IMG-LOGO

Biografía

Alec Guinness

Alec Guinness

86 años ()

Alec Guinness

Nació el 02 de Abril de 1914 en Marylebone, Londres, Reino Unido
Falleció el 05 de Agosto de 2000 en Midhurst, Sussex, Inglaterra, Reino Unido

Premios: 2 Oscar (más 2 premios)

Distinción británica

01 Septiembre 2000

El 5 de agosto de 2000, a la edad de 86 años, falleció en el Hospital King Edward VII de Midhust, Inglaterra, una de las figuras más emblemáticas del cine británico. 

Nos deja no solo una amplia filmografía, sino una interesante vida, cuajada de anécdotas, por la que vemos desfilar gran cantidad de interesantes personajes, entre los que cabe señalar: Graham Greene, Ernest Hemingway, Evelyn Waugh, Grace Kelly, James Dean...

Para una reciente generación de espectadores Alec Guinness, será recordado por su papel como Obi-Wan-Kenobi, el maestro Jedi de Star Wars, que enseñaba los caminos de la fuerza a un imberbe Luke Skywalker, y se enfrentaba a un terrible Darth Vader, en una secuencia que ya forma parte de la mitología  moderna del siglo XX.  Sin embargo, para los más avezados, Alec Guinness es y será uno de esos actores camaleónicos capaces de adaptarse con convicción  y enorme ductilidad a cualquier personaje y papel, fuera cual fuera su raza, edad e incluso sexo. Quizá por ello la prensa especializada se ha referido a él como el “hombre sin rostro” o “el hombre de las mil caras.

Alec Guinness nació en Marylebone, Londres, el dos de abril de 1914. Su infancia no fue fácil. Como él mismo señala en sus Memorias, en su certificado de nacimiento “el lugar destinado a mi padre ocupaba un intrigante y especulativo silencio”. Sus primeros años transcurrieron con su madre y su padrastro, siendo su hogar las diferentes pensiones por las que pasaban, y tras las cuales solían quedar diferentes facturas y cuentas sin pagar. Guinness, estudió en varios colegios. Su tiempo lo distribuía entre el estudio y la  asistencia a diversas representaciones teatrales. A la edad de 16 años muestra ya  su firme voluntad de llegar a convertirse en actor. Alec alternó la formación como actor teatral, con su trabajo en una agencia de publicidad. Su consagración en la escena llega al incorporarse a la compañía  Old Vic, bajo la tutela de ese gran astro del teatro inglés que fue Sir John Gielgud.

Su vida personal se asentaría al contraer matrimonio con Merula de la que tuvo un hijo. Tras un proceso de maduración personal, no exento de dudas y altibajos, Guinness abrazó la fe católica, a la que pertenecería con entera convicción hasta su muerte.

El paso al mundo del cine llegó en  1946 con Cadenas rotas de David Lean, director con el que comenzaría una estrecha colaboración profesional que se materializaría en diferentes películas, todas ellas consideradas hoy auténticos clásicos: Oliver Twist (1948), El puente sobre el río Kwai (1957), donde su interpretación del coronel Nicholson, que dirige a un grupo de prisioneros ingleses en la construcción de un puente, bajo la atónita mirada de sus guardianes japoneses le reportaría un Oscar en la categoría de mejor actor, Lawrence de Arabia (1962), Doctor Zhivago (1965) y Pasaje a la India (1983).

De su amplísima cinematografía destacamos algunos de los títulos más significativos: Ocho sentencias de muerte (1949), película en la que llegaría a dar vida hasta a ocho personajes diferentes, El quinteto de la muerte (1955) una muestra de humor negro británico, El Cisne (1957) donde trabajó con su amiga Grace Kelly, Nuestro Hombre en La Habana (1959) adaptación de una de las novelas más populares de Graham Greene, Whisky y Gloria (1960), Cromwell (1970), Hermano Sol, Hermana Luna. (1971), Un cadáver a los postres (1976)...

De entre sus trabajos para la televisión es obligado mencionar su colaboración en la serie Calderero, soldado, sastre, espía. Sólo él podía dar vida a Smiley, el eficiente y desencantado agente de los servicios secretos británicos, vencido en el terreno del amor y atormentado por las compulsivas infidelidades de su mujer Ann. Creado por John Le Carré, en las antípodas de su “glamouroso” colega James Bond, Guinness recogía con gran acierto las diferentes complejidades del carácter del personaje.

Su trabajo fue objeto de diversos reconocimientos y premios, y así el 10 de febrero de 1959 fue investido caballero por la reina  de Inglaterra Isabel II. En 1980 la Academia le otorgaba el Oscar por que premiaba toda una vida dedicada al cine.

Oscar
1980

Ganador de 1 premio

  • Oscar honorífico
Oscar
1958

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

  • Oso de Oro honorífico
Filmografía
Eskimo Day

1996 | Eskimo Day

Comedia de tintes dramáticos en torno a padres, hijos y profesores, el día en que deben hacer las entrevistas para su admisión en la Universidad de Cambridge. La trama se basa en los intercambios entre unos y otros personajes, lo que da pie a situaciones patéticas, pero también a momentos muy divertidos. Cine británico de calidad, en el reparto destaca Alec Guinness.

