IMG-LOGO

Biografía

Terele Pávez

Terele Pávez

78 años ()

Terele Pávez

Nació el 29 de Julio de 1939 en Bilbao, España
Falleció el 11 de Agosto de 2017 en Madrid, España

Premios: 1 Goya (más 1 nominaciones)

La inolvidable Régula

12 Agosto 2017

Se la recuerda sobre todo como Régula, madre de una familia de campesinos que pasa todo tipo de penalidades para salir adelante, en "Los santos inocentes", su trabajo más prestigioso. Por su voz grave era ideal para personajes que trataban de escapar a la miseria. En los últimos tiempos se hizo habitual del cine de Álex de la Iglesia en "El día de la bestia", "La comunidad", "Las brujas de Zugarramurdi" o "El bar". La popular actriz Terele Pávez falleció el 11 de agosto de 2017 en La Paz, un hospital de Madrid, a los 79 años, como consecuencia de un derrame cerebral. 

Nacida en Bilbao, el 29 de junio de 1939, Teresa Marta Ruiz Penella en realidad se consideraba madrileña, donde vivió casi toda su vida. Hija del político Ramón Ruiz Alonso, involucrado en la muerte del poeta Federico García Lorca, fue hermana de otras dos ilustres intérpretes, Elisa Montés y Emma Penella. Cuando debutó en la que sería su profesión para siempre, éstas ya habían logrado el éxito, por lo que para distinguirse de ellas decidió utilizar el segundo apellido de su abuela materna, Pávez. 

A los doce años ya rueda su primera película, Novio a la vista, de Luis García Berlanga, después de que Jesús Franco, amigo de sus familiares, le consiguira el papel. Él mismo la dirigiría en Tenemos 18 años, Con sus hermanas compartió la pantalla en 1963 en La cuarta ventana, de Julio Coll.

Emparejada durante mucho tiempo con el pintor guipuzcoano Rafael Ruiz Balerdi, que la pintó en varias de sus obras, tuvo su único hijo, Carolo, con el editor José Benito Alique. Se prodigó sobre las tablas, en montajes como "La casa de las Chivas", de enorme repercusión. Su rostro se hizo muy popular por sus series televisivas de la Transición, como La barraca o Cañas y barro.

Su mayor reconocimiento le llegó en 1953, cuando Mario Camus le ofrece uno de los papeles protagonistas de Los santos inocentes, adaptación de la novela de Miguel Delibes. Tras este largometraje se prodiga en la gran pantalla, en títulos como Réquiem por un campesino español, de Francesc Betriu, Diario de invierno, de Francisco Regueiro, o El Lute II, mañana seré libre, de Vicente Aranda. Fue también la célebre alcahueta de La Celestina, en el film de Gerardo Vera. Sin embargo, pronto quedó relegada al ostracismo, pues entre los productores se generalizó la opinión de que era una mujer conflictiva, de trato difícil.

La recupera Álex de la Iglesia para El día de la bestia, que consagró al también bilbaíno. En el film exploraba su vis cómica, hasta entonces inédita, como viuda que conservaba una foto del golpista Antonio Tejero. Desde entonces se convirtió en un fetiche para el realizador, que la hizo saltar por los tejados, persiguiendo a Carmen Maura en La comunidad, la hizo hechicera en Las brujas de Zugarramurdi, papel por el que obtuvo el Goya a la mejor secundaria, desconfiada esposa de un veterinario en Balada triste de trompeta, o dueña del establecimiento de El bar. En televisión había sido 'la otra abuela', madre de Antonio Alcántara, en la exitosa serie Cuéntame cómo pasó.

 

 

Goya
2017

Nominado a 1 premio

Goya
2014

Ganador de 1 premio

Filmografía
¡Ay, mi madre!

2019 | ¡Ay, mi madre!

María (Estefanía de los Santos) una chica de unos 40 años algo descuidada se entera de la muerte de su madre, con la que tenía un gran distanciamiento, con la ayuda de Isabel (Alfonsa Rosso) una maruja que sabe todos los cotilleos del barrio, entre las 2 van a cumplir su sueño que es vestirla con la “mortaja” que siempre quiso pero ellas asombradas mirando dentro de la caja, descubren un traje de flamenca, la visten y la maquillan como si fuera el último deseo de su madre. Segundo (Secun de la Rosa) primo de María algo afeminado y con cojera, aparece para ayudar a su prima, y se descubre que en el fondo también está enamorado de ella. El tiene un grupo de música junto a Rosi (Mariola Fuentes) llamado Bay Bay, los cuales son encargados de cantar en velatorios canciones animadas.

El bar

2017 | El bar

Elena se mete en un bar del centro de Madrid, donde varios clientes desayunan. Cuando un oficinista abandona el local, recibe un disparo en la cabeza desde la lejanía. El hombre que sale a ayudarle corre la misma suerte, por lo que los demás deducen que se impone permanecer en el interior, donde tratarán de averiguar qué está ocurriendo, a pesar de que los móviles han dejado de funcionar y la televisión en un principio no se hace eco de los hechos… Tras los malos resultados artísticos de Mi gran noche, Álex de la Iglesia se adentra en el thriller pero sin abandonar el tono cómico, con una trama que parece inspirada lejanamente en El ángel exterminador, de Luis Buñuel, sin surrealismo, pero sí con notas esperpénticas. Como es habitual en su filmografía, él mismo se ha ocupado del guión con su colaborador habitual, Jorge Guerricaechevarría. Film muy coral, como casi todos los suyos, dominan el reparto los habituales de la filmografía del bilbaíno, como Blanca Suárez y Mario Casas, a quienes les corresponde un peso un poco mayor, pero también están los siempre eficaces Carmen Machi, Terele Pávez y Secun de la Rosa. Esta vez le ha dado mayor peso a otro componente de su compañía estable, Jaime Ordóñez, que se desenvuelve bien, dentro del tono general exagerado e histriónico, como mendigo desequilibrado, personaje que le permite exhibir su particular voz. Al menos supera al trabajo anterior del ex presidente de la Academia, pues la premisa atrapa, quizás sea su mejor obra desde La Comunidad. Los giros mantienen más o menos el interés del espectador. Técnicamente impecable, su rigurosa planificación tiene fuerza. Pero ya resulta un tanto agotador que los personajes de este cineasta, por muy afables que parezcan, acaben convertidos en psicópatas cuando están en una situación extrema, derivando en un clímax caótico.

