IMG-LOGO

Biografía

Mickey Rourke

Mickey Rourke

68 años

Mickey Rourke

Nació el 16 de Septiembre de 1952 en Schenectady, Nueva York, EE.UU.

El ídolo caído

01 Diciembre 2005

Lo peor que le pudo suceder: convertirse en estrella. Si Ava Gardner se destruyó a base de alcohol, Mickey Rourke escogió la vía rápida de las drogas; y llegó a dejar el cine por el boxeo, disciplina que le ha desfigurado el rostro.

Ahora, trata de salir del hoyo, y recuperar sus maltrechas relaciones con los principales directores de cine, a los que en el pasado trataba a patadas cuando le ofrecían trabajo. Su primera muestra de mejoría es Sin City (Ciudad del pecado), la película que le ha cambiado la vida, en la que el actor sobresale en un elenco de auténtico lujo.

Philip André, alias Mickey Rourke, nació en Nueva York, en 1952. De joven ya quería ser boxeador, pero no conseguía destacar en esta disciplina, por lo que acabó estudiando interpretación en el prestigioso Actor's Studio. Cuando acabó, se puso el nombre artístico de Mickey, inspirado por su ídolo, el jugador de béisbol Mickey Mantle, y probó fortuna en el campo de la televisión. El primer director importante en fijarse en él fue el mismísimo Steven Spielberg, que le dio un papelillo sin mucha importancia en su comedia 1941. Y aunque el film supuso uno de los pocos batacazos del Rey Midas, éste recomendó al actor a varios directores amigos, como Lawrence Kasdan, guionista de En busca del arca perdida, que también le hizo aparecer fugazmente en su magnífico debut Fuego en el cuerpo. Otro amiguete, Barry Levinson, le dio un destacado papel en Diner. El primer cineasta en apostar firmemente por Rourke, fue Francis Ford Coppola, que le dio el papel de ‘chico de la moto’, uno de los hermanos protagonistas de La ley de la calle.

A mediados de los ochenta, Rourke vivió una época de esplendor. Michael Cimino le dio el papel de inspector de policía empeñado en acabar con la mafia en Manhattan Sur, uno de los mejores trabajos del director de La puerta del cielo. Como ocurre paradójicamente en Hollywood en bastantes ocasiones, su mayor éxito le llegó con uno de sus peores trabajos, la insulsa 9 semanas y media, uno de los calculados escándalos del director Adrian Lyne, que por sus secuencias subidas de tono elevó a la categoría de mitos eróticos al actor y a Kim Basinger. Le siguieron dos thrillers de imágenes inquietantes, El corazón del ángel, de Alan Parker, donde era un bienintencionado detective, y Réquiem por los que van a morir, en la que encarnaba a un terrorista del IRA que trataba de abandonar la violencia. Y aunque apenas tuvo repercusión en taquilla, uno de los mayores triunfos de Rourke, a nivel actoral, fue interpretar al protagonista de El borracho, un poeta alcohólico para el que el guionista, el escritor Charles Bukowski, se inspiró en su propia vida. Para alejarse de su imagen de guaperas, interpretó a un hombre deformado en el film de Walter Hill Johnny el guapo, cuyo título era bastante irónico. Pero fue un absoluto fracaso, al igual que Francesco -peculiar acercamiento a San Francisco de Asís-, Orquídea salvaje –cinta erótica que pretendía recuperar el éxito de 9 semanas y media– y 37 horas desesperadas –correcto remake de Horas desesperadas, de William Wyler–. El mayor fiasco fue Dos duros sobre ruedas, aburrida versión moderna de Dos hombres y un destino, que cambiaba caballos por motos. En 1995, Mickey Rourke anunciaba a bombo y platillo que abandonaba el cine para dedicarse a su verdadera pasión, el boxeo, y a sus 39 años se enfrentaba en el ring con púgiles como Poli Díaz, el potro de Vallecas. Aunque llegaba a insultar a directores que pretendían contar con él, y su carácter era más inestable que nunca, le seguían dando pequeños papeles, en Double Team, subproducto protagonizado por Van Damme, Get Carter, o Legítima defensa, de su antiguo mentor Francis Ford Coppola. En la desastrosa década de los 90, su papel más alabado por la crítica fue el preso travestido de Animal Factory, de Steve Buscemi.

La muerte de su hermano hizo reflexionar a Rourke, que se encontraba hundido en un auténtico infierno, dedicado básicamente a montar en moto y buscar pelea. “Un día, te levantas por la mañana y te das cuenta de que todo ha desaparecido. Tu prestigio, tu dinero, tus amigos. Estás en un agujero oscuro. Y entonces te pones a rezar a Dios. Le pides en voz alta que por favor, envíe algo de luz a tu vida”. Y es que al actor le ha ayudado mucho la religión. “Si no hubiera sido católico, el cerebro me habría estallado”, ha explicado en numerosas entrevistas, tras salir del bache. Le ayudó mucho su amigo el director Tony Scott, que tuvo que enfrentarse a la productora para darle un papel importante en Domino, de próximo estreno. Y su trabajo en Sin City (Ciudad del pecado), donde aparecía con generosas dosis de maquillaje, ha dejado tan buen sabor de boca que Rourke repetirá su papel de Marv, en la inminente secuela.

Filmografía
The Legion

2020 | Legionnaire's Trail

Disparo letal

2015 | Blunt Force Trauma

Disparo letal

Tráfico humano

2015 | Skin Traffik

Traumatizado por la muerte de un inocente, Bradley, un implacable asesino a sueldo, se aisla del mundo. Mientras vaga por las peligrosas calles de un gueto de la ciudad se encuentra con un sanguinario chulo que tiene bajo su control a una desesperada prostituta. Bardley encuentra así el modo de poder apaciguar sus remordimientos, ayudando a los más débiles. Determinado a seguir su nuevo camino, se embarca en una cruzada para rescatar a una joven chica de las garras de la brutal mafia que controla el tráfico de blancas en la ciudad, que no siente reparos ante la edad para explotar a sus víctimas. En lucha con los sicarios de la mafia, es perseguido también por la policía y acosado por una misteriosa agencia conocida sólo como El Ejecutivo. Ahondando en la organización criminal Bradley llega a descubrir un nivel más profundo de corrupción en el que nada es lo que parece y no puede confiar en nadie. El juego se ha vuelto aún más peligroso.

Ashby

2015 | Ashby

Ed Wallis, estudiante de secundaria, acaba de llegar a una nueva ciudad. Es un tipo espabilado y brillante en sus estudios y en el deporte. Pronto trabará amistades en el lugar y especialmente significativa será la que le una a un vecino suyo, un ex agente de la CIA (asesino profesional) que está ya retirado. Comedia dramática con su toque romántico protagonizado por un trío de actores solventes, en donde destaca la presencia del veterano Mickey Rourke (con un rostro bastante distinto y desmejorado del que tenía cuando empezó su carrera cinematográfica). La historia entretiene lo justo, pero cae bien.

