IMG-LOGO

Biografía

Lorraine Bracco

Lorraine Bracco

65 años

Lorraine Bracco

Nació el 02 de Octubre de 1954 en Bay Ridge, Brooklyn, Nueva York, EE.UU.
Filmografía
Los Soprano (Episodios finales)

2006 | The Sopranos (6ª Season) | Serie TV

Tony Soprano ha celebrado la Navidad con los suyos, convencido de que se ha evitado la guerra entre las mafias de Nueva York y Nueva Jersey. Pero Tony no cuenta con que Phil Leotardo, el capo de Nueva York, es un hombre poco recomendable del que no se puede fiar. Entretanto, los hijos de Tony están a punto de tomar decisiones trascendentales para el resto de sus vidas. Nueve impactantes episodios -aún más oscuros de lo que ya es habitual en la serie- que suponen el broche de oro para una serie que ha hecho historia, y ha logrado en total 21 premios Emmy y otros galardones importantes. Entre las estrellas invitadas de esta última tanda destacan Daniel Baldwin, Sydney Pollack y Nancy Sinatra. El propio David Chase, ilustre creador de la serie, se ocupó del guión y la dirección del episodio final, que obtuvo un gran éxito de audiencia, pues lo siguieron cerca de 12 millones de espectadores sólo en Estados Unidos.

6/10
My Suicidal Sweetheart

2005 | My Suicidal Sweetheart

Max ha pasado por varias crisis nerviosas que le han hecho querer matarse. Ahora, en la fiesta de su 21 cumpleaños, intenta ahorcarse delante de todos los invitados. Por ello regresa a una institución mental donde intenta recuperarse. Allí se enamorará de Grace, una joven también con tendencias suicidas. Comedia negra, y en cierto modo romántica, acerca del tema del suicidio. Supuso el debut en la dirección del productor Michael Parness, que se reservó también un papel como actor en la cinta. En los circuitos independientes de Estados Unidos cosechó bastante éxito, siendo premiada en diferentes festivales: California (mejor score para Michael Andrews) y actor (David Krumholtz); Magnolia (mejor película); y Rhode Island (premio especial del Jurado).

4/10
Los Soprano (5ª temporada)

2004 | The Soprano | Serie TV

El final de la 4ª temporada, no por esperado menos sorprendente -la insatisfacción del matrimonio Soprano iba 'in crescendo' -apuntaba al divorcio. La nueva tanda de episodios desarrolla tal idea -Tony vive en la casa de su difunta madre -al tiempo que muestra nuevos gangsters recién salidos de prisión, como el primo de Tony, interpretado por Steve Buscemi. Y por supuesto, los tratos de la novia de Christopher con el FBI traerán sorpresas.

7/10
Los Soprano (4ª temporada)

2002 | The Sopranos | Serie TV

Esta cuarta temporada de Los Soprano es una prueba fehaciente de lo importante que es poner unos cimientos sólidos en una serie, para luego construir un edificio imponente a lo largo del tiempo. Ya tenemos bien desarrollada una increíble galería de personajes, a cada cual mejor matizado, con lo que el equipo de guionistas tiene enormes posibilidades a la hora de imaginar sus posibles derroteros. Así, las flechas en esta ocasión se disparan en algunas direcciones muy interesantes. La insatisfacción de Carmela podría encontrar consuelo en Furio, aunque éste no lo tenga nada claro, y en tener algo de control en las finanzas familiares; Adriana hace una amiga que resulta ser agente del FBI, lo que le pone en una situación difícil, que le empuja incluso a proponer matrimonio a Christopher, para no tener que testificar contra él; la adicción a las drogas de Christopher alcanza un punto álgido; sobre Junior sigue pesando la posibilidad de una condena; Janice se lía con Ralph; Meadow, deprimida por la muerte de su novio, viaja a Europa, y a su vuelta decide trabajar como voluntaria, lo que pone en riesgo los estudios universitarios de los que tan orgulloso estaba Tony; y éste sigue con sus infidelidades matrimoniales, mientras la cuerda de la relación con la doctora como paciente se tensa, lo mismo que ocurre con su esposa… La lista podría alargarse, pero dan idea de la madurez de una serie que, aunque ambientada en el mundo de la mafia, resulta cercana por ser muy hija de su tiempo; y las dificultades para afrontar los problemas de nuestros días, la ausencia de un bagaje moral para mirarlos de frente y sin complejos, tiene una magnífica caja de resonancia en el ambiente de trapicheos, rencillas y asesinatos, un cotarro del que Tony Soprano es el amo… o intenta serlo.

