IMG-LOGO

Biografía

Lauren Bacall

Lauren Bacall

89 años ()

Lauren Bacall

Nació el 16 de Septiembre de 1924 en Nueva York, EE.UU.
Falleció el 12 de Agosto de 2014 en Nueva York, EE.UU.

Premios: 1 Oscar

La mirada felina

17 Diciembre 2005

La mítica Lauren Bacall falleció el 12 de agosto de 2014 en su residencia de Nueva York. La viuda de Humphrey Bogart tenía 89 años. "Con profundo dolor por la magnitud de nuestra pérdida, y con una inmensa gratitud por su increíble vida, confirmamos su muerte", decía la confirmación oficial.

 

Formó con Humphrey Bogart uno de los matrimonios más glamourosos, estables y famosos de Hollywood. Y fue con él, con el actor del labio roto y los pulgares en el cinturón, con quien rodó sus mejores películas.

Sin duda fue la “flaca” más famosa de la historia del cine. Le bastó pedir unas cerillas apoyada sobre el quicio de una puerta para convertirse en un icono de la sofisticación, la clase y el desparpajo. Y si encima te enseñaba a silbar y cimbreaba su delgado cuerpo por entre las sillas de un hotelucho de La Martinica, entonces..., bueno, entonces eras capaz de casarte con ella. El duro Bogart sabe que es verdad.

Tuvo suerte Betty Joan Perske en eso del cine, porque lo cierto es que entró por la puerta principal. Nacida en Nueva York el 16 de septiembre de 1924, sólo tuvo que esperar 19 años para convertirse en una de las estrellas más rutilantes de la pantalla. Antes, cursó estudios en la Escuela de Arte Dramático de su ciudad natal y trabajó de acomodadora en un teatro. Cuando fue elegida Miss Greenwich Village en 1942, su altiva belleza no pasó desapercibida para el editor de la revista Harper Bazaar, y le ofreció su portada. Aquello le cambió la vida, ya que la esposa de Howard Hawks se fijó en esa chica de mirada profunda y cuerpo alargado y le sugirió a su marido que le diera una oportunidad en su próxima película, Tener y no tener. Y cuentan que, tras conocerla, el gran Hawks le soltó a Bogie: “prepárate, porque acabo de encontrar a una muchacha que puede ser tan cínica como tú”.

Enseguida Betty Perske pasó a llamarse Lauren Bacall (apellido éste tomado del “Bacal” de su abuela, al que la nueva actriz añadió una L). Hay que decir que probablemente la Bacall no lograría hacer jamás un trabajo mejor que el de Marie Browning. Todas sus apariciones son irresistibles, con ironía a chorros, seducción, elegancia y una complicidad con Bogart como nadie jamás había tenido. A ello se unieron su mirada gatuna, verde, verde, y esa voz grave y esponjosa que sonaba tan extraña y sugerente (un raro desorden vocal que curiosamente compartía con Bogart y que era tan característico de la pareja que dio nombre en medicina al “Síndrome Bogart-Bacall”). A pesar de una diferencia de edad de 25 años, la Bacall y Bogart se casaron en 1945, año en que estrenaron juntos la fantástica El sueño eterno, también dirigidos por Hawks. Pero su sociedad dentro de las pantallas todavía daría lugar en los años siguientes a la estimable La senda tenebrosa (1947), de Delmer Daves, y a la extraordinaria Cayo Largo (1948), esta vez bajo la batuta de otro de los grandes, John Huston.

Sin embargo, hay que reconocer que todo el ímpetu de sus inicios se fue frenando en años posteriores, aunque es su filmografía sigue habiendo grandísimos títulos, sobre todo de su primera época: la biográfica y jazzística El trompetista (1950), la comedia “negulesca” Cómo casarse con un millonario (1953), el thriller Callejón sangriento (1956), junto a John Wayne, o la inestimable Escrito sobre el viento (1956), del maestro del melodrama Douglas Sirk. La cosa cambió en 1957, cuando Bogart murió y ella se quedó sola y con dos hijos (volvió a casarse años más tarde con Jason Robards, pero el matrimonio fracasó). Pasó una época dura y espació más sus trabajos en el cine, entre los que destacan La india en llamas (1959), Harper, investigador privado (1966), Asesinato en el Orient Express y El último pistolero (1976), testamento cinematográfico de John Wayne.

Además, la actriz compaginó el cine con exitosas apariciones en los teatros de Broadway, por las que ganó dos premios Tony, en 1970 y 1981. En su última etapa sus trabajos en la pantalla se multiplicaron, con breves apariciones en películas notables como Misery (1990), El amor tiene dos caras (1996), por la que logró su única nominación al Oscar, o la kidmaniana Dogville (2003). Estrenó Manderlay, de Lars Von Trier, y su último trabajo fue el desconocido drama The Forger, de 2012.

