IMG-LOGO

Biografía

Kurt Russell

Kurt Russell

69 años

Kurt Russell

Nació el 17 de Marzo de 1951 en Springfield, Massachusetts, EE.UU.
Filmografía
Crypto

2019 | Crypto

Martin es uno de los agentes de bolsa más prometedores de todo Wall Street. Sin embargo, tras una disputa con sus jefes, el joven tiene que trasladarse a su ciudad natal y trabajar desde allí. Al poco tiempo, Martin comprende que esta relocalización ha sido de todo menos una coincidencia. Se verá envuelto en una conspiración en la que agentes del FBI, la mafia rusa y el blanqueo de dinero son los protagonistas absolutos.

Érase una vez en... Hollywood

2019 | Once Upon a Time in... Hollywood

Año 1969. Rick Dalton es un actor venido a menos, el show televisivo que protagonizaba, un western, ha sido cancelado, y tiene problemas con el alcohol. Mantiene una estrecha amistad con Cliff Booth, el especialista que le dobla en las escenas de riesgo, que ahora ejerce para él de chófer y chico de los recados. Éste le aconseja que escuche los consejos del productor Marvin Schwarzs, que le recomienda que emprenda la aventura europea de los spaghetti-western. Antes debe rodar un film como villano. Con su casa linda la del prestigioso cineasta Roman Polanski, cuya esposa, la actriz Sharon Tate, espera un bebé. Vibrante canto de amor al cine escrito y dirigido por Quentin Tarantino, es quizá su película más nostálgicamente romántica, lo que no impide la presencia de sus clásicas señas de identidad: comedia y drama intensos, y la violencia paródica, aunque más rebajada de lo habitual en él. Destacan el medido guion y los ingeniosos diálogos, con un maravilloso dominio del “tempo” narrativo y la duración de las escenas, el cineasta ha sabido corregir los desequilibrios que se advertían en su anterior film, Los odiosos ocho. No resulta exagerado afirmar además que Tarantino no teme a nada ni a nadie a la hora de arriesgar y liberarse de las cadenas de lo políticamente correcto, por ejemplo en la mirada a la contracultura, o en el sorprendente desenlace. Toda la narración está sembrada de detalles encantadores que harán la delicia de los cinéfilos, con los rodajes, los clips promocionales, la visita a las salas de cine, las fiestas de Hollywood, la ilusión de verse en pantalla, las fotos con los fans, los decorados de los grandes estudios y la irrupción de la televisión. Dentro de un reparto con mucho grandes actores en pequeños papeles, están muy bien trazados los dos principales personajes masculinos, una relación mágica, con uno a la sombra del otro. Leonardo DiCaprio hace una fabulosa interpretación como actor en declive, las escenas con la niña en el rodaje de un western poseen enorme fuerza; también desprende un brillo especial Brad Pitt, que recuerda en algunos momentos a Jeff Bridges con su sonrisa levemente irónica, son fantásticos los momentos que comparte con la menor Pussycat (Margaret Qualley), que trata de seducirle y le introduce en la comuna hippy, el otro elemento que sirve para unir a unos personajes ficticios, con el horror de la Familia Manson. Por su parte, Margot Robbie compone casi con trazos impresionistas a Sharon Tate, ilusionada con su matrimonio, su maternidad, su carrera de actriz y la posible traslación a la pantalla de “Tess, la de los d’Urberville”, la novela de Thomas Hardy.

8/10
Crónicas de Navidad

2018 | The Christmas Chronicles

Simpático cuento de Navidad dirigido a toda la familia, produce Chris Columbus que ya probó el género con Solo en casa y su secuela. La familia Pierce siempre ha pasado una Navidad feliz, como quedó registrado año a año en las grabaciones de vídeos familiares. Pero 2018 es diferente. El padre ha muerto. De modo que mamá trabaja mucho para sacar adelante el hogar, hasta el punto de que los dos hijos, la niña Kate y el adolescente Teddy, se quedan solos en Nochebuena. Teddy se ha vuelto especialmente problemático, y corre el riesgo serio de convertirse en un delincuente. Pero su hermana le obliga a cooperar en su plan para grabar la llegada de Santa Claus esa noche para entregar sus regalos tendiéndole una trampa. La cosa resulta, y los hermanos terminan colándose en su trineo volador. Con tan mala fortuna que Santa pierde su saco mágico de regalos, con lo que existe un riesgo serio de que la Navidad se vaya al traste, con funestas consecuencias para el mundo mundial. Cierto que la trama suena a no demasiado imaginativa, y que el director Clay Kaytis no se lució en la cinta animada Angry Birds: La película. Pero las apariencias engañan, y estamos ante una cinta dinámica, atravesada de gags ocurrentes aprovechando la clarividencia de Santa, que conoce cómo son los niños y los adultos que antes fueron niños. Los efectos visuales son resultones y los niños protagonistas, Darby Camp y Judah Lewis, lo hacen bien, no caen nunca en lo empalagoso. Además Kurt Russell no es el Santa al uso, y de hecho bromea con estilo acerca de que se encuadra en el estereotipo. Tienen especial gracia los elfos de Santa, que se dirían un cruce feliz de los gremlins y los minions, son muy graciosos. Y hay algún momento especialmente loco y vibrante, como el villancico que Santa improvisa cuando esá detenido en la cárcel. Y atentos a la aparición sorpresa en el último plano de la esposa de Santa Claus, toda una sorpresa simpática para los cinéfilos.

6/10
Guardianes de la galaxia, Vol. 2

2017 | Guardians of the Galaxy Vol. 2

Nuevas andanzas de los Guardianes de la Galaxia, los personajes de Marvel ya llevados antes a la pantalla por James Gunn, director y guionista, que da la impresión de encontrarse muy a gusto con ellos. Este volumen 2 es fiel a las señas de identidad del film que le precedió, de nuevo tenemos al equipo de buscavidas con un gran ego individual, pero también un fuerte sentido del compañerismo, integrado por el líder a lo Han Solo de la saga de La guerra de las galaxias, Peter Quill –también conocido como Star-Lord–, a la alienígena Gamora, al mapache Rocket, al descacharrante árbol.ramita Groot y al tosco y grandote Drax, con rasgos acentuados por un particular y divertido sentido del humor y por la nostalgia ochentera bien presente en temas musicales y estética colorista. Tras el cumplimiento de una misión de guardianes galácticos que desata las iras de la dama dorada y sacerdotisa Ayesha cuando descubre que Rocket ha “distraído” unas valiosas baterías, se desata una persecución que permite que Ego, presunto semidios y padre de Peter al que éste nunca conoció, establezca contacto con su hijo y procure establecer lazos paternofiliales con intenciones poco claras. Aunque de nuevo con un metraje algo excesivo, Gunn logra entregar una película dinámica y muy entretenida, con una trama que teje bien lo grande –planes malvados del villano de turno para sojuzgar el universo mundial, que dan pie a comportamientos heroicos en quienes no parecían capaces de ellos– y lo pequeño –conflictos domésticos y familiares de los personajes bien trazados: la relación de Peter Quill con Ego, más quien hizo las veces de padre con él, el contrabandista Yondu, el encuentro de Gamora con su hermana Nebula con la que mantiene una enemistad mortal, los desahogos cómicos de Drax con la empática e inocente Mantis, comparables a los que comparten Rocket y Root...–, y donde una vez más da la sensación de que esta saga podía formar parte perfectamente del universo Star Wars, a modo de spin-off sobre el mundo de los contrabandistas y aventureros que pueblan la galaxia. Es cierto que los efectos de naves y rayos, cuando se acerca la destrucción total, pueden agotar a más de un espectador, pero ahí no falla en unas cuantas ocasiones el recurso a canciones marchosas de ayer y de siempre. A los actores presentes en el anterior film, presentes con voz o muy caracterizados (Chris Pratt, Zoe Saldana, Bradley Cooper, Vin Diesel, Dave Bautista, Michael Rooker), se suman nuevos valores (Elizabeth Debicki, que sorprendió en la serie El infiltrado) y veteranos como Sylvester Stallone y Kurt Russell.

