IMG-LOGO

Biografía

John Cleese

John Cleese

80 años

John Cleese

Nació el 27 de Octubre de 1939 en Weston-Super-Mare, Somerset, Inglaterra, Reino Unido
Filmografía
Clifford: El gran perro rojo

2020 | Clifford the Big Red Dog

Absolutamente todo

2015 | Absolutely Anything

Una nave alienígena intercepta una sonda enviada por la NASA con información sobre el planeta Tierra y los seres humanos. Antes de destruir la Tierra y acabar con la raza humana, los alienígenas –un consejo de extraños y parlanchines seres– deciden hacer una prueba: otorgarán poderes de Dios a un hombre elegido al azar. Si hace el bien con sus poderes perdonarán al planeta, si hace el mal, lo destruirán. Los poderes recaerán sobre Neil, un profesor de primaria que sueña con ser novelista y que está enamorado de su vecina del piso de abajo. El miembro de los Monty Python y director de películas emblemáticas como Los caballeros de la mesa cuadrada o La vida de Brian, el británico Terry Jones, entrega una comedia de ciencia ficción de planteamientos muy simplones y con tono de fábula gamberra y plagada de escenas humorísticas, con gags fáciles y un pelín en el límite del buen gusto propio del chalado grupo británico. La verdad es que tiene su punto que los cinco miembros de los Monty Python –John Cleese, Terry Gilliam, Eric Idle, Michael Palin y el propio Terry Jones– pongan voces precisamente a los aliens, deseosos de hacer añicos a la raza humana, a quienes ven como seres tontos e inferiores. Y en el film hay escenas especialmente divertidas, como esas que recogen los deseos caprichosos de Neil cumplidos “ipso facto” o la persecución “adorable” que sufre el amigo indio del protagonista. Ni que decir tiene que el tópico argumento de Absolutamente todo resulta bastante previsible, dentro del aire de cuento moral sobre el uso que debe hacerse de los propios talentos, algo similar de lo que ocurría en la estadounidense Como Dios. La elección como protagonista del simpático payasete Simon Pegg es bastante acertada, mientras que en el lado femenino la dulce Kate Beckinsale se limita a ser mera comparsa, aunque cumple. Por último, en su último papel en el cine Robin Williams pone voz a uno de los personajes principales, el de un perro caradura que adquiere racionalidad y que ofrece algunos de los momentos más desvergonzados y alocados.

4/10
La aventura navideña de Beethoven

2011 | Beethoven's Christmas Adventure

Cuando un elfo navideño toma por error el trineo de Santa Claus y tiene un accidente, de manera que pierde la bolsa de juguetes. Beethoven entonces tendrá que salvar al elfo y encontrar además los juguetes antes de que unos malvados se hagan con ellos. La Navidad depende de él. Película familiar, producida directamente para vídeo, que supone una más de las innumerables protagonizadas por el perro Beethoven, un simpático y bonachón San Bernardo.

4/10
El gran año

2011 | The Big Year

Todo el mundo busca algo, y Stu Preissler (Steve Martin), Brad Harris (Jack Black) y Kenny Bostick (Owen Wilson) están decididos no sólo a encontrar “su algo”, sino a ser los mejores en la tarea. Al igual que este intrépido trío dispuesto a trotar por el continente, casi todos nosotros soñamos con ser los primeros, tanto si se trata del mejor atleta, del autor de mayor venta o, tal vez, de ese artista acaparador de premios. Puede tratarse de cualquier cosa, pero en el terreno ideal debe ser algo que te apasione.

La Pantera Rosa 2

2009 | The Pink Panther 2

El temible ladrón El Tornado ha vuelto a hacer de las suyas. Esta vez no se ha contentado con robar una sola obra de arte, sino que en pocos días se hace con algunos de los tesoros más valiosos de la humanidad, como la Sábana Santa. Como no puede ser de otra manera, El Tornado también roba la Pantera Rosa, la genial joya que trajo de cabeza al inspector Clouseau en la primera entrega de la saga. La indignación por los robos se extiende a nivel mundial, por lo que se forma un “dream team” de investigadores internacionales para detener a El Tornado. Dada la fama adquirida por Clouseau en el anterior capítulo, todos están de acuerdo en que él es el hombre indicado para comandar a lo mejor de lo mejor del mundo de la investigación. Secuela de La Pantera Rosa (2006), donde el inspector Clouseau vuelve a ser ese hombre torpe y ajeno a la realidad, que, sorprendentemente, tiene la virtud de dar siempre con la clave del caso. Esta película sigue la línea de la anterior en cuanto al tipo de humor, algo más picantón e irreverente que el de las cintas que en su día protagonizara Peter Sellers. Steve Martin repite como Clouseau, al igual que sus colegas de la jefatura de policía Jean Reno y Emily Mortimer. Reno vuelve a estar magistral como el buenazo de Ponton. Entre las caras nuevas cabe destacar a John Cleese, que toma el relevo de Kevin Kline como el sufrido inspector jefe Dreyfus. A pesar de su carácter secundario, Cleese consigue ser uno de los personajes más divertidos de la película. Con algo más de presencia nos encontramos a Andy García y Alfred Molina. Están fantásticos como dos de los miembros del “dream team”. Pero la creación de este equipo está relacionado con uno de los aspectos más pesados de la cinta. Si ya es cansino soportar a Clouseau con su peculiar acento francés, Andy García se pasa toda la película hablando con acento italiano. En ocasiones este tema verbal es divertido, pero en la mayoría de los casos resulta extraordinariamente cansino. Quienes disfrutaran con la primera película harán lo propio con ésta. No es para empezar a reír y no parar, pero hay que reconocer que sí que hay varios momentos en los que el espectador soltará una carcajada, como durante el interrogatorio del “dream team” al personaje de Jeremy Irons o en las sesiones de Clouseau con la señora Berenger.