 

Oscar
2010

Ganador de 1 premio

  • Oscar honorífico
Filmografía
The Forger

2012 | The Forger

Wide Blue Yonder

2010 | Wide Blue Yonder

The Walker

2007 | The Walker

Carter trabaja como acompañante de las esposas de hombres poderosos en Washington que, ocupados en sus negocios y en la política, no pueden estar con ellas. Ingenioso y gran conversador, lleva muchos años en este puesto y ha hecho especial amistad con tres mujeres, Lynn, Abby y Natalie, con las que comparte chismorreos. Cuando una de ellas, Lynn, descubre a su amante asesinado, enseguida busca la ayuda en Carter para que le libre del escándalo que podría arruinar el prestigio de Larry, esposo de Lynn y senador. El problema es que él se convierte en sospechoso. Interesante thriller de Paul Schrader con un guión apañado, donde poco a poco se enreda y desenrenda la madeja de un crimen cuyos entresijos son más complicados de lo que parecía inicialmente, por aquello de que siempre hay personajes que no son completamente sinceros con sus aliados. El film cuenta con un reparto de altura como Woody Harrelson, Kristin Scott Thomas, Lauren Bacall o Willem Dafoe, entre otros, los cuales cumplen con nota. Por su trabajo, Harrelson ganó el premio al mejor actor en el Festival de Verona.

5/10
Manderlay

2005 | Manderlay

Lars von Trier no engaña. Meses antes del estreno en cines de Manderlay, el controvertido director afirmó en una entrevista publicada en el diario danés Politiken que, tras su película, se crearía “una hermandad entre el Klu Klux Klan y los negros, porque ambos tendrán muchas ganas de matarme”. Estaba claro que el público debía de esperar una nueva dedada de brutalidad y genialidad, a partes iguales. Y eso justamente es lo que encontramos en esta segunda entrega de la trilogía sobre Estados Unidos. El inicio de la historia enlaza con el final de Dogville. Tras abandonar aquella población, acompañada de su padre y de sus matones, Grace (Bryce Dallas Howard) llega a una plantación del sur llamada Manderlay, un lugar donde la esclavitud aún no ha sido abolida. La joven ve con horror cómo azotan brutalmente a un hombre, y, ante esta visión, su buen corazón se estremece y, enfrentándose de nuevo al parecer de su padre, decide quedarse en Manderlay para luchar por mejorar la vida de sus habitantes y devolverles la libertad. Fiel a su estilo y a su inmisericorde visión de la existencia y del ser humano –una extraña mezcla de ternura, comprensión, autocompasión e insana complacencia en sus miserias– el director de Bailar en la oscuridad vuelve a estar a la altura de la genialidad que ofreció con Dogville, si bien es cierto que el resultado no alcanza probablemente la magnitud de la película protagonizada por Nicole Kidman. Quizá tenga algo que ver en ello que la puesta en escena al modo teatral, con localizaciones “imaginarias”, ya no sorprende. Es cierto que sigue resultando alucinante, pero es inevitable que haya algo en la atmósfera del film que suene a ya visto. Por otro lado, los esperados “regalitos” de Von Trier vuelven a golpear al espectador (brutalidad sexual, hipocresía, asesinato, traición), y aunque hay una menor galería de personajes emblemáticos y definidos, la Grace de Dallas Howard sigue resultando tan cercana como fascinante, aunque también de menor intensidad que la de Kidman.

7/10
Reencarnación (2004)

2004 | Birth

Anna está triste. Su marido, al que tanto amaba, ha muerto, y su pena no parece admitir consuelo. Pero el tiempo pasa, y está a punto de casarse con alguien que parece un buen hombre, aunque tampoco está excesivamente enamorada. Y de pronto, entra en su vida un chiquillo que se empeña en decir que él es su marido muerto, que se ha reencarnado bajo la piel de un chaval. Lo que parece una broma de mal gusto, podría ser algo más… Aunque el reparto del film es de campanillas, resulta difícil mantener viva la verosimilitud de lo narrado. Las escenas ‘románticas’ entre Nicole Kidman y el jovencito Cameron Bright son difíciles de creer, aunque tal vez el espectador dispuesto a suspender durante todo el metraje su incredulidad…