6/10
Fast & Furious 8

2017 | The Fate of the Furious

Octava entrega de la adrenalítica saga automovilística, arranca a toda velocidad con Dom y Letty de luna de miel en La Habana, él disputando una espectacular carrera, ella señalándole lo buen padre que puede ser en el futuro. Pero una rubia, la enigmática y malvada hacker Cifra, se cruza en el camino con Dom, y algo tiene con lo que chantajear a éste, pues de pronto se pasa al bando de ella, en lo que parece una clara traición a su antiguo equipo y a los ideales nobles por los que venía luchando últimamente. De modo que Dom se enfrenta a sus antiguos amigos, e incluso a su esposa recién estrenada, en sucesivas acciones para robar artilugios relacionados con armamento nuclear. F. Gary Gray no es ajeno a las películas donde los coches, las carreras y las persecuciones, con un equipo de colegas bien conjuntado, forman parte del argumento, en 2003 entregó The Italian Job, cinta de robos y autos minis muy resultona. Ahora repite en el subgénero apuntándose a la franquicia FF, donde coincide además con dos actores de film que dirigió hace casi 15 años, Charlize Theron y Jason Statham, además de que el mismo año había trabajado con Vin Diesel en Diablo. Y entrega entretenimiento de primera división, sin más pretensiones. Aquí tenemos un guión bien orquestado por el guionista habitual desde la tercera entrega, Chris Morgan. La premisa es mostrar a Dom Toretto como inesperado rival de quienes eran más que sus amigos, una auténtica familia. Los motivos se mostrarán a medida que avanza la trama, y tienen su razón de ser. El reencuentro con antiguos personajes, y la aparición de algunos nuevos como Little Nobody, Scott Eastwood, la villana interpretada por Charlize Theron, y el casi cameo de lujo de Helen Mirren, mamá de unos de los habituales, está bien engarzada. Ritmo dinámico y sentido del humor están bien vertebrados con lo que es fundamental en una película "veloz y furiosa", o sea, espectaculares escenas de acción con automóviles en un vibrante "más difícil todavía". Y en este último aspecto, la película no defrauda. Desde el arranque en las calles de La Habana, tenemos la misión en unas instalaciones en Berlín que acaban implicando a un avión, y sobre todo, los pasajes en las calles de Nueva York y en una base de submarinos rusa, verdaderamente impactantes, todo un alarde de trabajo de especialistas y expertos en efectos especiales.

6/10
Marea negra

2016 | Deepwater Horizon

Tras El único superviviente, sobre la accidentada Operación Red Wing, llevada a cabo por marines en Afganistán, el realizador Peter Berg vuelve a contar como protagonista con Mark Wahlberg para reconstruir otra tragedia estadounidense reciente, como harán en su posterior trabajo conjunto, Patriots Day, sobre los atentados de Boston, en postproducción cuando éste llega a las pantallas. Aquí se centran en la dramática historia de la plataforma petrolífera a la que alude el título original, Deepwater Horizon (el español, Marea Negra, ya puestos, podría haber sido Chapapote). El actor se pone en la piel de Mike Williams, responsable de mantenimiento, que tras unos días de descanso con su esposa y su pequeña hija regresa al tajo. Su superior, Jimmy Harrell, le pide que le acompañe a echarle un rapapolvo a los ejecutivos de la empresa, BP, pues ha advertido de que con tal de ahorrarse unos dólares, no han llevado a cabo unas revisiones para garantizar la seguridad… Marea negra denuncia –sobre todo en el primer tramo– que el desastre ecológico y los fallecidos el 20 de abril de 2010 se explican por anteponer los intereses económicos a cualquier otra consideración. Se corría así el riesgo de rodar un film repetitivo, pero un guión dinámico, que perfila muy bien a los personajes, logra que no parezca por momentos una fotocopia de El coloso en llamas, Tiburón, o la reciente Los 33, con la que tiene en común el tema de la fe como soporte en los momentos más duros. Y también que el espectador no se pierda entre tecnicismos. La secuencia en la que el personaje de Wahlberg explica a su hija lo que va a ocurrir, con una lata de refrescos, puede parecer demasiado didáctica a los iniciados, pero ayuda bastante a quienes desconozcan el funcionamiento de una perforadora petrolífera. Con imágenes de cierta potencia visual, el realizador crea tensión, a pesar de que la mayoría del respetable estará familiarizado con la historia real. Tiene a sus órdenes a un casting bastante adecuado, pues a Wahlberg le va bien su personaje, Kate Hudson como su esposa da la talla, pese a disponer de menos tiempo en pantalla, Kurt Russell da un halo de veteranía a Harrell, y resulta difícil imaginar alguien mejor que John Malkovich para representar a Donald Vidrine, ejecutivo responsable de que todo siguiera adelante a pesar de las advertencias.

7/10
Fast & Furious 7

2015 | Fast & Furious 7

A Toretto todo le va bien. Ha sido indultado por cooperar con la justicia y vive feliz con Letty, a la que había dado por muerta. Por su parte, Brian se ha convertido (¿quién lo iba a decir?) en un padre modélico, y hasta ha cambiado el coche de carreras por el monovolumen, por lo que su relación con Mia va viento en popa... Sus amiguetes Tej y Roman llevan una existencia a lo grande como auténticos playboys. Por desgracia, todo se va al traste con la entrada en escena de Deckard Shaw, un terrible psicópata que quiere liquidarles a todos porque les culpa de la muerte de su hermano. La séptima entrega de Fast and Furious ha hecho mucho ruido mediático, pues el actor Paul Walker fallecía trágicamente en accidente antes de finalizar el rodaje. Pero la colaboración de su hermano gemelo (con poco parecido físico a pesar de todo) y los sofisticados retoques digitales han posibilitado que se concluya la cinta, con el interés añadido de si se notará o no la ausencia del actor. Y lo cierto es que si no se conociera el terrible suceso, nadie se percataría demasiado. Logra resultar bastante emotiva la secuencia final, homenaje al fallecido actor y a su paso por la saga, casi el único trabajo por el que se le recuerda junto a Banderas de nuestros padres. Por lo demás, apenas se nota que el deseoso de adentrarse en nuevos caminos James Wan, especialista en filmes de terror como Saw y Expediente Warren, haya sustituido al responsable de las últimas entregas, Justin Lin, ocupado con la segunda temporada de True Detective y la nueva entrega de Star Trek. Y es que Fast & Furious 7 se parece mucho a la sexta parte, marcada por la sobredosis de secuencias de acción, que toman un cariz tan increíble que a menudo obligan a suspender la incredulidad, especialmente durante un doble salto en automóvil de una torre a otra de Abu Dabi... A pesar de todo, no decepcionará ni un ápice a los apasionados de la franquicia, pues ofrece coches envidiables, cuerpos danone, diálogos de pelis de matones, poses de tipos duros, elogios baratos de la amistad... Un Vin Diesel, resignado a que sólo da dinero en taquilla con esta saga, y el resto de habituales, que ya se conocen al dedillo a unos personajes que tampoco evolucionan en este capítulo especialmente, junto a la llegada de tipos duros como Jason Statham, y Kurt Russell a una franquicia donde ya estaban desde hace algún capítulo Dwayne Johnson y Gina Carano, da que pensar si Fast & Furious 7 no parece por momentos un sucedáneo de la reunión de superhéroes de acción vista en Los mercenarios.

