IMG-LOGO

Biografía

Luke Wilson

Luke Wilson

48 años

Luke Wilson

Nació el 21 de Septiembre de 1971 en Dallas, Texas, EE.UU.

Impulsos intuitivos

18 Agosto 2015

A Luke Wilson no le va el cine serio y convencional, prefiere lo original y lo ligero, las producciones independientes y los blockbusters más taquilleros. Su carrera parece algo loca y contradictoria, y en buena medida lo es porque se ha construido a golpe de impulsos. Al igual que su hermano Owen y que su primo Jack Black, tiene un talento innato para la comedia. ¿Será genética, educación o pura casualidad?

Se diría que la respuesta tiene más que ver con la genética. Lo de la actuación le llegó de forma innata, por simple gusto personal, por capricho del destino: “Yo era un estudiante de historia del arte pero lo que realmente me gustaba era el cine. Nunca he estudiado interpretación. Simplemente surgió así”. Empujado por los vientos del deseo y la vocación, Luke se embarcó en un cortometraje con su hermano Owen Wilson y el rarito de Wes Anderson. El proyecto fue un éxito y dos años más tarde, en 1996, estaban estrenando una película del mismo nombre: Bottle Rocket (Ladrón que roba a otro ladrón).

Con este director volvería a trabajar en Academia Rushmore y Los Tenenbaums, aunque con papeles más secundarios que en su opera prima. Gracias a Anderson aprendió a disfrutar de las pequeñas producciones, de las películas que se centran en los personajes: “Me encantan las explosiones y las persecuciones, pero creo que estoy más conectado con pequeños proyectos y comedias”. En esta línea ha participado en obras independientes como La joya de la familia o The Skeleton Twins y en locas comedias del estilo de Una rubia muy legal. Además, esta inquietud por los personajes la plasmó, aunque sin mucho éxito, en la única película que ha escrito y dirigido: Un caradura de confianza.

Su carrera se ha construido a base de intuición y oportunidades, y por eso ha participado en películas tan dispares y de tan diferente calidad. Para algunos Los ángeles de Charlie ha sido un error, pero seguramente para él habrá sido un dulce entretenimiento, una gamberrada. Solo así se explican los saltos entre películas como las de Wes Anderson a cosas como Mi super ex novia o Nena, olvídame.

No ha alcanzado el reconocimiento de su hermano o de su primo, pero Luke Wilson es un hombre que se divierte con su trabajo. Provocar la risa es una de sus grandes metas como actor, pero también ha participado en algún que otro drama, siempre de corte independiente, para no encasillarse en el género de la comedia. Un intento, por ahora, en vano.

Filmografía
Violet y Finch

2020 | All the Bright Places

Cuando está corriendo por la mañana, Theo se encuentra con Violet subida a la cornisa de un puente, todo apunta a que pretende suicidarse. Logrará evitarlo, y empieza a interesarse por esta compañera de instituto, a la que no había prestado mucha atención. De modo que se entera de que se encuentra profundamente deprimida por la muerte de su hermana, en accidente de automóvil. Entonces Theo se propone ayudarla, empezando por hacer un trabajo conjunto de clase sobre lugares hermosos del estado de Indiana. Comenzará una intensa relación donde pronto empieza a quedar claro que Theo tiene sus propios problemas. Cuidada adaptación de la novela homónima superventas de Jennifer Niven, a cargo de Brett Haley, que en su filmografía –Volverás en mis sueños, The Hero, Ritmos del corazón– ha demostrado habilidad para abordar historias muy humanas, con personajes interesantes, con uso muy inteligente de la música. Aquí la partitura de Keegan DeWitt es muy bella, y subraya sin estridencias los momentos emotivos. Además, la inclusión de canciones nunca resulta postiza. La película aborda un tema serio, el de las enfermedades mentales juveniles, que a veces empujan al suicidio. Se trata de una cuestión preocupante, que no se trivializa ni se envuelve de motivaciones discutibles, como tal vez sí ocurre en la serie Por trece razones. Quizá llama la atención la abundancia de jóvenes con problemas del film, y los pocos recursos de que disponen para salir adelante. Los adultos no logran conectar con ellos, y en cambio otros compañeros de su edad sí pueden ayudar, haciendo valorar las cosas pequeñas de la vida, los lugares luminosos que brillan en un mundo de sombras. Hay mucha luz, que hay que saber ver, se nos dice, y no permanecer todo el tiempo en un túnel. Aunque también se incide en la idea de que no podemos controlarlo todo, puede no encontrarse cura a un mal mental. Haley imprime a la narración un ritmo excelente. Hay romanticismo, pero logra que nunca sea empalagoso. Ayuda el excelente trabajo de la pareja protagonista: Elle Fanning, también productora, está sencillamente sublime, su interpretación está llena de matices, su juventud, 21 años, no impide una maravillosa madurez; y resulta una agradable sorpresa el desconocido Justice Smith, que aguanta el tipo a la perfección, no desmerece para nada al lado de su compañera de reparto.

6/10
El jilguero

2019 | The Goldfinch

La vida de Theo Decker cambia radicalmente cuando su madre muere en un atentado mientras ambos estaban visitando un museo en Nueva York. Sin un padre que se haga cargo de él, Theo irá a vivir a casa de los Barbour, una adinerada familia metropolitana, y entrará también en contacto con un anticuario que le acogerá en su negocio. El mundo de los objetos artísticos formará así parte de su vida, más si cabe porque Theo esconde en su poder un cuadro de enorme valor artístico, El jilguero, pintado en 1654 por el holandés Carel Fabritius. Adaptación de la exitosa y voluminosa novela homónima de Donna Tartt a cargo de del irlandés John Crowley, quien anteriormente entregó la notable Brooklyn. En El jilguero explora la vida de un joven que ha tenido que pasar por multitud de sucesos traumáticos y que a duras penas consigue mantener el equilibrio, la estabilidad vital y emocional. A medida que crece su vida irá llenándose de secretos y falsedades: no es fácil conservar la inocencia de espíritu y a menudo le resulta esquiva la rectitud que busca. Y aunque las drogas puedan ser un punto de apoyo para sosegar su ánimo, es en realidad el valioso cuadro el que ejercerá de talismán en su vida, lo más íntimo de su ser. Conservar ese valioso objeto artístico es como asegurar que lo que está perdido no está perdido del todo para siempre. Tiene en contra El jilguero una cierta morosidad que no desaparece durante todo el film, casi dos horas y media. Rodada en dos tiempos, con Theo en la adolescencia y en la juventud, cuando ya está a punto de casarse, se procura un equilibrio muy estudiado de las tramas, aunque quizá la primera parte es la responsable de que cueste entrar en las cuitas del protagonista y no acabe de atrapar su historia. Quizá la parte que mejor funciona es la amistad infantil con el jovencito ruso interpretado por Finn Wolfhard (Strager Things). Desconcierta también el tono general, pues se juega algo al despiste, ¿drama? ¿thriller? ¿crimen? Al final la película es más sencilla de lo que pueda parecer y la misteriosa atmósfera adoptada acaba resultando una estrategia quizá poco consecuente. Crowley rueda eso sí con una gran elegancia y ha sabido rodearse de un reparto de altura, en donde sobresalen, además de un notable Ansel Elgort, los más veteranos Jeffrey Wright y Nicole Kidman.

