IMG-LOGO

Biografía

Mychael Danna

Mychael Danna

Mychael Danna

Premios: 1 Oscar

Oscar
2013

Ganador de 1 premio

Filmografía
Onward

2020 | Onward

Los Lightfoot son una familia de elfos. El hermano pequeño es Ian, un jovencito apocado y sin amigos, de fisonomía debilucha y carácter triste, sobre el que parece pesar como una losa el hecho de que su padre murió cuando él aún no había nacido. El hermano mayor, Barley, es todo lo contrario, un hombretón chistoso y vitalista que es un auténtico friki de un tiempo pasado, donde la magia estaba presente en el mundo. La vida de los dos hermanos va a cambiar cuando Ian cumple dieciséis años y su madre les da el regalo que su padre les había preparado para cuando fueran mayores. Se trata de una vara mágica gracias a la cual podrían traer a su padre de vuelta a la vida durante un día más. Pudo pensarse que con Toy Story 4 la compañía del flexo estaba abusando de las secuelas, señal clara de que se quedaba sin ideas. Pero nada de eso. Pixar sigue en plena forma y así lo demuestra con Onward, una estupenda y simpática película de animación que vuelve a caracterizarse por un ritmo fenomenal y una historia divertida en donde la aventura, la valentía y los lazos familiares son las señas de identidad. Tras las cámaras se encuentra un director de la casa Dan Scanlon (Monstruos University), mientras que el gran Pete Docter, peso pesado de la compañía con éxitos como Monstruos S.A., Up o Del revés, figura como productor ejecutivo. El guión crea un universo ficticio de criaturas mitológicas o fantásticas y ofrece una historia sencilla que retoma la presencia de los magos y la magia e invita a reflexionar sobre los propios talentos, ocultos en la vida cotidiana a la espera de sacarlos a la luz. Planea sobre el argumento la idea de misión, de valentía a la hora de lanzarse y emprender los riesgos derivados que hay que tomar para alcanzar la meta, aunque eso implique quizás el heroísmo de la renuncia. En tiempos actuales también destaca el tono clásico de la aventura, donde aparatos tecnológicos y móviles no pintan lo más mínimo. Y recupera además en algunas secuencias ideas nostálgicas a lo Indiana Jones. Se incluyen también momentos sobresalientes, como el imaginativo diálogo con la voz de la cassette, un modo ejemplar y lleno de ternura de mostrar la ausencia del padre y el derivado sentimiento de orfandad, temas que constituyen en realidad el motor de toda la trama. Los dibujos son técnicamente magníficos y tiene encanto especial la fisonomía del protagonista. Quizá haya algún desequilibrio en la definición de personajes, algunos menos desarrollados, como el del centauro, y alguna subtrama despiste más que entretener (la misión de la madre y la mantícora), pero sí está logrado el contraste y la compenetración entre los dos hermanos, pieza principal de esta película sobre la fraternidad. Onward quizá no se encuentra entre las mejores obras de Pixar pero desde luego alcanza un nivel más que notable y gustará especialmente a los peques de la familia.

7/10
Uno más de la familia

2019 | A Dog's Way Home

Una cachorrilla callejera de pitbull es encontrada por el joven Lucas, quien se la lleva a su casa. Desde entonces hombre y animal se harán inseparables. Bella, que así se llama la perra, es completamente feliz en casa de Lucas y su madre. Sin embargo, debido a una ley vigente en Denver, esa raza de perro está prohibida, por lo que Bella será trasladada a Texas, a 600 kilómetros de su hogar y de su adorado Lucas. Pero Bella no está dispuesta a renunciar a su felicidad y emprenderá en solitario un arriesgado camino de regreso. Bonita película familiar, tan dulce como previsible, que se inscribe en el género canino y en especial en la unión que se establece entre los perros y los seres humanos, en la línea de otros filmes como Siempre a tu lado. Hachiko, Una pareja de tres o Mi perro Skip. Tras las cámaras se sitúa Charles Martin Smith, que anteriormente filmó otra película de animales, La gran aventura de Winter el delfín, pero que muchos telespectadores recordarán en sus papeles de actor, en especial en el del inolvidable contable de Los intocables de Eliot Ness. Aquí traslada con eficacia a la pantalla un emotivo guión que adapta la novela de W. Bruce Cameron, quien ya escribió otro relato perruno llevado recientemente al cine, Tu mejor amigo. El sello de identidad de Uno más de la familia es sin duda que la narración proviene del propio perro, o mejor dicho de la perrita Bella, que va narrando sus sentimientos y percepciones al más puro estilo humano, aunque la comprensión de muchas situaciones se le escapen a su cerebro canino. El film sin duda logra reflejar la potencia con que los perros se aferran a sus dueños, la necesidad que tienen de cariño, su agradecimiento ante cualquier muestra de afecto, su fidelidad inquebrantable. Pero también tiene mucha presencia el carácter de aventura de la historia, pues Bella tendrá que hacer un gran ejercicio de supervivencia en su intento por recorrer los 600 kilómetros que le separan de casa. En este sentido, hay un esfuerzo encomiable en todas las escenas, las andanzas de Bella no parecen forzadas sino completamente naturales. Y sin duda lo mejor son las secuencias del bosque y en especial las que tienen que ver con el pequeño puma, creado digitalmente con estupendos efectos visuales. Entre el reparto humano destaca la presencia como secundaria de Ashley Judd, que tan poco se prodiga en pantalla en los últimos años.

5/10
Guest of Honour

2019 | Guest of Honour

Rescate en el Mar Rojo

2019 | The Red Sea Diving Resort

Entretenida e impactante película basada en hechos reales, a la que sin embargo le falta un hervor y una mejor definición de personajes. Aborda la crisis de refugiados etíopes judíos que se alojan en campos preparados al efecto en Sudán, y cuya situación se deteriora a finales de los 70 por la imposición de un régimen islamista. Agentes del Mossad, en connivencia con colaboradores locales que ponen en riesgo su vida, organizarán operaciones especiales para trasladar numerosos grupos de refugiados al estado de Israel. Y para ello les sirve de tapadera un cochambroso "resort" junto al Mar Rojo, donde se supone que inician a los turistas que pasan por ahí en las técnicas del buceo. Parte de la estructura del film, escrito y dirigido por Gideon Raff –el creador de Hatufim, la serie israelí que versiona Homeland–, recuerda un poco a Argo, sobre la crisis de rehenes de la embajada americana en Irán, cambiando la excusa del rodaje de una película por el hotel para submarinistas, e imaginando el clímax final de despegue de un avión por la noche. Hay algo de esfuerzo en perfilar la rivalidad entre los personajes encarnados por Chris Pine –alocadamente resuelto– y Alessandro Nivola –más racional y algo susceptible–, pero la presencia de Greg Kinnear y Ben Kingsley acaba reducida a cameos de lujo. Michael Kenneth Williams presta cierto atractivo al imprevisible militar sudanés que desconfía del establecimiento hotelero y sus actividades.

5/10
La familia Addams

2019 | The Addams Family

Tras contraer matrimonio, Gómez y Morticia deben salir huyendo de aldeanos furiosos. Se refugian con Cosa, la fantasmagórica mano que les acompaña, y Largo, el peculiar mayordomo, en un manicomio abandonado de Nueva Jersey, donde más de una década después han sido padres de Miércoles y Pugsley. Mientras el primero se prepara para su mazurca, un rito que señala el paso a la adultez en la familia, la segunda tiene curiosidad por matricularse en el instituto. La ‘desapacible’, ‘terrorífica’ y ‘despreciable’ existencia de los Addams se verá amenazada por la llegada de Margaux Needler, promotora inmobiliaria que ha comprado Asimilación –el pueblo cercano–, y se dispone a vender todas las casas, si bien cree que la tétrica mansión de la peculiar prole ahuyentará a compradores. La familia Addams retoma su formato ilustrado, pues el siniestro clan procede del cómic publicado a partir de 1938 en The New Yorker, por el dibujante Charles Addams, que les brindó su apellido, mucho antes de la célebre serie televisiva de 1964, y de las dos adaptaciones cinematográficas, dirigidas en 1991 y 1993 por Barry Sonnenfeld. Se ocupan de la versión en animación digital Conrad Vernon y Greg Tiernan, responsables de La fiesta de las salchichas, si bien esta vez prescinden del humor grosero y escatológico de aquella cinta, para firmar un producto dirigido a toda la familia. Han contado con el suficiente presupuesto para lograr la calidad media de producciones similares, y se anotan un tanto al dar a los protagonistas un aspecto muy parecido al que tenían en las viñetas. Como suele ser habitual se incluye un mensaje positivo, dirigido sobre todo a los niños, en esta ocasión a favor de la tolerancia con las personas diferentes, pues todos los humanos tienen sus peculiaridades. Lo mejor: denuncia también que las antiguas cazas de brujas se han transformado en noticias falsas a través de grupos de whatsApp que pueden acabar con cualquiera. En cambio, los realizadores no logran que el producto destaque frente al aluvión de competencia. Le faltan secuencias hilarantes, y se diría que el film ha llegado tarde, pues el conjunto desmerece si se compara con Hotel Transilvania, que paradójicamente robaba sus mejores ideas de los Addams, pues también contraponía los personajes macabros sacados del género de terror con la gente normal.

5/10
Trasto. De la mansión a la calle

2019 | Trouble

Trasto, acostumbrado desde chico a una vida lujosa, fue una mascota sin ningún tipo de problemas: una gran mansión, ricas comidas y descanso en las mejores sábanas. Este perrito mimado tenía todas las comodidades que un can podría soñar. Pero de repente, su dueña fallece y ahí comienzan los problemas, el perro se encuentra repentinamente sin hogar. De hecho, Charles y Victoria, los herederos de la mujer , no quieren saber nada sobre Trasto y lo envían fuera de casa. El perrito se encuentra inmerso en el mundo real, muy diferente de lo que está acostumbrado. Ya no tiene una cama cómoda para dormir y tiene que conseguir comida solo si quiere comer.

Una cuestión de género

2018 | On the Basis of Sex

Inspirada película sobre Ruth “Kiki” Ginsburg, actualmente jueza del Tribunal Supremo de Estados Unidos. Hizo historia contribuyendo al cambio en las leyes por discriminación de sexo, con un caso a la inversa, el de un hombre soltero, dedicado a cuidar a su madre impedida, y al que no se le permitía una desgravación fiscal reservada sólo a las mujeres. Su lanzamiento ha coincidido con el del documental candidato al Oscar RBG. La veterana Mimi Leder es una cineasta que se bregó en la televisión, con tv-movies y la serie Urgencias, y a la que Steven Spielberg dio la alternativa cinematográfica en su entonces recién creada compañía DreamWorks con El pacificador y Deep Impact. Sin resultar nunca genial, ha ido ganando en hondura dramática a lo largo de los años, sin dejar de trabajar para la pequeña pantalla, en títulos notables como The Leftovers. Aquí maneja un guión del debutante Daniel Stiepleman, sobrino de la jueza, que huye del didactismo facilón, poniendo el acento en el interés humano de la historia, lo que incluye la conciliación familiar de la protagonista –como su marido, ambos estudian derecho–, y el modo en que se abre paso en un mundo en que se le cierran los bufetes de abogados, y debe dedicarse a enseñar derecho. Contrariedades como la enfermedad del esposo, son encaradas con fortaleza. También tiene su interés el choque generacional, Kiki con su hija, lo que prueba cómo las diferencias entre edades surgen siempre, y cómo el amor es el que logra limar posibles asperezas. El film abarca alrededor de dos décadas en que queda claro que los tiempos cambian, y también el estado injusto de las cosas. Quizá el espectador puede perderse en algún momento con los tecnicismos legales, pero el resultado es muy encomiable, y cuenta con un gran reparto, con sobresaliente para Felicity Jones encarnando a una mujer de carácter.

