IMG-LOGO

Biografía

Martin Sheen

Martin Sheen

80 años

Martin Sheen

Nació el 03 de Agosto de 1940 en Dayton, Ohio, EE.UU.

El capitán Willard

21 Abril 2012

Para muchos, el mejor presidente que ha habido en la historia de los Estados Unidos, pues fue el mandatario Josiah Bartlet en El ala oeste de la Casa Blanca. Muchos años antes hizo historia como protagonista de Apocalypse Now. Martin Sheen ha trabajado con grandes directores y se le considera un actor de peso.

Hijo de padre español (de una localidad gallega) y una irlandesa, Ramón Antonio Gerard Estévez –su nombre real– nació en Dayton (Ohio, EEUU.) el 3 de agosto de 1940. Durante el parto sufrió la rotura del brazo izquierdo, por lo que tiene movilidad limitada en el mismo y es un poco más corto que el derecho.

Ya en el instituto descubrió que se le daba bien la interpretación, y decidió convertirse en actor profesional pese a la oposición de su padre. Escogió su apellido como un homenaje al popular obispo católico Fulton J. Sheen, que presentaba programas televisivos y escribió numerosos libros y artículos. Aunque Martin Sheen nunca recibió formación para actuar, pronto conseguiría papeles en la escena neoyorquina e incluso una nominación al Tony por su trabajo como joven que regresa a casa tras la II Guerra Mundial, encontrándose con que sus padres tienen una relación turbulenta, en “Una historia de tres extraños”, papel que repetiría mucho después en la versión cinematográfica.

Estaba destinado a forjarse poco a poco como secundario en series, antes de su primera aparición en salas de cine, como adolescente matón en El incidente (1967). En 1961 se casó con la estudiante de arte Janet Templeton, con la que tuvo tres hijos y una hija, todos ellos actores de desigual éxito: Charlie Sheen (el único que adoptó el apellido artístico), Emilio Estevez, Renée Estevez y Ramon Estevez.

En los 70 demostraría su talento, especialmente como el joven asesino de Malas tierras, el teniente de Trampa 22, y sobre todo el rol de otro militar, el ya legendario capitán Willard, que debe localizar y matar a un coronel disidente, en Apocalypse Now. Durante el complicadísimo rodaje de esta última, consumía sin parar alcohol y drogas hasta el punto de que sufrió un infarto, llegando a recibir la unción de enfermos. Se dice que rodó en estado de embriaguez la secuencia inicial, en la que baila frente a un espejo, y que al golpearlo se cortó realmente en la mano.

Por desgracia, Sheen no se aprovechó del extraordinario éxito del film de Francis Ford Coppola. Destacó como periodista en Gandhi, militar en El final de la cuenta atrás, y secundario en un par de adaptaciones de libros de Stephen King: La zona muerta y Ojos de fuego.

Encarnó al progenitor de su hijo en la vida real en Wall Street, y además, se puso a las órdenes de otro de sus vastagos, Emilio Estevez, en Bobby y The Way, rodada en Galicia, la tierra de sus ancestros, sobre el Camino de Santiago. Andaba un tanto olvidado cuando le ficharon para interpretar al presidente Josiah Bartlet, en El ala oeste de la Casa Blanca, memorable serie que mostraba los entresijos de la política estadounidense. Por su trabajo obtuvo seis candidaturas al Emmy y ganó el Globo de Oro.

Sheen tiene fama de activista combativo, embarcado en causas sociales como la oposición a las armas nucleares. Ha sido detenido en diversas protestas. En los últimos años ha brillado como padre de la prometida del protagonista en Atrápame si puedes y como policía sin escrúpulos en Infiltrados. Interpreta al tío de Peter Parker en The Amazing Spider-Man.

Filmografía
The Devil Has a Name

2019 | The Devil Has a Name

Come Sunday

2018 | Come Sunday

La trayectoria del pastor pentecostalista afroamericano Carlton Pearson, que llena su iglesia en Tulsa, Oklahoma, todos los domingos, gracias a sus sentidos sermones, a su carisma y a la preocupación sincera por los miembros de su congregación, hasta el punto de que ocupan sus bancos en armonía blancos y negros. Casado y con niños, en 1998 su fe va a pasar por una dura prueba, cuando rehúsa ayudar a su tío septuagenario Quincy, que está en prisión, y que necesita una carta de recomendación para que no le nieguen la libertad condicional. Su actitud estricta y poco misericordiosa empujan al otro al suicidio. Es el detonante de una crisis interior que le hace cuestionar la existencia del infierno, y que sea necesario creer en Jesús y hacer buenas obras para alcanzar la salvación eterna. Al trasladar sus dudas a su congregación, se produce un tremendo revuelo entre sus superiores, los fieles y su propia familia. Joshua Marston sorprendió en 2004 con su película independiente María, llena eres de gracia, pero luego ha seguido una trayectoria algo errática. En el film que nos ocupa parte de una historia real, convertida en guión por el desconodido Marcus Hinchey, que quizá llame la atención al público cristiano protestante, pero que al no creyente puede desconcertar, y también al católico. Pues la idea de que la redención de Cristo tiene un alcance universal, y se dirige por tanto a todos los hombres, también a los no bautizados, que encontrarán a Jesús por caminos inesperados sin ser tal vez conscientes de ello, es doctrina común, por lo que las terribles dudas del protagonista causan cierto estupor, aunque seguramente se ajustan a cierto cristianismo muy atado a la literalidad de la Biblia, y que hacen más hincapié en la infinita justicia de Dios, que le llevaría a castigar al pecador, que en su también infinita misericordia, por la que nunca niega su perdón. En cualquier caso, y aunque intenta ser riguroso y el acercamiento es respetuoso, el film acaba limitándose a dar vueltas a estas dudas teológicas y al drama humano consiguiente, que encarnan bien Chiwetel Ejiofor, el pastor, Condola Rashad, su esposa, Jason Segel, un fiel ayudante, Martin Sheen, el mentor, Danny Glover, el tío Quincy. Quizá está metido algo con calzador la subtrama del pianista gay, con sus dilemas entre serlo y comportarse como tal, y el miedo a que el cielo le esté vedado, o las alusiones al genocidio de Ruanda.

5/10
La excepción a la regla

2016 | Rules Don't Apply

Una mirada nostálgica al Hollywood de los años 60, con una historia de amor triangular alrededor del multimillonario hombre de negocio y productor Howard Hughes, en que están implicados dos de sus muchos jóvenes empleados, el chófer Alden Ehrenreich y la aspirante a actriz Marla Mabrey, que tiene contractualmente prohibido cualquier conato de romance. La idea sería que estamos ante una excepción muy particular a la regla, que tendría un efecto dulcificador en el excéntrico y enfermo Hughes, del que se pone en duda seriamente su equilibrio mental. Warren Beatty llevaba 15 años sin actuar y 18 sin dirigir o firmar un guión. Casi octogenario vuelve al ruedo con una historia de romanticismo exacerbado, no olvidemos que Beatty está detrás de cintas como Rojos. El resultado es irregular, el cineasta quiere entregar una historia evocadora al estilo de El gran Gatsby, pero en tal sentido, y también con Hughes como leit-motif, Martin Scorsese salió mejor parado cuando rodó El aviador. La cinta funciona, prometedora, en sus primeros compases, la relación de creciente confianza entre Alden y Marla, bien encarnados por Haley Bennett y Lily Collins, que dan bien el tipo de persona ingenua, desconocedora del mundo real. También tiene magia el primer encuentro de Hughes (Warren Beatty) con una y otro, separadamente. Pero luego, cuando llegan las complicaciones en las relaciones entre los personajes, su enrarecimiento no está bien plasmado, las cosas resultan abruptamente confusas, y sólo parcialmente se recupera el pulso en el clímax. Da además la sensación de que se ha eliminado metraje. Annette Bening como madre de Marla, desaparece con brusquedad, y los padres y la novia de Alden son meros comparsas. Da pena ver pasar tan fugazmenta a actores de la talla de Ed Harris y Martin Sheen, sin tiempo para componer algo parecido a un personaje.  

5/10
Ana de las tejas verdes

2016 | Anne of Green Gables

Ana es una niña huérfana de 11 años que es enviada al hogar adoptivo equivocado. Los Cuthbert son dos hermanos demasiado mayores para trabajar en la granja y por eso quieren adoptar un niño que les ayude. Pero en su lugar les entregan a la pequeña Ana. Adaptación de la conocida novela de Lucy Maud Montgomery, que ya ha siso llevada en otras ocasiones a la pantalla. Dulce, tierna y divertida, también con sus dosis dramáticas, está bien dirigida por John Ken Harrison y cuenta con la participación del estupendo veterano Martin Sheen.