5/10
Incierta gloria

2017 | Incerta glòria

1937, en el Frente de Aragón. Lluís de Brocà, teniente republicano, llega a su nuevo destino en el pueblo donde también sirve su inseparable amigo Juli Soleràs. Éste se preocupa más que él por una amiga común de Barcelona, con la que el oficial tuvo un hijo, llevándoles comida. Por su parte, Lluís vuelca toda su atención sentimental en Carlana, criada que tuvo dos hijos no reconocidos con el terrateniente local, asesinado cruelmente por los anarquistas. Ésta le pedirá ayuda para falsificar papeles que demuestren que su señor al presentir su destino se casó con ella para garantizar el futuro de los niños… Si en su trabajo más destacado, Pan negro, de 2010, Agustí Villaronga reconstruía los duros años de la postguerra, ahora sitúa la acción en plena contienda civil española. Incierta gloria adapta la novela homónima, clásico de las letras catalanas, de Joan Sales, catalanista y comunista, pero a pesar de esto último también católico, que como consecuencia ofrece una visión más compleja y realista de lo habitual de la Guerra Civil, que desde la perspectiva republicana, reconoce los errores de su bando. Como consecuencia, el film del mallorquín resulta menos maniqueo de lo que se suele ver en las numerosas incursiones del cine español en esta temática en las últimas décadas. Aquí existe algún personaje del bando ‘rojo’ guiado por el idealismo, pero otros, más exaltados, se dejan llevar por la ira, y el odio, lo que da lugar a asesinatos, y quema de iglesias y conventos. Describe realidades poco divulgadas de los milicianos, como el fervor a la Virgen en las fiestas populares, o que pese al ateísmo y la persecución religiosa se sigue celebrando la Navidad. Agustí Villaronga tiene a su servicio a algún actor que se luce, en especial Núria Prims, con su Carlana, prototipo de los inevitables aprovechados, que en un conflicto nadan entre ambas partes, sólo preocupados por medrar. También brilla Oriol Pla, como Juli Soleràs, chiflado con corazón. El tercero con mayor peso, Marcel Borràs, realiza un loable esfuerzo, pero no acaba de estar bien explicado del todo su personaje Lluís de Brocà, que primero ignora a la madre de su hijo y a éste, luego les acoge y les adora… Tampoco tienen la misma calidad todos los secundarios, pues realiza una labor encomiable Luisa Gavasa, que aprovecha su origen aragonés, pero en cambio el gracejo natural de Fernando Esteso juega esta vez en su contra, pues rompe la tensión dramática, y no se entiende muy bien por qué se recluta a Juan Diego para un personaje que sólo aparece brevemente en dos secuencias. En suma, la irregularidad marca el conjunto, pues por un lado el responsable de Tras el cristal vuelve a mostrarse como un gran creador de atmósferas, con un personalísimo sello personal. Por otro, no logra remontar un guión al que le falta una reescritura para remendar agujeros, o evitar pasajes que no acaban de funcionar, como las metáforas equinas para explicar la pasión naciente del teniente hacia la señora, muy poco sutiles (“echa de menos al señor, porque era el único que le montaba”). Y por supuesto, la masturbación de éste, que ya no puede más, por si alguien no lo había cogido. No es el único detalle truculento, pues resulta llamativa el empeño del director en desnudar a sus personajes, venga a cuento o no.

5/10
La puerta abierta

2016 | La puerta abierta

La vida de Rosa, prostituta, es muy triste. Vive con su madre, antigua prostituta también que ahora está impedida en una silla de ruedas. Su piso está en una corrala donde residen otras mujeres de la noche –la rusa Masha, la cubana Teresa, el travesti Lupita– y su existencia monótona no tiene aliciente alguno, de modo que Rosa está seriamente amargada. La rutina diaria cambiará cuando una de las vecinas muere de sobredosis y su hija de 7 años se esconde en el piso de Rosa. Debut en el largometraje de Marina Seresesky, directora del corto La boda y actriz ocasional. No ha elegido Seresesky una historia fácil para su debut, donde también ejerce de guionista, pero contra pronóstico logra salir más o menos airosa. Impregnar de sutil esperanza un relato tan gris sin que se le vaya de las manos es el mayor logro de La puerta abierta, en donde se retrata el durísimo destino de muchas mujeres que ejercen la prostitución y han perdido cualquier alegría de vivir. La directora logra en ese panorama incluso arrancar risas al respetable gracias a Antonia, la madre de Rosa, un personaje muy cañí hecho a la medida de una inspirada Terele Pávez, que logra dotar al film de una atmósfera singular, en un difícil equilibrio entre el patetismo y la comedia. Se agradece además el tratamiento del relato que elige Seresesky, alejado por completo del morbo visual o del lenguaje excesivamente soez que hubiera sido fácil adoptar. Pero, pese a su optimismo de fondo, estamos ante una historia tristona y de desarrollo un tanto deprimente, por lo que no gustará a todos los paladares. El trabajo técnico es correcto, y funciona la puesta en escena fea y teatral, con contadas localizaciones, y la ambientación cochambrosa al estilo de las vidas que se retratan. A este respecto, destacan sin duda las interpretaciones. Además de la ya citada Pávez, Carmen Machi está sólida y convincente en la piel de la protagonista, mientras que Asier Etxeandia hace un trabajo muy meritorio como el travesti Lupita.

5/10
Las aventuras de Moriana

2015 | La aventuras de Moriana

Magdalena es desahuciada con sus tres hijos. Les lanza un mensaje: siempre mirar hacia delante ante la adversidad. Decide montar un restaurante trayendo a suegros, madre y hermanos para que formen parte del proyecto. No funciona. Una vuelta más de tuerca, Magda tiene otra idea: hacer una película.