5/10
Phil

2019 | Phil

Guest of Honour

2019 | Guest of Honour

Measure of a Man

2018 | Measure of a Man

Qué fue de Brad

2018 | Brad's Status

Brad Sloan peina canas. Con 47 años y un único hijo a punto de matricularse en la universidad, siente que no ha hecho en la vida todo lo que hubiera querido, vendría a ser un fracasado. Mira en su entorno, piensa en los que fueron sus amigos de la facultad, y la conclusión es clara: ellos han triunfado. Quien no trabaja en la Casa Blanca es director de cine o viaja en el jet privado de su propia empresa, e incluso hay quien se ha prejubilado y holgazanea todo el día en una idílica playa acompañada por dos mujeres despampanantes. Él en cambio vive en Sacramento, encauzó sus ideales montando una ONG tecnológica que hace de intermediaria entre buenas causas y donantes, y se casó con una mujer afable que nunca se quejó de nada. ¿Le ha faltado ambición? El viaje que emprende con su hijo Troy para buscarle universidad en la zona de Nueva York podría tal vez devolverle la confianza, planificar para él el futuro que no ha sabido trabajar para su propia vida. Una muy notable película de Mike White, director y guionista, que hasta se reserva un pequeño papel actoral. Aparte de otro film tras la cámara, El año del perro, había firmado antes dos libretos de interés, los de The Good Girl y Escuela de rock. Aquí se diría que ha alcanzado una deseable madurez, a la que seguramente no sea ajena el hecho de haber rodado el film justo a la misma edad que el protagonista, muy bien interpretado por Ben Stiller, en quizá el mejor trabajo de su carrera como actor, el papel le va como anillo al dedo. Porque la película sabe combinar el toque de comedia con un necesario tono agridulce para hablar de la crisis de la mediana edad, ese momento que invita al balance existencial, qué he hecho con mi vida, y de la frecuente tendencia a la autocompasión de tantas personas a las que no les va tan mal, pero que tienden a mirarse demasiado el ombligo. El film acude sabiamente a la voz en off, sin abusar de ella, y también a pasajes en que Brad fantasea acerca de cómo podrían haber sido las cosas, o cómo pueden ser aún, sorprende el equilibrio logrado, porque todo podía ser excesivo o reiterativo y no lo es en absoluto. Y funciona muy bien el confrontamiento generacional, del padre con el hijo –también Austin Abrams hace un buen trabajo de chico millenial con sus cascos y cierta indolencia, pero con ilusiones que no deberían echarse a perder–, o del padre con Ananya, una amiga de Troy, en su conversación nocturna en una cafetería. Además, la mirada a los amigos de Brad, en que se desplaza la mirada distorsionada inicial a otra más ajustada, también es muy medida, y se beneficia del trabajo de unos actores bien entregados a la causa, Michael Sheen, Luke Wilson, Jemaine Clement y el propio White. Y resulta encantadora, Jenna Fischer, la esposa, la conversación matrimonial en el arranque no tiene precio.

7/10
La verdad duele

2016 | Concussion

Reconstrucción de la historia real del doctor Bennet Omalu, neuropatólogo nigeriano que ejerce como médico forense en Estados Unidos. Después de practicarle la autopsia a Mike Webster, jugador retirado de los "Steelers", de Pittsburg, en 2001, se dio cuenta de que éste había sufrido un mal conocido como Encefalopatía Traumática Crónica (CTE por sus siglas en inglés), como consecuencia de los fuertes golpes en la cabeza que reciben las estrellas del fútbol americano en cada partido. Ante el peligro de perder adeptos, y que se extienda el miedo, la Liga de Fútbol Nacional (NFL) tratará de silenciarle y desacreditar sus teorías. La verdad duele (mal título español para Concussion, que significa "conmoción cerebral") supone el segundo trabajo de Peter Landesman, tras Parkland. Avalado como productor por Ridley Scott tiene entre manos la típica historia, muy del gusto de Hollywood, de individuo lleno de razón enfrentado a poderosos cuyos intereses ha puesto en peligro (la lucha de David contra Goliath de toda la vida). Transcurre en el ámbito de un deporte que según explica muy bien uno de los personajes es una de las dos cosas más importantes de la vida para un americano junto con Dios. El relato tiene mucho en común con títulos conocidos, especialmente con El dilema, y aunque su director no llega a los logros visuales de Michael Mann en aquélla, maneja bien la narración, con un comienzo prometedor, aunque el final se alarga demasiado. Puesto que atraviesa el peor momento de su carrera, después de que títulos como After Earth o Focus no funcionaran como se esperaba, Will Smith se ha buscado un papel con cierta dificultad, pues su doctor Omalu habla con un acento supuestamente africano, que no ha convencido a los expertos en idiomas. Aún así, realiza una interpretación correcta de un personaje sosegado, pero honesto. Está bien acompañado en pantalla por la británica en alza Gugu Mbatha-Raw (la joven que le roba el corazón), Alec Baldwin (un doctor que le apoya), el veterano Albert Brooks (su jefe en el departamento forense), y en un papel muy breve Luke Wilson (el ejecutivo de NFL Roger Goodell). En el apartado actoral impresiona sobre todo la labor de David Morse (Treme, La milla verde) que se ha trabajado su rol de Mike Webster, ídolo deportivo cuya vida se fue al traste por este problema.

6/10
Outlaws and Angels

2016 | Outlaws and Angels

Una banda de forajidos encuentra cobijo una noche en la casa de una familia, pues les persigue un cazarrecompensas. La familia parece inocente, pero también confiada. Pronto se invertirán los papeles y la violencia brotará con toda su fuerza. Western dramático, lleno de acción, que explota sangrientamente el tema de la venganza, con secuencias de gran brutalidad. Por lo demás, se trata de una película llevada con ritmo, en donde destaca el protagonismo de Francesca Eastwood, hija de Clint.

4/10
Rumbo a lo desconocido

2016 | Approaching the Unknown

Descripción del que sería el primer viaje del hombre a Marte, el astronauta William D. Stanaforth. El debutante Mark Elijah Rosenberg, director y guionista, lo cuenta despojado de cualquier épica, con la precisión un tanto plúmbea de un entomólogo. De modo que acompañamos a Mark Strong, protagonista absoluto -los demás actores tienen una presencia muy, muy secundaria-, a bordo de su nave espacial, y vamos conociendo cómo fue escogido para misión tan particular, pues demostró ingenio sin igual para sacar agua del desierto de Atacama entre otras hazañas. En el fondo es como si se tratara de un documental, y aunque apenas dura hora y media, el film se hace bastante insoportable.

4/10
The Ridiculous 6

2015 | The Ridiculous 6

Tommy Stockburn, blanco que vive con los indios, parte en busca de su progenitor, forajido secuestrado por una banda con la que mantiene una deuda. Por el camino, Tommy descubrirá que tiene cinco hermanos, que querrán ayudarle en su cometido. La plataforma de emisión en streaming Netflix suele lograr buenas críticas con sus series (House of Cards), que revalidó con Beast of No Nation, de Cary Fukunaga, su primer largometraje creado especialmente para su estreno online. Pero se estrella del todo con el segundo, The Ridiculous 6, uno de los films más ridículos, valga la redundancia, de la carrera de Adam Sandler, que ha dejado muy atrás la calidad de El chico ideal, aquella cinta que al principio de su carrera hacía presagiar otra cosa. Aquí vuelve a ponerse a las órdenes del realizador de aquélla, Frank Coraci, que sin embargo en estos años ha perdido gas. Quizás por la aparición del veterano Nick Nolte, el único que logra mantener el tipo como padre del protagonista, The Ridiculous 6 empieza con cierta fuerza. Pero enseguida todo se va al traste por el abuso del humor escatológico (un numerito basado en las deposiciones de un burro da vergüenza ajena) y hasta machista (las mujeres de la tribu tienen nombres como Zorra Fumadora o Sin Sostén, ¡en la línea del cine de Antonio Ozores!). La acumulación de gags con poca chispa deriva en una sensación de que el metraje se alarga innecesariamente. En una línea que recuerda a las secuelas de Torrente, el protagonista, también productor y coautor del guión, cuenta con el apoyo de numerosos 'amiguetes', dispuestos a hacer el tonto, pero totalmente desaprovechados. Así, aparecen por la pantalla los conocidísimos Steve Buscemi, Danny Trejo, Steve Zahn, John Turturro, y Vanilla Ice, entre otros. En suma, un cocktail de humor y western más cercano a la desastrosa Mil maneras de morder el polvo que a la brillante Maverick.

