IMG-LOGO

Biografía

Mikel Salas

Mikel Salas

Mikel Salas

Filmografía
El Drogas

2020 | El Drogas

Tras una década como editor, director de fotografía, y cortometrajista, Natxo Leuza debuta en el largometraje con un documental consagrado a la figura de Enrique Villarreal, más conocido como El Drogas, figura fundamental del rock duro español desde la década de los 80, cuando fundó el emblemático grupo Barricada. Procedente de la Txartrea, barrio humilde y bastante conflictivo de Pamplona, exhibe imagen de chico malo, con larga melena, y anda arqueado por un problema en un ojo que no tenía el nervio desarrollado. “Camino torcido para ver la vida equilibrada”, afirma en la pantalla. Combativo hasta la médula, en sus letras la emprende contra la policía, y escribe textos sobre la memoria histórica, en los que reivindica a las víctimas del bando republicano. Sin embargo, resulta haber tenido una vida que cualquier persona tradicional quisiera para sí, pues ha estado casado con Mamen (a la que no se menciona como su esposa sino como su “socia”), con la que tuvo dos hijos (empiezan a llegar los nietos). Y se le ve muy unido a sus hermanos, y a sus padres, de hecho la mejor parte del film son las referencias a la madre, Nieves Armendáriz, capaz durante su infancia de resolver cualquier problema médico o conseguir que unos pantalones destrozados queden como si no les hubiera ocurrido nada. Resultan emotivas las imágenes en las que El Drogas la acaricia, ya anciana y enferma de Alzheimer, pues está convencido de que el cariño lo puede sentir. ¿Quién habría imaginado un pasaje tan entrañable de un tipo con su apariencia? Por lo demás se trata de un film nostálgico, que apasionará a los seguidores de tan curioso personaje, pero por desgracia no pensado para el resto del público. Se repasa la creación de su célebre grupo, Barricada, y lo unido que estaba a Boni, guitarrista y cantante, y Mikel Astrain, batería que falleció prematuramente por un derrame cerebral. El grupo alcanzó un enorme éxito en toda España, hasta el punto de que El Drogas estaba siempre de gira haciendo felices a sus fans, pero por el contrario se veía obligado a descuidar a su familia. Se alternan imágenes de archivo, con especial detenimiento en apariciones televisivas en los 80, con testimonios del propio personaje central, la citada socia (tiene gracia las bromas que le hacía su familia sobre la ‘fealdad’ del Drogas… ¡su madre le decía que si le había conocido de noche!), y otras estrellas de la música juvenil como Christina Rosenvinge o Rosendo Mercado. Sin embargo, por su afán complaciente hacia el Drogas, el film se queda un poco corto a la hora de abordar las cuestiones más espinosas. No se hace mención a las causas que llevaron al resto de componentes de Barricada a echarle del grupo (se entiende que por discrepancias y peleas), y se pasa por encima por sus problemas con las drogas (“un día me puse de acuerdo con mi socia y lo solucionamos”, se limita a decir, como si fuera tan fácil dejarla). Una pena, porque haber desarrollado más la parte dedicada al lado oscuro del rock, habría aumentado el interés del relato para el público general.