5/10
Kafka

1991 | Kafka

Kafka (Jeremy Irons) trabaja como empleado en una compañía de seguros. Sus ratos libres los dedica a desarrollar sus cualidades como escritor. Un día su amigo y compañero de empresa Edouard Raban aparece muerto, aparentemente ahogado. Empezará a sospechar que algo extraño sucede cuando entra en contacto con un grupo de anarquistas. El film que se comenta no es una biografía del célebre novelista checo Franz Kafka, aunque abunden pequeños detalles reales de su vida, o se ofrezcan posibles explicaciones a los argumentos de algunas de sus historias. El guión de Lem Dobbs toma al personaje del escritor y lo sumerge en una historia kafkiana completamente ficticia, pero que sirve para desarrollar algunas de sus ideas. El protagonista vive en un mundo absurdo, en el que nada parece tener lógica. En su empresa hay un jefecillo que toma nota de las faltas con precisión y saña ridículas. Dos torpes empleados parecen un trasunto de los gemelos Hernández y Fernández de las aventuras de Tintín. Un inspector de policía nunca averigua la verdad. Un asesino loco deambula con una risa histérica. Y un doctor paranoico experimenta con humanos para conseguir no se sabe qué. El final de la película confirma plenamente el deprimente pesimismo kafkiano. Soderbergh recurre a una estética expresionista acorde con Kafka. La fotografía busca a veces angulaciones extrañas, aunque nunca forzadas, que dan una visión deformada de la realidad, la visión propia de todos los hombres según Kafka. El ‘look’ visual del film es espléndido, tanto cuando la acción transcurre en blenco y negro por el maravilloso marco de la ciudad de Praga, como cuando se traslada en color al interior del castillo. Además se refuerza con la inspirada música de Cliff Martinez, compositor habitual del director. Los actores están muy bien, tanto Jeremy Irons, como los numerosos secundarios, algunos de lujo como Alec Guinness, Armin Müller‑Stahl o Iam Holm. A pesar de las cautivadoras imágenes, que transmiten el aire inquietante que se pretende, y del posible atractivo de Kafka, hay que reconocer que el film es algo pesado, que la acción transcurre con lentitud. Y habiendo dado a la trama argumental un formato de thriller esto podía y debía haberse evitado.

6/10
Un puñado de polvo

1988 | A Handful of Dust

Buena adaptación de la novela homónima de Evelyn Waugh, autor que Charles Sturridge abordó de modo magistral en la serie televisiva Retorno a Brideshead (1981). Como en muchas obras de Waugh, estamos ante una trama ligera, que sirve para poner en solfa a las clases altas británicas de los años 20 del siglo XX, adineradas y aburridas, con estrechísimas horizontes vitales. El film sigue los pasos de lady Brenda, aburrida de su matrimonio, y que se busca un amante, John, con el que “alegrar” un poco su inane vida. Con gran sentido satírico, la amargura hace mella entre las bromas, pues básicamente vemos seres humanos que vagan sin rumbo. Kristin Scott Thomas hace una estupenda interpretación de la mujer protagonista.

6/10
La pequeña Dorrit

1988 | Little Dorrit

Extensísima producción cinematográfica de seis horas de duración, que adapta la novela homónima de Charles Dickens. Se trata de una cuidadísima producción británica que tuvo dos nominaciones al Oscar, una para Alec Guinness como el mejor actor secundario y otra para Christine Edzard por el guión adaptado. Narra la historia de Arthur Clement, que regresa a Londres tras muchos años en el extranjero. En la ciudad se involucra en los problemas de la costurera de su madre, Amy Dorritt, y también encuentra una nueva posibilidad de negocio. Sin embargo, las cosas no le van tan bien como se presuponía. La historia está vista a través de los ojos de la pequeña Dorritt.

6/10
Pasaje a la India

1984 | A Passage to India

Adaptación de la novela homónima de E.M. Foster, cuenta el viaje iniciático de una joven inglesa a la India, para encontrarse con su prometido. La extraña fascinación que provoca el lugar influirá en todos los personajes británicos. David Lean dirige este drama que obtuvo 11 nominaciones a los Oscar, ni más ni menos, entre ellos a la mejor película. Maurice Jarre (El hombre que pudo reinar, Jesús de Nazaret, Único testigo, La escalera de Jacob, Ghost), consiguió el Oscar a la mejor música y Peggy Ashcroft (Historia de una monja) el correspondiente a la mejor actriz.

7/10
El retorno del Jedi

1983 | Star Wars: Episode VI. The Return of the Jedi

El Imperio ha emprendido la construcción de un arma letal, una segunda estrella de la muerte más poderosa que la primera. La Alianza Rebelde planea lanzar un ataque sorpresa, mientras Luke Skywalker y la princesa Leia tratan de rescatar a su amigo Han Solo. El capítulo final de la trilogía galáctica original de George Lucas guarda pocas sorpresas, y el guión resuelve las tramas con soluciones fáciles. Además, los ewoks no gustaron demasiado, pese a que simbolizan la fuerza de voluntad y la imaginación. Pero el montaje es ágil, los efectos especiales mejoran incluso el nivel de las predecesoras, y las secuencias de acción resultan bastante espectaculares.

7/10
Loco de amor

1983 | Lovesick

Comedia romántica con toques fantásticos muy a la americana. La historia nara cómo un psiquiatra se hace cargo de una serie de pacientes de un compañero fallecido. Hay muchos casos, unos más complicados que otros, como el de una joven que desea estrenar una obra de teatro. El doctor se enamorará perdidamente de ella y recibirá la visita de nada menos que del fantasma de Sigmund Freud (grande Alec Guinness), el cual le guiará en el modo de actuar. El resultado, pese a ser algo original, no pasa de discreto y ha enmohecido con el paso del tiempo, tanto en temática como en puesta en escena. Cuenta eso sí con un gran reparto, muy variado, con jugosos papeles secundarios.

4/10
La gente de Smiley

1982 | Smiley's People | Serie TV

Exitosa serie televisiva de seis episodios, de una hora de duración cada uno, coescrita por uno de los maestros del género de espionaje, John le Carré. Como es costumbre en las obras de este autor, se presta mucha atención a la historia y a los caracteres y menos a la pura acción. El autor concibió la historia tras el éxito en 1979 de Calderero, sastre, soldado, espía, y para su protagonismo tuvo en mente de nuevo al gran Alec Guinness. La trama en este caso se centra en la rivalidad entre el astuto agente británico George Smiley y su antagonista Karla, que opera al otro lado del por entonces existente telón de acero. Gran factura visual, excelentes interpretaciones y cuidado guión son las cualidades del conjunto.

7/10
Rescaten el Titanic

1980 | Raise the Titanic

Pintoresca mirada al más famoso hundimiento de un barco de todos los tiempos, el malhadado Titanic. En efecto, el film aventura la idea de que la nave transportaba un raro mineral, necesario para construir un arma antimisiles. De modo que los soviéticos ambicionan el mineral, al tiempo que una expedición americana está tratando de sacar a flote el Titanic. Adaptación de una novela de Clive Cussler, lo cierto es que la premisa del film resulta bastante difícil de aceptar. Se trata de una excusa como otra cualquiera para pintar las tensiones de la guerra fría. En el reparto hay veteranos de la categoría de Jason Robards y Alec Guinness. Es célebre la anécdota de que se construyó una costosa maqueta del Titanic, con la poca puntería de que no cabía en el tanque de agua previsto para la filmación: total que el presupuesto se disparó, al tener que construir un tanque mayor.