5/10
Sin City: Una dama por la que matar

2014 | Sin City: A Dame to Kill For

Casi diez años después de Sin City, los directores Frank Miller y Robert Rodríguez entregan la segunda parte de su película-cómic sobre la ciudad donde reina el pecado, la muerte, la violencia y el desenfreno. "En Sin City quien no se corrompe se pudre", dice un personaje. Aquí el guión, escrito y basado en el cómic de Miller, sigue tres historias interconectadas: la de un jugador de póker que se enfrenta al temible Senador Roark; la de la bella Ava Lord, que se propone seducir de nuevo a su ex novio Dwight; y la de la bailarina Nancy, deseosa de vengar la muerte de su adorado Hartigan. Lo más impactante del film sigue siendo la puesta en escena, verdaderamente original. El nocturno blanco y negro (muy blanco y muy negro) de las viñetas se rompe de vez en cuando con algún elemento de color que logra un efecto estupendo (los ojos verdes de Ava, las heridas faciales de Dwight, el pelo rubio de Marcie, los faros del coche, la explosión, los labios, etc.). La narración es atractiva, los efectos especiales eficaces (soberbio vuelve a ser el maquillaje) y la voz en off ofrece frases modélicas, muy de cine negro. Por supuesto, una de las señas de identidad del producto sigue siendo la gran presencia del sexo –aquí con muchas escenas exhibicionistas de Eva Green– y la violencia brutal, una constante durante todo el metraje. El resultado es inferior a la primera película pero su fuerza es también indudable. El nutrido reparto es asombrosamente espectacular.

5/10
Muerte en Tombstone

2013 | Dead in Tombstone

Un delirante cruce entre western y cine fantástico, todavía peor que Cowboys & Aliens. Sigue a una panda de forajidos que liberan a uno de los suyos, Guerrero, que está a punto de ser ahorcado, y que ha hecho un pacto con el diablo. Tras ello fijan su atención en el poco protegido banco de un pueblecito, que alberga un apetitoso botín producto de una disputa entre propietarios de tierras. A consecuencia del golpe Guerrero muere y se presenta ante el diablo, que le permite regresar a la Tierra bajo la promesa de que entregará a sus compinches para que "disfruten" de las llamas del infierno. Pura serie B, concebida para su explotación directa en DVD, ofrece acción trepidante poco elaborada. Dirige Roel Reiné, acostumbrado a esta clase de subproductos, en su haber tiene dos secuelas de Death Race. Protagoniza el Danny Trejo de Machete, mientras que la cara al demonio se la presta Mickey Rourke.

3/10
Golpe en Java

2013 | Java Heat

Immortals

2011 | Immortals

Furia de Titanes volvió a poner de moda la mitología griega. Ahora el legendario director de videoclips Tarsem Singh, autor de La celda y la impactante y redonda The Fall. El sueño de Alexandria, rueda un peplum de auténtico lujo. Arrasándolo todo a su paso, el brutal rey Hiperion busca intensamente un viejo arco de intenso poder. En una aldea, asesina cruelmente a la madre de Teseo, un joven campesino con agallas, y a éste le toma prisionero. Escapará con ayuda de un pequeño grupete del que forma parte Fedra, una joven oráculo. El guión de los debutantes Charley y Vlas Parlapanides, estadounidenses aunque quizás les han escogido por su origen griego, acaba siendo demasiado plano y convencional. De algunos personajes se sabe poco, y no queda claro a dónde se dirigen, ocurren cosas por casualidad, y no aspira a tener una mínima profundidad. En manos de cualquier otro director, el film sería bastante aburrido. El modelo de referencia, sobre todo en las secuencias de acción, ha sido claramente 300, otra cinta sobre el mundo helénico, por lo que las intenciones no eran la búsqueda de una desmedida originalidad. Por suerte, en su línea habitual, Tarsem Sighn compone imágenes deslumbrantes. Sus secuencias de las mujeres oráculos con elaborados vestidos rojos o del barco en el que huyen los protagonistas demuestran una creatividad visual muy personal, que invita a seguir estrechamente la trayectoria de este realizador. Los actores hacen lo que pueden con sus inexistentes personajes. Henry Cavill, el próximo Supermán, se revela como un 'guaperas' y poco más, Stephen Dorff se esfuerza aunque está desaprovechado, Freida Pinto llena la pantalla con su enorme atractivo y talento, y los veteranos John Hurt y Mickey Rourke se mantienen en su alto nivel habitual.

6/10
Los mercenarios

2010 | The Expendables

Barney y su equipo de mercenarios es reclutado para acabar con el tirano al frente de un país sudamericano. La misión resulta más enredada de lo que parece, por los tejemanejes de la CIA, la traición de un amigo y el sincero patriotismo de Sandra, la hija del dictador. De modo que por una vez el grupo actuará por ideales y no vendiendo el alma por dinero. Sylvester Stallone coescribe, dirige y protagoniza una cinta de acción sin demasiadas pretensiones, cuyo "alto concepto" consiste en reunir a tantos actores identificados con el cine de acción como sea posible. Y allí acuden a la cita además del propio Stallone Jet Li, Jason Statham, Dolph Lundgren, Bruce Willis, Mickey Rourke, Arnold Schwarzenegger... De los "imprescindibles" sólo han dejado de participar Jean-Claude Van Damme, Steven Seagal. Vin Diesel y Jackie Chan, ellos se lo pierden. La trama es lo de menos, lo importante es la adrenalina, muchas explosiones, coreografías de acción, torturas... Y los inevitables diálogos "solemnes", un poquito autoparódicos, cantando la lealtad al compañero y tal, o prometiendo al villano de turno darle su merecido. En tal sentido sólo una escena para Mickey Rourke, dentro de lo previsible, invita al actor a esforzarse en su interpretación. La verdad es que cabía esperar un poco de más de Stallone, pero es lo que hay.