3/10
Dentro del dolor

2015 | Meadowland

Shara y Phil. Un matrimonio feliz con un hijo, hasta que un día desaparece cuando habían parado a repostar en una gasolinera. Un año después no han asimilado una pérdida para la que no han obtenido ninguna explicación satisfactoria, a pesar de que la policía sigue investigando y con frecuencia pone ante sus ojos fotos de posibles sospechos que podrían tener que ver con la desaparición. El hecho les ha a distanciado, cada uno lo lleva a su manera. Él, policía, acude a unas reuniones de padres anónimos en su parroquia, y hace migas con uno de ellos. Ella, profesora, sigue con atención a un chaval con síndrome de Aspergen con unos padres de acogida que no le cuidan demasiado. Debut tras la cámara del director de fotografía Reed Morano, que asume también este rol. Se nota en el cuidado de la composición de algunos planos, estéticamente muy bellos. Pero se advierte también que no está acostumbrado a lidiar con una trama dramática, pues se empantana en la recreación de atmósferas, el estado de ánimo de marido y mujer, con sus personales obsesiones, sus suspicacias, sus silencios por los que se han abonado a nuevas y desesperanzadas rutinas. Olivia Wilde y Luke Wilson componen con corrección a sus personajes, y hay un buen plantel de secundarios, pero la cinta padece de una insoportable arritmia, incluido su paquidérmico final, que, se supone, debe ser muy poético, simbólico y emotivo.

4/10
The Skeleton Twins

2014 | The Skeleton Twins

Maggie y Milo son mellizos que llevan diez años sin hablarse, ella vive en Nueva York y él en Los Ángeles. Ambos han coincidido en la idea de suicidarse el mismo día, pero Milo se ha adelantado en el intento fallido, y el aviso a su hermana impide que Maggie siga por la misma dirección. Ella le invita su casa, donde vive con su marido Lance, un tipo bonachón, con el que no quiere tener hijos. En la convivencia irán saliendo a la superficie los traumas que arrastra Milo por su condición gay y su carrera fracasada como actor, y Maggie por su infidelidad y su miedo a los hijos. Además de hechos del pasado por un hogar desestructurado, supuestamente enterrados y bien enterrados, pero que acaban volviendo porque les han marcado de por vida. Craig Johnson dirige y coescribe con Mark Heyman –guionista de Cisne negro­–, una historia muy de nuestra enferma sociedad actual, tragicomedia donde los fundamentos sobre los que construir sólidamente la propia trayectoria vital resultan endebles, a veces algo parecidísimo a las arenas movedizas. Ni siquiera en el caso de los mellizos protagonistas, que tenían una conexión muy especial siendo niños, cuando celebraban ilusionados la fiesta de Halloween, existe la facilidad de abrirse y contar las preocupaciones personales: el secretismo, tragarse las propias frustraciones, considerar seriamente las salidas en falso del “escenario” para echar el telón, conforman las oscuras aguas donde resulta tentador sumergirse para siempre. El panorama es desolador, y sólo algunos apuntes de humor cínico permiten al espectador algún asomo de sonrisa. The Skeleton Twins es una película "indie" narrada con agilidad yprofundamente pesimista, aunque se deje algún resquicio a la esperanza, gracias al amor fraterno. Porque la idea es mostrar heridas profundas y lo relativo que es todo: no basta tener al lado una persona buena para ser bueno y encontrar la felicidad, la experiencia con un pederasta quizá no fue tan mala, que un gay probara a hacer el amor con una mujer sería, oh, paradoja, algo reprobable, la ceremonia de la confusión y desorientación vital está servida, bien apoyada por un inteligente reparto, están muy bien los “hermanos” Kristen Wiig y Bill Hader, el “marido” Luke Wilson en uno de sus registros habituales, y el “profesor” Ty Burrell.

6/10
Ride. Al ritmo de las olas

2014 | Ride

Jackie es una madre super protectora. Tiene un hijo que está a punto de entrar en la universidad, en donde estudiará letras, con la idea de ser escritor, labor en la que su madre, que trabaja en una editorial, le tutela con empeño. Pero el joven Angelo está un poco harto de su madre y de buenas a primeras abandona la idea de entrar en la universidad y marcha a California para vivir con su padre –que ha rehecho su vida con otra mujer– y allí dedicarse a hacer surf. Siete años después de su debut como directora de largometrajes con Cuando ella me encontró, la actriz Helen Hunt estrenó este film, pero la repercusión fue mucho menor. Se trata de una historia sensible y positiva –en el equilibrio entre el drama y la comedia–, sobre las dificultades para superar traumas del pasado y así poder dejar volar libremente a los hijos. Producido, escrito, dirigido y protagonizado por Helen Hunt –¡hay que ver el deterioro físico de esta mujer!–, el film cuenta con interpretaciones solventes y algunas escenas bien concebidas, pero el resultado final es muy ligerito y demasiado dulce.

5/10
Conociendo el mal

2012 | Meeting Evil

Thriller pelín disparatado, aunque a Luke Wilson le pega hacer de pringado que se mete en problemas y a Samuel L. Jackson de villano retorcido. La idea es que la vida de John va mal, tanto profesional como familiarmente. Para colmo de males un tipo llama a su puerta pidiendo que le ayude a arrancar su coche, y resulta ser un psicópata de tomo y lomo.

4/10
Iluminada

2011 | Enlightened | Serie TV

Si hubiera que hacer una carta de presentación a esta serie, bien podría empezar en estos términos: original, divertida, con personajes muy reales, cotidiana y que invita a la reflexión. Laura Dern (Corazón salvaje, Parque Jurásico) es Amy, una ejecutiva de una conocida empresa que pasa por una crisis que la lleva al borde de la histeria. Después de montar un buen numerito en la oficina decide irse a Hawai para seguir un tratamiento y dejar atrás el estrés y la ansiedad en su vida. Tras unos meses de “retiro espiritual”, regresa a la ciudad “iluminada”: la vida es bonita, todo el mundo es bueno, todo el mundo puede cambiar y ella ya lo ha hecho. Emprende así una nueva etapa cargada de optimismo y buenas intenciones. Su objetivo, encontrar su lugar en la vida… Pero las cosas no son tan sencillas como cree. HBO acierta de pleno con esta original y particular sitcom, con una Laura Dern sobresaliente dotando a una mujer, cuya dramática vida ha sido pintada a base de brochazos, un personalísimo carácter que devendrá en frescura y vitalidad. Con un trasfondo realmente profundo y existencial,  con tono desenfadado, cada capítulo consigue meternos en el día a día de Amy, una divorciada dispuesta a recuperar su trabajo y su vida tras un difícil momento personal. Con una nueva mentalidad y espíritu más generoso y optimista, ella se encuentra con que las cosas siguen igual que cuando se fue,  pero confía en poder cambiarlas. De esta manera vemos cómo choca la nueva filosofía de Amy con su anterior vida, sus colegas de trabajo, sus jefes… hasta su madre. Todos la miran como si estuviera loca, aunque en realidad sólo intenta ser feliz. Los diálogos son muy divertidos por el sorprendente contraste entre unos y otros personajes y por las reacciones de Amy ante situaciones sociales comprometidas.  La serie exprime al mismo tiempo la vis cómica y el talento dramático de su protagonista, lo que le ha valido un Globo de Oro. Alrededor de este eje central indiscutible giran otros personajes de peso, como el interpretado por Diane Ladd (El precio de la ambición), su madre en la serie y también en la vida real, y el de Luke Wilson (Middle Men) que da vida a su ex marido, adicto a la cocaína.