5/10
Los odiosos ocho

2015 | The Hateful Eight

Largo spaguetti-western, más de tres horas, a cargo de Quentin Tarantino, con su toque especial de largos y estudiados diálogos, y para el cual ha contado por fin con una banda sonora original de Ennio Morricone, que hizo la música para los filmes del género de Sergio Leone. Está estructurado en seis capítulos, dos en la diligencia, dos en la casa de postas de la "Mercería de Minnie" a la que arriban los viajeros de la diligencia, un quinto, flash-back, que explica ciertos acontecimientos mientras viajaba la diligencia, más uno último climático. Y aunque es un film dinámico y con formidables exteriores, bien podría concebirse como una obra de teatro, tan importantes son los intercambios dialécticos. Situada la narración en los años posteriores de la guerra de secesión, arranca con el encuentro de dos cazarrecompensas: John Kurz, que lleva consigo a una prisionera para la horca, Daisy Domergue, y el mayor negro Marquis Warren, que prefiere entregar cadáveres para evitarse problemas y combatió por el norte. En medio de una terrible ventisca en los nevados parajes de Wyoming, van camino de Red Rock y se topan con Chris Mannix, el futuro sheriff de la localidad, sureño. No desean otra cosa que poder refugiarse de las inclemencias del tiempo en la "Mercería de Minnie", pero en dicho lugar aguardan bastantes sorpresas. Con su octava película Tarantino confirma lo que todos sabemos: es un gran contador de historias y un gran director, que sabe imprimir ritmo a la narración, sin temor a agotar con las largas parrafadas que sueltan sus personajes, o con sus gamberradas violentas, de modo especial el último tramo del film, un festival casi gore, no faltan disparos a la cabeza y desparrame de sesos. El plano de apertura, que arranca en un crucificado de piedra para abrirse y mostrar cómo se acerca la diligencia, demuestra su maestría. Y sabe definir a sus personajes, concediendo a cada unos los rasgos precisos –la película es un regalo para los actores, por supuesto para el más protagonista Samuel L. Jackson, pero también para Kurt Russell, Walton Goggins, Tim Roth, Jennifer Jason Leigh, etc–, y contraataca de algún modo a los que le tachan de racista porque repita hasta la saciedad la palabra despectiva "nigger", de modo especial con el obsceno relato ligado al hijo de un general sudista, acudiendo a la ironía de ida y vuelta, una especie de curioso juego de ping-pong que le funciona. El antiguo empleado de videoclub supura cinefilia por todos los fotogramas de este film rodado en celuloide en 70 milímetros. Y se entrega a un ejercicio donde, el título lo deja claro, los personajes son odiosos: inmorales y con escasos escrúpulos, cada uno busca su propio beneficio, buscando para ello los necesarios aliados y manteniendo las lealtades mínimas que aconseja el instinto de supervivencia. Quizá el que al final sea todo un cínico juego de "niño travieso" es lo que pesa a un cineasta que con un poco más de peso específico en sus propuestas podría ser genial.

7/10
Bone Tomahawk

2015 | Bone Tomahawk

Un western de increíble brutalidad, que hace que las películas de Quentin Tarantino situadas en el lejano oeste parezcan un cuento infantil, exagerando un poco, pero no demasiado. La cinta sigue a Franklin Hunt, sheriff de Bright Hope, que ha detenido a un tipo sospechoso de no ser un angelito y que dice llamarse Buddy, con el expeditivo método de pegarle un tiro en la pierna. Acude a curarle Samantha, la esposa del lisiado Arthur, pues el médico está borracho. A la mañana siguiente se encuentra que el preso, la dama y un ayudante del sheriff han sido secuestrados por los indios más salvajes que imaginarse puedan, pues practican la antropofagia entre otras lindezas. Emprenderán una expedición de rescate Hunt y Arthur, con la ayuda del chulito Brooder, experimentado liquidador de nativos salvajes, y el veterano Chicory. El desconocido S. Craig Zahler, también guionista, debuta en el largo con cierto estilo en este western, que presenta algunos elementos clásicos, lo de una mujer secuestrada por los indios nos puede hacer pensar en títulos tan legendarios como Centauros del desierto. Pero lo que da cierta identidad propia a este film es su cruda y gratuita violencia casi gore, la escena de un descuartizamiento resulta sencillamente insoportable. Además los indios parecen personajes casi de película de terror, con un look que hace pensar en Apocalypto, pero sobre todo como auténticos desalmados, que parecen zombies o algo así. De todos modos, esta idea no es utilizada con la habilidad requerida, pues al principio parece que los protagonistas se estén enfrentando a demonios invencibles e invisibles, pero luego, cuando cobran más presencia, resultan ser bastante torpes. También llama la atención en el film el buen reparto, sobre todo en algunos secundarios casi irreconocibles, como Matthew Fox y Richard Jenkins.

5/10
El arte de robar

2013 | The Art of the Steal

Death Proof

2007 | Death Proof

Quentin Tarantino es un cineasta “travieso”. Otros lo llamarían “fetichista”. Forjado en sus gustos cinematográficos por la devoración de serie B tras serie B, aprovechando su antiguo oficio de dependiente de videoclub, ahora homenajea a los programas dobles en Grindhouse, compuesta por dos filmes, Death Proof, dirigido por él, y Planet Terror, a cargo de su amigo Robert Rodriguez. La acogida a su propuesta ha sido tibia en Estados Unidos, y para rentabilizar mejor el producto se ha tomado la decisión de estrenar las películas de modo individual y con más metraje en el resto del mundo. El trabajo de Tarantino tiene como referente las “slasher movies”, películas de terror en la carretera, con despampanantes mujeres ligeras de ropa enfrentadas a horripilantes peligros. A convención tan elemental, el cineasta le añade su innegable talento: Tarantino es un consumado guionista, sabe crear situaciones que despiertan el interés y sus diálogos son vivísimos. La historia que nos ocupa se desarrolla en dos tiempos claramente diferenciados, ambos con un grupo de mujeres que viaja en automóvil, donde hablan de sus anhelos sexuales con la “delicadeza” propia del tugurio tabernario de más baja estofa que imaginar quepa. Tanto en el primer tramo del film como en el segundo las féminas se topan con Mike el especialista, un profesional que dobla a los actores en las escenas arriesgadas de las películas, y que tiene más de un “tornillo” suelto. En una ocasión somos testigos de cómo se las gasta el tal Mike, con su auto “a prueba de muerte”, y en la otra acaba encontrando, al fin, la horma de su zapato. Se supone que las películas homenajeadas –acudiendo incluso a falsos defectos y rayaduras en la copia del film de Tarantino–, son “baratas”, y que ahí reside parte de su teórico encanto. Lo que no deja de ser paradójico en el caso que nos ocupa, pues para recrear este tipo de películas se cuenta con un holgado presupuesto, que se advierte en las elaboradas persecuciones automovilísticas y en la colisión frontal de dos vehículos, donde los desmembramientos de los ocupantes presentan esa violencia paródica a la que tan aficionado es el cineasta. La otra novedad de un film muy vacío de contenido, con una visión antropológica demasiado elemental, sería su supuesto feminismo, al mostrar cómo las desinhibidas y resueltas mujeres de la historia son capaces de dar una “lección” al machista y rampante psicópata interpretado por Kurt Russell. Seguramente es también una broma privada de Tarantino elegir al actor antaño protagonista de tantas películas familiares de Disney para hacer uno de los primeros filmes producido por los hermanos Weinstein al margen de la factoría. Una línea parecida a la de este film seguía Tarantino en las dos entregas de Kill Bill, pero ahí la jugada le salía mejor, estaban mejor perfiladas las motivaciones de sus personajes; aquí gran parte de lo que se ve suena a conocido, a divertimento menor.