4/10
13

2010 | 13

Iron Man 2

2010 | Iron Man 2

Puesto que Iron Man superó las previsiones más optimistas de recaudación (se embolsó más de 572 millones en todo el mundo), la secuela era inevitable. Repite como director Jon Favreu, que como en la primera parte también interpreta a un personaje secundario, el guardaespaldas de Tony Stark, que aquí tiene más peso. Como se vio al final de la primera entrega, el industrial Tony Stark ha declarado públicamente en rueda de prensa que él es Iron Man, cuando se pone una sofisticada armadura de combate de alta tecnología. Poco después de inaugurar Expo Stark, donde muestra las innovaciones tecnológicas realizadas en su empresa, y sus aplicaciones humanitarias, los políticos pretenden que el empresario revele los secretos de su revolucionaria armadura al ejército, para salvaguardar la seguridad nacional. Además, el ruso Ivan Vanko, que culpa al padre de Stark de la desgracia de su familia, se ha propuesto vengarse enfrentándose a él con ayuda de sus propios inventos. El film ofrece lo que se supone que los espectadores esperan de una secuela como ésta: más efectos, más villanos y más explosiones que la primera parte. Además, cuenta con actores carismáticos que permiten pasar por alto que sus personajes sean esquemáticos, sobre todo en el caso de Robert Downey Jr., que ha pasado de ser un intérprete de películas un tanto minoritarias a una estrella que sabe captar la atención del espectador. Se luce especialmente Mickey Rourke, cuyo personaje es el típico villano caricaturesco muy desdibujado, pero que el protagonista de El luchador se empeña en interpretar como si estuviera sacado de una tragedia de Shakespeare. Sam Rockwell logra imprimirle cierto humor a su personaje, Justin Hammer, rival de Stark. El militar James ‘Rhodey’ ya no está interpretado por Terrence Howard, que ha debido ser despedido, sino por Don Cheadle, que cumple con su trabajo. Otras estrellas sin embargo, parecen un poco desaprovechadas, como Gwyneth Paltrow, cuyo personaje pasa a dirigir la empresa, pero no se le saca punta a esta subtrama. Scarlett Johansson es la Viuda Negra, sobradamente conocida por los seguidores de los cómics, pero se limita a componer a una mujer rusa tan fría como excepcional luchadora, que resulta un tanto plana. Especialmente decepcionante es la inclusión de Samuel L. Jackson, el duro Nick Furia, pues su presencia en un par de escenas sólo se justifica como promoción de la inminente película de Los vengadores, pero si se suprimieran sus apariciones, los espectadores no se darían cuenta. El guión de Justin Theroux (Tropic Thunder. ¡Una guerra muy perra!) funciona más o menos, aunque es un tanto plano y previsible y parece pasar de largo por algunas cuestiones que plantea, sobre todo el problema del alcoholismo, sacado de una de las sagas más famosas de los cómics: “El demonio en una botella”. Pero aquí no se profundiza en el tema, ni tampoco en la relación paternofilial del protagonista con su padre fallecido, otro de los asuntos que se supone que son fundamentales en la trama. Como era de esperar, los reyes de la función son los efectos especiales. Es cierto que se echa de menos alguna escenita más, pero las que hay resultan lo suficientemente espectaculares como para justificar el dinero de la entrada, sobre todo la aparición de Iron Man en la Expo Stark, el combate en el Gran Premio de Fórmula 1 de Mónaco, y sobre todo la gran confrontación final. Todas ellas a ritmo de música de rock duro, con grupos como AC/DC.

5/10
El luchador

2008 | The Wrestler

Cuarto trabajo del ‘marciano’ Darren Aronofsky, que aunque fue el impulsor del proyecto, decidió –por primera vez en su carrera– mantenerse totalmente fuera del guión, y encargárselo a Robert Siegel, que fue editor de The Onion, famosa revista satírica estadounidense. Aronofsky ha conseguido una hazaña inesperada, pues ha sido el primero en ganar el León de Oro en Venecia con una producción íntegramente estadounidense, o sea, sin contar coproducciones. Randy ‘The Ram’ Robinson es un luchador de wrestling que se hizo muy famoso en los 80, sobre todo por su combate contra un rival conocido como ‘el Ayatolah’. Veinte años después, se ha retirado. Vive en un humilde remolque cuyo alquiler apenas puede pagar con su trabajo en el almacén de un supermercado. Los fines de semana se saca un dinero extra reapareciendo como luchador, en combates de segunda fila para viejos admiradores. Tras uno de esos combates, sufre un ataque al corazón que obliga a los médicos a realizarle un bypass. Como consecuencia, le prohíben seguir inyectándose esteroides, y volver a pelear. Randy se replantea su vida, intenta sobrevivir como charcutero, recuperar el cariño de su hija que se distanció por completo de él, y conquistar a Cassidy, una madura bailarina de striptease, madre soltera. Acierta Aronofsky al describir en este drama el estrafalario mundo del wrestling, la lucha libre americana, un auténtico filón narrativo. Se trata de una mezcla de deporte y actuación, con gigantones que interpretan los papeles de exageradísimos héroes o villanos, pero que tienen que estar en plena forma, pues aunque amañan las peleas, ejecutan coreografías que tienen su complejidad. Y aunque siempre siguen un guión muy similar –el malo empieza ganando y provoca al público, hasta que el bueno se recupera milagrosamente y gana el combate–, cientos de miles de espectadores siguen los combates con pasión, como si fueran absolutamente reales, y aclaman a los luchadores como auténticos dioses. Resulta difícil imaginar qué hubiera sido de este film sin Mickey Rourke, pues interpreta a un personaje con el que tiene muchos puntos en común: una vieja gloria que ha perdido el estrellato. El actor se ha trabajado muchísimo su interpretación, hasta el punto de que entrenó con auténticos luchadores. Están a su altura la también madura Marisa Tomei y la joven Evan Rachel Wood. Consciente de que tenía entre manos un guión de primera fila, de gran valor humano, sobre la lucha por la dignidad de un auténtico perdedor –también lo es la bailarina–, Aronofsky ha sabido renunciar a sus excesos estilísticos habituales. La fotografía y la puesta en escena son realistas y muy brillantes, pero a diferencia de otras ocasiones, Aronofsky ha sabido contenerse. Por una vez, ha colocado su maestría al servicio de una historia que logra llegar al espectador, a pesar de varios momentos de gran sordidez. Se luce especialmente al describir el combate del protagonista contra su propia soledad, de la que sólo parece hacerse consciente cuando se da cuenta de que no ha podido contarle a nadie que ha estado a punto de morir, lo que provoca la decisión de acercarse a su hija y a la bailarina.

7/10
Tiro mortal

2008 | Killshot

Carmen Colson y su marido Wayne entran en el programa federal de protección de testigos después de presenciar un "incidente". Se creen a salvo, pero serán el objetivo de un asesino profesional y un joven psicópata. Esa situación llevará a Carmen hasta el límite. Magnífico reparto en esta entretenida y violenta cinta de género dirigida por el muy competente John Madden (La deuda) y adaptación de una historia muy del estilo del novelista Elmore Leonard.

5/10
Los confidentes

2008 | The Informers

Adaptación de la novela homónima de relatos cortos escrita por Bret Easton Ellis, responsable de títulos como “American Psycho”. Se trata de una historia coral sobre una estrella de rock, un traficante de drogas, un productor de éxito, una presentadora de noticias y un secuestrador. La acción se desarrolla en Los Ángeles a principio de los años ochenta y refleja lo más alto y lo más bajo de la sociedad del momento. Lo más interesante de la película, es su reparto.

