IMG-LOGO

Biografía

Jane Fonda

Jane Fonda

82 años

Jane Fonda

Nació el 21 de Diciembre de 1937 en Nueva York, EE.UU.

Premios: 2 Oscar (más 1 premios)

La mujer de rojo

22 Octubre 2004

Su ilustre apellido fue el trampolín. Luego se bastó ella solita para colocarse en lo más alto durante dos décadas.

“No rodaré más películas. Me retiro sin mirar atrás”, con esas palabras se despidió del cine la que fue una de las grandes divas durante los años 60 y 70. Jane Fonda ha sido quizá la mujer más contestataria e inconformista del cine y una muestra más de su talante fue ese adiós a la gran pantalla cuando sólo tenía 53 años. Y sin embargo, ah, el cine…, cómo atrapan sus luces y decorados, los intensos y frágiles oropeles de la fama, las palabras mágicas –¡acción!– en el plató tenuamente iluminado… No es fácil dejar ese trabajo (que se lo digan a la Norma Desmond de Billy Wilder) y Jane Fonda ha claudicado tras 15 años de alejamiento de las pantallas. El año que viene estrenará La madre del novio, una comedia romántica con Jennifer López como cabeza de cartel.

Nacida en Nueva York el 21 de diciembre de 1937, Jane es hija del mítico Henry Fonda, con el que nunca se llevó muy bien. Su madre, Frances Seymour, fue la quinta esposa de su padre y tuvo un final trágico, pero su suicidio fue silenciado y cuando Jane se enteró sufrió un enorme shock. En 1985 confesó que había tenido bulimia y anorexia durante más de veinte años: "Me encantaba comer, pero quería estar delgada. Comía y vomitaba de 15 a 20 veces al día. Era capaz de vaciar la nevera. Esta enfermedad no sólo debilita el organismo sino que altera el equilibrio psicológico. Algunas mujeres padecen bulimia intermitente. En mi caso era crónica".

Jane comenzó a actuar en 1954, gracias a Joshua Logan, quien la contrató para la obra de teatro The Country Girl. Tras la experiencia, supo que aquello era lo suyo e ingresó en el Actor’s Studio. Su carrera cinematográfica se inició con Tall Story, también de Logan, pero pronto descolló por su belleza en películas como Confidencias de mujer (1962), de George Cukor; y luego el director francés Roger Vadim le sacó partido a su físico en Juegos de amor a la francesa (1964), El engaño (1966) y Barbarella (1968). Pero además la Fonda tenía talento y así lo demostró en La jauría humana (1966), de Arthur Penn, La ingenua explosiva (1965), con Lee Marvin, Descalzos por el parque (1967), con Redford, o Danzad, danzad, malditos (1968), por la que logró la primera de sus siete nominaciones al Oscar. No tuvo que esperar mucho: inició los 70 con la preciada estatuilla, gracias a Klute (1971). Ésta es la época en que su comunismo combativo causó estupor en la opinión pública: sólo hacía papeles de acuerdo con su ideología y son famosos sus speech animando a los soldados a desertar de Vietnam. Ese posicionamiento político, que no era bien visto por el "establishment" –“Hanoi Jane”, la llamaban–, no fue obstáculo para que se llevara su segundo Oscar gracias a una cinta sobre las secuelas de la guerra, El regreso (1978), o para que fuera nominada por Julia (1977) y El síndrome de China (1979). En los años 80 hizo fortuna con su famosos vídeos de gimnasia, mientras destacaba en películas más intimistas, como En el estanque dorado (1981), donde se reconcilió con su padre, entonces enfermo de cáncer, Gringo viejo (1989) o Cartas a Iris (1990), su última película hasta el momento. En 1991 se casó con el magnate de la televisión Ted Turner –antes estuvo unida a Roger Vadim, con quien tuvo una hija, y a Tom Hayden–, pero la unión se rompió diez años después. Ahora, el cine la recibirá con los brazos abiertos.

Oscar
1979

Ganador de 1 premio

Oscar
1972

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

  • Premio honorífico
Filmografía
Book Club

2018 | Book Club

Cuatro amigas de edad madura se reúnen habitualmente en su particular club de lectura para charlar sobre el último libro que han leído. Diane (Diane Keaton) se ha quedado viuda recientemente y debe lidiar con la excesiva preocupación de sus hijas por ella. Vivian (Jane Fonda) regenta un hotel y está orgullosa de sus conquistas sexuales sin compromiso. Sharon (Candice Bergen) es una jueza separada de su marido que lleva mucho años sin una relación amorosa. Carol (Mary Steenburgen) está felizmente casada pero últimamente está sufriendo una leve crisis con su marido. Las cosas empezarán a cambiar para ellas cuando decidan leer la trilogía de “50 sombras de Grey”. Comedia superficial, a ratos divertida, pero decididamente disparatada sobre cuatro mujeres adultas (bastante adultas, por cierto) que de repente empiezan a comportarse como adolescentes en celo. Bien es verdad que cada una tiene su particular situación, no todas usan el lenguaje procaz de Vivian ni están a priori obsesionadas con el sexo, pero Christian Grey se encargará de poner sus mundos patas arriba. De todas formas, como era de esperar, lo que realmente busca cada una es el amor de toda la vida, y con sus vaivenes y trompicones lo irán encontrando. Mientras tanto, hay chistes y gags picantes por doquier. El director Bill Holderman dedica a cada personaje su tiempo y su historia de amor; el resultado es pasable, buenista y previsible, y lógicamente algunas historias funcionan mejor, como la de Diane y el piloto interpretado por Andy García. Lo mejor, claro, es el cuarteto de actrices protagonistas. Aunque rondan los setenta años por abajo y por arriba (alguna pasa de los ochenta), tienen aún carisma en la pantalla y mantienen el tipo pese a los muy discutibles arreglos estéticos.

4/10
Nosotros en la noche

2017 | Our Souls at Night

Addie Moore y Louis Waters son dos ancianos viudos en un pueblecito de Colorado, y aunque son vecinos, su relación ha sido más bien escasa. Un día ella se presenta en la casa de él, y de un modo bastante directo le plantea que se acuesten juntos. No, no es una cuestión de sexo, sino que más bien se trata de tener a alguien cerca, con quien se pueda conectar, un acompañante para acabar con una soledad y una rutina que se te meten en las entrañas y te matan poco a poco. A pesar de la perplejidad inicial, Louis promete considerar tan singular propuesta, que podría convertirse en la comidilla entre los lugareños, además de sorprender a sus respectivos hijos adultos. Netflix cada vez parece asumir más conscientemente su papel de nuevo eslabón en la evolución de los viejos estudios de cine, pergeñando nuevos proyectos de películas y series con cierta imaginación y vista comercial. Con producción del prolífico Ted Sarandos, ha logrado reunir a una mítica pareja de estrellas hollywoodienses, Robert Redford y Jane Fonda, que ya antes hicieron juntos La jauría humana, Descalzos por el parque y El jinete eléctrico. Papeles adecuados para su edad -81 años y a punto de cumplir los 80, respectivamente-, el de los personajes de una novela de Kent Haruf, y un poco conocido director indio, Ritesh Batra, que mostró sensibilidad para las pequeñas historias íntimas en The Lunchbox, son las bazas para entregar una película sencilla de planteamiento, con costes de producción medidos, que funciona razonablemente. Porque la película evita las estridencias, sin negar las limitaciones propias de la ancianidad, o las decisiones que han marcado las respectivas trayectorias. Y fluye con naturalidad la relación de conveniencia que deviene en enamoramiento, la ilusión de unas personas maduras, que comparten con el otro las experiencias que han acumulado, incluidas las tragedias y dramas que no faltan en ninguna familia; y la llegada por una temporada al provisional hogar compartido de Jamie, el nieto de ella, sirve para un rejuvenecimiento, como si les tocara volver a criar un hijo. Acierta Batra, plasmando en la pantalla el guión de Scott Neustadter y Michael H. Weber -los guionistas de las románticas (500) días juntos y Bajo la misma estrella-, en una apuesta realista, lo que no está reñido con cierto lirismo que se acentúa con la omnipresente guitarra de la partitura musical de Elliot Goldenthal. Las cosas discurren con lógica, no se cae en el disparate de obviar que seguimos los avatares de una pareja de ancianos que no puede pretender ser unos adolescentes. Y Fonda y Redford se muestran contenidos, como exige el guión. Quizá el desenlace resulta un tanto soso, pero es coherente con los rasgos de cotidianeidad que se quieren imprimir a la narración.

