IMG-LOGO

Biografía

Debbie Reynolds

Debbie Reynolds

84 años ()

Debbie Reynolds

Nació el 01 de Abril de 1932 en El Paso, Texas, EE.UU.
Falleció el 28 de Diciembre de 2016 en Los Ángeles, California, EE.UU.

Premios: 1 Oscar

Miss Simpatía

29 Diciembre 2016

Actriz de gran frescura y naturalidad, su presencia en Cantando bajo la lluvia ya justifica un lugar especial para ella en la historia del cine. Un día después de la inesperada muerte de su hija Carrie Fisher a causa de un infarto, ella también se ha ido a cantar, confiemos, en un sitio mejor.

Y eso que, según se dice, su trabajo en el mítico musical, para muchos el mejor de todos los tiempos, estuvo a punto de no existir. Al parecer Debbie no contaba con el visto bueno de Gene Kelly, codirector de la película junto con Stanley Donen, y para más obstáculos la actriz no sabía bailar claqué. De cualquier forma el destino quiso que fuera ella la que completara el célebre trío actoral del film con Donald O'Connor y el propio Kelly, y el resultado fue el de una compenetración excepcional entre ellos y una complicidad maravillosa con el público.

Mary Frances Reynolds nació en El Paso (Texas) el 1 de abril de 1932. Cuando ella tenía siete años, la familia se trasladó a vivir a Burbank, en California, ciudad en donde con 16 años la futura actriz ganó el concurso de belleza local. Gracias a eso no tuvo que formarse mucho para ser actriz. Proclamada “Miss Burbank” adoptó entonces el nombre de Debbie y consiguió su primer contrato cinematográfico. Así apareció en la película de la Warner June Bride, protagonizada por Bette Davis, aunque Debbie no salía acreditada. Más tarde, con dieciocho años, su nombre figuró por primera vez en The Daughter of Rosie O'Grady (1950) y el mismo año entró también a formar parte del elenco del brillante musical Three Little Words, con Fred Astaire. Al año siguiente, en Mr. Imperium su caché creció con un papel importante. Y así llegó Cantando bajo la lluvia cuando la actriz tenía tan sólo 20 años. Debbie interpretaba a Kathy Shelden, una chica lista y muy risueña que sustituía a la protagonista femenina de una película justo en los años en que el cine mudo cambiaba al cine sonoro. El número musical en que deciden que ella sea la protagonista, titulado “Good Morning”, es una maravilla de simpatía, alegría y coordinación entre los tres personajes principales. Desde entonces la actriz cultivó sobre todo la comedia musical y apenas tiene películas destacadas de otros géneros. Lo suyo era entretener y regalar su sonrisa franca a los espectadores.

En los años cincuenta y los años sesenta hay que situar las mejores películas de la actriz. En 1953 repitió con Donald O'Connor en I Love Melvin, y al año siguiente acompañó a Dick Powell en la divertida Las tres noches de Susana, y rodó de nuevo a las órdenes de Richard Thorpe el musical Athena. Tras formar pareja con Frank Sinatra en El solterón y el amor (1955), trabajó en 1959 a las órdenes de George Marshall en tres estupendas películas musicales: Cómo atrapar a un marido, Empezó con un beso y Un muerto recalcitrante.

En 1955 la actriz se casó con el músico y actor Eddie Fisher, del que se divorciaría a los cuatro años. Fruto de ese matrimonio nacieron dos hijos, uno de ellos es la actriz Carrie Fisher, que se haría mundialmente célebre años más tarde al encarnar a la Princesa Leia en La guerra de las galaxias. Debbie Reynolds volvió a casarse otras dos veces, en 1960 y en 1984, pero ambos matrimonios también fracasaron y terminaron en divorcios.

En los sesenta Debbie se atrevió a rodar algunos westerns, entre ellos el superclásico La conquista del oeste (1962), pero sobre todo dio rienda suelta a su vis cómica en trabajos como Sola ante el peligro (1961), Su grata compañía (1961), en donde volvió a trabajar con Fred Astaire, o Dominique (1966), en donde interpretaba a una monja cantarina. También es de esa época Molly Brown siempre a flote (1963), musical ambientado en el oeste gracias al cual la actriz fue nominada al Oscar. Y uno de sus últimos papeles importantes lo obtuvo en El novio de mi mujer (1967), en donde compartía cartel con Dick Van Dyke. A partir de ese momento, la actriz, con tan sólo 35 años, se dedicó principalmente a la televisión, con apariciones esporádicas en series de cierto éxito, como Vacaciones en el mar, Las chicas de oro, Roseanne o la más reciente Will & Grace.