4/10
El pequeño lord

1980 | Little Lord Fauntleroy

Cuidada adaptación de la novela de Frances Hodgson Burnett, cuenta la relación entre un cascarrabias lord inglés y su nieto americano, al que llama un poco a regañadientes viendo que se hace mayor y que el chaval su único heredero. El caso es que el anciano verá derretirse su gélido corazón con el chico, justo cuando aparece otro supuesto candidato a lord, el hijo de su hijo mayor. Si Rick Schroder hizo derramar lágrimas en Campeón, aquí hace lo propio muy bien arropado por Alec Guinness como su abuelo. Una película que hará las delicias de toda la familia.

6/10
El imperio contraataca

1980 | Star Wars: Episode V. The Empire Strikes Back

Tres años después de arrasar en las carteleras con La guerra de las galaxias, la película más influyente en Hollywood de las últimas décadas, George Lucas dispuso de un presupuesto holgado, que le permitió unos efectos especiales más creíbles. Saturado por las labores de producción, el cineasta delegó la realización en el artesano Irvin Kershner (Los ojos de Laura Marsh) y tuvo la suerte de contar con dos guionistas de excepción, la novelista Lee Brackett, autora de películas como Río Bravo, y Lawrence Kasdan, uno de los grandes escritores y directores estadonidenses de los últimos años. Tras la destrucción de la Estrella de la Muerte, Han Solo, la princesa Leia, Luke Skywalker y el resto de la Alianza Rebelde se han refugiado en el desértico planeta helado de Tattooine, donde no parece haber vida. Pero las tropas imperiales, bajo el mando de Darth Vader emprenden una búsqueda incansable, y barren la galaxia mediante sondas imperiales. Aunque Han Solo logra destruir una, es demasiado tarde, y transmite señales que alertan de la posición de las tropas rebeldes. Emprenden una rápida evacuación, pero antes deben frenar a los gigantescos vehículos de asalto del Imperio. Se dice que segundas partes nunca fueron buenas, pero ésta es una de las excepciones a la regla, habiendo resistido mejor el paso del tiempo que la película original. Además, aumenta la intensidad dramática porque desarrolla por completo a los personajes. Han Solo se hace menos cínico por amor, y Luke Skywalker pasa de ser un joven granjero ingenuo a un maestro Jedi por su entrenamiento con Yoda.

7/10
Calderero, sastre, soldado, espía

1979 | Tinker, Tailor, Soldier, Spy | Serie TV

Exitosa miniserie británica de espionaje, de siete episodios y un total de casi seis horas de duración, protagonizada por el agente George Smiley, creación literaria del escritor John le Carré. La trama se centra en las investigaciones del meticuloso y frío George Smiley, quien pretende desenmascarar la existencia de un topo en el interior de la cúpula de los servicios secretos británicos. Todo un entramado de intereses e intricados hilos tendrá que desenredar el protagonista, interpretado magistralmente por Alec Guinness.

6/10
La guerra de las galaxias

1977 | Star Wars

Hace mucho, mucho tiempo, en los 70, en la relativamente lejana galaxia de Hollywood, George Lucas revolucionó el cine con la saga de La guerra de las galaxias, responsable directa de que la mayor parte de películas actuales de Hollywood se dirijan hacia un público cada vez más joven. Contra todo pronóstico, y a pesar de que Lucas tuvo grandes problemas para encontrar financiación para su película, se convirtió en un gran éxito. Por eso, el cineasta aseguró a los cuatro vientos que tenía pensado que la película fuera el capítulo cuarto de una extensa saga. El tiránico Imperio domina la galaxia, a pesar de la resistencia de la Alianza Rebelde. Antes de ser capturada, la princesa Leia esconde los planos del arma principal del Imperio, la Estrella de la Muerte, en un droide que irá a parar a las manos de Luke Skywalker. Éste intentará salvar a la princesa, con ayuda del jedi Obi-Wan-Kenobi y el contrabandista Han Solo. Aunque la estética se ha quedado bastante desfasada, continúa funcionando porque recupera el espíritu de las viejas películas de aventuras, y el argumento mezcla tópicos del género, con otros sacados del cine negro, el western y las películas de aviación. Aunque hoy en día los efectos especiales parecerán ingenuos, tienen el valor de estar hechos sin recurrir al ordenador, y en su momento fueron un hito. Además, Lucas fundó con los técnicos que había reunido la empresa ILM, que hoy en día siguen siendo los números uno en su campo. El reparto combina ilustres veteranos, como Alec Guinness y Peter Cushing, con jóvenes simpáticos, como el entonces desconocido Harrison Ford y los malogrados Mark Hamill y Carrie Fisher. La filosofía de la fuerza, aún siendo algo simplona, es bastante positiva y parte de principios religiosos.

7/10
Un cadáver a los postres

1976 | Murder By Death

Los más reputados detectives del mundo son invitados a la mansión del millonario Lionel Twain. En la cena les reta a resolver un crimen que se va a cometer. Quien descubra el misterio recibirá una recompensa en metálico. Despiporrante parodia del cine de misterio, con un soberbio guión del dramaturgo Neil Simon. Los gags son continuos, inteligentes, y el elenco de actores es verdaderamente formidable, con destacados intérpretes británicos y algunos estadounidenses, como es el caso del escritor Truman Capote, que aquí encarna al anfitrión, en la que fue su aparición en el cine más importante. Entre los demás destacan quizá Alec Guinness y Peter Sellers.

