IMG-LOGO

Biografía

Roger Moore

Roger Moore

89 años ()

Roger Moore

Nació el 14 de Octubre de 1927 en Stockwell, Londres, Reino Unido
Falleció el 23 de Mayo de 2017 en Suiza

El santo

08 Agosto 2011

Roger Moore combinaba elegancia y caballerosidad británica, con mucha simpatía y una enorme capacidad de reírse de sí mismo. Será siempre El Santo, y también el James Bond más cómico e irreal. El actor falleció el martes, 23 de mayo de 2017, según lo dieron a conocer sus hijos.

Hijo de un policía y un ama de casa, Roger George Moore nació el 14 de octubre de 1927 en la capital británica. Desde muy joven soñaba con dedicarse a dibujar comics, pero tras ponerse a trabajar en una revista se desencantó del mundillo, y decidió pasar a ser modelo masculino. Al mismo tiempo, tomaba clases de interpretación en una academia de medio pelo.

Se estrenó en el cine como extra en producciones como Separación peligrosa o César y Cleopatra, pero a partir de 1953 se trasladó a Estados Unidos, donde poco a poco fue consiguiendo papeles de entidad en títulos como La última vez que vi París, con Elizabeth Taylor, y Melodía interrumpida, junto a Glenn Ford y Eleanor Parker. A continuación rodaría series como como Ivanhoe (1958) y Maverick (1959).

Tras divorciarse de Doom Van Steyn y Dorothy Squires, Moore se enamoró de Luisa Mattioli, su compañera de reparto en El rapto de las sabinas, subproducto bastante representativo de los 'peplum' italianos. Con ella estuvo unida tres décadas y tuvo tres hijos, hasta que también la dejó y se emparejó con Christina Tholstrup.

Su espaldarazo definitivo en la pequeña pantalla le llegó en 1962 cuando fue escogido como protagonista de El santo, serie televisiva que adaptaba la serie de novelas de Leslie Charteris. Encarnaba a Simon Templar, un moderno Robin Hood, que robaba a criminales o personajes de dudosa moralidad. El personaje ya había sido interpretado por actores como George Sanders y Jean Marais, y posteriormente lo retomarían intérpretes como Val Kilmer, pero Moore es el más recordado. Encarnó al personaje durante 8 años y recuerda haber sido muy feliz. "Era como ir a la oficina, pero para hacer un trabajo que me encantaba", comentó el actor.

En 1971 protagonizó con Tony Curtis la serie Los persuasores, donde ambos eran millonarios aventureros que resolvían misterios o ayudaban a mujeres en apuros. Fue un exitazo en Europa pero no tanto en Estados Unidos, por lo que se canceló tras la primera temporada. Conectó mucho con Curtis dentro y fuera de la pantalla, y lo pasaron tan bien durante los 15 meses de filmación que dicen los rumores que destapaban una media de seis botellas de champagne al día.

Para los apasionados del terror, Roger Moore realizó su mejor trabajo en Tinieblas, donde era un hombre que tras sufrir un accidente de coche descubría que un diabólico doble había usurpado su identidad.

Puesto que Moore había quedado encasillado como Simon Templar, le ofrecían pocos papeles, en una época en la que no muchos actores televisivos lograban triunfar en cine. Pero Moore recibió un día la visita del productor Albert Broccoli, que buscaba un sustituto para Sean Connery en el papel de James Bond, tarea en la que había fracasado años antes George Lazenby (007 al servicio secreto de su majestad). Broccoli –que quería un actor muy famoso para el papel– le dijo a Moore: "Necesitamos que hagas de 007, pero tienes que cortarte el pelo y adelgazar". Y el intérprete aceptó el reto.

Moore acertó al llevarse al personaje a su terreno, sobre todo incorporando mucho humor. Fue Bond por primera vez en Vive y deja morir, y después repetiría en otras seis ocasiones, con El hombre de la pistola de oro, La espía que me amó, Moonraker, Sólo para sus ojos, Octopussy y Panorama para matar. Aunque seguía teniendo éxito, cuando acabó esta última ya tenía 58 años, por lo que se retiró por la edad. Las tramas son casi todas sencillas, aunque fueron ganando en espectacularidad.