Oscar
2016

Ganador de 1 premio

  • Oscar honorífico
Filmografía
Behind the Candelabra

2013 | Behind the Candelabra

No estamos propiamente ante un biopic, sino que Behind the Candelabra es una película sobre la relación homosexual que mantuvieron el excéntrico y amanerado pianista y cantante Wladziu Valentino Liberace, más conocido como Liberace, y su joven chófer y secretario personal Scott Thorson, durante más de media década. Lo que no quita para que nos podamos hacer una idea bastante aproximada del personaje, o al menos de cómo lo veía quien fuera su amante. El guión de Richard LaGravenese se basa principalmente en un libro publicado por Thorson cuando el otro ya había fallecido. Aunque Liberace nunca reconoció públicamente ser gay, los medios lo tenían como dato cierto, y algunos de su círculo íntimo lo confirmaron. Su fallecimiento se consideró ligado a complicaciones derivadas de haber contraido el sida. Steven Soderbergh da en Behind the Candelabra una vez más pruebas de su asombrosa versatilidad, para pintar de modo bastante convincente la evolución en la relación entre Liberace y Thorson, bien encarnados por un demacrado Michael Douglas, que pinta bien la exuberancia vital de su personaje, y Matt Damon, que dota al suyo de la creciente frustración de ser en el fondo, simplemente, el último “chico de Lee”. El cineasta no ahorra detalles de sensualidad homoerótica que pueden parecer algo tópicos, puro cliché, pero hay que reconocer que no entrega una narración complaciente, y ahonda en emociones como la hipersensibilidad, el amor a la madre (la veterana Debbie Reynolds), los excesos a que conduce la abundancia de bienes, el complejo de inferioridad, los celos, el egocentrismo... También se juega a la ambigüedad con ciertos sentimientos paternales de Lee hacia Scott, de modo que su adopción no es una simple tapadera, sino síntoma de una situación anímica más compleja y difícil de definir. A la vez se muestra la valía de Liberace como artista en sus puestas en escena capaces de encandilar al público, y que forman parte de los recuerdos de Scott en la escena del funeral. Y como no puede ser de otra manera, también se describen los esfuerzos de Liberace por conservar en la esfera privada su inclinación sexual, también por salvaguardar su carrera. En tal sentido el título del film, Behind the Candelabra, que alude al candelabro sobre el piano de sus actuaciones, también sería una referencia a un ocultamiento al que habrían obligado tiempos en que no existía el orgullo gay.

6/10
La cazarrecompensas

2012 | One for the Money

La treintañera Stephanie "Steph" Plum está en el paro, recién divorciada y sin un dólar. Pedirá ayuda a su primo Vinnie, que regenta una empresa de fianzas, dedicada a encontrar a personas que no han comparecido ante la justicia. Steph logrará su empleo, a pesar de que no tiene ninguna experiencia en investigación, no sabe luchar, no sabe manejar un arma, etc., etc. Su principal objetivo será encontrar a un policía llamado Morelli, acusado de asesinato. Si logra encontrarlo se llevará 50.000 dólares. Pero Morelli es un viejo conocido de Steph, un ligue del instituto que no ha podido olvidar. Katherine Heigl tiene que hacer algo, y rápido, si no quiere desaparecer del mapa cinematográfico. La chica tiene chispa, encanto en la pantalla, ¡de verdad que tiene gracia, caramba!, pero... lleva años haciendo películas muy malas. Así de claro. No hay más que echar un vistazo a sus trabajos precedentes: La cruda realidad, Como la vida misma, Killers... Y aquí tenemos otra fruslería por el estilo, con un argumento lleno de lugares comunes, de una ligereza exagerada y tonta, y con un desenlace que adivinaría cualquier niño de 7 años. La Heigl es además productora de La cazarrecompensas, con lo que la cosa se complica. El guión de La cazarrecompensas, basado en una serie de novelas escritas por Janet Evanovich, tiene un defecto que no logra superar en ningún momento: su falta de seriedad. La directora Julie Anne Robinson (La última canción) se muestra incapaz de conjugar con talento el tono de pura comedia y la supuesta trama de thriller, y más si cabe cuando pretende que ese enfoque de acción tenga verdadera intensidad dramática. El resultado es un ejemplo de lo que no hay que hacer: mezclar churras con merinas. Ni la comedia funciona, ni la intriga es tal (hasta la película Exposados, de trama similar, sale muy airosa de la comparación). En fin, una pena, porque había reparto suficiente para que la cosa saliera bien, con una divertida abuela interpretada por la octogenaria Debbie Reynolds y con un muy eficaz galán de turno, Jason O'Mara (Terra Nova).