2/10
Dogville

2003 | Dogville

Tras su celebrada Bailar en la oscuridad, el danés Lars Von Trier prosigue con su búsqueda de los límites del arte cinematográfico. La originalidad de este director quizá raye lo temerario y desde luego su cine no deja indiferente a nadie. A algunos les parecerá pretencioso y cargante y a otros fascinante y genial, pero siempre resultará sorprendente. Y de lo que no hay duda es de que se trata de uno de los directores más audaces del cine actual. Esta vez se atreve a transformar el teatro en cine. Pero, entiéndase, no es que adapte una obra teatral –nada más lejos de la realidad–, sino que filma teatro y logra el milagro de transformarlo en cine puro. Estructurada en un prólogo y nueve capítulos introducidos por un narrador, la película cuenta la estancia de Grace en un pueblo de las Montañas Rocosas. Se trata de una bella, bondadosa y asustada mujer que llega a Dogville huyendo de la muerte. Tras algunas dudas, los habitantes acaban por darle cobijo gracias a la influencia de Tom, que pronto se enamora de ella. Grace quiere devolver la hospitalidad de aquellas gentes y se propone ayudar a cada uno con denodado empeño. Pero, poco a poco, y tras la cada vez más insistente búsqueda de Grace por parte de las autoridades, los habitantes de Dogville comienzan a dudar de la fugitiva y van arrogándose el derecho de disponer de ella a su antojo, hasta convertirla en una esclava. Otra vez Von Trier vuelve a hacer de las suyas: te encandila con imágenes increíbles –Grace en el camión de frutas, por ejemplo– y luego te estruja el corazón sin piedad. Las pasiones humanas, constantes en su cine, se trasladan también a Dogville: la bondad, el sacrificio, el egoísmo, la hipocresía, la traición, la lujuria, la venganza, acaban por dar vida a una parábola bellísima pero funesta y desesperanzadora sobre el ser humano. Somos, parece decir Von Trier, tan ruines y mezquinos que el camino del bien nos está vedado. Así es el brutal pesimismo de esta obra de arte.

8/10
Diamonds

1999 | Diamonds

Harry es un anciano ex boxeador, viudo y con achaques de corazón, al que su familia está pensando en enviar a un asilo. El vejete no está muy ilusionado con esa idea, y les propone a su hijo y a su nieto una singular aventura: la búsqueda de unos diamantes que años atrás escondió un mafioso de Las Vegas. Lo más atractivo de esta peli es ver en pantalla a dos actores legendarios como son Kirk Douglas y Lauren Bacall, que llenan cada plano en que aparecen. Con una historia mejor, el film podía haber sido inolvidable. De todos modos entretiene, con una trama que une a tres generaciones, y que recuerda un poco a Negocios de familia, una peli de Sidney Lumet.

5/10
El celo

1999 | Presence of Mind

Adaptación de "Otra vuelta de tuerca" de Henry James, fuente indudable del éxito de Amenábar Los otros. Cuenta la malsana relación de una institutriz con dos niños en un aislado caserón. Aunque la adaptación mejor de James es la de Jack Clayton (¡Suspense!), ésta del español Antoni Aloy tiene la fortuna de contar con una leyenda del celuloide como Lauren Bacall, y con pequeñas intervenciones de Jude Law y Harvey Keitel.

4/10
El día y la noche

1997 | Le Jour et la nuit

Compleja película del filósofo y cineasta Bernard-Henri Lévy, envuelta en un halo pretencioso y de innumerables tiempos muertos, que provocó las iras de la crítica durante su presentación en el Festival de Cannes. Sus diálogos trascendentes y las diversas historias incoherentes que se entrecruzan hacen que ni el atractivo y veterano reparto (Alain Delon, Lauren Bacall y Paco Rabal) ni la preciosista música de Maurice Jarre puedan salvar el asunto que, además, tiene insuflas de cine social. La historia es la de un productor de cine y una actriz que viajan hasta México para intentar convencer a un escritor retirado de que convierta en un guión su primera novela. El escritor vive en una suntuosa villa junto a su esposa, su amante y un montón de viejos amigos.

3/10
El amor tiene dos caras

1996 | The Mirror Has Two Faces

Melodrama sentimental notablemente dirigido por la polifacética Barbra Streisand. Rose (Barbra Streisand) y Gregory (Jeff Bridges) llevan vidas paralelas como profesores de universidad. Mientras que Rose busca un amor apasionado que cambie su rutina diaria, Gregory, lejos de querer enamorarse, sólo quiere una compañera en la vida. La relación entre ambos llegará a formar una sólida amistad, tras la cual decidirán llevar a cabo un extraño acuerdo: un matrimonio sin sexo. Pero, como suele ocurrir, la vida les sorprenderá y Rose y Gregory se darán cuenta de que el amor no tiene reglas... Las magníficas interpretaciones de un estupendo reparto y el elocuente guión de Richard LaGravenese componen un cuadro a la vez realista e ideal sobre el poder del amor. Comedia que disfrutarán sobre todo los románticos empedernidos.

4/10
Mis queridos compatriotas

1996 | My Fellow Americans

Kramer y Douglas son dos ex presidentes de Estados Unidos de partidos opuestos. Aunque siempre han rivalizado, deberán unir sus fuerzas cuando descubren que son víctimas de una conspiración puesta en marcha por un miembro de la actual administración. Fallida cinta que desaprovecha la presencia de grandes actores, entre ellos los veteranos Jack Lemmon y Lauren Bacall. Se salva algún momento inspirado de sátira política.

4/10
Chicago Hope

1994 | Chicago Hope | Serie TV

El Dr. Jeffrey Geiger es un cirujano del hospital Chicago Hope, que intenta superar la muerte de su hijo. Éste fue ahogado en la bañera por su esposa, que sufre graves problemas psiquiátricos. Su mejor amigo también trabaja en el hospital, el Dr. Aaron Shutt, esposo de la enfermera Camile Shutt. Juntos intentan sobrellevar el día a día de los pacientes del hospital. Una de las series hospitalarias de mayor éxito en Estados Unidos. Estrenada allí justo antes que Urgencias, compitió con ésta durante mucho tiempo en el horario estelar, por el favor de la audiencia.