Entre Bond y Bond, A Roger Moore le dio tiempo de rodar alguna cinta de acción, como Lobos marinos o Los locos del Cannonball, aunque destacan sus cintas bélicas Patos salvajes y Rescate en el Mar del Norte. Le prestó su rostro al inspector Clouseau, que se había hecho la cirugía estética, en su breve intervención en La maldición de la Pantera Rosa, fallido intento de Blake Edwards de seguir con la saga del personaje tras el triste fallecimiento del gran Peter Sellers.

Desde mediados de los 80, Moore vive bastante retirado del cine, salvo porque regresa ocasionalmente en alguna cinta como la olvidable Fuego, nieve y dinamita. También participó en la serie The Dream Team, y ha intervenido brevemente en variopintas producciones, como Spice Girls: la película o la serie Alias.

Su amiga la legendaria Audrey Hepburn, le pidió personalmente cuando estaba a punto de morir que continuara con su labor como embajadora de Unicef, en representación de Gran Bretaña. "Roger, es muy importante la labor que realiza Unicef, lo sé porque durante los años de la guerra yo fui una niña desnutrida", le dijo Hepburn a Moore. El actor recogió el testigo con mucha dignidad pues ha estado muy activo denunciado casos de tráfico sexual de niños e incluso viajó a varios países para promover la lactancia natural. "Es muy raro ver a James Bond promocionando que los bebés mamen", bromeaba Moore.

En 2003, su Majestad, la misma a la que había prestado servicios como James Bond, le compensó las molestias con el título de Sir. En 2007 le pusieron una estrella en el Paseo de la Fama.

Filmografía
El último acto

2016 | The Carer

Sir Michael Gifford, pasional, vehemente y caradura, en otros tiempos aclamado y venerado actor, lleva años recluido en su gran mansión, debido a una enfermedad degenerativa. Le acompañan sus más allegados colaboradores, su sirviente, su ex amante, su hija, su médico. Pero se sienten impotentes para cuidarle, pues Mr. Gifford hace alarde de un carácter indomable, arisco y desagradable. Cuando llega una nueva cuidadora, Dorottya –jovencita con aspiraciones a actriz–, todos piensan que durará sólo unas horas. Sin embargo, se equivocan. La conexión entre ella y su “paciente” será asombrosa. Deliciosa película británica en donde el veterano director húngaro János Edelényi ofrece un reconfortante homenaje al mundo de la interpretación y en especial al universo de William Shakespeare, un autor al que ya dedicó una película en 1974 que adaptaba “Ricardo II”. Como si de una composición dramatúrgica si tratara el guión firmado por Gilbert Adair, Tom Kinninmont y el propio Edelényi es un ejemplo de equilibrio y ritmo, con un soberbio retrato de la galería de personajes que se mueven en escena y unos diálogos divertidos, directos, que aúnan naturalidad y una perfecta pomposidad cuando se trata de citar literalmente al bardo de Stratford-upon-Avon, cuyas palabras enriquecen una y otra vez conversaciones que hilan con primor sentimientos, exaltaciones y reacciones cotidianas del protagonista y su cuidadora. Rodada con exquisitez, con el fin de contar el ocaso de quien fuera en otros tiempos una gran estrella, triunfador y afamado, para el que es preciso conservar su pretérita gloria, la película saca partido al imaginario bucólico inglés: castillo campestre, grandes prados verdes, anciano gruñón e insoportable, decoración nostálgica, ex amante desesperanzada, hija sin amor, sirvientes fieles, gentes sencillas del pueblo, etc. Todo este panorama lo despliega Edelényi con humor e indudable oficio, sin fastuosidad, con el realismo de lo cotidiano, sin estridencias, de modo sencillo y eficaz. Por otra parte, El último acto no es sólo un tributo al oficio del actor, sino en primer lugar un canto a la vida misma. Ésa es la mayor fuerza del film: el “show must go on” del espectáculo se traslada a la realidad. El peso de los años, la vejez, la enfermedad no son el fin, más bien son parte de la vida humana, algo de lo que no hay que avergonzarse, por mucho que la sociedad se empeñe en ocultarlo. La apariencia no lo es todo. Y para seguir adelante hay que aceptar las propias limitaciones. Si hubiera justicia el actor Brian Cox debería ser un serio candidato al Oscar. Su trabajo es de los mejores de su carrera y eso es mucho decir. Desde luego El último acto es un inestimable broche de oro, por mucho que a sus setenta años aún le quede mucho por hacer. Está en su salsa (quizá más de lo que él quisiera) y se nota que ha vibrado en la piel de Sir Michael Gifford. Es apoteósico verlo y escucharlo recitar a Shakespeare como si lo llevara en su alma, y emular sobre todo al Rey Lear rodeado de soledad, hombre amargado que recupera la vida gracias a la dulce e inteligente Dorottya, cual si ésta fuera un trasunto de su adorable Cordelia. Y qué encantadora resulta la joven actriz debutante Coco König, qué hondura sugiere su personaje, su historia, el porqué de su dedicación a los ancianos.

