Decine21
Los Estados Unidos contra Billie Holiday
6 /10 decine21

Los Estados Unidos contra Billie Holiday

The United States vs. Billie Holiday

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
Oscar
2021
Nominada a 1 premio

Sinopsis oficial

Película sobre la mítica figura de Billie Holiday, una de las más grandes cantantes de jazz de todos los tiempos, y en su tormentosa relación con la fama, la adicción y el amor.

6 /10 decine21

Crítica

Una voz para la historia

Una voz para la historia

Recorrido por los años más traumáticos de Billie Holiday (1915-1959) en su relación con las autoridades de EE.UU. Sus reiterados arrestos por consumo de drogas no fueron más que una cortina de humo sobre el verdadero motivo de la implacable persecución sufrida por Holiday por parte de los agentes federales: impedir que su canción antirracista “Strange Fruit” arraigara en las conciencias de los norteamericanos. Por supuesto, fracasaron, y desde 1978 “Strange Fruit” ocupa un puesto de honor en el Paseo de la Fama de los Premios Grammy.

La película comienza en uno de los garitos más emblemáticos del Harlem jazzístico de la época, el Café Society. En la década de 1940 Billie Holiday era una de las grandes estrellas. Su carismática presencia estaba marcada por una personalidad muy fuerte y una voz absolutamente inconfundible, delicadísima y aguda, de una singularidad que hacía olvidar sus más limitados registros vocales. Su tono siempre sorprendía y se hacía hueco en el alma. El impacto de “Strange Fruit” fue enorme, de un status similar a lo que más tarde vendría a llamarse “canción protesta”: una letra impactante, una melodía original y un tempo lento, solemne, se convertía en la voz de la cantante de Philadelphia en una denuncia brutal de los linchamientos de los negros en el sur del país. La canción era un continuo dedo en la llaga para las autoridades de Estados Unidos, pues sacaba a la luz un tema candente, políticamente incorrecto, que podía soliviantar a los ciudadanos. El agente del FBI Jimmy Fletcher, de raza negra, fue elegido para hacerse pasar por un fan y así llegar hasta Holiday.

Como se ve en su película Precious y en su más comercial El mayordomo, el director Lee Daniels no es ajeno al sufrimiento y a las vivencias de la población negra de su país. Inspirada en hechos reales, Los Estados Unidos contra Billie Holiday es quizá su película más reivindicativa, un ajuste de cuentas con el pasado (¿y presente?) más vergonzoso de su historia. Porque no sólo la cantante sufrió el racismo, claro, sino millones de personas que eran tratadas como ciudadanos de segunda clase. El personaje del agente Fletcher, situado presuntamente en una situación de poder, es un ejemplo significativo de cómo el desprecio y la manipulación llegaban hasta todos los niveles sociales. Otra cosa distinta es que la vida de Holiday fuera ejemplar. Nada de eso. Criada en la pobreza, prostituida de niña, la cantante fue presa toda su vida de su mal carácter y de las malas compañías, y sus relaciones sentimentales siempre fueron turbulentas. Drogadicta y alcohólica, su deterioro físico fue muy prematuro y murió de cirrosis con tan sólo 44 años.

El guión de Suzan-Lori Parks, escrito a partir del libro "Chasing the Scream" de Johann Hari, ofrece un retrato de la protagonista muy cercano a la realidad y las imágenes de Daniels incluyen ese ambiente de sordidez en que se movían tantas veces las gentes que frecuentaban los garitos nocturnos de los artistas de jazz. Desde luego se muestran escenas más crudas y descarnadas (también en la explicitud sexual) que las que vimos en el otro biopic más famoso de Holiday, la notable El ocaso de una estrella, protagonizado en 1972 por Diana Ross.

El resultado es más que correcto, aunque con algunos altibajos de ritmo. Por lo demás, los amantes del jazz se sentirán a gusto con la atmósfera de la época ofrecida por Daniels y por el cuidadoso diseño de producción de Daniel T. Dorrance. También funcionan esas imágenes con grumo, a veces en blanco y negro, como emulando escenas reales extraídas de un documental. Entre los personajes vemos desfilar jazzmen míticos como el saxofonista Lester Young –tan unido a Holiday, a quien él llamaba cariñosamente Lady Day– o el trompetista Louis Armstrong. Pero, al final, como no podía ser menos, lo mejor de la película son seguramente las canciones que salpican el metraje, aquí en las versiones vocales de la debutante actriz protagonista, la cantante Andra Day, todo un descubrimiento.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Últimos tráilers oficiales