4/10
Parting Shots

2009 | Parting Shots

Comedia policiaca sin mucho sentido, donde al fotógrafo Harry Sterndale se le diagnostica un cáncer terminal. Obsesionado porque le queda poco tiempo de vida, Harry dedicará sus últimos días a vengarse de todas las personas que le han amargado la existencia, entre los que están su traicionera esposa y un peligroso hombre de negocios. Todo cambiará para él cuando se enamora. Escrita y dirigida por el británico Michael Winner, que reunió a un competente reparto que incluye a John Cleese, Bob Hoskins, Ben Kingsley, Oliver Reed, Diana Rigg y Joanna Lumley, ésta última conocida sobre todo por su papel de la sexy Purdey en la serie televisiva de Los nuevos vengadores a mediados de los 70.

3/10
Ultimátum a la Tierra

2008 | The Day the Earth Stood Still

Ultimátum a la Tierra (1951) es uno de los grandes clásicos del cine de ciencia ficción. En su primera incursión en el género, Robert Wise advertía de los riesgos del peligro nuclear mediante la historia de un extraterrestre, Klaatu, que aterriza en Washington. Su misión, advertir de que si continúa la proliferación nuclear, los humanos se convertirán en una amenaza peligrosa y el resto de planetas se verán obligados a destruirles. El mensaje pacifista era tan sencillo como contundente. Ahora, el director Scott Derrickson, responsable de El exorcismo de Emily Rose, acomete la tarea de adaptar el film a los nuevos tiempos, y de hecho cambia el fondo nuclear por un mensaje ecológico. Keanu Reeves ha heredado el papel de Klaatu (Michael Rennie) en el original, que esta vez aterriza en Central Park, en pleno Nueva York, junto con Gort, un robot letal que le sirve de guardaespaldas, y que se desactiva con la orden ‘Klaatu barada nikto’. Herido por el ejército, Klaatu es transportado a un hospital, donde le reaniman. Tras advertir a los humanos de que van a ser eliminados, escapará del centro ayudado por Helen Benson, una científica viuda, y su hijo. Helen averigua que Klaatu está en la Tierra para evaluar si los humanos –que van a ser eliminados por destruir el planeta– tienen alguna posibilidad de cambiar, pero realmente no cree que sean capaces. Tras un inicio prometedor –la científica es reclutada con gran misterio junto con otros científicos, en unas secuencias que recuerdan muchísimo a Encuentros en la tercera fase–, lo cierto es que la historia se estanca tras la fuga del hospital. Derrickson se ha dejado seducir por las posibilidades de los modernos efectos especiales, y se decanta por mostrar grandes destrucciones, en detrimento de la historia. Quizás ha sido alentado por los productores, pues en algunos momentos parece que el objetivo es una exhibición de efectos al estilo de cintas catastrofistas como El día de mañana. Éstos no están a la altura del film de Roland Emmerich, pero son lo bastante eficaces. Tanto Jennifer Connelly como el jovencísimo Jaden Smith, hijo del Príncipe de Bel-Air, son bastante expresivos. Por contra, esta vez Keanu Reeves parece bastante perdido con su personaje. Se supone que Klaatu tiene una pinta amenazadora, aunque en realidad es un personaje con un fondo bondadoso. Hacia la mitad, la trama es un tanto confusa, y no se sabe exactamente cuáles son las verdaderas intenciones de Klaatu, lo que ha debido desconcertar bastante al protagonista de Matrix.

4/10
L'entente cordiale

2006 | L'entente cordiale

El traficante de armas Viktor Zilenko (Ivan Franek) roba un microchip que, tiene la virtud de hacer a un soldado inmune al dolor. La intención de Zilenko es vendérselo a los rusos por medio de los servicios secretos franceses. El aristócrata y agente secreto François de la Conche (Christian Clavier) es enviado a Londres para llevar a cabo la transacción. Le acompaña en la misión el traductor Jean-Pierre Moindreau (Daniel Auteuil). Durante el intercambio, Zilenko y sus hombres sufren un ataque del que solo sobreviven de la Conche y Moindreau. Segunda colaboración entre De Brus y Clavier en la que no llegan a conseguir el éxito de su anterior película, L´antidote. El gran reparto no se ve reflejado en un guión torpe en el que abundan absurdos gags.

4/10
Diario de un ejecutivo agresivo

2006 | Man About Town

Mirada al mundo laboral, y a los desquiciamientos que se producen cuando no se sabe compatibilizar el trabajo con la vida familiar, o se olvida algo tan elemental de que en uno y otro caso se está tratando con personas, seres humanos pensantes y con su corazoncito. El film se centra en Jack, un egocéntrico agente de talentos en Hollywood, que se encuentra en plena crisis, aunque no acaba de admitirlo. Sin que lo sepa su esposa o sus compañeros de trabajo, acude a unas clases de terapia, en que el conductor de las sesiones aconseja a los asistentes escribir un diario, según determinadas pautas. Eso debería ayudar a superar los problemas, pero los obstáculos en el camino, incluidos el escepticismo de Jack y los problemas conyugales, no faltan. Y cuando el diario de Jack desaparece, su pánico alcanza cotas insospechadas, por el miedo a que se sepan cosas de él que no deberían saberse. Mike Binder –que ya llamó la atención con su anterior film, Más allá del odio– escribe, dirige, e incluso interpreta el film, hecho al margen de los estudios con la ayuda de su hermano Jack en el capítulo de producción. Lo que no parece haber sido obstáculo para contar con actores de relumbrón, incluido Ben Affleck (aunque justo es decir que el actor conoce horas bajas) y Rebecca Romijn , la conocida Mística de la saga X-Men. Lo que más atrajo al actor, según sus palabras, era el hecho de que es “una película llena de humor y patetismo”. Y en efecto, en la parte de comedia que exhibe el film, se despierta una sensación agridulce, ante situaciones tristes, en que la respuesta espontánea es reír, por no llorar. Uno de los apuntes del diario, “He llegado a un punto en mi vida en el que no sé quién soy. No sé cómo estar casado, y eso me ha asustado”, lo dice todo de un modo terrible.