5/10
The Vessel (El navío)

2015 | The Vessel

Un pueblecito costero del que no se revelan más datos, aunque todo indica que está situado en América Central o del Sur. Un maremoto asoló la escuela primaria diez años atrás, acabando con las vidas de todos los niños, y de su maestro. Leo, uno de los vecinos más jóvenes, que ha sobrevivido a un accidente entre las aguas en el que todos le han dado por muerto, comienza a construir un barco con los restos del colegio, lo que levantará suspicacias… Terrence Malick ejerce como productor ejecutivo en el debut en el largometraje como realizador y guionista del estadounidense de origen cubano Julio Quintana. Éste logra por un lado entidad propia, no rueda una imitación barata del cine de su mentor y tiene contenido que aportar, pero por otro queda claro que parte de los hallazgos de El árbol de la vida, por muchas cosas, entre ellas su montaje lírico, una fotografía del hasta ahora poco conocido Santiago Benet Mari sugerente y cercana a los personajes, muy en la línea del trabajo para aquélla de Emmanuel Lubezki, y sobre todo por su temática trascendente. Aquí se aborda el mal de Hamelín, pues tiene un punto de partida que trae a la memoria El dulce porvenir, aunque esta vez no se cita expresamente el cuento del flautista. Queda un film muy distinto al de Atom Egoyan, centrado en la esperanza, y la necesidad de retomar la vida, y seguir hacia delante pese a que haya acontecido una tragedia terrible que prácticamente ha acabado con el futuro. Todo se expresa a base de sugerencias y símbolos, con miradas y silencios que lo dicen todo, por lo que queda un trabajo muy sutil. No sobra ni falta nada, lo que pocas veces logra un novato. Aunque todo indica que el ajustado presupuesto no daba para filmar metraje de más, El navío ofrece la impresión de estar muy limado, como los trabajos del hombre que en la mesa de montaje de La delgada línea roja llegó a dejar fuera a estrellas como Bill Pullman, Gary Oldman, Lukas Haas, Viggo Mortensen, Mickey Rourke y hasta a su protagonista de Malas tierras, Martin Sheen. Este último también apoya esta propuesta, realizando un sobrio retrato de un sacerdote, desesperado porque no consigue que sus feligreses recuperen la fe. Estamos quizás ante su mejor trabajo desde El lado oeste de la Casa Blanca, aunque no desmerece, como Leo, el primerizo Lucas Quintana, hermano del director, ni el resto de competentes secundarios, todos de Puerto Rico, donde se ha llevado a cabo el rodaje. Se estrena en países como España la versión en inglés, pero según parece ha circulado en otros sitios una copia en español, en la que el actor de Apocalypse Now realizaba el esfuerzo de hablar en la lengua de sus ancestros gallegos.

7/10
Grace y Frankie

2015 | Grace and Frankie | Serie TV

Grace y Frankie, dos mujeres que no se llevan demasiado bien, aguardan la llegada de sus maridos, socios empresariales, a una cena, tienen que comunicarles una noticia importante. Ellas suponen que harán pública su decisión de jubilarse, pero no, el anuncio sorprendente con el que se encuentran es que ambos confiesan no sólo que son gays, sino que llevan siendo pareja desde hace 20 años –la mitad del tiempo de la vida matrimonial con sus esposas–, y que ahora tienen intención de divorciarse para así casarse ellos. Por supuesto que tal noticia supone una verdadera conmoción. Eso sí, ayudará a que dos mujeres muy diferentes –una casi una hippie, la otra más tradicional– comiencen una amistad. Los hijos de unos y otros también tienen dificultades para asimilar la nueva situación. Serie de capítulos de media hora, creada por Marta Kauffman y Howard J. Morris, que enfoca el vuelco existencial de los personajes con mirada tragicómica, se viene a decir que no sabemos lo que queremos, y en cada momento hay que hacer elecciones, pero que no tienen porque ser para siempre, las cosas cambian. Quizá se le nota demasiado su deseo de mostrar como normales o potencialmente normales, situaciones que no dejan de ser extraordinarias. Aunque el punto de partida es original, luego las cosas discurren por carriles previsibles: nuevos amores, y preparativos de boda gay. Lo mejor es el reparto, donde la veteranía de Jane Fonda, Lily Tomlin, Sam Waterston, Martin Sheen es sin duda un grado.

5/10
The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro

2014 | The Amazing Spider-Man 2

Sony no está dispuesta a soltar al director de la 'indie' (500) días juntos. Puesto que el 'reboot' de la saga arácnida compensó con creces el ligero pinchazo de la tercera entrega de la trilogía dirigida por Sam Raimi, la compañía le ha encargado de nuevo a Marc Webb el siguiente episodio, The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro, al tiempo que, para aprovechar los derechos antes de que reviertan a Disney, se preparan diversos spin-offs, con villanos de la franquicia. En The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro, Peter Parker se gradúa en el instituto, pero se siente incómodo con su novia, Gwen Stacy, pues le prometió a su padre moribundo que se mantendría alejado de ella. Tras la ruptura de la pareja, irrumpe en la ciudad Electro, convertido en supervillano por un accidente eléctrico. Mientras, Harry Osborn intenta conseguir sangre de Spider-Man para inyectársela, como posible antídoto para la enfermedad que ha heredado de su padre, el magnate Harry Osborn, que fue el Duende Verde. Debido a la saturación del género superheróico, el nivel anda muy alto. Algunos títulos lo consiguen, como Capitán América: El soldado de invierno, pero The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro, estrenada pocas semanas después, no puede evitar caer en arquetipos (el tipo que se convierte en supervillano por accidente, la lucha por mantener la identidad secreta, los experimentos de una megacorporación, etc.). Al frente del equipo de guionistas se hayan Alex Kurtzman y Roberto Orci, casi siempre eficaces, a pesar de su trabajo a destajo (en los últimos tiempos combinan episodios de Sleepy Hollow y Hawai 5.0 con producciones cinematográficas como Star Trek: En la oscuridad). Pero esta vez no pueden evitar una caída de ritmo a mitad del metraje, cuando los encuentros y desencuentros de la pareja protagonista pierden interés. Este bache lastra el dramatismo que se pretende con la traca final, cuando The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro remonta más o menos. Sin embargo, en esencia contentará al respetable, pues ofrece lo esperado: efectos especiales chispeantes, secuencias de accion electrizantes e interpretaciones nada corrientes, de los siempre sorprendentes Andrew Garfield y Emma Stone, y de un exageradísimo pero solvente Jaime Foxx. The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro se centra no sólo en el "un gran poder conlleva una gran responsabilidad", tema habitual de la franquicia, sino que sobre todo reflexiona sobre la influencia del legado familiar y de las raíces en el individuo.

5/10
Trash. Ladrones de esperanza

2014 | Trash

Un hombre que huye de la policía, arroja la cartera que buscaban al vacío, y va a parar a un camión de la basura, que la deposita en uno de los vertederos de Río de Janeiro, donde decenas de niños de las favelas se ganan la vida rebuscando entre los escombros. Acaba encontrándola el pequeño Rafael, que comparte el dinero que había en su interior con su amigo Gardo. Pronto el lugar se llena de agentes a la búsqueda de la cartera perdida, pero los chicos callan, preguntándose qué pueden tener de valioso unos papeles con números, unas fotos de un hombre con una niña, una tarjeta de lotería, una estampita de San Francisco de Asís y una llave. Con ayuda de Rato van a ir averiguándolo poco a poco, pero metiéndose en numerosos líos; por suerte les echan un cable el padre Julliard, el sacerdote que desde su pequeña iglesia hace una gran labor social, y la voluntaria Olivia. Adaptación de una novela de Andy Mulligan, convertida en guión por Richard Curtis –el cuentista de Love Actually–, y dirigida por Stephen Daldry, especialista en historias de jóvenes, piénsese en Billy Elliot y Tan fuerte, tan cerca. Muchos son los puntos de comparación que pueden establecerse para este cuento con tres chavales protagonistas que procuran hacer lo correcto, algo que han aprendido en la iglesia. Se podría hablar de un Slumdog Millionaire a la brasileña, si tomamos la referencia fílmica más reciente y obvia, o de aventuras entre Charles Dickens y Mark Twain, si nos ponemos más literarios y pensamos en pilletes de buen corazón en un contexto de pobreza y corrupción, donde se enfrentan a grandes villanos, pero cuenta también con la ayuda de personas de buen corazón. El arranque del film, es de una trepidación que deja sin aliento e intriga, está maravillosamente rodado y editado. Pero luego la narración se estanca un poco, porque las situaciones acaban siendo algo repetitivas. Los chicos se ven inmersos en una especie de juego de búsqueda del tesoro, en que deben descifrar el enigma de unos números y una llave, que conducen a otras pistas, y sufren a lo largo del metraje muchos momentos de persecución, servidos con ritmo desigual. En cualquier caso la historia atrapa por varios motivos. Los chavales, unos recien llegados –Rickson Tevez, Eduardo Luis, Gabriel Weinstein–, son muy naturales, y los secundarios angloparlantes –Martin Sheen, Rooney Mara– y brasileiros –Wagner Moura, Selton Mello– están muy bien escogidos. Además es excelente el diseño de producción, parece un sinsentido decirlo, pero con la cámara de Adriano Goldman, los vertederos resultan bellos. El recurso de los niños hablando a cámara acaba cobrando sentido, y se perdona cierta ingenuidad en los planteamientos por el carácter de fábula del film. El clímax en el cementerio responde a ese carácter de aventura contemporánea que se busca ofrecer.

