IMG-LOGO

Biografía

Keith Carradine

Keith Carradine

71 años

Keith Carradine

Nació el 08 de Agosto de 1949

Premios: 1 Oscar

El duelista

12 Septiembre 2011

Ha trabajado con directores de inmenso prestigio, sobre todo en los 70 y 80. Y aunque su fama se ve un tanto eclipsada por la de otros miembros de su clan, Keith Carradine ha demostrado sobradamente su calidad interpretativa. Curiosamente, tiene el Oscar, pero no como actor.

Keith Ian Carradine nació en San Mateo, una localidad californiana, el 8 de agosto de 1949. Su padre era el prestigioso actor John Carradine, intérprete de títulos como Las uvas de la ira, de John Ford, y su madre la segunda esposa de éste, la actriz Sonia Sorel (El destino de Sissí).

Su infancia fue desdichada, sobre todo porque cuando tenía ocho años sus padres se separaron. Entablaron una dura batalla por la custodia de él y de sus hermanos, Christopher y Walter, que finalmente fue ganada por el padre, pero antes, los chicos llegaron a pasar tres meses en una casa de acogida para menores. “Fue como estar en la cárcel. Había barras en las ventanas y sólo se nos permitía ver a nuestros familiares a través de puertas de cristal”, recuerda el actor.

En su juventud barajó convertirse en guardia forestal, pero finalmente desechó esa opción. Siempre admiró profundamente a su medio hermano mayor, David Carradine, y dispuesto a seguir sus pasos como actor, se matriculó en Arte Dramático en la Universidad del Estado de Colorado.

Tras debutar como actor en los escenarios de Broadway, con el musical “Hair”, Keith Carradine debutó en el cine en 1971 interpretando a un cowboy en Los vividores, de Robert Altman, realizador que quedó muy impresionado por su talento y volvería a recurrir a él. También fue un joven pistolero en El gran duelo, junto a Johnny Cash y Kirk Douglas. Después interpretó a la versión juvenil de David Carradine en la legendaria serie Kung Fu, en el piloto y algún otro episodio.

De nuevo con Altman, fue uno de los tres convictos de Ladrones como nosotros, y un cantante de folk mujeriego en la coral Nashville, para la que compuso una canción country, “I’m Easy”, con la que ganó el Globo de Oro y el Oscar a la mejor canción original.

Se convirtió en el actor fetiche del protegido de Altman Alan Rudolph, que le dio el rol de un cándido y alocado individuo en Elígeme, un criminal incompetente en Inquietudes, un artista americano en París en Los modernos y el cowboy del mundo del espectáculo Will Rogers en un cameo en La Sra. Parker y el círculo vicioso. En la primera de sus películas con Rudolph se enamoró de Sandra Will, una de sus compañeras de reparto. Se casaron y tuvieron dos hijos, Cade y Sorel, que se dedican a la interpretación, dando lugar a una tercera generación de actores de la familia (Ever y Kansas, sobrinas de Keith, también actúan).

Keith Carradine es recordado especialmente por encarnar a D’Hubert, oficial napoleónico que se enfrenta una y otra vez con otro oficial, Feraud (Harvey Keitel), sin que lleguen a resolver sus diferencias de una vez por todas. Ocurría en Los duelistas, el notable debut del gran Ridley Scott, que adapta la obra de Joseph Conrad.

Keith se unió a sus hermanos David y Robert para interpretar a los hermanos Younger, en Forajidos de leyenda, de Walter Hill, que también reunió para la ocasión a los hermanos James y Stacy Keach, y a Randy y Dennis Quaid. En su filmografía también destaca Los amantes de María, de Andrey Konchalovskiy, donde era un guitarrista.

A pesar del inmenso prestigio que había obtenido, a Carradine le faltó un blockbuster rompetaquillas que le convirtiera en un actor popular para el público ‘palomitero’. Quizás por eso, en los 90 su estrella se fue apagando. Nunca ha dejado de interpretar a buen ritmo, pero cayo en la serie B. Se salvan pocos títulos, como La balada del Sad Café. Fue también dos personajes reales del oeste, Buffalo Bill, en Wild Bill, de nuevo a las órdenes de Walter Hill, y Wild Bill Hickock en los primeros capítulos de la memorable serie del oeste Deadwood, cuyo piloto es también obra de Hill. Ha sido también un sheriff en la fallida Cowboys & Aliens. En los últimos años también se le recuerda por su papel de agente especial en la serie Dexter.

Su divorcio dio mucho que hablar en Estados Unidos. Durante el proceso, Sandra Will contrató al controvertido detective privado de Hollywood Anthony Pellicano para que grabara las conversaciones de Keith Carradine con su abogado. Finalmente ella se convirtió en pareja del investigador, y por mentir para defenderle, fue acusada de perjurio.

Pellicano también grabó a Carradine hablando con Hayley DuMond, su compañera de reparto en The Hunter’s Moon, de la que se enamoró, y con la que ha rehecho su vida.

