IMG-LOGO

Biografía

Charles Lang

Charles Lang

Charles Lang

Premios: 1 Oscar

Oscar
1934

Ganador de 1 premio

Filmografía
Cuarenta quilates

1973 | 40 Carats

Ann Stanley, una mujer cuarentona se enamora de un chico mucho más joven que ella. Liv Ullman realiza un gran trabajo en esta adaptación de la obra teatral "40 Carats", de Pierre Barillet y Jean-Pierre Grédy.

5/10
Las mariposas son libres

1972 | Butterflies Are Free

Don Baker es un hijo de mamá y ha estado toda su vida pegado a ella. Cuando se va a un apartamento a vivir solo conoce a una joven de 19 años que le hará ver el mundo de otra manera.

La máquina del amor

1971 | The Love Machine

Comedia de enredo más sexual que amoroso. Sigue a un presentador televisivo de un programa sobre sexo, promovido con ayuda de la esposa del presidente de la cadena. Cuando éste sufre una coronaria, la cosa empieza a ir de mal en peor en audiencia, mientras que el presentador deja a su novia modelo para liarse con la mujer del jefe. Tontadita, éste es el calificativo que mejor pega a una película de tono tragicómico que no funciona en ningún momento. En el reparto se puede reconocer a Jackie Cooper, que poco tiene que ver con el encantador chaval Hawkins de La isla del tesoro, los años no pasan en balde.

3/10
Hospital, hora cero

1971 | Doctors' Wives

En mitad de una partida de cartas, Lorrie Dellman decide comentar al resto de jugadoras que mantiene un idilio con sus respectivos maridos. Tras la confesión tienen lugar una serie de conflictos matrimoniales. Pero Lorrie es la que peor acaba al ser asesinada por su propio marido. Éste último ingresará en prisión, de donde tratará de escapar junto a un compañero médico que le debe un favor. Película que, a pesar de contar con actores como Richard Crenna (Nevada Express) o Gene Hackman (Sin perdón), no consigue entretener al espectador en ningún momento debido, especialmente, al flojo guion.

3/10
Secretos de una esposa

1970 | Walk in the Spring Rain

Roger y Libby son un matrimonio feliz que se traslada a vivir a Tennesee. Al poco de estar allí, Libby conoce a Will, un hombre casado. Entre los dos comienza una atracción irrefrenable que viven en secreto. Un día, el hijo de Will los descubre y una serie de acontecimientos que acabarán en tragedia, les hará plantearse sus vidas. Melodrama lleno de momentos emocionantes en esta historia de amor maduro. Anthony Quinn e Ingrid Bergman se dan muy bien la réplica.

6/10
Flor de cactus

1969 | Cactus Flower

Julian Winston (Walter Matthau) es un soltero cuarentón cuya afición máxima es ir de seductor por la vida. Su última conquista es la caprichosa y algo ñoña Tonie Simons, interpretada por Goldie Hawn. Julian es dentista de profesión, y tiene una bonita ayudante llamada Stephanie Dickinson (Ingrid Bergman). Ambos tienen una relación profesional, con algún tira y afloja. El mundo del engreído Julian se viene abajo cuando se da cuenta de que lo que ocurre es que está perdidamente enamorado de Stephanie. Pero a ella la sola idea de acercarse a su jefe le parece repugnante. Una brillante comedia desarrollada con habilidad. Basada en una obra teatral francesa. Destaca la interpretación de Ingrid Bergman, como Flor de cactus, y el atractivo histrionismo de la debutante Goldie Hawn que se llevó un Oscar a la mejor actriz de reparto. Alcanza algunos momentos de elevado nivel cómico.

6/10
Bob, Carol, Ted y Alice

1969 | Bob & Carol & Ted & Alice

La película que puso en el mapa fílmico a Paul Mazursky, y que logró ser nominada a 4 Oscar, uno de ellos el de mejor guion, obra de él y su colaborador Larry Tucker. Se trata de una nostálgica cinta de amor y amistad entre jóvenes que están empezando a dejar de serlo. Se centra, por supuesto, en los cuatro personajes citados en el título, y dos de los actores que los encarnan, Elliott Gould y Dyan Cannon optarían a la estatuilla dorada.

5/10
La mosca tras la oreja

1968 | A Flea in Her Ear

Gabrielle sospecha que su marido tiene un lío con otra mujer, así que le acecha para pillarle en plena infidelidad. Adaptación de la obra de teatro de Georges Feydeau.

4/10
La noche de los gigantes

1968 | The Stalking Moon

Un explorador del ejército, antes de retirarse, colabora en una incursión en territorio apache. Y se topa con una mujer blanca, que vivía con la tribu, y que tiene un hijo mestizo. Siete años después de Matar a un ruiseñor, se repetía una fructífera colaboración entre Robert Mulligan y Gregory Peck, en este western con fina descripción psicológica de los personajes.

6/10
Intriga en el gran hotel

1967 | Hotel

Divertida película coral, que transcurre en un hotel de Nueva Orleans, cuyos dueños podría tener que venderlo por problemas económicos. Lo que no agrada a varios de los inquilinos habituales, amigos de la familia propietaria. Entre especuladores y un auténtico ladrón de hotel que pulula por los pasillos, Richard Quine sabe equilibrar la trama, donde destacan secundarios estupendos como Karl Malden, Richard Conte y Merle Oberon.

6/10
Un fabuloso bribón

1967 | The Flim-Flam Man

George C. Scott es un timador profesional que se sabe todos los secretos del oficio. Todo un veterano en estas lides, un día toma bajo su protección a un chaval al que decide adoctrinar en el arte del timo. Maestro y pupilo están en el punto de mira de un sheriff que sueña con verlos entre rejas. Scott interpreta al típico delincuente pícaro, que a pesar de su ilícita manera de ganarse la vida, enseguida se gana las simpatías del público.

5/10
Sola en la oscuridad

1967 | Wait Until Dark

El piso de una invidente (la siempre versátil Audrey Hepburn) es asaltada por un trío de narcotraficantes, que ocultaron droga en una muñeca que ha ido a parar allí por casualidad. Narrada prácticamente en una habitación cerrada (su procedencia teatral es clara), destaca su planificación y el excepcional manejo de la tensión narrativa, pese a alguna leve licencia poco verosímil. No apta para cardíacos.

6/10
Cómo robar un millón

1966 | How to Steal a Million

Si uno se aficiona a falsificar obras de arte, la vida puede complicarse mucho... William Wyler repitió con Audrey Hepburn en el terreno de la comedia romántica tras Vacaciones en Roma, con esta historia de falsificación de obras de arte y ladrones de guante blanco. En ella Nicole planea un robo en un museo para evitar que se descubra que su padre, un falsificador, ha dado el cambiazo a una estatua que supuestamente estaba restaurando. La sofisticada secuencia del robo nocturno combina suspense, comedia y romanticismo.

6/10
Bromas con mi mujer... no

1966 | Not with My Wife, You Don't!

Una enfermera italiana se enamora de dos soldados norteamericanos durante la guerra de Corea. Uno de los afortunados está interpretado por George C. Scott, aunque la protagonista decide casarse con el personaje de Tony Curtis pues cree que Scott ha muerto en combate. Después de más de una década de matrimonio feliz el supuesto cadáver irrumpe en sus vidas vivito y coleando, algo que no hará ninguna gracia al marido. Esta película es uno de los primeros trabajos como máximo responsable de una banda sonora del multioscarizado John Williams.

4/10
La rebelde (1965)

1965 | Inside Daisy Clover

Daisy es una adolescente precoz con talento para cantar que es descubierta por Raymond, un productor de cine, que escucha el disco con su voz grabada que ella le envía. Tutelada por su hermana, porque su madre tiene un principio de demencia, muy pronto comienza a acumular éxitos en el Hollywood de los años 30, y un mujeriego actor la pretende. Robert Mulligan dirige con producción de Alan J. Pakula un drama agridulce sobre los entresijos del mundo del cine no al uso, con un aire burbujeante y chispeante, e incluso surrealista, muy de la época, al estilo de El gran Gatsby o Desayuno con diamantes. Contó con la encantadora Natalie Wood, en el papel principal, que aparece muy bien secundada por Christopher Plummer y Robert Redford. Los números musicales de la Wood están coreografiados por Herbert Ross. Aunque la película resulta irregular, tiene momentos brillantes, como el de ella haciendo su playback de una película.

5/10
Encuentro en París

1964 | Paris - When It Sizzles

Comedia romántica situada en la capital francesa en la que un guionista norteamericano de vida licenciosa no tiene más remedio que ponerse a escribir. Para ello contrata a una secretaria a la que intenta seducir. El escritor dejará volar su imaginación simulando estar con la chica en películas del oeste y terror (años después algo parecido ocurrió con el personaje de Kathleen Turner en Tras el corazón verde), lo que sirve para ocurrentes apariciones puntuales de estrellas como Tony Curtis, Marlene Dietrich y Mel Ferrer como el Dr. Jekyll. El film significaba el reencuentro entre Audrey Hepburn y William Holden tras Sabrina (1954), aunque el actor estaba pasando graves problemas con el alcohol. A pesar de la indiscutible clase de su director, Richard Quine, en esta ocasión no estuvo muy inspirado y la película es una sucesión de tópicos en cuanto a la historia de amor se refiere. Tanto es así que no estrenó hasta dos años después.

4/10
La pícara soltera

1964 | Sex and the Single Girl

Bob Weston es el reportero más avezado de la odiosa revista de cotilleos e historias escabrosas Stop, que acaba de publicar un artículo sobre la doctora Helen Brown, psiquiatra autora de un best-seller dirigido a mujeres solteras que quieren encauzar sus relaciones con los hombres en una posición dominante. Su jefe le exige, y él está de acuerdo, una nueva historia sobre la doctora, de modo que Weston se presenta en su consulta como un paciente, trasladándole los problemas de su vecino Frank, exitoso empresario fabricante de medias, cuya mujer Sylvia está muy celosa ya que su esposo se pasa media vida mirando las piernas de hermosas señoritas. Tal fingimiento se complica cuando ambos se enamoran, y las cosas se enredan. Entretenida comedia de Richard Quine, con el tono picantillo típico de los 60, que permitía frases y bromas de doble sentido en torno al sexo, y mucha ironía en torno al psicoanálisis y las publicaciones amarillas. Aunque a ratos se estanca, tiene momentos muy logrados, y una original persecución automovilística. El reparto es estupendo, funcionan muy bien todos los actores, con mención especial para Tony Curtis, Natalie Wood, Henry Fonda y Lauren Bacall. También se puede ver a un clásico como Edward Everett Horton, como el jefe, y a la guapa pero de breve carrera Fran Jeffries, que estuvo casada con Quine.