6/10
Selma

2014 | Selma

Vibrante película nominada al Oscar, que cuenta con el apoyo en la producción de nombres como Brad Pitt y Oprah Winfrey –ésta también con un pequeño papel–, y que llega a los cines cuando se cumplen 50 años de las históricas marchas de Selma a Montgomery, Alabama, reclamando el derecho al voto para los negros en Estados Unidos. Aun reconociendo lo justo de la demanda, teóricamente ya una realidad, pero que está lejos de serlo en los estados del Sur, el presidente Lyndon B. Johnson no quiere tomar en sus manos esta “patata caliente” y legislar, sobre todo cuando ocupan su mesa otros graves problemas de los cuales no es el menor la Guerra de Vietnam. El carismático Martin Luther King, cuyo prestigio se acaba de acrecentar con el Premio Nobel de la Paz, establecerá en Selma la base de operaciones de esta nueva lucha pacífica por el voto. Mientras, el gobernador del Estado George Wallace no quiere dar su brazo a torcer, incluso recurriendo a la violencia, y el FBI de J. Edgar Hoover espía los movimientos de King, aireando sus problemas conyugales. Buena muestra de cine histórico, que evita los clásicos buenismos y didactismos en que resulta fácil caer cuando se retrata a gigantes en la lucha por las libertades. La afroamericana Ava DuVernay, que ya llamó la atención con una interesante muestra de cine “indie”, Middle of Nowhere, maneja bien el sólido guión del primerizo Paul Webb, que está punteado con breve frases sobreimpresionadas en la pantalla, como si formaran parte de los informes que el FBI elabora sobre King, e incluye múltiples personajes y grupos en la narración, con el mérito de lograr que el espectador no se pierda, sin ser pesado. El film combina los tintes épicos de ciertas escenas de muchedumbres, o la brutalidad de la represión en el puente Edmund Pettus, con el intimismo de los “tête à tête” entre los personajes, sus intercambios verbales con diferentes puntos de vista, y la soledad del líder, Martin Luther King, que se ha ido dejando en el camino la felicidad del hogar, que desearía recomponer, y cuyo principal guía es su fe en Dios, la oración unida a la convicción de la justicia de su causa. Resulta sugerente la idea de que la población de Selma fue escogida como catalizador ideal de un movimiento que corría el riesgo de no lograr avances considerables, y se hace justicia señalando las adhesiones de numerosos miembros de distintas confesiones a la marcha. Sobre el rigor histórico, hay quien considera que se arroja una imagen algo negativa del presidente, demasiado pragmático y complaciente con los métodos de Hoover, cuando habría sido un sólido apoyo de King, en cualquier caso su apoyo de fondo a las metas que persigue el otro quedan fuera de toda duda. Ésta es una de esas películas que merecería un premio al conjunto del reparto, todos los actores insuflan alma a sus personajes, hasta los que tienen una presencia mínima, como las niñas del atentado de una iglesia en Birmingham. Aunque por supuesto sobresale David Oyelowo que entrega a un inolvidable Martin Luther King.

8/10
Bhopal: A Prayer for Rain

2014 | Bhopal: A Prayer for Rain

Ask Me Anything

2014 | Ask Me Anything

Badge of Honor

2014 | Badge of Honor

The Whale

2013 | The Whale

Stella Days

2012 | Stella Days

The Amazing Spider-Man

2012 | The Amazing Spider-Man

Tras el éxito de Spider-Man 3, el realizador de la trilogía, Sam Raimi, preparaba una nueva entrega que volvería a estar protagonizada por Tobey Maguire y Kirsten Dunst. Sin embargo, durante el proceso de preproducción, Raimi no acabó de entenderse con los ejecutivos de Sony, y finalmente decidió abandonar el proyecto. La productora anunció a bombo y platillo que reiniciaría la franquicia con un nuevo reparto, devolviendo al personaje principal a la época del instituto, con la excusa de conectar con el público joven. En The Amazing Spider-Man sorprendió la elección del director, Marc Webb, procedente de los videoclips y las series televisivas, hasta ahora autor de un único largometraje, la tragicomedia romántica de factura 'indie' (500) días juntos. Así, Peter Parker vuelve a ser un joven estudiante, de mente privilegiada, pero que sufre las iras de Flash Thompson, el matón de su centro, y que vive con sus tíos tras haber sido repentinamente abandonado por sus padres. Se siente atraído por una compañera de clase, Gwen Stacy, hija de un vecino policía. La chica colabora con el doctor Curt Connors, brillante científico que perdió el brazo derecho, y realiza experimentos con animales en busca de un método para que el ser humano pueda regenerar los miembros amputados. Cuando Parker se entera de que Connors colaboró con su padre, se cuela en la compañía donde trabaja, Oscorp, pero allí sufre la picadura de una araña radiactiva que le dará poderes excepcionales. Pesa como una losa que a Webb le hayan encargado repetir el punto de partida ya conocido. También que The Amazing Spider-Man llegue a las carteleras en el punto álgido del aluvión de superhéroes en el cine, tras la estela de propuestas de enorme calidad –El caballero oscuro– y otras fallidas –Green Lantern (Linterna verde)–, pero todas con elementos que se repiten (la identidad secreta, la novia del héroe) por lo que a estas alturas resulta muy difícil no sólo sorprender sino mantener el interés. Por esta razón, salvo para el público que en gran medida desconozca el subgénero, el inicio de The Amazing Spider-Man resulta agotador, a pesar de que se nota un enorme esfuerzo por rodar una producción de calidad. El guión, coescrito por el prestigioso James Vanderbilt (Zodiac) reinventa un poco las secuencias que en esencia ya están vistas y dota de profundidad no sólo a los protagonistas, sino a todos los personajes. Para interpretarlos se ha reclutado a un elenco de auténtico lujo, en el que sobresalen secundarios como Martin Sheen (un gran tío Ben pese a que Cliff Robertson también se lució en la versión anterior), Rhys Ifans (impresionante como villano), Sally Field (aunque su papel de tía May podría tener mayor relevancia) y Denis Leary (el severo pero honrado capitán Stacy). En los roles principales, Andrew Garfield, que se reveló como Eduardo Saverin en La red social, se confirma como joven de gran futuro, mientras que Emma Stone vale para afrontar cualquier papel, como demostró en Criadas y señoras (The Help). Tampoco existen grandes novedades en The Amazing Spider-Man en cuanto a las secuencias de acción, más de lo mismo, pese a que se nota que se ha invertido un generoso presupuesto y que se ha usado tecnología de última generación. Sorprende ligeramente la primera aparición de Peter Parker saltando entre edificios con su recién diseñado uniforme (ahora de licra), y que está filmada en cámara subjetiva, así como un momento 'capriano' en el que los operarios de grúa se unen para ayudar al Trepamuros. Refuerza esta secuencia el mensaje, en torno a la obligación moral de ayudar a los demás, aunque en esencia el fondo viene a ser otra vez aquel "un gran poder conlleva una gran responsabilidad" explicado con diálogos diferentes. Se ven premiados los esfuerzos de los implicados en The Amazing Spider-Man en el tramo final, que adquiere intensidad dramática, sobre todo en lo relativo a la subtrama romántica, especialidad de Marc Webb. Stan Lee, cocreador del personaje con el dibujante Steve Ditko, lleva a cabo aquí el más divertido de sus habituales cameos en adaptaciones de sus obras. Como la mayoría de películas de héroes Marvel, contiene una secuencia de propina durante los títulos de crédito, que promete la inevitable secuela.

5/10
La sombra de la traición

2011 | The Double

Michael Brandt tiene en su haber diversos títulos como guionista, entre ellos Wanted (Se busca) y el brillante western El tren de las 3:10, en los que tenía como socio creativo a Derek Haas. Ambos han vuelto a unirse para escribir el libreto de La sombra de la traición, que dirige el primero, debutante en estas lides. Un senador estadounidense ha sido brutalmente asesinado según el modo de operar de Cassius, espía soviético al que dio por muerto años atrás Paul Shepherdson, agente de la CIA solitario que se ha pasado la mitad de su vida persiguiéndole. Su antiguo supervisor le recluta de nuevo para que investigue el asunto, formando pareja con Ben Geary, joven agente del FBI y feliz padre de familia, que escribió una tesis académica sobre Cassius. Poco esfuerzo se ha realizado para apartarse de los cánones del thriller en su modalidad del juego del gato y el ratón. Brandt sucumbe a la moderna tendencia de abusar de los giros más o menos inesperados, que cambian por completo la cinta, aunque esto vaya en detrimento de la verosimilitud. Al margen de un pequeño alegato pro familiar, acaba resultando ligero en exceso. La sombra de la traición se apoya en un trabajo actoral de Richard Gere lo suficientemente eficaz, pero que dista mucho de ser brillante, como si al actor le importara salvaguardar su profesionalidad, pero no se hubiera calentado la cabeza mucho para crear un personaje único. Se sitúa a un nivel un poco inferior el trabajo de Topher Grace, que pinta un personaje opuesto -joven, más teórico que experimentado, con una familia perfecta frente a la soledad de su compañero-. Aparece en un papel breve el experimentado Martin Sheen, ideal para interpretar a un jefe con autoridad. El resultado final es que Brand salva los muebles, si no se espera algo excesivamente novedoso.