Teresa

2015 | Teresa

Una joven llamada Teresa está pasando por malos momentos en su vida, pues ha perdido a su madre hace poco y sufre ataques de ansiedad. Además es objeto de "bullying" por parte de algunos alumnos de su colegio, aunque el trato con sus profesoras es estupendo. Una tarde después de clase es acosada por tres alumnos que la encierran en un desván. Allí, sola y sin cobertura en el móvil, se decide a leer el "Libro de la vida" de Santa Teresa de Jesús, que le dejado una de las profesoras. El madrileño Jorge Dorado, director de Mindscape y de algunos episodios de El ministerio del tiempo se pone detrás de las cámaras para entregar este telefilm, una peculiar visión de una etapa de la vida de Santa Teresa de Jesús a través de la mirada de una jovencita actual, con algunos momentos emotivos y un retrato muy cercano, natural y atractivo de la santa protagonista. Producido con ocasión del 5º centenario del nacimiento de Santa Teresa, la historia se centra en las vicisitudes que vivió la santa con respecto a las acusaciones por parte de la Inquisición y la trama llega hasta la fundación de su primer convento de Carmelitas Descalzas, San José. Aunque la visión general es bastante complaciente respecto a los tópicos oscurantistas medievales, lo que resta hondura a la historia, de fondo el guión ofrece ideas contundentes, pues incide sobre todo en el carácter "indomable" de Santa Teresa, que le llevó a superar las dificultades que surgían debido a su sexo. Hay una cierta reivindicación, por tanto, de la figura de la santa de Ávila como una de las primeras feministas de la historia, en una época en que el mundo estaba dominado por hombres y las mujeres tenían escasa voz para tomar decisiones. Teresa cuenta con algunos rostros conocidos y un esforzado trabajo actoral, muy especialmente de una fantástica Marian Álvarez (La herida) en el papel de la santa.

5/10
Mi gran noche

2015 | Mi gran noche

El cine de de Álex de la Iglesia podría describirse como una larga broma gamberra que no cesa, al menos en lo que se refiere a sus películas más claramente adscritas al género de la comedia. Y en este terreno alcanzó su cota más alta hace ya veinte años, con El día de la bestia. Luego ha entregado títulos con destellos, buenas ideas no perfectamente resueltas. Mi gran noche hace pensar en Muertos de risa, aquella película sobre dos cómicos televisivos que se llevan fatal. Aquí tenemos un programa para la pequeña pantalla, un canal está grabando en octubre su programa especial de fin de año, para el que cuenta con un divo de la vieja escuela, Alphonso –el cantante Raphael que ha aceptado el envite de De la Iglesia de ofrecer una versión pasada de rosca de sí mismo–, y con una estrella juvenil emergente, Adanne. Además seguimos las andanzas de múltiples personajes, algunos ligados a los dos citados por cuestiones de paternidad, otros son los figurantes del programa, en especial el parado José, que ha encandilado a una joven guapísima por misteriosas razones, y que está pendiente de su algo extravagante madre. En las proximidades del programa, en clave de crisis, protestan trabajadores despedidos, mientras el sinvergüenza productor televisivo piensa sólo en llenar su bolsillo. El director da muestras de una gran pericia técnica en su manejo de un reparto coral y en el endiablado ritmo de la narración, aunque de vez en cuando uno tiene la sensación de estar en medio de un confuso barullo. En cualquier caso los chistes orquestados con su coguionista habitual Jorge Guerricaechevarría no son la repanocha en lo que a gracia se refiere, quizá por su diverso tono, algunos de física brutalidad, otros de tipo sexual, o de guerra de sexos. Hay muchas referencias cinematográficas, la más clara es la espuma de jabón que remite a El guateque de Peter Sellers, una cinta bastante más lograda, o las menciones no nuevas a La guerra de las galaxias y a Darth Vader. Sólo ver a Mario Casas con su pelucón, a Raphael estando, o Terele Pávez con su cruz de Caravaca produce hilaridad, pero esto no basta para armar una buena película.

4/10
Las brujas de Zugarramurdi

2013 | Las brujas de Zugarramurdi

La madrileña Puerta del Sol. Un grupo de hombres desesperados ejecuta un audaz robo en una tienda de “Compro Oro”, entre los que se cuenta un niño, hijo de uno de ellos. Con su botín de 25.000 anillos de oro allí empeñados emprenden la fuga en un taxi rumbo a Francia. Les pisan los talones una pareja de policías y la madre del chico, divorciada. La casualidad quiere que hagan parada nocturna en Zugarramurdi, tierra de brujas y aquelarres, donde mujeres de tres generaciones de magia y hechizos les consideran clave, sobre todo al chaval, para sus siniestros planes. Desmadrada cinta de Álex de la Iglesia, ambiciosa de producción, que tiene un magnífico arranque, el atraco está muy bien contado e impacta. Pero tras los fuegos de artificio –abundantísimos en las escenas de aquelarre y con las brujas dando brincos y andando por el techo– y algún chiste ocurrente, queda la sensación de broma estirada como un chicle que no da más de sí, de gamberrada bestia y hueca, aun en su pretendida crítica social de los matrimonios rotos, algo que por otra parte caracteriza a la mayor parte de la filmografía del cineasta, desde su debut con Acción mutante. El problema es que salvo en El día de la bestia, y en menor medida en La comunidad, las cosas se le suelen ir de las manos en lo relativo a coherencia y equilibrio, como es el caso de Las brujas de Zugarramurdi. Fácilmente se le puede así afear su mirada superficial a las mujeres, o el recurso a un niño para las gracietas, como ya hiciera con 800 balas. La película está rodada con profesionalidad, sí. El envoltorio es perfecto, sí. Los actores cumplen con sus papeles, incluida la todoterreno Carmen Maura. Pero estas muestras de oficio no bastan para hacer de Las brujas de Zugarramurdi una sólida película.

