de oficial del ejército italiano ha de colaborar con los americanos en las funciones más extravagantes. El resto del reparto lo conforman Burt Lancaster y Claudia Cardinale, más estropeada que de costumbre. Melódico score de Lalo Schifrin. 

5/10
La salamandra roja

1981 | The Salamander

Adaptación del best-seller de Morris L. West, sigue la investigación de una serie de asesinatos en Italia, cuyo autor deja el misterioso dibujo de una salamandra. Todo apunta a razones políticas en torno al fascismo. Se trata de una coproducción internacional de discretos resultados, bastante violenta, y con actores carismáticos como Franco Nero, Anthony Quinn y Christopher Lee. Las investigaciones de Nero, con sus interrogatorios a diversos personajes, permite que le luzcan los numerosos secundarios.

4/10
Evasión en Atenea

1979 | Escape to Athena

El cineasta de origen griego George Pan Cosmatos pergeñó esta inverosímil aventura bélica, producida por el hijo de David Niven, que logró convencer a papá para que hiciera uno de los papeles del film. Situada en una isla griega ocupada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, la cosa transcurre en un campo donde los prisioneros son obligados a trabajar en excavaciones arqueológicas, donde el oficial al mando (un Roger Moore al que nadie puede creerse en su papel) se beneficia de las piezas halladas. Como es de imaginar los patriotas de la isla, los prisioneros, y un par de americanos aterrizados de no se sabe dónde, complicarán las cosas a los nazis. Trama sencilla, con mucha acción -destaca una persecución de motocicletas por las callejuelas de un pueblo- y un poquito de humor, no logran ocultar la tosquedad de la función, pese al hermoso marco donde está situada, los esfuerzos musicales de Lalo Schiffrin y un reparto más o menos estelar.

3/10
Jesús de Nazaret

1977 | Jesus of Nazareth

Rodar la vida de Cristo es uno de los mayores desafíos a los que puede enfrentarse un cineasta. Zeffirelli se atrevió con la empresa de plasmar en celuloide la vida en la Tierra de Jesús, hito decisivo en la historia, para creyentes y no creyentes. El film hace un recorrido fiel al texto de los evangelios, aunque con recreación personal e ideas propias que encajan bien. Por ejemplo, el banquete que Zaqueo da en su casa, donde se inserta el conmovedor relato de Jesús de la parábola del hijo pródigo, una excelente idea, que funciona muy bien. Un tema que toca tanto la sensibilidad del espectador es difícil que agrade completamente a todos. Quizá Robert Powell está algo hierático, con un toque místico algo excesivo, al hacer de Jesús. Pero en conjunto, es uno de los mejores filmes sobre Cristo.

7/10
La fuerza del silencio

1977 | Il prefetto di ferro

Película basada en hechos reales, recogidos en un documentado libro del periodista Arrigo Petacco, que aquí ejerce como coguionista. Sigue al recién nombrado prefecto de Palermo Cesare Mori, enviado por Benito Mussolini para combatir a la mafia, que impone la ley del silencio, nadie se atreve a rechistar ante lo que viene a ser como un Estado dentro del Estado. Sin embargo, Mori, guiado por un estricto sentido de la justicia, y sabedor de que representa al Estado legítimo, no vacila a la hora de dar órdenes a los carabinieros y a los demás funcionarios para cursar detenciones y aplicar mano dura. Las consecuencias las pagan las personas cercanas, como su esposa, a la que debe poner a salvo. Además, a medida que escarba en la terrible realidad de la mafia, observa que detrás de los bandoleros están los caballeros, y más allá, incluso corruptos representantes del Estado de que tan orgulloso está. Y cómo no, el fascismo que esgrime sus burdas maneras. Apenas unos años después de que Francis Ford Coppola hiciera sus obras maestras El padrino y El padrino II, el cineasta italiano Pasquale Squitieri entregaría esta mirada al gangsterismo de Palermo en la época de Mussolini con un estilo seco y realista, con mucha cámara en mano y personajes estoicos, especialmente el protagonista Mori, interpretado por Giuliano Gemma, y su mano derecha Spano, a quien da vida Stefano Satta Flores. En el reparto destaca Claudia Cardinale como una de las mujeres sufridoras del estado de las cosas en Palermo, y también interviene en un pequeño papel el español Francisco Rabal. La banda sonora corre a cargo del maestro Ennio Morricone, y apuntala bien algunos de los momentos más emotivos de la cinta.