6/10
Operación Whisky

1964 | Father Goose

Walter está pasando una Segunda Guerra Mundial tranquilita, solo en una isla paradisiaca de los mares del Sur, donde vigila el paso de aviones enemigos. Pero la paz se rompe cuando arriba al lugar una maestra francesa acompañada de siete revoltosas niñas. La guerra de sexos está servida. Divertido film de Cary Grant, que por una vez abandona la imagen de elegancia sofisticada a que nos tiene acostumbrados, para interpretar a un caradura desaseado y aficionado al whisky, que lo que quisiera es estar lo más alejado posible del contacto con otros seres humanos. Sus deseos no sólo no se realizan, sino que encima debe aguantar el alboroto inevitable de unas escolares. Por otro lado, el personaje de Leslie Caron, fantástico, le esconde la apetecible bebida, y se empeña en ordenar lo que hasta entonces era una vida anárquica. También Trevor Howard está incomensurable, y es que las gansadas del guión, que ganó el Oscar, son hilarantes.

6/10
Elección crítica

1963 | Critic's Choice

Desopilante comedia clásica protagonizada por el hilarante Bob Hope (Rostro pálido). Aquí interpreta a un crítico teatral famoso por sus comentarios corrosivos, tan ácidos que son capaces de hundir cualquier obra. El trago más difícil de su vida llegará cuando su mujer, interpretada por Lucille Ball, sea la que estrene obra y él se vea en la tesitura de destrozar su creación como crítico o de comportarse como un marido encantador. Dirige con oficio Don Weis, responsable de muchos episodios de la exitosa serie M.A.S.H.

5/10
Charada

1963 | Charade

Durante unas vacaciones en una estación de esquí, Reggie Lampert (Audrey Hepburn) conoce a un desconocido con encanto que dice llamarse Peter Joshua (Cary Grant). Poco después, Reggie viaja a París con el objetivo de pedirle el divorcio a Charles, su marido, pero la policía le notifica que su marido ha sido asesinado, arrojado desde un tren. En el funeral, Reggie descubre a diversos personajes que aparecen para verificar si Charles está realmente muerto. Uno de ellos llega a pinchar el cadáver con un alfiler para asegurarse. Poco después, el agente de la CIA Hammer Bartholomew (Walter Matthau) informa a Reggie de que Charles estaba involucrado en un robo que tuvo lugar durante la II Guerra Mundial. Finalmente se quedó con todo el botín tras traicionar a sus compinches, que ahora han reaparecido para intentar recuperarlo. Perseguida por estos, Reggie acaba recurriendo a Peter, el único tipo en el que parece poder confiar, pese a que no le ha dicho su verdadero nombre... Entretenídisimo film de intriga lleno de momentos memorables. Stanley Donen (Cantando bajo la lluvia, Dos en la carretera) demostró ser un auténtico todoterreno en esta inolvidable y peligrosa "charada", que equilibra a la perfección una intriga de altos vuelos con momentos de comedia y romance al más puro estilo clásico. La atmósfera de Charada bebe claramente del genio creador de Alfred Hitchcock (el parecido es más que patente), pero todo el juego de muertes, equívocos y desconfianzas queda realzado por la actuación estelar de la pareja formada por Cary Grant y Audrey Hepburn, que demuestran una química inigualable (lo de la ducha vestido es el colmo). A Grant ya le habían ofrecido formar equipo con Hepburn en Vacaciones en Roma, pero rechazó el papel porque no veía creíble el romance en la pantalla entre ellos por los 25 años de edad de diferencia entre ellos. Finalmente aceptó reunirse con ella en este film, pero siempre y cuándo el personaje de ella llevara la voz cantante en la relación. El trabajo del resto del reparto de Charada es encomiable, en especial el de Walter Matthau, que hace gala de un gran desparpajo. Y la música, nostálgica y ritmosa como pocas, es una de las piezas más famosas del gran Henry Mancini, amigo de Audrey Hepburn desde Desayuno con diamantes. "Hay una escena en la película donde Audrey vuelve de unas vacaciones felices de invierno y llega a su apartamento de París encontrándolo despojado de todo lo de valor", recordaba Mancini. "El piso desnudo y las paredes son todo lo que permanece. Su marido se había fugado con todos sus bienes mundanos. Ella entra en el apartamento débilmente alumbrado con su maleta e inspecciona la escena. Sus sentimientos son de tristeza, soledad y vulnerabilidad. Para mí, esto se tradujo en un pequeño vals Parisino triste. Con aquella imagen de Audrey en mi mente, fui al piano y en menos de una hora escribí Charada". La música obtuvo una candidatura al Oscar a la mejor banda sonora.

8/10
La conquista del Oeste

1962 | How The West Was Won

Como el título indica, esta película nos narra a través de las aventuras de varias generaciones de una familia, la colonización y conquista de las maravillosas tierras del oeste. Estamos ante un maravilloso relato épico. Grandiosos paisajes, abruptas montañas y ríos salvajes, son el decorado de esta superproducción Tres grandes directores fueron necesarios para la realización de este film: John Ford, Henry Hathaway y George Marshall. Tampoco se escatimaron medios a la hora de escoger el reparto: Henry Fonda, John Wayne, Gregory Peck, James Stewart, Carolyn Jones, Richard Widmark, Spencer Tracy, Karl Malden son algunos de los nombres que vemos aparecer en los títulos de crédito, casi todos ellos ya veteranos en el género del western. Con una duración de más de ciento cincuenta minutos, este film, que en ningún momento se nos hace largo, nos convierte en testigos de más de cincuenta años de la historia americana. Tiroteos, bandidos, indios salvajes, tahúres, vaqueros, buscadores de oro y todos los demás elementos que componen el western clásico, se dan cita en La conquista del oeste. La película ganó 3 Oscar y obtuvo ocho nominaciones.

6/10
Amor en Hawai

1961 | Blue Hawaii

Comedia musical a la mayor gloria de Elvis Presley, quien ofrece algunas canciones memorables como "Can't Help Falling in Love" y algunas más. Le acompaña Angela Lansbury (Se ha escrito un crimen) y dirige Norman Taurog, quien ya había dirigido al divo el año anterior en G.I. Blues, y que aún le dirigiría en varias películas más. Narra las aventuras del ex soldado Chad Gates, a su regreso a casa, en Hawai, en donde decide trabajar como guía turístico. Sus primeros clientes serán un grupo de guapas jovencitas...

5/10
El rostro impenetrable

1961 | One Eyed Jacks

Johnny Río (Marlon Brando) es un pistolero que ha sido traicionado por su mejor amigo, Dan Longworth, interpretado por Karl Malden. Por su culpa, Johnny Río ha tenido que pasar cinco años en una prisión de Sonora. En ningún momento ha dejado de pensar en la venganza. Ahora que por fin ha conseguido la libertad, se pone a la búsqueda de Longworth, que se ha convertido en el respetable sheriff de Monterrey. Johnny seduce a la hijastra de Longworth, Louisa, interpretada por Katy Jurado, sabiendo que de esta manera le irritará. Para separarle de Louisa, Longworth encierra a Johnny Río en la cárcel, decidido a llevarle a la horca bajo la acusación de asesinato y robo al banco. Pero Johnny recibe la ayuda inesperada de Louisa, y consigue huir. Su odio mutuo sólo puede liquidarse en un enfrentamiento a vida o muerte, en pleno desierto. Un curioso western dirigido de manera peculiar por Marlon Brando. Un actor que une como nadie la rebeldía y la seducción en sus interpretaciones. Triunfó enseguida en Hollywood gracias a su papel en Un tranvía llamado Deseo (1951), al que siguieron ¡Viva Zapata! (1952) y La ley del silencio (1954). Una película entretenida que cuenta con magníficas interpretaciones.

5/10
Verano y humo

1961 | Summer and Smoke

Desde muy joven, la soltera Alma ha estado enamorada del joven John Buchanan, un médico que solo tiene ojos para Rosa. En sueños, Alma imagina que algún día ella y John estarán juntos. Basada en una obra de Tennessee Williams, Peter Glenville dirige este drama de una mujer condenada a amar a un hombre que no le corresponde. La angustiosa persecución mental de la protagonista, que vive una ilusión casi lunática por su amado, es tan angustiosa que casi traspasa la pantalla. Gran interpretación de Geraldine Page, una actriz que no destacó tanto por su belleza sino por sus dotes interpretativas, y que por este trabajo consiguió una nominación a los Oscar en 1962. Finalmente la estatuilla se la llevó Sophia Loren, merecidísima por Dos mujeres.

6/10
Los hechos de la vida

1960 | The Facts of Life

Comedia que trata sobre dos hombres que se aburren en sus matrimonios.

Los siete magníficos

1960 | The Magnificent Seven

Para defenderse de unos forajidos, unos campesinos mejicanos contratan a unos pistoleros. Chris Adams (Yul Brynner) será el encargado de ir formando el grupo de hombres que desafiarán al bandido extorsionador Calvera (Eli Wallach). Western mítico, es un remake de Los siete samuráis de Akira Kurosawa. Se trata, junto con La gran evasión, de la mejor película de John Sturges, quien contó con un reparto verdaderamente estelar, aunque es verdad que se echa en falta el elemento femenino. La genial banda sonora de Elmer Bernstein ha pasado a la posteridad.

8/10
Un extraño en mi vida

1960 | Strangers When We Meet

Larry es un arquitecto que lo tiene todo: una mujer estupenda, unos hijos maravillosos, un trabajo que le encanta... ¿Todo? ¡¡¡Noooo!!! El tipo se encapricha con su guapa vecina, y tiene una aventura, que le ayuda a mantener un amigo. Pero llegará el momento en que tendrá que dar un paso, en una dirección u otra. Dramón basado en la novela de Evan Hunter, que él mismo guioniza. Kim Novak es la vecina de la que se enamora Kirk Douglas, mientras que Barbara Rush es la mujer burlada, por la que empezará a mostrar interés el amigo Walter Matthau. La Novak era dirigida nuevamente por su director fetiche Richard Quine.