6/10
La juventud

2015 | La giovinezza

El compositor y director de orquesta británico Fred Ballinger, ya retirado, pasa sus vacaciones en un hotel-balneario de lujo en los Alpes suizos. Le acompaña su amigo del alma y coetáneo Mick Boyle, director de cine, que junto a un pequeño equipo están inmersos en la preproducción de su nueva película. La hija del anciano Fred, Lena, que ejerce de asistente, se hunde en la miseria cuando su esposo le anuncia que la deja porque está encandilado por una joven cantante pop. Se diría que es un capricho de divo, pero Fred rehúsa atender el requerimiento de un enviado de la mismísima reina de Inglaterra para que dirija un concierto. Entretanto pasa el tiempo lánguidamente, con huéspedes del lugar variopintos, desde un grueso futbolista que se parece mucho a Diego Armando Maradona, a una despampanante e inteligente Miss Mundo, pasando por un actor que está preparando un personaje, una adolescente que le reconoce, un niño que toca el violín, un matrimonio mayor que nunca hablan entre sí... El italiano Paolo Sorrentino rueda en inglés, lo que no significa un cambio en lo referente a las claves estilísticas y temáticas de su anterior film La gran belleza. De nuevo estamos ante un subyugante ejercicio esteticista, un canto a la sensualidad y a la búsqueda del cumplimiento de los deseos, de ritmo perfecto, y hermosas fotografía y música. De algún modo se diría que sigue el modelo de “La montaña mágica” de Thomas Mann para pintar una suerte de lugar en que el tiempo parece haberse detenido, y que invita a la indolencia y al hedonismo, limitarse a estar, dejar que la vida pase disfrutando de los placeres que brinda, y acotando posibles males, la próstata o lo que sea; y aunque lleguen noticias del exterior capaces de agitar a los personajes, la tentación de seguir en la burbuja, aunque sólo sea durante las vacaciones, resulta demasiado poderosa para no caer en ella. Juventud, vejez, ¿cuáles son sus rasgos distintivos? ¿Existen principios irrenunciables en la vida? ¿Hay que estar dispuestos a hacer cualquier cosa en la propia profesión artística, ya se llame música, interpretación, cine? ¿Dónde acaban la sinceridad y franqueza, y empiezan el despecho y la desconsideración? Son algunas de las preguntas que plantea el film de Sorrentino, cuya antropología tal vez sea limitada, pero sin duda que resulta plenamente sugerente, e invita con inteligencia a la reflexión. El director cautiva. Las limitaciones humanas de sus personajes –grandes Michael Caine, Harvey Keitel, Paul Dano, Rachel Weisz, Jane Fonda, pero también los secundarios– no impiden la concepción de escenas grandiosas, creíbles paradójicamente en la atmósfera irreal y mágica de la montaña donde hasta podría levitar un monje tibetano. Imposible e innecesario hacer una enumeración exhaustiva de tales momentos, pero citemos la bajada de la montaña, Venecia, y el precioso clímax que cierra el film.

7/10
De padres a hijas

2015 | Fathers and Daughters

De padres a hijas se desarrolla en dos tiempos paralelos. En los 80, el novelista Jake Davis sobrevive a un accidente de coche en el que fallece su esposa. Como consecuencia, sufre un brote psicótico que no le hará desistir de cuidar a Katie, su hija de cinco años, a la que apoda "Patatita". El otro hilo argumental tiene lugar en el presente, cuando esta última se ha convertido en asistente social, que trata de ayudar a una pequeña huérfana, lo que parece ir sobre ruedas, a pesar de que ella misma tiene que lidiar con la adicción al sexo generada por lo que vivió cuando era niña. Gabriele Muccino reincide en la historia de un padre que con tesón trata de sacar adelante a su vástago, aquí una hija, lidiando con los problemas en solitario, tras la memorable En busca de la felicidad. En esta ocasión no encuentra tanta frescura ni alborozo, pues se notan los resortes melodramáticos que deben conducir a la lágrima. Como le pasa en la ficción al protagonista, en un momento de la trama en el que escribe un libro malo con frases como "los tulipanes son bellos, por ahora", corre a veces el peligro de que la tensión dramática se convierta en cursilería barata. Aún así, el italiano rueda con fluidez, imprime cierta elegancia a los puntos más sórdidos del relato, consigue transmitir la fuerza del amor paterno-filial, y explora bien la idea de que todo lo que sucede en la infancia, bueno o malo, tiene después repercusiones en la edad adulta. A Russell Crowe le han confiado uno de esos personajes con incapacidad, en este caso una patología, que suelen tener tirón de cara al Oscar, al estilo de Una mente maravillosa, por la que recibió una candidatura. Aunque el australiano cumple con profesionalidad, no está tan bien como cuando le toca una interpretación más contenida, por ejemplo la de Gladiator, por la que obtuvo la estatuilla. Lo mismo ocurre con Amanda Seyfried, de nuevo a su lado tras Los Miserables el Musical, que convence pero no emociona. Se agradecen más las sutiles composiciones de los secundarios, como Aaron Paul, aspirante a novelista dispuesto a luchar porque su nueva novia supere sus dificultades, la veterana Jane Fonda, una editora casi maternal, Octavia Spencer, la jefa del personaje de Seyfried, Diane Kruger, la cuñada neurótica que quiere arrebatarle al prota a su hija, y sobre todo el siempre sorprendente Bruce Greenwood, que tras una buena recreación del presidente de CBS en La verdad, aquí entrega al esposo de ésta, un abogado sutil y elegante pero maquiavélico.