6/10
Poseidón

2006 | Poseidon

Esperado remake de La aventura del Poseidón, filmada en 1972. Durante la celebración de fin de año en el enorme transatlántico Poseidón, un extraño fenómeno marino crea una gigantesca ola que golpea al buque. Como consecuencia del impacto, éste se tumba de tal modo que queda completamente boca abajo. Según el capitán del navío, las paredes exteriores están preparadas para contener el aire y aguantar la presión del agua, hasta que lleguen a rescatarlos. Sin embargo, unos cuantos supervivientes deciden ascender ellos mismos hasta el casco, aun a riesgo de encontrar la muerte por el camino. La película tiene a su favor la pericia de Wolfgang Petersen –quien vuelve a estar bajo el agua tras El submarino (1981)– y el uso de los modernos efectos especiales. Así, el accidente y sus consecuencias devastadoras están resueltos con brillantez, al igual que algunas tomas posteriores, donde predomina la sensación claustrofóbica. Sin embargo, es el tratamiento de los personajes el que no funciona del todo. El guión en este punto es ingenuamente esquemático, apenas hay presentación de los mismos antes de entrar en faena y no da tiempo de implicarse emocionalmente, al contrario de lo que ocurría en la versión de 1972. Hay, eso sí, varios momentos para el heroísmo, pero también “cantan” demasiadas casualidades a la americana. Entre el reparto destaca la argentina Mía Maestro, a la que hemos visto en la serie Alias, y junto a ella un grupo de actores consagrados como Russell, Lucas o Dreyfuss.

4/10
Sky High: una escuela de altos vuelos

2005 | Sky High

Es duro ser hijo de superhéroes. Sobre todo cuando tu padre es el mítico Comandante, superhéroe de superhéroes, casado con la no menos mítica Jetstream. Porque ellos creen indefectiblemente que su retoño va a ser la estrella desde el primer día en Sky High, la escuela donde se forman todos los superhéroes de postín. Y los nuevos compañeros te miran con admiración, cuando se enteran de a qué familia perteneces. El caso es que el bueno de Will no empieza con buen pie en la escuela. Cuando el profesor hace pruebas a los nuevos para ver cuáles son sus superpoderes especiales, se descubre que Will no parece tener ninguna habilidad en particular, lo que le conduce, junto a otros recién llegados igual de desafortunados, a la clase de los ‘pringados’. El caso es que Will no se atreverá a decir nada a sus padres, por no darles un disgusto. Aunque, claro está, el chico acabará encontrándose a sí mismo. Eso sí, deberá recorrer un camino sembrado de dudas amorosas, y de la rivalidad con el hijo de un villano capturado por el Comandante. Es fácil definir este film como un cruce de Los increíbles y Spy Kids, para a renglón seguido acusarle de falta de originalidad. Pero lo cierto es que este film se sostiene en pie por sí sola, aunando en perfecto equilibrio momentos de comedia desternillantes (los superpoderes ridículos, o el papá enseñando al hijo su refugio secreto, por ejemplo), buenas escenas de acción (las peleas son de órdago), pequeño toque romántico (problemas de adolescentes, faltaría más), y la idea siempre interesante de que los padres no pueden pretender que sus hijos sean un calco de ellos mismos (a Dios gracias, cada uno es cada uno).

6/10
Dreamer. Camino hacia la victoria

2005 | Dreamer: Inspired by a True Story

Película familiar de DreamWorks, en la línea de Seabiscuit, pero con niña. La escribe y dirige todo un experto en el subgénero de cine deportivo, John Gatlin, que antes había escrito los libretos de Hardball, sobre hockey, y Coach Carter, ambientado en el mundo del baloncesto. Ahora debuta tras la cámara con una historia de hípica, aunque tuvo que sudar para lograrlo: en concreto, le dijeron que tendría luz verde si lograba que Dakota Fanning protagonizara el film, lo que obligó a cambiar su personaje, que inicialmente era un chico. Ben es un competente criador de caballos, pero muy encerrado en su trabajo. Sucesos del pasado condujeron a que la finca propiedad de su familia ya no tenga caballos, como antaño, y a que trabaje por cuenta ajena. Ben se lleva mal con su padre, y apenas habla con su hija pequeña Cale, a la que le encantan los jamelgos. Un poco a regañadientes se la lleva un día al trabajo, justo cuando un magnífico animal, Sonia, se lesiona por culpa del dueño –el villano de la función–, empeñado en que corriera una carrera. Como el insensible jefe quiere sacrificar a la yegua, que ahora no le sirve para nada, Ben le afea su actitud: consecuencia, el despido, pero antes logra su liquidación, lo que incluye el animal. Nadie da un dólar por Sonia, pero los cuidados de Ben y dos trabajadores mexicanos, los consejos de su padre y el apoyo de su esposa, y, sobre todo, el entusiasmo de Cale, obrarán una especie de milagro. Aunque pocas cosas sorprenden en este film, el conjunto resulta muy grato. Se resalta sobre todo la unidad familiar, a la que contribuye la tenacidad de Cale en conseguir que Sonia sea un gran caballo de carreras. En tal sentido, la película es una apuesta nítida por el cumplimiento del "sueño americano", algo que se subraya, por sin alguien lo dudaba, con el nombre de la yegua que aglutina al clan familiar: Sonia suena como Soña, y pasa a ser Soñador, Dreamer en inglés; y para no andarse con sutilezas, el jockey tiene unos sueños, que inicialmente eran pesadillas, pero que a medida que se acerca la gran carrera climática, se convierten en halagüeños. Destaqcan el atinado reparto, y la naturalidad de la Fanning.

5/10
El milagro

2004 | Miracle

Año 1979. Estados Unidos pasa por una crisis de confianza. En años de guerra fría, ha vivido fracasos como la Guerra de Vietnam, o el escándalo del Watergate, saldado con la dimisión del presidente Nixon. Ahora, en plena administración Carter, sucesos como la toma de la embajada en Irán, o la invasión rusa de Afganistán, desaniman a la población. En esta atmósfera, Herb Brooks recibe el encargo de entrenar el equipo de hockey sobre hielo que representará a EE.UU. en las olimpiadas de invierno. Herb es un tipo duro. Sabe que dispone de poco tiempo, y antes de buscar a las estrellas de la liga profesional, opta por formar un equipo con gente joven, aficionados con talento, donde todos deben ser una piña. Así se prepara para lograr un “milagro”: vertebrar un equipo capaz de ganar a un rival legendario, la Unión Soviética, no porque sean mejores (los rusos llevan 15 años jugando juntos, son profesionales), sino porque habrán preparado “el momento” en que la victoria es posible. Apasionante film deportivo, basado en hechos reales. Gavin O’Connor (Tumbleweeds) sabe imprimir a su historia un vibrante tono épico, y comunica eso tan bonito de representar a tu propio país. Jugar con la dualidad “es sólo un partido de hockey”-“es más que un partido de hockey” se revela un acierto. El film no sólo entrega partidos emocionantes de resultado dudoso. También critica con acierto los llamados “Dream Teams”, capaces de todo menos de hacer soñar a sus seguidores, al haber sustituido los profesionales el amor a sus colores por el deseo primordial de hacer cuanto más dinero mejor. Kurt Russell encarna con aplomo al tozudo entrenador, y se dibuja bien su conflicto de conciliar el trabajo con la atención a la familia; allí Patricia Clarkson, como su esposa, da una nueva lección interpretativa, al insuflar vida a lo que podía ser un “papel florero”, conjugando cariño al marido con exigencia para que atienda todos sus deberes.

