IMG-LOGO

Biografía

Joseph Losey

Joseph Losey

75 años ()

Joseph Losey

Nació el 14 de Enero de 1909 en La Crosse, Wisconsin, EE.UU.
Falleció el 22 de Junio de 1984 en Londres, Reino Unido

Premios: 2 Festival de Cannes

El exiliado

13 Abril 2012

Artista cerebral, Joseph Losey declaró en una ocasión que “el cine es un perro: la cabeza es la publicidad y la cola el arte. Y sólo raras veces la cola mueve al perro.” Toda su carrera consiste en un esfuerzo por hacer honor a su talento sin renunciar a sus principios, desarrollando una obra consistente, y eso sin dejar de mirar al mundo con estudiada distancia.

Joseph Losey nació en La Crosse, Wisconsin, EE.UU. el 14 de enero de 1909, en el seno de una familia puritana que le marcó. Estuvo casado en tres ocasiones y tuvo dos hijos. Su llegada al cine seguiría un largo camino, pues en su juventud empezó estudiando medicina, lo que compatibilizó con la dirección de un grupo de teatro. La literatura era como un imán para él, e incluso ejerció de crítico, pero sobre todo cara a la representación de obras en el escenario; y allí contribuyó a su formación una estancia en Alemania y luego más tarde otra en Inglaterra, donde estuvo bajo la tutela de Charles Laughton. Precisamente a éste le dirigiría en los escenarios en 1946 en “Galileo Galilei”, la obra de Bertol Brecht. Pero antes de esto emprendió una exitosa carrera en la dirección teatral en la década de los 30, en Nueva York y Boston. Tuvo gran repercusión “The Living Newspaper”, que utilizaba proyecciones cinematográficas en el escenario para presentar un original periódico viviente; en esta obra vanguardista participaban más de un centenar de personas. Por esta época viajó a la Unión Soviética, un inocente viaje profesional y de aprendizaje que seguramente daría una excusa más al vergonzoso Comité de Actividades Antiamericanas para situarle años más tarde en su lista negra.

Abierta la senda del cine como recurso en un escenario, en 1938 da un paso más rodando para la Fundación Rockefeller 60 documentales educativos. Era un trabajo en equipo que le sirvió para elaborar guiones y aprender la tarea de montaje. Al año siguiente, para la Feria Mundial de Nueva York, estuvo detrás de una película de marionetas.

Su trabajo para NBC en la radio en 1942, con programas de media hora con actores como Paul Muni y Peter Lorre, le introduce aún más en la órbita del cinematógrafo, y en 1943 el productor Louis B. Mayer le ofrece un contrato. Es la poderosa llamada de Hollywood, pero la guerra retrasa su mudanza allí, pues es llamado a filas. Cuando vuelve rueda un cortometraje documental educativo, A Gun in His Hand, que obtiene una nominación al Oscar.

Su debut en el largo de ficción se produce con El muchacho de los cabellos verdes (1948), sensible y poética película sobre el rechazo que sufre un niño por el color de su pelo, un alegato que defiende al individuo frente a la uniformización, donde trata temas que le son queridos como la indefensión de los más vulnerables, como son los niños, y la soledad. Se atreve a acometer en M (1951) un remake del film de Fritz Lang sobre el asesino en serie de Düsseldorf que aborda con estética diferente no expresionista. Losey está lejos del star-system, pero no obstante acepta rodar con Paul Muni una coproducción con Italia, Stranger on the Prowl (1952), que le dará muchos quebraderos de cabeza por retrasos en el rodaje y porque justo entonces le convoca a declarar el Comité de Actividades Antiamericanas. Al no comparecer se convierte en víctima de la caza de brujas, su nombre pasa a engrosar las listas negras junto al de su guionista Ben Barzmann. Su nombre se caerá de los títulos de crédito, lo que que durará varios años y afecta a títulos como El tigre dormido (1954), y se ve obligado a exiliarse escogiendo como lugar de residencia Londres, la ciudad que le verá morir en 1984.

Toca hacer algunos trabajos alimenticios, pero Losey se las arregla para reencauzar su carrera. Cerebral y analítico, su conocimiento del espacio escénico adquirido en el teatro, más un agudo deseo de atrapar la psicología humana en singulares relaciones de dominio, conceden a sus películas una altura intelectual que conecta con la sensibilidad europea. En 1957 recupera su nombre para los créditos en Tiempo sin piedad, una reflexión sobre la pena de muerte con reparto británico de lujo, que incluye a Michael Redgrave y Ann Todd. La clave del enigma (1959), con Hardy Krüger, le permite recuperar una historia detectivesca al estilo de las que había rodado en Estados Unidos, eso sí, muy personal, y con el telón de fondo del mundo artístico. Idéntico comentario cabe hacer de El criminal (1960), cine carcelario.