6/10
Un funeral de muerte

2010 | Death at a funeral

El veterano director Frank Oz regresó en 2007 a su Gran Bretaña natal, tras años trabajando en Estados Unidos, para dirigir Un funeral de muerte, una comedia muy negra, pero divertida. Tres años después, el cómico Chris Rock ha producido un remake con un reparto mayoritariamente afroamericano, pensado para el público de Estados Unidos. Allí se estrenó la versión anterior, que desató excelentes críticas, pero apenas llamó la atención del público. Rock contrató al mismo guionista, Dean Craig, que ha mantenido básicamente la mismas secuencias, con algunos cambios menores. Su principal labor ha consistido en reelaborar los diálogos –pensados para personajes muy británicos– para que suenen naturales en estadounidenses. El propio Rock interpreta a Aaron, que tras la muerte de su padre se ha encargado de organizar el funeral, y tiene que leer el panegírico, a pesar de que todo el mundo espera que lo haga su hermano Ryan (Martin Lawrence), novelista de éxito. Pero se acumulan los despropósitos, porque los empleados de la funeraria llevan un cadáver equivocado, mientras que Elaine le ha dado a su novio Oscar lo que ella cree que es un valium, pero que resulta ser una potente droga alucinógena. Además, aparece en el lugar un enano misterioso que guarda un secreto del fallecido. Resulta curioso que Neil Labute (En compañía de hombres), guionista, dramaturgo y cineasta que estaba considerado a finales de los 90 adalid del cine independiente, haya acabado dirigiendo remakes con Chris Rock y Martin Lawrence. El director parece haber perdido su talento, y es incapaz de manejar los resortes cómicos que en manos de Frank Oz funcionaban como piezas de relojería. Además se recrea en detalles escabrosos, ya presentes en el film original, pero que aquí resultan agotadores. Por último, el reparto no es el más adecuado. Algunos actores, como Rock, Lawrence y especialmente Tracy Morgan (Rockefeller Plaza) se exceden en paroxismo, mientras que otros, como Danny Glover –el tío anciano y paralítico–, simplemente están mal elegidos. Se salva, eso sí, Peter Dinklage, el enano del film original que repite con el mismo personaje.

4/10
Middle Men

2009 | Middle Men

La era de los negocios en internet. Wayne y Buck, dos ingenieros aeronáuticos, listos pero muy colgados, idean una forma de pago en la red que aplican al acceso a material pornográfico. Como son bastante torpes, se enredan con la mafia rusa, motivo por el que entra en escena un avispado empresario, Jack, que detecta que lo más original del hallazgo de sus nuevos socios es que preserva el anonimato de los clientes. Con lo que potencia el negocio con el papel de intermediario. Cínica película que afirma basarse en hechos reales a la vez que proclama que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, lo que no deja de ser un tanto paradójico. Parece que se basa en la vida de Christopher Mallick, creador de Paycom. En cualquier caso hay que reconocer que se adelantó a La red social a la hora de abordar como la red de redes ha contribuido al enriquecimiento de algunos. Para ello ofrece una trama inmoral, en que se asume que todos los del sexo masculino andan buscando material porno en la red, y donde tiene poca importancia ganarse la vida explotando los peores instintos del prójimo, sea directa –“actrices” porno– o indirectamente –los intermediarios que no se ensucian las manos, y mantienen hipócritamente su estilo de vida y “una familia normal”–. George Gallo es ágil en la narración, y tiene alguna idea original, como la de una red de terroristas islámicos adictos al porno, pero se deja llevar por un punto de vista corrosivo de las cosas, en el que bien y el mal no importan en absoluto.

4/10
El milagro de Henry Poole

2008 | Henry Poole Is Here

Por alguna misteriosa razón, un Henry Poole treintañero, enfadado y tristón, ha vuelto al barrio residencial de su infancia, donde ha comprado una casa. Sus vecinos tratan de mostrarse amables, pero él siempre se muestra "a cara de perro". Un día, en una de las paredes de la casa, aparece una mancha. Para Henry es sólo eso, una mancha de humedad, que se resiste a desaparecer. Pero su vecina de origen hispano Esperanza ve más allá, y cree reconocer en la mancha el rostro de Cristo: aquello podría ser un milagro, y querría que la Iglesia, a través de su párroco el padre Salazar, investigara el tema. Algo a lo que Henry se niega en redondo, no quiere que su hogar se convierta en una especie de circo. Pero algunos sucesos en torno a la mancha, que afectan a la hijita de otra vecina, una joven viuda, le harán recapacitar.   Una pequeña película, audaz en su planteamiento sin complejos, que enfrenta el racionalismo desesperanzado con la mente abierta dispuesta a creer lo increíble. En efecto, la idea no es otra que la de interpelar al espectador con la sencilla –y a la vez peliaguda– cuestión de si los milagros existen, y en tal caso, si ocurren a diario. Se muestra con naturalidad el recurso a la oración, aunque quizá se echa en falta una espiritualidad más sólida, y de trato personal con Dios. El acierto del primerizo guionista Albert Torres es no hacer las cosas demasiado obvias, mostrar las figuras del creyente y del escéptico con equilibrio, perfilando al ser humano que hay en uno y otro, con virtudes y debilidades. La idea es buena, pero le falta un poquito de fuerza en lo relativo al personaje de la guapa vecina y la relación que establece con Henry, o en "el milagro" de la cajera. También la inserción de canciones, aunque bellas, descolocan un tanto. En cambio hay autenticidad en la metomentodo Esperanza –la Adriana Barraza nominada al Oscar por Babel– o en el sencillo sacerdote –George López–, y algunos momentos poderosos, como en el clímax ante el paño de pared, con una nutrida aglomeración de curiosos. Mark Pellington (Arlington Road, Mothman, la última profecía) ha puesto ganas en el film, y aunque no sea memorable, da qué pensar, lo que no es poco en tiempos de pensamiento débil. Luke Wilson sabe llevar bien el peso de la película.

5/10
Habitación sin salida

2007 | Vacancy

Las películas ‘snuff’, que muestran asesinatos reales de personas, fueron el tema central de Tesis, debut de Alejandro Amenábar, que criticaba la pasión por el morbo de la sociedad. Siguiendo los pasos  del cineasta español, retoma este asunto el director Nimród Antal, californiano que hasta ahora curiosamente había desarrollado toda su carrera de cineasta en Hungría. La trama homenajea constantemente a Psicosis, el gran clásico de Alfred Hitchcock, con la que comparte su desarrollo casi al completo en un semiabandonado motel de carretera. Allí se ven obligados a pasar la noche, tras la avería que sufre el coche en el que viajan, David Fox y Amy, su esposa, un matrimonio en crisis tras la muerte accidental de su hijo. El siniestro director del lugar les asigna una habitación mugrienta, llena de cucarachas, en la que no se recibe ningún canal de televisión. David prueba unas cintas de vídeo que alguien se ha dejado allí. Resulta que muestran asesinatos que parecen bastante reales, pero lo más inquietante es que el escenario de lo que ocurre en esas películas es la misma estancia en la que ellos se encuentran. La idea de partida es atractiva y el cineasta logra mantener la tensión, algo complicado de conseguir en un escenario casi único. No parece haber contado con un presupuesto muy elevado, pero sí con dos protagonistas que le dan cierto empaque, Luke Wilson y Kate Beckinsale, que realizan un gran trabajo. Aborda tangencialmente asuntos como la superación del dolor, y el lado oscuro de la naturaleza humana, pero se queda en una sucesión de secuencias de suspense, y sustos efectistas. Comparte tema con otro título coetáneo, 1408, cinta de terror que también ocurre en un dormitorio.