5/10
Con faldas y a lo loco

1959 | Some Like It Hot

Aunque brilló en géneros como el cine negro (Perdición), y el drama (El crepúsculo de los dioses), el cineasta austriaco Billy Wilder logró sus mejores títulos en el campo de la comedia. Junto con El apartamento, Irma la Dulce y Uno, dos, tres, éste es uno de sus mejores y más memorables trabajos. Chicago, años 20. Corren los años de la Ley Seca, cuando las bandas de gangsters trafican con alcohol destilado ilegalmente. Joe y Jerry son dos músicos de medio pelo que actúan en la orquesta de un club nocturno. Tras huir de una rodada en el local, ambos son testigos involuntarios de la célebre Matanza del Día de San Valentín, un tiroteo en un garaje. Deciden poner pies en polvorosa. Camuflados como mujeres, consiguen trabajo en una orquesta femenina que viaja en tren, con destino a Florida. Con su colaborador habitual, I.A.L. Diamond, el propio Wilder escribió un guión modélico, con réplicas absolutamente geniales, como el célebre diálogo del “Nadie es perfecto”, del final. Disecciona con mucha ironía el universo masculino visto a través de los ojos femeninos. Rica en situaciones desternillantes, la recreación de la década es perfecta. Destacan las interpretaciones de Lemmon, Curtis y Marilyn Monroe, que además interpreta temas tan conocidos como "I Wanna Be Loved By You" y "I’m Through With Love".

9/10
El último tren de Gun Hill

1959 | Last Train From Gun Hill

Matt Morgan, el sheriff de Gun Hill, está decidido a capturar a los asesinos de su mujer. Con esa intención se desplaza a otro pueblo de la localidad. El amo completo de aquellas tierras es el rudo ganadero Craig Belden, viejo amigo del sheriff Morgan. Pero tras las pesquisas convenientes, Matt descubre que el hombre que está buscando es el hijo de su antiguo colega. El más que convincente director John Sturges (Duelo de titanes, Los siete magníficos) dirigió este western como si de una película de suspense se tratará. Está sabiamente resuelta la situación de un hombre que se encuentra literalmente detrás de las líneas enemigas. Los minutos pasan lentamente mientras el tren de las 9.00 se acerca, se masca la violencia... El duelo actoral entre Kirk Douglas y Anthony Quinn es fantástico y el contrapunto de Carolyn Jones enriquece dramáticamente la trama.

7/10
Mesas separadas

1958 | Separate Tables

El plantel artístico de la película impresiona. Se basa en la prestigiosa obra teatral del escritor Terence Rattigan, que participa en el guión. Cuenta los sucesos que ocurren en un hotel de la costa inglesa en temporada baja, donde se dan cita un grupo de curiosos huéspedes que en principio no tienen ninguna relación, y que a la hora de comer ocupan mesas separadas. Ahí están la madre dominante con su hija apocada Sybil; el mayor Pollock, envuelto en cierto escándalo del que hace eco la prensa, y atraído por Sybil; la recién llegada y famosa Ann, que busca el encuentro con su ex marido alcohólico Malcolm; Pat, la mujer que regenta el hotel, enamorada de Malcolm. Según avanza, la madeja de relaciones humanas, amores, odios y prejuicios, se va complicando. Una vez más, la imponente presencia de Burt Lancaster causa impresión. Un actor siempre genial, tanto en su faceta circunspecta como en la de personaje dinámico y expansivo. Rita Hayworth, convertida en mito de la pantalla desde Gilda (1946), completa una de sus interpretaciones más ambiciosas. Mencionables interpretaciones de la gran actriz del cine británico, Deborah Kerr, convertida en estrella desde Julio César (1953), y del elegante David Niven, que consiguió el Oscar.Delbert Mann dirige muy bien a sus actores, y aunque el origen teatral del film es evidente, sabe insuflarle vigor cinematográfico; justo es señalar que tiene un magnífico material en la gran obra de Rattigan. Saltan chispas cuando los personajes interactúan, y el clímax en el comedor, con todos los personajes en sus mesas separadas, resulta sencillamente memorable.

7/10
Viento salvaje

1957 | Wild Is the Wind

Gioia es una mujer viuda que contrae matrimonio con Gino el marido de su hermana, la cual murió, pero Gino mantiene muy presente el recuerdo de su difunta esposa y Gioia, harta de no verse correspondida, se refugia en los brazos de Bene, el hijo de Gino. Melodrama norteamericano que fue considerado un acercamiento al estilo neorrealista italiano. Está dirigido por George Cukor (Lo que el viento se llevó) y protagonizado por Anna Magnani, Anthony Quinn y Anthony Franciosa. Quinn y Magnani fueron nominados a los Oscar al mejor actor y actriz, respectivamente, mientras que Franciosa también lo estuvo pero por la película Un sombrero lleno de lluvia.

5/10
Loving You (1957)

1957 | Loving You

Una de tantas películas cuyo argumento servía de excusa para dar salida al talento musical del rey Elvis Presley (El barrio contra mí). La que nos ocupa no es ni la mejor ni la peor y ofrece buenas interpretaciones, incluida la de Elvis que, dicho sea de paso, era un actor bastante convincente. Deke es un joven que trabaja en una gasolinera, pero que tiene un don para la música. Un buen día será descubierto por una publicista y por un cantante de música 'country'. Al joven le espera la fama, pero verá que lograr el éxito no es tan fácil. La chica es la atractiva y enigmática Lizabeth Scott (Callejón sin salida). La película incluye muchos temas musicales, entre los que destacan "Hot Dog", "Mean Woman Blues" o "Loving You", que da título al film.

6/10
Duelo de titanes

1957 | Gunfight At The O.K. Corral

Wyatt Earp (Burt Lancaster) es el sheriff de Dodge City. Doc Holliday (Kirk Douglas) es un antiguo dentista que maneja como nadie las pistolas, pero que ha abandonado su profesión debido a su afición por el juego. Debido a las circunstancias diarias del salvaje oeste, Earp salva la vida de Doc, y de esta manera se convierten en unos amigos inseparables. Entretanto, el malvado Clanton y su temible banda están haciendo de las suyas en Dodge City, y Earp necesitará de la ayuda de Doc para detenerle. Doc, por supuesto, no dudará un instante en empuñar las pistolas para ayudar a su amigo y, de paso, jugarse la vida en una emocionante aventura. Un título clásico del western, más que por su calidad o por su aportación al género, por el duelo interpretativo de sus dos magníficos protagonistas. Lancaster y Douglas coinciden en sus excelentes cualidades para la faceta dinámica y expansiva de la actuación, que contagian enseguida al espectador. Una película con mucha acción y enfrentamientos clásicos, que cuenta con los mejores ingredientes del género y la valiosa banda musical de Dimitri Tiomkin.

7/10
Hojas de otoño

1956 | Autumn Leaves

Milicent es una mujer madura, mecanógrafa de profesión, que ha permanecido soltera por cuidar a su padre enfermo. Solitaria, apenas tiene otra amiga que su casera. En una ocasión uno de sus clientes le regala unas entradas para ir a un concierto. En esa noche de diversión conoce a un joven que se interesa por ella, Bart. Está el problema de la diferencia de edad, pero la devoción de él es tan ardiente que terminan casándose. Pero poco después, Milicent empieza a descubrir extraños secretos del pasado de Bart, como el de que estuvo casado anteriormente. Intenso y lacrimógeno drama, quizá con demasiados vericuetos, rodado con oficio por Robert Aldrich. Joan Crawford hace un formidable trabajo como la mujer que descubre el amor cuando ya creía que aquello no podía ser, pero que va a descubrir que mantener tal amor no va a ser tarea fácil. El film de Aldrich bucea en los traumas del marido de Milicent, lo que sirve para entregar escenas de gran dramatismo. El director da pruebas de su virtuosismo en la escena sin palabras en que explica por qué Milicent está soltera -magnífica la transición del concierto al tocadiscos-, o aquella en que un Cliff Robertson desatado arroja la máquina de escribir a su esposa.

6/10
Un cadillac de oro macizo

1956 | The Solid Gold Cadillac

Divertida comedia basada en la obra teatral de George S. Kaufman y Howard Teichmann. Judy Holliday repite el papel de rubia ingenua pero con un corazón de oro de Nacida ayer al dar vida a Laura, una pequeña accionista (tiene títulos por el valor de 10 dólares) de Contratos Internacionales, una importante compañía estadounidense. Laura decide un día acudir a la Junta General de accionistas, justo el día en que se retira de su cargo el único tipo honrado del consejo de administración, para irse a trabajar en el Senado en Washington. Aunque parece una bobalicona, el caso es que Laura entorpece la hasta ahora cómoda labor del consejo de medrar a costa de la compañía, con sus preguntas constantes en las distintas juntas. Para tenerla "entretenida" deciden contratarla con un puesto creado ex profeso para ella, de relaciones con los pequeños accionistas, que los otros esperan que en la práctica le suponga no hacer nada. Pero Laura se lanza a mantener correspondencia con unos y otros ganándose su confianza.   Richard Quine se iba labrando ya una carrera muy presentable como cineasta cuando hizo este film en blanco y negro, excepto la última escena con el cadillac del título, que es en color. Aquí entrega una ingeniosa sátira sobre el lado oscuro del sistema capitalista. La trama contiene momentos muy divertidos, sobre todo en las reuniones de los corruptos directivos, todos ellos dominados por un cinismo que da pie a numerosas bromas.

6/10
El farsante (1956)

1956 | The Rainmaker

Producción de Hal Wallis que resultó nominada a los Oscar en las categorías de mejor actriz principal (Katharine Hepburn) y música original para Alex North. El guión es de N. Richard Nash basado en su propia pieza teatral, estrenada con éxito en Nueva York y dirigida por Joseph Anthony, que también se hizo cargo de la adaptación a la pantalla. La acción tiene lugar en 1913, cuando un hombre llamado Starbuck, que dice puede provocar la lluvia, llega a un pequeño pueblo de Kansas desolado por la sequía. Allí vivirá una historia de amor con Lizzie, que vive en el rancho familiar y cuyo padre pretende casar a toda costa con el sheriff de la localidad. Mientras, Starbuck promete al padre de Lizzie que por 100 dólares podrá crear lluvia suficiente para salvar sus cosechas.