Eva (1962) marca un cambio de rumbo en el tratamiento de relaciones humanas complejas, que se confirma en El sirviente (1963), la película que cimienta su prestigio internacional, y con la que arranca su colaboración profesional con Dirk Bogarde y con el luego ganador del Premio Nobel de Literatura y autor teatral Harold Pinter, en función de guionista. El cineasta pinta con maestría la relación entre un criado y su señor, un estudio de las relaciones de clase donde los roles se invierte, y ello dentro de una dinámica muy cinematográfica. Al año siguiente repite con Bogarde en Rey y patria, film antibelicista que cuestiona que se debe entender por amor al propio país, un tema que le toca de cerca.

Resulta curioso ver que en la filmografía de Losey caben cintas tan olvidables como Modesty Blaise, superagente femenino (1966), pero para que no quepa duda de que es un divertimento alimenticio al año siguiente firma Accidente, con Bogard y Pinter, compleja película sobre los recuerdos que brotan en un profesor ante la muerte en accidente de automóvil de un antiguo alumno, que viajaba con su prometida. Con estrellas hollywoodienses (Elizabeth Taylor, Richard Burton, Robert Mitchum, Mia Farrow), pero de nuevo mostrando tipos humanos complejos, dirige en 1968 las duras La mujer maldita y Ceremonia secreta.

Principian los 70 y da idea de la versatilidad de Losey que esté detrás de Caza humana (1970), film que se encuadra la tradición de persecución implacable, o El asesinato de Trotsky (1972), que indaga en los hechos históricos de los que fue protagonista el español Ramón Mercader. Pero el título que a mi entender da la justa medida de su talento es sin duda El mensajero (1971), Palma de Oro en Cannes, cuadro poéticamente desgarrador del final de la inocencia de su joven protagonista, de un esteticismo deliciosamente irresistible. El guión de Pinter, adaptación de la novela de L.P. Harltley, es magnífico, y el reparto, música y fotografía descollan gracias a la precisión entomológica de Losey.

Jane Fonda trabaja a las órdenes en Chantaje a una esposa (1973), adaptación de Ibsen, y siguiendo su gusto por colaborar con dramaturgos, hace con guión de Tom Stoppard Una inglesa romántica (1975). De nuevo describiendo identidades trastornadas, brilla en El otro señor Klein (1976), fábula moral sobre un sinvergüenza que se aprovecha de las leyes antisemitas en la Francia ocupada bajo el régimen de Vichy, hasta que él mismo resulta racialmente sospechoso. De su posterior filmografía, que se cierra en 1985, lo más destacable es Don Giovanni (1979), preciosa versión fílmica de la ópera de Mozart.

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Filmografía
Baños turcos

1985 | Steaming

Última película del director Joseph Losey, que falleció en 1984 sin haber podido concluir el montaje definitivo. La trama mantiene el tono intelectual y algo denso que siempre caracterizó a este cineasta, más aún si cabe en esta ocasión, ya que el texto provenía de la obra teatral de Nell Dunn, donde siete mujeres se cuentan sus confidencias en unos baños turcos. El exceso de diálogos encuentran una salida en los diferentes flashbacks que aparecen cuando ellas relatan unas historias que van desde los problemas de una madre soltera hasta la vida sexual de una mujer casada. Filmada en los Estudios Pinewood, lo más interesante es contemplar a tres glorias del cine británico, todavía en plena forma física y artística: Diana Dors, Vanessa Redgrave y Sarah Miles.

4/10
La Truite

1982 | La Truite

Frederique, una joven del ámbito rural, decide dejar a su marido, con el que no se lleva bien, y dirigirse a la gran ciudad. Acaba trabajando para una corporación financiera. Una de las menos conocidas cintas de Joseph Losey, que no acaba de darle interés al guión, a pesar de que cuenta con extraordinarios intérpretes franceses.

5/10
Boris Godunov

1980 | Boris Godunov

Boris Godunov se resiste a aceptar el trono a pesar de los deseos de los nobles. El norteamericano Joseph Losey (Don Giovanni) rodó para televisión el montaje que él mismo dirigió de la famosa ópera de Modest Mussorgsky, basada en el libro de Alexander Pushkin.