7/10
Hitler: los últimos diez días

1973 | Hitler: The Last Ten Days

Los últimos días de Adolf Hitler en el búnker de Berlín, antes de suicidarse con su amante y fugaz esposa Eva Braun. El film se basa en las memorias de un testigo directo de gran parte de los hechos, el oficial alemán Gerhardt Boldt -estos recuerdos también servirían como una de las fuentes de El hundimiento-, y en su mayor parte es fidelísimo a lo acontecido. Quizá el mayor reproche en tomarse libertades está en el desengaño final de Eva Braun, que le lleva a acelerar su suicidio, sin base real alguna.La película empieza con imágenes en blanco y negro, algunas documentales, otras no, que anticipan el original recurso de que lo acontecido dentro del búnker se mostrará en color, mientras que el mundo exterior que Hitler parece empeñarse en ignorar aparece en blanco y negro. Es cierto que a veces este modo de hacer es algo artificial, y hasta rompe el ritmo, pero permite contrastar entre las quimeras del canciller alemán y la dura realidad. A lo largo del metraje Ennio De Concini logra captar esa sensación de “la orquesta sigue tocando, mientras el Titanic se hunde”, al mostrar al Estado Mayor del Führer consciente de la obcecación y ceguera estratégica de su líder, pero incapaces por un miedo reverencial de contrariarle, temerosos como chiquillos ante el matón de la pandilla que siempre ha despertado en ellos fe ciego. En tal sentido la composición de Alec Guinness como Hitler es sobresaliente, muy matizada, absolutamente a la altura de la entregada años después por Bruno Ganz en El hundimiento. Y abundan los detalles históricos de la crueldad del hombre fuerte de Berlín, como sus órdenes de inundar el metro para impedir el avance ruso, a costa de las vidas de muchos de los alemanes que se refugiaban allí.

6/10
Hermano sol, hermana luna

1972 | Fratello sole, sorella luna

La vida de San Franciso de Asís, vista por el director de Jesús de Nazaret. Franco Zeffirelli aborda este biopic con gran sensibilidad (aunque otros, los envidiosos, le llamarían ‘empalagoso’). Muy intenso se revela el momento en el que Francisco, hasta entonces un joven frívolo, arroja por la ventana sus pertenencias, ante el estupor de su padre. El reparto, casi todo desconocido, es estupendo. Entre los que sí suenan, brilla Alec Guinness, dando vida al papa Inocencio III.

6/10
Muchas gracias, Mr. Scrooge

1970 | Scrooge

Ebenezer Scrooge es un tipo tacaño y solitario que odia la Navidad. Una noche se aparecen tres espectros: el Fantasma de las Navidades pasadas, el de las presentes y el de las futuras, que ponen antes sus ojos un panorama nada halagüeño. Versión musical del inolvidable Cuento de Navidad, de Charles Dickens, protagonizado por el actor británico Albert Finney, que retoma un personaje que ha sido interpretado por grandes actores como Michael Caine.

5/10
Cromwell

1970 | Cromwell

Narración de los enfrentamientos entre el rey Carlos I de Inglaterra (Alec Guinness) y el parlamentario golpista Oliver Cromwell (Richard Harris) durante la guerra civil inglesa durante el siglo XVII. Aunque no tenga una factura visual extraordinaria, el film de Ken Hughes (Chitty Chitty, Bang Bang) es de una indiscutible exquisitez, y ganó merecidamente el Oso de Oro en Berlín.

6/10
Los comediantes

1967 | The Comedians

Adaptación de la novela de Graham Greene, a cargo del propio novelista. Describe una intriga política de corrupción en el Haití de Papa Doc Duvalier, en la que está implicada toda una fauna humana. Grandísimo reparto.

6/10
Hotel Paradiso

1966 | Hotel Paradiso

Feydeau es un autor de teatro que sufre de bloqueo creativo. Pero le bastará abrir los ojos en el París de comienzos del siglo XX, y encontrará inspiración en las clases pudientes con sus problemas amorosos y su increíble indolencia. Sobre todo cuando se organiza un gran enredo en el Hotel Paradiso del título. Divertida comedia basada en una obra teatral francesa, que Peter Glenville maneja con habilidad. En el espíritu del vodevil galo, exprime a un reparto que se siente muy a gusto, donde destaca el siempre genial Alec Guinness.

6/10
Conspiración en Berlín

1966 | The Quiller Memorandum

El espía Quiller se infiltra en una organización neonazi, para obtener pruebas contra su líder. Grandes actores en un thriller que narra el resurgimiento de grupos radicales en Europa.

4/10
Situación desesperada, pero menos

1965 | Situation Hopeless... But Not Serious

Durante la Segunda Guerra Mundial, dos soldados norteamericanos saltan en paracaídas aterrizando en un pequeño pueblo alemán. Allí, uno de los soldados alemanes los acoge en su refugio anti bombas y los mantiene prisioneros. Pero el tiempo pasa y ellos continúan allí incluso después de que haya terminado la guerra. Comedia de Gottfried Reinhardt (Tres amores), en donde destaca el elenco compuesto por Alec Guinness, Mike Connors y Robert Redford.

4/10
Doctor Zhivago

1965 | Doctor Zhivago

Megahistoria de amor romántico bajo el manto de la revolución soviética. El médico poeta Yuri Zhivago se casa con Tonia, pero conoce a una muchacha llamada Lara Antipova. Ésta se encuentra esclavizada económicamente por un tal Komarovsky, de principios poco éticos. Mientras, la revolución comunista triunfa en Rusia. Pasan los años... Impresionante e inolvidable epopeya de David Lean, parte de ella rodada en Soria. Algunos pasajes son estremecedores, como la llegada de Zhivago medio muerto y el hallazgo de la llave, los lobos en la dacha de Varykino, el impactante final... Reparto estelar en el que sobresale Julie Christie y el inconmensurable Alec Guinness. Guión de altura firmado por Robert Bolt y música para el recuerdo de Maurice Jarre. Grandeza clásica con cinco Oscar.

8/10
La caída del imperio romano

1964 | The Fall of the Roman Empire

Narra el comienzo de la decadencia del poderoso imperio romano, que caería definitivamente en el siglo V. Nos cuenta los enfrentamientos entre las legiones romanos y los invasores bárbaros, cada vez más numerosos. La parte oriental del imperio representada por Bizancio, empieza a rebelarse, y quedaría como un vestigio del gran imperio hasta el siglo XV, en que es conquistada por los turcos. Al mismo tiempo, se suceden las intrigas y las conspiraciones por hacerse con el poder de un débil y corrupto senado. Una gran producción característica de Samuel Bronston, rodada en España. Cuenta con un brillante reparto, encabezado por Sophia Loren, que realiza una interpretación notable. El director, Anthony Mann, un experto narrador, combina la espectacularidad de las imágenes, con una historia trágica y un ambiente envolvente. Una película atractiva, indispensable para los grandes aficionados al cine histórico.

