IMG-LOGO

Biografía

Juan José Ballesta

Juan José Ballesta

32 años

Juan José Ballesta

Nació el 12 de Noviembre de 1987 en Madrid, España

Premios: 1 Goya (más 1 premios)

Viviendo rápido

10 Noviembre 2010

Joven rostro del cine español, ha crecido delante de la cámara y ha sabido madurar en sus papeles, donde interpreta, en muchos casos, al típico muchacho que debe sobrevivir entre el bien y el mal.

Juan José Ballesta nació el 12 de noviembre de 1987 en el municipio madrileño de Parla, donde se ha criado y lleva orgulloso por bandera. Ha afirmado en varias ocasiones que ahí es dónde tiene su vida, a su familia, a sus amigos de toda la vida, y a su novia Verónica, la cual le hizo padre en 2008.

Hizo sus pinitos en el mundo artístico apareciendo en publicidad y en series televisivas como Compañeros o Querido maestro. Pero fue en la película El Bola, dirigida por un debutante Achero Mañas, donde Ballesta saltó a la fama, interpretando a Pablo, un niño listo y simpático que sufría los constantes malos tratos de su padre. Por este rol se llevó un merecido Goya revelación en 2001, y se le auguraba ya una buena carrera profesional. Así es que le llamaron para participar en otras películas como El embrujo de Shanghai o Mi casa es tu casa, pero lo cierto es que no fueron papeles relevantes. Con El viaje de Carol tuvo mejor suerte y Juan José Ballesta pudo trabajar a las órdenes de Imanol Uribe, y compartir pantalla con Clara Lago, otra joven estrella fulgurante, además de con Carmelo Gómez y Rosa Maria Sardà.

En 2003, Antonio Mercero, entrañable director de series como Verano azul o Farmacia de Guardia, le ficha para ser uno de los protagonistas de Planta 4ª,  un drama basado en una obra de Albert Espinosa, sobre cuatro chicos enfermos de cáncer, que sobrellevan la enfermedad plantándola cara con optimismo. El film fue nominado como mejor película en los Goya, y aunque Ballesta no obtuvo por su trabajo ninguna recompensa, tuvo la oportunidad de sacar a la luz su vena más dramática y sensible, y consolidarse como un verdadero talento español.

Irónicamente, el joven actor prefirió tomarse un descanso dentro del cine, ya que llevaba un ritmo insostenible que no casaba ni con su edad, ni con sus perspectivas, y estuvo varios meses alejado de la fama y trabajando como albañil. De hecho, aprovechó para ganar el campeonato de Full Contact de Madrid, deporte al que es aficionado; y practicar ciclismo, otra de sus pasiones.

Pero pronto le empezó de nuevo a picar el gusanillo de la interpretación y no pudo decir que no a Alberto Rodríguez con su nuevo film, 7 vírgenes, donde daba vida a Tano, un joven que vive en un reformatorio y al que dejan salir durante un fin de semana para asistir a la boda de su hermano. La ocasión le da la oportunidad para reencontrarse con sus amigos del barrio. El papel de Tano significaba un antes y un después dentro de su madurez en el cine. Ya no era el niño pequeño al que le gustaba jugar en el parque. Se había convertido en un adolescente a punto de arribar a la edad adulta, y ello conllevaba otras responsabilidades, otras inquietudes y experiencias acordes a su edad.

Más tarde llegó el turno del drama, Cabeza de perro, en 2006, del que dijo: “Es lo que quería, que me llamaran para hacer otro tipo de películas. Estaba harto de hacer de delincuente, de tío problemático. Tenía miedo de que me encasillaran”. Con Mateo Gil, participó en el televisivo thriller, Regreso a Moira. En 2007, en Ladrones (2007), de Jaime Marqués, se metía de lleno en el personaje de un carterista profesional que embaucaba a una acomodada María Valverde, a la cual de paso, le robaba también el corazón.