4/10
Operación Stormbreaker

2006 | Stormbreaker

Alex Rider es un chaval catorceañero a cargo de su tío Ian, aunque éste nunca para en casa, en teoría porque se encuentra en viajes de negocios. En realidad es un agente secreto británico del MI6. Cuando Ian es eliminado por el enemigo, el MI6 revela a Alex la verdadera identidad de su tío, y le hacen ver que desde pequeñito ha sido adiestrado para que él también fuera espía: la práctica de deporte de aventura, el aprendizaje de idiomas y artes marciales, no eran meras aficiones que le inculcaba su tío. Finalmente Alex aceptará trabajar para MI6. Su primera misión será averiguar qué juego se trae un excéntrico millonario, que ha decidido regalar un nuevo modelo de ordenador, el Stormbreaker, a todas las escuelas. Entretenida película familiar, basada en las novelas juveniles de Anthony Horowitz; de hecho, él mismo ha sido el responsable de escribir el guión. A cuento de un James Bond adolescente, una fórmula que también se usó recientemente en Superagente Cody Banks, tenemos una trama razonable, buenas escenas de acción, los típicos "gadgets" del espía, y un buen sentido del humor, a cargo de los villanos -un Mickey Rourke pasado convenientemente de rosca, y su cómplice Nadia, una especie fría de "monstrua de Frankenstein"- y del jefe de Alex -un impasible Bill Nighy-. La presencia de Ewan McGregor es completamente episódica -aunque sin duda habrá disfrutado montando en moto, una afición que le pirra- y entre otros ilustres secundarios destacan Alicia Silverstone (la rubia niñera de Alex), Robbie Coltrane (el primer ministro) y Sophie Okonedo (que sorprendió muy gratamente en Hotel Rwanda).

5/10
Domino

2005 | Domino

Aturullado film de acción, con planos brevísimos, cámara con Parkinson y alto nivel de ruido. Prueba de que la carrera de Tony Scott (Marea roja, Spy Game) sigue en peligroso declive. Se cuenta el caso real de Domino Harvey, quien, deseosa de llevar una vida ‘entretenida’, se unió a un equipo de cazarrecompensas que detenía a delincuentes por razones pecuniarias.

4/10
Sin City (Ciudad del pecado)

2005 | Sin City

Tres historias independientes que transcurren en la ciudad a la que alude el título, con pequeñas conexiones entre ellas. Marv, un monstruoso gigantón, olvida sus penas a base de alcohol en un sórdido local. Un día conoce a una prostituta con la que pasa la noche. Al despertar, la chica ha sido asesinada y Marv decide consagrar su vida a la venganza. Mientras tanto, Dwight, un asesino que se ha cambiado la cara, trata de impedir los manejos de Jackie Boy por los bajos fondos. Por último, el detective Hartigan cumple 60 años y está a punto de retirarse de la policía. Cuando le queda una hora de servicio, intenta salvar a la pequeña Nancy de un depravado violador y asesino. Pero su enemigo acaba llevándose a la niña, por lo que Hartigan decide encontrarla como sea. Robert Rodriguez deja de lado sus últimas películas familiares, como Spy Kids y la reciente Las aventuras de Sharkboy y Lavagirl, y vuelve al tono violento de otros de sus trabajos, como Abierto hasta el amanecer, en esta adaptación de la serie de comics homónima de Frank Miller. Algunos de los directores de las numerosas adaptaciones de cómics a la pantalla que se filman últimamente han declarado a los cuatro vientos su pasión por la obra original. Es lo que ocurre con Sam Raimi, responsable de Spider-Man, que por lo visto es seguidor del personaje desde niño. En el caso del mexicano Robert Rodriguez, su devoción por el original es tan grande, que ha trasladado al cine casi todas las viñetas, traduciendo milimétricamente el original, en blanco y negro, con algunos detalles en color. Para ello, ha filmado a los actores en formato digital, para después retocarles con sofisticados programas de ordenador y hacerles idénticos a los personajes del cómic. También ha utilizado gráficos computerizados para todos los decorados, con iluminaciones que recuerdan al expresionismo alemán y a los clásicos del cine negro. Se trata de una técnica similar a la que se utilizó en la sorprendente Sky Captain y el mundo del mañana. Desde luego, el aspecto del film es apasionante, pues Rodríguez se luce con vistosas imágenes que reproducen la estética propia del cine negro. El resultado, una reinvención absoluta de la realidad, ha sido recibido como un adelanto del cine del futuro. Este nivel artístico permite pasar por alto que las historias, típicamente de cómic, sean absolutamente irreales, increíbles y en ocasiones paródicas, y que sus diálogos sean sencillos. Otro elemento bastante discutible es su utilización hasta la extenuación de la omnipresente voz en off, sacada directamente de los recuadros del cómic original. Evocadora de los relatos de los grandes del género negro, como Raymond Chandler o Dassiell Hammett, se trata de una cinta oscura y tendente al exceso, no apta para menores, con un tono violento y secuencias de sexo bastante explícitas. Evidentemente, todo esto a la creación del mundo de la película, un lugar tenebroso donde la corrupción alcanza a todos los habitantes, y en que la moral brilla por su ausencia. Además, se entresaca de ellos una visión fatalista y escéptica de la vida. Así las cosas, sólo queda sitio para algunos individuos relativamente heroicos, capaces de redimirse y sacrificar sus vidas en pro de una buena causa. Además de un dinámico montaje, del propio Rodríguez, cabe mencionar el sólido elenco que ha logrado reunir. Destaca, sin duda, el veterano Mickey Rourke, últimamente muy alejado de las pantallas, en una gran interpretación del horripilante Marv, gigantón cuya recreación le ha obligado a ponerse grandes dosis de maquillaje. A Bruce Willis también le va que ni pintado su personaje de poli duro. Otros actores se lucen en breves papeles, a veces bastante transformados, como Elijah Wood, el perverso asesino Kevin.

7/10
El fuego de la venganza

2004 | Man on Fire

John Creasy es un ex agente de la CIA cuyo pasado está sembrado de muerte y destrucción. Matar ha sido su vida, pero ya ha llegado al límite. Su mejor amigo y antiguo colega, conocedor del lamentable estado de Creasy, le consigue un trabajo de guardaespaldas en México D.F., un lugar que los últimos meses está sufriendo una vertiginosa ola de secuestros. Creasy es contratado para cuidar de Pita Ramos, una niña muy despierta y locuaz. Poco a poco, Creasy le cogerá cariño a la pequeña. La película tiene una primera parte sosegada, donde nos hacemos cargo de la situación de un hombre que ha perdido el sentido de su vida y de cómo la inocencia de una niña comienza a influir positivamente en su corazón. Pero es apenas un momento de calma antes de la tormenta, porque el consumado guionista Brian Helgeland (L.A. Confidential, Mystic River) se limita más tarde a servir una truculenta historia de venganza sin apenas recovecos. Y es que, si al comienzo son apreciables ciertas ideas sobre la descomposición moral de un hombre, a la postre todo queda al servicio de una película extremadamente violenta, donde una insana sed de sangre se convierte en el único móvil. El virtuosismo técnico de Tony Scott, uno de los mayores especialistas en películas de acción, está fuera de toda duda. Aquí le saca todo el partido posible a su cámara y a su modo de rodar visualmente impactante y realista, tremendamente atractivo, con un uso también intenso de los recursos técnicos –ralentización, colores, angulaciones, transiciones trepidantes– de los que ya hizo gala en Spy Game (2001), su anterior película. Que Denzel Washington es capaz de hacer maravillas con sus personajes ya lo sabemos, por eso hay que destacar sobre todo a la pequeña actriz Dakota Fanning, que con sólo diez añitos compone su personaje con perfección inaudita.