6/10
La ronda del placer

1975 | A mezzanotte va la ronda del piacere

Todo apunta a que Tina asesinó a su marido accidentalmente en una discusión doméstica, pero una componente del jurado que le juzga, que se siente identificada con la acusada, no tiene tan claras las cosas. Ingeniosa cinta italiana de Marcello Fondato que viene a demostrar aquello tan sabido de que las apariencias engañan, pero no tanto.

5/10
Cita al final del camino

1975 | Qui comincia l'avventura

El clan de los marselleses

1972 | La Scoumoune

Una de las más conocidas películas de José Giovanni, quien adaptó su propia novela 'L´excommunié'. Para ello contó con una estrella como Belmondo al frente de un interesante reparto que completan Claudia Cardinale, Michel Constantin y un joven Gérard Depardieu. Anteriormente, dicha novela había sido llevada al cine por Jean Becker en 1961 con el titulo de Un tal La Roca. La acción comienza durante los años 30, donde Robert y su amigo Xavier están en prisión tras haber sido acusados de asesinato. Tras la Segunda Guerra Mundial consiguen salir de la cárcel con la labor de encontrar las bombas alemanas que están enterradas en las costas de Francia. Cuando Xavier es asesinado por una banda, Robert tomará cumplida venganza. Inolvidable y pegadizo tema principal a cargo de François de Roubaix.

7/10
La audiencia

1971 | L' udienza

Trama delirante del dúo Ferreri-Azcona acerca de un joven que desea una audiencia con el Papa para debatir temas teológicos. El entorno papal pone impedimentos al encuentro y le envían a una misteriosa y bella mujer, con oscuros propósitos.

4/10
Las petroleras

1971 | Les pétroleuses

Brigitte Bardot y Claudia Cardinale se enfrentan en este Western, interpretando a poderosas mujeres, lideres de clanes familliares. Tras asaltar un tren, B.B. encuentra la escritura de compra de un rancho. Cuando el tren llega a su destino, C.C. encuentra en el vagón los restos del saqueo entre los cuales se halla el plano del rancho, indicando los lugares donde hay petróleo. Ambos clanes se encontrarán en el rancho. Film francés situado en el lejano oeste, su principal objetivo es explotar la exuberancia de sus protagonistas femeninas.

3/10
Guapa, ardiente y peligrosa

1969 | Ruba al prossimo tuo

Film italiano concebido para el lucimiento de la bellísima actriz Claudia Cardinale (Hasta que llegó su hora), con presencia norteamericana en la persona de Rock Hudson y la música del maestro Ennio Morricone. Un detective se enamora de la hija de un viejo amigo, sin embargo ésta resultará ser una ladrona de joyas. La trama va de un enredo criminal en Austria, donde habrá aventura, amor y humor.

4/10
La tienda roja

1969 | Krasnaya palatka

Exótica coproducción entre la Unión Soviética e Italia, que incluso fue nominada al Globo de Oro como mejor película de habla no inglesa. En ella se rememora el caso real del explorador Nobile, que sufrió un accidente de aviación mientras exploraba el Ártico en 1928. Sus intentos de rescate fueron espectaculares e involucraron a bastantes personas. Un rodaje complejo y espectacular, que da como resultado una cinta demasiado lenta para resultar emocionante. A destacar su buen reparto, con Peter Finch, Sean Connery y Claudia Cardinale al frente; así como la magnífica banda sonora de Ennio Morricone, capaz de expresar con sus sonidos las extremas condiciones climatológicas que vemos en pantalla.

6/10
El día de la lechuza

1968 | Il giorno della civetta

Estimable adaptación de la novela homónima del escritor siciliano Leonardo Sciascia. El film reúne a un gran reparto, encabezado por la bella Claudia Cardinale. La trama se centra en los tejemanejes de la mafia siciliana para hacerse con el poder e influir en todos los negocios, a través del mundo de la construcción.

