IMG-LOGO

Biografía

Mads Mikkelsen

Mads Mikkelsen

54 años

Mads Mikkelsen

Nació el 22 de Noviembre de 1965 en Nørrebro, Copenhage, Dinamarca

El gran danés

23 Abril 2013

En veinte años de carrera, Mads Mikkelsen ha rodado películas hasta en Málaga. Muy popular en su país, le ha llegado su momento internacional tras la candidatura al Oscar de "Un asunto real", el premio al mejor actor en Cannes por "La caza" y el estreno de la serie "Hannibal", donde hereda el personaje con el que Anthony Hopkins estremeció a las plateas.

Nacido en Nørrebro (Copenhage), Mads Dittmann Mikkelsen es el segundo hijo de un taxista y una enfermera. Su hermano Lars Mikkelsen también estaba destinado a dedicarse a la interpretación. En principio, Mads quería ser gimnasta, pero acabó como bailarín, durante 9 años. Cuando decidió reconvertirse en actor, estudió arte dramático en la Escuela de Teatro de Århus.

Mads Mikkelsen debutó en el largometraje con muy buen pie en Pusher: un paseo para el abismo, apreciable thriller del especialista Nicolas Winding Refn, donde interpretaba a Tonny, un demente camello, compañero del protagonista. Ocho años después, el talentoso realizador recuperó al personaje –a pesar de que recibía una brutal paliza y le daban casi por muerto–, en Pusher II: con las manos ensangrentadas, con protagonismo absoluto de Mikkelsen.

Durante muchos años, Mikkelsen intervino en numerosas cintas danesas, como Wilbur se quiere suicidar, de su compatriota Lone Scherfig, donde interpretaba a un cínico psicólogo del hospital al que va a parar el protagonista tras un fallido intento de acabar con su vida. Tuvo un gran éxito en su país con la serie Rejseholdet, donde interpretaba a un policía.

También fue el protagonista del impresionante drama Dogma de Susanne Bier Te quiero para siempre, donde era un padre de tres hijos que se plantea dejarlo todo porque se siente atraído por una mujer. Repitió con la cineasta en la aún más redonda Después de la boda, donde Mikkelsen realizaba un trabajo excepcional. Interpretaba al responsable de un orfanato que acudía casi por casualidad a la boda de la hija de un multimillonario dispuesto a financiarle. En la ceremonia hará importantes descubrimientos.

Su propia boda, en la vida real, tuvo lugar en 2001. Mads Mikkelsen eligió como cónyuge a Hanne Jacobsen, coreógrafa, con la que mantenía una relación desde 1987. El matrimonio tiene dos hijos: Viola y Carl.

Al principio de su carrera, el actor raras veces dejaba su país. Hizo una excepción para interpretar a Tristán, el caballero de la Mesa Redonda, en El rey Arturo, y para la comedia española Torremolinos 73, de Pablo Berger, donde encarnaba a una estrella del porno danesa. Todo cambió tras 007 Casino Royale, donde interpretaba al malvado de la función, Le Chiffre, banquero privado de terroristas al frente de un lujoso salón de apuestas. A continuación fue un guardia real en Furia de titanes, y un noble, el conde de Rochefort, en Los tres mosqueteros (2011).

A pesar de todo, ha seguido realizando sus mejores trabajos en su país. Aunque Un asunto real está coproducida entre Dinamarca, Suecia y República Checa, él interpreta a un alemán, el doctor Johann Friedrich Struensee, ilustrado que se gana al rey Christian VII, mentalmente enfermo, al tiempo que inicia un romance con la reina. "Creo que todos los daneses conocemos esta historia, con matices. Básicamente sabemos que apareció un médico alemán, se acostó con la Reina y consiguió gobernar el país. Pero la historia es mucho más compleja, y eso es lo que me fascinó. ¿Quiénes eran? ¿Por qué lo hicieron?", ha comentado el actor.

El hecho de que esta última obtuviera la nominación al Oscar a la mejor película extranjera ha revitalizado aún más si cabe la carrera del intérprete. Al igual que el merecido premio de interpretación en Cannes por La caza (Jagten), de otro de los grandes realizadores de su país, Thomas Vinterberg. En este sobrecogedor drama borda un difícil papel como acusado de abusos sexuales.

Mads Mikkelsen también se ha dejado seducir por el sublime momento que viven las series americanas. Interpreta al Doctor Hannibal Lecter –que fue interpretado por Anthony Hopkins en El silencio de los corderos–, en Hannibal (serie), precuela del famoso film, con Hugh Dancy como el agente del FBI Will Graham. "Creo que el lado oscuro de la naturaleza humana es fascinante. Siempre querremos entenderlo, no necesariamente aceptarlo. Simplemente, nos fascina. Podemos decir lo mismo con Lenin, Stalin o Hitler. La gente se compra sus biografías y se interesa por ellos, para entender por qué fueron como eran. Con Hannibal creo que pasa lo mismo", comenta Mikkelsen.

Filmografía
Chaos Walking

2020 | Chaos Walking

Another Round

2020 | Druk

Polar

2019 | Polar

Duncan es un asesino profesional letal, que quiere retirarse. Pero su principal cliente no comparte la idea, y no está claro si para liquidarlo o para incentivarle, manda a un equipo de "fieras" para que lo liquiden. Típica película hiperviolenta hasta el paroxismo, con lindezas como la de ver cómo le perfora a un tipo la cabeza con una taladradora. Quiere ir de "mo-del-na", pero a estas alturas la técnica de "epatar" al personal con dosis abundantes de gore, sexo y chistes burros no basta. El espectador está ya de vuelta de todo y pide una trama medianamente inteligente, y la novela gráfica de Víctor Santos que adapta el sueco Jonas Åkerlund no tiene mucho de eso. Así que queda el ritmo "trepidante" y la interpretación hierática del actor danés Mads Mikkelsen.

