Decine21
West Side Story
8 /10 decine21

West Side Story

Premios

Oscar
2022
Ganadora de 1 premio
Nominada a 6 premios
Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
3 4 2 1 0 0

Reparto

Sinopsis oficial

Reinvención del musical original de Broadway, "West Side Story", del ganador del Premio de la Academia Steven Spielberg, cuenta los amores entre jóvenes y las tensiones que se producen entre las bandas rivales de los Jets y los Sharks en las calles de Nueva York en 1957.

8 /10 decine21

Crítica West Side Story (2021)

Todo es bonito en América

Todo es bonito en América

Hace 60 años una película titulada West Side Story hizo historia arrasando en los Oscar con 10 estatuillas, incluyendo el de mejor película. Robert Wise y Jerome Robbins llevaban a las pantallas el musical de Broadway, traslación libre del “Romeo y Julieta” de William Shakespeare al West Side neoyorquino de la época, y lograban un clásico instantáneo. Suena a atrevimiento acometer un remake, aunque quien lo haga se llame Steven Spielberg, y lo primero que hay que decir es que sale airoso del reto, ha logrado una obra perfecta, que sin duda se va a convertir en vehículo eficacísimo para que conozcan esta historia las nuevas generaciones, y para que la rememoren y hagan sus comparaciones, los amantes de la original. Sin duda que Spielberg le tenía ganas al género, y ya en Indiana Jones y el templo maldito hizo una breve incursión en la brillante escena introductoria.

La trama es sencilla. A finales de los 50, dos grupos de jóvenes, los Jets y los Sharks, dirimen su rivalidad en las calles, con continuas peleas. Ambos comparten su condición humilde y sus orígenes, son de familias inmigrantes que se han establecido allí, en busca de una vida mejor. La diferencia estriba en la procedencia geográfica, unos proceden de Europa (polacos, italianos, irlandeses...), los otros son portorriqueños. Tony, que ha estado en la cárcel, intenta no meterse en los líos de los Jets, y está trabajando en la tienda de Doc, que regenta una viuda. Y María acaba de llegar a la ciudad, a la casa de su hermano Bernardo, boxeador que vive con su novia Anita. En un baile donde se supone que se procura la integración juvenil, se produce el flechazo instantáneo de Tony y María, pero Bernardo se muestra ofendido de que el otro se relacione con su hermana. Esquivando la vigilancia policial, Jets y Sharks conciertan una pelea clandestina que adquirirá tintes trágicos, mientras que el creciente amor de Tony y María se ve comprometido.

Estamos ante una obra musical eminentemente romántica, con libreto de Arthur Laurents, música de Leonard Bernstein y letras del recientemente fallecido Stephen Sondheim. Para la versión de 1961 Robbins creó unas coreografías inolvidables. Sabedor de todo esto, Spielberg tiene la inteligencia de exprimir a fondo ese valioso material, sin pretender reinventar la pólvora. Él simplemente –que no es poco–, versiona lo que hay, en el fondo, y viene muy a cuento citar a Shakespeare, lo que se ha hecho siempre con el teatro, se toma la obra escrita y se concibe un modo de representarla, poniendo el acento en esto o aquello, e intentando ser fiel al original; si se traiciona el espíritu con que fue escrito, se ofrece otra cosa, muy probablemente peor, sobre todo si se partía de una obra genial.

Así que podríamos decir que el guionista Tony Kushner, el responsable de la fotografía Janusz Kaminski, los montadores Michael Kahn y Sarah Broshar, el director artístico Adam Stockhausen, el coreógrafo Justin Peck, y por supuesto, Spielberg, se han dedicado con agradecible humildad a pulir la obra, sacándole brillo y esplendor, sin buscar la “originalidad”, en el peor sentido de la palabra. Es como si se hubieran dicho, “concentremos todas nuestras fuerzas en mejorar lo que hay”, y “no nos equivoquemos echándolo todo a perder”.

Y de esta manera la cosa funciona, a la vez que se pone en valor la vigencia y universalidad de lo que se contó antaño. Tenemos un West Side de la misma época, pero más realista, no parece nunca que se ruede en estudio, con una zona que casi es una escombrera, los primeros planos recuerdan a los restos de las Torres Gemelas tras el ataque terrorista del 11-S. Y una de las coreografías de Peck en los tejados casi da miedo, los bailarines deben ejecutar su danza en lo que parecen frágiles y peligrosos andamios. Visualmente, tenemos planos de gran belleza, con espléndidos juegos de sombras. Y aumenta el número de personas que bailan, en un “más difícil todavía”.

Tenemos del reparto original a Rita Moreno, Anita, que cambia de papel, y para ello se le ha dado más espacio al personaje de antaño Doc, ahora ella es su viuda. Esto y algunos ligeros cambios en María –especialmente joven la recién llegada Rachel Zegler, casi parece una adolescente como era el caso de Olivia Hussey en el Romeo y Julieta de Zeffirelli– y compañeras, permite mostrar mujeres más fuertes, pero sin exagerar, porque ya en el texto original, ellas hacían y deshacían, con gran personalidad. También se le ha dado un aspecto más masculino a la chica que quiere ser reconocida como un chico de los Jet.

En el fondo todo son matices, poner el acento en algo sin pasarse de frenada. Que lo añejo parezca nuevo. Así que se da más protagonismo a Puerto Rico y la cuestión social, pero sin convertir aquello en un mitin político. O lo que puede ser la presión policial, o la actuación en pandilla contra una joven. Pero realmente lo más potente son los conflictos entre las personas que conducen a la tragedia, el odio que todo lo mata, incluso el amor más hermoso, y la importancia del perdón y la capacidad de convivir juntos, temas maravillosamente sugeridos en el relato.

David Newman arregla, pasando lo más inadvertido posible, la música de Bernstein. Algunos números musicales se han cambiado de orden o escenario, por ejemplo el taller de costura de “I Feel Pretty” pasa a ser un gran almacén de ropa donde María y Anita limpian. En este caso todos los actores cantan y lo hacen muy bien. Las interpretaciones son de gran nivel, y no se trata aquí de entrar al juego de las comparaciones entre actores, sobre todo si hablamos de leyendas como Natalie Wood. Ha habido un riguroso proceso de casting para actores cantarines desconocidos en su mayoría, el rostro que más suena es el Ansel Elgort, que ya había estado en una suerte de inclasificable musical, Baby Driver.

Últimos comentarios de los lectores

Miguel Gil - Hace 4 meses

Maravilloso drama romántico musical (segunda de version del musical de Broadway con libreto de Arthur Laurents, musica de Elmer Bernstein y letras de Stephen Sondheim tras la maravilla de Robert Wise de 1961). Gran dirección, excelente guion y soberbias interpretaciones. Nominada a 4 Globos de Or. Muy, muy recomendable.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Estrenos Películas

Últimos tráilers oficiales