5/10
Lawrence de Arabia

1962 | Lawrence of Arabia

“Exceptuando una brevísima introducción sólo hemos tratado sobre los dos años que pasó en el desierto… De hecho, fueron toda su vida. Espero que hayamos creado a un héroe excepcional”. Así se expresaba Sir David Lean al hablar de la mítica figura de Thomas Edward Lawrence, el joven oficial del Imperio Británico que en la Primera Guerra Mundial lideró la lucha de las tribus árabes contra los turcos. La película se centra en sus diversas relaciones con varios jefes árabes (el príncipe Feisal, Sherif Ali, Auda abi Tayi) y en las conquistas de las ciudades de Aqaba y Damasco. Ya en la introducción de que habla Lean, cuando aún Lawrence no ha recibido su misión, se revela su indomable carácter: Lawrence apaga una cerilla con los dedos con asombrosa tranquilidad, y, al imitarle, un compañero se queja: “¡maldita sea, cómo duele!”. Lawrence sonríe y le dice: “¡Por supuesto que duele!… El truco está en no pensar que duele”. Así retrata el director inglés a su protagonista, un tipo extraño que hacía gala de una desmedida ambición y una temeraria seguridad en sí mismo para llevar a cabo cualquier empresa. La película es el resultado de la primera colaboración entre el guionista Robert Bolt (Doctor Zhivago, La Misión) y el realizador David Lean. Bolt escribió su aventura en el desierto a partir de las memorias que el propio Lawrence narró en su libro “Los siete pilares de la sabiduría”, pero dibujó el carácter del héroe según él mismo lo concebió. Al metódico Lean tocó sacar lustre al extensísimo guión. Experto en contar historias íntimistas y en dotar a sus personajes de una enorme riqueza interior, el director de Breve encuentro hizo algo que parecía imposible: trazar con profunda meticulosidad los caracteres de los personajes y conseguir a la vez una epopeya grandiosa de las hazañas de Lawrence y de la campaña británica en Oriente Medio. La factura visual de la película es inolvidable. Es famosa la elipsis inicial en la que Lean parte del fuego de un fósforo en una habitación de El Cairo para trasladarnos al rojo sol del desierto. Las imágenes que siguen son de una belleza estremecedora, una sucesión de planos panorámicos inigualables donde vemos dos figuritas que avanzan parsimoniosas por un inmenso mar de arena. El desierto se convierte así en el eje de la película, con su hechizo, pureza –“prefiero el desierto porque es limpio”, dice Lawrence–, su inmensidad y su carácter indómito. Para interpretar al protagonista David Lean había pensado en Albert Finney, pero fue Katharine Hepburn quien aconsejó al productor Sam Spiegel que contrataran a Peter O'Toole, un actor shakespeariano de 27 años sin apenas experiencia en cine. La caracterización de O'Toole es insuperable. Su mirada azul de alimaña despreciativa dota al personaje de una ambigüedad psicológica que permanece en la memoria de todos. Nunca sabemos a ciencia cierta cómo es realmente Lawrence, y ahí está su magia. O'Toole se convertiría en estrella de modo fulgurante y seguiría fomentando ese mismo perfil enigmático en otras películas como Lord Jim o Becket. El resto del reparto es igualmente soberbio. A este respecto dijo David Lean: “En una ocasión el difunto Álex Korda me dijo: ‘Si consigues una buena historia y dos buenos personajes tienes la mitad del trabajo hecho. Si consigues tres buenos personajes tienes mucha suerte. Si consigues cuatro puedes ponerte de rodillas’. Y nosotros teníamos mucho más de cuatro”. La película logró 7 Oscar.

9/10
Motín en el Defiant

1962 | H.M.S. Defiant

1797. Inglaterra está en guerra con los franceses. El capitán Crawford se hace a la mar, al mando del Defiant, con una misión de guerra. A bordo lleva a su hijo, al que advierte que tratarán como a un miembro de la tripulación más. Pero Scott-Padget, el segundo oficial es un hombre cruel, sin escrúpulos, que maltrata a la tripulación, incluido al hijo del capitán, lo que generará dramáticas consecuencias. El mismo año de Rebelión a bordo (1962), de MGM, Columbia Pictures contraatacó con esta cinta, de similar argumento, también basada en hechos reales. Los actores son de primera, y Lewis Gilbert (Moonraker) logra una gran tensión en su descripción del enfrentamiento entre el capitán y el primer oficial.

6/10
A Majority of One

1961 | A Majority of One

Una comedia de romance otoñal, basada en una alabada obra teatral de Leonard Spigelgass que él mismo se encargó de escribir para el cine. Lo mejor es la elección de su reparto, con Rosalind Russell como una judía de Brooklyn y Alec Guinness en el papel de un japonés (cuando precisamente cuatro años antes había sido torturado por ellos en El puente sobre el río Kwai). La viuda Jacoby pasa su tiempo en Nueva York sin muchos alicientes, así que decide ir a visitar a su hija que está en Tokio, casada con un diplomático americano. Allí descubrirá los encantos de la cultura oriental gracias a su amistad con el empresario viudo Asano. El film consiguió una candidatura al Oscar para la fotografía en color de Harry Stradling Sr.

5/10
Whisky y gloria

1960 | Tunes of Glory

Apasionante película de ambiente castrense, describe el choque de caracteres entre dos oficiales escoceses del ejército británico. Por un lado está el carismático Sinclair, convencido, como sus hombres, de que va a ser promovido a comandante; por otro está el gris Barrow, que siempre ha estado en puestos de oficina, un desconocido que al final va a ser quien obtenga el ansiado puesto. No le será fácil a Barrow ganarse a Sinclair ni a sus hombres. Ronald Neame firma un gran film, adaptación de la novela de James Kennaway a cargo del mismo autor; precisamente el libreto fue candidato al Oscar. Alec Guinness y John Mills –este último premiado en Venecia– insuflan todo su carisma a sus personajes, de modo que a pesar de que toda la acción transcurre en las instalaciones militares, se sigue con enorme interés. En el film se reconoce a Susannah York, que debutaba en las pantallas.

