IMG-LOGO

Biografía

Alan Alda

Alan Alda

84 años

Alan Alda

Nació el 28 de Enero de 1936 en Nueva York, EE.UU.
Filmografía
Historia de un matrimonio

2019 | Marriage Story

Charlie, director teatral de prestigio en Nueva York, se casó con Nicole, actriz que triunfó con una película comercial de tres al cuarto, pero que se convirtió en la gran estrella de la compañía de su marido, con el que tuvo un hijo, Henry. Pero ella se traslada a Los Ángeles con el niño, para rodar el piloto de una serie, y aprovecha que Charlie acude de visita, para darle los papeles donde le pide el fin de su relación de forma tajante. Aunque en un principio, se supone que ella quiere resolver la ruptura cuanto antes, sin necesidad de pasar por los tribunales, Charlie descubrirá que tiene una abogada, Nora, capaz de cualquier táctica para favorecer a su cliente, lo que unido a algún malentendido desatará el infierno. Noah Baumbach se inspiró en el divorcio de sus padres, que le dejó traumado, para Una historia de Brooklyn, de 2005, el film que le colocó en el mapa de realizadores a tener en cuenta. Ahora que ha sufrido en sus propias carnes que Jennifer Jason Leigh le pidiera la ruptura matrimonial en 2010, el cineasta puede narrar de primera mano la otra cara de la moneda. Se puede deducir que el film está lleno de referencias personales, marca personal de este autor, que logra su film más sentido. Rehuye los excesos melodramáticos, es más, va involucrando al espectador en el conflicto poco a poco, con un tono en principio intrascendente, y numerosos golpes de humor –que recuerdan al cine de Woody Allen–, hasta que se desvelan poco a poco los resquemores entre los protagonistas y la situación se va volviendo cada vez más tensa. A Baumbach le encanta hablar de incomunicación, que aquí parece ser el principal desencadenante de la trama. Genial resulta la escena del juicio donde los dos personajes no se hablan, son los abogados quienes cuentan una historia exagerada que no tiene mucho que ver con la realidad. También recoge la drástica transformación de quienes se supone que se llevan bien, pero cuando se produce un conflicto son capaces de transformarse en monstruos, convirtiéndose en seres capaces de usar cualquier táctica rastrera a su favor. Queda como moraleja la constatación de que un divorcio nunca puede ser bueno, por muy buena voluntad que ambas partes le pongan, aunque como reflejo de la sociedad actual el film parece aceptarlo como inevitable, nadie parece plantearse la posibilidad de seguir juntos y tratar de resolver la situación. El neoyorquino deja siempre mucho espacio para los actores, por su puesta en escena teatral. De esta forma permite el lucimiento de los dos protagonistas, Scarlett Johansson y Adam Driver, pocas veces mejor aprovechados, ambos dejan boquiabiertos al respetable sobre todo en sus monólogos (el de ella cuando acude por primera vez a ver a Nora, el de él en un bar), y en una discusión entre los dos en la que sacan todos los rencores que tienen dentro. Están rodeados de una cohorte de secundarios de primera fila, entre los que destacan Laura Dern –que da lugar a los mejores momentos de risa como letrada al servicio de ella–, el veterano Alan Alda –jurista que aconseja al protagonista masculino– o Ray Liotta –abogado tiburón–.

7/10
El viaje más largo

2015 | The Longest Ride

Qué duda cabe que las historias de Nicholas Sparks tienen los ingredientes necesarios para lograr el sabor que encandila al público, especialmente al femenino. Y si ha dado con la receta mágica, ¿por qué cambiarla? De nuevo entrega el escritor de Nebraska la historia de un amor incipiente, entre personas muy distintas, de mundos opuestos, que se atraen irremediablemente; de nuevo tenemos otra línea narrativa de una amor duradero del pasado, que servirá de modelo; de nuevo se unen ambas historias gracias al azar y al hallazgo de unas cartas de amor escritas hace tiempo; de nuevo hay situaciones duras y rupturas; de nuevo habrás renuncias y reencuentros; y de nuevo triunfará un amor que supera todos los obstáculos. Estos son los salteados ingredientes con que el chef Sparks cocina una y otra vez todas sus historias, desde Mensaje en una botella hasta Lo mejor de mí, pasando por El diario de Noa, Querido John y un largo etcétera, y del mismo modo condimenta El viaje más largo, adaptada esta vez por el director George Tillman Jr. (Sed de venganza). Carolina del Norte. La joven Sophia, estudiante universitaria que ha conseguido unas prácticas en Nueva York para trabajar en el mundo del arte, es invitada por sus amigas a un espectáculo de monta de toros. Contra pronóstico lo pasará bien y conocerá además a uno de los mejores participantes Luke Collins, que vive en un rancho cercano. Ambos congenian inmediatamente, pero saben que pertenecen a mundos distintos: una experta en arte y un vaquero no tienen ningún futuro... Tras una cena romántica en un lago, salvarán la vida del anciano Ira. Ya en el hospital, Sophia le hará compañía durante días y le irá leyendo las cartas de amor que Ira escribió a su mujer. Mientras, Sophia y Luke irán distanciándose. Lo mejor que se puede decir de este film es que el espectador recibe lo que espera: mucho amor, drama, sacrificio, sinsabores, unas cuantas lágrimas, algo de sexo, y, como no podía ser menos, un final feliz. Tiene a su favor que los sentimientos que desarrolla la historia son emotivos, que se habla del amor sin etiquetas, de la fidelidad para toda la vida. Y en contra, que los conflictos planteados son de lo más plano y que la simpleza de la gran mayoría de escenas es tumbativa. De hecho, el desenlace es el más películero que se pueda imaginar, tan irreal como un cuento de hadas. Por lo demás, el reparto se esfuerza para que las cosas salgan a flote. Scott Eastwood (hijo del gran Clint) da el pego como vaquero sensible (aún le falta carisma pero apunta maneras); mientras que la rubita y desenvuelta Britt Robertson muestra que puede ser una estrella en ciernes. En cuanto a la pareja del pasado, cuya historia tiene tanta fuerza o más que la otra, destaca sin duda la expresividad de una espléndida Oona Chaplin.

5/10
El puente de los espías

2015 | Bridge of Spies

Los años de la guerra fría. Abel Rudolph, que espía para los rusos, es detenido por el FBI en Nueva York. Como prueba de las garantías del sistema legal en Estados Unidos, se le asigna un abogado de oficio, el especialista en seguros James B. Donovan. A pesar de no aceptar el caso de buen grado, Donovan pone todo su empeño en lograr ventajas para la defensa de Abel, lo que no agrada a sus colegas ni a la opinión pública en un contexto de tenso enfrentamiento con la Unión Soviética. Dar un veredicto de inocencia o culpabilidad es pura formalidad, y la duda es si logrará una condena que no suponga la pena capital, lo que podría facilitar en el futuro el intercambio con espías americanos atrapados en territorio ruso. Aunque Steven Spielberg situó en el contexto de la guerra fría la palomitera Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal, es evidente que El puente de los espías, basada en hechos reales, se encuadra mejor en su lista de películas serias que abordan episodios históricos, y de la que forman parte La lista de Schindler, Amistad, Salvar al soldado Ryan, Munich y Lincoln. Al cineasta le cautivó el guión de Matt Charman, y los hermanos Coen se han encargado de pulir el libreto y darle aún más fuerza y consistencia. El film funciona bien a varios niveles. Está claro que documenta con acierto una época, con los temores del holocausto nuclear, el espionaje y el miedo a la infiltración comunista, muy presentes en la opinión pública y en las decisiones de los políticos y los servicios de inteligencia. Pero además sirve para presentarnos a Donovan, un héroe capriano, verdadero caballero sin espada, bien encarnado por ese prototipo de hombre común que es Tom Hanks, hombre de familia, patriota, que trata de hacer lo correcto, sigue su conciencia y ve personas en su trabajo. El enfoque del personaje hace pensar en el modo que Oliver Stone retrató al fiscal Jim Garrison en su JFK. Todos los personajes secundarios están cuidados con mimo, se huye del estereotipo, piénsese en la familia del protagonista; y resulta un acierto que estén interpretados por actores no demasiado conocidos, lo que ayuda a sumergirse en la historia sin distracciones. Entre los actores sobresale decididamente el británico Mark Rylance, conocido sobre todo por su trabajo en teatro, como antaño su compatriota Paul Scofield, y que logró brillar recientemente en su memorable composión de Cromwell en la miniserie televisiva Wolf Hall. Su composición del espía soviético es memorable, nos creemos su tranquilidad y pragmatismo, y la empatía que Donovan desarrolla hacia él, de modo que el planteamiento de “soldado que lucha en esa guerra llamada fría”, que merece respeto, se acepta. Y así, los maniqueísmos propios de ese período se colocan, en cierto modo, en su sitio. Es curioso, porque podría decirse que ningún personaje resulta demonizado, al menos no del todo, y recorren todos los intercambios dialécticos una agradecible humanidad, a veces incluso un sentido del humor, que se convierte en eficaz antídoto al cinismo con que se suelen mirar las historias de espías a un lado y otro del telón de acero. No es ésta una película pequeña. Hay un gran esfuerzo de producción, de modo que el espionaje llevado a cabo por los aviones U2, la división de Berlín en zonas, la construcción del muro y los intentos de cruzarlo, se usan con inteligencia para proporcionar entretenimiento al espectador que pudiera aburrirse con las negociaciones e intercambios de espías. La reconstrucción de la época funciona bien, la banda sonora subraya los aspectos de intriga y heroísmo, y el clímax resulta verdaderamente emocionante.