5/10
El tren de las 3:10

2007 | 3:10 to Yuma

Los aficionados al western están de enhorabuena con este magnífico remake del clásico de Delmer Daves de 1957, sobre el peculiar enfrentamiento entre un sanguinario forajido y un granjero en apuros, que en su día estuvieron interpretados por Glenn Ford y por Van Heflin. En este caso, se sitúa detrás de las cámaras James Mangold, un director de probado talento, como ha demostrado en el thriller Identidad o en el biopic En la cuerda floja, entre otros títulos. El criminal Ben Wade, autor junto a su terrible banda de decenas de robos y asesinatos, ha sido capturado. El plan de los agentes de la ley es llevarlo hasta la ciudad de Contention para posteriormente tomar el tren hasta Yuma y encerrarlo en la cárcel. Pero el camino es largo y se necesitan hombres para custodiar al reo. Se ofrece a acompañarles el granjero Dan Evans, que necesita dinero desesperadamente si no quiere perder su rancho, necesario para mantener a su mujer y a sus dos hijos. Mangold imprime a la historia –basada en un relato corto de Elmore Leonard– una notable energía, sin andarse apenas por las ramas, y logra momentos de gran tensión dramática. La violencia sigue los parámetros de los westerns más modernos, al estilo de El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford o de la película australiana La propuesta, de una sequedad brutal, aunque sin ningún tipo de ensañamiento, y con reacciones desprovistas de cualquier atmósfera romántica. Hay aquí poca belleza exterior, con lo que resulta así un western distinto, de tintes psicológicos, pleno de ritmo y con una dureza muy genuina. Y hay, claro está, un especial interés por llenar de “contenido” a los personajes, por ahondar en su interior, con el empeño de mostrar que su peligroso viaje será también un momento de aprendizaje. Es posible que queden poco claras las más íntimas motivaciones del personaje de Ben Wade (por otra parte, un tipo fascinante y manipulador), al punto que puede resultar demasiado inesperado algún cambio brusco en sus reacciones. Pero, en general, hay un cuidadoso retrato de caracteres, con individuos que resultan muy reales y convincentes. El grueso del film, por supuesto, se apoya en dos monstruos de la actuación: Bale y Crowe. Ambos realizan unas portentosas y matizadas interpretaciones, pero también es elogiable el trabajo del veterano Peter Fonda y la soberbia actuación del joven Logan Lerman. También son excelentes los acordes del compositor Marco Beltrami.

8/10
Patinazo a la gloria

2007 | Blades of Glory

Comedia loca, de bajos vuelos y humor tontorrón, sobre dos patinadores artísticos que por cosas de la vida acaban formando la primera pareja masculina de patinaje sobre hielo. Y es que tres años antes, durante los Campeonatos Mundiales, su rivalidad echó por tierra sus buenos modales y acabaron enzarzados en una pelea. Debido a tal incidente fueron desposeídos de su medalla de oro compartida e invitados a abandonar la alta competición. Para su debut en el largometraje, Josh Gordon ha contado con un valor seguro en Will Ferrell, posiblemente uno de los mejores comediantes de Hollywood, aunque algunos no le soporten. Le acompaña el pazguato Jon Heder, a quien vimos hacer lo propio en la basurilla Cuestión de pelotas, comedia deportiva protagonizada por Ben Stiller, quien ejerce como productor en este film.

4/10
La primera vez de Mini

2006 | Mini's First Time

Mini es una joven que trabaja de prostituta y que se lleva muy mal con su madre Diane. Hasta tal punto hay problemas en la familia, que Mini se enamora de su padrastro y juntos llegarán a planear matar a su madre. Mediocre película, escrita y dirigida por el debutante Nick Guthe. Llena de tópicos y sin demasiado aliciente, sorprende la presencia de un reparto tan apañado, encabezado por la protagonista de Thirteen, Nikki Reed, y por el talludito Alec Baldwin. La madre está interpretada por Carrie-Anne Moss, a quien la fama por su personaje de Trinity en Matrix le duró bien poco.

4/10
Pequeños salvajes

2006 | Hoot

Roy y sus padres acaban de llegar a Florida. Allí, el inquieto mozalbete conoce a un chaval que vive al margen de la civilización y a su hermana Beatrice. Juntos unirán esfuerzos para salvar a las lechuzas de la zona, pues una construcción amenaza sus nidos. Pese a la ingenua y previsible trama, este amable film, ecológico y familiar, gustará a los más jóvenes gracias a su simpático e idílico aire aventurero al estilo "Tom Sawyer".

4/10
Idiocracia

2006 | Idiocracy

Joe Bauers, un tipo normal y corriente que trabaja como bibliotecario, y Rita, una prostituta, son elegidos para un experimento militar, que consiste en someterse a hibernación. Sin embargo, nadie se ocupa de descongelarlos, hasta que despiertan por accidente cinco siglos después. El mundo ha cambiado y la humanidad se ha vuelto idiota, por lo que Joe es el tipo más inteligente del planeta.Mike Hudge, creador de Beavis y Butt-Head, dirige una comedia negra, que parece formada por gags independientes. La trama es una excusa para criticar aspectos de la sociedad actual como los programas absurdos en televisión.

4/10
Mi super ex novia

2006 | My Super Ex-Girlfriend

La capacidad humorística de Ivan Reitman (Los cazafantasmas) sigue disolviéndose como un azucarillo; no en balde, cinco años llevaba el director sin ponerse tras la cámara, tal vez aquejado de falta de ingenio. Aquí, aunque la premisa es pasablemente original y la pareja protagonista tiene una gracia innata, al final todo se reduce a un encadenado irregular de chistes, donde las bromas sexuales se convierten en recurso facilón. Reitman parodia el género de superhéroes, tan de moda en el cine de Hollywood últimamente. Matt Saunders, típico treintañero que aún no ha encontrado su pareja ideal, se enamora de Jenny Johnson, una atractiva joven, con mucho carácter y un poco excéntrica, pero aparentemente perfecta. Con el paso del tiempo, Matt descubre que Jenny oculta un secreto. La chica tiene una identidad secreta G-Girl, una superheroína que usa sus poderes para rescatar a víctimas de accidentes, apagar incendios, atrapar malhechores o incluso desviar misiles que están a punto de alcanzar la ciudad. En un primer momento, Matt está encantado de salir con la supermujer a la que admiran todos sus convecinos, pero resulta ser una mujer tan extremadamente celosa y posesiva que resulta difícil la convivencia. Matt da el gran paso, y decide romper la relación, pero Jenny, despechada, decide usar sus poderes para hacerle la vida imposible. Incluso llega a colocar su coche en órbita. Los efectos especiales son pobres, en relación con los de grandes superproducciones como Spider-Man 2 o X-Men, pero resultan eficaces, teniendo en cuenta que el presupuesto de este film resulta limitado.

4/10
La joya de la familia

2005 | The Family Stone

Las tramas sobre personas que se enfrentan a la situación de conocer a la familia de su novio hacen furor. Esta enésima versión de la fórmula la protagoniza Everett Stone, que durante unas vacaciones de Navidad visita a sus padres y hermanos, que viven en una pequeña localidad, para presentarles a Meredith, su introvertida novia. Todo acabará en desastre, porque Meredith no tiene prejuicios a la hora de hablar de cualquier tema, o expresar sus recelos hacia la homosexualidad. Por su parte, los Everett son permisivos, declaradamente liberales y uno de los hermanos resulta ser homosexual. Frente a Los padres de ella o Adivina quién, de esquema similar, el guionista y director Thomas Bezucha imprime un tono tragicómico que combina momentos hilarantes, y apuntes de cierta entidad dramática sobre la tolerancia como base para la convivencia familiar. Lo mejor son sus homenajes al musical Cita en St. Louis, y el elenco, del que sobresale una magnífica Sarah Jessica Parker en un difícil papel, con muchos matices.