7/10
Nuestro hombre en La Habana

1959 | Our Man in Havana

Jim Wormold es un inglés que vende aspiradoras en La Habana. Para mantener a su hija, se hace espía e inventa sus informes. El director de El tercer hombre adapta otra novela de Graham Greene. La película, crítica inteligente a la guerra fría, es despipoparrante, con un Alec Guinness que maneja con gracia su flema británica, muy pragmática.

6/10
Donde el círculo termina

1959 | The Scapegoat

Thriller británico que cuenta con la participación de la estrella norteamericana Bette Davis. Su compañero de reparto era toda una institución en Inglaterra, Alec Guinness, quizá algo forzado interpretando un doble papel. Curiosamente, cinco años después sería la propia Davis quien asumiría un doble rol de hermana gemela en otro film policiaco de categoría, Su propia víctima. La película que nos ocupa parte de una novela de Daphne du Maurier 'Rebeca', adaptada al cine por Gore Vidal. En su argumento, un francés llamado Jacques encuentra a un británico de rasgos faciales idénticos a los suyos. Aprovechando esta circunstancia planea asesinar a su esposa y echarle la culpa al otro hombre. En ocasiones el asunto se lía más de lo que debiera.

5/10
Un genio anda suelto

1958 | The Horse's Mouth

Un excéntrico pintor londinense sale de la cárcel, donde ha pasado una temporada por sus constantes amenazas a un marchante de arte. Decide poner en marcha todos los recursos que se le ocurren para conseguir encargos y asegurarse su supervivencia. Divertida comedia británica, con una brillante interpretación de Alec Guinness. El ilustre actor ejerce además de guionista, pues se encargó de la adaptación de la novela original de Joyce Cary.

6/10
Barnacle Bill (1957)

1957 | Barnacle Bill

William Horatio Ambrose es un hombre que fracasa como capitán de barco, debido a su tendencia a marearse enseguida. Decide comprar un embarcadero antiguo para rehabilitarlo. Hilarante producción británica en la que Alec Guinness vuelve a demostrar sus dotes para la comedia.

6/10
El puente sobre el río Kwai

1957 | The Bridge on the River Kwai

Segunda Guerra Mundial. Area del Pacífico. 1943. El coronel Nicholson (Alec Guinness) y sus hombres están confinados en un campo de prisioneros japonés. Se ocupan de la construcción de un puente majestuoso. Nicholson se mantiene firme en sus convicciones tradicionales. Mediante su trabajo y su dedicación a este proyecto, Nicholson confía en distraer a sus hombres y mantener alta su moral. De esta manera tratan de justificar sus días en el campo de concentración, a la espera de su liberación o del fin de la guerra. Al comandante japonés que dirige el campo, no tiene otro remedio que ceder ante la testarudez de Nicholson, y deja que éste dirija personalmente la construcción del puente. Pero un oficial norteamericano, interpretado por William Holden, no está de acuerdo con la manera que tiene Nicholson de llevar la existencia de sus hombres en el campo. Sus ideas pasan por una resistencia activa, y planea sabotear la construcción. El enfrentamiento entre ambos es inminente, ante la sorpresa del coronel Saito (Sessue Hayakawa). Una película memorable. Rodada en Malasia, Tailandia y Birmania. Basada en la novela de Pierre Boulle, adaptada por Carl Foreman y Michael Wilson, aunque en los títulos de crédito figura el propio Boulle. Fue un éxito total durante su estreno, y hoy en día está considerada una de las grandes películas de la historia del cine. Un punto de referencia en el cine bélico. Dirigida con maestría por David Lean, experto en narraciones grandiosas. Muestra la inutilidad de la guerra y la compleja personalidad de los militares durante una situación de conflicto. Las interpretaciones son magníficas, desde la de Alec Guinness, que obtuvo un Oscar, hasta la de Holden o el propio Hayakawa. Ganadora de 7 Oscar. Todo el mundo recuerda la música compuesta para la película por Malcolm Arnold, y la melodía que los soldados silbaban cuando marchaban hacia el trabajo.

9/10
El cisne

1956 | The Swan

El heredero príncipe Alberto acude a un palacio europeo para reencontrarse con la bella princesa Alexandra, con la intención de anunciar el compromiso del matrimonio entre ambos. Pero la joven está enamorada realmente de Nicolás, el profesor que imparte clase a sus hermanos pequeños. La princesa tendrá que debatirse entre su verdadero amor o el deber que tiene como miembro de la realeza. Enredos de palacio, romance y una pizca de humor es lo que ofrece el director Charles Vidor (Gilda), que contó con una perfecta princesa, Grace Kelly (Atrapa a un ladrón), y un perfecto caballero inglés, Alec Guinness (El puente sobre el río Kwai). Tierna y encantadora con una preciosa música de Bronislau Kaper.

5/10
El quinteto de la muerte

1955 | The Ladykillers

Cinco criminales se hospedan en casa de la señorita Wilbeforce. Para despistarla le cuentan que son músicos que van a ensayar un concierto, en lugar de un atraco. Tras llevar a cabo el robo ella descubre la verdad, por lo que debe ser eliminada. ¿Quién lo hará? Disparatada comedia producida por los célebres estudios británicos Ealing. Alexander Mackendrick se encuentra inspirado en este film que combina a la perfección el humor con el suspense. En el reparto destacan Alec Guinness y Peter Sellers, que están gloriosos.

7/10
A París con el amor

1955 | To Paris with Love

Un aristócrata escocés acompaña a París a su hijo de 20 años para mostrarle la ciudad, pero éste se muestra más interesado por encontrar esposa. Divertida comedia romántica con el camaleónico Alec Guinness.

6/10
El prisionero

1955 | The Prisoner

Un jerarca comunista de un innombrado país del este detiene e interroga a un cardenal. La meta es desprestigiar a la Iglesia católica. Memorable film, con soberbias actuaciones del dúo protagonista, Guinness y  Hawkins.