4/10
Balada triste de trompeta

2010 | Balada triste de trompeta

Tras cambiar completamente de aires con Los crímenes de Oxford, rodada en inglés, Álex de la Iglesia vuelve a filmar en su lengua materna, en una cinta más en su estilo habitual, marcado por el humor negro. La principal novedad es que De La Iglesia firma el guión en solitario, pues hasta ahora coescribía junto con Jorge Guerricaechevarría, que por su parte se fue a escribir Celda 211. El título hace referencia a la celebérrima canción de Raphael, aludida en la cinta. Javier vio morir cuando era pequeño a su padre, payaso de un circo que combatió del lado republicano en la Guerra Civil y posteriormente fue condenado a trabajos forzados en las obras del Valle de los Caidos. En los 70, Javier seguirá la estela de su padre, pues busca trabajo como payaso en un circo en el que formará pareja profesional con Sergio, capaz de arrancar muchas risas a los niños, pero de muy mal carácter cuando se quita la pintura, sobre todo cuando bebe. Quien paga los platos rotos es sobre todo Natalia, su novia, una bella trapecista. El recién llegado Javier se enamora hasta la médula de Natalia, a la que tiene que ver a espaldas de Sergio, que puede reaccionar de forma muy violenta si se entera... El film ha recibido dos premios de primera categoría en el Festival de Venecia, mejor director y guión, decisión que fue criticada pues se acusó al presidente del Jurado, Quentin Tarantino, de haber dado los premios a De la Iglesia por puro amiguismo. El relativo a la realización podría estar justificado, pues el cineasta se luce en la planificación de sus secuencias y rueda con un ritmo dinámico. Pero no se entiende de ninguna forma que se haya premiado el guión. En primer lugar, resulta repetitivo, pues De la Iglesia narró una historia muy parecida en Muertos de risa, donde dos cómicos mantenían una rivalidad a lo largo de los años –aunque el desencadenante no era una mujer–. Pero es que además se trata de un film vacío, con personajes extremos, pero poco creíbles, que acaba limitándose a narrar la persecución entre los dos protagonistas, enmarcada en la historia de España, y poco más. Los actores principales, Antonio de la Torre y Carlos Areces (conocido por el programa televisivo Muchachada Nui), se esfuerzan por componer unos personajes muy cambiantes, pero no consiguen que se empatice con ellos. Quizás se lucen más los numerosos secundarios, muchos de ellos habituales del cine de De la Iglesia: Terele Pávez, Santiago Segura, Sancho Gracia, Enrique Villén o Luis Varela.

4/10
Café solo o con ellas

2007 | Café solo o con ellas

Desde luego el cine español va mal, muy mal. Y todavía va a ir mucho peor si el dinero público sigue financiando productos como éste, absolutamente patéticos. Es deprimente comprobar de qué manera se tira el dinero. El debutante Álvaro Díaz Lorenzo no ha podido empezar con peor pie su andadura detrás de la cámara, y encima hasta él mismo ha escrito el guión: las aventurillas de un grupo de cuatro amigotes de veintitantos y sus relaciones con las mujeres, en clave de comedia casposa, muy verde y muy marrón. La acumulación de gags guarros, de sexo, de lenguaje barriobajero, de chistes soeces, y un largo etcétera, es impresionante. En fin, que la visión de la juventud que ofrece Díaz Lorenzo es muy limitadita, al estilo American Pie pero incluso más cutre. Escondida entre tanta porquería, hay sorprendentemente algún instante divertido y ciertos miembros del reparto –Diego París, Alejo Sauras– no lo hacen mal, pero, realmente, ¿a quién le importa?

1/10
Los Totenwackers

2007 | Los Totenwackers

Esforzado intento de rodar en España un film de aventuras infantiles al estilo de Harry Potter o Los Goonies. Aunque al parecer ha sufrido muchísimos cambios, el film parte de un guión anteriormente titulado Santa Ana 17, de David Muñoz y Antonio Trashorras, responsables de El espinazo del diablo. Como aquella, también se trata de una historia de niños y fantasmas. Concretamente está protagonizada por Sara, una pequeña asmática que se muda con sus padres a un edificio antiguo de Barcelona. Pronto, Sara descubre que en el lugar ocurren sucesos paranormales, pues la televisión se enciende sin explicación y las sillas se mueven solas. Resulta que la niña tiene la capacidad de ver gente muerta, concretamente a un fantasma que deambula por el edificio. Con ayuda de su amigo Mahdi, y de John, un pequeño investigador de sucesos paranormales, Sara investiga al espectro, que resulta ser un antiguo inquilino fallecido de muerte violenta, y a la misteriosa casera, que parece una bruja de cuento. Destaca la presencia de actores veteranos, como Celso Bugallo, Terele Pávez y Geraldine Chaplin, que ha rodado esta historia de fantasmas casi a la vez que El orfanato. Aunque todos ellos se esfuerzan, no parecen creer mucho en el proyecto, y además les secundan actores televisivos muy poco creíbles, como Mar Regueras, o Josep Julien. Los niños no acaban de resultar naturales, sobre todo porque sueltan unas parrafadas que no parecen espontáneas. En su segundo trabajo, el cineasta vasco Ibón Cormenzana (Jaizkibel) no transmite pasión por el proyecto, pues se diría que lo ha rodado por compromiso. Todo esto da al traste con las buenas intenciones, y con el hecho de que cuenta con imaginativos técnicos de efectos especiales.

4/10
La habitación del niño

2006 | La habitación del niño

Sonia y Juan se mudan a un antiguo edificio totalmente remodelado con su hijo recién nacido. La primera noche, antes de acostarse, Sonia comprueba el funcionamiento del aparato de última tecnología que ha instalado en el cuarto de su bebé, que permite escuchar y ver al retoño. Va a descubrir que no están solos en la casa, sino que una extraña presencia se encuentra junto a la cama del niño. Álex de la Iglesia inaugura la serie de producciones televisivas Películas para no dormir, donde también han participado directores como Chicho Ibáñez Serrador y Jaume Balagueró. Hasta ahora, De la Iglesia había parodiado el género en El día de la bestia, pero es su primer film serio de terror, con mansión siniestra y niños diabólicos. Como es habitual, De la Iglesia ha escrito él mismo el guión con Jorge Guerricaechevarría, su colaborador habitual.