6/10
El mexicano

2003 | Once Upon a Time in Mexico

Para olvidar un pasado marcado por la violencia, “El mariachi” se ha refugiado en un lugar solitario. Pero Sands, agente corrupto de la CIA, acude en su busca para proponerle una misión: impedir que un importante narcotraficante, Barrillo, asesine al presidente de México. Puesto que tiene sus propios motivos para vengarse de Barrillo, “El Mariachi” acepta el encargo. Le ayudan Lorenzo y Fideo, dos fieles secuaces. Con El mariachi, rodada con medios caseros, Robert Rodríguez llamó la atención de los ejecutivos de Hollywood, que le contrataron para seguir la trama con más medios en Desperado. Animado por su amigo Quentin Tarantino, que le dio la idea central del guión, Rodríguez cierra una trilogía ejerciendo como realizador, guionista, montador y director de fotografía, y al parecer más interesado en las secuencias de acción que en buscar una trama sólida. A Antonio Banderas y Salma Hayek, protagonistas de la segunda entrega, les acompañan en esta ocasión Johnny Depp, Willem Dafoe y Mickey Rourke. Banderas, Hayek y Depp hacen sus pinitos como cantantes, mientras que un famoso cantor, Enrique Iglesias, debuta como actor.

4/10
Anónimos

2003 | Masked and Anonymous

Jack Fate, un músico en decadencia, es reclamado para liderar un concierto benéfico. Se trata de una película coral, con un reparto repleto de caras conocidas (Bridges, nuestra “Pe”, Goodman, Lange, Wilson, Bassett, Ribisi…), que en cierto modo quiere darnos la “foto” de la sociedad estadounidense en la actualidad. El guión de tan ambiciosa idea se debe al propio director, Larry Charles, y a Bob Dylan, quien por supuesto también se hace responsable de la música, lo mejor del film. A destacar la interpretación de una versión de “Dixie” de Stephen Foster.

4/10
Spun

2002 | Spun

Ross es un adicto al speed. Cuando va a ver a Spider, su camello habitual, éste le presenta una nueva droga creada por su amigo The Cook, y que le llevará a estados de “cuelgue” nunca vistos. En sus movimientos de cámara frenéticos y un montaje dinámico se nota que el director de esta cinta, Jonas Akerlund, es un reputado director de videoclips de Madonna y otros célebres artistas. Akerlund ha contado con actores de peso, pero no juzga a sus personajes, drogadictos que parecen irrecuperables, pues se limita a seguirles durante tres días, y a aportar mucho humor negro.

4/10
El juramento

2001 | The Pledge

Jubilarse puede suponer para muchos un difícil trance. Jerry Black, detective de la policía, no es una excepción. Y cuando le llega el turno, se agarra como a un clavo ardiendo a un caso espeluznante. El de una niña de ocho años, violada y asesinada, a cuya madre jura dar con el culpable. Aunque un tarado que luego se suicida reconoce ser el criminal, Jerry sigue con la mosca tras la oreja. Así que emprende una investigación obsesiva por su cuenta y riesgo. Sean Penn no sólo es un actor maravilloso en Pena de muerte, Acordes y desacuerdos y La delgada línea roja. También, en la línea de John Cassavetes, ha hecho sus pinitos como director, y antes de ahora sirvió las interesantes Extraño vínculo de sangre y Cruzando la oscuridad. Aquí repite con el actor Jack Nicholson, que hace una composición asombrosa de un complejo policía de raza, con olfato a la hora de investigar: el secreto de Nicholson reside en el dominio del misterioso arte del matiz. El film adapta una novela del suizo Friedrich Dürrenmatt, que inspiró la maravillosa El cebo de Ladislao Vajda.

5/10
Claire, la chica de la foto

2001 | Picture Claire

Claire Beaucage pierde todo lo que tiene en un incendio. Decide viajar a Toronto, para vivir con su novio, Billy Stuart, pero la policía le confunde con una mujer acusada de asesinato. El buen hacer del reparto es lo más sobresaliente de este thriller menor que pretende imitar el cine de Alfred Hitchcock.

5/10
Animal Factory

2000 | Animal Factory

Ron es un jovencito que, por un feo asunto de drogas, ingresa en prisión. Lejos de ser un lugar donde el delincuente se regenera, la cárcel se revela como un lugar brutal, en el que no es fácil la supervivencia. Pero Ron tiene la suerte de caerle bien a Earl, un tipo duro y veterano del lugar, que le pone bajo su protección. Lo que al principio es una relación distante, termina uniéndoles estrechamente, hasta el punto de que Ron es casi un hijo para Earl. Ambos empezarán entonces a pergeñar un plan de fuga. El actor Steve Buscemi (Fargo, Con Air (Convictos en el aire)) dirige su segunda película con atino. Se observa que la dirección de actores se le da bien, y de hecho la elección de Edward Furlong (el chaval de Terminator 2: El juicio final) y Willem Dafoe (nominado al Oscar por La sombra del vampiro) se revela perfecta. Aunque él mismo reconoce: "No creo que sea necesario ser actor para arrancarle una gran interpretación". Sorprende además ver a Tom Arnold, típico actor de comedia (Nueve meses) transformado en villano, o al duro Mickey Rourke (El corazón del ángel) en un papel tan inesperado como el de Jan, la actriz. De todos modos, Buscemi lo tiene claro: "Me preocupa más cómo queda una película que quien actúa en ella".

6/10
Get Carter

2000 | Get Carter

Carter es un matón de la mafia de poca monta: hace lo que le dicen y no hace preguntas. Pero descubierto el asesinato de su hermano, está dispuesto a llegar hasta el fondo de la cuestión, caiga quien caiga. Se trata de un "remake" del film protagonizado por Michael Caine en 1971, sustituido esta vez por Sylvester Stallone. Pese a todo, Caine cuenta con un pequeño papel.

4/10
Shergar

1999 | Shergar

Shergar es un caballo de carreras que secuestran los miembros del grupo terrorista IRA. Un joven huéfano lo liberará. A su nivel, la película recuerda otras producciones "equinas, como War Horse de Steven Spielberg, lógicamente con menos profundidad. Largometraje algo insípido que no logró una buena acogida por su falta de desarrollo de la trama, aun teniendo un buen reparto.

5/10
Point Blank

1998 | Point Blank

Siete presos viajan en un furgón blindado camino de la cámara de gas. En el camino el vehículo sufre un asalto. Es la oportunidad ideal para intentar la fuga. Pero los fugitivos acaban atrincherados en un centro comercial. Un ex policía, hermano de uno de los fugados, tratará de que entre en razón. El célebre actor en otros tiempos Mickey Rourke protagoniza la trepidante cinta.