6/10
El hombre de Laramie

1955 | The Man from Laramie

Uno de los grandes westerns de Anthony Mann, protagonizado por su actor habitual James Stewart. Reconocía el director que en su quinto año de colaboración con el actor "retomé situaciones y temas llevándolos al paroxismo". Su personaje, Will, tiene una idea fija en la cabeza: vengar la muerte de su hermano a manos de los apaches, de la que culpa a los hombres que les proveyeron de armas de fuego. Pero en el camino atraviesa la propiedad de un Waggoman, un ranchero, y sus hombres, como castigo, lo arrastran por el suelo y queman su carreta. Will decide ponerse al servicio de Kate, propietaria de otro rancho y rival de Waggoman. Con guión de Philip Yordan y espectacular cinemascope, que realza la belleza del paisaje, Mann sigue fiel a la violencia seca típica de sus westerns, y al héroe solitario que trata de hacer justicia por su cuenta. Pero además recoge una galería de personajes muy bien retratados, donde destacan el inútil y malvado hijo del patriarca ranchero, y el capataz que sí tiene las cualidades que un padre desearía en su retoño. También están bien definidos los intereses amorosos de los personajes. Entre las impactantes escenas de El hombre de Laramie destaca la de Donald Crisp cabalgando locamente para vengar la muerte de su hijo, al modo de un Príamo clamando por su querido hijo Héctor.

7/10
Phffft!

1954 | Phffft

Desigual comedia, a pesar de contar con un guión de George Axelrod, que colaboró al año siguiente con Billy Wilder en La tentación vive arriba, además de ser el autor del libreto de Desayuno con diamantes. Ni siquiera la presencia como protagonistas de Jack Lemmon y Judy Holliday logran que levante el vuelo esta historia de un matrimonio que tras ocho años de convivencia deciden divorciarse, pues han descubierto que se aburren juntos mortalmente. Pero su recién estrenada segunda soltería les hace descubrir que la recuperada libertad no les da felicidad, en realidad siguen enamorados el uno del otro.La trama ofrecía puntos suficientes para el enredo y bueno, algún gag logrado hay, por ejemplo la primera vez que coinciden los ex esposos en un restaurante, una situación embarazosa, o el mostacho de 'latin lover' que se deja Lemmon para crearse una nueva personalidad. Pero en general falta 'timing' alocado a esta película, y ciertamente no parecía ser Mark Robson, un director que brilla en títulos dramáticos como El ídolo de barro o Más dura será la caída, el más indicado para llevar a buen puerto esta comedia que, en el mejor de los casos, no pasa de correcta.

3/10
Una rubia fenómeno

1954 | It Should Happen to You

Gladys es modelo y viaja a Nueva York para hacerse un hueco en el mundo de la moda y ganar reconocimiento popular. Un ejecutivo y un director se fijarán en ella, pero Gladys estará más absorta en la fama que le viene de repente. La rubia Judy Holliday (La costilla de Adán) protagoniza esta comedia donde traía de cabeza a Peter Lawford (Mujercitas) y a un sencillo Jack Lemmon (El apartamento), que debutaba en el cine con este film.

5/10
Sabrina

1954 | Sabrina

Sabrina (Audrey Hepburn) es la hija del chófer de la familia Larrabee, una de las más ricas de Long Island. La romántica Sabrina está perdidamente enamorada de uno de los hijos de los Larrabee, David (William Holden), el más insensato. El otro es Linus (Humphrey Bogart), un honesto hombre de negocios con la cabeza en su sitio, que no quiere que su hermano haga desgraciada a Sabrina. Esta viaja a Francia para aprender el oficio de la hostelería, donde conoce a un anciano Barón que le transforma en una mujer de su tiempo. Cuando regresa, su amor por David aún sigue vivo, y a éste no se le pasa por alto que Sabrina se ha convertido en una jovencita muy atractiva. Linus recibe el encargo de sus padres de impedir que su hermano siga adelante en su relación con una chica de origen tan humilde. Una ingeniosa comedia, vuelta de tuerca al clásico cuento de la Cenicienta, dirigida por el mayor experto en el género, el genial Billy Wilder, con títulos como Con faldas y a lo loco (1959) o El apartamento (1960). La audacia de Wilder consigue modelar las interpretaciones de Bogart y Holden a su gusto, con pepeles muy distintos de su imagen habitual, al tiempo que aprovecha la condición angelical de Hepburn, que acababa de ganar el Oscar con Vacaciones en Roma. Se trata de una adaptación de la obra teatral de Samuel A. Taylor. Algunas escenas están llenas de encanto, y los diálogos son estupendos, con frases chispeantes, y en que se juega al contraste entre las clases altas y las modestas. Un auténtico clásico.

7/10
Salomé (1953)

1953 | Salome: The Dance of the Seven Veils

Una de las actrices que tienen un lugar propio en la constelación de Hollywood, Rita Hayworth, interpreta a Salomé. La hermosa princesa Salomé es forzada a vivir con su padrastro, el rey Herodes, interpretado por Charles Laughton. Es una mujer caprichosa que se aburre en Galilea. Inicia un romance con el comandante Claudio, de la Legión romana, que admira en secreto a un predicador llamado Juan el Bautista. Poco después éste es encarcelado y condenado. Salomé se queda prendada de la fuerza y la serenidad que desprende Juan El Bautista, y para salvar su vida, baila para deleite de Herodes la danza de los siete velos. Pero su madre piensa otra cosa muy distinta. Aceptable recreación -fantasiosa, claro- en torno al conocido pasaje bíblico, narrado con bastante credibilidad. No obstante el personaje de Juan el Bautista es bastante acartonado, y Charles Laughton parece tomarse su papel con cierta desgana. En realidad toda la trama está dirigida al sensual baile de los siete velos, interpretado con gracia por Rita Hayworth, y en el que Laughton pone toda la carne en el asador con su mirada libidinosa.El director alemán William Dieterle, iniciado en la dirección teatral en su país desde principios del siglo XX, está considerado como uno de los grandes realizadores de proyectos de calidad, en los difíciles años de los comienzos del cine sonoro. Sus títulos más conocidos son Esmeralda, la zíngara (1939), El hombre que vendió su alma (1941) y Jennie (1948). Aunque Salomé no es una de sus películas más conocidas, y tanto su diseño de producción como sus colores chillones en technicolor han quedado obsoletos, merece la pena verla por la exótica recreación de la época, y por la seductora interpretación de la bellísima Hayworth.

4/10
Los sobornados

1953 | The Big Heat

Tras demostrar sus enormes aptitudes para el cine negro, con películas como La mujer del cuadro o Perversidad, el director alemán Fritz Lang llegó al cenit con esta obra maestra del género. Glenn Ford es Dave Bannion, un sargento de policía de Nueva York que investiga el suicidio de un compañero. Tras varias muertes violentas, sus pesquisas le conducen hasta el jefe de la mafia, Mike Lagana, y a dos de sus matones, Vince Stone y su lacayo Larry. También conoce a la chica de Stone, una atractiva rubia con la cara de Gloria Grahame. Pocas veces en el cine clásico se ha visto un film tan violento como Los sobornados. Aun hoy sorprende su seca y fría brutalidad. No se ve sangre, pero hay escenas que ponen los pelos de punta, como el atentado en el coche o la famosa quemadura con el café hirviendo. Ford compone un protagonista genuino, atormentado, propio del género y, aunque es polizonte, actúa como un detective típico, siguiendo sus pistas de modo individual y dispuesto a todo con tal de encontrar a los responsables de la red de corrupción que impera en todos los ámbitos del gobierno local. La Grahame está soberbia –volvería a colaborar con Lang al año siguiente en Deseos humanos, también con Glenn Ford– y Lee Marvin es el perfecto matón, asesino y sádico, con una psicótica tendencia por torturar a las mujeres.

8/10
Sudden Fear

1952 | Sudden Fear

Myra es una autora de teatro de Broadway cuyas obras triunfan en los escenarios, pero su feliz existencia se verá interrumpida cuando escucha cómo su marido Lester planea matarla junto a su amante Irene. La gran Joan Crawford (Alma en suplicio) protagoniza este thriller por el que fue nominado al Oscar, en donde da vida a una mujer engañada. Le acompaña Jack Palance (nominado como actor de reparto), en un papel que en un principio iba a ser para Marlon Brando, y Gloria Grahame (El mayor espectáculo del mundo) en el rol de 'la otra' o 'femme fatale' que solía acostumbrar. El director de fotografía Charles Lang también fue nominado a la estatuilla.

5/10
Pekín

1951 | Peking Express

Nueva versión del clásico de Josef von Sternberg, El expreso de Shanghai (1932), que esta vez traslada la acción a Pekín. En plena guerra mundial, un médico norteamericano debe hacer frente a varios ataques de tropas rebeldes; mientras, se enamora de la chica de rigor. Sin ninguna intención en su análisis político de la situación, ni tampoco especial relevancia en el tratamiento de personajes, lo único que parece tener interés son sus escenas de acción, en especial el asalto al tren. Fue la tercera película en que colaboraron Joseph Cotten y el director William Dieterle, tras el drama Te volveré a ver (1944) y la enigmática Jennie (1948).

4/10
Casado y con dos suegras

1951 | The Mating Season

Ingeniosa comedia que enfrenta a dos clases sociales, además de a una suegra con su nuera. Todo comienza cuando al matrimonio entre Val (John Lund) y Maggie (Gene Tierney) se suma un tercer miembro del clan familiar, que no es otro que Ellen, la madre de Val. Ésta intenta ocultar ante Maggie sus orígenes de clase baja. El guión de Charles Brackett tiene diálogos realmente brillantes, y algunos gags bastante afortunados. Lo mejor de la función acaba siendo la arrolladora presencia de Thelma Ritter, una de esas actrices secundarias que valen por toda una película, y que además fue nominada al Oscar por este papel. En la parte final de la cinta tiene un memorable enfrentamiento con su consuegra, encarnada por Miriam Hopkins. A su vez, Gene Tierney canta en francés la canción 'Je n´en connais pas la fin'.