8/10
Un golpe de altura

2011 | Tower Heist

Josh Kovaks lleva años siendo la mano derecha de un alto magnate de Wall Street llamado Arthur Shaw, propietario del edificio de apartamentos más lujoso de Nueva York. Allí trabaja Kovaks, quien con una impresionante competencia controla a todos los empleados, les trata bien y con justicia, es querido y conoce sus problemáticas, de modo que ejerce su trabajo con interés y dedicación. Pero todo se va a ir al traste cuando el FBI detiene a Shaw por delitos económicos. El gran hombre resulta ser un ladrón de millones de dólares. Lo terrible es que Kovaks y sus colegas pusieron sus ahorros en manos de Shaw para que invirtiera con ellos... Los empleados, con Kovaks a la cabeza, harán lo que sea para recuperar su dinero, aunque sea asaltar el edificio. Es muy probable que el equipo de guionistas se haya inspirado en filmes como Ocean's Eleven, pues la premisa responde bien al mismo planteamiento: un robo en un lugar en principio inaccesible –esta vez uno de los edificios más sofisticados de Nueva York–, llevado por una banda heterogénea de ladrones, con el objetivo de dar una lección (y vengarse) de un alto picatoste, clasista y sin escrúpulos. También el guión está configurado para intrigar al espectador, de modo que éste ignora cuáles son los pasos a seguir por el equipo. Dirige con un brío muy eficaz Brett Ratner, quien ya ha dado muestras de saber qué hacer con películas de acción y humor, tales como la trilogía iniciada con Hora punta. Aquí despliega ambos recursos, especialmente en la larguísima secuencia del robo del coche, cuyos efectos especiales son meritorios. El film tiene momentos para la risa e incluso la carcajada, y en general entretiene (la verdad es que hay que hacerlo muy mal para que un film de robos y tal y tal no lo haga). Aunque hay algunas serias carencias, como el soso y repentino desenlace, que olvida a personajes como el de la agente del FBI interpretado por Téa Leoni. Hay, sí, una cuestión importante que funciona: la definición de personajes. Los caracteres están trabajados, sin clichés ni lugares comunes, y todos tienen su aportación al conjunto (aunque seguramente Eddie Murphy podría haber dado para más). Esto es posible gracias al magnífico elenco de actores, con el comediante Ben Stiller a la cabeza y el cinismo del sarcástico Alan Alda como contrapunto.

5/10
Sácame del paraíso

2011 | Wanderlust

George y Linda son un joven matrimonio, insatisfechos con su vida profesional, y estresados por la vida moderna. Después de que él se quede sin empleo y ella vea rechazada su propuesta de un documental para la HBO, se ven obligados a dejar Nueva York rumbo a Atlanta, donde vive el hermano de George. Pero a mitad de camino hacen noche en Elysium, una comuna que vive al antiguo estilo hippy, libres como el viento, en convivencia con la naturaleza, donde todo es de todos, amor y armonía a tope: el paraíso, vamos. Para George y Linda resulta muy tentandor plantearse el quedarse a vivir en el paraíso, aunque algunas costumbres no dejarán de chocarles. Sácame del paraíso podría ser una muestra del declive de la estrella de Judd Apatow, uno de los directores y productores de comedia más exitosos en Estados Unidos gracias a títulos como Virgen a los 40 o Lío embarazoso. Aquí respalda al dúo Ken Marino-David Wain, el primero también actor, el segundo responsable tras la cámara de “joyas” como Mal ejemplo y Los diez locos mandamientos. Decir que su film quiere hacer crítica de algo, ya sea el ajetreo de la vida moderna, o las incoherencias de los paraísos hippies, sería concederle unas pretensiones de las que carece. Porque en realidad todo es contradictorio, e importa poco, los personajes pueden verse atraídos por una vida en que fuman hierba, impera el amor libre, y no hay responsabilidades, y a renglón seguido decir que viva el amor verdadero, y que es necesario en algún momento tomar decisiones. Así las cosas, nos quedaría el humor. Si, el humor. Y en tal apartado Sácame del paraíso es muy irregular. Cierto que hay algún buen gag, pero se impone un guión sin rumbo claro, y las gracietas zafias, ya sea a cuento de un nudismo que agota, o de las “jornadas de puertas abiertas” que quitan toda intimidad. Se podría decir que el film recuerda que existe cierto pudor natural en las personas, pero es otra de esas paradojas, seguramente traiciona el subconsciente a los responsables del film. Es una lástima que Wain no haya logrado algo más divertido –las risas sobre el hippy obsoleto son la excepción, no la regla–, porque cuenta con algunos actores apañados en comedia, como la abonada al género Jennifer Aniston, más el veterano Alan Alda, y los correctos Paul Rudd –también productor– y Justin Theroux. El film invita a bromear con el título, pues Sácame del paraíso podría ser contestado con un “sáqueme de la sala”, hasta tal punto agota su previsible trama.

3/10
Con C mayúscula (2ª temporada)

2011 | The Big C | Serie TV

Tras el diagnóstico médico que sacudió su mundo seguro, Cathy finalmente comparte la noticia con su familia y decide seguir adelante con el tratamiento experimental. Rápidamente conecta con su compañero Lee (Hugh Dancy) -y su colección de vinos- pero no tanto con su nuevo doctor (Alan Alda).

Destellos de genio

2008 | Flash of Genius

Película basada en la historia real de Robert Kearns, un profesor de universidad que ocupaba su tiempo inventando cosas. Una de estas invenciones resultó fundamental para la industria automovilística, sin embargo, los grandes fabricantes dieron de lado a Kearns y nunca le reconocieron su éxito. El profesor decidió entonces iniciar una larga y durísima batalla legal contra los grandes del sector. Protagoniza Greg Kinnear, a quien es habitual verlo en papeles más cómicos. Compone bien a este hombre que, padre de seis hijos, acarició con los dedos la gloria para quedarse finalmente con un palmo de narices. Nadie como él para saber lo que supone que David luche contra Goliat.

5/10
Diminished Capacity

2008 | Diminished Capacity

Tras sufrir un golpe en la cabeza, un periodista de Chicago (Matthew Broderick) pierde la memoria, tras lo que volverá a su pueblo natal. Donde se reencontrará con su tío (Alan Alda), que padece alzheimer, y con su amor de instituto (Virginia Madsen). Juntos harán un largo viaje en busca de un raro cromo de la liga de béisbol. Una bonita historia de dos personas sin recuerdos en forma de comedia. Gran actuación de Matthew Broderick por el que parece que no pasa el tiempo desde que estuviese a punto de iniciar la Tercera Guerra Mundial en Juegos de guerra.