3/10
Connie y Carla

2004 | Connie and Carla

Dos aspirantes a bailarinas que nunca han alcanzado el éxito sobreviven sirviendo copas, hasta que un día son testigos accidentales de un asesinato. En la huida acabarán en un café teatro, haciéndose pasar por travestis. Segundo trabajo como guionista de Nia Vardalos, que como en la película que la hizo popular, Mi gran boda griega, ejerce también de actriz principal. Pero esta vez la inspiración es clara: el guión de Con faldas a lo loco, con sólo una ligera vuelta de tuerca. Hay eficaces gags y acompañan a la protagonista actores tan solventes como Toni Collette, la madre del niño de El sexto sentido, o David Duchovny, popular por Expediente X.

5/10
Will & Grace

1998 | Will & Grace | Serie TV

Los protagonistas de esta serie como su nombre bien indica, son Will, un abogado homosexual, y Grace, una diseñadora. Ambos comparten piso en un estupendo barrio de Nueva York y la vida parece sonreírles. Como suele pasar en este tipo de series, los mayores problemas les vendrán en el terreno sentimental. Parece imposible tanto que Grace como Will encuentren a los hombres de su vida. Comedia de situación compuesta de ocho temporadas donde destacan los protagonistas. Son lo mejor de la serie. Los personajes secundarios resultan un poco histriónicos, aunque hay que decir que ayudan a darle el punto cómico al producto.

4/10
In & Out (Dentro o fuera)

1997 | In & Out

Cameron Drake es un joven convertido en estrella de cine que confiesa ante los medios, en plena gala de los Oscar, que todo su agradecimento se lo dedica a su querido profesor de instituto, el señor Howard Brackett, que es gay. La noticia se difunde enseguida por el pequeño pueblo donde vive, lo que supone un conflicto, sobre todo para Howard, un hombre sencillo que está a punto de casarse con Emily, su novia de toda la vida. Divertida comedia con un Kevin Kline (French Kiss) en todo su esplendor, el cual interpreta a un profesor que se las ve y se las desea para demostrar a todos su masculinidad. Aunque el guión de Paul Rudnick no es que sea una maravilla, el film tuvo enorme éxito debido en parte al elenco donde también destacan los secundarios Matt Dillon (Algo pasa con Mary) y Joan Cusack (Nueve meses). En definitiva, la película resulta ágil, entretenida y con momentos histriónicos como cuando Kline baila al ritmo de 'Macho man'.

5/10
Las manías de mamá

1996 | Mother

Albert Brooks interpreta a un escritor que tiene una agitada vida sentimental. Se ha divorciado ya dos veces, y no encuentra la manera de equilibrar sus relaciones con las mujeres. Para arreglar su problema, decide comenzar de nuevo desde el principio y vuelve a su hogar para solucionar los problemas con la primera mujer que conoció en su vida: su madre. Quizá de esta manera, logre entender mejor a las mujeres, y llevar una vida normal. Pero las cosas no van a resultar tan sencillas, porque su mamá, interpretada por Debbie Reynolds, tampoco es una mamá normal. Una comedia ocurrente, escrita y dirigida por el protagonista Albert Brooks, que durante un breve período de tiempo hizo de aspirante a creador de comedias típicamente norteamericanas. Graciosa por momentos, es adecuada para espectadores poco exigentes, pero cumple su principal cometido y entretiene.