Oscar
1976

Ganador de 1 premio

Filmografía
The Old Man & the Gun

2018 | The Old Man & the Gun

Forrest Tucker es un apuesto septuagenario que ha sido toda su vida ladrón de bancos, atracos que él lleva a cabo con una corrección impecable, sin revuelo ni violencia, casi con amabilidad. Aunque suele ir acompañado por dos compañeros igualmente talluditos, también actúa solo de vez en cuando. En la huida posterior a uno de sus golpes conocerá a una simpática viuda, Jewel, y ambos congeniarán rápidamente. El norteamericano David Lowery (En un lugar sin ley) escribe y dirige esta comedia dramática que narra hechos reales y verdaderamente insólitos. La historia de un septuagenario ladrón compulsivo de bancos y experto en evasiones carcelarias le sirve a Lowery para rendir sin duda un homenaje a Robert Redford, de quien incluso se extraen imágenes antiguas de su filmografía para ilustrar el pasado del protagonista. Esta cierta nostalgia aporta un toque característico al resultado y hace que The Old Man & the Gun se vea con agrado, aunque también sin gran emoción, ya que no se escapa que la historia es leve, sin la requerida entidad dramática. De hecho, se pasa de puntillas sobre los acontecimientos y sobre los personajes secundarios. Casi todo el atractivo se basa en el carisma que conserva Robert Redford, si bien es cierto que aquí ya se le ve actor demasiado mayor y con mucho menos encanto que antaño. Qué duda cabe que la historia real tiene su interés por su singularidad, pero a Lowery parecen no interesarle ni lo más mínimo ni los robos ni la trama policiaca, ambas cuestiones convertidas casi en un Macguffin. Por el contrario, parece asumir sin ninguna pena esa falta de garra para así centrar su atención en la casi necesidad vital que tiene el protagonista por llenar una y otra vez su maleta de billetes, mientras dedica a las diferentes víctimas de turno –cajeras, directores de sucursales, etc.– sus más tiernas sonrisas. Lo que mejor funciona es el romance otoñal entre Forrest y Jewel, ésta última maravillosamente interpretada por Sissy Spacek, probablemente el mejor papel del film. Hay dulzura entre ellos, generosidad, química. Y, claro está, también destaca la extraña relación de complicidad que se establece entre el policía John Hunt (correcto Casey Affleck, habitual del director), un tipo familiar desencantado de su profesión, y el talludito ladrón de bancos.

5/10
Historia de una pasión

2016 | A Quiet Passion

No estamos ante un biopic al uso, aunque Terence Davies ofrece sin duda una visión muy completa de la poetisa estadounidense Emily Dickinson (1830-1886). El cineasta británico tiene la virtud de hacer viajar al espectador en el tiempo, nos introduce en una época y contexto sociales, sin manipular con una visión contemporánea y anacrónica. Y, paradoja, encuentra lo que su alma sensible de artista tiene en común con Dickinson, la búsqueda de la belleza en un mundo a veces desagradable, y la rebelión contra las religiones organizadas para optar por una versión personal de la búsqueda de la trascendencia: no por casualidad Davies al presentar su película decía ser un ex católico al que Dios había ayudado a llevar a buen término su trabajo. Y la escena de arranque, en que Dickinson va a contracorriente en una escuela evangélica de señoritas, sería un ejemplo de esa conexión. La película, de gran riqueza antropológica y estéticamente muy bella, sigue al personaje, omnipresente no sólo físicamente, sino con sus poemas, muy bien insertados en la narración con la voz en off de la protagonista, interpretada con maestría por Cynthia Nixon. Y sorprende cómo esta mujer de gran carácter, nunca se casó y vivió cuidando a sus padres. El marco de la narración, la casa familiar de Massachusetts, con los encuadres y la iluminación, es un personaje más, de poderosa presencia, Davies siempre ha sido un gran creador de atmósferas, ya desde sus primeros y grandes títulos personalísimos Voces distantes y El largo día se acaba. Y allí, en ese lugar, vemos a Emily, destilando ingenio, logrando gracias a la influencia paterna que le publiquen en un periódico, en un mundo de hombres. La relación con sus dos hermanos, con el nuevo pastor de la iglesia, con una amiga que sigue el camino del matrimonio. La autoexigencia personal de la poetisa está muy bien reflejada, y también su sufrimiento, por la enfermedad personal y ajena, pero también por los defectos que observa en los demás, y que la aproximan a la intolerancia, no soporta ver bajezas morales en los otros, aunque sus reacciones tampoco resulten ejemplares. 

6/10
Señora Secretaria de Estado (Madam Secretary) (3ª temporada)

2016 | Madam Secretary | Serie TV

Tercera temporada de la peripecia de Elizabeth McCord, Secretaria de Estado de Estados Unidos, casada con Henry, profesor universitario de teología y espía en sus ratos libres, y con tres hijos en torno a la adolescencia. La serie creada por Barbara Hall, arranca en esta ocasión con una mala noticia para el presidente Conrad Dalton, que acaba de perder las primarias de su propio partido cara a la reelección, un escenario insólito. Un flash-back permite conocer las circunstancias en que el idealismo de Elizabeth, que habría sido su compañera de ticket como vicepresidenta, dejaron espacio al triunfo del rival. De todos modos, surge una idea por la que Dalton y McCord volverán a estar en la carrera presidencial. Esta subtrama, junto a la del hackeo del ordenador de unos de los hijos, y los esfuerzos de Henry con los servicios secretos para recuperar piezas de arte que supuestamente destruye el Estado Islámico, aunque en realidad las vende en el mercado negro, conviven con otras episódicas, crisis que protagonizan países como China o Argelia. Una suerte de El ala oeste de la Casa Blanca más blanca, si se nos permite el juego de palabras, donde cobran protagonismo los problemas doméstico, resulta entretenida, aunque algunas de las crisis internacionales resultan algo increíbles, la escena de la ejecución del líder de la oposición argelino, ordenada por el presidente, ante los ojos de la Secretaria de Estado, roza el ridículo. Pero si se acepta que estamos ante una propuesta algo naïf, el show es altamente disfrutrable, gracias también a las interpretaciones de Téa Leoni, Keith Carradine y Zeljko Ivanek.

6/10
Fargo (serie)