3/10
Ártico

2018 | Arctic

Un hombre lucha por sobrevivir día tras día en un paisaje helado, inmenso, desértico, cubierto de nieve hasta donde alcanza la vista. Vive en el interior de una avioneta siniestrada, lanza meticulosamente cada día señales de radio para ser localizado, come los peces crudos que pesca rudimentariamente en el hielo… La esperanza renacerá cuando avista un helicóptero, pero éste cae en picado presa de una tormenta. Hay una superviviente gravemente herida. Nieve, nieve y más nieve. Eso es lo que tiene esta producción islandesa que propone una impactante historia de supervivencia extrema, dirigida y coescrita por Joe Penna, en lo que supone su primera incursión en el largometraje. El mayor logro de Ártico es la credibilidad de la apurada situación del protagonista, abocado a vivir en una situación desesperada e insoportable. Está bien descrita en los primeros minutos la monotonía de los días, la soledad de un lugar helado e inhóspito, donde para hacer avanzar la narración Penna introduce con sutileza diversos elementos: el avistamiento del oso, la alegría de la pesca, la meteorología cambiante, la colocación de piedras funerarias, hasta que finalmente la aparición del helicóptero requerirá otras acciones más audaces impelidas por el afán de salvar una vida ajena, por el sacrificio, la esperanza, el miedo y también por la culpa. Resulta encomiable el empeño del protagonista por no rendirse, con momentos que son verdaderamente heroicos y sobrecogedores. El problema de un film de estas características es, sin embargo, la invariabilidad del desarrollo, pues la trama se vuelve necesariamente repetitiva, no hay más que la nieve ártica y un hombre que camina. Y aunque haya escenas sobresalientes, como la del oso en la cueva, en algún tramo el film puede hacerse algo cansino. Las palabras que se pronuncian durante la hora y media de metraje se pueden contar casi con los dedos de una mano y eso tampoco ayuda. Sí lo hace, sin embargo, la poderosa composición de Mads Mikkelsen, un actor con gran capacidad de generar sensaciones únicamente con su mirada. Su trabajo es excelente. Por otra parte, destaca lógicamente la cuidadísima fotografía de Tómas Örn Tómasson y la ambiental banda sonora de Joseph Trapanese.

6/10
Van Gogh, a las puertas de la eternidad

2018 | At Eternity's Gate

El pintor y director Julian Schnabel (La escafandra y la mariposa) entrega una película muy personal que indaga en el arte pictórico y más exactamente en la búsqueda de la belleza como programa de vida. Para mostrar esa íntima faceta humana se acerca a la vida de Vincent Van Gogh, uno de los pintores más universales y cuya controvertida existencia ha dado ya pie a numerosos libros y películas, recuérdese el clásico El loco del pelo rojo o la más reciente Loving Vincent. Van Gogh, a las puertas de la eternidad recorre los principales hitos de la vida del artista: su traslado de París a Arles; su estancia allí con Paul Gauguin; sus diversos internamientos en hospitales mentales; la automutilación de su oreja; los desvelos de su querido hermano Theo; su traslado a Auvers-sur-Oise. Pero el guión de Schnabel, escrito en colaboración con Jean-Claude Carrière y la debutante Louise Kugelberg, usa los hechos únicamente para adentrarse más y más en el interior del personaje. El director de Basquiat no centra su atención en la obra, sino sobre todo en el pintor, en los anhelos y fantasmas de un Van Gogh que se sabe presa de un don celestial, un estado casi de ansiedad y estupor por el que percibe la eternidad en la naturaleza, para él sinónimo de Dios, Belleza absoluta. El director quiere enfatizar esa urgencia artística con movimientos nerviosos de la cámara, vibraciones impacientes, que al espectador pueden resultar ligeramente molestos en algún momento. Con profusión de primeros planos e imágenes subjetivas, también asistimos a correrías del pintor por los campos, mirando al cielo, a las plantas, al horizonte, mientras suena con fuerza el piano de Tatiana Lisovkaia, al tiempo que se nos va mostrando la mente del artista cada vez más inestable, más insegura. El film puede resultar pesaroso y podría decirse que produce ante todo una "impresión" sobre Van Gogh, no tanto un itinerario vital, por lo que gustará especialmente a personas con sensibilidad artística interesados en la psicología del pintor holandés. Para tal fin, el actor escogido se antoja sencillamente perfecto, pues Willem Dafoe da el tipo de persona contradictoria, reflexiva, inquietante, sublime. Está bien acompañado por una platea de actores de primer orden que en algunos casos sólo cuentan con unos segundos en pantalla, entre los que destacan Oscar Isaac (Gauguin), Rupert Friend (Theo), Emmanuelle Seigner (Madame Ginoux) o Mathieu Amalric (Dr. Gachet).

6/10
Doctor Strange (Doctor Extraño)

2016 | Doctor Strange

El doctor Stephen Strange es un afamado neurocirujano asentado en Nueva York, cuyas manos obran algo parecido al milagro a la hora de acometer delicadas operaciones en el cerebro de sus pacientes. Con un ego bastante subido, sólo vive para el trabajo, pero su mundo va a venirse abajo cuando sufre un terrible accidente de automóvil: aunque salva la vida, sus manos han sufrido múltiples lesiones, y conservan un temblor que no parece fácil que desaparezca. A pesar de su empeño en recuperarse con rehabilitación, los avances son lentos, y se convierte en un tipo amargado. Hasta que se entera de la recuperación de quien debía ser un tetrapléjico, un tal Pangborn, quien le explica que ha sido gracias a la sabiduría ancestral de una mujer conocida como la Anciana. Aunque escéptico, Stephen viaja a Nepal, y aprenderá que existen unos conocimientos diferentes a la ciencia en la que siempre ha confiado. De modo que se empapa de misticismo, y de la existencia de multiversos, universos paralelos, hasta el punto de que encuentra un nuevo sentido a su vida, hay otras metas y posibilidades para ayudar a los demás más allá de la mesa de operaciones del hospital. Adaptación de las andanzas del personaje de cómic, creado por Steve Ditko en 1963. Aunque no es de los más populares, parece claro que Walt Disney pretende sacar el máximo partido a la amplia galería de personajes de superhéroes de cuyos derechos es propietaria tras la compra de Marvel en 2009. La idea aquí es entregar aventuras con un componente mágico, y de este modo explorar nuevos terrenos frente a las tramas de los típicos superhéroes con su superpoder correspondiente, los grupetes de superhéroes, u otras recientes vías "innovadoras" que incluyen el cine negro (Jessica Jones y compañía) o la parodia (Deadpool). De modo que se presenta el conflicto fe-razón, para lo que parece muy adecuada la elección del director, Scott Derrickson (que brilló en la cinta sobre posesión diabólica El exorcismo de Emily Rose), que es también uno de los autores del guión. Además se incide en la egolatría inicial del protagonista (el eficaz Benedict Cumberbatch), que recibe la correspondiente cura de humildad, a la que contribuyen primero su compañera de hospital Christine Palmer (Rachel McAdams), y luego sus compañeros de aprendizaje (la Anciana a la que da vida Tilda Swinton), más Mordo (Chiwetel Ejiofor) y Wong (Benedict Wong). Los efectos visuales están muy cuidados, con esos edificios que se pliegan y la dinámica acción con las peleas de rigor, deudores de títulos como Origen y Matrix. Y aunque puede agotar la pirotecnia digital, que a veces resulta excesiva, los conflictos aligerados con dosis de humor bien calculadas, hacen que el visionado del film sea en líneas generales altamente disfrutable. Quizá el villano de Mads Mikkelsen sea demasiado hierático, pero en fin, tiene su lado medianamente inquietante, y da pie a un clímax bucle la mar de ingenioso.