6/10
El pan de la guerra (The Breadwinner)

2017 | The Breadwinner

A sus once años, Parvana vive con su familia en una casa destartalada junto a las montañas en Kabul, en 2001, cuando Afganistán está dominado por los talibanes. Su padre, profesor que perdió una pierna en la guerra contra la antigua URSS, acaba en la cárcel por conservar libros prohibidos. Para ayudar al resto del clan, y encontrar a su progenitor, Parvana decide cortarse el cabello para hacerse pasar por un chico. Angelina Jolie y Jordan Peele apoyan como productores ejecutivos este largometraje que tiene al frente a la irlandesa Nora Twomey, codirectora de El secreto del libro de Kells, junto a Tomm Moore, al que ayudó en el departamento de arte en su siguiente trabajo, La canción del mar. Debuta como realizadora en solitario con esta adaptación de una novela infantil muy vendida de Deborah Ellis, que obtuvo candidaturas al Oscar y al Globo de Oro a la mejor película de animación. Hubiera sido una digna ganadora de ambos, pero claro, a ver quién compite con la magistral Coco, de Pixar, que se los arrebató. La autora logra auténtica magia con unos dibujos aparentemente simples, que parecen cobrar vida mediante un trabajo técnico muy artesanal. Sus expresivos personajes, se mueven sobre apabullantes fondos en acuarela que muestran los destrozos producidos por la guerra. Intercala a lo largo del relato un cuento que narra la protagonista a su hermano menor, para calmar sus llantos, rodada con un procedimiento distinto, mediante recortes animados, que sirve para ilustrar al espectador sobre la mitología y el folclore afganos. Pese a que logra una enorme intensidad dramática, con algunos momentos dolorosos mostrados con gran elegancia, introduce bastantes golpes de humor, y momentos que transmiten simpatía, sin los que el visionado se haría bastante duro. No sólo retrata con enorme humanidad la historia reciente de la zona, sino que denuncia la opresión de la mujer por parte del islamismo radical.

7/10
Alias Grace

2017 | Alias Grace | Serie TV

El hombre que inventó la Navidad

2017 | The Man Who Invented Christmas

Una deliciosa película que describe cómo Charles Dickens concibió su célebre "Cuento de Navidad", y que deviene ella misma en "Cuento de Navidad", como si se nos propusiera un singular juego de muñecas rusas, uno acaba conteniendo encapsulado al otro. Queda un mes para la Navidad de 1843. Charles Dickens ha regresado de una gira por Estados Unidos, y sus finanzas no son especialmente boyantes, debe mantener una familia numerosa, pagar al servicio, y costear los gastos de reforma de su espaciosa casa londinense. Además se presentan de improviso sus padres, y él siempre está dispuesto a pegar un sablazo a Charles. Con los nervios a flor de piel, la solución sería, por supuesto, publicar una nueva obra y que ésta tuviera una buena acogida. Cuando escucha a Tara, una joven doncella irlandesa, contar un cuento a sus retoños, concibe la idea de preparar un Cuento de Navidad. Pero el tiempo apremia, y como los editores no son muy receptivos, él mismo correrá con los gastos de sacar adelante la obra. Susan Coyne se inspira en la biografía de Dickens escrita por Les Standiford, para escribir su libreto, que lleva a buen fin el director de origen indio Bharat Nalluri. Y está concebido al modo de Shakespeare enamorado, mostrando cómo diversas vivencias del escritor, que es un gran observador, las va incorporando a su obra, y le sirven para dar vida, literalmente, a personajes y tramas. Lo que incluye su propia experiencia personal, pues a su modo, y especialmente con su padre, Charles puede ser una suerte de mister Scrooge, el célebre avaro protagonista del cuento, para el que la Navidad se reduce a paparruchas. Así, el film se convierte, por así decir, en el cuento de Dickens personalizado en su autor, y la fórmula funciona, incluido un desenlace rebosante de emotividad, no muy alejado del de otra película que de algún modo versiona al escritor, la célebre ¡Qué bello es vivir! de Frank Capra. El protagonista tiene que enfrentarse a sus propios fantasmas, si quiere llevar a buen puerto una obra con plazo de entrega bien marcado, el día de Navidad. La película se ve con sumo agrado, y ayudan mucho, en ello, los personajes secundarios, que son un perfecto apoyo para que Dickens reconsidere su mal humor y explosiones de carácter: su fiel amigo, la joven doncella, la esposa, el progenitor. O los editores varios, el ilustrador, e incluso el gran rival, el también novelista célebre William Makepeace Thackeray, de estilo muy distinto. Dan Stevens compone bien al creador necesitado de inspiración pero también de afrontar sus propios problemas, y Christopher Plummer, como Scrooge y su correspondiente en el mundo real, resulta magnífico. El recurso de fantasmas y personajes "okupando" la habitación de Dickens mientras escribe también tiene su encanto.

7/10
Billy Lynn

2016 | Billy Lynn's Long Halftime Walk

La acción heroica de un soldado en una misión en la Guerra de Irak es filmada por casualidad por una cámara y se convierte en un héroe nacional en Estados Unidos. Se trata de Billy Lynn, un joven humilde que llegó a la guerra de rebote. Ahora, durante un permiso en su país, él y los pocos miembros de su pelotón son solicitados como reclamo comercial en un espectáculo que tiene lugar un enorme estadio de fútbol en Dallas, antes de la celebración de un partido. El taiwanés Ang Lee siempre ha sido un cineasta audaz, que intenta ofrecer películas visualmente novedosas (Tigre & Dragón, La vida de Pi) o explorar territorios difíciles e incluso controvertidos (Brokeback Mountain), terrenos en donde ha demostrado un gran talento o encontrado la esperada respuesta del público. Dentro de las películas peculiares del director podría encuadrarse Billy Lynn, adaptación de una novela de Ben Fountain, donde se habla de la frívola mentalidad ante la guerra por parte de la anestesiada y opulenta población estadounidense, con un planteamiento narrativo poco ortodoxo y que puede hacer difícil su disfrute. Mezcla de sátira y crítica social, el film ahonda a partes iguales en el antibelicismo y en el patriotismo, pero el guión del debutante Jean-Christophe Castelli supone sobre todo la denuncia la ligereza estadounidense e incluso el demencial oportunismo con que los poderosos celebran sus logros bélicos, lo que da lugar a una especie de circo mediático que es un monumento al mal gusto estético y a la estupidez mental. Está bien mostrado en este sentido el estupor de los protagonistas, soldados de élite, que se sienten absolutamente fuera de lugar en ese ambiente, como si fueran peleles sin albedrío manejados al antojo de un surrealista divertimento de dudoso gusto. Desde el punto de vista visual la dirección de Ang Lee es a ratos desconcertante. Con aire muy realista juega con los puntos de vista de la cámara y con movimientos agresivos nos meten en el tinglado como si estuviéramos dentro de un atronador show televisivo, al tiempo que inserta estudiadamente las escenas bélicas que han llevado al pelotón a convertirse en ser héroes de guerra. Logra así un contraste demoledor, modélico al mostrar el sinsentido de las masas. El problema de la atmósfera generada es que produce cierto rechazo y no ayuda del todo a introducirse anímicamente en los sentimientos de los soldados. Entre el reparto, aparte del poco expresivo protagonista, Joe Alwyn, destacan las apariciones de un desagradable Steve Martin como el multimillonario dueño del equipo de fútbol y la presencia de Vin Diesel como el mando militar en la Guerra de Irak.

5/10
El viaje de Arlo

2015 | The Good Dinosaur

El viaje de Arlo se desarrolla en una realidad alternativa en la que el meteorito que según las teorías aniquiló a los dinosaurios al chocar con la Tierra habría pasado de largo. Así, habrían seguido existiendo mucho después, cuando aparecieron los humanos, como Spot, un niño humano salvaje que ayudará al joven apatosaurus Arlo a regresar a su casa, donde tiene que ayudar a su madre a recoger la cosecha antes de que llegue el invierno. Ha sido largo el proceso de gestación de este film, previsto inicialmente para 2014, año que al final se quedó sin largometraje de Pixar. Se revisó varias veces el guión, al tiempo que el director original, Bob Peterson, co-responsable de Up, fue sustituido por Peter Sohn, autor del corto Parcialmente nublado. Al final se ha estrenado después de la fresca y redonda Del revés, lo que acentúa que El viaje de Arlo resulte convencional, pues el cine de animación ha recurrido a los dinosaurios en títulos como En busca del valle encantado, Ice Age y hasta Dinosaurio, de Walt Disney. Hace unos años, Pixar sorprendía con numerosas ideas en filmes como Buscando a Nemo, con sus tiburones arrepentidos de comer peces en reuniones en la línea de alcohólicos anónimos. En esta ocasión nada es nuevo, por ejemplo los correteos bajo las estrellas del protagonista con su padre, y la relación entre ambos personajes, todo en apariencia calcado de El rey león. Pero El viaje de Arlo está bien ejecutado, lo que pone de manifiesto que el estudio de animación digital dista de estar acabado. Exhibe virtuosismo a la hora de recrear la vegetación, las luciérnagas o las nubes. Al final, logra emocionar. Sus mensajes son menos sutiles que en otras ocasiones, pero interesantes a pesar de su sencillez, sobre todo para el público infantil. Incluye notas positivas sobre la importancia de la familia sobre cualquier cosa, la amistad por encima de las diferencias, y la necesidad de afrontar el miedo.

7/10
Foxcatcher

2014 | Foxcatcher

Desgarradora película basada en hechos reales, algo a lo que es muy aficionado su director, Bennett Miller, premiado en Cannes, como prueban sus anteriores trabajos Truman Capote y Moneyball. Curiosamente con esos títulos comparte la crónica de un suceso terrible como el que Capote contó en "A sangre fría", y el elemento deportivo. Se centra en el medallista de lucha libre Mark Schultz, hombre sencillo y apocado, huérfano desde los dos años, que ha vivido a la sombra de su hermano David, también luchador, y entrenador de esta disciplina, que ha sido como un padre para él. Un día Mark recibe una inesperada llamada de uno de los hombres más ricos de Estados Unidos: John du Pont, heredero de una fortuna y magnate de la industria química. Le invita a visitarle en su espectacular finca en Delaware, Pensilvania, y allí le propone actuar a modo de mecenas –nominalmente como entrenador– para que Estados Unidos triunfe en el mundial y en los juegos olímpicos en la lucha libre. La idea es que su hermano David también se sume, y reúnan a otros luchadores, pero el hermano, que tiene esposa y dos hijos, rehúsa. En su nuevo entorno Mark descubre en John du Pont una suerte de figura paterna, aunque no deja de detectar numerosas rarezas en el carácter de su patrón, además de extrañas normas en lo que se refiere al trato con la anciana madre de John. Miller maneja con inteligente sobriedad un guión de hierro armado por Dan Futterman y E. Max Frye, lo que se advierte por ejemplo en la atmósfera de tenso silencio de muchas de las escenas, que crean una sensación de creciente incomodidad en el espectador. La película puede verse a dos niveles, los dos interesantísimos. Están en primer lugar los dramas personales, perfectamente trazados, y que permiten un formidable trabajo de todos los actores, por supuesto los tres principales –Channing Tatum, Steve Carell, Mark Ruffalo–, pero también los secundarios, como Vanessa Redgrave y Sienna Miller. Tenemos a dos seres humanos vapuleados por la vida: Mark Schultz, que ha crecido envuelto en inseguridades que le hacen frágil, algo que sabe su más equilibrado hermano David, que quiere ayudarle y se empeña de veras, aunque sabe que tiene una prioridad, la familia que ha formado; y el imprevisible John du Pont, al que anula la presencia de una madre castradora que sólo tiene reproches para él, que ha desarrollado mil aficiones que le gustan pero no le llenan (los pájaros, la lucha libre, las armas, la vida social), y que acude a las drogas para mantener cierto tono vital; ambos podrían complementarse, pero la relación es decididamente ambigua y, se puede adivinar, con poco recorrido. Por otro lado, el film es de esos que invitan a descubrir la metáfora de América, el film transcurre en los años de Reagan, y Du Pont se diría un Charles Foster Kane de la época, pero que ni siquiera tiene un trineo infantil, Rosebud, que añorar, como ocurría en Ciudadano Kane. Mientras que lo que acontece a los hermanos Schultz invita a pensar que el sueño americano puede devenir fácilmente en pesadilla, que no es oro todo lo que reluce.