3/10
Buffalo '66

1998 | Buffalo '66

Billy Brown es un joven recién salido de prisión que comienza su nueva vida con dos metas en su cabeza: Cumplir su venganza con el tipo que le encerró, y por otro lado, regresar de nuevo al hogar a ver a sus padres, a los que ha dicho que tiene un trabajo prometedor y está casado con una guapa mujer. Para aparentar esto último, Billy decide secuestrar a Layla, una joven solitaria, a la que convence para que represente el papel de esposa delante de sus padres. Vincent Gallo (Cord (Atada)) dirige, escribe, pone la música y protagoniza esta película independiente de dos jóvenes errantes sin un rumbo claro en sus vidas. Contada de una manera particular, algunos dicen que influido por la "nouvelle vague", la historia nos adentra en las andanzas de una pareja atípica que el destino une. Una chica perdida y un joven aún más desubicado, que insiste en reunirse con unos padres estrambóticos que ni siquiera se han preocupado por él. Quizá el cariño mutuo es lo único que les quede. En la piel de Layla se pone Christina Ricci, actriz que, gustos a parte, desborda en la cinta gran ternura. Cuenta entre los secundarios con la veteranía de Anjelica Huston (El honor de los Prizzi) y el duro Mickey Rourke (El juramento).

6/10
Double Team

1997 | Double Team

Vuelve el musculoso Jean-Claude Van Damme con más acción que nunca. En este caso da vida a Jack Quinn, uno de los mejores agentes antiterroristas del país. Tras fracasar en su anterior misión contra el malvado y peligroso Stavros (Mickey Rourke), Jack despierta en un sitio llamado La Colonia, un extraño lugar en el que permanecerá encerrado de por vida. Ahora, el siguiente objetivo de Stavros es la familia de Quinn. Sólo con la ayuda de Yaz (Dennis Rodman) un estrafalario traficante de armas, Jack Quinn podrá salvar la vida de su mujer y de su hija. Los amantes de la acción podrán disfrutar de esta película como pocas veces lo han hecho. Mickey Rourke da escalofríos y el loco de Rodman pone el toque díscolo de la película. Fantásticos efectos especiales.

4/10
Legítima defensa

1997 | The Rainmaker

Rudy, un joven sin recursos que acaba de terminar Derecho, tiene dificultades para encontrar trabajo como abogado. La oportunidad le llega de un despacho de fama dudosa, donde lleva varios casos con la inestimable ayuda de Deck. Se trata de un divertido charlatán que acabó la carrera con años de retraso, y que aún no ha superado el examen que le ha de permitir actuar ante los tribunales. Juntos llevan una complicada reclamación que les enfrenta a una todopoderosa compañía de seguros. Nueva adaptación de una novela de John Grisham, con padrino de excepción: Francis Ford Coppola, que firma el guión y dirige. El autor de films tan memorables como la trilogía de El padrino, Apocalypse Now, La conversación o Tucker, un hombre y su sueño hace un atractivo retrato del joven idealista Rudy (Matt Damon, actor en alza). Como si fuera un moderno don Quijote, trata de deshacer los entuertos de sus humildes clientes. En sus andanzas le acompaña Deck (genial Danny DeVito), un Sancho Panza lleno de humor y sentido común. No falta la hermosa Dulcinea (Claire Danes), una joven a la que maltrata brutalmente su marido, de la que Rudy se enamora. Ni los gigantes –que al final son, no podía ser de otra manera, simples molinos de viento–, en forma de abogados deshumanizados (turbador Jon Voight), que representan a una aún más deshumanizada compañía de seguros. Coppola organiza bien las piezas de este rompecabezas judicial. El resultado es una estupenda muestra de lo que ya parece un subgénero con personalidad propia: el drama judicial. La elección del reparto es uno de los mayores aciertos del film: además de los actores ya citados cabe señalar la recuperación de Mickey Rourke y la presencia de la veterana Teresa Wright, que ganó un Oscar por Los mejores años de nuestra vida. El director inyecta a la historia su fuerte personalidad, y no deja de abordar temas omnipresentes en su filmografía como la familia y el poder. ¡Atentos a la escena de la filmación en vídeo del testimonio de un enfermo terminal! Sólo una palabra puede definirla: sobrecogedora.

4/10
Tiempo para morir

1995 | Fall Time

Estamos en el año 1958. En los alrededores del río Mississippi tres jóvenes recién graduados deciden correr la última y más audaz de sus aventuras universitarias: realizar una simulación de un asesinato utilizando balas de fogueo. Sin esperar tiempo, se dirigen a la plaza de un pequeño pueblo granjero y comienzan su arriesgada travesura. Ellos ignoran que jugar con fuego es peligroso y sobre todo que puede pagarse muy caro cuando están en un lugar dominado por el crimen, las bandas de gángsters y la corrupción. Allí el que juega con armas se convierte en amigo de la muerte... Lo que comienza como un juego travieso se convierte en esta película en una pesadilla para sus protagonistas. Plena de acción y de secuencias de intriga, este film se eleva por encima de la media gracias a la presencia de un imponente Mickey Rourke, el amo del juego sucio. Para amantes del desorden y los ajustes de cuentas.

4/10
El último forajido

1993 | The Last Outlaw

Acabada la Guerra de Secesión, un grupo de soldados sudistas se dedica a atracar bancos. Les lidera el coronel Graff, que ha perdido la razón y piensa que la guerra continúa. Geoff Murphy, responsable de Intrépidos forajidos, vuelve al western con un producto de lo más convencional, aunque cuenta en el reparto con actores bastante solventes. Destaca el trabajo de Mickey Rourke como el demente Graff.

4/10
Arenas blancas

1992 | White Sands

Una película que engancha, donde el sheriff de un pueblecillo encuentra un maletín que contiene una gran cantidad de dinero, junto al cadáver de un hombre. Para destapar el caso de corrupción que oculta, adopta la identidad del difunto. Dirige el australiano Roger Donaldson a actores de perfil duro, Willem Dafoe, Samuel L. Jackson y Mickey Rourke, que hacen buenos trabajos.

Dos duros sobre ruedas

1991 | Harley Davidson and the Marlboro Man

Film de acción, con su dosis de drama e intriga, que cuenta con un dúo de protagonistas que por entonces, en 1991, se encontraban en la cresta de la ola, Don Johnson y Mickey Rourke. Dos duros sobre ruedas da lo que uno espera, y nada más. Harley Davison (Rourke) y Marlboro (Johnson) son dos colegas que acostumbran a tomar copas en un bar. Cuando el establecimiento se encuentra en apuros económicos deciden robar un banco. Sin embargo, no encontrarán dinero, sino droga. Y es que ese banco es utilizado para blanquear dinero por parte de los narcotraficantes. El lío está servido...