6/10
Prêt-à-Porter

1994 | Prêt-à-Porter

La moda está de moda: diseñadores y modelos acaparan espacio en los medios de comunicación. Robert Altman aprovecha este tirón para realizar un film coral, en el que numerosos personajes se reúnen en París para mostrar o ver las últimas creaciones de temporada. Sus historias se entrecruzan en un modo de contar recurrente en el director de Nashville o Vidas cruzadas, con un reparto plagado de estrellas, pero desaprovechado. ¿Qué le falla al film de Altman? Algo bastante importante: el guión. No hay un sustrato sólido, capaz de vertebrar dos horas largas de película, que se reducen a una colección de anécdotas sueltas. La dificultad de vender al espectador una película como ésta es patente en la publicidad que la acompañó en su estreno: ésta trata de convertir Prêt-à-Porter en un film policíaco, cosa que, desde luego, no es. Por otra parte, Altman da una visión corrosiva y amoral del mundo de la pasarela, al que acusa sin tapujos de frivolidad: sorprende por ello que muchos profesionales de la moda hayan colaborado en el film. Fiel a su marcado pesimismo, el director no salva a ningún personaje de la quema que organiza; ésta se completa con un exceso erótico final, que pretende ser ingenioso. Ante tal ambiente degradado –simbolizado de modo agotador con excrementos de perro– Altman parece decir que sólo cabe encogerse de hombros y decir: “Así son las cosas”.

4/10
The Portrait

1993 | The Portrait

Intrascendente telefilme que significó la penúltima intervención delante de  las cámaras del actor Gregory Peck (volvería a aparecer en la versión televisiva de Moby Dick en 1998, como ya hizo con el mítico personaje del Capitán Ahab en el filme de mismo título de 1956). Rodada con el título original de The Portrait (en video en España se llamó Dos amores y un señor) parte del texto “Painting Churches”, de Tina Howe, y en su trama una joven pintora trata de terminar un retrato de sus padres, que han vendido la mansión familiar donde habitaban. Las dificultades para dicho cuadro comenzarán cuando descubre que su padre está perdiendo la memoria. Peck ejerció de productor ejecutivo en dicho proyecto, contando con su propia hija Cecilia en el rol de la pintora y con Lauren Bacall como su esposa.

4/10
Todo lo que quiero para Navidad

1991 | All I Want For Christmas

Ethan y su hermana Hallie son dos niños encantadores que tienen un problema. Sus padres están separados. Ellos no se pueden quejar de nada, porque su madre y su padre son muy cariñosos con ellos, al igual que su encantadora abuela. Tienen todo lo que desean y viven en una casa admirable de Manhattan. Así que para completar su felicidad deciden pedir a Papá Noel que sus padres vuelvan a estar juntos. El primer paso es deshacerse del novio de su madre, un tipo odioso llamado Tony. Pero todo se complica cuando su madre les comunica que piensa casarse con Tony. Papá Noel, que no está enterado de este embrollo, piensa que Tony es el verdadero padre de los niños. Solucionar el asunto no resultará nada fácil para Ethan y Hallie. Aunque bastante tópica en sus planteamientos, se trata de una simpática comedia infantil muy adecuada para las fechas navideñas. Historia divertida y tierna, con chisposas ocurrencias, con la que el público infantil pasará un buen rato. Destaca la jovencita actriz Thora Birch.

4/10
Misery

1990 | Misery

Antes de “matar” a un personaje, su creador debería pensárselo. Que se lo digan a Paul Sheldon, que harto de la heroína que ha protagonizado la mayoría de sus novelas, ha decidido cargársela y escribir por fin libros serios. Lo que no puede adivinar que tras un accidente de automóvil, le va a socorrer su fan más acérrima, que es un pelín susceptible. Rob Reiner, con guión de William Goldman, hizo una adaptación modélica del libro de Stephen King. Y Kathy Bates alzó su mano... con el Oscar.

6/10
Mr. North

1988 | Mr. North

Debut en la dirección del hijo del mítico John Huston, según una novela de Thornton Wilder que se desarrolla en el Long Island de 1920, y donde un hombre bastante gafe es poseedor de un poder sobrenatural en sus manos. La película provocó división de opiniones en su estreno, aunque vista con perspectiva no deja de tener cierto encanto. Lo mejor está en su reparto, encabezado por Anthony Edward (cinco años antes de triunfar en Urgencias), acompañado de Virginia Madsen, David Warner, Harry Dean Stanton y Mary Stuart Masterson. Además, Danny consiguió la aparición de su hermana Anjelica y de viejos amigos de su padre como Lauren Bacall y Robert Mitchum, en un papel de amargado millonario en principio reservado a John Huston, pero que éste no pudo hacer por una grave complicación de su afección pulmonar que culminó con su muerte en agosto de 1987.