6/10
Grace y Frankie

2015 | Grace and Frankie | Serie TV

Grace y Frankie, dos mujeres que no se llevan demasiado bien, aguardan la llegada de sus maridos, socios empresariales, a una cena, tienen que comunicarles una noticia importante. Ellas suponen que harán pública su decisión de jubilarse, pero no, el anuncio sorprendente con el que se encuentran es que ambos confiesan no sólo que son gays, sino que llevan siendo pareja desde hace 20 años –la mitad del tiempo de la vida matrimonial con sus esposas–, y que ahora tienen intención de divorciarse para así casarse ellos. Por supuesto que tal noticia supone una verdadera conmoción. Eso sí, ayudará a que dos mujeres muy diferentes –una casi una hippie, la otra más tradicional– comiencen una amistad. Los hijos de unos y otros también tienen dificultades para asimilar la nueva situación. Serie de capítulos de media hora, creada por Marta Kauffman y Howard J. Morris, que enfoca el vuelco existencial de los personajes con mirada tragicómica, se viene a decir que no sabemos lo que queremos, y en cada momento hay que hacer elecciones, pero que no tienen porque ser para siempre, las cosas cambian. Quizá se le nota demasiado su deseo de mostrar como normales o potencialmente normales, situaciones que no dejan de ser extraordinarias. Aunque el punto de partida es original, luego las cosas discurren por carriles previsibles: nuevos amores, y preparativos de boda gay. Lo mejor es el reparto, donde la veteranía de Jane Fonda, Lily Tomlin, Sam Waterston, Martin Sheen es sin duda un grado.

5/10
Ahí os quedáis

2014 | This Is Where I Leave You

Shawn Levy, director de Noche en el museo, aborda una comedia dramática. Ahí os quedáis se basa en un best seller de Jonathan Tropper. El propio escritor se ha encargado de la adaptación del guión. En Ahí os quedáis el mismo día en el que Judd Altman pilla in fraganti a su esposa en la cama con su jefe se entera también de la muerte de su progenitor. Tras el entierro, la madre explica a los cuatro hermanos Altman que a pesar de su ateísmo, el fallecido deseaba respetar la shivá, tradición judía que consiste en que los familiares directos permanezcan juntos siete días en la casa familiar. Sigue el esquema de películas de reuniones familiares como la reciente Agosto, y otras más lejanas en el tiempo, como Celebración, Milou en mayo, etc., aunque Ahí os quedáis también pretende recordar a comedias dramáticas como Reencuentro o Los amigos de Peter, donde variopintos personajes se vuelven a ver tras algún tiempo separados. Por desgracia, Levy abusa de un humor grosero o facilón que no acaba de funcionar, lo que impide que resulten las secuencias que deberían ser dramáticas. Jason Bateman ha demostrado su buen hacer, por ejemplo como candidato a padre adoptivo en Juno, pero en esta ocasión no encuentra el tono para su personaje protagonista, un tanto plano, por lo que acaba tendiendo a la caricatura. Más o menos le ocurre lo mismo al resto del reparto, en el que destacan nombres como Tina Fey, Rose Byrne o Adam Driver, el nuevo villano de la saga de La guerra de las galaxias. Por su parte, Jane Fonda está desaprovechada en un insulso papel de madre que guarda un secreto, aunque al menos la veterana actriz hace gala de una enorme capacidad para reírse de sí misma y sus intervenciones de cirugía estética. Ahí os quedáis muestra una familia cuyos miembros se necesitan unos a otros a pesar de su cinismo, en sintonía con la serie televisiva Los Simpson.

4/10
The Newsroom (3ª temporada)

2014 | The Newsroom | Serie TV

Will McAvoy y MacKenzie McHale andan de preparativos para su boda, pero la actualidad informativa manda, y durante varios días apenas dormirán por la necesidad de cubrir informativamente el atentado en la maratón de Boston del 15 de abril de 2013, siendo muy cuidadosos en lo que emiten, tras el escándalo Genova, donde metieron la pata hasta el fondo. La ACN sigue con problemas de audiencia, y una empresa podría pensar en comprar la cadena. Quizá aumente el número de espectadores la filtración de un montón de dossieres secretos del gobierno, que llegan a manos de Neal Sampat, pero ante la posibilidad de un delito de espionaje, el FBI irrumpirá en las oficinas del canal televisivo. Tercera y última temporada de The Newsroom, donde se nota de nuevo la buena mano de Aaron Sorkin, que construye historias sólidas sobre el mundo de la información televisiva, cruzando la realidad noticiable reciente con la ficción de la cadena y los que trabajan en ella. Buenos diálogos, a los que corresponden buenas interpretaciones, más interesantes dilemas éticos y elementos como la pujante fuerza de las redes sociales, las nuevas tecnologías, y una trama inspirada en Snowden, configuran una serie sólida, que se ve con gusto.

6/10
La fórmula de la felicidad

2014 | Better Living Through Chemistry

El farmacéutico de un pequeño y aburrido pueblo encuentra la vía de escape a su ruinoso matrimonio a través de una amante. Ésta, aficionada a las drogas con receta, introducirá poco a poco al farmacéutico en ese adictivo mundo. Cuando deciden formalizar su relación, en lugar de divorciarse, optan por planear el asesinato del marido de ella.

The Newsroom (2ª temporada)

2013 | The Newsroom | Serie TV

Después de haber ofendido al Tea Party y a los republicanos -aunque él mismo se declara de ese partido- Will McAvoy y su televisión, la ACN, sufren un boicot, lo que se nota especialmente a la hora de acceder a información en la campaña para designar al candidato presidencial. Una dudosa operación militar con armas químicas, conocida en clave como Génova, obliga a los miembros del equipo de noticias a conseguir fuentes que la confirmen. La moralidad y legalidad de los drones, o el movimiento "ocupa Wall Street" ocupan la actualidad informativa. Y mientras cada uno sigue con sus problemas sentimentales, Will y Mackenzie con la especialista en chismorreos Nina de por medio, Maggie traumatizada por su estancia en África, y su ruptura con Jim, a la que se suma un vídeo viral en YouTube, etc, etc. Aaron Sorkin sigue demostrando una gran habilidad para la escritura de guiones basados en la actualidad, como demostrara en El ala oeste de la Casa Blanca, con diálogos bien perfilados. Aunque quizá en esta segunda temporada de The Newsroom introduce demasiados elementos próximos al culebrón, y carga las tintas contra todo aquello que huela a conservador, con menos sutileza que en otras ocasiones. En cualquier caso engancha, y saca el máximo partido al inspirado reparto, donde sobresalen Jeff Daniels y el veterano Sam Waterston.