5/10
Intemperie

2019 | Intemperie

Poco después del fin de la Guerra Civil, un niño huye del capataz, cacique que tiraniza a un pequeño pueblo andaluz, pues le tenía recluido en su casa, en teoría con el consentimiento de sus padres, personas muy humildes forzadas a aceptar la situación, pues saben que no volverán a trabajar en las inmediaciones si se oponen a la voluntad del amo. Mientras éste emprende una intensa búsqueda con sus sicarios más fieles, el chico recibirá la inesperada ayuda de un pastor que atraviesa la zona con sus cabras. Cuarto trabajo como realizador de Benito Zambrano, rodado cuando se cumplen veinte años de su ópera prima, Solas, tras la que nunca ha alcanzado el mismo nivel. Ahora tenía una oportunidad de oro, pues adapta la brillante novela con la que debutaba en el panorama literario el extremeño afincado en Sevilla Jesús Carrasco, que se desarrollaba en un país y un tiempo determinados, y tenía muchos puntos en común con La carretera, de Cormac McCarthy, pero con los detalles de costumbrismo rural de Miguel Delibes. Traslada el relato a la inmediata postguerra, que el realizador ya trató en La voz dormida, por lo que el guión de Pablo y Daniel Remón (Casual Day) convierte una potente alegoría del abuso de poder en general, un poco en un nueva denuncia social de la época. Asoman de vez en cuando diálogos con opiniones sobre la guerra y otros temas que parecen extraídos del manual básico del buen comunista. En otro orden de cosas, el cineasta lebrijano ha filmado el largometraje como si de un western se tratara. Este recurso funciona más o menos, pues se han escogido como localizaciones áridos paisajes del Altiplano Granadino, que se distinguen poco del desierto de Arizona y similares. Sin embargo, le falta fuerza a la hora de filmar un tiroteo decisivo para la historia, se nota que Benito Zambrano no tiene ninguna experiencia rodando secuencias de acción. Como cabía suponer, se le da muy bien dirigir a los actores. Luis Tosar demuestra una vez más su versatilidad, convierte en cercano al típico personaje al margen de la sociedad, que se ve obligado a su pesar a intervenir para combatir la injusticia, que tan bien interpretaron Alan Ladd en Raíces profundas o Clint Eastwood en El jinete pálido. No desentona a su lado el jovencísimo Jaime López, que ya resultaba convincente como hijo de Natalia de Molina en Techo y comida. Además, se ha mantenido la elegancia a la hora de abordar los elementos más escabrosos, sugiriendo que late al fondo un caso de pederastia, pero sin mostrarla explícitamente.

6/10
Cholitas

2019 | Cholitas

Rumbos

2016 | Rumbos

Durante una noche varios personajes viajan por carretera y experimentan diferentes sentimientos y estados de ánimo. Iván corta con su novia Lucía tras llevarla a su casa en coche. Ésta, desconsolada, contará su historia al taxista Pedro, que le aconsejará sobre el amor. El camionero Paco, cuarentón que nunca ha tenido novia, no sabe cómo declararse a la mujer que quiere, mientras que Alberto y Manu hacen su ronda en la ambulancia, y los jovenzuelos Emilio y Luisito se divierten pisándole a su deportivo. La directora Manuela Burló Moreno endereza el rumbo –nunca mejor dicho– después del traspié que dio con su primer largometraje, la desdeñable comedieta Cómo sobrevivir a una despedida. Aprendida la lección deja a un lado la frivolidad hueca y se embarca en una dramática historia coral, de remarcado realismo, con unos cuantos personajes que pululan durante una misma noche por las carreteras de una gran ciudad. Todos ellos tienen en común la búsqueda de amor, la necesidad de sentirse queridos –o amados, según algún personaje– y las dificultades para sentir satisfechos sus corazones. Aunque cada historia es diversa, Rumbos no acaba de sorprender debido al planteamiento general, que necesariamente es previsible –además del nexo común del programa de radio, todas esas vidas acabarán cruzándose de algún modo–, pero tiene a su favor que el argumento –bien armado, con un montaje claro y cuidadoso al ir mostrando poco a poco cada hilo narrativo– no parece esconder moraleja alguna. Las cosas ocurren. La vida es caprichosa, viene a decir el guión firmado por la propia directora, el destino depara rumbos diversos sin que aparentemente existan motivos que los causen. Existen los cuentos de hadas, pero también la tragedia. Es bien poquito lo que los seres humanos podemos dominar. El amor, el desamor, el llanto, la pérdida, la huida, la duda, el corazón... son cosas que nos arrastran y que no siempre es posible controlar. Nadie es una excepción. Junto a una lograda atmósfera, nocturna y urbana, bien ambientada por la banda sonora de Mikel Salas y por la esmerada fotografía de Unax Mendía, la directora ha conseguido también un loable trabajo del escogido reparto. Todos están estupendos, desde la sensacional Pilar López de Ayala en su papel de culebrón, hasta el sufriente taxista Karra Elejalde, pasando por el siempre talentoso Ernesto Alterio o la todoterreno Carmen Machi, por citar sólo a los intérpretes más conocidos.