4/10
Un caradura de confianza

2005 | The Wendell Baker Story

El actor Luke Wilson (Una rubia muy legal), protagoniza, escribe y codirige esta comedia con tintes románticos, que sólo disfrutarán los incondicionales del género. Incluye, eso sí, un reparto de ensueño, con nombres y caras tan conocidas como las de Eva Mendes, Owen Wilson, Will Ferrell o Kris Kristofferson. La trama cuenta como un antiguo estafador encuentra trabajo en un hotel cercano a la frontera mexicana. Allí intentará recuperar a su novia, al tiempo que ayuda a unos veteranos inquilinos a mejorar su relación con la dirección del hotel.

4/10
La vuelta al mundo en 80 días (2004)

2004 | Around the World in 80 Days

Hay historias que nunca pasan de moda, como ocurre con este clásico del escritor francés Julio Verne. La vuelta al mundo en 80 días ha sido llevada a la televisión y al cine en multitud de ocasiones, aunque sin duda la más recordada es la protagonizada por David Niven en el papel principal y por el entrañable Cantinflas en el de Passepartout. Ahora la historia adquiere modernidad gracias a los efectos especiales y al considerable esfuerzo de producción. De paso se le da cierto aire nuevo a los protagonistas, ya que Phileas Fogg es aquí un tipo algo estrafalario y adelantado a su tiempo, que inventa todo tipo de cosas (el avión, la electricidad, los patines). Sin embargo, sus adelantos son despreciados por los potentados aristócratas y en especial por Lord Kelvin, el director de la Real Academia de la Ciencia. Es entonces cuando, ni corto ni perezoso, Fogg apuesta con él a que es capaz de dar la vuelta al mundo en menos de ochenta días. Lord Kelvin recoge el guante y Fogg parte a correr mil y una aventuras acompañado de su criado Passpartout y de Monique, una artista francesa en busca de emociones. Lo mejor de la película es su ritmo trepidante y sus bellísimos paisajes y localizaciones geográficas. De hecho se rodó en diez países diferentes y según el director Frank Coraci sólo se acudió a los efectos digitales cuando fue estrictamente necesario. Pero sin duda el gran atractivo es la presencia de Jackie Chan en el papel de Passepartout. El actor de Hong Kong, que además ejerce de productor, es todo un veterano de la comedia y logra un acercamiento muy cantinflero al personaje. Eso sí, se reserva algunas escenas de lucha al más puro estilo Hora punta, con coreografías disparatadas y muy divertidas. El semidesconocido Steve Coogan interpreta eficazmente a Fogg y al otro extremo le acompaña un magnífico Jim Braodbent (Moulin Rouge). Destaca también la vigorosa música de Trevor Jones, antaño compositor de El último mohicano, una de sus bandas sonoras más celebradas.

4/10
Alex & Emma

2003 | Alex & Emma

Ante las presiones de su editor para que termine su nuevo libro, Alex Sheldon, un escritor que sufre un agudo bloqueo creativo, decide contratar a Emma Dinsmore, para que ejerza como taquígrafa. Entre los dos, acabarán interpretando variados papeles, para imaginar historias románticas que inspiren el desarrollo de la novela, pero ambos terminarán enamorándose de verdad. Que la vida inspira el arte, pero que puede también suceder justo lo contrario, es la premisa de esta comedia romántica de Rob Reiner, director de Cuando Harry encontró a Sally, que también interpreta un papel de importancia. La protagonizan dos jóvenes en alza: Kate Hudson y Luke Wilson.

4/10
Los ángeles de Charlie. Al límite

2003 | Charlie's Angels: Full Throttle

Tres mujeres muy hermosas, en una película de acción. Tomando como gancho una vieja serie de televisión. Sin importar excesivamente la línea argumental. Ése es el concepto que había detrás de Los ángeles de Charlie, que tuvo tal éxito que enseguida las tres actrices principales se pusieron de acuerdo para protagonizar la secuela. En esta ocasión las chiquillas tienen que recuperar unos anillos que contienen información sobre el programa de protección de testigos del FBI: la vida de miles de personas que cambiaron de identidad tras testificar podría estar en peligro. ¿Cuáles son las novedades de esta entrega? Que la mala es una ángel caída, a la que da vida una recuperada Demi Moore. Que el padre de Lucy Liu es, ¡sorpresa!, John Cleese, que protagoniza los mejores gags del film. Que John Bosley tiene un hermano, ¡sorpresa!, negro, al que da vida Bernie Mac (Bill Murray no quiso repetir su papel). Que aparece en un breve cameo una antigua ángel de la serie de TV, Jaclyn Smith (parece que el resto de ángeles de la serie no quisieron o no sintieron que fueran a ser suficientemente recompensada por reasumir sus personajes). Lo demás son muchas escenas de acción, un humor asumidamente tontorrón, y la voz cantarina y jovial de Charlie dando instrucciones a sus angelitos.

3/10
Aquellas juergas universitarias

2003 | Old School

Después de encontrar a su novia con un montón de tipos en la cama, Frank monta en la universidad un club, cuya finalidad principal es montar juergas a tutiplén. Protagoniza la gamberra cinta Luke Wilson.

3/10
Anónimos

2003 | Masked and Anonymous

Jack Fate, un músico en decadencia, es reclamado para liderar un concierto benéfico. Se trata de una película coral, con un reparto repleto de caras conocidas (Bridges, nuestra “Pe”, Goodman, Lange, Wilson, Bassett, Ribisi…), que en cierto modo quiere darnos la “foto” de la sociedad estadounidense en la actualidad. El guión de tan ambiciosa idea se debe al propio director, Larry Charles, y a Bob Dylan, quien por supuesto también se hace responsable de la música, lo mejor del film. A destacar la interpretación de una versión de “Dixie” de Stephen Foster.

4/10
Una rubia muy legal 2

2003 | Legally Blonde 2: Red, White & Blonde

La rubia más hortera y encantadora del mundo de la abogacía, ya tiene en sus manos el preciado título de licenciada en derecho por Harvard. Ahora está preparando su boda, al tiempo que ejerce de abogada en un prestigioso bufete. Un día se entera de que perros de la misma raza que su querido Bruiser son utilizados por fabricantes de cosméticos para hacer experimentos. ¡Qué horror, qué inhumano (perdón, “inanimal”, o como rayos se diga)! Esto no puede quedar así. De modo que propone en su oficina pleitear contra esa gente tan poco sensible. El triste resultado es que le ponen de patitas en la calle. Pero Elle Woods es una chica muy tozuda, de modo que contacta con una congresista y se integra en su equipo de asesores; en sus ratos libres va a poner los medios para que el Congreso prohiba los experimentos con animales. ¿Logrará nuestra chica conmover a los padres de la patria, al más puro estilo de James Stewart en Caballero sin espada? Secuela del divertido film Una rubia muy legal, que firma el director de Besando a Jessica Stein. Sigue el mismo esquema de su predecesor: el Congreso sustituye al despacho donde Elle hacía prácticas; algunos compañeros no entienden al principio su estilo, pero poco a poco llegan a apreciarla; las chicas de la hermandad echan una mano; y los trucos de “chica guay” la sacan de más de un apuro, y le ganan las complicidades de mucha gente. Alguna broma con la orientación sexual del can Bruiser, muy políticamente correcta, por supuesto, completa el cuadro de bromas.