4/10
El cielo y la tierra

1993 | Heaven & Earth

Oliver Stone regresa a Vietnam. No tuvo bastante con Platoon y Nacido el 4 de julio. Ni con las referencias de pasada en otros filmes. Así que ataca de nuevo, aunque con un punto de vista distinto: el vietnamita. La idea no es nueva; hemos visto en el western la visión de los indios, y en los filmes de la Segunda Guerra Mundial el de alemanes y japoneses. Faltaba ahora aplicar la idea al subgénero vietnamita. Stone ha tomado dos libros autobiográficos de Le Ly –“When Heaven and Earth Changed Places” y “Child of War, Woman of Peace” –, y ha escrito y dirigido su film. Ha contado además con el asesoramiento directo de Le Ly. El film abarca un amplio arco de la vida de Le Ly (Hiep Thi Le), una campesina vietnamita que vive feliz en el campo con su familia. Su vida se ve trastocada por la presencia de franceses, las facciones vietnamitas gubernamental y rebelde, y la llegada de las tropas norteamericanas. En un mundo hostil, Le Ly sobrevive como puede. Ha de soportar una brutal violación y vender mercancía en el mercado negro. Y aunque al principio se niega a ejercer la prostitución, acaba cediendo ante una oferta económica demasiado tentadora. El panorama parece cambiar cuando Le Ly conoce a un soldado norteamericano. Parece una persona sensible y que la respeta. Terminan casándose, pero la llegada a Estados Unidos cambiará sus vidas. Por un lado se destapa el lado oscuro del marido, un tipo agresivo por los traumas bélicos. La evolución que experimenta este personaje no es muy pausible y sólo la buena interpretación de Tommy Lee Jones logra sostenerla. Mientras Le Ly trata de sacar adelante a su familia. Se muestra a una mujer fuerte –bien interpretada por la debutante Hiep Thi Le–, pese a sus fallos, que los tiene. Entre las convicciones que la sostienen está su fe en el budismo, que contrasta con el poco apoyo que supone para el soldado su cristianismo. Con algún bache narrativo e ideas discutibles, el film posee el cuidado empaque técnico propio de las películas de Stone. Recurre a insertos en blanco y negro al estilo JFK, hay bonitas tomas aéreas, se usan los objetivos de un modo ingenioso para mostrar la abundancia de las neveras y los hipermercados americanos. Se podría decir que es el primer film ‘tierno’ de Stone. La dedicatoria final a su madre, y su mensaje final quieren transmitir cierta esperanza. Pero se trata de una esperanza a lo Oliver Stone: antes ha tenido que excederse mostrando todo tipo de situaciones traumáticas de gran dureza, recurriendo al sexo y a la violencia.

4/10
El guardaespaldas

1992 | The Bodyguard

Frank Farner (Kevin Costner) es uno de los mejores guardaespaldas de Estados Unidos. Su método se centra en la concentración en el absoluto control de sus sentimientos. Trabajó para el Servicio Secreto norteamericano, pero un error le desvió de una brillante carrera como protector de los máximos representantes de su país. Un error al que aún da vueltas y que le martiriza. Es contratado por Rachel Marron (Whitney Houston), una superestrella del pop, caprichosa, insensata y rodeada de glamour, todo lo que Farner detesta. Pero irremediablemente, el amor nace entre ellos. Entretenida película, escrita por el prestigioso Lawrence Kasdan, guionista entre otras de El imperio contraataca (1980) o En busca del arca perdida (1981). Cuenta la relación entre dos personas desengañadas y reacias a poner en juego sus sentimientos. Contentará sin duda a los fans de Houston y Costner. Fue nominada al Oscar a la mejor canción.

5/10
¿Qué le pasa a Helen?

1971 | What's the Matter with Helen?

Años 30. Helen y Adele, dos grandes amigas, son las madres de los sospechosos de un asesinato que acapara la atención de los medios. Ante la presión social, deciden abandonar juntas la ciudad para empezar una nueva vida. Debbie Reynolds y Shelley Winters demuestran su valía para el drama en esta cinta sin demasiadas pretenciones en la que comparten la pantalla con eficaces secundarios. Intenta imitar el tono de ¿Qué fue de Baby Jane?, pero el film se queda muy lejos de su modelo.

5/10
Matrimonio 69

1968 | How Sweet It Is!

Grif Henderson, fotógrafo, debe viajar por motivos de trabajo a París. Decide llevarse a Jenny, su esposa, y a Davey, su hijo hippie. Una de las exitosas comedias de la época dorada de Debbie Reynolds. Humor ligero pero eficaz y diálogos trabajados.

5/10
El novio de mi mujer

1967 | Divorce American Style

Los Harmon, Richard y Barbara, son un matrimonio que lleva 17 años de convivencia. Las cosas están llegando a un punto que ya no pueden más y deciden divorciarse. Sin embargo, con el tiempo ambos comprueban que la vida de divorciados es todavía peor. La presencia de la pareja de actores protagonistas es todo un acierto. Dick Van Dyke (Mary Poppins) y Debbie Reynolds (Cantando bajo la lluvia) dan fe de su vis cómica y están ocurrentes y bastante divertidos. La película es entretenida y llena de humor y cuenta en el apartado fotográfico con el genial Conrad L. Hall.