En el cine ha tenido la oportunidad de rodearse de buenos directores y buenos compañeros que le han ayudado a iluminar su trabajo y parece que la interpretación es lo suyo, porque desde luego, no se le da nada mal. Juan José Ballesta mantiene un ritmo constante de trabajo que le hace estrenar una película por año, más o menos. No tiene prisa, lo importante es encontrar buenos proyectos o historias que le impliquen de alguna manera. Prefiere vivir en un sitio tranquilo, alejado del bullicio de la ciudad y disfrutar el día a día aceptando que, “si me falla el tema del cine no tendría ningún problema en meterme a albañil”. Es celoso de su vida privada y cuida de su familia porque jura que nunca le faltará de nada.

En 2010 ha participado en la serie Hispania, la leyenda y ha protagonizado el largometraje de aventuras Bruc, excelente film que cuenta la historia de la primera derrota de las tropas napoleónicas en tierras españolas. Además se ha metido en la piel de un joven salvaje en Entrelobos, cuidado film basado en la historia real de un niño que vivió sólo durante doce años en Sierra Morena. En la actualidad, ballesta prepara Planta 5ª, una continuación del film de Mercero.

Goya
2001

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Filmografía
El Continental

2018 | El Continental | Serie TV

Años 20. Una década en la que parece que el país empieza a florecer de nuevo después de levantarse de las cenizas de “la gran guerra” (I Guerra Mundial). España se ha convertido en un país que intenta imitar al resto de Europa poniéndose “a la moda”. Al menos esa fue la intención de Alfonso Abascal al montar la sala de fiestas: “El Continental”. Un café elegante y un poco pretencioso para la época. Su dueño, Alfonso Abascal es un hombre decidido, valiente y con las ideas claras. Sabía que levantar un local así tras la I Guerra Mundial no sería algo fácil. Para ello pidió ayuda a unos prestamistas confiando que la mejora del local solventaría la deuda. Pero la suerte no estuvo de su parte y el local no logró despegar. A partir de ese momento comienza el drama y la tragedia: como no puede hacer frente a la deuda, Alfonso toma una decisión que acarreará terribles consecuencias para su vida y la de sus hijos, Andrea y Jesús.

Oro

2017 | Oro

Hubo una época en que Agustín Díaz Yanes apuntaba maneras de gran director, su debut tras las cámaras con Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto hace ya más de dos décadas. Su posterior trayectoria ha sido irregular, aunque la taquilla le sonriera con la adaptación del héroe novelesco de Arturo Pérez-Reverte Alatriste. Ahora también toma como punto de partida un relato del escritor, además de una trama aventurera con telón de fondo histórico, la América de los conquistadores del siglo XVI, y también con esa misma mirada triste y desencantada, que busca rebajar la épica de la posible gesta, abundando en los aspectos de pura ambición, envidia, lujuria y violencia, aunque, un querer sin querer, admirando el valor de unos hombres que se enfrentaban a obstáculos sin cuento en territorio desconocido. En ese sentido, sigue la línea de la también fallida 1898, los últimos de Filipinas, dando en su mirada acomplejada una de cal y otra de arena. Hasta la música de Javier Limón se diría que se contagia de esas medias tintas, pues a ratos se arranca en una nota que parece va a ser el inicio de la genial partitura de Ennio Morricone para La misión, pero no, claro que no. Ante el esfuerzo desarrollado en lo que sin duda es una producción ambiciosa, con espléndida fotografía selvática de Paco Femenia, la pregunta del millón es “¿qué pretende transmitir al espectador Agustín Díaz Yanes?”. No es fácil saberlo, y ello se traduce en la carencia de emociones genuinas. El referente fílmico claro es Aguirre, la cólera de Dios, de la que toma prestada entre otras muchas, la idea de la voz en off de un cronista de la expedición. Pero francamente, se queda a años luz del imitado film de Werner Herzog, lo que entrega no funciona como cuadro de la avaricia desbocada por el reluciente oro. Ni siquiera hay una reflexión digna de ese nombre en torno a los nativos. Tenemos una expedición comandada por un anciano oficial, que lleva consigo a su señora esposa, deseada por sus hombres, y a una criada. La poca determinación del líder de la expedición es manifiesta, nunca nos creemos a su personaje, y el empeño en mostrar la fuerza de una mujer con personalidad, con la cara de Bárbara Lennie, parece responde sólo a satisfacer una cuota feminista de pantalla. Tampoco es fácil aceptar al resto de comparsas, a pesar del esfuerzo de las composiciones de Raúl Arévalo, Óscar Jaenada y José Coronado. Algunos pasajes son como viñetas sueltas, que parecen querer obligar al espectador a comulgar con ruedas de molino, véase la aparición de Juan Diego como una suerte de reverso luminoso del coronel Kurtz de Apocalypse Now con acento andaluz, o todas las escenas que protagoniza un caricaturesco fraile dominico.