6/10
El gran carnaval

1951 | Ace in the Hole

Chuck, un periodista sin escrúpulos, cree tener la noticia de su vida. Un hombre humilde ha quedado atrapado en una mina, y las entrevistas en exclusiva con él aumentan su popularidad, por su indudable interés humano. Lo malo es cuando el cinismo de Chuck le lleva a convertir aquello en un show poniendo en peligro la vida de ese hombre al prolongar sin necesidad su delicada situación. La mirada corrosiva de Billy Wilder se fija en esta ocasión en los "circos" mediáticos, que han ido a más desde este film profético de 1951. Kirk Douglas se revela como la elección perfecta para dar vida al periodista que se burla del lema "Tell the Truth", "Cuenta la verdad", que preside las dependencias del pequeño periódico de Alburquerque que le da empleo. El actor encarna la pasión propia del oficio, capaz de contagiar ese entusiasmo a muchas personas, pero también la ambición ciega que corrompe a los que tiene alrededor, incluido su joven e ingenuo compañero fotógrafo. El film tiene el mérito de señalar los nada ejemplares comportamientos de personas concretas, como la esposa del hombre atrapado, o el sheriff, pero también de las masas, que se dejan arrastrar sin voluntad propia ni capacidad de reflexión. Queda como contrapunto el director del diario, encarnado por Porter Hall, que moriría dos años después de hacer el film.

7/10
Sólo una bandera

1951 | Red Mountain

Hacia el final de la Guerra Civil Norteamericana, un oficial del ejército Confederado se encuentra en una situación límite cuando se ve involucrado junto a una cuadrilla de malhechores que deambulan de Norte a Sur de la frontera asesinando y robando a todos los que encuentran a su paso. Historia basada en personajes que realmente existieron durante esa época. Una colorista producción de Hal B. Wallis para la Paramount, repleta de buenos momentos de acción –en especial en la lucha con los indios– y con un competente reparto encabezado por Alan Ladd, y que reúne a secundarios como Arthur Kennedy y John Ireland.

6/10
September Affair

1950 | September Affair

Drama romántico que toma su título original de la canción “September Affair”, escrita por Kurt Weill y Maxwell Anderson, y que se convirtió en un éxito de ventas cantada por Walter Huston. Siguiendo con la música, decir que la sentimental partitura de Victor Young ganó un Globo de Oro. El film, rodado en escenarios naturales italianos, fue muy bien recibido por el público. Durante un viaje a Florencia, dos personas maduras y casadas –Joseph Cotten y Joan Fontaine– se conocen y enamoran. Aunque ven la imposibilidad de llevar a buen término su aventura, un accidente de aviación donde les dan por muertos les dará una nueva oportunidad de olvidar el pasado y empezar una nueva vida.

6/10
El desfiladero del cobre

1950 | Copper Canyon

Western que, a pesar de estar filmado en technicolor, y tener un reparto más que interesante encabezado por Ray Milland y Hedy Lamarr y un buen director como John Farrow al frente del equipo, no funcionó como se esperaba, y estuvo en el cajón de la Paramount durante más de un año hasta que se estrenó (por cierto, fue la última película de la compañía donde apareció Milland después de quince años de contrato con estos estudios). La trama ocurre tras la Guerra de Secesión Norteamericana, cuando un grupo de derrotados veteranos del Sur intentan reconstruir sus vidas en las minas de cobre, encontrándose con todo tipo de dificultades. En efecto, un grupo de desalmados impiden el comercio a los sureños, amparados en la estrella del corrupto sheriff. Sin embargo, la llegada de un tipo, experto tirador que hace un número de feria, aviva la esperanza, pues los antiguos confederados creen reconocer en él a un prestigioso oficial sureño. Destacan la fotografía de paisajes de Charles Lang y la música de Daniele Amfitheatrof.

5/10
Marcado a fuego

1950 | Branded

Nuevo western para Alan Ladd después del éxito obtenido dos años antes con Smith, el silencioso. En esta ocasión el resultado dejó bastante que desear, y el actor no volvería a encontrar el respaldo de crítica y público en este género hasta Raíces profundas (1953). En esta ocasión, Ladd es Choya, un profesional del engaño que trata de hacer creer a un rico ranchero que es en realidad su hijo, desaparecido hace 25 años. El cariño con que la familia acoge a Choya –así como el cariño que éste comienza a sentir por su ficticia “hermana” Ruth–, hará que confiese el engaño. Basada en la novela “Montana Rides” de Max Brand, cuenta con una notable fotografía en color de Charles Lang.

5/10
Soga de arena

1949 | Rope of Sand

Thriller de aventuras escrito por Walter Doniger y con producción del jefe de la Warner, Hal Wallis, donde una serie de personajes buscan unos diamantes escondidos en algún lugar de Sudáfrica, entre ellos un jefe de policía, un comerciante de joyas con pocos escrúpulos y una sospechosa dama. Con inusitadas partes de comedia, se puede entender por momentos como una extraña parodia de Casablanca (1942), debido en la presencia en el reparto de Paul Henreid y Peter Lorre. Supuso el debut cinematográfico de Corinne Calvet, una rubia francesa de apariencia fría que tuvo cierto nombre durante algún tiempo en películas como Tierras lejanas (1954) y El asesino de mujeres (1960).

4/10
The Great Lover

1949 | The Great Lover

Comedia policiaca donde Bob Hope es un ingenuo monitor de boy scouts que acompaña a sus pupilos en un viaje por Europa. Una serie de enredos hará que se vea involucrado en un peligroso complot, donde hay desde asesinatos hasta amoríos imposibles con una condesa. Solamente aconsejable a seguidores impenitentes del cómico norteamericano, aquí convertido en protagonista absoluto de la inverosímil trama. Ante todo sobresale la bellísima pelirroja Rhonda Fleming, que además interpreta dos canciones escritas por Jay Livingston y Ray Evans: “A Thousand Violins” y “Lucky Us!”, ésta última junto al inevitable Hope.

4/10
Berlín Occidente

1948 | A Foreign Affair

Agridulce comedia, lo que ya anuncian los primeros planos del film, vistas aéreas de un Berlín destruído en la reciente guerra. Billy Wilder describe la llegada de varios congresistas americanos a la capital germana, para tomar el pulso a la moral de las tropas destacadas allí. En la expedición destaca Phoebe (divertida Jean Arthur), estricta mujer que no va a consentir ni un pequeño relajo de las costumbres de los soldados. Y cree encontrar un aliado en el capitán Pringlem quien mantiene una aventura con una cantante de club (Marlene Dietrich) que años atrás alternaba con jerifaltes nazis. Aguda crítica social, con reminiscencias de Ninotchka, film de Lubitsch en cuyo guión intervino Wilder con Charles Brackett, también asociado al título que nos ocupa: la idea de una mujer de rígidos principios, que descubre la alegría de vivir, se repite. Un aire más melancólico presenta la 'superviviente' cabaretera, que campea el temporal según sopla el viento.

7/10
El fantasma y la Sra. Muir

1947 | The Ghost and Mrs. Muir

La Sra. Muir, joven viuda con una hija, alquila un caserón cerca del mar. El lugar resulta estar habitado por el fantasma de su anterior inquilino, el capitán Daniel Gregg. La mujer y el marino entablan una extraña relación que animará al difunto y solucionará los problemas económicos de la joven viuda. Primera gran film del estilista Mankiewicz, que rodó antes la interesante El castillo de Dragonwyck. Mezcla con elegancia fantasía, comedia y drama. Fantástica la Tierney.

7/10
La hija del pecado

1947 | Desert Fury

Producida por Hal B. Wallis para Paramount Pictures, se trata de un interesante melodrama en color, basado en la novela “Desert Town”, de Ramona Stewart, convertida en guión por Robert Rossen. Su trama sucede en la ciudad de Chuckawalla, en Nevada, donde una mujer (Lizabeth Scott) se enamora de un hombre (John Hodiak) sospechoso de haber matado a su primera esposa. El sheriff del lugar (Burt Lancaster), antiguo novio de la chica, entrará en el juego provocando una vorágine de violencia imposible de controlar. Antes de repetir en Al volver a la vida (1948), La hija del pecado fue la primera película que unió a Lancaster y Lizabeth Scott, una rubia de voz profunda y belleza pétrea que aquí luce un “look” sencillamente espectacular.

5/10
Cielo azul

1946 | Blue Skies

Segundo encuentro entre Astaire y Crosby tras Holiday Inn (1942), en una de sus películas más célebres. Más que nada porque se interpretan una veintena de canciones. Todas ellas de Irving Berlin (1888-1989) que, a pesar de que nació en Rusia se convirtió en uno de los nombres claves del musical norteamericano hasta el punto de escribir uno de los himnos extraoficiales de la nación, “God Bless America” (“Dios bendiga América”). El número más recordado del film es el de Fred Astaire bailando “Puttin´ on the Ritz”, con una magistral coreografía de Hermes Pan. Su argumento es el de una bailarina (Joan Caulfield) que se casa con el propietario de un night club (Crosby), y que se divorcia de él para ir a parar a los brazos de un amigo del mismo (Astaire). El film rompió taquillas recaudando tres millones de dólares. Nominaciones al Oscar para la canción original “You Keep Coming Back Like a Song” y la banda sonora de canciones de Robert Emmet Dolan.

7/10
Miss Susie Slagle's

1946 | Miss Susie Slagle's

La Miss Susie del título (interpretada por la estrella de cine mudo Lillian Gish) regenta un lugar en Baltimore, donde jóvenes médicos y enfermeras aprenden su profesión antes de dar el salto a un hospital. Allí tendrá lugar una historia de amor, con enfermedad terminal incluida. Basada en una novela de Augusta Tucker, son mejores sus intenciones que el resultado final. Produce John Houseman y significó el debut en el campo del largometraje del director John Berry (1917-1999), estigmatizado por engrosar las "Listas Negras" de Hollywood y que tuvo que exiliarse a Francia donde rodó títulos intrascendentes.

5/10
Bodas blancas

1944 | Practically Yours

Un piloto de la armada (Fred MacMurray) está a punto de ser derribado al participar en una arriesgada misión. Finalmente cae en la propiedad de una muchacha llamada Peggy (Claudette Colbert), estableciéndose una divertida confusión entre el nombre de su perro 'Piggy' y el de la chica. Esto lleva al novio de Peggy a creer que el piloto está enamorado de ella. Nueva unión del trío Leisen-MacMurray-Colbert tras No hay tiempo para amar. Resulta estupendo el trabajo de Norman Krasna (1909-1984), uno de los mejores guionistas de comedias del Hollywood clásico y que acababa de ganar el Oscar por Princess O'Rourke (1943). Entre algunos de sus mejores guiones ya estaban el de Una chica con suerte (1937) y Matrimonio original (1941).