5/10
Dominique

1966 | The Singing Nun

Película basada en la vida de Jeanne-Paule Marie Deckers, alias 'Sor Sonrisa', una monja belga que adquirió la fama con una pegadiza melodía llamada 'Dominique'. El tema se convirtió en un fenómeno de ventas en todo el mundo, incluyendo España, con su correspondiente versión a cargo de Rosalía en un single editado por Zafiro. A pesar de que el disco era muy conocido, el rostro de la hermana se vio por primera vez cuando apareció en el show de Ed Sullivan, que tuvo que desplazarse hasta el convento de Fichermont para entrevistarla. La película resulta simpática, algo excéntrica y de marcado carácter infantil, con Debbie Reynolds como la monja cantante acompañada de Ricardo Montalbán, Greer Garson y Katharine Ross, entre otros. Nominación al Oscar para Harry Sukman a la mejor banda sonora adaptada.

5/10
Adiós, Charlie

1964 | Goodbye Charlie

Una mujer confusa encontrada vagando sin rumbo en una playa, está convencida de que es la reencarnación de Charlie, un hombre que ha sido asesinado. George Tracy, un peculiar individuo, le ayudará a investigar la verdad. Adaptación de la obra teatral de George Axelrod, que también dio lugar a una serie televisiva en los 80 con Suzanne Somers. En esta versión, Debbie Reynolds y Tony Curtis no realizan trabajos memorables, pero se esfuerzan por ser lo suficientemente eficaces. Se trata de uno de un trabajo menor del gran Vincente Minnelli.

5/10
Molly Brown, siempre a flote

1964 | The Unsinkable Molly Brown

Molly Brown es una mujer del lejano oeste que va a hacer todo lo que pueda para salir adelante. A pesar de ser huérfana encontrará la forma de hacerse rica. Film biográfico sobre una joven que existió en la realidad. Está encarnada por Debbie Reynolds (Cantando bajo la lluvia), que optó ese año al Oscar a la mejor actriz. Finalmente lo consiguió Julie Andrews por la fantástica Mary Poppins.

4/10
Mary, Mary

1963 | Mary, Mary

Comedia ligera basada en la obra teatral de Jean Keer donde una pareja de divorciados –Bob y Mary– tienen que volver a reunirse para arreglar unos papeles referentes al pago de impuestos. Hace casi un año que sus caminos se separaron, y desde entonces, la vida de ambos ha cambiado bastante, hasta el punto de que Bob va a volver a casarse y ella está siendo cortejada por una estrella cinematográfica. Sin embargo, el reencuentro entre la pareja hará renacer recuerdos de su vida en común, que resucitan su amor. Su guión es algo plano y se nota estar concebida como una obra de teatro. También resulta evidente el excesivo protagonismo de su pareja central –Debbie Reynolds y Barry Nelson– que apenas deja paso a la parte cómica de los tres secundarios que les acompañan.

4/10
Mis seis amores

1963 | My Six Loves

Janice Courtney, estrella de Broadway, se siente agotada tras una intensa temporada de trabajo. Decide trasladarse a su soleada casa de Connecticut, donde conocerá a nuevos amigos y a un hombre del que se enamorará. Debbie Reynolds realiza un gran trabajo como actriz de renombre, en esta comedia de escasas pretensiones.

5/10
La conquista del Oeste

1962 | How The West Was Won

Como el título indica, esta película nos narra a través de las aventuras de varias generaciones de una familia, la colonización y conquista de las maravillosas tierras del oeste. Estamos ante un maravilloso relato épico. Grandiosos paisajes, abruptas montañas y ríos salvajes, son el decorado de esta superproducción Tres grandes directores fueron necesarios para la realización de este film: John Ford, Henry Hathaway y George Marshall. Tampoco se escatimaron medios a la hora de escoger el reparto: Henry Fonda, John Wayne, Gregory Peck, James Stewart, Carolyn Jones, Richard Widmark, Spencer Tracy, Karl Malden son algunos de los nombres que vemos aparecer en los títulos de crédito, casi todos ellos ya veteranos en el género del western. Con una duración de más de ciento cincuenta minutos, este film, que en ningún momento se nos hace largo, nos convierte en testigos de más de cincuenta años de la historia americana. Tiroteos, bandidos, indios salvajes, tahúres, vaqueros, buscadores de oro y todos los demás elementos que componen el western clásico, se dan cita en La conquista del oeste. La película ganó 3 Oscar y obtuvo ocho nominaciones.

6/10
Su grata compañía

1961 | The Pleasure of His Company

Cuando la joven Jessica contrae matrimonio, su padre Biddeford acude al enlace. El problema es que el progenitor hace tiempo que no veía a su hija, con lo cual la relación paternofilial no es en absoluto fluida. Con su simpatía y encanto habitual, Biddeford acaba siendo el alma de la fiesta, tirando sus puyas habituales a su ex mujer Katharine y al nuevo marido de ésta, James. Adaptación de la obra teatral de Samuel Taylor (Sabrina) y Cornelia Otis Skinner, en una comedia romántica bastante elegante que cuenta con un buen reparto con Fred Astaire y Debbie Reynolds como padre e hija. También destaca la presencia de la actriz alemana Lilli Palmer (1914-1986), que había causado sensación por su papel de maestra en Corrupción en el internado (1958), y que recorrió medio mundo en una filmografía arriesgada y subida de tono, en la que encontramos títulos como la española La residencia y De Sade.