8/10
Transcendence

2014 | Transcendence

Película construida sobre un flash-back, el científico Max Waters recuerda a sus amigos y colegas de investigación artificial, el matrimonio formado por Will y Evelyn Casters, en un futuro distópico próximo, en que las comunicaciones se han colapsado, han desaparecido las redes de internet y telefonía móvil que supuestamente hacían el mundo más pequeño. Will es un científico visionario de gran prestigio pero al mismo tiempo muy controvertido, que en colaboración con varios laboratorios, y al margen de las agencias gubernamentales, ha trabajado en una máquina inteligente con ciertas capacidades emocionales y conocimiento en continua progresión, que podría hacer más fácil la vida al hombre. Pero grupos antisistema, que recurren incluso a actos terroristas para lograr sus objetivos, consideran que su trabajo está dando paso a una especie de versión blasfema de Dios, un ente artificial que podría tomar sus propias decisiones, sin seguir las órdenes de sus creadores, limitando así la libertad del ser humano. De modo que atentan contra la vida de Will utilizando balas radioactivas, y éste, sabiendo que sus días están contados, acelerará con ayuda de su esposa sus trabajos con la idea de transferir su propia conciencia a la máquina. Un modo de proceder que desagrada a Max, que piensa que existen límites éticos en la investigación científica. Los resultados son en cualquier caso increíbles, pero la duda es si Will máquina es el Will humano que todos conocieron. Debut en la realización de Wally Pfister, habitual director de fotografía de las películas de Christopher Nolan, quien figura junto a sus esposa en los créditos del film como productor ejecutivo. Lleva a la pantalla el guión de otro novato en lides fílmicas, Jack Paglen, y en la compleja y sugestiva trama de ciencia ficción se nota la influencia de quien sin duda puede considerarse como una especie de mentor, no en balde Pfister ha hecho con Nolan media docena de películas. Hay que reconocer que lo que se nos cuenta en Transcendence resulta intrigante, el ritmo es excelente, y la capacidad visual del director, ya probada en su rol de operador de cámara, asombrosa. El modo en que progresa el proyecto Transcendence, alimenta los rasgos de la vieja tentación de ser como Dios, en clave semejante a la construcción de la bíblica torre de Babel, pues verdaderamente la máquina es capaz de hacer verdaderos milagros, y a modo de Jesús virtual con gafas de concha, el Will de Johnny Depp incluso tiene un curioso grupo de obreros-discípulos que trabajan para él en su gran proyecto para el Planeta Tierra. La dificultad del film estriba en que Pfister y Paglen no parecen tener muy claro adónde quieren ir a parar. No se trata de caer en el maniqueísmo, se pueden hacer las cosas medianamente complejas, pero algo muy distinto es acabar entregando una verdadera ceremonia de la confusión, donde surgen muchas dudas sobre qué se desea sugerir acerca de la postura correcta del científico ante la tentación de cruzar ciertas líneas que endiosan fatuamente. Así, hay momentos en que parece que se nos quiere decir que estamos siendo testigos de una gran historia de amor, donde es necesario "creer", otros en que se ensalza la labor científica, benefactora de la humanidad, e incluso otros en que las inquietudes de los antisistema y el gobierno estarían sobradamente justificadas. De modo que el desenlace acaba siendo insatisfactorio. Lo que es una lástima en un film ambicioso, que engancha, y que tal vez tenía vocación de convertirse en título de culto.

6/10
Cautivos

2014 | The Captive

El relato de la desaparición de la pequeña Cassandra, convenientemente desestructurado en el tiempo, ocho años separan los acontecimentos más antiguos de los actuales. La niña, muy alegre y estupenda patinadora, desaparece de la furgoneta familiar un gélido día de invierno, cuando Matthew, el padre, entra en un "diner" de carretera. Su esposa Tina es incapaz de perdonarle, no entiende que dejara sola a Cassandra, mientras que la policía que investiga los casos de corrupción de menores, no demuestra ser muy delicada a la hora de interrogar al matrimonio, sobre todo porque en sus declaraciones Matthew exhibe algunas inconsistencias, al tiempo que salta con su carácter volcánico. Atom Egoyan es un excelente creador de atmósferas –la nieve, el patinaje, la carretera, dan mucho juego–, y la cuestión de una red de pornografía infantil en internet parece encajar con los temas sórdidos de algunas de sus películas, que él procura siempre tratar con cierta elegancia; desde luego, la idea de que una niña inocente acabe colaborando con unos desaprensivos resulta innegablemente perturbadora, y los cibercrímenes pedófilos que implican a niños están de rabiosa y triste actualidad. Precisamente por estos alicientes cabe decir que el film decepciona, lo cual no significa que carezca de interés. El espectador probablemente permanecerá pegado a su asiento, preguntándose cómo va a resolverse todo, y quizá en un cineasta normalito uno acabaría juzgando que la película no está mal. Pero Egoyan es mucho Egoyan, y aquí sólo le vemos como artesano un tanto perezoso en el dibujo de los personajes, y sobre todo en la concepción del desenlace, al que le falta un poco de chispa. Si con Condenados (Devil's Knot) parecía corregirse tras la decepcionante Chloe, aquí vuelve advertirse que los añorados tiempos de Ararat quedan demasiado atrás.

5/10
Tyrant

2014 | Tyrant | Serie TV

Condenados (Devil's Knot)

2013 | Devil's Knot

Película basada en dramáticos hechos reales, que han dado pie a abundante bibliografía más varios documentales como West of Memphis, producido por Peter Jackson. El 5 de mayo de 1993 tres niños de ocho años de West Memphis, Arkansas, no volvieron a sus casas. Tras la denuncia de su desaparición, sus cadáveres lacerados aparecieron en una zona pantanosa. La policía, que inicialmente no se mostró diligente, sufrió indudables presiones políticas y mediáticas para dar con los culpables. Acabaron deteniendo a tres adolescentes, uno de los cuales confesó su culpabilidad, aunque luego se retractó y el valor de su testimonio se puso en entredicho, por ser retrasado mental. De todos modos en el imaginario colectivo caló la idea de que los crímenes estaban ligados a cultos satánicos, y el interés de uno de los acusados por estas prácticas encajaba en el perfil de culpable que “el pueblo” necesitaba. El film utiliza como hilo conductor al detective Ron Lax, que ayuda a los abogados de los acusados a reunir pruebas que al menos les libren de la pena capital. Atom Egoyan vuelve a recrear la atmósfera de una comunidad herida por el dolor que provoca la muerte de niños inocentes, tema que abordó con maestría en El dulce porvenir. Aunque aquí domina más la parte de intriga y drama judicial. Cuenta con un sólido guión de Scott Derrickson y Paul Harris Boardman -el canadiense de origen armenio sigue sin filmar guiones propios-, y aunque no muy novedosamente, recrea bien el día fatídico de los crímenes, y las actuaciones policiales y judiciales posteriores. De modo que se siembran con talento dudas sobre lo que ocurrió, para subrayar en la intensa escena final que cierra la película, compartida por Colin Firth y Reese Witherspoon, que al menos tenemos datos para saber qué papel jugaron en los hechos los llamados “Tres de Memphis”. Junto al conflicto dramático crucial –los padres a los que se les arrebatan los hijos–, se suman otros –el porvenir de los acusados–, y la crítica al sistema policial y judicial en lo relativo a la investigación y al manejo de las pruebas. Ideas como caza de brujas, prejuicios, calmar a la opinión pública, acaban pesando más que el deseo estricto de hacer justicia, algo verdaderamente terrible. Después de Mud, resulta una agradable sorpresa ver de nuevo a Witherspoon inmersa en una cinta arriesgada, con otro papel secundario que le permite desplegar su talento interpretativo.

6/10
Un mundo sin fin

2012 | World Without End | Serie TV

Han pasado dos siglos desde la construcción de la catedral de Kingsbridge y ahora Un mundo sin fin, secuela de la exitosa ficción televisiva Los pilares de la Tierra, basada en el relato homónimo de Ken Follett, mostrará la lucha por la supervivencia ante desastres naturales, plagas y guerras de un nuevo grupo de personajes.

La vida de Pi

2012 | Life of Pi

Un escritor necesitado de inspiración concierta por recomendación de un amigo suyo una entrevista en Canadá con Piscine Militor Patel, conocido abreviadamente como Pi. De origen indio, supuestamente Pi es dueño de una historia increíble sobre su propia vida, tan asombrosa que cualquiera que la escuche acaba creyendo necesariamente en Dios. Intrigado, el escritor escucha el sugestivo relato de Pi, cuya familia tenía un zoo en Pondicherry, en la India en los años 70. Su padre se ve obligado a desprenderse del negocio, y viaja con los suyos rumbo a Canadá, dispuesto a vender allí a los animales. Fatalmente el barco japonés en el que navegan naufraga, y Pi sobrevive en una barca con la única compañía de Richard Parker, que a pesar de tener un nombre tan humano se trata nada menos que de un fiero tigre. Inspirada y sensible adaptación de la novela de Yann Martel, que a priori parecía infilmable, sobre todo en lo referente a la odisea de Pi joven, en medio de las aguas del océano, conviviendo con un tigre y enfrentado a los elementos de la naturaleza. El guión de David Magee (que también escribió el libreto de Descubriendo Nunca Jamás, con la que tiene algunos puntos en común) se estructura alrededor de la entrevista que el escritor tiene con Pi, lo que da pie a un relato punteado con medida por la voz en off del protagonista adulto. Y Ang Lee insufla el relato de una increíble imaginería. Pi niño, Pi joven, Pi adulto. En Pondicherry, en el mar, en Canadá. En estas circunstancias y con distintos tonos conocemos la vida de Pi y la sabiduría que ha ido adquiriendo con el paso de los años. La parte de la infancia en India tiene algún momento humorístico –la explicación del nombre del protagonista–, pero también pasajes más reflexivos, ya sea el de la la educación a la hora de hablar de la peligrosidad del tigre, o los relativos a la atracción que Pi siente por las distintas religiones, ya sea el hinduismo familiar, el cristianismo del que charla con un sacerdote, o el islam que observa en una cercana mezquita. En efecto, la fe en Dios tiene gran importancia en toda la cinta, la búsqueda del Ser Supremo a quien todo debemos, y ello no con una visión simplona de que todo viene a ser lo mismo, o de que en el “supermercado religioso” hay que servirse lo que a uno más le apetece, sino subrayando el trato personal con la oración y el seguimiento del itinerario que uno piensa que debe seguir, en apertura a la verdad. También tiene peso en La vida de Pi la idea de la educación –familiar, proporcionada por personas sabias, de la propia experiencia vital, de tradiciones e historias transmitidas de unos a otros...–, representada singularmente por el personaje del padre, un referente expresamente mencionado por Pi, y de la que se sugiera una continuidad por la última escena en que vemos al protagonista con la familia que él mismo ha formado. Y otro acierto es no ceder a la tentación de convertir al tigre en algo distinto a lo que es, un majestuoso, hermoso y fiero animal. No, no tenemos por suerte un gato grande con rasgos casi humanos. Ang Lee experimenta por primera vez con el 3D, y como otros grandes directores –James Cameron, Martin Scorsese, Wim Wenders, Werner Herzog...– demuestra que se puede sacar partido creativo a este formato y a la tecnología digital. Las imágenes que vemos son de gran belleza de modo que muchos pasajes respiran un aliento poético que encaja muy bien con la idea omnipresente de que Dios juega un papel en la vida del ser humano. De tal modo que el espectador parece obligado a aceptar que, en La vida de Pi, las aguas, los animales, la isla, forman parte del mundo real, no tiene uno sensación de ser testigo pasivo de un cuentecillo de corte fantástico. La película no cuenta con actores conocidos, a excepción de Gérard Depardieu en un brevísimo papel. Pero los actores indios, empezando por el que soporta mayor peso, el debutante Suraj Sharma que encarna al juvenil Pi, están muy bien, se hacen entrañables. Uno está tentado de comparar La vida de Pi con Slumdog Millionaire, ambas películas manejan perfectamente historias indias que tienen detrás a grandes directores de otras culturas, aquí el taiwanés Ang Lee, en la otra el británico Danny Boyle. Y entrevista o interrogatorio sirven para contar el asombroso ingreso en la madurez de un joven indio.