6/10
Nada más que la verdad

2008 | Nothing But the Truth

En Washington la reportera Rachel Armstrong (Kate Beckinsale) se enfrenta a una posible pena de cárcel por negarse a revelar la fuente que le ha permitido revelar la identidad de un miembro de la CIA. Thriller dramático, con más drama que intriga, inspirado en hechos reales y llevado con buen pulso por Rod Lurie, autor también del guión. La película pone en la balanza asuntos de calado: por un lado la necesidad de contar y hablar de la verdad, y por otro la de mantener en secreto información sobre la seguridad nacional. Aunque no sea memorable, cuenta con un formidable reparto, lo cual hace que el resultado mejore considerablemente. De todas maneras se echa en falta un desenlace mejor elaborado.

6/10
El último asalto

2007 | Resurrecting the Champ

Erik Kernan es un joven y ambicioso periodista deportivo del Denver Times, que lleva un apellido mítico en su gremio, pues su padre fue un popular locutor radiofónico del mundo del deporte. A sus treinta y pico años se encuentra en una encrucijada. Por un lado no está satisfecho en el trabajo, pues le encargan crónicas de muy escaso interés. Por otro lado está separado de su esposa, que trabaja en el mismo diario, y tiene un hijo pequeño que le idolatra, pero al que mantiene engañado acerca de la verdadera importancia de su tarea. Este panorama podría cambiar cuando conoce en la calle a un “sin techo”, antiguo boxeador, al que todo el mundo llama “Campeón”. Pues el tipo resulta ser Robert Satterfield, un púgil que estuvo en un tris de convertirse en alguien importante, y que combatió con nombres míticos como Rocky Marciano o Jake La Motta. Se trata del tema perfecto para un artículo que podría ayudar a rencauzar la vida profesional y familiar de Erik. Interesante y emotivo drama basado en hechos reales, con muchos puntos de interés, rodado con pulso firme por Rod Lurie (Candidata al poder, Sra. Presidenta)… Ojalá se pudiera decir esto de más películas. Porque no diremos que éste sea un film que reinvente el Séptimo Arte o aporte grandes novedades en modos de narrar… Pero sin embargo su trama atrapa, porque está desarrollada con oficio, y presenta personajes muy humanos, y problemas entendibles por cualquier hijo de vecino. Por un lado se plantea la cuestión de la tarea periodística, con la ética que obliga a comprobar todos los extremos de una historia, y a no olvidar nunca que cualquier artículo trata de personas de carne y hueso, no de papel. También se bucea en la ambición profesional, que puede nublar y llevar directamente al abismo. Sin hacer sangre, pero con contundencia, resulta muy interesante la mirada a los distintos profesionales del periodismo: por supuesto Josh Harnett, como el protagonista, pero también su veterano editor, un magnífico Alan Alda, o la productora televisiva de Showtime, la “mujer desesesperada” Teri Hatcher, que atrapa la frivolidad de la pequeña pantalla y el tratamiento efímero de la noticia. Una habilidad del guión de Michael Bortman y Allison Burnett, que adaptan un artículo de J.R. Moehringer, es su cohesión interna, que relaciona las subtramas porque comparten los “grandes temas”. Así, tenemos la gloria perdida del Campeón –genial Samuel L. Jackson, en uno de los mejores papeles de su carrera, el actor está de Oscar–, mientras Erik trata de conquistar la suya. Y está toda la cuestión familiar, el fracaso matrimonial y la relación padre-hijo, que resuena a varios niveles.

7/10
El ala oeste de la Casa Blanca (7ª temporada)

2005 | The West Wing | Serie TV

Josiah Bartlet lleva ocho años como presidente de los Estados Unidos. Ahora, el largo mandato se va acercando a su fin. Empieza una cruenta batalla política para suceder al presidente entre el senador republicano Arnold Vinick y el congresista demócrata Matthew Santos. Temporada final de la emblemática serie. El episodio 7 ­–que narra el debate entre los dos candidatos a la Casa Blanca–, hizo historia al ser emitido en directo en Estados Unidos. La nota trágica la puso la muerte en mitad de temporada del carismático actor John Spencer, que encarnaba a Leo McGarry, jefe de personal y amigo del presidente.

6/10
El ala oeste de la Casa Blanca (6ª temporada)

2004 | The West Wing | Serie TV

Las tensas relaciones entre Israel y Palestina han alcanzado un punto álgido, y Estados Unidos lo nota en sus propios hombres. Pero tal vez haya una esperanza para la paz. Las decisiones de alto nivel que deben ser tomadas en el despacho oval, coinciden con algunos dramas humanos potentes, como la operación a que debe ser sometida Donna, que sufre una embolia pulmonar por el atentado de Gaza, o el infarto de Leo, que lleva a C.J. a ejercer de jefa de gabinete, y a buscar a un nuevo responsable de las relaciones con la prensa. Esta serie política sigue manteniendo un gran nivel, ideando nuevos desafíos y situaciones de crisis, e incorporando nuevos temas como el de los rumores que circulan por internet, que cuestionan la sexualidad de C.J. También se juega con la intriga de los próximos candidatos a ocupar la Casa Blanca, pues Jed Bartlet ya no podrá ser reelegido tras concluir su segundo mandato presidencial.

7/10
El aviador

2004 | The Aviator

Aunque el periplo del peso pesado del Séptimo Arte Martin Scorsese ha estado lleno de altibajos en los últimos años, el cineasta remonta el vuelo con esta biografía del fascinante y controvertido Howard Hughes. Playboy, millonario, inversor inmobiliario, productor y director cinematográfico, también fue empresario aeronáutico y gran aficionado a la aviación. El guión del consagrado John Logan (El último samurái, Gladiator) sigue los pasos del personaje durante dos décadas, arrancando a finales de los años 20, cuando ronda los 25 años de edad. Heredero de la empresa paterna, decide invertir una desorbitada suma de dinero en Ángeles del infierno. Se trata de una película de aventuras áereas para la que contrata numerosos pilotos que propician asombrosas secuencias de aviones filmadas sin efectos especiales. El film describe minuciosamente su romance con la mítica Katharine Hepburn, una actriz de fuerte personalidad, y también su aventura en la potente compañía aérea TWA. Como empresario aeronáutico, Hughes prueba sus prototipos de sofisticados aparatos, y realiza un fuerte desembolso para llevar a buen puerto la construcción del Hércules, un aparato. Pero Hughes se estrella con uno de sus aviones, y también empieza a sufrir una enfermedad degenerativa, que le lleva a convertirse en un fanático de la higiene y a recluirse sin apenas contacto con el exterior. Scorsese ha conectado con DiCaprio, actor tan italoamericano como él, con el que repite por segunda vez consecutiva, y que fue el promotor del proyecto. Pero nadie diría que se trata de una iniciativa ajena, pues Scorsese fagocita al personaje. En sus manos, Hughes se convierte en uno de sus típicos antihéroes excéntricos que tras un meteórico ascenso asimilan malamente el éxito y acaban trastocados. El esquema del film recuerda sobre todo a Toro salvaje, pero también a Uno de los nuestros y Casino. Por otro lado, la odisea del personaje para sacar adelante el Hércules, una iniciativa tan bienintencionada como megalómana, recuerdan a empresas épicas del propio Scorsese, como la de sacar adelante Gangs of New York, enfrentándose incluso a los productores del film. En este sentido viene a la memoria Tucker, un hombre y su sueño, donde Coppola hablaba de sí mismo, aprovechando la historia de un empresario real, obsesionado con construir el mejor coche el mundo (como Hughes el mejor avión del mundo). Si bien los detractores pueden argumentar que sobra algo de metraje, también es cierto que realiza una fascinante reconstrucción de la época, incluidos los años dorados de Hollywood. Y como siempre, compone más de una secuencia espectacular (sobre todo el rodaje de Ángeles del infierno) y otras intimistas, pero apasionantes, como la comida en casa de los padres de Hepburn. Maestro del cine, Scorsese integra de forma apabullante elementos fílmicos como la vistosa fotografía de Robert Richardson, responsable de Kill Bill o la música del autor de El señor de los anillos, el canadiense Howard Shore. En definitiva, un título que sin ser totalmente redondo, devuelve a su autor al Olimpo. Y aunque a Scorsese se le escapó una vez más ese Oscar que injustamente nunca le ha llegado, el film se llevó cinco de once nominaciones, convirtiéndose en la más premiada del año. La estatuilla más merecida quizás fue la que se llevó Cate Blanchett, estupenda como la irrepetible Hepburn.