5/10
Mala uva

2005 | Mala uva

Simpática comedia con argumento de thriller que reúne a un buen elenco de actores y actrices españoles. El protagonista, Sancho Gracia, firmó también por primera vez como guionista. Dentro de que es una película menor, está bien contada y reúne un puñado de gags bastante efectivos. César vive de sus viñedos, peero últimamente las cosas le han ido mal y necesita dinero desesperadamente. Justo en esa tesitura recibe la llamada de una antigua socia, que le propone un negocio: matar al testigo de un juicio. Y es que tiempo atrás César se ganaba la vida como asesino a sueldo. Así las cosas se trasladará a Barcelona y pergeñará su plan. Pero una serie de personajes se lo pondrán difícil.

4/10
Nudos

2003 | Nudos

Nudos, un anciano marinero, acaba de morir. Pero su espíritu sigue revoloteando, para ser testigo de los preparativos que hizo para que su esposa Lola, una pescadera, pudiera seguir adelante cuando él faltara. El problema es que la compañía con la que contrató un seguro de vida investiga su muerte antes de soltar la pasta. Primer largo de Lluís Maria Güell, este modesto film despierta simpatía.

4/10
800 balas

2002 | 800 balas

Homenaje sentido, en forma de comedia, a los especialistas que rodaban westerns de serie B en los parajes soleados y desérticos de Almería, "el pequeño Hollywood". La excusa argumental la da Carlos, un crío de 11 años que vive con su madre, una yuppie que apenas le hace caso. Intrigado por la existencia de Julián, un padre al que nunca ha visto, en vez de ir a esquiar con los chicos del cole decide –sin que lo sepa su madre– descubrir la vida que lleva su progenitor en el "far west" almeriense. Allí es introducido en un peculiar estilo de vida donde todo es una juerga continua, alcohol y mujeres incluidos. Álex de la Iglesia no alcanza el nivel de El día de la bestia y La comunidad, pero el chico se esfuerza, sobre todo en las escenas de acción, muy bien rodadas. Y regala un agradecido papel a Sancho Gracia, que cabalga de nuevo tras su célebre serie del bandolero Curro Jiménez.

2/10
La comunidad

2000 | La comunidad

Buena pregunta: ¿para qué? ¿Para ayudarse y hacerse amistades? Según esta delirante comedia negra de Álex de la Iglesia la respuesta es ‘no’. Los vecinos pueden ser terribles, y más si anda de por medio una fortuna en billetes, escondida bajo el suelo del piso de uno de los inquilinos. Por una serie de circunstancias, el inquilino en cuestión fallece. Y Julia, que vende pisos por cuenta de una inmobiliaria, descubre el botín. Su intención es quedárselo, pero todo el vecindario se pondrá en pie de guerra para impedirlo. De la Iglesia recupera un pulso que parecía algo mortecino desde que dirigiera El día de la bestia. Esta película deudora de El quimérico inquilino de Roman Polanski resulta bastante divertida, con personajes desternillantes como esa especie de retrasado mental que se viste de Darth Vader. La escena de la fiesta de bienvenida a Julia, que le organizan los vecinos, tiene un rato de gracia. El director asegura que la peli tiene “suspense, terror y acción. Lo que pasa es que no puedo evitar sentir una atracción irresistible por la comedia. Creo que la risa le da profundidad al drama.” La peli se llevó 3 Goya, y Carmen Maura fue premiada como mejor actriz en San Sebastián.

5/10
99.9

1997 | 99.9

Lara trabaja en un programa de radio sobre fenómenos paranormales. Su dial radiofónico es el 99.9, pero no tiene demasiada audiencia. Cuando el padre de su hijo fallece, Lara marchará a un pequeño pueblo de la montaña, Jimena de la Sierra, en donde murió el hombre. Allí todo será muy inquietante. El director Agustí Villaronga (Pan Negro) ofrece un film muy de su estilo, de atmósfera oscura, tenebrosa, y desarrollo triste, agobiante, que llega a hacerse largo y pesado. Cuenta al menos con un reparto adecuado para tal estilo, con el protagonismo de María Barranco (Mujeres al borde de un ataque de nervios).

4/10
La Celestina

1996 | La Celestina

Gerardo Vera adapta el clásico castellano de Fernando de Rojas. El film describe los amores de Calisto y Melibea, y cómo se valen de los servicios de una vieja alcahueta. La pareja de amantes guapines, Juan Diego Botto y Penélope Cruz, no salvan la película.

3/10
El día de la bestia

1995 | El día de la bestia

Angel Berriatúa (Álex Angulo) es un sacerdote que ha pasado los últimos veinticinco años de su vida estudiando y descifrando el significado del Apocalipsis. Su conclusión es que el Anticristo nacerá en Madrid el día de Navidad de 1995, antes del amanecer. Su único pensamiento es evitar la llegada del Maligno a toda costa, y en su locura emprende una disparatada carrera delictiva, en la que conoce a un heavy de Carabanchel, interpretado por Santiago Segura, que le ayudará en su desesperada misión. Se trata de una de las películas que revolucionó el cine español a mediados de los 90. Una mezcla de comedia y película de terror, que combina el costumbrismo español con el género fantástico. La dirección de Álex de la Iglesia le da un ritmo vertiginoso e intenso. La estética que plantea es muy atractiva y envolvente, convirtiendo Madrid en una verdadera ciudad rodeada de misterio y malévola oscuridad. Tiene momentos hilarantes, en los que sobresale Santiago Segura, y otros dignos de una gran película de suspense. Una película importante en el llamado Nuevo Cine Español de los 90.

6/10
El laberinto griego

1993 | El laberinto griego

El detective Juan Bardón, que atraviesa serios problemas familiares, recibe la visita de una bella mujer francesa, y un hombre, que requieren sus servicios. Ambos necesitan que Bardón encuentre a un joven griego, que fue amante de la mujer, y que anda perdido por las calles de Barcelona. Premiosa, críptica y confusa cinta, basada en la novela homónima de Manuel Vázquez Montalbán. Aunque el libro está protagonizado por su personaje más carismático, Pepe Carvalho, en la película le han cambiado el nombre por razones incomprensibles. Aunque gira en torno a la irracionalidad del amor, el director Rafael Alcázar (Corsarios del chip) no logra atrapar al espectador.