6/10
Interstate 60

2002 | Interstate 60: Episodes of the Road

Cuando se plantea qué camino seguir en la vida, Neal recibe de un misterioso personaje la oportunidad de recorrer una autopista con diversos destinos. En cada uno de ellos podrá ver cómo sería su vida, según hubiera tomado tal o cual decisión. Bob Gale, guionista habitual de Robert Zemeckis, con quien escribió la trilogía de Regreso al futuro, y cuyos dos actores principales interpretan aquí pequeños papeles, está tras la cámara.

6/10
Dark Blue

2002 | Dark Blue

Film policial basado en una idea original de James Ellroy, el novelista autor de L.A. Confidential. La historia se inspira en los disturbios raciales que acontecieron en Los Ángeles, tras la muerte de un hombre negro, apaleado por la policía. Como es habitual en Ellroy, tal premisa le sirve para indagar en el mundo de la corrupción, presente por desgracia entre quienes debían defender a los ciudadanos honrados. Kurt Russell da vida con convicción a un duro policía, al que secundan unos excelentes secundarios. Tras la cámara está Ron Shelton, que por una vez abandona sus típicos filmes deportivos (Los Búfalos de Durham, Tin Cup) o de comedia desustanciada (Hollywood: departamento de homicidios).

6/10
Vanilla Sky

2001 | Vanilla Sky

David es un joven editor, rico, con una novia preciosa llamada Julie. Pero no le basta. No tiene escrúpulos en birlarle la chica al que llama “su mejor amigo”. Sin embargo Julie, debido a los celos, provoca un fatal accidente, donde ella muere y él queda con el rostro desfigurado. Un tiempo después, David está recluido en un manicomio, charlando con su psiquiatra. El millonario, que se cubre la cara con una máscara, ha advertido lo pasajero del aspecto físico, y de la vida misma. Pero se encuentra confuso: aunque recuerda lo desesperado que estaba por arreglar su cara a toda costa, las tribulaciones para lograrlo son en su cabeza como una enorme nebulosa. Remake del film de Alejandro Amenábar Abre los ojos, coescrito con Mateo Gil. Penélope Cruz repite su papel, pero los demás actores son celebérrimos intérpretes americanos. Cameron Crowe, que hasta ahora había escrito siempre sus propias historias, y que se declara fan absoluto del film original, confiesa haber hecho caso omiso de los puristas que decían que no debía hacer el film; y ha procurado mejorar el original, aclarar las partes más confusas, para hacer una variación sobre el mismo tema. Para ello ha puesto el acento en la música y en los aspectos visuales. El título del film, hace referencia a cómo era el cielo en un cuadro de Monet: “Quizá era algo real, quizá no, quizá era sólo la imaginación de cómo es el cielo.”

5/10
Los reyes del crimen

2001 | 3000 Miles To Graceland

Cada año, en Las Vegas, se celebra una convención de imitadores de Elvis. Aprovechando la coyuntura, cinco atracadores deciden asaltar el casino Riviera. Pasarán desapercibidos entre la multitud vestidos como “el rey del rock”. Consiguen llevar a buen término el atraco, provocando muchos destrozos, y emprenden la huida a través del desierto, donde se encuentran con una madre soltera que no tiene dónde ir. Además, el líder de la banda, Thomas Murphy, no es trigo limpio y tiene planeado desembarazarse de todos sus socios para quedarse él solo con el dinero. Una de atracos, uno de los géneros que mejores resultados ha dado en el celuloide. El reputado autor de vídeos musicales Demian Lichtenstein, que ha trabajado con Sting, mezcla golpes de comedia con secuencias de acción a lo Tarantino, y aprovecha que tiene un reparto de primera. Aunque sus carreras profesionales no atraviesan su mejor momento, Kevin Costner y Christian Slater consiguen darle un divertido aire de chulería a sus macarras personajes, típicos perdedores que en el fondo esperan un golpe de suerte para rehabilitarse y formar una familia. Y el que más se luce es sin lugar a dudas Kurt Russell, otro de los delincuentes, que en el fondo tiene buen corazón.

6/10
Soldier

1998 | Soldier

Experimento Adán. Un grupo de recién nacidos sanos es seleccionado para un programa militar. Serán entrenados desde pequeños para convertirse en los soldados 'perfectos'. Sin familia, sin amigos, carecen de todo lazo efectivo. Adiestrados en todo tipo de habilidades guerreras, se convierten en perfectas máquinas de matar. Y consiguen un buen puñado de éxitos bélicos. Hasta que un general se presenta con un nuevo grupo de soldados, todavía más brutos, resultado de emplear modernas técnicas genéticas. Resultado: el grupo anterior de soldados es desechado como obsoleto. Y su líder, al que pone cara el bueno de Kurt Russell, es arrojado a un "planeta basura". Ahí se encuentra con una pequeña colonia de humanos, que le ayudará a recuperar parte de la humanidad perdida. Entretenida película de ciencia ficción, que advierte de los peligros que nos puede reservar un futuro deshumanizado. El director, pese a las reflexiones que sugería la trama, prefiere decantarse por la acción, que no falta a lo largo de todo el metraje. A destacar toda la secuencia de apertura, que muestra de modo impactante el aprendizaje de los soldados. Atentos, porque la admiración que el niño tiene por el protagonista la compara Paul W.S. Anderson, el director, con la que se producía en el clásico western Raíces profundas.

5/10
Breakdown

1997 | Breakdown

A un matrimonio se le estropea su todoterreno en medio del desierto, y un camionero se ofrece para acercar a la mujer a la gasolinera más cercana. Ellos acceden, pero pasa el tiempo y la mujer no regresa... La angustia –del espectador y del protagonista– no ha hecho más que empezar. Thriller de perfecta atmósfera inquietante, a cargo de Jonathan Mostow (Terminator 3. La rebelión de las máquinas). El propio director y el coguionista Sam Montgomery pergeñan una de esas películas que al principio parecen no prometer demasiado y que, sin embargo, conforme van desarrollándose atrapan más y más al espectador. Y es que el guión va “in crecendo” durante toda la película y es increíblemente verosímil, tanto en la impactante situación criminal como en las reacciones del aturdido, angustiado y horrorizado marido. Constituye uno de los mejores ejemplos de thriller de acción protagonizado por un hombre normal que se ve obligado a realizar todo tipo de proezas y peripecias a vida o muerte para intentar salvar la vida de su esposa. Hay escenas de acción fantásticamente resueltas, tanto las más intrigantes dentro de la casa, como las de la carretera, éstas últimas más espectaculares. Y por supuesto, hay que resaltar el papelazo de Kurt Russell (La cosa). En algunos momentos borda el papel de modo estremecedor, como cuando está en el cobertizo y ha de soportar lo insoportable al ver cómo sacan a su mujer del camión.

7/10
2013: Rescate en L.A.

1996 | Escape From L.A.