6/10
Sola ante el peligro

1961 | The Second Time Arround

La acción se desarrolla en 1912, cuando una joven viuda se traslada con sus hijos a la peligrosa zona de Arizona. Allí vivirá todo tipo de contratiempos, especialmente cuando es secuestrada por unos bandoleros. Mientras, tendrá a un par de pretendientes y deberá elegir a uno de ellos. Agradable comedia musical según la novela de Richard Emery Roberts, con Debbie Reynolds de simpática protagonista. En España tuvo un curioso título emulando a Solo ante el peligro. Fue una de las últimas películas dirigidas por Vincent Sherman (1906-2006), magnífico director de melodramas, comedia, cine negro y cine de aventuras en los años 40 y 50, quien a partir de los años 60 comenzó a trabajar indistintamente para cine y televisión quedándose finalmente anquilosado en este último medio, hasta su retirada en 1983.

5/10
Pepe

1960 | Pepe

Coproducción entre México y Estados Unidos, filmada a todo color y donde resalta la simpatía de Mario Moreno “Cantinflas” en un intento de lanzarle al estrellato internacional. Una comedia musical donde Pepe es un humilde empleado de un rancho que, por avatares del destino, se verá inmerso en el histérico mundo del cine, cruzándose en su camino estrellas como Bing Crosby, Maurice Chevalier, Sammy Davis Jr., Zsa Zsa Gabor o Frank Sinatra, entre otros muchos cameos de rostros conocidos. En el montaje final fueron eliminados cuarenta minutos de sus excesivos 195 minutos de metraje. El film logró nominaciones al Oscar para la fotografía de Joseph MacDonald, la dirección artística de Ted Haworth y William Kiernan, el sonido de Charles Rice, la banda sonora adaptada realizada por Johnny Green, la canción “Faraway Part of Town” con música y letras de André Previn y Dory Langdon, y el montaje de Viola Lawrence y Al Clark.

5/10
Perdidos en la gran ciudad

1960 | The Rat Race

Pete Hammond es un saxofonista que llega a Nueva York para continuar su carrera musical. Allí conoce a Peggy, una joven bailarina que también busca fortuna para poder cambiar de trabajo, pues está empleada en un club propiedad de un sádico (Don Rickles). La química entre los dos jóvenes no tarda en aparecer. Comedia romántica con Tony Curtis (Operación Pacífico) y Debbie Reynolds (Cantando bajo la lluvia) como la pareja protagonista. Dirige Robert Mulligan (Cuando llegue septiembre).

5/10
Un muerto recalcitrante

1959 | The Gazebo

Un guionista de televisión es víctima de un chantaje. El delincuente tiene fotos comprometidas de su mujer y asegura que las publicara si no recibe a cambio una importante suma de dinero. Con lo que no cuenta es con que el guionista decide poner en marcha uno de sus libretos para ejecutar el crimen perfecto. Divertida comedia que ha pasado bastante desapercibida. Una pena, porque la pareja protagonista realmente hará pasar un buen rato al público.

4/10
Empezó con un beso

1959 | It Started with a Kiss

Glenn Ford es un sargento de aviación que el día antes de salir rumbo a España conoce y se casa con una guapa modelo. Ya en su nuevo hogar, despiertan las envidias de un importante torero nacional que se ha encaprichado de la chica. Película curiosa no sólo porque Glenn Ford sea el protagonista de una comedia romántica, sino porque se desarrolla en España. Y si se atiende a los tópicos, obviamente, el torero no puede faltar en una historia "typicall spanish".

4/10
Di uno por mí (Say One for Me)

1959 | Say One for Me

Tras anunciar su retirada de la pantalla por los malos resultados de Man On Fire (1957), y aunque parecía decidido a iniciar una nueva vida matrimonial con Olive Grandstaff (que tenía treinta años menos que él), Bing Crosby regresó al cine con un papel protagonista. Su rol de sacerdote (recordando al famoso padre O'Malley de Las campanas de Santa María) en cuya parroquia se ofrecen todo tipo de espectáculos musicales, no era sino una oportunidad para la aparición de números musicales, en especial para lucimiento de Debbie Reynolds. En su reparto sobresalen rostros conocidos como Robert Wagner –que se atreve a cantar “You Can' t Love Them All”–, Ray Walston (inolvidable en Bésame, tonto), y Stella Stevens en un breve papel. Nominada al Oscar en la categoría de banda sonora de película musical (Lionel Newman).