2014 | Fargo | Serie TV

Todo arranca con la llegada a un pueblecito invernal de Minnesota, con nieves casi perpetuas, del enigmático asesino profesional Lorne Malvo, dispuesto a ejecutar uno de sus “trabajos”, eliminar a un tipo, pura rutina. Se cruza en su camino el mediocre vendedor de seguros Lester Nygaard, y Malvo se “apiadará” de él y las humillaciones que recibe de parte de un antiguo compañero de pupitre, y de su insoportable esposa, realizando un asesinato adicional, ayudándole a manejar otro y cometiendo de propina un tercero. Lo que inevitablemente propicia una investigación de la perspicaz y oronda agente Molly Solverson, que debe sortear los obstáculos de su inepto jefe. Lograda traslación del universo de Fargo, la película homónima de los hermanos Coen al formato de serie televisiva. Noah Hawley tiene el mérito de crear algo que no es exactamente un remake ni una reinvención, pues en la trama existen numerosos elementos reconocibles del original, pero el conjunto tiene personalidad propia y atrapa. La serie en su primera temporada recrea bien la América profunda, donde pueden convivir los buenos sentimientos de una vida sencilla –Molly y su padre, más el acercamiento-enamoramiento del agente de otro pueblo, el viudo Gus, que vive con su hija adolescente–, con la inmoralidad de tipejos egocéntricos y muy poca cosa –el vendedor Nygaard, el empresario Stavros Milos– y una caterva de asesinos sin escrúpulos de rasgos casi demoníacos, encabezados por el frío y brillante Malvo. Los actores están muy bien seleccionados: a algunos sorprenderá ver a “Bilbo-Watson” Martin Freeman en su odiodo papel de Nygaard, resulta todo un descubrimiento Allison Tolman como Molly, y su padre en la ficción, Keith Carradine, aporta todo su carisma. No podemos además dejar de mencionar a Billy Bob Thornton, el asesino despiadado y cínico, o a Colin Hanks, el policía que habría preferido ser repartidor de correo a agente de policía. El film incide en cierto sentido del humor existencia, a partir de la violencia irracional y de la existencia anodina propia de lo cotidiano. También hay un sexo tosco y de motel, que parece incidir en su condición de pura forma de entretenerse en lo que no dejan de ser vidas mediocres y grises. Aunque la partitura musical la firma un tal Jeff Russo, también es una curiosa recreación de la original de Carter Burwell, quien tal vez habría merecido un crédito en la serie.

7/10
Señora Secretaria de Estado (Madam Secretary)

2014 | Madam Secretary | Serie TV

Elizabeth McCord trabajó como espía y analistas para la CIA, pero ahora lleva una vida tranquila con su marida, profesor de teología en la universidad, y sus dos hijos adolescentes. La inesperada muerte del Secretario de Estado hace que el presidente Conrad Dalton, que la conoce bien, le ofrezca reeemplazarle en el cargo. Ella se muestra incrédula ante la propuesta, pero acepta con la condición de no limitarse a ser una figura decorativa, ella quiere marcar la diferencia, ayudar a que el mundo sea algo mejor. Pero pronto choca con el jefe de gabinete, que dificulta su comunicación con el Comandante en Jefe. Pero ella, que por algo ha sido espía, logrará sortear tales obstáculos, y afrontará con aplomo su primer desafío, la caída en manos yihadistas de dos activistas americanos en Siria. Barbara Hall, la creadora una singular versión de Juana de Arco en Joan of Arcadia, es la responsable de esta serie que combina el día a día del gobierno de los Estados Unidos, al estilo de El ala oeste de la Casa Blanca, con la intriga política con conspiración de altos vuelos, y el toque feminista, donde Téa Leoni vendría a ser una versión glamourosa de una Hillary Clinton. Las tramas se inspiran en la más rabiosa actualidad política, con cuestiones como la guerra civil en Siria o el programa nuclear en Irán. No inventa la pólvora, pero se sigue con interés. Entre los datos curiosos de la serie destaca el papel de productor del actor Morgan Freeman.

6/10
En un lugar sin ley

2013 | Ain't Them Bodies Saints

Un pueblecito de Texas. Los hermanos Muldoon, Bob y Freddie, y la mujer de Bob, Ruth Guthrie, cometen un robo que sale mal. Tras un tiroteo, Freedie muere y Bob y Ruth, que está embarazada, son capturados. Bob será encarcelado mientras que Ruth queda en libertad y durante cuatro años cuidará sola de su hija. Cuando llega la noticia de que Bob ha escapado, la policía del pueblo se pondrá alerta ante la inminente llegada de Bob. Al frente estará el agente Wheeler, quien se siente atraído por Ruth. Cine poderoso, de mundos interiores, de personajes recios, de vidas duras, de presentimientos trágicos. El director  David Lowery (de amplia trayectoria como cortometrista y con dos largometrajes en su haber) ofrece una historia que engancha, también porque narra siempre al filo de la navaja, sin explayarse un ápice, huyendo de la explicitud, echando mano de los mínimos puntos de apoyo para edificar su historia. Los detalles parecen ser lo de menos para él, de modo que las elipsis son constantes y sólo parecen contar dos momentos: ése en el Bob y Ruth se separan y ése en el que pretenden reencontrarse. En medio, algunos personajes que pululan por ahí: el sheriff enamorado de ella, el sufriente padre del fugitivo, los hombres que buscan venganza, el amigo. Este excesivo laconismo narrativo resta también algo de contundencia al resultado, que seguramente podría haber sido más emocionante, más equilibrado y completo. Porque este quedarse a medio camino se debe también a que los personajes suelen mantenerse a cierta distancia emocional del espectador, les conocemos mínimamente, verdaderamente sabemos poco de su corazón, de sus reacciones. El espectador tiene siempre una leve e incómoda sensación de que se ha perdido algo. Y que con esa implicitud general al director no se le vaya de las manos la película se debe principalmente a la perfección formal. La atmósfera que genera Lowery es impresionante, tanto es así que el amor entre Bob y Ruth adquiere ciertos tintes épicos, arquetípicos. La Texas de Lowery es la de los sesenta del pasado siglo y la puesta en escena –con su preciosa fotografía y sus minimalistas acordes musicales- recuerda a ciertos pasajes contemplativos de El árbol de la vida, mientras que la perpetua violencia latente que invade toda la cinta remite a la subyugante El asesinato de Jesse James por el cobarde Rober Ford. Por otro lado, Lowery ha contado con actores de primerísimo orden, intérpretes capaces de mostrar mundos interiores sin cruzar más de tres palabras y a la vez con un talento innato para esconder sus más íntimas intenciones: es el caso de Casey Affleck, Rooney Mara y Ben Foster. Y a ellos se suma un perfecto Keith Carradine.