5/10
Vientos de La Habana

2016 | Vientos de La Habana

Cuba. El teniente de policía Mario Conde es designado para llevar un caso especialmente desagradable. La profesora Lissete Núñez ha aparecido asesinada y violada en su casa. Da la casualidad de que la muerta daba clases en el mismo instituto en que estudió Conde y eso hace el caso más cercano. El policía empezará indagando aquí y allá en las relaciones turbias que mantenía la profesora, lo cual le llevará al mundo del tráfico de drogas. Adaptación de “Vientos de Cuaresma”, novela del escritor cubano Leonardo Padura, a cargo del director español Félix Viscarret (Bajo las estrellas), con su personaje del policía Mario Conde a la cabeza, aquí interpretado por Jorge Perugorría. Aunque se trata de una producción correcta y el guión se sigue con interés, poco a poco el desarrollo narrativo va resultando demasiado lineal, simplificado e incluso reiterativo con las detenciones y los interrogatorios, de modo que no se pierde la vibración del trabajo policial pero sí va desapareciendo un tanto la intriga, hasta llegar a un desenlace poco emocionante. También hay momentos decididamente mal resueltos, como el primer encuentro entre Conde y Karina, muy poco creíble. Y el ambiente de novela negra original es trasladado a Vientos de La Habana a menudo burdamente, como en la referencia explícita al jazz, en ese artificial interés de hacer misteriosa a Karina o cargando la mano directamente y sin motivo en el terreno sexual, con clichés como la escena en que ella toca desnuda el saxofón, que resulta vergonzante. Por el contrario sí funciona la honda relación entre el protagonista y sus camaradas de toda la vida, su disposición de jugarse la vida por los amigos, o el aire existencial de ir siempre solo contra el mundo. En general, aunque el conjunto sea más o menos entretenido, Viscarret entrega un film desigual y no logra sorprender con escenas brillantes. Se comprueba, eso sí, que lo más interesante –y no es poco– tiene procedencia literaria: el personaje de Conde, heredero de la tradición norteamericana de los años 40, escritor frustrado, apasionado y bebedor, con amigos turbios y enemigos poderosos, perdedor crónico. De producción hispanocubana, el reparto incluye autores de la isla y españoles. Jorge Perugorría no hace un mal trabajo, al igual que su compatriota Mario Guerra en el papel de su confidente ‘el rojo’, mientras que el trabajo de la colombiana Juana Acosta queda rebajado por un rol demasiado tópico de mujer objeto. 

4/10
Muros

2015 | Muros

Interesante y necesario documental, que da una amplia y completa visión del desafío de la inmigración, partiendo de los muros que se construyen para controlar el paso de los que abandonan su problemático lugar de origen, en busca de un mundo mejor. La originalidad de la propuesta consiste en que no sólo se muestra el punto de vista de loa que emprenden la arriesgada aventura de emigrar, dejándolo todo, separándose a veces de su familia y jugándose en muchos casos la vida, sino que también se incluye el otro lado, las personas que custodian las fronteras, que también son seres humanos con corazón y no robots, o simples funcionarios en el sentido peyorativo que a veces adquiere esta palabra. Pablo Iraburu y Migueltxo Molina, que antes firmaron Pura vida, centran su atención en tres muros o pasos fronterizos, aunque aclaran que son un botón de muestra de los que existen en el mundo: de modo que tenemos la frontera de Estados Unidos con México, la de Sudáfrica con Zimbaue, y la de España con Marruecos, y ahí seguimos las vicisitudes de inmigrantes y controladores. Para concienciar en el problema, existe un gran acierto en no poner el acento en lo ideológico –las causas de las diferencias socioeconómicas, las medidas que deberían tomarse...– sino en los hechos, que conciernen a personas. Tan es así, que el espectador llega a pensar que bien podrían ocurrir las cosas al revés en otro mundo alternativo, con lo españoles saltando vallas para irse a marruecos o los yanquis ingeniándoselas para pasar a México desde Estados Unidos. Al final lo que todos buscamos es una vida mejor, y resulta importante tener sensibilidad –como esos vigilantes que dejan agua a posibles ilegales, para que no mueran en el desierto–, se trata del primer paso para luego cóncretar el qué y el cómo operar.