7/10
Los chicos de mi vida

2001 | Riding In Cars With Boys

Film basado en la autobiografía de Beverly D'Onofrio, donde Drew Barrymore –ilustre miembro del clan de actores Barrymore, y encantadora pequeñaja en E.T., el extraterrestre– es estrella de la función. Cuenta la vida de D'Onofrio, desde su adolescencia, en que se convierte prematuramente en madre, hasta los 35 años, edad en que ve cumplido su deseo de ser escritora. Tras la cámara está Penny Marshall, directora con tendencia a lo sensiblero (La mujer del predicador es un exponente máximo), pero que de vez en cuando da algún título notable (la exploración de la infancia Big, el drama sobre la enfermedad del sueño en Despertares). Aquí se desliza por un terreno sentimental, acometiendo el desafío de hacer creer que la historia contada es, ciertamente, real. Las lágrimas están aseguradas. Pero poco más.

3/10
Los Soprano (3ª temporada)

2001 | The Sopranos | Serie TV

La tercera temporada de Los Soprano arrancó con la muerte de Livia Soprano, por exigencias de la vida real: la actriz Nancy Marchand, que hacía el papel, fallecía inesperadamente. Por lo demás, los distintos miembros de la familia siguen dando sus tumbos existenciales: la doctora Melfi propone una sesión conjunta para el matrimonio Soprano; Tony echa el ojo a una bella paciente de su psiquiatra, para iniciar una aventura; Carmela sigue buscando nuevas actividades y distracciones que le hagan la vida más llevadera, y flirtea con Furo, quien se da cuenta de que está jugando con fuego; Meadow está en la universidad, y después de salir con un judío afroamericano, mantiene una relación con Jackie Jr., un primo lejano, que se va a meter en asuntos turbios; Anthony tiene problemas de disciplina; Chris regala a su novia Adriana un local de copas; a Junior le detectan un cáncer… Todos estos sucesos y circunstancias no se introducen caprichosamente, sino obedeciendo a un inteligente diseño argumental. Los personajes se muestran vulnerables, y ello los hace atractivos, pese a la violencia que a veces despliegan, y que se convierte en una idea en la propia doctora Melfi, cuando sufre un intento de violación. Entre los nuevos personajes de la temporada, destacan Jackie Jr., y Ralph, uno de los secuaces de Tony que irá cobrando importancia. Algunas de las tramas son casi independientes del conjunto, pero funcionan muy bien. Es el caso del episodio 11, en que Christopher y Paulie, después de deshacerse del rival de turno, se pierden en un bosque nevado, en lo que se diría un homenaje soterrado a Fargo, de los hermanos Coen.

7/10
Los Soprano (2ª temporada)

2000 | The Sopranos | Serie TV

Tras el golpe fallido de timón de Junior y Livia Soprano, Tony está definitivamente al mando de la familia. Pero los problemas se le multiplican: inseguridades que trata de resolver en la consulta de su psiquiatra, hastío de su mujer por una vida insatisfactoria, búsqueda de universidad para Meadow y rebeldía de Anthony que se niega a confirmarse, Junio en arresto domiciliario, su madre que sigue sacándole de quicio… A lo que se se suma la aparición en escena de Janice, su problemática hermana, que le encanta ser la sal de todos los platos, y que va a terminar ‘líado’ con uno de los gangsters con que Tony no acaba de entenderse. En la segunda temporada de Los Soprano se afianzan los rasgos de los personajes: la confianza de Tony en su terapia vacila: nota que funciona, pero no le gustan algunos de los fantasmas que asoman; la crisis de Carmela, mujer madura, se agudiza; Christopher continúa soñando con un carrera de guionista… El mundo donde la moral brilla por su ausencia continúa siendo el mismo, y entre las líneas argumentales destaca un viaje a Italia (donde, cosas de los nuevos tiempos, Tony descubre, oh sorpresa, que una mujer está al mando de su familia), que supone la incorporación de Furio a la banda de Tony. Cuestiones como los intentos de Richie para enredar a Junior en un nuevo golpe de mano contra Tony, o la presión que el FBI ejerce sobre uno de los mafiosos contra el que tienen pruebas, para que les entregue a su jefe, dan emoción a una serie de envidiable andamiaje argumental.