5/10
Don Giovanni

1979 | Don Giovanni

Seguramente "Don Giovanni" no es la mejor ópera de Wolfgang Amadeus Mozart, si tenemos en cuenta otras como "Las bodas de Figaro" y "La flauta mágica", por ejemplo. Pero, por descontado, se trata de una obra mítica del genial compositor, basada en el inmortal mito de Don Juan. El libreto original de Lorenzo Da Ponte se basó principalmente en la obra de teatro "El burlador de Sevilla" de Tirso de Molina. Mozart compuso la música en 1787 y la ópera fue estrenada el mismo año en el teatro Nacional de Praga. El director americano Joseph Losey se encargó de dirigir esta película, basada en la ópera de Mozart, en 1979, algo desde luego inusual en el realizador de El sirviente y El mensajero. La empresa de por sí era complicada por varios motivos: lo archiconocido de la obra original, la duración monumental de la misma y, sobre todo, el riesgo de unir cine y ópera. El resultado es, efectivamente, un poco desconcertante y temerario, en el sentido de que no es una ópera y tampoco, digamos, cine normal. Hay una esmerada puesta en escena, y ésta es a todas luces cinematográfica, pero inevitablemente los ritmos y la atmósfera (la externa y la interna de los personajes) no son propios del séptimo arte, sino de una premiosidad más teatral. Por otra parte, seguramente los más melómanos no quedarán del todo satisfechos, pues es inevitable que abrume la artificiosidad del conjunto, pues al no ser tampoco ópera filmada propiamente dicha, también se pierde el efecto del "directo". De todas maneras, Losey realiza un gran trabajo, pues pone mucho esmero en no forzar los cambios de imagen y en mover fluidamente la cámara manteniendo siempre que puede el mismo plano en pantalla. También le saca partido a la fotografía de Gerry Fisher, sobre todo en las brumosas secuencias del río, cuando aparecen en la fiesta las tres máscaras. Por lo demás, aunque quizá se echen en falta arias de mayor potencia e intensidad, es imposible no disfrutar de la impresionante música compuesta por el genio de Salzburgo y de la sólida interpretación de los actores, todos ellos grandes de la ópera, comenzando por el protagonista Ruggero Raimondi y por las excelentes sopranos Edda Moser y Kiri Te Kanawa.

6/10
Las rutas del sur

1978 | Les routes du sud

Cine político con guión del ex comunista y luego ministro socialista español de cultura Jorge Semprún, el film es considerado como una especie de segunda parte de La guerra ha terminado, de Alain Resnais, que también contaba con libreto de Semprún. La historia se sitúa en la época en que el franquismo da sus últimos estertores, y dibuja las relaciones padres-hijos y sus distintos puntos de vista ante la nueva situación política que se avecina, a cuento de un accidente en la familia; está la óptica de los viejos del lugar, y el deseo de pasar página de las nuevas generaciones. Joseph Losey filma con eficacia, pero el conjunto es algo plúmbeo y sólo recomendable para los estudiosos de las circunstancias sociopolíticas de la época.

4/10
El otro señor Klein

1976 | Mr. Klein

Robert Klein es un 'bon vivant' amante de las obras de arte que reside en París. Aprovechando las leyes antisemitas del régimen de Vichy, en la Francia ocupada por los nazis, compra maravillas artísticas a bajo precio, ya que muchos judíos de buena posición andan necesitados de liquidez monetaria. Tan cómoda posición se altera cuando el propio Klein es sospechoso de ascendencia judía. Al parecer, existe otro misterioso señor Klein, que sí sería judío, y que al ver la coincidencia de apellidos ha sembrado la confusión entre las autoridades. De ser un tipo seguro de sí mismo, el Klein protagonista de nuestra historia empieza a inquietarse por su progresiva identificación con su “alter ego”. Inquietante film dirigido por Joseph Losey y producido por su protagonista, Alain Delon. Viene a ser una especie de fábula donde del inicial desapego de Robert Klein por las andanzas del tipo con que es confundido, de su actividad y previsible destino por la cuestión racial, se pasa a cierto involucramiento que se resuelve en un soberbio final, entre irónico, fatalista y lógico, en el que se vendría a decir que cuando el humanismo desaparece, todos nos convertimos en víctimas. Delon es perfecto para atrapar la frialdad progresivamente sufriente de su personaje. También se logra atrapar muy bien lo que es un estado bajo régimen policial, y el acostumbramiento a tal situación de tantos. La película ganó 3 premios Cesar, incluidos los de mejor película y director. También justamente premiada la dirección artística de Alexandre Trauner, que para la ocasión creó la colección de arte del protagonista, que contiene esculturas, y cuadros de todas las épocas, desde pintura flamenca a cubista.