7/10
Asesinato en Attica

2001 | The Killing Yard

Producción televisiva que recrea los disturbios producidos en 1971 en la prisión norteamericana de Attica. Murieron más de 40 personas entre presos y guardias. Sin duda, un hecho así acarrearía graves consecuencias, por lo que las autoridades optaron por elegir al preso afroamericano Shango como cabeza de turco. Había que ofrecer una respuesta rápida y él era el hombre perfecto para hacer "justicia". El veterano Alan Alda encarna al abogado que le fue asignado a Shango, un hombre que pronto comprende la injusticia que se ha hecho con su cliente y que está dispuesto a luchar para que carguen con la culpa los verdaderos responsables.

4/10
Club Land

2001 | Club Land

Willie es un agente artístico en horas bajas. El negocio va cada vez peor y para colmo de males, acaba de incorporarse al trabajo su hijo. Willie no está de acuerdo con su vástago en su forma de actuar y vivir, pero la apretada situación le obliga a intentar llegar a un equilibrio con él, pues el negocio así lo requiere. Esto servirá para que padre e hijo lleguen a conocerse como nunca antes lo habían hecho. El actor secundario Saul Rubinek dirige este drama familiar hecho para televisión.

4/10
¿En qué piensan las mujeres?

2000 | What Women Want

El ambiente y la formación que Nick (Mel Gibson) ha mamado desde su más tierna infancia le han hecho desarrollar unos modos un tanto machistas. Divorciado y con una hija, está acostumbrado además a que no haya mujer que se le resista. Pero su mente va a sufrir un cambio, cuando su empresa de publicidad ficha a Darcy (Helen Hunt), una ejecutiva que va a ser su inmediata superior. Y es que los clientes mandan, y la empresa ha descubierto que su publicidad debe hacerse con el público femenino a toda costa. Nick va a tener que cambiar de mentalidad. Lo que no puede imaginar es que, tras un accidente doméstico, va a desarrollar un inesperado don: es capaz de “escuchar” los pensamientos de las mujeres. Como puede imaginarse, el hecho de que Nick pueda leer en las mentes femeninas, propicia gags muy hilarantes. Primero su orgullo va a sufrir más de un duro golpe, pues va a descubrir que muchas de sus compañeras le consideran un perfecto cretino. Luego, al estilo de lo que ocurría en el film Atrapado en el tiempo, Nick va a tratar de usar su talento en su propio provecho. Hasta que al final empezará a preocuparse, ¡menos mal!, de los que le rodean, y puede que incluso descubra en qué consiste el amor. La comedia tiene mucho de aire clásico, moraleja incluida. Aletea sin duda el optimismo de los inolvidables filmes de Frank Capra. Por otra parte merece la pena destacar la banda sonora, que además de la partitura de Alan Silvestri, incluye temas de antaño como "Night and Day" de Cole Porter, o de rabiosa actualidad como "What a Girl Wants" de Christina Aguilera. Mel Gibson asegura que leyó una biografía de Frank Sinatra, al que tomó como referencia de “machista encantador”. Además, como tiene una divertida escena de baile, trató de homanajear nada más ni nada menos que a Fred Astaire: “Me encanta ver los números de baile de las viejas películas de Fred”, asegura, “Me fascinan. Pero sé que nunca voy a acercarme ni de lejos a lo que él hacía. Cuando estaba hablando con el coreógrafo se puso a hacer un pequeño baile a lo Fred Astaire ‘versión borracho’ y pensé que esto era justo lo que Nick haría en su apartamento.”

5/10
Mucho más que amigos

1998 | The Object of my Affection

George, un profesor gay, rompe con su pareja. Desconsolado, decide compartir apartamento provisionalmente con Nina, una joven que pese a tener novio, comienza a enamorarse de él. Las cosas se irán complicando estableciéndose todo tipo de posibles relaciones cruzadas. Nicholas Hytner había dejado muy buen sabor de boca con La locura del Rey Jorge y El crisol. Aquí se enreda un pelín al probar fortuna en un nuevo registro, el de comedia. Esta historia de protagonista homosexual sigue la moda hollywoodiense de títulos como In & Out, que presentan simpáticos personajes gays, en situaciones ordinarias, con idea de darles carta de naturaleza. Aunque los actores principales –Jennifer Aniston, en alza, y Paul Rudd– cumplen con sus papeles, casi interesan más los personajes secundarios –Alan Alda como una divertida caricatura del burgués, Nigel Hawthorne encarnando a un crítico teatral homosexual–, bien perfilados.

4/10
Mad City

1997 | Mad City

El infeliz guardia jurado de un museo de historia natural es despedido. Desesperado –no sabe cómo decírselo a su mujer, sufre por su familia...–, comete el torpe secuestro de un grupo de niños de visita en el museo. La casual presencia en el interior de Max Brackett, reportero en horas bajas, convierte el desgraciado suceso en espectáculo informativo. Ácida crítica la que ofrece el film hacia la telebasura o la información a cualquier precio. Con clara inspiración en El gran carnaval de Billy Wilder, Costa-Gavras pone el dedo en una dolorosa llaga de la sociedad de la información: la búsqueda del morbo en la pequeña pantalla, la facilidad con que los canallas se convierten en héroes o viceversa, etc. Pese a los dardos envenenados que el director lanza al personaje de Dustin Hoffman, también le dota de humanidad, al advertir poco a poco las consecuencias de sus deseos de protagonismo. Brillantes están también John Travolta como el asustado vigilante que se divierte con los niños, y Alan Alda como periodista sin escrúpulos.

6/10
Asesinato en la Casa Blanca

1997 | Murder at 1600

El detective Harlan Regis se enfrenta a la complicada tarea de tener que investigar un asesinato que se ha producido en la Casa Blanca. El hecho de que una mujer haya aparecido muerta en la residencia presidencial es de por si todo un reto para cualquier investigador, porque como irá comprobando todo serán problemas a la hora de realizar su trabajo. Harlan descubre con horror que los teóricos buenos de la película no le facilitarán su labor de investigación. Típica película de acción con dosis de misterio protagonizada por uno de los ídolos del género de los noventa: Wesley Snipes. El argumento está lleno de giros que complican la trama y le añaden interés al tiempo que sirven para poner en mayores dificultades al personaje protagonista.

4/10
Las mujeres de Jake

1996 | Jake's Women

Jake es un escritor que vive absorbido por su trabajo. Su obsesión es tal, que mantiene conversaciones con muchos de los personajes femeninos que pueblan su obra. En alguna ocasión son reales, en otras inventados, pero el caso es que las conversaciones sólo se producen en su mente. Su mujer está harta de que viva en sus libros y no en el mundo real, así que decide dejarlo. Cuando su esposa se va, Jack pasa uno de los momentos más difíciles de su vida. Neil Simon adapta para televisión su propia obra de teatro, cosa que ha hecho en otras ocasiones como en Descalzos en el parque o en La extraña pareja.

4/10
Todos dicen I Love You

1996 | Everyone Says I Love You

El argumento sigue las peripecias de los familiares de D. J., una adolescente con una madre adinerada que dedica la mayor parte de su tiempo a obras sociales, y un padrastro abogado. Su padre biológico es un escritor de segunda fila que vive en París, y que sufre una grave depresión tras ser abandonado por su última pareja. Woody Allen dirigió por una vez un musical que rinde pleitesía a las comedias musicales protagonizadas por Fred Astaire y Ginger Rogers, o Gene Kelly. El cineasta reunió a un selecto reparto de primeras figuras que no suelen aparecer cantando en las películas, y a los que no les dijo que la película era un musical hasta el último momento. El argumento es muy divertido con momentos delirantes, como el romance entre Julia Roberts y Woody Allen, una de las parejas más extrañas que jamás haya aparecido en la pantalla. Lo mejor, los números musicales compuestos por canciones populares y coreografías sencillas, pero eficaces y divertidas.