3/10
Cuentos de Borges: La otra historia de Rosendo Juárez

1993 | Cuentos de Borges: La otra historia de Rosendo Juárez

Adaptación en forma de capítulo televisivo de una hora de duración de un relato del argentino Jorge Luis Borges. Trata de un pistolero a sueldo que empieza a trabajar en una hacienda para un cacique. Reparto español de altura, encabezado por Antonio Banderas.

4/10
El Quijote

1991 | El Quijote | Serie TV

Alonso Quijano, un hidalgo manchego de unos 50 años y de mediana posición económica, queda hasta tal punto trastornado por la lectura de los libros de caballería que decide salir a buscar aventuras acompañado de su fiel escudero Sancho Panza. La peculiar locura de Don Quijote, la fascinación que despierta en Sancho su señor y la bondad de ambos personajes contrastan con la brutalidad, las burlas y el escarnio de que son objeto por parte de aquellos a quienes tratan de ayudar.

7/10
El Lute II: mañana seré libre

1988 | El Lute II: mañana seré libre

Segunda entrega de las andanzas de "El Lute", a partir de un guión de él mismo, Joaquim Jordà y Vicente Aranda, el film sigue el formato de las películas de fugitivos de la cárcel, después de que el protagonista logre escaparse una segunda vez. La Chelo ha abandonado a sus dos hijos, que viven con los abuelos, y "El Lute" se los arrebata; al tiempo se le unen dos hermanos, después de haber sufrido el acoso de la guardia civil por ser parientes de un delincuente. Tratarán de llevar una vida normal, de payos, pero sin descartar los robos. Aranda logra imprimir un ritmo razonable a la película, demuestra ser un cineasta competente, aunque no sabe dejar aparcadas las "obsexiones" que caracterizan la mayor parte de su cine, más rebajadas. Quizá no resultan muy verosímiles pasajes como el del coche de "El Lute" tiroteado por un numeroso grupo, o momentos como la boda gitana, que ralentizan la narración; y hay, además, un exceso de histerismo en algunas interpretaciones; pero en general el cineasta crea buen suspense, y pinta bien la inquietud de las autoridades por el revuelo que crean los actos del protagonista entre la opinión pública.

4/10
El aire de un crimen

1988 | El aire de un crimen

El cadáver de un hombre aparece en la plaza de Bocentellas en el territorio de Región. Para investigar el asunto los vecinos pedirán ayuda al capitán Medina, oficial al mando de un puesto militar de la zona. Adaptación de una novela de Juan Benet ambientada en Región, un emplazamiento geográfico imaginario creado por el escritor catalán. Fue la última película de ficción rodada por Antonio Isasi-Isasmendi (Vamos a contar mentiras), diez años después de filmar su anterior película. Se trata de un sólido drama criminal, de lograda atmósfera rural, que reúne a un reparto impresionante de actores españoles.

5/10
Delirios de amor

1986 | Delirios de amor

Película compuesta por varios segmentos que narran diferentes historias de amor. En la primera, una ex estrella de la televisión se enamora de una actriz venida a menos. La relación entre ambos se deteriora con el tiempo. En el segundo segmento, un joven matrimonio se queda estupefacto ante una noticia del periódico. El último relato gira en torno a un anticuario que celebra una fiesta en su casa. Acude una bella e inquietante joven por la que se siente atraído. Como suele suceder en este tipo de películas por episodios, el resultado es irregular. Pero cuenta con un sólido reparto.

4/10
El hermano bastardo de Dios

1986 | El hermano bastardo de Dios

Pepe Luis recuerda su infancia en Cuenca, durante la Guerra Civil y posteriormente en la época franquista. Los días del chaval, que vive con su tío y sus abuelos, transcurren como los de cualquier niño normal de la época, jugando y peleándose con otros chicos, deseando el primer amor de una chica, echándole una mano al cura, etc. Mirada tierna a la Guerra Civil desde el punto de vista infantil a cargo de Benito Rabal, que aquí dirige a su padre Francisco Rabal. La ambientación está cuidada, y hay un logrado aire poético en el retrato  de la vida cotidiana.

4/10
La huella del crimen: El caso de las envenenadas de Valencia

1985 | La huella del crimen: El caso de las envenenadas de Valencia

Breve film, de aproximadamente una hora de duración, que recrea uno de los casos criminales más famosos de España, el de la última mujer ejecutada por garrote vil. Ella era Pilar Prades, una mujer que trabajaba como asistenta y que envenenó a su señora y perpetró otras tentativas de asesinato. La ejecución fue muy penosa y dio que hablar, ya que el verdugo se negaba a llevarla a cabo por escrúpulos. El caso de las envenenadas de Valencia se incluye dentro de la serie "Las huellas del crimen", ideada por Pedro Costa con la idea de contar fasos crímenes reales acaecidos en España. Este está interpretado con mucho oficio por Terele Pávez.

5/10
Réquiem por un campesino español

1985 | Réquiem por un campesino español

Adaptación de la celebérrima novela de Ramón J. Sender, rodada con corrección y un buen reparto. En ella cobran protagonismo los recuerdos de un sacerdote, Mosén Millán, a punto de celebrar una misa de réquiem por Paco el del Molino. En la espera, se agolpan los sucesos compartidos desde la niñez, y las dudas acerca de si ha sabido estar a la altura de la amistad que los unía. Se da la triste ironía de que van acudiendo a la iglesia los verdugos de Paco, mientras los remordimientos del mosén crecen. Antonio Ferrandis compone bien al clérigo pusilánime -el hombre cuida las formas de la caridad cristiana, pero ante la injusticia calla o habla con la boca pequeña-, mientras que un jovencísimo Antonio Banderas, como campesino de buen corazón, apuntaba ya maneras. Realizado después de la muerte de Franco, se trata de uno de esos filmes que permite ajustar cuentas con el pasado, y en esa línea se cargan las tintas contra el llamado bando nacional, ya sean las brutales centurias de la Falange, o los privilegiados que no quieren perder sus prebendas.