3/10
Indeleble

2013 | Nieulotne

Es una historia de amor llena de vibrantes emociones entre Michal y Karina, una pareja de estudiantes polacos que se conocen y se enamoran mientras trabajan durante el verano en España. Su frugal y espontánea aventura amorosa se ve cortada por un acontecimiento dramático que cambiará sus vidas para siempre.

Hispania, la leyenda (2ª temporada)

2011 | Hispania, la leyenda | Serie TV

Viriato ha dejado de ser un humilde pastor, tras convertirse en el líder de los rebeldes que se enfrentan a los invasores romanos. Aunque durante el invierno se detienen las batallas, con la llegada de la primavera se deshielan los caminos y los romanos vuelven a la guerra. Segunda entrega de la serie española que recrea libremente la historia real de Viriato.

5/10
Hispania, la leyenda

2010 | Hispania, la leyenda | Serie TV

Siglo II antes de Cristo. La Tierra que los romanos llamaron Hispania está poblada por los iberos, gente sencilla, pastores, que viven en armonía. Pero los planes de conquista del imperio alteran su existencia, se produce un baño de sangre, con muertes de los seres queridos y bienes esquilmados. Liderados por Viriato, lucharán por su libertad. Ambiciosa serie televisiva de Antena 3, parece clara la apuesta por las distintas cadenas por vistosas producciones de época, piénsese en la exitosa “Águila roja” con la que “Hispania” tiene bastantes puntos en común. Porque está claro que el rigor histórico no es una preocupación primordial de sus creadores, sino que la cosa está más cerca del puro entretenimiento, una “de romanos” de planteamiento bastante elemental. Es decir, por un lado está la existencia idílica y pastoril de los hispanos, y por otra el afán de expansionismo y poder de los romanos, que quieren esclavizar a los otros. Se produce el inevitable choque, libertad frente a dominio, y entre medias no faltan las subtramas románticas de rigor. Está claro que se pueden sacar defectos: en los nombres de los personajes, que no pueden calificarse de iberos o lusitanos, en algunos modos de expresarse, o en acentos, piénsese en el deje de Juan José Ballesta. O que de momento –con apenas tres capítulos no se puede hacer un juicio definitivo– no hay grandes sorpresas argumentales, y que se juega de modo facilón con la violencia y la sensualidad. Pero se agradece el empeño por tratar de hacer un producto televisivo de calidad. Son un acierto de casting Roberto Enríquez como el protagonista, y Lluís Homar como decadente y morboso villano romano. Por supuesto abundan los rostros “guapines”.