6/10
Las ovejas no pierden el tren

2014 | Las ovejas no pierden el tren

Tras ganar el Goya al mejor corto por El columpio, Álvaro Fernández Armero dedicó la década de los 90 a la comedia, con Todo es mentira, Brujas y Nada en la nevera, que pese a que no acaban de funcionar, tenían cierta frescura, algún momento cómico eficaz y pintaban a la juventud del momento. Tras buscar nuevos trenes a los que subirse en el terreno del thriller y el documental acabó refugiándose en la telecomedia, y desde la fallida Salir pitando, de 2007, no había vuelto a rodar para la gran pantalla. Ahora regresa con Las ovejas no pierden el tren, un film muy coral que pivota alrededor del matrimonio formado por Luisa, que regenta una modesta academia, y Alberto, escritor en crisis creativa y personal. Por sus problemas económicos se mudan con su hijo, Lucas, a una casa rural. Ambos arreglan una cita a la hermana de Luisa –que no acaba de encontrar al hombre de su vida–, con un periodista deportivo. Por otro lado, Juan, el hermano periodista de Alberto, se ha divorciado y sale con una chica mucho más joven, pero no contaba con que tienen gustos diferentes. Y el padre de Alberto y Juan sufre Alzheimer, por lo que la familia se plantea llevarle a una residencia. En su mejor película, lo que no es decir mucho, pero menos es nada, el también guionista Fernández Armero acierta al mezclar sus naturales diálogos y sus personajes espontáneos con varios elementos dramáticos, que dotan al film de algo de fondo, en torno a las relaciones familiares, los problemas de comunicación con los seres queridos, y las ventajas de una vida sencilla en una sociedad en la que las personas tienden a complicarse la vida. Además, ha contado con un reparto de lo más adecuado, en el que brillan Raúl Arévalo e Inma Cuesta, que tienen una buena vis cómica, y también Candela Peña, Jorge Bosch, la prometedora Irene Escolar (una convincente Juana la Loca en Isabel) y las veteranas Kiti Mánver y Petra Martínez como las respectivas madres de los protagonistas. Acaba resultando más ligera de lo que podría haber sido, y subyacen detalles de humor cutre característicos del director. Pero apunta cuál es el tren que debería coger Armero de cara al futuro. Además, se permite homenajear a su actor fetiche del pasado, Coque Malla, pues su conocido tema musical “Por las noches” da un toque nostálgico a la banda sonora.

5/10
Kaplan

2014 | Mr. Kaplan

Segundo trabajo del uruguayo Álvaro Brechner, tras la extraordinaria Mal día para pescar, uno de los grandes títulos del país sudamericano de los últimos años. Mr. Kaplan transcurre en Montevideo, en los 90. Tras un pequeño incidente automovilístico, los hijos del jubilado judío Jacobo Kaplan contratan a Wilson, ex policía e hijo de un antiguo amigo de la familia, para que le haga de chófer. El anciano sospecha que un extraño individuo del que le ha hablado su nieta en realidad esconde un pasado como líder nazi, por lo que involucrará a su nuevo empleado en sus planes de investigar el asunto, y posteriormente secuestrar al tipo para que le juzguen en Israel. Como en su ópera prima, los protagonistas pueden describirse como unos modernizados Quijote y Sancho, un Jacobo Kaplan caballeresco en busca de la gran hazaña que piensa que le ha faltado realizar en la vida, y Wilson, escudero, que se deja arrastrar. Mr. Kaplan habla de personas corrientes ansiosas de heroísmo, pero sobre todo de la esperanza en el futuro, y de la búsqueda de redención saldando cuentas con el pasado, así como del necesario apoyo de los seres queridos. Resulta especialmente honesto su retrato del abuelo que trata de seguir siendo útil a la sociedad, resistiéndose a ser aparcado antes de tiempo y a que le traten como si ya no sirviera para nada. El actor chileno Héctor Noguera realiza un gran trabajo como viejo testarudo, y está muy bien secundado por el uruguayo Néstor Guzzini. Quizás Mr. Kaplan sorprende menos que la ópera prima de Brechner, y se echa de menos que se dibuje más la relación de los protagonistas con los secundarios. Pero como en aquélla, el realizador sabe saltar entre géneros, pasando con aparente facilidad del drama, a la comedia, y posteriormente al thriller y al western estilo Sergio Leone. Esto, sumado a sus personajes llenos de humanidad pero con un punto estrambótico, emparentan su cine lejanamente con el de los hermanos Coen, en los que resulta inevitable pensar en secuencias llenas de tensión, como cuando los personajes se infiltran en un velatorio.

