IMG-LOGO

Biografía

Grace Kelly

Grace Kelly

52 años ()

Grace Kelly

Nació el 12 de Noviembre de 1929 en Filadelfia, Pensilvania, EE.UU.
Falleció el 14 de Septiembre de 1982 en Mónaco, Mónaco

Premios: 1 Oscar

Su Alteza

03 Noviembre 2011

Sorprende contabilizar los años que se dedicó al cine Grace Kelly: sólo seis. En ese tiempo rodó un puñado de títulos legendarios, pero después su vida se convirtió en una película de princesas y no le hizo falta regresar al celuloide. Desde entonces no ha habido en la pantalla ninguna otra rubia delicada de rasgos tan absolutamente perfectos como ella.

Nacida en Filadelfia (Pensilvania) el 12 de noviembre de 1929, Grace Patricia Kelly era hija de un empresario que había ganado tres medallas de oro en remo en las Olimpiadas, y que pertenecía a una familia de raíces irlandesas. Soñó desde pequeña con ser actriz, pero sus padres se opusieron radicalmente a que se dedicara a esta profesión.

A pesar de todo, ella se escapó a Nueva York, donde se sacó, trabajando como modelo, un dinerillo, que empleó en estudiar interpretación en la Academia Nacional de Arte Dramático. En 1949 empezó a trabajar en los teatros de Broadway, y posteriormente en numerosas series televisivas de la época.

Pero ella tenía pasión por triunfar en la gran pantalla, que era la primera división, por lo que se trasladó a California donde logró que Henry Hathaway le diera un papel secundario en Catorce horas, donde era una chica a la que un policía echa de su taxi. Llenaba tanto la pantalla que le ofrecieron el papel principal para su segundo film, el legendario western Solo ante el peligro, donde se casaba con el sheriff de un pueblecito, pero éste no se podía ir con ella porque unos peligrosos forajidos se aproximaban.

Trabajó con el maestro John Ford en Mogambo, donde era una mujer que junto con su marido contrata los servicios de un maduro cazador (Clark Gable) que organiza safaris, y que mantiene una relación con una atractiva mujer (Ava Gardner). Por la cinta, Grace Kelly obtuvo una candidatura al Oscar a la mejor secundaria. Lo ganaría posteriormente, como actriz principal por La angustia de vivir, donde bordó el papel de esposa de un alcohólico (Bing Crosby).

Al parecer Alfred Hitchcock no estaba demasiado convencido con lo que había visto de ella en el cine cuando la convocó para una prueba para interpretar a la esposa cuyo marido planea asesinar en Crimen perfecto. De todas formas, quiso conocerla en persona y cuando se encontró con ella, quedó abrumado. Al parecer le fascinaron sus gestos, su forma de moverse... Todo en ella le parecía único, y supo que podía sacarle mucha tajada en el cine. Durante el rodaje, ella mantuvo un romance con su compañero de reparto Ray Milland, que estaba casado, pero que incluso se planteó divorciarse.

Quedó tan satisfecho el realizador británico con su trabajo, que no dudó en darle el papel de la glamourosa editora de moda de La ventana indiscreta, junto con otro de los favoritos del realizador, James Stewart. Con Stewart, un hombre fiel a su mujer, no hubo ningún idilio, pero éste se permitió bromear sobre el irresistible encanto de Kelly: "¡Que esté casado no quiere decir que esté muerto!", dijo el actor.

Su tercera y última película con Hitchcock fue Atrapa a un ladrón, con el otro actor adorado por el realizador británico, nada menos que Cary Grant. Algunos autores cuentan que el príncipe Rainiero de Mónaco, que ya ocupaba el trono de Mónaco, hizo una visita oficial al rodaje en la que conoció a la actriz, aunque según otros testimonios la había visto por primera vez cuando ella acudió al Festival de Cannes promocionando La angustia de vivir. El caso es que Rainiero se enamoró de ella e hizo varios viajes a Estados Unidos para conquistarla, mientras ella rodaba El cisne, donde interpretaba a una princesa, en un paradójico anticipo de lo que la esperaba en su vida futura, y Alta sociedad, otra vez con Bing Crosby, que sería su última película. En esta versión musical de Historias de Filadelfia, la actriz llegó a lucir el anillo con el que Rainiero le había pedido que se casara con él.