6/10
Cita con la muerte

1988 | Appointment with Death

Producción de Menahem Golam y Yoram Globus, que constituía la tercera y última aparición cinematográfica de Peter Ustinov como el personaje del detective Hercules Poirot después de Muerte en el Nilo (1978) y Muerte bajo el sol (1982). El actor hizo otros tres telefilmes sobre este célebre personaje de Agatha Christie. Cita con la muerte es un nuevo caso que Poirot debe resolver mientras está de vacaciones en Jerusalén. La señora Boynton, que tiene a sus hijos controlados por la herencia que le dejó su marido, es envenenada. Los principales sospechosos son sus cinco hijos. Como siempre ocurría en las películas sobre obras de Christie, hay muchos nombres conocidos en el reparto: Carrie Fisher, Piper Laurie, John Gielgud, Lauren Bacall y David Soul. Sin embargo, los resortes de suspense no funcionan como en otras ocasiones, y el resultado final acaba siendo bastante discreto.

4/10
El admirador

1981 | The Fan

Salud

1980 | HealtH

Sátira del ácido Robert Altman acerca de hipocresía que rodeal al mundo de la salud, a cuento de una reunión en un lujoso hotel, donde la rivalidad por hacerse con el control de un organismo del ramo alcanza cotas insospechadas. No es de sus mejores títulos, aunque muestra una vez más su gusto por los repartos corales, esta vez con predominancia femenina.

4/10
El último pistolero

1976 | The Shootist

El bueno de John Wayne estaba enfermo de cáncer cuando se rodó ésta, que se sería su última película, en la que encarna a un pistolero (también enfermo de cáncer) legendario, quien por culpa de su reputación, no consigue encontrar la tranquilidad que desea. Estamos, como se puede imaginar, ante un western crepuscular, enormemente nostálgico y con un buen componente dramático, en el que podemos ver a grandes estrellas. Aparte de Wayne, ahí están Lauren Bacall, en un precioso y sentimental rol de viuda de gran corazón, y el gran James Stewart; y también tiene peso el papel entrañable del chico Guillom, interpretado por un joven Ron Howard, que más tarde se convertiría en reputado director de cine.

6/10
Asesinato en el Orient Express

1974 | Murder On The Orient Express

Basado en la novela homónima de Agatha Christie. Oscar a la mejor actriz (Ingrid Bergman). Un hombre es hallado muerto por apuñalamiento múltiple en el mítico y lujoso tren Orient Express. El asesino puede ser cualquiera, y con toda seguridad, todavía está a bordo del tren atrapado por la tormenta de nieve. Sidney Lumet filmó una película de hiperlujo, con un reparto coral envidiable, que aprovechó perfectamente. El director sabe crear un clima de suspense adecuado, hasta el inesperado desenlace, en que se narra el asesinato desde un punto de vista completamente nuevo. Una de las mejores adaptaciones de Agatha Christie a la pantalla.

6/10
Harper, investigador privado

1966 | Harper

Harper, detective de Los Ángeles, es contratado por la esposa de un millonario desaparecido. Original homenaje a los clásicos del cine negro, basado en la primera novela del escritor norteamericano Ross Macdonald. El reparto es inolvidable y el sofisticado guión es obra de William Goldman (Dos hombres y un destino).

6/10
La pícara soltera

1964 | Sex and the Single Girl

Bob Weston es el reportero más avezado de la odiosa revista de cotilleos e historias escabrosas Stop, que acaba de publicar un artículo sobre la doctora Helen Brown, psiquiatra autora de un best-seller dirigido a mujeres solteras que quieren encauzar sus relaciones con los hombres en una posición dominante. Su jefe le exige, y él está de acuerdo, una nueva historia sobre la doctora, de modo que Weston se presenta en su consulta como un paciente, trasladándole los problemas de su vecino Frank, exitoso empresario fabricante de medias, cuya mujer Sylvia está muy celosa ya que su esposo se pasa media vida mirando las piernas de hermosas señoritas. Tal fingimiento se complica cuando ambos se enamoran, y las cosas se enredan. Entretenida comedia de Richard Quine, con el tono picantillo típico de los 60, que permitía frases y bromas de doble sentido en torno al sexo, y mucha ironía en torno al psicoanálisis y las publicaciones amarillas. Aunque a ratos se estanca, tiene momentos muy logrados, y una original persecución automovilística. El reparto es estupendo, funcionan muy bien todos los actores, con mención especial para Tony Curtis, Natalie Wood, Henry Fonda y Lauren Bacall. También se puede ver a un clásico como Edward Everett Horton, como el jefe, y a la guapa pero de breve carrera Fran Jeffries, que estuvo casada con Quine.

6/10
La India en llamas

1959 | North West Frontier

Tras la sublevación de las tribus musulmanas en la India, durante el dominio inglés, el gobierno británico envía al capitán Scott con la misión de salvar al hijo del Maharajá. Gracias a una locomotora puede iniciar la huida con el joven, su institutriz americana y alguno de los supervivientes del ataque al palacio. Pero el verdadero peligro está en el tren. Típico film de aventuras en el que unas pocas personas, la mayoría civiles, han de huir de mil y un peligros a lo largo de cientos de kilómetros. La profesionalidad y el encanto de Lauren Bacall, el toque malicioso de Herbert Lom y el heroísmo de Kenneth More se imponen sin dificultades.