7/10
Los Soprano

1999 | The Sopranos | Serie TV

David Chase ha sabido introducir un nuevo concepto a las tramas de gangsters que fueron la marca de fábrica de la Warner en los años 30, y que cineastas como Francis Ford Coppola (El padrino) y Martin Scorsese (Uno de los nuestros) asumieron con elementos propios (el tono operístico y la familia, el primero, un cinismo terrible el segundo): el secreto se llama "mafia + los tiempos que corren". Tony Soprano (James Gandolfini) debe soportar todo tipo de presiones (tensiones con su esposa Carmela; Anthony y Meadow, hijos adolescentes rebeldes; Livia, una madre muy pesada y posesiva, que le atormenta; Christopher Moltisonti, un sobrino impetuoso, que "trabaja" con él; Junior, el teórico nuevo "jefe de la familia", aunque está mayor y es Tony quien manda desde las bambalinas), mientra saca adelante sus "negocios" de "reciclado de basura", desde su cuartel general en un club de "streptease". Sus dificultades para conciliar familia y "trabajo" le conducen a acudir en secreto a una psiquiatra, cosa no bien vista entre los suyos, pues supone romper "la ley del silencio" que obliga a todo mafioso que se precie, aunque Tony sea discreto. Allí, entre el prozak y la terapia de la doctora Melfi, trata de no deprimirse; ella guardará el secreto profesional, mientras omita lo que no debe saber. Entretanto, Carmela, al que su marido engaña habitualmente, busca refugio en su parroquia, acudiendo a la religión y las obras de caridad de modo superficial, buscando algo que le haga feliz. La idea de contar las peripecias de una familia -como tantas otras series, con la peculiaridad de que se trata de una familia de gangsters-, está muy bien desarrollada, con buen ritmo y arquitectura guionística de primera, y un reparto perfecto. Así, a las clásicas subtramas de luchas inmorales por el poder, peleas con bandas rivales -aquí, con los nuevos tiempos, hay familias procedentes de Europa del Este-, asesinatos, etc., se suman cuestiones muy de nuestros días: insatisfacción vital, infidelidad, relaciones padres-hijos, adicción a las drogas, el modo de sobrellevar el envejecimiento y la enfermedad, la fascinación de lo prohibido... El tono de la serie es duro, en parte facilitado por ser una producción de HBO para televisión por cable, lo que evita cortapisas a las escenas de violencia y sexo, abundantes. A una óptica antropológica corta de miras -señala los problemas, pero no apunta soluciones, tal vez porque cínicamente no cree que las haya- se une un curioso sentido del humor, a veces combinado con los momentos violentos, a cargo de los sicarios de Tony, o provocado por las neuras de cada personaje: Cris quiere ser guionista de cine, Tony querría que la doctora cayera a sus pies, como otras mujeres...

7/10
Sangre inocente

1997 | Silent Cradle

Helen es una periodista embarazada que, tras sufrir un accidente, pierde al hijo que esperaba. Sin embargo, ella sospecha que su hijo ha sido robado por alguna organización secreta destinada al tráfico de adopciones ilegales. En sus pesquisas pedirá ayuda a una agente de policía. A pesar de una correcta factura y un reparto solvente –con Lorraine Bracco de protagonista–, no deja de tener un montón de tópicos para ser tomado en consideración. En los otros nombres del reparto destacan como curiosidad la presencia de John Heard y Margot Kidder, quienes estuvieron casados brevemente durante 1979. Kidder obtuvo un gran éxito en las películas sobre Superman, aunque a mediados de los 90 sufrió graves problemas mentales con manías persecutorias que le produjeron un desorden bipolar, llegando a fingir su propia muerte.

4/10
Diario de un rebelde

1995 | The Basketball Diaries

Jim ( Leonardo DiCaprio) es un chico de barrio. Sus días transcurren entre las clases del Padre McNulty en una escuela católica, partidos de baloncesto y las correrías que protagoniza con sus amigos Mickey, Pedro, Neutrón y Bobby. No obstante su vida da un giro radical cuando comienza a adentrarse en el mundo de la droga. Ello supone un auténtico descenso a los infiernos, en el que se ve obligado incluso a ejercer la prostitución, para hacerse con el dinero suficiente para su dosis diaria. Scott Kalvert es quien dirige esta película que retrata sin concesiones uno de los mayores problemas que aquejan a la actual sociedad moderna. Estamos ante una película dura como el pedernal, que no deja indiferente al espectador. Particularmente convincente es la interpretación de Leonardo DiCaprio, que sabe recoger acertadamente la transformación del protagonista.