6/10
Encierro

2013 | Encierro: Bull Running in Pamplona

Brioso documental sobre uno de los acontecimientos culturales más famosos de España: los encierros que tienen lugar en Pamplona durante la semana festiva posterior al 7 de julio, día de San Fermín. Cuando el reloj da las ocho de la mañana, durante ocho días consecutivos, una multitud de personas acompañan cuerpo a cuerpo a los toros bravos que se dirigen corriendo por las calles de la capital de Navarra desde los corrales de Santo Domingo hasta la plaza donde serán lidiados. Un total de casi 850 metros frenéticos por estrechas callejuelas adoquinadas. Son dos o tres minutos mágicos, terribles, de enorme intensidad y emoción, donde el peligro y la adrenalina casi se mastican. El director y guionista Olivier Van der Zee se propone acercar a los neófitos a una tradición que es vista por gran parte del mundo como una locura, un sinsentido propio de bárbaros. Encierro gustará sin duda a los amantes de estos festejos legendarios de San Fermín y ayudará a entenderla en España y en el extranjero. Para hacer llegar esta realidad, Van der Zee entrevista a media docena de corredores –españoles, norteamericanos, irlandeses– que cada año se dan cita en las calles de Pamplona. Gran acierto del director es la elección de los entrevistados: transmiten, hablan bien, pronuncian correctamente, dicen cosas interesantes, enseñan. Y es clave que sean esas personas, cuerdas, cabales, las que ofrecen su versión personal de la fiesta y expliquen lo que sienten cuando corren y se juegan la vida delante de los toros. Y que sean ellos los que a la vez no pueden explicar por qué siguen corriendo, cuando saben fríamente que no tiene sentido jugarse la vida (todos han recibido cornadas o han tenido graves lesiones). Lo más que aciertan a decir es que no pueden dejarlo, que correr en el encierro engancha como una droga. Visualmente Van der Zee logra en Encierro mantener al espectador pegado a su asiento. Cosa nada fácil cuando se trata de ofrecer imágenes muchas veces vistas, mezcladas con la voz y la imagen de los entrevistados. Pero es que, aparte de su impecable producción en 3D, capítulo aparte merece el aspecto técnico, especialmente la fotografía de Enrique Urdánoz. El uso de la cámara en movimiento, de los planos cortos, picados, de las ralentizaciones y ampliación fotográfica de instantes espeluznantes, es sencillamente ejemplar, aporta vibración, realismo, cercanía. Además Van der Zee da una lección en la utilización del sonido que acompaña a las imágenes, de modo que hace llegar eficazmente al espectador la tensión del momento.

6/10
Pura vida

2012 | Pura vida

Suena tu teléfono móvil. Una voz te pide ayuda: debes llevar a cabo un rescate en una de las más peligrosas montañas del Himalaya. Si aceptas, tu vida correrá gran riesgo. Esta película es la historia de un grupo de gente que recibió esa llamada. No dudaron, y respondieron inmediatamente: “Sí, allá voy”. A pesar de poner su vida en peligro, todos respondieron con uno de los más básicos instintos del ser humano: el impulso de intentar salvar la vida de alguien. Durante la excepcional operación de rescate, descubrimos que ese grupo de gente no solo comparte el amor hacia las montañas que ellos escalan, sino también principios profundos y metas, que definen su modo de vivir la vida. Esta película es un viaje que representa los principales valores y la esencia de la naturaleza humana.