6/10
Mi desconfiada esposa

1957 | Designing Woman

Mike es un comentarista deportivo que se encuentra de vacaciones y conoce a Marilla, una diseñadora de moda. Tras unos cuantos días estupendos, ambos se casan enamorados y comienzan a vivir en el pisazo que ella tiene en Nueva York. Pero la convivencia es más dura de lo que creían... Sin embargo, a pesar de tener distintos pareceres, gustos o amistades, ninguno puede vivir sin el otro. Divertida comedia de Vincente Minnelli, que habla de la vida matrimonial de dos profesionales de buena posición muy distintos entre sí. Contó con Gregory Peck (Moby Dick) y con la felina Lauren Bacall (El sueño eterno), a la que daba gusto verla sonreír en la pantalla, a pesar de no estar pasando por buenos momentos, pues acababa de morir su marido Humphrey Bogart. El film tiene escenas verdaderamente hilarantes como la reunión en la casa de los distintos amigos del matrimonio, o cuando Mike invita a Marilla a asistir a un combate de boxeo.

7/10
Escrito sobre el viento

1956 | Written on the Wind

El mayor experto en melodramas, Douglas Sirk (Imitación a la vida (1959), Tiempo de amar, tiempo de morir), firma uno de sus mejores trabajos, y sin duda el más popular. Está protagonizado por varios de sus actores habituales, entre ellos el excepcional Rock Hudson (Pijama para dos). Describe la tragedia por la que pasan un magnate del petróleo y su empleado, inseparables amigos, que se enamoran de la misma mujer. Kyle Hadley es un irresponsable y alcohólico hijo de un magnate del petróleo que, tras conocer a la secretaria Lucy Moore, se enamora de ella y se casa. Su amigo y confidente, Mitch Wayne cree que el matrimonio no es bueno para Lucy. Al cabo de un año, aparentemente Kyle es un hombre distinto, ya no bebe y presta atención al negocio. La actriz Dorothy Malone ganó un Oscar a la mejor actriz de reparto en 1956.

7/10
El precio del triunfo

1956 | Patterns

Aunque Fielder Cook dedicó muchos años de su vida a trabajar en televisión, también cuenta con una pequeña filmografía compuesta por varias películas. Con la ayuda del guionista Rod Serling, filma una de sus mejores películas en la que narra la feroz historia de la lucha de dos trabajadores por un codiciado puesto de trabajo. Ambos, presionados por un despiadado jefe, harán lo que esté en sus manos para conseguir dicho puesto laboral.  Van Heflin (Bajo diez banderas) y Ed Begley (Cometieron dos errores) protagonizan esta brutal lucha, auténtico y conseguido reflejo de la sociedad más capitalista y materialista.

7/10
The Cobweb

1955 | The Cobweb

Una exclusiva clínica psiquiátrica está a punto de ser el campo de batalla de una cruenta y loca disputa. Allí todo el mundo está mál de la cabeza, empezando por los trabajadores. Al médico se le ocurre una brillante idea a modo de nueva terapia para los pacientes; decide que habría que cambiar las cortinas del lugar y que van a ser ellos los que lo van a hacer, lo que acarreará todo tipo de problemas. Obra menor de Vincente Minnelli, así como de su protagonista, Richard Widmark.

5/10
Callejón sangriento

1955 | Blood Alley

El capitán Tom Wilder es un marino experto que navega por los mares de China. Un día recibe un encargo inusual. Deberá trasladar en su barco a los doscientos campesinos habitantes de una aldea, perseguidos por el gobierno comunista de China. John Wayne fundó su propia productora, Wayne–Fellows, junto con Robert Fellows en 1952, con la idea de impulsar las historias que más le atraían. Uno de los primeros proyectos de la compañía fue esta cinta de aventuras que al principio iba a protagonizar Humphrey Bogart. Critica la tiranía del régimen totalitario instalado en China.

6/10
El mundo es de las mujeres

1954 | Woman's World

Intenso melodrama de Jean Negulesco sobre la importancia femenina en la sociedad, con leves toques de humor que hacen la historia más respirable. Un magnate de la industria del automóvil debe cubrir un puesto clave de ejecutivo. Convencido de que es verdad aquello de que detrás de todo gran hombre hay una gran mujer, convoca a tres matrimonios para tomar su decisión: uno viene de Kansas, y es un poco paleto (Cornel Wilde y June Allyson); otro atraviesa una crisis (Fred MacMurray y Lauren Bacall); y otro es pura fachada (Van Heflin y Arlene Dahl). El film hace un atinado dibujo del mundo empresarial, y los esfuerzos -donde no falta alguna treta poco limpia- por escalar las posiciones más altas. Hay además un sincero canto al atractivo de la ciudad de Nueva York, mostrada en technicolor, y un buen uso de los modelos de automóviles de Ford.