4/10
The Way

2010 | The Way

Tom es un maduro oculista viudo, afincado en Estados Unidos, feliz en su pequeño mundo donde el máximo aliciente vital lo ofrecen sus partidos de golf. En cambio su hijo tiene ganas de ver mundo, y precisamente en su aventura de hacer el Camino de Santiago muere en un accidente. Tom debe acometar la ingrata tarea de viajar a Francia a hacerse cargo del cadáver. Pero una vez allí, decide tomar el relevo de su hijo, y con sus cenizas hacer el Camino juntos. Van a ser varias semanas en que va a sufrir una transformación, el suyo es un viaje no sólo físico sino interior, donde le enriquece el contacto con otras personas que también tienen sus razones para peregrinar a Santiago de Compostela. Agradable película de Emilio Estevez, con su padre Martin Sheen como protagonista. No tiene la complejidad y riqueza de Bobby, aunque comparte con este título la presentación de una amplia galería de personajes, descritos con rasgos que los humanizan. No son perfectos, pero todos anhelan la paz interior y la felicidad, las buscan no saben dónde ni cómo, y su peregrinación es una forma de encauzar esos buenos deseos. Del film se agradece la falta de pretensiones y que logra trasladar la vivencia única de lo que es hacer el Camino de Santiago: variadas razones personales, incluidas por supuesto las espirituales, y la camaradería que surge entre los que se conocen con esa ocasión. El reparto es magnífico, con algún momento dramático intenso –sobre todo en el personaje de Deborah Kara Unger–, aunque se echan en falta más emociones genuinas; prima la normalidad, lo que está bien –los histerismos o la visión grotesca de otras cintas sobre el Camino son un poquito insoportables–, pero hasta cierto punto. Es buena la selección de canciones, pero en algunos momentos da la sensación de que estamos ante una película eminentemente promocional del Camino en su aspecto turístico –la Xunta de Galicia ha ayudado en la financiación–, y esto lastra la cinta, distrae innecesariamente.

5/10
Imagine

2009 | Imagine That

Evan Danielson es un brillante asesor financiero que comienza a perder fuelle en el trabajo por culpa de un insoportable compañero, que está decidido a pasar por encima de él para conseguir un aumento de sueldo. Su situación profesional es difícil y encima su ex mujer le recuerda que, durante toda una semana, tiene que hacerse cargo de su hija Olivia. Al principio se niega en rotundo, aunque la situación cambia inesperadamente cuando descubre que la mantita de la niña es mágica. Efectivamente, Olivia siempre va acompañada de esta manta –como Bis en Snoopy–, que se convierte en la mejor consejera para su padre. La niña y la manta son la puerta a un mundo donde viven unas princesas que aconsejan a Evan qué hacer para derrotar a su rival. Divertida y entrañable película que supone el mejor título de Eddie Murphy en los últimos tiempos después de Dreamgirls. A pesar de que se trata de una comedia, Murphy no resulta tan histriónico como en otras múltiples ocasiones, y además sabe dar a su personaje un toque dramático que ayuda muchísimo a dar entidad a la cinta. Le da la réplica una jovencísima pero brillante Yara Shahidi. Quien también compone a un buen malvado es Thomas Haden Church, que cambia radicalmente de registro desde su Hombre de arena de Spider-Man 2. Pero si es cierto que realiza un buen cometido, su personaje acaba resultando algo cargante. La película resulta perfecta para los más pequeños de la casa. Los mayores también podrán disfrutar de la historia, que cuenta con un mensaje pensado exclusivamente para ellos: nunca se debe olvidar al niño que tenemos dentro. Y es que la temática resulta ser de rigurosa actualidad en un mundo marcado por las interminables jornadas laborales y la presión vivida en los centros de trabajo. Eso hace que muchos –a pesar de que tengan buen corazón, como es el caso de Evan– acaben olvidando cosas tan importantes de su vida como su familia.

5/10
Love Happens

2009 | Love Happens

Burke Ryan se ha hecho famoso, como escritor de libros de autoayuda, tras publicar una obra en la que explicaba cómo logró superar la muerte de su esposa en accidente de tráfico. Tras una larga ausencia vuelve a Seattle, donde ocurrió el trágico suceso. Allí imparte un curso, a la par que intentará cerrar un importante acuerdo publicitario. Durante su estancia conocerá a Eloise, la dueña de una tienda de flores, de la que se enamora a pesar de que en su primer encuentro ella se hace pasar por sordomuda para librarse de él. Este convencional drama romántico supone el debut como director de Brandon Camp, guionista de Dragonfly (La sombra de la libélula). El planteamiento resulta prometedor, pues anuncia el tratamiento de temas como la superación del dolor, pero Camp pasa de largo, lo resuelve todo a base de tópicos, y se muestra reiterativo en algún momento. Se esfuerzan por sacar adelante la cinta Jennifer Aniston –en busca de un éxito que últimamente se le resiste– y el siempre convincente Aaron Eckhart. Pero no parecen tener demasiado química y sus personajes son esquemáticos.

4/10
La conspiración del poder

2009 | Echelon Conspiracy

Un joven ingeniero informático empieza a recibir extraños mensajes de móvil en el que se le comunica cómo puede hacerse rico. Poco después es interceptado por agentes de la CIA y se da cuenta de que algo raro sucede con esos mensajes, pues otras personas que los recibieron han muerto asesinadas. Discreto film de acción e intriga en torno a las nuevas tecnologías. Cuenta con un reparto impresionante, encabezado por Shane West, Edward Burns y Ving Rhames, pero el resultado, con aroma de telefilm, no cubre las expectativas, pese a que se ve con cierto interés. El argumento, que se vende como original, tiene demasiados puntos en común con el de otra película muy superior, de parecido título en español: La conspiración del pánico.

4/10
Talk to Me

2007 | Talk to Me

La historia auténtica de un ex convicto afroamericano, Petey Green, que se convirtió en un popular locutor radiofónico en Washington D.C. en la turbulenta década de los 60. El tipo tiene un don especial para llegar a la gente, que ya desarrolló en la cárcel, a través del sistema de megafonía. Y gracias a su asociación con el productor Dewey Hugues, también negro, logrará triunfar con el micrófono. El argumento suena algo convencional. Pero lo cierto es que Kasi Lemmons entrega una historia con garra, que desarrolla bien la relación entre los dos hombres, uno algo gamberro, el otro más formal, donde cada uno va absorbiendo rasgos del otro. Hay momentos memorables, como la jornada del asesinato de Martin Luther King, que empieza con una pelea entre Petey y otra estrella radiofónica, por una mujer, y termina con la responsabilidad de abordar un momento histórico y de llamar a los oyentes a la calma. El trabajo de Don Cheadle y Chiwetel Ejiofor es memorable, resulta difícil decidir quién está mejor.

7/10
Ciudad del silencio

2006 | Bordertown

Juárez, ciudad fronteriza entre México y Estados Unidos. Miles de mujeres han sido víctimas de violación y asesinato, sin que las autoridades hagan nada. Pero una mujer, dada por muerta y enterrada en el desierto, salva milagrosamente la vida. Aferrada a su medallita de la Virgen, asegura que ella le salvó. El hecho coincide con la llegada a Juárez de Lauren, una periodista de Chicago, que ha aceptado hacer un reportaje sobre los crímenes únicamente como plataforma para la que es su gran ambición, una corresponsalía en el extranjero. Pero conocer a Eva, la superviviente, y reencontrarse con un antiguo novio, director de un diario local, va a cambiar su forma de ver las cosas Dicen que esta película se basa en hechos reales. De ser así, el director y guionista con raíces hispanas Gregory Nava hace un flaco favor a la realidad; porque lo que cuenta, tal y como lo cuenta, carece de credibilidad. Con un guión que presenta más agujeros que un colador, y unas interpretaciones poco convincentes de Jennifer López y Antonio Banderas, lo mejor es el trabajo de la desconocida Maya Zapata, que interpreta a la víctima asustada, que podría reconocer a sus agresores. No basta con las buenas intenciones. El film del otras veces competente Nava (My Family) lanza andanadas a los gobiernos mexicano y estadounidense, y es muy crítico al hablar de su connivencia con las condiciones laborales y las desigualdades sociales en lugares como Juárez, pero la verdad es que no da una explicación plausible de por qué el interés de estos países en detener al psicópta de turno es nulo; decir que ello daría una mala imagen al tratado de libre comercio parece una explicación disparatada. Pero mayor aún lo es pretender que la mejor idea para dar con el asesino violador es meterse en la boca del lobo, o sea, quedarse adrede a solas con él dentro de un autobús en un lugar desierto. Podía ser un thriller convencional, pero razonable; podía ser un título de denuncia convencional, pero razonable. Así, sólo queda un vehículo de lucimiento –escaso, todo hay que decirlo– de López, y un reparto de raíces hispanas (además de la ‘prota’ y la víctima, Martin Sheen, Sonia Braga, Juan Diego Botto, Antonio Banderas…) que apunta, pero se queda corto, a la mejor idea del film: la de los hispanos que se avergüenzan de sus raíces y buscan el triunfo en los países ricos.