6/10
Una inglesa romántica

1975 | The Romantic Englishwoman

Un escritor sufre bloqueo creativo. Está escribiendo una novela sobre una mujer en busca de ella misma lo que coincide con el "affaire" que su esposa ha tenido con un alemán, supuesto gran conocedor de la literatura. Tragicomedia de Joseph Losey, que contó con el dramaturgo Tom Stoppard para adaptar la obra de Thomas Wiseman. Gran trío actoral con Michael Caine, Glenda Jackson y Helmut Berger.

4/10
Galileo (1975)

1975 | Galileo

Joseph Losey adapta el texto teatral de Bertolt Brecht sobre Galileo, figura que había tratado en un corto al principio de su carrera. Le muestra creando uno de los primeros telescopios del mundo, y defendiendo las teorías de Copérnico. Topol realiza un buen trabajo encabezando un reparto que incluye a actores de primera fila, como John Gielgud, o Michael Gough.

5/10
Chantaje a una esposa

1973 | A Doll's House

Adaptación a cargo de Joseph Losey (El sirviente) de la clásica obra del noruego Henrik Ibsen "Casa de muñecas", considerada una obra de temática revolucionaria por su rechazo de las convenciones sociales y la toma de partido por la mujer en la vida matrimonial, lo cual puede entenderse, y así lo ha sido, como uno de los más incisivos alegatos feministas de la literatura. La trama presenta las discusiones, problemas y cuitas afectivas del matrimonio formado por Nora y Torvald Helmer. El carácter autoritario y adusto de él contrasta con el espíritu alegre y frívolo de ella. No es lo mejor de Losey, pero está rodada con su habitual elegancia y seguridad. El reparto es soberbio, y también muy adeciado si tenemos en cuenta de que es Jane Fonda quien encarna a la protagonista...

5/10
El asesinato de Trotsky

1972 | The Assassination of Trotsky

Considerada una de las peores películas de la historia del cine, se trata de una revisión de los últimos días de la vida de León Trotsky, uno de los dirigentes más relevantes de la Revolución Bolchevique que, por sus disidencias con el dictador Stalin, fue expulsado del partido en 1927, desterrado de la Unión Soviética en 1929 y  asesinado por el español Ramón Mercader (un sicario al servicio del Kremlin) durante su estancia en México en 1940. Sin embargo, todo comenzó a torcerse cuando el guionista seleccionado fue Nicholas Mosley, hijo del líder fascista Sir Oswald Mosley, que acabó escribiendo una serie de inconexas ideas que acabaron por destrozar el filme. Richard Burton se metió en la piel del líder soviético adelgazando quince kilos para la ocasión, pero fue inútil porque la carrera comercial de la película resultó un desastre.

3/10
El mensajero

1970 | The Go-Between

Recuerdos del anciano Leo cuando, siendo un chaval de condición modesta, fue a pasar un verano a la espléndida mansión de campo de un condiscípulo. Allí la tranquilidad del lugar se acrecienta cuando su compañero cae enfermo, y pasa largos ratos solo, en que aprende a apreciar el descubrimiento de la belleza, en forma de la guapa hermana del amigo. Ella, consciente del interés que despierta en el chico, empieza a utilizarle como correveidile entre ella misma y el capataz de la familia, con el que mantiene una relación secreta. Leo es completamente ingenuo en cuestiones amorosas, y lo ignora todo sobre la sexualidad. De modo que cuando esta realidad hace entrada en su vida de modo inesperado y brutal, aquello le marcará de por vida. Sensible, hermosísima película de Joseph Losey, de belleza impresionante, tanto por las preciosas fotografía y música, como por su magnífico y lánguido tempo. Como es habitual en el cineasta, que adapta una novela de L.P. Hartley con guión de su amigo el dramaturgo Harold Pinter, fustiga las diferencias de clase, y la hipocresía de la que suelen hacer gala los más afortunados. Pero además hay una habilísima descripción de la psicología de los personajes, con las palabras justas, y un reparto cómplice que está sencillamente sensacional. De los mejores filmes que hablan del final abrupto de la inocencia propia de la infancia.

8/10
Caza humana

1970 | Figures in a Landscape

Trepidante film de persecución implacable, a cargo del maestro Joseph Losey. A partir de la novela de Barry England, adaptada por uno de los coprotagonistas, Robert Shaw, se nos cuenta la huida de prisión de dos hombres de caracteres contrapuestos, acechados en todo momento por un helicóptero. Esa amenaza real, pero a la vez difusa, se muestra muy efectiva. El ritmo es el adecuado, y destacan los preciosos parajes de Sierra Nevada en Andalucía, España, donde se rodó la película.