En abril de 1956, la actriz contrajo matrimonio con Rainiero, con un espectacular vestido de novia de la americana Helen Rose. Convertida en Su Alteza Serenísima la Princesa Gracia de Mónaco impulsó el turismo en Mónaco, así como la llegada de inversores y derrochadores en busca de casinos. Nunca las doscientas hectáreas que mide el pequeño país estuvieron tan en boga. Tuvieron tres hijos, Carolina, Alberto –actual soberano– y Estefanía.

Hitchcock trató de rescatarla para el cine una vez más. Se llegó a publicar en prensa que la princesa protagonizaría a sus órdenes Marnie, la ladrona. El maestro del suspense estaba dispuesto a todo, ella elegiría las fechas de rodaje, podía vetar el reparto, lo que quisiera con tal de volver a tenerla como musa. La princesa estaba muy entusiasmada con el proyecto y con la idea de volver a la pantalla. Pero entonces, ¿qué falló? Rainiero se opuso radicalmente a que filmara la película. A Hitchcock no le quedó otra que buscarse otra rubia, la prodigiosa Tippi Hedren. El realizador se buscaría otras sustitutas rubias, pero dicen que nunca recuperó la magia que sentía cuando dirigía a Kelly.

Un accidente, en la misma carretera en la que rodó una de las secuencias clave de Atrapa a un ladrón, truncó la vida de la princesa prematuramente, a los 52 años, el 13 de septiembre de 1982. Le acompañaba en el coche su hija Estefanía, que salió ilesa. Los médicos del hospital de Mónaco que lleva su nombre trataron de reanimarla en vano.

Oscar
1955

Ganador de 1 premio

Filmografía
El cisne

1956 | The Swan

El heredero príncipe Alberto acude a un palacio europeo para reencontrarse con la bella princesa Alexandra, con la intención de anunciar el compromiso del matrimonio entre ambos. Pero la joven está enamorada realmente de Nicolás, el profesor que imparte clase a sus hermanos pequeños. La princesa tendrá que debatirse entre su verdadero amor o el deber que tiene como miembro de la realeza. Enredos de palacio, romance y una pizca de humor es lo que ofrece el director Charles Vidor (Gilda), que contó con una perfecta princesa, Grace Kelly (Atrapa a un ladrón), y un perfecto caballero inglés, Alec Guinness (El puente sobre el río Kwai). Tierna y encantadora con una preciosa música de Bronislau Kaper.

5/10
Alta sociedad

1956 | High Society

Divertida comedia de enredo, donde tres hombres se disputan el amor de una mujer, Tracy. Ésta, divorciada de C.K., dedicado al jazz, está a punto de casarse con alguien que puede proporcionarle seguridad. El caso es que C.K. quiere recuperar a su esposa, al tiempo que Mike, el reportero encubierto que cubre la boda, también se enamora de Tracy. Nueva adaptación al cine de la obra de Philip Barry, tras los magníficos resultados que lograra George Cukor en Historias de Filadelfia. Era difícil superar a ese film, pero la película que firma Charles Walters es más que aceptable, y se beneficia de la música de Cole Porter y las canciones de Frank Sinatra y Bing Crosby. De hecho, el film tuvo dos nominaciones al Oscar en categorías musicales.

