IMG-LOGO

Biografía

Jay O. Sanders

Jay O. Sanders

67 años

Jay O. Sanders

Nació el 16 de Abril de 1953 en Austin, Texas, EE.UU.
Filmografía
American Odyssey

2015 | American Odyssey | Serie TV

Entretenida serie televisiva, con una trama de las que propicia el escenario post 11-S, realizada casi 15 años después del ataque terrorista de Al-Qaeda. Está tejida con tres hilos argumentales que están relacionados con una misma conspiración de proporciones colosales. Por un lado tenemos la peripecia de la sargento Odelle Ballard, que tras el éxito del comando al que pertenece, que liquida a un comando terrorista en Mali, se encuentra con la sorpresa de que toda su unidad es liquidada por un dron excepto ella, y que el ataque no es yihadista, sino del propio Estados Unidos, a través de una empresa contratista con turbios negocios que implican la financiación del terrorismo. Ella será dada por muerta, pero hackers y miembros de grupos antisistema que operan en Nueva York capitaneados por Harrison Walters acceden a un correo electrónico que Ballard envió a superior señalando que ha sobrevivido, una información que ha sido ocultada. Finalmente, el abogado corporativo Harry Decker descubre datos sospechosos en una de las empresas a las que representan, justo la que Ballard y compañía han descubierto que tiene vínculos con los fanáticos islamistas. Con elementos conspiranaicos que enredan la madeja, Adam Armus, Nora Kay Foster y Peter Horton crean una estructura coherente y con capacidad de sorprender, con momentos tensos en que Ballard podría ser degollada ante las cámaras, o lapidada por unirse a una peregrinación de tuaregs a La Meca. La cinta trata de adoptar un tono realista, aunque imaginando escenarios políticos extremos, al estilo Homeland, más que 24. Los actores están bien, un ajustado reparto compuesto no de grandes estrellas, pero sí de eficaces intérpretes, donde los rostros más reconocibles son los de Peter Facinelli y Treat Williams.

6/10
True Detective

2014 | True Detective | Serie TV

Diecisiete años después de que se produjeran una serie de macabros asesinatos en el Sur de los Estados Unidos, la pareja de detectives que investigó los hechos, Martin y Rust, son interrogados por colegas suyos a los que toca seguir de cerca una nueva muerte ritual, con rasgos semejantes a los de antaño. Potente serie policia de HBO creada por un desconocido... de momento. Nic Pizzolatto había colaborado en la versión americana de The Killing (serie) y es autor de relatos policiales en papel impreso. Aquí demuestra talento para desplegar una historia de atmósfera con investigación policial que recuerda a Seven en su mirada inquietante a la condición humana, que tal vez se esfuerza en hacer las cosas bien, pero que acaba siempre mostrando su rostro más feo en acciones abominables. El primer episodio juega con inteligencia a desarrollar estas ideas a través de los dos personajes principales -interpretados por un grande Woody Harrelson y un aún más grande Matthew McConaughey-, que no pueden ser más diferentes a pesar del talento detectivesco de ambos. Martin es alguien tradicional, un padre de familia felizmente casado con Maggie, que tiene dos hijitas encantadoras. Rust es un tipo solitario, de oscuro pasado traumático, con ideas profundamente pesimistas acerca del ser humano, que considera que lo mejor que podría hacer es autodirigirse a la extinción. Los intercambios entre ambos mientras avanza la investigación en el pasado, y las idas y venidas temporales, conforman una narración muy sólida, que funciona bien e intriga. Y aunque el planteamiento es oscuro, muy oscuro, hay una clara apertura a la esperanza, cierta mirada a la trascendencia y una valoración positiva del don de la libertad. A un buen guión, que ahonda en la naturaleza humana y a las razones que mueven el comportamiento de las personas, se suma un excelente director, Cary Fukunaga, que ya ha dado prueba de su habilidad para recrear ambientes muy diferentes en la historia de inmigración Sin nombre y la adaptación de Charlotte Brontë Jane Eyre.

8/10
Vigilados: Person of Interest (4ª temporada)

2014 | Person of Interest | Serie TV

Con la llegada de Samaritan, ahora la trama es un constante combate contra los agentes de la “nueva máquina de investigación”. Como método para protegerse Reese, Finch, Shaw y Root deben de vivir ahora con identidades falsas. Adicionalmente se crea una nueva guerra entre la organización criminal liderada por Carl Elias y la banda de narcotráfico la “hermandad”, liderada por Dominic. Cuarta temporada de la exitosa serie creada por Jonathan Nolan, la cual consta con 22 episodios.