6/10
Rogue One: Una historia de Star Wars

2016 | Rogue One: A Star Wars Story

Primera película de la saga galáctica que no forma parte de las tres trilogías que llegarán a conformar pronto nueve episodios, aunque esta historia de Star Wars bien podría subtitularse “Episodio tres y medio”, los hechos que se narran son inmediatamente anteriores a los que muestra el film con el que George Lucas empezó todo. Corren tiempos en que domina el Imperio, y la Alianza Rebelde hace lo que buenamente puede para oponerse a sus tiránicos fines. Una de las herramientas que están desarrollando para asegurar su dominio es un arma de destrucción masiva, un destructor de planetas, la llamada Estrella de la Muerte. Contra su voluntad, el ingeniero Galen Erso está detrás del diseño, pero cuenta con que su hija Jyn, ahora toda una joven aguerrida, y a la que no ve desde que era niña, pueda proporcionar una valiosa información a los rebeldes. Pero esto pasa por hacerle llegar un mensaje a través de su viejo amigo extremista Saw Gerrera, y de que ella persuada a un grupo de variopintos personajes ­–Cassian Andor, combatiente sin escrúpulos,  el androide K-2S0, el jedi ciego Chirrut, el guerrero Bace, o el ex piloto imperial Bodhi– para hacer equipo, lo que no es tan sencillo. Gareth Edwards, el director de Monsters y Godzilla, ha sido el encargado de poner en marcha el primer spin-off cinematográfico de Star Wars, aunque se ve que la tarea de conceder independencia con respecto a los filmes originales es gradual, nada de riesgos innecesarios, sólo los justos, y siguiendo la estrategia del episodio VII hay un esfuerzo notable para que el fan acérrimo se sienta cómodo en un universo familiar, disfrutando de guiños y reconociendo personajes, armaduras de soldados, naves espaciales, etc, etc. La trama desarrollada por Chris Weitz y Tony Gilroy, a partir de las ideas de John Knoll y Gary Whitta, es relativamente sencilla y sirve para trazar ecos con otros títulos de la saga. Al igual que en El despertar de la fuerza hay una apuesta decidida por un personaje principal femenino, Jyn, encarnado por Felicity Jones, y el alimento del elemento nostalgia. También, cara a conquistar el mercado oriental, tenemos a dos personajes orientales, los chinos Donnie Yen y Jiang Wen. Pero aunque el film es entretenido, las escenas de acción acaban haciéndose un poco interminables, falta equilibrio y la música de Michael Giacchino no resiste la comparación con la de John Williams. Y aunque hay algunos detalles de humor, por los intercambios entre Jyn y K-2S0, al estilo de los que tenían la princesa Leia y Chewbacca, se echan en falta más de estos siempre agradecidos momentos de desahogo, para entendernos, el Andor de Diego Luna no es Han Solo, y las risas entre dos entrañables androides se añoran. Además, a ratos la cosa se pone algo oscura y solemne, con un reiterativo mantra sobre la fuerza, lo que no significa necesariamente momentos emotivos de verdad, aunque alguno, por suerte, hay.

6/10
Hannibal (2ª temporada)

2014 | Hannibal | Serie TV

Segunda temporada de esta serie oscura y cautivadora, cargada de impactantes revelaciones y juegos psicológicos entre sus protagonistas. Will Graham (Hugh Dancy) se encuentra encerrado en un manicomio, acusado de los crímenes de Hannibal Lecter (Mads Mikkelsen). Ahora que Will ha descubierto al verdadero Hannibal, se enfrenta a una lucha por probar su estabilidad mental y por convencer a los más cercanos a él de que es inocente. Jack Crawford (Lawrence Fishburne) tiene que ocuparse de sus propios sentimientos hacia Will, tratando de entender si realmente su protegido es o no un asesino. Buscando respuestas, Jack recurre al hombre en quien aún puede confiar: Hannibal Lecter. Con Will encerrado, Hannibal se convierte en el nuevo asesor de los casos que se le presentan. Mientras, Hannibal se debate entre su propia defensa y su deseo de seguir cerca de Will, a pesar del consejo de su psiquiatra Bedelia du Maurier (Gillian Anderson) para que se mantenga alejado. Las macabras relaciones entre los personajes continúan evolucionando de un modo inesperado en una temporada que mostrará que nada volverá a ser lo mismo.

The Salvation

2014 | The Salvation

Un singular western al estar dirigido y coescrito por el danés Kristian Levring, y contar una historia de inmigrantes de su país en el viejo Oeste. Jon y Peter Jensen son dos hermanos que abandonaron Dinamarca hacia 1870, hartos de la guerra con los prusianos. Tras varios años de separación, Jon va a reunirse al fin con su esposa y su hijito, que quedaron en Europa. Pero lo que debía ser un tranquilo viaje en diligencia hasta su rancho se convierte en pesadilla, pues los dos viajeros que les acompañan resultan ser unos canallas que intentan agredir sexualmente a la mujer. Lo que desencadena varias muertes y una historia de venganzas y contravenganzas, donde los habitantes del pueblecito de Jon demuestran ser una comunidad poco unida y cobardica. Levring imprime a la narración cierto aire fatalista y trascendente, que lo conecta en parte con el cine nórdico en la tradición de un Ingmar Bergman. Pero a la vez, el estilo enfático y operístico, incluidos primeros planos y rasgueos de guitarra, junto a una abundante violencia con una verdadera ensalada de muertos, evoca también el spaghetti-western al que dio forma Sergio Leone, y su imitación por Sam Raimi y Quentin Tarantino; y por supuesto, la presencia del pueblo sin redaños remite a Solo ante el peligro, el clásico de Gary Cooper. El reparto está muy bien, encabezado por el danés Mads Mikkelsen.