6/10
Atrapa a un ladrón

1955 | To Catch A Thief

John Robie (Cary Grant), llamado "el gato", es un americano que vive con un gran estilo en la Riviera francesa. En el pasado fue un famoso ladrón de joyas, y por eso, cuando empizan a repetirse robos con su "estilo" la policía cree que "el gato" ha vuelto a su antiguo oficio. Robie tendrá así que intentar encontrar al culpable si no quiere acabar él mismo en la cárcel. Y para ello entra en contacto con las posibles próximas víctimas, entre ellas Jessie Stevens (Jessie Royce Landis), quien está acompañada por su bellísima hija Francie (Grace Kelly). La acción transcurre entre lujosos casinos y ambientes espectaculares. Una de las películas consideradas menores del genio Alfred Hitchcock, oscurecida por la brillantez de La ventana indiscreta (1954) o Crimen perfecto (1954) rodadas en el mismo período. Con Atrapa a un ladrón, Hitchcock se decanta más hacia la comedia romántica, dejando en un segundo plano la intriga. Cuenta con el atractivo de un excelente dueto de intérpretes. Cary Grant era el actor favorito de Hitchcock, y ya trabajaron juntos en Sospecha (1941) o Encadenados (1946). Toda la película desprende un glamour delicioso, pero la escena del beso en el umbral de la puerta es sencillamente irresistible.

8/10
Los puentes de Toko-Ri

1955 | The Bridges at Toko-Ri

Una emocionante película de aventuras bélicas, protagonizada por un brillante elenco de artistas. Las vidas de los personajes interpretados por William Holden, Grace Kelly, Mickey Rooney y Fredric March, se ven entremezcladas por la terrible Segunda Guerra Mundial. Estrenada un año en el que destacaron películas míticas como Ha nacido una estrella, de George Cukor, o La ley del silencio, del controvertido Elia Kazan. Su protagonista femenina, la bella Grace Kelly, daría vida ese mismo año a la elegante modelo Lisa Carol en La ventana indiscreta, de Alfred Hitchcock. Dos años después abandonaría el mundo del cine al contraer matrimonio con el príncipe Rainiero III de Mónaco.

6/10
La angustia de vivir

1954 | The Country Girl

Adaptación de la obra de Clifford Odets, gracias a la cual George Seaton ganó el Oscar al mejor guión. El film sigue la trayectoria de un actor malogrado por el alcohol (Bing Crosby), al que un viejo amigo (William Holden), director teatral, ofrece una nueva oportunidad. Las cosas no marchan bien, y el director culpabiliza a la esposa del actor (Grace Kelly, que se llevó el Oscar), a la que considera posesiva y anuladora de la personalidad de su amigo. Seaton teje hábilmente las complejas relaciones entre el trío protagonista.

5/10
Crimen perfecto

1954 | Dial M for Murder

Tony Wendice (Ray Milland) es un antiguo jugador de tenis que planea asesinar a su rica esposa (Grace Kelly) y así hacerse con la herencia. Por su parte, la mujer mantiene un idilio con el escritor Mark Halliday (Robert Cummings). Para ejecutar su plan, Wendice recurre a un viejo conocido, quien le ayudará a poner en marcha el crimen perfecto. Alfred Hitchcock dirigió este estupendo thriller que se desarrolla casi en su totalidad en una sola habitación. En 1998 Andrew Davis hizo un remake muy inferior con Michael Douglas, Gwyneth Paltrow y Viggo Mortensen como protagonistas.

8/10
Fuego verde

1954 | Green Fire

Aventuras exóticas en Colombia, con minas, esmeraldas –el fuego verde del título–, romances y engaños. En el fondo, una mera excusa para que la Metro uniera en un film a dos de sus estrellas indiscutibles, Stewart Granger y Grace Kelly. Tras las cámaras se sitúa Andrew Marton, quien cuatro años antes había triunfado también con Granger en la aventurera Las minas del rey Salomón, en ese caso acompañado de Deborah Kerr. Para fans incondicionales de uno u otra.