4/10
Infiltrados

2006 | The Departed

Cuatro años después de que Wai Keung Lau y Siu Fai Mak sorprendieran con el magnífico thriller hongkonita Juego sucio (2002), Martin Scorsese entrega un brillante remake. Ciertamente la historia le viene al pelo, como le hizo ver un avispado Leonardo DiCaprio, transformado en actor fetiche del cineasta –antes hicieron juntos Gangs of New York y El aviador–, heredero del Robert De Niro de antaño, y quien además le puso sobre la pista de la película. El film cuenta cómo la policía de Boston ha logrado infiltrar en una banda de la mafia irlandesa a uno de sus agentes, que se crió en el barrio donde opera; mientras que la mafia irlandesa ha hecho lo propio colocando a uno de sus hombres en un alto puesto de la policía. Las identidades de los topos sólo son conocidas por sus respectivos superiores. De modo que entre unos y otros acontece un verdadero juego del ratón y el gato, en que resulta imprescindible anticiparse. El guión de William Monahan sigue con fidelidad el original, aunque se aprovecha la coyuntura para introducir algunos nuevos elementos –el triángulo amoroso de los dos topos con la misma mujer, una psiquiatra, o alguna otra vuelta de tuerca en el desenlace– y enriquecer los diálogos. Se mantiene el tema de fondo de la esquizofrenia que supone mantener una doble vida presidida por la mentira y, por supuesto, el director ‘scorsesiza’ la película, lo que significa una inaudita violencia, un lenguaje altamente procaz, y algunos elementos irreverentes hacia el catolicismo completamente innecesarios. El film conserva un ritmo endiablado, Scorsese vuelve a demostrar que es un director de increíble fuerza visual. Acierta además con un reparto de primera, en el que nadie desentona. Leonardo DiCaprio se convierte en un serio candidato al Oscar, y en que actores como el otras veces inexpresivo Mark Wahlberg, el ‘presidente’ Martin Sheen, o la desconocida Vera Farmiga brillan con luz propia.

8/10
Bobby

2006 | Bobby

6 de junio de 1968. Elecciones primarias para la presidencia del partido demócrata. La atmósfera social está muy revuelta por problemas como la guerra de Vietnam o la cuestión racial. Robert Kennedy cuenta con muchas papeletas para ganar en el estado de California, clave para ser finalmente el candidato presidencial, que debería batirse con Richard Nixon. El Ambassador Hotel se ha convertido en el cuartel general de RFK, que en unas horas podría estar celebrando una victoria que le catapulte a la Casa Blanca. Con este telón de fondo político de esperanza e incertidumbre, somos testigos de las historias cruzadas de múltiples personajes relacionados con el hotel: el ex manager del lugar, jubilado; el actual manager, que vive una aventura con una telefonista; su esposa, que trabaja en el salón de peluquería y manicura; el jefe de cocinas, que por una actitud racista es despedido ese día; los pinches de la cocina, uno de los cuales está muy emocionado por el partido de béisbol que se juega ese día; una joven pareja, que se casa ese día para de este modo evitar que él sea destinado a Vietnam; algunos jóvenes implicados en la campaña de Bobby, desde futuros políticos a muchachos que tienen su primera experiencia con la droga; la actriz-cantante alcohólica y su cansado esposo; la pareja madura, donde ella esconde su inseguridad a base de cuidar su apariencia... Notable film bien trabado por Emilio Estevez, director y guionista, y que se reserva un pequeño papel. Se citan en el metraje dos películas, Grand Hotel y Bonnie and Clyde, y no es una mención casual. La estructura y marco del film remiten al clásico de Edmund Goulding, y el otro título anticipa la ensalada de tiros que va a constituir su clímax. Aunque la narración arranca de un modo premioso -hay muchos personajes y subtramas que introducir-, lo cierto es que Estevez las dota de espléndida intensidad dramática, sobre todo porque estamos ante seres de carne y hueso, con inquietudes que podemos entender; y cada pequeña 'tragedia' alcanza su momento álgido, en que detectamos grandeza y miseria. Un reparto de maravillosos actores, espléndidamente escogido, con personajes que les vienen como anillo al dedo -algunos ciertamente arriesgados, como el de tres grandes actrices que se enfrentan al problema de su edad, Demi Moore, Helen Hunt y Sharon Stone- contribuyen, cada uno desde su pequeña parcela, a la gran estatura de este film.

7/10
El ala oeste de la Casa Blanca (7ª temporada)

2005 | The West Wing | Serie TV

Josiah Bartlet lleva ocho años como presidente de los Estados Unidos. Ahora, el largo mandato se va acercando a su fin. Empieza una cruenta batalla política para suceder al presidente entre el senador republicano Arnold Vinick y el congresista demócrata Matthew Santos. Temporada final de la emblemática serie. El episodio 7 ­–que narra el debate entre los dos candidatos a la Casa Blanca–, hizo historia al ser emitido en directo en Estados Unidos. La nota trágica la puso la muerte en mitad de temporada del carismático actor John Spencer, que encarnaba a Leo McGarry, jefe de personal y amigo del presidente.

6/10
Jerusalemski sindrom

2004 | Jerusalemski sindrom

Un actor croata viaja a Israel, en busca del rastro de sus antepasados judíos, que estuvieron internados en el campo de concentración de Auschwitz. A sus 24 años, Macaulay Culkin intentó infructuosamente consagrarse como actor adulto con varias cintas, entre ellas este drama de dos directores croatas. Está acompañado por los excelentes Charlotte Rampling y Martin Sheen.

5/10
El ala oeste de la Casa Blanca (6ª temporada)

2004 | The West Wing | Serie TV

Las tensas relaciones entre Israel y Palestina han alcanzado un punto álgido, y Estados Unidos lo nota en sus propios hombres. Pero tal vez haya una esperanza para la paz. Las decisiones de alto nivel que deben ser tomadas en el despacho oval, coinciden con algunos dramas humanos potentes, como la operación a que debe ser sometida Donna, que sufre una embolia pulmonar por el atentado de Gaza, o el infarto de Leo, que lleva a C.J. a ejercer de jefa de gabinete, y a buscar a un nuevo responsable de las relaciones con la prensa. Esta serie política sigue manteniendo un gran nivel, ideando nuevos desafíos y situaciones de crisis, e incorporando nuevos temas como el de los rumores que circulan por internet, que cuestionan la sexualidad de C.J. También se juega con la intriga de los próximos candidatos a ocupar la Casa Blanca, pues Jed Bartlet ya no podrá ser reelegido tras concluir su segundo mandato presidencial.

7/10
El ala oeste de la Casa Blanca (5ª temporada)

2003 | The West Wing | Serie TV

Zoey, la hija del presidente Bartlet, ha sido secuestrada. Todo apunta a terrosristas. Con Bartlet deprimido, y el vicepresidente que 'pasa', el líder de la Cámara -estupendo John Goodman- toma las riendas del poder: la vida de Zoey peligra. Quinta temporada de la serie sobre la trastienda asesora del presidente estadounidense. Allison Janney ganó el Emmy por su papel de secretaria de prensa en esta tanda de episodios.

6/10
El ala oeste de la Casa Blanca (4ª temporada)

2002 | The West Wing | Serie TV

El equipo del presidente demócrata Bartlet prepara la campaña de reelección. Y por vicisitudes varias, Sam acabará siendo candidato demócrata al congreso en un distrito tradicionalmente republicano.

6/10
Atrápame si puedes

2002 | Catch Me If You Can

Steven Spielberg cineasta lo ha probado prácticamente todo. Dotado de indudable talento y dueño por méritos propios de una posición privilegiada en el paisaje hollywoodiense, puede hacer lo que se le antoje. Así se explica su decisión de dirigir esta comedia ligera de ladrón sofisticado y con encanto, que no se parece a nada de lo que había hecho antes, y que en principio estaba destinada a ser realizada por el artesano Gore Verbinski. El film parte de hechos reales, recogidos en las memorias de Frank Abagnale Jr. Este singular personaje, reconvertido con los años en agente de la oficina americana de lucha contra el fraude, llegó a figurar entre los más buscados por el FBI por sus estafas monetarias cuando era un adolescente. El hecho de que sus delitos no supusieran daño físico para las personas, unido al ingenio con que los perpetró, facilita la labor del guionista Stephen Nathanson, que alimenta una corriente de simpatía hacia Frank, aunque sin buscar disminuir la gravedad de sus acciones. Más bien presenta los elementos que pudieron empujarle por el mal camino. Entre ellos ocupa lugar principal la decepción del divorcio de sus padres, a los que tenía idealizados. El intento frustrado de una fuga imposible de Frank, ya detenido, anticipa las dificultades de su captura nada más empezar la película. Sigue entonces, en flash-back, la narración de los años locos de Frank, desde su adolescencia truncada. Y abundan las escenas de comedia, en que despliega su talento para el fingimiento; pero vemos también el atractivo que el dinero y el sexo ejercen en él, una frívola vida de playboy que, piensa, es necesaria para cumplir el proyecto de reunir a sus padres. Y cuando advierte que ellos no son lo que él quisiera, busca sin saberlo figuras paternas sustitutivas: sobre todo, su tenaz perseguidor, con quien vive un juego del ratón y el gato, y que a veces es la única persona con quien puede sincerarse. Leonardo DiCaprio resulta perfecto como el eterno adolescente, mientras Tom Hanks carga con aplomo sobre sus hombros un papel incómodo, de tipo reservado y refugiado en su trabajo.

6/10
Laberinto envenenado

2001 | O

La joven promesa del baloncesto Odin James ha encontrado el amor de su vida, la atractiva hija del decano de su escuela. Pero su mejor amigo, Hugo Goulding, le convence de que ella tiene un romance con otro jugador del equipo, lo que despierta los inevitables celos. Versión moderna y con personajes adolescentes de Otelo, la inmortal tragedia de Shakespeare, cuya acción se traslada a un elitista colegio interno del sur de los Estados Unidos. Es la tercera película tras las cámaras del actor Tim Blake Nelson (La zona gris).