6/10
La mujer maldita

1968 | Boom

Sissy (Elizabeth Taylor), es una excéntrica millonaria que vive rodeada de sus lujos, sus criados y sus caprichos. Un día conoce a Chris (Richard Burton), un poeta de éxito y Sissy empieza poco a poco a ver en él a su hombre de confianza y amigo con el que charlar de las cosas de la vida. Acostumbrada a conseguir todo lo que se le antoja, Sissy está dispuesta, incluso a enamorarle. El matrimonio Burton-Taylor volvió a ponerse delante de las cámaras, como ya hicieron en De repente, el último verano o ¿Quién teme a Virginia Woolf?. La mujer maldita, con guión del genial Tennessee Williams, no tuvo el éxito esperado y recibió las peores críticas. Se opinó que el casting de actores no fue el apropiado, y se dijo de Elizabeth Taylor que su personaje resultaba chillón e irritable.

5/10
Ceremonia secreta

1968 | Secret Ceremony

Leonora es una prostituta cuya hija murió cuando era muy pequeña. Un día, la joven Cenci la ve por la calle y cree que es su madre, a la cual no ve desde hace muchos años. Amablemente, le invita a instalarse en su casa de Londres y vivir juntas como si de madre e hija se tratasen. El caos y la decepción que baña sus vidas hará que ambas entren en una rueda de amargura muy difícil de salir. Una joven Mia Farrow interviene aquí tras haber rodado La semilla del diablo de Roman Polanski. Elizabeth Taylor no pasaba por un buen momento personal y sus continuos cambios físicos se hacían patentes en cada uno de sus papeles. De aquí en adelante, la elección de sus personajes no correspondían con la gran actriz que había sido, y los críticos y el público, empezaban a asistir al ocaso de una estrella.

4/10
Accidente

1967 | Accident

Última de las cinco colaboraciones entre el director Joseph Losey y el actor Dirk Bogarde, con quien había rodado en 1963 la inquietante El sirviente. Aquí entrega de nuevo un producto de atmósfera opresiva, una historia llena de ambigüedad y doble moral con un punto de thriller, basado en la novela de Nicholas Mosley y trasladado al guión por el escritor Harold Pinter, premio Nobel de literatura en 2005. La película cuenta el pasado de un profesor de Oxford, cuando éste se entera del accidente de tráfico de uno de sus alumnos. Los recuerdos invaden entonces la mente del docente y, junto a su relación con el fallecido, salen a la luz sus obsesiones, sus perversiones, etc.

6/10
Modesty Blaise, superagente femenino

1966 | Modesty Blaise

Adaptación del comic ideado por Peter O'Donnell y Jim Holdaway, cuya heroína es Modesty Blaise una espía que viene a ser la versión femenina del agente 007, James Bond. La susodicha protagonista es contratada por el Servicio de Secreto Británico para evitar que una suculenta suma de dinero, perteneciente a un importante jeque árabe, acabe en manos equivocadas. El mayor obstáculo que tendrá será Gabriel, un ladrón que anda detrás del botín. Se trata de una divertida y picarona película, en la que Joseph Losey (El sirviente) se dedica a pasárselo bien y aportar algunos gags de sutil humor. La presencia de un trío de actores formidables, encabezado por la guapa Monica Vitti (La aventura), da cierto empaque a la función.

4/10
Rey y patria

1964 | King & Country

Película antibelicista en la línea de títulos como Senderos de gloria, sigue las andanzas reales de un soldado combatiente en las trincheras de la Primera Guerra Mundial, acusado de desertor cuando abandona su puesto. En efecto, ha cometido tal infracción, pero no impulsado por la cobardía, sino dispuesto a aclarar la infidelidad de su esposa en su ausencia, de la que ha tenido noticias.Joseph Losey dirige en esta comprometida cinta a su actor fetiche Dirk Bogarde, que encarna a un arrogante capitán, abogado del protagonista, aunque destaca aún más el trabajo de Tom Courtenay -fue premiado en el Festival de Venecia- como el soldado burlado, que se ve sometido a un consejo de guerra. El film, en la línea de El sirviente, critica el trato desigual que sufren las clases más humildes, que tienden a buscar revancha buscando posiciones de superioridad.

7/10
El sirviente

1963 | The Servant

Un sirviente (Dirk Bogarde), entra a trabajar al servicio de un caballero londinense, y poco a poco se va aprovechando de sus flaquezas y defectos para, finalmente, invertir los papeles y convertir al amo en su marioneta. Un inquietante film de Joseph Losey, con guión del prestigioso dramaturgo Harold Pinter, que cuenta con las memorables interpretaciones de Dirk Bogarde y James Fox. Constituye una reflexión sobre la fragilidad de las capas altas de la sociedad, cuando encuentran algún obstáculo en su vida.