6/10
El detective (1954)

1954 | Father Brown

El padre Brown, un astuto párroco, investiga el robo de un valioso crucifijo de la época medieval. El responsable es Gustave Flambeau, un experto en disfraces al que la policía no consigue atrapar. El gran Alec Guinness interpreta con bastante convicción al Padre Brown, famosísimo personaje del británico G.K. Chesterton, en esta lograda adaptación de sus pesquisas a la gran pantalla. El excelente realizador Robert Hamer (Ocho sentencias de muerte) logra mantener la intriga del relato, y consigue aportar además los elementos de humor propios de la saga literaria.

6/10
Malta Story

1953 | Malta Story

Film bélico que recrea la lucha por el dominio de la isla de Malta durante la Segunda Guerra Mundial. En 1942 los británicos se aferran a la isla porque es imprescindible para mantener abiertas las líneas de suministro de los aliados, pero la Luftwaffe tiene otros planes. En este ambiente tiene lugar la relación amorosa entre un fotógrafo de la RAF y una joven autóctona. El resultado es correcto y cuenta con dos grandes intérpretes británicos: Alec Guinness y Jack Hawkins, que trabajaron juntos en otras famosas películas como Lawrence de Arabia o El puente sobre el río Kwai.

5/10
El paraíso del capitán

1953 | The Captain's Paradise

Comedia picaresca en la mejor tradición del cine británico con cierta clase. El gran actor Alec Guinness da vida al marino Henry St. James, capitán de un barco que realiza viajes transmediterráneos. El tal capitán se las gasta muy felices, pues está casado con una mujer inglesa que le espera en Gibraltar, pero también se cita con otra mujer, un tanto más explosiva, en el puerto de Tánger. Lo malo vendrá cuando a las dos les dé por esperar al amado en el mismo destino. La pareja femenina está formada por la gran Celia Johnson (Breve encuentro) y la canadiense Yvonne De Carlo (La familia Monster).

5/10
The Card

1952 | The Card

Estupenda comedia británica basada en la novela de Arnold Bennett. Narra las peripecias de un joven precoz, lleno de ambición, que se propone llevar su vida al éxito. Para ello da rienda suelta a su astucia y a sus encantos para derribar cualquier barrera social, lograr una suculenta cuenta bancaria e, incluso, llegar a ser el alcalde más joven de su ciudad natal. Sin embargo, la relación con las mujeres no será tan fácil. El film cuenta con una más que correcta realización de Ronald Neame y el protagonismo del gran Alec Guinness.

6/10
El hombre vestido de blanco

1951 | The Man in the White Suit

Un doctor desarrolla un nuevo material textil que nunca se ensucia ni se desgasta. El invento revolucionaría la industria del sector. Tras realizar varias exitosas pruebas, su jefe le ofrece dinero y facilidades para desarrollar su invención. Sin embargo, entre el resto de fabricantes cunde el pánico, pues significaría su ruina. Intentarán por todos los medios que la nueva tela no salga al mercado. Uno de los clásicos indiscutibles del cine británico, rodado por Alexander McKendrick (Viento en las velas), uno de los más grandes talentos de la británica productora Ealing, junto a Charles Crichton y Robert Hamer. Protagoniza un actor emblemático, el mítico Alec Guinnes (El puente sobre el río Kwai), que da el tipo perfecto de personaje apasionado por su trabajo, siempre sin un penique en el bolsillo y pelín despistado. El actor tiene escenas geniales, bien subrayadas gracias a la puesta en escena, como en el primer momento en que se descubre un extraño aparato en un rincón de una sala, y Guinness, que asomaba con un carrito con material, se retira oportunamente; o la noche en que irrumpe en casa de un industrial, para presentarle su invento. También es brillante el desenlace en que la masa popular exhibe toda su crueldad. El argumento realiza una inteligente parábola sobre el sector industrial, los intereses económicos y los avances tecnológicos, y conjuga bien comedia y drama. Y es que las apariencias engañan. Pese a su aspecto amable, este film con guión de John Dighton no es nada inocente. Pues plantea cómo intereses de distinto tipo ponen freno a lo que se diría un gran invento. Lo que sirve para lanzar diatribas al capital -los dueños de las fábricas pasan de un entusiasmo inicial a temer que se paralice la demanda de ropa, con la ruina consiguiente- y a los trabajadores -que ya se ven en la calle, si no es necesario fabricar ropa-, que presentan una llamativa cortedad de miras. Pero también reciben lo suyo los científicos, que en su afán de descubrir e inventar no entran a considerar las posibles consecuencias negativas de sus hallazgos.

7/10
Oro en barras

1951 | The Lavender Hill Mob

Divertida comedia de robo perfecto de la Ealing, dirigida por el especialista Charles Crichton. Alec Guinness encarna de modo inolvidable a Henry, un personaje gris que acompaña los desplazamientos de un furgón blindado que transporta oro en barras. Sus jefes le considera un tipo honrado hasta la médula, pero poco imaginativo y sin ambiciones. Con lo que se convierte en fachada perfecta para tramar un golpe. La parte más complicada de robar los lingotes de oro para Henry es cómo sacarlo del país. Hasta que tiene una especie de revelación al conocer a Alfred, el nuevo inquilino de la pensión donde se hospeda. En efecto, Alfred tiene un pequeño taller donde fabrica recuerdos turísticos que se distribuyen por todo el mundo; de modo que le propone fundir el oro que van a robar, y convertirlo en pequeñas Torres Eiffel de recuerdo, que podrán fácilmente exportar a Francia. Con ayuda de dos ladrones expertos pero "honrados" llevan a cabo el robo, pero claro, algo saldrá mal. El film de Crichton, presentado como un largo flash-back -una técnica usada también con muy buenos resultados en Ocho sentencias de muerte, de la Ealing-, tiene sus mejores bazas en presentar como piezas claves del golpe a dos personas normales y, en principio, sin tacha, lo que propicia, por ejemplo, que Henry sea considerado como un héroe por su entereza ante los ladrones. Con momentos divertidísimos y muy dinámicos, destaca la bajada de la Torre Eiffel y el esfuerzo por recuperar algunas torres perdidas, lo que lleva a Henry y Alfred a una exposición de la policía, desde donde se desencadena una vertiginosa persecución, sembrada de gags memorables. A modo anecdótico, señalar la fugaz presencia en el film de Audrey Hepburn con apenas un par de palabras y su encantadora sonrisa; dos años después llegaría su descubrimiento oficial en Vacaciones en Roma.