5/10
Entrelobos

2010 | Entrelobos

Recreación de la historia real de Marcos Pantoja, que siendo niño sobrevivió solo durante doce años en los montes de Sierra Morena. La situación comenzó en 1954 y se desarrolló hasta 1966, momento en que fue recogido y trasladado a la civilización. Durante el tiempo que vivió en la intemperie sus únicas amistades fueron los animales del entorno, como conejos, águilas, buitres y, sobre todo, una manada de lobos de los alrededores. La terrible e inolvidable experiencia ha sido traslada anteriormente al papel en la novela “He jugado con lobos”, escrita a partir de la tesis doctoral del propio autor de la obra, el catedrático de antropología Gabriel Janer. El director Gerardo Olivares (14 kilómetros) indagó en ese material y posteriormente contactó incluso con el verdadero Marcos, que tenía 62 años. Tras entrevistarse con él, escribió el guión de Entrelobos y se puso también detrás de las cámaras. El film incide especialmente en los días de toma de contacto del joven con la montaña, después de que su padre “le venda” con ocho años al señor de la tierras para saldar una deuda. Asignado para acompañar a un huraño cabrero que vive aislado en el corazón de Sierra Morena, Marcos irá poco a poco conociendo los secretos de la supervivencia: la caza de conejos con hurón, las trampas para pajarillos, mantener viva la hoguera, etc. Pero no será tan sencillo cuando muera el viejo y tenga que apañárselas en completa soledad. El film entretiene lo justo, y eso con benevolencia. Es indudable que la historia ofrecía muchas posibilidades –la referencia clara es El pequeño salvaje–, pero es una lástima que no se aprovechen como es debido. La falta de un guión atractivo acaba siendo un lastre, pues la narración termina aburriendo al obviar los pequeños detalles que habrían completado un film más humano, más entrañable. ¿Qué pasa con el hermano del que se separa tan joven? ¿Por qué no se aprovecha más la relación con la chiquilla? ¿Por qué queda a medias la aventura del Balilla? Da la sensación de que se ha preferido recoger una colección de estampas campestres, antes que crear conflictos dramáticos de calidad. De este modo, todo se resume en una visión demasiado idílica de la naturaleza y la vida animal, con tantos planos gratuitos de buitres, búhos, conejos, lobos, etc., que a veces parece que estamos viendo un capítulo El hombre y la tierra. Sólo falta la voz de Rodríguez de la Fuente. Son dignas de elogio, eso sí, la cuidada fotografía y la soñadora y pegadiza banda sonora. En cuanto al reparto, lo mejor son sin duda las actuaciones del pequeño Manuel Ángel Camacho, muy convincente y enternecedor, y de un fabuloso Sancho Gracia, hosco como nadie. En cuanto al esforzado Juan José Ballesta, su presencia parece un mero reclamo: aparece cuando el film lleva más de una hora de metraje y poco aporta al resultado.