5/10
La ventana indiscreta

1954 | Rear Window

Hitchcock narra la historia de L.B. Jefferies, un fotógrafo deportivo de un diario, interpretado por James Stewart, que queda inmovilizado durante un mes y medio debido a un accidente laboral. Escayolado y en una silla de ruedas, su única distracción es observar a sus vecinos durante el caluroso verano que asola Nueva York. En su última semana inmovilizado, observa desde su ventana, a través de su teleobjetivo, a la señorita torso, que está siempre rodeada de hombres; a la solterona corazón solitario, que se imagina asediada por sus invitados; a una pareja de recién casados que no sale de su apartamento; a un músico soltero y borrachín; y sobre todo a una pareja que no para de discutir. Todas estas crudas visiones de la realidad le animan a mantenerse firme en su convicción de renunciar a su boda con Lisa Fremont. Con el interés que caracteriza al genial Alfred Hitchcock por los problemas criminales y de conciencia, construye una de sus mejores y más peculiares películas. Todo sazonado con su habitual humor negro. Al igual que Náufragos (1943) o La soga (1948), la acción se desarrolla en un único espacio. Se ha comparado la ventana desde la que observa James Stewart con la pantalla de un cine, ante la cual el espectador asiste a las intimidades del vecindario. El film está basado en la novela del controvertido Cornell Woolrich. La película exigió el mayor escenario que jamás había construido la Paramount, con la edificación de 31 apartamentos a escala real. James Stewart está soberbio.

9/10
Mogambo

1953 | Mogambo

En las lejanas tierras de Kenia, en un safari, el guía de la expedición, al que da vida Clark Gable, es objeto del amor de dos mujeres muy diferentes: Grace Kelly, la esposa del antropólogo que lo ha contratado, y Ava Gardner una antigua bailarina de Broadway. John Ford dirige esta ardiente historia de amor, que se desarrolla en los espectaculares parajes de África. El film nos muestra a un Clark Gable que encarna con gran convicción el papel de galán maduro, seguro de sí mismo y auténtico rompecorazones. Las dos actrices obtuvieron nominaciones al Oscar, Ava Gardner en la categoría de mejor actriz y Grace Kelly en la de mejor actriz secundaria. En España el film es recordado por el famoso "cambio de guión" del que fue objeto por la censura franquista. Nuestros ingeniosos censores, para evitar que se planteara la cuestión del adulterio, al doblar la película hicieron pasar al matrimonio por hermanos; con lo cual la cosa era aún peor, pues la cosa podía entenderse como un incesto. Hoy en día algunas escenas selváticas resultan pobres -las imágenes intercaladas de los gorilas desdicen demasiado-, pero el guión sigue conservando toda su fuerza y los personajes femeninos, especialmente el de Ava Gardner, permanecen igual de inalterables e irresistibles.

8/10
Solo ante el peligro

1952 | High Noon

Mítica interpretación de Gary Cooper, el galán maduro por excelencia. Filmada a tiempo real (lo que significa que la acción dura lo mismo que el film), esta obra maestra de Fred Zinnemann (De aquí a la eternidad) ofrece, entre otras cosas, una parábola de la Caza de Brujas. Si nadie se oponía al maccarthysmo, tampoco hay muchos voluntarios para ayudar a un sheriff de pueblo que, en el día de su boda, debe enfrentarse a unos forajidos. Cuatro merecidos Oscar obtuvo el film en 1953, incluidos los de mejor película y el de Gary Cooper, que comparte cartel con una bellísima y por entonces desconocida Grace Kelly.

8/10
14 Hours

1951 | 14 Hours

Un joven, que no se siente amado por padres y novia, sube a lo alto de un hotel en el neoyorquino Broadway con intención de suicidarse. Un policía, que se da cuenta de sus intenciones, intentará disuadirle. Pero se monta un circo mediático que pone en peligro que todo se resuelva felizmente. Eficaz intriga servida por Henry Hathaway, aunque los actores principales no son de primera fila, funciona como un mecanismo perfectamente engrasado. Se puede reconocer en un rol absolutamente menor a la mismísima Grace Kelly.

6/10

Últimos tráilers y vídeos