7/10
Boat Trip

2002 | Boat Trip

Para superar la depresión en la que le ha sumido la ruptura con su novia, Jerry decide aceptar el consejo de su mejor amigo y embarcarse en un crucero por el mediterráneo para solteros. La idea es echar una cana al aire, pero se encuentran conque todos los pasajeros son homosexuales. Disparatada comedia de humor grueso, que supone el debut del cineasta Mort Nathan, procedente de la televisión, y coautor también del guión.

2/10
The Quest: En busca de la ciudad perdida

1996 | The Quest

Christopher Dubois es un trapecista ambulante que lidera una banda de jóvenes huérfanos en Nueva York. Cuando la policía intenta detenerle, decide huir a Oriente, donde es capturado por un pirata que le vende a la isla de Siam. Allí, Dubois aprende un estilo de lucha. Convertido en experto en artes marciales, decide ir a la Ciudad Perdida, donde tiene lugar un campeonato para el que se citan los mejores luchadores del mundo. Debut como director del mismísimo Jean-Claude Van Damme, que por si fuera poco ejerce también como protagonista, y es uno de los autores de la historia en la que se basa el guión. Esto hacía presagiar lo peor, pero a pesar de todo es una cinta entretenida. Es cierto que los personajes son clichés, y que la trama es previsible, sin embargo, incluye brillantes coreografías de combates, y el tono recuerda a las películas clásicas de aventuras. Además, rescata al veterano Roger Moore, en un papel escrito especialmente para él: un viejo bucanero británico.

4/10
Fuego, nieve y dinamita

1990 | Feuer, Eis & Dynamit

Un supermillonario finge su propia muerte para organizar una competición deportiva en la que el ganador se quedará como heredero suyo. Los mejores deportistas del mundo acuden para llevarse el premio. El veterano Roger Moore (El Santo, Octopussy) es el protagonista de esta cinta repleta de cuidadas escenas de acción de montaña. Le acompaña en el reparto Shari Belafonte, uno de los protagonistas de la exitosa serie de television Hotel.

4/10
Atraco a falda armada

1990 | Bullseye!

Resulta complicado adivinar los motivos que impulsaron a Michael Caine y Roger Moore a intervenir en esta farsa. Quizá la explicación haya que buscarla en que el guionista es Leslie Bricusse, letrista de conocidas canciones para el mundo del cine (desde Goldfinger hasta Solo en casa) y amigo personal de Caine desde el Londres de los años 60. También interviene en esta desastrosa película Deborah Moore, hija en la vida real de Moore. La historia da vergüenza ajena: Moore y Caine son dos pillos que se hacen pasar por los gemelos de un científico que ha conseguido una peligrosa fórmula secreta. Escenas como el viaje en tren o la persecución de sus “dobles” en Escocia (de ahí lo de la “falda” del título en español), nos retraen a un cine arcaico y desfasado.

2/10
Panorama para matar

1985 | A View to a Kill

Bond se hace pasar por un millonario, aficionado a las carreras de caballos, para infiltrarse en el entorno de Max Zorin, un rico industrial, sospechoso de vender información a la Unión Soviética. Zorin descubre la verdadera identidad de Bond, y envía a su ayudante May Day, para liquidarle. Pero Bond consigue escapar, y con ayuda de Stacey Sutton, una mujer chantajeada por Zorin, descubre que éste tiene un siniestro plan para inundar Silicon Valley, donde se fabrican una gran cantidad de microchips, para que su empresa acapare el mercado. Decimocuarta entrega oficial de Bond, y última protagonizada por Roger Moore, que llevaba siete films encarnando al personaje y se sentía él mismo demasiado mayor para el personaje. Las escenas de acción son bastante imaginativas, especialmente la persecución en motos en la nieve, o la que tiene lugar en las calles de París, así como el final, en lo alto del Golden Gate.