6/10
Hasta que llegó su hora

1968 | C'era una volta il West

Después de su trilogía del Oeste compuesta por Por un puñado de dólares, La muerte tenía un precio y El bueno, el feo y el malo, Sergio Leone empezaba a estar un pelín cansado de que le etiquetaran como el rey del spaghetti-western. Pero no tuvo más remedio que volver a los caminos polvorientos y al entrañable Monument Valley donde John Ford enmarcara muchos de sus memorables filmes. El resultado fue una impactante película, Hasta que llegó su hora. Durante mucho tiempo, Leone fue considerado como un director efectista y menor. Pero el éxito de Sin perdón de Clint Eastwood, que éste dedicó al italiano y a Don Siegel, ayudó a cambiar esta percepción. En efecto, Leone demuestra ser un excelente creador de atmósferas, con un espléndido uso de los sonidos naturales, y de la música de Ennio Morricone. Ejemplar a tal respecto es la secuencia de apertura, en que tres matones aguardan en una estación desierta la llegada de un hombre. Por otro lado, Leone utiliza el formato panorámico como nadie, tanto para generosos planos generales, como para primerísimos planos donde la fuerza de los rostros, que parecen tallados en roca, es muy poderosa. El film narra la llegada de una joven (guapísima Claudia Cardinale) al rancho de su futuro marido, viudo con tres hijos. Pero los encuentra muertos. Un asesino brutal (increíble Henry Fonda, en un cambio de registro notable), conchabado con los constructores del ferrocarril, los ha matado para quedarse con sus tierras, un erial revalorizado por el próximo paso cercano del “caballo de hierro”. Por distintas razones, dos tipos ayudan a la desconsolada viuda, que quería al fin sentar la cabeza y dejar su disipada vida de prostituta: Cheyenne (el sólido Jason Robards, que había destacado como Doc Hollyday en La hora de las pistolas) y Armónica (Charles Bronson, mejor que nunca como misterioso personaje que toca la armónica, y que nadie sabe lo que quiere). En la escritura del guión se produjo una asociación insólita: Dario Argento, Bernardo Bertolucci, y el propio Leone. El director explicaba así su elección de Fonda como el asesino: “El espectador ha de quedar impresionado al instante por el enorme contraste entre su implacable personaje y su rostro, el de un actor que durante muchos años ha simbolizado la justicia y la bondad”.

8/10
No hagan olas

1967 | Don't make waves

Carlo Coldfield llega a las soleadas playas del sur de California. El joven es todo un Don Juan, pero sus recursos económicos son más bien escasos. Tras un accidente con su coche, en el que pierde todo lo que posee y por una sucesión de absurdos acontecimientos, pasa la noche en la casa de una hermosa y alocada italiana llamada Laura Califatti.

Una rosa para todos

1967 | Una rosa per tutti

Rosa mantiene a la vez relaciones con varios hombres de distinta edad y extracción social. Pero cuando su médico le recomienda por su bien que deje ese tipo de vida, Rosa decide ausentarse y comprobar si los hombres se pelearán por ella. Película a la medida de Claudia Cardinale, aquí en el punto álgido de su belleza y punto de mira de todo el reparto. Se trata de una comedia picantilla y simpática, basada en una obra de teatro de Glaucio Gill.

6/10
Los profesionales

1966 | The Professionals

1917. El millonario Joe Grant contrata a cuatro expertos mercenarios. Su misión consiste en rescatar a la mujer de Grant, secuestrada por Raza, un rebelde mexicano. Dos de los mercenarios habían luchado junto a Raza por la causa de ese país. El choque del idealismo con la vida real y la lealtad son los temas que trata esta adaptación de la novela 'A Mule For the Marquesa', de Frank O'Rourke. Está escrita, producida y dirigida por el todoterreno Richard Brooks (La gata sobre el tejado de zinc).

6/10
Mando perdido

1966 | Lost Command

Tras haber fracasado en su campaña bélica en Indochina, el militar Pierre Raspeguy retorna a Francia dispuesto a que los altos mandos le concedan otra oportunidad para enmendar su error y liderar un batallón que aniquile a los terroristas de la guerra de Argelia. Adapción de la novela 'Les centurions', de Jean Lartéguy, que, rodada en escenarios naturales y con un reparto internacional (Anthony Quinn, George Segal, Michèle Morgan, Maurice Ronet, Alain Delon y Claudia Cardinale) fue bastante bien recibida en taquilla. Una crítica –no muy feroz, eso sí– contra la actitud del gobierno galo en los conflictos de sus antiguas colonias es una de las partes más interesantes del largometraje. La otra es la música de Franz Waxman y la fotografía realista de Robert Surtees.