6/10
Éstos son los condenados

1963 | The Damned

Weymouth, Inglaterra. Perseguido por una banda de jóvenes malhechores, Simon acaba ayudando a Joan, la hermana del líder. Ambos acaban refugiándose en un recinto militar, donde viven confinados unos niños en unas galerías subterráneas, supervisados por un enigmático profesor. Exiliado en Gran Bretaña, Joseph Losey dirigió este film de terror y ciencia ficción de la productora especializada en el género Hammer. El productor, Michael Carreras, no estaba contento con los resultados, y acabó recortando metraje y concibiendo diversos montajes de diferente duración. Le falta garra al guión de Evan Jones, curiosamente guionista también de Modesty Blaise, superagente femenina, considerada por unanimidad la peor cinta de Losey.

5/10
Eva (1962)

1962 | Eva

Un escritor de éxito viaja a Venecia y halla en su casa alquilada a una joven llamada Eva... Con esteticismo, Joseph Losey explora la atracción sexual entre Eva y el escritor. Destaca Jeanne Moreau, antigua musa de la "nouvelle vague".

6/10
El criminal

1960 | The Criminal

Intenso drama carcelario, rodado por Joseph Losey en Inglaterra, una vez abandonado Hollywood por la tristemente célebre "caza de brujas". El film conecta con su etapa de cine negro en Estados Unidos, al contar el último día en la cárcel del presidiario Bannion, el golpe que organiza una vez en la calle, y su reingreso en la cárcel. Con un brío narrativo encomiable y un uso de la violencia seca, que impacta sin ser desagradable, sorprende que el simpatizante del comunismo Losey haga hincapié en el individualismo del protagonista, que ve truncadas sus limitadas expectativas por las mafias existentes dentro de la cárcel y por sus socios criminales, que funcionan con un nada disimulado estilo capitalista deshumanizado. Hay encuadres muy sugerentes dentro de la prisión, funcionan muy bien los picados y contrapicados; y sobrecoge la escena final en el desnudo campo nevado, con un cadáver y dos tipos excavando en busca del botín. También es magnífico el uso que se hace de la balada de la prisión, de Cleo Laine.

6/10
First of the road

1959 | First of the road

Durante los años 50 y a principios de los 60, Joseph Losey rodó anuncios comerciales de diversos productos. Incluido normalmente en sus filmografías, el elaborado corto "First on the Road" en realidad se rodó con motivos propagandísticos para una potente empresa de automóviles. Manifiesta la habilidad del director para introducir innovaciones formales.

5/10
La clave del enigma

1959 | Blind Date

Jan-Van Rooyer, un pintor holandés en Gran Bretaña, recibe la visita de dos policías de uniforme y un inspector que le informan de que Jacqueline Cousteau, una millonaria francesa con la que mantenía una relación, ha sido asesinada. El inspector le considera el principal sospechoso. Joseph Losey rodó este thriller, basado en una novela de Leigh Howard, con un estilo muy cercano al teatro, con muchos diálogos y pocas localizaciones. Rodada en Inglaterra, enlaza con sus historias detectivescas rodadas anteriormente en Estados Unidos. Excelente interpretación de Hardy Krüger como el artista holandés.

6/10
The Gypsy and the Gentleman

1958 | The Gypsy and the Gentleman

Sir Paul Deverill, un noble, se rebela en contra del matrimonio concertado por sus padres, y decide fugarse con Belle, una gitana de la que se ha enamorado. Drama romántico dirigido por Joseph Losey, que no pudo controlar el montaje final. Se estrelló brutalmente en las taquillas.

5/10
Tiempo sin piedad

1957 | Time Without Pity

Un escritor alcohólico debe demostrar en 24 horas que su hijo condenado a muerte es inocente. Le acusan de asesinar a una muchacha. Excelente thriller dramático de Joseph Losey, que contó con un reparto de grandes estrellas británicas de la interpretación, encabezado por Michael Redgrave.

6/10
Intimidad con un extraño

1956 | The Intimate Stranger

Un director de cine intenta solucionar sus problemas con el estudio. Poco conocida cinta codirigida por Joseph Losey en Gran Bretaña, aunque en algunas copias no aparece en los títulos de crédito.

5/10
A Man on the Beach

1955 | A Man on the Beach

Una vieja dama se dirige con su coche a un casino en el Mediterráneo. Corto rodado en Gran Bretaña por Joseph Losey, que toma como base una novela de Victor Canning.