6/10
Missing

2012 | Missing | Serie TV

La vida de una familia estadounidense, el matrimonio, Becca y Paul, y su hijo Nick, es puesta patas arriba cuando una bomba mata al marido, de viaje por Europa con su pequeño hijo. Diez años después el chico se marcha a estudiar a Roma, Italia, y desaparece sin dejar apenas rastro. Entonces el espectador se entera de que Becca y Paul eran agentes de la CIA, y que ella dejó el servicio activo tras la tragedia familiar, aparentemente casual, nada que ver con su trabajo. Pero los nuevos acontecimientos cambian su perspectiva, y se desplaza a Europa dispuesta a encontrar a su retoño aprovechando sus viejos contactos. Lo que no hace nada de gracias a los jefazos de la Agencia, los "versos sueltos" suelen dar pie a situaciones que escapan a su control. Esta serie sólo contó con una temporada, pese a que encabezaba el reparto una actriz agradable y con carisma como Ashley Judd. Lo cierto es que la trama resulta bastante manida, y aparte de servir para dar un garbeo por distintas capitales europeas, y ver a la Judd peleando a patada limpia, la cosa no da más de sí. Se puede ver, si uno no espera demasiado.

4/10
Cowboys & Aliens

2011 | Cowboys & Aliens

Adaptación al cine de la novela gráfica homónima de Scott Mitchell Rosenberg. Dirige Jon Favreau, responsable de Iron Man y su secuela, que también se basaban en un cómic. Favreau cuenta con el apoyo del mismísimo Steven Spielberg, como productor ejecutivo, y de Ron Howard (Una mente maravillosa) como productor. Como promete el título, el argumento mezcla western y ciencia ficción. La acción transcurre en 1875, en Nuevo México. Jake Lonergan, amnésico que se ha despertado con un extraño brazalete en la muñeca cuyo origen es un misterio, llega a Absolution, un pequeño pueblo. Allí deja fuera de combate a Percy, hijo del cacique local, el coronel Dolarhyde, y que es un joven arrogante que abusa de los vecinos arropado por el miedo que le tienen a su padre. Percy es enviado a prisión pero el sheriff también acaba encerrando a Lonergan, en cuanto se entera de que está en busca y captura. Cuando Dolarhyde llega al lugar a ver qué ha ocurrido con su hijo, aparecen unas luces cegadoras en el cielo, que corresponden a unos vehículos volantes hostiles que sin motivación aparente disparan contra los lugareños y siembran el pánico. Secuestran a varias personas, y también al hijo de Dolarhyde, que organiza una expedición de búsqueda en la que se integra el forastero Lonergan, cuyo brazalete resulta emitir rayos que son el único arma que resulta efectiva contra los visitantes. Favreau cuenta con un presupuesto ajustado, convincentes efectos especiales y un reparto de auténtico lujo. Daniel Craig muestra una vez más su eficacia, Harrison Ford cumple como padre desesperado ante la pérdida de su vástago, y ejercen como secundarios destacados Paul Dano (el hijo de Harrison Ford) y Sam Rockwell (el dueño del ‘saloon’). Despierta el interés en su arranque, cuando parece que va a desarrollar a los personajes, con secuencias un tanto tópicas pero eficaces, como la del chico descontrolado que siembra el terror a tiros, o la de Craig y Rockwell insistiendo en dedicarle unas palabras religiosas a modo de funeral a un tipo al que acaban de enterrar, ante el escepticismo del personaje de Harrison Ford. Pero pronto, el film se estanca, y se centra en las secuencias de acción, alargadas innecesariamente, por lo que todo se reduce a un videojuego para aficionados a las consolas.

4/10
The Family Tree

2010 | The Family Tree

Peacock

2010 | Peacock

Daños y perjuicios (3ª temporada)

2010 | Damages | Serie TV

La abogada Patty Hewes trabaja en un nuevo caso. Ha sido designada por el gobierno para recuperar mil millones de dólares, procedentes de una estafa piramidal organizada por la poderosa familia Tobin. Hewes tendrá que enfrentarse a varios de sus más importantes miembros y a Leonard Winstone, el abogado del clan. Mientras, Ellen Parsons, harta ya de Patty, ha comenzado a trabajar para el fiscal del distrito. La tercera temporada de la serie de picapleitos de alto postín creada por el trío Todd A. Kessler, Glen Kessler y Aaron Zelman, profundiza en asuntos como los secretos que unen al personaje de Glenn Close con el de Rose Byrne, y en los problemas del flamante nuevo socio de Patty, Tom Shayes. Además, se incorpora Campbell Scott, como primogénito de la familia Tobin, Martin Short, que encarna a su consejero, y Lily Tomlin, la matriarca. La idea es crear una trama que parte de la más rabiosa actualidad, pues se basa en las miserables estafas que dieron pie a la crisis económica de 2008, donde los nuevos criminales son elegante gente de Wall Street, aunque también cuentan con sus matones. Y juega con flash-forwards y flash-backs alrededor del modo en que el coche de Patty es embestido por un desconocido, y la investigación por la muerte de alguen muy ligado a Patty y Ellen. Hay ideas ingeniosas como la de recuperar al personaje de Frobisher (Ted Danson) de la primera temporada, que se cree redimido de los crímenes del pasado por su nueva conciencia ecológica, y plantear que un famoso actor desea protagonizar su vida en el cine.

6/10
Dexter (3ª temporada)

2008 | Dexter | Serie TV

6/10
Bobby Z.

2007 | The Death and Life of Bobby Z

Un antiguo marine, Tim, ha ido a dar con sus huesos en la cárcel. Pero los agentes de la agencia antidroga le ofrecen un trato inusual. Resulta que Tim es “igualico, igualico” que un narcotraficante, el mítico Bobby Z. Y don Huertero, otro narco, mexicano, tiene prisionero a un agente. Así que la ocasión la pintan calva para hacer un intercambio: los federales recuperan a su hombre, y Tim quedaría libre, aunque el modo en que se arregle con don Huertero es cosa suya. Tim acepta el trato, pero desde el primer instante es como si se hubiera montado en una montaña rusa, donde debe fingir ante tipos peligrosos y antiguas amantes. Incluso ante un chaval que se supone que es su hijo. Típica película de acción, a la que hay que agradecer su absoluta falta de pretensiones. La firma John Herzfeld, que antes hizo 2 días en el valle y 15 minutos, no precisamente dos obras maestras. La cosa no engaña, ni lo pretende, en ningún momento. Estamos ante una sucesión de situaciones completamente inverosímiles, encadenadas una detrás de otra, mera excusa para mostrar persecuciones y explosiones a granel; y en los 'paraísos' de los narcos, una colección de 'tías buenorras', piscinas y yates, ya se sabe. Verdaderamente parece una película de hace 20 ó 30 años, de tipos duros y tópicos que traspasan sobradamente la frontera del ridículo. La presunta paternidad del protagonista, enlazada luego con que otro personaje podría ser abuelo de la criatura, te hacen reír, por no llorar. Los actores, Paul Walker, Laurence Fishburne, Joaquim de Almeida, parecen ser plenamente conscientes de donde se han metido, así que se limitan a plegarse al guión y a cobrar su cheque.