6/10
Here Come the Waves

1944 | Here Come the Waves

Johnny Cabot es un ídolo de la canción que se enrola en la Marina pensando en vivir nuevas y emocionantes aventuras en alta mar. Sin embargo, se verá enredado por dos hermanas gemelas teniendo que pasar por cómicas situaciones. Lo suficiente para que Bing Crosby interprete canciones de todo tipo; una, “Accentuate the Positive”, de Harold Arlen y Johnny Mercer, fue candidata al Oscar. Dirige y produce Mark Sandrich (1900- 1945), que falleció al poco de estrenar el film y cuya carrera se remonta al cine mudo. Especialista en películas musicales de Fred Astaire y Ginger Rogers (Sombrero de copa, Ritmo loco, Amanda, La alegre divorciada), ya había colaborado con Crosby en su éxito Holiday Inn (1942).

4/10
Los intrusos

1944 | The Uninvited

Una de las más famosas películas de fantasmas de todos los tiempos y que seguro Amenábar visionó antes de embarcarse en el proyecto de Los otros. Producida por Charles Brackett, el clima de terror y suspense de la cinta se mantiene admirable aún, especialmente por el clima creado por la fotografía de Charles Lang, que fue candidata al Oscar. Se basa en la novela "Uneasy Freehold", de Dorothy Macardle, y en ella una joven pareja de hermanos (Ray Milland y Ruth Hussey) entran a vivir a una hermosa mansión inglesa. Una vez allí comienzan a pasar cosas extrañas a raíz de la visita de una extraña joven, a quien persigue el espíritu de su madre muerta. El tema musical de Victor Young, "Stella By Starlight", se hizo tremendamente popular. Como curiosidad hay que mencionar que a la crítica británica le entusiasmó el hecho de que el director no mostrase nunca en pantalla a los espectros cuando, en realidad, estos efectos especiales fueron eliminados por la censura por considerarlos demasiado terribles para el público (no, si entonces los censores sabían de cine…).

8/10
True to Life

1943 | True to Life

Un escritor de seriales radiofónicos anda desesperadamente falto de ideas. Hasta que se muda a un apartamento contiguo a la casa de una encantadora familia que le sirve de inspiración. El tipo pone en marcha un programa de gran éxito, pero se siente culpable de su enfoque de chanza, más cuando se enamora de la hija mayor del clan. Agradable comedia de George Marshall, tiene una trama inteligente y reunió de nuevo a la pareja Mary Martin-Dick Powell. Hoagy Carmichael y Johnny Mercer son los autores de la letra de algunas canciones que salpican la cinta.

5/10
Sangre en Filipinas

1943 | So Proudly We Hail!

Sentido homenaje del cine de Hollywood a la labor que las enfermeras estaban realizando en la guerra, sobre todo en complicados lugares en el frente asiático (concretamente en Filipinas). Aquí se relata el compromiso de tres de ellas, cada una con sus diferentes preocupaciones, temores, actos de heroísmo e historias de amor y amistad. Tanta fue la fiebre patriótica que desató el film que obtuvo cuatro nominaciones al Oscar: Paulette Goddard como actriz secundaria, el guión original de Allan Scott, la fotografía en blanco y negro de Charles Lang y efectos especiales para Farciot Edouart, Gordon Jennings y George Dutton. Uno de sus principales reclamos consistía en ver juntas a Paulette Goddard, Claudette Colbert y Veronica Lake.

6/10
No hay tiempo para amar

1943 | No Time for Love

Comedia romántica donde Katherine, una fotógrafa de moda, se mantiene en la cresta de la ola, despreciando pretendientes y mostrando su rostro más altivo con todos los que la rodean. Para bajarle los humos, su editor la envía a realizar un reportaje fotográfico a unos trabajadores que están acabando un túnel. Involucrada en un incidente con un obrero llamado Ryan, éste resulta expulsado de su puesto de trabajo, así que la fotógrafa le contrata como su ayudante. Pero cuando Ryan se interesa por una de las modelos, Katherine descubre el significado de la palabra 'celos'. Elegante y divertida, Mitchell Leisen supo sacar todo el partido a la trama. Obtuvo una nominación al Oscar en la decoración de interiores en blanco y negro para Hans Dreier, Robert Usher y Sam Comer.

7/10
Are Husbands Necessary?

1942 | Are Husbands Necessary?

Lo que más interesó a la crítica fue su título original (traducido es "¿Son necesarios los maridos?") ya que le permitió hacer bromas sobre si el film era también necesario. Así las cosas, se puede uno imaginar que no fue precisamente un éxito en taquilla a pesar de que en el reparto había rostros conocidos como el de Betty Field y Ray Milland. La comedia es una adaptación de la novela "Mr. and Mrs. Cugat" escrita por Isabel Scott Rodick, con una evidente carga feminista que –muy al estilo Hollywood– desapareció por completo en su versión cinematográfica. En ella, el señor Cugat se replantea su fidelidad conyugal hacia la señora Cugat cuando aparece en escena una ex novia cañón.

4/10
The Lady Has Plans

1942 | The Lady Has Plans

Mezcla de comedia de enredos y melodrama de espionaje, que no acaba por decantarse por ninguna de las dos opciones dejando al espectador bastante confundido. De ahí que, a pesar de su notable pareja protagonista –Paulette Goddard y Ray Milland– pasase bastante desapercibida cuando se estrenó. La acción se desarrolla en Lisboa, donde una corresponsal de guerra es confundida con una espía nazi. Un agente de la inteligencia británica será el encargado de vigilar sus movimientos y descubrir su verdadera identidad. La única pista de que dispone el agente es que la espía tiene un revelador tatuaje en cierta parte de su anatomía. De ahí que no tenga más remedio que seducirla.

6/10
Corazones en llamas

1942 | The Forest Rangers

Don Stuart es un Ránger que se enfrenta a un peligroso incendio en el bosque. Mientras lucha contra él, descubre que ha sido provocado. Tiene un sospechoso pero no encuentra ninguna prueba que lo vincule con el escenario del crimen. La intriga se adereza con una historia de amor a dos bandas. El pobre Stuart es muy cándido en temas amatorios y no es capaz de ver el amor que le profesa el personaje que interpreta Paulette Goddard, así que opta por tratar de enamorar a una inaccesible mujer a la que interpreta Susan Hayward.

5/10
Alondra del cielo

1941 | Skylark

Sofisticada comedia romántica a cargo de Mark Sandrich (1900-1945), un director especialista en el género como había demostrado en títulos de la pareja Fred Astaire y Ginger Rogers: La alegre divorciada (1934), Sombrero de copa (1935) y Amanda (1938). En esta ocasión no había canciones pero sí mucha elegancia, enredos, diálogos ingeniosos y la típica historia romántica a mayor gloria de la pareja central formada por Ray Milland y Claudette Colbert, reunidos de nuevo después del éxito de Arise, mi amor (1940). Su argumento procedía de una obra teatral escrita por Samson Raphaelson en el que una mujer, harta de que su marido no le haga caso por culpa de sus negocios, se plantea serle infiel con un pícaro soltero (Brian Aherne).

6/10
Arise, mi amor

1940 | Arise, My Love

Film antifascista donde una periodista norteamericana que cubre la Guerra Civil Española toma partido por la República. Mientras está en Europa los nazis invaden Polonia y ella se ve envuelta en el conflicto, enamorándose de un piloto. El largometraje volvía a reunir a los responsables de la magnífica comedia Medianoche, rodada un año antes: el productor Arthur Hornblow Jr., el director Mitchell Leisen, los guionistas Charles Brackett y Billy Wilder y la protagonista femenina Claudette Colbert. Debido a su temática, Arise, mi amor fue prohibida en Alemania y España –donde se emitió en televisión con el título que nos ocupa–. Consiguió el Oscar al mejor argumento original para Benjamin Glazer y John S. Toldy, además de nominaciones en fotografía en blanco y negro (Charles Lang), decoración de interiores en blanco y negro (Hans Dreier y Robert Usher) y a la banda sonora de Victor Young. Cuando Benjamin Glazzer subió al escenario a recoger el Oscar comentó que lo había escrito junto a un tal John S. Toldy, que, en realidad, era un pseudónimo de alguien cuya vida podría correr peligro si los nazis supieran su identidad.

8/10
Tráfico en diamantes

1940 | Adventure in Diamonds

El capitán Stephen Dennett ayuda a la intrépida Felice Falcon a hacerse con unos diamantes, en Suráfrica. Drama criminal con excelentes interpretaciones de George Brent e Isa Miranda. Premeditadamente ligero y menor, se sigue con interés hasta el final.

6/10
El castillo maldito

1940 | The Ghost Breakers

Mary hereda una mansión en Cuba que está embrujada por todo tipo de monstruosos zombies. O eso se supone. Para hacerse cargo de ella se hace acompañar por un locutor de radio y un criado negro, que huyen en Estados Unidos de la justicia por un supuesto asesinato. La presencia de Bob Hope es garantía de que estamos ante un film donde no hay sangre, sí algún que otro susto, y sobre todo muchas risas. Le da réplica en esta comedia terrorífica Paulette Goddard, con quien ya había coincidido el año anterior en El gato y el canario.

6/10
Medianoche

1939 | Midnight

Eve es una muchacha sencilla y sin dinero que hace amistad con un taxista de París. Para salir del bache económico, Eve se hace pasar por una adinerada húngara y así codearse con la alta sociedad parisina. Gran comedia de Mitchell Leisen y con guión de Billy Wilder, donde hacía un recorrido por dos ambientes muy diferentes de la sociedad de la época. Claudette Colbert, que destacaría en comedias como Sucedió una noche o La octava mujer de Barba Azul, interpreta a la humilde Eve, la cual, mediante mentirijillas, engaña a todos haciendo creer que es una gran dama. Le acompañan otros dos grandes del cine, Don Ameche y John Barrymore, que se disputan el amor de la protagonista.

5/10
Zazá

1939 | Zaza

Zazá es una guapa cantante y bailarina de un espectáculo francés. Un día conoce a Dufresne, un aristócrata casado, pero Zazá no puede evitar enamorarse de él. Agridulce historia sobre amores imposibles protagonizada por Claudette Colbert (La octava mujer de Barba Azul) y Herbert Marshall (Desayuno para dos).