6/10
El mayordomo

2013 | The Butler

La historia de la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos, a través de los ojos de Cecil Gaines, que trabajó como mayordomo en la Casa Blanca, desde los días de la presidencia de Eisenhower hasta los de Reagan. El film, a modo de película río, arranca con la niñez de Cecil y el asesinato de su padre, que cultivaba campos de algodón. Una serie de carambolas propician la dedicación profesional de Cecil en ambientes refinados, lo que le empuja a ser considerado para un puesto que le lleva a servir a siete presidentes. Un sueldo razonable –aunque inferior al que perciben sus iguales blancos– le permite sacar adelante a su familia, aunque deberá afrontar el alcoholismo de su esposa Gloria, el activismo político, que no entiende, de su hijo Louis, y la decisión del otro, Charlie, por ir a luchar a Vietnam. Lee Daniels, director de cintas duras como Shadowboxer, Precious y El chico del periódico (The Paperboy) entrega sin duda la que es su película más comercial y digerible por el gran público, basada en un caso real relatado en un artículo periodístico de Will Haygood. Firma el guión de la cinta Danny Strong, autor de los libretos de las “tv-movies” políticas Game Change y Recuento. El mayordomo es una cinta agradable de ver, con un reparto casi siempre acertado, donde se llevan la mejor parte interpretativa Forest Whitaker (Celil), Oprah Winfrey (su esposa Gloria) y David Oyelowo (el hijo de ambos, Charlie). De hecho son sus conflictos dramáticos los que mejor funcionan: el padre que ha conocido un estado de las cosas y desea lo mejor para su familia, confiando en el sistema, aunque acabará cuestionándose las cosas, al estilo de lo que hacía Anthony Hopkins en Lo que queda del día; la madre que padece ciertas desconsideraciones de su esposo –nunca ha movido un dedo para enseñarle la Casa Blanca–, mantiene la unidad familiar como puede y es tentada por consuelos que mitiguen las ausencias de Cecil; y el empuje generacional del hijo que pelea por el cambio, aunque pueda preguntarse acerca de si el precio del distanciamiento de su padre no es demasiado alto. Algo más ambigua es la consideración que merece la dedicación profesional de servir como mayordomo, pues aunque se inserta una acertada reflexión de Martin Luther King sobre la ética del trabajo, no deja de presentarse como un trabajo de segunda fila, tal vez porque en este caso su desempeño va unido a las consideraciones raciales. Cuando se quiere hacer un gran fresco histórico, el devenir de los Estados Unidos en la última mitad de siglo, se corre el riesgo de la simplificación y el academicismo, que no acaba de sortear con éxito Daniels. De hecho los presidentes que desfilan por la pantalla son pobres esbozos sin alma, especialmente ridículo resulta Nixon, al que John Cusack no logra insufla el necesario carácter, más allá de que se quiera ofrecer de él una descripción decididamente poco partidaria. Y el colofón con Obama, aunque razonable, resulta algo previsible y carente de la necesaria emoción.

6/10
The Newsroom

2012 | The Newsroom | Serie TV

El reputado guionista Aaron Sorkin (El Ala Oeste de la Casa Blanca, La red social), regresa a la televisión, a una de las grandes por cierto (HBO), para ofrecer un drama sobre el mundo del periodismo en la serie The Newsroom. Protagonizada por unos estupendos Jeff Daniels y Emily Mortimer, los dos sublimes, la serie narra el día a día en una redacción de informativos en la que todo son prisas y la audiencia junto a los intereses empresariales y políticos mandan por encima de la moral y la calidad de información. En este estado de la situación, MacKenzie McHale (Mortimer) llega a la redacción como nueva productora ejecutiva pretendiendo crear unos informativos diferentes donde las historias y la forma de contarlas sea lo que verdaderamente importe. Con un planteamiento tan idealista, especialmente con los tiempos que corren para el periodismo, chirría un poco la voluntad tanto de la productora como del resto del equipo que en seguida aceptan la proposición de hacer algo nuevo, diferente y arriesgado. Pero este inico susceptible de contemplarse con escepticismo, se deja de lado inmediatamente de la mano de unos protagonistas de arrebatodora fuerza, capaces de engatusarte con su decidida forma de actuar. El buque insignia de la cadena, Jeff Daniels que interpreta al presentador estrella Will McAvoy, es un tipo altivo, seguro de sí mismo y que mantuvo en el pasado una relación con su productora. Sorkin nos lo traza perfectamente, al mismo tiempo que abre una veta en su personalidad para acentuar ricos matices, donde es posible, como en todo buen personaje, descubrir vericuetos de su carácter, su lado más positivo y aquellos defectos propios de quien se ha curtido en mil batallas con no pocas heridas. En él llama la atención el cambio, la capacidad de reciclarse en pos de una buena causa relacionada con su pan de cada día. Aunque con ciertas dudas, McAvoy decide seguir la pauta de su compañera para impulsar un giro profesional complejo y que supone un desafío para todos. Y así se convierten en los abanderados de un periodismo diferente, de calidad, cercano a la gente y a los intereses de ésta, que lucha contra los poderes que dominan la sociedad y por supuesto a los medios de comunicación. Con un ritmo frenético, diálogos brillantes, estupendas interpretaciones y la narración de noticias que realmente han ocurrido, The Newsroom se convierte en una propuesta interesante, entretenida y distinta en cada capítulo, en la creación de expectativas y nuevos estímulos.

6/10
¿Y si vivimos todos juntos?

2011 | Et si on vivait tous ensemble?

Albert y Jeanne, Jean y Annie, más Claude. Dos matrimonios mayores, más un viudo, amigos del alma, que van notando los achaques de la edad. Inicio de demencia senil y un cáncer ocultado en la primera pareja, el deseo del control y la añoranza de los nietos a los que nunca ven en los segundos, más la soledad y un infarto del tercero, siempre hambriento de sexo. Después de que un hijo de Claude le persuada para ingresar en una residencia, y sus amigos se convenzan de lo deprimente que es su nuevo hogar, se impone que los cinco se vayan a vivir juntos a la amplia casa con jardín de Jean y Annie. Va a sumarse al grupo el joven Dirk, que está haciendo su tesis doctoral sobre la ancianidad. El desconocido Stéphan Robelin escribe y dirige ¿Y si vivimos todos juntos?, una película con elementos dramáticos y de comedia que tiene bastantes puntos a su favor. De entrada, tiene interés abordar las dificultades inherentes a la tercera edad, unas limitaciones difíciles de aceptar, que alejan de los hijos, y que pueden hacer difícil la convivencia. Luego se cuenta con un magnífico reparto, están muy bien los seis actores protagonistas, el joven Daniel Brühl, y los veteranos Pierre Richard, Guy Bedos, Claude Rich, Geraldine Chaplin y Jane Fonda, ésta en un inesperado regreso al cine francés tras sus películas de los 60 con el que fuera su marido, Roger Vadim. ¿Cuál es entonces el problema? Pues una cuestión muy sencilla -o quizá no tanto- llamada sexo, que con frecuencia en el cine francés conduce a transitar por rutas bastante retorcidas. La vieja obsesión que domina tantas veces más de lo que sería deseable en las tramas, y que aquí es abordada con enorme simpleza, tal vez con la intención de dar un poco más de contenido a la historia de ¿Y si vivimos todos juntos?. De modo que ahí está Claude, que acude con frecuencia a los servicios de prostitutas, que necesita viagra como sea. O Jeanne dando consejos “de amor” (!?) a Dirk, ella sabe la mujer que le conviene. Aunque más estrafalario y forzado es el secreto de años atrás que afecta a los cinco amigos, que iría conduciendo el film hacia su clímax, y en el que subyace la sorprendente idea de que adulterio y traición pueden convertirse en algo, no sabemos, muy parecido a una muestra de ¡¡amistad!! La sombra de la muerte, que planea desde la escena de Jeanne en la funeraria, sirve para afrontar una realidad innegable, aunque de modo limitado, al final sólo quedan los recuerdos para los que sobreviven de lo que sería, para Robelin, una “buena vida”.

5/10
Paz, amor y malentendidos

2011 | Peace, Love, & Misunderstanding

Cinta que juega con la nostalgia hippy, cuenta cómo un estirado abogado neoyoquino acepta pasar el verano con sus hijas adolescentes en algo muy parecido a una comuna, donde vive la madre.