6/10
Misión secreta

1966 | Blindfold

El doctor Bartholomew Snow, un afamado psiquiatra, tiene como paciente a una eminencia científica con serios problemas emocionales. Sin comerlo ni beberlo se verá enredado en una intriga internacional donde se intentan robar los secretos que encierra el gran cerebro de su paciente, lo que incluye a una hermosa y misteriosa mujer. El guionista Philip Dunne dirige esta apañada comedia de espías basada en la novela de Lucille Fletcher. Es en todo momento entretenida aunque la historia no sea demasiado estimulante. Cuenta, eso sí, con un atractivo reparto, donde sobresalen Rock Hudson, Claudia Cardinale y Jack Warden. Da la sensación de que trata de emular a Charada, pero queda por debajo de su modelo.

5/10
Las cuatro brujas

1966 | Le fate

Comedia dividida en cuatro capítulos. Están protagonizados por cuatro representantes de otras tantas virtudes: constancia, fidelidad, castidad y honor. Las protagonistas están interpretadas por atractivas actrices italianas de la época, a las que se une la exuberante estadounidense Raquel Welch. Les secundan grandes actores. Aunque el conjunto es irregular, tiene momentos memorables.

4/10
Sandra

1965 | Sandra

La italiana Sandra y su marido norteamericano Andrew llegan al pueblo de la infancia de ella, Volterra, para asistir a la inauguración de una placa en honor del padre de Sandra, muerto por los nazis en la II Guerra Mundial debido a su identidad judía. Sin embargo, al llegar a la enorme mansión familiar, se siente una gran inquietud en el ambiente, algo que se intensifica cuando aparece Gianni, el hermano de Sandra. Poco a poco Andrew irá descubriendo cuestiones de la familia: la reclusión de la madre en un psiquiátrico, la herencia, ciertos hechos del pasado de su mujer... Película de atmósfera subyugante y de un acabado formal formidable, preciosista, donde Luchino Visconti saca partido superlativo a los claroscuros de la fotografía en blanco y negro de Armando Nannuzzi, a la música de piano de César Franck, y a las grandes estancias del caserón, enormes salas solitarias que bien podrían pertenecer a un museo pretérito. Con un guión deliberadamente obtuso, de medias verdades que sólo sugieren un pasado turbio e insano –muy viscontiniano–, asistimos a una especie de explosión final entre los miembros de la familia. Aunque muchos diálogos están demasiado estudiados y suenan excesivamente perfectos y literarios, Claudia Cardinale está magnética en su belleza, muy bien secundada por el actor francés Jean Sorel en el papel de su hermano.

6/10
Celos a la italiana

1964 | II magnifico cornuto

Andrea engaña a su esposa María, pero siente unos injustificados celos hacia su esposa. Y es que cree el ladrón, que todos son de su condición. Inspirada y ácida comedia italiana, con Cardinale y Tognazzi.

6/10
El fabuloso mundo del circo

1964 | Circus World

Matt (John Wayne) es un hombre hábil con el rifle y propietario de un circo. La enorme carpa se extiende allí por donde va para ofrecer a sus espectadores el mayor espectáculo, y trapecistas, magos, malabaristas y payasos hacen lo propio para no decepcionar al público. Matt, por su parte, se hizo hace años, tutor de Toni, una joven que trabaja para él y que sueña con convertirse en una gran trapecista. Pero el circo no obtiene las ganancias deseadas y la crisis por la que pasa hace a Matt replantearse el futuro de sus empleados. Henry Hathaway (Alaska, tierra de oro), dirige este film ambientado en el circo y por algunos considerada una película floja dentro de su filmografía. Destaca la presencia del  'vaquero' John Wayne, de la guapa Rita Hayworth, y de una jovencita Claudia Cardinale (El gatopardo, Hasta que llegó su hora).

4/10
La chica de Bube

1963 | La Ragazza di Bube

Historia de amor entre los jóvenes Bebo y Mara en la época de la posguerra italiana. Bebo debe ocultarse para sobrevivir y ella luchará por su amor aunque tenga que renunciar a muchas cosas. Luigi Comencini dirige este drama romántico basado en una de las novelas más importantes de Carlo Cassola. Entre el reparto, figura Claudia Cardinale (El gatopardo), y el norteamericano George Chakiris, el cual había recibido el año anterior un Oscar al mejor actor de reparto por su papel de Bernardo en West Side Story.