3/10
Elvis and Anabelle

2007 | Elvis and Anabelle

La guapa Anabelle se va a presentar al concurso de Miss Texas. Sin embargo, durante el proceso del concurso Anabelle morirá trágicamente. por su parte, Elvis es un joven amargado que vive en la zona y que trabaja en la funeraria. Quizá su salvación esté en Anabelle cuando esta resucite milagrosamente... Drama romanticón, con elementos fantásticos y atmósfera mágica sureña, cuyo gran atractivo es la presencia de un espléndido reparto de veteranos. Protagoniza la estupenda Blake Lively, que luce palmito en un papel tipo bella durmiente que realizó justo antes de convertirse en estrella gracias a la serie Gossip Girl.

5/10
Into the West

2005 | Into the West | Serie TV

La historia de la colonización del Oeste Americano, una lucha entre civilizaciones y colonizadores en el intento de construcción de un nuevo territorio de riqueza. “Into the West” retrata la historia desde el punto de vista de dos protagonistas, y sus familias: Jacob Wheeler (Matthew Settle), un herrero procedente de Virginia que deja el negocio familiar en la búsqueda de su destino, y Amado por el Búfalo (George Leach) que, como padre de familia de la tribu de los indios Lakota, es un hombre que se pasa toda la vida buscando respuestas a las inquietantes visiones que tiene sobre el futuro de su pueblo.

En su viaje hacia California junto a su hermano Jethro (Skeet Ulrich), Jacob pasará por todo tipo de situaciones hasta encontrar el amor con una mujer india llamada Mujer Corazón de Trueno (Tonantzin Carmelo) pero antes de ello, se enfrentarán al ambiente hostil hacia el colonizador americano. Ambas familias representan la lucha entre los nativos americanos y las culturas colonizadoras: mientras que los americanos exploran la América Salvaje con el deseo de aventura, riqueza y una vida mejor, las tribus de los indios creen que con su colonización se está destruyendo todo vestigio indio de los lugares por donde pasa y lucharán por conservar sus valores y tradiciones.

Deadwood

2004 | Deadwood | Serie TV

Personajes de muy distinto pelaje buscan fortuna en el salvaje Oeste. Y acuden al poblado de Deadwood, en Dakota del sur, donde la ley no existe, abundan los buscadores de oro, y los saloones que ofrecen alcohol, juego y prostitutas. Destaca Seth Bullock, un ex marshall, y gente mítica como Wild Bill Hickock y Calamity Jane. La serie de David Milch, cuyo primer episodio dirige Walter Hill, apuesta por el realismo sucio, con un Oeste corrupto y un trasunto de 'padrino', que no duda en eliminar a los que estorban.

5/10
El último vaquero

2003 | Monte Walsh

El forastero

2002 | The Outsider

Un pistolero llamado Johnny Gault se encuentra herido tras un tiroteo y Rebecca, que es la joven viuda que se cruza en su camino, le prestará ayuda infringiendo para ello algunas de las normas de la estricta comunidad religiosa a la que pertenece, los amish. Entretenido western dramático, rodado directamente para la televisión, con elementos de acción y trama romántica de por medio, y en donde lo mejor es sin duda la presencia de un elenco de actores muy solvente, entre los que destacan los hermanos Carradine y la rubia Naomi Watts.

5/10
El diamante de Jeru

2001 | The Diamond of Jeru

Un científico y su novia van a Borneo en busca de aventuras. Allí contratan a un guía que finalmente se acaba interponiendo entre la pareja. Correcto film de aventuras, aunque por fases el guión se hace un poquito aburrido. Tampoco ayuda la puesta en escena poco original, aunque incluya algunas bellas localizaciones. Al menos los actores se esfuerzan y logran que interés de la historia se mantenga hasta el final.

4/10
Wooly Boys

2001 | Wooly Boys

Charles recibe a su abuelo Stoney que llega a Minneapolis para someterse a un tratamiento médico. Chuck, el mejor amigo de Shuck, llega al hospital para ayudarle a escapar acción que les llevará a la aventura de sus vidas. En un principio recuerda a El secreto de los McCann, film posterior con más notoriedad, pero que a medida que avanza este leve pensamiento se va disipando. Tiene cierta previsibilidad, aunque mantiene la atención del espectador con una más que convincente ejecución.

5/10
Rehenes

1999 | Hard Time: Hostage Hotel

Un grupo de terroristas secuestra a un congresista junto a su mujer y a su hija en un hotel. Tratará de rescatarle el detective McQueen, con ayuda de un antiguo amigo que ejerce de negociador con los captores. Irregular subproducto de acción, al servicio del veterano Burt Reynolds, que llevaba unos años de capa caída. Apenas tiene interés.

4/10
Sirenas de la muerte

1999 | Sirens

Pradera de fuego

1998 | Standoff

La policía de una población rural del este de Texas se dispone a asaltar el cuartel general de una peligrosa secta de fanáticos armados. La operación se complica demasiado. En el curso del tiroteo, dos agentes se refugian en una granja abandonada. Allí encuentran a dos jóvenes que han conseguido escapar de la secta, pero se quedan aislados al dejar de funcionar su radio. Esta cinta repleta de acción afronta el tema de las sectas pseudoreligiosas, uno de los más graves problemas de la sociedad contemporánea. Además, está muy bien interpretada por grandes actores como Keith Carradine y Robert Sean Leonard.