7/10
Vigilados: Person of Interest (2ª temporada)

2012 | Person of Interest | Serie TV

Harold Finch (Michael Emerson) y su socio John Reese (Jim Caviezel) prosiguen con su cruzada para salvar las vidas de las personas consideradas irrelevantes por "la máquina", números que corresponden a gente que está envuelta en algún tipo de crimen violento. La colaboración entre ellos y los detectives Carter (Taraji P. Henson) y Fusco (Kevin Chapman) se va haciendo más estrecha, hasta el punto de que prácticamente van a irse convirtiendo en un equipo de cuatro. Por su parte, los enemigos declarados de Harold y Finch también entran cada vez más en las operaciones que llevan a cabo: ahí están la malévola Root, el mafioso Elias y, claro está, la turbia organización conocida como Control. En esta temporada, la tensión va "in crescendo", y los guionistas introducen nuevos elementos para enriquecer la trama. Por un lado, los capítulos siguen teniendo el esquema sencillo de la primera temporada (es decir, ayudar a la persona que está en peligro), pero, por otro lado, la trama de fondo va adquiriendo proporciones de mayor calado, con asuntos que implican a la seguridad nacional, al crimen organizado, o al espionaje internacional, etc. Por supuesto, también se cuidan los personajes y sus traumeas personales, y los misterios en torno a Harold y Reese se van alumbrando poco a poco. También ayuda al interés del conjunto la introducción de nuevos personajes, como el de la agente Shaw (Sarah Shahi).

6/10
Green Lantern (Linterna Verde)

2011 | Green Lantern

Linterna Verde es uno de los personajes más importantes de la editorial DC, aunque para los no lectores de comics no es tan conocido como Batman y Supermán, los pesos pesados de la compañía. El primer Linterna Verde fue creado por Bill Finger y Martin Nodell en 1940, aunque su encarnación más conocida, el piloto de pruebas Hal Jordan nació en 1959 de la mano de John Broome y Gil Kane. Con tanta cinta de superhéroes que se estrena, era bastante predecible que tarde o temprano llegara a las pantallas la adaptación al cine. Los Linterna Verde son un cuerpo de paz formado por diferentes vigilantes, de planetas y razas distintos, que patrullan cada uno su cuadrante del universo, con ayuda de un anillo de poder que le confiere extraordinarios poderes. Uno de ellos está a punto de morir en el Planeta Tierra tras ser perseguido por el amenazador Parallax, un ser que pone en peligro la paz cósmica. El anillo del Linterna Verde elige un sustituto y vuela hasta él. Éste resulta ser Hal Jordan, un piloto de pruebas que debe encontrar la valentía suficiente para derrotar a Parallax. Aporta muy poco al género, ya que repite todos los tópicos sin darles ninguna vuelta de tuerca: existe un tipo que repentinamente adquiere poderes asombrosos y una gran responsabilidad, se ha enamorado de una mujer a la que debe conquistar, tiene que hacer frente a su némesis... El mercado está tan abarrotado que resulta difícil encontrar elementos originales. Además, juega en contra de esta cinta su abuso de los escenarios virtuales y los efectos digitales por ordenador, pues algunos pasajes parecen de animación, y resulta difícil aceptar la mezcla con personajes humanos. Sin embargo, tiene un buen reparto, ya que Ryan Reynolds le da cierta humanidad a su personaje y resulta tener buen 'feeling' con la joven Blake Lively (Gossip Girl). El film tiene secundarios de altura como Tim Robbins y Mark Strong, desconocido como uno de los Linterna Verde. Aunque no llega a la altura de otros de sus films, Martin Campbell (007 Casino Royale, La máscara del Zorro) dirige con el suficiente pulso. El tema central es el miedo, y la capacidad humana para sobreponerse a él y lograr sus objetivos.