6/10
The Necessary Death of Charlie Countryman

2013 | The Necessary Death of Charlie Countryman

Recién llegado a Bucarest, Charlie se reúne con Gabi, el amor de su vida. Pero ella está con un cruel líder gangsteril cuyos secuaces persiguen sin piedad al ingenuo americano. Charlie Countryman arriesgará su vida por a mor.

Hannibal (serie)

2013 | Hannibal | Serie TV

El agente especial del FBI Will Graham tiene un don especial para empatizar con las personas, es capaz de ponerse completamente en su lugar, pensar como ellos piensan. Su jefe, el agente Jack Crawford le considera especialmente valioso para atrapar asesinos psicópatas, aunque también le preocupa su fragilidad mental, meterse en la cabeza de un criminal pasa factura. Por ello recaba el punto de vista profesional del prestigioso doctor Hannibal Lecter; ignora que ha ido a pedir ayuda al asesino psicópata más peligroso de todos. Serie televisiva basada en los personajes creados por Thomas Harris en la novela “Dragón rojo”, y que en el cine arrasaron gracias a Anthony Hopkins, Jodie Foster y Jonathan Demme. Aquí se describe cómo llegaron a conocerse Will Graham y Hannibal Lecter, y el modo en que el segundo, interesado por el primero como “ejemplar” digno de consideración científica, le desafía con sus actos, propios del narcisista que se cree superior a todos. El jovenzuelo Hugh Dancy es la elección para dar vida al estresado Graham, mientras que un actor danés en alza, Mads Mikkelsen, da el salto definitivo a la escena internacional con el reto de resistir las comparaciones odiosas con Hopkins. En el piloto de la serie da muestras de aguantar el tirón.

6/10
Michael Kohlhaas

2013 | Michael Kohlhaas

Un asunto real

2012 | En kongelig affære

Año 1766. Carolina, hermana del rey inglés Jorge III y princesa de Gales, se dispone a contraer un matrimonio concertado con el monarca danés Cristián VII, según los usos de la época. Sólo ha oído decir cosas buenas de su futuro esposo, que es un hombre apuesto, amante de las artes... Pronto va a descubrir que es un tipo libertino y débil, con un punto de locura, y que se encuentra sometido a las decisiones de su Consejo, que en la práctica es quien decide los destinos de Dinamarca. De modo que tras dar descendencia al rey, la existencia de Carolina parece reducirse a criar a su hijo y al encierro entre las cuatro paredes del palacio. Hasta que asoma a las puertas el médico Johann Friedrich Struensee, que cae en gracia al monarca, ignorante de sus ideas ilustradas. Aunque al principio Carolina no congenia con Johann, pronto surgirá la atracción, física, sí, pero también de ideas que mejoren las condiciones en que vive el pueblo. Uno de los méritos del director danés Nikolaj Arcel es lograr una perfecta imbricación entre el drama personal descrito, triángulo amoroso que atañe al rey Cristián, a la reina Carolina y al médico Johann, con el telón de fondo histórico donde bullen nuevas ideas y el deseo de la libertad, de modo que ambas “patas” de la película tienen igual peso, no hay descompensación. De este modo se evita el peligro de caer en el culebrón, pero también el de simplemente ofrecer una serie de farragosos datos históricos. Además, aunque el público danés está familiarizado con la historia contada, Arcel tiene el acierto de pensar en el espectador de otros lares que lo ignora todo sobre el tema, de modo que no se sienta perdido en ningún momento. Algunas películas de corte histórico ponen el acento en el marco donde transcurre la acción, fastuosos decorados, lujoso vestuario, bailes fastuosos... La que nos ocupa cuida notablemente la dirección artística, pero no la convierte en protagonista, simplemente está al servicio de la narración. Dinamarca es un país frío, y dominan los colores apagados y el “mood” invernal. Ello no quita para que se ofrezcan cuidados planos generales del Copenhague de la época, o que las escenas entre las paredes de palacio u otros lugares resulten muy convincentes en su cotidaneidad. Resulta obligado mencionar el gran trabajo de los actores. Madds Mikelsen se ha convertido ya en el rostro más reconocible del cine danés, le hemos visto en títulos como Pusher, Wilbur se quiere suicidar y Después de la boda, además de que ha trabajado en España con Pablo Berger, el director de Blancanieves, de Pablo Berger, en Torremolinos 73. Le dan perfecta réplica los emergentes Alicia Vikander (que está en la nueva Anna Karenina) y el actor de teatro Mikkel Boe Følsgaard.

7/10
La caza (Jagten)

2012 | Jagten

Lucas trabaja en un parvulario de un pueblecito danés. Los niños le adoran y él disfruta con ellos. Divorciado recientemente, añora a su hijo adolescente Marcus, al que ve poco. Perfectamente integrado en la comunidad local, ha iniciado una nueva relación y forma parte de un grupo de cazadores que comparten alegre camaradería. Tal equilibrio va a sufrir un vuelco cuando la pequeña Klara, hija de su mejor amigo, hace creer a la directora del parvulario que ha sufrido abusos sexuales. Lo que empieza como una piedrecita se convierta en inmensa bola de nieve que podría arrollar su completa existencia. Potente película del danés Thomas Vinterberg (Celebración, Submarino), que coescribe con Tobias Lindholm. La caza (Jagten) describe lo que puede considerarse una moderna “caza de brujas” propiciada por una sociedad hipersexualizada. Las nuevas y fanáticas supersticiones surgen en un contexto donde las perversiones sexuales abundan, y los niños están expuestos, no sólo a ser sus víctimas directas, sino a recibir todo tipo de “inputs” a través de los medios de comunicación, sin entenderlos completamente, como es natural. De modo que Vinterberg pinta la paradoja de una sociedad permisiva en lo sexual, y que al tiempo sobreprotege a los críos de un modo tal que no se sabe quién es más inmaduro, si ellos o los adultos. Los comportamientos injustos, incluso con el recurso a la violencia, se pintan con crudeza, incluido el electrizante momento de la misa de Nochebuena, un reproche a una comunidad que ha convertido la celebración del nacimiento de Jesús en poco más que un acto social. La historia requiere a un actor sólido, y La caza (Jagten) cuenta con él. El cada vez más en alza Mads Mikkelsen entrega una interpretación sensacional, no extraña que ganara por ella un premio en Cannes.