7/10
Salvando las distancias

2010 | Going the Distance

Garrett es un solterón de Nueva York que se pasa la vida frivoleando con su pandilla de amigotes, manteniendo relaciones esporádicas sin ningún compromiso. Es difícil así que siente la cabeza, aunque es un tipo simpático y de gran corazón. Conocerá una noche en un bar a la rubia Erin, que ha llegado desde San Francisco y estará trabajando unos meses en un periódico de la ciudad. Sin embargo, lo que parece una relación superficial con la risueña jovencita acabará por convertirse en una gran atracción mutua. El amor llegará con fuerza. Lo malo del asunto es que Erin ha de marchar de nuevo a San Francisco y tendrán que vivir separados, con lo que mantener la llama de la pasión no será fácil. Una pena. Ésa es la triste sensación que queda tras ver esta película, o más bien tras ir comprobando cómo va perdiendo enteros cada diez minutos, hasta convertirse en un producto del montón. Simpaticorro, pero del montón. Podría no haber sido así, porque el planteamiento clásico a lo Nora Ephron (Algo para recordar, Tienes un e-mail) tiene a priori cierto tirón y hacía presagiar un film romántico, fresco, moderno y divertido. Pero Nanette Burstein lo tira todo (o casi) por la borda con su agotadora insistencia en la grosería sexual, el lenguaje soez y el humor grueso al estilo de las peores comedias adolescentes yanquis. La cosa es desconcertante porque no pega ni con cola tanta obsesión (una, dos veces, bueno..., pero ¿continuamente?). Da la sensación de que es la única manera que tiene de estirar el argumento, lo cual hace que se haga más y más largo. Hay, es cierto, algunas escenas divertidas, inspiradas, y momentos logrados de evocación romántica, pero son tan sólo pequeños puntos de luz que se deben a la química que hay entre los protagonistas. Porque este film sería insostenible sin Justin Long (imposible que este joven caiga mal) y la cada vez más divertida Drew Barrymore. Ellos dos hacen lo que pueden para sacarlo a flote.

4/10
Chloe

2009 | Chloe

Decepción con la película de Atom Egoyan. Algo falla en este Chloe. La idea de partida no es ajena al cine del canadiense, su mirada a una sociedad erotizada, enferma de sexo. Chloe es una joven prostituta de alto standing, que ha aprendido cómo agradar a sus clientes. Catherine es una doctora, ginecóloga, insatisfecha con su matrimonio. Cree que David, su marido le engaña. Además le inquieta su hijo, que se trae a casa una compañera de clase con la que se acuesta. Y ve a un amigo del matrimonio, con una mujer mucho más joven, el modo en que la acaricia y la mira. Son muchos los 'inputs' de tipo sexual que recibe la atormentada Catherine, siente que ya no complace a David como antaño. Entonces tiene la ocurrencia de contratar a Chloe para que intente seducir a su marido, ella le dará cumplidos informes de sus acercamientos y así sabrá si le ha sido infiel antes.Si todo esto suena a retorcido, podemos decir que aún hay más, pero no desvelaremos detalles adicionales. Hay sorpresa, por así decir, pero todo suena a artificial y rebuscado, al final casi parece que nos encontramos ante un thriller convencional a lo Atracción fatal o similares. Película prácticamente de cuatro actores, hay un esfuerzo considerable de todos por sostener la inverosímil trama. A Max Thieriot le toca un papel de pánfilo que no da mucho de sí. Demasiado compleja e inverosímil es Chloe, a cualquier actriz le habría costado hacerla medianamente creíble, y Amanda Seyfried es casi una neófita. Así las cosas, son los veteranos Liam Neeson y Julianne Moore los que ayudan a que una trama, con un desenlace que sabe a cliché, no acabe desmoronándose completamente. Film con cierto empaque de producción, es un trabajo menor.

4/10
(500) Días juntos

2009 | (500) Days of Summer

Notable debut en el largometraje del director Marc Webb, hasta ahora responsable de algunos videos y cortos musicales. Para hacerse un hueco en la nómina de realizadores con talento elige una comedia romántica atípica, sazonada con mucho acierto con numerosos temas musicales –que para algo es un experto en el tema– y un aire cínico de modernidad deprimente (tan propio ya del cine 'indie'), cuidadosamente estudiado, pero también fresco y eficaz. "Chico conoce chica. Él se enamora. Ella no". Así de simple reza el 'tagline' de 500 días juntos, y es justamente eso: el amor y el desamor, las cuitas provocadas por las misteriosas relaciones entre los seres humanos, difíciles sobre todo cuando no se comparten ni el mismo enfoque ni la meta a la que se dirigen. En el fondo el planteamiento viene a desentrañar dos clásicas visiones del mundo: la de los que creen en el amor, en el destino, en un porqué de la existencia; y la de los que no creen en absoluto en que la palabra amor signifique algo, la de los que opinan que todo es casualidad, mero azar sin paliativos. Tom es el joven que se enamora de Summer, una chica que conoce en su trabajo. Él es idealista, romántico, capaz de caer hechizado al primer vistazo de la mujer de sus sueños. Ella es práctica, vital, divertida y poco dada a crear fantasías de princesa. Ambos se gustan y el espectador contemplará su historia: el encuentro, los días y días que pasan juntos, las conversaciones, las miradas, las tonterías, las risas, el sexo, las riñas, las dudas, etc. Como se ve no hay nada nuevo en el horizonte, pero tanto los guionistas –también debutantes en este film– como el director se las ingenian para ofrecer un producto original, visualmente muy atractivo, con variadas secuencias excelentes. Mucho debe el resultado a la química y el buen hacer de los actores, el fantástico Joseph Gordon-Levitt (Brick) y la luminosa Zooey Deschanel (El incidente). Destaca, claro, la abrupta estructura narrativa, pues la narración no lleva un orden cronológico, sino que se presenta salteadamente dentro del amplio abanico de los 500 días del título. La cosa funciona sin más y da lugar a algunas transiciones muy cómicas, aunque en honor a la verdad tanto “capítulo-día” puede resultar un poco reiterativo. Pero felizmente Webb no se estanca en ese montaje, sino que ofrece además verdaderas audacias con la imagen y da lugar a momentos memorables, como el numerito musical –¡con dibujo animado incluido!– que expresa la emoción del enamorado, o las divertidas imágenes en que Tom se imagina soportando su sufrimiento en sesudas películas francesas o del mismísimo Ingmar Bergman. También resulta llamativo que la narración tenga un sesgo muy literario, ejemplo de lo cual es la extraordinaria secuencia de la fragmentacion de pantalla, en donde una parte de ella recoge las expectativas del protagonista y otra la realidad de los hechos. Son, en fin, grandes detalles que hacen diferente a este film romántico, cómico y dramático, de vitola decididamente independiente.

7/10
Más allá del tiempo

2009 | The Time Traveler's Wife

Henry tiene desde niño una enfermedad genética que la afecta de un modo muy particular. Continuamente sufre saltos temporales, hacia el futuro y hacia el pasado, sin posibilidad de controlarlos. Tendrá que aprender a seguir adelante con ellos y organizar su existencia del mejor modo posible, para poder conocer a su mujer, y formar, tal vez, una familia.Peculiar film de esa especie de subgénero del fantástico que son los viajes en el tiempo, con sus clásicas paradojas, que nunca acaban de casar del todo, pero que tienen su encanto. Frente a visiones más lúdicas y repletas de efectos especiales -Regreso al futuro, Timecop, Minority Report-, aquí la propuesta se acerca más a un título reciente, El curioso caso de Benjamin Button -no parece casual que el protagonista de este film, Brad Pitt, figure aquí como productor ejecutivo-, en el sentido de que a través de una trama romántica muy singular se quiere subrayar cuáles son las cosas que verdaderamente importan, en una dramática situación extraordinaria; y, por supuesto, coinciden las que se consideran importantes en circunstancias ordinarias. El problema es que estas intenciones, de alcance más largo de lo habitual en un film fantástico, se ven lastradas aquí por un primer tramo enrevesado, por no decir confuso, en que el espectador no acaba de situarse. Quizá el director, el alemán Robert Schwentke, quiere seguir la estela intrigante de Plan de vuelo: Desaparecida, pero la jugada no le sale, despista. La película se basa en una novela de Audrey Niffenegger, que ha adaptado Bruce Joel Rubin, guionista al que le encantan las tramas de este tipo, piénsese en sus libretos de Ghost y Mi vida.

5/10
El imaginario del Doctor Parnassus

2009 | The Imaginarium of Doctor Parnassus

El doctor Parnassus presenta en Londres su espectáculo de feria, que consiste en un espejo mágico que traslada a quien lo desee a otra dimensión, en la que se hacen realidad sus deseos. Parnassus viaja con su hija Valentina, que según asegura él va a cumplir 12 años, aunque en realidad se aproxima a los 16. El padre sabe que está a punto de pasar a ser propiedad de Mr. Nick –en realidad el mismísimo demonio–, con el que hizo un pacto años atrás. A cambio de la juventud y la inmortalidad, Parnassus le dará sus hijos a Mr. Nick en cuanto éstos lleguen a los 16. Cuando Mr. Nick se presenta a por la chica, Parnassus hace una apuesta con él. Para poder ganar y quedarse con su hija contará con la ayuda de Tony, un tipo que se esconde de unos rusos que le persiguen. Al visionario director Terry Gilliam no le acompaña la suerte. Tras los problemas que dieron al traste con el rodaje de The Man Who Killed Don Quijote, en este film tuvo que afrontar la inesperada muerte del protagonista, Heath Ledger, que acababa de interpretar al Joker en El caballero oscuro. Finalmente optó por mantener las secuencias que llegó a rodar Ledger y sustituirle cada vez que su personaje, Tony, se adentra en el espejo y se transporta a otro mundo. Se prestaron a ello los actores Johnny Depp, Colin Farrell y Jude Law, que donaron el salario a la hija de Ledger. Parece que llegó a rodar con Ledger las suficientes imágenes como para que los cambios de actor no sean demasiado bruscos, por lo que la jugada no le ha salido del todo mal. Destaca el carismático Johnny Depp, aunque su breve intervención sabe a poco. Como es habitual en su filmografía, Gilliam ofrece imágenes deslumbrantes y sugerentes. Visualmente apabullante, y rica en referencias a clásicos del género fantástico como “Alicia a través del espejo” o “Fausto”, es cierto que esta fábula fantástica se excede en surrealismo, y le falta describir mejor a los personajes y lograr hacerlos atractivos. Esto aleja al film del gran público, y reduce su alcance a los apasionados de Gilliam y a quienes busquen un tipo de cine diferente. Pero es muy superior a la fallida Tideland, el anterior trabajo de Gilliam, y  por momentos recuerda a la potencia visual de Brazil y los mejores trabajos del ex Monty Python. Sugiere una reflexión sobre el escapismo, la fantasía y también la responsabilidad personal, pues los personajes acaban recogiendo lo que ellos mismos han cosechado. También tienen su interés sus críticas al cinismo en el mundo de las organizaciones benéficas, pues el personaje de Ledger aspira a ser reconocido como un abnegado filántropo únicamente por la gloria que esto le proporciona, no porque tenga ningún interés en ayudar a los demás.

6/10
Dollhouse

2009 | Dollhouse | Serie TV

Imaginativa serie creada por Joss Whedon, responsable de otras series de éxito como Buffy, la cazavampiros o Angel, y de largometrajes como Serenity. Aquí se sirve del atractivo y buen hacer de la actriz Eliza Dushku para entregar una historia de ciencia ficción, con muchos elementos de intriga. "Dollhouse" es como, dice su nombre, una especie de 'casa de muñecos' en donde viven una serie de personas singulares denominadas 'activos' o simplemente 'muñecos'. Se trata de individuos que han sido vaciados de personalidad y permanecen en un estado infantil, y además son susceptibles de recibir otras personalidades y capacidades diversas, como habilidades, memoria muscular, recuerdos, etc. Se les utiliza para llevar a cabo misiones normalmente malvadas, como asesinatos u otros crímenes, aunque también a veces realizan actos buenos. La historia se centra en una de estas 'muñecas', llamada Echo, la cual en su estado de vacío empieza a darse cuenta de lo que está sucediendo a su alrededor.