4/10
El ala oeste de la Casa Blanca (3ª temporada)

2001 | The West Wing | Serie TV

La tercera tmporada de la serie, muestra a un comité que investiga el silencio del presidente acerca de su esclerosis múltiple. Pero lo más sonado es sin duda la difícil decisión de Bartlet para enfrentarse a los enemigos del exterior, lo que le conduce en el último episodio a aprobar una delicada misión secreta que torturará su conciencia. El episodio, brillante, recuerda a El padrino.

7/10
El ala oeste de la Casa Blanca (2ª temporada)

2000 | The West Wing | Serie TV

El presidente Bartlet ha sobrevivido a un atentado, pero ha ocultado a sus electores que sufre una enfermedad degenerativa. Segunda entrega de la serie sobre la trastienda de la la Casa Blanca.

7/10
Funeral en Texas

1999 | A Texas Funeral

Texas, años 60. Ha muerto el patriarca de la familia Whit. La parentela se reúne para darle su último adiós. Pero la lectura de su testamento abre una auténtica caja de truenos, por los oscuros secretos familiares que desvela. Descrito por algunos como un cruce imposible entre Tennessee Williams y David Lynch, el film es un duro drama familiar, lleno de reproches de unos a otros, donde destaca Martin Sheen como el anciano patriarca.

4/10
El ala oeste de la Casa Blanca

1999 | The West Wing | Serie TV

Josiah Bartlet, presidente demócrata, debe lidiar con continuos conflictos. Para ello, cuenta con un equipo de asesores. Leo McGarry, jefe de personal, tiene a su cargo, entre otros, a C.J. Cregg, secretaría de prensa, al director de comunicación Sam Seaborn, y al joven Charlie, enamorado de la hija del presidente. 9 premios Emmy avalaron la calidad de la primera temporada de una serie que describe el trabajo cotidiano del personal de la Casa Blanca.

7/10
Un camino hacia la luz

1999 | Forget Me Never

Diane McGowin es una mujer en la cuarentena que sufre inesperadamente un vacío de memoria al salir de la oficina. Una vez llega a su casa, donde le esperan para celebrar el cumpleaños de su marido, se desmaya. Pronto se sabe que Diane sufre alzheimer prematuro. Discreto telefilm, pesaroso aunque bienintencionado y narrado con soltura, que cuenta entre sus mejores bazas con las interpretaciones de los protagonistas, Mia Farrow y Charlie Sheen. De cualquier forma se trata de un trabajo menor.

4/10
Sin código de conducta

1998 | No Code of Conduct

La policía se enfrenta a una banda de narcotraficantes que preparan una entrega importante. La operación se desbarata, pero tal hecho tiene consecuencias no previstas en las vidas de los agentes que solucionaron el caso. Martin y Charlee Sheen vuelven a hacer de padre e hijo en una película, imitando a la vida real. Les acompaña el especialista en acción Mark Dacascos.

6/10
Asalta como puedas

1998 | Free Money

Comedia negra bastante desafortunada que cuenta con una importante baza en el reparto como es el protagonismo de Marlon Brando en lo que sería su penúltima presencia en pantalla ya que después sólo rodaría The Score (Un golpe maestro) en 2001. El mítico actor es el desaprensivo alcalde de una prisión –apodado “El Sueco”– que intimida a los maridos de sus atolondradas hijas con una trama de atraco por medio. El filme fue un merecido fiasco en taquilla y ya sólo su tráiler daba auténtica pena. Acompañando a Brando en esta imposible película están Donald Sutherland y Martin Sheen, que ya habían coincidido con él en Una árida estación blanca y Apocalypse Now, respectivamente.

2/10
Código de lealtad

1998 | Snitch

Boston. Barrio irlandés de Charlestown. El gángster Jackie O'Hara campa a sus anchas. Bobby O'Graddy, ladrón de poca monta, debe someterse a su ley. Hasta que llega su primo Seamus, que le hace ver las cosas de otra manera. ¿Acudirán los dos a los maderos?. Ted Demme, el director de Beautiful Girls y Blow firma un thriller apasionante, que nos habla de hasta dónde deben llegar las lealtades.

5/10
Últimas consecuencias

1997 | Truth or Consequences N.M.

Un ratero recién salido de la cárcel por un crimen que no cometió, trata de reunir el dinero necesario para largarse a México con su novia. Para acelerar las cosas, acepta participar en el robo de un alijo de droga con un viejo conocido. Pero como suele ocurrir, algo sale mal. Estamos ante un film con bastante acción y violencia, en la que los personajes se mueven todo el rato por la carretera. O sea, ante una de las llamadas "road movies". La toma de incautos rehenes que acontece a mitad de metraje remite, inevitablemente, al clásico Bonnie and Clyde. Dirige la película el actor Kiefer Sutherland, quien se reserva, además, el papel de malo hiperviolento. Entre los demás intérpretes, destacan Vincent Gallo y la breve pero magnética presencia de Rod Steiger.

4/10
Aguas turbulentas

1997 | Hostile Waters

1986. Al final de la Guerra Fría, un submarino ruso comandado por el capitán Igor Britanov colisiona con un submarino estadounidense. Rutger Hauer protagoniza esta amena pero modesta cinta, que se basa en hechos reales.

4/10
Spawn

1997 | Spawn

Basado en un cómic norteamericano de corte fantástico, nos narra la historia de Simmons, un agente de la CIA, que agobiado por su turbio trabajo, decide abandonarlo, para poder dedicarse a su familia. Sin embargo sus jefes opinan que Simmons es un hombre que sabe demasiado para dejarlo marchar así como así, por lo que deciden matarlo. Una vez asesinado, Simmon se encuentra en una especie de antesala del infierno. Allí hace un pacto con el diablo: volverá a la vida, junto con su esposa, si colabora en ciertos planes que conllevan la destrucción del mundo. Mark Dippé dirige este film que cuenta, como originalidad, el hecho de que el protagonista sea un héroe oscuro que, sin embargo, finalmente se redimirá. Pese a que el guión es bastante sencillo, el film vale la pena, aunque solo sea por los espectaculares efectos especiales. El villano de la película es el Clown, un tipo pretendidamente gracioso y emulador del "Jocker" de Batman (1989), que con sus bromas y gritos agota a cualquiera.

2/10
Spin City

1996 | Spin City | Serie TV

Sitcom ambientada en las oficinas de la alcaldía de Nueva York, donde se sigue el día a día del gobierno de la gran metrópoli, sobre todo a través del teniente de alcalde encarnado por Michael J. Fox. La serie, con festivo tono de comedia, orquesta sus tramas sobre la interactuación entre los distintos compañeros de trabajo y sus choques de personalidad. Fox estuvo cuatro temporadas en la exitosa serie, aunque tuvo que dejarla cuando anunció al mundo que padecía la enfermedad de Parkinson.

5/10
Guerra en casa

1996 | The War at Home

Un veterano de Vietnam tiene problemas para adaptarse a la vida civil, especialmente con sus seres queridos.Martin Sheen es dirigido por su hijo Emilio Estevez en un notable drama que tiene su clímax el día de Acción de Gracias.

5/10
Dinero para quemar

1995 | Dead Presidents

Un ex combatiente de Vietnam regresa a su casa al término de la guerra. Acaba tirado en la calle con unos amigos con los que planea el robo de una furgoneta blindada que transporta una importante suma de dinero. Dura descripción de un golpe criminal que realiza un profundo retrato de los personajes protagonistas. Está bien dirigida por los hermanos Albert y Allen Hughes. La excelente banda sonora es obra de Danny Elfman, compositor habitual de los filmes de Tim Burton.

4/10
El presidente y Miss Wade

1995 | The American President

Original comedia romántica que tiene como protagonista al presidente de los Estados Unidos y muestra sus dificultades para entablar una relación sentimental. El presidente Andrew Shepherd, viudo, se enamora de Sydney Wade, miembro de un lobby ecologista. Poco después, los índices de popularidad del presidente comienzan a descender, a pesar de la ayuda de sus asesores y ayudantes. Michael Douglas realiza una cuidada interpretación de un presidente que recuerda a la figura de Bill Clinton. La realización corrió a cargo de Rob Reiner (La princesa prometida, Cuando Harry encontró a Sally).

5/10
Miserias de la guerra

1994 | Fortunes of War

Sombras en el silencio

1993 | Hear No Evil

Una sordomuda, entrenadora de atletismo, tiene como cliente a un periodista que ha recuperado una antigua moneda robada. Al sentirse acosado la esconde en casa de ella; poco después es asesinado. El peligro es ahora para la atleta, a quien ayudara un amigo. El film es tópico de cabo a rabo, recurre a un efectismo barato regado con algo de violencia y sexo, y ofrece una pirueta final que no convence a nadie. Resulta patético ver a Marlee Matlin, la actriz que ganó el Oscar por su papel en Hijos de un dios menor, metida en tan desafortunada película. En su descargo cabe pensar que su minusvalía no le ha facilitado la carrera, de modo que se ve obligada a actuar donde sea. Martin Sheen da vida al villano de turno.