6/10
A cara descubierta

1984 | The Naked Face

La maldición de la Pantera Rosa

1983 | The Curse of the Pink Panther

La muerte de Peter Sellers no impidió que Blake Edwards intentara prolongar la saga con una trama en que ‘el peor detective del mundo’ es requerido para encontrar al desaparecido inspector Clouseau. Edwards aprovecha diversas imágenes de archivo provenientes de otras entregas de la saga.

3/10
Octopussy

1983 | Octopussy

El agente 007 tiene que sustituir a su compañero 009, asesinado mientras vigilaba a Khan, un príncipe afgano, y a su bella compañera Octopussy, propietaria de un circo. Bond descubre que Khan ha trazado un siniestro plan con un general del ejército soviético. En esta entrega de James Bond, el productor Albert Broccoli quiso introducir elementos de la saga de Indiana Jones, que en aquel momento triunfaba en las carteleras. Por eso, la acción tiene lugar en exóticas localizaciones de la India, y algunas persecuciones, como la del tren, recuerdan a En busca del arca perdida. Aunque el guión está lleno de incoherencias, y esta vez el tono de sensualidad resulta excesivo (¿por qué existe una secta de mujeres que se pasan el día ligeras de ropa?), algunas secuencias generan una gran tensión, como la de Roger Moore, vestido de payaso, intentando desactivar la bomba en el circo.

5/10
Sólo para sus ojos

1981 | For Your Eyes Only

James Bond intenta aclarar el hundimiento de un buque de la Marina británica entre las costas de Grecia y Albania. Decimosegunda entrega del agente 007. Albert 'Cubby' Broccoli produjo un film más realista, tras los numerosos elementos fantásticos y humorísticos de Moonraker. Supuso la opera prima como director de John Glen, hasta entonces montador de la saga, que dirigiría posteriormente más entregas. Los villanos tienen carisma, el romance con Carol Bouquet funciona y las persecuciones son vistosas, por lo que satisfizo a los seguidores de la serie.

5/10
Los locos del Cannonball

1981 | The Cannonball Run

Una gran variedad de personas participa en una increíble carrera que carece de reglas y que consiste en cruzar todo Estados Unidos, de costa a costa. Habrá de todo con tal de ganar el duelo... Alocada y por momentos muy divertida película, que cuenta con un extraordinario reparto coral de actores conocidos y que obtuvo un gran éxito en los años 80. Aquí cada uno y cada una saca su lado más canalla y humorístico (las chicas el pincantillo); sobre todo, claro está, Burt Reynolds.

5/10
Los seductores (1980)

1980 | Les séducteurs

Cuatro relatos independientes. En 'El hogar del inglés', Harry Lindon, típico conquistador mujeriego, trabaja de chófer para un lord inglés. Aprovechando la ausencia de su señor, se hace pasar por el dueño de la casa para llevar allí a una mujer a la que quiere impresionar.  'El método francés' tiene como protagonista a François Querole, un hombre de negocios francés que viaja a Estados Unidos para ultimar un negocio con Mr. Robinson. Pero éste parece más interesado en Christine, la secretaria de Querole, que en la operación comercial. 'Skippy' gira en torno a un paciente de una institución mental que durante un permiso de fin de semana conoce a una atractiva mujer.  Por último, 'La agenda de Armando' narra las desventuras de un hombre que se queda en casa solo, cuando su esposa y sus hijos se van de vacaciones. Decide recuperar su antigua agenda, donde tiene los teléfonos de las chicas con las que salió cuando estaba soltero. La calidad de los diferentes segmentos es irregular. Todas las historias tienen en común que giran en torno al amor, y las relaciones sentimentales.