4/10
Al límite

2010 | Edge of Darkness

Thomas Craven, un maduro policía de Boston, acoge en su casa a Emma, su única hija, a la que hace tiempo que no ve. Inesperadamente sufre en la puerta del hogar un ataque brutal donde Emma se lleva la peor parte. De modo no oficial Craven investigará quién está detrás del atentado; sus compañeros de la policía creen que se trata de la venganza de un criminal relacionado con alguno de sus casos, pero nuestro hombre empieza a sumar razones que apuntan a que el ataque tenía que ver más bien con su hija, ingeniera nuclear, que trabajaba con una empresa privada, contratista de Defensa. Poderosa adaptación de una miniserie británica de los 80, a cargo del mismo director, Martin Campbell. Se trata de un trepidante thriller que supone el regreso a la interpretación de Mel Gibson tras siete años de ausencia en las pantallas. Y recuerda a algunos títulos de Gibson, como Conspiración y Rescate. Destaca el ritmo endiablado, con golpes inesperados que te descolocan, y la composición de los personajes a base de lo que se diría trazos impresionistas, sin que tengamos en ningún momento su ‘foto completa’. El guión de William Monahan y Andrew Bovell funciona, crean una incómoda sensación de que fuerzas ocultas, con la connivencia de las autoridades, ponen en peligro la vida de los ciudadanos con métodos nada ortodoxos; una tupida telaraña de intereses y falta de escrúpulos, a la que debe enfrentarse el héroe corriente y moliente en solitario, el ‘amigo’ Mel, que compone bien su personaje. No estamos ante una película de tesis –las críticas a la industria armamentísticas o la falta de ética de determinadas instancias paragubernamentales, encarnadas por el villano de Danny Huston, no dejan de ser excusas argumentales–, aunque sí se subraya la necesidad de un código moral para funcionar por la vida, en el intercambio que tiene Craven con su compañero interpretado por Jay O. Sanders. En tal sentido también proporciona un interesante contrapunto la némesis de Craven, el ‘arreglaproblemas’ Jedburgh (Ray Winstone), que empieza a cuestionarse sus acciones.

6/10
Revolutionary Road

2008 | Revolutionary Road

Frank y April se conocen al poco de terminar la Segunda Guerra Mundial. Aquello es un flechazo, amor a primera vista. Guapos, jóvenes y con talento, se diría que componen el matrimonio perfecto. Pero diez años después, y a pesar de que tienen dos hijos preciosos, su relación se ha anquilosado. Ella ha conocido el fracaso de su carrera como actriz, él tiene un trabajo gris de oficinista, con pocos alicientes. La felicidad perfecta que debía embargarles, el sueño americano hecho realidad, no existen. Discuten con frecuencia, no hablan, no escuchan, se gritan... Aquello está a punto de irse al garete. Hasta que April tiene la “gran idea”: ¿por qué no hacer la maletas, e irse a otra parte, a Europa, a París, oh, la France, e iniciar una nueva vida? April podría trabajar como secretaria, y Frank podría desarrollar sus aptitudes, leer, tal vez escribir algún libro. Aquello les devuelve la ilusión, les hace rejuvenecer. Hasta el punto de que sus amigos y conocidos, que les miraban inicialmente estupefactos, empiezan a alimentar algo parecido a la envidia.Adaptación de la novela homónima de Richard Yates, profesor universitario y guionista en Hollywood en los 60, cuando firmó el libreto del film bélico El puente de Remagen. Se trata de una crónica del desamor, una mirada tremendamente pesimista a los Estados Unidos de los años 50, donde tras una fachada de una vida ideal se ocultan la frustración y la parálisis a la hora de actuar. Temática que conecta con el film con que debutó Sam Mendes como director, American Beauty. La idea es bucear en las contradicciones de unos personajes egoístas, siempre lamentándose por su insatisfacción personal, anhelantes de fantasías quiméricas, que no saben reconocer los gozos de una vida corriente –"jugar a las casitas", llama despectivamente un personaje a esta distorsionada posibilidad– que podría ser plena... si quisieran. Resultan patéticas las infidelidades de la pareja, una especie de grito silencioso que ni da consuelo, ni despierta los remordimientos; o el modo estremecedor con que encaran la noticia de que podrían tener un tercer hijo. Para subrayar una situación cercana al colapso, el guionista Justin Haythe (La sombra de un secuestro, que también dibujaba un matrimonio en crisis) acentúa los momentos desgarrados de venenosos reproches, un poco a lo Tennessee Williams, sobre todo los que protagonizan marido y mujer, y aquellos en que interviene un desequilibrado que, sorprendentemente, muestra algo cercano a la lucidez al detectar lo que no va en la pareja.Aunque el film se centra en Frank y April -Leonardo DiCaprio y Kate Winslet que, diez años después de Titanic, protagonizan otro tipo de naufragio, existencial, y cuentan con intentos papeles para lucirse-, alrededor se mueven varios personajes, reflejo como ellos de una sociedad acomodaticia: un matrimonio amigo, los compañeros de oficina, y los arrendatarios de su casa, irónicamente situada en la zona residencial de Revolutionary Road, nombre al que no honran, para nada, sus habitantes. Historia deprimente, en que unos personajes instalados en su mediocridad no saben amar ni evolucionar hacia ninguna parte, Mendes parece haberla diseñado con escuadra y cartabón, sin dejar espacio a la catarsis. El cineasta se diría una especie de cerebral ingeniero de los sentimientos autocomplacientes, que sabe manejar bien, al estilo de otras películas sobre una sociedad occidental enferma, como Juegos secretos, también protagonizada por su esposa Kate Winslet; y denuncia todo eso, pero sin aportar soluciones. Mendes se apoya bien en los actores, y en unos técnicos excelentes, sobre todo en los apartados musical -magnífica partitura de Thomas Newman, que combina muy bien con un inteligente uso del sonido- y de fotografía -Roger Deakins, que juega a la perfección con la distancia focal para mantener nítido o desdibujado, según convenga, el rostro de uno u otro personaje-.