4/10
El gatopardo

1963 | Il gattopardo

Los que defienden a capa y espada aquello de que siempre la película es peor que el libro deberán revisar esta adaptación por parte de Luchino Visconti de la inmortal novela de Giuseppe Tomasi di Lampedusa. Y es que Visconti sabía tanto como Lampedusa del tema central, la decadencia de la aristocracia, al pertenecer el cineasta a una familia noble, igual que el protagonista de la obra: un siciliano del XIX que ve cómo sus privilegios se acaban. Se trata del príncipe siciliano Fabrizio di Salina, que en 1860 trata de apegarse a su viejo mundo en declive, mientras Garibaldi llega con su ejército a la isla, para unificar Italia, y acabar con el viejo régimen feudal. Salina permite que su sobrino Tancredi se aliste en el ejército y contraiga matrimonio con Angelica, hija de un nuevo rico que representa la burguesía en ascenso. “Algo debe cambiar para que todo siga igual”, viene a decir la obra de Lampedusa, que muestra el nacimiento de un nuevo mundo en el que la burguesía sustituye a los nobles, ofreciéndoles dinero, mientras que estos se dejan comprar. Resulta deslumbrante el modo en que Visconti despliega su narración, sin prisa ninguna. Y de ese modo logra dibujar con minuciosidad a sus personajes, de modo especial al príncipe de Salina, una espléndida composición de Burt Lancaster, quizá la mejor de su carrera. Sus conversaciones con el padre Pirrone rebosan cinismo, por un comportamiento hipócrita del que es consciente; con don Ciccio cuestiona la democracia, por un plebiscito en que el único voto negativo ha sido manipulado; con los jóvenes prometidos medita acerca de la fugacidad de la vida, y lo efímero de la belleza; con Chevally, que le hace la propuesta de ser senador de la república, honor que rechaza por considerar que en la política sólo caben los que están ahí para medrar. La mirada del cineasta es melancólica. Los pocos pasajes que protagonizan los personajes (notablemente el recorrido de la casa vacía de Tancredi y Angelica, unos radiantes Alain Delon y Claudia Cardinale) acentúan la pena por la juventud que se va. Porque Fabrizio es bien consciente de que su mundo tiene los días contados. Con esta obra maestra, Visconti abandona definitivamente el neorrealismo de sus orígenes. El cineasta se inscribe en una tendencia del cine italiano conocida como “caligrafista”, que consiste en la minuciosa reconstrucción de una época, mediante un ritmo pausado. Destaca la modélica utilización del color del director de fotografía, Giuseppe Rotunno, que se inspira en las obras de los pintores Delacroix y Hogarth. El escenógrafo Mario Garbuglia dota a los escenarios de tantos detalles que todo parece digno de un museo, mientras que los esmerados trajes de Piero Tosi parecen de verdad. Además, Visconti aprovecha para lucirse como cineasta épico con la vistosa secuencia de la batalla de Palermo. Entre todas las secuencias, se lleva la palma el inolvidable baile, que ocupa un tercio del metraje, en el que el príncipe Salina legitima en la sociedad a la famlia de Angelica, al tiempo que él mismo decide permanecer en un segundo plano a partir de ese momento. El film ganaría la Palma de Oro en el Festival de Cannes. Se trata asímismo de un título clave en la filmografía de Burt Lancaster, estrella del cine de acción y aventuras, que se consagraba definitivamente como actor dramático de peso, tras otros logrados papeles en Vencedores o vencidos y El hombre de Alcatraz. Tras hacerse por fin con el reconocimiento de la crítica, el actor iniciaba una segunda e interesantísima etapa en su carrera, en la que volvería a colaborar de nuevo con Visconti en Confidencias. Le acompañan dos de las grandes estrellas del cine europeo de la época, que ya habían trabajado con Visconti en Rocco y sus hermanos, Delon y Cardinale.

9/10
Fellini 8 y 1/2

1963 | 8½

Guido Anselmi, director de cine, sufre un agudo bloqueo creativo que le impide seguir adelante con la película que tiene entre manos. Presionado por los productores, su mujer y otras personas, intenta encontrar la inspiración perdida para acabar el trabajo mientras se encuentra descansando en un balneario. Aunque quiere estar solo, se ve obligado a participar en diversas discusiones con los productores de la película, críticos cinematográficos, actores, etc., en las que todo el mundo le pregunta qué tal va su trabajo.Una película clave en la filmografía de Federico Fellini (La dolce vita), pues supone un punto de inflexión hacia películas más personales, de cierto aire surrealista. Marcello Mastroianni, actor fetiche del cineasta, interpreta a un alter ego del propio Fellini, que incluyó en el film numerosos puntos autobiográficos. Reconstruye los efectos del bloqueo creativo de un reconocido artista muy similar a sí mismo. El film tuvo un gran éxito a escala internacional y obtuvo el Oscar a la mejor película extranjera.