5/10
El tigre dormido

1954 | The Sleeping Tiger

Primera película de Joseph Losey en Reino Unido después de que su nombre fuera incluido en las listas negras hollywoodienses. De hecho en los créditos adopta el nombre ficticio de Victor Hanbury. De igual modo los proscritos guionistas Harold Buchman y Carl Foreman se ocultan tras el seudónimo de Derek Frye. La trama adapta una novela de Maurice Moisiewitsch, que cuestiona la atención psicoanalítica de los enfermos mentales. En efecto, el protagonista es un psiquiatra que acoge en su casa a un delincuente con el que realiza un curioso pacto: no le entregará a la justicia, a cambio de que sea su paciente. El otro acepta, y al tiempo empieza a seducir a la esposa de su anfitrión, inicialmente inamistosa. Dick Bogarde da vida al delincuente, en lo que supuso el inicio de una fructífera colaboración con Losey.

6/10
Imbarco a mezzanotte

1952 | Imbarco a mezzanotte

Un delincuente extranjero intenta sobrevivir en una pequeña localidad italiana. Debut en territorio europeo de Joseph Losey, que rodó esta cinta en Italia, tras dejar Estados Unidos, durante la Caza de Brujas. Aunque se trata de un thriller, recuerda al cine del Neorrealismo italiano. Excelente trabajo de Paul Muni como protagonista.

5/10
El merodeador

1951 | The Prowler

Webb, un policía, planifica el asesinato del marido de su amante, para quedarse con su dinero. Modélico thriller dirigido por Joseph Losey. El guionista Dalton Trumbo, represaliado por el Comité de Actividades Antiamericanas, participó en el guión, aunque no se pudo poner su nombre en los títulos de crédito.

5/10
La larga noche

1951 | The Big Night

George La Main, un chico inmaduro, es testigo de la paliza que sufre su padre a manos de un hombre cojo con un bastón. Decide buscar al culpable para vengarse. Estimable film de Joseph Losey, la última que filmó en EE.UU. antes de huir a Italia por la Caza de Brujas. Toda la acción transcurre en una única noche.

5/10
M (1951)

1951 | M

Los criminales del submundo del hampa tratan de encontrar a un peligroso asesino de niños que siembra el terror. Joseph Losey rodó una personal revisión de M, el vampiro de Düsseldorf, el clásico de Fritz Lang. A pesar del buen hacer del realizador, y del correcto trabajo de los actores, no resiste la comparación.

5/10
The Lawless

1950 | The Lawless

Un editor de periódicos de una pequeña localidad agrícola se enfrentará a sus convecinos cuando decide apoyar a los jornaleros, casi todos mexicanos, que recogen fruta en la zona. Uno de los primeros trabajos de Joseph Losey, preocupado por temas sociales. Debutaba en el cine Tab Hunter, que se hizo muy popular entre los adolescentes en los años 50.

6/10
El muchacho de los cabellos verdes

1948 | The Boy with Green Hair

Peter Frye, típico chico americano, se queda repentimante huérfano. Sus padres mueren durante los bombardeos de Londres, en la II Guerra Mundial. Cuando Peter se entera, su cabello se vuelve de color verde.  Ópera prima de Joseph Losey, estadounidense que acabó exiliándose en Inglaterra, tras sufrir la represión del Comité de Actividades Antiamericanas. El film denuncia ciertos brotes de xenofobia que se dieron tras finalizar la contienda.

5/10
Galileo

1947 | Leben des Galilei

Mediometraje de treinta minutos de duración que adapta la obra teatral "Galileo Galilei" de Bertolt Brecht, adaptada para el cine por su actor principal Charles Laughton. Dirigida por Ruth Berlau y Joseph Losey, éste último volvería a incidir en el tema en 1974 con Galileo Galilei, esta vez en formato de largometraje bastante duro de cara al espectador. La consabida historia se refiere al célebre matemático y astrónomo italiano Galileo Galilei, quien cambió el curso de la civilización por sus atrevidas ideas acerca del sistema planetario y el lugar que nos corresponde en el universo. Sus teorías sobre el movimiento de la Tierra, que daban la razón a Copérnico y eliminaban las bases de Aristóteles, le valieron la condena del Santo Oficio.

5/10
A Gun in His Hand

1945 | A Gun in His Hand

Dennis Nordell se gradúa en la academia de policía como el número 1 de su promoción. Pero entonces se alía con un grupo de ladrones para cometer robos utilizando sus conocimientos de los métodos policiales para salir impune. Producción educativa de Joseph Losey, que obtuvo una candidatura al Oscar al mejor cortometraje.

5/10
Youth Gets a Break

1941 | Youth Gets a Break

El Departamento de Estado financió este corto del entonces poco experimentado Joseph Losey. Documenta las inciativas gubernamentales para impartir formación a jóvenes desfavorecidos de cara a que encuentren trabajo.