6/10
Cadillac Records

2008 | Cadillac Records

Una de esas películas-río que abarca un par de décadas, y cuenta los logros del sello discográfico Chess Records, nacido en Chicago, para aupar la música racial a lo largo y ancho de los Estados Unidos... y del resto del mundo. Sigue a Leonard Chess, un avispado judío de origen polaco, que detecta en 1947 el buen hacer musical de Muddy Waters y Little Walter, cuyos temas irá posicionando en lo más alto del 'hit parade'. Con el paso de los años irá sumando nombres míticos a su “gran familia” discográfica, como los de Chuck Berry que preludia el rock and roll, y los de Willie Dixon, Howlin' Wolf y Etta James. A la hora de sacar adelante sus carreras, estos artistas deberán lidiar con sus personales demonios, lo que incluye adicciones a las drogas, excesos sexuales o reacciones violentas. Darnell Martin, forjada en la televisión -ha dirigido episodios de series como Ley y orden y Anatomía de Grey-, parece haber puesto toda su alma en este film, cuyo guión firma, y que ella misma ha dirigido. Los resultados son desiguales. Se diría que su intención es presentar “la historia real” de parte de la música negra, una especie de respuesta a la ficción imaginada por Dreamgirls a partir del devenir de Motown Records. Desde luego, la reconstrucción de época es fantástica, los actores son buenos, y la música ayuda a soportar el conjunto. Pero los personajes quedan muy desdibujados, por ejemplo lo referente al matrimonio de Leonard -un correcto Adrien Brody-, o a los problemas amorosos de Muddy -buen trabajo de Jeffrey Wright; más disparatado es el dibujo de Little Walter, con la escena en que mata de un tiro a un pobre diablo, sin que tal acción suponga algo en la trama: nada se construye alrededor de esto, ni parece afectar a los personajes, lo que no dejará de sorprender al espectador. También resulta leve la aparición de Berry, sabe a poco, apenas una ligera cata de cómo era. Mientras que Beyoncé Knowles, encarnando a Etta James, se ha esforzado en sus canciones con un potente chorro de voz; la actriz cantante, que ejerce de productora ejecutiva, ha cuidado su composición, aunque también resulta algo simple el dibujo de su relación con Chess. La película está punteada por una voz en off de un narrador que, la verdad sea dicha, no se sabe muy bien a quién corresponde. El tímido intento de dar una idea de una etapa de la historia de los Estados Unidos tampoco está bien resuelto, se quiere apuntar a los avances en derechos civiles y la integración racial, a los que habría ayudado la música, cuestión que le va grande a una película que debería haberse preocupado más de aunar bien los dramas personales de sus protagonistas.

4/10
¡Cásate conmigo!