5/10
Lobos marinos

1980 | The Sea Wolves

La historia sigue la línea de comandos que inició Patos salvajes (1978), y que daría origen a otros filmes similares como Rescate en el Mar del Norte (1979), siempre con Roger Moore pululando por ahí. La película que nos ocupa está basada en una operación secreta que ocurrió realmente durante la II Guerra Mundial en la que un grupo de civiles británicos tuvieron que transformarse en una unidad de elite para eliminar a un barco espía alemán que había estado transmitiendo información primordial para el desarrollo de la guerra desde la colonia portuguesa de Goa, situada en el Océano Índico. Una operación tan secreta que no se conoció hasta que James Leasor publicó un libro sobre el tema en 1978. Rodada en la propia Goa y Nueva Delhi, además del mencionado Moore la película se completa con un reparto de viejas glorias como Gregory Peck, Trevor Howard y David Niven.

5/10
Evasión en Atenea

1979 | Escape to Athena

El cineasta de origen griego George Pan Cosmatos pergeñó esta inverosímil aventura bélica, producida por el hijo de David Niven, que logró convencer a papá para que hiciera uno de los papeles del film. Situada en una isla griega ocupada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, la cosa transcurre en un campo donde los prisioneros son obligados a trabajar en excavaciones arqueológicas, donde el oficial al mando (un Roger Moore al que nadie puede creerse en su papel) se beneficia de las piezas halladas. Como es de imaginar los patriotas de la isla, los prisioneros, y un par de americanos aterrizados de no se sabe dónde, complicarán las cosas a los nazis. Trama sencilla, con mucha acción -destaca una persecución de motocicletas por las callejuelas de un pueblo- y un poquito de humor, no logran ocultar la tosquedad de la función, pese al hermoso marco donde está situada, los esfuerzos musicales de Lalo Schiffrin y un reparto más o menos estelar.

3/10
Moonraker

1979 | Moonraker

Esta vez, James Bond investiga la misteriosa desaparición de la nave espacial Moonraker. En California, Bond interroga a Hugo Drax, el magnate que construyó la nave. Tras seducir a Corinne, una de las empleadas de Drax, ésta revela al agente que su jefe ha robado el aparato, como parte de un misterioso plan. Poco después, Corinne es asesinada y Bond investiga el asunto con ayuda de Holly Goodhead, una agente de la CIA. Ambos son perseguidos por un viejo conocido de Bond, Tiburón, que ahora trabaja para Drax. Bond y Goodhead descubren que Drax está preparando un gas letal, para destruir todo rastro de vida en la Tierra, y convertirse en líder de los únicos supervivientes humanos, que habitarán en una gigantesca estación espacial. Tras el éxito de La guerra de las galaxias, el productor Cubby Broccoli decidió introducir elementos de ciencia ficción en la undécima entrega de la saga de 007. Fue uno de los mayores éxitos de la saga, pues atrajo al público de los grandes blockbusters, aunque los puristas de James Bond se quejaron de que estuviera llena de elementos fantásticos y cómicos. Además de escenarios exóticos, atractivas chicas Bond y una de las mejores bandas sonoras de John Barry, contiene varias de las mejores secuencias de acción de la saga: la lucha por el paracaídas, la pelea en el teleférico, la persecución de lanchas por el Amazonas, la batalla en el espacio...

6/10
Rescate en el Mar del Norte

1979 | North Sea Hijack

En Escocia, un grupo de buceadores deben impedir que unos desalmados terroristas vuelen una plataforma petrolífera. Espectacular cinta de acción del especialista McLaglen, con su actor favorito: Roger Moore. El escritor Jack Davies adapta su propia novela.

6/10
Patos salvajes

1978 | The Wild Geese

Una de las películas de aventuras más exitosas de los 70 que unió por primera vez al director Andrew V. McLaglen con el actor Richard Burton, repitiendo experiencia después en otros títulos como Cerco roto (1978) y Boarding Party (1979). Adaptación de la novela de Daniel Carney, Patos salvajes cuenta cómo cuatro mercenarios son contratados para liberar a un hombre en el continente africano. Sin embargo, serán traicionados por sus jefes y abandonados a su suerte. El momento álgido de la acción ocurría cuando, mientras escapaban en el avión, uno de ellos tenía que matar a su amigo para que éste no fuese capturado y torturado. Su reparto reunió a tres británicos de postín como Richard Burton, Roger Moore y Richard Harris en los papeles estelares. Después se rodarían dos títulos más sobre el tema: Patos salvajes II (1985), donde el comando tenía la misión de rescatar a Rudolf Hess de la prisión de Spandau; y Comando Patos Salvajes (1985), ya sin ningún interés.