5/10
New York, I Love You

2009 | New York, I Love You

Película homenaje a la ciudad de Nueva York, concebida por el mismo artífice de Paris, je t'aime, el productor Emmanuel Benbihy. Consta de once segmentos, dirigidos por diez directores distintos, y el gran logro con respecto al precedente –pues se conserva la idea de una buena 'plantilla' de actores y directores– es una maravillosa unidad, podría llegar uno a creer que la película completa ha contado con una sola persona dirigiendo, en la línea de películas corales como Magnolia. Puede cambiar el momento del día -mañana, noche-, el marco geográfico, los personajes, pero hay un algo, el alma podríamos decir, que da prodigiosas vida y cohesión al conjunto. Lo que no quita para que haya pasajes sencillamente memorables, frente a otros más ligeros, a veces pequeñas bromas, pero siempre insertadas con inteligencia.   Entre las pequeñas historias sobresalen tres: la de Shekhar Kapur, de aire mágico, sobre una anciana cantante de ópera dispuesta a suicidarse en el hotel que se alojó antaño, con maravillosas interpretaciones de Shia LaBeouf, Julie Christie y John Hurt; la de Fatih Akin sobre un pintor, Ugur Yücel, fascinado con una joven oriental, Shi Qi; y la de Joshua Marston, con soberbios trabajos de Eli Wallach y Cloris Lechman, que dan vida a un matrimonio cascarrabias pero profundamente enamorados tras más de 60 años casados. Pero tienen también interés por supuesto las de Jiang Wen –un juego entre ladrones, Andy García y Hayden Christensen–, Mira Nair –la relación entre una judía a punto de casarse, Natalie Portman, y el hindú propietario de una tienda compuesto por Irffan Khan–, Shunji Iwai –la singular relación telefónica entre un compositor de bandas sonoras de anime, Orlando Bloom, y su productora, Christina Ricci–, Yvan Attal –que tiene dos historias, la de dos curiosos intentos de ligue, Ethan Hawke con Maggie Q, y Chris Cooper con Robin Wright Penn–, Brett Ratner –el baile de graduación de una chica en silla de ruedas, que involucra a James Caan, Anton Yelchin y Olivia Thirlby–, Allen Hugues –dos amantes ocasionales, Drea de Mateo y Bradley Cooper, van a reencontrarse– y Natalie Portman –un tipo, Carlos Acosta, pasea por Central Park con una niña–. El motivo amoroso está presente en las tramas, hay sorpresas y giros ingeniosos, y llama la atención como se inserta el tema de la sexualidad omnipresente en la sociedad actual, pues en muchas, aunque haya algún apunte grosero, hay una cierta crítica indirecta a este hecho. Resulta muy inteligente además el uso de un personaje con una cámara de vídeo, cuya presencia cobra sentido al final del film de un modo muy original y bello, broche perfecto a una gran película.

7/10
Protegidos por su enemigo

2008 | Lakeview Terrace

Chris y Lisa son un joven matrimonio, él blanco, ella negra, que se acaban de mudar a Los Ángeles, a una bonita casa en una zona residencial. Tienen como vecino a un policía negro viudo, Abel, padre de dos chicos. Enseguida les sorprende este personaje, que combina aires chulescos y resueltos, con los modos de padre preocupado con que afea su exhibicionismo amoroso en la piscina, por la mirada curiosa con que sus hijos les han observado. El caso es que Abel parece perpetuamente cabreado, se diría el típico vecino dispuesto a hacer la vida imposible a los recién llegados, al estilo del interpretado por Michael Keaton en De repente, un extraño. ¿Será tan rarito por el estrés del trabajo policial? ¿Estamos ante un psicópata? ¿O se trata de una mirada racista, Abel no aguanta que un blanquito esté con una linda “hermana”? Hasta puede que sea todo eso más algún secreto en la muerte de la esposa de Abel. Y mientras, los incendios que vienen azotando a California se aproximan, con sus peligrosas llamas, al barrio... Pena. Pena, penita, pena. Porque quien rueda este convencional thriller, es nada menos que Neil LaBute, antaño autor de películas duritas, pero con algo de chicha, como En compañía de hombres y Amigos & vecinos, y responsable de ese gran film que dio a conocer a Renée Zellweger llamado Persiguiendo a Betty. Pero ya en Wicker Man sorprendió desagradablemente, demostrando que las pelis de miedo no son lo suyo. Y aquí sigue con su rumbo errático, al entregar una historia que podía haber filmado cualquier director de medio pelo, donde lo mejor es Samuel L. Jackson, que compone su atormentado personaje con la misma facilidad con que se pela una mandarina.

4/10
Management

2008 | Management

Sue Claussen, vendedora ambulante de artesanía, conoce a un atractivo joven, Mike Cranshaw, en el motel donde ha vendido unos cuadros. Tras pasar la noche con él, Sue se marcha precipitadamente, y emprende una ruta por todo el territorio estadounidense, en busca de más compradores. Pero Mike se ha enamorado y decide perseguirle hasta donde sea para reunirse con ella y confesarle lo que siente. Jennifer Aniston y Steve Zahn protagonizan una romántica comedia, que supone el debut como director del guionista Stephen Belber, responsable de Tape (La cinta), y que también es el autor del libreto.

5/10
Cielo

2008 | Heaven on Earth

La joven Chand se traslada de la India a Canadá para casarse con un hombre, Rocky, al que no conoce. Se supone que ese enlace concertado por sus padres le hará feliz, pues la familia india que le acogerá tiene excelentes referencias y presumiblemente un país occidental como Canadá le ofrecerá a Chand más oportunidades sociales, laborales y familiares. Sin embargo, al poco tiempo de llegar a su nuevo hogar, Chand se da cuenta de que su vida allí no va a ser tan fácil. Su marido se muestra hosco y violento, hasta el punto de maltratarla, y poco a poco Chand se irá sintiendo como una extraña entre los miembros de su nueva familia. Duro drama dirigido por Deepa Mehta, realizadora india afincada en Canadá, y responsable de otros filmes sobre la vida de sus compatriotas, como Fuego y Agua. Mehta se muestra quizá más desesperanzada que otras veces, pues apenas da un respiro de optimismo en la triste aventura de la protagonista (meritorio trabajo de Preity Zinta), ninguneada absolutamente por los personajes y que ejemplifica ella sola la soledad del desarraigo y la inhumana situación de la mujer cuando es vista como un ser humano inferior. Resulta verdaderamente extraño y un poco maniqueo que no reciba siquiera un mínimo de compasión. Según la directora “todos los personajes son víctimas” y el conjunto aborda “tres temas distintos: la inmigración, el aislamiento y el poder de la imaginación que finalmente permite a Chand escapar de su triste realidad”. Sin embargo, el modo en que introduce esa imaginación es muy desconcertante, pues resulta bastante forzada la historia tradicional de la cobra cuando se mezclan inexplicablemente realidad y magia. También parece arbitraria la transición al blanco y negro de algunas escenas. Se trata, pues, de un film en general fallido, pese a su interesante planteamiento.

4/10
Fracture

2007 | Fracture

Ted, un ejecutivo maduro de una compañía aérea, descubre la infidelidad de su mujer, y le dispara a sangre fría un tiro en la cabeza, que la deja en coma. La policía le encuentra en su casa con el arma en la mano, y obtiene una confesión de culpabilidad. Para Willy, un ambicioso picapleitos que trabaja para la oficina del fiscal del distrito, y que se ocupará de ejercer la acusación, el caso parece "pan comido", y apenas le presta atención, más atento a un inminente ascenso. Craso error, porque empiezan a surgir datos que podrían llevar a la absolución del acusado: del arma que Ted tenía en la mano no salieron las balas asesinas, y para colmo de males, se descubre que el policía que le detuvo era el amante de su esposa, lo que invalidad la confesión. Gregory Hoblit es un realizador curtido en series y películas de corte policíaco y judicial: Canción triste de Hill Street, Policías de Nueva York, Las dos caras de la verdad, La guerra de Hart... Aquí reincide en la misma temática, con un caso planteado como un juego-trampa: Ted ha urdido un supuesto crimen perfecto, gracias a lo cual espera eludir la cárcel; e incluso ha seleccionado en cierto modo a su acusador, a quien ya ha encasillado como "trepa" que, si ve en peligro su meteórica carrera, abandonará el caso para evitar el ingreso en el "club de los perdedores". No cuenta con que, primero el orgullo, y luego un elemental sentido de la justicia, empujen a Willy a dar "el do de pecho". Este duelo de egos, que protagonizan Anthony Hopkins y Ryan Gosling, retrotrae un poco al que el propio Hopkins mantenía con Jodie Foster en El silencio de los corderos, con la sustitución del doctor aficionado a "merendarse" seres humanos por el marido despechado. El resultado de la película de Hoblit es desigual: aunque arranca con ritmo notable, y logra mantener el interés en líneas generales, se desinfla paulatinamente, y no se acaba de acertar en el desenlace, algo plano.

5/10
El espía

2007 | Breach

En 2001 un caso de espionaje conmocionó a Estados Unidos. El fiscal general John Ashcroft hizo público que el agente del FBI Robert Hanssen había traicionado a su país, vendiendo material comprometido a la antigua Unión Soviética de modo reiteradodurante años , lo que incluso se había cobrado vidas humanas. Lo más llamativo del caso es que Hanssen era en apariencia un hombre de familia, amante de su esposa e hijo, buen patriota, y católico comprometido. El film de Billy Ray se inspira en este hecho real (el director es aficionado a partir en sus películas de casos auténticos, recuérdese El precio de la verdad), y cuenta la historia desde el punto de vista de otro agente, Eric O'Neill, que debe vigilar los pasos de Hanssen. El film arranca en el momento en que al joven O'Neill, que aspira a llevar casos de envergadura, recibe el desagradable encargo de espiar a su nuevo jefe, Hanssen. Su supervisora le indica que hay indicios de que Hanssen es un pervertido sexual, y que utiliza sus conocimientos de informática para molestar vía internet a compañeras agentes. Tal información choca enseguida con lo que O'Neill ve con sus propios ojos: un hombre brusco en sus formas, pero de fe católica sincera (e incluso pasada de rosca), y dedicado a su familia. Ante tal panorama se encara con sus superiores, que al fin le mostrarán las pruebas -no válidas ante un tribunal- de sus verdaderas sospechas. De modo que deberá emplearse a fondo para pillar a su jefe en un renuncio. Hay que reconocer a Billy Ray su esfuerzo por tratar con rigor y respeto una historia complicada, que requiere muchos matices. Con cierta humildad, no pretende dar una respuesta definitiva a la pregunta obligada, ¿por qué una traición de tal calibre? Más bien procura pintar a un hombre complejo, y contradictorio, y el modo en que le ve otra persona, católica de educación como él, aunque más laxo en lo que se refiere al día a día. En el dibujo del catolicismo de Hanssen hay elementos un poquito grotescos, da la impresión de que por puro desconocimiento: podría interpretarse que la rigidez y las rarezas de un espía poco natural en sus creencias (refunfuña porque una mujer lleva pantalones en vez de falda, las misas tienen que ser necesariamente en latín, hay que "convertir" a la esposa de su subordinado...) son señales de su incoherencia, de su falta de unidad de vida, que tendría evidencias aún más concretas en sus inesperadas aficiones sexuales, y, por supuesto en el espionaje... si no fuera porque el personaje de su esposa, apenas esbozado, también exhibe una fe católica muy superficial, apenas preocupada a la hora de hablar con la esposa de O'Neill, por lo importante que sería que tuviera hijos enseguida. Chris Cooper se esfuerza en su composición, pero estos elementos del guión pesan en su personaje, un poquito increíble. Lo que supone un acierto es el antagonismo creado con O'Neill, bien interpretado por Ryan Phillippe, que atrapa bien el estupor y las dudas de su personaje, y el modo en que afecta a su vida personal el asombroso caso al que le toca enfrentarse, algo que le obliga a tomar decisiones dolorosas en pro de su salud mental y del porvenir de su propio matrimonio. También Laura Linney, en un papel secundario, está estupenda, como suele. En cambio se echa de menos el tratamiento del drama de la familia de Hanssen, que el guión decide no abordar. Ray sabe crear una atmósfera inquietante, aun sabiéndose de antemano cómo va a terminar el film. Hay genuino suspense, bien resuelto, en algunas escenas, en que hay que distraer a Hanssen, para recabar pruebas; y la tensión se masca en la escena nocturna del parque nevado, un verdadero 'tour de force' entre Cooper y Phillippe.