8/10
The Mudlark

1950 | The Mudlark

1875. Wheeler, un pequeño huérfano que sobrevive en las calles de Londres, encuentra un medallón que pertenece a la Reina Victoria. Un amigo le explica quién es la monarca, y él se empeña en llevarle el medallón y dárselo a toda costa. El director de Cómo casarse con un millonario adapta una novela de Theodore Bonnet. Cuenta con excelentes interpretaciones de Irene Dunne, como la reina Victoria, y Alec Guinness, interpretando a Benjamin Disraeli. El joven protagonista, Andrew Ray, que tenía 11 años cuando rodó la cinta, debutaba en las pantallas, y desde entonces dedicó su vida a interpretar a personajes secundarios.

5/10
Last Holiday

1950 | Last Holiday

Avisado por su médico de que apenas le quedan unos meses de vida, un humilde trabajador llamado George Bird decide gastar sus ahorros en los mejores hoteles costeros. Sin embargo, una vez en esa situación se encontrará entre los de "arriba" y los de "abajo", en los que se refiere a la clase social, y muchas veces no sabrá cómo actuar. Se trata de una estimable comedia británica, llena de exquisito gusto y un excelente humor negro acerca de la vida, la muerte, la suerte y ese tipo de cosas... El gran Alec Guinness está verdaderamente magnífico.

6/10
Ocho sentencias de muerte

1949 | Kind Hearts and Coronets

"La venganza es un plato que se sirve frío". Éste es lema que adopta Louis, tipo de ascendencia noble, pero apestado del clan de los Ascoyne ya que su madre cometió el pecado imperdonable de enamorarse y casarse con un plebeyo italiano, cantante de ópera. Resentido con el duque de Ascoyne y su petulante parentela, que ni siquiera fue capaz de dar un entierro digno a su madre en el panteón familiar, Louis planea eliminar a los ocho parientes que se separan de tener el título de duque. Una de las mejores comedias de la Ealing, verdaderamente corrosiva pese a la suavidad de las formas, que pone en la picota las artificiales diferencias de clase. La estructrura del film es un largo flash-back, que ocurre minutos antes de que Louis vaya a ser ejecutado. A partir de ese momento conocemos su historial criminal, y el cinismo con que mantiene dos relaciones amorosas simultáneas. Dennis Price compone bien al protagonista y narrador, pero el que realmente sobresale es Alec Guinness con ocho divertidos personajes del clan Ascoyne, que incluye desde tipos juveniles a un clérigo, un banquero y una sufragista. En su humorada negra, la película se mantiene en los justos límites para hacer reír y pensar.

8/10
A Run for Your Money

1949 | A Run for Your Money

Dos hermanos galeses que no han salido de su pueblo minero, viajan a Londres donde se supone que van a recoger un premio en metálico que les ha ganado. En vez de recibirles el periodista previsto se ven sumergidos en un enredo cada vez más complicado, cada uno por su lado. Divertida comedia de timadores producida por la Ealing, se juega con la ingenuidad de los ganadores del premio y los encantos de la gran ciudad. 

6/10
Oliver Twist (1948)

1948 | Oliver Twist

Versión que ofreció David Lean de la genial novela del británico Charles Dickens, editada por Filmax con una copia remasterizada. Estamos ante la historia de un chaval llamado Oliver, cuya madre murió cuando él nació. Ingresado en un orfanato londinense, el chico escapará de ahí, se criará en la calle, y acabará formando parte de una banda de pilletes a cuyo frente se encuentra el avaro judío Fagin. En uno de los robos, Oliver es atrapado, pero tiene la buena fortuna de que un hombre de buena posición le adopte. Sin embargo, Fagin no está dispuesto a dejar marchar al chico así como así. David Lean atrapó a la perfección la atmósfera dickensiana, con una fotografía en blanco y negro que encaja muy bien en la historia narrada, y que recuerda a los grabados de Gustavo Doré. La pobreza y la miseria presentes en el Londres del siglo XIX se presentan con realismo, desechando cualquier intento de “embellecerlos” y ocultarlos. Ya antes había probado que Dickens no se le resistía, pues adaptó en Cadenas rotas la novela Grandes esperanzas. Para hacer este trabajo no dudó en seguir lo que consideraba básico en la adaptación de una obra preexistente: “Elige lo que quieras hacer de una novela y hazlo; si es necesario, elimina personajes.” Incluso Lean es capaz de inventar escenas no presentes en la obra original, como la del nacimiento de Oliver, al que acompaña la muerte de su madre, un arranque muy visual, donde se hacen innecesarias las palabras. Las intepretaciones que vemos en la pantalla son magistrales. Destaca el trío de delincuentes, encarnado por Robert Newton, Alec Guinness y Kay Walsh. El maquillaje que transforma a los actores es especialmente notable en el caso de Guinness. Tan villano era su personaje, que como contó Lean “fui acusado de antisemita. Nunca he sido antisemita. Sólo hice un villano judío.” La sangre llegó al río de tal forma que en Estados Unidos se cortaron veinte minutos en los que Fagin tenía el protagonismo.

8/10
Cadenas rotas

1946 | Great Expectations

Un niño huérfano visita la tumba de sus padres y se encuentra con un preso que le pide que le traiga víveres y una lima. El reo vuelve a ser apresado. Pasados unos años, el niño huérfano recibe una pensión de un desconocido para su educación. Célebre adaptación de la novela de Charles Dickens "Grandes esperanzas", que obtuvo un gran éxito gracias al excelente reparto y a la falta de teatralidad. Ganó los Oscars a la "Mejor Fotografía" y a la "Mejor Dirección Artística en Blanco y Negro". Tras la cámara un David Lean que también hizo otro Dickens: Oliver Twist (1948).

7/10
Un genio anda suelto

1958 | The Horse's Mouth

Un excéntrico pintor londinense sale de la cárcel, donde ha pasado una temporada por sus constantes amenazas a un marchante de arte. Decide poner en marcha todos los recursos que se le ocurren para conseguir encargos y asegurarse su supervivencia. Divertida comedia británica, con una brillante interpretación de Alec Guinness. El ilustre actor ejerce además de guionista, pues se encargó de la adaptación de la novela original de Joyce Cary.

6/10

Últimos tráilers y vídeos