8/10
La Pantera Rosa

1963 | The Pink Panther

Blake Edwards es un excelente director. Destaca en el terreno de la comedia, con clásicos como El guateque, Víctor o Victoria, y sobre todo la mítica Desayuno con diamantes, protagonizada por Audrey Hepburn y George Peppard. Pero el cineasta ha tocado la mayoría de géneros, filmando algún excelente drama, como Días de vino y rosas y Diagnóstico: asesinato, un clásico del cine policíaco. En los últimos años de su carrera, bajó en calidad, con títulos muy inferiores a los citados, como Una rubia muy dudosa o Una cana al aire. Con esta película, que ha fue objeto de un aburrido e indigno remake, Edwards inició una saga de películas protagonizadas por el incomparable Peter Sellers. El argumento sigue los pasos de Sir Charles Litton, un aristócrata británico que roba joyas bajo la identidad de “El fantasma”, viaja a una estación invernal en Italia en la que se aloja la bella princesa Dala. Su intención es apropiarse de una joya de gran valor llamada “la pantera rosa”. Pero un policía francés, el inspector Clouseau, intentará impedírselo. Aunque Clouseau lleva mucho tiempo detrás de "El fantasma", su esposa, Simone, se ha convertido en amante del fugitivo, por lo que le avisa siempre de los pasos de su marido. Se trata de una enloquecida parodia de las películas de ladrones de guante blanco, con hilarantes gags visuales y trabajados diálogos que supuso uno de los mayores éxitos en la carrera del realizador. Influida por los clasicos del vodevil, conserva en todo momento un ritmo dinámico a pesar de su extensa duración (115 minutos). Los gags visuales protagonizados por el inspector Clouseau recuerdan al 'slapstick' de los maestros del cine mudo. Destaca la creación del disparatado personaje del inspector Clouseau, interpretado por el genial Peter Sellers, en uno de sus papeles más recordados por el público. Aunque aquí aparece como secundario, y está menos tiempo en pantalla que David Niven, el auténtico protagonista, el cómico británico roba claramente la película. No es de extrañar que se convirtiese en el protagonista de numerosas secuelas. Tras El nuevo caso del inspector Clouseau, también de Edwards, actor y realizador repetirían en El regreso de la Pantera Rosa, La Pantera Rosa ataca de nuevo, La venganza de la Pantera Rosa. Edwards honró la memoria del actor tras su muerte con Tras la pista de la Pantera Rosa, y rodaría sin él La maldición de la Pantera Rosa y El hijo de la Pantera Rosa, con Roberto Benigni como vástago del inspector Clouseau. Steve Martin se pondría en la piel de Clouseau en el remake, La pantera rosa (2006), que no alcanza ni de lejos la gracia de los films originales. Aún así, alcanzó el éxito, lo que propició la secuela, La pantera rosa 2, de 2009, una cinta aún peor. Como curiosidad cabe destacar que fue el propio Sellers el que pensó en el animador Friz Freleng, procedente de Warner, para que diseñara al felino que aparecía durante los títulos de crédito. El que había sido el creador de personajes tan populares como Piolín, aprovechó que su Pantera Rosa había tenido una buena aceptación, para convertirla en protagonista de un corto, The Pink Think, que ganó el Oscar en 1965. Posteriormente, el felino triunfaría en televisión. En los premios de la Academia también compitió el compositor Henry Mancini, por el film de Edwards, para elq ue había escrito una joya (nunca mejor dicho), de sonoridad jazzística, que se convirtió en uno de sus temas más populares. Perdió en favor de la música de Mary Poppins.

6/10
Cartouche

1962 | Cartouche

Francia, siglo XVIII. Allí tiene lugar la historia de Dominique Bourguignon, un ladrón de poca monta que, por casualidad, lidera una banda de delincuentes con el nombre de Cartouche. Su intención es robar a los aristócratas ricos de las formas más ingeniosas – aunque arriesgadas– posibles. Al tiempo, el lado seductor de Cartouche sale a escena cuando se enamora de Venus, una gitana a la que salva de ser detenida por la autoridad. Comedia de aventuras y romance, en la mejor tradición del género francés de espadachines, que supuso la primera colaboración entre el director Philippe de Broca con Jean-Paul Belmondo, que vuelve a revelarse como un tipo ágil y tremendamente divertido capaz de llenar la pantalla por sí mismo. El reparto se complementa entusiastamente con Claudia Cardinale y Jean Rochefort. Un gran éxito de taquilla con tres millones y medio de espectadores en Francia.