6/10
Locos por el surf

2007 | Surf's Up

Cody Maverick es un joven pingüino que sueña con el surf día y noche. Vive en la Antártida, donde un día aparece un cazatalentos que busca participantes para un prestigioso torneo surfero que se celebra en el Caribe. Maverick se apunta al carro con la esperanza de cumplir su sueño de convertirse en el mejor surfista del mundo. En su cabeza tiene a Big Z, el rey de las olas, que desapareció en una competición. Una vez que llega a la isla donde se celebra el torneo, se las tendrá que ver con el vigente campeón. El gran acierto argumental de esta película está en su planteamiento como mezcla de documental y “reality”. Maverick es el protagonista del ficticio programa para televisión, por lo que las cámaras lo siguen allá donde va. Es divertido en una cinta de animación ver algún micrófono que se escapa y entra en plano, o ser testigos de algunas pérdidas de paciencia que llevan al protagonista a pedir, al más puro estilo famoso, que dejen de grabar; por no hablar de la sensación de cámara en mano con la que están grabadas algunas secuencias. Por lo demás, es una película bastante típica, sin el encanto de otros títulos de animación actuales, pues no es capaz de enganchar al espectador adulto. La cinta encaja en los parámetros destinados a un público infantil. Habla sobre la importancia de la amistad, el trabajo, el aprendizaje y el valor. El protagonista descubrirá la cara oscura del éxito y a no pensar sólo en el triunfo. Destaca el personaje del mentor de Maverick, que enseña a su pupilo en un estilo similar al del profesor Miyagi de Karate Kid. En la otra cara de la moneda está el gallo Joe –típico amigo graciosote del protagonista– que no consigue llegar a las cotas de humor esperadas, por lo que resulta cansino. Como curiosidad cabe señalar que el famoso surfista Kelly Slater, que participó en Los vigilantes de la playa, tiene su propio dibujo animado. El equipo contó con su ayuda para conocer todos los detalles del mundo del surf, llegando incluso a tomar unas clases para poder reflejarlo fidedignamente en la pantalla. La importancia de las olas era tal que fueron tratadas como un personaje más. El resultado son unas escenas bastante logradas, llenas de acción, aunque con la contrapartida del inmovilismo propio de los pingüinos, que no les da para mucha floritura sobre la tabla.

5/10
Pequeña Miss Sunshine

2006 | Little Miss Sunshine

Los Hoover son cualquier cosa menos una familia normal. A no ser que 'normal' en los tiempos que corren signifique gente con serios problemas personales. Richard, el cabeza de familia, se cree un lince de los negocios, pero una de sus iniciativas puede que sea mera quimera y termine frustrándole; su esposa Sheryl es bastante equilibrada, pero las taras de los que tiene alrededor le afectan; Frank, hermano de Sheryl, homosexual estudioso de Proust con ínfulas de intelectual, está roto por dentro y ha intentado suicidarse; el abuelo, padre de Richard, tiene una mentalidad infantil y gamberra algo pasada de rosca; Dwayne, el hijo adolescente, ha hecho la promesa de no hablar hasta que ingrese en una academia de pilotos. Todos compartirán un fin de semana viajando en furgoneta con motivo de que Abigail, la hija pequeña, es finalista de un concurso de misses. Esta tragicomedia es un pequeño milagro, porque maneja material explosivo: un estupendo guión de Michael Arndt, que el matrimonio novato en la dirección de ficción, Jonathan Dayton y Valerie Faris, sabe llevar a buen puerto, sin que les estalle en las narices. Hay un delicado equilibrio a la hora de tratar temas serios –la muerte, el fracaso, la explotación infantil, la familia…– con una óptica humorística y tierna. El film retrata las miserias de los componentes del clan –atinadísimo reparto– sin aprobarlas; simplemente dice que están ahí, que todos tenemos defectos, y que al igual que esa vieja furgoneta con problemas para arrancar, debemos aprender a convivir con ellos y luchar por superarlos. Hay momentos hermosos en su emotividad, y puestos a destacar uno, el modo en que se resuelve la cabezonería de Dwayne en un momento dado, que no quiere subir a la furgoneta, resulta sobresaliente en su concepción.

8/10
Natividad

2006 | The Nativity Story

Seguramente el interés que despertó Mel Gibson con La Pasión de Cristo, ha permitido la realización del film que nos ocupa. Si el primero abordaba los últimos momentos de Jesús de Nazaret en la Tierra, Natividad recrea los primeros. Ambas películas tienen la ventaja, frente a filmes que tratan de abarcar la vida entera del Señor, la focalización en unos sucesos concretos de enorme interés, lo que permite centrar mejor la trama. Así, la película dirigida por una inesperada Catherine Hardwicke (Thirteen, Los amos de Dogtown) arranca con la matanza de los inocentes ordenada por el rey Herodes en Belén, para de ahí retrotraerse a Nazaret un año antes, cuando una joven adolescente llamada María está a punto de recibir la misión mas extraordinaria que ha asumido jamás ser humano alguno: convertirse en la madre de Dios. Con buscada fidelidad al texto evangélico, el film describe la anunciación de Gabriel, la visita a la prima Isabel, las pruebas que pasa José, desposado con María, el viaje con ella encinta… No faltan las maquinaciones de Herodes, o los estudios y el largo viaje de los magos de Oriente, todo encaminado al momento climático que acontece en una gruta. Estamos ante un film de gran interés, de indudable didactismo y buenas intenciones, al que quizá se le puede reprochar la poca asunción de riesgos. Gibson, siguiendo la comparación con La Pasión de Cristo, demostraba ser un artista capaz de audacias, mientras que Hardwicke se queda en eficaz ilustradora. Lo que no es poco. Mike Rich, el guionista de Descubriendo a Forrester, tiene en primera línea la referencia lógica del Evangelio, y rellena huecos imaginando algunos posibles sucesos (el conocimiento generalizado en Nazaret de que María está encinta, las reacciones de los padres y José, el ataque de una serpiente cruzando el río…) más o menos razonables. Hay acierto en el reparto, pero tal vez por fallas en el guión, o por desconocimiento de Keisha Castle-Hughes, la Virgen, falta a este personaje una mayor hondura, nadie diría que es una mujer con una especialísima relación con Dios ya antes de su misión; más lograda está en ese sentido la figura de José, humana y entrañable, o la de los infatigables magos.

6/10
Corazones solitarios

2006 | Lonely Hearts

Historia basada en crímenes reales perpetrados en los años 40 por una pareja de amantes, Martha Beck y Raymond Fernández (Salma Hayek y Jared Leto). Los dos asesinos se hacían pasar por hermanos, y su “modus operandi” consistía en que él seducía a mujeres adineradas viudas, para “desplumarlas” y asesinarlas brutalmente. Los detectives Robinson e Hildebrant (John Travolta y James Gandolfini) tuvieron que emplearse a fondo para dar con ellos, lo que no impidió una larga cadena de asesinatos. Todd Robinson escribe y dirige un film brutal, explícito en el tratamiento del sexo y la violencia. Con un atractivo diseño de producción de época y un buen reparto, hay algo que no acaba de funcionar, y que contribuye a cierta "grisura plomiza", como ocurría en las casi contemporáneas Hollywoodland y La dalia negra, también inspiradas en la realidad. Los altibajos en la relación de la pareja de psicópatas permiten establecer cierta conexión con títulos como Bonnie and Clyde o Asesinos natos. Como en este último, su enfermiza e inmoral conducta les lleva a desarrollar unos celos terribles, cuando ella cree que él se está encariñando con alguna víctima, o cuando ella se deshace de un policía recurriendo a sus encantos sexuales. El cineasta estructura la trama según el esquema clásico de perseguidos y perseguidores que les van pisando los talones, pintando su nexo de unión (los crímenes) y sus problemas personales, hasta el inevitable encuentro que constituye el desenlace.

5/10
Truman Capote

2005 | Capote

¿Qué comparten Truman Capote y Brokeback Mountain? Ambos filmes incluyen homosexuales. ¿En qué se diferencian? Truman Capote no enarbola la `bandera rosa´. Hay un serio esfuerzo por ahondar en la figura de un gran escritor, a partir de la decisiva influencia en su vida del brutal asesinato de la familia Clutter, en la América rural de finales de los 50. Lo que nació reportaje periodístico, creció hasta convertirse no sólo en A sangre fría, la mejor obra de Capote, paradigma de la novela de no ficción, sino en confrontación consigo mismo. El director casi debutante Bennett Miller, y su guionista Dan Futterman, miran a Capote sobriamente, sin complacencias. Las entrevistas para documentar su libro, permiten el despliegue de elementos biográficos: infancia desgraciada, éxito social, prejuicios por su amaneramiento, devaneos con Hollywood… Y perfilan su marcado narcisismo: el asesino Perry Smith le interesa por el reconocimiento de un pasado común, que le hace preguntarse por qué sus vidas son tan distintas. Ese enamoramiento de sí –el amor más importante del escritor, más que el de sus amantes, o la amistad con Harper Lee– dicta sus acciones, le lleva a aprovechar casi automáticamente su sensibilidad e ingenio, una personalidad manipuladora que cautiva y detecta enseguida los puntos débiles del otro; por ello, al enfrentarse al final del libro, la ejecución de los asesinos, debe hacer un esfuerzo supremo, salir del caparazón. Philip Seymour Hoffman hace una soberbia interpretación; evita los excesos a que se presta el personaje, lo dota de mil y un matices. El resto del reparto sabe que la película es suya, pero tanto los rostros familiares como los desconocidos (los dos asesinos, elección que sigue las pautas de Richard Brooks en su versión fílmica de A sangre fría) ayudan, y mucho, a la función.

8/10
Agua

2005 | Water

India, 1938, en plena lucha de Gandhi por independizarse de Gran Bretaña. Chuyia, una niña de 8 años, es obligada a casarse con un moribundo, que fallece la misma noche de la boda. Siguiendo las tradiciones locales, Chuyia es trasladada al `ashram´, un sitio donde las viudas pasan toda su vida honrando la memoria de su difunto marido. Regenta el lugar Madhumati, una gobernante despótica, que somete a esas mujeres a un rígido control. A cambio de marihuana, Madhumati entrega las viudas más jóvenes a un cacique del lugar, para que se prostituyan. La directora hindú Deepa Mehta denuncia atroces costumbres de su país, en este título que enlaza con dos de sus películas películas anteriores: Tierra y Fuego. Aunque intentó rodarla hace unos años, la cineasta tuvo que aplazar la producción tras las protestas de extremistas que destrozaron los decorados. Destaca el trabajo de la niña, Sarala, a quien la directora encontró en Sri Lanka. Como no hablaba hindú ni inglés, tuvo que dirigirla con gestos y la ayuda de un intérprete.

6/10
Medium

2005 | Medium | Serie TV

Allison Dubois, ama de casa treintañera, felizmente casada y con tres niñas pequeñas, tiene un extraño don: sueña con sucesos criminales. Mientras estudia en una prestigiosa escuela de derecho, Allison trabaja como pasante, en la oficina del Fiscal del Distrito. Los casos en que trabaja provocan que tenga nuevas visiones. Ella llegará a plantearse dejar su profesión, pero el fiscal cree que puede ser una valiosa asistenta en los casos, siempre que actúe discretamente. Patricia Arquette, actriz de Carretera perdida y Ed Wood, ha obtenido gran éxito con esta serie. Su tono de thriller con elementos sobrenaturales se inspira claramente en El sexto sentido. El acierto del punto de partida es combinar una vida bastante ordinaria de madre 'molona', con un don que ella no sabe de dónde le viene. Se incorporan además elementos de comedia, sobre todo en las conversaciones entre el matrimonio, en las que se reconoce la mano del creador de Luz de Luna. Hay buenas ideas para desarrollar la continuidad de la serie, como la de especular con que una de las crías haya heredado el don de su madre.