En el año 2013, un terremoto de gran magnitud ha separado Los Angeles del resto del continente americano, convirtiendo la ciudad en una isla. Un aguerrido hombre al que le distingue un parche en su ojo izquierdo, apodado Serpiente (Kurt Russell) debe encontrar entre las ruinas del desastre a un peligroso delincuente, que se ampara en el caos con una sofisticada arma capaz de destruir el planeta entero. Pero no le va a resultar nada fácil sortear los peligros que le irán saliendo al paso. Una original y sorprendente película en la que la ciencia-ficción es utilizada con un cierto tono crítico. Se trata de la continuación de las aventuras de Serpiente en 1997: Rescate en Nueva York. Algunos actores secundarios, como Steve Buscemi, Georges Corraface o Pam Grier, están excelentes en sus interpretaciones. Una poderosa mezcla de acción y espectacularidad. Algunas escenas, como la cacería por el Coliseum o la de la persecución por el parque temático de Happy Kingdom, son realmente electrizantes. Imprescindible para los amantes del género.

5/10
Decisión crítica

1996 | Executive Decision

Un temible grupo terrorista ha secuestrado un boing 747 con 400 pasajeros a bordo. Lo han cargado con un gas letal, capaz de acabar con cualquier forma de vida de la Costa Este de Estados Unidos. Su destino es Washington. Un equipo de hombres de élite, dirigido por el Coronel Austin Travis (Steven Seagal) y David Grant (Kurt Russell), deberán abordar el avión a ocho mil pies de altura, sin que los terroristas se den cuenta. Es la única manera de desactivar la bomba que controla el cargamento de gas letal, y hacerse con los mandos del avión. Una película de acción trepidante, con alguna llamativa sorpresa (los fans de Seagal pueden quedar chafados muy pronto) y en la que las cosas se complican cada vez más para Kurt Russell. Como dice el título, cualquier movimiento y decisión pueden ser críticos, porque a pesar de los 400 pasajeros, el Pentágono no dudará en eliminar el avión antes de que llegue a Washington. La tensión está dosificada sabiamente y Russell interpreta con gran convicción al héroe. Destaca la presencia de la azafata Halle Berry, en uno de sus más interesantes papeles, mucho antes de ser reconocida como estrella.

6/10
Stargate, puerta a las estrellas

1994 | Stargate

Un grupo de científicos, junto con el joven doctor Daniel Jackson y el coronel Jack O'Neil, investigan un extraño aparato que han encontrado en unas excavaciones. Se trata de una 'puerta' misteriosa que desean atravesar. Cuando lo hacen, son trasladados a un inhóspito paraje con pirámides, situado a años luz de la Tierra y poblado con humanos que hablan una lengua distinta y tienen sus propias leyes. Exitoso producto de ciencia ficción con James Spader (Lobo, Boston Legal) y Kurt Russell (Tango y Cash) de protagonistas. La acción viene acompañada de fabulosos efectos especiales que gustarán al espectador. Dirige el especialista en macroproductos Roland Emmerich (Independence Day, Godzilla). El film fue el precursor de las series de televisión Stargate SG-1 y Stargate: Atlantis.

6/10
Tombstone. La leyenda de Wyatt Earp

1993 | Tombstone

Títulos como Bailando con lobos y Sin perdón han despejado el camino a un buen puñado de producciones que revisitan el viejo Oeste. Tombstone lo hace a través de unos personajes ‑Wyatt Earp y Doc Holliday‑ que ya forman parte de la leyenda americana, y que han dado lugar a dos clásicos del cine: Pasión de los fuertes, de John Ford, y Duelo de titanes, de John Sturges. El film presenta a un Wyatt Earp (Kurt Russell) que deja su puesto de sheriff en Dodge City para establecerse con su mujer y sus hermanos Virgil y Morgan ‑también casados‑ en Tombstone, próspera ciudad de Arizona gracias a las minas de plata. Los Earp desean llevar una vida pacífica dedicada a los negocios. Pero sus planes se trastocan cuando deben enfrentarse al clan de los Clanton y los McClaury. Contarán con la ayuda de Doc Holliday (Val Kilmer), enfermo tísico e íntimo amigo de Wyatt. La narración bascula entre el tono épico y la pura acción; y esta mezcla, que ya emplearon el guionista Kevin Jarre y el director George P. Cosmatos en Rambo con buenos resultados de taquilla, funciona sólo a ratos. Jarre, que logró imprimir de heroismo la interesante Tiempos de gloria, no acaba de dar con la fórmula que haga a sus personajes legendarios, y a la vez salve la trepidación continua. Esto hace que algunos diálogos y evoluciones ‑por ejemplo las dudas amorosas de Wyatt‑ suenen un poco con voz de falsete. Y eso que los actores están muy bien en sus papeles. Pese a todo, es una película entretenida, en la que resaltan algunas ideas básicas. Estamos ante una historia de buenos y malos, y los primeros harán lo posible para que triunfe la justicia, renunciando al merecido descanso que deseaban disfrutar tras servir muchos años a la ley. No faltan algunas frases lapidarias, el canto a la amistad, el recurso a la venganza... temas típicos del western; en este caso se bañan con un cierto revisionismo a través de la filosofía del ‘carpe diem’. Transmitir un poco de desencanto es el papel que le corresponde a Doc Holliday, aunque en el fondo sea un romántico dispuesto a sacrificarse por su amigo Wyatt. George P. Cosmatos resuelve bien un buen puñado de secuencias. Pero además de fallar en otras, le falta habilidad para hilvanar ‑a veces incluye escenas de acción que no vienen muy a cuento‑, para dotarlas de una coherencia que podía haber hecho la película bastante mejor de lo que es.

5/10
Falsa seducción

1992 | Unlawful Entry

Karen (Madeleine Stowe) y Michael (Kurt Russell) forman un matrimonio que lleva en común una vida enormemente feliz. Sin embargo, un día sufren un intento de asalto en su propia casa que les deja conmocionados. Acude en su ayuda un oficial de la policía, Pete Davis (Ray Liotta), que en un principio parece una persona encantadora que se muestra muy preocupado por ellos. Comienza a obsesionarse por su seguridad y les proporciona ideas para que no vuelva a sucederles nada tan terrible. Sin embargo, en poco tiempo, Pete Davis comienza a comportarse de forma muy extraña e incluso pretende seducir a Karen, que se muestra confusa. El matrimonio, descubrirá poco a poco que, tras la apariencia sensible del agente se encuentra un psicópata maniático y atormentado, pero muy inteligente que trama un siniestro plan. Durante los años 90 se puso de moda todo un subgénero dentro del thriller que consistía en mostrar el terror de personas muy cotidianas, como la niñera (La mano que mece la cuna), la compañera de piso (Mujer blanca soltera busca) y, en esta ocasión el policía de proximidad. Este último está muy bien interpretado por el polivalente Ray Liotta (Uno de los nuestros, Algo salvaje), capaz de ofrecer las dos caras del mismo personaje. Por su parte, Madeleine Stowe (El último mohicano) y Kurt Russell (Llamaradas) interpretan con convicción al indefenso matrimonio protagonista.

4/10
Llamaradas

1991 | Backdraft

Dos hermanos han seguido la tradición familiar y forman parte del cuerpo de bomberos en Chicago. Brian se ha refugiado en el departamento menos arriesgado, puesto que se encuentra traumatizado por la trágica muerte de su padre, en acto de servicio. Sin embargo, desea otra oportunidad y trata por todos los medios de ser trasladado. Mientras tanto, una oleada de incendios provocados aterroriza la ciudad. Espectacular filme de catástrofes que incluye las mejores secuencias de incendios filmadas hasta la fecha. Los efectos especiales son inmejorables, por lo que el filme mantiene la emoción hasta el final. Ron Howard (Willow, Apolo 13) era el director ideal para esta superproducción, plagada de estrellas en los papeles principales.