América, una historia muy portuguesa

2010 | América

Lisa es una joven rusa, casada con el portugués Víctor, con quien tiene un hijo pequeño, Mauro, que no pronuncia una palabra. Víctor está integrado en un banda mafiosa de medio pelo liderada por la española Fernanda, cuyos miembros se dedican a falsificar y vender papeles para inmigrantes ilegales. Mientras preparan la documentación para tres ucranianos recién llegados, Lisa empieza a verse atraída por uno de ellos, Andrei, con el que podría, tal vez, huir, de la espiral degradante en la que se encuentra atrapada. Sorprendente y dura película portuguesa, que aborda el tema de la inmigración centrando el foco en el submundo de los criminales que se aprovechan de la situación precaria de los que buscan un nuevo mundo, semejante a la América de siglos atrás. João Nuno Pinto, director y coguionista, rueda sin concesiones, evitando cualquier salida del “hábitat” objeto de su estudio, ni siquiera se nos muestra con nitidez a la policía cuando ésta hace su aparición. Con sobriedad y un deliberado “tempo lento” que toma fuerza a medida que transcurre el metraje, logra un ajustado estudio de personajes miserables, humano pero nada complaciente, donde incluso los que tienen mejor corazón están abocados a ejecutar actos terribles en aras de su supervivencia, domina una cierta desesperanza que sólo puede ser aliviada volcándose en la propia familia. Sobresale la fotografía con tendencia al claroscuro de Carlos Lopes, que logra que nos acostumbremos a un entorno desagradable.

6/10
Mal día para pescar

2009 | Mal día para pescar

Inspirada adaptación de un cuento del escritor Juan Carlos Onetti, esta coproducción de España y Uruguay ha merecido ser seleccionada para competir en la Semana de la Crítica del Festival de Cannes. Y hay motivo. El film sigue a una extraña pareja de perdedores, con reminiscencias a don Quijote y Sancho Panza. La componen el Príncipe Orsini, un charlatán con mucha labia, y Jacob von Oppen, envejecido campeón mundial de lucha libre, procedente de Alemania Oriental. Ambos realizan una gira de combates de exhibición en pueblos de Uruguay como preparación, asegura Orsini, para la recuperación de un cetro de campeón del que Jacob fue despojado al huir de su país y convertirse en apátrida. Al recalar en Santa María, Orsini opera del modo habitual: lanza un desafío para que algún luchador local combata con su campeón por una bolsa de mil dólares; y se asegura de comprar al retador, para que Jacob venza el combate, y quedarse con la recaudación del espectáculo. Con lo que no cuenta Orsini es con Adriana, una mujer muy decidida, cuyo novio es una “bestia” descomunal, y al que para asegurar su futuro en común ha persuadido para convertirse en retador.El guionista y director Álvaro Brechner procede del mundo del cortometraje, y tal circunstancia la sabe convertir en una ventaja, a la hora de dar aire y empaque a una historia que es en sí breve: sabe darle alas, y desarrollar a los personajes con vigorosos trazos que sacan a la luz lo mejor y lo peor del ser humano, en su lucha por la supervivencia, que afronta circunstancias fatales: si algo puede salir mal, saldrá mal... ¿o no?Destaca la pareja protagonista, el buscavidas Orsini, compuesto acertadamente por Gary Piquer, y el bruto y simple Jacob, al que encarna Jouko Ahola. Pero también Adriana, todo un carácter, o el tipo del periódico que adivina el juego de Orsini. Con un sorprendente estilo, se funden tragicomedia, cine de timadores, cine negro e incluso western, y se engrasan a la perfección unos giros que sorprenden y no suponen un engaño, y que no es cuestión de desvelar; así, hasta el hermoso desenlace. El aspecto visual es poderoso, con un clímax de combate emocionante, bien resuelto, y un buen uso de la música, que nos habla de tramposos y de una forma de épica que muchos no consideran tal, pero que lo es: la de las personas modestas sin excesiva fortuna, que se empeñan día a día por salir adelante.