4/10
Lo dice Georgia

2007 | Georgia Rule

Lily está desesperada por la actitud de su hija adolescente, que bebe, grita y no respeta a nadie. Cuando ésta destroza el coche, decide llevársela a Idaho, a la granja de Georgia, su madre. Ésta es una viejecilla afable, pero exige que cualquiera que viva en su casa respete unas  reglas, basadas en el respeto a Dios y al trabajo. Rachel pasará el verano con su abuela, al principio a regañadientes.Garry Marshall, director de Pretty Woman, firma esta comedia dramática sobre las relaciones familiares y la redención. Une a la veterana Jane Fonda, con Felicity Huffman (Mujeres desesperadas) y Lindsay Lohan (Tú a Boston y yo a California).

4/10
La madre del novio

2005 | Monster-In-Law

La guionista Anya Kochoff cuenta que “según el dicho, cuando te casas con un hombre te casas con su familia. Y no me lo creía hasta que me casé.” Y en efecto, el punto de partida de este film es la tradicional animadversión que suele surgir entre suegra y nuera, elevada al cubo para recorrer caminos de alocada comedia, donde por supuesto hay sitio también para el romanticismo. O sea, un poco en la línea de Los padres de ella y secuela, aunque sin forzar tanto la máquina. El film sigue la pista a Charlotte, una atractiva mujer harta de que le organicen citas a ciegas con ‘hombres ideales’. Pero finalmente aparece Kevin, el hombre de sus sueños… siempre que su posesiva madre no haga demasiado acto de presencia. Y recién despedida de su trabajo como popular presentadora televisiva (está ya mayor, le dicen), lo peor que le podría pasar ahora es perder a su ‘pequeñín’. De modo que su intención es convertirse en la peor de las suegras posibles, haciendo la vida imposible a Charlotte, con idea de que ésta desista de sus planes matrimoniales. Jennifer López reincide en el género de la comedia romántica, que le dio resultados bastante aceptables en Sucedió en Manhattan y ¿Bailamos? Como novio, tiene enfrente al televisivo agente de la CIA en Alias Michael Vartan. Aunque, no nos engañemos, el principal gancho del film es volver a encontrarnos, tras 15 años de ausencia en la pantalla, con Jane Fonda.

5/10
Cartas a Iris

1990 | Stanley & Iris

Entre una viuda  adinerada y un cocinero analfabeto comienza una más que improbable historia de amor. Tras varias dificultades ambos aprenderán a quererse y a reconocer lo bueno del otro. Gran trabajo de Fonda y De Niro en papeles poco habituales.

6/10
Gringo viejo

1989 | Old Gringo

Una profesora yanqui que escapa a México en busca de aventura; un joven general que vive para la revolución; un “gringo viejo”, peridodista que apura sus últimos días en medio del peligro. Tres personajes que encontrarán romance, aventura y muerte en una notable película de época que incluye al carismático Gregory Peck.

6/10
A la mañana siguiente

1986 | The Morning After

Un actriz en decadencia despierta una mañana, tras una borrachera, con un cadáver en la cama. Asustada y sin saber qué ha pasado, emprende una huida. Lo mejor del film es sin lugar a dudas el trabajo de Jane Fonda y la sólida dirección del maestro Lumet.

4/10
Agnes de Dios

1985 | Agnes of God

Agnes (Meg Tilly) es una novicia algo desequilibrada que dice haber visto a Dios y por ello queda embarazada. Tras tener un bebé, el crío aparece a los pocos días brutalmente asesinado. La psiquiatra Martha Livingston (Jane Fonda) investigará el caso antes de llevar a Agnes a juicio, y por el camino irá descubriendo aspectos extraños de la vida y carácter de la religiosa. Además, la Madre Superiora del convento (Anne Bancroft), también parece ocultar algo. La película está basada en la obra de teatro de John Pielmeier, que también se encargó del guión. Jane Fonda, Meg Tilly y Anne Bancroft protagonizan este inquietante thriller donde nada es lo que parece. Bancroft fue nominada a los Oscar por su papel. El film tiene buen ritmo y unos diálogos estupendos que mantienen el suspense hasta el final. Norman Jewison (Historia de un soldado, Huracán Carter) dirige la cinta.

4/10
En el estanque dorado

1981 | On Golden Pond

Los veteranos Henry Fonda y Katharine Hepburn ganaron el Oscar con este sentido melodrama sobre el paso del tiempo y las relaciones familiares. Los veteranos actores interpretan a un matrimonio entrañable: Norman es un cascarrabias que adora la pesca y que siempre está pensando en la muerte y ella, Ethel, es sencillamente maravillosa, la mujer con quien todo hombre quisiera envejecer. Durante un verano en su casa familiar del estanque dorado recibirán la visita de su hija Chelsea, que viene acompañada de su nuevo novio y de Billy, el joven hijo de éste. Pero Chelsea y su padre nunca se han llevado bien. Junto a la pareja protagonista es destacable también el trabajo de una hermosísima Jane Fonda, en la única ocasión que apareció en pantalla con su padre. Y tanto la música de Dave Grusin, como la extraordinaria y melancólica fotografía de Billy Williams tienen la facultad de hacer un nudo en la garganta del espectador. Todo es nostálgico en este bello film sobre el ocaso de la vida. El precioso y sencillo guión también logró el Oscar.

7/10
Una mujer de negocios

1981 | Rollover

El especialista Alan J. Pakula dirige este thriller que especula sobre los siniestros planes de una organización árabe para provocar una crisis petrolífera. Entretenida, con una gran pareja actoral, Kris Kristofferson y Jane Fonda.

5/10
Cómo eliminar a su jefe

1980 | Nine to Five

Judy, Violet y Doralee están hasta el gorro de su tirano y machista jefe, el señor Hart, así que deciden secuestrarlo en su propia casa y ponerse ellas mismas al mando de la empresa, mejorando su situación y cambiando ciertas cosas. Sátira del mundo empresarial en donde se critica el trato que recibe a veces el sector del secretariado, en especial las mujeres. Una comedia que se ve con agrado al narrar unas situaciones hilarantes, sobre todo cuando el jefe permanece atado de pies y manos en su casa, con los enredos y equivocaciones que todo esto supone. Las protagonistas, Parton, Tomlin y Fonda son las encargadas de despertar la carcajada.

4/10
El jinete eléctrico

1979 | The Electric Horseman

Sonny Steele fue hace tiempo una estrella del rodeo pero ahora se dedica a servir mesas en una cafetería de un pequeño pueblo. Como pasa por apuros de dinero acepta la labor de ir a Las Vegas a vender un producto alimenticio, en cuyo show debe ir vestido con luces brillantes y montado en un caballo, pero, en un acto de rebeldía, decide marcharse de allí y a lomos del animal huye hacia el desierto. La periodista Alice Martin estará interesada en su historia para elaborar un reportaje. Historia con sabor a western, aderezada con música country y con una pareja que derrocha química: Robert Redford y Jane Fonda, que ya habían coincidido en Descalzos por el parque. La película habla de ser uno mismo y de ir en busca de las raíces; y dentro de este halo emotivo también hay momentos para el humor y el amor. Dirige la cinta Sydney Pollack (Tal como éramos, Tootsie).