5/10
Tango y Cash

1989 | Tango & Cash

En Los Ángeles, dos policías que luchan contra el narcotráfico llamados Ray Tango y Gabe Cash no hacen más que mostrar su rivalidad constantemente intentando competir el uno con el otro para demostrar que son los mejores. Pero hay algo que les une, y es una conspiración contra ellos por un delito que no han cometido. Tras pasar varios meses en una dura prisión y conseguir escapar, su objetivo ahora será ayudarse mutuamente para demostrar su inocencia. Acción y ritmo sin pausa en esta película llena de persecuciones, tiros y musculitos, a cargo de Sylvester Stallone y Kurt Russell. El malo de la cinta es un mafioso Jack Palance (Raíces profundas) y la chica de turno, Teri Hatcher (Mujeres desesperadas). Guión, puesta en escena y trama sencillita y sin demasiadas pretensiones, pero entretenida para pasar un buen rato disfrutando de la mezcla de acción y humor de los dos protagonistas.

5/10
Conexión Tequila

1988 | Tequila Sunrise

Nick y Mac han sido amigos desde el instituto y ahora sus vidas vuelven a encontrarse. Nick es un teniente de policía y debe investigar a Mac, el cual se ha dedicado al negocio de la droga y anda con la policía pisándole los talones. Cuando la guapa Jo Ann, propietaria de un restaurante italiano y amiga de Mac, aparece en escena, Nick la seducirá y, de paso, intentará sonsacarle información. Thriller algo flojito, muy por debajo del nivel de su director Robert Towne, guionista de Chinatown, Días de trueno o The Firm (La tapadera). La gran baza son tres actores protagonistas que en esos años se encontraban en alza. A pesar de todo destaca la fotografía de Conrad L. Hall, y el encanto que derrocha una Michelle Pfeiffer con mucha clase.

4/10
Un mar de líos

1987 | Overboard

Dean, un bruto y pobretón carpintero convence a Joanna, una mujer rica y acomodada que se ha quedado amnésica al caer por la borda de su yate, de que es su esposa. Con esta excusa, la meterá en su casa para que friegue, limpie, y meta en cintura a sus cuatro pequeños diablillos. Una divertida Goldie Hawn y su pareja, Kurt Russell, protagonizan esta desopilante y amable comedia del director de Pretty Woman.

5/10
Los buenos tiempos

1986 | The Best of Times

Tras una jugada fallida, el equipo de Jack pierde un partido de rugby. Han pasado catorce años de su época estudiantil y ahora se ha convertido en un banquero, pero no deja de pensar en aquel partido perdido. Una nueva oportunidad se presenta para jugar la revancha enfrentándose de nuevo contra el mismo equipo rival. Pero tendrá que convencer al quaterback Reno, que ahora es mecánico. Divertida cinta deportiva de Roger Spottiswoode (Socios y sabuesos) con Robin Williams en su salsa. Kurt Russell no se queda atrás.

4/10
Golpe en la pequeña China

1986 | Big Trouble in Little China

Jack Burton, camionero sucio y desaliñado, ayuda a un amigo chino a recuperar a su novia. Ésta ha sido raptada por un singular ejército de orientales que opera en el barrio Chinatown de San Francisco y están comandados por un longevo líder que recuperará su forma carnal si se casa con una china de ojos de jade.  Cine gamberro que homenajea a las viejas películas de aventuras del Hollywood clásico y al cine de kung fu más disparatado. Así, las peleas son tan bestias como inofensivas (ni sangre, ni rasguños), y los personajes rebosan locura por todas partes: un monstruo peludo, el Ojo que Todo lo Ve, guardaespaldas que explotan como globos... Aunque pasada la primera sorpresa, el asunto acaba haciéndose algo reiterativo. Divertida banda sonora a cargo de John Carpenter, con un tema central interpretado por “The Coup de Villes” (un grupo formado por el propio Carpenter, y los directores Nick Castle y Tommy Lee Wallace).

5/10
Llamada a un reportero

1985 | The Mean Season

En Miami, un periodista que escribe sobre una oleada de crímenes recibe llamadas telefónicas del asesino, ansioso de celebridad. Sorprendente thriller sobre la obsesión por la fama.

4/10
Chicas en pie de guerra

1984 | Swing Shift

Kay es una mujer felizmente casada, cuyo esposo se alista en la marina tras el ataque de los japoneses a Pearl Harbour. Aunque siempre atada al hogar, decide contribuir al esfuerzo de la guerra trabajando en una fábrica de aviones. La responsabilidad de sus nuevas tareas, las amistades y el modo en que le tira los tejos un compañero van a cambiar su percepción de las cosas, a pesar del esfuerzo que realiza por permanecer fiel a su marido.Una mirada a la retaguardia durante la Segunda Guerra Mundial, o cómo la conflagración cambió a todos, soldados y civiles. Jonathan Demme, con guión de una mujer, Nancy Dowd, dirige una película sencilla, nostálgica y romántica, sin trampa ni cartón. Quizá todo parezca demasiado leve, pero uno tiene la sensación de ser testigo de algo auténtico, la añoranza de lo que se fue y el descubrimiento del agradable sabor de las cosas nuevas, una conjunción de circunstancias que conducen a la maduración. El reparto hace un gran trabajo, con menciones especiales para Goldie Hawn y Christine Lahti, esta última nominada al Oscar.

5/10
Silkwood

1983 | Silkwood

Una mujer (Meryl Streep), de vida monótona, trabaja en una planta nuclear. Un día recibe una exposición prolongada de plutonio, con lo que empieza a reclamar mayores medidad de seguridad en el trabajo. La película está basada en la vida personal y profesional de Karen Silkwood, muerta en extrañas circunstancias cuando estaba en plena lucha contra los poderosos intereses que controlaban la planta nuclear. Silkwood consiguió cinco nominaciones en los Oscar y cuatro en los Globos de oro, resultando premiada Cher como mejor actriz secundaria..

7/10
La Cosa

1982 | The Thing

Durante el invierno de 1982, en una estación experimental de la Antártida un equipo de doce investigadores descubre a un extraño ser que, presuntamente, ha venido del espacio exterior y ha permanecido enterrado en la nieve más de 100.000 años. Tras descongelarse, intenta acabar con sus vidas y provoca el terror, pues es capaz de cambiar de forma. Tras la muerte de varios miembros del equipo, éste intentará hacer frente a tan peligroso enemigo, pero podría ser demasiado tarde, pues el ente habría podido ser capaz de tomar la forma de uno de ellos. Original actualización del clásico film de terror El enigma de otro mundo, dirigido por Howard Hawks. John Carpenter aprovechó las modernas técnicas de efectos especiales de los ochenta, por lo que consiguió un filme terrorífico. Está protagonizado por su actor fetiche, Kurt Russell, protagonista de sus películas: 1997: Rescate en Nueva York y Golpe en la pequeña China.

6/10
1997: Rescate en Nueva York

1981 | Escape from New York

Una de las mejores y más vibrantes películas de acción de los años 80, ingeniosa y espectacular, que supuso la primera gran superproducción de Carpenter. En 1997, y tras una devastadora guerra de los Estados Unidos contra Rusia, la ciudad de Nueva York se ha transformado en una alucinógena prisión. En este lugar se estrella el avión del presidente, y éste es tomado como rehén por los criminales allí reinantes. El único capaz de liberarle parece ser un antiguo héroe de guerra tuerto conocido como “El Serpiente” y que encarna un personalísimo Kurt Russell. El resto de secundarios está a su altura: Lee Van Cleef, Ernest Borgnine, Donald Pleasence, Isaac Hayes, Harry Dean Stanton y Adrienne Barbeau, ésta última esposa del realizador desde 1979. En 1996 conoció una secuela dirigida de nuevo por Carpenter, 2013: Rescate en L.A., que ya tenía poco que ofrecer respecto al original.