4/10
Una noche perfecta

2002 | The Third Wheel

Un tímido empleado. Cuando conoce al nuevo fichaje de la empresa, una chica monísima, se propone conquistarla a toda costa. Pero pasan los días, las semanas, un año… y no ha sido capaz siquiera de dirigirle la palabra. Pero haciendo de tripas corazón, logra concertar una cita, que incluye sesión de teatro, cena romántica… Mientras, surge un corrillo de apuestas entre los compañeros de oficina. Todo tiene buena pinta, hasta que el pobre hombre, torpe él, atropella a una persona. La noche perfecta podría convertirse en pesadilla. Simpática comedia romántica, que cuenta en la producción con la pareja Ben Affleck-Matt Damon, que incluso se reservan un par de pequeños papeles. En la línea de títulos alocados que acumulan desgracias a lo largo de una noche (como Jo, ¡qué noche! o la más reciente Un mal día lo tiene cualquiera), el dúo romántico lo configuran Denise Richards (El mundo nunca es suficiente) y Matthew Perry (Una rubia muy legal), mientras que Jay Lacopo tiene un papel algo capriano, en plan “ángel de la guarda”.

4/10
Escapando de la oscuridad

2001 | Soul Survivors

A punto de ingresar en la universidad, Cassie lleva una vida feliz. Un noche, al regresar de una fiesta, una discusión con su novio, Sean, provoca que Cassie se distraiga del volante. El vehículo sufre un estrepitoso accidente en el que muere Sean. Mientras se recupera, a Cassie se le aparecen escalofriantes seres del más allá con enigmáticas intenciones, pero también el espíritu de Sean, que intentará ayudarla. Terror para adolescentes en la línea de Sé lo que hicisteis el último verano, aunque con evidentes influencias de El sexto sentido. El argumento vuelve a echar mano de una idea tan vieja como efectiva: ¿las visiones son reales o la protagonista se ha vuelta loca? Supone el regreso a la dirección de Steve Carpenter, que cuenta con cierto reconocimiento entre los incondicionales del cine de terror, por películas sangrientas de bajo presupuesto como Trans-Gens, Los genes de la muerte, y que llevaba algunos años dedicándose a los guiones, en películas como De ladrón a policía. Destaca la presencia de Wes Bentley, el joven vecino de American Beauty.

4/10
Los Tenenbaums

2001 | The Royal Tenenbaums

Una familia de genios con un punto, largo, de excentricidad. Son los Tenenbaums, cuyos 3 hijos exhiben su talento en distintas disciplinas: Chas es un as de los negocios, Margot escribe teatro, y Richie maneja la raqueta de tenis como nadie. Pero la excesiva racionalización de sus dones produce una disfunción afectiva, que conduce al naufragio vital. Con el correr de los años, los padres viven separados, y cada miembro del clan arrastra en soledad profundas heridas amorosas. El director y coguionista Wes Anderson toma sin duda elementos autobiográficos para su historia, como el divorcio de sus padres, que le tocó vivir con ochos años, o la sensación de no ser comprendido a causa de su sensibilidad artística. Lo que no impide que el film adopte a veces un tono disparatado, de situaciones extremas, que a veces no toma demasiado en serio como el amor imposible entre hermanos adoptivos. Se apunta con acierto el intento de redención de Royal Tenenbaum, el padre (espléndido Gene Hackman), que simula una enfermedad mortal para recuperar el afecto de los suyos. O la necesidad de contar con el apoyo de los demás para salir adelante. El desgarrador grito “Necesito ayuda”, o el simbólico secreto de Margot –lleva doce años fumando sin que nadie lo sepa–, hablan de esa necesidad tan humana de tener alguien a quien abrir el corazón. Con un ritmo agilísimo, y a través de un entorno de colores pastel y música nostálgica, Anderson y Wilson dibujan una galería de personajes entrañables –acierto pleno en el reparto– que, para vivir con aquello que les hace “diferentes”, necesitan el amor de los que les rodean.

4/10
Una rubia muy legal

2001 | Legally Blonde

Elle Woods es en verdad una jovencita “chachi piruli”. Es la chica más popular de la hermandad, asociación estudiantil que preside; tiene las notas más altas en moda y confección; ha salido en un vídeo de Ricky Martin; y le encanta el color rosa. Es guapa, e inteligente, ¿qué más se puede pedir? Pues Warner, su novio, considera que esta chica rubia es demasiado insustancial y frívola para él, que pertenece a una familia de rancio abolengo, donde su padre, y el padre de su padre, han sido senadores nada menos; ella no cuadra con la imagen seria que quiere cultivar ahora que va a ir a estudiar derecho a la Universidad de Harvard. Y da calabazas a Elle, cuando la chica, pobre incauta, pensaba que le iba a proponer matrimonio. Pero Elle no se arredra, y dispuesta a seguir su corazón, se matricula en la prestigiosa facultad con idea de recuperar a su amado. Al principio su horterismo redomado choca en el ambiente universitario, pero poco a poco se descubre que en Elle hay auténtica madera de picapleitos. Divertida comedia para adolescentes, bastante por encima de la media de este tipo de películas. Basada en un libro de Amanda Brown, una auténtica rubia abogada, el film contiene situaciones la mar de hilarantes, hilvanadas por el tándem de guionistas Karen McCullah Lutz y Kirsten Smith, que ya se enfrentaron a un film de cierto parecido: 10 razones para odiarte, adaptación bastante libre de "La fierecilla domada" de Shakespeare. Otra referencia clara es Fuera de onda, que traspasaba al mundo adolescente actual el encanto de las novelas de Jane Austen, sobre todo de Emma. En el reparto juvenil destacan, además de Witherspoon, Luke Wilson, que junto a su hermano Owen se está haciendo un hueco en las pantallas; y Selma Blair, a quien se pudo ver en Crueles intenciones, donde coincidió con Witherspoon.

6/10
Mi perro Skip

2000 | My Dog Skip

Al pequeño Willie le regalan un perro por su cumpleaños y pronto se hace su amigo y le llama Skip. El chaval aprenderá a vencer su timidez y levantar su autoestima gracias al cariñoso animal. Divertida cinta familiar protagonizada por Frankie Muniz, que se haría más conocido por su papel del espía adolescente Cody Banks. Le secundan Kevin Bacon y Diane Lane haciendo de sus padres.

4/10
Nena, olvídame

2000 | Committed

Joline se ha casado con Carl. Para siempre. Unidos “en lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad...”. Ella lo tiene claro, pero él no tanto, y sin razón aparente le abandona. Enamorada y decidida a ser fiel, Joline se entrega a la búsqueda de su esposo con idea de recuperarlo. Lisa Krueger escribe y dirige una comedia romántica con un punto de partida muy atractivo, y una estupenda protagonista, la muy expresiva Heather Graham. Lo malo es que no sabe llevar la película hasta sus últimas consecuencias, y se empantana con las escenas de un curioso ritual espiritual indio.

3/10
Los ángeles de Charlie (2000)

2000 | Charlie's Angels

Tres chicas detective. Son inteligentes, dinámicas, resueltas... e increíblemente guapas. Se llaman Natalie, Dylan y Alex, y las tres trabajan para Charlie, un misterioso jefe al que nunca han visto el rostro. Les ayuda en sus andanzas Bosley, un tipo torpe y simpático. En esta ocasión las habilidades de los ángeles con las artes marciales y los disfraces son requeridas para un caso muy especial: dar con Knox, un genio de la informática que ha sido secuestrado, autor de un sofisticado programa informático de identificación por medio de la voz. Si tal programa cayera en las manos equivocadas, aquello podría ser una auténtica catástrofe. No nos engañemos. El guión de Los ángeles de Charlie no es exactamente el propio de una película “de tesis”. Esto es entrenimiento puro y duro, para disfrutar devorando palomitas. Estamos ante un argumento mínimo que sirve de excusa perfecta para ver a las tres actrices protagonistas, Cameron Díaz, Drew Barrymore (ésta también productora de la película) y Lucy Liu, mostrando su belleza, sentido del humor y habilidad en las escenas de acción. La película supone el debut de su director, experto en publicidad y videoclips, que oculta su nombre completo, Joseph McGinty Nichol, bajo el más misterioso de McG. Estamos ante una adaptación de la vieja serie televisiva, que renueva el concepto totalmente: tenemos tres mujeres del siglo XXI, que recurren a modernas tecnologías, sexys a tope, y que se lo pasan en grande repartiendo estopa con artes marciales, al más puro estilo Matrix.