3/10
Heredarás la tierra

1997 | A Thousand Acres

Un viejo patriarca del Sur de los Estados Unidos reparte tierras y casas entre sus tres hijas. Al poco se desatan las pasiones ante la ingratitud de alguna de ellas, y la salida a la luz de oscuros secretos familiares. El padre se cree dejado de lado, una de las hijas tiene un cáncer de mama... y más, muchas cosas más. ¿Tragedia o culebrón? La historia de la Premio Pulitzer Jane Smiley bebe de la excelente fuente de El rey Lear de Shakespeare, aunque con fuerte contenido melodramático. Están magníficas Jessica Lange y Michelle Pfeiffer, dos actrices como la copa de un pino.

5/10
Una promesa

1997 | Keeping the Promise

Entretenido film de aventuras, ambientado en los tupidos parajes de Maine durante el siglo XVIII. Narra la historia de Matt, un joven que, a la espera del regreso de su padre, que ha ido en busca del resto de su familia, queda aislado en las tierras de noreste de Estados Unidos. Para sobrevivir entrará en estrecha relación con los indios. Se trata de una bonita historia, entre el drama familiar y la aventura, rodada en bellos localizaciones aunque con un presupuesto limitado al formato televisivo. Entre los actores destaca Keith Carradine, que interpreta a William, el padre de Matt.

5/10
2 días en el valle

1996 | 2 Days In The Valley

El valle de San Fernando, en Los Angeles, está habitado por un conjunto de habitantes peculiares. De manera misteriosa y repentina, una serie de crímenes hacen cundir el pánico en la zona. Nadie sabe quien puede ser el causante de las muertes, pero todos sospechan de todos. Los crímenes se siguen sucediendo, y cada muerte es más cruel que la anterior. Los vecinos del valle de San Fernando se sienten trastornados, y esto les empuja a iniciar una serie de complejas relaciones entre ellos, en medio del temor y del recelo. Un thriller lleno de truculencia, en el que se mezclan la violencia, la acción y el erotismo. Cuenta con un atractivo reparto, en el que destaca la presencia del sugerente Jeff Daniels. El argumento es original, mantiene la intriga y alcanza algunos momentos de aceptable tensión.

4/10
Wild Bill

1995 | Wild Bill

Lejos queda la visitación que Walter Hill hace al personaje de Wild Bill Hickok de la realizada sesenta años antes por Cecil B. De Mille en el clásico Buffalo Bill, con Gary Cooper y Jean Arthur en los papeles de Wild Bill y Calamity Jane. Hill opta en su film por una visión sombría y desmitificadora del personaje, poco atractiva. De todos modos ésta no es la causa principal de la decepción que provoca el film. Al fin y al cabo, el realizador dirigió antes, con estos mismos planteamientos, la más sugestiva Forajidos de leyenda. El film se inicia con imágenes en blanco y negro del entierro de Wild Bill. A partir de aquí, ya en color, se rememoran las andanzas que le han llevado a la tumba. Unas ligeras y rápidas pinceladas, que componen un personaje violento, siempre en busca de pelea, dan paso a la presentación de un jovenzuelo que desea liquidarle por abandonar años atrás a su madre, tras una relación amorosa. A pesar de manejar abundante material literario –una novela de Peter Dexter y una obra teatral de Thomas Babe–, el guión urdido por Hill está mal trenzado. El personaje encarnado por John Hurt, una especie de biógrafo oficial de Wild Bill, se desaprovecha. La historia del amor imposible entre el protagonista y Calamity Jane se dibuja torpemente, y es la excusa para una ridícula escena erótica. Mientras que los deseos de venganza del joven muchacho no resultan creíbles en un personaje que arrastra demasiadas contradicciones.

3/10
La Sra. Parker y el círculo vicioso

1994 | Mrs. Parker and the Vicious Circle

Dorothy Parker, poetisa, escritora y guionista, formó parte del círculo de intelectuales que en los años veinte se reunía en la neoyorkina Mesa Redonda del Algonquin. Sus encuentros constituían un curioso cóctel de conversación ingeniosa, cotilleos y comentarios a la producción artística reciente, sazonado todo con un punto de ironía. Alan Rudolph evita la tentación de entretener su mirada en algunos personajes de ese círculo, del calibre de Scott Fitzgerald, Edna Ferber o Robert E. Sherwood, por citar sólo tres, para centrar su mirada en quien le interesa: la Sra. Parker, como la conocían sus compañeros. El personaje de la escritora se presenta patético; pese a la belleza de su poesía, recitada a lo largo del film con breves insertos en blanco y negro, predominan las sombras sobre las luces en el cuadro de su trayectoria personal. Se describen un matrimonio roto, un romance con Charles McArthur y el posterior desengaño, y una relación platónica con Robert Benchley —los dos estaban casados—, que aparece como el que debía haber sido gran amor de la Sra. Parker. Esta mujer esconde sus desgracias tras una gruesa capa de cinismo; trata de aparentar una fría aceptación de sus problemas, como si no afectaran a su brillante intelecto: así lo hace cuando decide abortar, ironizando sobre sus supuestos remordimientos. En su interior, la Sra. Parker está desgarrada, más por tratar de ocultar la fragilidad común a todo ser humano; el alcohol es el refugio donde trata de olvidar. Rudolph, director y coguionista, logra una película pulcra, esmerada y un tanto fría, de maravillosa ambientación, que da idea de los problemas de determinados artistas. Como otros films sobre creadores artísticos —por ejemplo, Balas sobre Broadway, de Woody Allen—, maneja la equívoca idea de que éstos deben considerarse por encima del bien y del mal. El director no oculta las debilidades y el desencanto de su personaje principal —espléndida la actuación de Jennifer Jason Leigh—, pero evita juzgarlo y, por supuesto, condenarlo.

6/10
Andre, una foca en mi casa

1994 | Andre

Una niña adopta en su casa de un pueblecito pesquero a una simpática cría de foca. Los problemas no tardarán cuando el animal empiece a alimentarse más y más de toda la pesca, lo que provoque que vaya en decrimento del principal negocio de la zona. Película de aventuras para toda la familia que gustará a los más pequeños y que dará hermosas enseñanzas acerca del valor de la naturaleza y la amistad. Dirige George Miller (Zeus y Roxanne, Babe 2, un cerdito en la ciudad). Destaca el protagonismo de la pequeña Tina Majorino (Corina, Corina, Waterworld).