6/10
Los leones andan sueltos

1961 | Les Lions sont lâchés

Comedia en la que una mujer llega a Paris desde una ciudad de Provincias. Una vez instalada en la capital francesa se verá envuelta en numerosos enredos que le hacen replantearse su nueva vida. En vista de los personajes con los que tiene que lidiar en París –algunos quieren aprovecharse sexualmente de ella, otros explotarla–, decide regresar a casa. Lo mejor es su reparto, encabezado por la siempre llamativa Claudia Cardinale, que nunca perdió la amistad con el director Verneuil y terminó colaborando con él en la última película de éste: 558 rue paradis (1993). El resto de los nombres de Los leones andan sueltos lo completan Danielle Darrieux, Michèle Morgan, Lino Ventura y Jean-Claude Brialy.

5/10
La chica con la maleta

1961 | La ragazza con la valigia

Aida, una bailarina de los suburbios de Milán, se enamora de un señorito de Parma. Mientras dan un paseo en su descapotable, éste la deja abandonada. Decide preguntar por él en la casa en la que vive su familia. Una de las películas más representativas del cine italiano de los 60, y la más famosa del realizador Valerio Zurlini (Estarás sentado a la derecha). Gran trabajo de Claudia Cardinale y el entonces jovencísimo Jacques Perrin.

6/10
La calleja (La viaccia)

1961 | La viaccia

Melodrama en la Florencia del siglo XIX, cuando un campesino llega a la ciudad encontrándose de lleno en el pasional mundo de la prostitución al conocer a una atractiva meretriz de la que se enamora. Su director, Mauro Bolognini, se especializaría en fogosos y socialmente comprometidos dramas de época, como Metello (1969) y La herencia Ferramonti (1976), algo que esboza en este film al contrastar ambientes de campo ("La viaccia" es el nombre de la granja del protagonista) y la gran ciudad. La historia ahonda en lo más bajo del ser humano y en cómo la pasión anula los sentidos. Cuenta con una pasional pareja protagonista, Jean-Paul Belmondo y Claudia Cardinale (que volverían a unirse en Cartouche), y destaca Pietro Germi como el atormentado padre del muchacho. Basada en la novela "La herencia", de Mario Pratesi.

6/10
El bello Antonio

1960 | Il Bell'Antonio

Sólida comedia, desarrollada en Sicilia, sobre un hombre aquejado de impotencia que acaba de contraer matrimonio. Este personaje está soberbiamente interpretado –como siempre– por Marcello Mastroianni. Sin duda, es uno de las mejores películas de Bolognini, a partir de un guión de Pier Paolo Pasolini.

6/10
Rufufú da el golpe

1960 | Audace colpo dei soliti ignoti

Peppe acude con su banda de ladrones a la llamada de un amigo.En Milán tienen la oportunidad de dar un golpe maestro, consistente en atracar un furgón, que transporta el dinero de la recaudación de las quinielas. Pero cuando llegan a la ciudad, el organizador del golpe ha sido arrestado. Nanni Loy sustituye como director a Mario Monicelli en esta secuela de Rufufú, una de sus mejores comedias. Vittorio Gassman y Claudia Cardinale retoman sus divertidos personajes de ladrones con encanto.

6/10
Austerlitz

1960 | Austerlitz

Abel Gance fue artífice de la obra maestra del cine mudo Napoleón, en 1927. El film estaba concebido como la primera parte de una serie de seis películas que abarcaran la vida del emperador francés. Como la película fue un gran fracaso económico, no pudo filmar las cinco entregas restantes. Más de cuarenta años después, Gance rodó esta reconstrucción de la batalla de Austerlitz, el mayor triunfo militar de Napoleón. Se trata de un ambicioso film, con actores de primera, que sin embargo resulta decepcionante, pues no alcanza la espectacularidad de su muda predecesora.