2006 | The Pleasure of Your Company

El actor Jason Biggs tiene talento, pero corre el riesgo de no dejar de ser jamás Jim Livenstein, el sempiterno coasiadolescente de American Pie, graciosín pero con una visión de la vida que no levanta dos centímetros del suelo. Y ni siquiera salió airoso de su oportunidad de oro con Woody Allen en Todo lo demás. Aquí se mete en la piel de Anderson, un pobre tipo que entra en barrena al ver cómo su novia sufre un infarto mortal cuando él se le declara. Tras muchos meses en el dique seco, sin salir de casa, sin relacionarse con nadie, el único amigo que tiene le pide en un bar que intente conocer a otra chica. Y Anderson le pide matrimonio a la primera joven que ve, una camarera de la cafetería. La película tiene algún momento simpático, pero en general el acumulamiento de bobadas –muchas de ellas de una burda grosería– es excesivo, y el mismo planteamiento no se sostiene lo más mínimo, de ridículo que es. Además, todos los personajes parecen tontainas. Lástima que los dos actores principales, Jason Biggs y la pizpireta Isla Fisher, elijan este tipo de guiones tan patéticos.

2/10
El día de mañana

2004 | The Day After Tomorrow

Film catastrofista que aprovecha una cuestión de rabiosa actualidad: el cambio climático. Una perturbarción en la corriente del Atlántico produce una cataclismo de proporciones planetarias. Deshielo, tormentas, huracanes, que traen consigo una nueva era glacial. Nueva York es una de las ciudades afectadas, donde Sam Hall queda atrapado con unos amigos en la Biblioteca Pública. Pero papá Hall, experto climatólogo, acudirá al rescate. Estupendos efectos especiales, con la Gran Manzana inundada y cubierta de nieve, y acierto en la elección de Jake Gyllenhaal como adolescente desastrado, un poco a lo Tobey Maguire en Spider-Man, pueden anotarse en el haber de la película entregada por Roland Emmerich (Independence Day, El patriota), que círcula por los cánones clásicos del género, el esquema de mostrar a diversos personajes en peligro. Algún elemento original (los todopoderosos EE.UU. pidiendo ayuda al Tercer Mundo, la quema de libros para obtener calor) no ocultan los puntos débiles: la obcecación del padre por ir a buscar a su retoño, poco verosímil, y el modo en que se resuelve el film, donde las cosas ocurren porque sí. También resulta llamativa la ausencia de lo trascendente en una historia que nos presenta poco menos que la inminencia del fin del mundo.

6/10
Sniper

2003 | D.C. Sniper: 23 Days Of Fear

Recreación de los crímenes del francotirador de Washington, que en otoño de 2002 empezó a disparar indiscriminadamente contra los habitantes de la capital estadounidense, de uno en uno, en días diferentes. La escalada de terror se inició el 2 de octubre, con la muerte de un jardinero. Se centra en la investigación del jefe de policía Charles Moose, personaje real interpretado por el actor afroamericano Charles S. Dutton, cuya contribución fue crucial para resolver el caso.

3/10
La hora de la araña

2001 | Along Came A Spider

El detective Alex Cross ha quedado tocado después de la muerte de una compañera policía en una operación de alto riesgo. Hasta el punto de decidir retirarse del servicio. Pero el secuestro de una niña, hija de un senador, obliga a Cross a volver a la faena. Y comienza a colaborar con la agente del servicio secreto que custodiaba a la cría. Pronto van a descubrir que el rapto de la chiquilla es sólo el primer paso de un maquiavélico plan, que podría desencadenar una grave crisis internacional. El neozelandés Lee Tamahori (Guerreros de antaño, Mulholland Falls. La brigada del sombrero) es el encargado de poner imágenes a este thriller, adaptación de la novela de James Patterson. Y consigue trepidación, desde el arranque traumático de la película, pasando por el secuestro en la escuela, o la inquietante escena de la cabina. Pone rostro al célebre detective negro el actor Morgan Freeman, que ya encarnó al personaje en El coleccionista de amantes.

5/10
La doble vida de mi marido

2001 | The Familiar Stranger

Después de diez años de la muerte de su marido, Elizabeth descubre que seguramente éste simuló su muerte y en realidad sigue vivo y ha asumido otra identidad para formar una nueva familia. La mujer, indignada, se enfrentará a esa terrible situación. Telefilm sin muchos vuelos protagonizado por Margaret Colin, célebre por interpretar años más tarde a la madre de Blair en Gossip Girl.

4/10
Mi querido rehén

1999 | Earthly Possessions

Charlotte es una aburrida ama de casa que está pensando en dejar a su marido. Su vida pega un vuelco al convertirse en rehén de unos atracadores. Cuando conoce los motivos de su acción, ella empieza a advertir que hay cosas en la vida que merecen la pena. Entretenida 'road-movie' que conjuga drama y comedia. De su reparto hay que destacar a la espléndida Susan Sarandon (que por cierto, ya dio vida a una anodina maruja en Thelma y Louise, otra 'road-movie').