4/10
La pícara edad

1958 | This Happy Feeling

Enredo servido por Blake Edwards, a partir de la obra de teatro de F. Hugh Herbert. Cuenta las tribulaciones de una joven a la que un tipo de su edad aborda en una fiesta con demasiado descaro. Huyendo de su coche en una lluviosa noche, la acoge en su casa un actor de teatro maduro, que acabará ofreciéndole un puesto de secretaria. Entretanto, se ve que el joven es vecino del actor. Y que ambos están prendados de la muchacha. Debbie Reynolds es la protagonista que hace enloquecer a los hombres, en una trama que no se cuenta entre lo mejor de Edwards.

4/10
Tammy, la muchacha salvaje

1957 | Tammy and the Bachelor

Pete, un joven millonario que pilota un avión, se estrella cerca de la casa de Tammy, una chica sureña de clase baja. Aunque ella se esfuerza por cuidarle para que se ponga bien, una vez recuperado, Pete se marcha con su prometida, dejando a Tammy desolada. Debbie Reynolds y un jovencísimo Leslie Nielsen protagonizan este optimista musical romántico, que cuenta con secundarios de lujo, como el incombustible Walter Brennan y nada menos que Fay Wray, protagonista de King-Kong (1933).

5/10
Cómo atrapar un marido

1956 | The Mating Game

Un tipo del fisco visita una granja para exigir el pago de los impuestos pendientes. No podía prever que el dueño tiene una hija muy atractiva. Comedia algo previsible de George Marshall, con protagonismo para Debbie Reynolds y el gran secundario Tony Randall.

4/10
Banquete de bodas

1956 | The Catered Affair

Los jóvenes Ralph y Jane se van a casar, y rápidamente lo anuncian a la familia. Agnes, la madre de Jane, ve la oportunidad para montar a su hija la boda del año, a pesar de que no tienen recursos suficientes. Amable comedia de Richard Brooks con un reparto de altura. Bette Davis (La loba, Eva al desnudo) es la fémina que lleva la voz cantante y desea darle a su hija la mejor fiesta de todos los tiempos. Le acompaña el simpático Ernest Borgnine, como el padre apocado que intenta ahorrar para conseguir una licencia de taxi, y una dulce Debbie Reynolds que ya había destacado en Cantando bajo la lluvia.

4/10
Los líos de Susana

1956 | Bundle of Joy

Una oficinista, recientemente despedida encuentra un bebé abandonado y se hace pasar por su madre. Además se ganará el amor del joven Dan. Bonita comedia musical de finales de los 50 dirigida con mucho oficio por el especialista Norman Taurog (La nueva melodía de Broadway) y protagonizada por la siempre risueña Debbie Reynolds, conocida por su papel en el clásico Cantando bajo la lluvia. Cuenta también con un estupendo repartod e secundarios.

5/10
El solterón y el amor

1955 | The Tender Trap

Clásica comedia del eterno seductor que se muestra orgulloso de sus conquistas y presume de saberlo todo sobre el amor, hasta que... Frank Sinatra es un agente de arte de Nueva York que colecciona mujeres como cuadros. Está encantado con el tipo de vida que lleva sobre la que ejerce un control absoluto. Pero de repente todo cambia cuando una actriz novata (Debbie Reynolds) irrumpe en su vida. A partir de ese momento, su esquema vital se desmorona.

5/10
Hit the Deck

1955 | Hit the Deck

Tres marinos reciben 48 horas de servicio para disfrutar de San Francisco. Bill se reencuentra con su novia a la que seis años antes prometió que se casarían; Rico está enamorado de la hermana de Danny, hija a su vez del almirante; y Danny, siguiendo a su hermana, que quiere ser estrella en una revista musical, se enamora de una joven cantante. Un reparto estelar, plagado de actores competentes, hace de esta divertida película musical un gran entretenimiento, aunque no se trate de una película genial. Se trata de una adaptación del libreto musical homónimo escrito por Clifford Grey y Leo Robin.