4/10
Mi querido doctor Gräsler

1991 | Mio caro dottor Gräsler

En los años previos a la I Guerra Mundial, un médico (Keith Carradine) se debate en la elección de esposa entre las mujeres que conoce. Cuidado coproducción de Roberto Faenza (Sostiene Pereira), basada en una novela del controvertido Arthur Schnitzler. La actriz Miranda Richardson (Sleepy Hollow) interpreta a dos mujeres en diversos momentos de la vida del protagonista.

4/10
La balada del Sad Café

1991 | The Ballad of the Sad Cafe

La acción tiene lugar en una perdida estación de servicio del Sur, propiedad de una andrógina mujer (Vanessa Redgrave, en un rol nada favorecedor), cuya vida va a cambiar radicalmente con la llegada de su marido (Keith Carradine) que acaba de salir de prisión. Producida por Ismael Merchant y James Ivory (autores de títulos como Las Bostonianas y Regreso a Howards End, ambas también con Redgrave de protagonista), supuso la primera y única incursión en la dirección del actor Simon Callow. Su argumento es la adaptación de una novela de Carson McCullers (1917-1967), nombre esencial en la narrativa norteamericana y adaptado al cine en complejas películas como Reflejos en un ojo dorado (1967) y El corazón es un cazador solitario (1968).

5/10
Calle sin retorno

1989 | Sans espoir de retour

La película que cierra la filmografía de Samuel Fuller no es la más estimulante de entre las que hizo. Irónicamente, narra la decadencia de un cantante pop, enamorado de una bailarina, al que un novio celoso raja el cuello, lo que le hace deprimirse hasta caer en el vicio del alcohol.

5/10
Los olvidados

1989 | The Forgotten

Tras un acuerdo secreto con el gobierno norteamericano, las autoridades vietnamitas liberan a los últimos supervivientes de la Unidad de Operaciones de los Boinas Verdes. Este grupo de hombres aguerridos fue capturado durante los últimos días de la guerra del Vietnam, y después de 17 años en campos de concentración, la noticia de su libertad les parece un regalo del cielo. Pero por una serie de engañosas circunstancias, descubren que están siendo víctimas de una deleznable conspiración. Poco a poco descubren que su misión en Vietnam fracasó porque fueron traicionados. La base alemana a la que están siendo trasladados, es en realidad una cárcel, con una dudosa Unidad de Desintoxicación. Todos deciden que esta vez no volverán a ser víctimas de los corruptos manejos de sus superiores, y lucharán hasta la muerte por que su libertad. Una curiosa mezcla de thriller y acción bélica. Se plantea de nuevo el manido tema norteamericano sobre la existencia de presos en cárceles vietnamitas. La trama no aporta grandes novedades, quizá por sus tintes de poca verosimilitud.

5/10
Los modernos

1988 | The Moderns

Recreación del mundillo cultural parisino de los años 20 del siglo XX, un mundo habitado por pintores y escritores bohemios entre los que se encontraban, por ejemplo, Ernest Hemingway o Gertrude Stein. El reparto es llamativamente bueno, con protagonismo para Keith Carradine (Los duelistas), y momentos estelares de Linda Fiorentino o Geraldine Chaplin. La trama narra las vicisitudes de un pintor americano llamado Nick Hart, que trabaja ilustrando un periódico de París. Lo que consigue apenas le da para vivir, pero sus dificultades llegan sobre todo cuando descubre a su mujer Rachel con otro hombre. Él la ama aún y quiere recuperarla. Estos hechos coincidirán con una curiosa oferta laboral que le hacen: falsificar tres famosos cuadros. El resultado del film es más que aceptable, con una cuidada recreación de época y una trabajada dirección de actores a cargo de Alan Rudolph (Afterglow).

5/10
A Winner Never Quits

1986 | A Winner Never Quits

Una historia que comenzó hace 2000 años

1986 | L'inchiesta

El general Tauro acude a Judea mandado por el emperador Tiberio para descubrir qué ha pasado con Jesús de Nazareth.

Inquietudes

1985 | Trouble in Mind

Un ex policía que acaba de salir de la cárcel frecuenta un local llamado Café de Wanda, donde se reúnen varios personajes relacionados con la mafia. Allí conoce a la mujer de sus sueños, pero tiene un compañero sentimental y un hijo. Película de culto del realizador Alan Rudolph y uno de sus mejores trabajos junto con Elígeme. El cantante de country y actor Kris Kristofferson (La puerta del cielo) realiza una excelente interpretación.

4/10
Elígeme

1984 | Choose Me

La propietario de un famoso bar llama a un conocido programa radiofónico en busca de respuestas para los problemas de su actual relación sentimental. La locutora del programa responderá poco después a un anuncio de su oyente para compartir piso, por lo que acude a su bar. Uno de los filmes de culto de los años 80, muy bien dirigido por Alan Rudolph y uno de sus mejores títulos junto a Inquietudes. Keith Carradine resulta muy convincente como un hombre que se debate entre el amor de las dos protagonistas.

4/10
Los amantes de María

1984 | Maria's Lovers

Al acabar la II Guerra Mundial, María se casa con Iván, que vuelve del frente. Su vida conyugal se convertirá en una pesadilla. Konchalovsky dirige este drama sobre las carencias afectivas.

6/10
La presa

1981 | Southern Comfort

Modélico film de acción asfixiante de Walter Hill. Sigue el fin de semana de un grupo de la guardia nacional, que hace un ejercicio de descenso de río. En mala hora se les ocurre tomar unas canoas ‘prestadas’...

5/10
Forajidos de leyenda

1980 | The Long Riders

Al término de la Guerra Civil, algunos combatientes del sur, como los hermanos James, se convierten en forajidos. Tres sagas de auténticos hermanos actores interpretan a familias de forajidos en este entretenido western firmado por el eficiente Walter Hill.

5/10
La pequeña

1978 | Pretty Baby

Acercamiento a la prostitución infantil del francés Louis Malle, a través de un fotógrafo fascinado por una chiquilla. Sirve de base la obra de Polly Platt, situada en el Nueva Orleans de 1917.