5/10
La vuelta al mundo en 80 días (2004)

2004 | Around the World in 80 Days

Hay historias que nunca pasan de moda, como ocurre con este clásico del escritor francés Julio Verne. La vuelta al mundo en 80 días ha sido llevada a la televisión y al cine en multitud de ocasiones, aunque sin duda la más recordada es la protagonizada por David Niven en el papel principal y por el entrañable Cantinflas en el de Passepartout. Ahora la historia adquiere modernidad gracias a los efectos especiales y al considerable esfuerzo de producción. De paso se le da cierto aire nuevo a los protagonistas, ya que Phileas Fogg es aquí un tipo algo estrafalario y adelantado a su tiempo, que inventa todo tipo de cosas (el avión, la electricidad, los patines). Sin embargo, sus adelantos son despreciados por los potentados aristócratas y en especial por Lord Kelvin, el director de la Real Academia de la Ciencia. Es entonces cuando, ni corto ni perezoso, Fogg apuesta con él a que es capaz de dar la vuelta al mundo en menos de ochenta días. Lord Kelvin recoge el guante y Fogg parte a correr mil y una aventuras acompañado de su criado Passpartout y de Monique, una artista francesa en busca de emociones. Lo mejor de la película es su ritmo trepidante y sus bellísimos paisajes y localizaciones geográficas. De hecho se rodó en diez países diferentes y según el director Frank Coraci sólo se acudió a los efectos digitales cuando fue estrictamente necesario. Pero sin duda el gran atractivo es la presencia de Jackie Chan en el papel de Passepartout. El actor de Hong Kong, que además ejerce de productor, es todo un veterano de la comedia y logra un acercamiento muy cantinflero al personaje. Eso sí, se reserva algunas escenas de lucha al más puro estilo Hora punta, con coreografías disparatadas y muy divertidas. El semidesconocido Steve Coogan interpreta eficazmente a Fogg y al otro extremo le acompaña un magnífico Jim Braodbent (Moulin Rouge). Destaca también la vigorosa música de Trevor Jones, antaño compositor de El último mohicano, una de sus bandas sonoras más celebradas.

4/10
Esto no es un atraco

2003 | Scorched

Hilarante comedia basada en una idea parecida a la española Atraco a las tres, que contaba el robo de los empleados de un banco a su propia sucursal. Esta vez, tres trabajadores de la sucursal planean el delito por separado, por motivos diferentes, aunque casualmente todos coinciden en intentar hacerlo el mismo fin de semana, y se estorban los unos a los otros. El reparto es de lo más apañado.

4/10
Los ángeles de Charlie. Al límite

2003 | Charlie's Angels: Full Throttle

Tres mujeres muy hermosas, en una película de acción. Tomando como gancho una vieja serie de televisión. Sin importar excesivamente la línea argumental. Ése es el concepto que había detrás de Los ángeles de Charlie, que tuvo tal éxito que enseguida las tres actrices principales se pusieron de acuerdo para protagonizar la secuela. En esta ocasión las chiquillas tienen que recuperar unos anillos que contienen información sobre el programa de protección de testigos del FBI: la vida de miles de personas que cambiaron de identidad tras testificar podría estar en peligro. ¿Cuáles son las novedades de esta entrega? Que la mala es una ángel caída, a la que da vida una recuperada Demi Moore. Que el padre de Lucy Liu es, ¡sorpresa!, John Cleese, que protagoniza los mejores gags del film. Que John Bosley tiene un hermano, ¡sorpresa!, negro, al que da vida Bernie Mac (Bill Murray no quiso repetir su papel). Que aparece en un breve cameo una antigua ángel de la serie de TV, Jaclyn Smith (parece que el resto de ángeles de la serie no quisieron o no sintieron que fueran a ser suficientemente recompensada por reasumir sus personajes). Lo demás son muchas escenas de acción, un humor asumidamente tontorrón, y la voz cantarina y jovial de Charlie dando instrucciones a sus angelitos.

3/10
Pluto Nash

2002 | The Adventures of Pluto Nash

Nueva gansada de Eddie Murphy. Situada en el año 2087, seguimos  la pista a Pluto Nash, un tipo espabilado que ha abierto un garito nocturno en la Luna. Aunque tiene un gran éxito, la mafia le complica un poquito la existencia. Con presupuesto generoso y complicados efectos especiales, Murphy se empeña en hacernos reír con gags como el de unos billetes de 100 dólares con el rostro de… ¡Hillary Clinton! ¿Serán profetas los responsables del film, al vaticinar el futuro presidencial de la señora Clinton? El tiempo lo dirá.

2/10
Muere otro día

2002 | Die Another Day

Con cuarenta años de vida en la gran pantalla, Bond, James Bond, el agente británico supersecreto con licencia para matar, sigue en plena forma. Eso sí, adaptado a los tiempos políticamente correctos que corren en su film oficial número 20, lo que significa que M, su jefa, es una mujer de armas tomar; y que las chicas Bond le dan un par de lecciones antes de sucumbir a sus garras seductoras. En esta ocasión, 007 acude a una misión muy peligrosa a Corea del Norte (un país que, junto al Irak de Sadam Hussein, se presta a ser presentado como villano, debido a su tiránico líder: otra cosa es que EE.UU aplique las mismas medidas que a los iraquíes para pararles los pies). Tras una persecución superespectacular, Bond cae prisionero. Es torturado durante casi un año, y finalmente canjeado por otro prisionero. De vuelta a casa, con su prestigio por los suelos (creen sus malpensados superiores que ha dado nombres de compañeros agentes), decide investigar un poquillo por su cuenta: lo que le lleva a escenarios tan dispares como Hong Kong, Cuba (en realidad, Cádiz) e Islandia. Y a tratar con Gustav Graves, un magnate de los diamantes, y con su eficiente ayudante, el bomboncillo Miranda Frost; a verse las “cambiadas” caras con sus conocidos coreanos; a conocer a una fogosa agente de la CIA, de nombre Jinx; y a tratar de desarmar el proyecto Ícaro, que podría destruir el planeta en un periquete. La saga sigue fiel a los elementos que definen al personaje de Ian Fleming (agente elegante y seductor, chicas sexys, armas sofisticadas…), a lo que se suman abundantes guiños a títulos anteriores. De todos modos, el neozelandés Lee Tamahori no evita caer en la tentación de usar toda la parafernalia que la tecnología actual pone a su alcance. Trama cuidada o efectos visuales, he ahí el dilema de gran parte del cine actual.