8/10
Los tres mosqueteros (2011)

2011 | The Three Musketeers

Ya en 1921, Douglas Fairbanks protagonizó una vigorosa versión muda de la obra más conocida de Alexandre Dumas père, versionada posteriormente con desiguales resultados entre otros por Allan Dwan, Richard Lester, Stephen Herek, Peter Hyams y George Sidney (autor de la mejor versión). Esta adaptación se toma más licencias que sus predecesoras con respecto al original. Esta vez, Athos, Porthos y Aramis están a punto de conseguir un diseño para una particular máquina de guerra del mismísimo Leonardo Da Vinci, pero en el último momento son traicionados por Milady, por lo que se quedan sin nada. Desencantados, se limitan a emborracharse y lamentarse de que ya no quedan causas justas a las que unirse. Hasta que un día, se cruza en sus vidas el joven D'Artagnan, engreído gascón que aspira a ser mosquetero del rey, y que tras retarles en duelo a uno detrás de otro, acaba ayudándoles en una disputa con los guardias del cardenal Richelieu. Juntos, tendrán la oportunidad de ayudar a la reina en una desesperada misión. Parecería que el director Paul W.S. Anderson, conocido por las adaptaciones de videojuegos Mortal Kombat y Resident Evil, ha buscado un proyecto distinto de cara a cambiar de estilo. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Prima la acción estilo 'consolas', y la cinta está llena de elementos fantásticos, como dirigibles, ametralladoras, etcétera, en pleno siglo XVII. Abundan también las ralentizaciones tipo Matrix, recurso que también utilizaba El mosquetero, la versión de la obra de 2001. Si en su momento llamaba la atención la elección de Gene Kelly, demasiado mayor –pero lleno de carisma– para ser D'Artagnan, en esta ocasión resulta cuanto menos curiosa la juventud del actor escogido, Logan Lerman (Percy Jackson y el ladrón del rayo), si bien su edad es muy similar a la del personaje en el texto original. Le acompañan estrellas más o menos conocidas, como Matthew Macfadyen (Orgullo y prejuicio) que es Athos, Ray Stevenson (Roma) como Porthos, Luke Evans (Tamara Drewe), como Aramis, Christoph Waltz –Richelieu– y la esposa y actriz fetiche del realizador, Milla Jovovich, como Milady. La presencia de Orlando Bloom, como el Duque de Buckingham, no es casual, ya que se busca un tono similar al de Piratas del Caribe. Por regla general, las interpretaciones son correctas pero insulsas. No se le puede pedir a Anderson que desarrolle en profundidad la historia, y que los personajes evolucionen. Todo parece de fantasía y poco creíble. Pero mantiene el tono para todos los públicos de las viejas películas de aventuras, y el que busque dinámicos duelos a espada, acción interminable y batallas, sin más trascendencia, lo pasará bien.

5/10
Furia de titanes

2010 | Clash of the Titans

Spyros, un humilde pescador, encuentra flotando en el mar un ataúd con el cadáver de una mujer y un bebé vivo. Criará a éste con el nombre de Perseo, como si fuera su propio hijo. Pero en realidad se trata de un semidiós, vástago de Zeus. Cuando Perseo ya es adulto, los hombres de Argos osan desafiar a los dioses olímpicos, ocasión que aprovecha la divinidad del inframundo Hades para pedir el sacrificio de Andrómeda; en caso de negativa, la ciudad sea destruida por el Craken, una terrible bestia. Perseo encabezará una expedición para evitar ese sacrificio y poder desafiar con éxito al Cracken, lo que le obliga a enfrentarse con increíbles criaturas. El cine en 3D se ha convertido en una gran atracción de feria, el relieve concede al cine de aventuras una nueva dimensión, nunca mejor dicho. Lo confirma Furia de titanes, grandioso espectáculo visual, reconvertido al formato de moda en la última fase de su producción, taquilla obliga. Tal decisión de última hora se nota, el uso del 3D no es tan perfecto como el de Avatar y Alicia en el País de las Maravillas, el juego plano-contraplano no parece hecho para la tridimensionalidad, y algunas escenas, como las del Olimpo, tienen un acabado extraño, un algo que chirría. No obstante, es previsible que el público general no se ande con demasiadas sutilezas técnicas, y acepte “subirse a la atracción”, sin más. Y es que, en muchas escenas, la cosa funciona perfectamente, a Louis Leterrier le va este tipo de cine, como ya probó en otra mitología, moderna, la de El increíble Hulk. Dentro del esquema de aventuras mitológicas al que da pie el viaje del héroe y sus compañeros, los guionistas – Travis Beacham, Phil Hay y Matt Manfredi– han dado primacía al conflicto interno de Perseo, que no quiere asumir su parte divina –cree que Zeus no le atendió y que su auténtico padre fue su padrastro–, lo que sirve para acentuar su condición humana, sobre todo el ejercicio de la libertad. Lo demás son fuegos de artificio más o menos vistosos, con guiños a sagas épicas como El Señor de los Anillos –esas expediciones por parajes increíbles– y La guerra de las galaxias –hay unas criaturas que se parecen mucho a los moradores de las arenas, y el gruñido de uno de ellos bien podría haberlo proferido Chewbacca–. Ha habido una apuesta por actores más bien desconocidos, a excepción de los “divinos” Ralph Fiennes y Liam Neeson, y el héroe de acción de moda –es su segunda película en 3D– Sam Worthington. Y a diferencia de títulos como 300, se evita la violencia desagradable, en busca del gran público.