4/10
Bruc: El desafío

2010 | Bruc: El desafío

Excelente muestra de cine de aventuras, con logradas secuencias de acción e impecable factura visual. Lo nunca visto en el cine español. El director Daniel Benmayor da un salto de gigante en este film, tras su fallido debut tras las cámaras con Paintball. La atractiva historia, ambientada en las montañas de Montserrat durante las Guerras Napoleónicas, se basa libremente en un hecho verídico que llegó a convertirse en legendario, según la cual un joven catalán logró la primera derrota del ejército napoleónico gracias a la bravura con que tocó el tambor en una zona escarpada de las montañas, de modo que el eco y la conmoción provocaron el desconcierto, la derrota y la postrer huida del invasor francés a manos de los lugareños. 1808. Juan es un joven de apenas veinte años, listo y despierto, que ayuda a su padre trabajando de carbonero en las montañas catalanas. Acostumbrado a la vida al aire libre y experto cazador, Juan encuentra la celebridad cuando provoca la derrota francesa en la llamada Batalla del Bruc. Pero el hecho resulta tan vergonzoso para Napoleón que encarga personalmente a su amigo Maraval que le traiga la cabeza del famoso rebelde. Ayudado por sus fieles secuaces –Attab, Baraton, De la Mata y Noailles–, Maraval no cejará en su empeño por reclamar el siniestro trofeo aunque para ello tenga que matar a todo el que se interponga en su camino. Por fin alguien demuestra que no todo en el cine español tiene por qué ser siempre frivolidad y Guerra Civil. Y, ¡albricias!, por fin dejamos a un lado la autoflagelación a la que siempre recurren los cineastas –no vaya a ser que se les tache de engreídos o no sé qué– y alguien se atreve a desenterrar un glorioso episodio de nuestra historia y a proclamar con orgullo que en España ha habido héroes que han combatido por la libertad y por altos ideales. Bruc es una película de género con todas las de la ley, un film de aventuras de corte clásico, con héroes y villanos, dolor y amor, y ofrece un espectáculo muy entretenido, a la altura de los mejores filmes extranjeros de gran presupuesto. Quizá la clave del triunfo estriba en que el guión de Patxi Amézcua y Jordi Gasull no intenta abarcar demasiado y, consciente del terreno que pisa, se ciñe con resolución y realismo al curso de la trama (algo que olvidó Alatriste, por ejemplo), de modo que el espectador siempre está en vilo junto al protagonista. Tampoco se olvida de perfilar sutilmente a los personajes: todos ellos reciben su pequeña atención y botón de muestra es la fantástica presentación de Maraval. Es claro que la narración está en deuda con otras películas de cacería humana, en particular con Acorralado, y sobre todo con Apocalypto hacia el tramo final, pero también hay un serio esfuerzo por no rizar el rizo y, salvando un par de detalles (¿cómo puede un montaraz catalán hablar con acento de Parla?), el conjunto es del todo verosímil. Benmayor narra con gran pulso y realismo, apoyado en una planificación trabajada y sencilla, que huye de estridencias, una límpida fotografía de Juan Miguel Azpiroz y un vívido montaje que no olvida la épica en una serie de preciosas tomas aéreas. Se echa en falta, eso sí, una banda sonora de mayor hondura y belleza, acorde con las imágenes. Todo el reparto está estupendo, desde el protagonista Juan José Ballesta, hasta su enamorada Astrid Berges-Frisbey, pasando por un sorprendente Santi Millán en su desagradable papel. Aunque quizá se lleve la palma el francés Vincent Pérez, que realiza un trabajo colosal.

7/10
La casa de mi padre

2008 | La casa de mi padre

Aproximación al grave problema del terrorismo etarra en el País Vasco. Describe la vuelta a su pueblo del empresario Txomin Garay, que se fue con su familia a Argentina por las amenazas de muerte de la banda, ya que se negaba a pagar el llamado “impuesto revolucionario”. La razón del regreso es la enfermedad terminal de su hermano, concejal abertzale, que se ha convertido en un apestado entre los suyos porque se le ocurrió condenar a título personal el asesinato de un compañero del ayuntamiento, del partido popular. Aunque les separan razones ideológicas, y el hermano enfermo cree que el otro se comportó con cobardía, le pide que cuide de su hijo, prometedor jugador de pelota vasca, pero que anda mezclado con los jóvenes radicales que se dedican a quemar autobuses y otras lindezas. Quien mucho abarca, poco aprieta. Gorka Merchán maneja un guión de Iñaki Mendiguren maneja muchos temas, demasiados, y querría no molestar a nadie. Misión imposible, claro está. Por supuesto, condena la violencia asesina de ETA, mostrando dos terribles muertes de dos personajes que hemos aprendido a querer a lo largo del film. Pero quiere dar voz a todos, y cuando decimos todos, nos referimos al brazo político de la banda, con homenajes a etarras muertos y denuncias de torturas de las fuerzas policiales. En cualquier caso, la narración es demasiado primaria, los diálogos demasiado impostados y poco naturales, los personajes predecibles. La película se ve bien, porque no arriesga, pero la mirada de Verónica Echegui, la hija “argentina”, que debería ser la mirada objetiva y perpleja ante la situación que condujera al espectador, no acaba de funcionar, carece de fuerza. Algún pasaje funciona -los partidos de pelota vasca-, pero domina la mano temblorosa del principiante, al que este film le viene demasiado grande. La película supone el reencuentro de Carmelo Gómez y Emma Suárez, pareja cinematográfica en filmes como El perro del hortelano, Tu nombre envenena mis sueños, Tierra y La ardilla roja.