6/10
Cómo casarse con un millonario

1953 | How To Marry A Millonaire

Tres jóvenes modelos unen sus sueldos para alquilar un lujoso ático. Tienen como difícil objetivo el cazar a ricos maridos. Después de varios encuentros con hombres acaudalados, descubren poco a poco que prefieren el amor al dinero. Una de ellas se enamora de un apuesto y agradable joven, pero que no tiene muchos recursos, mientras que otra consigue, finalmente, el amor de un millonario de verdad. A lo largo del film se suceden todo tipo de situaciones cómicas. Hilarante comedia repleta de antológicas secuencias de humor y con un toque romántico que le convierten en uno de los mejores filmes de Jean Negulesco (Ricas y famosas), que pasaba por ser el realizador que mejor dirigía a las actrices en Hollywood. Así lo demostró en esta ocasión con tres de los nombres más reputados: Marilyn Monroe, Lauren Bacall y Betty Grable. Asimismo consigue un ritmo muy ligero de modo que la acción se desarrolla muy rápido. La mítica Marilyn Monroe interpreta uno de los mejores papeles de su carrera (junto probablemente con el de Bus Stop), como una encantadora miope que se niega a llevar gafas en público, lo que le produce un gran complejo, a pesar de que sin ellas apenas ve, lo que da lugar a innumerables confusiones. Lauren Bacall interpreta un papel que en un principio no está alejado de aquellos de mujer fatal que le dieron la fama, en filmes como El sueño eterno o Tener y no tener, aunque en esta ocasión, tiene un fondo de buen corazón. El filme está rodado en Cinemascope.

8/10
El trompetista

1950 | Young Man With a Horn

Una novela de Dorothy Baker sirve al maestro Michael Curtiz (Robin de los bosques, Casablanca) para contar la historia de un trompetista de jazz, inspirada lejanamente en la vida del legendario Bix Beiderbecke, pionero jazzmen en los años 20 y el mejor solista de raza blanca de la época. A modo de relato nostálgico, narrado por su amigo Smoke, nos adentramos en la vida de Rick Martin, de cómo se enamoró de la música a temprana edad y aprendió a tocar la trompeta de la mano del maestro Art Hazzard. Con los años, Rick llega a ser un trompetista de éxito en el Nueva York de los años cuarenta, aunque él vive la música de otra manera, ajena al espectáculo y al dinero, como un auténtico obseso en busca de la nota perfecta. Es feliz rodeado de sus tres grandes amigos: Willie "Smoke" Willoughby, la entrañable cantante Jo Johnson y su maestro Art Hazzard . Rick jamás se separa de su trompeta, y no ama nada más en la vida. Pero, claro, el amor acaba llamando a su puerta. Y lo hace rotundamente, en forma de Amy, una sofisticada mujer, muy misteriosa y de impresionante belleza, quien logra separarle de su "alter ego", como ella llama a la trompeta de Rick. Sin embargo, sin esa parte de su vida ("la mejor", en sus propias palabras) Rick se sentirá cada vez más perdido. Curtiz ofrece un film muy notable, en donde el drama del artista y el jazz como expresión conforman el núcleo central. El sutil manejo de la cámara, cómo se mueve suavemente entre los personajes, es sencillamente perfecto. Gran parte del sólido resultado de la película se debe al excelente reparto. Kirk Douglas, que entonces despuntaba en su carrera, convence con un papel difícil, lleno de pasión, y Lauren Bacall está cautivadora y desconcertante en su interpretación de la distante Amy, un personaje que se antoja, es cierto, un poquito forzado y que habría demandado algo más de espacio en el guión. Acompañan a las dos estrellas una bondadosa Doris Day, que canta algunos temas maravillosos, como “With a Song in My Heart” o “I May Be Wrong”, y el legendario pianista y compositor Hoagy Carmichael, que interpreta al fiel amigo Smoke. Como se podría esperar, la película está llena de música jazz y ofrece algunas escenas muy logradas, como la de la primera improvisación de Rick y Smoke en la pista de baile, y que les cuesta a los dos el puesto de trabajo. El gran trompetista Harry James fue el encargado de doblar la música que tocaba en pantalla Kirk Douglas. Destaca el fascinante y reiterativo tema “Melancholy Rhapsody”.

7/10
El rey del tabaco

1950 | Bright Leaf

Finales del siglo XIX. Brant es un emprendedor cultivador de tabaco que está decidido a enriquecerse. La joven Sonia le ayudará a conseguir sus metas, pero el ansia de poder le lleva a desear cada vez más. La avaricia le empuja incluso a casarse con Margaret, la hija de su enemigo, rechazando a Sonia que le ama de verdad. Gran melodrama dirigido por Michael Curtiz, con un elenco de campanillas. Gary Cooper en el papel de ambicioso empresario, una Patricia Neal ingenua y astuta, y una Lauren Bacall bellísima y enamorada.