6/10
Valhalla Rising

2009 | Valhalla Rising

Peculiar saga medieval nórdica, desarrollada en seis fragmentos. Sigue a un guerrero de fuerza descomunal, con un solo ojo, esclavo de unos paganos de los que huye, salvando la vida de un chaval. Une su destino al de unos vikingos cristianos, que marchan a la cruzada a Tierra Santa. Pero su navegación en medio de una pertinaz niebla les lleva a un lugar inesperado. Insólito film de Nicolas Winding Refn, cineasta más asociado a tramas urbanas contemporáneas que a historias de época. Cierto que el film comparte con otros del director su brutal y explícita violencia, además de la fuerza visual, la belleza del plano. Pero su tono quiere ser más solemne y trascendente, con largos silencios y frases escuetas, a medio camino entre algunas propuestas de Ingmar Bergman y Carl Theodore Dreyer, y la conquista de América presentada por Werner Herzog en Aguirre, la cólera de Dios. El resultado es irregular, pues falta nitidez y hondura en la mirada al hombre del medievo, pagano o cristiano, y los momentos gore son excesivos, pero hay que reconocer al director y coguionista danés su capacidad de arriesgarse a transitar por terrenos fílmicos no explorados antes por él, con el tema del sacrificio en último término.

4/10
Flame y Citron

2008 | Flammen & Citronen

Flame y Citron fueron dos de los más famosos miembros de la resistencia danesa durante la ocupación nazi. Esta película recrea la vida de estos hombres, que decidieron luchar desde la clandestinidad contra los alemanes y contra los daneses que colaboraban con ellos. Las cosas se torcieron cuando comenzaron a plantearse la idoneidad de asesinar a las personas que les habían sido ordenadas, al vislumbrar que sus acciones se integraban en un entramado mucho mayor, que en ocasiones se oponía a sus ansias de acabar con el enemigo nazi. La película consiste en una historia de amor, traición, odio y poder. Flame y Citron forman una efectiva pareja, donde el primero ha llegado a convertirse en el asesino más buscado de Dinamarca. Es frío y calculador, y no duda a la hora de apretar el gatillo. De hecho, éste es el gran problema de la película. Cuando Flame va a cometer un asesinat,o lo hace sin prisas y de forma eficaz. A este ritmo se adecúa el tempo de la película, por lo que resulta lenta en exceso, si se tiene en cuenta que es un drama con tintes de acción. Sus asesinatos son como un ritual que quizás por su lentitud no acaban de llamar la atención del espectador. Y he aquí el otro gran problema de la cinta: el público no puede empatizar con Flame y Citron. Son unos tipos que no caerán ni bien ni mal. A pesar de que se les intenta imprimir rasgos que los humanicen –la familia en el caso de Citron, la chica Ketty en el de Flame– no basta para que el espectador conecte al cien por cien con la causa de la pareja. Citron se pasa la primera parte de la cinta sudando –un detalle muy cuidado, no cabe duda, teniendo en cuenta la tensión y dureza que acarrea el tipo de vida que han elegido– pero que acaba resultando algo desagradable a ojos del espectador. Y mientras Citron suda sin parar, Flame es como un témpano de hielo, con una simpática dentadura que el espectador podrá ver sólo en contadas ocasiones a lo largo del metraje. Así pues, con unos protagonistas desarrollados en una realidad lejana al espectador y con un ritmo tan pausado, resulta difícil que se pueda apreciar en su totalidad el contenido dramático de la historia: la dureza de la traición, la impotencia de saberse un títere en manos de otro, la imposibilidad de luchar contra la gran maquinaria bélica internacional. Todo ello pasa por la retina del espectador casi sin emoción. Lo más destacable de la película es la recreación de la época, un trabajo que se nota que se ha realizado con esmero. En cuanto al contenido, hay que hacer un alto en la conversación que mantiene Flame con su víctima el coronel Gilbert, que le abre los ojos sobre la dura realidad de la guerra donde no todo es blanco o negro. En el terreno de las curiosidades, cabe destacar que el malvado LeChiffre de Casino Royale abandona su elegante esmoquin para interpretar al sudoroso Citron. Además, la película plantea un tema que recientemente ha sido tratado en Wanted (Se busca): la confianza ciega en un hombre que dispone sobre la vida y muerte de otros.

5/10
Después de la boda

2006 | Efter brylluppet

Jacob vive en la India, donde dedica todo su tiempo a los proyectos de ayuda a los más desfavorecidos de una organización no gubernamental. Pero si algo no sobra allí, son los fondos de financiación. De modo que cuando Jørgen, un gran empresario danés, muestra su disposición para donar una importante cantidad a la organización de Jacob, éste no tiene más remedio que seguir las “reglas del juego” y viajar a Dinamarca para explicarle su labor, ponerle un vídeo, etc. Jacob no se siente cómodo en ese ambiente donde el dinero a menudo se derrocha, y anhela cumplir la promesa que hizo a un niño de un orfanato, de estar de vuelta en una semana, para celebrar su cumpleaños. Y sólo por compromiso acepta asistir a la boda de Anna, la hija de Jørgen y Helene, que coincide con su visita a Copenhague. El caso es que un brindis de la novia tras la ceremonia va a llevar la historia por cauces inesperados. La directora danesa Susanne Bier ya había apuntado maneras de buena cineasta en la ‘dogmática’ Te quiero para siempre, y en la reflexión sobre la guerra Hermanos. Ahora, con este film nominado al Oscar a la mejor película extranjera, confirma sus dotes de gran narradora de historias, gracias a un guión coescrito con Anders Thomas Jensen, que contiene magníficos quiebros y requiebros, que lejos de estar forzados, se producen con naturalidad. Parece que Bier nos está contando inicialmente, con agilísimo ritmo, una historia sobre las diferencias entre los países pobres y la opulenta sociedad occidental, y sí, esto está también presente; pero sobre todo construye cuatro grandes personajes –el matrimonio (Rolf Lassgård y Sidse Babett Knudsen), la hija (Stine Fischer Christensen), el visitante (Mads Mikkelsen, visto como villano en la bondiana 007 Casino Royale)– y sus interrelaciones, de gran solidez, que además de producir en el el espectador emociones genuinas, empujan a la reflexión de que hay que ayudar a los que están lejos… y a los que están cerca. Apuntes como la sinceridad y transparencia como bases de un amor sólido y fiel, en el matrimonio y en la paternidad-filiación tienen un enorme valor antropológico. También está muy bien compuesto el discurso de cumpleaños, en que los comentarios tópicos de un empresario con planes de futuro están precedidos por una declaración de amor a los suyos, y la invitación a aprovechar el bien preciosísimo del tiempo. 