4/10
Ladrones (2007)

2007 | Ladrones

Están pisando fuerte los debutantes en el cine español últimamente. El último talento a tener en cuenta se llama Jaime Marqués, hasta ahora director de los cortos Abierto (El eco del tiempo) y El paraíso perdido. En su puesta de largo, narra el encuentro entre dos personajes contrapuestos, a los que desarrolla con envidiable economía de medios. Álex es un ladronzuelo callejero que desde pequeño robaba carteras con su madre, de la que acaba separándose. Incapaz de superar la ausencia materna, fracasa en su intento de rehabilitarse trabajando en una peluquería, y reincide como delincuente. En unos grandes almacenes observa a una muchacha que intenta robar torpemente un CD musical, sin darse cuenta de que los guardias de seguridad se han percatado de la acción. Álex consigue ayudarla a salir del paso. Esto supone el inicio de una curiosa asociación criminal entre Álex y la chica, Sara, joven de buena familia, a la que no le falta de nada, y que estudia una carrera universitaria. Entre ambos también comienza una historia de amor abocada al fracaso. Marqués enfoca la historia con cierto fatalismo, pues desde el principio parece querer dejar claro que las posibilidades de redención de los delincuentes son remotas y en todo caso parciales. Sobre todo en el caso de aquellos que no han conocido otra forma de vida, y que parecen abocados a un trágico destino. El director compone una película de pocos diálogos y emociones soterradas, bastante realista, en la que destaca su habilidad visual para narrar casi sin palabras –la secuencia en la que se encuentran los dos protagonistas por primera vez es brillante, filmada con un modélico sentido del ‘tempo’ y del suspense–. Además hace gala de una esmerada utilización del simbolismo, incluyendo sugerentes imágenes, como una Madonna que representa la búsqueda materna. Pero el principal acierto del film es su descripción de la historia de amor, de las más emotivas del reciente cine español. A este respecto, el factor clave es el trabajo de los protagonistas. María Valverde demuestra que con el tiempo será una de las grandes actrices españolas. Y Juan José Ballesta, muy crecido desde los tiempos de El Bola, tiene un único registro, pero una vez más borda el papel de joven humilde.

6/10
Cabeza de perro

2006 | Cabeza de perro

Samuel, un chico de 18 años, padece una grave enfermedad neurológica. En ocasiones pierde el sentido de la vista o del oído, otras veces pierde la capacidad de caminar... Por eso, su familia le protege hasta el exceso. Mientras trata de iniciar una vida normal en Madrid, conoce a Consuelo, una chica que conseguirá que Samuel se abra al mundo exterior. Santi Amodeo se quita parcialmente la espinilla de Astronautas, su anterior trabajo. El joven cineasta recupera en algunos momentos la frescura de El factor Pilgrim, su primer largo, que dirigió conjuntamente con Alberto Rodríguez. Su apología de las personas diferentes es interesante por momentos. Pero Amodeo es incapaz de sacarle punta a la estrechez de miras de sus protagonistas, obsesionados con el sexo, con pocas perspectivas vitales.

4/10
Regreso a Moira

2006 | Regreso a Moira

Tomás, maduro y exitoso escritor, ha pasado cuarenta años fuera de España, desde que dejó su pueblo natal siendo un niño. Tras morir su mujer, recibe en su domicilio `el enamorado´, una de las cartas del tarot. Hubo una persona en el pasado que le mandaba naipes similares, cuando todavía vivía en España, pero esa persona, una misteriosa mujer de la que se enamoró siendo un niño, murió hace cuarenta años. Tomás decide regresar a su pueblo para averiguar la verdad. El protagonista de El Bola encabeza el reparto del episodio de Películas para no dormir dirigido por Mateo Gil, artífice de Nadie conoce a nadie. Más que terror, el cineasta se decanta por el camino del suspense, con elementos románticos.