8/10
La espía que me amó

1977 | The Spy Who Loved Me

Un submarino de la OTAN y otro soviético desaparecen sin dejar rastro. James Bond es enviado a Egipto para investigar lo ocurrido. Allí formará equipo con Anya Amasova, una agente soviética. Bond y Amasova descubren que el culpable es Karl Stromberg, un magnate del transporte marítimo, que secuestra los submarinos con ayuda de uno de sus enormes barcos de carga. Stromberg pretende usar las bombas nucleares de los submarinos, para aniquilar la vida sobre la superficie terrestre. Pretende que los supervivientes vivan en un reino submarino creado y presidido por él. Décima entrega de James Bond, y primera producida en solitario por Cubby Broccoli, tras su separación de su socio Harry Saltzman. Como el anterior film, El hombre de la pistola de oro, no había sido de los más taquilleros de la serie, Broccoli tardó mucho tiempo en aprobar el guión definitivo, que sufrió varias revisiones, e invirtió en el film 13,5 millones de dólares, todo un récord para la época. La jugada le salió bien a Broccoli, pues el film fue todo un exitazo, por el excelente reparto, y las espectaculares secuencias de acción y suspense.

6/10
Sherlock Holmes en Nueva York

1976 | Sherlock Holmes in New York

El detective Sherlock Holmes persigue en Nueva York a su archienemigo Moriarty, responsable de un atraco a un banco. Además, Moriarty intenta raptar a una bella mujer. Roger Moore encarna al famoso personaje literario de Sir Arthur Conan Doyle, en esta producción televisiva. Aunque Moore es un actor demasiado limitado, y no resulta un Sherlock memorable ni mucho menos, está secundado por un buen reparto, y la trama tiene bastante interés.

5/10
Los ejecutores

1976 | Gli esecutori

Gritar al diablo

1976 | Shout at the Devil

Un toque de suerte

1975 | That Lucky Touch

Comedieta, con toque político y romántico, aunque sin demasiado vuelo y cuya mejor baza es el nutrido reparto de rostros conocidos. Un traficante de armas conoce a una periodista que está investigando para escribir un libro acerca de los tejemanejes ridículos que la OTAN realiza con el armamento durante un conflicto bélico. Entre ambos, él y ella, surgirán por supuesto algo más chispas.

4/10
El hombre de la pistola de oro

1974 | The Man with the Golden Gun

Alguien ha enviado una bala de oro al cuartel general del MI6, con el número 007 grabado en ella. Esto significa que Francisco Scaramanga, un peligroso mercenario, pretende asesinar a James Bond, el agente 007. Bond viaja a Macao y Thailandia, para detener a Scaramanga, que ha robado un aparato capaz de acaparar la energía solar. Se basa en la última novela escrita por Ian Fleming, publicada en 1965, un año después de su muerte. Se trata de una de las peores películas de James Bond, por culpa de la inconsistencia del guión, y porque los personajes son poco creíbles. Al menos, cuenta con un villano de excepción, Christopher Lee, en el papel del elegante y aristocrático Francisco Scaramanga, que es quien consigue salvar parcialmente la función. Curiosamente, Christopher Lee era primo lejano del escritor Ian Fleming, que le había propuesto para encarnar al Dr. No en la primera entrega de la saga. Lee jugaba habitualmente al golf con Ian Fleming. Maud Adams, una de las chicas Bond más populares, interpreta a la ayudante de Scaramanga, y años después sería Octopussy.

4/10
Oro

1974 | Gold

El productor Michael Klinger se sintió atraído por el best seller "Goldmine", escrito por el sudafricano Wilbur Smith, donde se criticaba con dureza la explotación del continente negro por parte de los gobiernos occidentales para extraer de sus tierras el codiciado metal que da origen al título. Para otorgar la espectacularidad buscada se contrató al director Peter R. Hunt, experto en el tema por su cinta de James Bond 007 al servicio secreto de su majestad (1969), uno de los mejores de la serie. Oro se rodó en Blufflesfontein, a 170 kilómetros de Johannesburgo, en dos minas de oro a 5.000 metros de profundidad, con evidente riesgo para todo el equipo. El resultado es bastante atractivo en momentos como la inundación de la mina. Lo que sí es una obra maestra es la banda sonora de Elmer Bernstein, repleta de ritmo y fuerza sinfónica. Incluye tres canciones con letras de Don Black, siendo una de ellas, "Wherever Love Takes Me", interpretada por Maureen McGovern, candidata a la estatuilla.