5/10
Los santos inocentes

1984 | Los santos inocentes

En un pueblecito extremeño, durante los años 60. Paco el Bajo, un campesino, intenta salir adelante con su familia, formada por su esposa, Régula, y sus tres hijos Quirce, Nieves y la Niña Chica, retrasada profunda. Además, deben hacerse cargo del hermano de Régula, Azarías, un disminuido psíquico, expulsado del cortijo donde había prestado servicio durante décadas por sus costumbres poco higiénicas. Azarías se encariña con un ave al que llama "milana bonita". La mejor adaptación de una de Miguel Delibes, realmente memorable, un valioso cuadro de las diferencias sociales, donde ciertas clases pudientes miran al resto del mundo por encima del hombro, sin ver personas, solo peones que están a su servicio para hacer lo que les venga en gana. Cuenta con magníficas interpretaciones de todo el elenco, aunque es obligado destacar los trabajos de Francisco Rabal y Alfredo Landa, premiados con todo merecimiento en Cannes. Se le debe reconocer a Camus una extraordinaria capacidad para sacar poesía de las situaciones cotidianas que retrata. El único pero que se le puede poner a Mario Camus es que resultan más creíbles los personajes humildes, los de clase alta son algo estereotipados.

8/10
La barraca

1979 | La barraca | Serie TV

La familia de Batiste llega a ocupar la barraca que el Tío Barret, acuciado por las deudas, ha tenido que abandonar. Pero la gente de la huerta les recibe con manifiesta hostilidad, que llegará incluso a la violencia. El especialista en cine de terror León Klimovsky capta las esencias de la dramática novela de Blasco Ibáñez, en esta serie televisiva de nueve episodios. Gran papel de Victoria Abril.

6/10
Las siete magníficas y audaces mujeres

1979 | Las siete magníficas y audaces mujeres

Un grupo de mujeres lee un anuncio publicitario en donde un multimillonario promete compartir su fortuna con siete mujeres guapas que tienen que tener además ciertas cualidades. Las chicas emprenderán una especie de competición para llegar al lugar de la cita. Comedia picante a la española, con guión bastante aburrido y donde no se disimula la puesta en escena casposa.

3/10
Cañas y barro

1978 | Cañas y barro | Serie TV

Adaptación de la primera novela del ciclo valenciano del célebre autor Vicente Blasco Ibáñez. El especialista en westerns Rafael Romero Marchent cuenta los sufrimientos de una familia que, para salir adelante, se dedica a la pesca y a cultivar la huerta. El director capta los matices psicológicos y las pasiones de los personajes imaginados por el gran novelista. Producida por TVE en 1977, cuenta con lo mejorcito de los actores españoles de la época.

4/10
Tatuaje

1978 | Tatuaje

Debut tras las cámaras del catalán Bigas Luna (Yo soy la Juani), quien adapta una novela de Manuel Vázquez Montalbán (coautor del guión), con el protagonismo de su más importante creación literaria, el detective Pepe Carvalho, aquí interpretado por Carlos Ballesteros. La película sigue las pesquisas del detective privado, a la vez que enseña los ambientes turbios de Barcelona. Todo está imbuido de cutrez, carnalidad burda y puesta en escena realista, sucia y poco atractiva. La trama es muy lineal y no ofrece apenas sorpresas ni interés. El dueño de una peluquería contacta con el detective Pepe Carvalho para que investigue la identidad de un hombre, cuyo cadáver ha aparecido en una playa de Barcelona. La única pista es un tatuaje que llevaba el muerto, donde se leía la frase "He nacido para revolucionar el infierno".

3/10
Carne apaleada

1978 | Carne apaleada

Berta es una inocente ladrona reincidente que acaba siempre entre rejas, y ahí sufrirá la ira de sus compañeras. Dramático film que adapta la novela homónima de Inés Palou. Se trata de un duro testimonio de su experiencia en las cárceles de mujeres durante el Franquismo. El director Javier Aguirre dirige a su futura esposa Esperanza Roy.

4/10
Oro rojo

1978 | Oro rojo

Víctor acaba en una isla, después de ser asaltado y perder su barco. Se ve obligado a sobrevivir como lo hacen el resto de habitantes de la isla: vendiendo sangre. La población de la isla está obligada a vivir así debido a la dictadura de los hermanos Almeida, gobernantes de la isla, que venden la sangre a países desarrollados.

4/10
La espada negra

1976 | La espada negra

Tras la muerte de su hermano de 11 años envenenado, isabel de Castilla toma la determinacion de reinar para limpiar el reino de traidores. Envía a su viejo criado en busca del rey de Aragón, que le prometió casarla con su hijo. El guionista de Locura de amor, Carlos Blanco, está detrás del libreto de este correcto film de Francisco Rovira Beleta, que documenta el romance entre Isabel y Fernando, los reyes católicos. Desentona Juan Ribó, como Fernando de Aragón, pero está rodeado de secundarios de primer orden, como los insuperables José María Rodero y José Bódalo.

5/10
Mal de ojo

1975 | Malocchio

Peter es un rico play-boy que vive la vida sin privarse de un sólo capricho. Acostumbrado a divertirse cada día de su vida, todo cambia cuando una noche comienza a tener pesadillas. Estos sueños transforman su comportamiento volviéndolo violento. Tanto es así, que acaba atribuyéndose una serie de asesinatos que suceden a su alrededor. Sin embargo, no es capaz de asegurar que haya sido él el asesino. Conocido también por el título original de "Eroticofollia", se puede considerar este título como perteneciente al género italiano "giallo" que creara el maestro del terror Dario Argento.

4/10
Cómo matar a papá... sin hacerle daño

1975 | Cómo matar a papá... sin hacerle daño

Don Arturo es un viejo avaro que ama al dinero por encima de todo, incluso de sus hijos. Cuando sufre un infarto, reúne a su familia para decirles que es inmensamente rico, ante el asombro de sus hijos, que las han pasado canutas por falta de dinero. Y, claro, cuando Don Arturo se recupera los hijos planearán hacerse con la pasta. Comedieta de tres al cuarto que cuenta con un buen elenco de actores cómicos españoles, entre ellos Manolo Gómez Bur, en el papel de Don Arturo. Algunos momentos tienen verdadera gracia.