5/10
Rocco y sus hermanos

1960 | Rocco e suoi frateli

En busca de una vida mejor, Rosaria Parondi, una madre viuda del sur de Italia, emigra a Milán con cuatro de sus hijos: Rocco, Simone, Ciro y Luca. Allí se reencuentran con Vincenzo, el quinto, que ya se ha establecido. Los chicos encuentran trabajos rudimentarios que les permiten sobrevivir a duras penas. Rocco es llamado a filas, y mientras cumple con el servicio militar, empieza a salir con Nadia, una prostituta que había estado con su hermano Simone, el mayor, que trata de abrirse paso en el mundo del boxeo. Uno de los grandes títulos del cine europeo, y la última gran película de temática neorrealista de Luchino Visconti. El cineasta refleja la realidad social de los emigrantes que dejaban el campo en el momento en que trataban de salir adelante en la ciudad, como ocurría en la película española Surcos, rodada nueve años antes. Explora sobre todo el amor familiar, pero también la  intolerancia y la injusticia. Visconti suele hablar de los cambios sociales a lo largo del tiempo. Pero un tema se repite con frecuencia en su filmografía: la familia. En esta ocasión, estamos ante una familia matriarcal, con una madre testaruda que recuerda muchísimo a la protagonista de Bellísima, otra de sus mejores películas. En ambos casos, hay una madre que quiere que sus hijos vivan mejor que ella.

9/10
El magistrado

1959 | Il Magistrato

En una ciudad de Italia el dueño de una factoría obliga a recibir una cantidad económica por parte de todos aquellos que quieran ser contratados. Los empleados se sublevan ante este abuso y deciden vengarse hiriéndole de muerte. El juez André Morandi, destinado a esa ciudad portuaria, se hará cargo del complicado caso. Coproducción francesa, española e italiana dirigida por Luigi Zampa (Nosotras, las mujeres). Entre los actores cabe destacar la presencia de Claudia Cardinale, en una de sus primeras películas; y de las españolas Julia Caba Alba y Ana Mariscal.

5/10
Un maldito embrollo

1959 | Un maledetto imbroglio

Se ha producido un robo en la casa de un comendador. Las pistas apuntan en múltiples direcciones. Hay numerosos sospechosos que complican la investigación. Pero, ¿quién será el verdadero ladrón? Un posterior asesinato embrolla aún más las cosas. Película de toque policíaco pero con mucho humor. La investigación llega a ser tal caos que tiene mucho de comedia de enredo. A la vez ofrece un cuadro costumbrista de la Italia de la época, sus diferencias sociales y las miserias que tratan de mantenerse ocultas. Pietro Germi, director y protagonista -es el comisario que investiga-, mantiene el interés en todo momento, despista acerca de quién puede ser el culpable de los hechos delictivos, y cambia el tono en el último tramo, lleno de dramatismo. La partitura musical de Carlo Rustichelli es sencillamente memorable.

6/10
Las pícaras doncellas

1959 |

Alocada comedia a cuento de una joven pareja recién casada, ella es la hija del jefe de él, que les sugiere que contraten a una doncella para ayudarles en casa. Pero se va sucediendo el personal en el hogar, y nadie parece ser lo que el matrimonio necesitaba. Quizá puede verse como una sucesión de gags, pero tiene su gracia.

6/10
Rufufú

1958 | I Soliti ignoti

Mario, Tiberio, Ferribotte y Capannelle son miembros de una banda italiana de ladrones de medio pelo, dirigidos por Cosimo. Éste se encuentra en la cárcel junto a Peppe, otro de su banda. Allí planean el próximo golpe que van a dar y no es otro que entrar en las oficinas del Monte de Piedad en Roma. Para ello, la banda contrata a Dante que es un manitas para forzar cerraduras y les vendrá bien para abrir la caja fuerte, pero los planes no saldrán como esperan. Comedia italiana de personajes tristes, desgraciados, de barrio bajo, que hacen lo que pueden por sobrevivir. Los protagonistas se vuelven tiernos ante la pantalla, a pesar de la inmoral condición de sus actos, y sus andanzas, con absurdos desenlaces despertarán las carcajadas del espectador. Cuenta con un estupendo plantel de actores italianos como Vittorio Gassman, Renato Salvatori, Claudia Cardinale, Totò, entre otros. Fue nominada al Oscar en 1959 como mejor película de habla no inglesa, y tuvo una secuela titulada Rufufú da el golpe

7/10
Goha

1958 | Goha

Últimos tráilers y vídeos