8/10
007 Casino Royale

2006 | Casino Royale

Nueva aventura del agente 007, con licencia para matar. Y de nuevo siguen los esfuerzos de los impulsores de la saga para adaptar un héroe con algunos rasgos ‘políticamente incorrectos’ al nuevo milenio. Lo que significa, vale, que James Bond sigue seduciendo a las mujeres, pero éstas tienen buena cabeza, y son capaces de mantener una conversación inteligente con 007, incluso dejándole con la palabra en la boca. En esta ocasión se retoma libremente “Casino Royale”, una novela de Ian Fleming que había sido llevada a la pantalla en clave paródica, en una de las dos entregas no oficiales de Bond. Tras un prólogo en blanco y negro que se diría diseñada para dejar claro que el nuevo Bond, Daniel Craig, es tan duro como el que más, la acción se traslada a África, donde hay una de esas escenas de persecución con mucha pirotecnia, de las que dejan sin resuello. Y a partir de ahí ya podemos meternos en harina: la idea es dejar sin fondos al villano de turno, que realiza crimenes terroristas por encargo. Porque Cifra tiene la mala costumbre de jugar en el casino, y por un problemas con sus acciones de bolsa, necesita urgentemente 'pasta gansa', pues en caso contrario su vida corre serio peligro. Para dejarle fuera de juego, nunca mejor dicho, Bond simula ser un experto en póker. Le ayuda un enlace francés, y su ayudante en la misión Vesper. Gracias a un guión en que ha participado el mismísimo Paul Haggis (Crash), la clásica película de acción Bond cobra más entidad (aunque tampoco exageremos), gracias a unos personajes más esbozados de lo habitual (Bond resulta ser vulnerable y capaz de amar, quién lo iba a decir), y a unos diálogos y situaciones pergeñados con ingenio. Aunque hay algún pasaje disparatado (Bond dispuesto a darse un masaje cardíaco a sí mismo), en general el film funciona. Y que la fidelidad conyugal –en sentido bastante amplio, que quede claro– resulte ser un valor en una película de 007 cabe calificarlo casi de revolucionario. Aunque tuvieramos a un Bond casado y enamorado en 007 al servicio secreto de su majestad.

6/10
Las manzanas de Adam

2005 | Adams æbler

Un neonazi debe cumplir una condena de trabajos sociales en una iglesia. El recién llegado está dispuesto a todo para quebrantar el optimismo y fe del pastor acerca de la posibilidad de redención de cualquier persona. Con un sentido del humor muy particular y un buen reparto, Anders Thomas Jensen explora los recovecos más oscuros de la naturaleza humana.

6/10
Pusher II: con las manos ensangrentadas

2004 | Pusher II

Tonny acaba de salir de la cárcel. Bruto como pocos, y no demasiado inteligente, en la parte de atrás de su cráneo rasurado se puede leer la palabra “respeto”. Un respeto que no le guarda desde luego su padre, un jefecillo mafioso que le tiene por un perfecto patán. Seco de sexo y drogas, Tonny se pone al día enseguida; y también reemprende su carrera criminal en un golpe para robar coches. Aunque lo que puede que le cambie la vida es la aseveración de una antigua novia, Charlotte, que asegura que su bebé es hijo suyo. Segunda entrega de la trilogía Pusher de Nicolas Winding Refn. El guionista y director danés retoma a uno de los personajes del primer film, Tonny, que allí recibía una brutal paliza por la que era dado por casi muerto. También se mencionan a otros, y se retoma, como presencia secundaria, al traficante de drogas Milo. Pero la idea de Refn es centrarse en el simplón Tonny, humillado por un progenitor que no le tiene en ninguna consideración, sentimientos muy distintos a algo parecido a la ternura, que ha despertado en él con motivo de su supuesto vástago. Como en sus otros filmes, el cineasta nórdico entrega un cuadro del submundo criminal de Copenhague nada halagüeño, y claramente abusa de la violencia, y sobre todo de un desagradable erotismo que viene poco a cuento. Hay que reconocerle en cualquier caso fuerza en su propuesta, también en la puesta en escena, y una curiosa capacidad de ofrecer “brotes verdes” en un mundo donde domina de modo apabullante la inmoralidad.

6/10
El rey Arturo

2004 | King Arthur

Los hechos del rey Arturo, la ciudad de Camelot; la espada Excalibur; los poderes hechiceros de Merlín y Morgana; su matrimonio con Ginebra; su amistad con Lancelot y los amores de éste con la reina… han sido trasladados a la literatura y al cine numerosas veces. ¿Pero de dónde nace la figura legendaria de Arturo? El productor Jerry Bruckheimer parte de esta pregunta para elaborar otra de sus superproducciones, esta vez con la arriesgada idea de contar el origen del mito, la historia real del hombre detrás de la leyenda. En el siglo V, el imperio romano aún aguanta las embestidas de los bárbaros. Pero para dominar lugares tan hostiles y lejanos como las islas británicas cuentan con los servicios de los sármatas, famosos jinetes obligados a servir a Roma como pueblo conquistado. Su jefe, Lucius Artorius Castus, salvaguarda junto a sus caballeros el territorio romano de la isla, cuyos límites están marcados por la muralla de Adriano. Durante años han cumplido su cometido de mantener a raya a la tribu nativa de los woads, capitaneada por Merlín, y ya sólo les resta obtener la libertad por los servicios prestados. Pero Roma les pide una última misión, la de rescatar a un importante romano antes de que lleguen las hordas bárbaras del cruel sajón Cerdic. Artorius así lo hace, pero además libera a los presos, entre los que se encuentra una bella guerrera woad llamada Ginebra. Como una declaración de intenciones, la película –que en su versión en DVD se presenta con metraje extendido– se aleja del tono épico y fantástico para narrar los hechos con cierto aire oscuro, sin ápice de magia. Esa atmósfera la traslada a la pantalla con eficacia Antoine Fuqua (Día de entrenamiento), quien ofrece además algunas escenas espectaculares muy bien filmadas, como la del encuentro sobre el hielo o los prolegómenos de la batalla de Badon Hill. Hay matices interesantes, como el deseo de paz de los caballeros, su unidad, la historia del niño o las dudas interiores del protagonista. Y, en pro de la verosimilitud histórica, los personajes están desprovistos de su aura legendaria y, en especial, Clive Owen, en el papel de Arturo, se muestra seco y menos atractivo de lo que su personaje nos tiene acostumbrados. Destaca la vibrante banda sonora de Hans Zimmer.