6/10
You and Me

1938 | You and Me

¿No compensa ser bueno? El dueño de una tienda, rebosante de buenas intenciones, contrata ex presos en libertad provisional con idea de ayudarles en su reincorporación a una vida honrada. Dos de ellos, un hombre y una mujer, se enamoran. Él admite su pasado criminal, pero ella se lo ha ocultado, pues de saberlo no podrían casarse. Cuando descubre el secreto de su amada, el marido volverá a reunirse con malas compañías.Esta película debería haber sido el debut en la dirección de Norman Krasna, autor de la idea original. Pero tras un camino de actores que rehúsan trabajar con un novato y tal, Fritz Lang se hizo con el proyecto, pero sin demasiada fortuna. La idea de mezclar drama social y romanticismo con canciones propias de un musical dio como resultado un film algo extraño, que no logró ganarse al público.

6/10
Lobos del norte

1938 | Spawn of the North

Película de aventuras que desarrolla su acción en Alaska. Allí conviven dos amigos de la infancia, Tyler (George Raft) y Jim (Henry Fonda), aunque ambos con una forma diferente de ver la vida: mientras el primero quiere conseguir dinero de cualquier forma, Jim es un tipo honesto que se conforma con ser pescador de atunes. La situación dará un inesperado giro cuando Tyler se une a unos piratas rusos que le roban a su amigo la carga de pescado. Costosa producción Paramount para la que se construyeron decorados que simulaban ser un pueblo de Alaska y que, finalmente, se vio recompensada con un Oscar Especial por sus efectos visuales y fotografía. Uno de los protagonistas iba a ser Randolph Scott, aunque a última hora tuvo que sustituirle Henry Fonda.

5/10
Dr. Rhythm

1938 | Dr. Rhythm

El doctor Bill Remsen (Bing Crosby) acepta ayudar a su amigo, el policía Lawrence O´Roon (Andy Levine), en una investigación. Como no podía ser de otra forma, Bill acabará enamorándose de Judy Marlowe (Mary Carlisle), la chica que Lawrence debía proteger. Todo ello según la historia corta “The Badge of Policeman O´Roon”, escrita por O. Henry. En realidad todo acaba siendo un film para mayor gloria de Bing Crosby, por aquel momento en pleno éxito en la Paramount. En la trama interpreta algunas canciones de James V. Monaco y Johnny Burke como “On the Sentimental Side”, “My Heart Is Taking Lessons” y “This Is My Night To Dream”. En su reparto, el mítico Louis Armstrong y su orquesta.

4/10
Ángel

1937 | Angel

Adaptación de una obra de Melchior Lengyel, con el habitual tándem Ernst Lubitsch-Samson Raphaelson. Aunque tiene elementos de comedia, también presenta fuertes componente dramáticos, al describir a Maria, una mujer que vive un matrimonio anodino con Frederick, que anda demasiado absorbido por su importante trabajo en el Ministerio de Asuntos Exteriores británico. En busca de aventura, pasa un fin de semana en París de incógnito acudiendo al salón de juego y esparcimiento que regenta una gran duquesa rusa exiliada; allí conoce a un hombre, Tony, con el que pasa unas horas inolvidables, pero a quien rehúsa dar su nombre, y por ello sólo la llama "Ángel". Teóricamente no volverán a verse, pero el destino quiere que coincidan nuevamente, pues Tony y Frederick tienen en común su pasado bélico. El film es un prodigio de narración inteligente, sobreentendidos, miradas y dobles sentidos, y donde Lubitsch sabe resolver sin resultar cargante. El trío protagonista está muy bien, pero también los secundarios, sobre todo los criados, como aquel comprometido que se mosquea con su novia, al preguntarse "dónde pudo aprender la rumba".

7/10
Almas en el mar

1937 | Souls at Sea

En 1842, viajan en un barco lleno de esclavos los marinos Taylor y Powdah. Cuando el capitán muere en un motín, ellos se hacen con el control del buque y deciden liberar a los esclavos. A su llegada a Liverpool, los dos hombres serán juzgados por tal hecho. Sin embargo, un oficial del Servicio de Inteligencia Naval propone a Taylor que realice una misión secreta con el fin de acabar con el poderoso Sindicato de la Esclavitud. Henry Hathaway (Valor de ley) dirige este film de aventuras apasionante, con un inmenso Gary Cooper como el héroe de todo el tinglado.

5/10
Tovarich

1937 | Tovarich

Un matrimonio perteneciente a la familia real rusa tiene que emigrar de su país a consecuencia de la revolución bolchevique. Llegan hasta París donde deciden establecerse. Son conscientes de que tienen que comenzar una nueva vida, así que buscan un trabajo para poder salir adelante. Ambos se emplean en el hogar de una adinerada familia, pero sus formas cortesanas los delatarán enseguida, lo que provocará más de una situación divertida. El ruso Anatole Litvak volvió a tratar el tema de emigrados zaristas después de la revolución en títulos como el drama Anastasia que protagonizó Ingrid Bergman.

4/10
Deseo

1936 | Desire

Divertida comedia de enredo, con su toque melodramático. Aunque la dirige el romántico impenitente Frank Borzage, la producción corrió a cargo de Ernst Lubitsch, que durante un año fue jefe de producción de Paramount, y de hecho rodó algunas escenas antes de que el director titular se incorporara al rodaje. La película describe la relación entre un ingeniero que al fin va a poder disfrutar de unas vacaciones en Europa, entre Francia y España, y una seductora mujer que roba joyas ayudada de un par de cómplices. Para pasar un collar robado por la frontera, ella coquetea con el otro, y oculta el material comprometedor en el equipaje del ingenuo ingeniero. Pero claro, entre dimes y diretes, surgirá el amor. El film introduce algunos gags muy inspirados, como el de Gary Cooper soltando un enérgico discurso, supuestamente ante su jefe, algo que se revela falso -la cámara se mueve, y nos muestra que no hay nadie delante del actor-, se trata sólo de un ensayo; tal idea tiene el remate perfecto cuando Cooper al fin está ante su jefe, sumiso, y éste le concede las vacaciones que le iba a pedir sin ninguna dificultad.

7/10
I Loved a Soldier

1936 | I Loved a Soldier

Ante la llegada de las tropas enemigas, un soldado decide adoptar la identidad de un camarero, que resulta ser un espía. Adaptación de una obra teatral de Lajos Biró, que ya había dado lugar a Hotel Imperial, un film de 1927 protagonizado por Pola Negri. Como resultado de los problemas del guión, que no acababa de convencerle, y de varias disputas entre la actriz Marlene Dietrich y Henry Hathaway, el director, al final el productor Ernst Lubitsch decidió suspender el rodaje antes del final. En 1943 Billy Wilder dirigió un famoso remake titulado Cinco tumbas al Cairo, ambientando la acción durante la II Guerra Mundial.

5/10
Tres lanceros bengalíes

1935 | The Lives of a Bengal Lancer

En plena dominación británica del territorio indio, el teniente McGregor recibe a dos oficiales del ejército que les instruirá para su misión, que será luchar contra las tribus de Mohamed Khan. La disciplina, el orden y la jerarquía propias el ejército estarán presentes, pero también habrá camaradería y compañerismo en esta película de aventuras y acción de Henry Hathaway. El film optó a los Oscar en ocho categorías, incluyendo mejor película. Gary Cooper es el mayor reclamo de esta cinta. A pesar de contar con un reparto mayoritariamente masculino, la bella Kathleen Burke aporta frescura a la trama, dando tregua a la parte más bélica del film.

6/10
Mississippi

1935 | Mississippi

Tercera adaptación cinematográfica de una novela de Booth Tarkington tras las realizadas en el cine mudo con el título de The Fighting Coward (1924) y en un incipiente sonoro con River of Romance (1929). Su acción tiene lugar en el Sur de los Estados Unidos, a finales del siglo XIX, cuando un hombre pierde su honor al rehusar batirse en duelo con un antiguo pretendiente de su prometida. Convertido en un musical con extraordinarias canciones de Richard Rodgers y Lorenz Hart –entre ellas “Down by the River” y “It´s Easy to Remember (So Hard to Forget)”–, sirvió para reunir en su reparto nombres tan populares como los de Bing Crosby, Joan Bennett y el cómico W.C. Fields. Éste último todo un personaje del que incluso se llegó a hacer una película sobre su vida: W.C. Fields and Me, dirigida por Arthur Hiller en 1976.

5/10
Sueño de amor eterno

1935 | Peter Ibbetson

Peter y Mary fueron amigos siendo pequeños y pronto se enamoraron. Después de mucho tiempo sin volverse a ver se reencuentran de nuevo. Peter es un importante arquitecto y Mary está casada con un duque. Ambos, que siguen sintiendo algo el uno por el otro, se reencuentran en sus sueños, único momento para poder estar juntos. Romántica película ambientada en el siglo XIX, de amores frustrados por las circunstancias cotidianas. Es considerada un clásico dentro del cine fantástico y muy representativa para la escuela surrealista del momento. Destaca la fotografía de Charles Lang, en un suave blanco y negro. Los amantes Gary Cooper y Ann Harding emocionan.

6/10
Música sobre las alas

1934 | We're Not Dressing

Comedia musical algo insípida, clásica de la Paramount, que reúne en su reparto a Bing Crosby y Carole Lombard inspirándose en la historia "The Admirable Chrichton" escrita por J.M. Barrie (autor de Peter Pan). Entre las canciones que aparecen en la cinta destacan las interpretadas por la inconfundible voz de Crosby: "Love Thy Neighbor", "May I?" y uno de sus grandes éxitos "Good Night, Lovely Little Lady", todas ellas del dúo Mack Gordon y Harry Revel. Una alocada muchacha de la alta sociedad llamada Doris Worthington naufraga en su yate y va a parar a una isla del Caribe donde tendrá que aprender a convivir con un individuo de menor clase social.