5/10
Pete-Roleum and His Cousins

1939 | Pete-Roleum and His Cousins

Pete, un simpático personaje, muestra los diferentes usos del petróleo en la vida cotidiana. Su conclusión es que la vida moderna no sería posible sin él. Corto animado dirigido por Joseph Losey, financiado por empresas petroleras.

5/10
La Truite

1982 | La Truite

Frederique, una joven del ámbito rural, decide dejar a su marido, con el que no se lleva bien, y dirigirse a la gran ciudad. Acaba trabajando para una corporación financiera. Una de las menos conocidas cintas de Joseph Losey, que no acaba de darle interés al guión, a pesar de que cuenta con extraordinarios intérpretes franceses.

5/10
Don Giovanni

1979 | Don Giovanni

Seguramente "Don Giovanni" no es la mejor ópera de Wolfgang Amadeus Mozart, si tenemos en cuenta otras como "Las bodas de Figaro" y "La flauta mágica", por ejemplo. Pero, por descontado, se trata de una obra mítica del genial compositor, basada en el inmortal mito de Don Juan. El libreto original de Lorenzo Da Ponte se basó principalmente en la obra de teatro "El burlador de Sevilla" de Tirso de Molina. Mozart compuso la música en 1787 y la ópera fue estrenada el mismo año en el teatro Nacional de Praga. El director americano Joseph Losey se encargó de dirigir esta película, basada en la ópera de Mozart, en 1979, algo desde luego inusual en el realizador de El sirviente y El mensajero. La empresa de por sí era complicada por varios motivos: lo archiconocido de la obra original, la duración monumental de la misma y, sobre todo, el riesgo de unir cine y ópera. El resultado es, efectivamente, un poco desconcertante y temerario, en el sentido de que no es una ópera y tampoco, digamos, cine normal. Hay una esmerada puesta en escena, y ésta es a todas luces cinematográfica, pero inevitablemente los ritmos y la atmósfera (la externa y la interna de los personajes) no son propios del séptimo arte, sino de una premiosidad más teatral. Por otra parte, seguramente los más melómanos no quedarán del todo satisfechos, pues es inevitable que abrume la artificiosidad del conjunto, pues al no ser tampoco ópera filmada propiamente dicha, también se pierde el efecto del "directo". De todas maneras, Losey realiza un gran trabajo, pues pone mucho esmero en no forzar los cambios de imagen y en mover fluidamente la cámara manteniendo siempre que puede el mismo plano en pantalla. También le saca partido a la fotografía de Gerry Fisher, sobre todo en las brumosas secuencias del río, cuando aparecen en la fiesta las tres máscaras. Por lo demás, aunque quizá se echen en falta arias de mayor potencia e intensidad, es imposible no disfrutar de la impresionante música compuesta por el genio de Salzburgo y de la sólida interpretación de los actores, todos ellos grandes de la ópera, comenzando por el protagonista Ruggero Raimondi y por las excelentes sopranos Edda Moser y Kiri Te Kanawa.

6/10
Galileo (1975)

1975 | Galileo

Joseph Losey adapta el texto teatral de Bertolt Brecht sobre Galileo, figura que había tratado en un corto al principio de su carrera. Le muestra creando uno de los primeros telescopios del mundo, y defendiendo las teorías de Copérnico. Topol realiza un buen trabajo encabezando un reparto que incluye a actores de primera fila, como John Gielgud, o Michael Gough.

5/10
A Man on the Beach

1955 | A Man on the Beach

Una vieja dama se dirige con su coche a un casino en el Mediterráneo. Corto rodado en Gran Bretaña por Joseph Losey, que toma como base una novela de Victor Canning.

5/10
La larga noche

1951 | The Big Night

George La Main, un chico inmaduro, es testigo de la paliza que sufre su padre a manos de un hombre cojo con un bastón. Decide buscar al culpable para vengarse. Estimable film de Joseph Losey, la última que filmó en EE.UU. antes de huir a Italia por la Caza de Brujas. Toda la acción transcurre en una única noche.

5/10
Youth Gets a Break

1941 | Youth Gets a Break

El Departamento de Estado financió este corto del entonces poco experimentado Joseph Losey. Documenta las inciativas gubernamentales para impartir formación a jóvenes desfavorecidos de cara a que encuentren trabajo.

5/10
Pete-Roleum and His Cousins

1939 | Pete-Roleum and His Cousins

Pete, un simpático personaje, muestra los diferentes usos del petróleo en la vida cotidiana. Su conclusión es que la vida moderna no sería posible sin él. Corto animado dirigido por Joseph Losey, financiado por empresas petroleras.

5/10

Últimos tráilers y vídeos