4/10
Hot Shots 2

1993 | Hot Shots 2

Una crisis estalla en Estados Unidos cuando un malvado tirano de un país extranjero toma como rehenes a un puñado de patriotas. El presidente Tuf Benson (Lloyd Bridges) envía a sus mejores hombres en una misión de rescate. Después de varios intentos fallidos, sólo queda un hombre capaz de resolver la situación: Topper Harley (Charlie Sheen). Esta secuela de Hot Shots! parodia el cine bélico, sobre todo de los títulos más representativos de la Guerra del Vietnam a cargo de Jim Abrahams, que sigue el patrón de su gran éxito Aterriza como puedas, dirigida junto con los hermanos Zucker. Además, se añaden múltiples referencias a películas como Instinto Básico e incluso La dama y el vagabundo. Como en ocasiones anteriores, se trata de hacer un gag por escena, del típico humor alocado que caracteriza al realizador. Como protagonista el joven Charlie Sheen (Platoon) -en el filme aparece también su padre, Martin Sheen parodiando su papel de Apocalypse Now- y otros grandes actores como Richard Crenna conocido por su papel de amigo del protagonista en (Acorralado y Rambo) y que aquí interpreta al mismo personaje en clave de parodia. Lo mejor del filme es la música del veterano Basil Poledouris (Conan el bárbaro) que parodia las bandas sonoras de las películas de guerra.

3/10
Gettysburg (1993)

1993 | Gettysburg

En Gettysburg, un lugar extenso del estado de Pensilvania, se produjo en 1863 –el 1, 2 y 3 de julio– una de las batallas más sangrientas de la Guerra Civil Americana. El conflicto supuso un giro en la Guerra de Secesión, pues triunfó el ejército unionista y por consiguiente significó la primera gran derrota por parte de los confederados. De todas maneras, los términos 'triunfo' y 'derrota' dejan de tener sentido ante un enfrentamiento que fue una verdadera carnicería, pues los dos ejércitos quedaron mermados. En concreto murieron más de 52.890 hombres, 22.140 unionistas y 30.750 confederados. Fue la más terrible batalla que ha habido jamás en territorio estadounidense. El monumental film de Ronald F. Maxwell relata, durante más de cuatro horas, ese sangriento episodio bélico, para lo cual adapta una novela de Michael Shaara, ganadora del Premio Pulitzer. El director empapa la historia de un brillante tono épico y de unos personajes muy heroicos, dentro de una ambientación muy cuidada y con una solemne banda sonora de Randy Edelman, presente en todo momento. Con un reparto encabezado por Tom Berenger, Martin Sheen, Jeff Daniels o Sam Elliott, la película cumple sobradamente con sus expectativas y da como resultado un producto muy notable, y aunque las escenas de acción no son todo lo realistas que cabría esperar hay algunos momentos verdaderamente memorables, como la defensa de la colina Little Round Top por parte del coronel Joshua Chamberlain. En 2004 Robert Child realizó un film del mismo título, aunque no alcanzó ni por asomo el nivel de éste.

7/10
El valor del honor

1990 | Cadence

Bean es un soldado que ha sido sorprendido borracho dentro de una base militar estadounidense en Alemania. Como castigo será recluido en una cárcel llena de reos negros. En su única película como director, el actor Martin Sheen adapta una novela de Gordon Weaver. Además de reservarse un papel, el debutante tras las cámaras dirige a dos de sus hijos: Charlie Sheen en el papel protagonista y el menos conocido Ramon Estevez.

5/10
Más allá de las estrellas

1989 | Beyond the Stars

Mezcla de drama y ciencia ficción, con un reparto bastante apañado pero resultado general no del todo satisfactorio. Eric es un muchacho listo de 17 años, apasionado de las naves espaciales y del mundo estelar. Durante un viaje a Oregón para ver a su padre, que es ingeniero espacial, conoce a Paul, el último hombre en haber pisado la Luna. Eric se enterará por su boca de un secreto que puede cambiar el mundo de los viajes espaciales.

4/10
Murphy Brown

1988 | Murphy Brown | Serie TV

Popular serie de televisión emitida por la CBS entre 1988 y 1998, esta sitcom ganadora de Emmys y Globos de Oro seguía al personaje del título, una periodista que se recupera de su adicción al alcohol, y que presenta en televisión un telediario. De modo que se pinta la vida cotidiana con los colegas del trabajo, lo que incluye sus encuentros en Phil's, un bar cercano a la televisión. Más allá de la ficción que protagonizaba Candice Bergen, la serie adquirió más notoriedad si cabe después de que el entonces vicepresidente de Estados Unidos Dan Quayle comentara que le parecía poco edificante la actitud del personaje de Murphy Brown de madre soltera, que al quedar embarazada decide tener al bebé sin contar con el padre.

6/10
Juicio en Berlín

1988 | Judgment in Berlin

Interesante drama judicial, basado en hechos reales, y rodado dos años antes de la caída del muro de Berlín. El film comienza con los intentos de un matrimonio y su niña, y un amigo de la familia, por huir de Alemania del Este vía Polonia. Cuando el marido de ella es detenida con la documentación falsa del grupo, los otros intentan una huida desesperada secuestrando el avión en que tenían previsto viajar, y obligándolo a aterrizar en Berlín occidental. El resto de la película describe el juicio a cargo de un tribunal especial americano, organizado al efecto para juzgar los hechos, donde el juez sufre la presión de la acusación, pues creen que sería un error mirar con ligereza un caso de secuestro aéreo, por la simpatía que pueda despertar el deseo de libertad lejos de la opresión comunista. Dirige el film con buen tino Leo Penn, padre del actor Sean Penn, quien hace un emotivo papel como testigo decisivo de la defensa. Le toca hacer de hombre justo, que no va a permitir ser manipulado por los intereses personales de los que mandan en su país a Martin Sheen. El film tiene toda la vibración que se supone al subgénero judicial, con los alegatos floridos del abogado –convincente Max Gail– y el control férreo del tribunal del personaje de Sheen.

6/10
Los creyentes

1987 | The Believers

Primera y única incursión de su director en el cine de terror. John Schlesinger (1926-2003) era un nombre clásico del “free cinema” británico que había logrado un gran éxito en el cine americano con Cowboy de medianoche (1969). El film parte de una novela de Nicholas Conde en la que un psiquiatra de Nueva York se verá envuelto en una compleja trama de vudú, sin poder escapar de la tela de araña que se teje a su alrededor. Muy bien narrada y exenta del tono truculento de otros filmes de terror similares, tiene un reparto igualmente atípico, con Martin Sheen, Robert Loggia y una Helen Shaver que protagoniza el momento más álgido de la cinta.

6/10
Wall Street

1987 | Wall Street

El joven Bud Fox es un corredor de bolsa que pretende hacerse un hueco dentro de Wall Street. Cuando conoce a Gordon Gekko, todo un tiburón de las finanzas, Fox se introducirá en un mundo lleno de lujo, dinero y ambición. Ante este panorama, Fox corre el riesgo de perder el rumbo y más aún cuando el propio Gekko le ofrece un negocio importante con el que puede enriquecerse, pero que es también sucio e inmoral. Film exquisitamente dirigido por Oliver Stone y que cuenta con un elenco de grandes actores, como Charlie Sheen, su padre Martin Sheen o Michael Douglas. Una de las mejores películas del mundo de la economía y de la bolsa de Nueva York desde el punto de vista de un joven sencillo que quiere triunfar. Oscar y Globo de Oro al mejor actor para Douglas, cuyo papel de cínico y ambicioso 'broker' le iba ni que pintado.

7/10
Ojos de fuego

1984 | Firestarter

Charlie es una niña de siete años con poderes psíquicos. Concretamente, es piroquinética, y puede hacer que cualquier cosa estalle en llamas, con sólo pensarlo. Su padre, Andy, huye con ella porque les persigue una siniestra organización, que pretende estudiar a la niña. Para poder pasar desapercibidos, el padre tiene que enseñar a la niña a controlar sus poderes. Exitosa adaptación del best-seller de Stephen King, que ya había tratado el tema de las niñas con poderes psíquicos en Carrie, su primer trabajo. La joven Drew Barrymore rodó esta cinta poco después de despuntar con E.T., el extraterrestre. Tuvo una secuela tardía, Ojos de fuego 2, concebida para televisión.

4/10
La zona muerta (1983)

1983 | The Dead Zone

Otra versión del accidentado que al recuperarse todo lo ve distinto (como ocurría en A propósito de Henry). Pero, esta vez, resulta que tiene poderes... Predecir el futuro, cambiarlo.... La película parte de una novela de Stephen King llevada al cine por el inquietante director canadiense David Cronenberg. Como es habitual en los filmes de Cronenberg, lo repulsivo se inserta en la trama en todo momento.

4/10
Cuando fuimos campeones

1982 | That Championship Season

Cuatro hombres se reencuentran con su entrenador del equipo equipo de baloncesto, con el que lograron varios títulos. El protagonista de El exorcista dirige un drama deportivo basado en su propia obra teatral.

4/10
Gandhi

1982 | Gandhi

Colosal superproducción, dirigida por un Richard Attenborough (Un puente lejano) en plena forma, que recrea meticulosamente la vida del mítico líder hindú, que revolucionó el mundo y logró que la India dejara de ser colonia inglesa, gracias a la llamada "resistencia pacífica". Honesto acercamiento al espíritu del hombre y a la actitud profundamente virtuosa que encarnó. Ganadora de 9 Oscar.

7/10
Enigma

1982 | Enigma

Golpe maestro

1981 | Loophole

Stephen Booker (Martin Sheen) es un arquitecto que pierde su trabajo y el dinero le escasea. Al verse en una siuación límite por la dificultad de encontrar trabajo, decide asociarse con Mike Daniels (Albert Finney), un ladrón que planea robar uno de los bancos más grandes de Londres. Es una película más de atracos que no aporta frescura al género pero se deja ver. El espectador encontrará acción, suspense e incluso algo de comedia en una experiencia que le hará pasar un rato agradable frente al televisor.