5/10
Las tres noches de Susana

1954 | Susan Slept Here

Mark es un guionista hollywoodiense que está más que contento con el tipo de vida que lleva. Pero todo cambia cuando llega Navidad y recibe un inesperado regalo: una jovencita pícara y díscola encarnada por Debbie Reynolds. El asunto está en que el afamado guionista está trabajando en un libreto sobre jóvenes problemáticos, por lo que la aparición de Susan en su vida supone algo así como una tarea de documentación para su trabajo. Pero como suele pasar en estos casos, será difícil atenerse estrictamente a lo profesional, pues por mucho que la jovencita lo saque inicialmente de quicio, ambos comenzarán a tomarse mucho cariño.

4/10
Athena

1954 | Athena

Las "olímpicas" hermanas –Atenea, Minerva, Níobe, Afrodita, Calíope, Medea y Ceres– Mulvain viven con sus peculiares abuelos. Él es un levantador de pesas y ella una astróloga. Las siete chicas son una curiosa mezcla de tan peculiares seres. En el guión colaboró la nadadora y actriz Esther Williams, aunque no aparece en los títulos de crédito. Después de haber participado como intérprete en títulos como Escuela de sirenas, sólo actuó una vez como libretista y fue en Athena.

4/10
Tres chicas con suerte

1953 | Give a Girl a Break

Tres chicas se disputan el papel protagonista en un musical de Broadway. Obra menor, pero amena, de Stanley Donen, que vuelve a contar con Debbie Reynolds, tras Cantando bajo la lluvia. Destacan los números musicales con música de André Previn y coreografía de Bob Fosse.

6/10
Cantando bajo la lluvia

1952 | Singin' in the Rain

Gene Kelly y Stanley Donen consiguen el que sin duda es el musical más famoso de la historia del cine. El film es una amable parodia del impacto que supuso en la industria cinematográfica el tránsito del cine mudo al cine sonoro. Y así nos narra los problemas que surgen en la elaboración de una película cuya protagonista principal, la diva Lina Lamont (Jean Hagen), resulta tener una voz aflautada. Este pretexto argumental sirve de hilo a una serie de inolvidables actuaciones musicales. Baste destacar el número que da título al film, interpretado por Gene Kelly, o el número cómico de Donald O'Connor "Make Em Laugh". Debbie Reynolds y Cyd Charisse destacan también con luz propia en este maravilloso espectáculo de amor, música y baile. La película, curiosamente, sólo obtuvo dos nominaciones al Oscar en las categorías de mejor actriz secundaria y mejor adaptación musical.

9/10
Mr. Imperium

1951 | Mr. Imperium

Musical menor de la Metro, supuso el debut en la pantalla del bajo de ópera italiano Ezio Pinza, que encandila con su potente chorro de voz. La película arranca en Italia, donde el príncipe Imperium se las compone para encandilar a Fredda, una cantante americana que tiene un espectáculo de variedades con un coro de cowboys. Pero avatares del destino, se verán separados por los manejos de un villano subalterno de Imperium, hasta que se produce un reencuentro doce años después. Aparte de a Lana Turner, la protagonista, se puede ver en el film a Debbie Reynolds, que al año siguiente triunfaría en Cantando bajo la lluvia. Las canciones son de Harold Arlen y Dorothy Fields.

4/10
The Daughter of Rosie O'Grady

1950 | The Daughter of Rosie O'Grady

Un rígido cabeza de familia irlandés aficionado a la bebida, intenta evitar que sus dos hijas se casen con hombres inadecuados. Una de ellas quiere ser artista a toda costa y durante una de sus pruebas de audición conoce al empresario teatral Tony Pastor –quien existió realmente y fue uno de los grandes del espectáculo de Broadway– y se enamora de él. Este productor está interpretado por Gordon MacRae (1921-1986), un artista de Broadway que participó en el cine en varias comedias musicales, algunas de ellas junto a Doris Day y dirigidas por David Butler: Tea for Two (1950) y Operación... matrimonio (1953). En un papel secundario (como la hermana de la protagonista) encontramos a una jovencita llamada Debbie Reynolds, después convertida en gran estrella.

4/10
Three Little Words

1950 | Three Little Words

El director especialista en filmes de aventuras, al estilo Ivanhoe o Las aventuras de Quentin Durward se atreve aquí a dirigir un musical al más clásico estilo. Se trata de una semblanza de dos de los más famosos letristas y bailarines de canciones, Bert Kalmar y Harry Ruby, y de sus respectivas historias de amor. Desde el principio hasta el final cuenta con un guión dinámico y escenas divertidas. El mítico Fred Astaire, todo elegancia, interpreta a Kalmar, mientras que el simpático Red Skelton se mete en la piel de su socio Ruby. Entre el reparto se puede ver a Debbie Reynolds, dos años antes de que triunfara en el cine con otro musical, Cantando bajo la lluvia.

6/10

Últimos tráilers y vídeos