5/10
Ratas a la carrera

2001 | Rat Race

Si Las Vegas se distingue por algo, es porque muchos de sus visitantes sueñan con hacer fortuna gracias al juego. Por ello no es extraño que un excéntrico millonario escoja a seis equipos de concursantes, para un juego que implica a dos tipos de personas: por un lado a los integrantes de esos seis equipos, cada uno de los cuales dispone de la copia de una llave que abre una taquilla de una estación de tren, en cuyo interior hay dos millones de dólares, que serán del que llegue primero; y por otro, un grupo de aburridos ricachones, que para divertirse un poco contemplan las vicisitudes de esta gente por hacerse con la mencionada cantidad. Unos son las ratas y otros los gatos; aunque las tornas podrían cambiarse. Entretenida comedia de Jerry Zucker, que abandona el puro disparate de películas como Aterriza como puedas (el film que le hizo célebre), por una línea más clásica y depurada. El guión de Andy Breckman, mostrando la ambición que todo mortal tiene por el dólar, sabe jugar la carta del contraste entre personajes muy diversos. En el reparto puede verse a un buen grupo de actores clásicos en el apartado humorístico: desde Rowan Atkinson “Mr. Bean”, hasta el antiguo Monty Python, pasando por la dicharachera Whoopi Goldberg, que ya trabajó –y hastá ganó un Oscar por ello– con Zucker en la romántica Ghost.

3/10
Forasteros en Nueva York

1999 | The Out-of-Towners

Continuación de Los encantos de la gran ciudad, un film de los 70 que adaptaba un guión de Neil Simon. Aquí Steve Martin y Goldie Hawn (que ya fueron pareja en Esposa por sorpresa) sustituyen a Jack Lemmon y Sandy Dennis como un matrimonio maduro que viaja a la gran ciudad. Su estancia en Nueva York les sirve para sincerarse, y reconocer que en su convivencia algo no funciona como debiera. El reparto es buena tarjeta de presentación de esta comedia. Hay momentos más divertidos que otros, pero sin duda que las risas más fuertes tienen lugar cuando entra en escena John Cleese, el gerente de un elegante hotel.

5/10
El mundo nunca es suficiente

1999 | The World Is Not Enough

Un atentado ha terminado con la vida de Sir Robert King, y su bella hija, Elektra, corre el peligro de seguir sus pasos. A no ser que 007 se emplee a fondo para protegerla, al tiempo que va tras la pista del sanguinario terrorista Renard (un alocado Robert Carlyle, con una bala alojada en el cerebro), que ha trazado un plan para hacerse con el control mundial del negocio del petróleo. James Bond cuenta, en su lucha contra el mal, con la ayuda de la más improbable experta en ingeniera nuclear de la historia: la doctora Christmas Jones. La fórmula James Bond –personaje creado por Ian Fleming, que tiene casi 40 años de historia en celuloide– es sencilla, conocida y eficaz en su propósito de entretener. Un villano trata de apoderarse del mundo mundial, y el superespía 007, elegante y ligón, hace lo imposible para evitarlo. En sus aventuras utiliza los más variados artilugios, proporcionados por Q, un genial inventor de armas y vehículos ultrasofisticados e hipersecretos. La serie se ha ido adaptando a los tiempos, y si ya no quedan muchos comunistas a los que combatir (la guerra fría ya es historia), siempre quedan terroristas, chiflados y magnates de las nuevas tecnologías capaces de proporcionar nuevos argumentos. Como es habitual en la serie ‘bondiana’ la secuencia con que arranca el film es espectacular. Una persecución en Bilbao, junto al célebre museo Guggenheim, que empalma casi sin solución de continuidad con otra de lanchas, alucinante, en las aguas del Támesis. Hay además momentos de acción increíble como la persecución sobre la nieve o las explosiones en los oleoductos. El ritmo es trepidante, y es difícil no perder el resuello en algún momento del film, que firma un inesperado Michael Apted (Nell, Acción judicial).

5/10
Will & Grace

1998 | Will & Grace | Serie TV

Los protagonistas de esta serie como su nombre bien indica, son Will, un abogado homosexual, y Grace, una diseñadora. Ambos comparten piso en un estupendo barrio de Nueva York y la vida parece sonreírles. Como suele pasar en este tipo de series, los mayores problemas les vendrán en el terreno sentimental. Parece imposible tanto que Grace como Will encuentren a los hombres de su vida. Comedia de situación compuesta de ocho temporadas donde destacan los protagonistas. Son lo mejor de la serie. Los personajes secundarios resultan un poco histriónicos, aunque hay que decir que ayudan a darle el punto cómico al producto.

4/10
George de la jungla

1997 | George of the Jungle

George ha sido criado por los monos en la selva, y se desplaza de liana en liana golpeándose con todo lo que se encuentra en su camino. Cuando conoce a una mujer venida de la civilización, decide irse con ella a San Francisco, en compañía de su gorila Mono y de Shep, un elefante que aspira a ser un perro. Una de las más hilarantes producciones Disney de imagen real, lo que se debe en parte a la labor como actor de Brendan Fraser (Dioses y monstruos), idóneo para el papel. La trama es una parodia de los filmes de Tarzán con secuencias cómicas extraordinarias.