6/10
Frenos rotos, coches locos

1980 | Used Cars

Luke y Rudy son dos hermanos. Cada uno se dedica a su propio negocio de compraventa de coches usados. Luke tiene un gran corazón, mientras que Rudy es un caradura. De modo que cuando muere Luke, Rudy pretende adueñarse del negocio de su hermano; pero entonces aparece la hija de Luke y todo se complica. Comedia ligerita dirigida por Robert Zemeckis mucho antes de hacerse célebre con Regreso al futuro. Protagoniza un joven Kurt Russell.

5/10
El arreo más largo

1976 | The Quest: The Longest Drive

Los hermanos Beaudine ven cómo el ranchero Hatcher es asesinado. Ante esta situación deciden seguir continuando ellos con el traslado del ganado. Durante su recorrido se enfrentaran a todo tipo de obstáculos. Discreto western protagonizado por el siempre sólido Kurt Russell.

5/10
Te veo y no te veo

1972 | Now You See Him Now You Don't

Una de las más divertidas comedias de imagen real de la compañía Disney, protagonizada por Kurt Russell, quien saltó a la fama en títulos de la compañía y, después, se convirtió en una gran estrella. Un rayo cae en el laboratorio de un colegio y el experimento que estaban realizando se convierte en un líquido capaz de volver invisibles a las personas u objetos. Gracias a esa fórmula, el decano podría ganar un premio científico que resuelva los problemas financieros del colegio. Sin embargo, un hombre avaro intenta robar la fórmula, para convertir la escuela en un parque de atracciones y ganar un montón de dinero.

4/10
Cerco de fuego (Fool's Parade)

1971 | Fool's Parade

Años 30. Durante la Gran Depresión tres presos que han cumplido su condena salen de la cárcel. Entre los tres han ahorrado dinero para poner un negocio y regenerarse. El especialista en westerns Andrew V. McLaglen se adentra por una vez en el terreno del drama, con correctos resultados. Destaca el trabajo del veterano James Stewart.

5/10
Mi cerebro es electrónico

1969 | The Computer Wore Tennis Shoes

Un estudiante de un colegio norteamericano recibe una descarga eléctrica en el cerebro por culpa de un ordenador. Todos los datos contenidos en el mismo pasan a su cerebro, por lo que se convierte en un genio, que domina todos los temas. Todos los colegios del país se lo disputarán como alumno. Lo más interesante de esta divertida producción de imagen real de la Disney es la espontánea interpretación de un jovencísimo Kurt Russell, protagonista de muchos títulos de la compañía, al igual que el veterano Cesar Romero, que también le acompaña en esta ocasión.

6/10
Veinte docenas de hijos

1966 | Follow Me, Boys!

Lemuel Siddons en un bondadoso hombre que toca música jazz y que acaba de aceptar un empleo en un pueblecito. Está casado con Vida pero no tienen hijos, y pronto Lemuel descubre que a nadie le importa la educación de los muchachos que viven allí. Es por ello, que se le ocurre organizar un pequeño grupo de 'boys scouts' para educar y animar a los jóvenes, y transmitirles el ansia de la aventura y los juegos en el campo. Poco a poco, lo que parecía un pequeño grupo de amigos se acaba convirtiendo en toda una organización de exploradores. Entrañable película familiar que describe, en cierto modo, los inicios del movimiento 'scout. En realidad el precursor del movimiento fue Baden Powell, un general que nació en 1857, y la película no es ninguna biografía, pero Fred MacMurray se pone en la piel de un buen hombre que, motivado por el deseo de educar a los jóvenes, y picado por la espinita de no haber tenido hijos, decide organizar un grupo de aventureros. Aventuras y momentos emotivos es lo que ofrece el film de Norman Tokar (Los perros de mi mujer), donde a parte del actor protagonista se puede ver a un joven Kurt Russell en una de sus primeras películas y antes de que le fichara la Disney asiduamente, para cintas como Mi cerebro es electrónico.

5/10
Las pistolas del diablo

1965 | Guns of Diablo

Jaime McPhesters, un chico de 12 años, coincide durante un trayecto en tren con unos individuos que escapan de sus acreedores. Producción televisiva al servicio de un jovencísimo Kurt Russell, cuando estaba considerado un niño prodigio.

4/10
La isla de Gilligan

1964 | Gilligan's Island | Serie TV

En medio del Océano Pacífico el barco turístico S.S. Minnow se ve afectado por una fuerte tormenta, que acaba hundiéndolo. Las siete personas que viajaban a bordo –el capitán, su ayudante y cinco pasajeros– acaban en una isla de Hawaii, donde tratarán de trazar un plan para regresar a la civilización. El gran clásico de las comedias de situación televisivas americanas. Aunque sólo estuvo en antena durante tres temporadas, a base de las continuas repeticiones se ha convertido en un icono de la cultura pop. En cada episodio, el profesor es capaz de todo tipo de muebles y artefactos con cañas de bambú, llegando a fabricar un contador geiger. Solían también hacer frente al descubrimiento de algún personaje que curiosamente anda por la isla, como nativos violentos, o soldados japoneses que pensaban que continuaba la II Guerra Mundial. Destaca el episodio del chico criado en la jungla, al estilo de Tarzán, que estaba interpretado por un jovencísimo Kurt Russell.

5/10
El fugitivo (1963)

1963 | The Fugitive | Serie TV

Una de las series míticas de la televisión estadounidense, que se exportó a todo el mundo. Emitida en EE.UU. entre 1963 y 1967, sería objeto de un remake cinematográfico protagonizado por Harrison Ford treinta años después. La serie pivota sobre la premisa del asesinato de la esposa del doctor Richard Kimble en enigmáticas circunstancias. Todas las pruebas apuntan a la culpabilidad de Kimble, que se ve obligado a emprender la huida, pisados sus talones muy de cerca por su implacable perseguidor, el 'perro de presa' Philip Gerard, teniente de la policía. La idea, por supuesto, es jugar con la bondad del protagonista, que debe averiguar la verdad, mientras ayuda a la gente que se va encontrando en su camino, en contraposición a su antagonista, un tipo honrado pero que está en el error. En esta serie se bregaron directores luego famosos como Richard Donner o Sydney Pollack. También contó con ilustres figuras invitadas, entonces no muy famosas, como Robert Duvall.

7/10
2013: Rescate en L.A.

1996 | Escape From L.A.

En el año 2013, un terremoto de gran magnitud ha separado Los Angeles del resto del continente americano, convirtiendo la ciudad en una isla. Un aguerrido hombre al que le distingue un parche en su ojo izquierdo, apodado Serpiente (Kurt Russell) debe encontrar entre las ruinas del desastre a un peligroso delincuente, que se ampara en el caos con una sofisticada arma capaz de destruir el planeta entero. Pero no le va a resultar nada fácil sortear los peligros que le irán saliendo al paso. Una original y sorprendente película en la que la ciencia-ficción es utilizada con un cierto tono crítico. Se trata de la continuación de las aventuras de Serpiente en 1997: Rescate en Nueva York. Algunos actores secundarios, como Steve Buscemi, Georges Corraface o Pam Grier, están excelentes en sus interpretaciones. Una poderosa mezcla de acción y espectacularidad. Algunas escenas, como la cacería por el Coliseum o la de la persecución por el parque temático de Happy Kingdom, son realmente electrizantes. Imprescindible para los amantes del género.

5/10

Últimos tráilers y vídeos