6/10
Flirteando con el desastre

1996 | Flirting with Disaster

Mel es un joven neoyorquino, casado felizmente y con un hijo recien nacido, inquieto por no conocer a sus padres biológicos, ya que fue dado en adopción. Obsesionado por saber de ellos acude a la agencia que tramitó la adopción y tras una serie de averiguaciones se embarca en un viaje por los Estados Unidos, con su mujer, su hijo y una atractiva psicóloga de la agencia. El viaje sera accidentado, conocerán a diferentes y variopintos personjes y todos ellos sufrirán cambios. Divertida comedia dirigida por David O. Russell, rica en golpes de humor, inteligentemente dosificados que sirve a la vez de crítica a la sociedad norteamericana. Ben Stiller, Patricia Arquette y Téa Leoni cumplen sobradamente con sus papeles. Se lamenta el tono soez que en alguna ocasión predomina en la película.

5/10
Operación Canadá

1995 | Canadian Bacon

El presidente de los Estados Unidos, aconsejado por un asesor, lanza una campaña a la opinión pública en la que presenta a Canadá como un país enemigo. El sheriff de un pueblo fronterizo se toma la cosa demasiado en serio, y organiza la defensa de su pueblo. Al estilo de Que vienen los rusos de Norman Jewison, Michael Moore escribe y dirige una película moderadamente divertida en algunos pasajes, pero previsible. Fue uno de los últimos trabajos del actor John Candy antes de morir.

4/10
Milla blanca

1994 | White Mile

Producción televisiva basada en hechos reales. Dan Cutler, el dueño de una agencia de publicidad de Nueva York, organizó para sus empleados un viaje a las montañas de Canadá. Allí practicarían distintos deportes de aventura como el rafting, pero nada salió como se esperaban los trabajadores porque las actividades resultaron ser mucho más peligrosas de lo que esperaban. Tensa historia que enlaza estrechamente con un tema que en la primera década del siglo XXI ha resultado ser de rigurosa actualidad: ¿hasta dónde puede llegar el ser humano para mantener y/o ascender en el trabajo? La obsesión laboral que fomentan tantas empresas impregna cada fragmento de esta historia.

4/10
En el filo de la duda

1993 | And the Band Played On

En el verano de 1981 un equipo de médicos se trasladan a África para investigar la enfermedad que causa tantísima mortandad en la población. Basada en un best seller en Estados Unidos de Randy Shilts, la película es una cruda perspectiva de una de las enfermedades que más preocupan hoy en día: el SIDA. La cinta fue filmada a modo de docudrama y los actores y conocidos que participan en ella, lo hicieron sin cobrar, como aportación a su lucha particular contra esta enfermedad. El ritmo es ágil y los sucesos, fechas, nombres... están extraídos de la vida real. La película expone las distintas reacciones y opiniones de diferentes sectores de la sociedad. Matthew Modine (La chaqueta metálica) lleva casi todo el peso de la trama, pero también se pueden ver otros rostros conocidos como Richard Gere, Anjelica Huston, Lily Tomlin, o incluso el cantante Phil Collins.

6/10
Misterioso asesinato en Manhattan

1993 | Manhattan Murder Mystery

Un matrimonio neoyorquino sospecha que su vecino ha asesinado a su esposa. Se trata de uno de los filmes más completos de Woody Allen y secuencias míticas como la de la llamada telefónica, convierten esta comedia en uno de sus más hilarantes trabajos. Hay momentos inolvidables, como aquel en el que suena el tema "Sing Sing Sing", interpretado por el gran Benny Goodman y su orquesta en el Carnegie Hall neoyorquino en 1938. Una auténtica delicia. Para leer un completo análisis del guion de Allen y Marshall Brickman pincha aquí.

8/10
Susurros en la oscuridad

1992 | Whispers in the Dark

Ann Hecker (Annabella Sciorra) es una psicoanalista muy considerada en su profesión, que se ve turbada por la aparición de un extraña paciente, Eve Abergray. Esta le impresiona con sus relatos sexuales, hasta tal punto que provoca en Ann Hecker una serie de sueños ambiguos en los que predomina el erotismo. El caso de Abergray le hace meditar a Ann sobre su propia vida y sus relaciones, convirtiendo sus pensamientos eróticos en una obsesión. Se decide a pedir ayuda a su maestro, el doctor Leo Green. Este le recomienda esforzarse para conseguir un amor verdadero, y Ann Hecker lo encuentra en la persona de Doug McDowell. McDowell parece un hombre amable y sencillo a primera vista, pero una serie de circunstancias le hacen sospechar a Ann Hecker que quizá esté enamorada del amante sádico de su paciente Abergray. Un truculento thriller de sexo y violencia, con la atractiva Annabella Sciorra como protagonista, y las brillantes interpretaciones de Anthony Lapaglia y John Leguizamo. Una dura historia sólo apta para adictos al género.

4/10
Boda pasada por agua

1990 | Betsy's Wedding

La joven Betsy acaba de anunciar su compromiso con Dylan. Ante la inminente boda, el padre de Betsy decide tirar la casa por la ventana. Eddie quiere impresionar a la futura y rica familia política de su hija, para lo cual acabará involucrado con la gente de la peor calaña. Hasta la mafia tiene su presencia en esta disparatada historia sobre los preparativos de una boda. Destaca de manera especial el reparto, plagado de nombres de prestigio. Encabezándolo, el genial Alan Alda, quien además ha ejercido de director y guionista. El veterano actor no se ha vuelto a poner tras la cámara desde que rodara esta película en una lejano ya 1990.

4/10
Delitos y faltas

1989 | Crimes and Misdemeanors

Judah Rosenthal (Martin Landau) es un prestigioso oftalmólogo que lleva una vida exitosa y plácida con su familia, o al menos eso es lo que parece. Porque en realidad está pasando por una grave crisis: lleva dos años engañando a su mujer, y su amante –harta de la precaria situación– ha tomado la decisión de contarle a su mujer la verdad. Por otro lado tenemos a Cliff Stern (Woody Allen), un director de documentales fracasado, cuya vida matrimonial hace aguas y que se acaba de enamorar de Halley, una lista productora de televisión que es pretendida también por el ególatra cuñado de Cliff. Delitos y faltas es probablemente una de las películas más logradas e interesantes de Allen. Como es habitual, sus temas de siempre están presentes de modo contundente: el amor, las mujeres, la religión, el sexo, el cine; pero esta vez incorpora otro aspecto vital de la vida humana: la moral. Como en Match Point, el genio neoyorquino reflexiona acerca de la moralidad de los actos, del castigo y el perdón, de la culpa y de la conciencia. Allen no deja de ser él mismo, y se muestra cínico y nihilista, sobre todo cuando se trata de hablar de religión (un personaje importante llega a afirmar que prefiere a Dios antes que a la verdad). De cualquier forma, y aun con su tono pesimista, el film ofrece importantes puntos de reflexión y destaca el soberbio y contundente paralelismo final. El guión es modélico, plagado de diálogos ricos y chispeantes, y pese a no tratarse de una comedia al uso del director, hay algunas escenas desternillantes, como cuando Cliff le muestra a su cuñado la película que ha rodado sobre él. El reparto está sensacional, pero hay que hacer mención especial de un superlativo Martin Landau, cuya composición dramática es sencillamente excepcional. No en vano fue nominado al Oscar.

8/10
Una nueva vida

1988 | A New Life

El famoso protagonista de M.A.S.H. dirige, escribe y protagoniza está divertida comedia sentimental sobre un matrimonio que se separa. Sin embargo, cuando cada uno de ellos va en busca de su otra media naranja, ambos se dan cuenta de que la vida no es como cuando ellos se enamoraron. Acompañan a Alan Alda la guapa actriz sueca Ann-Margret y la americana Veronica Hamel (Cannonball).

4/10
Dulce libertad

1986 | Sweet Liberty

Michael, un prestigioso escritor, ayuda al equipo que está rodando una película sobre uno de sus libros. Segunda película escrita, dirigida y protagonizada por Alan Alda, que trata temas como el miedo al compromiso.