3/10
La muerte de vacaciones

1934 | Death Takes a Holiday

Reflexiva y negra comedia teatral escrita por Alberto Casella, donde la mismísima Muerte, deseosa de conocer el comportamiento de los humanos, decide tomar el aspecto de uno de ellos y pasar una temporada de vacaciones en la Tierra. Allí descubrirá un mundo nuevo y, por supuesto, el amor. Segunda película dirigida por Mitchell Leisen tras Canción de cuna (1933), también adaptada de una obra de teatro, en este caso del español Martínez Sierra. A pesar de lo que pueda parecer su argumento, La muerte de vacaciones acaba siendo una comedia ligera y casi optimista con un toque romántico muy agradecido gracias a la pareja protagonista Fredric March (con su elegancia habitual) y Evelyn Venable. Su controvertido remake es ¿Conoces a Joe Black? (1998), lenta y cansina por culpa de las tres horas de metraje impuestas por su director Martin Brest.

8/10
El gato y el canario

1934 | The Cat and the Canary

El excéntrico millonario Cyrus West está convencido de que sus familiares le tratan como si fueran gatos y él un canario, ya que le acechan en busca de su herencia. Decide que su testamento no sea leído hasta que pasen dos décadas de su muerte. Transcurrido ese tiempo, la familia se reúne en su mansión, para descubrir que ha nombrado como única beneficiaria a Annaelle, incluyendo un collar de incalculable valor que ha de encontrar siguiendo una serie de pistas. Pero si ésta enloqueciera, las propiedades pasarían a una segunda persona. Durante la noche, el director de un manicomio cercano aparece para advertir de la fuga de un peligroso enfermo mental que se cree un gato. Bob Hope y Paulette Goddard sobresalen en el reparto de esta singular parodia de las novelas de Agatha Christie, que adapta la obra de teatro homónima de Elliott Nugent. Amena y sorprendente, se rodó una versión de inferior calidad en los años 70.

5/10
Canción de cuna (1933)

1933 | Cradle Song

En un convento de monjas de clausura, abandonan una cesta con una niña en su interior. Deciden avisar al médico del pueblo, el único hombre que tiene permiso para entrar en este recinto. Tras reconocer a la niña y constatar su buen estado de salud, el doctor cree que lo mejor para la pequeña es que sea adoptada por él, y cuidada por las hermanas hasta que crezca. Primera de las cinco adaptaciones cinematográficas de esta obra de teatro escrita por el español Gregorio Martínez Sierra. Tuvo versiones en Argentina en 1941, México en 1952, y España en 1961 y 1994. Ésta última, Canción de cuna, supuso el retorno de José Luis Garci al mundo del cine tras siete años de ausencia.

5/10
Lady Lou

1933 | She Done Him Wrong

Uno de los grandes éxitos de la Paramount, que incluso se llegó a decir que salvó a la compañía de la quiebra, ya que con un coste mínimo de 200.000 dólares llegó a recaudar más de tres millones. La sensación la causó la provocativa actriz Mae West, una bomba sexual que había logrado un excitante personaje en la comedia Noche tras noche, de Archie Mayo (1932) y que volvería a hacerlo en No es pecado, de Leo McCarey (1934). Lady Lou, salvada de la quema de la censura, la mostraba como una cantante de Nueva York bastante amable con los hombres (por decirlo finamente) que intentaba ser redimida por un predicador. Todo ello según la obra teatral “Diamond Lil”, que ella misma había representado en Broadway en 1928. Los picantes diálogos entre West y un jovencito Cary Grant –escogido personalmente por la actriz-–pasaron a la historia del cine.

5/10
Gambling Ship

1933 | Gambling Ship

Adaptación de una serie de historias cortas de Peter Ruric sobre una serie de jugadores que recorrían el país con sus trucos y trampas de rigor. Esta es la historia de uno de ellos, Ace Corbin, cansado ya de una vida disoluta y repleta de malas compañías. Por eso quiere comenzar una nueva vida con otro nombre y se aleja de su pasado en tren. Allí conoce a una joven llamada Eleanor que también arrastra un oscuro pasado. Un melodrama de escasa duración y escasamente relevante con una pareja central formada por Cary Grant y Benita Hume, ésta última una actriz de cine secundaria que tuvo cierta relevancia en Broadway.

3/10
Entre la espada y la pared

1932 | Devil and the Deep

Melodrama bélico sobre el comandante de un submarino situado en Argel, bastante celoso de su esposa. Su obsesión acabará no sólo complicando las cosas entre sus subordinados, sino que empujará a que su mujer se refugie en brazos de un atractivo teniente. Esta situación provocará el descontrol del comandante, que preso de un ataque de locura iniciará una cruel venganza. El trío protagonista estaba formado por Charles Laughton –como el marido–, Tallulah Bankhead como la mujer y Gary Cooper como su amante, lo que hizo que el filme tuviese un gran resultado en taquilla. Hay que recordar que Bankhead (1902-1968) fue una actriz de cine y teatro que más que por sus películas (entre ellas Náufragos y La zarina), era conocida por formar, junto a Eva Le Galliene, Estelle Winwood y Blythe Daly, un grupo conocido como “Las Cuatro Jinetes del club Algonquin”, que se dedicaban a hacer rondas por los bares de Nueva York.

6/10
Adiós a las armas (1932)

1932 | A Farewell To Arms

Durante la I Guerra Mundial, un militar italiano y otro estadounidense llegan a trabar una gran amistad. Poco después, el norteamericano cae herido y en el hospital donde se recupera se enamora de la enfermera que cuida de él. Las circunstancias de la guerra les obliga a separarse. La impecable realización de Frank Borzage convirtió esta adaptación de la novela de Ernest Hemingway en un clásico del cine bélico. Magníficos trabajos de dos de los galanes más solventes de la época: Gary Cooper y Adolphe Menjou.

6/10
Desengaño

1931 | Unfaithful

Lady Fay Kilkerry intenta proteger a su hermana, que ha sido infiel a su marido. Para ello, no duda en declararse ella misma culpable y exculparla. Drama sobre la infidelidad, la mentira y el sacrificio. Supuso uno de los primeros trabajos de John Cromwell.

5/10
The Vice Squad

1931 | The Vice Squad

Stephen Lucarno, un prestigioso diplomático, es chantajeado por policías corruptos de antivicios. Éstos le han sorprendido requiriendo los servicios de prostitutas. Uno de los primeros trabajos del prolífico director John Cromwell. En esta ocasión dirige un inteligente thriller que se beneficia de una correcta interpretación de Paul Lukas.

5/10
Siete días de permiso

1930 | Seven Days' Leave

Sarah Ann Dowey es una anciana londinense solitaria que elige al joven soldado Kenneth como hijo ficticio, el cual está luchando en el frente. De este modo, presumirá ante sus amistades de los logros del muchacho, como si fuera su propio hijo. Cuando Kenneth cae herido en batalla es llevado a Londres con un permiso de una semana, y allí conocerá a Sarah Ann, que se hacer pasar por su madre. Richard Wallace (Hombres de presa) dirige este drama ambientado en la guerra con un joven Gary Cooper.

5/10
El acusador de sí mismo

1930 | For the Defense

Historia de abogados y juicios con un personaje central extraído directamente del abogado newyorquino William Fallon, que durante los años 20 había luchado contra el crimen organizado en la ciudad y cuyos casos darían origen también al film The Mouthpiece (1932). En la cinta que nos ocupa, un abogado intenta encontrar un jurado apropiado para juzgar a unos gangsters. Una adecuada mezcla de cine negro y comedia social, sofisticada y contundente que, rodada tan solo en dos semanas fue un considerable éxito de público. Producción de David O. Selznick para Paramount, sobresale la pareja central formada por William Powell (en otro de sus personajes inteligentes y educados al lado de la ley) y Kay Francis.

6/10
Street of Chance

1930 | Street of Chance

Ágil drama que presenta a un tal John Marsden como un jugador de renombre que se siente obligado a salvar a su hermano pequeño de seguir los mismos derroteros que él y terminar en una vida de vergüenza y miseria. Sin embargo, todas sus intenciones y se ven modificadas cuando su hermano entre en una partida de póquer y él intente sacarlo de la mesa. Lo mejor es quizá la presencia de los protagonistas, la elegancia del galán William Powell (Al servicio de las damas) y la entereza de Jean Arthur (Vive como quieras).

5/10
Sarah and Son

1930 | Sarah and Son

La mejor de las películas producidas por David O. Selznick durante sus tres años en la Paramount fue este melodrama basado en una novela de Timothy Sea. El film causó una gran sensación entre el público, y su actriz principal, la por entonces muy popular Ruth Chatterton, resultó finalista en la candidatura al Oscar. En su trama, una mujer austriaca se casa con un hombre que acaba por amargarle la vida. No sólo es un delincuente sino que, en un acto de extrema crueldad, acaba por vender a su hijo recién nacido a una pareja de millonarios. Durante años tratará de encontrar a su vástago al tiempo que inicia una prometedora carrera como estrella de la ópera.

5/10
Las aventuras de Tom Sawyer (1930)

1930 | Tom Sawyer

Una de las primeras adaptaciones –de las múltiples que ha habido en la historia del cine– de la inmortal novela de Mark Twain, genio donde los haya de la literatura norteamericana. La novela es una auténtico antídoto contra la depresión. La historia del jovencito que vive a orillas del río Mississippi, que se mete en problemas continuamente en las escuela, que escapa de los consejos y obligaciones impuestas por su inefable Tía Polly, que vive una amistad sincera y jovial con el divertido Huckleberry Finn, que se enamora de Becky y que sufre la peligrosa aventura en la cueva con el siniestro indio Joe, son vivencias que han pasado para siempre al imaginario de la cultura humana. Encarna al joven protagonista Jackie Coogan y dirige con buena mano John Cromwell (Callejón sin salida).

5/10
Anybody's Woman

1930 | Anybody's Woman

Neil Dunlap, perteneciente a la alta sociedad, se propone convertir a Pansy Gray, una soez cabaretera, en una dama. Drama que supuso uno de los grandes éxitos de Ruth Chatterton, estrella durante los años de la Transición del Mudo al sonoro.

5/10
Behind the Make-Up

1930 | Behind the Make-Up

Un clown contrata para su espectáculo a un actor de vodevil en horas bajas. Pero éste acaba robándole el novio y también el amor de su prometida, con la que tenía planeado casarse. Drama no especialmente brillante, en cuya realización colaboraron diversos realizadores, lo que le quita unidad al resultado final. Sin embargo, cuenta con esforzadas interpretaciones de William Powell y Fay Wray.  

5/10

Últimos tráilers y vídeos