4/10
Criaturas feroces

1997 | Fierce Creatures

Secuela de Un pez llamado Wanda, una original y desternillante película que tuvo un impresionante éxito comercial. Con el mismo cóctel que su antecesora (un poco de enredo, un poco de sexo y mucha guasa) esta película consigue busca seducir al espectador. Un despiadado hombre de negocios (Kevin Kline) adquiere un zoológico británico. Está decidido a que su nueva adquisición le llene los bolsillos de beneficios y para ello envía a su libertino hijo Vince (Kline también) y a Willa (Jamie Lee Curtis), una ejecutiva liberal, para que pongan su negocio a punto. Pero el director del zoo ha llevado a cabo ya sus propios planes para que el público acuda: cambiar los animales afables por criaturas feroces. Las cosas tomarán un giro inesperado cuando los guardianes del zoo organicen una increíble revolución para salvar a los peludos animales. Se trata de una comedia rabiosamente divertida, con un humor tendente a veces al absurdo y unos diálogos llenos de chispa. Destaca la inestimable presencia de un actor cuya categoría empieza a reconocerse cada vez más: Kevin Kline.

5/10
Viento en los sauces

1996 | The Wind in the Willows

Adaptación del clásico infantil del británico Kenneth Grahame, a cargo del equipo Monty Python, capitaneado por Terry Jones, quien tiene el acierto de no caer en la tentación de llenar la obra original con el humor típico del grupo. La obra de Grahame nació de los cuentos que el autor contaba a su hijo cuando era niño, y los protagonistas son animales del campo que encuentran la paz en plena naturaleza: un topo, una rata de agua, un tejón, un sapo y una nutria. Pero la tranquilidad va a ser interrumpida por elementos de la civilización, como un automóvil. El film se ha considera siempre como un estupendo retrato de las clases sociales en el Reino Unido, y ensalza valores como la amistad y la camaradería, puestas a prueba en mil aventuras. La trama se salpica de animadas canciones.

6/10
Frankenstein, de Mary Shelley

1994 | Frankestein

Victor Frankestein lleva una vida feliz en Ginebra, junto a su adorada madre. Pero su ingenua felicidad es de pronto pisoteada debido a la muerte instantánea de su madre. Esto supone un giro radical en la vida de Victor, que sufre un terrible trastorno y se jura a sí mismo enfrentarse a la muerte. Con los años, se convierte en una persona introvertida y misteriosa. Completa con brillantez sus estudios de medicina. En Ingolstadt conoce al tenebroso profesor Waldman, y escucha rumores sobre su dedicación al estudio de las posibilidades de crear vida después de la muerte. Victor enseguida traba amistad con el profesor Waldman. Ambos comienzan a experimentar. Victor está dispuesto a llegar hasta el final a cualquier precio: su obsesión es devolver a la vida a un muerto. Adaptación de la genial novela de Mary Shelley. Se cuenta que los poetas Lord Byron, Shelley y la hermana de éste, Mary, pasaban unos días en una casa de campo. Lord Byron propuso a cada uno escribir un relato de terror, para leerlo después en voz alta. Mary Shelley escribió las primeras páginas de la historia del monstruo de Frankestein, que luego convirtió en novela. Esta historia ha sido llevada al cine en numerosas ocasiones, con distintos grados de inspiración. Aquí Kenneth Branagh realiza una adaptación grandiosa, llena de efectos. Cuenta con una excelente plantilla artística. El resultado es espectacular.

6/10
El libro de la selva: la aventura continúa

1994 | The Jungle Book

Años después de haber perdido a su padre, debido al ataque de un tigre, Mowgli (Jason Scott Lee) convertido en un niño de la selva se encuentra con su amor de la infancia, Kitty (Lena Headey). Todo cambiará con la vuelta a la civilización de Mowgli. Historia conocida por todo el mundo, la pelicula es su reflejo, recomendada para verla en familia y pasar un rato entretenido

5/10
Fievel va al Oeste

1991 | An American Tail: Fievel Goes West

Una familia de ratones deciden mudarse al lejano oeste, donde los ratones no son bien recibidos por los gatos. Sin embargo, Fievel sacará fuerza y coraje para defender su poblado y comportarse como un buen Sherif.

Atraco a falda armada

1990 | Bullseye!

Resulta complicado adivinar los motivos que impulsaron a Michael Caine y Roger Moore a intervenir en esta farsa. Quizá la explicación haya que buscarla en que el guionista es Leslie Bricusse, letrista de conocidas canciones para el mundo del cine (desde Goldfinger hasta Solo en casa) y amigo personal de Caine desde el Londres de los años 60. También interviene en esta desastrosa película Deborah Moore, hija en la vida real de Moore. La historia da vergüenza ajena: Moore y Caine son dos pillos que se hacen pasar por los gemelos de un científico que ha conseguido una peligrosa fórmula secreta. Escenas como el viaje en tren o la persecución de sus “dobles” en Escocia (de ahí lo de la “falda” del título en español), nos retraen a un cine arcaico y desfasado.

2/10
Erik, el vikingo

1989 | Erik, the Viking

Un guerrero vikingo decide partir hacia la ciudad de los dioses para conseguir que en el mundo reine la paz. Por el camino tendrá que enfrentarse a todo tipo de amenazas. Terry Jones y John Cleese, dos de los miembros de los Monty Pithon, autores de la serie televisiva Flying circus se volvieron a reunir para esta comedia sobre la época de los vikingos, que utiliza el humor característicos de su antigua formación. Tim Robbins (El juego de Hollywood, Vidas cruzadas, La escalera de Jacob) salió airoso de uno de sus primeros papeles protagonistas.