4/10
Orquídea salvaje

1990 | Wild Orchid

Emily (Carré Otis), una joven y atractiva abogada viaja en viaje de negocios a Río de Janeiro, en compañía de una empresaria, Claudia (Jacqueline Bisset). En medio del exotismo de Brasil, Emily empezará a dar rienda suelta a su sexualidad, sobre todo a partir de su relación con un antiguo amigo de Claudia, un tal Wheeler (Mickey Rourke). Los encuentros entre ellos serán cada vez más tórridos. Film entre el erotismo y la pornografía, que intentó aprovechar el tirón de Rourke tras 9 semanas y media. De hecho, los guionistas de ese film repiten en éste, e incluso uno de ellos se puso detrás de las cámaras. Pero el film es tremendamente aburrido y no aporta absolutamente nada.

2/10
37 horas desesperadas

1990 | Desperate Hours

Remake de la claustrofóbica novela de Joseph Hayes sobre una familia retenida por unos matones, llevada ya al cine por Wyler. Cimino buscaba superar el fiasco de La puerta del cielo.

4/10
Francesco

1989 | Francesco

Personalísima visión de la vida de San Francisco de Asís, uno de los personajes más carismáticos de la historia, por parte de la veterana realizadora italiana Liliana Cavani (La piel, El portero de noche), que elige el camino de la subjetividad en lugar de ceñirse meramente a los sucesos históricos. Un grupo de discípulos de San Francisco de Asís se reúne para recordar su vida, desde que de joven, participó en la guerra de Perugia donde es hecho prisionero. Tras toparse con el sufrimiento en prisión, descubre los Evangelios, lo que cambia radicalmente su vida.

5/10
Johnny el guapo

1989 | Johnny Handsome

Johnny es un delincuente de Nueva Orleans. Le apodan "el guapo" irónicamente, ya que tiene una enorme deformidad en el rostro. Tras un golpe, Johnny será traicionado por sus socios e ingresará en prisión. Pero en la cárcel conocerá a un cirujano facial, y, tras cumplir condena, gracias a él podrá vivir una nueva vida con un nueva cara... El "activo" Walter Hill (Límite: 48 horas) dirige esta movidita película que ofrece bajos fondos, acción y venganza a su más puro estilo. Protagoniza Mickey Rourke en su época más célebre. El resto de reparto es de aúpa.

5/10
Homeboy

1988 | Homeboy

Un vaquero boxeador llamado Johnny Walker se dedica a pelear en combates menores pues atrás quedaron los años donde era un joven púgil. Un día, en una ciudad de la costa que acude a pelear, conoce a la feriante Ruby, de la que se enamora, y a Wesley, que le propone un atraco. Johnny decide competir. Mickey Rourke escribió y actuó en esta película de boxeo con un personaje llamado como el whisky, donde le acompañaba su propia esposa en aquel momento, Debra Feuer. El actor, peleaba de joven lo que le hizo ganar diferentes premios. Destaca la presencia también de Christopher Walken (Panorama para matar, Amor a quemarropa, Pulp Fiction).

5/10
El borracho

1987 | Barfly

Charles Bukowski fue un escritor norteamericano, autor de numerosos poemas, novelas y relatos. Se caracterizó por un estilo muy personal, descarnado y licencioso, que causó furor entre los jóvenes de la generación 'Beat', y que ha sido fuente de imitación de otros muchos escritores contemporáneos. Su infancia fue dura, pues tuvo que soportar las agresiones de su padre. Durante su juventud se encerró en la lectura, donde hizo sus pinitos como escritor, pero ayudándose de la bebida, "fiel" compañera que estuvo junto a él durante toda su vida. Biografía del célebre escritor del llamado "realismo sucio", cuya trama se centra en los abusos con el alcohol y en su talento para escribir. Mickey Rourke, interpreta con mucha intensidad el papel protagonista. Le acompaña una elegante Faye Dunaway.

5/10
El corazón del ángel

1987 | Angel Heart

El detective privado Harry Angel recibe el encargo de dar con un cantante llamado Johnny Favourite. El cliente es Louis Cyphre, un enigmático individuo. El caso lleva a Angel literalmente a un descenso a los infiernos, pues debe moverse en el mundo de las sectas satánicas, donde se cuecen cosas muy siniestras. Morbosa película, entre el thriller y el terror, ambientada en los años 50, muy polémica en el momento de su estreno, también por sus escenas de sexo, aunque a día de hoy haya quedado algo desfasada. Robert De Niro imprime un aire malsano a su diabólico personaje, mientras que Mickey Rourke es el detective desaseado que se inspira en personajes clásicos como Sam Spade y compañía. Alan Parker crea una imaginería visual que contribuye al aire desasosegante de la cinta.

5/10
Réquiem por los que van a morir

1987 | A Prayer For The Dying

Martin Fallon (Mickey Rourke) es un hombre con un complejo interior, que acaba de abandonar la organización terrorista IRA, después de atentar por equivocación contra un autobús escolar. Decide empezar una nueva vida, alejado de la violencia y de los oscuros círculos donde acostumbraba a moverse. Pero esta decisión no va a resultar nada sencilla. Se traslada a Londres para huir de sus compañeros de la organización, que no dudan en seguirle, con intención de eliminarle si no pueden asegurar su regreso. La única salida que encuentra es aceptar la protección de un gángster, pero a cambio deberá eliminar al jefe de una banda rival. Cuando Fallon comete el crimen, un sacerdote católico interpretado por Bob Hoskins, es testigo de lo que sucede. A Fallon no le queda más remedio que aceptar la ayuda del sacerdote. Esta película nos introduce de manera eficaz en el turbio mundo de un terrorista, que sufre una crisis de conciencia. Mickey Rourke realiza una correcta interpretación, al igual que Bob Hoskins. La historia es atractiva y mantiene la tensión desde el principio hasta el final. Notable música de Bill Conti.

6/10
9 semanas y media

1986 | 9 1/2 Weeks

Una atractiva mujer de negocios divorciada (Kim Basinger) conoce a un hombre solitario y enigmático (Mickey Rourke) del que se enamora. A partir de este momento surge entre ellos una relación apasionada y tormentosa que les lleva a la autodestrucción. La mujer comienza a replantearse su futuro, debatiéndose entre controlar su realidad o satisfacer sus más oscuros instintos. Título de cine erótico comercial, que contiene varias secuencias muy conocidas, al igual que el tema central, "You Can Leave Your Hat On", convertido en el sonido más característico de este tipo de cine. La pareja protagonista alcanzó la cima de su popularidad y se convirtieron en mitos eróticos de los años 80. El realizador Adrian Lyne se convirtió en el rey del escándalo, con títulos como Atracción fatal y Una proposición indecente.