4/10
Visto para sentencia

1999 | The Confession

Roy Bleakie, un prestigioso abogado, defiende a Harty Fertig, un individuo acusado de un triple asesinato. El letrado intenta convencerle de que alegue enajenación mental, ya que los crímenes ocurrieron después de la muerte de su pequeño hijo. Éste fue ingresado en urgencias, en un hospital donde se produjo un auténtico caos, y las víctimas –una enfermera, la recepcionista y un médico– no hicieron nada para atenderle. El acusado decide declararse culpable y asumir las consecuencias de sus actos. David Hugh Jones (Jacknife) adapta la novela 'The Confession', de Sol Yurick. Obtiene un correcto drama judicial que se centra en el contraste entre dos personajes muy diferentes. Mientras que Roy (Alec Baldwin) es un tipo sin escrúpulos, Fertig (Ben Kingsley) es un buen hombre que cometió una acción terrible.

4/10
Tumbleweeds

1999 | Tumbleweeds

Mary Jo Walker es una mujer que no acaba de sentar la cabeza: ha tenido tres maridos y unos cuantos novios. Cada vez que fracasa una de estas relaciones, coge a su hija Ava, toma la carretera y parte para otro lugar. Ava, con doce años, se siente desarraigada y sin hogar. Cuando ha logrado hacer amigos en su entorno, llega su madre y le pide que haga las maletas para irse. Emotiva película de mujeres, con tipos humanos bien definidos en sus dudas y debilidades, y que son como los “tumbleweeds”, esas “bolas” de paja típicas del paisaje americano, que son arrastradas por el viento. Janet McTeer, desconocida actriz británica procedente del teatro, fue candidata al Oscar. Sobre su personaje, que va poco a poca madurando, dice: “Se da cuenta que los hombres que han estado con ella la han podido hacer feliz de forma momentánea, pero nunca le han dado una verdadera felicidad. Y toma la decisión de que desea ser feliz, o más bien Ava la toma por ella.”

5/10
Sin piedad

1999 | The Jack Bull

Correcto film para televisión dirigido por el competente John Badham (Juegos de guerra). En él se cuenta las desventuras de un tratante de caballos, cuando le toca atravesar tierras ajenas. El reparto es de ensueño (John Cusack y John Goodman), y tiene una hermosa partitura de Lennie Niehaus.

4/10
Wrestling with Alligators

1998 | Wrestling with Alligators

Maddy y Claire son dos adolescentes que comparten habitación. Maddy vive su primera relación romántica, mientras que Claire se ha quedado embarazada de un hombre al que no quiere. Entre el reparto destaca la presencia de Adrienne Shelly, que fue asesinada en su casa poco antes de que pudiera estrenar La camarera, su debut como directora.

4/10
La extraña pareja, otra vez

1998 | The Odd Couple II

Secuela de La extraña pareja, rodada nada menos que 30 años antes. Los inefables Jack Lemmon y Walter Matthau retoman sus antiguos personajes de Felix y Oscar y se lo hacen pasar bomba al espectador. Los veteranos actores estaban al final de sus carreras. Si antiguamente se trataba de compartir piso, ahora la cosa estriba en compartir un coche de viaje a California, en donde tendrá lugar la boda entre el hijo de Felix y la hija de Oscar... La convivencia entre ambos será un disparate.

5/10
A las duras y a las maduras

1997 | For Richer or Poorer

Un matrimonio de ricachones se encuentra de pronto en apuros económicos. Para esconderse temporalmente de la deuda, se refugian en una comunidad amish; una comunidad religiosa que viven sin adelantos modernos, como se veía en la célebre película de Harrison Ford, Único testigo. La pareja no se encuentra como pez en el agua, precisamente pues deben cumplir con las obligaciones como unos miembros más, lo cual produce toda una sarta de disparatadas situaciones. Los graciosos del reparto son Tim Allen y Kirstie Alley.