5/10
Las cuatro estaciones

1981 | The Four Seasons

Película que explora el mundo de las relaciones sentimentales en el matrimonio y entre parejas de amigos. Alan Alda, director y guionista de la cinta, demuestra un conocimiento de la naturaleza humana y nos regala esta comedia que ofrece una visión agridulce ante la vida de los matrimonios, sobre todo cuando el divorcio afecta a los cónyuges. La amistad entre las parejas se ve entonces ensombrecida por sentimientos encontrados y sin embargo siempre sobrevive el amor, aunque, al igual que las diferentes estaciones del año, se vea envuelto en tormentas y días de sol, dependiendo del estado anímico de los protagonistas. Alan Alda y Carol Burnett realizan unas buenas interpretaciones en esta comedia intimista, con música de fondo de Antonio Vivaldi.

6/10
Escalada al poder

1979 | The Seduction of Joe Tynan

Joe Tynan es un joven senador demócrata que lo tiene todo para ascender en política: inteligencia, astucia, ambición... Y una familia estupenda, la mujer y dos hijos. En el momento en que hay que cubrir una vacante de juez del Tribunal Supremo, un veterano senador pide a Joe que no se oponga al nombramiento, o al menos que no lidere la posible oposición. Pero las presiones y el atractivo de encabezar el rechazo al candidato es grande, sobre todo cuando le ponen en bandeja la recusación, por unas declaraciones racistas del pasado. Se convierte en estrecha colaboradora de Joe una joven con talento, Karen, con la que acaba teniendo una aventura. De drama "vulgar", dicho sea sin ánimo peyorativo, cabe calificar la pequeña historia que narra Jerry Schatzberg, con guión del propio protagonista presidenciable, Alan Alda, que casi 30 años más tarde, curiosamente, daría vida al candidato republicano a la presidencia en El ala oeste de la Casa Blanca. En efecto, tenemos un guión sencillo sobre una batalla política algo elemental, entremezclada con el drama familiar del senador por su adulterio, las dificultades por conciliar el cuidado del hogar con un trabajo donde con frecuencia se impone el ego. Habría hecho falta un poquito más de sensibilidad para elevarlo a una gran historia, la cosa sabe a poco. Pero al menos el film nos permite admirar a una joven Meryl Streep en alza, y al veterano Melvyn Douglas como el senador que divaga.

5/10
M.A.S.H. (8ª temporada)

1979 | M.A.S.H. (8ª Season) | Serie TV

Esta temporada sobre las andanzas de unos médicos en Corea durante la guerra, está considerada, junto a la cuarta, como la mejor de la serie. Así, el personaje de Alan Alda crece, se nota que el conflicto hace mella en él. Siguen, claro está, las dosis de humor.

5/10
El próximo año a la misma hora

1978 | Same Time, Next Year

George y Doris se conocen en la cena de un hotel y, a pesar de estar casados, pasan la noche juntos. Además, proponen volverse a ver exactamente al cabo de un año, en el mismo sitio. Pasado ese tiempo, deciden seguir citándose cada año en lo sucesivo, iniciando una relación que perdura con el tiempo. Alan Alda (Dulce libertad) y Ellen Burstyn (Donde reside el amor) son prácticamnete los únicos actores de esta romántica cinta, considerada por algunos, algo melosa. Recuerda en parte a Tú y yo, aunque sin llegar a su altura ni mucho menos. Destaca el decorado y el vestuario que indica el paso de los años. Burstyn estuvo nominada a los Oscar como mejor actriz.

5/10
M.A.S.H. (7ª temporada)

1978 | M.A.S.H. (7ª Season) | Serie TV

Pierce (Alan Alda) es puesto al mando de manera temporal y comienza a portarse de una manera bastante autoritaria. Séptima temporada de M.A.S.H., una comedia ambientada en un hospital de campaña en plena guerra de Corea. El tono humorístico de las historias vuelve a estar presente para regocijo de sus seguidores. En esta temporada Mike Farrell que interpreta al capitán B.J. empezó a lucir bigote por recomendacón de Alan Alda. Así lo dejó el resto de las temporadas.

5/10
California Suite

1978 | California Suite

Por una serie de circunstancias bien diferentes, 5 parejas que no se conocen se hospedan en el mismo hotel de Beverly Hills. Estamos en la alocada semana de la entrega de los Oscar de la Academia. Sidney Cochran pierde la oportunidad de optar a un Oscar debido a su torpeza, y por este motivo tiene que sufrir las continuas reprimendas de su insoportable mujer. Por su parte, Marvin Michael no sabe cómo explicar a su esposa el motivo de la presencia de una exuberante muchacha rubia en su cama. El doctor Chauncey y Gump se enteran del oscuro pasado de su mejor amigo, lo que les deja turbados. Por último, Hannah Warren no asimila la nueva forma de vida de su ex marido. ¿En qué acabará este enredo? Se trata de una comedia que provoca situaciones absurdas y disparatadas. Los personajes son a cuál más excéntrico. Destaca Maggie Smith, que ganó el Oscar como mejor actriz secundaria. Divertida para pasar un rato agradable sin mayores pretensiones.

6/10
Kill Me If You Can

1977 | Kill Me If You Can

Historia de Caryl Chessman, un violador que pasó 12 años en el corredor de la muerte en California, antes de ser ejecutado. Se trata de un interesante telefilm, basado en hechos reales, que narra la historia de este convicto. En el papel protagonista destaca el siempre convincente Alan Alda (Delitos y faltas), quien está acompañado por Talia Shire (Rocky), hermana en la vida real de Francis Ford Coppola.

4/10
M.A.S.H. (6ª temporada)

1977 | M.A.S.H. (6ª Season) | Serie TV

Frank sufre un ataque de nervios por la boda de Margaret con el coronel Donald Penobscott. Así da comienzo la sexta temporada de M.A.S.H., una comedia norteamericana donde los enredos tienen lugar en un hospital de campaña de Corea. Protagoniza Alan Alda que también colabora en el guión y dirección de la serie.

5/10
M.A.S.H. (5ª temporada)

1976 | M.A.S.H. (5ª Season) | Serie TV

Quinta temporada de esta serie de médicos en guerra donde hay lugar también para las risas y el romance. El capitán Hawkeye, el gafitas Radar, Frank, Margaret, alias 'morritos calientes' ... vuelven con más historias que no pasan desapercibidas. Sitcom de éxito de los años 70 protagonizada por Alan Alda.

5/10
M.A.S.H. (4ª temporada)

1975 | M.A.S.H. (4ª Season) | Serie TV

Serie que narra las andanzas de un grupo de militares que ejercen la medicina en Corea. En tono de humor, cuenta las desventuras del capitán Benjamin 'Hawkeye' Pierce, junto con sus compañeros Radar, Frank, Margaret, B.J., entre otros. En la cuarta temporada se ofrecen los capítulos 'Bienvenido a Corea', 'Cambio de comando', 'Sucedió una noche'... donde las risas y la acción de estos soldados está asegurada. Protagonizan Alan Alda, Loretta Swit y Mike Farrell.

5/10
M.A.S.H. (3ª temporada)

1974 | M.A.S.H. | Serie TV

"El general flipó al amanecer", "Bombardeados" y "Quirófano", son algunos episodios de esta nueva entrega de un clásico televisivo. Narra en tono de comedia satírica las peripecias de un grupo de médicos militares en Corea.

5/10
6 Rms Riv Vu

1974 | 6 Rms Riv Vu

Divertido telefilm, en clave de comedia romántica, protagonizado por los comediantes Alan Alda (M.A.S.H.) y Carol Burnett (Primera plana), y que es en realidad la traslación literal a este medio de la obra de teatro escrita por Bob Randall dos años antes. Paul y Anne son dos forasteros que se encuentran por casualidad cuando responden a un anuncio del New York Times sobre un apartamento con vistas al río. Allí coincidirán los dos desconocidos, el publicista casado y la ama de casa descontenta. Pero cuando van a salir del piso, constatan de repente que la puerta se ha cerrado y que los dos han quedado atrapados allí. Poco a poco, hablarán de sus respectivas vidas y se sentirán atraídos mutuamente.