7/10
Bienvenido a Farewell-Gutmann

2008 | Bienvenido a Farewell-Gutmann

El cine español le ha cogido gusto a las historias dramáticas que tienen como escenario el mundo de la empresa, tal es el caso de Casual Day, Mataharis o El método. Esta última contiene varios puntos en común con Bienvenido a Farewell-Gutmann, pues la trama se centra en la lucha por ascender en el escalafón o conseguir un puesto de trabajo en la empresa. Adela, Lázaro y Fernando trabajan en el departamento de recursos humanos de la importante compañía farmacéutica Farewell-Gutmann. Su inmediato superior ha fallecido y los tres aspiran a conseguir el puesto vacante de director, para lo cual son llamados para entrevistarse con un tal Lúger, hombre siniestro en contacto con el dueño de la empresa A su vez, el trío de aspirantes llevará a cabo las entrevistas pertinentes para ocupar la plaza del recién ascendido. El planteamiento del film no es novedoso aunque a priori tenga su interés, pues la selva empresarial es un ámbito adecuado si se desea mostrar el interior de las personas, sus anhelos secretos y sus miserias. Sin embargo, hay que ofrecer algo más que un dibujo deprimente de los protagonistas, pues de lo contrario la trama corre el peligro de quedarse en pura anécdota. Y aquí ocurre justamente eso: se dibujan tres patéticos personajes, llenos de defectos e incluso de hondas lacras personales –abandono del hijo enfermo, alcoholismo, chantaje y obsesión sexual, robo, adulterio– para estructurar una historia anodina que no despierta en ningún momento el interés del espectador. El problema central es seguramente la total falta de empatía que generan los personajes, un error demasiado grave del debutante guionista y director Xavi Puebla. Acentúa este defecto el tono desconcertante de la película: uno no sabe si sonreír o llorar, de modo que acaba por suspender el juicio y distanciarse anímicamente de lo que ve. Hay algunos aciertos del guión, como el paralelismo entre las entrevistas que realizan los tres aspirantes y aquéllas en las que son ellos los entrevistados. Es como un circo, un juego de engaños, envidias e intereses. También se nota un esfuerzo al sacar a relucir las distintas personalidades en las entrevistas, como en la subtrama del joven epiléptico (excelente Sergio Caballero), quizá la más lograda. De todas maneras, todo el conjunto se resiente también del aspecto visual, claramente deficiente. Se echa en falta una mayor audacia en la planificación, aquí muy poco original, excesivamente sosa y monótona. El ambiente agobiante de la oficina recuerda a Smoking Room, pero esta vez la puesta en escena se torna demasiado irreal, kafkiana, con esa hilera interminable de puertas cerradas y esos pasillos desiertos que no se sabe a qué vienen.

3/10
Bajo las estrellas

2007 | Bajo las estrellas

Con esta adaptación de la novela ‘El trompetista del Utopía’, de Fernando Aramburu, el debutante director y guionista Félix Viscarret triunfó en el Festival de Málaga, donde acaparó los premios relativos a mejor película, director, actor y guión novel. Sigue el periplo de Benito Lacunza, el típico vividor de treinta y muchos años, que tiene una existencia desastrosa, y que trata de sobrevivir como trompetista de jazz. A la muerte de su padre, regresa por unos días a su pueblo natal en Navarra, donde se reencuentra con su hermano, Lalo, apodado ‘el Hierros’, porque se dedica a construir estrambóticas esculturas metálicas. Lalo está a punto de casarse con Nines, una madre soltera sin muchos horizontes vitales. Ciertamente, no se puede decir que el punto de partida sea muy original, pero Viscarret imprime frescura, gracias a su tono desenfadado, a una factura técnica impecable y a un competente reparto del que cabe resaltar la espontaneidad de Alberto San Juan. El actor sabe sacar jugo a un personaje que, fiel a la tradición de la picaresca española, a pesar de ser un impresentable, cae simpático.  El film incluye pinceladas de costumbrismo rural, y logra momentos emotivos, sobre todo en las secuencias que muestran al protagonista con Ainara, una niña introvertida, hija de la citada Nines. Con ella establece una relación casi paternofilial, que le hace evolucionar en cierta medida. A ratos le falta fuerza, desentona algún detalle soez, y el giro final no acaba de resultar convincente, pero esta comedia dramática producida por Fernando Trueba se sitúa sobre la media de un cine español que se resiste a dar alegrías.