4/10
Un pez llamado Wanda

1988 | A Fish Called Wanda

Cuatro pícaros ladrones orquestan el robo de unos valiosos diamantes. Pero tan pillos son que se ponen zancadillas unos a otros, una vez logrado el botín. Hasta el punto de que uno es detenido. El director de la Ealing, Charles Crichton unió fuerzas con el ex Monty Python John Cleese en esta divertida comedia con psicópata filósofo, activista pro animales tartaja, abogado muy “british” y mujer seductora. Algunas escenas, como la del tartamudo intentando escribir un mensaje son desternillantes.

6/10
Silverado

1985 | Silverado

En medio del desierto del Oeste norteamericano, en una vieja ciudad llamada Silverado, un ambicioso sheriff interpretado por Brian Dennehy está haciendo cundir el pánico. Es un tipo que domina la región con mano dura, y no duda en asesinar a cualquiera que pretenda hacerle frente. Tiene a todos los habitantes atemorizados y dominados, pero no cuenta con la valentía de cuatro forasteros que acaban de llegar a la ciudad. Son cuatro temibles pistoleros obsesionados con imponer la justicia allá por donde pasan, interpretados por Kevin Kline, Scott Glenn, Kevin Costner y Danny Glover. El enfrentamiento entre pistoleros es inevitable. Un entretenido western que resucita algunos de los mejores elementos del género, aunque no posee la fuerza del los clásicos. Hay mucha acción y buenas interpretaciones por parte de un plantel artístico prometedor. Escrita y dirigida por el prestigioso Lawrence Kasdan, que comenzó como guionista de algunas de las películas de George Lucas y de Steven Spielberg.

6/10
El sentido de la vida

1983 | The Meaning of Life

Irreverente film de Monty Python, elaborado con sketches sobre la vida, el sexo, la religión... Hay momentos divertidos, y otros pasados de rosca. El corto inicial de la rebelión de los oficinistas es sin duda lo mejor.

5/10
Los desmadrados piratas de Barba Amarilla

1983 | Yellowbeard

Yellowbeard (Graham Chapman) es un pirata al que las autoridades permiten escapar de prisión para que pueda guiarles ante el gran tesoro. Éste sin tener idea se lanza a la búsqueda del mismo, sin saber que tiene un hijo que también quiere encontrarlo. Alocada comedia de aventuras que proporciona unas risas aseguradas, aunque no alcanza la grandeza de otros títulos del mismo género como Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra.

5/10
Privates on Parade

1983 | Privates on Parade

Durante la guerra en Malasia en los años cuarenta los miembros de La SADUSEA (Unidad de la Canción y la Danza del Sudeste Asiático) son reclutados para llevar a cabo una serie de espectáculos en Singapur. Discreta parodia bélica, delirante y políticamente incorrecta, con el tema del travestismo como telón de fondo, protagonizada por el Monty Python John Cleese.

3/10
Los héroes del tiempo

1981 | Time Bandits

Ingeniosa fábula de Terry Gilliam, visualmente memorable, aunque demasiado desordenada para poder ser tomada en serio. A pesar de estar destinada a un público infantil, cuenta con momentos tenebrosos y un cierto toque macabro en lo que será una constante en toda su obra posterior (Brazil, El rey pescador), siempre tan personal como discutible. En esta ocasión se rodea de varios de sus amigos del grupo de humor británico Monty Python, tales como John Cleese y Michael Palin, además de estrellas invitadas de la talla de Sean Connery e Ian Holm. Todo comienza cuando un muchacho se une a un grupo de estrafalarios enanos en un viaje en el tiempo donde se encontrarán a personajes históricos como Napoleón y Robin Hood (memorable John Cleese).

5/10
Hotel Fawlty

1980 | Fawlty Towers | Serie TV

Divertida serie de la británica BBC, donde John Cleese es el dueño nada cordial de un hotel, a quien acompañan su inútil esposa Sybil y Manu, camarero español. Domina un humor sarcástico, muy “british”.

4/10
La vida de Brian

1979 | Life of Brian

Brian, un pobre diablo, nace a la vez que Jesús de Nazaret, lo que hace que los Reyes Magos le confundan con el Mesías al acudir a Belén a adorarle. Con este disparate da comienzo esta farsa de los Monty Phyton, cuyo sello inconfundible está presente desde la primera escena. La cinta es una sucesión de gags y parodias –algunos de dudoso gusto– de la Galilea de Jesús, con algunos puntos de humor, como el marcado acento de Poncio Pilato. Las bromas a cuenta de los romanos y sus nombres latinos, y las conspiraciones judías frenadas por la burocracia asamblearia, se inspiran con claridad en los cómics de Astérix, anteriores, y muestran cierto ingenio. También se busca provocar la risa con anacronismos disparatados, como la aparición de una nave galáctica, hay que pensar que el film se hizo poco después de La guerra de las galaxias. Y en la crucifixión, el guiño es a Espartaco. El film, uno de los de mayor éxito del grupo cómico inglés, produjo el escándalo correspondiente, por su tono irreverente y poco respetuoso con el cristianismo. Aunque se procura cierta contención –Jesús sólo aparece una vez en la lejanía, predicando el sermón de la montaña–, y las bromas son de "paralelismo", que se tomen a cuchufleta la fe, los milagros y demás, puede resultar desagradable. Curiosamente, se ridiculiza a un tipo que quiere ser mujer y parir como las mujeres, lo que quizá si se hubiera hecho en tiempos de ideología de género, se consideraría sin duda intolerable. Está protagonizado por Graham Chapman, John Cleese y Terry Gilliam, actores de las también peculiares Los caballeros de la mesa cuadrada y El sentido de la vida, dos cintas igual de satíricas y políticamente incorrectas.