6/10
Hackers: piratas informáticos

1995 | Hackers

Como a los once años ya era un genio de la informática y causó estragos al entrar en los códigos secretos de las finanzas de Wall Street, a Dave Murphy se le prohibió utilizar de nuevo un ordenador hasta que no cumpliese la mayoría de edad. Al llegar ese día, Dave organiza un equipo de “hackers” para descubrir todos los entresijos del complejo mundo de internet. Pero en sus manejos con las redes se topan con una peligrosa organización que amenaza la paz mundial. Entretenida historia de adolescentes, que supuso el segundo largometraje del británico Iain Softley, quien había dirigido anteriormente Backbeat (1994), un estupendo film sobre Los Beatles. Después del triángulo amoroso Las alas de la paloma (1997), realizó otras discretas películas en Estados Unidos, como K-Pax (2001) y La llave del mal (2005).

5/10
Sola contra el crimen

1994 | Getting Gotti

Telefilm dirigido por el especialista en televisión Roger Young. Cuenta los entresijos de la mafia de Nueva York de los últimos años, con especial protagonismo para John Gotti (encarnado por el actor Anthony John Denison), Tommy Gambino y el delator Sammy Gravano. A pesar de no respetar demasiado los hechos reales, la historia tiene cierto gancho para el espectador. Una de sus protagonistas es la atractiva Lorraine Bracco, una ex modelo que tras causar sensación con La sombra del testigo (1987) y ser nominada al Oscar por Uno de los nuestros (1990), pasó a formar parte de la larga lista de secundarias olvidadas del cine americano y actualmente es más recordada por haber estado casada con los actores Harvey Keitel y Edward James Olmos.

5/10
Being Human

1993 | Being Human

Extraña película que constituyó uno de los grandes fiascos financieros de los años 90, ya que de sus 20 millones de dólares de presupuesto sólo se recuperaron dos en el mercado norteamericano. Esto hizo que pasase directamente a vídeo, tanto en Inglaterra como en casi todo el mundo. Igualmente, significó el comienzo del declive de Robin Williams como garantía para la taquilla. Escrita y dirigida por el escocés Bill Forsyth, y con un impresionante reparto, se trata de un recorrido por cinco épocas diferentes de la historia de la humanidad, incluyendo la antigua Roma, la Edad Media y la época actual, donde aparece Williams como un divorciado que intenta reconciliarse con sus hijos. Se intenta así demostrar que en toda la historia de la humanidad los sentimientos y la familia tienen ramificaciones similares.

4/10
Intriga en Jamaica

1993 | Scam

Telefilm basado en la novela de Craig Smith. En ella, una pareja trama un plan con el que conseguir una gran cantidad de dinero, para lo que deben robar a un peligroso criminal. Sin embargo, elementos de celos se mezclan, poniendo en peligro todo el plan. Lo mejor es su reparto, con Lorraine Bracco, Christopher Walken y Miguel Ferrer. Dirige John Flynn (1932-2007), quien tras comenzar prometedoramente su carrera en el cine con El sargento (1968), a la que siguió la violenta El expreso de Corea (1977), acabó enredado en películas de acción de Stallone (Encerrado, 1989) y Steven Seagal (Buscando justicia, 1988).

4/10
Ellas también se deprimen

1992 | Even Cowgirls Get the Blues

Este embarullado film enmarcado en la contracultura de los años setenta, adaptación de una novela de Tom Robbins, pretende ser un alegato feminista. El director y guionista Gus Van Sant vuelve a mostrar su obsesión por retratar personajes marginales atrapados en espejismos de felicidad —droga y sexo desenfrenados— que no les satisfacen. Aquí se trata de un grupo de chicas vaqueras realmente peculiar. Valga como botón de muestra de la excentricidad de la película un detalle, que se supone genial hallazgo de Gus Van Sant: los pulgares excesivamente gruesos de la protagonista la han convertido en una experta autoestopista.