5/10
Aqua. El riu vermell

2006 | Aqua. El riu vermell

El título de esta producción catalana quiere decir en castellano “río rojo”, que era como los romanos conocían al río Llobregat. Este río es el principal personaje de la película. En torno a él transcurren siete historias, la mayoría de las cuales están narradas en tono documental. Estas historias se van desarrollando conforme discurre el caudal del río, desde su nacimiento hasta su desembocadura. Esto sirve para conocer a este río, y la influencia que ha tenido y tiene en los lugares por los que pasa. Así pues, los distintos personajes –un pescador, una prostituta, un obrero textil, los habitantes de un pueblo sumergido, etc– aparecen en distintos puntos del recorrido del Llobregat, para dar a conocer su pasado y presente. La estética visual de la cinta está cuidada y cabe destacar la presencia de Asunción Balaguer en una de las historias.

4/10
Cuento de Navidad (2005)

2005 | Cuento de Navidad

Navidad del año 1985. Cinco niños de entre diez y doce años aprovechan las vacaciones escolares para jugar por el bosque cercano al pueblecito en el que viven. Casualmente, encuentran a una ladrona, atrapada en un agujero. Los niños deciden extorsionar a la mujer, amenazándola con dejarla morir en el hoyo si no les entrega el botín que ha perdido. El especialista en terror Paco Plaza, responsable de Romasanta y El segundo nombre, rememora en tono nostálgico la década de los 80, con detalles que traerán recuerdos a quienes vivieron aquella época, como los cromos de Orzowei, o los comentarios sobre el futbolista Mario Alberto Kempes.

3/10
Romasanta. La caza de la bestia

2004 | Romasanta. La caza de la bestia

Galicia, a mediados del XIX. Ante las misteriosas desapariciones de personas, la mitología popular empieza a concebir la existencia de un hombre lobo en el bosque. Precisamente allí vive Bárbara con su hermana Josefa. Ambas se sentirán más seguras con la llegada de Manuel, vendedor a domicilio, amante de Josefa, pero que termina manteniendo un romance con Bárbara. Ésta última empieza a sospechar que Manuel es el licántropo, pues se comporta de forma extraña y es la única persona capaz de aventurarse por los alrededores con su carromato. Reconstrucción de la historia real de Manuel Blanco Romasanta, juzgado en 1852 por el asesinato de quince personas, y que ya inspiró El bosque del lobo, con una magnífica intepretación de José Luis López Vázquez. Primer asesino en serie documentado de nuestro país, Romasanta  se salvó de la pena de muerte alegando que sufría licantropía y no era responsable de sus actos. Tras El segundo nombre, el madrileño Paco Plaza vuelve a ponerse al frente de una cinta de Fantastic Factory, productora especializada en cine fantástico. El cineasta hace gala de una esmerada ambientación para narrar el choque entre superstición y positivismo emergente.

5/10
El segundo nombre

2002 | El segundo nombre

En busca de las causas que llevaron a su padre al suicidio, Daniella Logan investiga su entorno e intenta reconstruir sus últimos días de vida. Hasta entonces tenía una imagen de él como un hombre bueno, capaz de sacrificar su vida para que ella saliera adelante, pero poco a poco descubre que su pasado está lleno de asuntos turbios, y que formaba parte de un peligroso grupo, cuyos miembros tratan de evitar que Daniella averigüe demasiadas cosas. El joven valenciano Paco Plaza es autor de varios cortos, y codirigió OT: la película junto a Jaume Balagueró. Su debut en el largo de ficción es una adaptación de una novela de terror de Ramsey Campbell, autor de Los sin nombre, aunque lo más brillante no es el argumento, sino la esmerada ambientación y una realización sugerente. En un breve papel reaparece la actriz Teresa Gimpera, que alcanzó popularidad en nuestro país en los 70 con La guerra de papá y El espíritu de la colmena.

4/10

Últimos tráilers y vídeos