4/10
Los duelistas

1977 | The Duellists

Dos oficiales del ejército de Napoleón deben resolver una cuestión de honor, pero tanto retrasan la resolución de sus diferencias (las conquistan de Napoléon impiden sacar el tiempo necesario para terminar su duelo de una vez por todas), que D'Hubert y Feraud casi han olvidado la razón que les obliga a batirse en duelo. Adaptación de una modélica novela corta de Joseph Conrad, que supuso el debut en la dirección de Ridley Scott. El director británico enseñó ya sus señas de identidad, con una fotografía primorosa y un exquisito cuidado por el encuadre y la atmósfera de cada escena. Como oficiales enfrentados, Harvey Keitel y Keith Carradine. Atentos a los comentarios en audio de Scott en el DVD: merecen la pena.

7/10
Bienvenido a Los Angeles

1976 | Welcome to L.A.

Carroll Barber, compositor de rock, vuelve a Los Ángeles, donde una gran estrella, Eric Wood, va a grabar un disco con canciones suyas. Durante su estancia, Carroll busca diversas aventuras amorosas, al tiempo que retoma su relación con Carl, su adinerado padre, del que se había distanciado. El primer gran éxito internacional de Alan Rudolph, que escribió también el guión, inspirándose en el tema musical "City of the One Night Stands", de Richard Baskin.

5/10
Lumière

1976 | Lumière

Nashville

1975 | Nashville

Film coral en en el que Robert Altman sigue los pasos durante cinco días de variopintos personajes que acuden a Nashville donde tiene lugar un espectáculo musical y las campañas electorales. Critica la industria discográfica de la época. Está considerada una de las cumbres del cine estadounidense de los 70. Aunque todos los actores son primeras espadas, destaca el trabajo de Lily Tomlin, habitual en la filmografía del director, como un ama de casa que ignora a su amante fingiendo que no le conoce de nada.

6/10
Ladrones como nosotros

1974 | Thieves Like Us

Años 30, época de la depresión americana. Dos peligrosos convictos escapan de una prisión de Mississippi, y enseguida se unen a otro ladrón para asaltar bancos. Pronto el trío es buscado por todo el país, hay un precio por su cabeza, vivos o muertos. Pero ellos saben ocultarse... de momento. Keith Carradine y Shelley Duvall protagonizan esta amena cinta de Robert Altman, que se basó libremente en una novela de Edward Anderson. También la llevó al cine en 1948 Nicholas Ray con el título de Los amantes de la noche. Una de las mayores habilidades del guión es la utilizar emisiones radiofónicas para enfatizar lo que está ocurriendo en la pantalla. Es lo que pasa con el serial de "La sombra", que sirve para dar un cierto aire grotesco a los asaltos armados, y a los ensayos de los golpes; pero también a la tierna historia de amor de Carradine y Duvall, pues su primer encuentro amoroso coincide con la emisión en la radio de "Romeo y Julieta". Como en otras historias de atracadores, se narran las cosas con crudeza, sin juzgar la inmoralidad de las acciones de los protagonistas, pintados como pobres diablos que se diría no pueden actuar de otra manera, lo que contrasta con sus acciones cotidianas donde demuestran no ser tan mala gente. Altman rueda con energía la escena del accidente, la de la segunda fuga, y el triste clímax. En parte el film puede verse como la versión altmaniana de títulos como Dos hombres y un destino y Bonnie and Clyde.

5/10
Joe y Margherito

1974 | Arrivano Joe e Margherito

Dos rudos aventureros aceptan el trabajo de escoltar en barco a un hombre de negocios amenazado por la mafia, para llevarle sano y salvo a casa. Curioso "europudding" de los 70, cuando el palabrejo para definir estas coproducciones europeas no se había inventado. Dirige el italiano Giuseppe Colizzi, pero eso sí, los "protas" son americanos, Keith Carradine y Tom Skerritt.

4/10
El emperador del Norte

1973 | The Emperaror Of The North Pole

Un guardavías descarga su mala leche en los mendigos que viajan de balde. Son los años de la Depresión, y con un punto de sadismo Shack (Ernest Borgnine) se ceba sin razón aparente. Pero va a encontrarse con la horma de su zapato: un tipo (Lee Marvin) que quiere burlarle para convertirse en ‘El emperador del Norte’. Gran film de acción de Robert Aldrich, el enfrentamiento resulta un auténtico duelo de titanes. Inolvi-dables las escenas en el techo de los vagones.

6/10
Viaje al futuro

1973 | Idaho Transfer

Un grupo de estudiantes de Idaho es enviado cincuenta y seis años en el futuro con una misión secreta. Al llegar allí comprenden su cometido al ver el holocausto medioambiental que reina en  el planeta. La película de Peter Fonda propone un mundo destruido bien parecido al que se vería años después con películas como Mad Max. No es un largometraje para todos los públicos, pero sí que sorprenderá a más de uno con momentos de pura inspiración y giros de ciento ochenta grados.

4/10
El gran duelo

1971 | A Gunfight

En un pequeño pueblo del oeste coinciden dos famosos pistoleros. Los habitantes del lugar especulan sobre su posible enfrentamiento. Como ninguno de los dos está dispuesto a arriesgar su vida sin ganar dinero a cambio, deciden organizar un gran duelo para el que venderán entradas. El que continúe vivo se llevará toda la recaudación. Ambos tienen proyectos para los que necesitan los dólares. El veterano actor Kirk Douglas interpreta a un héroe maduro y realista en este western tardío cuyo guión mezcla los tópicos del género con un inteligente sentido del humor. Junto con Douglas el exitoso cantante de country Johnny Cash.

6/10
Los vividores

1971 | McCabe & Mrs. Miller

Patrick Sheehan, un irlandés de mal carácter, regenta una taberna en un pueblecito del lejano oeste. En el lugar, recala John McCabe, un hombre de misterioso pasado, que abre un prostíbulo. Una mujer llamada Constance Miller le ayudará a que el local sea todo un éxito. Robert Altman dirige a una pareja de lujo, Warren Beatty y Julie Christie, en esta adaptación de una novela de Edmund Naughton. Un western atípico, con personajes oscuros, en la línea de Buffalo Bill y los indios, que también pertenece al género.

5/10

Últimos tráilers y vídeos