6/10
Torremolinos 73

2003 | Torremolinos 73

Un humilde vendedor de enciclopedias recibe una inusitada proposición por parte de su empresa, que le ofrece actuar en una enciclopedia de sexualidad, que se venderá en los países escandinavos, donde el material erótico hace furor. Para ello, debe rodar cintas caseras protagonizadas por él mismo y Carmen, su esposa. El matrimonio acepta empujado por las necesidades económicas, por lo que Carmen se convierte en una estrella del porno en Holanda, mientras que Alfredo se aficiona al cine de Bergman mientras sueña con rodar una película seria. Tanto Candela Peña como Javier Cámara demuestran espontaneidad en esta tragicomedia que describe la España de los 70. El color, tratado digitalmente, recuerda al de las películas de super 8 o a las fotos de la época. Aunque se apoya en gran parte en el típico humor de las comedias ligeras del cine español, el debutante Pablo Bergés describe de forma realista a los protagonistas, con especial acierto en el despertar artístico de Alfredo, y en el anhelo de Carmen de tener por fin un hijo por encima de cualquier otra aspiración.

4/10
Wilbur se quiere suicidar

2002 | Wilbur Wants to Kill Himself

No es una película Dogma, pero la directora danesa Lone Scherfig vuelve a retratar el mismo tipo de personajes insatisfechos, buscadores de la felicidad o agotados por una existencia a la que no encuentran sentido, que ya mostró en Italiano para principiantes, la exitosa película que la situó entre los valores más sólidos del cine nórdico. Esta vez traslada su historia a Escocia y narra las diferentes actitudes vitales de dos hermanos treintañeros. Wilbur sólo piensa en el suicidio. Es un tipo listo y despierto, con éxito entre las mujeres, pero su desidia vital le empuja constantemente a desear acabar con su vida. Harbour, por el contrario, es un optimista nato, con una ingenuidad infantil y un corazón de oro que le lleva a pensar continuamente en los demás, especialmente en Wilbur. Tras su enésimo intento de suicidio, Harbour propone a su hermano que se vaya a vivir con él a la librería que regenta. Un día una madre soltera aparece en la tienda y conectará a la perfección con los dos hermanos. Scherfig cuenta en realidad una historia dura, con personajes solitarios, sin horizonte trascendente y donde el sufrimiento y la muerte son pieza principal. Sin embargo, la directora cifra la esperanza en el amor y rebaja la tensión trágica –marca de la casa del cine nórdico– con situaciones entrañables (la niña está sublime) o verdaderamente cómicas, siempre servidas con una asombrosa naturalidad. Gran mérito del buen resultado final es la interpretación del reparto, en especial de Jamie Sives y Shirley Henderson.

7/10
Te quiero para siempre

2002 | Elsker dig for evigt

Joachim y Cecile son una joven pareja enamorada que está a punto de casarse. Por su parte, Niels y Marie son un matrimonio con hijos. Joachim tiene un accidente que le deja inválido y Cecile acaba buscando consuelo en los brazos de Niels. Ambos se enamorarán hasta el punto de pensar en dejarlo todo por amor. Drama intenso y triste de la danesa Susanne Bier (Después de la boda), y buena muestra de su particular estilo Dogma, influido muy posiblemente por su compatriota Lars von Trier. Los cuatro personajes, cuyas vidas se mezclan debido a un hecho inesperado, les hace entrar en una espiral de dolor, engaño y autodestrucción de la que no saben muy bien cómo salir.

5/10
Dina

2002 | I Am Dina

Noruega, 1860. La pequeña Dina desencadena un accidente en el lavadero que acaba con la vida de su madre. Repudiada por su padre, la chica queda al cuidado de unos sirvientes. Con el tiempo se ha convertido en una inadaptada, de personalidad psicótica, atormentada por el recuerdo de su madre y obsesionada con el sexo. El danés Ole Bornedal, autor de El vigilante nocturno, dirige y coescribe esta adaptación de una novela de la autora sueca Herbjorg Wassmo. La película es típicamente nórdica, al estilo bergmaniano: densa y opresiva, triste y algo desasosegante, de fotografía majestuosa. Lo mejor, la interpretación de Maria Bonnevie, la inquietante y extraña Dina.

4/10
Bleeder

1999 | Bleeder

La vida de una serie de patéticos personajes a los que une un videoclub, donde unos trabajan y otros alquilan películas. Allí están Leo, desconcertado cuando su esposa le comunica que espera un niño; el violento hermano de ésta; el tímido encargado del videoclub, que sólo sabe hablar de películas, y al que cuesta intentar entablar una relación con una camarera. El danés Nicolas Winding Refn escribe y dirige una película de trama más o menos sencilla, pero que es un auténtico ejercicio de virtuosismo técnico -los paseos de la cámara por los pasillos del restaurante, el videoclub y la librería, usando grandes angulares, son deslumbrantes-, a la vez que un desolador retrato de la condición humana, los personajes funcionan a modo de náufragos existenciales sin asideros ni creencias sobre los que fundamentar su día a día. De modo que, nunca mejor dicho, la sangre acabará llegando al río, violentamente. No obstante el director deja ligeramente entreabierta la puerta a la esperanza.

6/10
Pusher: un paseo por el abismo

1996 | Pusher

Las tribulaciones de Frank, un camello que trafica con droga en las calles de Copenhague, a lo largo de una semana completa. Siempre acompañado del aún más tarado que él Tonny, le surge inesperadamente un cliente que le pide una gran cantidad de material. Negociando hábilmente su margen, aquello podría ser el negocio de su vida. Pero la policía aparece en el momento de la entrega, y aunque logra no ser inculpado, ahora debe a su proveedor una importante suma de dinero: la tarea de reunirla en un breve plazo de tiempo se diría una misión imposible. El danés Nicolas Winding Refn sorprendió debutando con este film, que coescribe y dirige, una vigorosa mirada al submundo del narcotráfico, de personajes marginales y hábiles giros narrativos. Su retrato de la calle, y la violencia, latente y expresa, conforman una especie de tremenda bofetada al espectador, que muy difícilmente quedará indiferente. Parece indudable que la criminalidad que muestra ha influido en series televisivas de la talla de Los Soprano y The Wire (Bajo escucha), por su brutal tratamiento de los gángsteres y el tráfico de estupefacientes. A su vez, podría mencionarse en Refn como referencia a Quentin Tarantino.

6/10

Últimos tráilers y vídeos