2/10
La fuerza de la ilusión

1992 | Radio Flyer

Dos hermanos intentan escapar con su imaginación de los malos tratos que sufren por parte de su padrastro. Para ello piensan en personajes ficticios (Simbad, Frankenstein) y creen poder volar con una vieja vagoneta. Producida por Michael Douglas, con una obra maestra musical de Hans Zimmer y narrada por Tom Hanks, la película tiene un tono nostálgico que recuerda a las películas creadas por Spielberg en los años 80, donde los jóvenes vivían increíbles aventuras en barrios residenciales. Si algo sobresale en el film es la creación del personaje del padrastro como un monstruo irreal, gracias a las luces y sombras del director de fotografía László Kovács: el hombre llega a casa en un camión rugiente, muestra una lata de cerveza en su mano y el castigador cable de la luz en la otra, y siempre es visto por los ojos infantiles de sus víctimas de cintura para abajo.

6/10
La marca del asesino

1992 | Traces of Red

La isla de Palm Beach, en Florida, es conocida por sus lujosas mansiones y por el alto nivel de vida de sus habitantes. Allí alguien se dedida a asesinar a mujeres con mucha sangre fría. Después de cada crimen, el detective Jack Dobson (James Belushi), recibe una misteriosa carta anónima. Jack se enfrenta a este complicado caso, del que no tiene ninguna pista. Según avanza en sus pesquisas, Jack empieza a ser considerado un serio sospechoso. El problema es que está llevando muy lejos su relación con alguna implicada. Jack no se fía de nadie, pero no consigue desenmascarar al verdadero asesino. Una discreta película policíaca, mezclada con algunos elementos de thriller erótico. Protagonizada por un James Belushi poco convincente. Recomendable para los aficionados al género.

5/10
Los últimos días del Edén

1992 | Medicine Man

Un hombre y una mujer aúnan sus refuerzos con los nativos para intentar salvar una selva tropical de la amenaza del hombre blanco. Aventura y ecologismo, con una atractiva pareja protagonista, Sean Connery y Lorraine Bracco. Destacan, cómo no, los bellos parajes selváticos. Tras las cámaras se sitúa un buen artesano, John McTiernan, artífice de Jungla de cristal.

6/10
Una rubia muy dudosa

1991 | Switch

Steve Brooks es un exitoso profesional de la publicidad, conocido por su tremendo éxito con las mujeres, a las que seduce para después dejarlas abandonadas como un trapo. Un día, tres de sus antiguas conquistas le invitan a una fiesta; al día siguiente tendrá un amargo despertar pues se encuentra en el cuerpo de una mujer, concretamente en el de una espectacular rubia. Ahora deberá moverse como mujer en un mundo de hombres. Blake Edwards, el rey de la comedia (El guateque, La pantera rosa (1963)) dirige esta disparatada historia de situaciones equívocas. Humor inteligente, buenas interpretaciones, ingeniosos diálogos son los ingredientes de este film que cuenta con un reparto encabezado por Ellen Barkin, Jimmy Smits, JoBeth Williams y Lorraine Bracco.

6/10
Raza de campeones

1991 | Talent For The Game

Virgil Sweet (Edward James Olmos) es un "explorador" u ojeador de un equipo de béisbol, los Angeles de California. Con la primavera, y el comienzo de la nueva liga, su deber es recorrerse Estados Unidos con el objetivo de descubrir algún diamante en bruto de este deporte. Pero su puesto se ve en peligro cuando el nuevo propietario de los Angeles de California, por cuestiones económicas, decide eliminar la figura del "explorador". Virgil se encuentra con la inminente necesidad de tener que demostrar la importancia de su profesión. Para ello es necesario descubrir cuanto antes un talento de jugador, que demuestre al propietario del equipo que puede confiar en él. En esta difícil etapa de su vida, cuenta con el apoyo de una atractiva mujer, interpretada por Lorraine Bracco. En Estados Unidos, el béisbol es el deporte más importante. Esta es una interesante película sobre los entresijos de este deporte. Sin demasiada intensidad dramática, consigue mantener la emoción sólo para espectadores poco exigentes.

3/10
Uno de los nuestros

1990 | Goodfellas

Implacable cuadro del tortuoso e inmoral mundo de la mafia, pasado por el tamiz cínico de Ray Liotta, un inolvidable narrador. “Que yo recuerde, siempre quise ser un gángster”. Ésta es la frase evocadora con que arranca la crónica de Henry Hill, que expone con voz en off su fascinación por el mundo gangsteril, desde su adolescencia, en que es un espectador pasivo, hasta que se involucra en dudosas actividades. Martin Scorsese nunca logró dibujar mejor el mundo de la mafia, aprovechando el toque cínico del protagonista, que no duda en venderse para asegurar su supervivencia. El film se basa en el libro de Nicholas Pileggi, que él mismo convirtió en guión, y que cuenta el caso real de Henry Hill (quien, por cierto, acompaña a Scorsese en el audiocomentario del DVD). Joe Pesci se llevó un Oscar por su personaje de sádico asesino, que marcó su carrera posterior. El virtuosismo de Scorsese puede verse en el largo travelling del restaurante.