5/10
El síndrome de China

1979 | The China Syndrome

Drama de tensión de tintes sociales y ecológicos, que sobrevuela los riesgos que existen en las centrales nucleares. Tres soberbias estrellas del firmamento cinematográfico muestran sus enormes actitudes en este singular y poderoso film. Jane Fonda da vida a una reportera de televisión que descubre una gran noticia relacionada con una planta de energía nuclear, un auténtico bombazo para la opinión pública. El legendario Jack Lemmon, que da vida a un experimentado ingeniero que trabaja en dicha planta, intentará solucionar el problema antes de que se produzca la catástrofe. Entre ellos, Michael Douglas, en el papel de cámara de televisión, tiene en su poder las pruebas visuales que demuestran la falla en la planta nuclear y tratará por todos los medios de sacarlas a la luz. Intenso y ambicioso drama de gran actualidad dirigido con maestría por James Bridges. En el momento de su estreno se benefició de que, poco antes, había sucedido un verdadero accidente en una central nuclear americana.

6/10
El regreso (1978)

1978 | Coming Home

Jane Fonda es la mujer de un oficial americano, que trabaja como enfermera en un hospital de veteranos de la guerra del Vietnam. Allí conoce a un mutilado de guerra (Jon Voight) totalmente inadaptado a la nueva situación que le imponen sus heridas, del que se enamorará. El regreso del marido (Bruce Dern ) hace que todos los personajes se tengan que enfrentar a una serie de decisiones que afectarán a sus vidas. Estamos ante uno de los títulos mas emblemáticos que han abordado las secuelas que el conflicto de Vietnam dejó en gran parte de la sociedad norteamericana. Hal Ashby es quien dirige este drama que se apoya sólidamente en las caracterizaciones de sus dos interpretes principales: Jon Voight recoge con acierto los sentimientos de rabia e impotencia que su situación de lisiado le provocan, acentuados tanto más en cuanto son consecuencia de una guerra absurda y sin sentido; Jane Fonda encarna sin acaramelamiento a la mujer que sabrá inspirarle amor, así como ayuda para enfrentarse a una nueva vida, a una nueva guerra, en la que no habrá ningún disparo pero no por ello será menos dura. Los dos actores fueron galardonados con sendos Oscars; además el film obtuvo la dorada estatuilla en la categoría de mejor guión original.

7/10
Llega un jinete libre y salvaje

1978 | Comes a Horseman

Al final de la Segunda Guerra Mundial, dos ganaderos se asocian para proteger sus tierras de los explotadores de petróleo. Excepcional western que moderniza los temas típicos del género.

6/10
California Suite

1978 | California Suite

Por una serie de circunstancias bien diferentes, 5 parejas que no se conocen se hospedan en el mismo hotel de Beverly Hills. Estamos en la alocada semana de la entrega de los Oscar de la Academia. Sidney Cochran pierde la oportunidad de optar a un Oscar debido a su torpeza, y por este motivo tiene que sufrir las continuas reprimendas de su insoportable mujer. Por su parte, Marvin Michael no sabe cómo explicar a su esposa el motivo de la presencia de una exuberante muchacha rubia en su cama. El doctor Chauncey y Gump se enteran del oscuro pasado de su mejor amigo, lo que les deja turbados. Por último, Hannah Warren no asimila la nueva forma de vida de su ex marido. ¿En qué acabará este enredo? Se trata de una comedia que provoca situaciones absurdas y disparatadas. Los personajes son a cuál más excéntrico. Destaca Maggie Smith, que ganó el Oscar como mejor actriz secundaria. Divertida para pasar un rato agradable sin mayores pretensiones.

6/10
Julia (1977)

1977 | Julia

Narración de la amistad desarrollada entre dos mujeres a lo largo de cuarenta años, y que se puso a prueba especialmente cuando en la Alemania de 1936, controlada por los nazis, Julia le pide a Lillian que transporte dinero destinado a financiar la huida de los perseguidos por la dictadura de Hitler. En un primer momento, Lillian tiene miedo; pero enseguida comprende que su labor es necesaria debido a las múltiples atrocidades cometidas por el régimen. Magnífica y sensible adaptación de la ya excelente novela "Pentimento", en la que la reputada escritora Lillian Hellman narra su relación –ocurrida en la realidad– con Julia, una amiga que le implicó en los movimientos de resistencia contra el nazismo en los años 30. Imprescindible por las impresionantes interpretaciones –en especial de las dos excelentes actrices femeninas protagonistas, pero también por la calidad de secundarios como Jason Robards– y el delicado estilo narrativo del veterano realizador del clásico western Solo ante el peligro. Este filme se hizo acreedor de tres oscars en 1977 en las categorías de Mejor Actor Secundario -para Jason Robards por su impresionante caracterización como el compañero de Jane Fonda-, Mejor Actriz –para Vanessa Redgrave por su papel de Julia– y Mejor Guión Adaptado para el excelente escritor Alvin Sargent. La música de Georges Delerue es inolvidable.

7/10
Roba bien sin mirar a quien

1977 | Fun with Dick and Jane

Dick y Jane están casados y como él es un ejecutivo bien situado, están acostumbrados a vivir desahogadamente. Hasta que Dick se queda sin trabajo, y conseguir nuevo empleo no resulta nada sencillo. La situación se agrava hasta el punto de que se plantean cometer un robo. George Segal y Jane Fonda protagonizan esta comedia que revisitada 30 años después por Jim Carrey y Téa Leoni.

5/10
El pájaro azul

1976 | The Blue Bird

Tyltyl y Mytyl son un niño y una niña hermanos que viven un sin fin de aventuras por mundos fantásticos para encontrar al Pájaro Azul de la Felicidad, un ser precioso que le devolverá la risa a su vecina enferma. Por el camino conocerán a La Luz, que les guía, y estarán acompañados por el Gato, el Perro, el Pan... con los que viajarán por el Jardín de los Sueños o el castillo de la Noche. Fantástico producto de George Cukor con un plantel de estrellas compuesto por Elizabeth Taylor, Jane Fonda, Ava Gardner y Cicely Tyson, entre otros. La gran baza son los decorados y la ambientación, y un guión lleno de matices donde cada personaje es un símbolo que los niños interpretan como si estuvieran dentro de un sueño.

5/10
Chantaje a una esposa

1973 | A Doll's House

Adaptación a cargo de Joseph Losey (El sirviente) de la clásica obra del noruego Henrik Ibsen "Casa de muñecas", considerada una obra de temática revolucionaria por su rechazo de las convenciones sociales y la toma de partido por la mujer en la vida matrimonial, lo cual puede entenderse, y así lo ha sido, como uno de los más incisivos alegatos feministas de la literatura. La trama presenta las discusiones, problemas y cuitas afectivas del matrimonio formado por Nora y Torvald Helmer. El carácter autoritario y adusto de él contrasta con el espíritu alegre y frívolo de ella. No es lo mejor de Losey, pero está rodada con su habitual elegancia y seguridad. El reparto es soberbio, y también muy adeciado si tenemos en cuenta de que es Jane Fonda quien encarna a la protagonista...

5/10
Material americano

1973 | Steelyard Blues

Alocada comedia con el mismo guionista de El golpe, sigue a una prostituta de buen corazón y a su novio ex convicto, que podrían poner en peligro la reelección como fiscal del distrito del hermano de él.