3/10
Te odio, mi amor

1997 | The MatchMaker

Un senador de Massachusetts tiene bastante difícil su reelección. Como modo de relanzar su imagen envía a Marcy, una de sus asesoras, en busca de sus raíces familiares irlandesas. De ese modo pretende ganarse el voto irlandés. Cuando Marcy llega a un pueblecito pesquero, se encuentra con un tradicional festival, para encontrar pareja a los solteros del pueblo. ¿Encontrará Macy, sin buscarlo, a su media naranja? Clásica película de transformación, gracias a la influencia de la vida sencilla, apartada del ajetreo urbano, y a la fuerza del amor. Marcy llega acelerada, dispuesta a cumplir enseguida con su cometido y largarse enseguida de lo que le parece un pueblucho de mala muerte. Pero su encuentro con gente entrañable (la gente de la posada, los funcionarios locales, los casamenteros) la cambia para bien. Sin llegar por supuesto a la altura de títulos emblemáticos como El hombre tranquilo de John Ford, Mark Joffe ofrece una más que agradable película. Protagoniza Janeane Garofalo, que sorprendió con sus dotes de comedia en el film La verdad sobre perros y gatos. Y le acompaña David O'Hara, el loco irlandés de la película Braveheart.

5/10
El coleccionista de amantes

1997 | Kiss The Girls

Quien dice coleccionar sellos dice mujeres... Claro, sólo en una mente enferma que, incluso, programa sádicamente la muerte de sus víctimas. Trepidante thriller psicológico, adaptación de una novela de James Patterson, con el detective Alex Cross estrujándose las meninges para desenredar una compleja madeja. Gran trabajo del dúo actoral, especialmente el de Ashley Judd en uno de esos papeles de mujer fuerte que tan bien se le daban.

5/10
Pánico en el túnel

1996 | Daylight

Un enfermero, Kit Latura, debe rescatar a un grupo de personas atrapadas en un viejo túnel de Nueva York, obstruido y en llamas. Bien rodada y con brillantes efectos especiales, tiene el look de los filmes catastrofistas de los 70, cuando el género logró su mayor apogeo. Ciertos matices dramáticos enriquecen el convencional argumento: un grupo de gente queda atrapada en un túnel bajo el río Hudson tras una explosión. Buen reparto encabezado por Sylvester Stallone.

4/10
Tres deseos

1995 | Three Wishes

La viuda Jeanne viaja con sus dos hijos pequeños, Tom y Gunny, en el coche cuando de repente atropella a Jack, un joven vagabundo al que rompe una pierna. Jeanne decide acogerle en su hogar hasta que se recupere, y Jack pronto empieza a hacer amistad con los niños, en especial con Tom. Ella no tardará en sentirse también atraída hacia ese joven misterioso y encantador. Drama romántico de la directora Martha Coolidge, con un toque lacrimógeno y fantástico, ambientado en los años 50 y protagonizado por Patrick Swayze y Mary Elizabeth Mastrantonio. La historia se centra en el encuentro inesperado de un hombre extraño pero fascinante con una familia que arrastra un dolor y tristeza por una pérdida del pasado. Aunque el guión flaquea y la historia de amor no acaba de enganchar, destacan el agradable tono general y los buenos valores como la amistad, la bondad o el respeto, todo ello envuelto en un aire muy New Age.

4/10
Ángeles

1994 | Angels in the Outfield

Un niño huérfano de madre y cuyo padre se desentiende de él pide a Dios que el equipo de béisbol de Los Ángeles gane una liga de la que es colista. Él cree que a esta victoria va unida la consecución de otro deseo más hondo: encontrar, al fin, un verdadero padre. Los ruegos del chico son escuchados, y un grupo de ángeles opera un verdadero milagro en el mediocre equipo, que comienza a ganar partido tras partido ante la sorpresa de su arisco entrenador. Película amable y divertida, sin mayores pretensiones, es una muestra del reciente interés despertado por el tema de los ángeles en Estados Unidos, que mereció portada en la revista Time. La cuestión angélica, aunque tratada de modo superficial, resulta sintomática de la sed de trascendencia de todo hombre. El principal problema de William Dear, un director formado en la factoría Spielberg, es que ahonda poco en los personajes, desaprovechando de paso un ajustado reparto. Especialmente descuidados están los ángeles, que no pasan de ser una mera presencia. Sobresalen los estupendos efectos especiales en el campo de juego, cuando los ángeles han de echar una mano a los torpes jugadores.

4/10
Hostages

1993 | Hostages

Producción televisiva que narra algunos de los secuestros que se produjeron en Líbano en la segunda mitad de los ochenta. Los terroristas cogieron por costumbre secuestrar a ciudadanos occidentales para acabar con la presencia de sus países en la zona. El protagonista de esta historia es Terry Anderson, un periodista que estuvo secuestrado entre 1985 y 1991. Los dolorosos hechos reales expuestos en la película la relacionan estrechamente con otro título que relató el secuestro del barco Achille Lauro por terroristas palestinos. Se trata de la también producción televisiva de 1990 Voyage of Terror: The Achille Lauro Affair, el penúltimo trabajo de Burt Lancaster.