3/10
Manhattan Sur

1985 | Year of the Dragon

Las cosas no volverán a ser igual en el barrio de Chinatown, después de la llegada de Stanley White. Este es un policía dispuesto a enfrentarse a la mafia china, que hasta entonces ha desplegado su red de negocios ilegales en el barrio con total impunidad. White está decidido a desmantelar todo el sistema, incluida la corrupción policial que ha permitido que las cosas lleguen hasta ese punto. Para lograr sus fines deberá enfrentarse a Joey Tai, el nuevo jefe de la mafia china. Michael Cimino dirige esta película, considerada por muchos como una auténtica obra maestra. La historia se basa en un guión del oscarizado Oliver Stone (Platoon, Nacido el 4 de julio) y el propio Cimino a partir de una novela de Robert Daley. El film cuenta con una gran interpretación de Mickey Rourke (El corazón del ángel), antes de que se malograra por culpa de sus excentricidades, su especial carácter y su afición a participar en estrambóticos combates de boxeo. El resultado es una espectacular y oscura película de acción y suspense, hoy venerada por algunos como un clásico de los ochenta.

7/10
Sed de poder

1984 | The Pope of Greenwich Village

Paulie (Eric Roberts) tiene un caballo, planea atracos y se muestra siempre inquieto; Charlie (Mickey Rourke) está separado y tiene un hijo, viste elegantemente y tiene mal genio. Ambos son amigos y van a vivir una aventura de mafiosos, romance y muchos dólares gracias al atraco de una caja fuerte. Rodada en el barrio neoyorquino de "Little Italy", es un film desconcertante que se mueve entre los terrenos del drama (la muerte del detective corrupto) y la comedia (el golpe a lo Rufufú), con demasiados gestos histéricos de los dos protagonistas. Repleta de chistes groseros, lenguaje soez y con una estupenda Daryl Hannah haciendo gimnasia, todo culminará en una vendetta de Charlie tras perder un dedo gordo del pie. Geraldine Page resultó nominada al Oscar como mejor actriz secundaria por toser convincentemente.

4/10
La ley de la calle

1983 | Rumble Fish

Uno de los mejores trabajos del maestro Coppola, con una sabia utilización de la fotografía en blanco y negro, y leves detalles en color. El más pequeño de dos hermanos toma como modelo al mayor, que ha sido el líder de una pandilla de gamberros juveniles. Una relación inspirada en la mantenida entre el director Francis Ford Coppola y su hermano mayor August. Los protagonistas realizan los mejores trabajos de sus carreras.

6/10
Eureka

1983 | Eureka

Jack McCann se hace rico tras pasar un tiempo en Canadá buscando oro y sufriendo todo tipo de penalidades. Con su nueva y merecida riqueza decide comprar y vivir en una paradisíaca isla del Caribe. Pero la paz tan anhelada no llegará tan fácilmente: su mujer cae en el alcohol; una de sus hijas se casa con un cazafortunas; y el propio Jack es víctima del acoso de la mafia de Miami, empeñada en construir un casino en la isla. Vivir un infierno en el mismísimo paraíso. Eso es lo que le toca experimentar al protagonista del film, interpretado por Gene Hackman (Sin perdón). La película habla sobre la familia, el sacrificio, el descenso a los infiernos por culpa de algunos vicios como el alcohol o la obsesión por el dinero; y lo hace con una narración que mezcla el tono dramático y dosis de thriller.

4/10
Diner

1982 | Diner

1959. Cinco amigos veinteañeros deben pensar en madurar y tomar responsabilidades en la vida, no pueden refugiarse perpetuamente en el Diner donde les gusta reunirse para hablar de lo humano y lo divino. Uno de los nostálgicos filmes de Barry Levinson, que también firma el guión, en que reflexiona sobre la transición de la juventud a la vida adulta. Cuenta con actores cuya carrera despegaría gracias a este film.

6/10
Fuego en el cuerpo

1981 | Body Heat

Puesta al día en los 80 de la clásica película de cine negro, con Lawrence Kasdan como director y guionista. Con una trama claramente deudora de las novelas de James M. Cain, cuenta cómo una mujer casada seduce a un abogado, y logra enredarle en sus planes criminales para asesinar a su marido. El film puso bajo el radar el talento de Kathleen Turner, y como sucedió en la versión de Bob Rafelson de El cartero siempre llama dos veces, además de ofrecerse una historia con muchas vueltas y revueltas, se insufló al film de una importante carga erótica.

6/10
La puerta del cielo

1980 | Heaven's Gate

Unos ganaderos americanos de finales del siglo XIX contratan el trabajo de unos mercenarios para dar muerte a un centenar de inmigrantes, pues creen que son un impedimento para el progreso, en un momento de la historia donde Norteamérica era considerada la tierra de las oportunidades. Desmesurada película que fue un impresionante fracaso de taquilla y a la que se acusó de ser la causante de que la compañía UA cayera en picado. Pero, lo cierto es que la historia, dirigida por Michael Cimino (El cazador), es una epopeya con una preciosa fotografía y un mensaje claro y violento de lo que supuso el nacimiento de los modernos Estados Unidos y del sueño americano. Fue nominada a los Oscar por la dirección artística y destaca en el reparto Kris Kristofferson, Christopher Walken, Isabelle Huppert o Jeff Bridges, entre otros.

5/10
Fundido a negro (1980)

1980 | Fade to Black

Eric es un joven solitario, huérfano, que vive en Los Ángeles con una tía paralítica. Pero Eric no está bien, necesita ayuda médica, y a menudo se burlan de él. A excepción de los momentos en que trabaja de repartidor en una empresa de distribución de cine, dedica todo el día a una sola obsesión: ver películas antiguas encerrado en su cuartucho opresivo. A tanto llega su obsesión que acabará por adoptar las identidades de algunos personajes para llevar a cabo diversos crímenes. Film de terror, con elementos de comedia negra –algunas muertes, el personaje del jefe de Eric, etc.– escrita y dirigida por Vernon Zimmerman. La película puede verse como un homenaje al cine clásico, ya que hay muchas citas explícitas a películas y estrellas de renombre, especialmente al criminal personaje de Cody Jarrett (James Cagney) de Al rojo vivo, pero también a Marilyn Monroe, Richard Widmark, Christopher Lee, Humphrey Bogart, etc. y muchas de sus películas. Protagoniza con convicción el desconocido Dennis Christopher y en un papel secundario se puede ver a un primerizo Mickey Rourke.

4/10
Homeboy

1988 | Homeboy

Un vaquero boxeador llamado Johnny Walker se dedica a pelear en combates menores pues atrás quedaron los años donde era un joven púgil. Un día, en una ciudad de la costa que acude a pelear, conoce a la feriante Ruby, de la que se enamora, y a Wesley, que le propone un atraco. Johnny decide competir. Mickey Rourke escribió y actuó en esta película de boxeo con un personaje llamado como el whisky, donde le acompañaba su propia esposa en aquel momento, Debra Feuer. El actor, peleaba de joven lo que le hizo ganar diferentes premios. Destaca la presencia también de Christopher Walken (Panorama para matar, Amor a quemarropa, Pulp Fiction).

5/10

Últimos tráilers y vídeos