6/10
M.A.S.H. (2ª temporada)

1973 | M.A.S.H. (2ª Season) | Serie TV

Segunda temporada de este clásico de las telecomedias televisivas, sobre un grupo de médicos militares destinados en Corea. El protagonista, Alan Alda, debutó como director en algunos capítulos esta divertida y sacástica serie.

5/10
¿No es espantoso?

1973 | Isn't It Shocking?

Telefilm de terror dirigido por John Badham (Fiebre del sábado noche), con un sorprendente Alan Alda a la cabeza del reparto. La historia cuenta cómo un sheriff de un pequeño pueblo se tiene que enfrentar a las extrañas muertes de ancianos que están teniendo lugar. Al ponerse tras la pista encontrará un macabro misterio. El protagonista está acompañado de solventes secundarios, como Ruth Gordon (Harold y Maude) y Edmond O'Brien (Forajidos).

5/10
Playmates (1972)

1972 | Playmates

Comedia ligera sobre el divorcio, en la línea cáustica y divertida del comediante Alan Alda (M.A.S.H.) y con ese aire típicamente setentero de las mejores películas del actor de Nueva York. La historia cuenta cómo dos hombres divorciados se hacen buenos amigos y, sin que lo sepan, cada uno empieza a salir con la mujer del otro.

5/10
To Kill a Clown

1972 | To Kill a Clown

Tras muchos años de ausencia, Jill Robinson regresa a su localidad natal. Allí se encuentra con muchos cambios, y en realidad sólo un payaso, el Maravilloso Mervo, que se pasea por el pueblo maquillado como un clown, parece contento de verle. De repente, diversa personas relacionadas con Jill aparecen asesinadas sin motivo aparente. Convencional subproducto de terror. El director canadiense George Bloomfield, especialista en telefilms, adapta la novela 'Master of the House' del desconocido Algis Budrys. Supuso el debut en cine de la actriz Blythe Danner, la madre de Gwyneth Paltrow. Como curiosidad, cabe citar que en México se tituló Mata, payaso, mata.

4/10
M.A.S.H.

1972 | M.A.S.H. | Serie TV

Tras el éxito de la película de Robert Altman, se realizó esta serie que cosechó también buenas críticas y ganó audencia gracias en parte a su tono sarcástico y a la acción que derrochaba en pantalla. Las andanzas de un grupo médico de militares en plena Corea daba para mucho. Protagoniza Alan Alda (El próximo año a la misma hora, Delitos y faltas).

5/10
La casa de cristal

1972 | The Glass House

Drama carcelario hecho para televisión, que parte de un relato de Truman Capote. Cuenta las penalidades de un profesor universitario que va a dar con sus huesos a prisión. Las interpretaciones son soberbias, sobre todo la de Alan Alda, un actor muy versatil.

6/10
Satán, mon amour

1971 | The Mephisto Waltz

Myles Clarkson, prometedor pianista y periodista musical, entrevista a un viejo compositor antes de morir. Resulta ser un adorador de Satán en busca de un joven como Clarkson, para poseer su cuerpo y burlar la muerte. Alan Alda y Jacqueline Bisset protagonizan una cinta de terror más o menos sorprendente, inspirada en el clásico ‘Fausto’ de Goethe.

4/10
Jenny

1970 | Jenny

Jenny es una mujer que no ha tenido demasiada suerte en el amor. De repente, se queda embarazada, y el padre se desentiende de la criatura, por lo que tiene que salir adelante como madre soltera. Marlo Thomas y Alan Alda protagonizan un convencional drama sobre la maternidad. El canadiense especializado en telefilms George Bloomfield filma con un estilo estremadamente realista, pero el guión guarda pocas sorpresas.

4/10
El infierno del whisky

1970 | The Moonshine War

1932. La Ley Seca está a punto de ser abolida. Pero mientras tanto, en un pequeño pueblo sus habitantes destilan whisky en grandes cantidades en secreto. Un agente federal se traslada al lugar para impedirlo. Una de las modestas pero elegantes y amenas comedias dirigidas por Richard Quine. Contó con un gran reparto, encabezado por el veterano Richard Widmark y con Alan Alda, que por entonces era una joven promesa. Se basa en una novela de Elmore Leonard, que adaptó él mismo el guión.

5/10
The Extraordinary Seaman

1969 | The Extraordinary Seaman

Durante la II Guerra Mundial, cuatro soldados estadounidenses son designados a vigilar una isla desconocida. Allí se encuentran con un antiguo buque de guerra que tiene un único tripulante. Éste es un antiguo comandante, de aire fantasmal. Comedia antibélica dirigida por John Frankenheimer (Siete días de mayo). Excelente interpretación de Alan Alda, como teniente del pelotón de soldados protagonistas.

4/10
León de papel (Paper Lion)

1968 | Paper Lion

Un periodista prepara un artículo sobre el fútbol profesional. Para documentarse, se hace pasar por jugador, y consigue ser fichado por Los Leones, un equipo de Detroit. Sus compañeros ignoran de quién se trata, aunque piensan que es un mal jugador. Adaptación del libro homónimo de George Plimpton, respetado periodista, editor de "Paris Review". Alan Alda interpreta a Plimpton. El film describe con realismo los entrenamientos, y los entresijos del fútbol en Estados Unidos. Dirige Alex March, responsable de La perversa.

4/10
Boda pasada por agua

1990 | Betsy's Wedding

La joven Betsy acaba de anunciar su compromiso con Dylan. Ante la inminente boda, el padre de Betsy decide tirar la casa por la ventana. Eddie quiere impresionar a la futura y rica familia política de su hija, para lo cual acabará involucrado con la gente de la peor calaña. Hasta la mafia tiene su presencia en esta disparatada historia sobre los preparativos de una boda. Destaca de manera especial el reparto, plagado de nombres de prestigio. Encabezándolo, el genial Alan Alda, quien además ha ejercido de director y guionista. El veterano actor no se ha vuelto a poner tras la cámara desde que rodara esta película en una lejano ya 1990.

4/10
Una nueva vida

1988 | A New Life

El famoso protagonista de M.A.S.H. dirige, escribe y protagoniza está divertida comedia sentimental sobre un matrimonio que se separa. Sin embargo, cuando cada uno de ellos va en busca de su otra media naranja, ambos se dan cuenta de que la vida no es como cuando ellos se enamoraron. Acompañan a Alan Alda la guapa actriz sueca Ann-Margret y la americana Veronica Hamel (Cannonball).

4/10
Dulce libertad

1986 | Sweet Liberty

Michael, un prestigioso escritor, ayuda al equipo que está rodando una película sobre uno de sus libros. Segunda película escrita, dirigida y protagonizada por Alan Alda, que trata temas como el miedo al compromiso.

5/10
Las cuatro estaciones

1981 | The Four Seasons

Película que explora el mundo de las relaciones sentimentales en el matrimonio y entre parejas de amigos. Alan Alda, director y guionista de la cinta, demuestra un conocimiento de la naturaleza humana y nos regala esta comedia que ofrece una visión agridulce ante la vida de los matrimonios, sobre todo cuando el divorcio afecta a los cónyuges. La amistad entre las parejas se ve entonces ensombrecida por sentimientos encontrados y sin embargo siempre sobrevive el amor, aunque, al igual que las diferentes estaciones del año, se vea envuelto en tormentas y días de sol, dependiendo del estado anímico de los protagonistas. Alan Alda y Carol Burnett realizan unas buenas interpretaciones en esta comedia intimista, con música de fondo de Antonio Vivaldi.

6/10
M.A.S.H. (8ª temporada)

1979 | M.A.S.H. (8ª Season) | Serie TV

Esta temporada sobre las andanzas de unos médicos en Corea durante la guerra, está considerada, junto a la cuarta, como la mejor de la serie. Así, el personaje de Alan Alda crece, se nota que el conflicto hace mella en él. Siguen, claro está, las dosis de humor.