3/10
Los caballeros de la mesa cuadrada

1975 | Monty Python and the Holy Grail

El rey Arturo va con sus caballeros en busca del Santo Grial. Por el camino se encontrarán con numerosos obstáculos y enemigos, como magos, brujos y otros seres medievales que les pondrán trabas para conseguir su meta. Parodia absolutamente loca de las películas de la Edad Media, con el inconfundible sello de los Monty Python en su primer largometraje (con Terry Gilliam a la cabeza). Los gags y los chistes tontos, absurdos y surrealistas se suceden uno tras otro sin tregua alguna, al igual que en otros filmes como La vida de Brian o El sentido de la vida. Humor ácido e irreverente, desternillante para sus seguidores, aunque también a veces puede resultar cargante de lo ridículo que es. Especialmente divertidas son las escenas de la lucha con el caballero negro y la de los acertijos del guardián del puente.

5/10
El placer de las damas

1971 | The Statue

Alex Bolt ha sido galardonado con el premio Nobel por haber creado el "unispeak", un idioma concebido para que sea adoptado a nivel internacional. El gobierno decide financiar una estatua de Bolt que esculpirá su esposa, escultora prestigiosa. Pero ésta se encuentra dolida porque su esposo la tiene abandonada, así que decide vengarse realizando una estatua de su marido desnudo. Los excelentes David Niven y Virna Lisi protagonizan esta comedia pretendidamente ligera pero simpática, con adecuados secundarios. Adapta una obra teatral de Alec Coppel.

4/10
Si quieres ser millonario, no malgastes el tiempo trabajando

1969 | The Magic Christian

Sátira social en torno al dinero y al afán de riqueza. Sir Grand es el hombre más rico del mundo y ha adoptado a un jovenzuelo vagabundo, al que ha introducido en su vida cotidiana, ciertamente extravagante. Con la intención de enseñarle mundo y hasta qué punto se puede llegar en el derroche y el afán de ambición, los dos se embarcan en un crucero llamado "Magic Christian". Alocada película basada en una novela de Terry Southern, ideal para el lucimiento de Peter Sellers (Teléfono rojo volamos hacia Moscú), uno de los más grandes cómicos de todos los tiempos. Le acompaña gente tan variopinta como el director y actor Richard Attenborough, el 'beatle' Ringo Starr o la explosiva Raquel Welch.

4/10
Monty Python's Flying Circus

1969 | Monty Python's Flying Circus

El gran clásico del humor televisivo británico, basado en el surrealismo. El programa consistía en una sucesión de sketchs totalmente delirantes, casi sin conexión entre ellos. También incluía pequeños gags animados, con dibujos de Terry Gilliam, el único estadounidense de los Monty Python, grupo compuesto también por Graham Chapman, John Cleese, Terry Jones, Eric Idle y Michael Palin. Emitida entre 1969 y 1974, la serie se distinguía por su humor ácido y corrosivo, casi siempre irreverente. Entre los mejores y más populares gags destacan 'El loro muerto', 'El chiste más gracioso del mundo', etc. El programa tuvo una gran influencia en los cómicos posteriores, y también ha dejado huella en la cultura popular. La expresión Spam (originalmente jamón enlatado de baja calidad), con la que se designa al correo basura, proviene de un sketch, en el que unos ancianos piden la carta en una posada y descubren que todo está hecho con Spam.

6/10
Los pecados de la señora Blossom

1968 | The Bliss of Mrs. Blossom

Comedia picarona y divertida protagonizada con inusitada simpatía por la pizpireta Shirley MacLaine (El apartamento). La historia narra cómo una mujer, esposa de un fabricante de sujetadores, tiene mucho tiempo libre y decide ocultar a su amante en el desván durante años. Dirige Joseph McGrath (Si quieres ser millonario, no malgastes el tiempo trabajando) y acompaña en el resparto Richard Attenborough, quien muchos años después ganaría el Oscar al mejor director por Gandhi.

4/10
Criaturas feroces

1997 | Fierce Creatures

Secuela de Un pez llamado Wanda, una original y desternillante película que tuvo un impresionante éxito comercial. Con el mismo cóctel que su antecesora (un poco de enredo, un poco de sexo y mucha guasa) esta película consigue busca seducir al espectador. Un despiadado hombre de negocios (Kevin Kline) adquiere un zoológico británico. Está decidido a que su nueva adquisición le llene los bolsillos de beneficios y para ello envía a su libertino hijo Vince (Kline también) y a Willa (Jamie Lee Curtis), una ejecutiva liberal, para que pongan su negocio a punto. Pero el director del zoo ha llevado a cabo ya sus propios planes para que el público acuda: cambiar los animales afables por criaturas feroces. Las cosas tomarán un giro inesperado cuando los guardianes del zoo organicen una increíble revolución para salvar a los peludos animales. Se trata de una comedia rabiosamente divertida, con un humor tendente a veces al absurdo y unos diálogos llenos de chispa. Destaca la inestimable presencia de un actor cuya categoría empieza a reconocerse cada vez más: Kevin Kline.

5/10
Un pez llamado Wanda

1988 | A Fish Called Wanda

Cuatro pícaros ladrones orquestan el robo de unos valiosos diamantes. Pero tan pillos son que se ponen zancadillas unos a otros, una vez logrado el botín. Hasta el punto de que uno es detenido. El director de la Ealing, Charles Crichton unió fuerzas con el ex Monty Python John Cleese en esta divertida comedia con psicópata filósofo, activista pro animales tartaja, abogado muy “british” y mujer seductora. Algunas escenas, como la del tartamudo intentando escribir un mensaje son desternillantes.

6/10
El sentido de la vida

1983 | The Meaning of Life

Irreverente film de Monty Python, elaborado con sketches sobre la vida, el sexo, la religión... Hay momentos divertidos, y otros pasados de rosca. El corto inicial de la rebelión de los oficinistas es sin duda lo mejor.