4/10
Preston Tylk

2000 | Preston Tylk

Preston Tylk es un hombre normal que vive en Seattle con su mujer Emily, pero su mundo se derrumba cuando descubre que su mujer le es infiel. Ese día vaga durante toda la noche y cuando regresa a casa descubre el cadáver de su esposa. Desde ese momento, Tylk se verá inmerso en una siniestra trama. Thriller correcto que cuenta con un convincente reparto, encabezado por Luke Wilson, un actor acostumbrado a encarnar a tipos normales. El resto del reparto incluye varios rostros conocidos. Se trata del debut en la dirección del guionista Jon Bokenkamp, creador de la serie Blacklist. 

4/10
De ladrón a policía

1999 | Blue Streak

Un ladrón muy habilidoso no lo es tanto, ya que es detenido por la policía. Pero antes de que suceda tal desgracia ha logrado esconder un valioso diamante que acababa de robar. Lo que no puede imaginar es que, tras dos años de cárcel, el lugar donde ocultó la joya se ha convertido en una comisaría. Así que no se le ocurre mejor cosa que hacerse pasar por policía para recuperar el botín. El actor negro Martin Lawrence (Dos policías rebeldes, Nada que perder) protagoniza esta comedia de acción, que logra cumplidamente su intención de entretener un rato. El director Les Mayfield, responsable de Milagro en la ciudad y Flubber y el profesor chiflado, parece sentirse cómodo en el terreno del humor, y maneja con soltura los pasajes de diálogos rápidos y chispeantes. Entre las espectaculares escenas de acción destaca la de la caída de un tipo desde un séptimo piso. Casi nada.

5/10
Academia Rushmore

1998 | Rushmore

Max Fischer es un estudiante de la academia Rushmore de dotes extraordinarias. Tras sus gafas de pasta negra y su aspecto de “repelente niño Vicente” se esconde un chico de gran sensibilidad, que no para de organizar actividades extraescolares: clubes de francés, esgrima, apicultura, astronomía; todos los deportes imaginables; dirección de obras de teatro... Además, es el preceptor de un estudiante más joven. Paradójicamente, sus notas no son demasiado buenas. El chico enseguida llama la atención de un millonario, el señor Bloom, padre de alumnos y benefactor del excluvisista colegio. Y de una profesora, la señorita Cross, de la que Max no puede evitar enamorarse, y para la cual se dispone a construir un acuario... ¡en medio del campo de béisbol de Rusmore! Singular película escolar, que no se parece a ninguna otra. Wes Anderson, que también firma el guión, urde una trama divertidísima, de ritmo endiabladamente ágil, donde también hay lugar para alguna lagrimita. El film incluye apuntes biográficos del director, que confiesa que le encantaba montar obras de teatro en el colegio. A la vez, hay tiempo para tocar cuestiones como la búsqueda del amor, la amistad, el perdón, la iniciativa, la ayuda a los demás... El gran descubrimiento del film es el desconocido Jason Schwartzman, que da vida a Max. Le apoyan con enorme fuerza el subvalorado Bill Murray (Atrapado en el tiempo), la actriz Olivia Williams (El sexto sentido) y el veterano Seymour Cassel (candidato al Oscar por su papel en Faces, de John Cassavetes).

7/10
Aquellos maravillosos 70

1998 | That '70s Show | Serie TV

Años 60. En el pequeño pueblecito de Point Place (Wisconsin), Eric Forman suele reunirse en el sótano de su casa con sus cinco amigos: Kelso, Hyde, Fez, Jackie y Donna. Eric es un chico torpe de buen corazón, obsesionado con Star Wars y los comics. Exitosa serie nostálgica que reconstruye los años 70, en una típica localidad estadounidense. Emitida desde 1998, tuvo un total de ocho temporadas. Dio a conocer a Topher Grace, que dejó la serie para rodar Spider-man 3, y también a otros actores, como Ashton Kutcher o Wilmer Valderrama.

6/10
Idolos, mentiras y Rock & Roll

1997 | Telling Lies in America

Para el joven Karchy Jones los días se parecen muchos unos a otros. Hasta que, gracias al naciente rock and roll, traba amistad con un popular disk-jockey que le anima a entrar en el mundo de la música. Allí descubre, que tras una fachada de luces de neón, la mentira y la ambición mueven a muchos. Este drama de iniciación juvenil, con buena música, está protagonizado por Brad Renfro, protagonista de El cliente y Sleepers.

4/10
Los padrinos del novio

1997 | Best Men

Jesse sale de la cárcel tras permanecer tres años encerrado. Pero un acontecimiento feliz le espera: va a casarse. El caso es que cuando sus padrinos le acompañan a la iglesia, a uno se le ocurre... atracar un banco. La cosa sale fatal y se convierte en un caso de toma de rehenes en el que se presenta hasta la novia. La temática del film recuerda a Tarde de perros, de Sidney Lumet, con Al Pacino. Quizá aquí el conjunto no sea tan redondo, pero hay acción y momentos de comedia, y la presencia siempre agradable de Drew Barrymore.

4/10
Ladrón que roba a otro ladrón

1996 | Bottle Rocket

Comedia en torno a dos amigos no demasiado bien de la ‘azotea’, que para realizar sus sueños, deciden delinquir. Su víctima será el ex jefe de uno de ellos, en cierto modo otro ladrón. Se unirá a sus esfuerzos un vecino, tan perdedor y ‘colgado’ como ellos.  La historia suena a conocida, pero el toque Anderson siempre depara sorpresas, a pesar de que las situaciones presentadas sean algo reiterativas. De hecho, el film es una prolongación de lo que inicialmente fue concebido como un cortometraje. De todos modos hay un esfuerzo de guionistas y realizador –los entonces novatos Wes Anderson y Owen Wilson– por hacer una película interesante, dentro del campo del cine independiente. Y sobresale el trabajo del veterano actor James Caan, en un pequeño papel.

5/10
Un caradura de confianza

2005 | The Wendell Baker Story

El actor Luke Wilson (Una rubia muy legal), protagoniza, escribe y codirige esta comedia con tintes románticos, que sólo disfrutarán los incondicionales del género. Incluye, eso sí, un reparto de ensueño, con nombres y caras tan conocidas como las de Eva Mendes, Owen Wilson, Will Ferrell o Kris Kristofferson. La trama cuenta como un antiguo estafador encuentra trabajo en un hotel cercano a la frontera mexicana. Allí intentará recuperar a su novia, al tiempo que ayuda a unos veteranos inquilinos a mejorar su relación con la dirección del hotel.

4/10
Un caradura de confianza

2005 | The Wendell Baker Story

El actor Luke Wilson (Una rubia muy legal), protagoniza, escribe y codirige esta comedia con tintes románticos, que sólo disfrutarán los incondicionales del género. Incluye, eso sí, un reparto de ensueño, con nombres y caras tan conocidas como las de Eva Mendes, Owen Wilson, Will Ferrell o Kris Kristofferson. La trama cuenta como un antiguo estafador encuentra trabajo en un hotel cercano a la frontera mexicana. Allí intentará recuperar a su novia, al tiempo que ayuda a unos veteranos inquilinos a mejorar su relación con la dirección del hotel.

4/10

Últimos tráilers y vídeos