5/10
Tideland

2005 | Tideland

Alicia en el país de las maravillas en versión yonqui y desquiciada, de la mano de Terry Gilliam. Una cría vive con unos padres enganchados a la droga. Tras la muerte de la madre de una sobredosis, padre e hija viajan a casa de la abuela, en medio del campo. Ahí el padre también muere, aunque su presencia continúa primero en forma de cadáver putrefacto, y luego de ‘muñeco’ momificado. La presencia de unos vecinos estrafalarios –Dickens, como el conejo de Alicia, una especie de reina bruja– son un par de elementos más para justificar la conexión con Lewis Carroll, pero el conjunto es un film estrafalario y desmedido, juguete de una mente pelín enfermiza que, cuando pierde el norte (recuérdese Miedo y asco en Las Vegas), no levanta cabeza. El poderío visual del cineasta no basta para sostener una película interminable y delirante, cuya proximidad a la necrofilia y la pedofilia deberían hacer reflexionar acerca de la responsabilidad social del cine, ignorada con demasiada frecuencia. Eso sí, los incondicionales ya le han puesto la etiqueta de título de culto. Ellos sabrán por qué.

2/10
Aurora Borealis

2005 | Aurora Borealis

Un joven incapaz de dar un palo al agua, se verá obligado a madurar cuando muere de modo inesperado su padre. Se va a vivir entonces a casa de sus abuelos, en Minnesota, donde trabajará en la construcción de una casa. Y descubrirá el amor. El film sorprende porque Joshua Jackson (Dawson crece) demuestra que es capaz de entregar un papel dramático más que presentable. Permite además ver a una cada vez más desaparecida Juliette Lewis, y a ese gran veterano llamado Donald Sutherland componiendo al abuelo.

4/10
Conociendo a Julia

2004 | Being Julia

Adaptación de una novela del británico Somerset Maughan, el film sigue a una actriz en la cumbre de su carrera. Bella y con talento, radiante en su madurez, Julia tiene un pacto no escrito con su esposo, empresario de teatro: en plan muy ‘british’, displicente y tolerante, cada uno hace lo que le viene en gana a la hora de mantener relaciones íntimas con otras personas. Pero la llegada de Tom, un joven admirador americano, va a alterar este orden de cosas. Julia, halagada por su cortejo, empieza a dar mucho qué hablar en los círculos de sociedad. Y un viejo amigo, que la aprecia, trata de hacerle ver, con delicadeza, que está siendo protagonista de una farsa, donde la vieja que tiene relaciones con el joven sólo puede ser objeto de las risas del público. Y en efecto, cuando entra en liza Sybil, una jovencita aspirante a actriz que querría actuar junto a Julia, Tom inicia con ella una aventura. Exploración del mundo del teatro, al estilo del clásico Eva al desnudo, donde un punto clave de sabiduría es ‘saber envejecer’. El film juega entre el paralelismo evidente entre lo que se representa en el escenario teatral y lo que es ‘el gran teatro del mundo’, la vida misma, en que cada persona interpreta un papel; y ahí, tantas veces, conviven una aparente sinceridad, a veces histérica, con el deseo de guardar las formas. El film, que dirige el húngaro István Szabó, cuenta con brillantes interpretaciones, sobre todo la de Annette Benning. Tiene buen ritmo, y si bien el derrotero de los dos primeros tercios del film resulta previsible, e insiste demasiado en las citas de alcoba, el quiebro que se produce hacia el final es de tal envergadura, que la historia se eleva a alturas insospechas. Nueva y magnífica mirada al mundo de la farándula, donde el humor no oculta las pequeñeces del corazón humano, cuando sigue la aguja del capricho momentáneo.

6/10
La feria de las vanidades

2004 | Vanity Fair

La huérfana Rebecca Sharp, hija de un pobre artista y una cantante francesa, que ha sido educada en una academia para señoritas, se ha propuesto ascender en la escala social a cualquier precio. Su primer paso es un puesto de gobernanta en la casa de un excéntrico noble, donde con astucia adquiere ascendencia sobre las hijas de la familia, el joven heredero Rawdon y una tía rica. Cuando se le presenta la oportunidad de abandonar el campo e instalarse en Londres, donde podrá dar rienda suelta a su encanto en sociedad, no lo duda. Sin embargo, toda su ingenio y atractivo no parece suficiente para que Becky logre su propósito… La Becky Sharp de La feria de las vanidades es la más poderosa creación del escritor decimonónico William Makepeace Thackeray, un personaje femenino parecido a los que harían célebre años más tarde a la norteamericana Edith Wharton, como la Undine Spragg de "Las costumbres del país". En su novela, el escritor inglés acertó al retratar, con mirada crítica, una sociedad anquilosada donde la cuna y el dinero de las personas definían una posición social inamovible. La india Mira Nair (La boda del monzón) adapta la obra con estilo y demuestra su buen hacer como directora de actrices, con una especial tendencia a la ambientación exótica, preciosista y cuidada hasta el detalle. Y aunque es cierto que el extenso guión quizá no refleje con la maestría del original los intereses de los protagonistas, cuyas actitudes pueden resultar algo ambiguas, la labor del reparto es notable. La rubia Reese Witherspoon (¡qué gran actriz!) dota a la ambiciosa protagonista de un encanto poco común, y entre los secundarios destacan Romola Garai y Rhys Ifans (el despiporrante Spike de Notting Hill), quienes componen una entrañable pareja, anómala en una época de ambiciones, secretos y apariencias.

6/10
Perdidos en la nieve

2003 | The Snow Walker

Charlie Halliday, un engreído y joven piloto, sufre un aparatoso accidente en un paraje desértico del Ártico. Desorientado, tratará de regresar a la civilización con ayuda de Kanaalaq, su pasajera, una joven esquimal. Aunque la chica no habla su idioma, le enseñará a adaptarse al entorno natural en que se encuentran, desconocido para él. Impresionante fotografía de paisajes naturales, en una cinta de aventuras sobre la lucha por la supervivencia. Escrita y dirigida por el desconocido Charles Martin Smith, adapta una novela de Farley Mowat. Aunque el argumento está un poco trillado, el reparto hace un buen trabajo, sobre todo la actriz que interpreta a la esquimal, y James Cromwell, conocido por su papel de granjero en Babe, el cerdito valiente. Enseña a apreciar lo poco que se necesita para vivir.

5/10
El precio de la verdad

2003 | Shattered Glass

El paso de caballero jedi a periodista de éxito podría habérsele atragantado al joven Hayden Christensen, el que fuera hace años Anakin Skywalker en El ataque de los clones. Pero la emergente estrella ha pasado la prueba dramática con creces. Aquí su papel tiene también un lado oscuro, aunque ahora es tan real como la vida misma. Stephen Glass es un periodista de la prestigiosa revista norteamericana The New Republic. Sus artículos demuestran que es un reportero de raza, con un sexto sentido para extraer la noticia a pie de calle, un maestro del olfato para estar en el sitio justo en el momento preciso y que luego tiene el talento crear opinión entre los lectores. Sin embargo, su artículo “El paraíso del Hacker” causa un escándalo en el The New Republic cuando un periódico de la competencia acusa a Glass de mentiroso y Chuck Lane –un compañero recién ascendido a director– se ve en la tesitura de confiar en la honradez de Glass o perder el apoyo de todo su equipo. El debutante Billy Ray evita cualquier “originalidad” tanto de forma como de contenido que desvirtúe esta sólida película, basada en hechos reales. El metraje discurre de modo lineal, prácticamente sin sorpresas. Y justamente ahí radica su fuerza, en su planteamiento sin fisuras, en su mirada digna –y por eso, ética– al mundo del periodismo, algo extensible también a cualquier otra actividad de los seres humanos. Y tanto Hayden Christensen como Peter Sarsgaard dan la talla con creces.

6/10
Ararat

2002 | Ararat

Raffi, un joven de origen armenio, es retenido en la aduana de entrada a Canadá por un funcionario que detecta algo extraño en las latas de película y vídeos digitales que lleva consigo, y que asegura que son material adicional para un film. Comienza un interrogatorio en el que poco a poco conocemos los dramas personales de ambos. El egipcio de origen armenio Atom Egoyan relata con maestría una historia que le toca muy de cerca.

8/10
Antwone Fisher

2002 | Antwone Fisher

Antwone Fisher es un joven marino negro de la Armada americana, que a la mínima de cambio, suspicaz él, salta y se pelea con sus compañeros. Su susceptibilidad es superior a la media, por lo que es enviado al psiquiatra, que debe evaluar su estado mental. El soldado Fisher se toma a broma inicialmente su relación con el doctor Davenport, también negro y militar de mayor rango. No quiere abrirse y adopta una actitud chulesca. Pero pronto no va a tener más remedio que empezar a hablar y soltar el lastre de sus personales demonios interiores, que se remontan a una infancia repleta de malos tratos. Quizá aún esté a tiempo de llevar una vida normal, y hasta de comprometerse con una chica que le hace tilín. Para debutar tras la cámara, el actor Denzel Washington (oscarizado por Training Day) ha escogido la historia real de Antwone Fisher, quien por cierto, firma el guión. Los hechos, duros e intensos, son contados sabiamente, evitando la sensiblería facilona. El semidesconocido actor Derek Luke (Retrato de April) lleva el peso de la película (está presente prácticamente en todos los planos de la vida adulta de Fisher), y lo hace con aplomo. Washington se las apaña además para contar, aparte de las dificultades del personaje “problemático”, las de la persona teóricamente “normal” (el doctor), pero que también arrastra algún que otro complejillo.

6/10
La boda del monzón

2001 | Monsoon Wedding

Delhi, India. La familia Verna está de fiesta, en plenos preparativos de la boda de la hija, una chica moderna que al fin va a contraer matrimonio. Y fieles a tradiciones ancestrales, vienen miembros del clan desde puntos muy lejanos. Pero no hay rosas sin espinas, y en vísperas del gran día algunos secretos oscuros enturbiarán lo que debiera ser dicha total. La directora india Mira Nair obtuvo la nominación al Oscar al mejor film extranjero con Salaam Bombay. Luego intentó una carrera americana con productos multiculturales, los decepcionantes Mississippi Masala, Cuando salí de Cuba y Kamasutra. Ahora acierta al volver a sus raíces. Y firma una historia con múltiples personajes y cuitas amorosas, de alegría y romanticismo desbordantes. Sin descuidar el núcleo argumental, los novios, dibuja también a sus preocupados padres, a la huérfana traumada, a los parientes australianos...

6/10
Green Dragon

2001 | Green Dragon

Las guerras tienen muchos efectos secundarios y uno de ellos es la triste situación de miles de refugiados que se ven privados de la noche a la mañana de su identidad, de sus familias y de sus raíces. La película narra algunos de los dramas que tienen lugar entre los refugiados vietnamitas de Pendleton (California), durante el año 1975. El niño Minh Pham espera la llegada de su madre y deambula por el campo lleno de tristeza. Sin embargo, un cocinero americano se convertirá en su mejor amigo, ya que ambos tienen en común el haber perdido a su madre y el gusto por los dibujos… Mientras, el tío del niño, Tai Tran, es requerido por el sargento del Estado Mayor Jim Lance para que ejerza como uno de los jefes del campo. Ambos recorrerán un camino arduo para entenderse y hacerse cargo de los dramas personales que cada uno está sufriendo… Primera película de Timothy Linh Bui, hermano del prestigioso director Tony Bui (Tres estaciones), cuyo guión, firmado por los dos hermanos, parte de sus propias experiencias infantiles. La película destaca por un enfoque nada maniqueo y por una mirada llena de fraternidad hacia cada persona, con momentos de gran intensidad, como los protagonizados por el niño y el cocinero. Gran trabajo de Patrick Swayze y de Forest Whitaker.