5/10
El final de la cuenta atrás

1980 | The Final Countdown

En 1980, el USS Nimitz, un buque de guerra equipado con el más moderno armamento nuclear, realiza una misión rutinaria a 200 millas de Pearl Harbour. De repente el buque queda atrapado en una misteriosa tormenta que le transportará al año 1941, dos días antes del ataque japonés a Pearl Harbour. El capitán del Nimitz (Kirk Douglas) deberá decidir entre lanzar una ofensiva contra el inminente ataque japonés o dejar que la historia siga su curso. Se trata de un entretenido film, típico de los ochenta, pero que, pese a su éxito, hoy en día no tiene ni por asomo el atractivo de entonces. Lo mejor es el reparto de rostros conocidos.

5/10
Desafío a una leyenda

1979 | Eagle's Wing

Extraño western que sigue los pasos de un hombre de ciudad que ha de aprender a manejarse en el antiguo oeste. Con ayuda de un indio comanche comenzará a evolucionar. El film trata de narrar la leyenda del poder del caballo en el Oeste americano. Protagoniza Martin Sheen (Apocalypse Now). El film es también conocido por el título "Tú, pequeño hombre blanco... yo, gran cazador".

4/10
Apocalypse Now

1979 | Apocalypse Now

Tres años de rodaje, un tifón, la hipoteca de sus propiedades, la sustitución del protagonista Harvey Keitel por Martin Sheen, el infarto de éste, una crisis matrimonial finalmente resuelta… No es fácil distinguir las dificultades reales del rodaje de Apocalypse Now con la leyenda que le confirió aura de título maldito. Se dijo que un desequilibrado robó material rodado y lo devolvía “por entregas”, en forma de trocitos calcinados; Peter Biskind afirmó que los cadáveres del refugio de Kurtz, procedentes en teoría del instituto anatómico forense, eran en realidad cuerpos de tumbas profanadas. Eleanor Coppola, esposa de Francis, escribió en su diario: “Es horrible advertir que alguien a quien amas se adentra en el centro de sí mismo y se enfrenta a sus temores, temor al fracaso, a la muerte, a volverse loco. Hasta ahora no había podido aceptar que el hombre al que amo, mi marido, el padre de mis hijos, pudiera mentir, traicionar y ser cruel con la gente a la que quiere.” Se producía un inquietante paralelismo entre Coppola y los personajes principales de Apocalypse Now. La idea del film surgió de John Milius, al que ayudó George Lucas en un primer tratamiento. Pero cuando Coppola asumió la historia, le dio un vuelco decisivo: no sería un título bélico al uso, sino una meditación sobre la degradación del espíritu humano. Tomar como columna vertebral “El corazón de las tinieblas” de Joseph Conrad, ayudó a dar carta de naturaleza a estas intenciones. En el libro de Conrad, el protagonista inicia un largo viaje a un África ignota, para aclarar el modo en que Kurtz explota una mina de diamantes. La búsqueda, el encuentro, el intento de comprender las motivaciones del otro, serían los mimbres con que Coppola confeccionaría su personal cesto acerca de las luces y sombras del espíritu humano. Resulta reduccionista decir que Apocalypse Now es una película sobre Vietnam. Va más allá: podría ser cualquier guerra, y podría no hablar de guerra alguna. Habla de actos humanos y sus consecuencias. De la posibilidad de hacer el bien y el mal. De las dudas y la tendencia a juzgar al otro. Coppola lo explicó con claridad: “Quería hacer un film sobre las grandes cuestiones planteadas por esta guerra (…), cuestiones vastas, filosóficas. Como el concepto de moral, del bien y del mal, que uno encuentra cada vez que trata un tema donde hay gente que cree ser muy buena, muy moral, y que hacen cosas que parece que están muy mal.” Algunos comentaristas tacharon los diálogos de ampulosos. Son los mismos que prefieren el mensaje directo del ataque de los helicópteros al son de “La Cabalgata de las Walkirias” (magnífica, sin duda) al esfuerzo intelectual que exige el discurso lúcido e incoherente (se da esta paradoja) de un coronel Kurtz envuelto en la negrura de las sombras (como don Vito Corleone en El padrino). Las reflexiones de Willard, servidas con voz en off, en que se interroga sobre su misión, acabar con Kurtz (“No podía creer que quisieran enterrar a este hombre; casi mil condecoraciones”, “Ese hombre tiene la mente clara, pero el alma deshecha”); o los intentos de Kurtz de expresar el estado de su alma, las dudas que le acometen… son esfuerzos notables por descender al abismo en que puede caer el hombre. 

8/10
La muchacha del sendero

1976 | The Little Girl Who Lives Down the Lane

El mismo año que rodó la mítica Taxi Driver a las órdenes de Scorsese, una jovencita Jodie Foster -que por entonces contaba con 14 años- protagonizó este inquietante film, a medio camino entre la intriga y le terror. La actriz interpreta a Rynn Jacobs, una niña, despierta e inteligente, que vive sola en una gran casa alquilada a las afueras de un pueblecito americano. Apenas sale a la calle y la poca gente que entra en contacto con ella no es bienvenida. En la casa parece no vivir nadie más que Rynn aunque ella dice que su padre está por ahí... Tras el misterio se oculta un horrible secreto. El film, con guión escrito por Laird Koenig a partir de su propia novela, ofrece ante todo una portentosa actuación de Foster, una verdadera niña prodigio de la interpretación. Aunque el aire rancio y poco original de las escenas han hecho envejecer la cinta, en general está rodada con cierta maña y mantiene el interés hasta el final.

5/10
El puente de Casandra

1976 | The Cassandra Crossing

Filmada en pleno apogeo del cine de catástrofes, esta coproducción europea de Carlo Ponti reunió a un buen puñado de rostros conocidos para contar el mortal viaje de un tren transcontinental donde se ha refugiado un terrorista que ha sido contagiado por un contagioso virus. Para evitar que los pasajeros del tren puedan escapar, los militares ordenan que el convoy no realice ninguna parada y sea destruido. Entretenido espectáculo repleto de suspense y acción, con todos los tópicos del género pero resueltos con suma eficacia. A ello ayuda la banda sonora de Jerry Goldsmith, que genera una gran tensión en determinados momentos de la trama.

7/10
Malas tierras

1973 | Badlands

Una joven pareja, Kit y Holly, realiza una serie de atroces asesinatos por el sur de Dakota y Montana. En la que fuera su primera película, Malick envuelve en tono profundamente poético un duro relato, basado en hechos reales acontecidos en 1958. El film cuenta con una brillantísima realización y muy buenas actuaciones de Martin Sheen y Sissy Spacek, cuyos personajes rezuman autenticidad, pese a que los caracteres son muy excéntricos y amorales, como si matar para ellos fuera sólo un juego infantil. Hay planos de una belleza sobrecogedora, que invitan a una contemplación serena (tan del gusto del director), como los que recogen las llamas en el incendio de la casa de Holly, el coche surcando las tierras yermas, los amaneceres, el baile nocturno... Con todo merecimiento, Malas tierras es considerado ya un clásico del cine.

8/10
Furia

1972 | Rage

El ejército de Estados Unidos deja escapar por error un peligroso gas nervioso que acaba con la vida de todo el ganado del ranchero Dan, así como también con su hijo. Indignado, quiere responsabilidades antes la muerte de su vástago, pero lidiar con el ejército no será fácil, pues nadie está dispuesto a admitir la culpa. Debut como director cinematográfico del actor George C. Scott que también interpreta al protagonista.

5/10
The Andersonville Trial

1970 | The Andersonville Trial

Producción televisiva que recrea los hechos reales que Saul Levitt recogió en su obra teatral homónima. La película cuenta el juicio militar que se celebró en Andersonville (Georgia) a finales del siglo XIX a propósito de los malos tratos que se habían producido durante la guerra civil en una prisión confederada que había en la zona. Primera y única producción televisiva que dirigió George C. Scott, protagonista de películas como Patton.

5/10
Trampa 22

1970 | Catch 22

El director de Armas de mujer satiriza el cine bélico, a través de un piloto que, durante la Segunda Guerra Mundial, intenta desesperadamente hacerse pasar por loco, para que le retiren del servicio. Junto a Alan Arkin y Martin Balsam, destaca la presencia en el reparto del músico Art Garfunkel.

4/10
Una historia de tres extraños

1968 | The Subject Was Roses

Timmy es un soldado que vuelve a su hogar. Pero allí nunca se ha encontrado a gusto, en parte porque sus padres no se llevan bien. Una de las primeras películas de Martin Sheen (Apocalypse Now) y ópera prima de su director Ulu Grosbard. La bella Patricia Neal (El más salvaje entre mil) fue nominada a los Oscar como mejor actriz.

5/10
El valor del honor

1990 | Cadence

Bean es un soldado que ha sido sorprendido borracho dentro de una base militar estadounidense en Alemania. Como castigo será recluido en una cárcel llena de reos negros. En su única película como director, el actor Martin Sheen adapta una novela de Gordon Weaver. Además de reservarse un papel, el debutante tras las cámaras dirige a dos de sus hijos: Charlie Sheen en el papel protagonista y el menos conocido Ramon Estevez.

5/10

Últimos tráilers y vídeos