6/10
Vive y deja morir

1973 | Live and Let Die

James Bond investiga el asesinato de tres agentes británicos, en Nueva York, Nueva Orleáns y una isla del Caribe. El asunto está relacionado con Mr. Big, líder de una banda de narcotraficantes neoyorquinos, que comercia con Kananga, gobernante de la isla de San Monique. Éste tiene a su servicio a una joven con poderes que adivina el futuro. Como Sean Connery había declarado que nunca jamás volvería a interpretar a James Bond, ni por todo el dinero del mundo, los productores Broccoli y Salzman se pusieron manos a la obra para buscar a su sustituto. Como el fichaje de George Lazenby, que interpretó a Bond en 007 al servicio secreto de su majestad, se había saldado con un sonoro fracaso en las taquillas, decidieron contratar a un actor consagrado. Finalmente se decantaron por Roger Moore, que era una gran estrella televisiva por las series El Santo y Los persuasores. El propio Moore pidió que se acentuara hasta el extremo el lado humorístico del personaje, para diferenciarse al máximo de Sean Connery. Su Bond es más irónico, y cínico, como el actor se encarga de demostrar en la escena en la que seduce a una damisela, mediante las cartas de tarot. A diferencia de Lazenby, o de Timothy Dalton, Moore fue aceptado por los sustitutos de la saga como un buen sustituto de Connery, el James Bond por excelencia. Las persecuciones en lancha forman parte de las secuencias de acción más memorables de la saga.

5/10
Los persuasores

1971 | The Persuaders! | Serie TV

Tony Curtis y Roger Moore interpretan respectivamente a un vivdor estadounidense y a otro británico, que acaban formando un equipo para resolver crímenes. La serie es todo un clásico de la televisión británica de los 70.

4/10
El hombre que se apareció a sí mismo

1970 | The Man Who Haunted Himself

Pelham es un hombre casado y con dos niños, ejecutivo de una importante empresa, y de vida más bien cuadriculada. Cuando vuelve a casa en su coche, empieza a conducir como si llevara un deportivo, de modo bastante imprudente. Como resultado, tiene un accidente del que salva la vida por un pelo, pero algo extraño le sucede, y de hecho cuando los médicos le reaniman tras una parada cardíaca hay un momento en que creen detectar el latido de... ¡dos corazones! El caso es que a partir de ese momento, cuando Pelham se reincorpora a su vida normal, empieza a tener noticias de que supuestamente ha hecho cosas que no recuerda: desde acuerdos de negocios nada éticos, hasta acostarse con una mujer. ¿Hay un doble suelto ahí fuera? Inquietante título de suspense protagonizado por el santo y bondiano Roger Moore. Revisita un relato de Anthony Armstrong que Alfred Hitchcock abordó en el episodio El caso del señor Pelham, de su famosa serie televisiva. De hecho se nota que la trama está estirada en exceso, que no da para la hora y media del film. Pero en cualquier caso atrapa el desconcierto del protagonista, en una situación a lo "doctor Jekyll y mister Hyde", y hay momentos muy intensos como el de la confrontación de los Pelham.

5/10
Complot

1969 | Crossplot

Secretaria para un ladrón

1968 | The fiction makers

El santo

1962 | The Saint | Serie TV

Peripecias del misterioso Simon Templar, más conocido como "El Santo", un ladrón de guante blanco, con una increíble habilidad para escabullirse, que combate las injusticias. Esta entretenidísima serie, basada en los relatos de Leslie Charteris, fue todo un hito televisivo de finales de los 60, con el mítico Roger Moore como protagonista.