5/10
Corazones en Atlántida

2001 | Hearts in Atlantis

Malas noticias: ha muerto Sully, el mejor amigo de la infancia de Bobby. Lo que despierta entrañables recuerdos de cierto verano. Por aquel entonces Bobby se divertía cantidad con sus amigos Molly y Solly. Y encima la llegada del forastero Ted, inquilino de una de las habitaciones de la casa donde vive Boby con su madre viuda, trajo consigo una inesperada aventura. Adaptación del libro de Stephen King, donde resuenan ecos del relato The Body, llevado al cine por Rob Reiner con el título Cuenta conmigo. Scott Hicks, con guión de William Goldman, subraya el tono nostálgico, la rememoración de la infancia perdida. Se habla de la entrada de Boby en la edad adulta, dolorosa en algunos aspectos (primer beso, amistad con un adulto, nueva perspectiva de su progenitor). Anthony Hopkins está magnífico en su composición de un hombre sabio y cansado.

5/10
Algo que contar

2000 | Bounce

Buddy, ejecutivo de éxito, se encuentra atrapado en el aeropuerto de Chicago a causa de un temporal. En su larga espera conocerá a Greg, un padre de familia que va a pasar las navidades con los suyos, y una bella y enigmática mujer. Buddy tendrá que decidir embarcar en su vuelo o disfrutar de una aventura amorosa en Chicago. Affleck y Paltrow, dos estrellas en alza, protagonizan este drama romántico cuyo argumento esconde más de un enigma, porque aquí no todo es lo que parece. Don Roos escribe y dirige con pulso firme esta historia llena de verdades a medias.

4/10
Inocencia interrumpida

1999 | Girl Interrupted

Los locos años 60. Susanna es una adolescente confusa, insegura. Como tantas, se supone. No opina lo mismo su psiquiatra, que recomienda a sus padres que la ingresen en una residencia de enfermas mentales. Ahí conoce a un grupo de chicas con problemas; trabará amistad con ellas, pese a los diferentes trastornos que sufre cada una. El film se basa en el libro autobiográfico de Susanna Kaysen, que cautivó a Winona Ryder hasta el punto de que la actriz ha ejercido de productora, y se ha reservado el papel protagonista. La actriz, que ingresó en un hospital de las características citadas a los 20 años, se vio muy atraída por la historia: “Me alucinó, y me dio lástima que el libro no se hubiera publicado al final de mi adolescencia. Los conocimientos de Susanna podrían haberme sido útiles para superar mis propios problemas cuando tenía 17 ó 18 años”. Pese a todo, el papel más jugoso del film se lo ha llevado Angelina Jolie, que da vida a Lisa. El Oscar que recibió por un papel de “persona completamente normal que lleva sus instintos al grado máximo” (son palabras de la actriz) parece confirmar esta apreciación. El film hará soltar más de una lágrima al espectador sensible.

7/10
Visto para sentencia

1999 | The Confession

Roy Bleakie, un prestigioso abogado, defiende a Harty Fertig, un individuo acusado de un triple asesinato. El letrado intenta convencerle de que alegue enajenación mental, ya que los crímenes ocurrieron después de la muerte de su pequeño hijo. Éste fue ingresado en urgencias, en un hospital donde se produjo un auténtico caos, y las víctimas –una enfermera, la recepcionista y un médico– no hicieron nada para atenderle. El acusado decide declararse culpable y asumir las consecuencias de sus actos. David Hugh Jones (Jacknife) adapta la novela 'The Confession', de Sol Yurick. Obtiene un correcto drama judicial que se centra en el contraste entre dos personajes muy diferentes. Mientras que Roy (Alec Baldwin) es un tipo sin escrúpulos, Fertig (Ben Kingsley) es un buen hombre que cometió una acción terrible.

4/10
Asesinato en 8 mm

1999 | Eigth Millimeter

La vida del detective privado Tom Welles sufre un vuelco cuando comienza a investigar el origen de una misteriosa bobina de película que dormía en la caja fuerte de un millonario recién fallecido. La película contiene las imágenes de una joven que es torturada hasta morir. Las averiguaciones de Tom le llevan al horripilante mundo de las "snuff movies", donde se comercia con el morbo de poder visionar muertes reales. El film, no apto para todos los paladares, muestra el descenso a los infiernos del protagonista, que no podía imaginar siquiera la existencia de tanto horror. Joel Schumacher retrata un mundo oscuro y repulsivo, donde Nicolas Cage es guiado por un inspirado Joaquin Phoenix (lo mejor del film es sin duda la interpretación de este actor, hermano de River Phoenix). El sentido de la justicia del protagonista levantó una gran polémica en todo el mundo.

4/10
El viaje de Felicia

1999 | Felicia's Journey

Felicia es una joven irlandesa, de 17 años, que viaja a Inglaterra en busca de su novio para comunicarle que se ha quedado embarazada. Su familia no ha sido nada compresiva, pero la chica encuentra una persona amable en la forma de Hilditch, un solterón que parece tener un corazón de oro. A medida que le conocemos, más rasgos de psicópata parece presentar este individuo, responsable de la desaparición de unas cuantas jovencitas. Inquietante pero formidable película, servida por la mano maestra de Atom Egoyan (El dulce porvenir). La película ofrece una meticulosa descripción psicológica de los personajes, y nos asoma al horror, a las circunstancias que han podido empujar a alguien a convertirse en psicópata. El film deja abiertos importantes resquicios a la esperanza y a las virtudes redentoras del amor, pero no a base de concesiones sensibleras sino con puro talento.

6/10
Cabalga con el diablo

1999 | Ride With The Devil

En 1861 se libró en Estados Unidos la guerra de secesión. El film sigue el desarrollo de la contienda desde el campo sudista, a través de unos grupos guerrilleros de disciplina algo heterodoxa, conocidos como los Bushwhackers, que quiere decir algo así como los Montoneros. A un grupo de estos se unen dos jóvenes sureños, amigos desde la infancia, Jack Roedel y Jack Bull. Entre sus compañeros hay tipos impetuosos, y hasta un negro esclavo, Daniel, que sirve con lealtad a su amo. El conocimiento de una joven viuda y las batallas en que toman parte, cambiará la percepción que los jóvenes tienen del conflicto. Resulta curioso ver al taiwanés Ang Lee (Tigre & Dragón, Comer, beber, amar) dirigiendo este interesante western. Él explica que el tema le atrajo porque en la guerra civil “los yanquis ganaron no sólo el territorio sino, en cierto sentido, un modo absoluto de vida y pensamiento. (...) Cambió a todo el mundo. Todas las personas son iguales, todos tenemos el derecho a autorrealizarnos. Ése es el principio yanki. (...) Todo esto es muy moderno.”

5/10
El dulce porvenir

1997 | The Sweet Hereafter

Adaptación de una dura novela de Russell Banks, sobre las consecuencias del trágico accidente de un autobús escolar. El film toma como hilo conductor las visitas que un abogado hace a las familias de las víctimas, cara a reclamar una indemnización. Lo cual sirve al director canadiense de origen armenio Atom Egoyan para bucear en el sentido del dolor y en las relaciones humanas, subrayando la frecuente futilidad de buscar culpables en las desgracias que nos acontecen. Genial trabajo de Ian Holm.

7/10
La tormenta de hielo

1997 | The Ice Storm

Corrosivo dibujo de las consecuencias de la liberación sexual en las familias de la América de los 70. El oriental Ang Lee es quien sirve a los yanquis este film nada complaciente, de grandes actores. Inolvidable la escena, patética, de la fiesta.

7/10
Regeneration

1997 | Regeneration

1917, Escocia. En medio de la Primera Guerra Mundial. Un centro hospitalario acoge a combatientes con estrés postraumático por su participación en acciones bélicas. Allí ingresa el poeta Siegfried Sassoon, en realidad perfectamente sano, se trata de un modo de quitarle de en medio por sus posiciones pacifistas expresadas públicamente, sin tener que ponerle ante un consejo de guerra. Allí se sentirá inspirado por Wilfred Owen, admirador de su obra y que demuestra tener un inesperado talento literario. El oficial médico William Rivers se esfuerza por tratar con humanidad a sus pacientes, aunque él mismo empieza a sentirse minado por los horrores a los que debe enfrentarse día a día; como los que han afectado al soldado Billy Prior, que le llevaron a enmudecer, y al que el amor de una lugareña voluntaria en el esfuerzo bélico y los cuidados de él, ayudan a ir recuperando paulatinamente la cordura. Inspirada adaptación de la novela de Pat Barker, que se basa en hechos reales. Sabe atrapar sin amargura los rasgos clasistas de la Primera Guerra Mundial, especialmente marcados en Gran Bretaña, y el aliento poético que puede encontrarse incluso en los horrores y matanzas de las trincheras enlodadas. También los motivos para participar en una guerra, aunque se esté en contra de ella, aunque sólo sea por ocuparse de las personas, los otros soldados que están inmersos también en esa gran locura. De modo que se apunta a conformación de una nueve generación de personas, nada va a ser igual después de esa guerra que iguala a señores y gente sencilla, aunque los primeros se resistan al cambio. Otro tema de gran interés abordado por el film es el modo en que se trata a los enfermos, no es lo mismo verlos como personas que como unidades de combate que deben ser reparadas, se nos dice. Gillies MacKinnon entrega una buena película, producida por la BBC que siempre sabe cuidar sus productos históricos, con un quinteto de actores principales muy bien dirigido, sus personajes están bien perfilados en el guión de Allan Scott. El diseño de producción es impecable y la partitura musical de Mychael Danna contribuye a la atmósfera de esa especie de burbuja que en medio de la guerra constituye el centro psiquiátrico.

6/10
Kamasutra

1995 | Kama Sutra: A Tale Of Love

Mira Nair (Mississippi Masala, Cuando salí de Cuba) realiza este film visualmente efectista, que pretende analizar la situación social y económica de las mujeres de la india en el siglo XVI, consideradas auténticos objetos sexuales. La película incurre en los mismos defectos que denuncia y se convierte en ocasiones en una simple serie de imagenes exótico-eróticas. El hilo argumental lo compone la historia de Maya y Tara, una de ellas una sirvienta perteneciente a una de las castas más bajas de la India, y la otra una noble princesa, ambas son amigas, pero a la vez rivales en el amor.

3/10
Exótica

1994 | Exotica

Un inspector de impuestos solitario acude todas las noches a un club llamado Exótica, donde contempla la actuación de una joven bailarina. Con ella sustituye el vacío que ha dejado la trágica desaparición de su familia. El canadiense Atom Egoyan, autor de la imprescindible obra maestra El dulce porvenir, desarrolla en Exótica una compleja intriga psicológica en torno a un grupo de personajes obsesionados con el sexo. La puesta en escena es brillante, lo que consigue hacer interesante una historia muy sórdida protagonizada por complejos personajes. El realizador consigue resolver el desarrollo de forma inteligente.

2/10
Duérmete niño

1993 | Hush Little Baby

Susan, la hija de Edie, fue arrebatada de sus manos y dada en adopción cuando Edie tuvo que ser llevada a un hospital psiquiátrico por haber atentado contra la vida de su hija. Después de muchos años, Edie saldrá de su reclusión y volverá a contactar con su hija, lo que traerá sucesos inquietantes. Telefilm menor, que no ofrece demasiado interés en el espectador, más allá de la presencia de una eficaz Diane Ladd, la madre de la también actriz Laura Dern.

3/10
El liquidador

1991 | The Adjuster

Noah es un liquidador de seguros de accidentes casado con Hera, la cual se dedica a censurar películas eróticas. Noah, además, proporciona a sus clientes una casa donde vivir, apoyo moral, e incluso favores sexuales. Un día, el matrimonio conoce a Buba, un individuo interesado en rodar una película en su casa. Extraña película dirigida por el armenio, nacido en Egipto y afincado en Canadá, Atom Egoyan (Exótica), sobre unos individuos raros que se dejan llevar por sus instintos. Una atmósfera irreal y oscura, junto a un guión algo inverosímil y unos personajes que parecen deambular por la historia, serán elementos que no convencerán a muchos. Aun así Egoyan deja su sello de identidad y un estilo que dará que hablar en filmes posteriores.

5/10
Caribe

1987 | Caribe

Helen es nueva en el mundo del tráfico de armas. Se quedará atrapada en Belice cuando su socio muere en un tiroteo. Ahora sólo puede ayudarla Jeff Richardson un agente británico que tiene una misión por la zona. Film de aventuras de serie B, con una mínima trama criminal. El reparto hace un esfuerzo pero la historia no acaba de funcionar como debiera.

3/10

Últimos tráilers y vídeos