6/10
Cayo Largo

1948 | Key Largo

Un veterano de la Segunda Guerra Mundial desilusionado de la vida, Frank McCloud (Humphrey Bogart), llega a un sucio y decadente hotel de Cayo Largo, en el extremo sur de Florida, para visitar a la viuda (Lauren Bacall) y al padre (Lionel Barrymore) de un amigo caído en combate. En su huida de la policía hacia Cuba, el temible gangster interpretado por Edward G. Robinson y sus secuaces, se hacen a la fuerza con el hotel, donde esperan un barco. La tensión crece cuando una tormenta tropical les separa del mundo exterior y les obliga a un encierro claustrofóbico en el hotel, mediante el que el director John Huston disecciona a los personajes. Una de las mejores películas del genial y polifacético Huston y una obra maestra del cine negro con agudos ingredientes de tensión psicológica. Las interpretaciones de una brillante pléyade de actores son inolvidables. Claire Trevor, que interpreta a la amante alcohólica y desesperada del gangster, obtuvo un oscar al mejor papel secundario. Lauren Bacall, desde su belleza hierática, lo borda. Bogart tendrá que reaccionar sin desprenderse de su gélido caparazón. Robinson, como siempre, está magistral.

7/10
La senda tenebrosa

1947 | Dark Passage

Vincent Parry es un fugitivo acusado de un crimen que no cometió. Cuando consigue escapar de la cárcel de San Quintín, se somete a una cirugía plástica para cambiarse el rostro, a la vez que procura que se haga justicia. A su lado estará Irene Jansen, una bella mujer que le ayudará. Cine policíaco de altura con una pareja inmejorable: Humphrey Bogart y Lauren Bacall, marido y mujer por entonces. Ambos derrocharon química por los cuatro costados, en una cinta con un brillante guión y dirección del artesano Delmer Daves. La fotografía en blanco y negro es genial, donde Sidney Hickox maneja con maestría el uso de la luz y de las sombras, como por ejemplo, al comienzo del film –rodado con cámara subjetiva–, cuando no se deja ver la cara del protagonista. Destaca la presencia de una malévola Agnes Moorehead (Embrujada) o del secundario Bruce Bennett (Alma en suplicio).

7/10
El sueño eterno

1946 | The Big Sleep

El detective Philip Marlowe es contratado por el General Sternwood para aclarar la súbita desaparición de su hombre de confianza. A partir de aquí Marlowe se ve envuelto en un auténtico laberinto salpicado de asesinatos, desapariciones, fotos comprometedoras, chantajistas y pistoleros. Humphrey Bogart y Lauren Bacall, probablemente la pareja más mítica de la historia del cine, protagonizan este apasionante "thriller", que es considerado en la actualidad un auténtico clásico del cine negro. Howard Hawks, basándose en un relato de Raymond Chandler adaptado por William Faulkner, dirige esta película en la que la acción y la intriga están acompañados de unos de los mejores diálogos plasmados en la gran pantalla. El siempre eficaz Max Steiner está a cargo de una excelente banda sonora, que realza el climax de la película. La celebre pareja protagonista se ve acompañada por unos excelentes actores secundarios, entre los que destacan Martha Vickers y Dorothy Malone.

7/10
Agente confidencial

1945 | Confidential Agent

Durante la Guerra Civil española, un correo del bando republicano viaja hasta Inglaterra con la intención de comprar carbón. Ni que decir tiene que en pleno conflicto bélico esta compra no será nada fácil. Producción norteamericana que hace referencia a la guerra española cuando todavía estaba muy "fresca". Habían pasado pocos años desde su fin y ni que decir tiene que con la Segunda Guerra Mundial recién concluida, las simpatías estadounidenses no estaban precisamente del lado de Franco.

5/10
Tener y no tener

1944 | To Have And Have Not

El maestro Howard Hawks quedó tan fascinado por Casablanca que se propuso hacer un remake a su manera. Y se apostó con su amigo Ernest Hemingway a que era capaz de ello incluso llevando a la pantalla su peor novela. Y eso fue lo que hizo cuando decidieron adaptar “Tener y no tener”, aunque es cierto que contó con un guión del mismísimo premio Nobel William Faulkner. La guinda la ponen unos cuantos secundarios de lujo, como el gran Walter Brennan en el papel del amigo borrachín, o el pianista y famoso compositor de jazz Hoagy Carmichael, que ofrece una fantástica versión del standard "I'm a Blue", a dúo con Lauren Bacall. La historia, ambientada en la isla La Martinica, guarda en efecto muchas similitudes con la película de Curtiz: Harry 'Steve' Morgan es un marino que se gana la vida llevando a pescar a los turistas, hasta que decide ayudar a un grupo de refugiados franceses en plena II Guerra Mundial. En medio, lógicamente, está Marie 'Slim' Browning (la “flaca” para Bogart; igual que éste es “Steve” para ella... ). A sus 18 años Lauren Bacall deslumbró en la pantalla y enamoró a Bogart fuera de ella. Y, la verdad, sólo su contoneo final es como para volver loco a cualquiera.

8/10

Últimos tráilers y vídeos