5/10
Todo va bien

1972 | Tout va bien

Klute

1971 | Klute

Tom, un ingeniero amigo del detective Klute, ha desaparecido sin dejar ni rastro. La única pista es una carta obscena dirigida a Bree, una prostituta. Klute se las arregla para grabar llamadas telefónicas comprometedoras de Bree, y la chantajea para que le ayude a dar con Tom.Alan J. Pakula rueda un thriller muy sórdido, aunque vistoso visualmente, que impactó al comienzo de los 70. El film recoge todo un océano de miserias humanas. Jane Fonda ganó el Oscar por su composición de una prostituta, aunque el trabajo de Donald Sutherland no le va a la zaga. Según la actriz, "me dediqué a construir una manera distinta de construir una prostituta: dura, indignada, pero no del todo insensible; y fue cuando acudí a mi recuerdo de las prostitutas parisinas que había conocido con Roger Vadim"; rodado el film en uno de sus momentos más azarosos, Fonda dijo en sus memorias, en un rapto infrecuente de sinceridad en el mundo de la farándula, que "veo el paralelismo entre la que yo era entonces y el personaje de Bree, una mujer que prefería la prostitución a la intimidad de una relación verdadera". De Sutherland comentó que "se portaba como un caballero de los de antes".

6/10
Danzad, danzad, malditos

1969 | They Shoot Horses, Don't They?

Angustioso drama ambientado en la depresión americana. Un maratón de baile resulta una poderosa metáfora de las penalidades de la época y del sinsentido de la existencia. Se trata de una contundente adaptación de la novela "¿Acaso no matan a los caballos?", del escritor del género negro Horace McCoy. Obra del director de Memorias de África, la actriz Jane Fonda obtuvo su primera nominación al Oscar.

7/10
Historias extraordinarias

1968 | Histoires extraordinaires

Adaptación de tres relatos asombrosos del especialista Edgar Allan Poe, a cargo de tres directores que permanecen muy fieles a sus respectivos estilos. Aunque se trata de un proyecto que les llega de fuera, los asumen y encajan en sus personales universos. En 'Metzengerstein', que dirige Roger Vadim, una joven libertina del medievo, la condesa Frédérique, no soporta que su primo, el barón Wilhelm, no caiga rendido ante sus encantos, como hacen todos los hombres. Así que, despechada, incendia sus tierras. El barón muere, pero la aparición de un caballo indómito se diría que es la reencarnación del difunto. Aunque visualmente impactante, puden a Vadim sus obsesiones rayanas en lo kitsch, evidentes en los modelitos ligeros de ropa que le toca lucir a Jane Fonda. Louis Malle se hace cargo de 'William Wilson', una extraña historia que el protagonista cuenta en el confesionario a un cura, y que tiene que ver con una larga rivalidad que mantiene el Wilson del título con otro hombre que se llama igual que él, y que le reprocha todo el tiempo sus miserias. Quizá es el mejor episodio del film, con momentos inspirados como el de la partida de cartas. Finalmente, Federico Fellini dirige 'Toby Dammit', que estéticamente encaja con su cine más delirante y surrealista. Su adaptación de Poe le lleva a nuestros día, junto a un actor que se supone va a protagonizar el primer western católico, toda una parábola de la redención. Pelín cargante, lo más sugerente es la partitura de Nino Rota.

5/10
Barbarella

1968 | Barbarella

En el año 40.000, la valiente Barbarella y su compañero tienen la misión de ir a buscar a un importante científico y devolverlo a la Tierra antes de que utilice una poderosa arma con la que puede enviar a los individuos a otra dimensión. El viaje se ve interrumpido cuando la nave de Barbarella aterriza inesperadamente en el planeta Lythion, un lugar tan misterioso y seductor como peligroso y mortal. Película basada en un comic francés sobre una heroína espacial del futuro. Es considerado un film de culto de los años 60, protagonizado por una sensual Jane Fonda. De la cinta destaca la estética estravagante, el colorido de las imágenes, los escenarios oníricos, personajes extraños, los caseros efectos especiales y la insistencia en mostrar las curvas femeninas. Además, Jane Fonda realiza su particular pasarela de modelitos (Paco Rabanne se encargó del vestuario). Dirige Roger Vadim (Historias extraordinarias).

4/10
Descalzos por el parque

1967 | Barefoot In The Park

Robert Redford y Jane Fonda interpretan a una pareja de recién casados. Han alquilado un pequeño apartamento que pretenden convertir en su nido de amor. Él es un abogado muy ocupado, y ella una muchacha cariñosa y vitalista. Pronto conocerán a su curioso vecino de arriba, interpretado por Charles Boyer, que puede acceder a su apartamento a través de una claraboya. La llegada de la entrometida madre de Fonda, interpretada por Mildred Natwick, no conseguirá sino complicar aún más su tensa situación. Pero con su amor, conseguirán sacar las cosas adelante. Una comedia muy aguda en la que se tratan con acidez los sentimientos de dos enamorados. Notables interpretaciones de Redford y Fonda, en una época en la que ambos estaban en plenitud de su atractivo. Dirigida con audacia y fluidez por Gene Saks, proveniente del teatro y especialista en comedias ligeras. De hecho, esta película es una adaptación de la obra teatral de Neil Simon. Otras de sus películas son La extraña pareja (1968) o Flor de cactus (1969).

8/10
La noche deseada

1967 | Hurry Sundown

Una localidad sureña, al término de la II Guerra Mundial. Henry, un granjero, acepta la responsabilidad de comprar las tierras de dos de sus vecinos –uno blanco y otro negro– para una gran compañía, que ha comprado todas las tierras colindantes. Pero éstos se niegan en redondo a vender. El siempre interesante Otto Preminger arremete contra el racismo y la intolerancia en el sur estadounidense. Se centra sobre todo en la descripción de personajes, aprovechando que cuenta con actores de primera.

6/10
Cualquier miércoles

1966 | Any Wednesday

Un ejecutivo casado tiene un nidito de amor para su amante, una ingenua actriz. Las cosas se enredan cuando le envía a un atractivo ayudante al apartamento, y asoma también la cabeza la esposa engañada. Adaptación de una obra de Broadway medianamente entretenida, fue uno de los primeros trabajos de una Jane Fonda que intentaba ubicarse. 