5/10
Sin defensa

1991 | Defenseless

T.K. es la abogada de Steven, un hombre envuelto en un delito relacionado con la grabación de películas pornográficas. La cuestión es que T.K. es además su amante pero desconoce que Steven está casado. Cuando lo descubre todo cambiará radicalmente. Se enfada muchísimo con su amante y éste acaba muerto. ¿Pero ha tenido T.K. algo que ver con su muerte? De investigarlo se encargará el detective Beutel en este thriller que tiene un punto de partida con un aire muy a lo culebrón, en donde además del triángulo amoroso, todo el mundo parece conocerse.

4/10
JFK

1991 | JFK

Basada en la investigación del fiscal del distrito de Nueva Orleans, esta película pone en tela de juicio las conclusiones a las que llegó la Comisión Warren sobre el asesinato del presidente de los Estados Unidos John F. Kennedy. Frente a la tesis defendida por la Comisión de que el magnicidio fue realizado por un solo hombre (Lee Oswald), el fiscal Jim Garrison defiende la existencia de una conspiración que implica a altos miembros del Gobierno y de la CIA y a un grupo de guerrilleros anticastristas Oliver Stone, director caracterizado por comprometerse políticamente en sus películas, consigue mantener un ágil ritmo narrativo, a la vez que nos proporciona una información exhaustiva y documentada sobre los hechos acaecidos en Dallas. Testimonios contradictorios, muertes oportunas y repentinas, ocultación de pruebas, terminan por hacernos dudar de la versión oficial. En el film, galardonado con 2 Oscars, Stone contó con un amplio reparto de estrellas, tanto en papeles principales como secundarios, lo que contribuye a enriquecer la película. Sólidas actuaciones de Kevin Bacon, Tommy Lee Jones, Gary Oldman y Donald Sutherland. La música es del sensacional John Williams.

7/10
Detective con medias de seda

1991 | V.I. Warshawski

Una detective privada acepta un nuevo caso en el que debe cuidar de una niña de trece años. Las cosas se complican cuando el padre de la criatura es asesinado y la protagonista tendrá que ser niñera y detective al mismo tiempo. Fallida mezcla entre acción y comedia que tiene como protagonista a una Kathleen Turner en sus horas bajas.

4/10
Un destino de ida y vuelta

1990 | Mr. Destiny

Variaciones sobre ¡Qué bello es vivir!, y en última instancia, sobre el "Cuento de Navidad" de Charles Dickens. Larry está convencido de que su existencia es un desastre debido a que siendo un chaval, falló una bola en un partido de béisbol. En éstas anda cuando se presenta Mr. Destiny ofreciéndole vivir la vida alternativa en que acertó a la bola. Y se dará cuenta que también por ese caminillo las cosas no son fáciles. Amable fabulilla, donde Linda Hamilton es la chica del 'prota' 'depre', y Michael Caine la suerte de ángel que tiene que ayudarle a madurar.

5/10
Los panzers de la muerte

1987 | The Misfit Brigade

Año 1942. El ejército ruso hace presión a las tropas alemanas. Hitler decide no retroceder y seguir adelante con su plan mientras pide a los oponentes que se rindan. Entretenido film bélico, con intépretes medianamente conocidos, que recrea una historia ambientada en la II Guerra Mundial, en los prolegómenos de la batalla de Stalingrado. El director de películas de serie B y telefilmes Gordon Hessler (El viaje fantástico de Simbad) adapta una novela de Sven Hassel.

5/10
Hanky Panky (Una fuga muy chiflada)

1982 | Hanky Panky

Michael Jordon tiene la mala suerte de coincidir en un taxi con una joven que lleva un paquete. Cuando ella es asesinada, el inocentón Michael tendrá que darse a la fuga debido a que se convierte en sospechoso. Se verá envuelto entonces en un monumental lío criminal. Comedieta al uso, donde se pone énfasis en el histriónico Gene Wilder, aquí acompañado por un grupo de actores de notable prestigio. Incluso el director es nada menos que el actor Sidney Poitier. Entretenimiento y risas aseguradas para los incondicionales.

4/10

Últimos tráilers y vídeos