3/10
La revolución matrimonial

1974 | La revolución matrimonial

Curioso film sobre un matrimonio en crisis, que para salvar la relación deciden simular que son amantes. La trama es de Rafael Azcona, y en opinión del director, José Antonio Nieves Conde, “Mi impresión es que Azcona se limitó a reescribir una historia que ya había escrito como Peppermint frappé. Era una historia demasiado forzada, los personajes carecían de profundidad. La rodé muy profesionalmente, incluso creo que es mi película mejor planificada.”

4/10
Matrimonio al desnudo

1974 | Matrimonio al desnudo

Adaptación de una obra teatral de Álvaro de la Iglesia, que con su característico humor disecciona las aristas del matrimonio. La excusa es una cena en que una pareja presume de sus 10 años como casados, pero lo que parece una sólida relación, tiene también sus problemas. En el reparto está Arturo Fernández, uno de los galanes de la época.

3/10
Fortunata y Jacinta (1969)

1969 | Fortunata y Jacinta

Por decisión materna, Juan Santa Cruz, hijo único de una familia acomodada, se casa con su prima Jacinta. Pero mantiene un idilio con Fortunata, que se queda embarazada. Años después, esta última regresa convertida en una mujer elegante, y aunque también ha contraído matrimonio, reanudará su idilio con Juan. Primera adaptación de la célebre novela de Benito Pérez Galdós, que una década después dio lugar a la famosa serie de televisión, en la que María Luisa Ponte repitió como Doña Lupe Rubín. Resume más o menos bien el texto, y cuenta con un reparto excepcional.

5/10
Los escondites

1969 | Los escondites

Curiosa muestra española de cine fantástico, donde el hecho de que un niño bese la tumba de sus padres despierta fuerzas sobrenaturales insospechadas.

3/10
No somos de piedra

1968 | No somos de piedra

Lucas está casado con Enriqueta, pero siempre está pensando en otras mujeres. A pesar de todo, sigue con Enriqueta, que es muy fértil y tiene con ella muchos hijos. Manuel Summers dio un giro hacia un cine más ligero y zafio, con esta comedieta inferior a otros de sus trabajos. Al menos, cuenta con correctos intérpretes.

5/10
La cuarta ventana

1963 | La cuarta ventana

Dora, Luisa y Linda son tres jóvenes modistillas de vida alegre que comparten piso. Serán detenidas junto a otras mujeres en una redada policial en “La Pachanga”, un club de alterne. El comisario ordena su puesta en libertad, pero manteniéndolas vigiladas, pues tenían consigo una supuesta crema rejuvenecedora, pero el tarro contenía en realidad cocaína. Ellas, o una cuarta mujer, podrían estar implicadas en el tráfico de drogas. Cinta coescrita y dirigida por Julio Coll, en la que trabajaron juntas las tres hermanas Penella, Emma Penella, Terele Pávez y Elisa Montés. Arranca vigorosamente, pero luego la intriga sigue cauces más convencionales. En cualquier caso, es un buen botón de muestra sociológica de la época.

5/10
La boda era a las doce

1962 | La boda era a las doce

La dependienta de una casa de moda envía por error un modelo a la casa equivocada. En su intento por recuperarlo, se topa con un joven que se casa ese día a las 12. La lucha de ambos contra el reloj les une más de lo que pensaban. Protagoniza Concha Velasco, en aquella época "Conchita".

5/10
Salto mortal

1961 | Salto mortal

Ante la falta de espectadores, los artistas de un circo deciden buscarse a un tipo ignorante capaz de efectuar un triple salto mortal. Si muere en el intento, esperan tener la suficiente publicidad como para atraer espectadores. Comedia simple sin demasiadas pretensiones que encierra una pequeña moraleja sobre los beneficios de la bondad humana. Aunque resulta difícil creer que los protagonistas sean artistas de circo reales, al menos realizan interpretaciones espontáneas con cierta gracia.

4/10
Tenemos 18 años

1959 | Tenemos 18 años

Dos adolescentes compran un coche amarillo a su primo Mariano, para iniciar un viaje en el que esperan vivir todo tipo de aventuras. Como no encuentran lo que quieren, deciden imaginarse ellas mismas sus supuestas peripecias. Debut en el largometraje de Jesús Franco, que compone una caótica y alocada comedia, con algún momento divertido como la clase de conducción que Antonio Ozores imparte a Terele Pávez.

4/10
Las dos y media... y veneno

1959 | Las dos y media... y veneno

Don Senén administra la herencia de Begoña, su sobrino, pero se lo gasta todo irresponsablemente. En apuros económicos, puesto que la chica recibirá otro milón de pesetas a la muerte del anciano, éste decide fingir su propia muerte. Pero algunos de sus familiares quieren verle muerte y planean envenenarle de verdad. El prolífico Mariano Ozores dirige a sus hermanos, José Luis Ozores y Antonio Ozores, en esta comedia de medio pelo, con algún momento aislado que tiene cierta gracia.

4/10
15 Bajo la lona

1959 | 15 Bajo la lona

Años 50. Varios miembros de las milicias universitarias se encuentran durante tres meses de estío para una formación básica en el campo del ejército del Robledo (en Segovia) cerca de La Granja de San Ildefonso. Después de un examen, se les nombrarán al primer grado de oficial o de suboficial según sus resultados. Para algunos de ellos será un suplicio, a pesar del oficial instructor, un capitán muy comprensivo. Comedia castrense sin demasiado interés, salvo por su retrato costumbrista de la época.

4/10
Novio a la vista

1954 | Novio a la vista

Tercera película de Berlanga como director en solitario, contó con una producción de lujo a cargo de Benito Perojo, y un guión realmente elaborado gracias a la participación de Juan Antonio Bardem, José Luis Colina, Berlanga y el mismísimo Edgar Neville. Por si esto fuese poco, el reparto es de primera categoría con nombres como José María Rodero, Julia Caba Alba y José Luis López Vázquez. Una crítica, bastante amable eso sí, de la clase media española aunque la acción se trasladase hasta 1914. Allí, los padres de Loli quieren que ella les acompañe a sus vacaciones de verano en la playa para que conozca a un muchacho formal e ingeniero con el propósito de emparentarlos. Pero Loli está más interesada en un estudiante llamado Enrique que, para su desgracia, ha suspendido algunas asignaturas y ha de quedarse repasando para septiembre.

6/10

Últimos tráilers y vídeos