5/10
La jauría humana

1966 | The Chase

¿La mejor película de Arthur Penn? Quizá, con permiso de títulos tan destacados como El milagro de Anna Sullivan y Bonnie and Clyde. El film, hijo de su época, los turbulentos años 60, se basa en una novela de Horton Foote, convertida en guión por la siempre eficaz Lillian Hellman. Historia sureña, como casi todas las escritas por Foote, arranca con la fuga de prisión de Bubber Reeves (Robert Redford), hecho que conmociona los cimientos de un pueblecito texano cuya aparente paz es pura fachada. Anna (Jane Fonda), la esposa de Bubber, anda liada con el hijo de un magnate local. Un banquero (Robert Duvall) anda preocupado con los posibles sentimientos vengativos de Bubber, mientras, pobre diablo, no es consciente de que su esposa le engaña con otro. Y a todas éstas el sheriff local (Marlon Brando) debe procurar mantener el orden, lo que no es sencillo, pues uno de los caciques locales lo considera una marioneta manejable a su antojo, hasta el punto de que no puede dejar de decirse a sí mismo "Algo habré hecho mal para que todo el mundo piense que puede comprarme". Es éste uno de esos filmes que podemos definir como ‘psicoviolentos’. Aunque se da también ciertamente una violencia ‘directa’ (la paliza que recibe Brando, al más puro estilo Peckinpah), está presente además otro tipo de violencia soterrada, de modo que una interminable tensión recorre cada minuto del metraje. Los personajes –increíble el estelar reparto, donde además de los citados Redford, Fonda, Brando, Duvall, podemos ver a Angie Dickinson, James Fox, Miriam Hopkins, E.G. Marshall...– llevan a cuestas un montón de pasiones desatadas, que son incapaces de mantener a raya, a pesar del esfuerzo por mantener las apariencias. Lujuria, avaricia, prejuicios raciales y de clase, laten a lo largo de toda la trama. Producida por Sam Spiegel, que acababa de hacer lo propio con Lawrence de Arabia, el film cuenta con una de las más inspiradas bandas sonoras compuestas por el gran John Barry.

7/10
El engaño

1966 | La curée

Adaptación de una novela de Émile Zola, que disecciona a la egoísta burguesía centrándose en la joven Renée Saccard, que casada con un tipo de mediana edad, se encapricha con su hijastro, lo que dará pie a una serie de enredos donde el amor brilla por su ausencia, sustituido por las pasiones más bajas. La neoyorquina Jane Fonda trabaja en Francia a las órdenes de Roger Vadim, que por entonces era su esposo. Dos años después rodó con él una de sus películas más recordadas, Barbarella.

5/10
La ingenua explosiva

1965 | Cat Ballou

Catherine Ballow es una joven de vida ligera que se ve obligada a contratar a un pistolero, interpretado por Lee Marvin. El motivo son las amenazas que está recibiendo su padre por parte de un bandido. Catherine no tarda en darse cuenta de que alguien le ha gastado una mala pasada, y que se ha equivocado de tipo. El pistolero que ha contratado es un bravucón que no le inspira ninguna confianza, y que se gasta en alcohol el dinero de su paga. Aunque Catherine intenta convencerle de que debe proteger a su padre, éste es asesinado. Entonces Catherine, una mujer de armas tomar, decide espabilar a su pistolero y tomarse la justicia por su mano contra el asesino de su padre. Un atractivo western que cuenta con la cautivadora presencia de Jane Fonda. Tiene acción y algunos buenos golpes de humor. Esta vez el siempre brillante comodín secundario Lee Marvin obtuvo un Oscar por uno de los personajes que mejor se le daba, el de borrachín.

6/10
Los felinos

1964 | Les Félins

Nueva colaboración entre Alain Delon y el director René Clément, después del éxito de A pleno sol (1960). Si ésta se basaba en una novela de Patricia Highsmith, en esta ocasión se adaptó otro libro de novela negra de Day Keene, en que un gángster americano descubre que su esposa le ha estado engañando con un playboy francés. Huyendo de los matones del gángster, el amante encuentra refugio en una misteriosa mansión de la Costa Azul donde acepta un trabajo como chófer. Sin embargo, las cosas allí no son como parecen. Acompañan a la estrella francesa Jane Fonda y Lola Albright, en una atractiva combinación de suspense y cine negro repleta de trucos de guión bastante bien hilvanados. A destacar la soberbia partitura de jazz de Lalo Schifrin que aporta mucho ambiente a las imágenes.

7/10
Juegos de amor a la francesa

1964 | La ronde

Adaptación de la obra de Arthur Schnitzler, que ya había sido llevada al cine magistralmente por Max Ophüls. La novedad en la descripción de distintas relaciones amorosas entregada por Roger Vadim estriba sobre todo en que la acción se sitúa en 1914, en vísperas de la gran guerra, y en una menor sutileza en la descripción de los desgarros sentimentales.

Un domingo en Nueva York

1963 | Sunday in New York

Eileen tiene 22 años y está prometida con Russ. Piensa que, a su edad, es la única chica virgen del planeta, y le confía sus preocupaciones a su hermano Adam, al que va a visitar a Nueva York. En la Gran Manzana Adam, pese a que es un Don Juan, intenta ocultárselo a su hermana, para mantenerla apartada de las tentaciones... Simpática y vivaracha comedia romántica con reparto de campanillas.

5/10
Amor prohibido (1963)

1963 | In the Cool of the Day

Amor culpable entre una mujer aburrida de su rutinario matrimonio, y un antiguo colega de su esposo, cuya mujer padece una enfermedad. Su relación se convierte en una huida hacia adelante de final incierto. Del atractivo reparto cabía espera un film más sólido, que tiene un pase por el trabajo actoral.

5/10
La gata negra

1962 | Walk on the Wild Side

Dove (Laurence Harvey) emprende un viaje a Nueva Orleans con el fin de encontrar a Hallie (Capucine). Su intención es rescatarla de su dudosa vida en el Dolf House Café, un local regentado por la experimentada Jo Courtney (Barbara Stanwyck). Pero en su camino, Dove conoce a la atractiva Kitty (Jane Fonda), que nada más llegar a Nueva Orleans engrosa las filas del equipo de chicas de Courtney. Dove está empeñado en sacar a Hallie del Dolf House, se ponga quien se ponga por delante. Un arriesgado drama que retrata con crudeza el sórdido mundo de las chicas de alterne. Cuenta con un magnífico equipo de actrices, donde destaca la imponente Barbara Stanwyck y una jovencísima Jane Fonda. La dirección es sobria aunque algo densa, pero hará las delicias de los aficionados al drama romántico.

5/10
Confidencias de mujer

1962 | The Chapman Report

Paul Radford es un sexólogo decidido a realizar un estudio sobre las costumbres sexuales de las mujeres de Los Angeles. A su consulta llegan mujeres muy diferentes. Como Katheleen, una joven viuda, o Teresa, una madura casada que desea un romance con un jovencito musculoso. Cada mujer confesará al doctor sus deseos y temores esperando una solución a sus conflictos personales. Pasada la censura anterior, los 60 comenzaron a tener una apertura sobre cierto tipo de temas. El film es un drama dirigido por George Cukor y protagonizado por un elenco femenino donde destaca una jovencísima Jane Fonda y una infiel Shelley Winters (Un paso en falso).

5/10
Reajuste matrimonial

1962 | Period of Adjustment

Un combatiente de la guerra de Corea se enamora de su enfermera, así que deciden casarse. Pero surgen problemas cuando van a ver otro veterano compañero de armas, que también se ha casado. El film fue publicitado como la primera comedia de Tennessee Williams, lo que da idea de que el tono habitual del dramaturgo cambia bastante. En el reparto, una jovencita Jane Fonda.

5/10
Me casaré contigo

1960 | Tall Story

Simpática comedia deportiva, donde un jugador de baloncesto de universidad bastante prometedor debe estar a la altura de la atractiva chica que le atrae, lo que pone en la tesitura de si aceptar la deshonesta propuesta de amañar un partido. Dirige Joshua Logan, cuenta con Anthony Perkins para encarnar al jugador dubitativo, mientras que Jane Fonda debutó en cine mostrando ya un extraordinario atractivo, que la cámara explota sin recato.

5/10

Últimos tráilers y vídeos