5/10
7 vírgenes

2005 | 7 vírgenes

Film que sigue la estela marcada por Barrio. El joven Tano disfruta de un permiso de fin de semana en el reformatorio para asistir a la boda de su hermano José, personaje triste y mediocre, apenas sin alma, que se aboca rutinariamente a un matrimonio sin amor. Aunque Tano se ha prometido no meterse en líos, su reencuentro con Richi, un amigo del barrio, le involucra en diversas peripecias: robos, gamberradas, etc. También se reencuentra con su novia, con su abuela… Todo es leve y relativamente previsible en este film sobre el peso de las circunstancias en un adolescente que no es mal tipo, pero que se deja llevar. Aunque los cauces por donde va a discurrir la narración se ven venir a distancia, hay momentos graciosos, buen sentido del humor, que contrasta bien con el deseado y marcado patetismo. Juan José Ballesta hace un buen trabajo, aunque el peligro del encasillamiento le acecha, y el premio a mejor actor en el Festival de San Sebastián puede ser excesivo. El título, referencia supersticiosa al rezo a unas estampitas de la Virgen, poco tiene que ver con la historia. Si acaso es una vaga alusión al azar que preside la vida del protagonista.

5/10
Planta 4ª

2003 | Planta 4ª

Unidad de traumatología de un hospital. Ahí pasan sus vidas “los pelones”, un grupo de muchachos en plena adolescencia que se recuperan de un trágico encuentro con el cáncer. A la espera del alta médica sobrellevan las incomodidades de su situación gracias a su talante optimista, donde entrarán en juego las constantes de su edad: la transgresión de las normas, la complicidad, el deporte, el primer amor y las ganas de marcha. Apoyado en un magnífico elenco de jóvenes actores –entre los cuales sobresale Juan José Ballesta–, el director Antonio Mercero, célebre por sus series televisivas Farmacia de guardia y Verano azul, ofrece una película muy humana, que, sin eludir la durísima situación sus personajes, destaca sin sensiblerías su amistad, optimismo y afán de superación. Con la edad del pavo como telón de fondo, el film aporta a un tiempo escenas divertidas –la carrera por los pasillos– y trágicas –la charla con el médico–, en un difícil equilibrio muy bien resuelto, y todo ello bajo un prisma realista, fresco y esperanzado.

6/10
El embrujo de Shanghai

2002 | El embrujo de Shanghai

Dos adolescentes eluden las penurias de la Barcelona de posguerra con la imaginación, gracias a unos relatos que les conducen a Shanghai. Fernando Trueba pasa de la comedia al drama, con esta adaptación de la novela de Juan Marsé, proyecto en el que anteriormente había trabajado Víctor Erice (El espíritu de la colmena). En los años 40, la vida del joven Dani cambia por completo cuando es contratado para dibujar el retrato de Susana, una chica aquejada de tuberculosis. Ambos chicos quedan absolutamente fascinados por los relatos de Forcat, que les cuenta de forma exagerada las peripecias del padre de Susana, un combatiente anarquista. El reparto está encabezado por actores ya consagrados como Ariadna Gil, Rosa Maria Sardà, Antonio Resines, Eduard Fernández y Jorge Sanz. Junto a ellos dos nuevos talentos, los jóvenes Aida Folch (que rodó después Los lunes al sol) y Fernando Tielve, descubierto por Trueba viendo El espinazo del diablo.

3/10
El viaje de Carol

2002 | El viaje de Carol

Primavera de 1938. Carol, adolescente hija de madre española y padre estadounidense, llega al pueblecito de su madre. Mientras España se deshace en una guerra fraticida (el padre combate como voluntario en las Brigadas Internacionales), madre e hija recalan en el tranquilo lugar, situado en zona nacional. Una muerte inesperada altera la vida de Carol, que trata de conservar intacta su inocencia con los amigos que hace en el pueblo, y con su abuelo. Imanol Uribe visita un pedazo de nuestra historia reciente, la guerra civil española. No hay escenas bélicas, pero sí rencores y obcecaciones ideólogicas de algunos personajes adultos. Aunque lo que más interés despierta es el dibujo que Uribe hace del mundo infantil a punto de pasar a la madurez; y cuenta para ello con un aliado excepcional, Juan José Ballesta, el niño que nos sorprendió en El Bola.