7/10
In una notte di chiaro di luna

1989 | In una notte di chiaro di luna

Un periodista norteamericano que trabaja para una publicación francesa escribe un artículo sobre el sida. Cuando se entera de que él mismo está infectado por el virus da un nuevo giro a su vida y abandona a su mujer y a su hija. Intento de concienciar a la sociedad sobre este problema, pero aburriendo sobremanera en las formas. Tiene un reparto de lo más notable, con Rutger Hauer (quien colaboró en el guión) al frente. Le secundan Peter O'Toole, Nastassja Kinski, Faye Dunaway, Dominique Sanda y Lorraine Bracco. Los mejores tiempos de su directora, la italiana Lina Wertmüller, ya habían pasado, aunque ella seguía empeñada en demostrar lo contrario. Durante los años 60 y 70 su fama fue tal que logró ser la primera mujer en ser candidata al Oscar en la categoría de dirección, por Pasqualino siete bellezas (1975), un duro alegato contra la guerra.

3/10
Una pandilla de lunáticos

1989 | The Dream Team

Comedia bastante buena, aunque pasó desapercibida en su momento, sobre las peripecias de cuatro tipos que escapan de un hospital psiquiátrico y se hacen pasar por médicos. Durante una noche en la ciudad de Nueva York consiguen su propia terapia de libertad, cambiando sus vidas para siempre. Estupendos gags (parodia de Rain Man incluida), cierto grado de melancolía y una reflexión sobre quiénes son realmente los cuerdos, donde sobresalen sus cuatro protagonistas: Christopher Lloyd, Peter Boyle, Michael Keaton y Stephen Furst. Está dirigida por Howard Zieff, todo un especialista en la comedia en títulos como Combate de fondo (1979), La recluta Benjamin (1980) y Mi chica (1991), aunque su mejor título es Infielmente tuya (1984), donde Dudley Moore era un director de orquesta obsesionado por los celos hacia su esposa Nastassja Kinski.

6/10
Sing

1989 | Sing

Una profesora de instituto pretende montar una competición de baile y cante con algunos alumnos rebeldes. Entre medias, las típicas historias de amor, violencia y condición social de los chicos. Película de baile que rememora éxitos de la década de los 80, como Fama, Footloose y Dirty Dancing, pero que no resultó de cara a la taquilla a pesar de tener un guión del célebre letrista Dean Pitchford, ganador del Oscar por la mencionada Fama (1980). Protagoniza, sin mucha ilusión por el papel, Lorraine Bracco, y en una breve actuación encontramos a Cuba Gooding Jr. –ganador del Oscar por Jerry Maguire (1996)– en una de sus primeras apariciones en cine.

4/10
La sombra del testigo

1987 | Someone to Watch Over Me

Claire Gregory es una hermosa mujer que además es poseedora de una fortuna. Debido a una circunstancia fortuita, se convierte en la testigo principal de un asesinato. Los asesinos no pueden eliminarla en el momento del crimen, pero se ponen enseguida tras sus pasos. Su propósito es acabar con ella antes de que se celebre el juicio. Mike Keegan (Tom Berenger) es el policía encargado de proteger a la testigo. Mike Keegan es tan efectivo en su profesión como apasionado. Sin remedio, ambos inician una fogosa relación, aunque Keegan está casado. Entretanto, los asesinos acechan.  Un thriller que consigue un elevado grado de tensión. Dirigido con eficacia por Ridley Scott, artífice entre otras de Alien, el octavo pasajero y Blade Runner. Se ve con gusto, y depara varias sorpresas.

6/10
El cazachicas

1987 | The Pick-up Artist

Un ligón empedernido, acostumbrado a que las mujeres caigan a sus pies, podría empezar a sentar la cabeza. Pues ha descubierto a una chica que le hace tilín de verdad. El único problema es que se trata de la hija de un gángster. Comedia romántica a la que falta un poquillo de ingenio, lo que acaba pesando. Destaca la química entre Molly Ringwald y Robert Downey Jr.

3/10

Últimos tráilers y vídeos