5/10
M.A.S.H. (7ª temporada)

1978 | M.A.S.H. (7ª Season) | Serie TV

Pierce (Alan Alda) es puesto al mando de manera temporal y comienza a portarse de una manera bastante autoritaria. Séptima temporada de M.A.S.H., una comedia ambientada en un hospital de campaña en plena guerra de Corea. El tono humorístico de las historias vuelve a estar presente para regocijo de sus seguidores. En esta temporada Mike Farrell que interpreta al capitán B.J. empezó a lucir bigote por recomendacón de Alan Alda. Así lo dejó el resto de las temporadas.

5/10
M.A.S.H. (6ª temporada)

1977 | M.A.S.H. (6ª Season) | Serie TV

Frank sufre un ataque de nervios por la boda de Margaret con el coronel Donald Penobscott. Así da comienzo la sexta temporada de M.A.S.H., una comedia norteamericana donde los enredos tienen lugar en un hospital de campaña de Corea. Protagoniza Alan Alda que también colabora en el guión y dirección de la serie.

5/10
M.A.S.H. (5ª temporada)

1976 | M.A.S.H. (5ª Season) | Serie TV

Quinta temporada de esta serie de médicos en guerra donde hay lugar también para las risas y el romance. El capitán Hawkeye, el gafitas Radar, Frank, Margaret, alias 'morritos calientes' ... vuelven con más historias que no pasan desapercibidas. Sitcom de éxito de los años 70 protagonizada por Alan Alda.

5/10
M.A.S.H. (4ª temporada)

1975 | M.A.S.H. (4ª Season) | Serie TV

Serie que narra las andanzas de un grupo de militares que ejercen la medicina en Corea. En tono de humor, cuenta las desventuras del capitán Benjamin 'Hawkeye' Pierce, junto con sus compañeros Radar, Frank, Margaret, B.J., entre otros. En la cuarta temporada se ofrecen los capítulos 'Bienvenido a Corea', 'Cambio de comando', 'Sucedió una noche'... donde las risas y la acción de estos soldados está asegurada. Protagonizan Alan Alda, Loretta Swit y Mike Farrell.

5/10
6 Rms Riv Vu

1974 | 6 Rms Riv Vu

Divertido telefilm, en clave de comedia romántica, protagonizado por los comediantes Alan Alda (M.A.S.H.) y Carol Burnett (Primera plana), y que es en realidad la traslación literal a este medio de la obra de teatro escrita por Bob Randall dos años antes. Paul y Anne son dos forasteros que se encuentran por casualidad cuando responden a un anuncio del New York Times sobre un apartamento con vistas al río. Allí coincidirán los dos desconocidos, el publicista casado y la ama de casa descontenta. Pero cuando van a salir del piso, constatan de repente que la puerta se ha cerrado y que los dos han quedado atrapados allí. Poco a poco, hablarán de sus respectivas vidas y se sentirán atraídos mutuamente.

6/10
Boda pasada por agua

1990 | Betsy's Wedding

La joven Betsy acaba de anunciar su compromiso con Dylan. Ante la inminente boda, el padre de Betsy decide tirar la casa por la ventana. Eddie quiere impresionar a la futura y rica familia política de su hija, para lo cual acabará involucrado con la gente de la peor calaña. Hasta la mafia tiene su presencia en esta disparatada historia sobre los preparativos de una boda. Destaca de manera especial el reparto, plagado de nombres de prestigio. Encabezándolo, el genial Alan Alda, quien además ha ejercido de director y guionista. El veterano actor no se ha vuelto a poner tras la cámara desde que rodara esta película en una lejano ya 1990.

4/10
Una nueva vida

1988 | A New Life

El famoso protagonista de M.A.S.H. dirige, escribe y protagoniza está divertida comedia sentimental sobre un matrimonio que se separa. Sin embargo, cuando cada uno de ellos va en busca de su otra media naranja, ambos se dan cuenta de que la vida no es como cuando ellos se enamoraron. Acompañan a Alan Alda la guapa actriz sueca Ann-Margret y la americana Veronica Hamel (Cannonball).

4/10
Dulce libertad

1986 | Sweet Liberty

Michael, un prestigioso escritor, ayuda al equipo que está rodando una película sobre uno de sus libros. Segunda película escrita, dirigida y protagonizada por Alan Alda, que trata temas como el miedo al compromiso.

5/10
Las cuatro estaciones

1981 | The Four Seasons

Película que explora el mundo de las relaciones sentimentales en el matrimonio y entre parejas de amigos. Alan Alda, director y guionista de la cinta, demuestra un conocimiento de la naturaleza humana y nos regala esta comedia que ofrece una visión agridulce ante la vida de los matrimonios, sobre todo cuando el divorcio afecta a los cónyuges. La amistad entre las parejas se ve entonces ensombrecida por sentimientos encontrados y sin embargo siempre sobrevive el amor, aunque, al igual que las diferentes estaciones del año, se vea envuelto en tormentas y días de sol, dependiendo del estado anímico de los protagonistas. Alan Alda y Carol Burnett realizan unas buenas interpretaciones en esta comedia intimista, con música de fondo de Antonio Vivaldi.

6/10
Escalada al poder

1979 | The Seduction of Joe Tynan

Joe Tynan es un joven senador demócrata que lo tiene todo para ascender en política: inteligencia, astucia, ambición... Y una familia estupenda, la mujer y dos hijos. En el momento en que hay que cubrir una vacante de juez del Tribunal Supremo, un veterano senador pide a Joe que no se oponga al nombramiento, o al menos que no lidere la posible oposición. Pero las presiones y el atractivo de encabezar el rechazo al candidato es grande, sobre todo cuando le ponen en bandeja la recusación, por unas declaraciones racistas del pasado. Se convierte en estrecha colaboradora de Joe una joven con talento, Karen, con la que acaba teniendo una aventura. De drama "vulgar", dicho sea sin ánimo peyorativo, cabe calificar la pequeña historia que narra Jerry Schatzberg, con guión del propio protagonista presidenciable, Alan Alda, que casi 30 años más tarde, curiosamente, daría vida al candidato republicano a la presidencia en El ala oeste de la Casa Blanca. En efecto, tenemos un guión sencillo sobre una batalla política algo elemental, entremezclada con el drama familiar del senador por su adulterio, las dificultades por conciliar el cuidado del hogar con un trabajo donde con frecuencia se impone el ego. Habría hecho falta un poquito más de sensibilidad para elevarlo a una gran historia, la cosa sabe a poco. Pero al menos el film nos permite admirar a una joven Meryl Streep en alza, y al veterano Melvyn Douglas como el senador que divaga.

5/10
M.A.S.H. (7ª temporada)

1978 | M.A.S.H. (7ª Season) | Serie TV

Pierce (Alan Alda) es puesto al mando de manera temporal y comienza a portarse de una manera bastante autoritaria. Séptima temporada de M.A.S.H., una comedia ambientada en un hospital de campaña en plena guerra de Corea. El tono humorístico de las historias vuelve a estar presente para regocijo de sus seguidores. En esta temporada Mike Farrell que interpreta al capitán B.J. empezó a lucir bigote por recomendacón de Alan Alda. Así lo dejó el resto de las temporadas.

5/10
M.A.S.H. (6ª temporada)

1977 | M.A.S.H. (6ª Season) | Serie TV

Frank sufre un ataque de nervios por la boda de Margaret con el coronel Donald Penobscott. Así da comienzo la sexta temporada de M.A.S.H., una comedia norteamericana donde los enredos tienen lugar en un hospital de campaña de Corea. Protagoniza Alan Alda que también colabora en el guión y dirección de la serie.

5/10
M.A.S.H. (4ª temporada)

1975 | M.A.S.H. (4ª Season) | Serie TV

Serie que narra las andanzas de un grupo de militares que ejercen la medicina en Corea. En tono de humor, cuenta las desventuras del capitán Benjamin 'Hawkeye' Pierce, junto con sus compañeros Radar, Frank, Margaret, B.J., entre otros. En la cuarta temporada se ofrecen los capítulos 'Bienvenido a Corea', 'Cambio de comando', 'Sucedió una noche'... donde las risas y la acción de estos soldados está asegurada. Protagonizan Alan Alda, Loretta Swit y Mike Farrell.

5/10

Últimos tráilers y vídeos