5/10
Hotel Fawlty

1980 | Fawlty Towers | Serie TV

Divertida serie de la británica BBC, donde John Cleese es el dueño nada cordial de un hotel, a quien acompañan su inútil esposa Sybil y Manu, camarero español. Domina un humor sarcástico, muy “british”.

4/10
La vida de Brian

1979 | Life of Brian

Brian, un pobre diablo, nace a la vez que Jesús de Nazaret, lo que hace que los Reyes Magos le confundan con el Mesías al acudir a Belén a adorarle. Con este disparate da comienzo esta farsa de los Monty Phyton, cuyo sello inconfundible está presente desde la primera escena. La cinta es una sucesión de gags y parodias –algunos de dudoso gusto– de la Galilea de Jesús, con algunos puntos de humor, como el marcado acento de Poncio Pilato. Las bromas a cuenta de los romanos y sus nombres latinos, y las conspiraciones judías frenadas por la burocracia asamblearia, se inspiran con claridad en los cómics de Astérix, anteriores, y muestran cierto ingenio. También se busca provocar la risa con anacronismos disparatados, como la aparición de una nave galáctica, hay que pensar que el film se hizo poco después de La guerra de las galaxias. Y en la crucifixión, el guiño es a Espartaco. El film, uno de los de mayor éxito del grupo cómico inglés, produjo el escándalo correspondiente, por su tono irreverente y poco respetuoso con el cristianismo. Aunque se procura cierta contención –Jesús sólo aparece una vez en la lejanía, predicando el sermón de la montaña–, y las bromas son de "paralelismo", que se tomen a cuchufleta la fe, los milagros y demás, puede resultar desagradable. Curiosamente, se ridiculiza a un tipo que quiere ser mujer y parir como las mujeres, lo que quizá si se hubiera hecho en tiempos de ideología de género, se consideraría sin duda intolerable. Está protagonizado por Graham Chapman, John Cleese y Terry Gilliam, actores de las también peculiares Los caballeros de la mesa cuadrada y El sentido de la vida, dos cintas igual de satíricas y políticamente incorrectas.

3/10
Los caballeros de la mesa cuadrada

1975 | Monty Python and the Holy Grail

El rey Arturo va con sus caballeros en busca del Santo Grial. Por el camino se encontrarán con numerosos obstáculos y enemigos, como magos, brujos y otros seres medievales que les pondrán trabas para conseguir su meta. Parodia absolutamente loca de las películas de la Edad Media, con el inconfundible sello de los Monty Python en su primer largometraje (con Terry Gilliam a la cabeza). Los gags y los chistes tontos, absurdos y surrealistas se suceden uno tras otro sin tregua alguna, al igual que en otros filmes como La vida de Brian o El sentido de la vida. Humor ácido e irreverente, desternillante para sus seguidores, aunque también a veces puede resultar cargante de lo ridículo que es. Especialmente divertidas son las escenas de la lucha con el caballero negro y la de los acertijos del guardián del puente.

5/10
Monty Python's Flying Circus

1969 | Monty Python's Flying Circus

El gran clásico del humor televisivo británico, basado en el surrealismo. El programa consistía en una sucesión de sketchs totalmente delirantes, casi sin conexión entre ellos. También incluía pequeños gags animados, con dibujos de Terry Gilliam, el único estadounidense de los Monty Python, grupo compuesto también por Graham Chapman, John Cleese, Terry Jones, Eric Idle y Michael Palin. Emitida entre 1969 y 1974, la serie se distinguía por su humor ácido y corrosivo, casi siempre irreverente. Entre los mejores y más populares gags destacan 'El loro muerto', 'El chiste más gracioso del mundo', etc. El programa tuvo una gran influencia en los cómicos posteriores, y también ha dejado huella en la cultura popular. La expresión Spam (originalmente jamón enlatado de baja calidad), con la que se designa al correo basura, proviene de un sketch, en el que unos ancianos piden la carta en una posada y descubren que todo está hecho con Spam.

6/10
Si quieres ser millonario, no malgastes el tiempo trabajando

1969 | The Magic Christian

Sátira social en torno al dinero y al afán de riqueza. Sir Grand es el hombre más rico del mundo y ha adoptado a un jovenzuelo vagabundo, al que ha introducido en su vida cotidiana, ciertamente extravagante. Con la intención de enseñarle mundo y hasta qué punto se puede llegar en el derroche y el afán de ambición, los dos se embarcan en un crucero llamado "Magic Christian". Alocada película basada en una novela de Terry Southern, ideal para el lucimiento de Peter Sellers (Teléfono rojo volamos hacia Moscú), uno de los más grandes cómicos de todos los tiempos. Le acompaña gente tan variopinta como el director y actor Richard Attenborough, el 'beatle' Ringo Starr o la explosiva Raquel Welch.

4/10
Monty Python's Flying Circus

1969 | Monty Python's Flying Circus

El gran clásico del humor televisivo británico, basado en el surrealismo. El programa consistía en una sucesión de sketchs totalmente delirantes, casi sin conexión entre ellos. También incluía pequeños gags animados, con dibujos de Terry Gilliam, el único estadounidense de los Monty Python, grupo compuesto también por Graham Chapman, John Cleese, Terry Jones, Eric Idle y Michael Palin. Emitida entre 1969 y 1974, la serie se distinguía por su humor ácido y corrosivo, casi siempre irreverente. Entre los mejores y más populares gags destacan 'El loro muerto', 'El chiste más gracioso del mundo', etc. El programa tuvo una gran influencia en los cómicos posteriores, y también ha dejado huella en la cultura popular. La expresión Spam (originalmente jamón enlatado de baja calidad), con la que se designa al correo basura, proviene de un sketch, en el que unos ancianos piden la carta en una posada y descubren que todo está hecho con Spam.

6/10

Últimos tráilers y vídeos