5/10
Mi casa es tu casa

2002 | Mi casa es tu casa

Para concentrarse en sus novelas, Luis, un escritor treintañero se refugia en su casa de la Costa Brava. Cuando se entera de que su ex mujer la ha vendido, decide entrar sin permiso, pero inesperadamente aparece la hija del nuevo propietario. Esta distendida comedia es la opera prima del cineasta catalán nacido en Zurich Miguel Álvarez. Lo mejor, los cuidados secundarios típicos de nuestra geografía, interpretados por actores de prestigio.

4/10
El Bola

2000 | El Bola

Película que ha acaparado los más importantes premios en España, nada menos que cuatro Goyas, entre ellos Mejor Película. Sin duda, en su primer largo como director, Achero Mañas se ha convertido en uno de los creadores españoles con mayor proyección. El Bola sigue en cierto modo la de Benito Zambrano con Solas: temática social, puesta en escena realista, actores desconocidos, y... esperanza, mucha esperanza. En este caso, Achero ha tocado uno de los temas más candentes y preocupantes de la sociedad: los malos tratos. Pablo es un chaval de doce años al que todos llaman “El bola”. Es despierto e inteligente, pero tiene problemas en su casa y eso le hace sentirse desplazado en su relación con los chicos de su edad. Hasta que un día conoce a Alfredo, un nuevo chaval de clase, y entabla con él una amistad profunda que le hará conocer otras realidades familiares. Ello le dará fuerza para afrontar su propia situación. La película aborda con contenida crudeza el mundo de la soledad infantil. El espectador presencia atónito a los estragos que produce un padre violento en el equilibrio emocional y personal de un niño. Juan José Ballesta, que da vida al protagonista, sorprende con una variedad de registros insólita para un chaval de su edad; su premio de la Academia española como Mejor Actor revelación está más que justificado. Un guión preciso y un reparto magníficamente dirigido completan una película sincera y atrevida que supone un golpe moral a la conciencia y sensibilidad de las personas.

6/10
Compañeros

1998 | Compañeros | Serie TV

Un total de nueve temporadas, repartidas entre 1998 y 2002, se mantuvo esta serie en la televisión española. Fue una referencia en la pequeña pantalla, aunque sus comienzos fueron algo titubeantes. La trama, dirigida al público juvenil y familiar, se enmarca en el estilo de Al salir de clase, aunque era mucho menos frívola que ésta, y recogía las vicisitudes de varios compañeros en un instituto. La pandilla ofrecía momentos de gran diversión y también algunas lágrimas. Por la serie fueron apareciendo algunas caras que más tarde serían muy conocidas en el cine español, como Paz Vega, Juan José Ballesta o Alberto Jiménez.

4/10
Querido maestro

1997 | Querido maestro | Serie TV

Serie española, de ambiente familiar, que se mantuvo en antena tres temporadas, entre 1997 y 1998. Cuenta la historia de Mario, un maestro que vive en Madrid trabajando de jardinero. la vida le cambia cuando recibe una carta y marcha entonces a su pueblo de Zamora, para trabajar de maestro en un colegio. Allí vivirá con su tía y con la familia de su hermana. Además, la directora del colegio es un antiguo amor. Destaca el formidable elenco de actores españoles, todos ellos muy convincentes, con Imanol Arias y Emma Suárez a la cabeza. Entre el reparto hizo su debut un jovencísimo Juan José Ballesta, quien poco después daría el campanazo en El bola.

5/10

Últimos tráilers y vídeos