5/10
Misión en la jungla

1961 | The Sins of Rachel Cade

Típica historia de monjas en un peligroso y exótico lugar de misión. En este caso, la película se basa en la novela de Charles Mercer, en la que una joven misionera llamada Rachel abandona Kansas para ir a ayudar en una misión al Congo. Cuando llega a África entrará a trabajar de enfermera junto al Dr. Bikel. Pero cuando éste muere al poco tiempo de un ataque al corazón, Rachel se verá al frente del difícil trabajo. Se trata de uno de los primeros papeles protagonistas de la bella Angie Dickinson (La jauría humana), la cual sale airosa del reto. Los secundarios cumplen y dirige con estilo Gordon Douglas (Río Conchos).

5/10
El rapto de las sabinas

1961 | Il ratto delle sabine

Rómulo, fundador de Roma, organiza unos juegos en honor al dios Neptuno. Acuden representantes de los pueblos vecinos, como los habitantes de la Sabinia, acompañados por sus mujeres. Subproducto de romanos de bajo presupuesto. Destaca la presencia de Roger Moore y Jean Marais, pero el nivel de las interpretaciones es bastante irregular.

3/10
Gold of the Seven Saints

1961 | Gold of the Seven Saints

Promesa rota

1959 | The Miracle

5/10
Astucias de mujer

1956 | Diane

Siglo XVI. Las tropas del rey Francisco I de Francia prenden al esposo de Diana de Poitiers, pero ella intercederá ante el rey para salvarle la vida. A cambio, deberá dedicarse a la educación del joven hijo del rey, Enrique, que parece vivir sólo para cazar. La atracción está servida. Film romántico, con sus dosis de aventuras y su atractivo entorno histórico. Gran reparto en donde sobresale una hermosa Lana Turner, mientras un veinteañero Roger Moore interpreta al joven príncipe.

4/10
Melodía interrumpida

1955 | Interrupted Melody

Marjorie Lawrence es una joven que deja la granja donde vive con sus padres e inicia una carrera musical triunfando en la Ópera. Pasados unos años le diagnostican poliomelitis y su carrera se ve truncada pero luchará contra su enfermedad para volver a subirse a los escenarios a cantar. Biografía de la operista Marjorie Lawrence donde Eleanor Parker (Con él llegó el escándalo) se puso en la piel de la cantante y por la que recibió una nominación a los Oscar. Le acompaña Glenn Ford y un joven Roger Moore, que alcanzó la fama más tarde por ser uno de los actores que interpretó a James Bond.

5/10
El ladrón del rey

1955 | The King's Thief

Después de la muerte de Cromwell, varios de sus partidarios son atacados por las tropas del canciller del rey, y ven cómo sus bienes son confiscados. El padre de Lady Mary será acusado de alta traición y ejecutado. Ella luchará por devolverle su honor ante la corte. Entretenido film de aventuras con sobresaliente reparto. Aunque hay cierto anquilosamiento en las imágenes, el resultado es correcto. Dirige Robert Z. Leonard, autor de la memorable obra El gran Ziegfeld.

4/10
La última vez que vi París

1954 | The Last Time I Saw Paris

Charlie, escritor de una revista de moda, se casa con Helen y el padre de ella les regala un terreno en Texas. El destino les sonríe y tras descubrir que las tierras dan petróleo, el matrimonio se hace rico. Charlie comienza a malvivir y derrochar el dinero en fiestas, excesos y alcohol, recordando los días felices, cuando vivía en París tras la Segunda Guerra Mundial. La mala vida hace que la relación entre Charlie y Helen se desmorone y se vaya separando, conduciéndoles a un inestable final. Melodrama muy bien dirigido por Richard Brooks (La gata sobre el tejado de zinc, Dulce pájaro de juventud). Destaca las interpretaciones de la pareja protagonista así como la de Donna Reed que hace de Marion, la hermana de Helen. El papel de Elizabeth Taylor fue uno de los más difíciles, complejos e interesantes de toda su carrera; cosa que la crítica valoró.

6/10
El santo

1962 | The Saint | Serie TV

Peripecias del misterioso Simon Templar, más conocido como "El Santo", un ladrón de guante blanco, con una increíble habilidad para escabullirse, que combate las injusticias. Esta entretenidísima serie, basada en los relatos de Leslie Charteris, fue todo un hito televisivo de finales de los 60, con el mítico Roger Moore como protagonista.

5/10

Últimos tráilers y vídeos